Diario de Sesiones 78/2017, de fecha 24/5/2017 - Punto 1

9L/C-0330 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL COMERCIO ELECTRÓNICO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, comenzamos con la comparecencia de la consejera de Hacienda, instada por el Grupo Popular, sobre el comercio electrónico.

Para su defensa, señor Estalella.

(Rumores en la sala). Señorías, guarden silencio.

Cuando usted quiera, señor diputado.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Buenos días, señor presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, consejera.

La tecnología, internet, ha permitido o ha hecho posible un gran mercado mundial de productos. Miles de ofertantes, por un lado, con sus productos y servicios; y por el otro, miles de millones de demandantes. Se podría decir que es el mercado perfecto. Esto lo explicaba muy bien el profesor González Viéitez en primero de carrera en la Universidad de Las Palmas, en la facultad de Ciencias Empresariales, en su asignatura de Macroeconomía.

Pues bien, para los canarios, la participación en este mercado perfecto de compra y venta de bienes y servicios mundial es una quimera, puesto que no participamos en él en las mismas condiciones que el resto de demandantes y ofertantes.

Me centraré en esta primera intervención en los demandantes, en los compradores...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Perdón, señor Estalella.

Señorías, ocupen sus escaños, por favor. Y guarden silencio.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Decía que me centraré en esta primera intervención en los demandantes comunes, en los compradores de bienes y servicios.

¿Cuántas veces al finalizar una lectura de una publicidad en una revista o un proceso de compra de un producto en internet nos hemos encontrado con aquella frase que dice "excepto Canarias"? Bien porque el ofertante del producto ve imposible asumir los costes de transporte, las dificultades aduaneras, las declaraciones informativas, y desiste de este mercado, con la dificultad que eso supone, o la limitación para los canarios en su poder de decisión.

También hay otra situación que se sucede, que es la de "no se atiende a Canarias". Esa a mí me parece una situación irregular y no deseable. Nosotros deberíamos participar en este mercado como lo hace cualquier otra persona que viva en el resto del territorio nacional o en la Unión Europea. Y es en esos momentos cuando dices: "pues no va a ser una suerte vivir aquí". En este caso, no es una suerte.

En muchas ocasiones es un acto de fe comprar por internet cualquier producto, porque al final no sabes qué precio vas a pagar por el producto, el total del precio. Sí sabes el precio del producto, lo que no sabes es el coste del transporte y los impuestos que sobre esa importación al detalle te va a cargar en la factura la empresa de transporte.

Ahora bien, esta situación ha ido reconduciéndose en los últimos tiempos a cuenta de un acuerdo entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España -que ha demostrado una excelente sensibilidad con la sociedad canaria-, limitando o rebajando, actuando sobre los bienes que tengan veintidós euros de coste, de precio, y promoviendo para ellos una exención; lo cual permite al común de los mortales acceder a un tipo de producto de bajo coste y, como idea básica, no está mal. Esta exención conlleva la no presentación del Documento Único Administrativo. A partir de la posible..., si los señores de Nueva Canarias deciden que tengamos Presupuestos Generales del Estado, esta exención se incrementará hasta ciento cincuenta euros.

Es innegable que la colaboración de estos, de los dos gobiernos, permite una mejora de las condiciones de los canarios para participar en condiciones de igualdad con los otros demandantes y compradores. También pone de manifiesto, como ya he resaltado, la sensibilidad del Gobierno de España con Canarias.

Yo quisiera, señora consejera, hacerle varias preguntas; algunas genéricas y alguna particular. La primera genérica es: ¿cuál es el estado de la cosa en el caso del comercio electrónico?; la segunda, ¿ha supuesto una disminución extraordinaria la exención de los bienes por valor de veintidós euros por unidad?; la tercera, ¿tiene una cifra aproximada de la disminución de recaudación que se producirá por la exención de los ciento cincuenta euros por bien?; y por último, en una escala de cero a diez, ¿puede indicarnos el nivel de colaboración que el Gobierno de Canarias ha encontrado en el Gobierno de España para dar un paso más en la armonización de las condiciones de los canarios?

Le adelanto que después hablaremos de los vendedores, de los ofertantes de bienes y productos, y le voy a proponer un reto.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Estalella.

