Diario de Sesiones 82/2017, de fecha 12/7/2017 - Punto 4

9L/C-1114 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE POLÍTICA EDITORIAL, FOMENTO DE LA LECTURA Y BIBLIOTECAS.

La señora PRESIDENTA: Señorías, pasamos a la siguiente comparecencia. A instancias del Grupo Nacionalista Canario, a la consejera, también, de Turismo, Cultura y Deportes, sobre política editorial, fomento de la lectura y bibliotecas.

Para su defensa, señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Señora presidenta. Señora consejera, señorías.

Esta es una comparecencia solicitada por mi compañero David de la Hoz Fernández, así que yo actúo de telonero, pero es una comparecencia dedicada a las palabras.

Las palabras, como decía el catedrático de Harvard de Sociología y premio Príncipe de Asturias, Steven Pinker, "las palabras nos permiten explorar los límites más alejados de la experiencia humana". Incluso explorar los límites de la vivienda vacacional, que bastante que se ha discutido aquí ya hoy. La verdad es que esta Cámara es recurrente, ¿no? La vivienda vacacional, el atún rojo... A veces nos obsesionamos con asuntos que no hacen sino ser repetidos y replanteados aquí, pero, bueno, vamos a ver que sea todo en función de dilucidar lo mejor para nuestro sector turístico. Pero ahora la ocupo, señora consejera, en su sector cultural.

Hoy día no hablamos casi de lectores, sino que hablamos de digitalófilos, digitalófobos o de digitalómanos. Estamos en el mundo digital, la tecnología es una ideología, siempre lo he planteado, y realmente los lectores están en retroceso. Se dice que el cincuenta por ciento de la población no lee un solo libro al año. Se lee que solo un tercio de la población lee, si acaso, los periódicos. Pero luego hay una pequeña enfermedad que se nos ha metido, que es la infobesidad, que esa la practicamos los sesenta que estamos aquí, que es la observación obsesiva de a ver si alguien nos ha dejado algo escrito en nuestro móvil. Y eso es lo que realmente hacen nuestros jóvenes. Y hay que hacer un esfuerzo por que esto no sea así.

La comparecencia que se ha pedido es para comprobar qué esfuerzos estamos haciendo desde la Administración autonómica, también desde las administraciones insulares y municipales, para combatir esta inundación de lo digital en contra de lo que es el libro, que es ese instrumento de la memoria y de la imaginación. Y le hemos solicitado, señora consejera, que usted nos diga cuál es su política editorial, propia y de apoyo al tejido editorial ajeno o privado. Sabemos que hay varias colecciones, que además vienen de mi época; puedo hablar de ellas con propiedad porque vienen de cuando teníamos el anterior equipo. Las ayudas que usted está prestando actualmente o que va a prestar. Sé que está convocado un concurso de apoyo a las editoriales, a las editoriales canarias, exigua no solo en sí misma, sino en el mercado.

También queríamos preguntarle por lo que es el fomento de la lectura. Es decir, sabemos, y lo sé, bueno, por experiencia personal, que ha habido un programa que comenzó en 2011, en colaboración con la Consejería de Educación, y dedicado sobre todo a centros de Secundaria y de Formación Profesional; y a partir de 2015 se sabe también que la Academia Canaria de la Lengua se ha comprometido también en este proyecto.

Y por último, vamos a preguntarle también por cómo va el proyecto de ley de bibliotecas, que estaba en preparación y creo que ya está en información pública, está la gente ya opinando al respecto. Sé que no todo va a estar en la ley, ya se están haciendo cosas en el ámbito de las bibliotecas; entre ellas, lo que se llama la red BICA, que es una coordinación que se hace con 250 bibliotecas del archipiélago. Está también la eBiblio Canarias, que es una red también para facilitar libros digitales. Y también estamos en el proyecto Rebeca, que es una coordinación entre las bibliotecas del Estado y las bibliotecas centrales de las comunidades autónomas.

Nos gustaría que en su comparecencia nos diera cuenta de todo esto y en la segunda intervención ya matizaremos algunas de las precisiones que usted haga.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor García Ramos.

Turno ahora para el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Muchas gracias, presidenta.

Señorías, tras un periodo de inestabilidad económica y de complejas circunstancias que han ralentizado el desarrollo de las competencias culturales en todas sus disciplinas y expresiones artísticas, hemos emprendido en esta legislatura el camino hacia la recuperación y el progreso en el ámbito de la política editorial y del fomento de la lectura. Estas líneas de acción representan dos caminos clave en el amplio espacio de la cultura, pues afectan directamente al fomento de la lectura y al patrimonio literario y bibliográfico de las islas.

En este último punto, resultan de suma importancia los proyectos emprendidos en el ámbito de la edición. Recuperar las ayudas a la edición del libro canario a través de la adquisición de fondos para nuestras bibliotecas es una de las acciones principales de esta gestión. Ya se han elaborado los pliegos de la convocatoria pública en régimen de concurrencia competitiva para la adquisición de fondos bibliográficos, que será anunciada en breve.

(La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Pasa a ocupar la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Esta nueva línea de actuación pretende estimular a la industria editorial del archipiélago y lograr una mayor presencia de los libros editados en las islas en el panorama bibliográfico canario, estatal e internacional, considerando al libro como elemento esencial para el acceso de todos los ciudadanos a la educación, a la información y a la cultura. De este modo, recuperamos el apoyo a la industria del libro canario, al tiempo que reforzamos la presencia en nuestras bibliotecas de las novedades editoriales surgidas en Canarias en los últimos años, ya que los ejemplares adquiridos formarán parte del proceso de distribución habitual que lleva a cabo la Viceconsejería de Cultura y Deportes en toda la red de bibliotecas públicas de la comunidad autónoma.

Esta actualización permitirá no solo el acercamiento de las novedades literarias y bibliográficas al lector canario, sino también el desarrollo de nuevas líneas de estudio y análisis para los propios investigadores, docentes y estudiantes. Por tal motivo, resulta imprescindible la recuperación y nueva creación de las colecciones tanto literarias como artísticas que forman parte esencial del progreso cultural del archipiélago en las últimas décadas.

