Diario de Sesiones 82/2017, de fecha 12/7/2017 - Punto 10

9L/PNL-0429 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE PLAN DE CHOQUE PARA EL PACIENTE CRÓNICO Y ANCIANO.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la PNL 429 del Grupo Popular, señorías, sobre el plan de choque al paciente crónico y anciano.

Señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta.

Muchas gracias, señorías, por la atención a este tema que vamos a tratar hoy y que es de vital importancia para nuestra comunidad autónoma. No digo que los anteriores no lo hayan sido, pero este considero que quizás es un tema sobre el que debemos poner el foco.

Ya en anteriores plenos hacíamos hincapié tanto en el control de las listas de espera como en el transporte sanitario. El control de las listas de espera, ese tema que quizás se le antoja un poco complicado al señor Baltar, y el tema del transporte sanitario es otro tema que también consideramos vital.

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Una vez más, el Partido Popular quiere poner el foco en este tema que consideramos que es importantísimo. Vamos a poner el foco, luz y taquígrafos, si es necesario, para que aquí colaboremos todos en sacar adelante este tema que se antoja vital y que ustedes comprenderán el porqué de vital a lo largo de esta intervención.

Es muy complejo, quizás, darles cifras y marearlos con infinidad de datos, y quizás lo más importante es que ustedes se queden con lo más importante, con las cifras más importantes.

En primer lugar, manifestarle mi estupor. Mi estupor por qué, oye, acaba de empezar la intervención y este hombre está con un estupor. Pues básicamente por una cosa: llevamos tiempo hablando de las listas de espera, quizás fruto de la desidia o el interés por la desinformación que ha caracterizado a este Gobierno. Y ahora nos volcamos en otro tema que consideramos importante, que es el plan de acción contra la cronicidad.

Señores, las listas de espera son un problema; bueno, mejor dicho, un problemón. Pero la cronicidad es otro, y muy gordo también. Importante porque más del 70 % de la actividad sanitaria de nuestra comunidad autónoma está dedicada a los enfermos crónicos. Importante porque el archipiélago canario tiene contabilizados 310 000 ancianos para los que solo hay 3766 plazas en residencias públicas. Importante porque Canarias es la segunda peor región en plazas de residencia. ¿Le suena de algo estar a la cola? A mí esto ya me empieza a sonar a habitual dentro del contexto de los análisis que hacemos a diario en nuestra Cámara. Importante porque el total de ancianos con los que cuenta Canarias, la ratio de cobertura de usuarios de ayuda a domicilio es tan solo del 3 % y no llega al 2 % en los servicios de teleasistencia.

¿Por qué le hablaba de estupor? Pues le hablaba de estupor porque este documento (mostrando un documento a la Cámara), que fue presentado, que fue trabajado por 150 profesionales, que está fechado en marzo de 2015 y prologado por la señora Brígida Mendoza, no ha sido utilizado. Es un documento en el que han trabajado 150 profesionales para abordar un problema que es vital para nuestra comunidad autónoma. Y el Gobierno, este y el anterior, no lo ha utilizado para nada. Y por eso les mostraba mi estupor.

¿De qué trata este documento? Pues este documento trata de Canarias ante el reto de la cronicidad. De la aplicación de modelos de referencia en la práctica, así como la evidencia de abordajes estructurados. De iniciativas para materializar en Canarias. De oportunidades de transformación de nuestro modelo de un modelo asistencial con un análisis DAFO, ese que tanto nos gusta a los analistas. De claves para abordar el nuevo modelo de sociedad que vamos a tener en el futuro. De modelos de atención a la cronicidad con herramientas de soporte, tácticas, objetivos y líneas estratégicos. De modelos de despliegue con un calendario de actuaciones, esos calendarios que tan poco le gustan al consejero y tanto nos gustan en la Cámara. De mecanismos de control y seguimiento de todo este plan.

Todo esto es el resumen de este documento valioso en el que han trabajado infinidad de profesionales y que es vital no solo para nosotros: para nuestros hijos y para generaciones venideras. Casi nada el reto que tenemos por delante. Me da la impresión de que este Gobierno se ha ido a los sanfermines y ha salido corneado en este tema de la cronicidad. Canarias, cómo no, a la cola también en la atención hospitalaria.

