Diario de Sesiones 82/2017, de fecha 12/7/2017 - Punto 1

9L/C-0701 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE REVISIÓN DE LAS LEYES RELACIONADAS CON LA ORDENACIÓN Y LA RENOVACIÓN DEL TURISMO.

La señora PRESIDENTA: Comenzamos, o reanudamos, mejor dicho, con la comparecencia 701, del Grupo Popular, a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre la revisión de las leyes relacionadas con la ordenación y la renovación del turismo.

Para la defensa de esta comparecencia, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Buenos días, señorías. Buenos días, señora presidenta.

Vamos a comenzar en el día de hoy el pleno con una comparecencia solicitada a la consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, la señora Lorenzo, en relación con la normativa de carácter turístico que nos rige en nuestro archipiélago, en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Señora consejera, sabe usted perfectamente que vivimos en una fase expansiva del turismo. Cada vez que salen a la luz nuevas cifras, nuevos datos con relación al turismo en Canarias, son cifras que mejoran los datos anteriores: en número de visitantes, en gasto medio por turista, en ocupación hotelera, etcétera, etcétera. Cifras, sin duda, que permiten ser optimistas en el futuro, ¿no?, de la consolidación, optimistas para la consolidación de nuestro destino turístico en el conjunto europeo, en el conjunto de Europa y también en otros aspectos.

Usted anunció al inicio de su mandato y desde su responsabilidad como consejera que sobre el año 2017 -en el que ya nos encontramos- procedería a modificar la legislación sectorial turística, en materia de turismo, a los nuevos tiempos. Nuevos tiempos que, evidentemente, son diferentes a aquellos en los que en su momento se aprobaron la legislación turística, fundamentalmente la del año 95. Por tanto, vivimos una época turística del siglo XXI y una legislación que lo regula del siglo XX. Y tenemos, señora consejera, que ser diligentes a la hora de adaptar nuestra normativa a las exigencias que los turistas demandan continuamente, nuevas exigencias, y también adaptar nuestra legislación, evidentemente, porque no puede ser de otra manera, a la legislación europea y nacional que además nos reclaman.

Canarias, como usted bien sabe, señora consejera, lamentablemente, en materia turística, se va ordenando no gracias a la actividad parlamentaria, desde el punto de vista legislativo, no gracias a la actividad del propio Gobierno, sino gracias a la actividad de los tribunales de justicia que, varapalo tras varapalo, ponen a la Comunidad Autónoma de Canarias en su sitio. Un día fue la prohibición de la construcción de hoteles de categorías inferiores a cinco estrellas, otro día fue la figura administrativa de la autorización previa, otro día fueron las indemnizaciones a la moratoria turística, otro día es el alquiler vacacional, otro día son los planes de modernización que, uno tras otro, van cayendo en virtud, en fin, de decisiones jurisdiccionales. Materias todas recurridas, en fin, por interesados que no dejan en absoluto en buen lugar al Gobierno de Canarias.

Lo único que pretendemos por parte suya es, en fin, que tome una actitud activa ante todos estos problemas. No nos vale el estudiar, el recurrir o el esperar, sino que queremos una actitud activa del Gobierno de Canarias sin que tire usted el balón hacia adelante para ganar tiempo.

Y por tanto, con esta comparecencia lo que pretendemos, señora Lorenzo, es saber si se está haciendo algo por parte de su departamento, que, en definitiva, es el responsable, constitucionalmente, de la ordenación del turismo y de la regulación del turismo en Canarias.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Turno ahora para la consejera.

(Rumores en la sala).

Señorías...

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Buenos días...

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señora consejera. Señorías, por favor, son tan amables...

Cuando quiera, consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Gracias, presidenta. Buenos días a todas y a todos.

Señoras y señores diputados, resumir la actividad desarrollada por la Consejería de Turismo de cara a la ordenación y renovación del sector de Canarias es mucho más que hacer referencia al desarrollo de una sola ley o un decreto, ya que en el ámbito turístico son muchos los aspectos que confluyen y no todos son competencia estricta de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes.

El sector turístico tiene una gran importancia económica, social, cultural, medioambiental, estratégica en Canarias; su excepcional dinamismo genera continuas oportunidades para Canarias, pero también presenta amenazas, desde las que se derivan de la propia existencia de destinos que son nuestros competidores directos hasta las que hacen referencia a situaciones sociopolíticas de alcance global. La única forma de afrontarlas es responder con dinamismo y capacidad de innovación ante los nuevos retos que permanentemente se van produciendo; pero para fomentar sistemas dinámicos la normativa debe asumir valores como la simplificación y la racionalización, de forma que no se convierta en un freno a la actividad y a las iniciativas de los agentes públicos y privados del sector.

Ese fomento es fundamental en la materia sobre la que ahora tratamos: la de la ordenación y la renovación del turismo. La consejería que dirijo se ha fijado unas prioridades claras en este ámbito, conscientes de que el cuerpo normativo del sector turístico está en la actualidad muy disperso, manifestándose muchas veces complejo, redundante y, en ocasiones, contradictorio.

Cuando accedió al Gobierno el actual equipo de trabajo, planteamos una serie de retos muy específicos sobre los que hemos ido trabajando y que parten de esa necesidad de simplificación y racionalización normativa. En este contexto, parece adecuado asumir el análisis, la propuesta de simplificación normativa y la consecuente redacción de una nueva ley general de turismo en Canarias; pero para ello deben fijarse previamente los objetivos de política turística canaria mediante una planificación estratégica que he podido mencionar aquí en varias ocasiones. Por tanto, creemos que primero debe ir la elaboración del plan estratégico y después el anteproyecto de ley general de turismo de Canarias.

