Diario de Sesiones 64/2017, de fecha 22/2/2017 - Punto 1

9L/C-0779 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LOS RECURSOS IDENTITARIOS DE CANARIAS COMO DESTINO TURÍSTICO.

La señora PRESIDENTA: Correspondería ahora, señorías, si son tan amables... (Rumores en la sala). Les agradezco la atención o la no atención. Buenos días.

Vamos con la comparecencia 779, del Grupo Nacionalista Canario -y ya está aquí el señor David de la Hoz (aludiendo a que el señor De la Hoz Fernández ya está situado en la tribuna de oradores)-, a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre los recursos identitarios de Canarias como destino turístico.

Señor De la Hoz, cuando quiera tiene la palabra.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Después de una jornada larga ayer, reanudamos el pleno con una comparecencia sobre la puesta en marcha de los recursos identitarios como destino turístico. Y es que, señora consejera, le hemos solicitado esta comparecencia, que venía aplazada desde hace ya algún pleno, sobre los recursos identitarios como activo turístico para conocer qué líneas de trabajo está desarrollando su consejería para conseguir o lograr estos objetivos.

Ya usted, desde el inicio de esta legislatura, su consejería, el Gobierno de Canarias, ha puesto el acento en generar todo tipo de sinergias relacionadas con el mayor motor económico, nuestra mayor industria, que es el turismo. De hecho, ha conseguido implantar o impulsar, junto al consejero del ramo del sector primario, la mesa del sector primario y turismo. "Crecer juntos", el lema de esa mesa, que ya, desde el inicio, ha conseguido algunos gestos, algunas pinceladas, de hacia dónde debe ir la evolución, la diversificación, de nuestra economía, pivotando sobre todo, insisto, en el turismo, en nuestra mayor industria, nuestro mayor recurso.

Pero no solo se queda ahí: hay también que impulsar mesas de turismo-educación -sé que se está trabajando en ello-, mesas de turismo-educación-empleo; mesa de industria, implicar a los industriales con el turismo... Pero, sobre todo, lo que le toca a usted de lleno es buscar sinergias entre el turismo, la cultura y el deporte. Es una asignatura que se ha ido desarrollando con el tiempo pero espero y deseo que en esta legislatura, en este tiempo que nos queda, en este tiempo que le toca a usted gestionar, pues, lo impulse con una mayor fuerza.

Creo, señorías, que todos somos muy conscientes de que los recursos identitarios son parte de nuestra cultura, son lo que nos define como pueblo, y todos deberíamos estar comprometidos con su defensa, su puesta en valor y con la sostenibilidad de esos recursos. Estos recursos no forman un conjunto estático, predefinido, sino un sistema en movimiento al que continuamente se suman y se restan unidades.

La cartografía de lo identitario suma elementos simbólicos, signos culturales, procesos medioambientales, paradigmas históricos, acontecimientos tradicionales y sistemas propios de la actualidad. La evolución de ese sistema puede perseguirse a lo largo de la historia y pueden determinarse sus variaciones.

En estos momentos se ha sustanciado ya una identidad canaria moderna que no solo puede reflejarse en el ámbito patrimonial o en el folclore sino que además es necesario pensar que actividades como el turismo, como el deporte, como la cultura, como la política, son de alguna forma... -y por supuesto procesos como los medioambientales, motor de grandes consensos sociales en nuestra sociedad en la actualidad-, conforman -decía- actualmente la identidad de los canarios, al menos tanto como las devociones, el folclore, etcétera, etcétera. Es necesario, por tanto, pensar desde lo público, a partir de estas premisas, con capacidad para percibir las transformaciones, con eficacia, a la hora de terminar los procesos que construyen identidad frente a aquellos que la diluyen. Construir identidad, señora consejera, y no diluirla. Ese es uno de los grandes retos para su consejería, para su Gobierno y para nuestro proyecto político.

Hasta aquí mi primera intervención y espero escucharla para mi segundo turno.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor De la Hoz.

Turno ahora para el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Buenos días. Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Como todos conocemos, en el ámbito del turismo es inevitable la interrelación que se establece entre los visitantes y los habitantes del territorio donde se sustancian las relaciones. En este sentido resulta fundamental el interés que puede suscitar entre los turistas la cultura de los pueblos que visitan y, singularmente, sus señas de identidad específicas, englobadas en lo que denominamos patrimonio cultural. El patrimonio cultural identifica a los grupos humanos y los diferencia, a unos de los otros. En este concepto se incluyen aspectos tan dispares como la historia, la arquitectura, el arte, las leyendas, las tradiciones, el folclore, las artes escénicas, la artesanía, la gastronomía y las interpretaciones de la naturaleza y del universo, también la música, la literatura, el vestido, así como las formas de producir y aprovechar los recursos económicos.

Canarias, como cualquier lugar del mundo, sea o no destino turístico, posee un patrimonio cultural característico que configura nuestra identidad. Conscientes de su valor y singularidad, el Gobierno está llevando a cabo un conjunto de actuaciones encaminadas a su conservación y estudio, pero también a su proyección, tanto hacia nuestros conciudadanos, por supuesto, como hacia las personas que nos visitan.