En el ámbito de la nueva creación, se encuentra la Biblioteca Atlántica. Esta colección, coordinada por usted mismo, don Juan Manuel García Ramos, y José Gómez Soliño, cuenta con un consejo asesor, quienes establecen la selección de los textos y autores a editar, así como el seguimiento de la edición. El equipo de investigación base sobre el que se apoya este proyecto es el denominado Literatura y Frontera de la Universidad de La Laguna, al que se han unido investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria especialistas en el campo que se investiga: la atlanticidad.

La línea editorial de la colección Biblioteca Atlántica está basada en el inventario de las reciprocidades existentes entre las literaturas de Hispanoamérica -área del Caribe principalmente- y la literatura de las islas Canarias y la de la Macaronesia en general.

El primer libro que editamos fue Narrativa, del escritor palmero-venezolano Antonio López Ortega, apareció en el 2015, y contó con la selección de textos de la profesora Nieves María Concepción Lorenzo. En el 2016 editamos las novelas El barranco, de la cubano-canaria Nivaria Tejera, con prólogo de Antonio Álvarez de la Rosa, y Ella, de Mercedes Pinto, natural de La Laguna pero con fuertes vinculaciones con Hispanoamérica, y contó con la introducción de Alicia Llarena. En el presente año ha visto la luz la novela El Cacique, de Luis Rodríguez Figueroa, con un estudio preliminar de Juan José Delgado.

Asimismo, la continuidad de colecciones esenciales de nuestro patrimonio cultural tiene en la Biblioteca de Artistas Canarios -la BAC- el ejemplo más sólido. Esta colección, dirigida por el crítico de arte y coordinador de las salas de arte del Gobierno en la provincia de Tenerife Carlos Díaz-Bertrana, dedica cada uno de sus volúmenes a una figura relevante del panorama artístico canario e inició su andadura en el año 91. Desde el 2015, con la aparición del tomo número 51, dedicado al artista Paco Sánchez, se ha reactivado su continuación. En el 2016 hemos publicado el trabajo dedicado a José Luis Fajardo con el título de Un viaje hacia la pintura, escrito por Julio Fajardo Sánchez, y en el presente año ya ha aparecido el número 53, dedicado a la fotógrafa Carmela García y escrito por Yolanda Peralta Sierra. Entre los próximos números se encuentran los estudios dedicados a Juan Botas Ghirlanda y Nicolás Massieu y Matos, en los que ya trabajan Pilar Carreño Corbella y Christian Perazzone, respectivamente.

En esta línea de recuperación y continuidad hemos iniciado en el 2017 la reactivación de la colección de Nuevas Escrituras Canarias, como usted citaba, señor Ramos. Esta colección posibilitó en los años noventa que los jóvenes escritores de aquel momento accedieran a publicar sus obras por primera vez. Ahora se ha decidido volver a activarla porque consideramos que ayudará a impulsar y difundir la joven literatura del archipiélago. Las bases de esta colección han sido convocadas, ya ha finalizado, el 5 de julio, por lo que la selección ya está en proceso.

Resulta imprescindible potenciar y dar oportunidad al talento y a la creatividad de los escritores emergentes y, al tiempo, posibilitar que el público conozca las obras de los principales escritores canarios contemporáneos en el presente contexto de excelente momento creativo en el que se encuentra nuestra literatura. Además, la colección va a ofrecer una panorámica del devenir actual de la creación literaria de Canarias. También las acciones en el ámbito de la edición, que ya hemos encaminado y que van dirigidas a la adquisición de fondos y a la continuación y recuperación y actualización de las colecciones tuteladas por el Gobierno, también cuentan con futuras líneas de acción en las que ya estamos trabajando de cara al 2018.

Por otro lado, destacar también la reactivación de la Biblioteca Básica Canaria, que, sin duda, ha alcanzado, en el espacio de las colecciones literarias, el mayor grado de prestigio y consideración. Esta colección aúna los títulos imprescindibles de la literatura canaria desde sus orígenes -romancero y lírica tradicional- hasta los años setenta del pasado siglo.

Es el momento de completar la nómina que con esfuerzo y dedicación se logró elaborar en los años noventa y continuar la senda literaria que se abrió paso tras la década de los setenta en Canarias. Editada por la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias, dirigida por el catedrático de Literatura Juan Manuel García Ramos, en su consejo editorial... diversas personas que no voy a citar para no alargarme, pero, bueno, el premio Canarias Maximiano Trapero, es uno de ellos que quería destacar. Dicha colección se publicó entre 1988 y 1991 con el fin de difundir y facilitar la lectura de las obras básicas de la literatura insular. A los 53 títulos que hasta ahora comprende la Biblioteca Básica Canaria se van a sumar las nuevas entregas que verán la luz a partir del 2018. Esto en cuanto a la política, digamos, editorial.

En cuanto al fomento de la lectura. El segundo pilar de nuestras acciones en este campo es este, precisamente: el fomento de la lectura. En los últimos años, se han concentrado las acciones de este ámbito en el proyecto Canarias Lee, que se ha desarrollado gracias a la intervención conjunta de Cultura y Educación. En 2011 se emprendió este proyecto, que persigue crear y afianzar en el alumnado de Secundaria y Formación Profesional el hábito de la lectura como un instrumento básico de desarrollo y de madurez personal, además de propiciar el conocimiento de los autores y la literatura canaria actual.

El dominio de la expresión oral y escrita, la sensibilidad literaria, el criterio estético y el espíritu crítico son las habilidades que este proyecto se marca como objetivos principales de su puesta en marcha en todas las islas. Además, Canarias Lee, tal y como está concebido, permite la posibilidad de celebrar encuentros en cada uno de los centros educativos participantes entre el alumnado y escritores de Canarias previa lectura de sus obras, logrando así la celebración de un libro-fórum en torno a una novela, un poemario o un libro de relatos.

Desde el año 2015, Canarias Lee cuenta con la colaboración de la Academia Canaria de la Lengua, que ha sido la encargada de celebrar las diferentes sesiones y encuentros con autores y de promover el español de Canarias con el ánimo de fortalecer, desde las aulas, la variedad canaria de la lengua española. La Academia Canaria de la Lengua cuenta entre sus miembros con reconocidos especialistas en estas materias, cuyas investigaciones sobre el español de Canarias y su literatura son un referente del espacio académico.