Y evidencias, ¿en qué tenemos evidencias de este tema? Pues evidencias tenemos muchas. El Hospital de la Candelaria tiene hoy en marcha una unidad, bueno, tenía una unidad de atención domiciliaria en marcha, que fue cerrada el año pasado. Solo se dispone de estas unidades en el Hospital Doctor Negrín, en el Insular, el HUC y el Molina Orosa, en Lanzarote. La Palma, La Gomera y El Hierro, una vez más, ausentes. En las islas verdes suele ser la tónica dominante, ausentes más allá de acciones puntuales. Canarias debe disponer, al menos, de doscientas camas de hospitalización a domicilio. Vamos a poner un referente: el País Vasco, posiblemente, comparativamente, poblacionalmente, es una comunidad con la que nos podemos comparar. ¿Saben cuántas camas tienen? Cuatrocientas. Pero, claro, nosotros estamos en otra liga.

Bueno, ¿por qué apuesta el Partido Popular y por qué hemos querido poner el foco hoy en esto? Pues apostamos por el abordaje real de la situación y por dar soluciones a este tema desde un ámbito global. Por un modelo de gestión que aglutine lo sanitario con lo social. Por un modelo sociosanitario integrado, que dé respuesta inmediata a este disparate de gasto y despilfarro de recursos públicos, fruto de la mala conexión no solo entre administraciones, sino también entre consejerías. Apostamos por un modelo como puede ser el de Castilla y León, Valencia, Cataluña, País Vasco, un modelo integrado en el que están trabajando conjuntamente todas las administraciones para el beneficio del paciente. De nada vale que la Consejería de Sanidad vaya por un lado, la de Servicios Sociales por otro, los cabildos por otro, ayuntamientos por otro y cada uno en su guerra. Esto no ha hecho sino dilapidar los recursos sanitarios y presupuestarios, y a la vista están los resultados que hemos conseguido.

La ineficiencia en la gestión contribuye al incremento del gasto, esto traducido a una manera más sencilla: ¿qué es lo que ocurre? Pues que la separación de la atención especializada de la atención primaria no ha hecho sino incrementar exponencialmente el gasto, incrementar las visitas a los médicos e incrementar también las pruebas diagnósticas.

Esto no se arregla sino abordando el tema de una manera conjunta, implicando a todas las administraciones, con una atención integral, con el paciente, optimizando recursos, generando significativos ahorros que puedan revertirse después en el sistema. Los pacientes pluripatológicos están bloqueando el sistema. ¿Cómo no vamos a dedicar tiempo hoy a poner el foco en los pacientes crónicos, que representan el 80 % de las consultas de atención primaria y el 60 % de los ingresos hospitalarios?

Hay hechos que no quería dejar pasar hoy la oportunidad de citarlos. En el contexto canario es significativo que a pesar de tener una media de edad la población más o menos similar a la del resto de España, hay islas como La Palma, La Gomera y El Hierro que tienen una media notablemente superior. ¿Esto a qué nos lleva? Pues nos lleva, a través de los hábitos no saludables, a través de las enfermedades prevalentes en nuestra población a que aparezcan las enfermedades crónicas, colocando, por ejemplo, la diabetes, en la que triplicamos la tasa nacional. Sí, triplicamos la tasa nacional: de 3,7 puntos la nacional a 11,4 puntos en Canarias. Añadimos las enfermedades mentales, la artritis, reumatismos, EPOC, cardiopatías isquémicas..., dentro de todas esas patologías crónicas y tenemos un cóctel que es mortífero para nuestro sistema. ¿Qué ocurre, qué va a ocurrir? Que vamos a dilapidar los recursos humanos, a incrementar el gasto farmacéutico y a torpedear el sistema si no somos capaces de abordar esta problemática a tiempo.

Todo es un ciclo y todo tiene relación. Los datos de obesidad infantil, los de la población general..., de ahí, de todo este cóctel que hemos analizado en este momento, a los problemas y limitaciones funcionales de la población hay un paso muy pequeñito. Y en eso, en las limitaciones funcionales de la población, también somos campeones. Fíjense ustedes en un dato: mientras que en la media nacional los grandes dependientes suponen el 29,2 % de la población, en Canarias suponen un 41,5 %.