Para la primera intervención, la señora consejera de Hacienda. Consejera de Hacienda.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor Estalella, muchísimas gracias por solicitar esta comparecencia, porque es del todo oportuna, dado que estamos a las puertas de la posibilidad de -por fin- conseguir la anhelada eliminación de las trabas que suponen en este momento y han supuesto durante muchísimos años para los canarios el acceso al comercio electrónico, sin tener que hacer despacho aduanero.

Señorías, hace poco más de un año subía a esta tribuna para anunciar que el Gobierno de Canarias propiciaría la eliminación de las trabas al comercio electrónico, unas trabas relacionadas básicamente con los sobrecostes o costes adicionales imprevistos -como ha dicho el señor Estalella-, que generan en muchas ocasiones, para las empresas y para los canarios, una dificultad adicional para acceder al comercio electrónico.

Para este Ejecutivo, dicho compromiso ha constituido un objetivo prioritario, expresado desde el principio mismo de la legislatura. Pero les confieso que en aquel momento nada podía hacernos presagiar que se tardaría tanto en alcanzar ese acuerdo político para que este compromiso se concretara de manera eficaz y definitiva, como ha ocurrido ahora a través de esa disposición adicional en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017, que actualmente está en trámite en el Congreso.

Perdimos un tiempo precioso por culpa de una situación de bloqueo político, vivida en este país durante todo el año pasado, con un Gobierno central en funciones sin capacidad para legislar ni tomar decisiones. Aquella parálisis hizo que lamentablemente las cosas no fueran al ritmo que todos queríamos, y que se retrasara la negociación de los asuntos incluidos en la agenda canaria; entre ellos, la agilización de los trámites del comercio electrónico que tantos quebraderos de cabeza nos generan a los canarios y canarias.

Fueron meses complicados, en los que los intereses partidistas pusieron en riesgo el beneficio de todos, incluidos los dos millones de canarios que, cuando decidimos hacer una compra a través de internet, nos encontramos en una clara situación de desventaja con el resto de cualquier ciudadano de otro punto de la Unión Europea. Esa situación de desventaja se traduce en un sobrecoste para los consumidores canarios cada vez que adquirimos un producto a través de la red, e impide que podamos acceder en igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos europeos a un mercado globalizado.

No se les escapa a sus señorías que todo eso contribuye, además, a que las oportunidades de negocio y expansión de las empresas de las islas también se vean frenadas, cuando no impedidas del todo. Y eso creo que es algo que no solamente es injusto, sino que no lo podemos seguir permitiendo.

Y digo, señorías, que estamos en un momento crucial, gracias al esfuerzo de un grupo de trabajo formado por representantes del Gobierno de Canarias, del Gobierno de España, de las empresas que operan en internet y de los consumidores. Puedo decir que, a día de hoy, estamos más cerca que nunca de que se eliminen las barreras que han venido dificultando el pleno desarrollo del comercio electrónico en las islas.

Solo nos queda dar un último paso, y ese ya no está ni siquiera en manos de este Gobierno; ni siquiera en manos del Gobierno de España. Ese último trámite depende del apoyo de los grupos políticos en el Congreso de los Diputados al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017. En este proyecto de ley. Y, siguiendo el acuerdo de la agenda canaria, está recogido el incremento hasta ciento cincuenta euros de los bienes de bajo valor, para que los bienes de bajo valor no tengan que hacer despacho aduanero.

No tengo duda de que finalmente las cuentas estatales tendrán los apoyos necesarios, y esa aprobación será una excelente noticia para los canarios y canarias porque, por primera vez en muchos años, estos presupuestos son buenos para el archipiélago. Son positivos porque destinan más de 452 millones de euros con respecto a 2016.

Como ustedes saben, hay una parte muy importante que tiene que ver con el refuerzo de la financiación para los servicios públicos esenciales, eliminando el REF de la financiación, del sistema de financiación de las comunidades autónomas. Incrementan también los convenios Canarias-Estado, que estuvieron años ralentizados; se incrementan las ayudas al transporte de mercancías; y, según hemos podido saber hoy, también hay un acuerdo para incrementar al 75 % el descuento de residentes, tanto aéreo como marítimo. Y por todo ello, nos felicitamos y querríamos que todos los canarios hicieran suyo este presupuesto.

En este aspecto, esta ley de presupuestos recoge, en su disposición final segunda, una medida de enorme calado de la que podrían beneficiarse todos los canarios para que compren por internet. Se trata de la modificación del apartado 11 del artículo 14 de la ley fiscal del REF, por la que se eleva de veintidós a ciento cincuenta euros el valor global de las importaciones de bienes hacia Canarias que van a estar exentas de IGIC y, por lo tanto, de la obligación de presentar el DUA. Eso sí, solamente para operaciones realizadas por particulares.

