Diario de Sesiones 78/2017, de fecha 24/5/2017 - Punto 12

9L/PNL-0408 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LAS AUTORIZACIONES PARA ACTIVIDADES MINERAS EN AGUAS PRÓXIMAS A CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: Y, señorías, vamos a la última PNL, que sería la PNL 408, a instancias del Grupo Nacionalista Canario -vamos, señor Cabrera-, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con las autorizaciones para actividades mineras en aguas próximas a Canarias.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenos días. Muchas gracias, presidenta.

Esta PNL la traemos porque es una demanda de muchos colectivos sociales y ambientales de muchas instituciones y una preocupación de mucha gente. Y recoge algo que, a priori, parece de sentido común; tan de sentido común que ya llegó a existir en reales decretos en su momento en los despachos de algún ministerio en el Estado.

Lo que planteamos es, simplemente, que la Comunidad Autónoma de Canarias tenga facultad de poder emitir un informe previo, ante cualquier autorización o gestión que, relacionada con actividades mineras, se desarrolle en el entorno de nuestras islas. ¿Por qué? Pues miren, porque creo que no podemos volver a vivir situaciones como las que vivíamos hace poco: nos enterábamos por la prensa inglesa de que un barco estaba cerca de nuestras aguas. Primero, que era con temas de investigación, temas científicos; y después, nos enteramos de que estaban investigando temas de tierras raras, que luego si quieren me entretengo un poquito en qué es eso de tierras raras.

Todos recordamos la larga lucha que en Canarias vivimos precisamente por no contar, por no respetarse lo que hay que hacer, a un Gobierno como el Gobierno de Canarias, en aquel intento desesperado del Gobierno de España y de Repsol de perforar nuestro litoral sin contar absolutamente con nada, y muchas veces se nos dijo que nada, luego se dijo que esto ya estaba zanjado. Y permítanme que les recuerde, porque quiero consumir menos de los ocho minutos, 28 de febrero, el pasado 28 de febrero, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo acordó mantener abierta una investigación sobre el Gobierno de España y los permisos concedidos en su día para realizar las prospecciones en busca de hidrocarburos frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, tras constatar que, pese a los distintos anuncios realizados, los permisos de perforación siguen sin ser anulados a fecha de hoy. Todo ello, atendiendo a la queja formulada en su momento de El Guincho y Ecologistas en Acción.

Como les decía, estas actividades se desarrollaron, en su momento, pese a la oposición de prácticamente todas las instituciones de Canarias: ayuntamientos, cabildos, Parlamento, Gobierno, organizaciones ecologistas, ambientalistas, económicas, etcétera, etcétera.

Previamente -y aquí está lo que nos da fuerza para esta PNL-, previamente el Gobierno de España había asumido el compromiso de respetar la opinión de la sociedad y de las instituciones canarias, antes de proceder a tramitar la autorización de las prospecciones petrolíferas. De hecho, en el borrador del Real Decreto elaborado en 2008 se recogía, en su apartado expositivo, y cito textualmente: "Asimismo, el presente Real Decreto establece que se solicitará informe previo a la Comunidad Autónoma de Canarias para las autorizaciones administrativas que requieran los trabajos a realizar en el ámbito de estos permisos de investigación".

Mientras, en este mismo sentido y también en el Real Decreto del 2008 -elaborado por el entonces Ministerio de Industria, Turismo y Comercio-, pero ya dentro del apartado dispositivo, página 3 del Real Decreto, se incluía: "con carácter previo a la autorización de los trabajos a realizar en el ámbito de los permisos de investigación, la Dirección General de Política Energética y Minas solicitará informe a la Comunidad Autónoma de Canarias". No obstante, la publicación de este borrador no fue necesaria, porque el Gobierno de España, en una visita que hace el señor Zapatero a Lanzarote, se compromete con las instituciones canarias, con la sociedad canaria, a no reactivar los trámites para autorizar las prospecciones petrolíferas si no existía un consenso previo favorable a ello en las islas. Consenso que en 2011 y 2012, por cierto, se rompe; el nuevo Gobierno de España no lo respeta, y se origina lo que ya ustedes saben: ese gran descontento social e institucional.