En el presente curso académico 2016-2017, han participado los escritores Juan Cruz, Cecilia Domínguez, Alberto Pizarro, Víctor Ramírez, Yeray Rodríguez, todos ellos miembros de la Academia Canaria de la Lengua. Revitalizar este proyecto de cara al nuevo curso académico y trazar las líneas de acción que lo impulsen y fortalezcan son el objetivo principal de nuestra andadura.

Esta semana se mantendrá una reunión en Madrid con el director general de Industrias Culturales y del Libro, Óscar Sáenz de Santa María, para tratar este asunto que nos continúa preocupando, como es el desarrollo y aplicación de nuevas fórmulas para el fomento de la lectura. Yo recientemente, el lunes mismo, estuve en la Conferencia Sectorial de Cultura, junto con el ministro y todos los consejeros de las distintas, y consejeras, de las distintas comunidades y ciudades autónomas, y nos presentaron el Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, en el cual vamos a tener también un papel activo, la Comunidad Autónoma de Canarias, en los grupos de trabajo.

En cuanto a las bibliotecas. A la hora de hablar de las bibliotecas, debemos reconocer que Canarias cuenta con unos hábitos de lectura especialmente bajos y que si hace unos años estábamos en la media nacional en cuanto al hábito lector, esos valores han ido incrementándose a la baja en nuestro caso. De hecho, no llegamos al 18 % de la población inscrita como usuaria de bibliotecas públicas frente al doble de la media nacional. Si los departamentos de cultura han sido los grandes damnificados de la crisis, el mundo del libro y la lectura lo ha sido con mayor virulencia y eso ha tenido sus consecuencias.

Sin embargo, no todo se puede considerar de manera negativa a pesar de la contundencia de algunos datos. Las administraciones han sorteado como han podido las dificultades y no han cerrado bibliotecas: seguimos teniendo al menos una en cada municipio. Las bibliotecas se han convertido en espacios de encuentro, de refugio...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Gracias, señora consejera.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, desde nuestro grupo nos alegramos de que desde su consejería se le haya dado un impulso a la ley de bibliotecas de Canarias y de que haya contado con el consenso de todos los sectores vinculados al mundo de la lectura y del libro, y de que antes de final de año podamos tener en esta Cámara el anteproyecto de ley. Consideramos que esta ley es vital para la sociedad canaria, pues no cabe duda, tal y como trabajamos en la Comisión de Cultura, de que la cultura es un pilar fundamental en la sociedad, donde precisamente la lectura y el libro son instrumentos esenciales para el desarrollo educativo, económico y social. Y por tanto, los espacios habilitados para ello, como son las bibliotecas públicas, sean estatales, regionales, insulares o municipales, aportan un valor incalculable a la sociedad en su conjunto, pues, entre otros objetivos, nos ofrecen en igualdad de condiciones el acceso a la información y al conocimiento.

Consideramos que es un reto importante, pues no cabe duda de que el sector del libro ha sufrido mucho durante la crisis económica, y la propia transformación del sector, con la entrada de Internet y las nuevas tecnologías, ha provocado que el sector haya tenido que adaptarse a la realidad actual.

Precisamente, los datos de la situación actual y perspectivas futuras de la lectura en España y, concretamente, Canarias, donde un 42 % de los ciudadanos manifiesta no leer o leer muy poco; o los últimos datos de 2014 del Istac, que en ese año se realizaron más de siete millones de visitas a las bibliotecas canarias y que, de las 450 000 personas inscritas, más de 75 000 eran niños; son cifras que nos reflejan claramente el impacto directo que esta ley va a tener sobre nuestros jóvenes. Asimismo, nos parece clave que se haya incorporado el reparto de competencias entre la comunidad autónoma, los cabildos, los ayuntamientos, las universidades, las bibliotecas especializadas, etcétera, y ello facilite el acceso al conocimiento de la sociedad.

Por resaltar aspectos que nos demandaban en la ya nombrada Comisión de Cultura, para evitar el cierre o la amenaza de la concentración de la oferta, se trató de mantener una red de buenas librerías que garantizara la pluralidad cultural. Pues, precisamente, aquellas bibliotecas situadas en las islas no capitalinas tienen especiales dificultades para ejercer su tarea o la realización de estudios y estadísticas para tener un diagnóstico real del libro en Canarias, así como la adecuación del sistema bibliotecario de las islas a los nuevos retos.

Desde Agrupación Socialista Gomera estamos convencidos de que esta ley abrirá aun más el abanico de posibilidades para que todos los ciudadanos canarios tengan acceso al conocimiento y que, en mayor medida, con el esfuerzo de todos, los más jóvenes sepan apreciar los beneficios que aporta la lectura.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra el señor diputado don Luis Campos Jiménez.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías, buenos días, consejera.

Cualquier Gobierno, cuando determina cuáles son sus prioridades en materia política, eso se traduce, efectivamente, luego en acciones, en consignación presupuestaria y en determinación con aquello que se anuncia, sobre todo, al inicio de una legislatura. Yo lo he dicho en alguna ocasión, y me gustaría que no fuera así, pero creo que, quizá si hay un departamento que está teniendo un déficit importante en esa materia, en esas tres grandes materias, es el de Cultura. Fue el departamento que sufrió el impacto más potente y el primero en tiempos de crisis. Y fue el departamento, el último departamento en dejar de tener recortes una vez que, supuestamente, salíamos de la crisis. En concreto, este año es el único año, el primer año en el que se ha dejado de aplicar recortes en el ámbito de la cultura. Y eso indica claramente cuáles son las prioridades de un Gobierno; en concreto, este.

En el debate de investidura, el presidente del Gobierno hablaba de cuatro grandes leyes en materia cultural: mecenazgo, patrimonio histórico, archivo y bibliotecas. Han pasado más de dos años -lo decíamos esta mañana-, solo se ha tramitado una ley, el Gobierno solo ha traído una ley. En materia de cultura, de momento, ninguna. Es cierto que ya está en fase de exposición, pero todavía nos quedará un largo recorrido, y nosotros le garantizo que vamos a trabajar, una vez que llegue a este Parlamento, para que salga el mejor texto posible. Lo haremos con el Gobierno, lo haremos con la ciudadanía, lo haremos con el mundo de la cultura, pero indica nuevamente que no ha sido la prioridad de este Gobierno, en materia legislativa, al menos, no. Más de dos años después, todavía hay tres leyes que ni se las huele, y a una en concreto, pues, parece que le quedan más de seis meses por delante en el camino.

