Diario de Sesiones 40/2016, de fecha 29/6/2016 - Punto 28

9L/C-0567 Comparecencia del Gobierno -consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre gestión de residuos e infraestructuras de tratamiento.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Seguidamente, según acuerdo de la Junta de Portavoces, veremos de forma acumulada la comparecencia, del Gobierno, a la consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre el Plan de Residuos de Canarias, conjuntamente con la del Gobierno, a la consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, instada por el Grupo Popular, sobre gestión de residuos e infraestructuras de tratamiento.

Tiene la palabra, por un tiempo de cinco minutos, un representante del Grupo Nacionalista, que según observo es la señora diputada doña Socorro Beato Castellano.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta. Señorías, señora consejera, buenas tardes.

La Directiva del 2008, del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre residuos, establece un marco jurídico para el tratamiento de los residuos en la Unión Europea. Su objetivo es proteger el medio ambiente y la salud humana, enfatizando la importancia de utilizar unas técnicas adecuadas de gestión, recuperación y reciclado de residuos, para reducir la presión sobre los recursos naturales y mejorar su uso.

Esta legislación abre el camino hacia un concepto de los residuos no como cargas indeseables sino como recursos valorados hacia una sociedad del reciclado, estableciendo objetivos vinculantes para el reciclaje y la reutilización.

La generación de residuos solía ser un subproducto inevitable de la actividad económica y el crecimiento, pero gracias a las posibilidades que ofrece la tecnología moderna es posible cambiar ese concepto hacia una economía circular que aproveche esos recursos.

Esta directiva obliga a los Estados miembro a establecer planes de gestión de residuos, como instrumento esencial para el desarrollo de las políticas de residuos. Posteriormente, la Ley del 2011, de Residuos y Suelos Contaminados, transpone la directiva, obligando a la elaboración de planes de gestión, tanto al Estado como a las comunidades autónomas, incluso permitiendo a las entidades locales desarrollar programas de gestión de residuos en el ámbito de sus competencias.

Dada la importancia que se atribuye a la prevención de la generación de residuos, la ley incluye otro instrumento específico: los denominados programas de prevención de residuos, que han de establecer las medidas y objetivos encaminados a la prevención.

La Ley de Residuos permite que estos programas de prevención de residuos puedan aprobarse de forma independiente o bien integrarse en los planes y programas sobre gestión de residuos u otros ambientales, siempre que en este último caso las medidas de prevención y su calendario se distingan claramente.

Le hemos solicitado esta comparecencia para que nos explique qué acciones está llevando a cabo el Gobierno encaminadas a la elaboración del Plan de Gestión de Residuos de Canarias y el Programa de Prevención, cómo tiene previsto llevar a cabo su redacción, si va a tramitar ambos instrumentos por separado de forma integral, como permite la ley, y cuáles son los tiempos que baraja su departamento para la aprobación de ambos instrumentos.

La gestión de los residuos en Canarias tiene algunas singularidades derivadas de nuestra condición insular y del turismo como nuestra principal actividad económica. Contamos con una población turística flotante muy importante que también es generadora de residuos. Dar respuesta a las singularidades del archipiélago de acuerdo con la normativa estatal y comunitaria y establecer un reparto de responsabilidades entre las distintas administraciones, la municipal, la insular y la autonómica, y una mayor concienciación ciudadana han de ser objetivos de este futuro plan.

Por otra parte, nos interesa conocer qué acciones está llevando a cabo su departamento para minimizar el impacto del expediente de infracción 2006/2311, abierto por la Comisión Europea, relacionado con los antiguos vertederos de RSU sin restaurar, en su mayoría municipales, unos veinticuatro en Canarias, y sobre el expediente de infracción relativo a los 50 vertederos de residuos inertes dispersos en todo el archipiélago.

En relación con las infraestructuras e instalaciones de tratamiento, objeto también de la comparecencia acumulada, queremos preguntarle qué infraestructuras ha construido el Gobierno de Canarias en los últimos años en todas las islas, cuáles son las previsiones de futuro que maneja su departamento en cuanto a la construcción, mejora y ampliación de las actuales instalaciones insulares de gestión integral de residuos y qué presupuesto tiene previsto invertir en su caso para estas nuevas obras que puedan dar respuesta a una mejor organización de la gestión de los residuos, que procuren minimizar el impacto asociado a los mismos en el territorio.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Jorge Alberto Rodríguez Pérez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta, señorías.

A una semana de cumplirse el primer aniversario de la toma de posesión de este Gobierno, el Grupo Parlamentario Popular ha solicitado la comparecencia de la señora consejera responsable de la materia de la que estamos ahora mismo tratando, la gestión de residuos, para conocer si el Gobierno, señora consejera, tiene previsto y para cuándo traer a esta Cámara la reforma, la actualización, nueva ley, que venga a sustituir o, repito, a actualizar la que actualmente es vigente en Canarias, la Ley 1/1999, de Residuos de Canarias, que, recuerdo, fue elaborada a partir de la ley nacional de residuos de 1998. Ha quedado desfasada por modificación de múltiples directivas en todo este tiempo y, bien sabe, por la transposición que esas directivas a nuestro ordenamiento jurídico español ha tenido la ley o que ha devenido en la Ley 22/2011, de Residuos y Suelos Contaminados.

Como antes ya se ha comentado, la directiva marco de residuos constituye en estos momentos el principal instrumento normativo para cambiar el enfoque, el enfoque de la gestión de los residuos en Europa, al centrar su objetivo en la prevención y el reciclado. Esta directiva refuerza el principio de jerarquía en las opciones de gestión de residuos y, siguiendo esta jerarquía, la prevención es la principal de las opciones, la mejor opción de gestión, seguida y en este orden de la preparación para la reutilización, del reciclado, de otras formas de valorización, incluida la energética, y, por último, de la eliminación -el depósito en vertedero, entre otras-.

En España nos encontramos a la espera de la aprobación de la nueva normativa en materia de residuos y de la próxima aprobación del plan estatal marco de gestión de residuos. No obstante, en la versión inicial que hemos conocido de ese plan, se indican ya las líneas generales que deben cumplir las comunidades autónomas en la elaboración de sus planes de gestión de residuos, que están en la misma línea de lo propuesto por la Comisión Europea.

La Ley de Residuos, repito, es de 1999 y el actual Plan Integral de Residuos de Canarias es de 2001. En fin, ha pasado tiempo; por tanto, mucha legislación europea y estatal ha aparecido en medio de todo este tiempo en el panorama medioambiental que nos obliga a preguntarnos, señora consejera, si en la actualidad y ahora mismo en nuestra comunidad autónoma ejecutamos una correcta o no gestión de los residuos generados.

Han pasado, como digo, más de dieciséis años de la ley y la producción de residuos aumenta constantemente. También, afortunadamente, la actividad económica vinculada a estos, que alcanza cada vez mayor importancia por su repercusión directa en la sostenibilidad del modelo económico.