Bien. Retomando el informe previo, necesario, del borrador del Real Decreto del 2008, lo cierto es que esas pocas líneas fueron eliminadas en un nuevo decreto del 2012, cuando el nuevo Gobierno de España reactiva las gestiones para tramitar las autorizaciones petrolíferas. Y hay dos cambios importantes, que es un cambio muy sustancial: eliminan la necesidad de que la Comunidad Autónoma de Canarias emita un informe previo y eliminan, además, un número limitado de perforaciones y se deja abierto a un número indefinido de perforaciones si así lo necesitaba la empresa.

De esta manera, en la actualidad nos encontramos, por un lado, con que el Parlamento Europeo considera que las autorizaciones concedidas en su momento a Repsol siguen vigentes; por otro, que hay distintos representantes del Estado -a los que hemos escuchado no hace mucho- y han mostrado su disposición a tramitar nuevas solicitudes de prospecciones en busca de hidrocarburos, si hay empresas interesadas; y todo ello, como adelantaba, ante una suma de un nuevo escenario de supuestas riquezas mineras detectadas, en aguas próximas a Canarias, a través de campañas internacionales. Y que como siempre, se habla de que son temas de investigación... Primero era para estudiar la orografía submarina, con fines científicos; y al final se ha revelado como, pura y simplemente, de exploración de recursos mineros para su posible extracción.

Y estas campañas se han realizado careciendo de cualquier tipo de comunicación, consulta o información al Gobierno o a la comunidad canaria. No se nos ha tenido en cuenta en absoluto.

Aunque a través de diversas fuentes indirectas se ha apuntado a la posibilidad de que se esté destinando no solo a localizar recursos mineros como el telurio, sino también a esa búsqueda loca que hay ahora mismo por las tierras raras. Y aquí explico un poco.

Les animo a que miren la problemática que se está generando ahora mismo en Castilla-La Mancha, en torno a los proyectos de búsqueda y extracción de minerales denominados tierras raras, con proyectos de un impacto social muy fuerte, con una oposición de las instituciones de la zona muy fuerte, poniendo en peligro, por su... El tratamiento de estos minerales es muy contaminante, poniéndose en contra el sindicato de agricultores, las denominaciones de origen del vino y del queso y la propia confederación hidrográfica de la zona.

Hay, además, importantes advertencias sobre el daño de esta extracción y tratamiento de estos minerales, que están pasando en regiones asiáticas y en Norteamérica.

Por eso digo que, en Canarias, tenemos derecho a conocer sobre lo que se pretende hacer en nuestro entorno y, sobre todo, a decidir al respecto; que no vuelva a ocurrir lo mismo que en 2012 ni que se nos acabe imponiendo un modelo del que no tenemos ni siquiera información.

Quiero recordar -para no pasarme-, quiero recordar lo que el senador Alfredo Belda llamaba la atención en un proceso emprendido con el Gobierno de España ante la ONU para reivindicar la soberanía sobre las aguas del oeste de Canarias. Y en esa línea, creo que poco se ha avanzado desde ese momento.

Pero sí me gustaría destacar lo que ya en ese momento el presidente, el señor Zapatero, terminaba señalando; y leo textualmente: "Por supuesto, el Gobierno tiene toda la voluntad de compartir con el Gobierno de Canarias lo que representa esta iniciativa y todo aquello que afecte a las aguas del dominio, como en más de una ocasión he hecho yo mismo con el presidente de Canarias. Es una tarea compartida entre el Gobierno central y el Gobierno de Canarias". Bien. Pues ese es el objetivo de esta iniciativa: que la Comunidad Autónoma de Canarias recupere el derecho recogido en ese decreto y que cualquier actividad relacionada con la minería en las aguas próximas a las islas sea sometida necesariamente a la consulta previa de la comunidad autónoma antes de proseguir en su tramitación.

