Diario de Sesiones 105/2018, de fecha 7/2/2018 - Punto 11

9L/PNL-0472 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE INCORPORACIÓN DEL CUERPO GENERAL DE LA POLICÍA CANARIA AL SISTEMA DE SEGUIMIENTO INTEGRAL EN LOS CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

La señora PRESIDENTA: Continuamos, señorías, con el orden del día. Vamos a las proposiciones no de ley. Empezamos por la PNL-472, del Grupo Popular, sobre incorporación del Cuerpo General de la Policía Canaria al sistema de seguimiento integral para casos de violencia de género.

Para su defensa, la señora Reverón. Diez minutos.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

La violencia de género es la manifestación más cruel e inhumana entre la desigualdad... que hay entre hombres y mujeres en el mundo, y se produce con independencia del nivel social, cultural o económico. Todas las sociedades patriarcales han discriminado históricamente a las mujeres, relegándonos a un papel secundario, generalmente vinculado a nuestro rol de madres, de educadoras o de cuidadoras. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Como ya ha indicado la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas, el uso de la violencia se convierte en un mecanismo fundamental para forzar a la mujer a una situación de subordinación respecto del hombre.

Combatir todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o que pueda tener como resultado un daño o un sufrimiento, tanto físico, sexual, psicológico o perjuicio económico para la mujer, tanto en la vida pública como en la vida privada, debe ser una cuestión de Estado, señorías, ya que la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos fundamentales y las libertades.

Desde que Naciones Unidas declarase en el año 1980 que la violencia contra las mujeres es el crimen encubierto más numeroso del mundo, la prevención y eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas ha sido un objetivo de los organismos internacionales, que culminó con la inclusión de la violencia contra las mujeres en las esferas decisivas de especial preocupación con la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que se celebró en el año 95 y que ha tenido desarrollo en ámbito regional y nacional.

En definitiva, estamos ante un problema que nos preocupa pero que también nos ocupa. De ahí que merezca la pena destacar el hito normativo más reciente, emanado en el seno del Consejo de Europa, que es el Convenio sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, suscrito en Estambul en el año 2011 y ratificado por nuestro país en el año 2014. Señorías, el convenio es un instrumento jurídico internacional que tiene una serie de instrumentos legales para la protección de la mujer frente a cualquier forma de violencia, la contribución a la eliminación de cualquier forma de discriminación por razón de género y la promoción de la cooperación internacional con el objetivo de erradicar esta forma de violencia.

España, señorías, no ha sido ajena a este esfuerzo para luchar contra la lacra social que supone la violencia de género. En la actualidad, nuestro país dispone de una amplia regulación, de normas que prevén, desde un punto de vista integral, la persecución y eliminación de cualquier forma de violencia ejercida sobre la mujer.

Es cierto que la concienciación social ha sido y es esencial para erradicar este problema. En ella las asociaciones de mujeres han tenido un papel fundamental para poner fin al silencio y además exigirle al Estado intensificar sus esfuerzos para combatir esta lacra.

La cobertura mediática también ha sido imprescindible para poder visibilizar este tema y concienciar a la opinión pública.

Señorías, durante los más de diez años que han transcurrido ya desde la entrada en vigor de la Ley 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, se ha producido una intensa labor de desarrollo normativo para abordar este tema en todos los niveles de la Administración. Es de destacar que en el periodo entre el año 2005 y 2015 la aprobación de sucesivos planes específicos orientados a la prevención, a la asistencia y a la protección de la violencia de género, como la vigente estrategia nacional que existe para la erradicación de la violencia contra la mujer y el II Plan integral de lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

En este periodo, al importante esfuerzo normativo nacional se ha unido también la legislación autonómica dirigida a profundizar en la mejora de la protección de las mujeres víctimas de malos tratos.

