Diario de Sesiones 49/2016, de fecha 11/10/2016 - Punto 4

9L/I-0014 INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE ACTUACIONES DE POLÍTICA GENERAL EN MATERIA DE FISCALIDAD CON ESPECIAL REFERENCIA A LA ELEVADA TRIBUTACIÓN, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE HACIENDA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con el orden del día. La interpelación del Grupo Popular, sobre actuaciones de política general en materia de fiscalidad, con especial referencia a la elevada tributación, dirigida a la señora consejera de Hacienda.

Para su primera intervención, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente, señorías, señora consejera.

Algunas consideraciones previas.

La política tributaria es el instrumento que tiene una comunidad para conseguir los objetivos de política económica, de política social, que la propia sociedad le demanda, articulando de esa manera los ingresos públicos necesarios para cumplir esa finalidad. Precisamente porque el funcionamiento del mercado por sí mismo no garantiza los objetivos de una sociedad moderna la ley les atribuye a los poderes públicos esa potestad de establecer unas exacciones coactivas a los ciudadanos con las que cumplir los objetivos que la propia sociedad le marca en cada momento.

Efectivamente, en una economía social de mercado como la que tenemos en nuestro Estado la intervención de los poderes públicos sobre el mercado es obviamente fundamental para corregirlo, para conseguir una mayor equidad en la distribución de la renta que el mercado por sí mismo no llega a conseguir, no consigue, en definitiva, para corregir también muchos de los fallos que tiene el mecanismo del mercado y dotar al sistema económico de eficiencia, de eficacia, para impulsar y dirigir el crecimiento económico y el empleo en la economía.

Y el establecimiento de tributos, señora consejera, especialmente de impuestos, siempre ha de guardar un equilibrio entre el perjuicio causado a los ciudadanos por la privación coactiva de parte de su renta y el bien común, que es el que se persigue en la aplicación de los ingresos públicos. Toda sociedad moderna asume y exige que los sistemas impositivos sean progresivos, de forma que, a medida que aumenta la renta, aumente también el porcentaje de renta que el individuo deba satisfacer, deba pagar. Y así debe ser también en Canarias, señora consejera, pero también se exige que los impuestos sean justos, que no desincentiven el trabajo, que no desincentiven la creación de riqueza y que no sean confiscatorios.

Los mayores niveles de injusticia y de desigualdad se dan precisamente con el fraude fiscal. Hemos hablado ya, yo creo que con alguna reiteración, tanto en esta sede parlamentaria, en pleno como en comisión. No es tolerable -y ya lo hemos dicho- que haya ciudadanos que eludan sus obligaciones fiscales mientras que otros contribuyan a las necesidades de la sociedad, incluidas las de los defraudadores. Así que es obligación de los gobiernos la lucha contra esta práctica, contra esta lacra social, contra esta práctica insolidaria.

Bien. Pero esos objetivos de mayor equidad en la distribución de la renta, mayor eficiencia de nuestro sistema económico y de mayor crecimiento y de empleo a nuestro juicio no los hemos conseguido en Canarias, señora consejera. Durante los últimos años los gobiernos de nacionalistas y socialistas han estado aplicando, a nuestro juicio, una política fiscal con la que debía haberse conseguido una mejora en la calidad de vida y en la competitividad de nuestras empresas. Pero ni eso se ha visto ni se ha visto tampoco, proporcionadamente, el crecimiento económico que trajera consigo la disminución del desempleo. Hoy en Canarias es donde más pobreza hay, señora consejera, y donde más desempleo hay en España. Han aplicado ustedes, señora consejera, un modelo que ha fracasado. Han creído que, estableciendo los impuestos más altos, podría alcanzarse un mayor desarrollo, y ha sido todo lo contrario. El resultado ha sido -repito- el aumento de la pobreza y una tasa de paro insoportable. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Y es que vivimos en una economía abierta y global, señora consejera, en la que la circulación de bienes, la circulación de personas, de capitales, entre jurisdicciones fiscales, pues, obliga a mantener un nivel de impuestos y un nivel de prestaciones de servicios públicos similar al que debería haber o, perdón, o hay en el entorno en el que vivimos y nos encontramos. En esa economía abierta y global, las jurisdicciones con mayor nivel de impuestos expulsan a los ricos hacia otras jurisdicciones con menor nivel de impuestos. De esta forma los ricos se van incrementando en los territorios donde hay menos impuestos y los pobres se concentran donde hay más impuestos. Las consecuencias son claras: las jurisdicciones fiscales ricas pueden mantener servicios de altísima calidad, baja presión fiscal y niveles altos de crecimiento y empleo y las jurisdicciones fiscales más pobres, por el contrario, pues, tienen dificultad para mantener el nivel de sus servicios públicos.