Y si me lo permite, con los treinta segundos, hay enmiendas presentadas, presidenta. Hemos logrado una propuesta transada, se aceptan todas las enmiendas y pasa a tener cinco puntos la propuesta en la que tenemos acuerdo todos los grupos que han presentado enmiendas.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cabrera.

Ya tiene la Mesa esta transaccional; no obstante, turno ahora de los grupos enmendantes. Grupo Mixto, cuatro minutos.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta, señorías. A esta última hora de la tarde, ya vamos a intentar ser breves.

Yo creo que, independientemente de quien haya gobernado en nuestro país y haya asumido la Presidencia del Gobierno -Zapatero, Rajoy o el que venga en el futuro-, esta tierra tiene que tener conocimiento de todo aquello que afecta a sus intereses de una forma clara y nítida. Además, debe hacerse con el respeto institucional y el autogobierno de esta tierra, porque si no, no lo entenderíamos; mucho más cuando afecta a intereses estratégicos como al turismo o al medioambiente. Por lo tanto, podríamos decir, a modo de síntesis, que si la legislatura pasada fue la de las prospecciones petrolíferas, esta es la del telurio.

Es verdad que la legislatura pasada, en nuestro país, el Partido Popular tenía mayoría absoluta y, la verdad, en algunos casos escuchó poco. Vamos a dejarlo solo ahí.

Ahora se está produciendo otra realidad en el contexto del conjunto de fuerzas parlamentarias a nivel del Congreso. Y yo creo que los ejemplos se están poniendo de manifiesto ahora, con los objetivos que se persiguen para Canarias desde el IGTE, independientemente de adónde haya sido dirigido, o el nuevo REF económico o, incluso, el Fondo de Competitividad y veinte mil cosas más que ya todos conocemos y que, lógicamente, son positivas para esta tierra.

Pero quiero decir, por tanto, que esta es una de las proposiciones no de ley que debe tener el respaldo unánime -mayoritario no, unánime- de la Cámara porque tiene mucho sentido. Por eso, el conjunto de las enmiendas que se han planteado, a modo de síntesis, plantean todas ellas un conjunto de objetivos que son los que nos preocupan a todos.

Bueno, es verdad que lo que pide la proposición no de ley... Oiga, mire usted, el establecimiento de un informe previo a esta comunidad autónoma antes de tomar una decisión tan importante como puedan ser las prospecciones que, lógicamente, nos afectan a nuestra economía y a nuestro futuro.

O, incluso, una de Podemos. El establecimiento y la celebración de una consulta ciudadana vinculada a la Comunidad Autónoma de Canarias. Indudablemente; faltaría más.

O, incluso, del Grupo Mixto, con el fin de fomentar la colaboración institucional. No podía ser de otra manera.

También la del Partido Socialista: que se garantice la ausencia de riesgos ecológicos y medioambientales, de conformidad con las universidades públicas canarias y la comunidad científica. Tiene también mucho sentido.

Y una nueva del PSOE: la intensificación de las expediciones científicas españolas a los montes submarinos y..., en fin.

Y, por último, de nuevo la de Podemos-PSOE: que se intensifique la labor diplomática ante la ONU para garantizar que las aguas en las que se encuentran los montes submarinos próximos al archipiélago y el subsuelo marino se integren en la zona económica exclusiva del Estado.

A mí me parece que todo el conjunto de las enmiendas presentadas y la síntesis que el proponente formuló y que acabo de resumir sintetizan las aspiraciones de todos los grupos parlamentarios: que el Gobierno del Estado -esté quien esté-, con lealtad institucional desde el punto de vista del respeto mutuo de ambos gobiernos, cuando haya que tomar una decisión trascendental, usted consulte a esta comunidad autónoma. Y el pueblo canario se pronunciará con todas las consecuencias, como legítimamente le corresponde.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Sí. Señora presidenta, señorías.

