Diario de Sesiones 62/2017, de fecha 8/2/2017 - Punto 10

9L/PNL-0249 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Podemos, sobre fiscalización de la gestión de las prestaciones sanitarias concertadas por el Servicio Canario de la Salud.

La señora PRESIDENTA: Pasamos al siguiente orden del día, que son las proposiciones no de ley... (Rumores en la sala).

Proposición no de ley... Señorías, por favor. Seguimos en pleno, señorías. Proposición no de ley 249, de fiscalización, a instancia del Grupo Podemos, sobre fiscalización de la gestión de las prestaciones sanitarias concertadas por el Servicio Canario de la Salud. (Prosiguen los rumores en la sala).

Para la defensa de la proposición, señor Márquez Fandiño.

Señorías, por favor.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidenta.

Empiezo con la Ley 11/94, de Ordenación Sanitaria de Canarias, donde aparece lo siguiente, dice: "El Servicio Canario de la Salud, solo con carácter excepcional y por un tiempo limitado, podrá establecer convenios con los servicios y centros hospitalarios que no pertenezcan a la red para la atención de enfermos agudos de cobertura pública". Repito: "solo con carácter excepcional y por un tiempo limitado", y aquí en Canarias tenemos conciertos que vienen desde la época de Franco. ¿Eso es carácter excepcional y por tiempo limitado? Dudoso, ¿verdad?, mantener ese argumento.

Además, sabemos -lo conocíamos en el propio informe de la Federación de Asociaciones de Defensa de Sanidad Pública del año pasado- que el 9 % de nuestro presupuesto está destinado a la concertación. Que, además, según la propia consejería, por lo menos el anterior consejero, decía que estaban por encima de los 200 millones de euros. Pues, bueno, el día 12 de abril del año 2016 la Audiencia de Cuentas de Canarias remite a la presidenta de la Comisión de Presupuestos y Hacienda, doña Australia Navarro, un escrito en relación con la elaboración de un informe solicitado por esta comisión en la legislatura anterior. Un escrito en el que el acuerdo de los grupos parlamentarios era que la Audiencia de Cuentas hiciera una fiscalización completa de la concertación y, además, hiciera un estudio donde valorara si la gestión directa o la gestión concertada era más económico que haciéndolo directamente en nuestros centros públicos. Pues, bien, la Audiencia de Cuentas contesta a Australia Navarro en un escrito que, dado el volumen..., dado el nivel del volumen de concertación que existe en Canarias la Audiencia de Cuentas no tiene medios suficientes para fiscalizar. Por lo tanto, nos hacemos esta pregunta: ¿quién lo está haciendo?

El año 2014, según la Audiencia de Cuentas, porque antes el consejero en la comparecencia que tuvimos, bueno, me acusaba de no tener yo los datos, que para poder hacer una valoración sobre el modelo primero hay que conocer los datos. Yo le voy a dar los datos al señor consejero, pero no le voy a dar los datos que él tiene, sino los que dice la Audiencia de Cuentas, que para mí, entenderán, tiene mucha más credibilidad. Y dice, en el año 2014, fíjense ustedes en las cifras: procesos quirúrgicos en la concertada: 22 421, solo en ese año; estancias de larga duración: 216 955; urgencias hospitalarias no ingresadas, 52 384; pruebas diagnósticas sin resonancias, 23 000; fisioterapia en total de sesiones, 332 000; logopedia, 32 000; resonancias magnéticas, 37 000... Es que los datos son abrumadores.

Si hablamos del transporte sanitario, hablamos de que el 80 % del transporte sanitario urgente está concertado, por lo tanto, hablamos de cifras muy importantes, de muchísimo dinero. Y yo me pregunto, si el señor Clavijo, que no quería quitar el medicamento de la hepatitis C, encarga un estudio para conocer el déficit del gasto que le supone al Servicio Canario de la Salud ese tratamiento -que hablamos de 30 millones de euros-, ¿cómo es que no encarga un estudio, una auditoría externa para conocer realmente el gasto que supone para nuestro servicio público la concertación? Es extraño, ¿no les parece a ustedes? No quiere quitar un medicamento, un tratamiento, pero encarga un estudio, una auditoría externa, que son 33 millones, pero si lo que le preocupa es el dinero, ¿por qué no lo hace con la concertación sanitaria?