En Canarias se ha creado, a nuestro juicio, señora consejera, una brecha fiscal con otras comunidades autónomas de España que yo creo que es necesario reducir, precisamente para facilitar, para atraer más inversiones que creen los puestos de trabajo que los canarios necesitan y para no expulsar a nuestras empresas de nuestra comunidad autónoma. Hay que, por tanto, a nuestro juicio, y ya sabe cuál es nuestro discurso a lo largo de mucho tiempo, creemos que hay que bajar los impuestos. Hay un momento propicio, ese es el actual, y, por tanto, seguiremos reivindicando que hay que bajar la presión fiscal, el nivel impositivo que tenemos.

No se trata, señora consejera, de hacer de Canarias ningún paraíso fiscal, pero tampoco que Canarias sea un infierno fiscal para nuestras familias, para nuestras empresas. Solo de esa forma los canarios yo creo que podremos estar en condiciones de igualdad con otros ciudadanos de otras comunidades autónomas, siguiendo un criterio de equidad, y nuestras empresas, pues, podrían competir en condiciones de igualdad, con menores costes fiscales, como los que existen en muchas otras comunidades autónomas de España.

Señora consejera -y son las preguntas finales de esta primera intervención para ilustrar de alguna manera su intervención-, ¿está usted dispuesta a suavizar la fiscalidad canaria y conseguir con ello no expulsar las empresas canarias hacia otros territorios?, ¿está usted dispuesta a crear en Canarias un clima fiscal que atraiga inversiones a Canarias para que creen puestos de trabajo que los canarios necesitan, al margen de las singularidades y particularidades de la Zona Especial Canaria? Si ustedes están dispuestos y no saben cómo hacerlo, nosotros les podríamos ayudar, y además con el éxito con que ya se ha llevado a cabo en otras comunidades autónomas. El Partido Popular ha presentado en varias ocasiones algunas propuestas de suavización fiscal, de reforma fiscal, y lo hizo en la legislatura pasada y lo volveremos a ver.

Los canarios somos gente de talento y nuestras empresas son tan capaces como cualesquiera otras. Solo necesitamos que no se obstaculice, que no se nos dificulte, que no se nos machaque, señora consejera. Necesitamos que si el Gobierno de Canarias no ayuda, por lo menos que no estorbe, que no expulse de Canarias a los agentes más dinámicos de nuestra sociedad. ¿Está usted dispuesta, señora consejera, a contemplar de cara al próximo ejercicio 2017, a través del proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, una reducción del IGIC?, ¿a reformar el tramo autonómico del IRPF?, ¿a la incorporación de más deducciones en la cuota autonómica para beneficiar en mayor medida a los emprendedores, por ejemplo, o a no volver a cargar las tintas sobre el sector del tabaco?

Señor presidente, quiero...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Antes de darle la palabra a la señora consejera, señorías, saludemos a Fátima, a Néstor, a Beatriz y a Patricia, que hoy se encuentran con nosotros. Gracias a la Fundación DISA, participan en el programa Más que 21, y gracias por estar aquí y acompañarnos en esta sesión plenaria. Un honor para todos nosotros.

