Diario de Sesiones 81/2017, de fecha 11/7/2017 - Punto 47

9L/C-0610 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE POLÍTICA DE CONCIERTOS SANITARIOS.

La señora PRESIDENTA: Continuamos con la siguiente comparecencia, señorías, vamos a ver una más en el día de hoy. Vamos a la 610 -señorías, por favor, si son tan amables-, a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario, al consejero de Sanidad, sobre política de conciertos sanitarios.

Para la defensa de la misma, el señor Hernández.

(Prosiguen los rumores en la sala).

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Buenas tardes...

La señora PRESIDENTA: Un momento, señor Hernández, disculpe, por favor.

Ruego silencio, señorías, para continuar. Por favor, señorías, silencio.

Cuando quiera, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta.

Señor consejero de Sanidad, señor Baltar, Canarias es la región con mayor porcentaje de centros hospitalarios privados de todo el Estado español. El 57,9 % de los hospitales canarios son privados, con ánimo de lucro, mientras que solo el 36,8 son de carácter público. Este dato es un dato recogido en el catálogo anual de hospitales 2016, elaborado por el Ministerio de Sanidad, con datos recogidos a 31 de diciembre del año 2015. Este desarrollo de la sanidad, señor consejero, de la sanidad privada en este caso, está en relación directa con el dinero público transferido anualmente mediante los llamados convenios singulares o conciertos sanitarios. Esto es, existe uno porque se retroalimenta, es decir, el uno no podría subsistir sin el otro, sin el dinero público lo tendría más difícil la sanidad privada.

269 millones, señor Baltar, de euros se incorporan en el presupuesto en materia de conciertos para la realización de actividades sanitarias, que podrían llevarse a cabo perfectamente por el Servicio Canario de Salud. Esa es la apuesta que desde el Grupo Parlamentario Socialista hemos lanzado desde hace mucho tiempo; hoy volvemos a insistir e incidir en ella aquí.

Este grupo considera que además se debe establecer que, con cualquier concierto sanitario, el sector público debe haber alcanzado el cien por cien de su potencial rendimiento. Eso actualmente no está contemplado ni se está barajando esa posibilidad. Lo demás sería hacernos trampas, como más adelante iré explicitando. No puede ser, por incompatible, que se cierren camas en los hospitales públicos mientras se generaliza la figura del concierto sanitario en centros privados.

Nuestra ley general de sanidad también establece que solo se pueden contratar servicios sanitarios con los centros hospitalarios que no pertenezcan al Servicio Canario de Salud en caso de que los hospitales del Servicio Canario de Salud no sean suficientes. Por tanto, tendrá un carácter de complementariedad y nunca como coartada para establecer un marchamo de prioridad, que yo creo que es lo que está sucediendo actualmente.

La revisión de los conciertos es desde hace años una prioridad incumplida en la sanidad canaria. En ninguno de los expedientes de contratación del Servicio Canario de Salud se justifica de forma expresa el carácter excepcional de la contratación de servicios sanitarios. Sabemos además que gran parte de los conciertos se firmaron en época preconstitucional, tema que además hemos abordado también hace algún tiempo en esta Cámara, y han sido renovados año tras año pese a que en sus cláusulas solo se permitía una única prórroga anual; y tampoco se establece en los mismos el control de la atención, por lo que la Administración no inspecciona si las clínicas beneficiadas cumplen con los requisitos mínimos para prestar el servicio y si lo hacen en las condiciones adecuadas.

En esta comparecencia que ha solicitado el Grupo Parlamentario Socialista, señor consejero, me gustaría saber qué fue de aquel equipo técnico que su antecesor, el señor Morera, puso en marcha para revisar los conciertos con la sanidad privada y adaptarlos a la Ley de Contratos.

Y, además, señor consejero, voy a leer la resolución número 64 que esta Cámara aprobó hace bien poco en el debate del estado de la nacionalidad de este periodo 2017, y decía así... -recuerde que fue aprobada por toda la Cámara, excepto el voto en contra de Coalición Canaria-, pero, bien, decía el texto: el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a que adapte los convenios vigentes a los que hacen referencia los artículos 96 y 99 de la Ley 11/1994, de 26 de julio, de Ordenación Sanitaria de Canarias, al Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, de la Ley de Contratos del Sector Público, exigiendo en esos pliegos la misma calidad, confort y seguridad que se exige a los centros públicos. Una resolución aprobada y que yo creo que si hay resolución que insta al Gobierno a su cumplimiento expresamente, aquella que además en el debate del estado de la nacionalidad conformó o conllevó la casi total unanimidad de esta Cámara.

