Diario de Sesiones 86/2017, de fecha 13/9/2017 - Punto 11

9L/C-1190 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE MEDIDAS PARA EVITAR LOS VERTIDOS DE AGUAS FECALES EN LAS COSTAS CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: Pasamos ahora a la comparecencia 1190, del Grupo Socialista Canario, al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, sobre medidas para evitar los vertidos de aguas fecales en las costas canarias.

Señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes. Señor consejero.

La gestión del agua en Canarias, como todos sabemos, viene condicionada por la aplicación de la regulación de la Directiva 2000 del Parlamento Europeo, más conocida como directiva marco del agua. Este es el documento de referencia en política de aguas. El agua ya no se concibe como un mero bien, sino que exige, además, una visión integral de su ciclo, desde la captación, el abastecimiento, pasando por la distribución, el consumo, el vertido de las aguas residuales, su depuración, su posible reutilización como aguas depuradas para usos alternativos; no podemos seguir vertiendo al mar.

No vamos a mezclar las cosas, no vamos a seguir hablando de microalgas, ya llevamos toda la tarde ayer y la mañana de hoy hablando de vertidos, de microalgas, de contaminación, excepto el paréntesis que hemos hecho de sanidad. No vamos a mezclar los asuntos, vamos a hablar de cómo resolver el problema que sí que tenemos en Canarias. Desde luego, este verano el hecho o la realidad de la aparición de esas microalgas ha sacado a flote otro problema, que es el que tenemos que resolver, que es el asunto del vertido de aguas residuales.

Nosotros entendemos, señor consejero, que el recurso del agua en Canarias presenta unas peculiaridades distintas que en el resto del país por ser un recurso escaso y limitado, y que hay que conseguir un objetivo final, que es tener una disponibilidad de una red de equipamientos e infraestructuras de recogida, de tratamiento y de reciclaje del agua capaz de hacer frente a las necesidades de las islas, a las necesidades de la población, a las necesidades del turismo, a las necesidades del uso agrícola; y, además, contemplarlo como un patrimonio ambiental y social, de forma que su uso y disfrute garantice la eficiencia y la sostenibilidad de este recurso.

El objetivo de la directiva es establecer un marco para la protección de las aguas superficiales, continentales, las aguas de transición, las costeras, las aguas subterráneas, que, a través de la reducción de la contaminación, la promoción del uso sostenible del agua, la protección del medioambiente, la mejora de la situación de los ecosistemas acuáticos y la atención de los efectos de las inundaciones y las sequías, permita, además, alcanzar un buen estado ecológico y químico de las aguas comunitarias de esta, como digo, comunidad autónoma.

Por tanto, esa directiva del agua, la Ley de Aguas de Canarias son el marco en el que debemos trabajar y que el Gobierno de Canarias debe cumplir. Esta directiva es del año 2000, la Ley de Aguas, del 2010, estamos en 2017, y a finales, o sea, tiempo más que suficiente como para haber cumplido con algunas de las exigencias que establece esta ley.

Desde luego, señor consejero -lo dejaré para la segunda parte porque el tiempo pasa volando-, por lo que traemos esta comparecencia aquí es para que nos explique, dentro de ese marco legal, cuáles son las acciones que desde su área lleva a cabo o va a llevar a cabo de forma inmediata o, por lo menos, pronto, porque la legislatura acaba, para garantizar que el agua que se vierte al mar en Canarias es limpia y cristalina, y que no nos vuelvan a surgir las dudas de que si cualquier fenómeno, aunque aparezca una marea roja, unos peces muertos, un nuevo ciclo de microalgas, tendremos la tranquilidad de que no se debe, que esa incógnita quede despejada, al vertido de aguas residuales.

Desde luego, usted tomó una decisión, de asumir la gestión por parte del Gobierno de la elaboración de los planes hidrológicos insulares, entendemos que ha sido una decisión valiente, pero no nos pida, como ya he escuchado ayer y hoy aquí en este pleno, que vayamos de la mano. O sea, reconocemos las acciones valientes y acertadas del Gobierno y las aplaudimos, pero vamos a ser exigentes. Ese discurso, que parece que el Gobierno está teniendo, de poner cara de pena y decir "bueno, este es un problema gordo, vayamos todos de la mano juntitos y vamos a resolverlo". Nuestro trabajo es ser oposición y el de ustedes, gobernar y tomar decisiones y medidas que no generen problemas o no generen incertidumbre en la ciudadanía, y este año, desde luego, que no tener resuelto el problema de los residuos, de las aguas residuales, que se siguen vertiendo al mar, ha causado mayor duda y mayor incertidumbre en la población.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Rodríguez.

Turno para el Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Buenos días, señora presidenta. Señorías.

Señora Ventura, en primer lugar, le agradezco la solicitud de la comparecencia, porque, bueno, creo que nos da pie a situarnos en el momento en que estamos, a ir un poquito atrás, no muy atrás, y a mirar lo que a mí me gusta mirar, que es buscar soluciones. Yo soy consejero del Gobierno de Canarias y este Gobierno no puede eludir las cosas, sino buscar soluciones y en eso estamos. Buscar soluciones de futuro, esperemos que conjuntamente con todos, pero buscar soluciones, dar soluciones a un problema.

Yo si de algo me alegro de las cianobacterias o de las microalgas es de que hemos sido conscientes todos de otro problema, que para mí es más preocupante y es real. Que teníamos, que vamos a tener y que vamos a seguir teniendo, pero no es tarde, ni mucho menos, no es tarde para evitarlo, planificarlo y resolverlo. Es evidente y cierto que los problemas de vertidos no se resuelven de un día para otro, ni siquiera en una legislatura, es un problema de medio y largo plazo, pero cuanto antes empecemos, antes lo vamos a solucionar.