Señora consejera, cuando quiera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta. Señorías, señor Rodríguez.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el Gobierno de Canarias estará en disposición de hacer una rebaja fiscal en el año 2018 y no antes. Como usted bien ha dicho, la política fiscal de un país, de una comunidad autónoma, es -en el caso de Canarias mucho más-, tiene una importancia estratégica para alcanzar los objetivos macroeconómicos que se marcan los gobiernos, y me refiero a los objetivos de estabilidad, de crecimiento económico y de generación de empleo.

Para el Gobierno de Canarias, señorías, nuestra política fiscal no solo es una disciplina de política económica, no es únicamente un concepto teórico. La política fiscal de Canarias es la base para garantizar y proteger los servicios públicos esenciales y los recursos con los que cuenta la comunidad autónoma. Sabemos que cualquier decisión que tomemos en relación con ella va a tener un efecto sobre la vida cotidiana de los canarios y las canarias, porque gracias a ella podemos mantener el Estado del bienestar.

Le recuerdo, señor Rodríguez, que han sido las decisiones que ha tomado, en los últimos años, en materia fiscal, esta comunidad autónoma, así como en la de control del gasto, las que han permitido, por ejemplo, que los presupuestos de 2016 fueran los de mayor gasto social del inicio de la crisis. Ocho de cada diez euros en las cuentas de este año han ido destinadas a la política social.

Por tanto, la política fiscal de esta comunidad autónoma nos está permitiendo hacer una redistribución equitativa de los ingresos, fundamentándonos sobre todo en razones de justicia social. Nuestro objetivo es que la mayor parte del gasto público se destine a la sanidad, a la educación, a la asistencia social y a la lucha contra la pobreza, como usted bien ha dicho. Todos sabemos que la gran responsabilidad de un Gobierno es controlar y redistribuir la riqueza por medio de la gestión tributaria y de los servicios públicos. Precisamente esa es la principal conclusión que se alcanzó esta misma semana, hace tan solo unos días, en la Asamblea del Fondo Monetario Internacional que se celebró en Washington. En este encuentro se reconoció que la riqueza no se distribuye sola (abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio), que hay muchos colectivos desfavorecidos, por ejemplo las personas con discapacidad, que necesitan de la acción pública para estar en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía. Le aseguro que ese principio forma parte de este Gobierno desde hace mucho tiempo. Canarias tiene que estar en condiciones de afrontar una reforma fiscal y de disminuir la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen.

Desde el Gobierno de Canarias se lo hemos aclarado ya en varias ocasiones y, de verdad, no me importa hacerlo una vez más: confunden ustedes presión fiscal con incremento de la recaudación tributaria. Afirman ustedes reiteradamente, y lo ha hecho usted de nuevo, que los canarios y las canarias sufren mayor presión fiscal y que se sitúa -y lo ha hecho ahora- por encima de la media de otras comunidades autónomas, y eso, señor Rodríguez, usted sabe que no es cierto. Pero le voy a dar no solamente el concepto teórico, y es que la presión fiscal se define como el conjunto de impuestos que recauda el sector público de un país, en este caso de una región, con relación a la actividad económica, o sea, a nuestro Producto Interior Bruto, y se incluyen, por tanto, los impuestos directos como los indirectos, además de las cotizaciones a la Seguridad Social. Ahora bien, el incremento de la recaudación tributaria no es siempre achacable a un aumento de los tipos impositivos. En el caso de Canarias el incremento que estamos teniendo y que está previsto en la recaudación se debe única y exclusivamente a un aumento desde el año 2015 de la actividad económica y no a una subida impositiva. Al cierre del primer semestre de este año, el Producto Interior Bruto del archipiélago creció un 3,5 con respecto al mismo periodo del año anterior, el mayor incremento del conjunto del Estado. Luego, no es de extrañar que crezca la recaudación tributaria; es más, es absolutamente lógico. Ya sabe, a mayor actividad económica, mayor recaudación de impuestos. De hecho, también en el primer trimestre de este año, la recaudación tributaria en Canarias creció un 3,6 en comparación con el mismo periodo del año anterior. Sin duda la mayor actividad económica, como refleja el crecimiento de nuestro Producto Interior Bruto, supone una mejora en la recaudación y en la lucha contra el fraude fiscal, que han sido las claves, no un incremento de la presión fiscal.