Señor consejero, hoy tiene de nuevo una oportunidad magnífica para que en sede parlamentaria explicite a todos los aquí presentes si realmente se ha ido avanzando en el sentido de la resolución; si aquellos equipos que se crearon al efecto de ir revisando esos contratos con el sector privado, de conciertos sanitarios con el sector privado, siguen en vigor, si usted ha establecido alguna figura diferente...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo, señor Hernández. Se acabó su tiempo.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Si le doy un minuto ahora no lo tiene después. Usted elige.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Pues termine. Un minuto más y ya...

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta.

Si esos equipos técnicos que se habían creado al efecto, ¿usted ha considerado oportuno prescindir de ellos, ha creado una figura diferente?; y sí, en todo caso, ¿qué aportaciones se han hecho? A partir de su incorporación al Gobierno hemos hablado de sanidad privada, de conciertos sanitarios. Estoy convencido de que a lo largo de estos seis meses alguna novedad hoy nos tendrá que plantear aquí para que todos los grupos parlamentarios sepamos cuáles son los avances en esta materia.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

El Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor Hernández.

Hombre, me sorprende, porque yo pretendía hacer un repaso general sobre la política general de conciertos pero, puesto que hay este nivel de concreción en sus preguntas, vamos directamente al tajo y así no perdemos tiempo recordando... De todas formas, le digo, cuestiones especialmente importantes, porque usted me recuerda aquí algo que está como valor básico en el Plan de Salud que está aprobado por esta Cámara y que rige cada día de trabajo de este consejero y su equipo, y que dice textualmente -le recuerdo-: utilizando la gestión pública de los servicios y, complementariamente, la colaboración privada para la provisión de la asistencia sanitaria. Porque, mire, señor Hernández, no fue este consejero el que creó, se lo garantizo, en la privada uno trabajó una temporada, pero no fue este consejero el que creó la red privada asistencial de Canarias, es algo histórico, ¿vale? Es algo histórico que en Canarias ha existido una red asistencial privada, en muchos casos muy asociada a la demanda privada y turística, que por eso tiene un alto grado de desarrollo, y existen otras comunidades autónomas que han tenido un importante desarrollo de los niveles de concertación.

Yo no voy a entrar en matices como en los que usted ha entrado aquí respecto de si se necesita estrictamente de la colaboración pública para el desarrollo de lo privado. Eso que lo digan las instituciones privadas y quien actualmente las dirige. Pero usted daba datos del año 2015, datos que si usted consideraba o su equipo, su partido consideraba que deberían ser alterados, deberían haber tomado medidas entonces. Porque créame que lo que ha hecho este consejero, como ya les trasladé en esta Cámara en su momento, es seguir una línea absolutamente continuista del trabajo que encontré de don Jesús Morera en la consejería.

Y entrando en ese tema concreto por el que usted me pregunta de qué ha hecho el equipo técnico, pues, mire, el equipo técnico ha seguido con su trabajo. Yo traía pormenorizadamente -y si les interesa entramos en la segunda parte de esta comparecencia- un detalle respecto de lo que íbamos a hacer en la media estancia, en la hospitalización de larga estancia, las complejidades que tiene en estos momentos la concertación del entorno sociosanitario, que en muchos casos, como ustedes conocen, en su mayoría pertenece a instituciones públicas y que no está siquiera acreditado para la prestación sanitaria, razón por la que esta consejería tendría graves problemas para su concertación... Pero me centro en lo que usted me ha preguntado: ¿qué ha hecho el equipo técnico? Pues, mire, el equipo técnico ha continuado con su trabajo. Como usted sabe, lo último que, antes del traspaso a este consejero, había solicitado el equipo técnico es una serie de aportaciones por parte del empresariado privado respecto de la norma de homologación previa al proceso de contratación, que, como usted recordará, yo me puse como objetivo aquí que finalizaría en el presente ejercicio y así lo vamos a hacer. Y le puedo decir que ese equipo técnico, que, por si no lo sabía se lo recuerdo, son miembros de la Dirección del Servicio Canario de Salud, de la Dirección de Programas Asistenciales y de las direcciones de áreas de salud fundamentalmente de Gran Canaria y Tenerife, ha finalizado, según me informaban, esta semana los trabajos de los pliegos de contratación que se han de poner en marcha. Como usted sabe, este proceso de contratación exige una prehomologación de todos esos centros, como en su día se hizo para la contratación de la prestación sanitaria en el sur de Gran Canaria, única adaptada a la actual norma de contratos.

Si luego quiere que entremos en detalle específico en un área concreta y su desarrollo... Esto es por lo que respecta a la media estancia, que era lo que yo me encontré en marcha, tenemos avances en la larga estancia y en el tema sociosanitario, que si es de su interés le trasladaré después.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para el Grupo Mixto. El señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señor Baltar.