Yo creo que esto indica, como decía con anterioridad, la prioridad de cualquier gobierno. No puede ser que en una parte de la comparecencia o en la parte más importante de la comparecencia de la consejera, se limite a leer un listado de nuevas publicaciones en los últimos años con apoyo de la consejería. Que está bien, y lo aplaudimos, pero eso no es una política cultural.

No es de recibo, desde mi punto de vista, que se hable como un elemento muy positivo de incorporaciones a líneas editoriales impulsadas por anteriores Gobiernos, algunos de etapas ya lejanas. Y no lo digo porque no parezca bien, lo que funciona que no se toque, pero, obviamente, no hay un impulso por parte de la consejería.

Y si hablamos de fomento de la lectura, el proyecto Canarias Lee me parece interesante porque incorpora un elemento esencial, porque es cierto que sobre todo nuestros jóvenes están asistiendo a un cambio de modelo absolutamente distinto. Pero no he escuchado una parte fundamental que debiera estar incluida en ese proyecto, y es la de comprensión...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña María del Río Sánchez.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenos días a todos y a todas, y muchas gracias por nombrar también a mi madre, que me gusta que se digan los dos apellidos, que a veces las excluimos.

Bueno, a nosotros nos parece, a nuestro grupo, muy interesante que se hable en esta Cámara de cultura. Y nos parece que, cuando se habla de cultura, en contra de otras críticas que se hacen por ahí, a nosotros no nos preocupa que se gaste dinero en esto, porque no consideramos que sea un gasto, consideramos que en la cultura lo que hay es inversión y que es importante que se haga y que se haga bien.

Nos preocupa mucho, en general, cuando hablamos de cualquier tipo de manifestación cultural, sea música, literatura o danza, que se planteen las cosas en esos términos porque creemos que tenemos un déficit. Pero hablando, además, en concreto, de Canarias, es que tenemos unos presupuestos bajísimos, y no puede ser que esta comunidad tenga un 0,3 frente a un 1,5, que sería lo mínimo deseable. No puede ser que tengamos gasto en cultura de 16 millones de euros y que el País Vasco, con la misma población, tenga 170 millones de euros. Por tanto, eso es lo primero, la primera crítica es que, hablemos de lo que hablemos, cuando hablamos de cultura tenemos que hablar de presupuesto.

Lo segundo, y por centrarme un poco en los hábitos culturales, en los libros y en la literatura, voy a citar una frase de un texto de José Saramago que me parece que nos puede hacer reflexionar. Dice: "Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio, que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista: tienes que leer". Tenemos que leer, y tenemos que leer más. Y en ese sentido, desde su consejería están obligados a hacer nuevos no solamente planes lectores, que en este último año ha habido poquitos y muy irregulares, sino que es importante que se ponga ya en marcha esa ley que tenemos de bibliotecas, que era una deshonra estar en la posición de ser la única comunidad autónoma en no tener una ley de bibliotecas. Eso por un lado. Y por otro lado, en todos los ranking, que acabamos de recibir los datos y las cifras, que estemos siempre en la cola de todo lo que se puede medir con respecto al tema de bibliotecas y de lectura. Esto nos preocupa.

Ahora estamos esperando, estamos en esa posición en la que tenemos que subsanar, para lo que le pedimos...; porque el tiempo es muy escaso y en esto queremos profundizar más, tendremos ocasión cuando empecemos a trabajar con la ley, pero desde luego que tengan en cuenta las alegaciones que han hecho desde las asociaciones Abigranca y Probit, a las que desde nuestro Grupo Podemos nos adherimos totalmente y solicitamos que sean tenidas en cuenta y asumidas en la redacción definitiva de la ley.

Es importante -porque me queda muy poco tiempo- que tenga una concreción presupuestaria para su realización; eso es básico. Es decir, sin dinero volverá a ser papel mojado, y no nos podemos permitir el lujo de ser la peor comunidad en materia de lectura y bibliotecas de todo el Estado, y que encima cuando se haga una ley que se haga sin dinero. Creo que es en...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la señora Luzardo Romano, doña Josefa.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera y compareciente.

Yo creo que esta era una comparecencia para que la consejera se pudiera lucir, sobre todo con la línea editorial que lleva su consejería. Lo que pasa es que nos permite a los grupos parlamentarios poner sobre la mesa unos aspectos que tienen que ver con la lectura, con el fomento de la lectura. Y usted misma lo dijo casi al final el tema de las bibliotecas, y habló de ese 18 %, que es lo que ocupan las bibliotecas de Canarias.

Yo quería empezar preguntándole, porque, claro, para fomentar la lectura hay muchos ciudadanos que solo pueden acudir a las bibliotecas públicas, sobre todo en esta época de verano, pues, cuando más se solicitan los préstamos de libros. Según mis noticias, la biblioteca de Santa Cruz de Tenerife, que usted gestiona, va a estar cerrada durante el tiempo estival, o sea, en verano va a estar cerrada, y continúa cerrada los fines de semana. Es verdad que ya solucionó el problema de la biblioteca de Las Palmas, yo creo que además lo hizo gracias también a la presión que hubo. Y la biblioteca de Las Palmas -digo Las Palmas porque es provincial, porque es el nombre que tiene, aunque está ubicada en Las Palmas de Gran Canaria- sí ha resuelto -creo que hasta el 31 de diciembre-, afortunadamente, el problema que tenía de personal para que esté abierta no solo el verano por las tardes, sino también los fines de semana, después del conato que hubo de cierre de la biblioteca.

Mire, vamos a ver, a mí me parece que está muy bien la línea editorial, porque, bueno, tiene dinero: esa Biblioteca Atlántica tiene 40 000 euros; la Biblioteca de Artistas Canarios tiene 65 000 euros; Nuevas Escrituras, que es la que ha rescatado -que esta yo creo que es una buena iniciativa-, tiene 20 000 euros: esta sí es una convocatoria pública. Mire, a nosotros nos gustaría conocer cómo se deciden las publicaciones de la Biblioteca Atlántica, la Biblioteca de Artistas Canarios. También Patrimonio Arqueológico, que tiene 40 000 euros. Yo me imagino que esta se hace porque es a título póstumo, supongo, los dos libros que son dedicados uno a Clara Muñoz y otro a Luis Cobiella. Entiendo que esto es, supongo, que porque es a título póstumo, pero nos gustaría saber cuál es el procedimiento. Porque, claro, cuando es convocatoria pública es muy fácil, porque tendrá que elegir un jurado que decidirá qué jóvenes son los que van a poder exponer los trabajos.