Le voy a dar algunos datos que creo que son destacables. En el año 2014, el último dato oficial respecto a la presión fiscal en Canarias era del 23,3 % sobre el Producto Interior Bruto, mientras que la media de España era de un 33,6 %. El diferencial, por lo tanto, es de 10,3 puntos porcentuales menos en el archipiélago que en el resto del país. Si lo comparamos con la zona euro, señor Rodríguez, la diferencia es aún mayor: un 40,3 % frente al 23,3 de Canarias, 17 puntos porcentuales. Si comparamos Europa, si lo comparamos con la Europa de los Veintiocho, también es un 39,1 frente a un 23,3 en las islas.

Pero creo que ha hecho referencia en concreto a las comunidades autónomas. Le voy a dar algunos datos. El dato del 2014: Extremadura, Cataluña y Asturias son las autonomías que someten a mayor presión fiscal a sus ciudadanos. Según los datos de las balanzas fiscales publicadas por el Ministerio de Hacienda, estas son las comunidades autónomas que suben más los impuestos que el resto; por el contrario, Canarias, Navarra, Ceuta, Melilla y País Vasco son los territorios donde tienen menor presión fiscal. En el año 2013, año de referencia de los últimos datos elaborados con el sistema de cuentas territorializadas, los canarios vieron rebajada su factura fiscal en 782 euros de media per cápita respecto a lo que habían abonado solo con las tarifas vigentes en la legislación estatal. Entre lo que soporta -le voy a dar un dato del año 2013 y, por lo tanto, gobernaba el Partido Popular en Extremadura-, lo que soportaba un extremeño y un canario, la diferencia de tributos abonados, alcanzaba -tributos, efectivamente, abonados-, alcanzaba los 982 euros al año. Extremadura no es un ejemplo de comunidad autónoma rica.

Señor Rodríguez, no me voy a entretener pero sí -en darle más datos, en concretar-, pero sí en decirle de nuevo cuál es la explicación, la explicación que entiendo que es lógica para que propongamos que el análisis de esa rebaja fiscal sea en el año 2018. Mire, para empezar, no hay gobierno en España, para seguir no hay un techo de gasto para elaborar los presupuestos de 2017. Como usted sabe, una rebaja de los impuestos tiene un impacto directo en los servicios públicos esenciales. Servicios públicos esenciales que tienen que venir garantizados por el sistema de financiación autonómica, que tiene que ser revisado en el año 2017, que no se revisó en el año 2014 cuando se tenía que haber hecho, que Canarias está disponiendo para los servicios públicos esenciales de 400 millones adicionales a los que recibimos, porque la financiación de los servicios públicos no está garantizada, como tendría que estarlo, dentro del sistema de financiación autonómica. Y, por lo tanto, en el 2017 tendremos que afrontar la revisión del sistema de financiación, que tiene que garantizar, en términos de equidad, de igualdad y de suficiencia, los servicios públicos esenciales.

Señorías, señor Rodríguez, nosotros esperamos poder dar más detalles si así lo requiriera, pero lo cierto es que en Canarias la presión fiscal es una de las más bajas. Tenemos que recordar que ya hay un sistema fiscal específico derivado de nuestro Régimen Económico y Fiscal, que el impuesto de sociedades de las empresas que están en la Zona Especial Canaria... tributan al 4 % -es la tributación, es la fiscalidad más baja de toda Europa- y no sé cómo puede decir que Canarias penaliza a las empresas o a los que más tienen y que ellos se van a otros territorios. En absoluto, aquí tengo los datos de otros territorios, en absoluto podemos estar de acuerdo en que esto sea cierto. Estamos de acuerdo en que puede haber, en cuanto haya unas garantías de los servicios públicos básicos, una revisión de la fiscalidad. Ojo, para acercar, para estrechar la brecha y hacer una mejor redistribución de la riqueza.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del interpelante, tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, el señor diputado don Jorge Rodríguez Pérez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta.