La sanidad pública canaria sigue manteniendo en vigor conciertos con clínicas privadas desde los años setenta, antes de la llegada incluso de la democracia, para dar cobertura a las necesidades de la población en materia sanitaria. Entendemos que un concierto es la respuesta a la población cuando el sistema público tiene una carencia y evitar que ante la falta de medios y equipos sean los propios ciudadanos quienes deban hacerse cargo de las tarifas de la sanidad privada. Pero eso no significa que dejemos de mejorar nuestra prestación sanitaria para que en un futuro podamos afrontar toda la asistencia desde un sistema público.

Cuarenta años después siguen existiendo tratamientos que siguen concertados, eternizándose en el tiempo y prorrogándose de forma irregular, sin que el Servicio Canario de Salud haya valorado prestarlos directamente o si existe alguna otra empresa que preste estos servicios a mejor precio o con más calidad.

Un hecho que nos preocupa es que haya creado un grupo técnico para renovar los conciertos sanitarios y adecuar los contratos a la Ley de Contratos del Sector Público, pero que no se hagan al mismo tiempo estudios sobre la viabilidad de que estos servicios se puedan prestar por la sanidad pública. Algo que queremos que nos explique es por qué se debe prorrogar a las mismas empresas, ¿acaso habrá que indemnizarlas económicamente? Se lo pregunto porque estos contratos no cumplen actualmente con la legalidad y las responsabilidades son de ambas partes. Nos preocupa que, al prorrogar a las empresas que han pasado el límite temporal, incumpliríamos con cuestiones esenciales que marcan la actuación pública en materia de contratos, como permitir la libre concurrencia si otras empresas estuvieran dispuestas a prestar el servicio.

Señor consejero, debemos ajustar el gasto y mejorar nuestras actuaciones en sanidad. Si en lugar de derivar patologías graves o pruebas diagnósticas, que son las que dan más dinero, se derivan otras patologías menores por ese mismo dinero, se daría cobertura a más pacientes, reduciendo de esta forma las listas de espera. Entendemos, señor consejero, que no se puede terminar con la sanidad concertada de golpe, ya que los ciudadanos necesitan de esa asistencia, pero sí queremos pedirle que sea absolutamente riguroso con los contratos.

Apostar por la sanidad pública es reducir las deficiencias del sistema. De esta forma los conciertos deberían ir reduciéndose año a año y esperamos que esta sea la línea en la que usted va a continuar su trabajo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señor consejero, señorías.

A mí a veces me cuesta también engancharme a determinados debates por reiterativos. De lo que se trata, creo yo, es de disponer de planes, de estrategias, de objetivos, de caminos, del esfuerzo fiscal pertinente para conquistarlos, porque la sanidad pública es un servicio básico que, además de tener claro cuál debe ser la actuación del sistema, debe disponer de los recursos suficientes, y eso se llama esfuerzo fiscal: esta sociedad hasta dónde está dispuesta a poner para que este derecho se conquiste. Y a partir de ahí organizar y gestionar de manera eficiente los recursos disponibles para conseguir esos objetivos.

Las reglas están claras, en la Ley General de Sanidad y en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias. Es cierto que hay notables retrasos en la actualización de determinados contratos y que el Gobierno está obligado a reactualizar ese tema y poner las cosas ajustadas a derecho, pero nos engañaríamos si pensamos que los problemas de la sanidad están ahí, que no quiere decir que ahí no se actúe. Los problemas del sistema sanitario público están más referidos a la falta de visión, de planificación, al esfuerzo económico pertinente y a partir de ahí a organizar de manera eficiente los recursos que prestan servicios a la gente, sean de titularidad pública o privada. Porque los recursos de titularidad pública tienen también que ser gestionados y conseguir los recursos que se espera de ellos, de la misma manera que hay que hacerlo con los recursos privados, que tienen que ser complementarios y, por tanto, excepcionales.

No me gusta escuchar un discurso reiterativo que no hace aportes transformadores sobre esta realidad. Que no quiere decir que no pongamos cada contrato respetando la ley y exigiendo los resultados, sea hacer una carretera, sea enseñar a un niño inglés o sea atender una apendicitis. Si hay un recurso privado que presta un servicio público lo tiene que hacer conforme a derecho y lo tiene que hacer bien, con criterios de calidad. Pero el sistema sanitario no resolverá sus problemas concentrándonos solo en este tipo de cuestiones. Los problemas son más estructurales, más estratégicos y es ahí donde hay que ser muy exigente con el Gobierno.