Y termino, porque veo que ya me queda muy poco tiempo, con la ley de bibliotecas. Vamos a ver, usted sabe que la ley de bibliotecas ahora mismo no establece ni la estructura, ni las funciones de las bibliotecas, ni siquiera sus costes; no solo de lo que son las bibliotecas de Canarias, sino las bibliotecas municipales, como deben ser las escolares o las administrativas. Y hay algo que es todavía peor, no cumple con la ley que establece que, cuando hay un gasto y un ingreso, debe tener la ficha financiera. Nosotros también estamos trabajando en las alegaciones y nos gustaría saber -ahora ya finalizó el plazo- cuántas alegaciones se presentaron y si piensa modificar la ley para que establezca también las funciones, la estructura de personal y sobre todo el coste que debe tener esta iniciativa.

Y termino con la frase que ha lanzado el ministerio: "Leer te da vidas extra". Yo me imagino que este es un proyecto muy importante, que me gustaría saber cómo lo va a difundir al resto de administraciones públicas para que se puedan acoger a las ayudas...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña María Victoria Hernández Pérez.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenos días... (Sin micrófono).

Yo le quiero recordar, señora consejera, que las ferias del libro que se extienden por todos los municipios de Canarias, más chiquitas o mayores, no cuentan con ayuda del Gobierno de Canarias... Me dice que no con la cara, pero los alcaldes y concejales que están dentro de esta sala, y consejeros de cabildo, me dicen que no cuentan con ayuda. Yo creo que es bueno llevar la cultura del libro también a esos municipios.

Respecto al Día de las Letras de Canarias, hay una publicación de la consejería que dice que cualquier faceta de la cultura y que esté relacionada con el libro son los premiados. Yo entiendo que el Día de las Letras Canarias en un principio fue fundado con la idea de hablar especialmente de la literatura.

Usted ha hablado de Canarias Lee, que se implantó en el 2006, pero me hubiera gustado oírle resultados, en cuanto al número de personas, qué resultados... Porque cada vez que se haga un evento de estos, yo entiendo que hay que tener una valoración para preparar la siguiente.

Igual con el ciclo Entre Palabras. Que, bueno, también leo en una publicación de la consejería que está dirigido a "escritores canarios contemporáneos". Yo creo que debemos abrir la mano y poner, al menos, residentes en Canarias, que no nos quedemos solo con los nacidos en estas islas, dada la universalidad de la cultura, de la universalidad de la cultura que me es hecha en Canarias.

Usted ha hablado de las líneas editoriales que usted abre: la felicito. Es decir, la añorada Biblioteca Básica Canaria ha tenido un parón histórico que es inadmisible, y al parecer usted la va a poner en marcha y nos anuncia libros para el 2018. Pero, aprovechando que estamos aquí, señorías, señora consejera, le quiero preguntar qué fue lo que pasó, por qué Canarias no se unió al programa nacional del cuatrocientos aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes. Algún ayuntamiento celebró algo, pero desde el Gobierno no se celebró -que yo supiera- absolutamente nada, cuando era un programa financiado desde Madrid.

Y le dejo también una sugerencia; yo creo que también hay algo que recuperar: la convocatoria de premios de literatura para encontrar a toda esa gente que está escribiendo y a quienes en muy pocas ocasiones les prestamos atención. Hay cientos, tanto jóvenes como mayores, que escriben y yo creo que también hay que darles una oportunidad.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del grupo proponente, tiene la palabra, nuevamente, el señor García Ramos, don Juan Manuel.

Comunico a sus señorías que, por acuerdo de la Junta de Portavoces, tendremos en recuerdo de las víctimas del terrorismo, especialmente, en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, un minuto de silencio a las doce. Lo digo a efectos de que sus señorías estén avisadas y también a efectos de que se una el personal de la Cámara. Muchas gracias.

Señor García Ramos, tiene la palabra...

(La señora Navarro de Paz formula un comentario sin micrófono desde su escaño).

Se lo comunicaremos en un momento, señora portavoz, muchas gracias.

Disculpe, señor García Ramos: tiene la palabra.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias, presidenta. Señorías, señora consejera.

Bueno, las intervenciones de los distintos portavoces yo creo que han estado confirmando la línea editorial que ha sido expuesta por la consejera. De todas las maneras, creo que he oído cosas que enriquecen el debate; "las ideas se enriquecen en el comercio de los espíritus", eso lo dijo alguien ya.

Pero bueno, creo que debemos centrarnos, porque he visto algunas derivaciones hacia la cultura: no, no, vamos a centrarnos en el motivo de la comparecencia, que es la línea editorial, de fomento de la lectura y las bibliotecas y la posible ley de bibliotecas, ¿no?

En cuanto a política editorial, lo que hay que tener en cuenta es que contamos con microempresas, ¿no? Las iniciativas privadas realmente tienen un exiguo mercado, hay problemas de distribución y también de salida de libros al exterior, ¿no?, y han ido naciendo y muriendo, cíclicamente, empresas muy interesantes. Entre ellas se dan, además, fenómenos curiosísimos. Por ejemplo, la editorial Baile del Sol, de Tenerife, de repente ha descubierto una novela de un estadounidense, una novela publicada en 1965, Stoner, de John Williams, que se ha convertido en un bestseller y ha sido muy relevante y muy rentable, también, para esa pequeña editorial canaria, que, además, saca muchísimos autores y autoras canarias.

Entonces, eso es un reto que desde luego se está, se estuvo siempre financiando desde el Gobierno de Canarias, y ahora sé que también hay un nuevo proyecto que está a punto de ser aprobado, ya me lo confirmará la señora consejera en su segunda intervención. Pero me parece que en esa línea estamos con mucho acierto, ¿no?