Como bien saben sus señorías, nos encontramos ante un hecho que requiere un fuerte componente de colaboración interadministrativa, porque la realidad es que la maraña burocrática de los regímenes locales e insulares, la comunidad autónoma e incluso la regulación del Estado de 1977, cuando empieza a regular los vertidos en España, y la normativa llamada marco del agua, que es, digamos, la norma más potente que tenemos y la base para toda la regulación del ciclo integral del agua, en la que tenemos que basarnos.

Yo hablo del ciclo integral del agua porque creo que es fundamental y usted, señora Ventura, también ha hablado. Y para situarnos, en que en el ciclo integral del agua, tenemos que situarnos, y más en territorios ultraperiféricos, insulares, como Canarias. Yo siempre he dicho que un territorio como el nuestro, ultraperiférico, tiene que tener dos virtudes para depender mucho menos del exterior: autoabastecimiento energético, alimentario e hídrico, son las tres bases fundamentales de un territorio como es Canarias. Y ahora estamos hablando de algo fundamental, que es el ciclo integral del agua, que, como usted bien decía, tiene abastecimiento, con todos los condicionantes de abastecimiento, y tiene saneamiento, con todos ellos; incluso el último, que es la reutilización al final, la reutilización del saneamiento -como ya se hace en algunos sitios, y los nombraré después- para, incluso, uso agrícola o uso de riego en jardines de grandes ciudades.

Por ejemplo, ¿qué hemos hecho? Mire, nosotros lo que hemos intentado hacer desde el principio del 2015 es intentar hacer una planificación. ¿Qué hicimos en el 2015 cuando llegamos? Nos dirigimos personalmente, no solo por carta, sino personalmente, a cada consejo insular de aguas, que quiero decir, en este caso, que han colaborado fundamentalmente. Eso fue en el 2015, cuando llegamos. ¿Y qué les pedimos a los consejos insulares de aguas? Hacer una planificación en el ciclo integral del agua.

Pero, fíjense ustedes, este es el documento que me remiten en febrero de 2016 todos los consejos insulares de aguas (mostrando un documento a la Cámara), y hay treinta y pico actuaciones en Canarias, derivadas de unos doscientos millones de euros, para poder hacer una planificación y un convenio futuro, y todas ellas les puedo decir... Este es el documento del 2016, de febrero, y nosotros fuimos en 2015 a todos los consejos insulares de aguas... Y todas son en sistemas de depuración, saneamiento y de reutilización, fíjense ustedes, los consejos insulares de aguas ya nos mandaban a nosotros la importancia de eso, pero no ahora, sino en el 2016, que es lo que estamos haciendo.

¿Qué hemos hecho con este documento? Elaborar una planificación para convenios futuros. Pero es que, antes de esto, antes de esto, hay decir que el convenio, que estaba prorrogado, por quinto año consecutivo, al próximo año, un convenio prorrogado, tenía, de los 350 millones, 72 millones en saneamiento, directamente, en saneamiento, de los que se han ejecutado, últimamente, por ejemplo -no voy a nombrarlos todos-, saneamientos de Lanzarote y Fuerteventura, Tamaraceite -importantísimo en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria-, y, por ejemplo, Adeje-Arona, que terminaremos en el primer semestre del próximo año, y el que hemos terminado ya, que es Valle Guerra. Todo esto son 72 millones de euros, que se han invertido en el anterior de los 350.

¿Qué hemos seguido haciendo? Pues, juntamente, con esta planificación, aparte del dinero que nosotros hemos incluido también de presupuesto propio, que también, aproximadamente, son 6 millones de euros en estos dos años de inversión, en las islas en depuración, que también se los redactaré después, si me queda tiempo.

¿Pero qué hemos hecho? Hemos creado un grupo de trabajo con el ministerio para crear no un convenio, sino un protocolo. ¿Y qué hemos hecho? Porque hemos entendido que es vital, hemos hecho un protocolo con tres convenios. Como saben, la Ley de contratos ahora, la Ley de convenios, exige que sean como máximo cuatro años de convenio no como antes, nos exigen cuatro años; pero como entendemos que este problema no se puede resolver... Y hablo del ciclo integral del agua, donde gran parte va a ser saneamiento y depuración, pero no podemos excluir el almacenamiento, la conducción y el abastecimiento, porque también son importantísimos, tenemos que tenerlo ahí. ¿Qué hemos hecho? Un protocolo con tres convenios: el primer convenio estaremos en disposición de firmarlo, ayer mismo era la tercera reunión que teníamos con el ministerio en Madrid... Un protocolo que será de doce años con tres convenios cada cuatro años, 2018, 2021 y 2025, para tener inversiones hasta el 2028, y hablo del ciclo integral del agua.

¿Qué inversiones hemos pedido? Pues nosotros, por ejemplo, para el próximo año ya habíamos solicitado los 12 millones que teníamos en el convenio anterior más 10 millones más que hemos solicitado exclusivamente. Los 10 millones más que están en los presupuestos del Estado ya solo para depuración más 6 millones más que se han incorporado. En definitiva, que, en principio, ya tenemos para el próximo año, del Estado porque nos lo dejan ampliar, los 16 millones más lo que estamos negociando para llegar a unos 23-24 millones en el primer año, en el 2018. ¿Por qué no ponemos más? Bueno, porque tenemos un problema, que son los proyectos. Ahora estamos con la redacción de proyectos de diferentes municipios, aquí incluso hay diputados que son alcaldesas y alcaldes con los que estamos haciendo los proyectos de depuración y saneamiento de diferentes municipios. Porque el problema que nos encontramos es que no tenemos los proyectos redactados de todas estas obras que nos han pasado los consejos insulares. Entonces, estamos, por una parte, realizando y ayudando a hacer los proyectos a los consejos insulares y, por otra parte, redactando la financiación que podemos ejecutar en el 2018.