Tenemos un plan de salud, tenemos ahora más recursos para la sanidad, entre 150 y 200 millones: lo que aquí decidamos, lo que aquí decidamos la mayoría. De manera que más recursos y a partir de ahí exigir al consejero gestión eficiente de los recursos públicos, actualización de los conciertos privados y resultados contrastables en calidad de esos recursos que prestan servicios públicos. Y creo que este tiene que ser el camino y no reiteradamente volver a un asunto que yo creo que está bien definido y es obligación del Gobierno cumplirlo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Sí, vamos a ver, yo me alegro, a diferencia del portavoz de Nueva Canarias, me alegro de que se hable de los conciertos de la sanidad privada. Últimamente parece que importan más los conciertos del festival de música, ¿verdad?, que los de la sanidad privada, y en estos hablamos de cientos y cientos de millones y algunos nunca cuestionan. Debe ser que el dinero público les duele en algunos casos, sobre todo cuando hablamos de cultura, ¿verdad?, pero no les duele cuando hablamos del negocio privado que hacen algunos en Canarias. Y por supuesto que hay que hablar y hay que reiterarlo, porque se sigue incumpliendo, se sigue incumpliendo.

Me gustaría diferenciar dos cuestiones: por un lado la política de desmantelamiento que suponen los conciertos con la sanidad privada y, por otro, la opacidad que existe con los conciertos.

Cuando hablamos del desmantelamiento de lo público, una de las comunidades con mayor inversión, que es esta, que invierte tanto en la sanidad privada, significa empeorar el empleo en sanidad pública, significa dejarnos a merced de los intereses del mercado. Y existe una relación directa entre las comunidades que mayor porcentaje de concertación tienen con aquellas comunidades que tienen un peor sistema sanitario público. ¿Se ha puesto usted límites, señor consejero, a la concertación? ¿Cuál es el porcentaje del que ustedes hablan cuando lo definen como servicio complementario, cuál es el porcentaje ideal que usted cree que debe tener la concertación en Canarias?

Y le hago una pregunta: ¿a ustedes no les sonroja estar concertando con la privada mientras tenemos infraestructuras públicas cerradas, infrautilizadas por falta de personal, cuando no estamos interviniendo en horario de tarde, cuando se puede hacer un esfuerzo, señor consejero, por aprovechar nuestros recursos públicos?

Y la Ley, ya que hablamos de lo que aprueba este Parlamento, señor consejero, la Ley 11/94, de Ordenación Sanitaria, dice: "El Servicio Canario de Salud, solo con carácter excepcional y por un tiempo limitado, podrá establecer convenios con los servicios y centros hospitalarios que no pertenezcan a la red para la atención de enfermos agudos de cobertura pública". Y aquí estamos hablando, señor consejero, de que hay conciertos desde los años sesenta, desde los años sesenta: ¿dónde está el tiempo limitado, dónde está el tiempo limitado, señor consejero? Por lo tanto, hablamos de conciertos que no se ajustan a la ley que aprueba este Parlamento, señor consejero.

En la provincia de Santa Cruz no se ha creado ninguna cama de agudos desde el año 78; sin embargo, es uno de los territorios de España donde más crece el sector privado de la sanidad. Tendrá una relación, señor consejero, ese desmantelamiento del que hablamos de lo público para beneficiar a unas empresas privadas.

Y lo dice además el Consejo Consultivo, cuando habla de la contratación, utilizar la nulidad de los contratos, vía excepcional, como forma habitual de convalidar la contratación. El Servicio Canario de Salud contrata sin una correcta planificación previa, con desprecio a la ley. Eso lo dice el Consejo Consultivo, señor consejero.

Por tanto, le instamos a que nos defina cuál es su política de concertación.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez Fandiño.

Grupo Popular a continuación. Señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Tratamos de nuevo este tema en sede parlamentaria sobre la fiscalización del gasto sanitario y en concreto sobre los conciertos. Parece que al Partido Socialista le ha entrado prisa por fiscalizar algo que pudo hacer mientras estuvo en el Gobierno. A mí me sonroja un poco que no se haya podido llevar a cabo esa labor mientras desarrollaban esa labor de gobierno. ¿Qué pretendemos quizás ahora, fiscalizar lo que no pudimos en su momento, no sé si remover convenios o conciertos que no estaban actualizados?

Nosotros, la verdad, no vamos a cambiar de opinión, y lamento decírselo al señor Román Rodríguez, que vamos a ser reiterativos. Nuestra posición va a seguir siendo la misma, la misma que hace cuatro meses, que hace ocho meses. Debemos actualizar esos convenios conforme a ley, esos conciertos conforme a ley, pero no debemos desaprovechar ninguno de los recursos que tenemos, tanto públicos como privados. Otra cosa bien diferente es cuando la situación mejore, que mejorará, por cierto, mejorará gracias a la mejora de la situación económica.

En la mañana de hoy algún portavoz de algún grupo político manifestaba que la situación económica iba a mejorar y que no iban a ser capaces de gastar todo el dinero que tenían. Efectivamente, yo pienso que ahora mismo con los recursos públicos que tenemos funcionando no vamos a ser capaces de gastar en sanidad todo lo que tenemos, con lo cual estos convenios y estos conciertos van a seguir siendo necesarios.

