Diario de Sesiones 85/2017, de fecha 12/9/2017 - Punto 26

9L/C-1206 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE NEGOCIACIONES EN RELACIÓN CON EL NUEVO CONVENIO DE CARRETERAS.

La señora PRESIDENTA: Señorías, cumplimentada esta SD, vamos a ver una comparecencia antes del receso, como es habitual.

Vamos con la primera de ellas, al consejero de Obras Públicas y Transportes, a instancia del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre negociaciones en relación con el nuevo Convenio de Carreteras.

Para su defensa, señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Buenos días, consejero.

Hemos oído ya en esta Cámara y hemos hablado de las satisfactorias negociaciones que se han ido llevando, con el Ministerio de Fomento, encaminadas a recuperar lo que es el Convenio de Carreteras, que fue suspendido de forma unilateral, y que en los últimos nueve años se han dejado de cumplir los compromisos con Canarias. Argumento: la crisis o la dejadez que se tuvo.

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Usted nos adelantó, antes del verano, que la sensibilidad encontrada en el Ministerio de Fomento era sustancialmente distinta; yo no sé si es porque ya el ministerio no habla de crisis, si porque los vientos soplan de otra forma y en otra dirección, o porque el peso del voto nacionalista ha hecho que lo que no se logró en nueve años se pueda conseguir ahora, y ese derroche de cariño y de promesas sea producto de algo de esto.

Las primeras perspectivas de las conversaciones con Fomento a nosotros nos llevaban a orientarnos en torno a tres claves: por un lado, la recuperación del Convenio de Carreteras, que se había eliminado de un plumazo; por otra parte, darle estabilidad a ese convenio -por tanto, dotarlo de continuidad en las próximas anualidades-; y, sobre todo, la tercera, recuperar también las inversiones adeudadas, que están en torno a los ochocientos millones de euros y que eso hizo que se retrasaran muchas de las obras, cuando no se llegaron a paralizar.

Consejero, la primera cuestión que queremos plantearle es cómo ha ido concretando estas tres líneas de trabajo con el ministerio. Porque sabemos de las buenas intenciones del ministerio, pero también es hora ya de que esto se empiece a escribir y se rubrique, se firme por el Gobierno del Estado y el Gobierno de Canarias, porque eso sí que es bueno para Canarias: es bueno para cada una de las islas, es bueno para Canarias y, por tanto, también será bueno para cada uno de nosotros.

Nos gustaría, si le han dicho los plazos con los que se está trabajando y las cuantías con las que estamos trabajando; y, también, me gustaría subrayar la necesidad de agilizar los procedimientos de redacción de los proyectos.

Mire, por mucho que tengamos financiación -y espero que la tengamos en breve-, los proyectos redactados y tramitados son claves para poder avanzar. En este sentido, quería preguntarle cómo va ese proceso de definición de inversiones prioritarias en los próximos años, en esa coordinación con los cabildos; y, especialmente, quisiera indicarle si hay posibilidades de agilizar los trámites y autorizaciones, porque hay demandas urgentes que no pueden seguir retrasándose por los trámites administrativos. Pongo un ejemplo que conozco más de cerca. En la autovía de Fuerteventura, en el tramo aeropuerto-Pozo Negro, hemos hecho gestiones a nivel particular con la propia Comisión Europea. Están en disposición de colaborar, pero seguimos, después de una década, con los argumentos de que no es viable, de que no es posible, de que no están los informes.

Soy consciente de que en todas las islas hay importantes demandas de obras que se han tenido que paralizar y retrasar -en el mejor de los casos-; pero le pediría que mantuviera esa perspectiva insular, que no insularista, pero sí esa perspectiva insular, en la tramitación de este convenio. Porque, a veces, la misma lejanía que sentimos con la insensibilidad del Gobierno del Estado se puede sentir ante la atención mediática que suelen dar determinados medios a determinadas obras que serán importantes. Cada obra es importante en cada isla, porque en cada isla resuelve demanda de nuestros ciudadanos. Y da igual el presupuesto; lo importante es el fin que esa obra venga a resolver.

Sé que usted y su equipo son conscientes de ello y están trabajando: conocen los problemas de La Gomera, de La Palma, de Lanzarote, de El Hierro o de Fuerteventura; conocen la demanda prioritaria de Gran Canaria y Tenerife; pero, también, conocen que son vitales -todas- para los vecinos, al margen de -insisto- las inversiones que se vayan a hacer en cada momento.

Gracias, señor consejero.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra su vicepresidente, el consejero de Obras Públicas, don Pablo Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Gracias, presidenta. Buenas tardes ya, señorías. Buenas tardes, señor Cabrera.

El pasado 20 de julio, celebramos en Madrid la comisión bilateral mixta de programación, seguimiento y control del actual Convenio de Carreteras, a la que asistí acompañado de mi equipo y en la que, además de avanzar sobre el estado y liquidación del vigente convenio -que, como usted bien sabe, finaliza este año-, pudimos avanzar en la negociación abierta que, desde mi llegada al cargo, mantengo con el Ministerio de Fomento para la firma del nuevo convenio que sustituirá al actual y que supondrá, sin duda, una nueva etapa para el desarrollo del archipiélago, a través de la ejecución de nuevas infraestructuras viarias necesarias que den respuesta a nuestros problemas de conectividad; que permitan terminar con los impedimentos que, en esta materia, limitan el desarrollo socioeconómico de las islas, de manera que las infraestructuras viarias no sean un obstáculo para ello de cara a los próximos doce años; y tres, que mejoren nuestra movilidad.