Hay otras cifras que también ratifican la necesidad de elaborar este trabajo. Por ejemplo, le voy a dar un dato, en Santa Cruz de Tenerife no se ha creado ninguna cama de agudos desde el año 1978, y actualmente hablamos de que el 33,9 % de las camas hospitalarias están en las privadas y en Canarias el 57,9, casi el 60 %, de nuestros hospitales son privados. ¿No creen ustedes que se hace necesario, con estas cifras, con estos datos, hacer una auditoría para saber si realmente lo que estamos pagando se corresponde a los servicios facturados, si realmente esta gestión externaliza compensa para no crear empleo público, para no reforzar nuestros hospitales, para tener camas cerradas, zonas de hospitales infrautilizadas por falta de personal? Nosotros creemos que sí, que merece la pena. Que merece la pena porque, además, padecemos una falta de financiación en materia sanitaria en la cual todos estamos de acuerdo.

Mire, otro ejemplo es el programa de atención dental infantil. Con un gasto de un millón y medio de euros, está gestionado por los propios colegios de dentistas. Estos organismos privados efectúan directamente el pago a los profesionales adscritos al programa, acordando con ellos la detracción por costes de gestión por paciente sin que haya ningún tipo de fiscalización por parte de la consejería, por parte del Servicio Canario de la Salud. Esto es grave, esto hay que fiscalizarlo, esto hay que mirarlo con lupa, porque estamos hablando de muchísimo dinero público.

Miren, sobre estas contrataciones cabe destacar los numerosos dictámenes del propio Consejo Consultivo al respecto. Concretamente en el 136/2016 se cuestiona al Servicio Canario de la Salud por, abro comillas: "utilizar la [...] nulidad de los contratos (vía excepcional y de aplicación restrictiva) como forma habitual de convalidar la contratación de suministros médicos, realizados con total desprecio -dice el Consejo Consultivo- a la normativa de aplicación". Y añade: el Servicio Canario de la Salud contrata "sin una correcta planificación previa que permita lograr una eficiencia y racionalidad en la utilización de los recursos públicos y con total desprecio a los principios reguladores de la contratación pública: transparencia, legalidad y seguridad jurídica, buena fe y confianza legítima". Esto lo dice el Consejo Consultivo de Canarias. Esto es gravísimo. Y nos pegamos aquí horas y horas y horas discutiendo sobre la sanidad cuando tenemos un agujero negro por donde se nos están yendo muchísimos de nuestros recursos públicos.

En ese informe, de que hablaba, de la Audiencia de Cuentas, donde dice que no tiene capacidad para, dado el volumen, fiscalizar toda la concertación, llega al Parlamento y a la Consejería de Hacienda el año pasado y se acuerda una reducción, a propuesta del Partido Socialista, del campo a fiscalizar. Pues bien, nosotros creemos que esa reducción elimina el objetivo de determinar si se han adquirido las prestaciones concertadas en la cantidad, en la calidad y en el coste más adecuado y, lo que es más importante todavía, si la alternativa a la gestión directa podría ofrecer mejores resultados.

Por tanto, entenderán ustedes que esta proposición no de ley en aras a la transparencia, al control de nuestros recursos públicos, en aras a, también, determinar si el crecimiento de las clínicas privada, por ejemplo, en la isla de Tenerife, se debe a una gran gestión por parte de las empresas privadas o realmente a la degradación del sistema público en esta isla, cosa que conocemos bastante. Sabemos de urgencias del norte y del sur que tienen que pasar por clínicas privadas antes de ir a los hospitales públicos, y es en la clínica privada donde deciden si lo derivan o se lo quedan. Estas son cosas bastantes graves que están sucediendo hoy por hoy en Canarias cuando padecemos un déficit de financiación muy importante.

Por tanto, instamos al Gobierno de Canarias, y voy a leer ya, digamos la transaccional que hemos tomado con el resto de grupos... Vale, no la tengo aquí la leeré después.

Hemos aceptado la enmienda de Nueva Canarias porque creemos que enriquece, además, el texto y también añadimos un tercer punto de la enmienda del Grupo Mixto.

Nada más. Y espero que apoyen esta proposición no de ley porque, de lo contrario, sinceramente, de cara a ciudadanía, tienen grandes dificultades para justificarlo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez Fandiño.

Esta PNL tiene tres enmiendas. El Grupo Mixto. Para la defensa de la misma, señor Ramos Chinea.

Le significo, señor Ramos Chinea, antes de que tome la palabra, que habían presentado con fecha 8 de febrero, con posterioridad al plazo establecido, una modificación de la misma: no es posible porque ya el plazo estaba cerrado, o sea, que está sobre la enmienda original que ustedes habían presentado.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Señora presidenta, de todas maneras, la intención de nuestro grupo es retirar la enmienda.

