Diario de Sesiones 64/2017, de fecha 22/2/2017 - Punto 3

9L/I-0019 INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE MEDIDAS ANTE LA SITUACIÓN DE LA SANIDAD PÚBLICA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD.

La señora PRESIDENTA: Por tanto, iríamos ahora, señorías, si no me equivoco, a las interpelaciones. Correcto.

Comenzamos por la interpelación del Grupo Nueva Canarias, sobre medidas ante la situación de la sanidad pública, dirigida al consejero de Sanidad.

Para la defensa de esta interpelación, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías, muy buenos días.

Esta tierra tiene muchos problemas, en el orden de la economía, del empleo, de los servicios públicos, de la cohesión social, territorial, en materia democrática, en materia de autogobierno, en fin, la agenda de tareas a mejorar en esta tierra es mucha, pero yo creo que hay un servicio público que en los últimos años destaca como de las principales preocupaciones de la gente, ¿no? Después del desempleo aparece la sanidad, cuando habíamos logrado durante una década y algo que la sanidad se alejara de las primeras preocupaciones de la gente. En los análisis sociológicos, porque la opinión de los ciudadanos se conoce en las urnas cada cuatro años y cuando se investiga, una investigación se aproxima al análisis de opinión de la gente, y la sanidad inquieta a la ciudadanía.

Por lo tanto, primera consideración en relación con este tema y dirigida al consejero, al Gobierno, es que llamemos a las cosas por su nombre, que las identifiquemos bien, porque cuando uno no identifica bien las cosas, pues, es complicado responder a los problemas. La sanidad está en crisis. Este es un servicio público que en estos momentos no genera confianza en la ciudadanía. Todos los análisis al uso, todas las fuentes de información, todos los expertos, todos los informes nos colocan en una mala situación. Cierto es que se trata a veces de confundir, insisto y lo tengo que repetir, que las encuestas de satisfacción hospitalaria se confundan con la opinión ciudadana sobre el sistema sanitario, y son cosas distintas. De manera que la gente está descontenta, la gente está preocupada, la gente ha perdido confianza y, expresión de eso -lo decía el otro día en la comisión-, mucha gente humilde, con escasa capacidad adquisitiva, dedica algo de sus escasos recursos a buscar aseguramientos privados alternativos ante el retraso, la desconfianza, la falta de respuesta del sistema sanitario. Por lo tanto, esto no es ruido, esto no es moda, esto no es coyuntura; esto es un problema relevante que tiene la sociedad canaria, y es que su sistema sanitario hace aguas.

Segunda cuestión. Para el Gobierno de Canarias, estos años, la sanidad no ha sido una prioridad. ¡Los datos son incontestables! En los últimos presupuestos, raquíticos incrementos, la sanidad siempre ha estado por debajo de la media de ese incremento. Indiscutible. Presupuesto del 2017, sin ajustar, 4 %; sanidad, 2,9. A sabiendas de que el presupuesto sanitario está por debajo del gasto real no menos de 150 millones y más cerca de los 200. Pero no es que lo diga yo, que lo dije el año anterior y la contabilidad de la comunidad me dio la razón porque era elemental. Y el año anterior, exactamente igual, porque se hace un presupuesto por debajo del gasto consolidado, no para hacer nuevas cosas, para mantener lo que hay. Y frente a eso el Gobierno lo que ha hecho es, los recursos disponibles gastárselos y repartirlos en otras cosas. Y para rematarla, en vez de buscar más recursos, lo que ha hecho es rebajar irresponsablemente impuestos.

Por lo tanto, segunda evidencia: la sanidad no es una prioridad para el Gobierno del señor Clavijo y los datos son incontestables.

Tercera cuestión, señor consejero. Los problemas de la sanidad como servicio público son históricos, son complejos y siempre tienen que estar sometidos a análisis y a evaluación, a rectificaciones y mejoras. ¡Siempre! Los procesos de producción de los complejos sistemas sanitarios siempre están sometidos a investigación, a evaluación y a mejora; lo mismo que sus organizaciones, lo mismo que la formación de sus profesionales.