Nos fuimos de esta última reunión con la garantía y el compromiso, por parte del Gobierno de España, de tener listo el nuevo Convenio de Carreteras para el archipiélago antes de que finalice el presente año, de modo que pueda entrar en vigor a partir del 1 de enero del 2018.

Debo destacar la buena predisposición mostrada hasta el momento por el Ministerio de Fomento, que, en todo momento, ha mostrado también su intención de liquidar el convenio actual y devolver a Canarias las cantidades que no han sido transferidas a lo largo de los últimos años, y que han provocado -como bien decía el señor Cabrera- obras sin concluir, obras previstas sin iniciarse y, en definitiva, importantes problemas de movilidad terrestre por deficiencia en nuestra red viaria. Mientras, invertían en esos mismos años en líneas de alta velocidad, en la Península, para poder moverse cada vez más rápido; y nosotros continuábamos sin poder siquiera movernos con seguridad.

Por otro lado, la adenda del convenio 2009 finaliza este año, habiéndose realizado las actuaciones del anexo I -que, en muchos casos, como bien ha dicho también el señor Cabrera, ha tenido que sufragar la comunidad autónoma con fondos propios; aproximadamente, unos cuatrocientos millones de euros- y parte de las obras incluidas en el anexo II.

Existe, en la actualidad, cierto desfase entre algunas actuaciones incluidas en el convenio de 2009 y la planificación vigente de la Comunidad Autónoma de Canarias, por lo que se hace necesario actualizar el anejo de obras a incluir en el próximo acuerdo.

Por las razones expuestas, resulta conveniente suscribir un convenio con el que se inicie una nueva programación, incorporando las obras que sean el resultado de la planificación actual de Canarias que hemos consensuado con todos y cada uno de los cabildos insulares, más de ochenta obras nuevas. Cierto es que muchas de esas ochenta obras ya venían en el convenio vigente, en los anexos II y III.

Pero también debemos incorporar al nuevo convenio las obras que hoy están en ejecución y que tenían que haber estado terminadas ya hace muchos años. Es el caso, por ejemplo, de obras como Agaete-El Risco, incorporada en el anexo III, que, si todo va según lo previsto -y después de años, de décadas de espera-, podremos iniciar la licitación este año y las obras el año próximo, como nos hemos comprometido.

En este sentido, también les diré que, en esta última reunión de la comisión bilateral mixta, se acordó poder iniciar las expropiaciones de algunas obras que estaban en el anexo III del convenio vigente, como es el caso de El Risco-Agaete, en Gran Canaria; o Puerto del Rosario-Caldereta, en Fuerteventura.

Esperamos tener finalizadas, en los tres primeros años después de la entrada en vigor del nuevo convenio -es decir, hasta el 2021-, todas las obras que restan por ejecutar del convenio vigente; es decir, aquellas que hoy están en ejecución. Y, además, iniciar obras nuevas.

Nuestra prioridad ha sido, es y será, como también lo fue la del equipo anterior de esta consejería, finalizar las obras que ya se están ejecutando.

Las anualidades de estos tres primeros años, por tanto, del nuevo convenio, tendrán que coincidir con las partidas necesarias para finalizar las obras en ejecución, además de las obras prioritarias que se deben iniciar en el primer cuatrienio.

En cuanto al marco temporal -y aquí pido máxima atención-, esperamos que el convenio tenga una durabilidad de ocho más cuatro años; es decir, un total de doce años. Según lo establecido en el artículo 49 h) de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, el convenio se puede suscribir por cuatro años; pero, como bien saben sus señorías, este marco temporal, teniendo en cuenta la envergadura de los proyectos que están en ciernes, es absolutamente insuficiente. Hay obras concretas que tienen una temporalidad de cinco anualidades; y, por tanto, un convenio de cuatro años, tal y como recoge la propia Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, no es válido ni suficiente. Es por ello por lo que hemos solicitado al Estado que, atendiendo al mismo artículo de la misma ley -y cito, "no podrá ser superior a cuatro años, salvo que normativamente se prevea un plazo superior"-, se regule mediante norma que el convenio tenga una vigencia de, al menos, ocho más cuatro, es decir doce años; tiempo suficiente para que, si todos cumplimos, ninguna obra pueda quedar paralizada por la falta de un marco jurídico y financiero que la frene. Una garantía de futuro para el desarrollo de las islas, una reivindicación a la que esperamos que se unan todos los grupos políticos representados en esta Cámara, y en el Congreso de los Diputados, por una cuestión absolutamente necesaria.

Señorías, el Ministerio de Fomento ya está en posesión, también, de la relación de las más de ochenta obras que hemos planteado que se contemplen en el nuevo acuerdo; ochenta obras pactadas, vuelvo a repetir, con los cabildos insulares, cuyo presupuesto de ejecución supera los dos mil quinientos millones de euros. Un documento que hemos basado en el principio de equilibrio, atendiendo a las necesidades y a todas y cada una de las islas; y en el que se priorizarán aquellas obras que resulten más urgentes para atender primero, y en este orden, los problemas de seguridad y, después, las graves complicaciones de la congestión del tráfico que imposibilitan la vida cotidiana de los canarios y las canarias.