Mire, nosotros, señora consejera, creemos en una política fiscal progresiva, ya lo dijimos antes, que quien más tiene más parte de su renta pague, pero una política tributaria justa, no confiscatoria, y que haga competitivos todos nuestros factores productivos. No podemos aceptar un castigo fiscal por vivir e invertir en Canarias. Hemos de volver a los niveles de fiscalidad que teníamos antes de julio del 2012.

La propuesta de suavización fiscal que presentamos en su momento era eso lo que pretendía exactamente y además rebaja fiscal en los tipos impositivos de la tarifa autonómica del IRPF, señora consejera, que se ha olvidado usted del IRPF, una rebaja mayor en los tramos inferiores de la renta y menos en los tramos superiores. Eso supone un ahorro fiscal del 16,67 % para las personas de menos renta y solo un 7,6 % para las personas de rentas más altas.

Una reforma fiscal que efectivamente dejará en el bolsillo de los canarios, señora consejera, más dinero. ¿Sabe para qué?: para que consuman, para que inviertan, para que se cree empleo en Canarias. Y porque queremos favorecer especialmente a las rentas medias y a las rentas bajas, habíamos propuesto deducciones en la cuota autonómica del IRPF limitadas a aquellos contribuyentes que tienen menos de 35 000 euros en individual o 60 000 euros en declaración conjunta.

Proponíamos también que gastos básicos que tienen muchos contribuyentes canarios de rentas medias y bajas, como son, por ejemplo, ponerse unas gafas, comprar una silla de ruedas, un audífono, un implante dental, que no son gastos caprichosos, tengan una ayuda fiscal. Son necesidades que no están cubiertas, como usted sabe, por el sistema público, por los servicios públicos. Son gastos extraordinarios y necesarios que merecen, a nuestro juicio, una ayuda pública. O gastos de formación de nuestros hijos -aprendizaje de idiomas, estudios de posgrado-. Eso es hacer canarios más competitivos, que es precisamente lo que ustedes no quieren que haya en Canarias. Eso es hacer una política tributaria más justa y solidaria, señora consejera, justa y solidaria con quienes menos recursos tienen, menos posibilidades económicas tienen.

Todo esto, señora consejera, lo vamos a volver a repetir con nuevas incorporaciones, con algunas modificaciones, en la moción consecuencia de esta interpelación, a ver si así les da tiempo de contemplar, en fin, alguna cosilla de las que les vamos a proponer en el proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el ejercicio de 2017.

Mire, aplauso merece, sin duda ninguna, que se haya incorporado por fin la bonificación del 99,9 % en el impuesto de sucesiones y donaciones. Hay que decir también que gracias a la mucha insistencia del Grupo Parlamentario Popular a lo largo de mucho tiempo. Hombre, reconózcalo, reconózcalo.

Pero, señora consejera, reconozca que la política tributaria de Canarias la han hecho ustedes a martillazos, señora consejera, a martillazos. Es un rotundo fracaso. Ni han eliminado injusticias evidentes entre los canarios respecto de otras comunidades autónomas, insisto, ni han conseguido construir en Canarias, en nuestra comunidad, un tejido empresarial fuerte, suficientemente sólido, suficientemente competitivo, ni han conseguido crear empleo. Ahí están las cifras. Solo nos ha traído, como ya le decía, pobreza, atraso económico y desempleo. El desempleo, señora consejera, más alto de España, más alto de Europa, juntamente con Andalucía. Hay que dar, por tanto, un giro total a la política tributaria en Canarias, y eso es lo que pretendemos desde el Grupo Parlamentario Popular, desde el Partido Popular, con la moción que presentaremos, repito, seguramente para el próximo pleno, y espero que la apoyen todas sus señorías. Si no la apoyan, pues, en fin, les diré a los canarios que tengan tranquilidad, que cuando el Grupo Parlamentario Popular, el Partido Popular esté en el Gobierno hará una rebaja fiscal para que todos los canarios, familias y empresas se beneficien de ello.