¿Qué es lo que perseguimos con esta PNL? En primer lugar, que esta estrategia que se ha presentado en el año 2015 no caiga en el olvido y abordemos de una vez el paciente crónico y la atención con un plan de choque. Perseguimos no ser una comunidad más, del montón, que no aborda este problema de manera global, como lo están haciendo otras comunidades autónomas. No queremos ser una más del montón y perseguimos que se busquen soluciones a estos problemas. ¿El objetivo? Que los enfermos crónicos sean cada vez más autónomos, que tengan conocimiento de sus enfermedades, que sean proactivos en su tratamiento, que no tengan que recurrir siempre a la hospitalización convencional y que puedan ser atendidos también desde sus casas o por equipos generalistas que les den atención ambulatoria. ¿Todo esto para qué servirá? Pues para redundar en el beneficio de los pacientes y de la comunidad, para optimizar los recursos que empleamos.

Miren ustedes, llegamos tarde, tarde y mal, una vez más. Me parece bien, quizás, que el señor consejero de Sanidad trate de resolver el problema, quizás el problema que tiene ahora con las listas de espera, que es un problema fácilmente resoluble con dinero, que es lo que va a tener ahora, pero me da la impresión de que los árboles no le han dejado ver el bosque a este Ejecutivo, y no estamos atendiendo a los problemas que se nos van a dar en el futuro.

Por último, quería agradecer también a las personas que han colaborado en la elaboración de esta iniciativa. En concreto, al doctor Miguel Ángel Ponce, que es presidente de la Sociedad Canaria de Hospitalización a Domicilio y vocal de la sociedad española. Quería hacer también agradecimiento a los grupos parlamentarios que han enmendado esta iniciativa, enriqueciéndola. Y agradecerles también que voten a favor de ella, porque será para el beneficio de todos los canarios.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Turno de los grupos enmendantes. Por parte del Grupo Socialista, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

En primer lugar, le voy a agradecer, efectivamente, que haya incorporado la enmienda que hemos planteado desde el Grupo Parlamentario Socialista, que pretende simplemente clarificar que las inversiones del ámbito público deben ir, lógicamente, a los espacios, a las residencias sociosanitarias de carácter público y no privadas, como queda reflejado en esa enmienda que ha aceptado el Grupo Parlamentario Popular, y se lo agradezco al señor Gómez.

El objetivo de una estrategia de abordaje a la cronicidad del sistema sanitario de Canarias, a la nueva realidad que supone la demanda asistencial creciente, derivada de la cronicidad, entendiendo como enfermedad crónica aquella que tiene una duración mayor de seis meses y que, además, tiene una progresión lenta. Estos pacientes crónicos -y no voy a dar sino dos o tres datos- suponen algo más del 50 % de la atención hospitalaria y el 54 % del gasto en recetas farmacéuticas. El gasto medio de farmacia de las personas entre 65 y 75 años es de 702 euros por año; entre 75 y 80 años, 978 euros por año; y mayores de 80 años, 1116 euros.

Ante estos datos y ante los cambios poblacionales registrados, hace hoy un año aproximadamente, concretamente, en junio, el señor Morera, en su condición de consejero de Sanidad en su momento, abordó en esta sede parlamentaria esta cuestión. Y en ese momento, planteaba la estrategia diseñada desde el Servicio Canario de Salud y que había sido difundida entre los profesionales implicados, donde orientaba la asistencia hacia un modelo más proactivo, que responda a las necesidades de la cronicidad, focalizando en la prevención, situando al paciente en el centro del sistema, dirigiendo los recursos en base a sus necesidades de formación, información y asistencia.

Por tanto, no es cierto que no se haya abordado: sí que se ha abordado y, efectivamente, yo creo que hay que darle impulso, como bien decía el señor Gómez, falta un impulso añadido. Pero sí que se avanzó en estas cuestiones y, además, fue debate interesante en aquel momento.

De ahí que fuera preciso enfocar la salud poblacional, personalizando la atención a partir de una identificación y argumentación de la población según el nivel de cuidado que requiere ante el riesgo y desarrollo de las patologías crónicas.