Pero es verdad que, pese a los avances legales de carácter nacional e internacional que acabo de reseñar, muchas mujeres siguen siendo controladas, amenazadas, agredidas e incluso asesinadas. Hoy continúa siendo demasiado alto el número de víctimas mortales y de las que además no denuncian, como también el silencio de los familiares, vecinos y amigos que conocen o sospechan la existencia de malos tratos. Incluso son escasas las denuncias realizadas por los profesionales de la sanidad, la enseñanza o los servicios sociales, que son los primeros que pueden detectar los indicios de violencia sobre la mujer y no son conscientes de su obligación de denunciar. Y esto, señorías, no lo digo yo, lo ha dicho el fiscal general del Estado en su último informe. Incluso han repuntado otras formas de violencia de género al compás de los cambios producidos por la globalización, como la trata de mujeres y los menores, como dije anteriormente, con el fin de explotación sexual, y han aparecido en España formas de violencia vinculadas a lo que las Naciones Unidas ha definido como prácticas tradicionales nocivas, que deben hallar también una respuesta adecuada en nuestra legislación.

Señorías, como he manifestado desde el principio de mi intervención, desde el año 2004 los sucesivos gobiernos han trabajado sin mirar el color político para un mejor desarrollo de la ley y la protección de las víctimas del maltrato. Una voluntad que en esta legislatura ha dado un paso mucho más importante cuando se ha alcanzado en la mayoría del Congreso de los Diputados un pacto de Estado en materia de violencia de género. Un pacto que considera la violencia de género como un problema global y estructural y por ello sí me gustaría volver a recordar, creo que fueron unas declaraciones desafortunadas del presidente de nuestra comunidad autónoma cuando dijo que la violencia de género es un problema en el que no valen los protocolos y es de puertas adentro. Señorías, como la violencia de género es un problema global y estructural, dejó de ser considerado un delito de ámbito privado a ser considerado un delito de ámbito público para que cualquiera pueda denunciarlo y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pudieran actuar de oficio.

Y para ello la coordinación institucional es un factor clave para alcanzar los objetivos que todos nos hemos marcado. Para afianzar esta coordinación en el ámbito policial, la ley establece que el Gobierno establecerá, en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, unidades especializadas en la prevención de violencia de género y en el control de la ejecución de las medidas judiciales adoptadas y que con el fin de hacer más efectiva la protección de las víctimas promoverá las actuaciones necesarias para que las policías locales, en el marco de su colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, cooperen en asegurar el cumplimiento de las medidas acordadas por los órganos judiciales. Pues bien, señorías, con base en este mandato, el Ministerio del Interior y la Federación Española de Municipios y Provincias -la FEMP- suscribieron el protocolo de colaboración y coordinación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y los cuerpos de policía local para la protección de las víctimas de violencia de género.

Después de este consenso conseguido en la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, es un hecho sin precedentes en nuestra historia. Es fundamental incrementar la coordinación de las diferentes instituciones que estamos implicadas en esta lucha.

Actualmente, que sepamos, son dos las comunidades autónomas, Galicia y Navarra, cuyas policías autonómicas se encuentran integradas en el Sistema Viogén -es el Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género-, a través del cual se realizan el seguimiento y protección de las víctimas de violencia de género que tienen asignadas, mejorando así, de esta manera, una atención integral que deben recibir las mismas.

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género es, por tanto, un compromiso de toda la sociedad, pero para eso se necesita también un consenso institucional, político y social, que se muestre sin fisuras el compromiso de todas las instituciones de la sociedad española para alcanzar los acuerdos que permitan avanzar en la erradicación de esta violencia contra las mujeres. Así lo exige la sociedad en su conjunto y muy en particular las organizaciones de mujeres, que saben que en esta materia solo se consiguen avances si hay un compromiso de todos los sectores políticos y sociales para ponerlo en la agenda como un asunto prioritario: la lucha contra todas las formas de violencia hacia las mujeres. Conscientes de que se trata de una cuestión que nos afecta como sociedad y como país y que además depende el futuro de nuestra convivencia.