Además en la tarde hoy hemos escuchado algo sobre el Servicio de Medicina Nuclear, en el que el Partido Socialista ha hecho hincapié. Quizás el señor Román Rodríguez nos podría poner un poco de luz, puesto que durante el año 1999, cuando se inauguró el Hospital Doctor Negrín, él era director del Servicio Canario de la Salud y después posteriormente presidente del Gobierno. Quizás nos pueda decir hasta dónde llegaban esos objetivos.

Por otra parte, nosotros no hemos recibido ninguna crítica de este servicio en concreto, de Medicina Nuclear, por parte de pacientes o de los servicios a los que se presta por parte de la empresa concesionaria. Entendemos que ahora mismo la situación es dramática; tenemos cerca de doscientas mil personas esperando en la lista de espera y no podemos prescindir de ningún recurso, ni público ni concertado, lo decimos una vez más.

Comprendemos la preocupación del Partido Socialista al abandonar la consejería por que estos temas se lleven a cabo y entendemos que se debe cumplir con la legalidad y que se deben revisar estos contratos y estos conciertos para cumplir con la legislación vigente en materia de contratos públicos.

Nada más. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO (Desde su escaño): Buenas tardes, señorías.

Brevemente queremos dejar claras algunas cuestiones sobre este asunto que tienden a confundirse cuando se interviene en este pleno.

Primero. Canarias es una comunidad autónoma con un grado intermedio de concertación, por ir derribando algunos dogmas de fe que parece que quieren imponer algunos, junto a comunidades como País Vasco, Valencia o Aragón, gobernadas por el Partido Socialista, donde sigue habiendo concertación. No sé si en esas comunidades cuando llegó el Partido Socialista anuló la concertación sanitaria. Creo que no porque siguen apareciendo en la lista.

Segundo. La presencia de sanidad privada -que parece que le molesta a algún portavoz- en la comunidad autónoma es similar a la de Baleares por una cuestión lógica, que es la dedicación de nuestra economía al turismo, igual que esa comunidad autónoma, y, por tanto, es lógico que para atender a los millones de turistas que nos visitan, pues, se desarrolle una industria privada sanitaria, que para nosotros, desde luego, mientras genere puestos de trabajo, y ojalá los genere de calidad, bienvenida sea.

En Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario creemos que el paciente es lo primero y por eso esperamos que la Consejería de Sanidad use todos los mecanismos que están a su disposición para que los canarios y canarias tengan la mejor atención médica posible en el menor plazo posible.

En Canarias no está incrementándose la concertación. Hace diez años que la concertación está en el mismo nivel. Es más, incluso, por los datos que hemos visto, ha bajado ligeramente en términos, sin tener en cuenta la devaluación de la moneda, con lo cual la bajada seguramente será... Pero, bueno, vamos a dejarlo en que está igual, más o menos. Y fíjese que está así desde hace diez años, pero es que está así desde hace más años, está así desde que el señor Rodríguez, por ejemplo, era director del Servicio Canario de Salud o presidente del Gobierno, en las etapas en las que el Partido Popular asumió la dirección de las áreas, el Partido Socialista ha tenido también etapas de gestión y Coalición Canaria, y la concertación se ha mantenido en los mismos términos.

Que quede claro que apoyamos todas las iniciativas emprendidas por la Consejería de Sanidad de evaluación de los conciertos, exigencia de la misma calidad que en el sector público y actualización de los contratos. Respaldamos que la Audiencia de Cuentas realice, además de los propios servicios de inspección del Servicio Canario de Salud, que nos consta que lo están haciendo, todos los controles necesarios para que las empresas contratadas cumplan estrictamente los servicios concertados y lo hagan con el nivel de calidad exigido.

El Grupo Parlamentario Nacionalista Canario apuesta por una sanidad pública gratuita y universal, pero, señorías, el paciente para nosotros es lo primero, debe ser nuestra prioridad...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño, acabó su tiempo.

Tres minutos, no hay más tiempo. Lo siento. Saben que es lo que aplicamos, señorías. Gracias por la comprensión de todos. Yo sé que todos quieren hablar pero habrá que ajustar tiempos, y me toca a mí, lo siento.

Grupo proponente. Señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta.

Dos consideraciones.