Facilitar a nuestros visitantes el conocimiento del patrimonio cultural propio contribuye, sin lugar a dudas, a potenciar nuestra oferta turística. Si además brindamos una serie de acciones dirigidas a conseguir la asimilación de ese patrimonio, lograremos, por una parte, que comprendan algunos aspectos de nuestra identidad y, por otra, que los sectores e individuos implicados desde aquí se preocupen por activar y preservar unos elementos patrimoniales que, de otra manera, o por no poder conservarse o por no preocuparse, podrían caer en el olvido, incluso desaparecer.

Además, como la experiencia ha demostrado, promover un uso responsable del patrimonio cultural con fines turísticos genera importantes ingresos económicos, evidentes, contribuye a la generación de nuevas oportunidades de negocio, de empleo y, en definitiva, de progreso económico y de esa diversificación en la que este Gobierno está trabajando.

También, y esto es muy importante, se contribuye a cultivar un sentimiento legítimo de orgullo entre los miembros de la comunidad, de orgullo de ser canario y de poseer este patrimonio.

Conscientes de tales extremos, desde la consejería que dirijo se han diseñado diferentes líneas de actuación. Ahora bien, es preciso ser conscientes de que esa labor no solo debe ser asumida por el Gobierno, las demás administraciones nos consta que también lo están haciendo y toda la comunidad en general tienen que contribuir a ello. Desde tal perspectiva encaminamos nuestro trabajo.

Las acciones previstas para la puesta en valor de los recursos identitarios de Canarias como destino turístico, y sobre las que llevamos trabajando en esta legislatura, se enmarcan en los ejes que pasaré ahora a detallarles y que tienen su encaje en las líneas presupuestarias concretas de la Dirección General de Patrimonio Cultural para el presente año 2017.

Por un lado, el apoyo a los museos. Los museos, como custodios de una parte destacada del patrimonio cultural canario, deben ser centros de rigor científico, seriedad comunicativa y conocimiento compartido. Deben colaborar y cooperar en el desarrollo de políticas culturales pluralistas y democráticas que contribuyan a concienciar a los canarios sobre su identidad, sin darle la espalda a una realidad heterogénea y dinámica como la que vivimos ahora. Precisamente estos extremos fueron analizados en el I Congreso de Museos, que se celebró en La Orotava del 25 al 27 de noviembre, con muy buenos resultados de todos los participantes, que son precisamente los responsables y profesionales que trabajan al frente de todos los museos de Canarias. Las conclusiones de este evento son públicas y este Gobierno las ha hecho suyas.

En aras de la brevedad que las circunstancias requieren, vamos a exponer rápidamente algunas de esas conclusiones de ese I Congreso de Museos. Pues la creación de un sistema canario de museos que velará por el buen funcionamiento de los centros; promover la gestión integral de los museos, más allá de los presupuestos, es decir, atender a parámetros de transversalidad, de accesibilidad, transparencia y calidad; elaboración del libro blanco de los museos de Canarias; establecer un registro de museos, al que van a estar adscritos los centros que cumplan unos requisitos, como decía, de rigor científico, etcétera, para conseguir un sello de calidad que los reconozca como tales; redacción de un reglamento en el que se explique cómo deben integrarse a ese sello; inclusión de las colecciones en el Centro de Documentación del Patrimonio Histórico Canario... Bueno, y una inspección, por supuesto, acompañar todo esto de una inspección; una guía oficial de museos... Estas son las principales conclusiones, como decía, en cuanto a la política museística que va a partir de ahora el Gobierno de Canarias a emprender a raíz de este I Congreso de Museos y que habrá otros en este año y los siguientes.

En cuanto a patrimonio mundial, precisamente la incentivación de la política de difusión del patrimonio de Canarias en binomio con la promoción turística de nuestra comunidad. Se ha establecido una línea específica de actuaciones conducentes a la puesta en valor del patrimonio mundial radicado en Canarias. Como ustedes bien saben, La Laguna, el Teide, el silbo gomero y el parque Garajonay. Pues más si cabe ponerlo también en conexión con el sector turístico, que ya lo está, pero, bueno, hay que seguir trabajándolo.

Recuperación y difusión del patrimonio histórico de Canarias. Las actuaciones contenidas bajo este epígrafe contemplan actuaciones variadas: intervenciones arqueológicas, publicaciones, investigaciones, en el ámbito de las ocho islas. Ya estamos trabajando en ello, como he podido dar cuenta en otras comparecencias. Tanto patrimonio arquitectónico, etnográfico como arqueológico.

En cuanto al patrimonio cultural inmaterial. Como ustedes saben, el patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos, sino que también comprende tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes: tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, simbologías, conocimiento y prácticas relativas a la naturaleza y al universo, saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Sobre este campo las actuaciones programadas son fomento de la investigación sobre los bienes culturales que integran este patrimonio inmaterial, establecimiento de una metodología consensuada que guíe la actuación de las instituciones, diseño y estrategia que favorezca la difusión de los valores culturales propios de las manifestaciones inmateriales de la cultura, elaboración del atlas del patrimonio cultural inmaterial de Canarias, para registrar, documentar y difundir este patrimonio inmaterial.