Y otra cosa que usted también ha comentado: teníamos un problema de incumplimiento de la normativa marco de los planes hidrológicos. Como todos sabemos, en Canarias es diferente, tenemos siete cuencas hidrográficas diferentes que la ley de este Parlamento, la Ley 10/2010, de aguas, transfiere a los consejos insulares, a los cabildos, esa potestad de la redacción de los planes de cuenca pero insularizados. Como había un problema, un incumplimiento por la normativa marco del agua, por la condición ex ante -que nosotros y el Estado, tengo que decirlo, entendíamos que estaba cumplida, pero la Comisión nos ha dicho que no- hemos tenido que asumir, en colaboración con los cabildos insulares, y tengo que dejarlo claro, en colaboración con los cabildos insulares, que han dado y han cedido temporalmente la competencia para realizar un segundo ciclo y así cumplir los siete. Porque a Europa no le valía que individuamente, no entendía que, individualmente, pudieran cumplir dos o tres cabildos, teníamos que cumplir todos los cabildos, todos los consejos insulares, al final teníamos que cumplir los siete planes hidrológicos; los hemos asumido con el compromiso de terminarlos en septiembre de 2018. Ya tenemos la encomienda de gestión, ya ha sido publicada, ha sido redactada y Tragsatec, en este caso, que es la empresa que ha hecho incluso otros planes de cuencas de diferentes territorios, con experiencia y solvencia, va a hacer los trabajos conjuntamente, como digo, con los consejos insulares de aguas de todos los cabildos -y en esto quiero recalcar la colaboración- y con el Gobierno para realizar ese trabajo.

Con lo cual, lo que hemos hecho es planificar. Yo de verdad que me alegro muchísimo de que este tema se ponga sobre la mesa porque creo que es un problema. Y quiero dejar clara una cosa: no quiero alarmar, tenemos una calidad de aguas en Canarias buenísima, y lo quiero dejar claro, pero es un problema que tenemos que empezar a acometer. Pero solo lo podemos hacer con una planificación y una planificación, como he expuesto, de doce años. Doce años para intentar, junto con ese censo de vertidos que esta mañana presentaba la consejera de Política Territorial y Medio Ambiente y Seguridad, que también lo hemos rescatado para incluirlo dentro de ese protocolo con tres convenios que esperamos firmar en el primer mes o en los primeros dos meses del 2018 y, como dije, tendrá vigor, en ese protocolo, hasta el 2028 en inversiones en todas las islas.

¿Y qué hemos hecho? Como no podía ser de otra manera, vamos a hacer obras de interés general, que son la que los cabildos nos han pasado priorizadas, pero también le hemos solicitado 10 millones de euros al Estado, que va a redactar un convenio aparte de obras que no se sean de interés general y obras adaptadas a nuestra realidad territorial también. Podemos hablar, hablé antes, de Tamaraceite, del Valle de Güímar, Adeje-Arona... Grandes núcleos que necesitan una depuración inmensa, una obra importante, pero también tenemos que acometer la dispersión que tenemos en Canarias, de población dispersa y aislada, que no podemos acometerla con grandes depuradoras sino con depuradoras familiares o depuradoras, digamos, de una población más reducida. Y para esas, que son las que no son de interés general, le hemos solicitado un convenio aparte, y ha aceptado el Estado, de 10 millones de euros, para esos pequeños núcleos directamente con los ayuntamientos, a través, siempre, de los consejos insulares de aguas, pero ejecutar directamente con los ayuntamientos las obras que no han sido catalogadas de interés general.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejero.

Turno ahora para el Grupo Mixto. Señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señor consejero.

"Prohibido el baño". Ese podría ser el titular de lo acontecido este verano en muchas de las playas de nuestras islas. "Prohibido el baño por riesgos para la salud", un titular, sin duda, alarmante, que llega en época estival, en la que canarios y turistas quieren disfrutar de nuestras playas; un titular que genera desconcierto y una más que justificada preocupación por nuestro mar, tan importante para todos los isleños.

Pero no voy a continuar hablando de la polémica o el culebrón de este verano entre la relación o no relación entre microalgas y los vertidos en nuestras aguas. Lo que, en cualquier caso, es indiscutible es la contaminación de nuestras playas y que los vertidos indeseables de aguas residuales al mar, mal depuradas o sin depurar, no contribuye al bienestar de todos los canarios y canarias ni a la conservación del medioambiente, ni al desarrollo sostenible, ni al disfrute de nuestras playas. El mar es un bien demasiado preciado para nuestras islas como para no adoptar medidas frente a los vertidos que puedan perjudicarlo; de él dependen cientos de familias y es que no debemos olvidar la posible incidencia de estos fenómenos para la pesca y lo perjudicial que resulta para la fauna marina y el futuro de la pesca sostenible.

En este sentido, señor consejero, ¿cuáles son los avances en el Convenio de Aguas?, ¿qué ocurre con las depuradoras de aguas fecales que faltan por construir? y, si saben, ¿en qué situación están las actuales? Y, relacionado con esto, ¿tienen pensado elaborar un plan de infraestructuras?

Es imprescindible e impostergable poner remedio a esta situación que se nos ha ido de las manos. Y no solo es fundamental por dar cumplimiento a las directivas europeas, sino por el respeto al medioambiente, por el desarrollo sostenible de nuestras islas, por su disfrute, por la repercusión que puede tener en la pesca y el turismo y por el compromiso adquirido con todos y cada uno de los integrantes del pueblo canario, del que, como no puede ser de otra manera, emanan los poderes de nuestra comunidad.

Felicitarlo por la gestión que realiza en esta materia, de hecho, ya ayer también la portavoz del Grupo Socialista reconoció su implicación en solucionar el problema en materia de las aguas fecales y su vertido al mar y, nada, alentarle para que siga en su trabajo y, en ese sentido, siempre va a tener el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor diputado.