Me gustaría que la medida quedase completamente clara para que no haya lugar a confusiones o a interpretaciones erróneas. Hasta ahora, la exención del impuesto y de la obligación de presentar el DUA para los envíos de bajo valor estaba establecido en veintidós euros; lo que hemos hecho es pactar con el Gobierno de España, elevar ese umbral económico hasta los ciento cincuenta euros, para redefinir los envíos de bajo valor a efecto de no estar obligados a presentar el DUA.

Exploradas y evaluadas todas las posibilidades -tanto técnicas como normativas-, hemos concluido que esta es la mejor solución, no solo por ser la única viable y factible a los problemas planteados respecto al comercio electrónico; sobre todo, por la parte que pudiera ser achacable o imputable a nuestro sistema fiscal, ya que no es posible suprimir la obligación de presentar el DUA, con los inconvenientes y sobrecostes que ello conlleva para los canarios, sin elevar el valor de la mercancía exenta del impuesto.

Como usted me ha preguntado en términos muy claros qué impacto económico tendrá esta medida, se lo digo muy claramente. La medida tiene un coste recaudatorio asumible para esta comunidad autónoma. No llega a dos millones de euros; es decir, apenas el 0,1 % del coste total de los beneficios fiscales para el año 2017. Si tenemos en cuenta el alcance y la magnitud del problema que tenemos ahora, es algo asumible. Tenemos que tener en cuenta que el comercio minorista está exento del IGIC. Para que se hagan una idea, una vez aprobadas, se dejará de presentar una media anual de doscientos mil DUA, de doscientos mil despachos que en la actualidad se hacen; es decir, alrededor del 70 % de las compras online que se realizan en el archipiélago.

Sobra decir: para minimizar el riesgo de fraude, se van a efectuar los controles necesarios.

A fecha de hoy, señorías, esta es la situación con respecto al comercio electrónico en las islas.

En caso de que los presupuestos sean aprobados y la medida salga adelante, en los próximos meses habrá que, por una parte, reevaluar los efectos de la misma; y por otra, incidir en el desarrollo que ofrece el nuevo reglamento del código aduanero de la Unión, en cuyo artículo 134 se puede producir una transformación sustancial del régimen jurídico aplicable a los intercambios de mercancías entre Canarias y el resto de los territorios europeos. Este cambio no solamente afectaría al comercio electrónico, sino a todos los intercambios en general; por lo que ello supone, a los efectos, no solamente mayores facilidades para los ciudadanos y las empresas canarias, sino que va a favorecer también las operaciones -como usted ha dicho- de venta en el exterior, por parte de nuestras empresas.

Les aseguro que, durante todo este tiempo, el tema del comercio electrónico ha llegado a convertirse en un compromiso del conjunto del Gobierno. No podíamos seguir permitiéndonos que un derecho adquirido en las islas como la fiscalidad diferenciada se convierta en una excusa para un agravio comparativo entre el comprador de Canarias y uno de cualquier punto de la Unión Europea.

No ha sido fácil llegar a este punto, señorías. Ha habido un año de parálisis por no tener un gobierno que pudiera tomar decisiones, pero no podemos desaprovechar la oportunidad que nos ofrece el acuerdo alcanzado con el Partido Popular y con el Gobierno de España para que se recoja en los Presupuestos Generales del Estado esta elevación a ciento cincuenta euros de los productos que no tienen que declarar el despacho aduanero. Es una gran oportunidad a la que invito a todos a sumarse.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Turno de los grupos no solicitantes de la iniciativa. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Buenos días. Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Señora consejera, inminente es un adjetivo que significa, según la RAE, "está para suceder prontamente". Señora consejera, tiene que reconocer que, cuando usted aplicó -allá a comienzos del 2016- a esta cuestión del comercio electrónico dicho adjetivo, fue un término excesivamente ambicioso. Y, sinceramente, señora Dávila, a nosotros nos gusta que el Ejecutivo canario sea ambicioso a la hora de defender los intereses de nuestros ciudadanos y a la hora de buscarles soluciones a problemas reales. Pero una cosa es ser ambicioso y otra es conseguir algún resultado que mejore la situación o resuelva el problema; porque la realidad es que el comercio electrónico crece en todo el mundo pero Canarias está alejada de la media de España, y es un mercado en alza al que debemos sumarnos.