Por consiguiente, es muy importante, señora consejera, subrayar, a nuestro juicio, la inacción que han tenido los distintos mandatos que del Gobierno de Canarias hemos tenido hasta el día de hoy, en un contexto en el que la producción de residuos se encuentra, repito, en continuo aumento; la actividad económica vinculada a los residuos alcanza cada vez mayor importancia, tanto por su envergadura como por su repercusión directa en la sostenibilidad del modelo económico europeo.

El VI Programa de acción comunitario en materia de medio ambiente exhortaba precisamente a la revisión de la legislación sobre residuos, a la distinción clara entre residuos y no residuos y al desarrollo de medidas relativas a la prevención y gestión de residuos, incluido el establecimiento de objetivos.

Señora consejera, en resumen, sobre la gestión de residuos, al inicio de la legislatura y cuando usted presentaba las líneas de actuación de su departamento, dijo literalmente: "En esta materia se hace imprescindible desarrollar un sistema de gestión integral de residuos para eliminar la posible incidencia sobre los ecosistemas de las islas"; y decía, o seguía diciendo: "debemos reducir la generación de residuos, fomentar la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización de estos materiales con el fin de reducir el vertido final de los mismos. Para cumplir este objetivo contamos con el Plan canario de Prevención de Residuos, con la recuperación ambiental de los vertederos ilegales existentes".

Bueno, con esta comparecencia, señora consejera, lo que nos interesa es que nos informe sobre la situación actual y los planes de futuro en la recogida, el tratamiento y la gestión en materia de residuos y si se cumplen los objetivos mínimos de reutilización y reciclado estipulados, estimados, en las directivas europeas y también cuáles son las infraestructuras de tratamiento con las que contamos.

Nada más, señora presidenta.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra la señora consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, la señora Barreto Hernández.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Señora presidenta. Señoras y señores.

Bueno, voy a dedicar la primera parte de la comparecencia al plan y la segunda parte a, de estos primeros seis minutos entiendo... 12, 12 minutos, al tema de residuos. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, quien pasa a ocupar la Presidencia).

Como bien decían, en Canarias contamos ahora mismo con un plan de residuos que se elabora en los años 94 y 95 y que finalmente se aprueba en el año 1997, entrando en vigor en el 98. Que posteriormente la Ley de Residuos viene a incardinar el plan dentro de los instrumentos que tienen que utilizarse para el desarrollo de la estrategia de residuos en Canarias; y esa misma ley además, ya en su artículo 10.1, obliga a todos los cabildos insulares a aprobar sus correspondientes planes directores, posteriormente planes territoriales de residuos. Planes territoriales que a lo largo de este periodo difícilmente se han podido probar y que los cabildos han tenido dificultad para sacarlos adelante.

Teniendo en cuenta que esos planes son los que establecen las medidas previstas para atender las necesidades de gestión de residuos en su ámbito insular, los lugares apropiados para establecer las infraestructuras de gestión y el sistema de financiación de gestión, es fundamental que puedan sacarse adelante.

A través del programa operativo integrado, que se adopta de acuerdo con el marco comunitario de apoyo europeo que se aprueba en el 2011, se establece como objetivo principal la adecuación de toda la gestión de residuos en Canarias a la normativa europea. Para lograr este objetivo, el plan se estructura a través de una serie de actuaciones cuya actuación principal podemos decir que fue la implantación de instalaciones públicas de gestión de residuos en cada una de las islas, incluida La Graciosa, allí donde no existían, y donde existían, incluso, dotándolas de equipamientos e infraestructuras suficientes para que la adecuación de la gestión de los residuos cumpliera con los objetivos y la normativa europea. Una vez que esas instalaciones, que corrían a cargo, la construcción corría a cargo del Gobierno de Canarias... pasaban a ser gestionadas por los cabildos. Por lo tanto, hoy todas esas infraestructuras, que son puntos limpios, plantas de transformación o complejos ambientales, son gestionadas por los cabildos insulares.

Asimismo, junto a ese paquete de infraestructuras que se iban creando como instalaciones públicas, también el plan establecía un plan de inversión que posibilitaba en ese momento dotar a Canarias de todas esas instalaciones. Plan que además se financia con fondos europeos.

Por lo tanto, el escenario actual es que, si bien es cierto que en el año 2006 se hace un intento por elaborar un nuevo plan de residuos, al final no se puede aprobar, entre otras razones porque no están los planes territoriales de residuos aprobados en las islas, pero sí que ese plan, ese borrador de plan del año 2006, que no entró, no llegó a aprobarse ni a entrar en vigor, sirve de base para seguir actualizando aquellas instalaciones públicas en materia de residuos que había que hacer en cada isla, para seguir mejorándolas y también para hacer un seguimiento de las mismas y establecer parámetros de financiación respecto de las actuaciones que había que desarrollar.

Posteriormente, la Ley de Residuos y Suelos Contaminados del año 2011 viene a establecer la necesidad de que se elaboren planes propios, autonómicos, de gestión y prevención de residuos. A partir de esa fecha, esos planes autonómicos debían elaborarse y aprobarse en cada comunidad autónoma y revisarse cada seis años. Eso permitió que en su momento, en el caso de Canarias, se aprobase, se integrase el plan de gestión dentro del plan estatal. Y los planes de prevención debían estar aprobados antes del 12 de diciembre de 2013 y su falta se subsanó integrándolo, como decía, en el plan estatal. Sin embargo, en cuanto al plan en sí de gestión de residuos no está elaborado. Es ahora cuando hemos abordado la elaboración del plan de residuos, el nuevo, si bien es cierto que hasta ahora se ha actuado con el que está en vigor y con el borrador del año 2006 para las distintas actuaciones durante estos años que se han ido realizando y sobre todo para establecer dónde el Gobierno ponía financiación para mejorar.

Es cierto que en estos momentos estamos abordando el nuevo plan de gestión de residuos de Canarias, que ya está firmada la contratación de su redacción y que a lo largo de estos meses abriremos, pues, el debate para empezar a integrar todas las propuestas y las necesidades, ya no solo de instalaciones, que hasta ahora, prácticamente lo que habrá que hacer es mejorar algunas de las que están pero están hechas, como decía, incluso La Graciosa cuenta con las suyas, sino también de la financiación y sobre todo el debate de los residuos en Canarias.

Como decía al principio, a través de todas esas instalaciones -puntos limpios, plantas de transformación y complejos ambientales-, y gestionadas por los cabildos insulares, es como se puede conseguir una correcta gestión de esos residuos. Y desde el Gobierno seguimos construyendo infraestructuras de ese tipo, si bien es cierto que a menor escala, puesto que la mayoría de las instalaciones ya están elaboradas, están creadas, y allí donde no se construye tenemos, este año contamos con una partida de 1 200 000 euros para colaborar con aquellas islas que, por la menor escala de la economía, tienen más difícil sacar rentabilidad en el tema de los residuos. En este caso, colaboramos con los complejos ambientales de El Hierro, La Gomera y La Palma para la mejora de los mismos.