Mi propósito es avanzar, pero con pasos efectivos que contribuyan al bienestar de nuestra sociedad, también, en la movilidad. Tenemos que entender que llevar a cabo una buena política en materia de movilidad es tiempo de vida que devolvemos a los ciudadanos, pero quiero manifestar que la solución no pasa solo y exclusivamente por las carreteras y el piche; son fundamentales otras cuestiones: disponer de un planeamiento integral de nuestra movilidad, el transporte público, los planes de movilidad de los municipios, la movilidad eficiente, etcétera. Nuestro futuro económico y social está, sin duda, sujeto a las políticas que desarrollemos en materia de transportes y comunicaciones, dada la disposición de nuestro territorio. No atender adecuadamente la demanda de movilidad perjudica a la cohesión social de las islas, al equilibrio territorial y al desarrollo de nuestra economía. Y a la inversa, todo lo contrario.

Una prueba de ello la tenemos, por ejemplo, en la aplicación del 75 % en el descuento de residentes canarios para viajar entre islas, la movilidad interinsular, que ha superado, con un incremento además superior al 30 %, el tráfico interinsular de pasajeros. Al igual que el Estado, después de años y años de demanda, ha logrado entender -o no le ha quedado más remedio- que los canarios no podemos movernos por nuestra comunidad autónoma en igualdad de condiciones que otras regiones de España, deben también comprender que nosotros no tenemos importantes inversiones en trenes de alta velocidad.

La pelota, insisto, está en el tejado del Ministerio de Fomento, del Gobierno del Estado, que espero que cumpla y que firme, cuanto antes, este nuevo convenio.

Por otra parte, la comisión bilateral mixta de programación, seguimiento y control de actuación del actual Convenio de Carreteras también sirvió para intercambiar documentación con el ministerio, en relación con la certificación de ejecución de las obras en el año 2016, que permiten al Estado transferir la anualidad prevista en el 2017. Durante estos dos años, se tomó la acertada decisión de priorizar y concluir las obras que estaban en marcha, con lo que se destinó la mayoría del presupuesto a obras ya iniciadas y no a licitaciones nuevas.

He de decir que los contactos con el ministerio son continuos, al objeto -y ese es el fin de este consejero y de este Gobierno- de tener cerrado cuanto antes el nuevo convenio.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Melodie Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Presidenta. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

Lo más importante es que el nuevo Convenio de Carreteras debe ajustarse a las concretas necesidades de cada una de las islas, consiguiendo que sea equitativo para todo el archipiélago.

Y esto no solo por el compromiso de solidaridad, consagrado en el artículo 138 de la Constitución; ni por el de igualdad, proclamado en los artículos 9 y 14 de nuestra Carta Magna; sino, además, por ser precisamente objetivo y principio rector de nuestra norma institucional básica, tal y como se desprende de los artículos 1 y 5 de nuestro Estatuto de Autonomía.

Y, si remarcamos el tan ansiado desarrollo equilibrado entre las islas y la solidaridad entre todos cuantos integran el pueblo canario -que, por cierto, es de donde emanan todos los poderes- no es gratuitamente. Obedece a que, sencillamente, y volvemos a repetir en esta Cámara, La Gomera es la isla que más retrasos ha sufrido en cuestión de ejecución de obras del Convenio de Carreteras, habiéndose ejecutado tan solo un 30 %. Por tanto, aún queda por ejecutar algo más del 70 %, un 70 % fundamental para la igualdad de todos los canarios, para el bienestar y la calidad de vida de todas las gomeras y gomeros.

Hablo de los gomeros, pero en ningún caso, y a nadie se nos escapa, que es un problema de todas las islas. Los problemas de nuestras conexiones diarias vienen continuamente denunciándose desde todas las islas, y, ¿por qué?, porque las comunicaciones diarias son esenciales para la cohesión insular, para la economía y la oportunidad de empleo.

La conectividad es primordial en un territorio fragmentado como el nuestro. Por ello, también aprovecho y le recuerdo que quedan obras tan importantes para la isla de La Gomera como el acabado del anillo insular por el sur de la isla, u obras urgentes, de urgente necesidad, como la que conecta Paredes con el aeropuerto y Playa Santiago.

Con todo esto, lo único que quiero poner de manifiesto es la necesidad de que el Estado salde su deuda con Canarias, una deuda de cerca de ochocientos millones -que recuerdo que Canarias tuvo que adelantar 420 para poder evitar la paralización por impago-. De ahí la importancia del buen fin de las negociaciones con el Ministerio de Fomento.

Señor consejero, aunque me consta, aun así, no debe cejar en hacer unas buenas negociaciones con el Estado por el bien de Canarias, y ojalá que sea antes de final de año.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Esther González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías. Buenos días, señor consejero.

En su intervención, no nos ha dicho nada nuevo de lo que nos dijo en julio; es más, desde mi punto de vista, nos ha dicho menos, porque en julio nos habló de que posiblemente en octubre se firmara el convenio, y ahora ha dicho que a ver si hay posibilidad de firmarlo antes del 31 de diciembre.

A mí, no obstante, también me gustaría que nos aclarara dos temas, porque está hablando del hito que significa que el convenio tenga doce años, ocho más cuatro, y me gustaría que me aclarara; o sea, sea la cantidad que sea, 2500 millones, que es lo que usted ha hablado, ¿eso es para ocho años o para ocho más cuatro?, porque es que no es lo mismo tener 2500 millones en doce años que tener 2500 millones en ocho años.

(La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

También ha dicho que el listado que se ha presentado al ministerio con las obras que están consensuadas con los cabildos supone unos 2500 o supera los 2500 millones. No, lo superan en un 60 %, estamos hablando de 1998,4 millones de euros, y a mí lo que sí me gustaría saber es que nos diga, porque supongo que ya tendrá alguna idea al respecto, qué criterios van a utilizar para decidir el final de esos 3908,4 millones de euros; cuáles, qué obras, porque el valor será 2500, qué obras son las que se van a quedar y cuáles son las que no se van a quedar.