Señorías, el pacto aprobado el pasado 28 de septiembre introduce medidas dirigidas a mejorar la respuesta institucional a todos los niveles, maximizando el uso de los recursos disponibles y buscando un trabajo coordinado y en red que permita el mejor conocimiento de lo realizado y la mayor eficacia en la prevención. Concretamente, en el pacto se establece como propuesta de actuación, en la medida 124, lo siguiente: "Impulsar la firma de convenios entre el Ministerio del Interior y los ayuntamientos para que la policía local pueda realizar la protección de la víctima, una vez valorado su nivel de riesgo por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado".

Señorías, desde el Grupo Parlamentario Popular entendemos que Canarias no puede perder este tren. Nuestro cuerpo de seguridad autonómico debe sumarse sin más dilación. Se lo debemos a las 4 canarias asesinadas el pasado año por violencia de género y a las 650 mujeres que han muerto en nuestro país en los últimos diez años.

El Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género -el Sistema Viogén- contaba con 55 319 casos activos en el sistema, a fecha de 31 de octubre del año 2017. Por esto hoy mi grupo parlamentario traemos la siguiente proposición no de ley:

Primero. Que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de Canarias a que inicie los trámites oportunos para incorporar el cuerpo de la policía autonómica al Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género, iniciando la tramitación del expediente a través de la correspondiente unidad de coordinación o violencia adscrita a la Delegación del Gobierno; y, segundo, que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de Canarias para que a través de la Fecam impulse el acceso de las policías locales de los municipios canarios que aún no se han incorporado al sistema para que se consiga una mejor integración.

Muchas gracias.

También me gustaría decir que vamos a aceptar la enmienda que ha presentado el Partido Socialista, donde quieren incluir, en el apartado primero, que dice: "a que inicie los trámites oportunos para incorporar el Cuerpo General de la Policía Canaria, en la medida de sus posibilidades reales".

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, para la defensa de la enmienda, tiene la palabra la señora diputada doña Nayra Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Buenas tardes.

Nosotros tenemos una pregunta: nos gustaría saber por qué a la policía autonómica, cuando no se cree en la policía autonómica, se le quiere, se le pretende, pues, encargar este tema. Es como si fuese un tema menor.

Sobre la PNL que presenta el Partido Popular, el punto segundo de esta PNL es obvio. Es evidente, las policías locales están en todos los municipios de Canarias. Pero desde nuestro punto de vista el punto primero es incongruente, porque no entendemos cómo va a llevar a cabo una policía autonómica el seguimiento en el Sistema Viogén a las mujeres que sufren violencia.

Islas como Lanzarote, Fuerteventura e incluso Gran Canaria, donde o no hay efectivos o hay muy pocos, ¿cómo haces este seguimiento?, ¿llamas por teléfono a la víctima y le preguntas si está bien? Esto es inviable. El seguimiento es estar con ellas, acompañarlas, entrevistarte con ellas, son muchas. Depende de la frecuencia con la que se hacen las entrevistas... hacerles el seguimiento, si son de alto riesgo, de bajo riesgo, si son de riesgo moderado. Esto lleva una infraestructura y gente dedicada solamente para eso, gente especializada. Y si eso no se hace bien, los riesgos contrarios a lo que precisamente se busca con estos servicios desaparecen: no sabes dónde están las mujeres, no las puedes localizar, no quieren que las localices... Hay que hacer un seguimiento constante y cercano. De hecho, desde que una mujer está en el servicio de seguimiento y se va de vacaciones por ejemplo una semana lo tiene que comunicar; si va a ser más de un mes, se tiene que hablar con la Policía Nacional del lugar donde se encuentre para que le haga el seguimiento, la Policía Nacional del destino donde ella esté. Por lo tanto, insisto en que hace falta infraestructura y gente, ¡mucha gente! Cuando la Policía Canaria tenga doscientos agentes o quiera ser solamente una policía dedicada a la prevención de violencia de género, pues, a lo mejor, a lo mejor, podrían hacer esto que solicita el Partido Popular en su PNL.