Se abordaba también el empoderamiento y la autonomía del paciente, implicando su participación y competencia, la corresponsabilidad en la gestión de su patología y el autocuidado, ampliando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. A este respecto, los responsables sanitarios aseguran que la integración de la información del paciente crónico en los sistemas informáticos, que permite intercambiar datos entre todos los niveles asistenciales, es un referente importante en el abordaje del paciente crónico. En los últimos años se han desarrollado importantes herramientas, como la receta electrónica, que ya está implantada en atención primaria, también en las áreas de consulta de los hospitales.

Sin miedo a equivocarnos, podríamos decir, además, que se atiende bien a esa población de enfermos crónicos que existe en nuestro sistema de salud, pero ¿estamos atendiendo bien a aquellos que no se acercan al circuito sanitario? Y aquí es donde quiero hacer hincapié en este momento.

Me refiero a la población en situación de exclusión, que viven solas, con una pobre red social, que no acuden a los servicios sociales ni a los servicios sanitarios. Son las personas que aparecen fallecidas, lamentablemente, en sus casas sin que nadie las eche de menos o los que no acuden a tiempo al centro de salud porque no tienen facilidad para ello. Hay que llegar a aquellas personas que están fuera del radar del sistema sanitario.

¿Cómo podemos llegar a esas personas, que creo que es un elemento que debemos incorporar también a este debate? Bueno, en primer lugar, considero que, viendo los servicios conocidos, yendo a esos servicios conocidos, como son los servicios sociales, tanto del Servicio Canario de Salud como de los propios ayuntamientos, generando procedimientos innovadores que nos permitan detectar y llegar a esa población. Por ejemplo, usando el big data, que nos permite incorporar datos y saber que una persona de 70 años, diabética, por ejemplo, cruzando datos sabemos que no ha pasado por el Servicio Canario de Salud, no ha estado con sus médicos de cabecera, con su especialista, pero tampoco ha ido a retirar sus recetas farmacéuticas. Eso nos puede ser un indicador preciso de qué puede estar aconteciendo, qué puede estar ocurriendo con esa población que, repito, no llega, está fuera del sistema porque las circunstancias sociales sobrevenidas le han impulsado a estar fuera, no por capricho ni por deseo personal.

Creo y espero, con esta proposición no de ley, que demos un impulso más, un impulso añadido a esta propuesta, que, repito, no es nueva pero sí necesita el impulso necesario.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Turno del grupo enmendante, el Grupo Nacionalista Canario. Señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor Gómez, la verdad es que usted, en su línea, con una visión catastrofista de todo y de todos. Eso sí, sin un ápice de autocrítica, porque es que los 400 millones menos que hemos tenido todos los años en sanidad -que, desde luego, no han afectado a los servicios ni a nada-, ustedes no tienen nada que ver con eso. Entonces, yo le recomiendo que, cuando hable del sistema como usted habla, haga un poco de autocrítica. Y ya le digo otra cosa: si su receta para las listas de espera es que esto se resuelve fácilmente solamente poniendo recursos, ya le digo que vamos listos.

Efectivamente, las enfermedades crónicas representan hoy el principal desafío del sistema sanitario. Ha hecho usted referencia a la evolución de los datos en relación con el envejecimiento de la población y las previsiones relativas al avance imparable de las enfermedades crónicas, y es indudable que, aunque nuestra población es de las más jóvenes del país, en los últimos años se está produciendo una aceleración progresiva del envejecimiento que, paulatinamente, nos está acercando a la media nacional. Y nos estamos viendo afectados también por la generalización de unos hábitos y estilos de vida que favorecen el desarrollo de patologías crónicas, de situaciones de mayor dependencia, como son la obesidad, el sedentarismo, el consumo de tabaco y alcohol, entre otros. Y es un hecho que estamos asistiendo a un importante cambio en el perfil del paciente en nuestros servicios de salud, que han estado enfocados al tratamiento de patologías eminentemente agudas, pero que, sin duda, deben evolucionar hacia la capacidad de afrontar procesos que acompañarán al paciente durante un largo periodo de su vida, y que esto está generando y va a seguir generando, sin duda, un significativo incremento en la frecuencia asistencial, en el consumo de recursos y en las necesidades de inversión, tal como señala la estrategia de abordaje a la cronicidad de la comunidad autónoma.