En cuanto al patrimonio documental, también producido en el marco de la actividad humana, como saben, los documentos pueden tener características muy relevantes y ser símbolo de la memoria colectiva de un pueblo, a través de su soporte y contenido. Los documentos reflejan la diversidad de los pueblos, la cultura y los idiomas, pasando a ser parte del patrimonio de la humanidad.

Sobre este campo las actuaciones que tenemos programadas son el plan de actuación del patrimonio documental y archivos, que contempla la catalogación, restauración y digitalización; el programa de subir a la red los documentos del patrimonio documental canario, digitalizarlo todo y compartirlo en internet, para que lo puedan consultar absolutamente todos los ciudadanos; el programa de apoyo y asesoramiento a los titulares de los archivos, para el tratamiento de ellos.

Como ven, actuaciones todas encaminadas a la conservación, estudio y puesta a disposición, pues solo desde el riguroso conocimiento podemos transmitir con autenticidad los elementos de nuestra identidad y no caer, como en algunas ocasiones ha ocurrido, en pastiches fáciles fabricados para el turista.

Nada más. Muchas gracias, por ahora.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno ahora de los grupos. Corresponde en primer lugar al Grupo Mixto. Señor Ramos Chinea, por tiempo de tres minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Creo que lo primero y lo más fundamental es plantearnos qué modelo turístico queremos. Sabemos que tenemos una estrategia de marketing que fue capaz en el 2016 de atraer a 15 millones de turistas. Pero yo me pregunto: ¿tenemos una estrategia para atender a esos 15 millones de visitantes? Y me explico. Por ejemplo, ¿tenemos ya un control del volumen de trabajo de las camareras de piso, o del número de horas extra que realizan los trabajadores del sector hotelero, o de las condiciones de sus contratos, o está legalizada toda la planta alojativa de Canarias? Nos alegramos de estos datos de afluencia de turistas, pero a mí hay cosas que me preocupan. Reconozco la labor de su consejería pero lamentablemente no todo depende de esta estrategia de marketing de la marca Islas Canarias. Lamentablemente los grandes turoperadores siguen distribuyendo el turismo a su antojo, y esto llega hasta tal punto que no solo eligen el destino al que quieren que vayan sus clientes, eligen incluso a qué hotel quieren que vayan sus clientes. De manera que es muy importante que empecemos a fidelizar clientes. A mí me alegra mucho que muchos de estos clientes que por primera vez vienen con un turoperador la segunda, tercera, cuarta vez que empiezan a venir vienen de una manera directa. Eso es un dato muy positivo.

Los turoperadores incluso llegan a distorsionar nuestras propias señas de identidad. De este peligro ya hablamos en la Comisión de Estudio de la cultura, donde los intervinientes nos hablaban del problema que conlleva adaptar la cultura al turismo y esta visión falsa que nos dan, pues, los guías turísticos, que normalmente son personas que ni siquiera son canarios, pues, para explicar nuestras señas de identidad a su antojo.

Mire, los gomeros nos sentimos orgullosos de nuestro silbo, de nuestro baile del tambor, de nuestra naturaleza, nuestro roque de Agando, nuestra Fortaleza, nuestro Garajonay, nuestra miel de palma, y etcétera, y nuestro almogrote no es una crema de queso, es mojo con queso. Queremos fortalecer nuestras señas de identidad y que perduren en el tiempo.

Y sobre el Festival de Música de Canarias, que ha sido una de nuestras señas de identidad para atraer turismo, pues, ya sabe mi opinión, se la di en la Comisión de Cultura, pero, como le dije también aquella vez, no pierda ese trabajo que ya se ha hecho y busquen alternativas.

Nosotros desde la Agrupación Socialista Gomera le vamos a dar nuestro apoyo, pero no por miedo a enfadar al señor Clavijo, como se dijo ayer, sino por el bienestar de los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Gracias, presidenta. Señorías, señora consejera, buenos días.

Desde Nueva Canarias somos plenamente conscientes de que es necesario diversificar el turismo y potenciar el gasto en destino, más allá de los núcleos turísticos, para lo que es preciso implicar y favorecer la incorporación al mayor número de sectores profesionales posible, lo que sin duda debe ser una de las premisas que permitan impulsar nuestro turismo y, en consecuencia, nuestra economía. Pero no podemos obviar que ya en el Plan Estratégico Promocional de Canarias 2012-2016 se hablaba, en aquel entonces, de realizar una apuesta decidida por el desarrollo de experiencias, el fomento de los beneficios de la climatología y sus productos asociados, el fomento de la variedad y riqueza natural, el impulso de la oferta de ocio y complementaria, todo ello para potenciar el cambio de imagen y reposicionando el destino y sus empresas en torno a elementos identitarios.

Canarias necesita una oferta mejorada y con una estructuración de producto más amplia, pero integrada y modular. Se potenciará que toda la oferta incorpore los elementos de sostenibilidad, identidad local y posicionamiento del destino. Debemos tener claro todos que no se puede basar la política turística únicamente en crecimientos cuantitativos o en los récords de los últimos años en la llegada de turistas, sobre todo teniendo en cuenta que gran parte del éxito se basa principalmente en los problemas de nuestros competidores. Hoy más que nunca los principales retos para alcanzar el éxito de las islas Canarias como destino turístico pasan por una correcta renovación y estructuración de la oferta del destino, la modernización y mejora continua del producto para mejorar nuestra competitividad y el desarrollo de una adecuada promoción.