En relación con el plan estratégico, se acaba de hacer una llamada a la colaboración y a la participación ciudadana a través del proceso de consulta pública tras su publicación en el portal de transparencia del Gobierno, que ya finalizó este trámite, digamos, de consulta pública previo a la licitación del plan estratégico de Canarias. Es una consulta que no era obligatoria, pero queríamos dárselo a la sociedad a participar antes de la elaboración del plan estratégico para que se hicieran aportaciones. Ya están elaborados los pliegos, preparados los pliegos, para la licitación de la elaboración del plan estratégico, por tanto, en este mes de julio o en agosto saldrá a publicidad la licitación del plan estratégico.

Desde el punto de vista formal, el resultado final será un documento que contenga un sistema integrado de decisiones concretadas en un conjunto de planes, programas y acciones coordinadas explícitas y públicas, destinadas a alcanzar los objetivos que se establezcan sujetos a análisis y control. El resultado persigue conseguir un mejor conocimiento y una mejor relación de nuestra sociedad con el turismo, la mejora de los procesos de coordinación interadministrativa, de interrelación de las iniciativas públicas y privadas y, especialmente, de participación en la definición y puesta en marcha de las políticas públicas de Canarias.

El objetivo del plan estratégico es, por tanto, lograr que se conjugue la participación social de la Administración pública canaria, de los agentes del sector turístico, de los sectores económicos y sociales, de nuestros centros de investigación y del conjunto de nuestra sociedad, concretado todo ello en esa fase de consulta, como digo, pública previa, pero que a continuación, en cuanto finalice la licitación, ya participarán toda la sociedad y todos los agentes para elaborar el plan estratégico, que será necesario y es el preámbulo necesario para definir modelo turístico hacia el que queremos avanzar y, a partir de ahí, plasmar esas decisiones en esa ley general del turismo, de ordenación general del turismo.

Bueno, además de la ley general de turismo, la Ley 2/2013, de Renovación y Modernización, a la que hace referencia el señor diputado, el conjunto normativo, digamos, de la comunidad autónoma en materia de turismo cuenta con numerosos decretos. Como decíamos, la normativa está bastante dispersa, pero, bueno, es la que tenemos y es la que voy a citar en qué situación está el resto del conjunto de normas que regula la actividad turística en el archipiélago.

En relación con el decreto de la vivienda vacacional, tendremos ocasión después de verlo en una comparecencia, por tanto, no voy a hacer referencia al mismo.

En cuanto al decreto de la restauración. Como saben, nos propusimos modificar los diferentes decretos que regulan la actividad, cada uno de ellos en su ámbito. En cuanto al decreto de la restauración, pues lo tenemos bastante avanzado, hemos mantenido diversas reuniones, pues, con los representantes del sector de la restauración; no solo reuniones de la Consejería de Turismo, sino también con la de Presidencia, porque hay normativa que viene de Presidencia, como la ley de espectáculos y actividades clasificadas, que también afecta a esas actividades. Y estamos trabajando conjuntamente, como digo, con el sector de bares, restaurantes, cafeterías y los responsables de la Consejería de Presidencia y la nuestra en el análisis y la revisión y la posible derogación de parte del Decreto por el que se regula la actividad turística de restauración y los establecimientos donde se desarrolla.

Nos encontramos pendientes de los informes jurídicos oportunos que determinen cuáles son los artículos de dicho texto legal que no son redundantes con otras normativas. Entendemos que se puede simplificar este decreto y en una parte desregular, porque está contemplado en otras normativas y, además, hay exigencias que hoy en día no se sostienen o no son necesarias, y sin embargo habrá otras que añadir, por tanto lo tenemos bastante avanzado el trabajo.

El conjunto de normativas que existen en la actualidad garantiza los deberes y protege los derechos de ambas partes, dado ese solapamiento de la reglamentación del que antes hablábamos. Un tercer aspecto... Otro aspecto a tener en cuenta en el conjunto del proceso de ordenación y renovación ya fue objeto de una comparecencia mía, en aquel momento, en la comisión, a petición del propio Partido Popular, en la que hablábamos en aquella ocasión de los criterios de calidad y ecoeficiencia previstos en la Ley de Renovación y Modernización Turística. En dicha comisión recordamos como el objeto de la citada norma es impulsar la renovación y modernización de urbanizaciones, núcleos e instalaciones turísticas obsoletas, así como la de productos turísticos mediante la diversificación de su oferta y la especialización de usos, modulando el crecimiento de la planta turística y, asimismo, regulando el régimen de autorizaciones administrativas de los establecimientos turísticos en la normativa aplicable a la ordenación de los diferentes productos.