Un tema que yo creo que conllevaría mucho debate el señor consejero lo ha finalizado en cuatro minutos y poco, le han sobrado cinco minutos de su intervención, con una capacidad inmensa de concretar o de concreción pero que a mí no me ha aclarado absolutamente nada. No sé si estaba esperando a que la señora González Taño, con ese dato que no sé de dónde lo saca, porque empecé la intervención además yéndome a datos estadísticos, no inventados, donde la región con mayor porcentaje de centros hospitalarios privados de todo el Estado español, con el 57,9 %, es el archipiélago canario. Eso es un dato objetivo, y decía que no es un dato que invento sino que es del propio Ministerio de Sanidad a través del catálogo anual de hospitales, año 2016. Por lo tanto, yo creo que a esta Cámara hay que venir con datos reales, objetivos y no salir con ese tipo de cuestiones que yo creo que no ayudan a centrar el debate.

Y estamos de acuerdo en lo último que ha dicho, efectivamente, que hay que prestar, los servicios que presta la privada bajo los mismos criterios de calidad, de confort y de seguridad, pero es que eso fue lo que aprobamos en el debate del estado de la nacionalidad y que Coalición Canaria no aprobó, y lo aprobamos el resto de las fuerzas políticas. Bienvenido a ese debate, bienvenido a ese debate. No pasa absolutamente nada, porque yo creo que siempre estamos a tiempo de hacer las cosas.

Yo creo que nunca está de más traer estos debates, señor Román Rodríguez. Considero que es verdad, lo hemos tratado, pero ¿y las respuestas? Cuando las respuestas no se dan, ¿no corresponde a los grupos parlamentarios tomar las iniciativas correspondientes y, por tanto, intentar plasmar, bueno, pues, aquellos avances que susceptiblemente se hayan podido dar por parte de la consejería? A mí no me ha quedado absolutamente nada claro, aparte de que los equipos técnicos que estaban creados, porque cuando se habla, se habla y se dice que todo este tiempo atrás todos los grupos políticos que han tenido responsabilidades en materia sanitaria han actuado de la misma forma, yo niego la mayor. Y el señor consejero ha sido capaz de plantearlo con claridad y ha dicho que efectivamente se crearon grupos técnicos para revisar la concertación, que se estaba dando, y ajustarla a los criterios que hoy la ley nos exige, la ley de contratación del sector público nos exige, para tener las mayores garantías de aquellos conciertos que en algunos casos vienen desde la época preconstitucional. Y estoy seguro de que convendremos todos en esta Cámara en que cualquier ejercicio, por modernizar, actualizar y poner al día, porque así nos lo exige la ley, hombre, pues, es un ejercicio de responsabilidad democrática y de legalidad, básicamente; es decir, no es nada novedoso, no es nada novedoso. Es un ejercicio de transparencia, ¡claro que es un ejercicio de transparencia! A nivel mundial se asume que la transparencia no es solo un ideal al que aspirar en la gestión pública sino un requisito imprescindible para hacer transferencias de capital público a la privada, es decir, si se va a dar dinero a la privada, tiene que haber luz y taquígrafos, pues existe un alto riesgo de que el dinero no sirva a los intereses para los que fue presupuestado y satisfaga más a los inversores que a la población. Por tanto, estamos en la obligación de revisarlos.

Un ejemplo claro de transparencia -lo hemos oído esta mañana y no voy a insistir en ello, señor consejero- con las listas de espera. No sabemos, salvo por ruedas de prensa, cómo son las cifras reales, pero sobre todo cómo se han manejado durante este año 2017 los flujos de pacientes del Servicio Canario de Salud y la sanidad privada en Canarias. Por eso es importante que mensualmente esos datos los pudiésemos manejar.

Canarias es la comunidad con mayor porcentaje de conciertos público-privados en sanidad. La falta de planificación -y ahí estoy de acuerdo con el señor Rodríguez, es verdad-, la falta de planificación hace que se pueda justificar cualquier concierto sanitario. Lo que podría ser una colaboración puntual en momentos de máxima demanda asistencial...; y hemos estado diciendo que es verdad, esa complementariedad es necesaria -lo decía el señor Zacarías, efectivamente-, no negamos esa complementariedad, en los momentos de mayor demanda asistencial. Pero se ha convertido en un flujo continuo de pacientes, también de dinero, desde el sistema público al privado. Invirtiendo en sanidad pública y con una adecuada planificación se fortalecería la sanidad pública, menos dependiente del sector privado. Y en eso totalmente de acuerdo, claro que sí, pero mientras tanto qué hacemos: ¿no tomamos ningún tipo de iniciativa?, ¿no revisamos los conciertos?, ¿no damos carácter por lo menos de resolutividad a aquellos equipos que se han creado al efecto para tomar decisiones que faciliten desde luego adaptarnos a la ley de contratos públicos? Parece razonable que eso lo establezcamos de esta forma.

