Diario de Sesiones 64/2017, de fecha 22/2/2017 - Punto 9

9L/PNL-0358 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE CRITERIOS DE CALIDAD, SEGURIDAD Y CONFORT EN LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS SANITARIOS POR CENTROS PRIVADOS.

La señora PRESIDENTA: Y vamos entonces a la PNL-0358, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre criterios de calidad, seguridad y confort en la prestación de servicios sanitarios por centros privados.

Para la defensa de la misma, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

(La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Presentamos, el Grupo Socialista, una proposición no de ley para establecer los procesos de homologación de los criterios de calidad, seguridad del paciente y confort en los establecimientos sanitarios privados incluidos en la red hospitalaria de protección pública.

Pero antes de empezar, ayer me quedé con una sensación extraña en la sesión de control que quería expresar. En breve, aprovecho un minutito.

Mire, una sensación extraña de que, en la sesión de control, en materia sanitaria estamos llegando continuamente... Lo digo aquí porque no han sido dos comparecencias en pleno, ha sido también en comisión, porque la comisión también desarrolla actividad legislativa. Lo digo porque algunos datos ayer se dieron de forma errónea, seguramente. Tengo la sensación de que estamos llegando siempre a los lugares comunes, a los tópicos, y que no estamos llegando a profundizar en los verdaderos temas y los problemas de la sanidad canaria. A mí eso me preocupa, me preocupa que no se haya respondido. Ayer me llevé la sensación de que ni al señor Zacarías, que hizo una batería importante de preguntas, que yo estaba esperando respuesta, ni tampoco se le respondió a las consideraciones que hizo el señor Márquez y mucho menos respondió al señor Lavandera, solicitante de la comparecencia, sobre la gestión directa o no de la medicina nuclear. Nos vamos todos con la misma sensación. A mí me parece que esto, por el bien de la Cámara y lo que significa este plenario, yo creo que deberíamos ir hilando un poco más fino a partir de ahora.

Pero también me quedé con una preocupación, me quedo con la preocupación, cuando alguien utiliza... bueno, en este caso la señora Guadalupe, a la cual yo tengo en gran estima, utiliza eso de arma arrojadiza en un intento de cercenar el debate, legítimo, que se debe establecer en materias tan sensibles como la sanitaria. Y en otro momento entonces podrá usted rectificar pero es la sensación. Como una sensación lo expreso, señora Guadalupe. ¿Por qué?, porque en este pleno, en esta legislatura, pleno tras pleno, si ha habido materia que se ha debatido es precisamente la materia sanitaria, muchísimo. Y es verdad, esto no es novedoso. ¿Ahora es arma arrojadiza y anteriormente no era arma arrojadiza o tenemos que recordar los episodios que acontecieron en aquel verano cuando aquella rueda en la carreta de la sanidad, puesta por el propio Gobierno, a un consejero de su Gobierno?, ¿les recordamos eso, eso no era arma arrojadiza? Me quedo preocupado, de verdad, porque es una sensación. Es una constancia de un intento banal de poner en entredicho la sanidad pública.

Queremos dejar claro que desde el Grupo Parlamentario Socialista seguimos ejerciendo nuestras obligaciones, que emanan de ser el grupo mayoritario de la oposición y primero en votos también de los que aquí estamos representados. Vamos a seguir cumpliendo con nuestras funciones, las regladas en este Parlamento, y también, por supuesto, con las que consideremos políticamente acertadas. Por tanto, una cámara para concebir los debates que consideremos oportunos, y nada más oportuno, permítanme que lo diga, y lo he dicho en alguna ocasión, que abordar la sanidad y lo que ella significa como pilar básico de esta sociedad. No creo que nadie pretenda cercenar ese debate, estoy seguro de que no. Y espero además que ahí también se incorpore otro elemento con el tema de la lista de espera y las posibles, no sé, auditorías que habría que hacer y demás. Me parece que esto sí puede ser un arma arrojadiza pero buscando otros fines. Pero, en fin, no podía pasar esta oportunidad sin expresar lo que sentía con respecto a este tema.

Pero vayamos a la proposición no de ley que hoy aquí nos trae y que les convoca el Grupo Parlamentario Socialista con esta proposición no de ley que traemos a la Cámara. Estamos invitando al Gobierno básicamente a que eleve los registros de calidad y seguridad al paciente en los conciertos con la sanidad privada. Quedémonos con esta idea, porque sobre eso pivota el conjunto de la propuesta.