Podemos decir, por tanto, que en general, en cuanto al tema del reciclaje, que yo creo que es el debate que en Canarias tendremos que abrir, abrir ahora a partir de que empecemos a trabajar en esas mesas de trabajo para el tema del plan de residuos, es cierto que queda mucho por hacer pero también es cierto que los datos, en cuanto a la recogida selectiva y a lo que se reutiliza de residuos, han ido mejorando año tras años. Queda aún mucho trabajo por hacer, como decía, no solo de concienciación de la población en general sino también, especialmente, de coordinación de todas las administraciones, y cuando digo todas me refiero a ayuntamientos, cabildos y Gobierno en materia de residuos. En estos momentos los datos apuntan a que el año pasado se habían reciclado unas 48 000 toneladas de envases, vidrios y cartones. Este año estamos en torno a las 55 000, unas cinco mil y pico toneladas más que el año pasado, que si bien es cierto no es todo lo que tendría que hacerse, también es verdad que año tras año se va mejorando.

Me gustaría hacer un apunte, respecto de que es cierto también que de todas esas instalaciones que se ponen a disposición para la gestión de los residuos no todas ha sido fácil ponerlas en marcha. En este caso algunas plantas de tratamiento que fueron o se convirtieron en verdaderas plantas industriales, como las de biometanización o las de clasificación y compostaje, fueron demorándose en el tiempo por la complejidad de su explotación y el coste elevado que suponía a los cabildos, lo que generó numerosos problemas ante la Comisión Europea, y con eso parte de los problemas con procedimientos abiertos que tenemos, como decía la señora Beato.

Una vez dotadas todas las islas de sus infraestructuras, la inversión desde 1995 en adelante del Gobierno de Canarias ha sido de más de 160 millones de euros.

Ahora mismo estamos trabajando en la planta de reciclaje, de clasificación y compostaje del complejo ambiental de Zurita, en Fuerteventura. Está ahora mismo en construcción, por un importe de 6 millones de euros. Y además estamos trabajando en evitar las sanciones económicas o minimizar al máximo las mismas en el caso de los vertederos de residuos sólidos urbanos municipales y también de residuos inertes.

Hablábamos, hace pocos meses, a finales de año, cuando planteamos la comparecencia sobre los objetivos de la consejería, de que teníamos 24 vertederos de residuos sólidos urbanos sin restaurar, en un procedimiento abierto en el año 2006; en la actualidad quedan 18. Este año se han abordado, a través del plan de residuos que iniciamos el año pasado para restaurar los 24, hemos podido afrontar la restauración de 6 de ellos. Por ejemplo, ha finalizado hace muy poco la restauración del vertedero de Arure, en La Gomera, tenemos en marcha, con previsión de finalizar este año, la de Butihondo y hemos adjudicado hace escasos días, y empezarán las obras en breve, la de montaña del Tesoro, en El Hierro. Por lo tanto, en estos momentos podemos decir que de los 24 hemos pasado a 18, que seguimos cumpliendo con el plan de sellado de vertederos, que tenemos de plazo hasta el 2018 para sellarlos en su totalidad, y a eso hay que añadir los de los vertederos de residuos inertes, que van por otro procedimiento. La Agencia de Protección del Medio sigue trabajando en realizar las inspecciones y en iniciar los expedientes sancionadores para poder sellarlos.

En el tema de vertederos insulares, teníamos un procedimiento abierto en Europa con el de Juan Grande, el de barranco Seco y también el de Zurita. Se ha cerrado finalmente el de Juan Grande y el de Zurita, nos queda abierto el de barranco Seco, para el que tenemos este año una partida de 150 000 euros para iniciar la adjudicación de la obra y empezar a trabajar en su sellado, y poder cerrar también ese procedimiento ante la Unión Europea.

Este año, en materia de inversión para sellado de vertederos, con los que ya hemos concluido, con los que están en marcha y finalizarán, más el de barranco Seco, tenemos en el presupuesto unas partidas en torno a los 10 millones de euros.

Bueno, me gustaría finalizar con algunos datos que yo creo que nos tienen que animar a seguir trabajando, a seguir trabajando y a seguir debatiendo en materia de residuos en Canarias. La Unión Europea, en un estudio reciente, decía que se generan más de 1,8 millones de toneladas de residuos, de los que menos de un tercio son reciclados. Durante 2015 se recogieron en Canarias -la cifra a la que aludí antes- 53 730 toneladas, que son 5221 toneladas más que en el año 2014. Por lo tanto, los datos son positivos, porque vamos año tras año aumentando esas toneladas de reciclaje, pero es cierto que queda bastante trabajo por hacer al respecto.

Añade la Unión Europea que los gobiernos de cara al 2020, en la estrategia de residuos, tienen que tomar medidas para garantizar que se recicla o se reutiliza el 50 % del papel, plástico y vidrio de los residuos domésticos y el 70 % de los desechos no peligrosos procedentes de la construcción y de las demoliciones. Y en un estudio reciente elaborado por la Comisión Europea se considera que la plena aplicación de la legislación de la Unión Europea en esta materia entrañaría un ahorro para los Estados miembro de 72 millones de euros al año, aumentando el volumen de negocios anual de la Unión Europea en el sector de la gestión de los residuos y del reciclaje en 42 000 millones de euros y crearía más de 400 000 puestos de trabajo para el año 2020. Yo creo que datos como esos nos tienen que animar a todos, a nosotros desde el Gobierno y a ustedes aquí, desde la Cámara, a trabajar de verdad en una propuesta en materia de residuos en Canarias que nos permita reutilizar y reciclar los porcentajes que más podamos cada año, aumentar esos porcentajes año tras año, cumplir con esos objetivos de la estrategia de 2020 y, en definitiva, conseguir hacer entender que en materia de residuos hay también un nicho importante de mercado que se puede explotar y del que, como dicen los datos, pueden vivir en Europa más de 400 000 personas.

Añadir solo que de los Estados miembro europeos que más cumplen los objetivos de residuos desgraciadamente no estamos. Están Austria, Bélgica, Dinamarca, Alemania, los Países Bajos y Suecia, pero esperemos que, con el esfuerzo de todos, podamos ir incluyéndonos en esos objetivos e ir cumpliendo y estar a la cabeza por lo menos, delante de la cabeza, en materia de residuos, en Canarias especialmente y en España.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Turno de los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, señor Ramos Chinea, por tiempo de cuatro minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señora consejera.

Es evidente que en los últimos años hemos avanzado mucho en la gestión de residuos, pero no siempre ha sido así. Hubo un tiempo que era como el que barre el suelo de su casa y mete la basura debajo del sofá o debajo de la alfombra. De ahí, pues, los vertederos ilegales, que normalmente son municipales, e intentando ocultar, ocultar esa basura debajo de estos sofás, pero resulta que Europa sí mira debajo de los sofás y nos hemos encontrado con algunas sorpresas.

La gestión de los residuos es uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Cada vez somos una población mucho más numerosa, con menos espacio, y la eliminación y el tratamiento de los residuos no deja de ser una labor económicamente costosa.