Señora consejera, su Gobierno se ha negado de manera sistemática a la implantación de una tasa turística, propuesta por nuestro grupo político de Nueva Canarias, pero esa tasa turística permitiría financiar no solo los planes de modernización y mejora de la competitividad de las zonas turísticas degradadas sino que permitiría conservar los espacios naturales, etnográficos y nuestro patrimonio cultural e histórico, porque nuestros yacimientos, nuestros museos... Bueno, quiero decir que no todo su Gobierno, el señor García, el diputado don Juan Manuel García, pues, sí está a favor, porque todo el mantenimiento del patrimonio cultural e histórico necesita financiación para mantenerlo. Así que los animo a que repiensen esta postura.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea... Digo, señor Rodríguez, me quedé en Ramos Chinea, perdón. Señor Rodríguez, disculpen.

Grupo Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidenta.

El Plan Estratégico Promocional de las islas Canarias que ha vencido recientemente en el año que acaba de terminar contenía un análisis sobre nuestro modelo turístico y decía: "Las islas Canarias acusan una falta de modelos de negocio en torno a los recursos identitarios del destino"; o lo que es lo mismo: que en nuestro archipiélago no estamos aprovechando el potencial turístico que tienen los valores asociados a nuestro sistema cultural.

La marca Islas Canarias ha logrado patrimonializar los recursos naturales que tiene nuestra tierra, recursos como el clima, como el sol, las playas, que se han convertido, sin duda, en uno de nuestros reclamos fundamentales, y lo mismo sucede con nuestros pintorescos paisajes y espacios naturales, que son muy valorados por los turistas. A esto hay que añadir otras cuestiones que también son muy valoradas por este informe, como es la seguridad del destino o también el buen nivel de las infraestructuras en relación con el resto de destinos de nuestro entorno geográfico más inmediato. Entendemos que se refiere a Marruecos, Argelia o Túnez, porque si comparamos nuestras infraestructuras con destinos españoles o europeos me temo que esta valoración no es tan positiva. También hay otros aspectos subjetivos que tienen que ver con nuestra cultura, como es la hospitalidad de los residentes, y que es una variable que sin ninguna duda actúa también como recurso identitario.

Pero no nos engañemos, porque la industria turística de las islas no ha sabido tender puentes entre el mercado insular y su sistema cultural, y esta ausencia tiene su explicación, y la explicación es que no es posible convertir nuestra identidad cultural en un recurso turístico cuando las políticas en esta materia no pasan, pues, del mero folclorismo.

Pero, miren, tampoco creemos que la defensa de la cultura tenga que hacerse para que sea un reclamo turístico, nada más lejos de nuestra intención. La cultura tiene un valor en sí misma y no necesita excusas de este tipo para ser defendida.

La cultura popular canaria, sin embargo, ha sido sistemáticamente excluida de la política autonómica y el culpable no es otro que el partido que nos gobierna. Una formación que se llama nacionalista pero que trata tristemente los elementos que definen la canariedad como un tema menor, y se me ocurre pensar así, por casualidad, en Tindaya, por ejemplo. Y como consecuencia surgen luego dificultades para articularla en sectores estratégicos como el sector servicios.

Por tanto, señora consejera, estamos deseando escuchar su segunda intervención y ver sus propuestas para articular una política cultural fuerte y seria para los canarios.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Turno ahora para el Grupo Popular, la señora Hernández Labrador.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Señora consejera.

Creo que estaremos todos de acuerdo en que los casi 15 millones de turistas que nos visitaron en 2016 lo hayan hecho principalmente por nuestros recursos identitarios. Seguramente por muchos más factores también externos, pero fundamentalmente por nuestros recursos naturales, nuestro clima, la seguridad y también la hospitalidad del residente hacia el turista. Por tanto, por todo lo que nos identifica.

El Plan Estratégico Promocional 2012-2016, además de analizar la situación actual, también fijaba qué debíamos potenciar y en dónde había que actuar. Estamos ante un nuevo escenario que requiere un mayor esfuerzo de planificación.

Dicho esto, señora consejera, después de su primera intervención, yo creo que tenemos que dar un paso más en lo que respecta a recursos identitarios, ya que no estamos en el punto de partida, por lo menos en algunas islas. Una vez pasado 2016 y viendo que casi 15 millones de personas nos eligieron para pasar aquí sus vacaciones, ¿estamos tomando medidas reales de planificación en las ocho islas para que ese mismo número de turistas siga aumentando o se mantenga? Le pongo, señora consejera, un ejemplo. Hemos vendido tanto los recursos identitarios de La Palma que recibimos más turistas de los que podemos acoger, y eso le aseguro que como palmera me avergüenza. No hemos hecho los deberes en planificación y ahora que parece que por fin La Palma empieza a creer en el turismo no está la isla preparada para ello. Estamos esperanzados con la ley de las islas verdes y la nueva ley del suelo. Necesitamos una herramienta potente y que dé seguridad para que las islas más occidentales puedan crecer y que sus habitantes se queden a vivir en ellas y puedan vivir gracias a nuevos recursos turísticos y económicos.