Con esta iniciativa el Grupo Parlamentario Socialista pide que la prestación de servicios sanitarios por centros sanitarios privados que puedan concertar servicios con la red pública para que se lleve a cabo con los mismos criterios de calidad, seguridad al paciente y confort que los prestados de forma directa por el Servicio Canario de la Salud. Para ello, señorías, es preciso que el Gobierno modifique la normativa reglamentaria de homologación de estos establecimientos y centros sanitarios, estableciendo un periodo de adaptación.

Con esta propuesta a la vez instamos al Gobierno a que, en el plazo de dos meses... -aunque posteriormente otro grupo parlamentario que ha presentado enmiendas podrá defender la suya-, habíamos planteado un plazo para que desde la aprobación de este acuerdo estén publicados los procedimientos de contratación en el sector sanitario privado para procesos de hospitalización de corta y media estancia.

Señorías, porque tal vez tengamos también que arrancar y partir de un principio, que es una concepción errónea. ¿Cuál es esa concepción errónea a la que me refiero? Pues esa concepción errónea se asocia al menor coste de la prestación de servicios sanitarios de la sanidad privada, exclusivamente, o se atañe o se circunscribe exclusivamente a que las diferencias retributivas con respecto al personal de las administraciones públicas, y aunque este factor, es verdad, resulta importante, lo cierto es que no es el único que determina ese resultado.

Los criterios mínimos que se exigen desde las administraciones públicas para poder abrir establecimientos y servicios sanitarios se limitan a establecer un umbral de calidad asistencial por debajo del cual no es admisible la prestación del servicio y las mejoras que se realizan desde las entidades privadas sobre estos criterios obedecen, en la mayoría de los casos y dentro del derecho constitucional a la libertad de empresa, al objeto de captar clientes. Esas son las mejoras que, en definitiva, a veces se incorporan. En cambio, los criterios con los que se prestan los servicios asistenciales por el Servicio Canario de Salud, tal y como establece la Ley 11/94, de 26 de julio -importante, que también sepamos de dónde partimos-, de Ordenación Sanitaria de Canarias, obedecen a los principios de igualdad en el acceso a los servicios y las prestaciones y de mejora continua de la calidad de la atención y la asistencia prestada por los servicios, tanto desde el punto de vista de la individualización, la dignidad y la humanidad en el trato a los pacientes y a sus familiares como en la dotación de los servicios sanitarios.

Como podrán comprobar, señorías, esto conlleva importantes sobrecostes que en la actualidad no se exigen a los centros y establecimientos sanitarios de entidades privadas. Una falta de exigencia que se extiende no solo a los requisitos de apertura sino a su homologación para poder suscribir los convenios previstos en los artículos 96 y 99 de la Ley 11/94, de 26 de julio, de Ordenación Sanitaria de Canarias.

Señorías, desde el año 2006, repito, desde el año 2006, siendo consejera la señora doña María del Mar Julios, desde aquel momento se establecieron las órdenes de homologación de hospitalización concertada y las de cirugías concertadas -repito, año 2006-. En esta orden, que podría invitarles a que la leyeran, ya se establecen cuáles son esos criterios de homologación. Elementos como baños asistidos, dos camas máximo por habitación, aire acondicionado en condiciones, un anestesista por quirófano, materiales mínimos por sala, etcétera, etcétera, etcétera, que sí están en nuestro servicio público, que sí prestamos en nuestro servicio público, y que desde el 2006 se planteaba, repito, que deberían también estar en los establecimientos privados.

Y como no podía ser de otra forma también incorporamos en esta proposición no de ley otro elemento: que los procedimientos para adaptar los convenios vigentes, a los que hacen referencia, repito, los artículos 96 y 99 de nuestra Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, incorporen o se adapten al Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público. Tema este que hemos hablado, hemos planteado y que yo creo que de esta Cámara deberíamos salir todos hoy con el firme compromiso de que no podemos esperar ni perder más tiempo, en una apuesta que, en definitiva, mejora la asistencia sanitaria de todos. Porque si el sistema público sanitario, una vez cubierto el cien por cien de su capacidad y no pudiendo este prestar más servicios, tiene que servirse de la concertada, que esta por supuesto sea hecha y sea establecida bajo los mismos criterios de calidad asistencial, nunca menos. Ese debería ser el objetivo de una sanidad pública en condiciones, de garantía y que desde luego yo creo que a todos los que aquí hoy nos convoca estoy seguro de que nos une el mismo criterio.