En estos cuatro minutos que tenemos por delante, yo, en primer lugar, quiero agradecer al proponente, al proponente de la proposición no de ley, que haya traído el asunto al pleno y, además, que hayamos conseguido ponernos de acuerdo todos los grupos para sacar por unanimidad una propuesta que nos parece importante.

No puede ser, no puede permitirse cualquier comunidad autónoma, cualquier territorio que aspire a tener cierto grado de autonomía -y que está en su derecho de tenerlo-... Aquellos que creemos firmemente en que Canarias puede ser un territorio con cierto nivel de autonomía energética, con cierto nivel de autonomía económica, con cierto nivel de autonomía y autoabastecimiento energético -como he dicho-, o industrial, con las limitaciones propias de un territorio como el nuestro, no podemos desaprovechar la oportunidad que supone -probablemente una de las oportunidades más importantes que se nos puedan presentar todavía desde el punto de vista tecnológico, desde el punto de vista de la viabilidad de las posibles explotaciones mineras que se encuentren en las aguas próximas a Canarias-.

Todavía hay mucho que decir, está todavía demasiado verde la situación; pero, desde luego, no podemos perder la oportunidad que supone ver pasar, a lo mejor, en un futuro, unos minerales que en el mercado pueden alcanzar un altísimo valor; verlos pasar en barcos por delante de nuestras costas y que por ese recurso natural que nos pertenece Canarias no reciba ni un solo beneficio en forma de investigación, en forma de, digamos, del desarrollo de una industria tecnológica...

Eso no nos los podemos permitir. Eso es colonialismo tradicional. Cuando un recurso natural de un territorio es explotado por quien no le corresponde y en ese territorio no hay un beneficio, no se queda ningún tipo de beneficio para los que viven allí, lo podemos denominar de la forma que ustedes quieran; pero eso, en un libro de política de primero, de Derecho Político o de Teoría Política, se llama colonialismo. Y esta es la realidad. Y esto Canarias no se lo puede permitir.

Por eso, el Partido Socialista ha sido en este asunto muy activo desde el primer momento. Nos ha parecido en algún momento que el Gobierno, en los primeros instantes, cuando han salido estas informaciones, estuvo timorato. Yo le pido al Gobierno de Canarias y, especialmente, al presidente del Gobierno de Canarias, que lidere este asunto. No es posible ni podemos volver a permitir la deslealtad institucional que ocurrió -y que con este asunto se ha empezado a dar de nuevo- con las prospecciones petrolíferas. Y parece que el Partido Popular no aprendió que en Canarias cuando decimos no es no, y no lo digo con segundas.

Y, por lo tanto, que se haya tratado de investigar, que haya habido expediciones del Gobierno de España, otras que ni siquiera son del Gobierno de España, y que no se haya informado al Gobierno de Canarias... Nos parece de una deslealtad institucional que no se puede volver a repetir. Y ese es uno de los mensajes que creo que hoy debemos enviar desde este Parlamento.

Voy a referirme a las dos cuestiones que han sido aceptadas por el proponente y que son propias del Partido Socialista, rápidamente.

Una. Cualquier cosa que se haga tiene que ser respetuosa con el medioambiente, que no ponga en riesgo nunca el medioambiente marino de Canarias.

Y la segunda. Nada de lo que ocurra, en relación con la explotación científica o económica de esos minerales, se puede hacer a espaldas y sin contar con las instituciones científicas y académicas de Canarias; especialmente, con nuestras dos universidades.

Muchas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

Y por último, el último grupo enmendante, Podemos. Señora Monzón.

La señora MONZÓN NAVARRO (Desde su escaño): Sí. Buenas tardes a todos.

Ya lo decía el proponente: en el 2012, el Gobierno del Estado aprueba un real decreto donde le da unos derechos a la multinacional Repsol, y que ya había conseguido en su momento en el 2001, para hacer unas extracciones, sobre un decreto ya preexistente en 2008 donde -efectivamente- eliminaba ese informe que tendría que hacer, el beneplácito que tendrían que hacer las instituciones del archipiélago a esas prospecciones; apelando a un interés general y en contra no solamente de las instituciones, sino de la gran mayoría social de Canarias respecto a estas prospecciones que duraron hasta principios de 2015. Lo mismo que duraron todas las manifestaciones y las protestas de la sociedad canaria.