Señora consejera, tenemos el mejor cielo del mundo, el mejor clima del mundo. Nosotros no deberíamos tener que competir porque nuestro archipiélago lo tiene todo. Algo hemos hecho mal para que hayamos perdido tantos años en el camino. Canarias son ocho islas pero Canarias es un destino único, con muchas peculiaridades y con muchas posibilidades deportivas, culturales, patrimoniales, gastronómicas. No sigamos preguntándonos cuáles son nuestros recursos identitarios, trabajemos por mantenerlos, dotemos a las islas de herramientas, de instrumentos de planeamiento, para poder acoger a los turistas que quieren visitarnos, de forma ordenada.

Las islas occidentales no reciben menos turistas porque tengamos menos recursos identitarios, reciben menos turistas porque no hemos creído en el turismo durante muchísimos años. Ayudemos, señora consejera, a que esto no siga siendo así.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señora Hernández también.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenos días, diputados, diputadas, presidenta.

No puedo en tres minutos decir todo lo que pienso, pero de ese tiempo que nos concede el Reglamento sí que quiero hacer una mención, para que todos seamos conscientes.

Ayer, es decir, cuando ya estábamos en sesión, Canarias celebraba el Día de las Letras Canarias. Se homenajeaba a un gran ilustre poeta canario, Arozarena (mostrando un folleto a la Cámara). En ningún momento en este Parlamento nos hemos acordado de él, de lo que son las letras en Canarias, y yo reivindico, desde este atril reivindico este tema. Y también quiero, voy a leer solamente el primer párrafo: Allá abajo en el mapa / hoy te descubro, isla, / simple gota de tierra / en el papel azul -"papel azul" es el mar-. Pero también quiero reivindicar la primera muestra de la literatura canaria -profesor-: Llorad las damas, si Dios os vala, / Guillén Peraza quedó en La Palma. Esa es la primera muestra de literatura hecha en Canarias.

Y hoy la consejera habla de, digamos, los idearios de nuestra cultura, pero yo entiendo, consejera, con todo mi respeto, que lo que tendríamos que estar ya celebrando, porque todo ese proyecto que pueda tener la consejería está cojo, cojo de cuatro patas... Y ha sido asumido por el presidente Clavijo desde su investidura, que, por cierto, no sé dónde está, se ha ido, porque quería decírselo y recordárselo.

Patrimonio histórico: ¿cuándo, señora consejera? Mecenazgo: ¿cuándo, señora consejera? Bibliotecas: ¿cuándo, señora consejera? Archivos: ¿cuándo, señora consejera? Si no tenemos esa herramienta legal, muy difícilmente vamos a poder poner en marcha todo lo que usted pretende, que estoy totalmente de acuerdo.

Y me quedo con su frase final: "hay que dejar de lado los pastiches que se pueden hacer de cultura canaria". Eso sí que es preocupante y en todos los aspectos de lo que se pretende.

Y también le quiero decir algo: usted viene hoy a decirnos esto cuando ya en los medios de comunicación lo hemos leído, lo que hubo el otro día en el TEA, lo de los museos, pero bienvenidos a este... digamos, palabra del pueblo canario para saber qué es lo que está usted haciendo.

Buenos días.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

(El señor García Ramos solicita intervenir).

Turno ahora del grupo proponente, el señor De la Hoz, Grupo Nacionalista.

Sí, señor García, dígame.

El señor GARCÍA RAMOS (Desde su escaño): Invocando el artículo 79, quisiera intervenir por alusiones.

La señora PRESIDENTA: Si le parece, cuando acabe la comparecencia, se la doy, señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS (Desde su escaño): Gracias.

La señora PRESIDENTA: A usted.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, vivimos en un tiempo nuevo, de cambios, de globalización, de incertidumbres, de retos comunes como especie, como humanidad, de tiempos de responsabilidad individual y colectiva, de un nuevo tiempo o del final de nuestro tiempo, donde la sostenibilidad con mayúsculas es el único camino posible, la sostenibilidad ambiental y, por supuesto, la sostenibilidad social, como algunos portavoces de algunos grupos han resaltado. El desarrollo sostenible es un proceso orientado que contempla una gestión global de los recursos con el fin de asegurar su durabilidad, permitiendo conservar nuestro capital natural y cultural, y eso evidentemente incluye las áreas protegidas, señora Arnaiz. Siendo el turismo un potente instrumento de desarrollo, puede y debe participar activamente en la estrategia del desarrollo sostenible. Una buena gestión del turismo exige garantizar la sostenibilidad de los recursos, de los que depende el firme compromiso del sector.

El turismo puede y debe contribuir a ello y puede y debe ser un camino para apreciar más nuestros recursos y valores que tenemos interiorizados ya los canarios, pero también debe servir para acercarlos a todos los canarios. Señora consejera, acercarlo a todos los canarios. Ya saben sus señorías que lo que no se conoce no se valora y es precisamente nuestra cultura lo que contribuye a mejorar y hacer más competitivo el modelo turístico, ya consolidado... sino también al mantenimiento y enriquecimiento de nuestra identidad como pueblo y como país.