Canarias es un importante destino turístico, obviamente. Dan fe de ello los 13 millones de turistas que recibimos el año pasado. Todo esto, evidentemente, genera una mayor producción de residuos, que, junto con la fragmentación territorial que tenemos, la insularidad y la lejanía, incrementa los costes y hace más compleja la gestión de aquellos residuos que no pueden ser tratados en las islas, como es el caso de El Hierro y La Gomera, cuyos residuos son enviados a la planta de clasificación de Arico, en Tenerife. De ahí que sea tan importante -como usted nos mencionó- esa ayuda desde el Gobierno de Canarias para estas islas que necesitan de más recursos.

Sabemos que el tratamiento de los residuos es competencia de los cabildos insulares, junto con la planificación y mantenimiento de los complejos ambientales, y la recogida es de ámbito municipal. También cabe recalcar que muchas veces estos municipios se encuentran con muchos inconvenientes, normalmente porque carecen del presupuesto necesario. Un ejemplo claro lo tenemos, pues, en los anteriores presupuestos, donde solicitábamos un camión de basura para el pueblo de Agulo, en la isla de La Gomera.

El Gobierno de Canarias colabora puntualmente, pero independientemente de esto nuestro archipiélago debe contar con un plan de residuos, ya que solo contamos con el amparo legal autonómico del Decreto 161/2001, del Plan Integral de Residuos de Canarias. Usted ya ha manifestado en otras ocasiones la necesidad de que Canarias cuente con un plan de residuos conjunto y no individualmente, como hasta ahora, y eso lo vemos nosotros muy positivo para las islas no capitalinas.

Queda mucho trabajo por realizar en cuestión de residuos pero vemos interés por su parte en ir resolviendo los diferentes frentes. En el mes de mayo usted comunicó que iban a destinar 11 millones de euros para construir, mejorar y ampliar las instalaciones insulares de gestión integral de residuos, que en este año 2016 va a contratar, por un coste de 100 000 euros, la redacción del nuevo plan de gestión y prevención de residuos regionales.

Nosotros echamos en falta más implicación por parte de las instituciones en materia de reciclaje y cuidado por el medio ambiente, mayor conciencia social. Vemos muy positivo el plan para la clausura, sellado y restauración de los vertederos ilegales. Simplemente le pedimos que lo agilice todo lo posible para evitar las sanciones desde Europa. Y desde la Agrupación Socialista Gomera consideramos que debe impulsar la redacción de ese plan de residuos en el mejor tiempo posible y que haya una mayor colaboración en la concesión de recursos económicos para la solución del problema de los residuos en cada isla, con el objeto de minimizar los costes y maximizar la eficiencia en cuanto a procedimiento y transporte. En ese camino encontrará siempre el apoyo de la Agrupación...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señora consejera.

Nosotros somos conscientes, desde Nueva Canarias, de las particularidades que presenta Canarias en la gestión o en materia de gestión de residuos: la menor presencia de instalaciones de tratamiento y de disposición final, la importancia del sector turístico y las dificultades para conseguir economía de escala. Pero la realidad es que a día de hoy los niveles de recogida selectiva en Canarias respecto del territorio peninsular siguen siendo especialmente bajos y que, aunque es cierto que hay algunas islas que cuentan con plantas de selección de la fracción restos, plantas que permiten separar y estabilizar la fracción orgánica de los residuos mezclados, en la mayoría de las islas no se lleva a cabo este proceso, por lo que gran parte de esos residuos biológicos generados se destinan a vertederos, y nosotros entendemos, señora consejera, que no se pueden seguir enterrando.

Que además existe el Plan Integral de Residuos de Canarias, el plan para 2000-2006, que lleva diez años vencido, y que no existe o por lo menos yo desconozco el grado de cumplimiento del mismo, es decir, el grado de cumplimiento de los indicadores de medidas y de eficacia que venían establecidos en este plan. Cumplimiento de objetivos que tenían que estar en el 2006, con lo que yo entiendo que a fecha del 2016, o sea, diez años más tarde, tienen que estar no solo cumplidos sino ampliamente superados. En este contexto, en el plan del 2006 el Gobierno se comprometió a recuperar 115 000 m2 de suelos contaminados, pasando de un 5 % a un 30 % de suelos recuperados. Asimismo, se fijó como objetivo pasar de 3 a 13 actuaciones de recuperación y regeneración y 8 actuaciones en espacios degradados recuperados, a los que se les debía dar un uso social o económico. También se comprometió a pasar de 35 a 59 plantas de tratamiento de recuperación y reciclaje de residuos, de 7000 a 160 000 toneladas de compost producido. Y, por último, el compromiso del Gobierno fue que el número de empleos creados en fase de mantenimiento pasaría de 45 a 109 nuevos puestos de trabajo.

Y mis preguntas son, señora consejera, ¿en qué punto nos encontramos?, ¿cuántos metros cuadrados de suelo contaminado se han recuperado?, ¿a cuántos espacios recuperados se les ha dado un uso social o económico?, ¿cuántas toneladas de compost se están produciendo?, ¿cuál es el número medio de empleos creados en fase de mantenimiento? Y, por último, también le pido que nos informe de cuántas plantas de tratamiento, de recuperación y reciclaje de residuos urbanos se encuentran en funcionamiento y a pleno rendimiento. Y, además, esto último se lo pregunto no solo por ser uno de los indicadores de realización previstos en el Pircan 2000-2006, sino también porque, como bien sabe, el Gobierno de Canarias entregó al Cabildo de Gran Canaria el complejo ambiental del Salto del Negro con equipos que no funcionaban y con tecnología absolutamente obsoleta y el cabildo ha tenido que poner de sus propios presupuestos un montón de dinero para poder ponerla en marcha, sin que el Gobierno de Canarias, a pesar de que se comprometió por escrito a que pagaba todo aquello que no estuviera en perfecto estado de uso, la realidad es que a día de hoy no ha puesto ni un solo euro.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Por el Grupo Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente, señorías.

Estamos hablando de residuos y a nosotros, al Grupo de Podemos, le gustaría hacer una primera interpretación sobre este asunto, sobre el tipo de sociedad en la que nosotros vivimos. Desgraciadamente estamos viendo una contradicción: por un lado hay instituciones que nos dicen que tenemos que reciclar, tenemos que prevenir la producción residuos, pero por otro lado vivimos en una sociedad en la que se permite e incluso se insiste en que los productos tienen que estar constantemente embalados, envueltos... En fin, se permite por un lado, ¿verdad?, en origen, que se produzca una cantidad de embalajes y residuos sólidos tremenda y, por otro lado, se nos dice que tenemos que reciclar y tenemos que reutilizar. Es decir, que nosotros, señorías, en esta sociedad de capitalismo salvaje que Podemos denuncia una vez más desde este estrado, tenemos la basura globalizada y el problema es que no sabemos qué hacer con tanta basura. Y esa es una realidad que tenemos en estos momentos, no solamente Canarias sino el mundo entero.

Hay gente que plantea que la solución a esto es la incineración. A nosotros nos alegra que la señora consejera no haya nombrado esa palabra, que, en fin, es un problema de contaminación tremendo la incineración. Hay otras muchas soluciones.