Respecto a la anualidad 2017, en cualquier caso, que es la que puede ejecutar, hay varias cosas que me gustaría preguntarle. Primero, usted tiene, en este momento, 219 millones de euros: 96 que ya tenía en los presupuestos de la comunidad autónoma; 44 que fueron logrados por Nueva Canarias, en la negociación con el Partido Popular, para el apoyo a los presupuestos del 2016, que están nominados; y una cantidad de 79 millones que no están nominados, y que me gustaría saber en qué los ha utilizado o en qué los va a utilizar, o sea, a qué obras concretas se refiere.

Y, luego, yo quiero hablar también de dos obras en concreto, que corresponden al convenio que acaba en el 2017, y es en la LP-2, en el tramo de Bajamar-Tajuya, que de momento no se ha cumplido con el acuerdo de esta Cámara hace un año de que se priorizara el tramo de Tajuya a El Charco. Dinero hay, porque, además, no solo está el que estaba, sino el que Nueva Canarias localizó. Y, sin embargo, sigue sin hacerse nada.

Y, luego, quiero que me diga otra cosa: usted ha dicho que si había convenio en la II fase de la carretera de La Aldea se adjudicaba. Necesita el marco jurídico, necesita el marco financiero; según usted, sin que esté la firma del convenio no puede licitarla, y si no puede licitarla y la va a hacer a 31 de diciembre, no la podrá licitar en el 2017. Entonces, yo quiero que me diga, pero que me diga con un sí o con un no, ¿se va a licitar antes de que finalice el año 2017 la II fase de la carretera de La Aldea o de Agaete-El Risco?

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Buenos días.

Lo que hemos podido saber por sus propias palabras sobre este borrador del nuevo convenio son todo buenas noticias y buenas sensaciones, pero queremos aprovechar esta comparecencia para decirle que gobernar bien a base de buenas noticias y buenas sensaciones no es una buena idea, y tampoco creemos que sea responsable. Y a los resultados nos remitimos.

Hemos sufrido estos años un incumplimiento muy serio por parte del Gobierno del Estado, con consecuencias muy graves para nuestra tierra, y queremos que esto no se vuelva a repetir. Nada menos que 700 millones de euros nos debe el Estado solo en materia de carreteras. El argumento de su partido, de Coalición Canaria, es que, frente a los incumplimientos del Estado, ustedes poco pueden hacer, cosa en la que no estamos de acuerdo; pero lo que sí no nos puede negar es que un posible incumplimiento, primero, se puede prever ahora, y más cuando tenemos los antecedentes que tenemos. Y, segundo, una buena gestión siempre es imprescindible, con incumplimiento y sin él, y esa sí es tarea exclusiva de ustedes.

Le pedimos, señor consejero, que sea precavido; sobre todo, que sea buen gestor; que no gaste más de lo que pueda prever pagar con seguridad; y que se atenga, sobre todo, a realizar obras de primera necesidad y a prever las siguientes. No abra frentes que no sean imprescindibles y priorice, sobre todo. En resumen, le queremos decir que no pague voluntades en esta consejería; si no, las consecuencias serán las mismas: pondremos en peligro la seguridad de los ciudadanos o, si no, tendremos que gastar el dinero que está previsto para el rescate de la ciudadanía para arreglar irresponsabilidades, y hay que recordar que un 40 % de la población en esta tierra lo está pasando realmente mal.

Queremos recordarle de nuevo que no vuelvan a fallar en la gestión y en la previsión, y le ponemos otra vez como ejemplo la carretera de La Aldea, que no está terminada por su mala gestión.

Ya le dijimos en el último pleno que aún no tienen el proyecto del túnel de Faneque, que, a pesar de que el Foro Roque Aldeano se lo pidió durante años, desde 2015, cinco reuniones para pedirles un proyecto, y aún no lo tienen. Por eso le decimos que es su responsabilidad. Se han gastado 100 millones de euros en el primer tramo y no van a servir de nada este año tampoco, porque en breve no se va a poder transitar el segundo.

Hace escasos días, el foro, precisamente, pedía urgencia de nuevo en la licitación, que también le preguntamos si se va a hacer antes de diciembre, porque ya ha habido desprendimientos, y eso que no ha comenzado la época de lluvias.

Por tanto, le pedimos seriedad, previsión y buena gestión, porque se está jugando con la seguridad y el dinero de todos los canarios.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Turno ahora para el Grupo Popular, señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señor consejero y vicepresidente del Gobierno.

Quería hacer una serie de consideraciones de algo que ya hemos tratado muchas veces en este pleno, y no ha variado mucho más de lo que se habló en el mes de junio.

En primer lugar, es una gran noticia. Yo creo que todos nos debemos felicitar de los avances en la negociación entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno de la nación en relación con el Convenio de Carreteras. Nuestro grupo parlamentario, evidentemente, es el primero en alegrarse de ese tema.