Pero ahora estamos hablando de responder a cuestiones graves, ¡inaplazables! Con respecto a los ciudadanos, que son el centro, la razón de ser del sistema, al menos tenemos tres graves asuntos que hay que abordar ya, sin teorizar. Eso hay que seguirlo haciendo siempre. Primero, las listas de espera en Atención Primaria y en Atención Especializada, hay que dar una respuesta urgente, nunca mejor dicho, a las listas de espera, a las demoras medias, a la selección de la respuesta terapéutica o diagnóstica a esas decenas y decenas de miles de personas que están afectadas.

Necesitamos una respuesta urgente a las áreas de atención urgente de los hospitales. Están colapsadas, generan una enorme insatisfacción, desconfianza, maltrato a la gente, no porque los profesionales no sean buenos profesionales, sino porque no pueden más.

Y necesitamos mejorar el transporte sanitario, el ordinario, el urgente, en el mismo territorio o entre territorios.

Al menos en relación con los ciudadanos respuesta a las listas de espera, a la crisis de los servicios de urgencia y a la grave crisis del transporte sanitario, que provoca muchísima insatisfacción y luego se generan demandas difíciles de satisfacer.

Siguiente asunto: los trabajadores son vitales en el sistema sanitario. Los trabajadores han perdido derechos, han perdido plantillas, han perdido condiciones laborales, están desmotivados, y sin los trabajadores no hay tecnología ni gobierno ni pueblo que haga que las cosas cambien. Se necesita una estrategia sobre el personal, primero, para estabilizar las plantillas, para dimensionarlas de forma adecuada, establecer un plan de recuperación de derechos perdidos y por supuesto se necesitan planes en relación con el personal para implicarlos en la toma de decisiones. Respuestas urgentes a esta materia, urgentes, porque el problema no puede esperar.

Respuestas también rápidas a la falta de equipamientos, a la falta de infraestructuras, obsoletas, descapitalizadas, deterioradas.

Y por supuesto, porque esto es lo inmediato, hay que implementar el Plan de Salud, hay que revisar el Plan de Salud, lo tienen que mandar aquí en seis meses. Es que el próximo plan de salud debe entrar en vigor el 1 de enero del año 2018, y está a la vuelta de la esquina.

Por supuesto que tendremos que implementar los nuevos servicios a que ustedes van comprometiéndose con la ciudadanía.

Por supuesto que hay que revisar la política de conciertos, que está perfectamente reglada en las leyes estatales y canarias, pero hay que revisar, homologar, recontratar con las reglas actualizadas.

Por supuesto que hay que potenciar la Atención Primaria, la Atención Especializada, coordinar de forma exquisita la relación entre los servicios sanitarios y los servicios sociales.

Y para todo eso se necesita un esfuerzo presupuestario, para que entiendan, fiscal. No se puede hacer más con menos, eso es un cuento de la derechona para haber dado respuesta a los recortes brutales del Estado del bienestar en los últimos seis-siete años. Eso es falso. Nadie con un mínimo de organización, con un mínimo de estructura y de profesionalidad hace más con menos. Puro cuento, cobertura ideológica para los recortes. Necesitamos más recursos.

Y luego remataré este tema y sobre todo lo remataremos con una moción, concreta, temporalizada, de respuestas operativas a lo que ya nos pasa y que no permite retrasos. Y eso no quita para que se siga analizando, estudiando, evaluando, porque al señor consejero -que le tengo un gran aprecio personal y profesional- le he escuchado el mismo discurso en cuatro ocasiones, y está bien pero no es suficiente. No es suficiente, hay que actuar. Y para actuar se necesita un esfuerzo fiscal adicional.

Mire, con seguridad absoluta -y no soy adivino, sencillamente me estudio los papeles, y además cada año que lo he dicho he acertado, porque es que era elemental; siempre lo negó el Gobierno-, el presupuesto de este año está por debajo del gasto real no menos de 150 millones. De manera que a final de año habrá que rascar 150 millones para tapar agujeros, eso hay que hacerlo y es inevitable. Pero además se necesitan recursos adicionales, atender las urgencias, atender las listas de espera, atender las nuevas plantillas, mejorar los equipamientos, mejorar las infraestructuras. Ni le cuento poner en marcha nuevos servicios a los que su Gobierno se ha comprometido y necesitan más recursos. No menos de 100-150 millones adicionales.