Con este fin y como en otros aspectos normativos, la consejería solicitó unos estudios. En este caso, fue a Deloitte -lo recordarán- el estudio comparativo de las diferentes normativas que existen a nivel internacional y que recogen los criterios de calidad y ecoeficiencia a la hora de modular la construcción de alojamientos turísticos. En el momento en que realizamos el estudio, vimos que realmente la mayoría de los requisitos a exigir ya los contemplan otras normas de la comunidad, como el Código de la Edificación y temas de energía, digamos, de ahorro energético, etcétera, que deben de cumplir las edificaciones. Vimos que, realmente, en cuanto a la parte medioambiental, estrictamente..., es decir, sostenibilidad medioambiental ya prácticamente todos esos requisitos, como digo, están recogidos en otras normativas y vimos la posibilidad de incorporar, digamos, criterios de sostenibilidad en los otros ámbitos: social y económico, es decir, que contribuya más a la sostenibilidad de Canarias, de la economía de Canarias, al entorno. Y por tanto, ya entrarían criterios más subjetivos, más de calidad del servicio, etcétera, y son los que estamos valorando para incluirlos, pero hemos estimado que sería conveniente incluirlos, esos requisitos, conjuntamente con la modificación del Decreto por el que se aprueba el Reglamento de la actividad turística de alojamiento. Es decir, en la revisión del decreto de estándares es donde incluiríamos esos requisitos que entendemos..., bueno, que nos mandata la Ley 2/2013, de Ordenación y Renovación del Turismo, de desarrollar este reglamento que especifique esos criterios para la nueva construcción en términos de sostenibilidad medioambiental, y también añadiremos nosotros económica y social. Como digo, lo hemos emplazado a la regulación de modificación del Reglamento de la actividad turística de alojamiento.

Por otro lado, recordarles que también tenemos muy avanzado -que, en este caso, es el que más avanzado tenemos- el régimen jurídico del turismo activo. Este proyecto de decreto ya pasó la fase de información pública, en este momento, los técnicos de la Dirección General de Ordenación Turística están respondiendo en torno a una centena de alegaciones presentadas al mismo por la sociedad. A la par, se ha procedido a una modificación puntual sobre la normativa de guías de turismo para saber si es necesario proceder a una modificación más de fondo, tenemos que esperar a que el Gobierno español haga la trasposición de una directiva sobre oficios, que no afectará de manera exclusiva al sector turístico, pero que puede que afecte al oficio de guía. El plazo para dicha trasposición termina en el 2018, pero aún, como digo, el Estado no ha traspuesto, por tanto, tenemos que esperar a ese momento para incorporar las modificaciones a nuestra normativa.

Por último, recordar que, en esta labor de ordenación y renovación del turismo, hemos procedido a la...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo, señora consejera.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Desde que nuestro modelo económico cambió, lo que ha predominado en materia turística, pues, ha sido la improvisación, cuando realmente ya tendríamos que tener claro qué camino queremos seguir y hasta dónde queremos ir. Por lo menos desde nuestro grupo, nosotros vemos que usted tiene esa intención, que quiere marcarse un rumbo y seguir ese camino, otra cosa ya luego son los obstáculos que se va encontrando por el camino.

Creemos que es importante que se respete el modelo turístico que cada isla quiere desarrollar y eso, claro, toda la normativa lo tiene que tener en cuenta. La realidad es que somos ocho islas diferentes, ocho islas con un desarrollo turístico diferente, con singularidades que las distinguen a unas de otras y, por lo tanto, nadie mejor que las administraciones locales y las administraciones insulares para saber cuál es el modelo más adecuado para su territorio.

Un modelo que, por supuesto, respete el medioambiente y apueste por la sostenibilidad. No podemos tener una norma que ignore las diferencias y las singularidades de nuestro archipiélago. La realidad es que existen diferencias hasta en el tipo de visitantes que tenemos y un ejemplo claro es que el turismo británico, el predominante en las islas Canarias, prácticamente tiene un peso minoritario en lo que es el turismo de la isla de La Gomera.

Realmente, que lleguen diez turistas rusos al año a la isla de La Gomera o quince italianos o tres turistas australianos no significa que esté consolidado ese mercado en la isla. Y ahí es donde tiene que trabajar también su consejería, porque la realidad es que para estos turoperadores islas como El Hierro o La Gomera no son rentables.

Bueno, también tenemos que plantearnos si realmente, pues, nuestras leyes y normativas protegen a los hoteleros. Y no me estoy refiriendo a las grandes empresas hoteleras, sino a las pymes, que son las que realmente tributan en España y las que realmente crean puestos de trabajo estables y de calidad.

Vemos acertado también que se puedan realizar nueva construcción de hoteles inferiores a cinco estrellas de calidad porque creemos que estos hoteles realmente son más sostenibles, son los que menos recursos consumen y no están dirigidos a lo que es un turismo de masas. También tenemos que plantearnos, en este tema de sostenibilidad, cuántos turistas somos capaces de soportar en nuestro territorio.

Importantísimos también los planes para la modernización y mejora de las infraestructuras turísticas, que deben ser una prioridad sobre las nuevas construcciones. Y, por supuesto, la ley de las islas verdes, que es importantísima para el desarrollo de La Palma, La Gomera y El Hierro. Y sobre todo en la isla de La Gomera: queremos dejar de ser un parque temático y que podamos tener un desarrollo turístico para que nuestros...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señorías, señora consejera.

El turismo es el sector clave de la economía, es profundamente dinámico. Las cosas van razonablemente bien, no porque aquí el Gobierno haya actuado sino porque van bien en todos los lugares. Cierto es que luego hay perversiones de este modelo desregulado, pero es cierto que si uno quiere interpretar y actuar y ejercer el autogobierno en la materia tiene que legislar y tiene que desarrollar las competencias, y esto no lo hemos hecho. Y es evidente: si usted no actúa sobre una realidad dinámica y con su propia lógica, esa dinámica y esa lógica se impone. Y luego es muy difícil revisar los efectos negativos o perversos de esa dinámica. Muy difícil porque se consolidad y porque hace difícil la marcha atrás de realidades que van generando de facto intereses difíciles de desandar.

