Diario de Sesiones 80/2017, de fecha 22/6/2017 - Punto 3

9L/C-1151 Comparecencia del Gobierno -consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC), sobre la lista de espera en dependencia.

La señora PRESIDENTA: Señorías, como les informaba -disculpen la duda-, la comparecencia 1144 está acumulada con la 1151. Por tanto, empezaría el Grupo Popular por tiempo de cinco minutos.

Señora Luzardo. ¿Perdón? (Ante un comentario de la señora Luzardo Romano desde su escaño). La acumulación eran siete... tengo 5, 5, 12, 11 y sigue en la siguiente, cuando empieza... Es después, es después, tiene después, señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

Muchas felicidades al Tenerife. Creo que eso hay que celebrarlo, ¿no?, para empezar bien la mañana.

Empiezo con la comparecencia en relación con los datos del primer cuatrimestre de dependencia. Señora consejera, mi grupo parlamentario presentó esta iniciativa después de comprobar los datos del mes de abril, que, como sabe, fueron sesenta y cinco nuevos beneficiarios en esos cuatro meses, publicados en la página del Imserso, donde se difunde todos los meses el número de personas solicitantes y también de beneficiarios de la dependencia en todas las comunidades autónomas y además se establece cuál es la ratio a nivel nacional.

Dentro del Portal de la Dependencia, se accede, como usted sabe, a la información destacada del SAAD relativa a las personas que se encuentran pendientes de recibir su prestación, la distribución de las prestaciones reconocidas en función de la tipología o el colectivo de personas que ya se encuentran atendidas en cada comunidad autónoma. El artículo 11 de la ley establece que corresponde a las comunidades autónomas gestionar en el ámbito territorial los servicios y recursos necesarios para la valoración y la atención a la dependencia. Son las comunidades autónomas las administraciones competentes para recibir las solicitudes presentadas por los ciudadanos, valorar la situación en que se encuentran las personas solicitantes y dictar, en su caso, la correspondiente resolución, en la que se reconozca la situación de la dependencia. Por tanto, señora consejera, es su consejería la que introduce sus datos, los datos, en el sistema de información para la autonomía y atención a la dependencia.

Con los datos se confeccionan mensualmente las estadísticas sobre la gestión del sistema y se realizan los cálculos correspondientes a la parte de la financiación aportada por la Administración General del Estado en concepto del nivel mínimo de protección.

Además usted sabe que a partir del año 2017 se publican las resoluciones de valoración de la dependencia según lo acordado por los responsables de la gestión de la misma en todas las comunidades autónomas. Recordará que, a tenor de la visita del secretario de Estado, Mario Garcés, se suscitó, se suscitó una polémica sobre las altas de beneficiarios canarios en el primer trimestre de este año. Justificó que Canarias había tenido un problema informático -parece ser que duró aproximadamente tres semanas- y que por esta razón estas altas no aparecían reflejadas en el sistema. Ahora, se olvidó de comentar que es su directora general, como sabe, la que firma todos los meses, antes del día 25, que es el día que se cierra para todas las comunidades autónomas, firma las altas y las bajas que envía al sistema.

Señorías, Canarias cerró el año, a 31 de diciembre, con 42 836 solicitantes; con dictámenes, tenían 36 329 personas; beneficiarios con derecho a la prestación, 30 763 y beneficiarios que ya reciben una prestación, 16 853. Es decir -ayer aparecieron ya los datos del mes de mayo-, Canarias ha pasado de 16 852 personas a 17 236. Es decir, enhorabuena, 384 personas más, lo que es lo mismo que 76 beneficiarios al mes. Sin embargo, Canarias tiene un problema, tiene menos personas con derecho a la prestación, porque hemos pasado de 30 763 personas a 29 905. Es decir, tenemos 858 personas menos que han solicitado, o sea, que tienen derecho a la prestación. Y además, en cuanto al dictamen, también tenemos, hemos bajado de 36 329 personas que tenían el dictamen a 35 032; o, lo que es lo mismo, hay 1297 personas menos que el 31 de diciembre. Y, claro, es verdad que ha bajado la lista de espera, claro, aquí está el truco: como no vamos metiendo gente en el sistema, no tenemos tanta lista de espera y lo que estamos es bajando la lista de espera. Pero yo quería decir una cosa: tenemos ahora mismo solicitantes 44 980 personas, es decir, en cinco meses han subido, han presentado la solicitud 2144 personas, sin tener en cuenta también las personas que por supuesto, desgraciadamente, han fallecido.

Nosotros lo que queremos saber, señora consejera, es qué va a hacer usted para enderezar el rumbo, qué medidas va a llevar a cabo, porque tenemos claro que en todos los parámetros estamos mal, que la dependencia en Canarias es un fracaso, es un drama, porque sabemos que afecta a las personas y a su familia. Y lo que no es de recibo es comparar los datos de este año con los del año pasado de este mes. No, tendremos que comparar los datos con el 31 de diciembre, porque, claro, lo que pretendemos nosotros, nuestro grupo político, es que de aquí al 31 de diciembre, en los seis meses que le quedan, usted sea capaz de decirnos cuántas personas van a ser beneficiarias, cuántas personas van a cobrar y, por supuesto -lo más importante-, qué dotación y qué personal va a tener para llevar a cabo estas medidas, porque, claro, con planes de choque seguramente no vamos a llegar a nada.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luzardo.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, muy buenos días a todos y a todas.

Señora consejera, le hemos pedido esta comparecencia en materia de dependencia porque lamentablemente nos da la impresión de que vivimos en un déjà vu permanente. Parece que nos encontramos en el año de la marmota, en el que vivimos una y otra vez las mismas situaciones, los mismos comportamientos, las mismas declaraciones, las mismas críticas. No somos capaces, fundamentalmente porque no hay voluntad, de salir de este círculo vicioso, que no es solo de ahora, de estos cinco meses que lleva usted de consejera de Políticas Sociales, que lo más que ha podido hacer es salir una y otra vez, tener que estar continuamente dando explicaciones cada vez que sale una publicación mensual del Imserso en relación con las listas de dependencia, como si los datos del Imserso fueran los datos del Santo Grial, que están ahí por inspiración divina y no porque los suministra la propia comunidad autónoma, salvo las bajas por fallecimiento, que las comunica el INE, cuando lo que debería estar haciendo es dedicarse a gestionar todos los asuntos fundamentales que están en su área y que son tan y tan importantes para la gente de estas islas, incluida la dependencia. Pero desafortunadamente, señora consejera, no la dejamos trabajar con cierto nivel de tranquilidad. Y esto, como decía, no es una cuestión solo de ahora, sino que es un comportamiento ya habitual en los últimos años, gestione quien gestione. Lo vivimos con la señora Hernández y lo estamos viviendo ahora con usted, y a mí personalmente, tengo que decirlo, tengo que decirlo, que me produce muchísima tristeza que se sigan utilizando los datos de la dependencia como arma arrojadiza. Porque una cosa, señorías, es... (Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señora Luis, disculpe. Señora Luis, disculpe que la interrumpa y voy a parar el reloj.

Señorías, ¡no puede ser!

Continúe, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Les decía, señorías, que una cosa es nuestra labor de control y fiscalización de la acción de gobierno, que es para lo que nos eligió y nos puso aquí la ciudadanía, y otra bien distinta es hacer política pura y dura con unos temas tan sensibles y que afectan a tanta gente. Personas vulnerables, personas que no se pueden defender y que están continuamente oyendo ese desastre total que no tiene solución, y entran en desesperanza, y me parece injusto, me parece injusto. Independientemente de nuestras lícitas diferencias políticas, lo que no se puede hacer, lo que no se debe hacer, es obviar la realidad, y la realidad es que para avanzar en materia de dependencia es necesario mejorar la gestión de la dependencia, ¡claro que sí! Y se han hecho esfuerzos significativos a este respecto, pero somos conscientes de que aún hay mucho por hacer en materia de gestión, pero no nos equivoquemos, no nos engañemos: lo más importante es que se incrementen los recursos para dependencia, porque cada vez que damos un alta en el sistema no es que ya nos olvidamos y pasamos a la siguiente alta, sino que a esa persona hay que garantizarle la prestación durante doce meses al año y durante toda la vida del dependiente. ¿Y eso saben de dónde sale?, pues sale de la nómina de la comunidad autónoma.