Quizá internet no conozca de fronteras, señora consejera, pero Canarias sigue en la ultraperiferia digital. Piense que aunque hay buenos datos, como que se facturaron 555 millones de euros, nuestro comercio electrónico todavía es un 0,61 % inferior en el peso del PIB regional frente a la media del Estado. Y mientras un 33 % de los canarios compra por internet, la media nacional está en diez puntos por encima y llega al 43 %. Teniendo en cuenta que Canarias tiene una mayor inserción de las TIC con respecto a otras regiones en España, no se entiende que después tengamos una menor presencia en el comercio electrónico.

Lo que deja claro es que los usuarios canarios tenemos problemas serios a la hora de poder comprar y vender digitalmente. Porque lo normal, si no, es que tuviésemos mayor presencia en el comercio electrónico.

Señora consejera, por último, solo decirle que, una vez que consigamos esta meta de los ciento cincuenta euros -que esperamos que sea prontamente y que sea breve, como usted ha anunciado hoy aquí, en el atril-, luego hay que hacer o debemos solucionar el resto de problemas que tenemos en esta materia, como por ejemplo, el veto que tienen algunas páginas web a la hora de realizar envíos a Canarias.

Y también debemos regular la intervención de las compañías del sector una vez que se implante este nuevo sistema, ya que se ha comentado que podrían comenzar a cobrar por otro tipo de concepto. Creo que, en este sentido, el Ejecutivo deberá estar vigilante.

Muchas gracias y buenos días.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Por turno, el Grupo de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías, señora consejera, buenos días.

Señor Estalella, decirle antes de iniciar mi intervención respecto al comercio electrónico que el único responsable de que prosperen -o no- los Presupuestos Generales del Estado para el 2017 es el señor Rajoy, no Nueva Canarias.

Eso sí: si el Gobierno de España es sensible con las necesidades de Canarias y las necesidades de los canarios, y atiende a aquello que Nueva Canarias le ha pedido porque entendemos que es bueno para Canarias -reivindicaciones que conoce el señor Rajoy y conoce todo el Gobierno de España como conocemos el resto de los canarios porque está en nuestro programa electoral, que fue con lo que nos comprometimos; porque además está en la agenda canaria que suscribimos con el Partido Socialista para las elecciones generales; porque está en las enmiendas que Nueva Canarias ha presentado a los Presupuestos Generales del Estado para el 2017; y además porque se las hemos manifestado en las dos reuniones que hemos tenido-, si es sensible, si las atiende, le garantizo que Nueva Canarias estará ahí para apoyar los presupuestos.

En caso contrario, será el señor Rajoy el que tenga que explicar a los canarios y al resto de los españoles el porqué de su responsabilidad. E insisto, tienen que ser el señor Rajoy y el Gobierno de España, no Nueva Canarias.

Una vez dicho esto, yo quiero también suscribir -en su totalidad y punto por punto- lo que ha manifestado la portavoz del Grupo Mixto. Efectivamente, señora consejera, inminente no es sinónimo de un año y tres meses más tarde... Y además, no es sinónimo de un año y tres meses más tarde en algunos casos, porque en otros ni siquiera hemos llegado a eso.

Usted, en esa comparecencia que tuvo en esta Cámara en febrero del 2017, dijo y además manifestó: "digo y hoy anuncio aquí tres medidas". Además, tres medidas con las cuales se cumplía o daban cumplimiento al compromiso del presidente del Gobierno de Canarias, del señor Clavijo.

En la primera de ellas, que venía referida o hablaba usted de que al día siguiente firmaría el decreto, se publicó seis meses más tarde. El tema de los veintidós euros a los -en julio se firmó- ciento cincuenta euros. Bueno, está en la disposición de los Presupuestos Generales. Y con respecto a la simplificación del modelo del DUA -que todavía no era intuitivo-, y a que la Administración sea quien facilite a los usuarios el número de declaración sumaria, de eso aún no sabemos nada.

Con lo que efectivamente, insisto, inminente hay que saberlo medir.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Turno del Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Señora consejera.

Famosa es Canarias por anunciar a bombo y platillo medidas que luego no se cumplen o simplemente no son tan buenas como se anunciaban. Y el caso más evidente es el del comercio electrónico. Llevan años anunciando medida tras medida, y no hay manera de que solucionen los obstáculos que tiene el comercio electrónico en Canarias. Bien porque lo que anuncian es, directamente, imposible; bien porque no se soluciona, de cualquier manera.