Yo creo que el Gobierno, en este y en otros ámbitos legislativos, no está cumpliendo. Ustedes prometieron en su agenda legislativa cuarenta leyes, cuarenta; ¿sabe cuántas han llegado a este Parlamento y se han aprobado? Una, una, de cuarenta, y se les pasó la mitad del tiempo, porque la legislatura dura cuatro años y pasaron más de dos. Ahora el tiempo, como decía ayer, corre p'atrás. De manera que en esta área no cumplieron, tampoco en cultura, tampoco... En fin, en ninguna, de cuarenta normas prometidas, una a dos años.

Y luego hay cosas, como las que usted comenta -luego hablaremos del turismo vacacional- donde la inacción va a tener consecuencias irreversibles, porque la realidad, insisto, hay que actuar sobre ella, hay que interpretarla para que no se consolide.

Recordaba usted el reglamento famoso de la edificabilidad, ecoeficiencia, aquella maravilla que ponían aquí como la solución para la calidad y que algunos decíamos que era imposible incorporar nuevos criterios de ecoeficiencia, de edificabilidad y que, en todo caso, tocaba retocar el decreto de estándares. Pues mire usted, se han gastado los cuartos, hemos perdido dos o tres años, y lo dijimos los portavoces de la Oposición aquí: ¿ pa' qué necesitaba usted consultoras si solo hay que leerse la normativa para concluir que aquello no funcionaba? Los que tienen memoria y estaban recordarán que esto lo dijimos: no existe posibilidad de nuevos criterios de ecoeficiencia, de edificabilidad, etcétera, etcétera, y después de tres años nos cuentan lo mismo, se gastan los cuartos y hemos perdido el tiempo.

Bueno, yo creo que el Gobierno en esto no está cumpliendo, las cosas que van bien no dependen de ustedes, que ya lo he dicho reiteradamente, y luego tendremos la oportunidad de aterrizar en uno de los problemas serios que tiene el sistema turístico, donde ustedes tampoco han desempeñado las competencias que tienen, que es en el famoso turismo vacacional.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Buenos días a todas y a todos. Señora consejera. Señor Clavijo, es una sorpresa verle por aquí en el pleno.

Miren, señor Jorge, cuando es usted el que pregunta por la revisión de las leyes de ordenación y renovación del turismo, nos tenemos que echar a temblar. No hace mucho tiempo que un compañero suyo presentó en esta Cámara una PNL que solicitaba sin ambages, de forma muy clarita, que se pudieran hacer nuevas construcciones turísticas donde se quisiera y como se quisiera; y, además, sin ninguna exigencia de calidad ni de impedimento administrativo.

Ya desde aquel momento nos escandalizó esa moción del PP: pedir sin pudor ninguno que haya barra libre para construcciones turísticas con todas las camas que quieran, y además sin control de ecoeficiencia, excelencia, ni de estándares de ningún tipo. Da igual, para ustedes, que sean urbanizaciones feas, impactantes, insostenibles o de mala calidad. Sí, eso ocurrió aquí en esta Cámara y si no lo podemos recordar luego tranquilamente (ante gestos del señor Jorge Blanco desde su escaño).

Miren, desde luego, hace falta estar muy seguros de sí mismos para pedir tal barbaridad. El neoliberalismo y el capitalismo de amiguetes campan libremente y sin tapujos en Canarias. Aunque eso suponga destrozar y vender nuestra tierra. Aunque eso suponga traer inversiones que se llevan íntegros los beneficios fuera de aquí, dejándonos miseria, descapitalización de nuestro patrimonio natural y cultural, más desigualdad y más deterioro ambiental. Eso es lo que ustedes entienden por desarrollo socioeconómico para Canarias: aumentar el patrimonio particular de los inversores más poderosos y dar un escuálido y pírrico empleo para mantenimiento de pobres y dejar nuestra tierra cada vez en peor estado y con peores posibilidades de salir adelante en un futuro.

Entiendo que para ustedes este sea el momento de pedirlo. Ya se aprobó la ley de barra libre del turismo insostenible para las islas verdes, ya se aprobó la Ley del Suelo para toda Canarias, que permite construcciones turísticas al margen de planificación territorial, y ahora para rematar la jugada ya solo les falta que eliminen las trabas sectoriales y la exigencia de ecoeficiencia y excelencia.

Ustedes piden todo lo contrario a lo que pide el turismo a nivel mundial: la senda de la sostenibilidad. Y no solo es una cuestión de crisis ecológica, es una cuestión demostrada que es necesaria para aumentar la competitividad de las empresas y ser rentables en un mundo globalizado. Escuchen a la Organización Mundial del Turismo y cumplan con la carta de turismo sostenible de Naciones Unidas. Ese es el camino y estamos hartas de pedir...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Delgado.

Grupo Socialista, señor Cabrera.

Disculpe, señora Delgado, si es tan amable, por favor, para que pueda empezar la señora diputada Cabrera, se lo agradezco (dirigiéndose a la señora Delgado Luzardo, quien habla con el señor Jorge Blanco al regresar a su escaño).

Señora Cabrera, cuando quiera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

Todos hemos sido conscientes de que el control de la planta alojativa turística ha pasado por diversas fases. En un principio, de masivo crecimiento; posteriormente, una segunda etapa en la que primó el consenso político de ponerle coto a ese crecimiento y que culminó con la aprobación de la moratoria turística en 2001 y la Ley de Directrices en 2003. Es a partir de aquí cuando se hace patente la necesidad de reforzar la competitividad de nuestro sector, apostando por la renovación de la planta alojativa.