Señor Rodríguez, Grupo de Nueva Canarias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Este es el comportamiento que nosotros reclamamos del Gobierno: venir aquí, reconocer los problemas y hacer propuestas. Y no el del presidente, culpando al mundo mundial de lo que es su responsabilidad. Es así como se consiguen los apoyos y el consenso precisos para abordar las tareas; porque las responsabilidades existen, porque no solamente hay que hacer los censos, sino que hay que hacer las infraestructuras, y las de interés general competen a la comunidad autónoma con el compromiso financiero de la Administración General del Estado.

Y yo pregunto: ficha financiera para este tema. Sé que hay proyectos que no salen adelante, que hay necesidades que no están proyectadas, pero hay una aproximación de lo que cuesta esto, porque yo he escuchado aquí, en esta isla de Tenerife, en algún medio de comunicación, que hablan, solo en Tenerife, de mil millones; lo he leído en los periódicos, no sé qué nivel de rigor tiene este tema. Pero yo le quería preguntar: infraestructuras hidráulicas, en general, de almacenamiento, de distribución, de abastecimiento, de saneamiento, de depuración, de reutilización, todo lo que es el ciclo, son dos programas de inversión -el de infraestructuras hidráulicas propiamente dicho y el de saneamiento y depuración-, ¿cuál es la previsión que usted cree que hay en esta tierra nuestra sobre este asunto? Porque si es doscientos millones de euros, eso está en nuestra manos no, lo siguiente. Si hablamos de miles de millones, insisto, aquí se ha hecho circular lo de mil millones, quiero que me acredite esta cifra porque si estamos hablando, insisto, de doscientos millones yo les digo de dónde se pueden sacar; y, además, me comprometo, en la parte que nos toca, a la ley de presupuestos que haremos en este Parlamento, a buscar los recursos pertinentes y a influir, en la medida de lo posible, en la Administración del Estado, pero quiero saber previsiones de infraestructuras hidráulicas y de saneamiento de interés general. Usted ha dicho una cosa muy importante: incluso aquellas que no son de interés general, pero son necesarias y sabemos que las corporaciones locales no pueden, hay que ayudar.

Y vuelve a insistir en una fuente financiera, que usted conoce bien y que también fracasó. El Fdcan es una fuente para financiar este tipo de infraestructuras, porque son necesarias, porque son estratégicas y porque ese dinero, que es del Gobierno de Canarias, debe orientarse sobre las necesidades estratégicas de esta tierra. Por eso quiero que me haga esa aproximación porque, en función de las cantidades, esto es razonablemente abordable.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Grupo Podemos. Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta.

Yo creo que lo que algunos llaman escandalera y otros llamábamos movilización ciudadana sirve, fundamentalmente, para poner en la agenda como prioridad el problema que tenemos delante, que es el problema de los vertidos. Entonces, sirve porque aquí todo el mundo se está poniendo las pilas. Me parece muy interesante, me parece, ya le digo, también muy acertada la última posición; de hecho, también el cabildo de Tenerife ya ha puesto 80 millones sobre la mesa, y (ininteligible), quiero decir que se ha puesto como prioridad política este asunto.

Yo dije ayer -y voy a hablarlo- de algunas soluciones, que es que, cuando el agua depurada entra en el mercado, baja el precio del agua, y es fundamental. Nosotros tenemos que quitarnos de encima la presión de los aguatenientes y también un bulo que ha corrido por ahí, que funciona en esta isla de Tenerife, de que el agua depurada no sirve para regar. Hay que acabar con ese tipo de cultura y creo que la Consejería de Agricultura tiene un papel fundamental en esta cuestión: es mentira; todo lo contrario, es muy buena para el riego, para la agricultura y para los jardines. Por lo tanto, hay que acabar con esa presión.

Creo que -esto ya lo dije ayer también- necesitamos un laboratorio de referencia que haga los análisis y creo que la Universidad de La Laguna está preparada suficientemente para desarrollar este tipo de servicio.

Por otro lado, creo que es necesaria también una serie de inversiones para mejorar las filtraciones que hay y las roturas y las averías. Yo no entendí, de todas maneras, lo que dijo la consejera esta mañana, cómo se pueden reducir los vertidos no autorizados de 378 del anterior censo a 246 actual. Claro, en este censo, como bien se dice, se han quitado todos los vertidos que no van al mar, sino los vertidos que van también a cuencas hidráulicas, a barrancos y demás; porque, si eso se contara, que se quitó del censo, probablemente estaríamos en esas cifras o mayores. Es decir, que es muy relativa la cifra que dio.

Creo que la consejería tiene que fiscalizar más los controles, las autorizaciones no se pueden regalar, las declaraciones de impacto medioambiental, y tienen que hacerse más reales. Hay que intentar canalizar por separado también las aguas negras de las escorrentías e intentar, también, que en todo este proyecto vaya el aprovechamiento de las aguas grises. Hay que eliminar también de la mentalidad nuestra que hay que depurar para verter al mar, y aquí tenemos que hacer un esfuerzo importante para cumplir la normativa de reutilizar y cerrar el ciclo, es decir, depurar para regar. Y luego a mí me parece que es importante tener en cuenta también la posibilidad de descentralizar depuradoras pequeñas. Creo que es importante obligar a las grandes depuradoras a reducir los niveles de metales que se están vertiendo al mar, sobre todo el fósforo. El fósforo -tenemos que hacer hincapié en eso- hay que reducirlo, tiene que estar inferior a 0,5 partes por millón, que es lo que la ley, además, establece. Hombre, en definitiva, aprovechar también las investigaciones del Instituto Tecnológico de Canarias sobre desalinización con energía renovable, que se está haciendo en países de nuestro continente africano... Y me parece que, en fin, todo eso son recursos y soluciones que son necesarias ponerlas a funcionar ya.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Canarias está de moda, pero tengo que decirlo en sentido negativo. Y digo esto porque hemos estado todo el mes de agosto leyendo titulares como, por ejemplo -y voy a hablar de Tenerife, que es mi isla-: "Tenerife vierte al mar 57 millones de litros de aguas que incumplen la legislación sobre tratamientos de aguas residuales y solo 2,3 millones que sí la cumplen, de forma que el 96 % de las aguas residuales urbanas o industriales se está tirando al mar en la isla sin que sean tratadas como establece la normativa vigente".