Hacer compatible la enfermedad crónica con una adecuada calidad de vida no va a ser una tarea fácil; no lo es y no lo va ser, pero, sin duda, es el objetivo a alcanzar. Pero para afrontar el problema de la cronicidad con garantías se debe abordar no solo desde el punto de vista sanitario, sino también desde el punto de vista social y del entorno en el que se desenvuelve la persona. Y, desde luego, hay que garantizar, por supuesto, la atención asistencial, pero al mismo tiempo hay que hacer una apuesta decidida y coordinada por la prevención. En definitiva: hay que abordar la cronicidad de forma organizada y coordinada en nuestra comunidad autónoma.

Como sabemos, en Canarias existe desde el 2015 la estrategia de abordaje a la cronicidad, pero también es cierto que luego se aprobó el Plan de Salud, que se ha elaborado el plan de urgencias aunque aún no se ha aprobado, pero que ya está elaborado, el plan de atención a la cronicidad, el plan de salud mental, el plan de cuidados paliativos y el plan de atención a la diabetes se está elaborando y que pronto se va a comenzar a elaborar el plan de atención domiciliaria y hospitalización a domicilio. De modo que, bueno, es verdad que ahora la estrategia y el Plan de Salud son lo que está en vigor, pero no cabe duda de que, una vez que se han aprobado todos estos planes, se estará en disposición de abordar de forma organizada y coordinada, como decía, este gravísimo problema de cronicidad en la comunidad autónoma.

Su propuesta se centra en el cumplimiento y puesta en marcha de la estrategia de abordaje a la cronicidad y, por tanto, nosotros tenemos que estar de acuerdo con eso porque es lo que se está aplicando. Pero recordemos que el Plan de Salud que se aprobó va mucho más allá de esta estrategia, se incorporan cuestiones bastante importantes que han mejorado la estrategia.

Nosotros hemos presentado tres enmiendas de modificación a los apartados c, e y g que lo único que pretenden es complementarla respetando el objetivo que persigue, por supuesto, con su iniciativa. En el apartado c proponemos esa modificación porque la colaboración entre el nivel asistencial y el nivel sociosanitario son de ámbitos de intervención diferentes. En el apartado e lo que proponemos es la asistencia de un médico de atención hospitalaria de referencia, principalmente, especialista en medicina interna y geriátrica porque es lo que está recogido en los objetivos de la estrategia. Y en el último punto, en el g, lo que nosotros estábamos proponiendo, fundamentalmente, era quitar la parte de "privado" porque entendemos que la red debe ser pública y, en todo caso, concertar plazas a las privadas si no hay suficientes plazas.

Por tanto, hemos llegado a un acuerdo transaccional, le agradecemos su predisposición; también le felicitamos por la iniciativa.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Luis.

Turno de los grupos no enmendantes. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

En nuestro grupo vamos a votar esta iniciativa porque estamos de acuerdo con activar de forma plena la estrategia canaria de abordaje de la cronicidad que desde el 2015, cuando se aprobó, debería haber sido impulsada con todos los medios que esta estrategia preveía y que a estas alturas deberíamos estar evaluando para ver cuáles han sido los avances y ver qué tendríamos que cambiar.

Los instrumentos de planificación sanitaria, una vez establecidos, debemos no solo ponerlos en marcha, sino llevarlos a su máximo nivel de desarrollo. Esto es así porque están pensados para dar la mejor solución ante un problema concreto; usarlos es actuar con eficacia y eficiencia, lo que nos demandan los ciudadanos a la hora de sacar la máxima rentabilidad y provecho de lo que invertimos en nuestra sanidad pública.

Todo lo que nos propone esta iniciativa debemos hacer el esfuerzo por ponerlo en marcha lo antes posible, porque hablamos de diversas unidades de atención que permitirán dar una respuesta más rápida, lo que a la larga se traducirá en un ahorro en el gasto sanitario.