Nuestra propuesta es que cada perra, cada euro, que se pueda adicionar al presupuesto del año 2017 vaya todo a la sanidad pública, y luego le diré cómo creo yo que se puede hacer.

Lo que le pido, señor consejero, es respuestas a los graves problemas y no solo estudios, análisis y ya veremos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

Señor Román, por supuesto que me ha oído cuatro veces lo mismo porque me lo han preguntado cuatro veces, o incluso cuarenta. Entonces, como sigamos preguntando lo mismo, yo tendré que repetir lo mismo.

Pero yo creo que, siguiendo prácticamente el guión de lo que usted ha pedido hoy aquí, yo vengo a asumir responsabilidades. Créame que es difícil, muy difícil, dar respuestas de urgencia si no se tienen las líneas estratégicas. Es muy difícil decir qué se va a resolver en el corto plazo si no sé hacia dónde quiero que vaya mi barco. Entonces vamos a tratar de enfocar el barco para entonces poder resolver el corto plazo.

Y, recogiendo el guante que usted tendía, yo les decía el otro día en la Comisión de Sanidad que todas las líneas estratégicas de esta consejería se iban a encuadrar dentro del Plan de Salud de Canarias, que tenía unos determinados objetivos y unos determinados valores, se definían como valores del Plan de Salud, y que en este encuadramiento íbamos a tratar de ir haciendo una evaluación progresiva para meter correcciones, y si podíamos, y es nuestro compromiso, presentarles el Plan de Salud, que, como usted bien decía, finaliza en el año 2017 y tendría que estar para el año 2018. Le recuerdo que sería un hecho histórico, porque casi todos los planes de salud que ha aprobado esta Cámara los ha aprobado con ciertos desfases anuales.

Y decía que los valores, los valores que ahí se recogían, eran, por ejemplo, la orientación a las necesidades de la ciudadanía, la equidad, la universalidad y la gratuidad, la calidad y la seguridad del paciente, la eficiencia y la sostenibilidad, la participación ciudadana y la gestión participativa, la prevención de la enfermedad, la protección y la promoción de la salud.

Les decía que íbamos a asumir responsabilidades, porque para este consejero y para su equipo lo más importante es poner en el centro de nuestra acción a las personas y para ello buscamos tener gestores, profesionales, pacientes y ciudadanos más implicados y comprometidos con el sistema, y en esta línea trabajaremos actuaciones dirigidas a los profesionales bajo el principio de tener una política de recursos humanos ajustada a las necesidades del sistema, así como actuaciones que mejoren la asistencia a los pacientes y la participación de los ciudadanos.

Concretando, entre estas actuaciones la revisión del Plan de Ordenación de Recursos Humanos, actualmente existente en el Servicio Canario de Salud y parado hace ni se sabe; la estabilización laboral, como usted sabe, esta consejería ha adquirido el compromiso de cerrar la OPE del 2007, todavía sin resolver en el presente año, y convocar la del 2015 y la del 2016 antes de final de año; crear un plan de formación continuada para la profesionalización tanto de directivos como de profesionales sanitarios y no sanitarios, siguiendo la potenciación de la teleformación existente; buscar nuevas formas de prestación del servicio público sanitario e intensificar las actuales, con programas de innovación en gestión pública, cooperativos en otras áreas, simplificación y racionalización administrativa de procesos; buscar una homogeneización de actuaciones entre los diferentes centros directivos de Atención Primaria y Especializada; reforzar la comunicación interna. Usted hablaba de la crisis de los profesionales. Uno de los principales problemas es recuperar un cierto sentimiento de orgullo. No podemos ser ni estar trabajando en las condiciones en las que estamos, con la convicción de que somos los peores. Avanzar en las líneas desarrolladas para la humanización de la asistencia sanitaria; potenciar la seguridad de los pacientes y los profesionales; reforzar instrumentos que fomenten la participación ciudadana -señor Román, prácticamente ninguno de los foros que se crearon de participación se han operativizado, vamos a tratar de potenciarlos-; potenciar la prevención de riesgos laborales y, por supuesto, la colaboración con las universidades, por los problemas que tenemos de formación pre y posgrado.