Señorías, no nos podemos tirar las manos a la cabeza porque estamos hablando de un problema del que todos somos conscientes, y por supuesto que todos tenemos que ponernos manos a la obra.

La mala gestión del agua, un recurso natural muy valioso para las islas Canarias, parece no tener solución. La contaminación es otro de los graves problemas a los que se enfrenta Canarias. La ausencia de sistemas de depuración no parece ser entendida hasta ahora como una prioridad por el Gobierno, por eso creo que nos tenemos que felicitar -y lo digo un poco en tono irónico- por que gracias a la crisis de las microalgas parece que ahora todos somos conscientes de que tenemos un problema. Y sí me gustaría felicitar al señor consejero por lo que ha comentado de que ayer firmó un protocolo que va a constar de tres convenios con el Gobierno de España, y creo que por eso demuestra que estamos todos en la senda del camino y que estamos todos involucrados en buscar una solución a este problema.

Pero permítame refrescar la memoria y rescatar un documento del Gobierno de Canarias, Estrategia marina: Demarcación marina canaria, donde dice que se produjo un incremento del 45 % en los vertidos urbanos entre 2001 y 2008. En el censo de vertidos desde tierra a mar del Gobierno de Canarias de 2008, por ejemplo, en Gran Canaria, hay registrados 154 vertidos de aguas residuales, de los cuales solo el 23 % se encuentran autorizados, más de la mitad de los vertidos se producen en playas, puertos o zonas urbanas. Pero a estos datos oficiales también me gustaría añadir los numerosos vertidos puntuales y continuos que existen en toda nuestra costa y que ni siquiera se encuentran contabilizados.

Desde el Grupo Parlamentario Popular entendemos que los problemas actuales de los vertidos incontrolados al mar se derivan de una pobre inversión de todas las administraciones públicas y probablemente por no haberle dado la prioridad o la urgencia que se merecían. No puedo decirlo más claro: los innumerables vertidos de aguas residuales mal depuradas o sin depurar que se producen cotidianamente en nuestras costas supone un grave riesgo para la salud de las personas, contribuyen de manera decisiva a la degradación continua de los ecosistemas costeros canarios, suponen un despilfarro del agua potencialmente reutilizable y menoscaban la base sobre la que se sustentan numerosas actividades económicas en el archipiélago.

Por eso, sí que me gustaría terminar instando a todos los grupos parlamentarios que nos encontramos hoy aquí y, por supuesto, a todas las administraciones públicas, para implicarnos verdaderamente en la solución de este grave problema medioambiental que soporta toda la costa de Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Reverón.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señor De la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Señor consejero, como bien sabe usted, los problemas siempre son retos que posibilitan buscar oportunidades y soluciones. Y este es un problema, como todos, que no se soluciona con un simple gesto, se soluciona con muchas políticas transversales que tienen que ver con el tema de las aguas.

Más allá, señorías, de las aclaraciones competenciales, más allá de los convenios del Estado incumplidos en la pasada legislatura y los nuevos convenios firmados, que felicitamos al consejero por esos logros, más allá del presupuesto dedicado en el Fdcan a obras hidráulicas, más allá de todo esto, necesitamos repensar nuestro modelo. No solo es un problema de dineros, es un problema de modelo, es un problema de incremento poblacional, un problema de incremento del número de turistas.

Y me gustaría ir más allá de lo que se refiere a las aguas que se vierten al mar: evidentemente, las que viertan tienen que estar bien tratadas, pero tendríamos que hacer un esfuerzo para no verter agua al mar. ¿Y qué medidas se plantean, qué políticas podemos aplicar para que llegue la menor cantidad de agua posible a nuestro mar? Pues deberíamos replantearnos el modelo, como decía. En este momento, tenemos un modelo centralizado y deberíamos pasar a un modelo distribuido. El problema, como digo, es el modelo que tenemos. Es imposible, teniendo esta ingente población, tener que tratar las infraestructuras, centralizar todos los vertidos en una infraestructura, pues, bueno, es lo que ha existido ahora; pero ahora estamos en otro momento, y para ir a ese modelo distribuido se necesita una escala manejable e implantar una economía circular de todo el ciclo integral del agua.

¿Y una escala manejable cuál es? Pues es una escala de barrio, una escala de gran ciudad se nos va de las manos, una escala pequeña de un hogar es insuficiente, por eso la escala de barrio, la escala de ciudades pequeñas es lo ideal. Y Canarias en se presenta un doble reto, el doble reto de ser islas: es nuestra condición intrínseca, por lo tanto, territorios sensibles y frágiles que necesitan de una mayor inteligencia, de innovación, de buscar soluciones, especialmente con todo lo que tiene que ver con los residuos; y otra, el gran reto de liderar un cambio en este mundo globalizado, en este mundo que hemos entrado en la era del Antropoceno, del cambio climático, de la contaminación de nuestras aguas por el plástico, etcétera, etcétera. En definitiva, ayer el presidente nos daba una buena noticia, un comisionado para el cambio climático y la sostenibilidad.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor De la Hoz.

Grupo proponente, el Grupo Socialista. Señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Señor consejero.

Gracias por las explicaciones. La verdad es que me alegra que no nos haya contestado lo que escuché esta mañana de la señora Beato, que nos decía que, bueno, se ha avanzado muchísimo, que ya no estamos en la época de los pozos negros o las fosas sépticas. Faltaría más, faltaría más. El resto del país tampoco está así.

Hay que hacer un trabajo importante que el Gobierno no ha hecho durante todos estos años, hay que reconocerlo, probablemente no es su responsabilidad y no lo va a poder resolver en cuatro años, exclusivamente, pero ha gobernado durante muchos años el mismo partido político y ha tenido tiempo para tomar algunas medidas más que resolver solamente las fosas sépticas o los pozos negros.