Estas prospecciones tenían cuatro años de vigencia y, finalmente, aunque ha habido un recurso interpuesto por el Gobierno, por las instituciones canarias, el Tribunal Supremo, en febrero de 2017, dice que efectivamente ese derecho ha concluido; choca con las consideraciones realizadas en abril por el Parlamento Europeo en las que entiende que sí siguen vigentes. Con lo cual, aquí hay una situación que es preocupante.

Por otro lado, el presidente de Repsol, cuando hace unas declaraciones sobre su experiencia en Canarias y nos tacha de tercermundistas, la verdad, incluso habiendo gastado en grandes campañas para que fuera favorable la sociedad a estas prospecciones, ni siquiera fue capaz, poniendo dinero para estas campañas, de conseguir que la sociedad canaria estuviera de acuerdo.

Esta situación de inseguridad jurídica sobre los derechos que puede tener la multinacional ha vuelto a la actualidad con el descubrimiento sobre telurio. Yo no quiero poner aquí ningún punto negativo sobre el clima de acuerdo que tenemos con esta transaccional, pero sí es verdad que nos preocupa -y muchísimo- que en este caso el Estado español, en el 2015, elevara una petición a Naciones Unidas para ampliar la plataforma continental hacia el oeste de las islas Canarias. Y sospechamos que tuviera información ya de la existencia..., de que hubiera en nuestras aguas o de que en esos montes marinos estuviera el telurio.

Por tanto, vemos que el Partido Popular, cuando hay grandes posibilidades de negocio, la actitud y el tratamiento y la consideración que tiene sobre el Estado de Autonomía parece que los echa a un lado y deja paso al centralismo más rancio. Desde luego, la sociedad canaria no se lo merece. Creemos que las fuentes de riqueza tienen que estar en el suelo canario y tienen que beneficiar a la sociedad canaria. Aquí hay muchos intereses económicos, porque sabemos que es un recurso escaso y de gran cuantía, de un gran interés económico o mucha cuantía.

Y, por tanto, ahí van también nuestras enmiendas apoyando esta PNL claramente. Nuestras enmiendas ya se han comentado por parte del Grupo Mixto, pero las repetimos.

Una consulta ciudadana vinculante en la Comunidad Autónoma de Canarias como requisito indispensable, imprescindible, para poder tramitar autorizaciones ante cualquier proyecto relacionado con actividades que pongan en riesgo ecológico o medioambiental el medio natural de Canarias.

Y también el que se intensifiquen el... Para que el Gobierno de Canarias inste al Gobierno de España a que haya una labor diplomática ante la ONU para que ese subsuelo marino y las aguas próximas sean zona económica exclusiva de Canarias.

Por tanto, no nos fiamos de que en este caso el Partido Popular, con estos presupuestos que tanto están defendiendo y en los que están intereses de la troika -y siempre vemos que sus políticas van encaminadas a las grandes empresas y no a la mayoría social-, con esta PNL realmente se haga justicia y se haga lo que tiene que hacerse, que es consultar a los ciudadanos y respetar a todas las autonomías en el Estado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Monzón.

Señorías, no hace falta -entiendo- que le pida al proponente de la iniciativa, porque ya me ha dado su transaccional (mostrando un documento a la Cámara). ¿De acuerdo? Para que quede constancia para los servicios de la Cámara.

Sí, continuamos, señorías, ahora, con el Grupo Nueva Canarias. Dos minutos, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta. Señorías.

Nos parece la iniciativa oportuna, necesaria, aunque sobre la eficacia sí que tengo dudas. Porque, en fin, los antecedentes avalan que no va a ser sencillo que se informe a la ciudadanía, cosa que pretende la PNL: que las autoridades canarias informen previamente; que se preserve, en cualquier actuación, el medioambiente; y que participen las instituciones científicas del archipiélago.