Los canarios y las canarias producimos un kilo y medio de basura por persona al día. Yo echo de menos, señorías, los tiempos aquellos en que la mayoría, por ejemplo, de la alimentación se producía, se vendía y se comercializaba a granel; echo de menos esa sociedad. Conozco algún tipo de sociedad que no genera ese tipo de residuos porque sigue comprando todo a granel. Yo lo echo de menos.

Y entendemos nosotros que los residuos efectivamente son un tesoro si los sabemos aprovechar.

Tenemos que reducir al mínimo...; por ejemplo, nosotros insistimos en el comercio local: cuanto más cercano compramos, menos residuos generamos. Y por eso nosotros insistimos tanto en el consumo local.

También se ha prohibido una cultura que teníamos nosotros de reciclar la materia orgánica, de la que voy a hablar a continuación.

El reciclaje y los residuos, señorías, también generan empleo. Hay estudios, no solamente de los sindicatos sino de muchas organizaciones, que dicen que en las islas más pobladas de Canarias, si nosotros apostamos decididamente y de forma política por el reciclaje, nosotros podemos generar, en las islas de Tenerife y Gran Canaria solo, 2500 empleos, empleo verde que se llama, 2500 empleos. Pero esto necesita una apuesta política clara.

Residuos orgánicos. Se ha hablado de muchas cosas y yo me quiero centrar en esta cuestión. Hay muchas experiencias sobre los residuos orgánicos. Por ejemplo, en Canarias no se ha implantado todavía, y nosotros lo exigimos desde esta tribuna, el quinto contenedor. Pasamos totalmente de los residuos orgánicos. Los residuos orgánicos son aproximadamente el 45 % de los residuos que nosotros producimos. Está bien reciclar vidrio -usted dijo 55 000 toneladas-, vidrios, plásticos y envases, pero ¿y qué pasa con los residuos orgánicos?, ¿dónde se vota todo eso? Además, si no lo hacemos en origen, no lo separamos en origen, la gente que está trabajando en estas empresas tiene un problema muy serio.

¿Por qué son importantes los residuos orgánicos? Tenemos un problema de desertización en Canarias. Los estudios edafológicos, de mucha gente además de su partido, plantean que el 83 % del territorio de Canarias se está desertizando, y no es una cuestión solamente climática. Es necesario devolver todos los residuos orgánicos, al menos un 80 % de ese 45 en total, a la tierra, porque el problema de la desertización no solamente es el clima, es el problema de la pérdida de materia orgánica.

Nosotros estamos importando actualmente abonos de 13 países. Estamos importándolos, nos estamos gastando dinero cuando nosotros podíamos estar aquí generando empleo en plantas de compostaje y devolviendo toda esa materia orgánica a nuestro suelo, no solamente agrícola sino también a nuestros montes. Es necesario, señorías, reducir en origen y es necesaria también una ley canaria de los residuos que contemple la vuelta de la materia orgánica, que no contemple incineradoras y que contemple el recurso como un valor y como un yacimiento de empleo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Déniz.

Por el Grupo Socialista, señora Rodríguez. Señora Rodríguez, por el Grupo Socialista.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Señorías.

Lo que está claro es que el asunto de los residuos sigue siendo una asignatura pendiente en Canarias. Si antes hablábamos de un territorio reserva de la biosfera, ahora con más razón creo que un territorio reserva de la biosfera debe tener resuelta esta asignatura.

La realidad es que tenemos un Plan Integral de Residuos de Canarias del 97, una Ley de Residuos del 99, que obligaba o planteaba la necesidad de aprobar un plan integral de residuos para Canarias como el instrumento de planificación, esos planes directores insulares o planes territoriales en cada una de las islas, pero la mayoría de las islas no lo tienen y el Plan Integral de Residuos lleva ya demasiado tiempo aprobado y probablemente no se ajusta a la realidad y a las necesidades actuales de nuestras islas.

La Ley de 2011, de Residuos y Suelos Contaminados, de Canarias, establece que la comunidad autónoma debe aprobar ese plan autonómico de gestión y prevención, esos planes de prevención. Además -ya lo explicó usted, señora consejera-, Europa también, en la Estrategia 2020, establece la necesidad y el objetivo de incrementar el porcentaje de reciclaje y de recuperación. Por tanto, en Canarias no estamos a la altura. Desde luego que la invitamos a afrontar este problema de frente, a resolver esta necesidad de las islas Canarias.

Hablando, además, de los expedientes sancionadores, que nos tiene Europa, una vez sí y otra también, acogotados y vigilándonos para que se cumpla con la gestión de los residuos, el sellado de los vertederos o los residuos de inertes, que en cada una de las islas supone un problema importantísimo.

Ya lo han comentado también, los residuos orgánicos, finalmente, necesitan un tratamiento que de cara al futuro deber ser diferente al que se les está dando ahora mismo.

Desde luego, señora consejera, la instamos y la poyamos en ese trabajo para una planificación regional, que además conlleve la aprobación de una nueva ley canaria de residuos. Sin esa planificación regional no podremos resolver algunos asuntos. El volumen de turismo que llega a Canarias hace que tengamos una producción de residuos mayor que la población que tenemos. Vivimos en islas y en algunas de ellas además con una ratio de población que habría que valorar o estudiar si los residuos que se generan en la isla de La Gomera o en El Hierro, pues, debe ser ahí donde se tratan o, igual que pasa con el papel, cartón, con envases, embalajes y el vidrio puede ser trasladado todo a una de las islas capitalinas, o a Tenerife o a Gran Canaria en este caso, y convertir ese tratamiento en una industria y convertir ese problema en una oportunidad para generar empleo.

Por tanto, señora consejera, creemos que es urgente el trabajo de la planificación a nivel regional, sentarse Gobierno con cabildos y aprobar una planificación de cara además al futuro, sabiendo qué necesita cada una de las islas. En La Gomera, por ejemplo, todavía está pendiente la elaboración de ese plan territorial, de esa gestión insular, y sobre todo el territorio que debemos consumir para el tratamiento de los residuos, para la gestión de los residuos, ya está agotado. Se hace necesario saber qué vamos a hacer: necesitamos establecer un nuevo espacio o los residuos que se generan en esta isla, por ejemplo, pero puede ser igual en El Hierro o en La Palma, pueden ser utilizados como materia prima y tratados en otra isla, generando, como digo, además una industria que en el resto de Europa ya se produce.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Rodríguez.

Los grupos solicitantes, señora Beato, por el Grupo Nacionalista Canario.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidente.

Señora consejera, nos tranquiliza que el Gobierno esté trabajando, como usted dice, intensamente y que haya incorporado los recursos presupuestarios necesarios, con más de 10 millones de euros este año, para el sellado de los vertederos y evitar las sanciones económicas que pudieran derivarse de los procedimientos de infracción abiertos por los antiguos vertederos de residuos sólidos urbanos -los RSU- sin restaurar, además de los vertederos de inertes. Y confiamos en que ocurra en este caso lo mismo que con los expedientes sobre los planes de gestión de las zonas especiales de conservación -las ZEC-, que la Comisión Europea ha notificado su archivo gracias al esfuerzo de su departamento y que ha evitado la imposición de multas. Es una gran noticia para Canarias y felicitamos al Gobierno por haber cumplido sus compromisos.