Y, bueno, decirle que la situación actual de la sanidad lo que necesita es sumar esfuerzos y no crear más divisiones. Por lo tanto, el voto de nuestro grupo va a ser en contra y nos posicionamos al lado de los pacientes de la sanidad, que es en los que realmente hay que invertir, máxime cuando el dinero, en este caso, escasea.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea, disculpe, pero lo que retiran ¿es la modificación, no la enmienda original que presentaron?

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: ¿La enmienda en su totalidad?

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Retiramos la enmienda en su totalidad, sí.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Socialista Canario. Señor Hernández.

Silencio, señorías, por favor.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Bueno, buenos días de nuevo.

No voy a relatar muchos datos, en verdad; el señor Márquez ya lo ha hecho de forma extensa.

Efectivamente, en nuestra sanidad se mantienen en vigor conciertos que incluso el extinto Instituto Nacional de Salud, el antiguo Insalud, firmó con clínicas privadas en los años setenta, antes de la promulgación incluso de la Constitución española.

Estos contratos sobrevivieron a la transferencia de competencia sanitaria a las comunidades autónomas en 1986 y se han ido renovando hasta la fecha a través de determinadas cláusulas que se revisan cada año.

Está fórmula perpetuada en el archipiélago en las últimas década se sitúa al margen de la Ley de Contratos del Sector Público, cuestión esta que se ha ido abordando y hemos ido oyendo con mucha frecuencia, que limita las prórrogas, estipula en su duración, que no podrá ser superior a la fijada en el contrato inicial y obliga a justificar su idoneidad.

Es verdad, como se ha referido aquí, la adopción de la defensa de la sanidad pública, han hecho una serie de consideraciones -que voy aquí a plantear alguna- donde consideran preciso y urgente modificar los conciertos mediante una fórmula de contratación flexible que actúe a la demanda de lo que requiere el Servicio Canario de la Salud. Yo creo que eso es importe. Y complete la oferta pública.

A su vez, propone revisar la cartera de patología a concertar y buscar el mejor rendimiento para ahorrar dinero y evitar dejar tirado al paciente hasta tres y cuatro días en los pasillos. Apunta esta opción que el Gobierno de Canarias está gastando grandes cantidades en concertar intervenciones muy caras. Por ejemplo, en la implantación de prótesis de cadera, un solo enfermo está ocupando una cama en la clínica privada durante cinco o seis días; si, en vez de esto, derivas patologías menores, que requieren un ingreso mínimo, por el mismo precio te solucionan entre cinco y seis casos, lo que reduce la lista de espera. Esa es la fórmula que se aplica y esa es la fórmula que habría que revisar.

Se da la paradoja de que, por ejemplo, el Hospital Universitario de Canarias realiza menos intervenciones de prótesis de cadera de las que se derivan a una clínica privada. Y eso, sin duda, lo que resulta es una paradoja.

Nosotros hemos presentado una enmienda que lo que plantea..., pero, en definitiva, con la transaccional entendemos que queda mejor recogida, plantea que se siga, en este caso, con la Audiencia de Cuentas de Canarias, que elabore el informe de fiscalización. Sabemos las dificultades que está teniendo, pero no por ello vamos a desistir en que esa revisión se haga. Y que se haga simplemente por una cuestión obvia de cumplir con las obligaciones que emanan de los poderes legislativos, en este caso, también de la Ley de Contratos de la Administración pública. Así que en ese sentido va nuestra enmienda, que, repito, es coincidente con el texto transaccionado por distintos grupos.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Antes de dar la palabra al Grupo de Nueva Canarias, solicito a los grupos que, si hay una transaccional, la hagan llegar a la Mesa, por favor.

Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías.

Vamos a ver, yo tengo una gran capacidad de encaje y de comprensión, pero me sorprende que no seamos capaces de identificar las obligaciones que tienen las instituciones. Fiscalizar el dinero público, se gaste en educación, en un ayuntamiento, en un cabildo, en carreteras o en obras hidráulicas, es una obligación de los poderes públicos y tenemos organismos solo para eso. La Audiencia de Cuentas existe para esto. De manera que se auditan las universidades, se auditan los gastos municipales, de los cabildos, en unas ocasiones, de oficio, a través de un plan de trabajo que tiene la Audiencia de Cuentas, y, en otras, a demanda. De manera que es bastante insólito que tengamos que recurrir a una iniciativa parlamentaria para que se cumpla con las obligaciones legales.