Y no nos parece riguroso poner en duda el comportamiento de este Gobierno, con pacto y sin pacto, con pactos y sin pactos, desde el primer día con la financiación de los servicios públicos fundamentales y en concreto con la dependencia. Y ese incremento continuo de presupuestos, tanto en los presupuestos como en las leyes de crédito extraordinario, los que han venido y los que van a seguir viniendo, han permitido mejorar el acceso al sistema en el 2016: 2967 nuevos beneficiarios. Pero, ojo, ojo, igual que beneficiarios, hay bajas, porque los dependientes, desgraciadamente, fallecen, fallecen, y si además estamos priorizando, como hicimos el año pasado, a los de más de 85 años, y además es más del 50 % de altas el año pasado, pues, indudablemente lo tenemos que notar este año en las cifras, porque desgraciadamente, como hemos dicho, son grandes dependientes que se han incorporado al sistema. Y a lo largo del 2017, exactamente igual, porque son los mismos equipos y porque están los recursos disponibles; por tanto, exactamente igual.

Entonces lo que tenemos que hacer es dejar ya esto de las cifras de una vez por todas, de una vez por todas. Ahora tenemos la suerte de que están las cifras de la comunidad autónoma, están las cifras de la comunidad autónoma, y, por tanto, ya no tenemos que estar todos los meses con este jaleo, todos los meses, con la confusión que eso genera a los dependientes, a la población. Y además la imagen que estamos dando de nuestros servicios públicos, que es verdad que son mejorables, ¡claro que son mejorables, claro que son mejorables!, y en ello se está, pero desde luego no es la imagen que estamos transmitiendo, la imagen real de nuestros servicios públicos.

Señora consejera, de verdad, vamos a ver si somos capaces de cerrar de una vez por todas esta sinrazón para que pueda usted, de una vez por todas, ponerse a trabajar...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luis. Después tiene... Tenemos un orden del día larguísimo.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: ...(Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Pues termine, y ya está. Yo voy a ser estricta con los tiempos, se lo comunico a los diputados y diputadas, porque el orden del día que tenemos, intento poder avanzar lo más posible.

Termine, señora Luis, y después tiene más tiempo.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta.

Simplemente le decía, señora consejera, que a ver si somos capaces de cerrar de una vez por todas esta sinrazón para que usted pueda trabajar con cierta tranquilidad en lo importante, en lo importante, que es resolver los problemas de la gente, y lo que le quería preguntar es cuáles son los datos reales de alta en el sistema a lo largo de este año.

Muchas gracias. Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luis.

Turno ahora para el Gobierno. Por doce minutos, señoría.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Buenos días, señores y señoras, diputados, diputadas, presidenta.

Voy a intentar en esta primera intervención hacer pura pedagogía, porque creo que tenemos un problema de conocimiento de cómo funcionan los procedimientos y cómo funcionan algunas cosas, y creo que sabiendo cómo funcionan algunas cosas podemos hablar con más garantía y podemos calificar las situaciones con menor margen de error.

Cuando hemos publicado, hemos decidido publicar los datos de la dependencia, lo hemos hecho para que con toda claridad cualquier ciudadano o ciudadana y por supuesto todos ustedes puedan conocer mes a mes cómo se van produciendo las altas y las bajas en el sistema; nos vayamos familiarizando con cuestiones como los fallecimientos, muy importantes en estos primeros cinco meses del año, que distorsionan el acumulado al que hace alusión el Imserso. Pero cuando hablamos de grandes datos y de mejora de altas del año 2016 no descontamos fallecimientos, hablamos de personas que se incorporan al sistema por primera vez. Y si hablamos de personas incorporadas al sistema por primera vez nadie puede negar que no hay dato más certero que el que se refiere a lo que la comunidad autónoma abona a cada uno de los dependientes, que lo que comunidad autónoma abona a cada uno de los centros en los que se ofrecen las plazas residenciales de la atención diurna. Eso es absolutamente indiscutible. Discutibles son, muy discutibles, los datos del Imserso.

Yo ya traje aquí una carta en la que se confirmaban los problemas que había con el sistema, pero hoy traigo otra, porque resulta que aquí hay que venir con pruebas y, aun con las pruebas, escucharé -escucharé, seguro- hoy algunas intervenciones diciendo que lo que dice el Imserso es lo cierto, que lo que decimos aquí es mentira.

Cuando hablo de nóminas, hablo de nómina, hablo de lo que paga la comunidad autónoma. Eso se puede comprobar. He dicho en algunos medios de comunicación que invito a las señorías que quieran, fundamentalmente aquellas que han expresado su mayor preocupación por la dependencia, a acudir, como acudo yo, a la dirección general para sentarnos con los valoradores y que vean las cifras. Es más, si quieren, yo no estaré. Porque si tenemos interés en conocer la verdad, todas las puertas de la dirección general están abiertas, cuando quieran.

Miren, les voy a leer un trocito de uno de los muchos email de las muchas reuniones que esta comunidad autónoma, igual que otras, mantenemos de manera frecuente con el Imserso, y este me lo manda María Llanos Hinojosa, que es la responsable del Área de Estadística y Evaluación de Sistemas: "Estamos intentando reenviar nosotros también desde el soporte y vemos que los expedientes poco a poco van entrando; el problema es que se ha generado mucha cola en estos días en los que el rendimiento de la base de datos no ha sido el esperado. Esperamos que en los próximos días consigamos reducir esta cola de expedientes a cifras normales de gestión diaria. Aun así comentaros que, gracias a que estáis trabajando con GCA2 -es decir, gracias a que tenemos un sistema que es diferente-, podéis continuar con vuestra gestión normal; lo único es que se retrasa el envío al Imserso". El envío es la pasarela que va de nuestro sistema al sistema del Imserso para que aparezcan las altas, y ahí seguimos teniendo problemas. Yo esta semana he estado con distintas comunidades en la reunión organizada por el ministerio para el 0,7 y hemos hablado de esto, y muchas comunidades han pedido reuniones urgentes, porque en los datos del Imserso salen muy mal paradas.

Miren, si nos creemos que Canarias solo dio 65 altas en los primeros meses, pues, tendremos que creer que la Comunidad Autónoma de Madrid, con doña Cristina Cifuentes a la cabeza, no dio ni una; es más, perdió 1628 dependientes. Estos son los datos a los que se hace alusión cuando se habla de Canarias y estos, cuadros del Imserso (mientras muestra un documento a la Cámara) que también dan los datos de otras comunidades y que evidencian que todas las comunidades tenemos serios problemas con los datos que se están ofreciendo. Podemos ir a Galicia. Galicia tampoco dio un alta en los cuatro primeros meses. Eso sí, la catastrophe es que nosotros dimos 65. Pero Galicia tampoco dio ninguna, perdió 327 dependientes; Murcia perdió 157. Y yo sé que mis compañeros y mis compañeras de otras comunidades autónomas, con los que comparto la extrema dedicación a este tema de la dependencia, que nos lleva tantísimo tiempo estar defendiendo a diario, están haciendo todo lo que pueden y que sus datos reflejan unas cifras bien diferentes a las que reflejan los cuadros del Imserso.

Miren, si los últimos estudios a los que hace alusión doña Josefa Luzardo decían, en el Imserso, que solo habíamos dado de alta a 65 personas, resulta que un mes después ese mismo estudio dice que hemos dado de alta a 319. ¡Dimos de alta a 65 en cuatro meses pero en solo un mes hemos dado de alta a 319! Estos son los cuadros del Imserso, no los cuadros de la comunidad autónoma, que no se quieren mirar. Y luego hablaré incluso de algunas calificaciones que algunas personas han hecho a algo que es un ejercicio, desde luego, de transparencia y de valentía. En el mes que nos vaya mal y que demos pocas altas también lo van a ver, porque responden fielmente a las nóminas. Pero es preferible que hablen mal con los datos de verdad a que hablen mal con datos que no son correctos.

Insisto en que, aunque no se quiera comparar con el 2016, es el único punto de referencia que tenemos para que puedan saber si la evolución y la tendencia es positiva o no es positiva. No nos queremos medir mes a mes, pero la gente tiene que saber si algo va mejor o algo va peor y la única manera de hacerlo es establecer algún tipo de referencia. En el 2016 se dieron en el mismo periodo de tiempo 711 altas y este año se han dado 1300, casi el doble. Y cuando hablamos de altas hablamos de nuevas personas atendidas en el sistema que se han incorporado a la nómina.

Vuelvo a explicar, ¿por qué no coincide cuando se habla del acumulado de beneficiados del sistema? Pues fácil, porque en el acumulado se descuentan las bajas por fallecimiento y las bajas por otros motivos, porque ni siquiera solo tenemos las bajas por fallecimiento: en ocasiones hay personas que no están de acuerdo con la prestación que su PIA les ofrece y causan baja en el sistema. O se demuestra una incompatibilidad, como puede ser un caso de una persona que tenga una prestación por gran invalidez y solicite la gran dependencia. En ese caso también tienen que elegir y se puede producir una baja.