Necesitamos agentes que acompañen, recursos para los hijos que también son víctimas, recursos para la víctima principal, acompañarla al juzgado, acompañarla al médico, darle salida a la documentación para solicitar las prestaciones, etcétera. Es decir, equipos específicos para esto.

Este sistema de seguimiento integral lo llevan a cabo hoy por hoy las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las policías locales con los convenios, que también necesitan más recursos humanos. De hecho, el grueso del trabajo, el grueso de los seguimientos, que son los de medio o bajo riesgo, afortunadamente, lo ejecutan las policías canarias. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado llevan los de alto riesgo, que hay que hacer seguimiento en muchas ocasiones diario: ir por la casa día a día por si el agresor sale de prisión, por si el agresor es despedido de su trabajo, por si el agresor tiene un brote...

Como ustedes plantean el punto primero y teniendo en cuenta la posibilidad real que tiene la policía autonómica en Viogén, es realizar donde se pueda, de ahí nuestra enmienda, lo que están haciendo hoy por hoy las policías locales, porque insistimos en la inviabilidad del seguimiento de los casos más graves. Para ese seguimiento hace falta personal mañana, tarde y noche, porque todo este sistema es para garantizar la integridad física y la vida de todas esas víctimas, porque la policía tiene que estar allí cuando ellas lo requieren, porque tienen que estar ipso facto y ya. Ipso facto están la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales en los municipios que tienen servicios de veinticuatro horas al día; en los que no, pues, los asume la Guardia Civil.

Eso a nivel técnico y ahora vamos a hablar de política. Desde el 2010, desde la creación de la policía autonómica no se convocan plazas para este cuerpo. El PP en su día aprueba la ley, compartiendo las competencias de gobierno con Coalición Canaria. Cuando se van del Gobierno, están cuatro años diciendo que no a la policía autonómica, en las incoherencias a las que nos tienen acostumbrados; como cuando decían que había que suprimir la figura del Diputado del Común y hasta ayer solicitaban ser esa figura, que ostentara el Partido Popular. Y hoy, o ayer, aprueban unos presupuestos con el incremento de 50 plazas. Ustedes, que apenas creen en la policía autonómica, pretenden que sean estos efectivos los que acometan sin apenas recursos esta labor.

¿Qué financiación ha destinado el Partido Popular para ejecutar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género? Yo se lo digo: cero euros. El papel aguanta todo lo que le echen, todos sabemos copiar, pegar e imprimir y los experimentos, en lo que se refiere a violencia de género, los haremos con gaseosa.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Ahora hay un turno para fijación, como ya la proponente aceptó la enmienda, ¿entiendo que renuncia a ese turno? (Asentimiento de la señora Reverón González). Señora Reverón, gracias.

Tiene la palabra, en nombre del Grupo Mixto, la señora doña Melodie Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Un atentado contra la igualdad, la libertad, la dignidad, la seguridad y la vida de las mujeres y menores, así calificábamos la violencia de género el pasado 25 de noviembre en nuestra declaración institucional con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Manifestábamos de este modo nuestro inquebrantable compromiso para seguir trabajando a favor de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en contra de la violencia de género, mostrando nuestro más sincero apoyo y solidaridad con todas aquellas mujeres y niños y niñas para los que, lamentablemente, la violencia de género no es un día en el calendario sino su triste realidad diaria.

El Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género que se puso en funcionamiento el 26 de julio de 2007 lo que persigue es atender a las víctimas de violencia de género, informándoles de sus derechos y del acceso a los diferentes recursos, garantizando así la coordinación entre todas las instituciones a fin de prevenir las situaciones de violencia contra la mujer, mejorando su asistencia, protección y reinserción. Y es que es necesario erradicar de raíz la desigualdad. La sensibilización de la población es imprescindible, ya que, mientras siga la desigualdad y aceptándose como normales y propias de nuestro entorno las conductas machistas, muy difícilmente podrá hacerse desaparecer la máxima de sus expresiones, que en este caso es la violencia de género.