Estoy convencido por lo que he podido hablar con el resto de los grupos, hay una entente para llegar a un acuerdo de conjunto. A mí eso me alegra. Pero, de verdad, para que de una vez por todas superemos las estrechas miradas que a veces nos planteamos con asuntos como este, demos un carpetazo de forma decisiva para saber que ni un paso atrás más en esta decisión, en esta toma de decisiones, que es igualar un poco más esta sanidad, y la sanidad pública está en la obligación de ser exigente, también con aquellos sectores privados a los cuales derivamos también nuestros pacientes. Nuestros pacientes así lo merecen, nuestros pacientes así nos lo reclaman, y este Parlamento no puede ser menos sino estar a la altura de las circunstancias.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Esta proposición no de ley tiene dos enmiendas. La primera enmienda del Grupo Nacionalista Canario. Para su defensa, la señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señor Hernández.

Bueno, yo voy a hablar exclusivamente de sanidad y de un tema tan importante como es la sanidad concertada, y, fíjese usted, comienzo felicitándole por su iniciativa.

En el pleno pasado tuvimos la oportunidad de debatir también una PNL relativa a la concertación para la prestación de servicios sanitarios públicos, que finalmente fue rechazada por esta Cámara, no porque no estemos de acuerdo en auditar la concertación sanitaria, como algunos van diciendo por ahí, y veo que lo siguen diciendo, sino porque este Parlamento en comisión encargó a la Audiencia de Cuentas, precisamente a petición del Grupo Socialista, un informe de evaluación, que se está haciendo, y entendíamos y seguimos entendiendo que realizar una auditoría adicional sin ni siquiera conocer lo que se ha encargado, pues, de alguna forma nos parece que no tiene ninguna justificación. Otra cuestión es abordar internamente el estudio del coste de la sanidad concertada, como se está realizando por parte de las Consejerías de Sanidad y Hacienda. ¿Saben por qué?, pues porque nos preocupa, y nos preocupa especialmente, que pueda existir riesgo de paralizar el Servicio Canario de Salud en un momento donde se intenta una reorganización para optimizar la gestión de los recursos y la mejora de la prestación de los servicios sanitarios, que coincidirán conmigo, señorías, en que es urgente. Urgente no, urgentísimo.

Esta PNL que propone usted, señor Hernández, pretende garantizar, por un lado, que los servicios sanitarios que se prestan en los centros y establecimientos de entidades privadas, incluidos o a incluir en la red pública, o también los concernientes al artículo 99, lo hagan al menos en las mismas condiciones en que los presta el Servicio Canario de Salud. Esto es, como usted ha dicho, efectivamente, el cumplimiento de la Ley 11/94, de 26 de julio, de Ordenación Sanitaria de Canarias. Y, por otro lado, pretende también garantizar, como debe ser preceptivo, que la concertación sanitaria debe estar sujeta obligatoriamente a la Ley de Contratos del Sector Público, como no puede ser de otra manera.

Y esta propuesta la sustenta usted en cuatro puntos y desde el Grupo Nacionalista Canario compartimos el objetivo de su propuesta y también, en términos generales, el contenido de la misma, si bien es cierto, como también usted bien sabe, que hemos presentado enmienda de modificación, que en ningún momento hemos pretendido cambiar el objeto de la misma sino todo lo contrario: enriquecer el contenido que persigue. Por lo tanto, nosotros, estrechos de mira -creo que decía "estrechos de mira"-, nosotros no; todo lo contrario.

En el punto 1 nosotros lo que proponíamos fundamentalmente era modificar, modificar por el término "a revisar", pero que era una petición que realmente era una petición técnica. Al final hemos podido llegar a un acuerdo.

En el punto 2 lo que proponíamos era eliminarlo, porque nosotros entendíamos que estaba recogido en el punto 4 de su propuesta. Sabe usted que el señor Morera comenzó con el trabajo de adaptar los contratos y los convenios a los que hace referencia el artículo 96 y 99 de la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias a la Ley de Contratos del Sector Público, y que ese trabajo continúa y que llevará un tiempo prudencial concluirlo. La señora Hernández dice que se lo ha encargado, pero no es verdad, sigue prestándose.

Establecía usted dos meses que a nosotros, desde nuestro punto de vista, y creo que al final hemos podido llegar a un acuerdo con la enmienda de Nueva Canarias, dos meses es poco tiempo para un trabajo como ese, aunque somos conscientes de que el señor Baltar ha dado instrucciones para que este tema esté resuelto cuanto antes y que los servicios administrativos, pues, trabajan a toda prisa para conseguirlo cuanto antes. En su lugar, nosotros proponíamos, pues, la garantía de que efectivamente se cumpla la normativa... (ininteligible) se modifique la normativa de homologación. Al final también hemos podido llegar a un acuerdo, con lo cual no creo que haya ningún problema.