Señora consejera, como sabe ya, la inteligencia compartida aporta sinergias y multiplica el valor de las capacidades individuales. Busque y trabaje para facilitar esas sinergias, como le decía al principio de mi intervención. En este mundo donde todo tiende a la uniformización, la única manera de diferenciarse es ser realmente diferente y así convertirnos en irremplazables e inimitables. En definitiva, debemos ser diferentes o, lo que es lo mismo, debemos ser nosotros.

No digo nada nuevo cuando afirmo que Canarias es un destino reconocido como líder a escala global, que además está sabiendo reinventarse a través de su adaptación constante a las expectativas de la demanda, y es que Canarias acapara, recibe, en torno al 1 % de todo el turismo mundial, pero desgraciadamente en ocasiones esta demanda ignora nuestra cultura, que corre el riesgo de diluirse ante un exceso de tematización que permite o que termine sepultando nuestro rico patrimonio histórico.

Y aquí quisiera hacer dos preguntas en voz alta: ¿nuestra autenticidad depende de la demanda?, ¿somos lo que los turistas quieren que seamos?, ¿es que acaso somos turistas? Ese es uno de los grandes riesgos o de los grandes peligros que tiene en este momento nuestra tierra.

Es necesario encontrar un equilibrio entre las demandas de quienes nos visitan y los recursos culturales que Canarias ofrece. Para ello es preciso determinar espacios que actúen como claves para la comprensión de lo canario y que a la vez resulten estimulantes para quien nos visite. Es necesario explotar simbólicamente temas eje, como la geología, las reservas de la biosfera; o como el agua, como decía ayer nuestro compañero David Cabrera, que ha sido sin lugar a dudas probablemente una sustancia épica visceral de los canarios en la historia, la búsqueda del agua; o como la bóveda celeste. Tendríamos que ser capaces de hacer más accesible el conocimiento y disfrute de nuestros recursos identitarios a los turistas que nos visitan, ofreciéndoles experiencias inolvidables en las que ellos sean protagonistas, de modo que sus expectativas queden satisfechas por la calidad, variedad e innovación de las mismas.

Puede que la cultura de masas admita en la actualidad la posibilidad de que un viaje de una semana puede llevar empaquetado un proceso de transformación personal y convertirse en una experiencia decisiva, pero en realidad la búsqueda es otra. Se trata, al contrario, de un proceso de afirmación personal. Es mi vida, la que llevo en mi hogar, la que me permite ofrecer estas experiencias agradables que amplían mi percepción, mis experiencias agradables amplían mi percepción del mundo. Este viaje es bueno no porque me haya cambiado sino porque me permite reconciliarme con mi propia existencia, ya que existe mi existencia, la que lo posibilita. Esta reflexión es la que debemos buscar, la que deben buscar los que nos visitan. Solo así alcanzaremos el modelo turístico diferenciado y sostenible que deseamos, capaz de repercutir en la economía canaria, extendiendo y redistribuyendo el efecto positivo de los beneficios en todos aquellos sectores productivos no turísticos.

Es necesario dar a conocer a la población canaria y a los turistas que nos visitan nuestro patrimonio cultural que conforma nuestra identidad. Para ello deberíamos ser capaces de divulgar nuestro patrimonio tangible e intangible, nuestros museos, nuestros mitos y símbolos, nuestros deportes autóctonos, nuestros bienes de interés cultural, nuestras reservas de la biosfera, la riqueza de nuestro cielo, de los más importantes del mundo, la belleza de nuestra naturaleza y nuestros paisajes, nuestra principal oferta cultural, el Festival Internacional de Música, señora consejera, la Joven Orquesta de Canarias, el Circuito Canario de Música, Teatro y Danza, la Red de Bibliotecas públicas de Canarias, nuestros centros de arte, cultura y turismo, los CACT, los centros de arte, cultura y turismo, que es un ejemplo a imitar, que es un ejemplo a copiar, que es un ejemplo de lo que ha significado la sinergia entre la cultura, la naturaleza y el turismo. Y lo tenemos ahí al lado, en la isla de Lanzarote. Seamos capaces, de alguna forma, de importar ese conocimiento a las demás islas hermanas.

Por lo tanto, hay que humanizarlo todo, todas las acciones que están centradas en el ser humano: el bioturismo, el ecoturismo, la biocultura, la ecocultura, etcétera, etcétera. Ayer el portavoz del Grupo Nueva Canarias hablaba en tono jocoso del bionacionalismo. Sí, sí, debemos aspirar a ser un proyecto bionacionalista, señores y señoras, compañeras y compañeros del Grupo Nacionalista. Ahí es el camino y no hay otro camino, debemos ser firmes. ¿Y qué significa eso? Significa, pues, potenciar las energías renovables, pero significa poner en valor nuestra cultura, significa liderar el cambio de modelo energético, significa que todas las acciones estén en sinergia y acompasadas con nuestro entorno y con nuestra gente.

Poner en valor los recursos identitarios como fines turísticos no es un proyecto turístico o cultural, señora consejera, es un proyecto político, para mejorar la cultura, el turismo y la economía de Canarias para todos, también para ser un ejemplo en este planeta que nos ha tocado vivir. Este proyecto político debe tener un triple objetivo -lo decíamos, o lo decían algunos portavoces de otro grupo-: la responsabilidad social -tener en cuenta a las personas-, la responsabilidad medioambiental -tener en cuenta nuestro entorno y el planeta- y por supuesto que genere beneficios. Tiene usted, señora consejera, la oportunidad de vivir este tiempo, pero sobre todo tiene usted la responsabilidad de gestionarlo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor De la Hoz.