En el año 14, en la Comisión de Hacienda, discutimos esto, y yo propuse, porque la propuesta inicial era otra, que había que hacer una auditoría sobre los conciertos. Primero, porque están en la polémica, y la mejor manera de solventar el tema es ver de qué estamos hablando. Para que me entiendan, si yo fuera responsable de las clínicas privadas, pediría la auditoría, pediría la fiscalización. Pa' que me entiendan.

Dicho eso, es necesario fiscalizar, auditar, medir esta parte del gasto público, y lo tiene que hacer la Audiencia de Cuentas y, si le faltan medios, se le ponen.

Y luego digo lo siguiente, la Ley General de Sanidad dice que el sistema sanitario público puede concertar servicios con la privada, sin ánimo de lucro, primero, y, si no, la privada con resultados económicos. Y la Ley de Ordenación Sanitaria, que también conozco bien, que se aprobó aquí en el año 94, dice una cosa, hay una red de hospitales de utilización pública donde pueden ser públicos-públicos, privados sin ánimo de lucro o privados con ánimo de lucro. El problema está en que -no toca hoy, lo veremos en una interpelación en el próximo pleno- este asunto hay que aclararlo, y la única manera de aclarar las cosas es conociéndolas, estudiándolas.

De manera que hemos hecho algunas enmiendas para decir algo que debiera ser natural y es que la Audiencia de Cuentas -y si no tiene medios la ayudamos- fiscalice, audite esta parte del gasto, que está sometida a una enorme polémica o una enorme incertidumbre, porque es su obligación. Votar en contra de esta iniciativa es votar en contra de las leyes que nos rigen.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Pido posición para el grupo enmendante, señor Márquez Fandiño.

Para que fije posición, por favor, señor Márquez Fandiño, respecto..., entiendo... Señor Rodríguez, por favor, si es tan amable, para seguir el debate (dirigiéndose al señor Rodríguez Rodríguez).

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Tal y como se lo hemos hecho llegar a la Mesa, aceptamos la enmienda de Nueva Canarias; no podemos aceptar la del PSOE -estamos totalmente de acuerdo, es muy parecida, pero hemos decidido mantenerla como estaba-; y lamentamos profundamente el cambio de opinión de última hora del Grupo Mixto.

La señora PRESIDENTA: Señor Márquez, entiendo que el texto que me ha pasado sustituye al de la enmienda que estaba en el texto original, ¿de acuerdo?

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Así es, correcto.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Continuamos, señorías. Posición del resto de los grupos. Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta.

Estimadas señorías, les voy a explicar brevemente el posicionamiento que va a tener mi grupo parlamentario respecto a esta PNL sobre fiscalización de los conciertos del Servicio Canario de la Salud.

Señores del Grupo Parlamentario Podemos, permítanme que les explique brevemente que, tras hacer varias consultas, no sabemos realmente cuáles son los motivos que le llevan a presentar esta PNL. Entendemos, desde nuestro grupo parlamentario, que existe al menos, quizás, en su texto expositivo fundadas sospechas sobre el funcionamiento de la concertación de las prestaciones sanitarias.

Pues bien, entendemos también que existen cauces, si tienen fundadas sospechas de que funcionan mal, suficientes como para ir a fiscalía y denunciar si consideran que hay algo que se está realizando mal.

Por otra parte..., es decir, con la presentación de esta PNL lo que pretenden es controlar la concertación, entendemos que existen diversos medios para poder realizarlo, auditorías externas quizás no son lo más oportuno. La Audiencia de Cuentas, como bien ha dicho el portavoz de Nueva Canarias, tiene entre sus misiones esta, la de fiscalizar el gasto público .Tenemos, en segundo lugar, a los propios diputados y grupos parlamentarios, que tenemos a nuestra disposición toda la maquinaria legislativa para indagar y preguntar todo lo que queramos.

¿Qué buscamos, sinceramente? Creo que lo que subyace es demonizar la sanidad concertada y, al mismo tiempo, pues, manifestar que los hospitales públicos son lo prioritario, pero que nunca bajo ningún concepto se debe de concertar. Nuestra opinión es totalmente contraria, debemos aprovechar al máximo la pública y, en lo posible, también concertar porque ¿saben cuál es nuestra prioridad? Los pacientes. Los pacientes, todos aquellos canarios que hoy se encuentran en listas de espera. Ya lo hemos dicho aquí en sede parlamentaria en numerosas ocasiones, en este pleno y en diversas comisiones que se han llevado a cabo; para nosotros lo primero, los pacientes, nuestra prioridad, los pacientes, perseguimos que se maximicen recursos públicos y que los pacientes sean atendidos tanto en lo público como en lo concertado, no vamos más allá.