Porque los sistemas sanitarios privados no han demostrado ser mejores que las apuestas por lo público. No es cierto, ese mantra no es cierto. No existen estudios consistentes que demuestren que la gestión privada sea más eficiente que la pública, ni en Canarias ni en el resto del Estado ni en el resto del mundo. Y, si no, tomemos como referencia Estados Unidos, máximo exponente de esta situación: fundamentalmente tienen sanidad privada y ni mucho menos los resultados son comparables con la sanidad en este país. En Canarias además tenemos ejemplos de todo lo contrario, y me gustaría hacer especial incidencia, señor consejero, en esta materia: el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Doctor Negrín. Sabemos todos que está en manos privadas en un edificio público, en un recinto hospitalario público, por una empresa que además conoce bien el actual consejero. Esto nos cuesta a los canarios y canarias 3 119 000 euros anuales. Tenemos informes que indican que el Hospital Doctor Negrín está en condiciones de recuperar la gestión pública de este servicio con un ahorro anual de casi ochocientos mil euros, concretamente de 785 000 euros. Parece razonable que con un ahorro tan considerable adoptemos, de una vez por todas, una decisión que impida que ese servicio se esté prestando en manos privadas. Es un edificio público de carácter público.

Los canarios y canarias apuestan por una sanidad pública en la que confían como un valor presente y de futuro, pero confían en esa sanidad pública, y estoy convencido de que, en la medida en que seamos capaces de priorizar el gasto y cuando traigamos aquí, a esta Cámara, esa Ley de Crédito Extraordinario y entre todos y todas decidamos cuáles deben ser las prioridades, estoy convencido de que los canarios estarán más convencidos de que la sanidad pública va a cumplir con las expectativas que se han creado sobre ella.

Cuando el volumen de negocio público-privado en sanidad es tan alto como en el caso de Canarias, el riesgo de captura del regulador aumenta. Y esto de "captura del regulador" es aquello de meter el enemigo en casa. El que empezó siendo un supuesto amigo y una posible solución al problema aquí era una posición dominante en connivencia con el poder establecido, dominando amplios sectores de los medios de comunicación y está en condiciones de dictar condiciones e incluso de tumbar gobiernos. Yo creo que alguien seguramente entenderá perfectamente las palabras que estoy aquí expresando.

Por tanto, me parece que es un debate que hay que traerlo a este Parlamento. Es un debate en el que en la primera intervención del consejero yo me he quedado igual, no he tenido ningún tipo de respuesta; que tiene usted una segunda intervención, señor consejero, que tiene una oportunidad magnífica de volver a insistir e incidir en si realmente eso que hemos aprobado aquí entre todos y nos hemos dado entre todos como propuesta de resolución en el debate del estado de la nacionalidad, periodo 2017, si entre todos somos capaces de vertebrar un modelo que apueste y fortalezca lo público, porque se demuestra además técnicamente que es más viable. Garanticemos una sanidad en condiciones y, si tenemos que usar complementariamente la sanidad privada, hagamos que la transparencia en la contratación de los servicios y que esos niveles de confort, de seguridad estén garantizados. Entonces estaremos en el camino acertado. Cuando planifiquemos, como bien se decía, cuando planifiquemos la sanidad y la planifiquemos bajo los criterios objetivos de sanidad pública de calidad y de garantía para el conjunto de la ciudadanía, en ese momento estaremos hablando de que cualquier acuerdo que se establezca legalmente con la sanidad privada no tendrá el marchamo de prioridad como se está estableciendo en estos momentos.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Para concluir esta comparecencia, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Permítanme que les responda por orden.

Señor Ramos, seguro, tranquilícese, no hay que pagar indemnización alguna.

La viabilidad para prestar el servicio exclusivamente con medios públicos a día de hoy no existe, y de ahí la respuesta que le ha oído usted y la aclaración que don Román Rodríguez ha hecho respecto de la estricta necesidad de abordar este problema en otros términos. Desde luego no en términos de arma arrojadiza de unos grupos políticos contra otros. Es decir, la infraestructura asistencial sanitaria de Canarias a día de hoy, pública más privada, no sería capaz de resolver las necesidades de nuestros ciudadanos. ¿Ha quedado claro? Si ustedes tienen informes técnicos que digan lo contrario, les agradecería nos los hiciesen llegar a la consejería, porque somos incapaces de encontrar esa solución que ustedes preconizan.

Le garantizo una cuestión, señor Ramos: el equipo de gobierno de la consejería actual se ha marcado un objetivo, que es tratar de ir resolviendo, en la línea de lo que había empezado el consejero Jesús Morera, los problemas contractuales que existen con conciertos, efectivamente, de los años setenta -yo no tengo constancia de los de los años sesenta, señor Márquez, pero de los años setenta sí-, y esto había iniciado una andadura, que era la media estancia. Era lo que íbamos a aclarar.

Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que ha planteado, señor Rodríguez. Esto solo tiene una posibilidad de abordarse con una mínima proyección de futuro, que es una planificación a medio y largo plazo. Un análisis de la demanda en términos reales que a día de hoy no se conoce.