Compartimos el objetivo de que hay que desarrollar un sistema integral de residuos y la recuperación ambiental de los vertederos ilegales para paliar la incidencia de los residuos sobre los ecosistemas de las islas, y orientado a reducir la generación de residuos, fomentando las tres erres: la recuperación, la reutilización y el reciclaje, y cualquier otra forma de valoración de los mismos.

Hace treinta años, la basura se acumulaba en las islas en vertederos incontrolados, barrancos, bordes de carreteras y caminos y hoy se cuenta con una amplia red de infraestructuras, gestionada con los cabildos, que centralizan la gestión de los residuos en cada isla.

El Plan Integral de Residuos del 97, que algunos podrán cuestionar, pero, miren, es el que ha servido de base para planificar y construir una red de infraestructuras sólida y eficiente. El plan ha permitido contar hoy por hoy con un conjunto de infraestructuras en todas las islas, incluida La Graciosa, con complejos ambientales, plantas de transferencia y puntos limpios, construidos por el Gobierno de Canarias, que se han cedido a los cabildos como responsables de su gestión y su mantenimiento en óptimas condiciones. Han sido 160 millones de euros de inversión, cofinanciados con fondos europeos, y es un buen documento, el del 97, porque si no Europa no hubiera cofinanciado todos estos proyectos. Hay, por tanto, un esfuerzo presupuestario y un trabajo hecho, que además se sigue completando con más inversiones, como, por ejemplo, este año, los 6 millones para la planta de clasificación y compostaje del complejo ambiental de Zurita, en Fuerteventura, y 1 200 000 euros para subvenciones de mantenimiento en infraestructuras en este ejercicio.

En generación de residuos sólidos urbanos por habitante Canarias es muy superior a la media estatal. Canarias es la segunda comunidad del Estado por volumen de residuos indiferenciados por habitante, tras las islas Baleares, superando en más de un 20 % la media del Estado. Probablemente en esto influye el volumen de turistas que recibimos cada año.

En el tratamiento selectivo de residuos, en tratamiento selectivo, Canarias se sitúa en el cuarto lugar de España, con un 40 % más que la media estatal en kilogramos y habitante/año.

Europa ha marcado el futuro y este pasa, inexcusablemente, por una gestión responsable y sostenible de los residuos. Las enormes toneladas de materiales que nuestra economía utiliza por persona y año se transforman en numerosas toneladas de residuos, buena parte de los cuales acaban en los vertederos. Conforme a la directiva marco, hay que dar prioridad a la prevención para reducir la generación de residuos; no obstante, hay veces, señorías, que los residuos resultan inevitables y en estos casos la apuesta debe ser por reutilizar, reciclar y recuperar todo lo que pueda constituir un recurso valioso, utilizando los residuos como base para crear empleo y reducir la presión sobre los recursos naturales.

En cuanto a los niveles de reciclado, estamos todos de acuerdo en que aún queda bastante camino por recorrer en Canarias. En los últimos años se han hecho importantes esfuerzos para mejorar los niveles de reciclaje. Hay que seguir trabajando para llegar a los objetivos que determina la directiva marco sobre residuos 2020. Un esfuerzo que nos corresponde a todos: a las tres administraciones, a los productores, a las empresas y a los ciudadanos. Todos somos responsables, por eso es tan necesaria una verdadera concienciación ciudadana. ¿Se acuerdan ustedes de cuántas bolsas de plástico utilizábamos para hacer la compra? Ahora vamos al súper con nuestra bolsa reutilizable y lo hemos incorporado a nuestra vida cotidiana. Esto es solo una pequeña contribución doméstica de lo mucho que podemos hacer como ciudadanos para la eliminación de residuos y la mejora del medio ambiente, con la reutilización y el reciclaje.

Tenemos aún una dependencia excesiva de los vertederos y no son suficientes los sistemas de recogida selectiva. Es un problema general que afecta al mundo, que afecta a Europa, que afecta a España y que, por tanto, también afecta y es un reto de Canarias. ¿Y qué podemos hacer para mejorar, qué fórmulas podemos emplear para incentivar una mejora de la gestión de los residuos? Muchos países en Europa contemplan la utilización de instrumentos económicos e incentivos para promover la prevención, la reutilización y el reciclado, y junto a los incentivos medidas de disuasión para inducir a empresas y consumidores a optar por métodos de fabricación y productos más ecológicos, con eliminación progresiva de incentivos a la industria, el transporte, la agricultura y la energía que fomenten el uso de productos y procesos contaminantes o de alto consumo energético. El principio de que "el que contamina paga" y que sea el productor original de los residuos quien asuma los costes de la gestión de los mismos.

Tenemos que ser más conscientes de las ventajas de pasar a una economía más ecológica y más circular; sustituir una economía lineal, basada en producir, consumir y tirar, hacia una economía circular en la que se reincorporen al proceso productivo una y otra vez los materiales que contienen los residuos para producir nuevos productos.

En el marco de la Estrategia 2020 la hoja de ruta hacia una Europa eficiente marca ese camino para la reducción per cápita de los residuos y que el reciclaje y la reutilización sean opciones económicamente atractivas. Es la vía más corta para resolver muchos de los problemas que vienen de atrás: problemas de salud, de degradación del medio ambiente o incluso del desempleo, porque la gestión de residuos puede contribuir al logro de un crecimiento económico sostenido y a la creación de empleo cualificado. A los beneficios ambientales y el ahorro económico que ofrece la economía circular hay que añadir un alto potencial para la creación de empleo. La propia Agencia Europea de Medio Ambiente apunta que los beneficios del reciclado son mayores y crean más empleo que los derivados de los sistemas tradicionales de incineración y vertido de residuos. Por eso es tan relevante que Canarias lidere proyectos ecoinnovadores, como el Proyecto Urban Waste, aprobado por la Comisión Europea, destinado a mejorar la gestión de los residuos en zonas turísticas, reduciendo la generación de residuos y mejorar su tratamiento a escala municipal en nuestras ciudades turísticas. Un proyecto ambicioso con hasta veintiocho socios europeos, entre instituciones públicas y privadas, que se desarrollará en los próximos dos años y que coordinará la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

A nivel europeo, en la composición de la basura hay mucho que conocer. Contar con una buena estrategia y una planificación de todas las administraciones públicas es esencial. Por eso valoramos positivamente que el Gobierno se haya puesto a la tarea, haya consignado esos 100 000 euros para este año y ya haya iniciado la contratación para la elaboración del plan de gestión y el programa de prevención de residuos. Pero es también necesario que se impliquen los cabildos, que todos los cabildos insulares cuenten con sus respectivos planes territoriales de residuos y estamos seguros de que en la elaboración de esos planes el Gobierno está dispuesto a colaborar con los cabildos y a brindarles el apoyo técnico que necesiten.