Como ya ha dicho la diputada de Coalición Canaria-PNC, Elena Luis, estos seis meses además han sido seis meses tristes en cuanto a fallecidos y nosotros nos preguntábamos por qué de repente habíamos pasado de una media de 100 fallecidos a más de doscientos sesenta y siete fallecidos al mes. Y, bueno, dentro del plan de choque, en el que se decide a través de un decreto priorizar a los mayores de 85, observamos que es absolutamente lógico. Tenemos más de mil setecientas personas incorporadas dentro de esas nuevas 3000 altas del año pasado con más de 85 años, gran dependencia, grado 3, y la esperanza de vida de estas personas es muy corta. Lógicamente la media se ha incrementado de manera importante y estamos en este momento en 257 bajas. Insisto, en el acumulado puede parecer que crecemos más lento pero si lo que valoramos son las nuevas personas que entran al sistema el ritmo es adecuado, les aseguro que es un ritmo adecuado.

Miren, pueden creerse los datos que quieran y las estadísticas y los estudios lo aguantan todo, pero yo les pido que respeten los datos de la comunidad autónoma y los datos que ofrecen los funcionarios, no la consejera; los datos que salen del pago de la nómina y de las altas en residencias o centros de día, no los que dice la consejera. Por eso los hemos publicado. Esos datos llegan ahí después de un filtrado de la Secretaría General Técnica para confirmar que los datos que pasa la dirección general son los correctos, y los hacemos públicos, y cuando vayan bien irán bien y cuando vayan mal irán mal. Créanme que son mucho más fiables en este momento que los datos del Imserso, que les acabo de comprobar con la lectura de nuevas comunicaciones por las dificultades que tenemos, que están muy desajustados y que están afectando a otras comunidades también, incluso peor que nosotros.

Desde luego en mi segunda intervención voy a intentar dedicar el mínimo tiempo a réplicas para poder contestar a preguntas que se han hecho respecto al futuro: a cuáles son nuestros compromisos para mejorar la situación, a qué queremos hacer para cambiar las cosas, porque creo que eso es lo realmente importante de esta comparecencia, no solo ratificar que el ritmo es el adecuado, que estamos trabajando en buena línea, que los datos del Imserso no les lleven a alarmarse, no les lleven a asustarse por que haya importantes desajustes. No, más que eso quiero que hoy se vayan de aquí con la plena seguridad de que estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos, que estamos dedicando todas las horas necesarias y todos los esfuerzos necesarios para trabajar con todas las administraciones públicas en el diseño de un sistema de la dependencia para el futuro, no para generar dos o tres mil altas este año, ¡para el futuro!, para que responda a una población que envejece, a una población que cada vez nos llama más a las puertas. Lo ha dicho doña Pepa Luzardo: más de dos mil solicitudes en pocos meses de crecimiento. Miren la pirámide demográfica: esas son muy pocas solicitudes para las que, dentro de algunos años, quienes tengan la responsabilidad de llevar la dependencia, van a recibir mes a mes.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto, señora Mendoza.

Cuatro minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Buenos días. Gracias, presidenta. Buenos días, señorías; buenos días, señora consejera.

Señora consejera, datos como que el archipiélago presenta la tasa regional más baja de beneficiarios potenciales atendidos, que no se llega a cubrir ni el cinco por ciento de las personas con derecho a una prestación o que las islas registran la menor inversión por habitante son datos que ya conocemos y manejamos todos, y a ninguno nos gusta que esa sea la realidad que presenta actualmente Canarias. Pero, llegados a este punto, lo importante es avanzar y buscar soluciones para cambiar esta realidad.

Tenemos claro cuál es el objetivo: incrementar la capacidad del sistema de atención, luchar contra las listas de espera y aumentar los recursos destinados a la dependencia. Para todo ello compartimos con usted que en esta tarea los cabildos y ayuntamientos no molestan, suman. Conocen perfectamente la realidad municipal e insular, algo básico para comenzar a andar correctamente. La confianza y apuesta por estas instituciones es clara, y es que, trabajando juntos, es una realidad que podemos hacer mucho más y, lo más importante, atender a muchas más personas. Señora consejera, intente llegar a buenos acuerdos con estas instituciones, porque si nos organizamos y nos repartimos el trabajo vamos a ser mucho más eficaces y mucho más ágiles. Necesitamos agilidad en el sistema de dependencia.

No podemos añadir más problemas a este colectivo, ya es suficiente con las dificultades que padece. Con esto me refiero a que no tienen ningún sentido problemas como los que se encontraron los gomeros: un año de baja la responsable de atención a la dependencia, doscientas gomeras y gomeros esperando la resolución de un expediente para poder recibir ayuda. Estos fallos son los que no tienen ni explicación ni justificación. Señora consejera, ¿sabe usted cuánto tiempo está tardando en desplazarse a la isla el equipo de valoración médico? Averígüelo, averigüe cuánto está tardando.

Afortunadamente la esperanza de vida es mayor pero también la población está más envejecida, y nos preocupa, y mucho, porque este es un problema generalizado, pero precisamente La Gomera es una de las islas con mayor índice de población con más de 65 años.

Dicho esto, de acuerdo con que las cifras del Imserso no reflejan las registradas en el sistema canario de dependencia, ya que una de las razones es que la contabilización del sistema estatal de dependencia se cierra alrededor del día 25 de cada mes mientras que el nuestro sigue registrando altas en el sistema hasta final de mes. Vale. Pero es que tampoco se refleja en ningún lado la inversión importantísima que hacen los cabildos y ayuntamientos, que muchos de ellos tienen presupuestos dedicados a atender a los dependientes. Pero esto sí es responsabilidad del Gobierno, porque no han organizado el sistema para reflejar a todas las personas que se atienden en Canarias. Pero, bueno, lo importante es detectar el error y subsanarlo.

Yo estoy convencida de que estamos en la dirección correcta para conseguir un sistema de dependencia en Canarias que diste mucho del anterior. Y es que la dependencia no solo afecta al dependiente en sí sino que merma las condiciones de vida de sus familiares. Y cuando no hay una respuesta por parte de las instituciones, mayor es la brecha que abrimos en esa familia y más grande es la brecha que estamos abriendo entre institución y ciudadanos.

Muchas gracias.

Antes de finalizar sí que quiero aprovechar para aclararle a la señora Alemán que la formación a la que pertenezco es Agrupación Socialista, Socialista Gomera. Se lo puedo decir más claro, pero más alto es imposible, señora Alemán.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Si nos ceñimos a la cuestión, mejor, para no reabrir el debate entre otros grupos sobre una cuestión que se vio ayer.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Parece que hoy hemos comenzado la mañana de una forma menos intensa de lo que la finalizábamos en el día de ayer y espero de verdad, con esta comparecencia y con otras que nosotros específicamente además hemos solicitado a la consejera, pues, que seamos capaces de aunar bastante más consenso del que hemos sido capaces en otras áreas con este Gobierno.

Y, señora consejera, usted lo sabe, nosotros desde Nueva Canarias no hemos querido participar en este debate que se ha producido en el último mes, mes y medio, no lo hemos hecho públicamente, porque no hemos querido participar hasta que se aclarara de verdad el baile de cifras, porque teníamos dudas. Igual que podemos tener dudas de la consejería, para nosotros no es, digamos, el Gobierno estatal nuestro máximo referente, ni de transparencia ni de eficacia, y en esa duda, pues, hemos querido darle tiempo a usted. Además he tenido la oportunidad de hablar con usted personalmente cuando aparecían los datos para que me explicara qué significaba eso y ya me adelantaba usted que iba a tomar medidas para transparentar como las que ha anunciado y como las que de hecho ya ha empezado a ejecutar. Y me comentaba también que si no se arreglaba iba a plantarse en Madrid de manera directa para aclarar de una vez qué es lo que estaba pasando. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Primera pregunta, me gustaría conocer si efectivamente ha sido capaz de trasladarse a Madrid para hablar con los responsables de manera directa y que, de una vez por todas, se solucione esto. Porque este ya no es un problema -y lo digo con sinceridad-, este no es un problema finalmente de credibilidad de un gobierno o de una consejera o de un responsable a nivel estatal; el problema es que, como no se aclaren de manera concisa, esa labor pedagógica que usted hace tiene que ser al final absolutamente objetiva y que cualquiera pueda verlo, porque los que están detrás de estas cifras son personas que están esperando, lamentablemente, a que se les solucione su problema. Por tanto, me gustaría saber si ha tomado esa iniciativa que me adelantaba en la conversación que mantuvimos en su momento ante esos datos que aparecían, de intentar aclararlo de manera directa en Madrid si no se solucionaba por otras vías. Yo he visto que no se ha solucionado por otras vías, más allá de la iniciativa que ha tomado, que felicitamos, pero sigue habiendo discrepancias con el Gobierno del Estado.