Mire, señor Márquez, no para de citar las listas de espera. Cuando ustedes quieran, les traeré aquí los gráficos de evolución de los últimos seis meses, analizados semana a semana, para que vea usted el cambio de tendencia y vea usted -y en muchos casos podremos explicárselo y en otros aún no lo sabemos- por qué funcionó aquí y no funcionó aquí el mismo programa y dio resultado, por qué aquí el índice de entradas-salidas de pacientes y de demanda es superior a 1 y, sin embargo, aquí he logrado reducirlo a 0,8, con lo cual estoy en la senda correcta para reducir la lista de espera, etcétera.

Luego, como decía el señor Rodríguez, es imposible abordar este tema sin una planificación a largo plazo contundente que -le digo seriamente-, que contemple las inversiones públicas que queramos hacer en el entorno público y el mantenimiento del entorno privado, señor Ramos, señor Zacarías, para lo que nos pueda interesar: patología menor, situaciones complementarias que no justifiquen el gasto a veces que exigen estructuralmente las grandes infraestructuras sanitarias, donde a veces resolver un linfoma es un coste que no es tolerable asumir en semejante infraestructura.

Dicho esto, señor Fandiño, importantes matices. Hay que tener cuidado cuando se habla de porcentajes, porque fíjese usted si es curioso: los dos años que tienen el menor porcentaje de concertación, que son el año 2009 y el 2010, en términos de centros concertados, que no de concertación... Porque luego encima confundimos esto, es decir, aquí se concierta la hemodiálisis, el transporte, la logopedia, la rehabilitación, etcétera, etcétera, etcétera. Entonces, centrándonos en lo que parece ser que interesa, que son los centros asistenciales concertados, los dos años que curiosamente tienen menor porcentaje de concertación, un 6,99 %, un 7,14 %, respecto del total del presupuesto, son los dos años que, en términos absolutos, se contrató más, es decir, en los que se compraron 184 millones de euros a los centros privados. Ese año fue uno de los años con menor porcentaje. Sin embargo, cuando nos vamos a años de porcentajes realmente elevados, como por ejemplo el 9,5, pues, estamos en niveles de concertación de 165 millones. Luego, cuidado con manejar porcentajes, porque a veces son engañosos, porque, según el presupuesto del que disponemos, el porcentaje puede salirnos mayor o menor. ¿De acuerdo?

Por último, le quiero decir seriamente: yo sí venía hoy dispuesto a hablar detalladamente, y me ofrezco para cualquier otro día, sobre la política de concertación desde un punto de vista integral. Que nosotros lo estamos planteando con las posibilidades que la consejería tiene hoy, a falta de ese proceso de planificación y de proyección futura, y asumiendo las obligaciones que esta Cámara le ha marcado a la consejería. Y por eso, dentro de esas obligaciones, le digo: de acuerdo con el compromiso que este consejero y su equipo asumieron cuando tomaron posesión de este puesto, nosotros resolveremos los problemas contractuales, o trataremos de resolver los problemas contractuales de las concertaciones de media estancia en el presente ejercicio y estamos en este momento, evidentemente los equipos técnicos, que son los que trabajan estas cuestiones, desarrollando las necesidades de concertación en larga estancia y en el entorno sociosanitario. Porque, créame, entre todos es estrictamente necesario vertebrar qué es lo necesario para darles la asistencia a nuestros ciudadanos.

No es cierto, señor Márquez, que se hayan cerrado camas, no es cierto, no se han cerrado camas, por los datos que me constan, porque, como ya es la segunda vez que se lo oigo, he ido a preguntar en la consejería. En esta provincia se han abierto camas públicas en los últimos años, se ha abierto el Hospital del Norte y el del Sur, se han abierto determinadas unidades en la Candelaria. Bueno, yo no lo digo para justificar nada, lo digo porque esas cuestiones hay que hilarlas fino. Mientras que por ejemplo la norma de homologación, cuestión muy importante para garantizar la calidad de la concertación que hace el entorno público, ha cerrado alguna clínica privada, que todos ustedes conocerán, del Puerto de la Cruz, que está convertida en consultas externas. Luego, vamos a ver, no es la historia como a veces la pintamos aquí, bajemos a los datos concretos.

Pero, insisto, en el corto plazo este equipo asume los compromisos que asumió desde el primer día y desde luego quiero solicitarles a todos que hagamos el esfuerzo que su señoría Román Rodríguez nos ha planteado aquí de tratar de plantearnos un reto a medio y largo plazo para tener claramente diseñado el modelo que queremos para esta comunidad autónoma.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, se suspende la sesión hasta mañana a las nueve horas.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y treinta y cuatro minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0610 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre política de conciertos sanitarios.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400