El asunto de los planes hidrológicos, el haberse asumido la gestión por parte del Gobierno, como le decía antes, nos parece una buena medida, pero sí nos resulta preocupante y me gustaría que nos explicara cuáles han sido las razones; porque no habrá sido solamente que nos queda apenas un año, a final de 2018, y que Europa nos está diciendo a Canarias "o usted cumple o le sancionamos y le retiramos, además, todos los fondos europeos que puedan obtenerse". Solamente cuando vemos las orejas al lobo reaccionamos.

La organización administrativa en Canarias establece que el Gobierno ha transferido competencias a los cabildos y que los cabildos, con los consejos insulares, serían capaces de gestionar asuntos de diversa índole, entre ellas la elaboración de los planes hidrológicos. Sin embargo, ha tomado esta medida porque, evidentemente, antes de llegar esa sanción, hay que poner una solución, y si esta es la única que quedaba, pues, bien hecho. Pero esa adjudicación a Tragsatec por más de un millón y medio de euros, probablemente, si era cuestión económica, se podía haber hecho antes y, además, llegar a un acuerdo con los cabildos y que ellos lo ejecutaran.

De todas formas, entendemos que los planes hidrológicos, como decía, son el eje principal de la aplicación de esa directiva marco del agua, y la herramienta de gestión prevista para alcanzar esos objetivos medioambientales. En Canarias, la demarcación hidrológica, como usted ha dicho, es la isla, la zona marítimo-terrestre, las aguas subterráneas y también las costeras, y suponen la planificación, cada seis años, a través de dos vías: los programas de medidas, que forman parte de esa planificación, y la evaluación ambiental de la estrategia de cada plan.

Para esa planificación tiene usted ya el censo del que hablábamos esta mañana, que, asombrosamente, nos da un número importante de vertidos al mar sin autorización -no sé hasta qué punto ese "sin autorización" supone qué tipo de vertidos se realizan, qué contaminación llevan al mar-, y, además, tiene la posibilidad de reflejar, tanto el censo como las demandas que les hagan los consejos insulares de cada una de las islas, reflejarlo en ese convenio con el Estado, en ese protocolo, que ahora se llama así, o que se establece ese protocolo que incluye esos tres convenios que acaba de formular. Lo que esperamos es que con esos tres convenios no suceda lo mismo que con el que ya está en vigor, que todavía, desde hace no sé cuántos años, he perdido el dato, que se aprobó y todavía queda parte por ejecutar. Por tanto..., y sé que no es responsabilidad exclusiva de su consejería, pero habrá que buscar la fórmula para que todas las administraciones cumplan en tiempo y forma la ejecución de las obras que se establezcan y, también en la planificación, establecer las obras prioritarias. Si decimos que son prioritarias, pues, será por algo y esa prioridad debe reflejarse de alguna manera en la gestión.

Por tanto, entendemos que el Gobierno de Canarias no ha cumplido, en los últimos años, ni con la directiva marco del agua ni con la directiva del tratamiento de aguas residuales, no ha cumplido con la elaboración de los planes hidrológicos y el tratamiento y la reutilización del agua deja mucho que desear. Ha sucedido lo mismo que con los residuos sólidos: durante años los vertíamos en los barrancos, en las laderas y hasta que Europa no nos dijo que corríamos el riesgo de recibir -y, de hecho, se reciben- sanciones importantes, o se nos suspenden los fondos que llegan desde Europa, pues no se ha procedido a la recuperación de algunos vertederos de residuos sólidos en el territorio insular, tarea que aún, en algunos casos, está sin concluir y todavía seguimos hablando de algunos vertederos a falta de su sellado.

Sabemos que hay una competencia importante en este ámbito, en la gestión de los residuos en general tanto de las aguas como los residuos sólidos, de los cabildos y también de los ayuntamientos. Ahí es cierto que debe haber una coordinación, pero Europa no le pregunta a los ayuntamientos, no sanciona al ayuntamiento, sanciona al Estado; por tanto, el Gobierno de Canarias debe ser exigente también con los cabildos y los ayuntamientos para evitar esas sanciones. Y, desde luego, le toca la coordinación, la planificación y la ejecución final de los acuerdos y convenios que firme con el Estado.

Nosotros entendemos que se necesita una conciencia social y política. Desde luego que aquí también la población debe implicarse más. No nos escandalizamos de los vertidos al mar cuando tiramos por el váter productos o elementos que no deben ir por ahí, o a la hora de reciclar, pues tampoco estamos haciendo toda la separación y toda la gestión que al ciudadano le corresponden.

Pero desde luego que se necesita una conciencia política también para marcar el paso. Y esa conciencia tiene que venir determinada por conocer la fragilidad del medio en el que vivimos, de la fragilidad de nuestro medioambiente y de nuestro entorno. Este año hemos tomado esa conciencia social porque llegó el verano del 2017, como decía antes, y aparecieron las microalgas y la contaminación en el mar; pero todos sabíamos, y, desde luego, usted desde su consejería debía saberlo, que se estaba vertiendo aguas residuales al mar y la situación en Canarias, el censo que presentó la consejera esta mañana, no se inventó de ayer para hoy, ya lo conocía y lo tenía en sus manos.

Por tanto, señor consejero, sea valiente y prevea en esos planes hidrológicos insulares todas las infraestructuras que los ayuntamientos y cabildos necesiten, establezca las prioridades de las que son absolutamente de interés general y que eso suponga una ejecución en tiempo y forma, no que se eternicen. Estaba hablando del 2028, yo no quiero pensar hasta cuándo, o sea, no veremos el final de ese convenio o protocolo, se puede alargar hasta el 2060. Inclúyalo en esa planificación y busque recursos.