Mire, usted hablaba, y supongo que luego nos dará algunas pinceladas concretas, sobre el tema del presupuesto, pero es que la segunda línea vertebradora de esta consejería tiene que ser necesariamente la sostenibilidad en prestaciones y de los recursos; sostenibilidad del sistema sanitario público y que además sea de calidad. Y para generar esa sostenibilidad yo no digo que no haga falta más, yo no digo que no haga falta más; lo que usted me habrá oído repetir es que lo primero que hay que evaluar es si todo lo que nos están dando realmente sirve al ciudadano en la intensidad en que el ciudadano lo pone a nuestra disposición. Entonces tenemos que desarrollar líneas para valorar la atención que se presta en el sistema, cómo tenemos organizada dicha prestación, qué decisiones de gestión se están tomando sobre los recursos en todos los niveles y por supuesto los aspectos que usted tocará luego de financiación del sistema, en los que esperamos colaborar.

Respecto de la... (ininteligible) que se presta en el sistema, no repetiré una vez más lo que ya hemos visto en esta Cámara en dos ocasiones, que es respecto de la accesibilidad y las esperas, donde ya les garantizamos las actuaciones a tres niveles: niveles de recursos, actuaciones de gestión y medidas administrativas y de normalización, donde la mejora de los sistemas de información se demostrará como clave.

Pero, mire, hay acciones estratégicas de refuerzo que usted ha recordado aquí que están en camino, que han dejado hechas los predecesores, o en periodo de finalización, y que van a ser potenciadas en la consejería, como es el Plan de Urgencias de Canarias, ya finalizado, con ficha financiera, y para el año 2017 y pendiente exclusivamente de un informe del Consejo Consultivo, pero en operatividad; finalizar la elaboración y aprobación del Plan de Salud Mental, finalizar el plan de cuidados paliativos, finalizar el plan de atención a la cronicidad, de atención a la diabetes y el plan de atención domiciliaria y hospitalización a domicilio. Esto no se lo inventa este consejero, es un trabajo que, como usted sabe, no se puede hacer en un mes y una semana.

El nuevo plan de las drogodependencias, potenciar las unidades de gestión, reforzar los protocolos de buenas prácticas en la prescripción farmacéutica. Existe un problema evidente en el último año y pico, está disparándose el gasto farmacéutico a nivel nacional de una forma muy intensa, un 3,96 %, en esta comunidad autónoma un poco por encima, 4,66 %. Por tanto, debemos buscar un alineamiento de los programas de incentivos, de todo tipo: económicos, laborales, de infraestructuras y de equipamientos, pero con los intereses de los pacientes y con la productividad. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta y pasa a ocupar su lugar la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Le reitero que yo no soy capaz de afirmar como usted, que tiene una amplísima experiencia y muchos años en esta casa, y analizando los presupuestos que se dedican a sanidad, que es necesario más dinero. Desgraciadamente, en este momento aún no soy capaz de saberlo. En el momento en que lo sepa lo trasladaré al presidente del Gobierno si esa necesidad es así y de cuánto. Pero en esa racionalización de lo que tenemos debemos buscar nuevas fórmulas y fuentes de financiación. Hay que hacer un impulso de la compra pública innovadora dentro del Servicio Canario de Salud, hay que buscar, como usted decía antes, un plan de infraestructuras sanitarias que racionalice lo que tenemos, hay que buscar un plan de optimización de recursos de equipamientos, compras centralizadas, servicios y equipamientos compartidos.

Por último, permítanme que trabaje una última línea que para nosotros es especialmente importante, que es la gestión del conocimiento del Servicio Canario de Salud, potenciando la investigación y la innovación dentro de nuestro sistema sanitario público.

Señor Román, se trata de buscar mecanismos que realmente valoricen lo que tenemos. Hecho esto y evaluado si obtenemos todo lo que debemos con lo que nos dan, trataremos de solicitar la parte correspondiente para alcanzar esos objetivos, pero usted y yo sabemos que la reforma de nuestro sistema no está pendiente ni de este año ni del año pasado, está pendiente desde el año 91, que se hizo el informe de Abril Martorell.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos al segundo turno en esta interpelación. Tiene la palabra el solicitante de esta interpelación, el señor diputado don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías.