Y yo voy a intentar centrarme en otra cuestión. Es decir, porque más allá, como usted comenta, de si unas altas más, unas menos, de si eso se debe a que desgraciadamente, pues, ha habido más personas que fallecen y, por tanto, salen del sistema y merman las altas que se puedan dar, yo quiero volver a centrarme en el eje fundamental, y es la situación de la dependencia en Canarias. Y nosotros estamos absolutamente preocupados, primero, como le decía antes, por la imagen que se está dando. No la responsabilizo pero es verdad que ese baile de cifras en materia de dependencia, cuando estamos viviendo el baile de cifras en materia de sanidad, donde cada cuarto de hora la cifra de las listas de espera varía, y hoy son 100 000, pasamos a 240 y un cuarto de hora más tarde son 150 000, por lo menos tranquilidad yo le digo que a los usuarios, en este caso, del Servicio Canario de Salud no les genera y obviamente a las personas que están esperando en el ámbito de dependencia, tampoco. Porque creo que al final con toda esta situación estamos colocando a la gente en una situación de desesperanza, porque cuando sabes que tienes un problema pero la expectativa, no de la solución del problema pero sí a mejorar tus condiciones de vida a través de un derecho, está ahí o está cerca, realmente, pues, mejoramos un poco sus expectativas. Cuando vivimos lo que vivimos y estamos conociendo los datos que se conocen y esa nebulosa que hay alrededor de ellos, pues, creo que la desesperanza, desgraciadamente, se instala en estas personas.

Nosotros creemos que, sin contar al final con toda esta situación, uno conoce casos concretos de valoración, de personas que están esperando por una valoración en dependencia y lamentablemente están superando el año, señora consejera. Por tanto, lo que me gustaría, y estaré más expectante con su segunda intervención, medidas, iniciativas...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña María del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenos días, señora consejera, señora presidenta, compañeras y compañeros.

Volvemos a tocar este tema que de verdad nos duele profundamente, pero nos duele por la realidad que hay detrás de las tantísimas personas que están sufriendo, que están esperando, que están sin soluciones, por las que están en listas de espera, por las que no encajan tampoco, que ese es otro tema que algún día habría que abordar...

Pero también nos desesperanza un poco este conflicto y este baile de cifras que, de verdad, una no sabe a qué atenerse. Yo voy a recoger el guante y me voy a reunir con la gente de la consejería para ver y que me expliquen, porque de verdad nos genera mucha angustia y mucha confusión el oír, según qué periódico lea y en qué momento, una cosa y la contraria, y una no sabe realmente cuál es la verdad, porque ante tanta divergencia... No puede ser que el Imserso, que es un organismo estatal, difiera tanto de un organismo autonómico. Y esto lo tenemos que aclarar, no podemos seguir en esa línea porque realmente nosotros, como ustedes comprenderán, estamos en la oposición y nos toca hacer el control de cómo se está trabajando desde el Ejecutivo y difícilmente podemos ser ni siquiera justas aunque queramos si no tenemos unas cifras claras. Y aquí tenemos una obligación de llegar al consenso, las cifras no pueden ser diferentes según quién las haga y dónde se miren. Aquí hay que llegar a un acuerdo para que nosotros también tengamos el fundamento suficiente para saber cómo abordar y cómo, desde nuestra postura dentro de la oposición, echar una mano para solucionar, porque eso es lo que realmente yo creo que nos preocupa a todas las personas que estamos aquí.

Yo venía aquí también con un montón de datos, con discrepancias de unas y de otras, y creo que no los voy a reproducir porque ya nos han dicho... El problema lo tenemos y no voy a incidir más en esto. Voy a incidir solamente en una parte que también me parece fundamental, porque hacen falta dos cosas. Voluntad política, está claro, para solucionar los problemas, y es verdad que venimos arrastrando en Canarias problemas desde hace muchos años, no son de ahora, y que no es fácil solucionar cuando las cosas van mal desde hace tanto tiempo. Hay que tener voluntad política para arreglar lo que va mal y hay que tener dinero. Y entonces me voy a centrar solamente en la última parte, en la económica, en la que sí que creo que hay responsabilidades y que tenemos mucho que hacer, no solamente desde Canarias sino también desde el Estado a la hora de gestionar, y voy a hablar con respecto a los presupuestos estatales, que han sido apoyados por Coalición Canaria y Nueva Canarias también, y que continúan en la insuficiencia financiera para poder desarrollar el sistema de atención a la dependencia.

El recorte acumulado desde el 2012 es de 3 773 000 euros; el aporte del Estado es de un 17 % frente al 83 % que tienen que aportar las autonomías, cuando debería ser al 50 %. El Estado ha incorporado la atención a la dependencia en la financiación autonómica pero sin precisar cuál va a ser el compromiso financiero.

El promedio de gasto público anual por persona dependiente es de 6833 euros en 2016 frente a los 7437 del 2011. Todo ello provoca que en España fallezcan 90 personas al día con derechos reconocidos pero sin recibir ningún servicio, no sé los datos exactos de Canarias. El aumento en 100 millones de euros en los presupuestos generales del Estado incumple el compromiso del pacto del Partido Popular y Ciudadanos de volver a los niveles de financiación del 2012, para lo que se requeriría un aumento de 450 millones de euros.

En diciembre del 2016 todos los partidos, excepto el Partido Popular, firmaron a nivel estatal un acuerdo para revertir los recortes en dependencia propuestos por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. Este acuerdo requería la aportación de esos 450 millones para dependencia, que en los presupuestos generales del Estado de 2017 no se han cumplido. Son responsables, por tanto, de esta situación de falta de financiación, pues, todos los partidos que han aprobado los presupuestos, que son el Partido Popular, Coalición Canaria y Nueva Canarias en este caso también.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Ventura Rodríguez Herrera.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenos días. Señora consejera.

La atención a las personas dependientes, como ya hemos dicho en varias ocasiones en esta Cámara, debe ser una de las prioridades de un buen gobierno. En nuestra comunidad autónoma el sistema nace con una precariedad manifiesta, caracterizada por la baja cobertura de las necesidades sociales, la escasa coordinación de la oferta de las prestaciones, los desequilibrios entre las islas, pero fundamentalmente yo creo que es porque además ustedes, Coalición Canaria, no creen, no han creído nunca en la ley de dependencia, y recuerdo perfectamente los momentos en los que se empezó a aplicar la ley de dependencia en Canarias, allá por el 2007, en el que usted era consejera del Cabildo de Tenerife, yo del Cabildo de La Gomera y doña Inés Rojas, consejera en el Gobierno de Canarias. No sabían ni por dónde empezar, no querían empezar a gestionarla. Yo espero que no estemos otra vez en los inicios. Y además me parece interesante la frase que usted acaba de pronunciar al final de "estamos trabajando en el diseño de la dependencia del futuro". ¿Otra vez?, ¿diez años más tarde vamos a empezar de nuevo? Yo creo que hay que trabajar con mucha más eficacia, con mucha más rapidez.

El Partido Socialista, en el 2016, hizo una gestión, en esos escasos dieciocho meses, con avances significativos. Por primera vez había más personas beneficiarias del sistema que en lista de espera. Se incorporaron, en el año 2016, 3000 nuevos beneficiarios al sistema, hubo un incremento moderado de los servicios y las prestaciones y además los datos del dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia, de la Asociación de Directores de Centros, señalan que en el 2016 Canarias fue la segunda comunidad autónoma que más personas incorpora al sistema de dependencia. No voy a entrar ya en esta discusión con el ministerio, con el Imserso, de esa pasarela que funciona o que no funciona. La animamos, señora consejera, a que le exija al Gobierno tener un criterio, al Gobierno del Partido Popular, un criterio común si ese es el problema y, si no, a que refuerce usted el trabajo y definitivamente demuestren que creen en la ley de dependencia; que les preocupa, que estoy segura de que sí les preocupa pero no comparten el espíritu de la ley de incorporar estos servicios tan importantes para los ciudadanos que más lo necesitan. Además le animo a exigir al Gobierno del Estado una mejor financiación, que a día de hoy, en ese presupuesto que se ha aprobado con el voto a favor de Coalición Canaria, recorta, sigue recortando los fondos para la dependencia, y además una cofinanciación más justa con la comunidad autónoma. Esa era una de las reivindicaciones que también recuerdo de usted, adecuada, por cierto, con toda la razón, una cofinanciación al 50 %, porque además aquí, en Canarias, el Gobierno se apoya muchísimo en los cabildos, que también cofinancian, efectivamente, señora Mendoza, que también cofinancian este sistema de dependencia.