Esperamos que el expediente avance y que la comunidad pueda contar en los plazos previstos con un plan de gestión de residuos de Canarias y un programa de prevención de residuos que permita afrontar las exigencias de la normativa comunitaria y dar respuesta a los actuales desafíos de gestión, de recuperación, de reciclaje y valoración de residuos, dotando de herramientas para fomentar la concienciación ciudadana y la corresponsabilidad de los gestores y de las administraciones insulares y municipales. Un plan de residuos que nos permita avanzar hacia los objetivos previstos en la Estrategia Europa 2020, hacia una economía circular, y avanzar también en el cumplimiento de los parámetros que determina la directiva marco europea.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Beato.

Por el grupo también solicitante, el Grupo Popular, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente.

Bueno, me corresponde, después del aplauso y después de las buenas palabras de una persona miembro de su partido, y partido que apoya al Gobierno, pues, a mí como Oposición, pues, suspender al Gobierno en materia de gestión de residuos. La Comunidad Autónoma de Canarias está muy lejos de la media que, en materia de gestión de residuos, tenemos en España.

Mire, existió un Plan Nacional Integrado de Residuos para el periodo 2008-2015 que tuvo su réplica, es verdad, en las islas, y en noviembre del pasado año 2015 ya se aprobó el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos -el Pemar- 2016-2022. El citado plan es el instrumento para orientar la política de residuos en España en los próximos años, que impulse las medidas necesarias para mejorar las deficiencias detectadas y promover las actuaciones que proporcionen, evidentemente, un mejor resultado ambiental y que aseguren que España cumple con los objetivos legales.

Quiero recordar que con este nuevo plan se cumple, en primer lugar, la obligación comunitaria de disponer de planes de gestión de residuos, ante la finalización, en el 2015, del plan nacional vigente, Plan Nacional Integrado de Residuos 2008-2015. Se cumple también con las condiciones ex ante del sector de residuos para el acceso a fondos comunitarios destinados a este sector en el próximo periodo 2014-2020, el actual periodo de financiación, y la adaptación a los contenidos que la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, establece para el plan marco. (Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

¿El objetivo final del plan cuál es? Pues, al igual que lo es el de la política comunitaria de residuos, convertir a España en una sociedad eficiente en el uso de los recursos, que avance hacia una economía circular, a lo que no puede estar ajena Canarias, y luego me referiré a ella. En definitiva, se trata de sustituir una economía lineal basada en producir, consumir y tirar por una economía circular en la que se reincorporen al proceso productivo, una y otra vez, los materiales que contienen los residuos para la producción de nuevos productos o materias primas. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

El avance hacia la economía circular, y yo creo que este tiene que ser el objetivo, se refleja en el Pemar a través de la aplicación, en todos los flujos de residuos incluidos, del principio de jerarquía establecido en la normativa comunitaria. Este principio, este principio establece que la prevención debe ser la prioridad principal en relación con la política de residuos, seguida por este orden -lo mencioné en mi primera intervención-: preparación para la reutilización, reciclado, otras formas de valorización, incluida la valorización energética, siendo la eliminación de residuos, fundamentalmente a través del depósito en vertedero, la última opción de la jerarquía para gestionar los residuos. Opción que debe reducirse para todos los flujos de residuos.

Adicionalmente a este principio, son también comunes a todos los flujos de residuos las siguientes orientaciones: la coordinación entre todas las administraciones -lo hemos hablado aquí ya- implicadas, especialmente a través de la comisión de coordinación y sus grupos específicos de trabajo para evitar barreras; mejorar la información e incrementar la transparencia en el ámbito de los residuos. En este sentido juega un papel esencial la puesta en marcha -y esto es una asignatura pendiente- del Registro de Producción y Gestión de Residuos, registro único y compartido para todo el territorio del Estado. Fortalecer, incrementar y coordinar las actividades de inspección, control y vigilancia, especialmente para evitar las distorsiones del mercado asociadas a la gestión ilegal de residuos; destinar más recursos humanos y económicos al sector de los residuos para, entre otras medidas u objetivos, mejorar el conocimiento sobre tratamientos y basar las decisiones en criterios técnicos; mayor y mejor comunicación y sensibilización y facilitar la reincorporación de materiales procedentes de residuos al mercado, garantizando la protección de la salud humana y del medio ambiente.

Como novedad de este plan frente a los anteriores, es que se establece que para garantizar el cumplimiento de los objetivos nacionales las comunidades autónomas debemos cumplir como mínimo estos objetivos con los residuos generados en nuestro propio territorio, salvo que la normativa sectorial establezca criterios específicos de cumplimiento, y cuando los objetivos afecten a residuos de competencia municipal las entidades locales pondrán todos los medios a su alcance para el cumplimiento de dichos objetivos. En todo caso, las comunidades autónomas, la Comunidad Autónoma de Canarias, en su plan autonómico, en su plan regional de gestión de residuos, deberá o podrá establecer la contribución de las entidades locales, de forma independiente o de forma compartida, asociada al cumplimiento de los objetivos aplicables a los residuos de competencia municipal.

Para concluir, señora consejera, y tal y como usted ya conoce, en la actualidad se encuentra una propuesta directiva del Consejo y del Parlamento Europeo que modifica nada menos que seis directivas en materia de residuos al objeto de recuperar una cantidad significativa de posibles materias primas secundarias que se encuentran en los flujos de residuos y que hoy no se recuperan, desaprovechando así importantes oportunidades para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y para crear una economía más circular que favorezca el crecimiento, que favorezca el empleo y que contribuya a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de las materias primas importadas.

En definitiva, señora consejera, nosotros estimamos, en el Grupo Parlamentario Popular, y se lo transmitimos, que Canarias debe mirarse en ese espejo; y debe mirarse en ese espejo para identificar oportunidades, crear otros nichos de actividad económica, generar empleo denominado verde -tanto que se habla de él pero que no se sabe en muchas ocasiones de qué hablamos o de qué se trata-, atemperar la entrada de residuos en vertederos, para así alargar su vida útil y reducir la huella de carbono imputable al transporte en la exportación.

La Comisión de Economía y Conocimiento de esta Cámara tiene pendiente de organizar -y así fue aceptado y está pendiente de fijarse fecha- una visita a una empresa que me parece modélica en Canarias en relación con ser representante genuina de ese modelo tipológico de economía circular al que antes me refería, y es Vidrieras Canarias. Creo que incluso usted misma debiera hacer esa visita, porque estimo que en esa empresa se da precisamente todo el ciclo activo de producción, desde el vertedero a la reutilización, al reciclaje, a la producción y tantas veces como sea necesario, puesto que el vidrio jamás, jamás, llega a descomponerse. Le invito a que esa visita la realice porque me imagino que una empresa de esas características, con las inversiones que continuamente está realizando, está realmente aportando a Canarias y a todos los canarios una importante contribución para las siguientes generaciones.

Nada más, señora consejera.

Señora presidenta, nada más.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Para cerrar esta comparecencia conjunta, la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Señora presidenta, señoras y señores.