En segundo lugar, el hecho -como usted bien sabe- de que el Gobierno de la nación tenga esta plena disposición para firmar un nuevo Convenio de Carreteras con 2500 millones de euros, más 700 millones de euros del convenio vigente, que hacen 3200 millones, no es más que la constatación de que las cosas en nuestro país se han hecho bien o muy bien en los últimos años, donde la mejoría de la situación económica, con crecimientos mayores al tres y medio o al tres por ciento del producto interior bruto, en los últimos años ha permitido aumentar notoriamente, notablemente, los ingresos públicos. Y, por tanto, ahora es el momento y la posibilidad de poder firmar un nuevo convenio, ¿o piensa usted, señor consejero, que es fruto de su persuasión, de su habilidad o de su capacidad de negociación?, porque, francamente, no creo que, con ingresos como los que había en los años 2010, 2011 o 2012, ni siquiera con su capacidad y su habilidad para negociar -que la tiene y seguro que mucha- hubiera sido posible firmar este nuevo convenio. Por tanto, lo importante es que la mejora de la situación económica y los ingresos públicos aumenten, para poder tener esta capacidad de firmar un nuevo convenio.

Tercer punto o tercera consideración. El Risco-Agaete, ya lo han mencionado algunos de los intervinientes anteriores. Me gustaría que usted aclarara definitivamente cuándo va a poderse realizar la adjudicación o la licitación de este nuevo tramo, porque se ha adjudicado una actualización del proyecto y queríamos conocer exactamente la fecha.

Cuarta cuestión. En algún medio de comunicación leí que usted también iba a pedir fondos para el mantenimiento de carreteras. No lo ha mencionado en su intervención, pero no sé si eso será posible. Pero, en cualquier caso, en su segunda intervención, que me lo aclare, porque los fondos de mantenimiento son permanentes, no son coyunturales, frente a un convenio que sí es coyuntural.

Y quinta cuestión y última, y con esto termino, señor consejero. Me gustaría que en su segunda intervención hablara del listado de carreteras, si está cerrado el acuerdo ya con todos los cabildos insulares para el listado de carreteras del convenio.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Jorge.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias presidenta. Buenas tardes, señorías. Consejero.

A mí me alegra que exponga cierto clima de entendimiento que hay en las conversaciones en la comisión bilateral, que, francamente, es donde entiendo que se tienen que negociar estas cuestiones. Ahora, me quedo con dos aspectos concretos de su intervención que me han preocupado un poco, que vienen siendo como aquella serie de halagos que se dicen: "usted es muy bueno, negocia muy bien, pero...", y todo esto anula todo lo anterior.

Entonces, usted ha puesto dos condiciones.

La primera, "si todo va como está previsto, firmaremos el convenio a final de año, firmaremos la carretera de La Aldea, etcétera, etcétera, etcétera". En el Convenio de Carreteras, absolutamente nada ha ido como estaba previsto desde el año 2012 hasta la fecha; por tanto, ya sería un mal planteamiento de base. Esto tiene que salir sí o sí. Yo sé que es difícil llevar un planteamiento sí o sí en la negociación, pero nosotros no podemos ir con esa condición.

Y la segunda condición que usted ha puesto, el segundo condicional, es "si todos cumplimos". Atendiendo a lo que ha sido la estadística del Convenio de Carreteras, desde el año 2012 hasta ahora, usted puede prever que, en principio, no parece que vayamos a cumplir todos. El Partido Socialista cumplió hasta el año 2012 de forma rigurosa; de ahí en adelante, el actual Gobierno dejó de cumplir hasta en un 73 % anual de recorte, y se han tenido que hacer malabarismos para poder terminar las obras que había en curso, y poder continuarlas y tener que hacer frente a esos sobrecostes de los que ya hemos hablado aquí infinidad de veces. Y no estamos diciendo absolutamente nada nuevo. ¿Qué es lo nuevo que tenemos que decir aquí hoy y que yo espero que usted diga? Esto se resume, básicamente, en tres preguntas.

La primera es cuándo, cuándo se va a firmar de verdad. No "esperamos firmarlo, quizás, no sé cuándo...". No, me gustaría que viniese aquí un día dijera "pues, el 24 de noviembre -que es el día de mi cumpleaños- vamos a firmar el convenio, etcétera, etcétera".

Y que dijera cuánto. Porque estamos otra vez bailando. Los 700 millones que nos adeudan, ¿nos los van a pagar?, ¿sí o no? En el caso de que sí, que entiendo que sí, ¿cuánto? ¿2500 millones van a venir? ¿Para cuánto tiempo? Porque no es lo mismo, como ya se ha dicho anteriormente, tener un convenio de ocho más cuatro, donde haya 2500 millones, que tener un convenio de ocho años en el que haya 2500 millones, y la proporción para los siguientes cuatro años, que será la mitad, unos 1250, si sigue una progresión lineal.

Y la tercera pregunta, que es la otra fundamental: ¿para qué?, ¿cuál es el listado de carreteras?, ¿cuáles son las prioridades? Ustedes han estado hablando con los cabildos. Lo hizo la anterior consejera, también, para definir las prioridades. ¿Dónde están las prioridades?, ¿cuál va a ser el anexo concreto de carreteras que se pretenden acometer si este convenio se firma, que esperemos que sí y lo antes posible?

Las mismas tres preguntas, o, en este caso, el cuánto y cuándo, en concreto, para el tramo de la carretera de La Aldea, de la segunda fase.

Por tanto, me gustaría darle un poco de concreción y que no pusiera tantos...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Corujo, se acabó su tiempo.

El grupo proponente, señor Cabrera, Grupo Nacionalista.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidenta.

Muchas gracias también, consejero, por la información facilitada. Confiamos en ese cronograma que nos ha indicado para la firma de un nuevo convenio. Sabemos el trabajo suyo, de su equipo, y esperemos que esa constancia dé un buen resultado, que nos dé también esa estabilidad y continuidad de este convenio para poder planificar obras estratégicas.