También se le ha apuntado aquí, por supuesto, por esa financiación. El señor Rodríguez establecía, preguntaba, ya confirmará usted de qué cantidad estamos hablando; yo intuyo que debe de ser una cantidad importante. Por tanto, la implicación del ministerio es absolutamente necesaria, pero también del propio Gobierno de Canarias, en los presupuestos del próximo año, del siguiente, del otro. ¿Vías de financiación? El convenio con el ministerio, fondos de la propia comunidad autónoma, los ayuntamientos también levantarán la mano y pedirán financiación para las obras que les toca ejecutar; y el Fdcan, usted lo intentó pero no tuvo efecto su petición. Evidentemente -alguien lo decía también-, los emisarios submarinos no se ven y probablemente no respondía a la estrategia política de Coalición Canaria el incluir en el Fdcan todas estas infraestructuras, prioritarias a nuestro modo de ver, y se quedaron fuera a cambio de algunas plazas o algunas otras cosas que sean más visibles y que generen políticamente, en principio, en principio, más votos.

En resumen, señor consejero, ¿comisionado? Pues nosotros creemos que no, no gasten dinero en incrementar una figura más, ejecuten lo que tenemos, lo que tiene el Gobierno presupuestado, está fácil de hacer: planificación, con los ayuntamientos, con los cabildos; financiación, Fdcan, comunidad autónoma, Estado; ejecución, en tiempo y forma. No necesitamos un comisionado y, además, tenemos ya un observatorio, también, medioambiental, otra figura más, entendemos, que no es necesaria.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Rodríguez.

Turno ahora, para cerrar esta comparecencia, del Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Quintero Castañeda): Gracias, señora presidenta. Señorías, señores portavoces.

Voy a empezar un poco por la proponente de la comparecencia, señora Ventura, y porque no voy a meterme otra vez en eso.

Yo dije al principio que no voy a buscar culpables, tampoco me parece lógico que usted achaque al Gobierno de Canarias -se lo tengo que decir así- la única culpa de esto. Yo he venido aquí, de manera que todos somos corresponsables.

Como usted sabe, y le puedo leer el reglamento y las competencias que tiene la comunidad autónoma de coordinación y de firma del convenio con el Estado, esa es la que tiene la comunidad autónoma en materia de agua. Pero no es esa la parte a que yo he venido aquí, yo creo que estamos aquí para gobernar y tomar decisiones, y tomar decisiones y atender a una necesidad que tenemos, que son los vertidos, y para eso estamos. No creo que sea coherente decir que es el problema de Coalición Canaria, también nos han acompañado hasta hace poco ustedes en el Gobierno o en gobiernos anteriores con la Consejería de Medio Ambiente y también tienen parte implicada en eso, y gobiernos anteriores y cabildos y ayuntamientos.

Yo creo que, y lo digo al principio para no repetirlo más, no es mi fundamento, yo creo que no es la responsabilidad de Coalición Canaria, es la corresponsabilidad de todas instituciones públicas, desde los ayuntamientos, cabildos, Gobierno, Estado y Europa. Porque, fíjese usted, cuando ya en el Gobierno anterior se decidió que los fondos Feder para aguas fueran exclusivamente para saneamiento, los 13 millones que tenemos hasta el 2020 para los fondos Feder europeos son para saneamiento. Y cuando se sanciona, quiero dejarlo claro, se sanciona al Estado miembro, no se sanciona a la comunidad. Se sanciona y se bloquean los fondos al Estado miembro, no es al Gobierno de Canarias, al Estado miembro; el Estado miembro lo que puede hacer es suspender los fondos a la comunidad autónoma igual que la comunidad autónoma puede suspender fondos a los cabildos y a los ayuntamientos, pero yo creo que esa, de verdad, no es la función. La función es buscar soluciones entre todos a un problema que tenemos y yo creo que esa es la parte que me toca y que el Gobierno de Canarias va a hacer.

Para responder tanto también a doña Ventura como al portavoz de ASG, dense cuenta de que la normativa marco del agua, en su fundamento principal, habla de "medioambiental". La normativa marco del agua se fundamenta en el respeto al medioambiente, medioambiente, evidentemente, marino; ese es el fundamento de la normativa marco del agua de la Unión Europea, el respeto al medioambiente. Con lo cual, estamos hablando de un problema que Europa en el 2000 tasa para todas las regiones y que nosotros tenemos que atender.

Me decía el portavoz de Nueva Canarias... Son más de 2000 millones de euros los que necesita Canarias en el ciclo integral del agua. Que yo creo que es importante hablar, de saneamiento es muy importante hablar, son más de 2000 millones los tasados porque son tasados, una parte vendrá por parte del convenio que podremos estar hablando en esos convenios hasta el 2029, porque son cuatro y cuatro y cuatro años, aproximadamente de 900 a 1000 millones, pero aparte tenemos el Plan Crece que viene del informe, todo esto viene del informe del Q que cada dos años todas las regiones, todos los Estados miembro tienen que emitir a Europa los informes del cumplimiento de la normativa marco del agua, cada dos años, y todo esto viene del Q 2007 con informe de 2005, y en el informe de 2007 se le mandan a Europa los problemas en las islas de los vertidos. Y de ahí vienen las, no tenemos, todavía, multas, tenemos abierto expediente de sanción y suspensión, todavía no hay multas efectivas en Canarias, en este momento no hay, pero sí tenemos. Y el informe de 2007, fíjense ustedes del 2007 viene el informe del que estamos actuando, del que Europa está actuando. Entonces hay una parte del convenio, me preguntaban, y una parte que podía llegar hasta los 1000 millones en los cuatro convenios; hay una parte que también invierte en los propios consejos insulares de aguas a través de los cabildos, que suman muchísimo; hay una parte del Fdcan, por ejemplo, que hay cabildos y ayuntamientos que han puesto 302 millones de euros, dentro del Fdcan hay 302 millones para el ciclo integral del agua; y hay una parte que también ponen los cabildos; y hay una parte que pone el Estado, a través de los fondos Feder y nosotros los 13 millones y el Estado 50 millones en estos cuatro años, del Plan Crece, que están tasadas incluso ya las obras que se van a hacer en Canarias. Ese Plan Crece, que son fondos europeos para, estos solo son, exclusivamente, para aquellas infraestructuras que tienen abierto expediente de sanción por la Unión Europea. Son aquellos que hemos nombrado, que son los 50 millones, que invierte directamente el Estado, que no van al convenio, esto está fuera, se llama el Plan Crece, lo hace con todas las comunidades autónomas, y solo lo puede hacer -porque así lo marca Europa- en aquellas que tienen abierto procedimiento, con lo cual estaríamos hablando de más de 2000 millones para aguas.