Fruto de ese proceso, el Gobierno trajo la pasada legislatura la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias, con la que se pretendía compaginar los objetivos de sostenibilidad territorial y medioambiental con el impulso a la renovación y a la captación de inversiones para generar actividad económica y empleo. Sin embargo, ninguna norma ha sido perfecta en su aplicación práctica hasta obtener la totalidad de objetivos perseguidos y evitar los resultados indeseados, lo que viene a evidenciar la complejidad de incorporar en una norma el equilibrio ideal entre sostenibilidad e impulso de la competitividad.

El análisis de la sostenibilidad debe abarcar todos los ámbitos de la misma, es decir, el impacto ambiental, social y económico de la actividad turística sobre un destino. La sostenibilidad ha sido hasta el momento un concepto abstracto, pero debemos ser conscientes de que sin esa sostenibilidad la industria turística no será competitiva y sin competitividad no tenemos futuro. Hay que avanzar en cuantificación y objetivación de esos indicadores que nos permitan evaluar la sostenibilidad de cada destino porque, de otra forma, no habrá camino para mejorar y evitar los efectos indeseables del turismo.

Señora consejera, hay que empezar a tomar decisiones reales y palpables. La realidad es que se necesita del esfuerzo y la voluntad de las instituciones para avanzar en esa regulación. Es fundamental, por supuesto, contar con los adecuados instrumentos jurídicos, técnicos y económicos, pero insisto: sin la voluntad política es imposible alcanzar la meta.

Nada más, muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Cabrera.

Turno ahora el Grupo Nacionalista. Señora Calero.

La señora CALERO SAAVEDRA: Gracias, presidenta. Buenos días.

Mucha expectación y preocupación generada en torno a la actualización y el desarrollo de la normativa turística, como no podía ser de otra manera, al tratarse de nuestra principal actividad económica.

Supongo que todos coincidimos en su importancia en que hay que tener especial en cuenta la Ley del Suelo, los límites y características de cada isla, cómo afecta el entorno social y los criterios de calidad que se aconseje imponer sobre la actividad turística. Y yo voy a introducir otra variable: la claridad; y permítanme volver a hacer un amplio recorrido por estos últimos veinte años.

Miren, desde la Ley del Turismo del 95, que indicaba que fuesen los planes insulares los que regulasen el turismo; luego vino en 2001 la moratoria; 2003 directrices y moratoria más ampliada; 2009 ley de medidas urgentes, menos directrices y con moratoria; luego la Ley 2/2013, de Renovación y Modernización Turística, ahí se cambia esa moratoria por un modelo de desarrollo, la limitación no es temporal sino con otros criterios: muchas menos directrices e incentivos para lograr la renovación de nuestra planta obsoleta, que era el principal gran problema en un destino maduro como el nuestro; y finalmente la Ley 9/2015, que introduce aclaraciones y matizaciones en la 2/2013 y mejora los incentivos.

Desde 2003 hasta la actualidad nos hemos visto conviviendo con un entramado legal de carácter bastante estricto, y no pongo en duda que en ese momento fuera necesario, pero que realmente ha posibilitado un escaso desarrollo turístico. Los resultados quizás no han sido los esperados, y hay que reconocer que esa normativa tiene deficiencias, hay aspectos sobrerregulados, vacíos legales y hasta contradicciones, y por ello hay que revisarla y actualizarla de manera urgente. Pero también hay que reconocer que esas normas dictadas han sido necesarias y buenas en determinados momentos, han servido para parar ante dudas, reconducir y hasta mejorar el panorama que se avecinaba en Canarias. Porque Canarias carece de una clara y concreta planificación turística adaptada al gran dinamismo que ha hecho cambiar totalmente al sector y la necesita con urgencia, consejera. Y esta carencia se reconoce incluso en la exposición de motivos de algunas leyes, donde reiteradamente se alude a frases como "debemos darnos tiempo para planificar y estudiar el desarrollo turístico". No lo ha habido, al menos en el planeamiento, dejando claro un modelo, un producto y una estrategia; se ha regulado en negativo, por decirlo de alguna manera, pero no extraña que haya sido así con el desarrollismo mal hecho que hemos podido vivir en algunos momentos, sin estudiar límites ni ninguna clase de modelo.

En definitiva consejera, de lo que se trata es de aportar claridad administrativa y legal en torno a un modelo de actividad que respete las singularidades locales, defina estándares de calidad con los que debemos trabajar evitando contradicciones, porque esa sería también la mejor forma de evitar el enredo judicial que suele abducir al sector. Para poder avanzar y avanzar bien es imprescindible contar con un marco legislativo actualizado, pero sobre todo con herramientas ágiles y simplificadoras de ese procedimiento administrativo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Calero.

Turno ahora para el grupo proponente. Señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señora presidenta.

Señora Delgado, demuestra usted un desconocimiento profundo de lo que opina el Partido Popular en relación con la actividad turística. En cierta parte, es lógico: usted no pertenece al Partido Popular, es de Podemos, del partido..., en fin, no sé si de Podemos o de las confluencias de Podemos, alguna de ellas. Pero, en cualquier caso, yo me ofrezco, en dos tardes..., a usted, en fin, le explico cuál es la propuesta del Partido Popular, que seguro la va entender y seguro que no la va a apoyar.