Y, como antes le apuntábamos, los problemas encontrados con los recortes injustificados llevaron a la desaparición de este convenio.

Solo le apunto una reflexión: si el trato que se le dio a Canarias en la legislatura pasada se le hubiese dado a alguna otra comunidad ahora muy en los medios, posiblemente, los resultados de estas semanas hubiesen sido muy distintos. Pero, como dice mi amigo Paco, nosotros tenemos otro carácter, nosotros somos así, de esta manera, y reclamamos las cosas de otra forma. Bueno, así no nos está yendo mal. Está consiguiendo logros, creo que es por su capacidad de gestión, pero sin lugar a duda, porque la soberbia de las mayorías se acaba; y, cuando hacen falta los votos nacionalistas, también ayuda a lo que antes no se daba...

La señora PRESIDENTA: Disculpe que le interrumpa, señor Cabrera.

Señorías.

Continúe, por favor.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Señor consejero, desde el momento en que se formalice esta firma tan esperada, la responsabilidad va a estar de este lado. Va a estar del lado del Gobierno de Canarias. Por eso le insistimos: coordinar con los cabildos para empezar con los preparativos necesarios, para ver esas obras prioritarias y para intentar ir desbloqueando los temas medioambientales, los temas de proyectos, los temas de terrenos.

Pero es necesario que esa deuda trazada, más el nuevo convenio, nos permitan agilizar obras claves que han estado paradas. Cuando hablamos con La Gomera, nos dicen del retraso existente. Cuando hablamos de El Hierro, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura, tienen problemas en las vías. Gran Canaria y Tenerife se han expuesto aquí también. Es decir, no es un tema de capricho, no es una obra puntual: son infraestructuras básicas. Tan básicas que, en el caso de Fuerteventura, es una obra estratégica para nuestro desarrollo económico; es la obra que une el norte y el sur con Gran Canaria y con Lanzarote para el desarrollo, y es la obra que nos unirá con el continente africano para la internacionalización de nuestra economía. Por tanto, no podemos llevar 25 años para terminar una infraestructura tan importante cuyo coste es muy inferior a algunos de los puentes instalados en algunas comunidades del Estado español.

Señor consejero, lo que quiero decirle con esto es que vemos que hay proyectos que se eternizan en los despachos. Se trata, por tanto, de planificar e ir tramitando todos esos proyectos; no esperar a tener esos 2500 millones para los ocho años, sino poder ir desbloqueando.

Desde la eliminación del anterior convenio, ya nos hemos acostumbrado a ver obras ralentizadas, paradas; habrá que iniciar muchas de ellas. Y, por tanto, habrá también que cumplir con los compromisos de los vecinos. En Fuerteventura, hay uno muy importante: no solo dar más agilidad a los dos tramos que están en marcha, sino el tramo aeropuerto-Pozo Negro, que tiene problemas con el medio ambiente; y el acceso al Parque Holandés, que esperemos que, a lo largo de lo que queda de este año, el proyecto ya esté finalizado, desbloqueado, y podamos estar adjudicándolo con estos dineros.

Entiendo perfectamente que el Gobierno de Canarias considere prioritarios y agilice proyectos como los parques eólicos, equipamientos de ocio y turismo. Lo que pedimos es algo similar. Estas no son infraestructuras caprichosas. Se sabe por dónde están trazadas, porque muchas, la gran mayoría, están definidas en los planes insulares de nuestras islas. Por tanto, ¿por qué no buscar figuras similares que nos acorten el tiempo, los trámites, respetando los estudios de impacto ambiental, respetando lo que dicen los planeamientos, pero acortando? No se pueden eternizar cinco años para desbloquear trazados de autovías.

Lo que digo es que, bueno, podamos ahí seguir exigiendo al Estado. Para que liquide esa deuda de los 800 millones, para que los 420 millones que adelantó la comunidad autónoma más de la financiación nos permita ver terminadas obras claves y, sobre todo, para dar estabilidad a este proyecto y que podamos planificar.

Una magnífica noticia no hablar de ocho años, sino hablar de doce; porque, bueno, son tres legislaturas, nos permite planificar a medio y a largo plazo y, por tanto, permite también avanzar en las infraestructuras claves.

Nos gustaría conocer algún detalle sobre el grado de ejecución de las actuaciones llevadas a cabo en el 2016, de los 219 millones de euros que estaban para el 2017, cómo van, y las posibilidades de invertir todo ello más allá de diciembre, de esos dineros que se han conseguido en un presupuesto de apenas hace cinco meses, ver si hay garantías de no perderlos y de poderlos seguir manteniendo.

Y quisiera, también, que tuviera presente una PNL aprobada en comisión hace unas semanas, que fue aprobada por todos los grupos políticos; específicamente, en algo que usted decía ahora, también: las nuevas planificaciones de estos convenios de carreteras tienen que incorporar políticas de transportes más sostenibles. Y ahí aprobábamos -le insisto, por todos los grupos políticos, en la comisión- prever y dotar de vías o carriles destinados a carriles bici.

Tenemos que hablar de nuevas carreteras que sean necesarias; y de renovar, por seguridad, las existentes. Pero también tenemos que empezar a hablar del transporte alternativo al vehículo particular. Hablemos, al mismo tiempo, de este tipo de infraestructuras; pero también de las complementarias que nos permitan hablar de un transporte sostenible.