Turno ahora para cerrar esta comparecencia de la consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Bueno. El éxito turístico de Canarias se ha construido en base a nuestro excepcional clima. Antes hablábamos de temas de identidad, patrimonio, desde la parte de cultura, ahora voy a ver el enfoque de turismo y acabo con las conclusiones, pues, uniendo los dos, los dos, porque de eso es de lo que se trata, ¿no?

Como decía, el éxito se ha construido en base, es verdad, a nuestra principal fortaleza, que es el clima, nuestra naturaleza, lo decía la señora Arnaiz, que eso lo hemos sabido potenciar muy bien, y además es nuestro gran fuerte, ¿no?, y lo va a seguir siendo, porque es lo que nos diferencia principalmente. Pero no solamente.

Como decía, el turismo demandaba mayoritariamente servicios estandarizados, como, por ejemplo, ustedes recordarán esa denominación de "cocina internacional". ¿Por qué le poníamos "cocina internacional" en nuestras cartas y no "cocina tradicional canaria"?, porque estábamos dentro de esa estandarización del turismo, en unos tiempos atrás. Pero esa estandarización hoy ya no es eficiente ni rentable; el turista del siglo XXI, que puede escoger entre una oferta cada día más amplia de destinos turísticos, busca vivir experiencias auténticas, con conexión con el destino, y no sentirse parte de una masa turística uniforme e indiferenciada. Al menos un porcentaje muy significativo de ellos busca esto. Por tanto, los destinos que ofrezcan recursos vinculados a su propia identidad, que por propia será distinta y diferenciadora, serán capaces de ofrecer esas experiencias auténticas que está buscando este tipo de turistas.

Por supuesto debemos ser inteligentes. Los cambios de tendencia entre los consumidores son siempre procesos a largo plazo, como cualquier cambio profundo, y en la actualidad la demanda turística es muy compleja y es muy diversa, conviven motivaciones e intereses muy diferenciados, y nos equivocaríamos gravemente si consideráramos que ahora todos los turistas van a anteponer la identidad del destino a cualquier otra consideración, es decir, que desde el ámbito turístico también somos conscientes de que hay que diferenciarnos pero que el proceso es complejo. Hay que hacerlo bien, si no hacemos un pastiche, ¿vale?, estamos en esa teoría.

Un conjunto de destinos turísticos líder como son las islas Canarias debe atender, en la medida de lo posible, a esas motivaciones e intereses, como decíamos, de estos turistas potenciales. Es algo que siempre hemos hecho y que debemos seguir haciendo si queremos continuar siendo líderes. Por ello en la estrategia de marketing turístico, la sostenibilidad, esta palabra clave, sostenibilidad, y la mejora de nuestro modelo turístico a través de un incremento de su volumen de negocio y del impacto de la actividad turística en la cadena global. Entiéndanme, incrementar el volumen de negocio en términos de un mayor impacto en la economía, en todos los sectores de la economía, extender los beneficios del turismo a otros sectores de la economía, ese es el término de sostenibilidad económica-sostenibilidad social, aparte de la sostenibilidad ambiental. Por tanto, uno de los vectores estratégicos de esta consejería que yo dirijo, que será la sostenibilidad, porque eso nos va a llevar precisamente a contar con lo local, a potenciar lo local.

Responde, por tanto, a la necesidad de aprovechar una actual situación histórica de éxito turístico para sentar las bases de una nueva concepción del turismo, un nuevo modelo turístico. Una nueva concepción a partir de la consolidación del liderazgo internacional alcanzado pero que se centre en tres retos. Seguimos con la diversificación de mercados de origen, para no ser vulnerables a unos pocos mercados y no depender de lo que les ocurre a sus economías o sociedades; otro de los retos es la captación de nuevos turistas con mayor disposición al gasto, que serán los que vayan a valorar esas diferenciaciones y esa identidad diferenciada de otros destinos, por tanto segmentación de clientes; y la diferenciación de nuestra oferta, hay que trabajar en la oferta también, hasta ahora hemos hablado de la demanda. Tenemos que poner el producto, como decíamos, los museos, todo lo que es nuestro patrimonio, material e inmaterial, con rigor. Por tanto, hay que trabajar esos recursos.

La diferenciación es imprescindible, como decía, para ofrecer esas experiencias auténticas y diferentes. Los recursos identitarios no son un argumento político exclusivo de ningún partido. Todos los que vivimos aquí debemos sentirnos orgullosos de lo que somos y, por tanto, si nosotros no nos lo creemos, ¿cómo vamos a trasladarlo a la sociedad, que somos los representantes de la sociedad también, cómo vamos a concienciar a los ciudadanos de que el turismo es beneficioso para Canarias? O sea, todo es una cadena y todos tenemos que poner de nuestra parte. Por tanto, esto no es una cuestión política exclusiva de un solo partido, es una cuestión de que debemos sentirnos orgullosos de cómo somos, de lo que somos, de nuestro patrimonio y, por tanto, ponerlo en valor, ¿no?