Señor consejero, insisto, yo estoy de acuerdo con las cosas que dice pero no con las que está haciendo, para que me entienda; es decir, vamos, la sanidad no empezó con usted en esta comunidad autónoma, como bien sabe, y tampoco acabará con usted. Bueno, espero, espero, ¡nunca se sabe! Pero a lo que voy es a lo siguiente. Mire, usted heredó un sistema sanitario descapitalizado, que ha perdido prestigio, que ha perdido confianza en sus beneficiarios, que son los ciudadanos, que se ha politizado de la peor manera posible, y lo hizo este presidente del Gobierno entrando en guerra interna en su Gobierno, utilizando a la sanidad por medio. Incluso estoy asistiendo a una cosa que no había visto nunca, ¿eh?: los papelitos, las filtraciones, los ajustes. Mal asunto el ambiente generado, muy malo, muy malo. Y esto no se hace solo, lo han hecho los responsables políticos.

De manera que, al margen de ese contexto, que no es nada favorable, de lo que se trata ahora no es de repensarlo todo, que también, no es de revisarlo todo, que también, no es redefinir el modelo, que también, y es una tarea del conjunto del sistema nacional de salud, permanentemente en discusión, y yo estoy de acuerdo desde la tecnificación, desde la hospitalización a domicilio, desde la telemedicina, desde los mecanismos por objetivos, de las contabilidades de detalle, todo eso está bien, pero ahora la gente no va a esperar, no puede esperar. Tenemos al 5 % de la población en lista de espera, tenemos una de cada cinco familias con alguien desesperado por tener una respuesta sanitaria, sea de una prueba complementaria, sea para ver a un especialista o sea para una respuesta incluso quirúrgica, y eso necesita respuesta ya, ya, sobre la marcha, con nuestras estructuras, con lo que hay.

Como se necesita responder ya al colapso de las áreas de urgencias. Ahora el tema de los móviles hace que la gente grabe en los servicios de urgencias lo que está viviendo. Por cierto, los que hacen esto y lo colocan en las redes tienen el respeto de borrar las caras de los enfermos, pero esto está en las redes todos los días y a eso hay que responder ya. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa la Presidencia).

Como hay que responder ya al deterioro de las condiciones laborales, a la pérdida de ratios de trabajadores en algunos centros sanitarios, que raya en lo inaceptable.

Hay que responder a los equipamientos, que faltan y que están obsoletos.

Hay que comprometer y cumplir las promesas de este Gobierno con los territorios de servicios que van a poner. ¡No se puede! Este Gobierno es capaz de cualquier cosa con tal de quedar bien y luego no cumple, ¿no?, y el Fdcan es un buen ejemplo. Entonces el planteamiento es, los que han prometido servicios especializados en los territorios ahora lo tienen que cumplir, y eso es dinero, entre otras cosas.

Entonces el planteamiento es, no podemos estar esperando, porque se le va a ir el tiempo, el tiempo en política es más rápido que en la vida real y el del Gobierno, pues, ya ni le cuento. ¡Cómo pasa el reloj cuando uno está en el Gobierno!, ¿eh, don Antonio? Rapidito (dirigiéndose al señor Castro Cordobez). De manera que usted, usted, señor consejero, tiene que ponerse a dar respuestas operativas ya, sin perjuicio de todo lo que nos cuenta cada vez que sube a la tribuna y en lo que yo estoy razonablemente de acuerdo, y para eso se necesitan más recursos.

Mire, el presupuesto ejecutado, no del año 2016, del año 2015 -2015-, tiene 160 millones más que el presupuesto inicial del año 17. Eso no hay que ser un fiera para estudiarlo, contabilidad de la comunidad autónoma, está en las páginas de la Intervención General. De manera que tenemos un problema: el presupuesto, que está escrito, está por debajo del gasto real, no del año 2016, del año 2015. De manera que esto es así y se necesitan recursos adicionales. Por supuesto, se necesita eficiencia, organización, transparencia, modernidad, nuevas tecnologías, participación, planificación, pero recursos.