Y en el punto 4 lo que proponíamos nosotros era cambiar "iniciar" por "agilizar" y añadir también "los contratos a formalizar". Como al final hemos llegado a un acuerdo y hemos mantenido el punto 2 y el punto 3, pues, a mí lo único que me queda es agradecerle su predisposición, agradecer la predisposición del resto de los grupos. Lo que hemos acordado es que en el punto segundo añadimos la ampliación del plazo, que al final creo que era la propuesta de Nueva Canarias, con la que efectivamente todos estamos de acuerdo, por lo menos eso es lo que hemos hablado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Luis.

También hay una enmienda del Grupo Nueva Canarias. Para su defensa, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

Es absolutamente legítimo discutir sobre todo, sobre cualquier iniciativa que plateen las diputadas y los diputados de esta Cámara, y hacerlo sobre la sanidad es una obligación, porque si hay alguna inquietud entre la población destacable en todos los análisis es su preocupación por la sanidad. De manera que no está fuera de lugar sino es nuestra obligación discutir sobre la sanidad pública, exigir al Gobierno respuestas, porque está claro que estamos muy por debajo de lo exigible. Por lo tanto, ejercemos nuestra función cuando abrimos debate en relación con este importante servicio público.

También es razonable que se discuta sobre una parte del problema sanitario, que es la concertación. Porque es polémica, porque hay un debate global sobre el papel de los sistemas sanitarios públicos, sobre su financiación, sobre su sostenibilidad, sobre de qué manera se deben prestar los servicios para ser más eficientes. Y hay una discusión histórica y ahora en momentos de crisis, pues, redobla su importancia, y es sobre quién puede prestar esos servicios de una manera más eficiente. Por lo tanto, es legítimo, razonable, normal, bueno que discutamos sobre los conciertos.

Y las pretensiones que se han puesto en estos últimos meses en el debate son elementales. Es sencillamente cumplir con las leyes. Desde la auditoría a la adecuación de los contratos a la nueva legislación, y por supuesto, a la evaluación de la calidad de las prestaciones que se reciban a través de los recursos privados, sean con ánimo de lucro o sean sin ánimo de lucro. De manera que todo lo que se está refiriendo en este pleno, en el anterior y en los últimos meses no son sino exigencias establecidas en las leyes básicas y en nuestra Ley de Ordenación Sanitaria. O sea, que es normal, normal, es nuestra obligación. Cierto es -y yo lo digo siempre- que hay que tener cuidado para que este asunto, que es parte del problema, no se convierta en elemento esencial, porque cuando se normalicen las contrataciones de los servicios privados, se garantice su calidad, su gratuidad, el confort, la transparencia, cuando se midan con precisión los costes, se comparen, etcétera, etcétera, cuando todo eso esté resuelto, seguiremos teniendo -escuchen bien- 100 000 personas en listas de espera o más, seguiremos teniendo una crisis grave en las áreas de urgencias, seguiremos teniendo problemas de ratios de personal en la red de centros sanitarios públicos, en la primaria y en la especializada, seguiremos teniendo deficiencias en la prestación de servicios en los territorios menos poblados.

De manera que es importante aclarar, transparentar, adaptarlo a la ley el tema de los conciertos, pero no nos equivoquemos: por perfeccionado que esté este ámbito, los problemas y su entidad van mucho más allá. Y está bien que cerremos este capítulo con claridad, con transparencia, con diligencia, para no centrar todos nuestros esfuerzos solo en una pequeña parte del grave problema que tenemos. De ahí que me parezca acertada la iniciativa del Grupo Socialista. Quizás la única cuestión eran los plazos, pero se ha llegado a un acuerdo, porque es complejo, es complejo el tema, y es necesario que el Gobierno tenga tiempo.