Y lo que necesitamos ahora es una gestión eficaz, una gestión que llegue realmente y resuelva los problemas de los ciudadanos; que cada año fallezcan casi cuatro mil personas teniendo el derecho reconocido no es una gestión eficaz.

Por tanto, señora Valido, la animamos, le exigimos que ese trabajo de exigencia permita que los equipos...; por ejemplo, como ya también lo adelantaba la señora Mendoza, en la isla de La Gomera, pues, lleven un año sin valoraciones o los equipos se tengan que trasladar cada no sé cuánto tiempo para hacer valoraciones, mientras los mayores siguen siendo atendidos por sus familias; o en Tenerife o en Gran Canaria, equipos que no cubren la demanda real de las solicitudes de...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del grupo parlamentario proponente, tiene la palabra la señora diputada doña Josefa Luzardo Romano.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera, y además señora Luis.

Miren, a mí lo que sí me da tristeza -lo digo de verdad- es ver como, efectivamente, me llaman o me preguntan muchísimas personas, porque uno conoce a gente en el partido, fuera del partido, por la calle, qué pasa con la dependencia, que llevan tiempo solicitándola y no la reciben. Y además quiero decir que está funcionando la aplicación que tiene el Parlamento de Canarias con eso de "los diputados responden", porque me mandan mensajes y me preguntan: "mi madre lleva dos años, que he solicitado la dependencia y no la tiene: ¿qué hago?". Yo creo que aquí no estamos para hablar de cifras sino para hablar de personas y para hablar de familias.

Usted dice que el ritmo es adecuado. Hombre, 384... O sea, yo sí comparo los datos, porque es que además, mire, usted tiene el mismo cuadrante que tengo yo, usted dice: "es que Madrid subió no sé cuánto"; mire, este mes, lo que pasa es que Madrid no se puede comparar, porque es que Madrid tiene 108 561 personas -claro...-, pero sí nos podemos comparar con otra comunidad autónoma, como Castilla-La Mancha. Castilla-La Mancha tiene altas, a 31 de mayo, 46 116; Castilla y León, 85 454, una población de 2 millones de habitantes, similar a la nuestra; y Extremadura tiene 24 724. Esta es la realidad. ¿Qué pasa en Canarias?

Yo, señorías, no voy a dejar de defender lo que creo y además creo que mi grupo parlamentario lo que quiere es lo mejor para las personas y para las familias. Nosotros consideramos que, hombre, ustedes tropiezan dos veces en la misma piedra, porque llevan, en la gestión de dependencia seguimos estando a la cola. Usted podrá hacer la estadística que usted quiera, los datos que usted quiera, pero esto afecta a las familias y, si va por la calle, se lo dirán. Seguimos a la cola, tenemos la mayor lista de espera y donde, desgraciadamente, las personas fallecen antes de recibir la prestación. Somos la comunidad autónoma con mayor porcentaje de personas pendientes de recibir la prestación, 42,36 % de los beneficiarios con derecho.

Canarias, a 31 de mayo, número de dependientes del grado 3 y grado 2, que, como saben, son los grandes dependientes y los dependientes severos, en lista de espera está el 29,2 %, es decir, 6319 personas tenemos, 6319 personas en grado 3 y grado 2, que son grandes dependientes o dependientes severos; pero en grado 1, que, como sabe, se empezó a implantar en julio del 2015, tenemos solamente, la lista de espera está... bueno, solamente no, está en un 77 %, 77,3 %, grado 1: 6350 personas esperan por la dependencia.

A esta realidad habría que añadir el nuevo escenario, que ya sabe que está apareciendo, que las resoluciones judiciales les están dando la razón a las familias desde el momento que solicitan la dependencia, tengan o no dictamen, tengan o no tengan el PIA las resoluciones judiciales están dando la razón. El último informe del Diputado del Común sabe que es demoledor: cifra en cinco años de tiempo medio de espera para la tramitación de la dependencia. Yo no me invento esto, señora Luis, lo tiene expresamente el informe que me leí, la parte que corresponde al área social. Desde la resolución de la primera fase del procedimiento, que es la que reconoce la condición de la persona con dependencia, y el fallecimiento se observa -dice el Diputado del Común- que de media han pasado más de dos años, cuando el plazo máximo que establece la ley es de tres meses. Esto, comprenderán, señorías, a mí me parece que es bastante indecente.

Por todo ello, queremos saber, consejera, qué acciones va a ejecutar, a poner en marcha, para resolver esta cuestión, cómo piensa cumplir con la ley de dependencia. Señora consejera, a los responsables públicos se nos exige eficacia y eficiencia en la gestión y, por supuesto, no mirar para otro lado. Usted está para trabajar en el Gobierno y yo estoy para trabajar también desde la oposición.

Siendo consejera insular, usted criticó con dureza la inacción del Gobierno de Canarias, a su antecesora; además criticó que no se firmarán los convenios con los cabildos y, salvo que usted me confirme lo contrario, a fecha de hoy, que yo sepa, por ejemplo el convenio con el Cabildo de Gran Canaria no se ha firmado. Creo que acaba de pasar por la comisión correspondiente.

Dijo algo que yo sigo sin entender, usted dijo que a la dependencia -y además se quedó tan ancha- solo aportaba el Estado un 14 %. Hombre, usted sabe muy bien, igual que lo sé yo, que las fuentes de financiación de la dependencia son dos: la del Imserso, que es la nómina, la que usted ve, pero también se cubre por la parte de la Lofca, se cubre el restante hasta componer las dos fuentes, un 49 %. Otra cosa es que usted y sus antecesores en el cargo han preferido siempre mirar para otro lado y no poner el brete en su compañera de Hacienda. Yo le digo que nosotros estamos dispuestos a apoyarla y a que Hacienda, Hacienda, ponga los fondos adicionales que vienen para la dependencia como si fueran fondos finalistas.

Yo no confío en el pimpampum, yo creo que no funciona para nada. Creo que hemos perdido a lo largo de estos cinco años 300 millones de euros, que el año pasado los datos fueron 63 millones de euros de fondos adicionales que no se aplicaron a la dependencia y confío, estoy convencida de que el nuevo modelo de financiación -lo dijo el propio secretario de Estado- va a establecer, establecerá en todas las comunidades autónomas, el nuevo modelo de financiación... Que los fondos sean finalistas, pero, hombre, mientras tanto podríamos intentar que por lo menos los de este año, que vienen como adicionales, sean aplicados a la dependencia.

Mire, además usted afirmó -aquí me tendrá que reconocer que se equivocó-, dijo que en el mes de abril teníamos 900 beneficiarios más; eran 900 solicitudes más. Sí, fueron solicitudes, no beneficiarios. ¿Recuerdan?, fueran 65. Yo creo que aquí tenemos un problema de que los ciudadanos cada vez conocen más que existe la ley de dependencia, que tienen un derecho y empezamos a tener sorpresas en cuanto al volumen de solicitudes, pero, claro, si hay solicitudes, habrá que hacer el expediente para saber si luego tienen derecho o no.

Miren, para solucionar un problema lo primero que hay que hacer yo creo que es reconocerlo. Canarias tuvo y tiene un problema en la gestión de la dependencia. Y yo no le voy a añadir el de la discapacidad, que lo estuvimos tratando el otro día, en relación con las valoraciones y reconocimiento, porque también sabe usted que la discapacidad tiene un problema en Canarias. Estos cuellos de botella no se solucionan con declaraciones ni inventando estadísticas. Nosotros queremos saber, porque yo creo que los ciudadanos quieren saber, qué acciones va a llevar a cabo, cuándo las va a ejecutar; ¿va a descentralizar la gestión de la dependencia?, ¿cuándo, cómo y con qué ficha financiera?, ¿qué recursos va a destinar para revertir esta situación y no seguir a la cola en materia de dependencia?