Primero decían que si se simplificaba el DUA. Luego, que si se podía hacer el autodespacho. Luego, que si el propio vendedor podía hacer los papeles del comprador. Y por último, la famosa exención de ciento cincuenta euros...

Pero la realidad es que ni la simplificación del DUA ha sido tal -son más de cincuenta páginas, y cientos y cientos de datos que hay que rellenar-, ni el autodespacho es tan sencillo, porque aparte de los miles de datos que hay que rellenar, aparte de que la plataforma online no funciona bien, además hay que pagar el chantaje a las empresas transportistas para que te den un número, sí, el código de sumaria y partida, lo que ellos llaman endoso, se llama endoso porque es que te endosan realmente un robo... Y, vamos a ver, el tema es que luego la exención de los ciento cincuenta euros, señora consejera, anunció que se iba a llevar a cabo, tomó titulares y titulares en la prensa durante mucho tiempo y, al final, resultó que solo era humo.

Usted dijo -efectivamente, aquí- que ya había dado la orden para que eso se llevara a cabo. Ahora nos dirá y aclarará que la orden era pedírselo a Madrid. Luego resultó que el Gobierno de España estaba en funciones, y pasó otro tanto tiempo; y luego resultó que, a pesar del acuerdo que tiene con el Gobierno de España, realmente la decisión está en la Unión Europea. Sí. Y tiene que cambiar la Unión Europea ese código, y Europa ya ha dicho que no está de acuerdo en hacer excepciones y no piensa subir el mínimo exento de impuestos.

No entendemos por qué siguen engañando en este tema que es tan frustrante para miles de personas y para miles de empresas. Quizás deberían ponerle solución a las agencias de aduanas y a las empresas transportistas que nos roban cada vez que intentan hacer ese papeleo por nosotros; y procuren que... A pesar de que no haya DUA, muchas veces siguen cobrando como si existiera ese papeleo, cuando no deben.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Delgado.

Turno del Grupo Socialista, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora Montoro..., que diga, señora Dávila.

Mire, después de su defensa y halagos al señor Montoro Manostijeras, estaría bien que hablásemos hoy del comercio electrónico, ¿no?, porque la mitad de su intervención la ha dedicado a hacerle guiños al Partido Popular y a animarnos a todos a aplaudir los presupuestos del empobrecimiento de España, de los canarios, de la desigualdad, de los recortes, pero que parece que pueden incluir una iniciativa positiva para el comercio electrónico en Canarias.

Y digo parece porque se supone que está en el anteproyecto -y usted bien lo ha dicho-, está en el anteproyecto de ley. Sin embargo, pues mire, el 23 de mayo, ayer, salió una noticia de que Coalición Canaria iba a presentar una enmienda para que estuviesen precisamente exentas, por importe de ciento cincuenta euros del impuesto de importaciones, las importaciones en Canarias (mientras muestra un documento a la Cámara). Yo no sé si es un error del periódico o si entra dentro de esta campaña de confusión y de halagos entre un partido y otro para aprobar los presupuestos.

Las limitaciones al comercio electrónico no son solo limitaciones económicas, no son solo los impuestos a la importación; son sobre todo trabas administrativas, aparte de los costes de transporte. Yo creo que realmente ahí es donde está el problema, ¿no?, el tema...

Aquí se hablaba del autodespacho, la simplificación; nosotros planteamos una proposición no de ley después, una herramienta que usted podía haber desarrollado en todo este tiempo -a la que ha hecho caso omiso-, y que es a propuesta, además, de los consumidores, de las plataformas. No es una propuesta del Partido Socialista, nosotros nos hacemos eco de las demandas reales.

Porque, ¿qué pasa si una persona quiere comprar...? Pues mire, una canaria que quiera comprar un vestido de novia por internet que cueste tres mil euros. ¿Volvemos al mismo problema? No está en el límite del importe. No es la cuestión. No es cuestión de que usted vaya aumentando la pérdida de recaudación de Canarias. Es cuestión de empoderar a la ciudadanía para que pueda hacer un uso efectivo del comercio electrónico.