Y yo lo que planteo -y yo lo voy a plantear a los grupos parlamentarios en la moción que espero consensuar con todos, de manera especial con la mayoría parlamentaria, que parece que la sanidad es una preocupación, me refiero a la mayoría parlamentaria de la oposición-, un plan de respuesta, entre ello cada euro que se pueda adicionar al presupuesto del año 2017 tiene que ir a la sanidad pública, y no pueden ser menos de 100 millones de euros, y eso sin contar el agujero de la subpresupuestación, porque todo lo que yo le estoy planteando cuesta...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Para finalizar su turno, el señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Señor Román, que el tiempo en política va rápido no me lo tiene que contar a mí, que hace un mes y una semana que juré el puesto y tengo la sensación de llevar toda la vida aquí; o sea, que el tiempo en política va rápido le juro que lo estoy aprendiendo más rápido yo que nunca. Y que la sanidad no ha empezado conmigo le puedo decir que gracias a Dios y que espero que no acabe conmigo, por supuesto. Espero aportar un grano de arena a que la cosa esté un poquito mejor, como hizo mi predecesor y como hizo usted antes que todos ellos, porque todos los que se suceden en este departamento, que no es un departamento fácil como todos sabemos, aportan el grano de arena que pueden. Algunas decisiones nos salen muy bien y otras decisiones nos salen peor o no dan el resultado que nosotros queremos, pero siempre lo hacemos buscando lo mejor para los ciudadanos.

Usted me dice que hay una cuestión importante ahora mismo, y sobre todo muy urgente, sobre la mesa, y yo se lo aceptaba el otro día, que es el tema de la accesibilidad y las listas de espera. Pero, mire, es difícil abordar todo esto y poner un plan de urgencias, que es en el que estamos trabajando ahora mismo, sin tener un análisis claro de qué pasó. Porque, créame, don Jesús Morera era una persona excepcional trabajando y me niego a pensar que las medidas que tomó las tomó sabiendo que había un error en ellas. Y hubo medidas que funcionaron excepcionalmente bien y hubo medidas que funcionaron mal. Luego, hay que saber por qué en ese esfuerzo los resultados no fueron los correctos. Entonces, tranquilícese, no vamos a estar un mes estudiando, no es necesario. Usted y yo intuimos muchas de las perversidades que a veces llevan a que determinados esfuerzos presupuestarios no den el resultado previsto, no se orienten a resultados para los ciudadanos y se queden exclusivamente en esfuerzos de retribuciones de los profesionales.

Entonces, le digo, asumo el compromiso, tengo un plazo razonable, pero si vamos a la velocidad de una respuesta a la semana, le juro que no podrá ser la semana que viene, de un plan respecto del tratamiento de urgencia de la situación que tiene la lista de espera.

Por otra parte, usted se refirió también al colapso de las urgencias. El colapso de las urgencias -y usted lo sabe tan bien como yo- tiene dos facetas, y esto se ha trabajado en el departamento de Sanidad y por eso hay un Plan de Urgencias colgado en la página web, y para alguien ya fue una prioridad, gracias a Dios, antes que para este consejero. Pero ese Plan de Urgencias tiene medidas que van a dar resultado en el corto plazo, probablemente, pero hay dificultades estructurales irresolubles en las urgencias, y eso también hay que trasladarlo. Hay espacios en obras cuya resolución nos va a llevar años. No vamos a tener una solución en el plazo de meses. El Plan de Urgencias contempla medidas que darán soluciones en el corto plazo y medidas que tienen que darnos soluciones en el medio y largo plazo para resolver la grave situación que ahí viven nuestros ciudadanos y, sobre todo, también nuestros profesionales, que tienen que trabajar en condiciones terribles.

Mire, yo le decía el otro día en la comisión que yo creo que tenemos que recuperar entre todos dentro del departamento el orgullo de pertenencia al entorno sanitario. Yo sé que es muy fácil cuando tenemos problemas tan graves fijarnos solo en los problemas, pero tenemos que empezar a pensar también un poco en todo lo que se resuelve diariamente dentro de nuestros hospitales, dentro de nuestros centros de salud. Y por eso tenemos que buscar un poco el cambio de concepción. Yo se lo decía el otro día, fundamentalmente también probablemente para convencer a la consejera de Hacienda de que no solo somos un gasto, somos una gran inversión, generadora de riqueza y de bienestar, y por eso vamos a tratar de hacerlo mejor con lo que tenemos y vamos a solicitar lo que necesitemos para alcanzar los niveles que usted está reclamando en esta Cámara.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/I-0019 Sobre medidas ante la situación de la sanidad pública, dirigida al Sr. Consejero de Sanidad.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400