Su directora general dijo el otro día, y además me acuerdo de que leí su entrevista, y dice: si queremos crecer en beneficiarios, no podemos depender de planes de choque. Creo que tiene razón, entonces ¿qué es lo que piensa hacer? Hasta que no reconozcan la gravedad de cómo funciona nuestro sistema de atención a la dependencia no se resolverá el problema colocando parches; con planes de choque de seis meses no se resuelve la entidad y la gravedad de este problema que afecta a muchísimas personas. De los 95 millones de euros en que le van a ampliar su presupuesto, el próximo mes, porque será el crédito extraordinario, ¿cuánto va a destinar a resolver la tramitación de la dependencia a los más de casi cuarenta y cinco mil canarios que la han solicitado?, ¿a cuántos dependientes va a dar de alta como beneficiarios este año? Yo creo que la señora Hernández dijo el año pasado 3000. Es verdad que luego solamente bajó la lista de espera pero dijo 3000; nosotros queremos saber cuántos dependientes va a dar de alta usted en todo el año. ¿Serán 4000?, ¿serán 5000?: nos gustaría que se comprometiera y que nos dijera el número concreto en su respuesta, y no me conteste con balones fuera.

¿Vamos a dejar de estar a la cola en el número de beneficiarios, señora consejera? ¿Vamos a estar al final de la estadística oficial del Imserso? ¿Cuántos dictámenes va a resolver este año? Solo le quedan seis meses para finalizar esta anualidad: ¿cuántas resoluciones de PIA va a firmar hasta el 31 de diciembre, al que tienen derecho nuestros dependientes?

Y otra cuestión muy importante: ¿van a seguir falleciendo nuestros dependientes sin haber recibido la prestación a la que tienen derecho? ¿Van a seguir los familiares interponiendo los recursos en los juzgados para recibir después de fallecidos la compensación económica a la que tienen derecho? (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, y asume la Presidencia).

Ahora no me podrá decir que la culpa es de Madrid, tenemos los mejores presupuestos de toda la historia. Se ha reparado el inmenso error que cometieron ustedes en el año 2009 -recuerda aquello de los 9000 maquillados en dependencia- y también se está o se va a reparar la financiación de las comunidades autónomas. Por ello tendría que detectar el caos que tiene en dependencia, establecer los mecanismos eficaces para solucionarlo lo antes posible, porque al ritmo actual vamos a llegar o van a hacer falta sesenta y seis años para incorporar la lista de espera del sistema de la dependencia. Esto no lo dije yo, lo ha dicho el representante de los Gerentes de Servicios Sociales.

Usted, le digo, si quiere presumir de transparencia lo que tiene que hacer es desarrollar una aplicación, como han hecho otras comunidades autónomas, para que los solicitantes de la dependencia y sus familias puedan consultar telemáticamente cuál es su expediente. Le voy a poner un ejemplo -además la aplaudiría y le daría la enhorabuena-, le pongo un ejemplo: Aragón, año 2009, los expedientes de dependencia se podrán consultar por internet, los ciudadanos podrán acceder a través de internet al estado de su expediente, el objetivo es agilizar los trámites en conceder la prestación. Mire si vamos retrasados, esto es del año 2009, Aragón. Y le pongo otro ejemplo: Castilla y León, tiene un sistema que consiste, usted puede consultar el estado de la tramitación de su expediente. Se establecen seis pasos: apertura, subsanación o mejora de la solicitud, valoración y petición del informe, consulta y audiencia, resolución y notificación.

Todo esto lo están haciendo otras comunidades autónomas: ¿por qué nosotros no? O sea, nosotros lo único que vamos a hacer es que todos los meses usted nos va a dar un cuadrante. Yo creo que lo que tiene que hacer es una aplicación informática, como tienen otras comunidades autónomas, simplemente para facilitar a los ciudadanos obtener sus derechos.

En definitiva, señorías, lo único que pretendemos nosotros es que el sistema funcione, que los dependientes tengan su derecho y que las familias también puedan estar con ellos en mejor situación que en la que están actualmente.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Luzardo.

Turno de doña Elena Luis, por tiempo de once minutos.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señora consejera, en primer lugar, agradecerle la información. Ha dado usted datos actualizados a día de hoy. Son cifras que provienen directamente del servicio que gestiona la dependencia en esta comunidad autónoma, que no es el Imserso quien gestiona, que no es el Gobierno de España, que es la comunidad autónoma quien gestiona. Surgen de las resoluciones de altas en el sistema, de los datos de la nómina mensual de prestaciones que están certificados técnicamente. Datos que serán publicados, como se comprometió usted, todos los meses y que mensualmente se cargan en el aplicativo estatal para que luego el Imserso elabore esas cifras que son las que están publicadas. Y, bueno, si esas cifras del Imserso, por las causas que sean, presentan divergencias, como ha pasado ahora y también en otras ocasiones, de las que mejor no hacemos memoria, pues, no hay ningún problema, porque afortunadamente en Canarias ya disponemos de esa información mensual del servicio. Y al final las cifras del Imserso tienen que obligatoriamente, a final de año, coincidir con las de la comunidad autónoma, porque, repito, la comunidad autónoma es quien suministra esos datos, quien los tiene, y, por tanto, al final, aunque haya divergencias, por las causas que sea, pues, al final de año, cuando se regularicen, tiene que coincidir, tiene que coincidir.

Qué curioso, señora Luzardo, que en este mes de mayo, el mes pasado de mayo, se hayan publicado ya las cifras del Imserso y se hayan multiplicado por cinco las altas con respecto a los cuatro meses anteriores. ¡Qué extraño!

Usted dice que ahora la consejera se va a dedicar a publicar un cuadrante y que lo ideal sería otra cuestión, hacer un programa. Yo coincido ¡pero bastante que le ha hecho usted caso y le ha dado importancia a ese cuadrante que publica todos los meses el Imserso, bastante que le ha dado, que lleva usted cinco meses que, vamos, un mes detrás de otro, detrás de las cifras, diciendo que hay 65 altas en el mes pasado...! En fin. Yo creo que al final, yo creo que al final, como este es el caballo de batalla en la mesa de dependencia de todas las comunidades autónomas, pues, al final tendrán que buscar una solución para resolver esta divergencia, porque desde luego, si le damos esa importancia a los datos, esto va a ser muy difícil de gestionar con cierto nivel de tranquilidad, como decíamos.

Ha informado usted, señora consejera, que en lo que va de año han sido dados de alta en el sistema, usted ha hablado de 1300 altas, son en torno a mil trescientas tres, con los datos que yo tengo. El coste de esas altas son 2 033 853,28 euros. 713 altas en Las Palmas, en la provincia de Las Palmas, y 590 altas en la de Santa Cruz de Tenerife. Hablaba usted también, desgraciadamente, de los fallecimientos: 794 fallecimientos en estos meses. Y si hacemos la comparación, que usted también la ha hecho, con el mismo periodo del año pasado, pues, fueron 711 altas -421 en Las Palmas, en la provincia de Las Palmas, y 290 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife- y los fallecimientos estuvieron en torno a los quinientos veintisiete.

Podemos hacer, por tanto, una valoración positiva en cuanto a que se sigue avanzando y se sigue mejorando, pero sin perder la objetividad, en el sentido de que es muchísimo el camino que queda por recorrer. Son demasiados los dependientes y las dependientes que siguen esperando a que se les reconozca y se haga realidad su derecho a ser incorporados al sistema y a los beneficios del mismo. Y en eso consideramos, y creo que estaremos todos de acuerdo -usted también, señora consejera-, que lo que hay que hacer es seguir haciendo esfuerzos por avanzar con paso firme. Y no cabe duda de que hay que seguir mejorando la gestión de la dependencia, claro que sí, hay que seguir haciendo esfuerzos en ese sentido, pero fundamentalmente hay que seguir haciendo esfuerzos presupuestarios, hay que seguir metiendo recursos al sistema. Señora consejera, y el próximo mes tenemos una magnífica oportunidad, porque se somete a debate y aprobación el proyecto de Ley de Crédito Extraordinario. Un proyecto de ley que incorpora, a este presupuesto del 2017, 340 millones de euros, el mayor aumento de la historia de esta comunidad autónoma, por supuesto. Que la mayor parte va a ir a sanidad pero la siguiente gran cantidad, 95 millones de euros, está previsto que vayan a su área, a Políticas Sociales. Como decía, es una magnífica oportunidad para apostar de forma clara y de forma decidida por la dependencia.

En el debate de la nacionalidad el señor presidente del Gobierno se comprometió a desarrollar y poner en marcha el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias; también lo ha anunciado usted en diversas ocasiones. Hemos escuchado que el objetivo es poner en funcionamiento en torno a cuatro mil nuevas plazas en todas las islas. Desde luego estaríamos hablando de una oferta de plazas realmente significativa. Sería un adelanto sin precedentes desde nuestro punto de vista. Y lo que queremos preguntarle es si dentro de esos 95 millones de euros que se incorporan, pues, está prevista y cuantificada una cantidad para este importante objetivo, de todas estas plazas que está previsto poner en marcha.