Por último, le digo que no confunda. Mire, el comercio minorista está exento, pero soporta el IGIC de sus proveedores, ¿vale?, eso no quiere decir que no repercuta, pero sí lo soporta. No entiendo muy bien a qué se ha referido con la exención del comercio minorista.

No confunda a los canarios con falsos anuncios. Ya se lo ha reprochado el resto de los grupos, yo le traía el recorte, por si no se acordaba, del 17 de febrero de 2016, donde... "Ya podrán comprar online por valor de hasta ciento cincuenta euros con exención aduanera" (mientras muestra un documento a la Cámara). Y no confunda, no solo porque genera un perjuicio a los canarios, sino también porque está lastrando la poca credibilidad que le queda a este Gobierno.

Miren, en un mundo globalizado, sin fronteras comerciales, Canarias no puede aislarse; y nosotros -desde luego- trabajaremos para que así sea. Y esperamos que en breve pueda ser así.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Lavandera.

Turno del Grupo Nacionalista Canario, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

Señorías, señora consejera.

Siempre habrá diferencias en la tramitación aduanera en Canarias, derivadas de nuestro Régimen Económico y Fiscal. Lo razonable es que, manteniendo nuestro diferencial fiscal, se remuevan los obstáculos para que los canarios tengamos el acceso al comercio electrónico en condiciones de igualdad con el resto de los ciudadanos comunitarios.

El Gobierno de Canarias ha contribuido a remover esos obstáculos, y ha dado muestras claras con medidas reales. Lo viene haciendo desde que en el 2014 la Agencia Tributaria Canaria y la Agencia Estatal de Administración Tributaria acordaran medidas como el autodespacho en línea, la presentación del DUA a la importación por el vendedor y la supresión del DUA a la exportación; y en la presente legislatura, con la propuesta de modificación del punto 11 del artículo 14 de la Ley de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, y la publicación de la orden que aclara que las compras de escaso valor no precisan la presentación del DUA.

Hace varios meses que el asunto está en el tejado del Gobierno de España, que ahora lo ha trasladado al Congreso de los Diputados en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales, una razón más, señorías, para apoyar los presupuestos del Estado, porque también en esto benefician a Canarias.

Para los nacionalistas es una prioridad atenuar estos sobrecostes. Hemos dado claras muestras de ello. Fue una condición en el acuerdo para la investidura del señor Rajoy, donde se plasmó, a instancia de los nacionalistas, que se adaptará la política aduanera para su adecuación al código aduanero de la Unión Europea para la simplificación o eliminación de trámites aduaneros; especialmente, los referidos al comercio electrónico y al tráfico de bienes culturales.

El Estado debe adaptar la política aduanera simplificándola, adecuándola a las singularidades de nuestro Régimen Económico y Fiscal, y eliminar las restricciones que limiten las posibilidades de elección de los consumidores canarios e impidan el descenso de los precios del comercio electrónico. Pero tampoco nos olvidamos de uno de los sectores que más tiran de nuestra economía, el comercio minorista, y la protección que le debemos a la competencia.

Es preciso encontrar un equilibrio entre los intereses del comercio electrónico y el de los minoristas con un establecimiento físico, y nos parece positivo que el Gobierno tenga previsto revaluar la medida y vigilar el posible fraude para que no se escore el comercio en detrimento de ningún sector. Todo ello redundará en beneficio de consumidores y en beneficio de nuestro pequeño y mediano comercio; y esa es nuestra lucha, y no discutir ni pelearnos por quién lo dijo primero, antes o después.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Turno de nuevo del grupo solicitante de la iniciativa, señor Estalella.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Gracias, presidente. Buenos días nuevamente, señorías. Señora consejera.

Señora González, está claro que el responsable de los Presupuestos Generales del Estado es el presidente del Gobierno de España, el señor Rajoy, pero nos hace falta el voto de Nueva Canarias para que sea una realidad. Y cuando dice "si no votamos a favor de los presupuestos será culpa de Rajoy", hombre, yo creo que si se rompe esa negociación que ustedes tienen abierta con el señor Rajoy será porque el Gobierno de España no puede atender razonablemente las peticiones del Grupo Nueva Canarias, pero no será por falta de voluntad.