Pero, insisto, yo creo que ahora tocaría a este Parlamento, por los procedimientos que consideremos, ponernos de acuerdo en la respuesta a los problemas inaplazables de la crisis sanitaria. A mí me empieza a preocupar el consejero, lo he escuchado en cuatro ocasiones y no tengo prejuicios, al menos negativos, los tengo en todo caso positivos, porque lo conozco bien y desde hace décadas, y está en un discurso que yo creo que puede ser un error, se lo he dicho y se lo volveré a repetir, y es solo en el análisis, solo en la eficiencia, que es una obligación siempre. Los problemas del sistema sanitario son algunos estructurales y no hay que ser un genio para identificarlos ni se necesitan meses para identificarlos. Se necesitan actuaciones urgentes. Y yo creo que si nos ponemos de acuerdo en la moción consecuencia de la interpelación podemos marcarles al Gobierno y al consejero la respuesta a lo inaplazable, y es atender a la gente, romper la dinámica de empobrecimiento que se ha generado en el clima laboral y dar respuestas a equipamientos, infraestructuras, de forma urgente.

Hoy creo que es un paso la unanimidad en torno a esta propuesta aclaratoria.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por el grupo proponente de la iniciativa, para fijar posición en las enmiendas, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Tal como ha adelantado el propio señor Rodríguez, del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, efectivamente, en el punto 2 se incorpora, se modifica, donde dice "dos meses" se modifica por "seis meses". Y esos son los cambios que se introducen en el acuerdo que hemos alcanzado también con el resto de las fuerzas políticas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Turno de los grupos no solicitantes de la iniciativa ni enmendantes. El Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): De nuevo buenas tardes, señorías.

En primer lugar, para expresar, en nombre de mi grupo, el apoyo al contenido en todos sus términos de la proposición no de ley, del mismo modo que compartir también la ampliación de plazo que acaba de expresar en la aceptación de la enmienda del Grupo Nacionalista Canario.

Efectivamente, estamos ante una de las preocupaciones más importantes que hoy tiene la ciudadanía, que es el atendimiento de la salud, y lo que se plantea, en definitiva, es que haya la misma garantía de seguridad, en calidad, desde los conciertos privados asimilable a la sanidad pública. Pero yo creo que tenemos que ser conscientes...; ayer cuando le planteaba al presidente del Gobierno que son alarmantes las altas tasas que existen en las listas de espera, el presidente del Gobierno dijo algo que seguramente todavía no conocemos, y que es el resultado de un estudio para ver realmente cuántos son los canarios y canarias que están en listas de espera quirúrgica e incluso en consultas especializadas.

Yo espero, y decía el otro día, que nunca se debe utilizar la sanidad como arma arrojadiza para enfrentamiento político en esta Cámara y algunos llegaron a afirmar que yo, de alguna forma, lo que pretendía en síntesis eran algunas de las prebendas. Miren, no hay ninguna razón para si desde lo público lo queremos todo en materia sanitaria -y a mí me parece razonable siempre desde lo público todo a excepción de aquello que no quepa para atender la legítima demanda de los ciudadanos-, ¿por qué hemos de querer para el concierto privado la consulta o la inspección, o como se quiera llamar, o la auditoría privada?, ¿por qué no la hacemos desde lo público, si tenemos interventores, desde lo público? Además estamos obligados. Si tenemos la Audiencia de Cuentas desde el control parlamentario, con recursos desde lo público, y si tenemos el control de este Parlamento, no lo entiendo. Es decir, si lo queremos todo desde lo público, queramos también desde lo público las auditorías en el seno de la sanidad privada y los conciertos privados.

Lo que no voy a hacer nunca, ni va a hacer mi grupo, es que utilicen la sanidad para ajustar cuentas entre quienes lo pretendan, porque no lo voy a hacer, porque hay muchas familias en la calle que están sufriendo y esperando una respuesta real, porque este es un...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo. Se ha agotado su tiempo.

Por el Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Señor Curbelo, no he entendido nada o casi nada de lo que ha dicho, la verdad, pero, bueno.

A lo que íbamos. Cuando este grupo parlamentario, Podemos, empezó a hablar de la concertación en esta legislatura, lo llevamos también a la propia ley de presupuestos, alguno de los portavoces nos ha llegado incluso a decir que estamos un poco obsesionados con el asunto. Nos alegramos de que el Partido Socialista, ahora que está en la oposición, también se preocupe por la concertación.

Y por supuesto que vamos a apoyar esta proposición no de ley, es justa, es necesaria. No se pueden buscar márgenes de beneficio en la precarización de los trabajadores, porque cuando el señor Clavijo dice que la sanidad privada es más barata -o concertada-, es más barata que la gestión pública, que la sanidad pública, yo creo que se refiere también a que las condiciones de los trabajadores en la privada no son las mismas que en la pública.