Por todo ello, manifestamos que votaremos en contra de esta iniciativa, porque entendemos que existen cauces adecuados ya y más que suficientes para fiscalizar esta actividad. Tenemos muchas oportunidades para llevar a cabo esta fiscalización permanentemente.

Señores proponentes, nos llevaremos una sorpresa, quizás, si analizáramos los costes que tienen determinadas pruebas en servicio concertado. No vamos a ser nosotros aquí quienes les demos lecciones de externalización, que para eso ya está el que gobierna y el que tiene que tomar decisiones en base a criterios de rentabilidad y buscando el bienestar de la sociedad y de los pacientes.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Gracias, señora presidenta. Señores diputados, buenos días.

La exposición de motivos de esta proposición no de ley tiene una serie de imprecisiones graves que queremos aclarar.

En primer lugar, según el informe 2015 de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Canarias es una comunidad con grado intermedio de privatización, con niveles similares al País Vasco, Aragón, Castilla y León, Valencia, Cantabria, Navarra y La Rioja. Dice también esta exposición que Canarias dedica la mitad de su presupuesto del Servicio Canario de la Salud a concertación, debe de ser, evidentemente, un error del texto, porque, vamos, es absolutamente inviable y nadie se lo cree. Canarias dedica, como ha aclarado el proponente después, afortunadamente, menos del 10 % del presupuesto del servicio, dato que el mismo informe recoge.

El nivel de sanidad privada al que se hace referencia es similar al que existe, por ejemplo, en una comunidad autónoma como la de Baleares, y obedece, básicamente, al hecho de que son comunidades autónomas destinadas al turismo, dedicadas al turismo, y, por tanto, Canarias tiene -y nosotros nos alegramos- un sector sanitario privado potente debido al sector turístico, igual que lo tiene Baleares, para atender a los millones de turistas que nos visitan, se concierte o no se concierte. Y, por cierto, aclarar que..., que quede claro que en Canarias no hay hospitales públicos de gestión privada, cosa que sí ocurre en algunas otras comunidades autónomas.

Por tanto, ante esta realidad de la existencia de un sector privado potente en Canarias derivado del sector turístico, ¿qué es lo lógico, concertar con estos recursos sanitarios o no hacerlo? Nosotros pensamos que es más lógico hacerlo.

Y quiero pararme en un ejemplo que usted ponía en negativo y que nosotros consideramos positivo. A la hora de hacer una revisión bucodental a todos los niños canarios, todos sabemos que eso sería inviable hacerlo en el sistema público y, por tanto, se recurre a un colectivo como el de dentistas, que nos parece positivo que se apoye la sanidad pública en ellos para hacer esta tarea.

Mire, usted dice que, efectivamente, la Audiencia de Cuentas está desarrollando un informe de evaluación que le pidió el Parlamento en relación con las concertaciones. Nosotros pensamos que debe seguir haciéndolo y apoyamos que se dote a la Audiencia de Cuentas de medios para hacerlo, pero nosotros le vamos a decir claramente qué es lo que, desde el Grupo Nacionalista, le pedimos al equipo de la Consejería de Sanidad, que en estos momentos acaba de tomar posesión: que baje las listas de espera y que lo haga dialogando con todos, pero también aprovechando todos los recursos del sistema, los públicos y los privados, que defienda y apueste por lo público, pero que use de forma eficiente todos los recursos disponibles.

Y, por lo tanto, nosotros pensamos que, mientras la Audiencia de Cuentas, la Consejería de Sanidad y la Consejería de Hacienda hacen ese estudio que se está pidiendo, que lo harán, evaluar el pasado es importante, pero lo es más evaluar el futuro, y hay 100 000 personas, casi, esperando...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño, se acabó su tiempo.

Señorías, hemos concluido las intervenciones, llamo a votación de esta PNL, en los términos presentados por el proponente tras la transacción acordada. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a votación). (Pausa).

(Rumores en la sala).

Señorías, comienza la votación. Señorías, silencio, por favor.

Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 58 votos emitidos: 26 síes, 32 noes, ninguna abstención. Queda, por tanto, rechazada esta PNL.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).]

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0249 Sobre fiscalización de la gestión de las prestaciones sanitarias concertadas por el Servicio Canario de la Salud.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400