Señora Delgado, cierto es que algunas empresas de transporte realizan prácticas no deseables, y en alguna ocasión me han cobrado -incluso a mí- una partida que se llama cabildos. He llamado al cabildo y me dicen que ellos no cobran nada directamente; o sea, que no tienen ninguna tasa. O fotocopias, cuatro euros. Pero eso tiene que ver con una práctica, como le decía, no deseable; y el mercado, los usuarios de esa empresa o de esas empresas que hacen esa forma de facturación lo que deben hacer es castigarla con su no contratación. Eso en realidad no es un fraude de ley, sino que es un fraude a su cliente, nada más. Pero sé que en algunas empresas lo hacen, no en todas. No está tan extendido como parece. Tengo un amigo que trabaja en una o que es copropietario de una y nunca me ha cobrado nada que no corresponda cobrarme en el caso del transporte y de sus impuestos.

Le proponía antes un reto, señora consejera. Le proponía que, además de la exención de ciento cincuenta euros a la compra al detalle, aquí nos faltan dos patas más. Nos falta la pata del pequeño productor, creador, autónomo, pequeña pyme y mediana empresa que comercia con productos de ciento cincuenta euros, de doscientos euros, de trescientos euros la unidad.

Quizás podríamos plantearnos la posibilidad de que estas empresas puedan tener, con base en el epígrafe en el que están dadas de alta en la actividad en la Agencia Tributaria, o bajo el paraguas de algunas promociones que realizan los cabildos, como Gran Canaria Moda Cálida -en Tenerife creo que hay también algo similar-, pues que estos profesionales pudieran acceder a una exención. Yo he hablado con algunos y me han dicho que, bueno, que trescientos euros, quinientos euros, que les permitan acceder a un precio razonable que es el pago del transporte pagando la lejanía -ya cuentan con ello-, pero que no se les pongan más trabas porque, claro, si nosotros ahora hacemos la exención de ciento cincuenta euros para el común de los mortales, para el consumidor habitual, le estamos haciendo un agujero a la capacidad de venta de este pequeño comercio porque no podrá competir. Será muy fácil entrar en una web y encargar unas zapatillas de deporte, unos tenis, unas playeras, por ciento veinte o ciento treinta euros; y el comerciante, el pequeño comerciante que ha traído esos tenis a Canarias, se los va a tener que quedar y no los va a poder vender.

Y el siguiente. Al mismo tiempo hay otra pata de ese puzle, que es el de la venta al mercado internacional. ¿Por qué un productor canario, un pequeño creador, que tanto talento hay...? Si uno se da una vuelta por las zonas comerciales verá que hay pequeñas tiendas que abren en las que se unen -una especie de coworking- varios creadores, y me dicen: "no, es que nosotros no podemos vender a la Península porque es carísimo, me fríen a impuestos"; esa es la frase que dicen: "es que me fríen a impuestos". Yo creo que podríamos establecer, igual que para la importación al detalle, para la exportación al detalle, una exención de ciento cincuenta euros, de tal manera que nuestros productores podrían acceder a ese mercado perfecto que es el mercado mundial, desde Canarias al mundo. Al final se trata de eso: de lograr participar en el mercado mundial todos, compradores y vendedores. ¿Qué le parece?

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Estalella.

Turno, para finalizar la comparecencia, de la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

El camino que hemos recorrido hasta llegar a tener en los Presupuestos Generales del Estado 2017 recogida, definitivamente, la elevación a ciento cincuenta euros de los bienes de bajo valor, para que los bienes de bajo valor queden exentos de la tramitación del DUA, ha sido muy largo.

Voy a enumerar la cantidad de actuaciones que hemos hecho desde el Gobierno de Canarias, pero me gustaría aclarar algunas cuestiones.

Mi comparecencia anunciando que sería inminente la eliminación de esa barrera fue el 17 de febrero. Anunciaba que firmaría ese mismo día -o al día siguiente- el Decreto de modificación de la gestión de los tributos del REF. Se publicó... Ese decreto es de 29 de febrero. Mi comparecencia del 17, el decreto del 29, publicado el 7 de marzo. Inminente es inminente.

Lo que no fue tan inminente, señora Delgado, es que el Grupo Podemos le dijo "no" al señor Pedro Sánchez, de nuevo, secretario general de los socialistas españoles. Fue Podemos el que truncó la carrera de Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez, y en el acuerdo estaba la eliminación de las barreras del comercio electrónico. Señores de Podemos, fue Podemos el que ha truncado o no ha podido truncar la tramitación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, donde se recoge también que se liberalice el comercio electrónico. (Rumores en la sala).