(La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

En cualquiera de los casos, también debemos saber que en Canarias existen 268 bibliotecas públicas y que, bueno, con 268 bibliotecas públicas, nada más que enviándoles a cada una de ellas dos ejemplares podemos hacer una conexión con lo que es el tejido editorial, ya podían publicar, pues son 500 libros que se podían colocar de entrada y eso rentabiliza mucho a una editorial, ¿no? Los libros que se están vendiendo -y lo digo por editoriales, además, peninsulares, como Pre-Textos, que son, bueno, que son muy solventes-, los libros que se venden son 1500 ejemplares, eh, tampoco estemos hablando de que el mercado en Canarias sea exiguo porque en la Península ocurre lo mismo. Las grandes editoriales de la Península, la más renombrada editorial de la Península, si vende de un libro 1500 ejemplares es bastante, es mucho. Por lo tanto, este esfuerzo que está haciendo la consejería por apoyar a las editoriales, a las pequeñas editoriales, tiene que seguir haciéndolo con muchísima más firmeza también.

Bueno, ha repasado la consejera las colecciones propias de su departamento entre ellas la Biblioteca Atlántica. Que, por otra parte, no sé si está aquí doña Carolina, pero, si está, que el otro día tuvimos una reunión y estábamos un poco chequeando lo que fueron las conclusiones de las VIII Jornadas Atlánticas, y estábamos mirando, yo hoy tuve una intervención y le dije: hemos hecho unas jornadas, hemos llegado a unas conclusiones, pero ahora hay que también darse cuenta de si estamos materializando algo de lo que allí dijimos tan pomposamente. Como don Juan Márquez Fandiño era, junto a alguien del PP, de llevar un poco lo que se ha hecho, una de las aportaciones que hemos puesto es la de la Biblioteca Atlántica. Porque se trata en esta biblioteca de no solo publicar autores que hayan salido al exterior, que tengan una dimensión atlántica fuera de las islas, como ha citado la consejera, a Mercedes Pinto o a Nivaria Tejera, sino también se trata..., y esto lo coordina Gómez Soliño, el antiguo rector de la Universidad de La Laguna, se trata también..., que domina muy bien el portugués, y el portugués macaronésico, más; que se trata también de traducir obras tanto de azorianas como madeirenses, como caboverdianas para saber un poco cuál el espíritu, cuál es la cultura común de la que participamos. Y les aseguro que la cultura es común. Las obsesiones casi todas son comunes, entre ellas, por ejemplo, el afán de la emigración. Eso está en muchas de las narrativas de todas estas obras.

También ha hablado la consejera de la Biblioteca de Artistas Canarios, que yo creo que también viene del tiempo en el que teníamos nosotros nuestro equipo, en los años ochenta y pico, noventa, pero que se ha convertido en un canon de lo que son los autores que merecen la pena estar ahí, considerados.

La sugerencia que ha hecho la compañera María Victoria Hernández me parece muy oportuna porque, evidentemente, tenemos que abrir la mano no solo para aquellos autores que hayan nacido en Canarias, sino que hayan demostrado una residencia en Canarias. Yo creo que en ese sentido no habrá ningún problema.

Y, bueno, los últimos datos son que vamos a publicar cosas de Botas Ghirlanda, de Nicolás Massieu y que se están ocupando de ello, además, profesores universitarios. Es una doble dimensión: no solo es que impulsamos a los artistas, sino que también los profesores tienen un medio de llevar a cabo una investigación.

Las Nuevas Escrituras también en su tiempo dieron mucha cancha para las personas que empezaban a escribir y que tenían ahí un trato, además, profesional porque se le pagaban derechos de autor y se les publicaba con dignidad.

Y, por último, la Biblioteca Básica Canaria, que fueron 55 títulos que sacamos también en aquel momento y que hay un proyecto, según hablan también la consejera y su viceconsejero de Cultura, de producir una continuación de tal biblioteca.

En cuanto al fomento de la lectura, tengo que hablar por experiencia propia, como dije en mi primera intervención. Cuando se piden resultados, los resultados son fáciles de comprobar porque eran charlas de autores canarios que íbamos a institutos de enseñanza secundaria o a centros de formación profesional y había unos cursos que los profesores elegían y nosotros nos presentábamos ahí y dábamos cuenta de lo que había sido nuestra aventura creadora y eran los alumnos y los profesores los que participaban. Es decir, esos datos pueden cuadrarse perfectamente porque no es que esperásemos que el público acudiera, sino que íbamos a las aulas nosotros y yo creo que fue una idea muy enriquecedora, muy enriquecedora.

Esa fue una ocurrencia del departamento de Cultura, junto con el departamento de Educación, a partir de 2011, y a partir de 2015, el departamento de Cultura ha contado con la colaboración de la cada vez más ágil Academia Canaria de la Lengua, que este año hemos tenido un detalle con ella en cuanto a subir presupuesto, ¿no?, y que está haciendo una labor que yo creo que es también indiscutible. Y, además, se están haciendo esfuerzos, como ha contado también la consejera, con lo que es la Dirección General de Industrias Culturales y del Libro, del Estado, para establecer líneas de trabajo comunes.

Y luego está, por último, el asunto del anteproyecto de ley de bibliotecas de Canarias. Anoche me lo he leído, yo no soy tampoco muy aficionado a leer las leyes así, pero anoche tenía la obligación de leerlo, y yo creo que tenemos que leerlo. También vendrá al trámite parlamentario y aquí podremos hacerle las contribuciones que haya que hacerle. Pero sí hay que tener en cuenta que en este anteproyecto que pude leer hay una nueva concepción de la lectura. La lectura, como yo decía, no es lo mismo la lectura del siglo XXI que la lectura del siglo XIX, desde luego: el mundo digital se ha metido entre nosotros y eso es una cosa que no podemos negar. Hay también un análisis de los formatos, los formatos no son..., no es lo mismo el formato en papel que el formato digital: el formato digital, desde luego, es más aceptado por población más joven...

Desde luego hay otro asunto muy importante, que son las competencias. Porque aquí nos hemos dedicado -y esto creo que lo he repetido muchas veces- nos hemos dedicado a hacer transferencias a cabildos y luego los cabildos a ayuntamientos, pero luego parece que el único responsable en muchos de los ámbitos sigue siendo el Gobierno que hizo las primeras transferencias. Y yo no sé..., y doña María Victoria ha hablado de las ferias: hombre, también debieran hacer un poco de esfuerzo los cabildos y los ayuntamientos en las ayudas a las ferias, porque las dos ferias grandes que se celebran en las dos capitales, en las dos capitales políticas, las paga la Consejería de Cultura, eh, las paga la Consejería de Cultura. Y luego no sé si establece algún tipo de convenio con otras ferias más pequeñas, pero, desde luego, las grandes ferias..., que, además, yo creo que han cobrado mucho auge: yo pude estar en la de Las Palmas de Gran Canaria y vi que había una gran afluencia de público y, además, muchísimos autores que acudían a dar cuenta de lo que eran sus últimas creaciones... Yo creo que esas dos ferias están pagadas por el departamento de Cultura y las otras, bueno, pues, con las transferencias que tienen los cabildos, muy bien podrían llevar a cabo sus responsabilidades.