En definitiva, consejero, tenemos por delante una oportunidad histórica, no para ocupar más suelo con asfalto, sino para mejorar infraestructuras existentes, ampliar lo ya construido, mejorar, modernizar donde sea necesario y, también, ir a los nuevos trazados con respecto al entorno natural y al impacto visual.

Y continúe en esa línea de diálogo con los gobiernos insulares, con el ministerio, porque es lo que hará posible que se permitan agilizar los procedimientos y tramitaciones. Estamos en un momento clave, donde el voto nacionalista, en el Gobierno de España, cuenta. Y, por tanto, eso será importante para este y otros muchos proyectos.

Suerte.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cabrera.

Turno, para cerrar esta comparecencia, del señor vicepresidente.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Gracias, presidenta.

Gracias a todos los portavoces por sus intervenciones.

Y voy a empezar contestando por el mismo orden en que han intervenido los distintos grupos a las cuestiones que me han planteado.

La señora Mendoza me hablaba sobre cuál iba a ser el criterio de equilibrio en el nuevo convenio. Lo dije al inicio de mi intervención, y lo he dicho también en todas las intervenciones -que no han sido pocas- en las que, tanto en comisión como en pleno, he intervenido para hablar del nuevo convenio. Y es evidente que este convenio -que, insisto, incorpora más de ochenta actuaciones- debe ser un convenio equitativo, basado en las necesidades de cada una de las islas. Hay islas que no tienen las mismas necesidades en infraestructuras viarias que otras, y eso, evidentemente, va a que tenga mayor peso presupuestario en el convenio una isla sobre otra, no por capricho, sino, básicamente, por absoluta necesidad. Estará basado, insisto, en esas necesidades.

Está pactado con todos y cada uno de los cabildos, incorpora más de ochenta actuaciones, y también incorpora, y también incorpora, en esas 80 actuaciones, dentro de esas 80 actuaciones, las obras del vigente convenio -del convenio que finaliza este año- que no se han ejecutado. Por lo tanto, cuando tenemos grados de ejecución de convenio, en algunas islas, muy bajos -ustedes, el grupo que usted representa lo ha dicho en varias ocasiones en este Parlamento, que el grado de ejecución del convenio en La Gomera no supera el 30 %-, pues, tendrán la posibilidad de incorporar obras que todavía sean necesarias a ese nuevo convenio.

La señora González me preguntaba sobre la fecha de firma del nuevo convenio. No fue la única que me preguntó. Me preguntaron varios portavoces, y es evidente que yo no tengo la respuesta, entre otras cosas, porque si es por mí y si es por esta consejería y por este Gobierno, la firma ya hubiese sido o sería mañana; pero la realidad es que dependemos también de la otra parte firmante, que, en este caso, es el Ministerio de Fomento y el Gobierno de España. Inicialmente, nos dieron una fecha, pasado el verano, es decir, en el mes de octubre. Ahora, en la última comisión bilateral, nos garantizaron, simplemente, que sería antes de final de año. Yo con lo de las fechas -lo he hecho siempre- seguiré siendo lo más prudente posible. Es verdad que, a veces, te fuerzan tanto que das una fecha; pero es verdad que estás en condiciones de fallar.

El planning anual no es lineal. El planning anual no va a ser lineal. Entre otras cuestiones, porque, en los primeros tres años, va a incorporar obras que están ya en ejecución y que, además, son lo que hemos llamado liquidación de convenio.

Quiero hacer una puntualización. En alguna comparecencia, no sé si en pleno o en comisión, dije que uno de los planteamientos que se habían puesto sobre la mesa en el Ministerio era tener dos convenios en paralelo: uno con las nuevas actuaciones, que sería el nuevo convenio; y, otro, un convenio de liquidación que incorporaría solamente la deuda que está viva entre el ministerio y el Gobierno de Canarias y que incorporaría la financiación necesaria para finalizar esas obras vivas. Pero, en la última comisión, la última y la única comisión bilateral que hemos tenido este año, sobre todo, el representante del Ministerio de Hacienda planteó que era mucho más operativo tener un solo convenio que solaparía los tres primeros años, incorporando partidas para las nuevas actuaciones y partidas para finalizar las actuaciones que están en marcha y que derivan de ese primer convenio vigente.

Por otro lado, teniendo en cuenta que es así, a la estimación de 2500 millones de euros que hemos hecho para el convenio de obra nueva se le sumaría el déficit generado en los últimos años del convenio vigente; sobre todo, insisto, en las tres anualidades iniciales. Como es normal, y lo digo porque la señora González hizo la tarea y se fijó en las cantidades que estaban estipuladas en cada una de las obras y evidentemente suman más de 2500 millones de euros, habrá anexo I, anexo II y anexo III, tal y como está en el convenio actual, y en el anexo III no hay ficha financiera como en el convenio actual, pero nos permite poder pasar de una obra a la otra sin ninguna dificultad.

Si les parece, la licitación de La Aldea la dejo para el final, porque la han preguntado muchísimas de sus señorías. Sí decir, con la ejecución del 2017, que no es objeto de esta comparecencia pero que estoy dispuesto, como siempre, a dar la información que sea necesaria, lo dijimos al inicio, la partida se ha incrementado de manera sustancial con la negociación del Estado, tanto por el Grupo de Nueva Canarias como por el Grupo de Coalición Canaria, y eso ha provocado que hoy tengamos una cuantía superior incluso a la que estaba programada en el convenio firmado. Es decir, es verdad que no compensa todos los déficits que se han generado en los años anteriores. Esa partida solo la vamos a poder utilizar, como ya dije, creo, en el último pleno de julio, si no me equivoco, para las obras que ya están en marcha, obras ejecutadas a las que hemos incrementado la partida. Ejemplo: la IV fase de la circunvalación en Las Palmas, en que hemos incrementado la aportación prevista para este año y, por tanto, vamos a finalizar la obra antes. No es la única, hay otras obras en varias islas que también están en la misma circunstancia.