Señores de Podemos, no pueden mirar a otro lado; ustedes impidieron un Gobierno de izquierdas en España que Coalición Canaria había suscrito con una agenda canaria, y ahí sí, y era inminente, inminente.

Y ustedes nos llevaron a unas segundas elecciones y a toda una negociación; y ahora, a propiciar que haya un gobierno que sí dé respuestas -porque la aritmética lo requiere- a las demandas de los canarios. Y una de esas demandas es el comercio electrónico, así que basta de quejarse y pónganse a hacer. Porque no conozco ni una sola iniciativa, salvo la de denunciar pero nunca apoyar, ni a las propuestas socialistas, ni a las de Coalición Canaria, ni a las de Nueva Canarias, ni a las del Partido Popular.

Voy a enumerar las actuaciones. Como he dicho, el Decreto de gestión de los tributos del REF es del 29 de febrero y se publicó el 7 de marzo, para evitar confusiones. La orden en la que se clarificaba que los bienes de bajo valor, hasta veintidós euros, estaban incluidos todos los conceptos... Es decir, no están incluidos los conceptos de transporte ni todo lo que le ponen quienes ejecutan ese transporte. Es del 29 de julio del 2016, y yo no quiero confundir ambas cosas porque una llevaba a la otra.

Voy a enumerarlas. Se han mantenido diversas reuniones tanto a nivel político como técnico, trabajos técnicos que han sido muy eficaces; se ha publicado una guía informativa sobre todos los trámites relativos al comercio electrónico, tanto para particulares como para empresas, en coordinación con la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información; se han potenciado los medios y la asistencia a la información en las oficinas tributarias; se aprobó la orden de la Consejería de Hacienda el 29 de julio de 2016 por la que se estableció la dispensa de presentar DUA para los envíos de bajo valor por veintidós euros; se ha contestado a la consulta tributaria por la que en la Viceconsejería de Hacienda el 29 de julio de 2016 se aclaraban los términos en cuanto a la interpretación de dicha orden para que no se pudieran incluir otros conceptos que no fuera el valor del bien; se han implantado sistemas de simplificación y liberalización de trámites en el ámbito denominado autodespacho.

En lo que se refiere al autodespacho, hemos de diferenciar el formulario web o DUA simplificado, que requiere certificado digital. El formulario web es el que la normativa exige para la consignación del número de declaración sumaria, tanto por los técnicos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria como por la Agencia Tributaria Canaria.

Se ha elevado la posibilidad de prescindir de dicha información y se ha desechado la posibilidad, ya que dicha eliminación del número de partida de declaración sumaria implicaría perder muchísima información, lo que supondría un problema, fundamentalmente, para el control. Lo que a primera vista podría aparentar una simplificación se convertiría en una mayor complejidad.

Respecto a la posibilidad apuntada de que el formulario web sustituya el número de partida de declaración sumaria por el código de seguimiento de envío, hemos de señalar que su falta de normalización y estandarización -y, en particular, la imposibilidad de vincular los mismos como una herramienta básica de control a las importaciones- impide que a fecha de hoy pueda plantearse una solución viable al respecto.

Respecto al autodespacho presencial a través del modelo 040 para los paquetes postales, también han experimentado un notable incremento. Voy a dar algunas cifras que son muy notables. En estos dos años se han incrementado un 210 %, como digo, en los últimos dos años.

Respecto al formulario web: se ha llegado a cuatro mil declaraciones anuales, incrementándose un 193 % en los últimos dos años.

Voy concluyendo, señorías.

Según los últimos datos, podemos decir que en este momento el comercio electrónico está por encima del 1,5 % del volumen de negocio de nuestro PIB regional. Probablemente con este nuevo aliciente va a incrementarse una nueva cultura de compra online, facilitando a los canarios acceder, después de muchos años, a un comercio global.

Señor Estalella: cojo su reto, porque no solamente tenemos que hablar de quienes compramos en Canarias; también de los canarios que tienen una oportunidad de acceder a un mundo globalizado. Como usted sabe, en este momento no se exige DUA de expedición cuando el valor facturado no es superior a los tres mil euros. Hemos propuesto al Gobierno de España que se eleve a los seis mil euros, lo que sería una gran oportunidad para las empresas que están instaladas en Canarias.

Señorías, no perdamos más el tiempo, no perdamos las oportunidades. En este momento el balón está en el tejado del Congreso de los Diputados y de todos los representantes políticos que allí se encuentran.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0330 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre el comercio electrónico.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400