Y, también, el único problema que veo en esta ley es que, además, hay una serie de organismos a que se alude -el Consejo Canario de la Lectura y las Bibliotecas, la Biblioteca de Canarias, la Red de Bibliotecas Públicas de Canarias-, una serie de organismos que habrá que organizar...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo. Si quiere un minuto más, señor García, como le he dejado a todo el mundo un minuto más.

El señor GARCÍA RAMOS: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Acabe, señor...

El señor GARCÍA RAMOS: Muy bien. Muchas gracias.

No, que yo creo que también es verdad que la ley de bibliotecas no va a inaugurar una política de bibliotecas, lo dije en mi primera intervención. Hay una red que se llama la Red BICA, que organiza el departamento de Cultura en colaboración con 250 espacios bibliotecarios. Eso está perfectamente también instituido y se está trabajando en eso. Hay una red también, que es eBiblio Canarias, que son también enlaces para catálogos conjuntos, y luego también, como dije antes, estamos en el proyecto Rebeca, que es una coordinación que se hace para compartir catálogos entre las bibliotecas centrales del Estado y las bibliotecas centrales de todas las comunidades.

Todos estos asuntos serán recogidos en ley y tendremos la oportunidad, como decía don Luis Alberto Campos, de perfeccionarla en el trámite parlamentario.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor García Ramos.

Turno ahora para el Gobierno, para cerrar esta comparecencia.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Muchas gracias.

Bueno, me he centrado en la comparecencia tal cual el tenor de lo que se me ha solicitado, ¿no? Hablar del fomento de la lectura, de las bibliotecas, del libro, de la política editorial, no expresamente, concretamente de la ley de bibliotecas, pero bueno, alguna aclaración haré o, digamos, ampliación de la información sobre la ley de bibliotecas.

Decía el señor Campos que Cultura ha sufrido unos grandes recortes en presupuesto: sin duda alguna. En la legislatura anterior, nada menos que un 80 % de Cultura y Deportes se redujo. Entendemos circunstancias económicas complicadas, necesidades en otras áreas, pero la verdad es que la cultura no se merece, en absoluto, esa merma de recursos y tenemos que propiciar que se vayan recuperando.

Este Gobierno se ha comprometido con la cultura y eso lo ha demostrado el incremento que hemos experimentado, que hemos podido dotar al presupuesto de Cultura, este año 2017, con 3,3 millones de euros más, un 22 % más que el año anterior. Por tanto, vamos recuperando presupuesto de cultura. También la bajada del IGIC cultural es otro ejemplo de como el Gobierno apoya la cultura y, por tanto, al sector cultural. Aunque hoy expresamente no estamos hablando de presupuestos, sino de la lectura, del libro y de las bibliotecas, sí que quería hacer un poco esa apreciación o esa puesta en valor de ese esfuerzo del Gobierno por incrementar el presupuesto de Cultura este año nada menos como digo, que 3,3 millones de euros. Hemos pasado de 15 millones a 18 millones el presupuesto de Cultura en este ejercicio.

Con respecto a las leyes. Ya lo decía antes en las otras intervenciones, que tenemos siete leyes en esta consejería. Una consejería grande, compleja y, por supuesto, se está trabajando en todas ellas. La que nos compete hoy, la ley de bibliotecas, es de las que más avanzada están. Dije que primero la de deportes, la segunda, la de bibliotecas, que ya pasó por el Consejo de Gobierno, aprobación de la lista de evaluación, estamos con los últimos informes previos para ya pedir el informe preceptivo al Consultivo y poderlo traer a esta Cámara para debatir.

Hubo unas aportaciones muy interesantes en la fase de consulta previa, que como saben es un mecanismo nuevo de la Ley de Procedimiento Administrativo Común reciente y, además, es obligatoria, también, previo a redactar la ley, esa consulta previa. Y hubo aportaciones de las distintas asociaciones de bibliotecarios de las distintas provincias y de colectivos editoriales y eso es lo que nos ha servido para hacer un texto que será, en definitiva, más consensuado que de no haber tenido esas consultas y haberlas incluido en la norma. Antes de empezar a redactar ya teníamos esas propuestas y, por tanto, hemos podido hacer una norma ya con todas esas aportaciones.

Esta ley de bibliotecas va a dotar de un marco regulatorio único a las bibliotecas de Canarias. Efectivamente, somos la única comunidad autónoma del Estado español que no tiene ley de bibliotecas; pero ya, por fin, esperamos que en esta legislatura eso deje de ser cierto y ya seamos una comunidad con la ley más moderna aprobada y, por tanto, adaptada a todas las exigencias normativas de otras normas. Como no puede ser de otra forma, esta ley tiene que adaptarse a todo el tema digital, al tema de transparencia..., a muchísimos requisitos que nos exigen otras normas.

Como digo, nos va a dotar de un marco regulatorio único, va a garantizar o pretendemos que garantice recursos necesarios para la mejor gestión de las bibliotecas públicas no solo en cuanto a los recursos humanos, al necesario fortalecimiento de la profesionalización de los que están al frente de las bibliotecas y la dignificación de su profesión y, por supuesto, la exigencia de esa profesionalización, sino también a los recursos de los fondos bibliográficos con los que deben contar.

Esos serían un poco los rasgos principales. Como digo, hoy no he traído una preparación de la ley de bibliotecas -que, por supuesto, prepararé en cuanto me la soliciten-, pero me he centrado hoy más en el fomento de la lectura, la política editorial y la política de las bibliotecas.

Y por terminar con el tema de las bibliotecas..., porque antes me ceñí a la política editorial, que era de una de las cosas por las que se me solicitaba, y he descrito todas las líneas editoriales. Como dije antes, cada una de esas líneas editoriales tiene una trayectoria, tiene, digamos, un tribunal que es el que selecciona las obras y, por tanto, garantiza que las obras que se eligen y los autores tengan una calidad determinada y representativa de lo que son todos los escritores no solo contemporáneos, sino de toda la tradición cultural de Canarias.