Muchas gracias, señora presidenta.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta interpelación tiene la palabra en nombre del Gobierno la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta.

Señor Rodríguez, ya lo he dicho en mi primera intervención: nuestra voluntad, como he indicado, es proceder a la rebaja impositiva, pero hay que ser prudentes a la hora de tocar los impuestos. Debemos actuar con inteligencia, responsabilidad y rigor para no poner en peligro y en riesgo la prestación de los servicios públicos básicos y esenciales. Y sobre todo para no tener que dar marcha atrás con las decisiones, como está teniendo que hacer ahora su Gobierno, de forma precipitada, un Gobierno en funciones, que tiene que presentar una ley, la Ley 2/2016, para eliminar el fraccionamiento que hizo del impuesto de sociedades, precipitándose y haciendo perder, descontrolando el gasto y perdiendo ingresos por importe de 8000 millones.

Pero, mire, le voy a decir todo lo que piensa su partido en las empresas canarias. ¿Sabe usted que se han despistado y no han metido las empresas que están en la Zona Especial Canaria y que las empresas que tienen que presentar sus pagos fraccionados los tienen que hacer al 23 %? ¡Se han olvidado ustedes de nuevo de Canarias, señor Rodríguez! Por eso, cuando se hace una rebaja fiscal, se tiene que hacer con responsabilidad, con rigor, tal y como hicimos con el impuesto de sucesiones y donaciones. Que no, no fue por la insistencia del Partido Popular, fue porque lo llevábamos en nuestro programa electoral y además era un compromiso con las personas que menos tenían. Esa bonificación ha permitido a mucha gente no tener que renunciar a sus herencias.

Pero estamos de acuerdo, señoría, en que tenemos que afrontar una revisión para reducir la brecha entre las personas y las empresas que más tienen y las que menos tienen, y estamos de acuerdo en que tiene que hacerse de una forma progresiva. Pero, señoría, señor Rodríguez, usted debería mirar la cantidad de bonificaciones que existen en este momento en la cuota autonómica del IRPF, que son muchas, para atender a las personas que más nos necesitan.

Por tanto, con la misma responsabilidad que le digo que no podemos permitirnos en este momento una rebaja generalizada de los impuestos, tal y como solicita su grupo, porque el escaso margen que nos deja, que tenemos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria... Y, como se lo decía antes, cualquier cambio normativo tiene su impacto en el cálculo de la regla de gasto y, por lo tanto, tendríamos que rebajar, hacer una disminución en el cálculo de la regla de gasto, que además su partido ha disminuido para el 2017 del 2,2 al 1,8, y, por lo tanto, tendríamos menos recursos para proveer los servicios públicos esenciales. Insisto, es absolutamente necesaria la revisión del sistema de financiación de las comunidades autónomas para poder saber, y cómo queda Canarias, para poder saber en el 2018 qué reforma fiscal tenemos que adoptar. Porque, como le digo, es muy importante que los canarios y las canarias tengan recursos económicos suficientes en su bolsillo, pero tan importante como eso es que todos ellos tengan la garantía de poder acceder a una sanidad, a una educación, a unos servicios sociales, que les den la cobertura necesaria.

Por lo tanto, señorías, para concluir, nuestra previsión es aumentar la recaudación tributaria, y aumentarla como consecuencia de una mayor actividad económica, como consecuencia de la lucha contra el fraude fiscal, pero en este año, como usted me ha preguntado, no contemplamos una modificación en materia impositiva ni en la creación de nuevas figuras tributarias. Lo haremos, y espero, en esta Cámara de la mano de todos los grupos, con sosiego, con cabeza, con rigor, sobre todo, señorías, para no tener que dar marcha atrás, como ha tenido que hacer en los últimos días su partido político.

Muchísimas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/I-0014 Sobre actuaciones de política general en materia de fiscalidad con especial referencia a la elevada tributación, dirigida a la Sra. Consejera de Hacienda.

Facebook Twitter Youtube Google Plus

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400