Yo la verdad es que escuchándolos a todos me alegro, porque están todos, en representación de toda la ciudadanía, muy concienciados de la importancia de un plan estratégico, en el caso de turismo, porque es el que orienta las políticas turísticas, o en la parte de la visibilización de lo que es la marca Islas Canarias, y todos han señalado el Plan Estratégico 2012-2016, que ahora estamos con la elaboración del siguiente, 2017-2020. Les invito a seguir haciendo propuestas para mejorar ese plan estratégico, porque esa estrategia es la que va a marcar el rumbo, el camino del turismo, por lo menos lo que es la estrategia regional de la marca Islas Canarias, que, como bien decía alguno de ustedes, somos un destino único con ocho oportunidades, como son las ocho islas, y me gustó que lo citara Lorena en este caso, ¿no?

Insisto, lo importante en este momento, lo importante es que, primero, desde Canarias, los propios canarios conozcamos nuestro patrimonio, material e inmaterial, nuestra historia, nuestra cultura, ponerla en valor. Nosotros mismos no la conocemos, no hemos hecho un esfuerzo suficiente para conocer nuestra propia historia, nuestra cultura y nuestro patrimonio. Prueba de ello es que parte de nuestro patrimonio estaba en una situación lamentable de abandono por parte de las instituciones que lo custodiaban. Nosotros somos responsables de la alta inspección, pero en este caso no solo lo podemos hacer nosotros, tenemos que colaborar todas las instituciones, poner en valor el patrimonio, protegerlo, preservarlo, difundirlo y ponerlo en valor. Es decir, una labor de todos. Empecemos por nosotros mismos a creernos que tenemos un gran patrimonio, empecemos por la educación, a incluirlo en los contenidos escolares. Y por supuesto no solamente se va a incluir una parte de la cultura o del patrimonio, el folclore o nuestras costumbres o nuestros deportes autóctonos; la cultura, con mayúsculas, es mucho más que eso y el patrimonio es muchísimo más que eso. Hagamos todos nuestra labor, desde el Gobierno haremos la que nos corresponda, pero desde las instituciones, desde este Parlamento, que me consta que se está difundiendo la cultura a través de todas las propuestas culturales que hace la Cámara también.

Apoyemos lo que es el patrimonio, la historia y la cultura canaria para que aprendamos cómo tenemos que ofrecerlo también a los que nos visitan. Si nosotros mismos no lo consumimos, no lo vemos, no lo preservamos, ¿cómo pretendemos, cómo pretendemos que los 15 millones de turistas se acerquen, si nosotros ni siquiera entramos en los museos o no los conocemos?

O sea, que es una labor de todos. Primero trabajar desde dentro en este caso, y en eso, pues, todos los proyectos que yo he venido relatando, cuando he hablado de patrimonio, de historia, pues, he ido contando, pues... En mi primera intervención lo dije: todos esos instrumentos, herramientas, que estoy poniendo al servicio de la ciudadanía para compartir el patrimonio, como la digitalización de todos los archivos, como la digitalización del patrimonio inmaterial y muchísimos proyectos más que les iremos contando, pues, son precisamente para contribuir a ello, desde el Gobierno. Ahora nos toca a todos seguir trabajando.

Y por supuesto queremos no banalizar la cultura, no banalizar el patrimonio, no queremos ridiculizar lo que nosotros somos simplemente para que los turistas se entretengan. Lo que queremos es hacerlo bien y, por tanto, pues, todos estos proyectos que les estoy contando.

Nada más. Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Hemos concluido esta comparecencia pero el señor García Ramos me pidió durante el transcurso de la misma, por alusiones, artículo 79. Tiene un minuto, señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS (Desde su escaño): Sí, gracias, presidenta.

Con todos mis respetos al compañero Rodríguez Pérez, Pedro Manuel, que lo oí en la tribuna de oradores decir que yo era partidario de la tasa turística, no podemos confundir las cosas. Yo en el pasado pleno pregunté a la consejera si era conveniente abrir una reflexión al respecto. Entre abrir una reflexión al respecto y ser partidario hay una gran distancia. Le ruego que si puede corregir esto, que lo corrija.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor García Ramos.

Señor Rodríguez, un minuto también.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Desde luego para mí mi más alta consideración al señor García Ramos por su formación, su preparación y lo que ha aportado a esta tierra a lo largo de su vida. Desde luego que no tengo ningún inconveniente en corregir en el Diario de Sesiones que me refería a, porque, como me quedaba poco tiempo, y quizás el señor García Ramos no escuchó toda mi intervención... Solo fue al final de mi intervención en la que me refería a la intención, a la defensa que siempre ha tenido Nueva Canarias en cuanto a la tasa turística. Corrijo y ruego que en el Diario de Sesiones, quería decir la tasa ecocultural que él mismo, pues, había comentado que podía ser buena para recuperar los centros históricos, sitios arqueológicos y también dar empleo a los jóvenes de esta tierra. Por tanto, desde nuestro grupo parlamentario, pues, no tenemos ningún inconveniente.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0779 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre los recursos identitarios de Canarias como destino turístico.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400