Yo estoy totalmente de acuerdo con todo lo apuntado por las enmiendas y por el proponente. Mis dudas están sobre la eficacia de estas iniciativas, porque no tenemos marco jurídico suficiente para exigirla. Todavía no hemos sido capaces de definir el marco territorial de nuestra comunidad autónoma. Está con un nivel de imprecisión absoluto.

De manera que de acuerdo con la iniciativa. De acuerdo con las enmiendas. De acuerdo con su contenido de información, de participación, de preservación del medioambiente; incluso, de conquistar ante las autoridades internacionales no a través de la diplomacia, sino del derecho. Seguramente sea el asunto jurídico el que pueda permitir que esas aguas o esas zonas del mar puedan formar parte de la zona económica exclusiva. Por lo tanto, de acuerdo con todos sus contenidos, pero siendo realista -y como vamos a ir a comer-, en fin, estas cosas están bien, generan conciencia, ponen en valor los derechos que tenemos como pueblo, como instituciones, pero mucho me temo que las autoridades centrales del Estado -no importa su color- harán poco caso a esta reclamación que, en cualquier caso, no por eso es menos importante ni menos relevante.

Así que nuestro apoyo claro a la iniciativa y a las mejoras de las enmiendas.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Por último, Grupo Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ (Desde su escaño): Presidenta. Buenas tardes.

Bueno, señor Cabrera, le adelanto que no vamos a poder apoyar esta proposición no de ley. Y le voy a explicar los motivos, aunque tengo poco tiempo.

La exposición de motivos de la propia proposición parte de una premisa errónea al afirmar que la Comunidad Autónoma de Canarias recupere el derecho recogido en el borrador del Real Decreto de 2008. Señorías, no se puede recuperar un derecho que no ha existido.

Por otro lado, se hace referencia a un Real Decreto del año 2008 y habrá que preguntar quién estaba en 2008 gobernando. No quería entrar en esta discusión, pero como se ha nombrado tanto a mi partido, pues creo que es evidente que hay que recordarlo y hacer memoria.

Una de las justificaciones de la PNL proviene de la noticia del telurio, y ustedes dicen "como supuestas riquezas mineras detectadas en aguas próximas a Canarias". Bien. Señorías, una vez más, parece que nos estamos adelantando a los acontecimientos. El monte submarino donde se han encontrado más de dos mil toneladas de este mineral está situado fuera de las aguas marítimas bajo soberanía española.

Deberíamos esperar para plantear cualquier reclamación a que se resuelva la ampliación por parte de la plataforma continental presentada por España ante la ONU en el año 2015. Hasta que no esté resuelta esta solicitud, ningún país puede reclamar el uso de los fondos marinos de esa área, de acuerdo además con los artículos 76 y 77 de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Además, quiero recordar -y esto sí se lo digo al señor Matos- que el Gobierno de España modificó la Ley de hidrocarburos, siendo una de las medidas más importantes la introducción de un impuesto y además que suponía que la riqueza proveniente del aprovechamiento de los bienes de dominio público marítimo terrestre revierta a la sociedad.

Por lo tanto, si al final se consigue que los citados yacimientos queden dentro de las aguas bajo soberanía de nuestro país y se concreta la posibilidad de estas extracciones, será el momento de presentar las iniciativas pertinentes.

Sinceramente, parece que esta PNL busca más implantar otra vez el derecho a veto, ¿por qué? Señorías, eso ya lo vivimos, y ustedes lo han comentado hace dos años, y sabemos que esto no conduce a nada.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Reverón.

Señorías, llamo a votación en los términos acordados. (La señora presidenta acciona el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Señorías, ocupen sus escaños. Comienza la votación. Señorías, comienza la votación. (Pausa).

49 votos emitidos -señorías, por favor, estamos votando, señorías-. 49 votos emitidos: 41 síes, 8 noes y ninguna abstención.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0408 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con las autorizaciones para actividades mineras en aguas próximas a Canarias.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400