Bueno, yo creo que en la primera parte pudimos hacer brevemente, porque el tema de residuos da para mucho mucho más, un esbozo de cuál es la situación actual que tenemos y qué es lo que se ha hecho en materia de residuos, especialmente en materia de instalaciones.

En general, yo creo que estamos en un momento en el que las instalaciones están, a través de los complejos ambientales, las plantas de transformación, los puntos limpios, y falta abordar, iniciar, la gestión real de los residuos, no solo por parte del Gobierno de Canarias, a través de una actualización de la Ley de Residuos o la elaboración del plan de gestión de residuos, que ya estamos en ello, sino también a través de la coordinación con todas las administraciones.

Es cierto, señor Ramos, que no todas las islas, y por eso lo decía al principio, pueden asumir de la misma manera la gestión de los residuos y por eso decía al principio que, en función de la economía de escala, nos planteamos, y así lo hemos recogido este año, ayudas económicas para determinados complejos ambientales.

Y en la gestión de residuos -y lo he dicho en alguna otra ocasión en esta Cámara- las inversiones son tan considerables que muy posiblemente habrá que plantearse que tendrá que haber instalaciones conjuntas allí donde...; como alguien apuntaba, hacer algo similar a lo que se hace con el cartón.

Y la implicación tiene que ser de todos, no solo administraciones, también ciudadanos, pero especialmente en este caso de administraciones públicas, que implica todas las escalas.

Decía la señora González, hablaba del plan de residuos del 2006. Es el de 1997, el que se aprobó en 1997; el de 2006 nunca se aprobó. Es un borrador que nunca estuvo aprobado. Fue un borrador que se utilizó, que es verdad que sirvió para seguir con la colocación de instalaciones.

Se siguen recuperando vertederos y se siguen haciendo obras de sellado de vertederos. Con lo cual entiendo que parte de ese compromiso de seguir recuperando territorio, eliminar vertederos, ya no solo ilegales en el caso de los inertes sino los residuos sólidos urbanos, bueno, pues, en este momento con el plan de sellado que pusimos en marcha a finales de septiembre del año pasado, principios de octubre, hemos logrado ir recuperando y cumpliendo con los objetivos iniciales que nos hemos marcado para este año y de aquí a 2018 finalizarlos.

No es una inversión actual pero sí desde 1995 en adelante, hablaba de las inversiones en Salto del Negro y, si no recuerdo mal, están en torno, en el complejo, de 45 millones de euros por parte del Gobierno de Canarias. Con lo cual, bueno, pues, inversiones ha habido. Cierto es que todos los complejos ambientales... y los cabildos, a partir de que reciben la gestión de esas instalaciones, tienen que hacer labores de mantenimiento. Y en ese sentido hablábamos de las ayudas, que yo creo que en este caso no solo ahora sino que tendrán que mantenerse por parte del Gobierno de Canarias, porque dependiendo de las islas se pueden o no llevar a cabo.

Sobre las propuestas que hace, señor Déniz, yo creo que si fuéramos a ellas muy posiblemente el problema de residuos sería menor. Y estoy de acuerdo con parte de esas propuestas que hace, ya tendremos tiempo de hablarlas ampliamente.

Señora Rodríguez, en cuanto a la planificación, es cierto que hay un problema con los planes territoriales, pero, bueno, en ese sentido yo creo que, una vez que tengamos el plan de residuos, que intentaremos sacar adelante lo antes posible... Tampoco es fácil hacerlo, requiere de la colaboración de muchos y de debate, pero sabemos que es fundamental tenerlo lo antes posible, porque ayudará también a las islas, no solo en la recogida que tengan que hacer, sino también en la planificación que tenemos que hacer desde el Gobierno de Canarias.

Yo creo que, para finalizar, intento fundamentalmente apuntar la línea en la que creo que tenemos que trabajar. Es cierto, y decía al principio, que las instalaciones están, pero sí que hay que abrir un debate serio en materia de qué vamos a hacer con los residuos en Canarias. Yo creo que todos, esta noche, aquí han apuntado la necesidad de que eso sea así. Hay que planteárselo y nos lo tendremos que plantear desde todas las administraciones y con los ciudadanos. No es fácil en un territorio como el nuestro dar solución a los residuos. No podemos seguir ampliando complejos ambientales para dar solución a problemas que se pueden solucionar aplicando una gestión de residuos diferente, y en eso tendremos que seguir caminando, sea economía circular, como decía el señor Rodríguez, o sea esa junto con otras formas y otros medios, porque ya la Unión Europea las planteaba.

Y es cierto que en Canarias tenemos mucho que hacer, pero no solo en Canarias, también en España. El objetivo es el 50 % en materia de papel, plástico y vidrio que exige la Estrategia 2020 y del 70 % para los desechos no peligrosos. Es un objetivo que nos tenemos que marcar todos, no solo los Estados miembro a través de los gobiernos nacionales sino todas las comunidades autónomas, y a partir de ahí también los cabildos insulares y los ayuntamientos. Y en eso es en lo que tenemos que trabajar. Creo que el primer paso es la elaboración de ese plan de residuos y seguir trabajando en intentar evitar las sanciones económicas a través de los distintos procedimientos que tenemos abiertos en la Unión Europea, porque es fundamental que sigamos recuperando suelo y sellando vertederos que se encuentran en una situación bastante complicada.

Nada más. Muchas gracias.

(La señora González González, doña María Esther, solicita la palabra).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Sí, señora González, dígame.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Presidenta, en función del artículo 81, por ser contradicha en los hechos o los datos que he expuesto, me gustaría aclarar la situación.

La señora PRESIDENTA: No estaba presente, pero si siente que ha sido contradicha, tiene un minuto para exponer y le daré otro tanto a la consejera.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Diez segundos.

Señora consejera, me ha dicho que el Pircan 2000-2006 no está aprobado. Le digo que en el Boletín Oficial de Canarias número 134, del lunes 15 de octubre de 2001, el Pircan está publicado. No es un documento borrador, es un documento publicado en el boletín oficial, por lo tal aprobado.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Señora consejera, un minuto también.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández) (Desde su escaño): Hablaba usted del plan, discúlpeme, yo le entendí el plan de residuos. El plan de residuos no está aprobado. El del 2006 era un borrador sobre el que se trabajó para seguir actualizando instalaciones y para seguir con el plan de financiación. Es el del 97 el que está aprobado.

De lo que usted habla es de otro plan de desarrollo que se pone en marcha, que no tiene todo el éxito que se planteaba que podía tener, pero que sirvió, no tanto como el plan de residuos -que, a pesar de que es un plan obsoleto, ha servido para seguir trabajando en instalaciones-, pero en este caso es cierto que, bueno, no tuvo el éxito que tuvo que tener, pero que, en el caso del del 2006, a pesar de que no se llegó a aprobar, ha servido para trabajar más en materia de residuos, que es de lo que usted habla.

Nada más. Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0567 Sobre -Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, sobre gestión de residuos e infraestructuras de tratamiento.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Mapa de contenidos · Aviso jurídico