Evidentemente, mire, las últimas que hemos terminado. Yo creo que el ciclo integral es importante, la reutilización. Sacamos un informe, señor Déniz, se lo digo: el año pasado sacamos un informe. Cuando había información de medios o alguna información de que no se podía reutilizar el agua para regadío, sacamos un informe, sacamos un informe desde la consejería, donde no solo se podía, sino que se recomendaba. Cuando tenemos las tres fases de la reutilización, es decir, el terciario, en depuración, se puede utilizar. De hecho, las últimas que hemos realizado, la que terminamos de Valle Guerra, la de Las Palmas de Gran Canaria en Tamaraceite o la de Puerto del Rosario, que se utiliza ya en Fuerteventura, tienen terciario, con lo cual se están utilizando. Y es verdad lo que usted decía de 0,20: 0,20, céntimos, tanto para la agricultura como casi dos millones de euros que se ahorra el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que lo utiliza para el riego de los jardines y plazas de la propia ciudad. Dos millones de euros que se ahorra por la reutilización de la depuradora de Tamaraceite.

Entonces, es fundamental llevar los proyectos que hagamos ahora al terciario. ¿Para qué? Pues para poder reutilizar el agua y que, como todos los portavoces han dicho, el nivel de incidencia de vertidos al mar sea el mínimo posible.

Quiero dejar claro que no hemos firmado todavía el convenio; para dejarlo claro, eh, no se ha firmado el convenio. Hemos llegado a un acuerdo de protocolo, con tres convenios, que en el primer -dije- y en el segundo mes del próximo año firmaremos el protocolo antes de final de año, el protocolo que es hasta 2029, y los convenios esperamos firmarlos en el primer y segundo mes. Es verdad que están hemos llegado a un acuerdo, pero, evidentemente, el trámite burocrático normal de todos los informes que necesita un convenio de esta magnitud y el protocolo que va a llegar hasta el 2029, pues, hace que nos retrasemos cuatro o cinco meses. Pero lo que sí es verdad es que están tasadas ya la temporalidad y aproximadamente la cantidad económica. Y ponemos que cada año existirá una comisión de seguimiento, evidentemente, que irá presupuestando anualmente las posibilidades de ejecución, las posibilidades de ejecución. Porque hay una cosa real, y nos hemos encontrado que en alguna depuradora, por ejemplo, en la de Valle Guerra, hubo una contestación social y política incluso -¡y política!- de manifestarse en contra. Es decir, yo creo que es una labor que tenemos que hacer, también, de pedagogía y de información social. En algún lado tienen que ir las depuradoras, evidentemente, no las vamos a poner en el aire; pero también yo creo que es parte nuestra también poder informar concienciar a la ciudadanía de que tenemos que ser solidarios todos y en algún lado tienen que ir estas grandes infraestructuras, y eso es evidente.

Y después tenemos una problemática en inversiones en los permisos. Fíjese usted, en los permisos va desde todo, desde los planes generales, los planes insulares..., de la comunidad autónoma, en diferentes departamentos; incluso del Estado a la hora de verter al mar, de Costas, que tiene que dar el permiso para que los emisarios submarinos pasen al territorio marítimo-terrestre. Con lo cual, digo, no es fácil la inversión y nos hemos encontrado con que muchas partidas presupuestadas este año mismo para depuración no van a ser ejecutables simplemente porque no están los proyectos con todos los permisos adecuados.

Entonces, por eso decía al principio que hay una parte importante, por ejemplo, hemos destinado, de fondos propios, 900 000 euros a la redacción de proyectos en Canarias, redacción de proyectos, para poder ejecutarlos, es importante. Y de las obras, quería decir, con fondos propios también: reutilización de las últimas, saneamiento de El Cotillo, mejora (ininteligible) de Puerto del Rosario, que lo dije que hemos terminado; el plan de saneamiento el plan completo de Gran Canaria, con el consejo insular, el plan de depuración y reutilización de Gran Canaria con 800 000 euros, el plan completo de la isla que necesita; saneamiento de Lanzarote, fomento de actuación para la mejora de la calidad del agua en diferentes islas, saneamiento de La Graciosa; depuración y reutilización en la isla de Fuerteventura... Es decir, casi todas las islas, y ahora estamos empezando incluso en La Gomera, que hemos firmado un convenio con el Cabildo de La Gomera hace una semana aproximadamente para, también, obras de depuración.

Lo que quiero decir es que hemos planificado, y le voy a decir, no ahora, señora Ventura, es verdad, no ahora, le dije en 2015, en 2015 visitamos a todos los consejos insulares y en febrero de 2016 teníamos la propuesta de todos los consejos insulares, en febrero de 2016, de saneamiento. Con lo cual, no es ahora por esto, pero sí me alegro de que este efecto de las cianobacterias nos ponga en conciencia social, política e institucional para llegar a un acuerdo al que yo creo que tenemos que llegar todas las administraciones -por eso, digo, no se puede acusar a una, no podemos acusar a una administración-, todas las administraciones, ponernos de acuerdo para solucionar un problema que tenemos en Canarias como es el de saneamiento.

Muchas gracias y buenas tardes.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, hemos concluido las comparecencias.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1190 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, sobre medidas para evitar los vertidos de aguas fecales en las costas canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Mapa de contenidos · Aviso jurídico