Por otro lado, está pendiente también de consignar -lo ha mencionado usted en comisión- una partida de 2 millones de euros para discapacidad. Sería también una oportunidad para incorporarla.

También en comisión informó usted sobre la firma del convenio con los cabildos, en el que se concretó un aumento de plazas, pero además explicó que quedaba pendiente de incorporar una adenda a ese convenio en forma de nuevas plazas, y la pregunta es si se contempla, dentro del aumento presupuestario previsto, financiación para esta adenda y aumento de nuevas plazas.

Finalmente, me gustaría hacer referencia, bueno, a todas esas medidas que se están tomando, a las que usted ha hecho referencia en diversas ocasiones, y que nos gustaría preguntarle, bueno, si se están implantando y en qué nivel de implantación están estas medidas, y además si con este incremento presupuestario lo que se pretende es reforzar estas medidas o incorporar nuevas medidas, si lo tiene previsto ya. Me refiero al plan de mejora de la oficina de atención especializada en dependencia y discapacidad; las acciones para mejorar la cooperación y comunicación entre las distintas administraciones, que permitan mejorar la atención a las personas dependientes y sus familias; la implantación de procesos de evaluación en el sistema de dependencia, con el fin de innovar en los procesos y desarrollar lo que usted llamaba la carta de recursos y servicios; el avance de los sistemas informáticos para hacerlos compatibles y mejorar sus prestaciones; el refuerzo de los servicios de teleasistencia, de asistencia personal, atención domiciliaria especializada; y por supuesto el desarrollo del Plan de Atención a la Discapacidad, con todo lo que eso conlleva, y en general la revisión y mejora de todo el sistema, con el objetivo de detectar, pues, bueno, los fallos que puedan existir e incorporar mejoras y procesos innovadores.

La verdad, señora Luzardo, usted sabe que usted y yo tenemos personalmente una gran afinidad personal, tengo que decirlo, pero es que no me resisto a decirle lo que le voy a decir, y usted discúlpeme porque lo hago sin ningún tipo de acritud, ¿eh? Quiero decirle que es muy loable, es muy loable su preocupación por la evolución del sistema de dependencia, por que se produzcan nuevas altas, se atienda a las personas que tienen reconocido el derecho pero no la prestación, por el incremento presupuestario de, bueno, los recursos humanos en general, la mejora de la gestión del Gobierno de Canarias, pero también me gustaría, sinceramente, que mostrara usted un poco de preocupación por el incumplimiento reiterado del Gobierno de España en la financiación de la dependencia. Y esto no es decir siempre "es culpa de Madrid", es que es una realidad. Igual que usted hace referencia a todos los informes y a todo lo que se publica en relación con la dependencia, pues, usted sabe perfectamente que la financiación de la dependencia está en torno al veinte por ciento y tiene que ser el 50 %.

Y no vuelva usted otra vez a decirme que la financiación de la dependencia se incluye en el artículo 6 de la Ley 22/2009, que son recursos adicionales al sistema de financiación. Fíjese usted ahora, como está el sistema de financiación canario, que solo con desvincular el REF este año son 217 millones más en forma de incremento presupuestario. Pues imagínese usted. Entonces no me haga referencia a eso porque eso no es real, eso es una excusa, es una excusa. Y reconozco, y reconozco que la situación ha sido difícil durante todos estos años para todos, para todos, ¿no?

Y luego hace usted también referencia continuamente a las personas que han fallecido, pero no se acuerda usted de por qué se ha producido esto. ¿Se acuerda usted del Real Decreto 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad, disposición adicional sexta, que contemplaba el aplazamiento y periodificación del abono de los efectos retroactivos de las prestaciones económicas previstas en la ley, y lo que esto supuso de espera para todas las personas que estaban esperando una prestación? Y que ahora, claro, ahora el Gobierno de Canarias las está pagando y las ha pagado de forma fraccionada, pero efectivamente esto ha pasado y todavía... Es decir, hombre, claro que hay reclamaciones judiciales, y además con razón para los usuarios, pero las consecuencias son las que son.

Y yo a usted nunca, nunca, de verdad que no, le digo que usted se inventa los datos, ni mucho menos. Yo sé que usted es muy escrupulosa, ¿vale?, yo lo que le cuestiono es la interpretación de los datos. Eso es lo que yo le cuestiono, la interpretación. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que es ocupada por la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Señora Ventura, no sé de dónde ha sacado usted que a Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, al Grupo Nacionalista Canario, pues, no nos interesa la aplicación de la ley, no sé de dónde lo ha sacado. Le recuerdo que cuando el señor Zapatero aprobó la ley de dependencia ya Canarias tenía un plan sociosanitario aprobado que estaba ya para avanzarlo y que eso ha supuesto en Canarias un problema de compatibilidad con dos sistemas que estaban funcionando al mismo tiempo. Por lo tanto, no sé si es una cuestión que opina usted personalmente pero desde luego quédese tranquila porque no es así.

Señora consejera, simplemente decirle que, bueno, yo creo que ahora lo que toca es tranquilizarnos con este tema de las cifras. Realmente preocuparnos por que empecemos a resolver y a avanzar en este tema de la dependencia, que pasa mucho por los recursos y por la gestión, es verdad, pero yo pienso que es importante que le demos una...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno tiene la palabra la señora consejera, doña Cristina Valido.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Buenos días y saludos de nuevo a quienes no estaban en la primera intervención.

Decir dos cosas. La primera, doña Elena, bueno, gracias siempre por su apoyo y por sus palabras objetivas, en la medida en la que, conociendo los datos, una persona con suficiente experiencia en la gestión sabe lo que puede y lo que no se puede decir en una tribuna. Muchas gracias. Y le aseguro que, aunque algunos diputados, algunas diputadas, no quisieran o no desearan darme esa oportunidad que usted les ha pedido, no voy a cambiar mi hoja de ruta un minuto, porque tengo muy clara cuál es mi responsabilidad.

Señora Melodie Mendoza, de Agrupación Socialista Gomera, efectivamente en mi primera comisión ustedes me trasladaron que hacía un año que estaba de baja el valorador de dependencia y que no valoraba a los dependientes gomeros. En mi primera comisión. En apenas un mes resolvimos este asunto, usted lo sabe. También se ha preocupado doña Ventura del Carmen, pero yo lamento que en todo el año anterior no se resolviera, porque un año de baja es mucho tiempo antes de llegar. En cualquier caso, las valoraciones en las islas no capitalinas se pueden hacer muchísimo más rápido si contamos con los ayuntamientos, y en eso es en lo que estoy trabajando. Pero luego le hablaré de qué hablo cuando expreso mi deseo de consolidar un sistema para el futuro, que no busque unos datos inmediatos al albur de un plan de choque y que siente los pilares para ese edificio seguro que tiene que ser la dependencia en Canarias.

Desde luego, lo ha dicho usted y lo ha dicho algún otro compareciente, no lo voy a repetir yo, que durante años me he hartado de decirlo, por ningún sitio se nos reconoce la aportación que se recibe, que recibe la dependencia, y que es altísima, de cabildos y de ayuntamientos. Porque muchos ayuntamientos están atendiendo a personas dependientes, que en tanto que no resuelvan sus expedientes suponen una carga financiera importante, vía ayuda a domicilio, teleasistencia, para instituciones locales con presupuestos escasísimos. Y puedo poner ejemplos, creo que ya lo he hecho alguna vez, de algún municipio que no sé cómo mantiene la residencia de mayores que tiene en su localidad.

Señor Luis Campos, le agradezco desde luego el rigor y la confianza mostrada en cada una de sus llamadas para aclarar las cifras y su preocupación por oír mi versión antes de pronunciarse. Se lo agradezco de verdad, porque no es usual, ya me gustaría. En adelante le pido que no cambie las formas y que por lo menos repita esas llamadas, que yo le voy a atender siempre, y luego, por supuesto, opine lo que quiera. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, y asume la Presidencia).

Yo no voy a entrar de nuevo en algo que creo que he explicado claramente en la primera intervención respecto de los desajustes de los datos del Imserso. Que se siguen defendiendo de manera vehemente. Qué pena que los servicios de la comunidad autónoma canaria no cuenten con esa defensa vehemente en casi ningún sitio, qué pena, porque al final detrás de esos datos hay trabajadores. Pero qué pena además que se hable aquí de invenciones de estadísticas, de cuadros que no sirven...; o incluso que yo haya asistido hace apenas un mes a una rueda de prensa en la que dos diputadas, no presentes hoy, hablaban de que me iban a interpelar por manipular datos. Son cosas como poco curiosas: hacer una rueda de prensa para decir que la consejera manipula datos y que la van a interpelar y ni siquiera estar hoy presentes en este hemiciclo.