Con respecto a las bibliotecas, que es la parte que me faltó de la primera intervención, como decía, empecé anunciando que no llegamos -las tristes cifras- al 18 % de la población inscrita como usuaria de bibliotecas públicas frente al doble de la media nacional. Son cifras que tenemos que mejorar. Que las administraciones públicas han sorteado como han podido la crisis, pero que no se han cerrado bibliotecas, todos los municipios siguen con sus bibliotecas abiertas.

Las bibliotecas, como decía, se han convertido en espacios de encuentro, de refugio social, orientadas, en muchos casos, sus actividades a ser facilitadoras y complemento de otras áreas de las administraciones: ayuda social, educación, información...; luego han jugado un papel importantísimo en la crisis. Que hay que reconocer, pues, no solo a las instituciones, sino a todo el personal que ha estado al frente de ellas.

Las bibliotecas públicas de Canarias no han estado ajenas a la tendencia de pérdida de lectores y ganancia de visitantes, como decía, por estas circunstancias. Esos nuevos usos, unidos al desarrollo de las nuevas tecnologías y al equipamiento del que disponen, han hecho posible tener un millón más de visitas en el 2015 que en el 2012, lo que indica la asistencia de un usuario activo y una oferta cultural y de ocio importante, en muchos casos, la única.

A todo ello ha contribuido el esfuerzo del Gobierno de Canarias, que ha mantenido con la creación de la Red de Bibliotecas de Canarias conocida como la red BICA, uniendo al conjunto de las bibliotecas públicas -muchas especializadas y también administrativas- bajo un mismo sistema, dotando a la ciudadanía de un carné único y válido en cualquiera de las bibliotecas de las islas. Una herramienta vertebradora e igualitaria al establecer las mismas condiciones y reglamentos al conjunto de usuarios e impulsando la colaboración entre las distintas administraciones y entidades implicadas. Un esfuerzo de colaboración, impulsado, en este caso, desde la Viceconsejería de Cultura y Deportes, al que se suman otros destinados a diversas actividades de fomento de la lectura y de la promoción del libro y del autor canario. Casi 400 000 lectores inscritos y más de 650 000 préstamos en el año 2016.

Los trabajos previos con motivo de la redacción tanto de la ley de bibliotecas como del Plan Canario de la Cultura 2017-2020 han puesto de manifiesto aquellos aspectos en los que el Gobierno de Canarias ha venido trabajando durante todos estos años y que tiene intención de fortalecer e impulsar conjuntamente con los cabildos y archipiélago. Se trata de promover actividades de fomento de la lectura en bibliotecas públicas, en centros escolares, tanto en papel como en soportes digitales. Por supuesto, nos tenemos que adaptar a estas nuevas demandas, y también el tema digital en el tema del libro ha tenido un impulso importante, pero que eso no sea lo que impida la lectura, que es el fin al que nos orientamos, ¿no?, colaborando en programas de formación para los profesionales, dotando al conjunto de las bibliotecas de Canarias del sistema bibliotecario, como decía, aspiración que contiene la ley de bibliotecas.

Citarles que también estamos en la fase final de la elaboración del Plan Canario de la Cultura, de la actualización del plan, que ha habido más de quinientos participantes; lo presentaremos en breve también. Se celebraron mesas sectoriales con cada uno de los sectores, incluido, por supuesto, el del libro, se celebraron mesas territoriales en cada una de las islas y mesas transversales, porque la cultura, por supuesto, tiene que ser transversal, en todas las áreas del Gobierno y en todas las instituciones, en toda la economía.

Y tras esa, digamos, puesta en común con todos esos quinientos participantes, representantes del sector cultural en las distintas instituciones, o personal, digamos, privado, o sea, sector cultural en las distintas disciplinas, hemos actualizado la estrategia de la cultura en Canarias, que es el Plan Canario de la Cultura. Recuerden que se elaboró en la legislatura pasada, que también hubo mucha participación, pero se gestó en un momento, en el 2010-2011, en que la crisis todavía no había hecho sus efectos y, por tanto, ese plan no era materializable, ejecutable, y tuvimos que actualizarlo a los tiempos actuales, a los presupuestos actuales y a las necesidades actuales. Ya está actualizado, vamos a compartir con todos nuevamente este documento final, va a ser un documento flexible. No solamente es una estrategia, sino que es un plan de acción: hay doscientas medidas que ha recogido todo el sector para mejorar la cultura en Canarias. También hemos recogido las propuestas de esta Cámara, de la Comisión de estudio sobre la situación de la cultura...

La señora PRESIDENTA: Concluya, consejera, por favor.

La señora CONSEJERA DE TURISMO, CULTURA Y DEPORTES (Lorenzo Rodríguez): Están contempladas esas aportaciones que ha hecho esta Cámara también, y esperamos que sea no solamente, como digo, una estrategia de la cultura en Canarias, para la cultura en Canarias, sino un plan de acción. Doscientas medidas, muchas de ellas ya se están ejecutando, en estos dos años hemos ejecutado, y nos queda, pues, todavía continuar con esa ejecución.

Como digo, importante el Plan Canario de la Cultura, que también está en su fase final y nos servirá como hoja de ruta.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Señorías, personal de la casa, quiero, en este momento, invitarles a guardar un minuto de silencio en memoria del que fuera concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, de cuyo asesinato se cumplen hoy veinte años.

Honramos su memoria, honramos su ejemplo, como también, en este minuto de silencio, honramos la memoria y honramos el ejemplo de todas las víctimas del terrorismo, con cuyos familiares y allegados nos solidarizamos.

Señorías, les invito a ponernos de pie y a guardar un minuto de silencio.

(Los señores diputados, los miembros del Gobierno y el público asistente, puestos en pie, guardan un minuto de silencio. Pausa).

Muchas gracias, señorías.

Ruego a los portavoces que se acerquen a la tribuna.

(Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia. Pausa).

(Rumores en la sala).

Portavoces, señorías, ocupen sus escaños. Señorías, por favor... (Prosiguen los rumores).

Señorías, cuando quieran les informo del acuerdo de la Junta, si son tan amables.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1114 Sobre -Consejera de Turismo, Cultura y Deportes-, sobre política editorial, fomento de la lectura y bibliotecas.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400