Señora consejera, es evidente que no coincidimos prácticamente en nada en relación con cuáles son las prioridades que el Gobierno de Canarias tiene en materia turística y cuáles son las prioridades que el Partido Popular tiene en materia turística. Mire, usted lo que quiere es poner cada día, cada vez más pegas a la actividad turística; nosotros lo que queremos es quitarlas. Usted lo que quiere es seguir insistiendo en mantener la ilegalidad en la normativa canaria en materia turística; y nosotros, el Partido Popular lo que quiere es adaptar la ley al cumplimiento de las obligaciones que nos marca la Unión Europea y el Estado en materia turística, fundamentalmente, en materia de liberalización de servicios. Ustedes quieren seguir actuando en desacato ante las decisiones de los tribunales de justicia. Eso es lo que quiere usted y aquí nos lo ha dicho en la tribuna; y nosotros lo que queremos es cumplir con las sentencias que los tribunales de justicia de Canarias realizan con relación a la actividad turística en Canarias. Por tanto, no tenemos la misma visión, señora consejera, y, lamentablemente, hemos perdido el rumbo y dos años sin coger el toro por los cuernos, sino dar una patada hacia adelante sin tomar ninguna decisión. Eso es lo que ha hecho usted en estos dos años.

Y para no marear la perdiz, señora Lorenzo, señor presidente, señores y señorías, señores consejeros y señorías, me quiero detener en varios aspectos, varios aspectos que nosotros consideramos claves para la reforma de la actividad turística y de la legislación turística en Canarias.

Primero: planes de modernización. Es verdad que yo fui crítico y mi grupo fue crítico a la hora de instaurar esta nueva figura de los planes de modernización en Canarias porque creíamos en su momento que, dándoles carácter ejecutivo a otras figuras de planeamiento, como los planes especiales turísticos, pues, hubiera sido suficiente. Es verdad que en aquel momento me equivoqué y creo, de verdad, estoy convencido de que los planes de modernización son una buena herramienta en la legislación porque permiten de manera ágil, de manera dinámica, de manera sencilla renovar fundamentalmente los espacios turísticos hoy obsoletos, degradados, le dan mucha flexibilidad al sistema y por tanto son una apuesta -creo yo- importante.

Pero es verdad que hay dos puntos negros en relación con los planes de modernización que empañan todo este trabajo o toda esta actividad. En primer lugar, los varapalos jurídicos que permanentemente están teniendo los planes de modernización y, en segundo lugar, e importantísimo, la exclusividad en su redacción y en su aprobación por parte del Gobierno.

¿Por qué el empeño del Gobierno de Canarias en seguir insistiendo en mantener la redacción y la aprobación de los planes de modernización y mejora? Siendo instrumentos sencillos y rápidos, deberían estar en manos ya de los ayuntamientos y de los cabildos. También, no quiero decir que el Gobierno no los pueda realizar. Y no solo de iniciativa pública, sino también podemos, en fin, acordar la posibilidad de que la tramitación de los planes de modernización -evidentemente con una aprobación final por parte de la Administración pública competente- de la iniciativa privada. Nada impide que particulares, que varios particulares, puedan confluir y ponerse de acuerdo en redactar un plan de modernización, trasladarlo al ayuntamiento respectivo y, a través de información pública y alegaciones correspondientes, someterlo a la aprobación final de los plenos de los ayuntamientos. No tiene ningún sentido que, teniendo lo que tenemos en la Ley del Suelo, donde se ha trasladado la aprobación final de los planes generales de ordenación, que es el instrumento máximo de un municipio, en favor de los ayuntamientos, los planes de modernización, que son sectoriales para espacios determinados, no los hagan también los ayuntamientos. Primera cuestión.

Segunda cuestión: la autorización previa. Sabe usted que es una batalla que nosotros tenemos y que ustedes siguen empeñados en mantener: la exigencia de la autorización previa para abrir un establecimiento turístico en alguna de las islas de Canarias. Figura que ya los tribunales de justicia han anulado y que siguen ustedes empeñados en mantener en la legislación. Y creo de verdad que esto es, en fin, una iniciativa burda e inútil, tratando de seguir controlando por parte del Gobierno, vía administrativa, el negocio turístico en Canarias.

¿Me puede usted decir, subir a esta tribuna después y decir, qué valor añadido otorga una autorización previa cuando ya la licencia municipal otorga o vigila o controla todo lo que la autorización previa hace por parte de los cabildos? ¿Por qué esa doble autorización: la del cabildo, que vigila y controla el proyecto, y después la del ayuntamiento, que vigila y controla el proyecto? ¿Sirve para algo esa doble exigencia? ¿De verdad está usted convencida de que esta es una figura imprescindible en nuestro desarrollo sostenible o su no desaparición obedece a la indolencia política de traer a este Parlamento un proyecto de ley para suprimirla?

Tercera cuestión: requisitos nuevos para la construcción de complejos hoteleros, que ya el señor Rodríguez, el señor portavoz de Nueva Canarias, los dijo. La Ley 9/2015, de modificación de la Ley de Renovación Turística, se inventa, ex novo, en su artículo primero, que para construir hoteles de menos de cinco estrellas hacen falta requisitos de ecoeficiencia y de calidad edificatoria del servicio ofrecido. En fin, es una retahíla que me ahorro relatar. Son palabras tan grandilocuentes y bonitas como inútiles, señora consejera. Paradójicamente, como dije antes, a los hoteles de cinco estrellas no se les exige, pero a los hoteles de menos de cinco estrellas sí se les exige.