Bueno, insisto en que los datos del Imserso son datos que están desajustados para Canarias y para otras comunidades y le pido a doña Pepa Luzardo que, como no me cree a mí, en la próxima reunión sectorial de comunidades me pueda acompañar para que escuche a sus compañeros de otras comunidades del Partido Popular, para que les crea a ellos. No pasa nada, pero yo creo que lo importante es que le cuenten ellos qué es lo que pasa con los datos del Imserso.

Comparto y admiro su preocupación, como no puede ser de otra manera, porque al final los dependientes están por encima de todas las cosas, y no les preocupan a ustedes más que a mí pero tampoco les preocupan menos. Hay una diferencia simplemente, y es que, cuando usted habla de declaraciones, de titulares, todo lo que yo digo puede ser fiscalizado a la semana siguiente. Es más, de cada opinión que expreso se me pregunta que de qué estudio la saco. Ustedes pueden decir lo que quieran, lo que quieran, porque nadie les va a pedir dentro de un mes o de dos que comparezcan aquí para ver si de lo que han dicho han hecho algo. Yo cada vez que hablo públicamente, cada vez que suelto eso que llamamos aquí titulares, me estoy comprometiendo a hacerlo. Y ya veremos si cumplo o si no cumplo, pero coincidirá conmigo en que resulta curioso en que, tomando posesión el 9 de enero, apenas un mes después, sin tener ni siquiera mi equipo y siendo todavía directora general de Dependencia, una persona del anterior equipo, ya en esta tribuna se nos estuviera hablando del retroceso de la dependencia en Canarias, cuando la responsable seguía siendo la directora general anterior.

Insisto, no busco titulares. Me preguntan, me mojo y me comprometo. Y después ustedes me examinarán y tendrán datos para hacerlo. Les aseguro que a veces les envidio a ustedes, porque de lo que dicen no les podríamos examinar, y eso es una suerte. Desde luego hay menos presión para trabajar, mucha menos presión.

Señora María del Río, cuando quiera, cuando quiera usted me va a llamar, como también lo ha hecho para otras cosas, y también lo agradezco, para informarse, y vamos a sentarnos con la gente de la dirección general. Le contestarán ellos, no yo, y usted podrá contrastar con esa información dónde está la verdad o por lo menos la información más objetiva.

Vamos a hablar, quería pasar muy por encima pero ya le ha dedicado unos minutos la diputada de Coalición Canaria, doña Elena Luis, al dichoso tema de la Lofca, y no me voy a entretener mucho. Pero, mire, otra cosa en la que todos sus homólogos de las comunidades del Partido Popular están de acuerdo con Canarias: ninguna reconoce que Madrid ponga el 50 %. La que más reconoce, y le reconoce un 20 % el coste de la dependencia. Y si hay una comisión especial de estudio de la dependencia en este momento, con siete comunidades, de las cuales una somos nosotros, es precisamente por esto, por las discrepancias en la financiación. Por tanto, decir que Canarias ha perdido 300 millones, si hacemos el paralelo a otras comunidades, pues, cuánto han perdido otras comunidades también, si entendemos que todo el dinero que va por la Lofca, o una parte del dinero que va por la Lofca, tiene un objeto finalista. En ese sentido nuestro argumento y nuestra reclamación son los mismos que del resto de las comunidades autónomas, y aquí no hay nadie que discrepe.

Y cuando me habla usted del secretario de Estado, del señor Mario Garcés, que cuando me vio en Madrid la semana pasada se echó a reír, y le dije: "¿cuándo vuelves pa liarla un poco?"; y me dijo: "¡no voy a volver!". Si hablamos del señor Mario Garcés después de sus declaraciones en Canarias, las quejas de las comunidades han sido bárbaras, porque no se puede tener a las comunidades en una comisión estudiando la financiación y después irnos de gira por España y decir que el Estado pone más del cincuenta por ciento. Estuvimos a puntito de que esa comisión se rompiera porque las comunidades...; Andalucía, entre otras, se levantó para no volver más, porque nos cuesta mucho estar yendo allí a discutir este tema y que luego el Estado vaya a nuestras comunidades a decir lo contrario.

Dicho eso, los convenios se firmaron, los convenios se aprobaron en el mes de mayo, dos meses antes que el año pasado, y muchos cabildos ya los han firmado. En este momento argumentos seguro que hay pero yo no los conozco; puede que haya cabildo que estén... Estamos metiendo toda la prisa que podemos pero hay muchos cabildos que ya los han firmado.

Miren, la dependencia necesita de un poquito de tranquilidad y, para que nos den un poquito de tranquilidad, les voy a pedir que sigan esos datos puntualmente que publicamos de las altas que se van produciendo, de los beneficiarios que van entrando al sistema y que tengan la tranquilidad de que si la cosa va mal lo van a ver, pero déjennos intentar avanzar en diseñar un modelo... Sí, doña Ventura, que usted dice: "¿otra vez?". Primero me exigen que lo arregle y después me dicen: "¿otra vez?". Pues otra vez, porque no se ha hecho. Diez años, el último año y medio ustedes. ¿Cómo que otra vez? Otra vez no, ¡otra vez no!: ¡por fin esta vez!, otra vez no. Porque aquí, desde los cabildos, que usted hace alusión a su época en el cabildo, y yo he estado también mucho tiempo, hemos peleado muchísimo por formar parte del sistema de dependencia, porque teníamos, tenemos, tienen los cabildos mucho que dar y mucho que aportar, pero también los ayuntamientos. Y en eso estamos trabajando ahora. Y, mire, esta ley de crédito extraordinario nos puede ayudar a impulsar acuerdos, porque ¿sabe cuál es el principal problema por el que ayuntamientos y cabildos no van más allá en la dependencia? No es solo la modificación de un decreto, que también, no es solo la modificación del régimen jurídico, que también -y le reconozco que eso me llevará algún tiempo, pero ya lo estamos trabajando-, es la financiación. Es que si queremos que los ayuntamientos nos ayuden a atender a domicilio a los dependientes, es que si queremos que los cabildos pongan en marcha políticas para grado I, para la autonomía personal, tenemos que poner dinero encima de la mesa. Y la situación económica actual, con la Ley de Crédito Extraordinario, nos puede permitir alcanzar acuerdos mucho antes de lo que pensábamos, si nos podemos comprometer con cabildos y ayuntamientos, a través de los convenios pertinentes, a financiar nuevos servicios que atenderán a nuevas personas. Y ese es uno de los grandes retos.

Pero el otro gran reto es nuestro plan de infraestructuras sociosanitarias. Una pelea de muchos años, en los que venimos advirtiendo del envejecimiento de la población y la necesidad de crecer en plazas. 4000 plazas son el doble de las que hay hoy, distribuidas en todas las islas. Mucha de la gente que tenemos en lista de espera está por falta de camas. No les sirve de nada la ayuda económica; se les ha ofrecido, no la quieren, quieren una residencia. Y este plan de infraestructuras va a conseguir que miles de personas sean atendidas.

Muchas gracias.

(El señor Pérez Hernández solicita la palabra).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Dígame, señor Pérez Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Por el artículo 79, me gustaría que usted me diese la palabra, brevemente, porque la señora consejera ha hecho alusiones a una diputada de mi grupo parlamentario que no está presente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señor Pérez.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora consejera, usted tiene que tener un poco más de elegancia cuando desde la tribuna se dirige a una diputada que está ausente por motivos de enfermedad. Ella, en el ejercicio libre, como política, como diputada, puede hacer las afirmaciones, puede criticarla... Y usted puede reprochárselo, pero no puede usted utilizar que ella no está presente para recriminarle sus declaraciones. Un poco más de elegancia, señora consejera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Pérez.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García) (Desde su escaño): Lo primero, desconozco los motivos por los que no está y no sabía que tenía que preguntarlo.

Lo segundo, no hablo de una diputada, hablo de dos, y hablo de una rueda de prensa de hace un mes en la que se me anunció la interpelación y en la que se dijo públicamente que yo manipulaba los datos.

La elegancia para todos, señor diputado.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

(Ocupan sendos escaños en la sala el señor secretario primero, Cabrera González, y el señor secretario segundo, Gómez Hernández).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1151 Sobre -Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre la lista de espera en Dependencia.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Mapa de contenidos · Aviso jurídico