Pero lo que no podemos admitir tampoco, y en este sentido va el sentido de esta proposición no de ley que presenta el Partido Socialista, y que vamos a apoyar, es que se busquen márgenes de beneficio a costa de la seguridad y de la calidad de la atención sanitaria, a costa de la seguridad de los pacientes.

Por tanto, apoyamos esta proposición no de ley, que nos parece oportuna.

Miren, se está imponiendo un discurso últimamente por parte del Grupo Nacionalista, a colación de la transparencia, de la fiscalización, están diciendo ustedes que paraliza. Pues, miren, ¿saben lo que podrían hacer ustedes?: en vez de tener tantos asesores en el Gobierno pongan a personal a trabajar en la Consejería de Sanidad para que no se paralicen servicios por hacer una cosa que es necesaria, que es transparentar los contratos con la concertada. Eso es lo que deberían hacer ustedes y no quejarse de la paralización. Faltaría más que la oposición en este Parlamento no viniera a fiscalizar las políticas del Gobierno y, si eso les paraliza a ustedes, eso es su problema. A lo mejor es que no son ustedes capaces de gestionar los dineros públicos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Por el Grupo Popular, el señor Zacarías.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Me gustaría, en el breve tiempo que tengo, esclarecer un poco más el motivo de la presentación de esta PNL. Una sesión más desde nuestra bancada permanecemos atónitos a este ataque de responsabilidad y de productividad que ha les entrado a todos los grupos parlamentarios, para corregir quizás desaguisados que han provocado ellos mismos. Permítanme que les pida, por tanto, que, dado que se acercan los Carnavales, nos quitemos la careta, y vamos a quitarnos bien la careta.

¿Quién ha estado de consejero hasta hace nada?: el señor consejero don Jesús Morera, ¿no? ¿Quién ha cogobernado durante la anterior legislatura llevando responsabilidades en la Consejería de Sanidad? Ya no se acuerdan de la señora Brígida Mendoza, también tuvo responsabilidades. ¿A qué viene este ataque de responsabilidad? ¿A qué vienen estas prisas? ¿No han tenido suficiente tiempo para corregir o enmendar estos fallos en dos años de Gobierno y en cuatro de cogobierno, tanto Coalición como PSOE? Claro, quizás es que nos ha entrado un ataque de amnesia. Sinceramente, vergonzante, ¿eh? La política yo creo que es algo más que quitarse el disfraz de gobierno y ponerse el disfraz de oposición, y aquí nadie se ha enterado de nada.

Los ciudadanos yo creo que están perplejos ante la situación que se está dando. Yo creo que en el Partido Popular han visto siempre lo mismo. Vamos a velar por los intereses de los pacientes y, como no podía ser de otra manera, vamos a apoyar esta PNL para velar por la calidad, la seguridad, el confort, allá donde se presten los servicios sanitarios, por supuesto cumpliendo con la Ley de Contratos públicos, estableciendo los criterios de seguridad, calidad, en consonancia con los estándares del Ministerio de Sanidad. Todo lo anterior yo creo que en un plazo razonable.

Mientras tanto -quizás nos enredamos aquí, en esta Cámara, con cosas que a veces los canarios consideran inútiles- se manda una nota, desde el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, pidiendo que se paralicen las cirugías programadas por falta de sangre en los quirófanos. Señores, un poquito de responsabilidad y un poquito de gestión. Pedimos un ejercicio de transparencia. No puede ser que venga el señor Clavijo ayer aquí y tire la piedra y esconda la mano. Ha pedido transparencia, que va a hacer un ejercicio de transparencia. Nosotros no solo le pedimos transparencia, le pedimos un ejercicio de estriptis de la lista de espera. Queremos aquí, en sede parlamentaria, los datos reales y no falsos y que enseñen las cifras reales ya.

Solo decirles un dicho carnavalero que se dice mucho en mi isla: "mascarita, te conozco", y quizás los canarios conozcan, aun con máscara, a Coalición Canaria y al PSOE, por sus datos y por su gestión.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Zacarías.

Procedemos a llamar a votación, entendiendo que se ha aprobado la modificación con una enmienda, que pasa "de dos meses" a "seis meses".

(La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

La señora PRESIDENTA: Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 54 votos emitidos: 54 síes, ningún no y ninguna abstención.

Queda, por tanto, aprobada por unanimidad esta proposición no de ley.

(El señor secretario primero, Cabrera González, ocupa un escaño en la sala).

(Rumores en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0358 Sobre criterios de calidad, seguridad y confort en la prestación de servicios sanitarios por centros privados.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400