Mire, el Comité de Expertos para la Reforma de las Administraciones Públicas, un comité que se creó por parte del anterior Gobierno, tiene en su informe cuestiones bastante interesantes que merecería la pena recuperar. En la página 49, en el punto 4.7 -lo digo para que usted lo sepa exactamente donde está-, dice: "Ajustar el proyecto edificatorio de los establecimientos turísticos al contenido de la normativa estatal del Código Técnico de la Edificación, evitando añadir en los instrumentos y normas [...] requisitos edificatorios adicionales que, de existir, deberían ser suprimidos". Y en el punto 4.8: "Reconsiderar los estándares arquitectónicos conforme a los cuales se fija la modalidad y categoría de cada establecimiento, reduciendo los requisitos de equipamiento mínimo", dejando al proyectista y al promotor la decisión sobre las características del establecimiento en función de su modelo de negocio.

Yo, en fin, añado también -me imagino que usted también lo ha leído- el informe, el segundo informe del Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico, el Catpe, sobre la competitividad turística, en el que viene a decir, precisamente, respecto a la gestión ambiental de los complejos: que "no es un extra" en estos momentos, sino que está plenamente integrada en la gestión hotelera, por responsabilidad corporativa, por economía, por ahorro y por marketing medioambiental, que aportan, sin duda alguna, ventajas competitivas a los hoteles.

Otro tema, que nunca hemos hablado en el Parlamento, que quizás algo menor, pero que también es importante, una demanda que llevan mucho tiempo los cabildos insulares pidiendo: ¿por qué se traspasan o se traspasaron a los cabildos insulares las facultades de promoción turística y de policía de turismo, excepto la inspección y las sanciones? ¿Por qué se les obliga a los cabildos a realizar la policía turística, la inspección turística, la investigación turística, en fin, todas las actividades que la policía turística, de turismo, lleva a cabo, y en cambio se les quita la facultad de, en virtud de esa actividad, poder inspeccionar y sancionar? No tiene ningún sentido en la búsqueda de una Administración única, en la que una sola administración pueda ejercer las completas actividades que una competencia otorga. Por tanto, otra de las cosas que nosotros estamos de acuerdo en transferir a los cabildos insulares y que le pido a su Gobierno que lo haga.

Siguiente punto: incentivos, evaluación y análisis. Es verdad que se hizo una primera evaluación y en eso ha quedado, no hay nada más. ¿Se siguen evaluando los incentivos turísticos? ¿Qué efectividad ha tenido el llamado banco de camas turísticas, señora consejera, la exigencia de inversión mínima por plaza renovada...?

La señora PRESIDENTA: Señor Jorge, un minuto más.

El señor JORGE BLANCO: ¿Esa que, en fin, se pretende controlar en relación con los proyectos presentados?

Mire, he pedido preguntas, una pregunta por escrito al Gobierno: en El Hierro, cero incentivos de camas adicionales; en La Gomera, cero; en La Palma, cero; en Tenerife, cero; en Lanzarote, cero y en Fuerteventura, cero. Y en Gran Canaria existen plazas adicionales -datos dados por usted-, 1200 plazas, pero todas ellas aún pendientes de materializar. Estos datos, señora consejera, son absolutamente demoledores.

Y finalmente, con esto termino porque no me da más tiempo, se quitó del día, señora consejera, un proyecto de ley para derogar el punto c) del artículo 4 de la Ley de Renovación. No sabemos los motivos por los que se quitó y menos aun los motivos por los que no se ha vuelto a traer a esta Cámara, a este Pleno, para aprobarlo de manera definitiva.

Gracias, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Para cerrar esta comparecencia, el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Gracias, presidenta.

Bueno, con respecto a la situación económica de Canarias y la situación del turismo, como citaba el señor Román, discrepo con su forma de expresarlo, en el sentido de que no son absolutamente exclusivos los méritos ajenos, sino que se está realizando un trabajo desde todas las instituciones insulares, desde el Gobierno de Canarias para mejorar el destino turístico. Por un lado, desde el punto de vista de la promoción turística, se están invirtiendo muchísimos recursos en estar adaptados completamente a esta nueva era digital, a esta irrupción digital y nueva forma de comercializar, nueva forma de promocionar, más personalizada, más especializada. Por eso se hace toda la investigación de mercados que se hace, utilizando big data y, como digo, toda la tecnología al alcance.

Y prueba de ello es, pues, la cantidad de premios que nos han otorgado en la gestión de la promoción turística en su conjunto y, concretamente, por ejemplo, en cuanto a la conectividad aérea, que es uno, digamos, de los logros de Canarias en los que ha avanzado muchísimo y de los que nos va a garantizar una mejor sostenibilidad del destino. Hemos sido el primer destino europeo en captación de nuevas rutas aéreas, más de 170 nuevas rutas en el último año; primer destino europeo, como digo, en la feria de rutas más importantes de vuelos en Europa, y ahora nos presentaremos a la feria mundial, porque Canarias lleva un camino andado importante gracias al instrumento que ha conseguido este Gobierno en la etapa anterior, pero que estamos gestionando su renovación: el Fondo de Desarrollo de Vuelos, que incentiva rutas aéreas.