También lo vamos a dedicar a las expropiaciones, como dije antes, incluso hemos llegado a un acuerdo: que obras que están incorporadas en el anexo III sin financiación le hemos pedido permiso al ministerio para poder iniciar las expropiaciones este año con esa partida, en el caso de Fuerteventura o en Gran Canaria, y algunos otros en otras islas, y también a los sobrecostes. Están llegando reclamaciones de sobrecostes de las distintas UTE derivadas de que obras que estaban previstas de terminar en 36 meses se han terminado en 60, 70 o no se han terminado, y eso, evidentemente, ha generado un sobrecoste y esos sobrecostes no derivan, es decir, no puede asumirlos la Hacienda canaria, a mi modo de ver, a nuestro modo de ver; tiene que asumirlos quien los ha generado, que es el convenio, el propio convenio, el propio ministerio.

También el Grupo Podemos hablaba de los incumplimientos del Estado, yo los he reconocido en numerosas ocasiones desde el año 2012 en adelante, pues el incumplimiento, efectivamente, llegó a los 800 millones, que con la compensación de este presupuesto del 2017, pues, son setecientos y pico millones de euros, y es evidente que eso haga que uno sea precavido y que toda la confianza, es decir, yo tengo mucha voluntad de acuerdo, pero al final, y aprovecho para responder al señor Corujo, no depende solo de mí, no depende solo del Gobierno, no depende solo de nosotros: depende de la otra parte. Y aquí es importante tener en cuenta que el convenio es importantísimo, yo lo he puesto en valor como un asunto capital, como un asunto determinante, entre otras cosas, para poder licitar obras plurianuales, pero está claro que después, en los presupuestos generales del Estado, tienen que cumplir lo firmado año tras año. Y es verdad que la situación económica o la situación de elaboración de presupuesto es mucho más expansiva que hace unos años, pero, bueno, en fin, las cosas pueden cambiar y uno tiene que tener toda la precaución posible.

La prioridad que también se me preguntaba pues ya la he dicho: en primer lugar, la seguridad, obras que generan seguridad. Hay muchas en La Palma, en La Gomera existen obras, y en El Hierro también, existen obras que no son para, no se actúa por problemas de congestión, sino se actúa por problemas de seguridad en la vía, y en eso es fundamental actuar; también pasa, por ejemplo, con La Aldea o con otras obras que también generan muchos accidentes. Es el caso de Fuerteventura o Lanzarote, hay obras que están vinculadas a la seguridad; y, las otras, las de desarrollo socioeconómico de los sitios, y pongo otro ejemplo que son las grandes zonas urbanas en donde hay problemas graves de movilidad y de congestión y que todos sufren y conocen.

Y, bueno, por último, que tengo poquísimo tiempo y es el tiempo de descanso, en 40 segundos, solo decirles dos cuestiones. Una: La Aldea, La Aldea. Ya está adjudicada la actualización del proyecto, desde hace unos meses, a una empresa; bueno, a la misma empresa que hizo el proyecto. A principios de octubre, tiene el compromiso de hacer la entrega, y podemos iniciar el proceso de licitación, tal y como nos comprometimos. Pero, para poder licitar y poder adjudicar, por supuesto, aparte de que tiene un procedimiento largo, es absolutamente necesario tener el Convenio de Carreteras que nos garantice las plurianualidades. Con lo cual, tiene que ir en paralelo, y eso es necesario, el concurso de...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor vicepresidente.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Muchas gracias.

Por lo tanto, como decía, es fundamental que tengamos el Convenio de Carreteras a la par que tenemos el proyecto actualizado, pero es verdad que lo importante es tener el proyecto actualizado. Y quiero decir también, en honor a la verdad, que el proyecto de la II fase de La Aldea, es decir, el tramo que va de El Risco hasta Agaete, ya existía antes de estar yo; es decir, no es que no existiera el proyecto, lo que es verdad es que no estaba actualizado y que eso es lo que nos ha tocado o, en este caso, nos ha correspondido hacer.

Señor Jorge, coincido con usted en que no es mi habilidad de negociación. No es lo que ha hecho que avancemos más, ni tampoco que haya mayor predisposición; al final, son las circunstancias generales, probablemente, de los presupuestos; pero también, el papel que se juega Canarias y que juegan los nacionalistas canarios en el Congreso de los Diputados, y que seguro, seguro que...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor vicepresidente. Ya le he dado otro minuto más... Venga, diez segundos. Termine.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Rodríguez Valido): Diez segundos.

Solamente para adquirir un compromiso de pedir, voy a pedir una comparecencia, a petición propia, para trasladar las distintas obras que han pedido los cabildos, y discutir y debatir sobre las prioridades, según la apuesta de cada señoría.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Señorías, reanudamos a las diecisiete horas. ¿Les parece?

Gracias.

(Se suspende la sesión a las quince horas y nueve minutos).

(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y cuatro minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes, señorías.

Reanudamos la sesión plenaria. Ocupen sus asientos, si son tan amables. Cerramos las puertas del hemiciclo.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1206 Sobre -Consejero de Obras Públicas y Transportes-, sobre negociaciones en relación al nuevo Convenio de Carreteras.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400