Por eso vamos a apoyar lo que propone el Grupo Popular con respecto a que debemos adecuar la respuesta del sistema sanitario público para que, en el medio plazo, no se vea sobrepasada la sanidad pública canaria por la atención constante que requieren los pacientes crónicos o los ancianos. Sin embargo, la solución real del problema a la larga va a requerir un cambio drástico de nuestro modelo asistencial actual, y eso es tomar medidas que van mucho más allá de esta iniciativa; e, incluso, requerirán la revisión de la estrategia canaria de abordaje de la cronicidad.

Por eso, desde nuestro grupo parlamentario, estamos de acuerdo con los sindicatos en que hay que hacer cuanto antes un pacto por la sanidad canaria y, al igual que se hace en otras comunidades, marcar las pautas y las prioridades del modelo para que todos las respetemos y no usemos la sanidad como un arma política. Porque la auténtica solución pasa por dotar de más medios a la Atención Primaria y tener un plan de asistencia sociosanitaria que llegue a todos los rincones de las islas.

Si seguimos concentrando los recursos humanos y los medios materiales en los hospitales y desatendemos los equipamientos de los consultorios y centros de salud, que sí que están en todos los municipios y son los centros sanitarios más cercanos de nuestros ciudadanos, si no lo cambiamos, lo que haremos será continuar con los cuellos de botella en la asistencia médica, que luego devienen en el colapso de nuestras urgencia y en el aumento de las listas de espera sanitaria.

Por tanto, nuestro grupo parlamentario reitera el apoyo a la PNL y, por supuesto, vamos a votar a favor.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Señor Gómez, no le pregunté si aceptaba las enmiendas. Parece que hay una transaccional pactada, ¿la puede leer, por favor?

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Le haré llegar el texto de la transaccional a la que hemos llegado a un acuerdo los grupos parlamentarios.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿La puede leer? La tiene, para leerla para que los demás grupos...

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Ya la tienen el resto de los grupos.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Vale, perfecto; o sea, todos los portavoces la tienen.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Sí, sí.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Perfecto.

Turno del Grupo de Nueva Canarias. Señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Gracias, presidente.

Señorías, a pesar del avance en la atención sanitaria a las personas mayores, aún quedan muchos retos para mejorar su calidad de vida.

Según el INE, la tendencia demográfica indica una reducción progresiva del crecimiento poblacional en las próximas décadas y el crecimiento natural de la población se hará negativo a partir del 2020. Se estima que en el año 2050 las personas mayores de 64 años conformarán el 32 % de la población total española, duplicando los niveles que teníamos en el año 2001. Cada persona de entre 65 y 74 años tiene una media de 2,8 enfermedades crónicas, elevándose a 3,23 enfermedades crónicas para las personas mayores de 75 años, de los cuales el 94 % está polimedicado y tiene una elevada tasa de frecuentación de los servicios asistenciales sanitarios.

Señorías, el 55 % de los ingresos hospitalarios al año son mayores de 65 años e incluso el 25 % de las urgencias al año son también mayores de 65 años y pacientes crónicos. Por tanto, estarán de acuerdo con nosotros en que se hace más urgente disponer de una buena planificación en la que se implique a todos los agentes y contar con los ayuntamientos, con los cabildos y con el Gobierno de Canarias a través de sus correspondientes consejerías. De nada nos sirve tener una mayor esperanza de vida si no se tienen unos mínimos de calidad. Es imprescindible trabajar en una adecuada prevención potenciando la formación de pacientes y cuidadores para que, en última instancia, reduzcan las asistencias hospitalarias.

Desde Nueva Canarias vamos a apoyar esta PNL en la que desde luego es necesaria esta puesta en marcha de la estrategia de abordaje a la cronicidad que, como ya han dicho quienes me han precedido en el uso de la palabra, se elaboró en el año 2015, pero, a día de hoy, aún queda mucho por delante.

Ustedes estarán de acuerdo conmigo, y han escuchado muchas veces -y no es aceptable en el siglo en el que estamos-que se denuncian ancianos aparcados en los diferentes hospitales. Eso, señorías, nos lleva a una reflexión. Desde luego, hay que mejorar la coordinación entre la atención primaria y la especializada; hay que analizar de nuevo y estudiar cómo coordinar los pacientes que se encuentran en los hospitales y que requieren de residencia sociosanitaria, bien sean públicas o puedan acceder a alguna privada, y no tienen el acceso y se mantienen y colapsan los servicios sanitarios.