Por decir algo en el tema de promoción turística, hemos avanzado en renovación, hemos impulsado los planes de modernización y mejora y han sido un instrumento necesario y, se ha visto, efectivo para la renovación inmediata de los destinos turísticos. Y prueba de ello es, por ejemplo, Puerto de la Cruz, un destino pionero en el turismo, cómo ha conseguido reposicionar el destino, mejorarlo, incrementar precios, subir la ocupación...; como ejemplo, digo, de la utilidad de los planes de modernización y mejora que este Gobierno ha impulsado. Lo inició la legislatura anterior, pero este Gobierno ha seguido apoyando y ha impulsado y ha puesto más medios para facilitarlo.

En cuestión de inversión, de renovación, no tengo ocasión hoy de hablar del Pitcan, pero lo va a presentar el presidente Fernando Clavijo el próximo viernes, el Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias, del que ayer les avancé algo. Una planificación, 632 infraestructuras que se han censado, priorizadas en función de si tienen proyecto, suelos disponibles, cooperación interadministrativa, es decir, que son posibles de ejecutar inmediatamente. Esas 632 infraestructuras, que hemos obtenido tras un trabajo con los cabildos insulares, con la Fecam, con distintas instituciones, patronales, sector, para alinear los productos turísticos, las inversiones turísticas y la estrategia, digamos, de la política pública de inversión en renovación y en infraestructuras turísticas.

Como digo, mucho se ha avanzado, aunque también, por supuesto, el contexto internacional ha favorecido una mayor afluencia de turistas a toda España, a toda Canarias, pero, bueno, también tienen otros destinos donde elegir y nos han elegido a nosotros, como digo, porque seguimos teniendo muchas fortalezas y se sigue trabajando para mejorar el destino para seguir siendo competitivos.

En este contexto económico, por supuesto que no nos hemos quedado parados, y en cuanto a normativa, que es lo que hoy nos ha traído aquí en esta comparecencia, como les decía en mi primera intervención, para poder afrontar un cambio de la Ley de Ordenación del Turismo, de las leyes principales del turismo, como decía, creíamos necesaria esa reflexión sobre el modelo turístico, ese acuerdo, ese consenso necesario entre todas las partes implicadas a través de este plan estratégico, que ya, por fin, se nos ha atrasado, pero ya vamos a lanzar esa convocatoria pública para llevar, digamos, la ejecución de ese plan estratégico en esta última etapa del año y esperamos ya poder tener unos resultados a principios del año 2018 para poder afrontar con más garantías, teniendo unas líneas estratégicas marcadas de qué modelo turístico queremos para los próximos diez años o decenas de años para Canarias, teniendo en cuenta un cambio económico, un cambio de ciclo, un cambio de modelo, un cambio de modelo, digamos, de nuevas formas de comercializar, nuevos negocios, nuevos..., como estamos viendo con el tema del alquiler vacacional -que luego podremos ampliar-, que hacen que se configure la actividad turística, pues, de una forma diferente, que a la vez es tan compleja que hay que analizar en su conjunto.

Aunque no hemos todavía traído a la aprobación a esta Cámara esa ley de turismo, sí que se han avanzado los trabajos no solo de estudios y de diagnóstico, que eran necesarios para poder afrontar una revisión normativa con garantías y con rigor, sino que, como digo, en cada uno de los decretos ya se tiene un planteamiento bastante avanzado. Son cuatro años de legislatura, por supuesto que es un compromiso. En esta consejería, nada menos, tenemos siete leyes, les recuerdo: bibliotecas, archivo, patrimonio, mecenazgo, deportes, ley de ordenación y renovación de turismo. De estas leyes, bibliotecas y deportes ya han pasado el trámite, el primer trámite, del Consejo de Gobierno, de aprobación de la lista de evaluación y están a punto de entrar en el Consultivo para su informe preceptivo; luego, nuevamente, aprobación del Consejo de Gobierno y venir a esta Cámara, que esperamos que sea antes de que finalice el año. La que más avanzada está es la de deportes, pero la de bibliotecas va por el mismo camino y muy rápido; y las de archivos y patrimonio también están muy avanzadas.

Como digo, es mucha normativa, muy complejo, pero como tenemos cuatro años, entiendo que es nuestra obligación cuanto antes tenerlo. Pero es un trabajo que necesita tiempo y estamos trabajando para poder traerlo, esperamos, para el próximo 2018, seguramente, ya toda la configuración normativa más importante de turismo en Canarias.

¿Qué modelo turístico perseguimos? Pues es que vamos a abrir esa reflexión; pero, bueno, seguramente coincidirán en que un modelo turístico que propicie un crecimiento económico sostenible y de calidad. Un crecimiento económico sostenible en su triple vertiente, por supuesto: medioambiental, económico y social. Un modelo flexible y dinámico que se adapte, como decía, a esta era, a esta cuarta revolución industrial, a esta irrupción digital y estos cambios tecnológicos y a estos nuevos modelos de negocio y de empleo. Por tanto, que impulse esa mejora de la formación adaptada a las necesidades del mercado laboral actual y a las nuevas profesiones, ¿profesiones del futuro? No, del presente, que ya están aquí y que tenemos que formar a nuestros profesionales para que puedan encontrar oportunidades en estos nuevos modelos de negocio, estas nuevas profesiones. Y, sin duda, un modelo que mejore la calidad de vida de los que aquí vivimos y que perdure esa calidad. Por tanto, como decía, un modelo económico sostenible y de calidad es el que perseguimos con esta revisión normativa y con este inicio de los trabajos del plan estratégico que esperamos que toda esta Cámara se sume y pueda contribuir con su aportación a enriquecerlo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Hemos concluido la comparecencia 701.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0701 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre revisión de las leyes relacionadas con la ordenación y la renovación del turismo.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400