Y por tanto, señorías -se me acaba el tiempo-, vamos a apoyar esta PNL.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidente.

Pues nosotros nos vamos a abstener, señor del Partido Popular. Y nos vamos a abstener porque esta PNL, tal y como ha planteado usted y como plantea el Gobierno con el pacto social que está promoviendo la consejería, no viene sino a contribuir a destematizar y devaluar una herramienta mucho más estratégica, mucho más importante desde el punto de vista jurídico, desde el punto de vista del Parlamento, que es el Plan de Salud de Canarias. Y, aprobando ese tipo de proposiciones no de ley, lo que hacemos es desvirtuar una planificación que se desarrolló, que se elaboró con muchísimo trabajo y que se aprobó por consenso en este Parlamento. Si aprobamos una planificación tan importante como es el III Plan de Salud de Canarias y después nos dedicamos a aprobar estas proposiciones no de ley que lo que vienen es a destematizar, como digo, a devaluar esa planificación. De nada sirve el trabajo realizado, señor Gómez, y aprecio mucho su intención y estoy de acuerdo en el fondo de esta proposición no de ley, pero con esta abstención queremos llamar la atención sobre el trabajo de este Parlamento. Tenemos un Plan de Salud de Canarias que no se está desarrollando; sabemos que se ha contratado a una persona, muy competente por cierto, pero a tiempo parcial, y no es suficiente para desarrollar, para poner en valor, ese Plan de Salud de Canarias, que sabíamos que tenía una implantación en el año 2017. Estamos a mitad del 2017 y sabemos que no se está llevando a cabo.

Por tanto, aprovecho mi intervención para poner de manifiesto el Plan de Salud de Canarias. Mire, en algunas de las diez propuestas que tiene esta proposición no de ley decían de acciones concretas que son las que formarían parte de esos compromisos de acción o acciones que han de formularse adecuándose a cada isla en los correspondientes planes insulares de salud y respectivos planes de acción. Las estructuras, por ejemplo, técnico-asistenciales, tal y como establece el epígrafe 7.2 del Plan de Salud. Está en la página 44, se lo digo por si se lo quieren leer. Eso hemos aprobado en este Parlamento.

Por tanto, aprobando este tipo de proposiciones no de ley lo que hacemos es desvirtuar el trabajo que hicimos, que fue un trabajo de ponencias, de recoger las conferencias insulares de salud, de planificación tremenda que tenemos aprobada en este Parlamento. Por tanto, les insto a que pongamos en valor esa planificación, a que no hagamos proposiciones no de ley, que todos sabemos que la mayoría de ellas no sirven para nada sino para quedar bien. Hagamos un trabajo serio, tenemos una planificación que tiene un valor mucho más importante desde el punto de vista político, del punto de vista social, del punto de vista jurídico; y, por tanto, reivindico desde aquí al consejero de Sanidad, al Gobierno que pongan en marcha, con los medios adecuados, recursos humanos y recursos económicos suficientes, el Plan de Salud de Canarias.

Muchas gracias. Y lo siento, pero nos vamos a abstener.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

No queda ningún grupo por intervenir: procedemos a llamar a votación. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

La señora PRESIDENTA: Señorías, vamos a votar el texto transado, ¿de acuerdo, señorías? (Asentimiento). Votamos texto transado. Comienza la votación, señorías. (Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 45 sí, ningún no y 7 abstenciones.

Señorías, les parece que veamos una PNL más, para después coincidir o... ¿Vemos una PNL más? ¿No? ¿Acordamos parar, paramos? (Asentimiento). Pues venga, paramos, señorías. Suspendemos... Esperen, esperen, esperen: vengan los portavoces.

(Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia. Pausa).

Señorías, hacemos un receso y reanudamos a las dieciséis horas. Dieciséis horas, a las cuatro.

Comenzamos con la PNL de la biosfera. Comenzaremos a las cuatro con la PNL de la biosfera y a las cuatro y media, la ley de la Audiencia.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y treinta y dos minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y cuatro minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes, señorías, reanudamos la sesión plenaria.

Si son tan amables sus señorías y ocupan sus escaños.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400