Se trata, en definitiva, del establecimiento de una red que permita seguir y proteger de forma rápida, integral y efectiva a mujeres maltratadas y a sus hijas e hijos en cualquier parte del territorio nacional, fomentando la coordinación de todas las instituciones implicadas, así como el sistema de información integrada. Un sistema que defiende y que protege en la lucha contra el dolor y contra el miedo: la lucha contra la violencia de género. Lucha en la que sin lugar a dudas Agrupación Socialista Gomera muestra su más firme compromiso apoyando esta PNL, como lo haremos con la adopción de cualquier otra medida que contribuya a eliminar, de una vez por todas, la violencia y la desigualdad de género.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nueva Canarias tiene la palabra su señoría, la señora diputada doña Esther González González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Señora Reverón.

Nueva Canarias va a apoyar esta iniciativa, esta proposición no de ley, igual que vamos a apoyar todas aquellas iniciativas que se presenten en esta Cámara y que vayan destinadas a garantizar, a proteger a las víctimas de violencia machista, las mujeres víctimas de violencia machista. La verdad es que lo que nos gustaría es no tener que apoyar ninguna iniciativa de ese tipo porque no haya medidas que tomar ni medidas que mejorar, pero eso pasa inexcusablemente por que no haya víctimas de violencia machista. Creo que ese es el objetivo y ahí es donde hay que llevar todos los esfuerzos.

Yo, de todas maneras, no obstante, quiero decir que la lucha por la erradicación de la violencia machista no puede ir encaminada casi exclusivamente a atender a las víctimas; debería ir encaminada a evitar que exista esa violencia machista. Y además en eso es obvio que desde hace mucho tiempo estamos fracasando como sociedad, pero, lo que es peor, cada vez el fracaso es mayor porque cada vez hay más víctimas, cada vez hay más mujeres fallecidas por violencia machista, y además se está extendiendo hacia esos sectores de población que, por razones de edad, no debería existir. Canarias en este momento es la comunidad autónoma con más ratio de violencia machista, y esto es grave, es muy grave. Yo quiero dejar claro que lo que quiero decir no es que no haya que proteger a las mujeres víctimas de violencia machista, todo lo contrario, lo que sí creo es que son dos políticas o tenemos que verlo como dos políticas distintas, y el problema es que esas políticas las estamos mezclando y entiendo que eso no es bueno, porque de la manera que lo llevamos vamos a dedicarnos toda la vida a tener que proteger a esas víctimas y no a no tener víctimas de violencia. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Yo comparto que el Sistema Viogén es un sistema válido. Un sistema que va a permitir o que ha permitido establecer una tupida red para el seguimiento y la protección de una forma rápida, integral y efectiva de las mujeres maltratadas y de los menores que de ellas dependan y, de hecho, tanto la ley estatal como la ley canaria establecen en su articulado la necesidad, la posibilidad y la obligatoriedad de la coordinación y cooperación entre las cosas, entre los cuerpos y fuerzas de seguridad. Lo que ocurre es lo que la señora Alemán decía antes: tanto en la Policía Canaria como en las policías locales en Canarias existe un grave problema de efectivos, y en este caso no solo es un problema de efectivos sino de efectivos que estén destinados específicamente a este fin, con lo que nosotros, insisto, vamos a apoyar esta proposición, pero primero habría que solventar la situación de la Policía Canaria y de las policías locales.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos. Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes.

Señora Reverón, yo también, en nombre de mi grupo, quiero decir que vamos a votar a favor de esta proposición no de ley, y además compartimos la inquietud y la parte positiva y propositiva que tiene la proposición por su parte y que yo personalmente creo que usted la hace de buena fe y de confianza. No obstante, comparto también la crítica que ya han sugerido algunas de mis compañeras que me han precedido en la palabra, y es que hay un problema importante, que es, cuando nos queremos tomar estas cosas tan en serio, con el rigor que precisan, hay una cosa muy importante que debemos poner sobre la mesa que son recursos económicos. Y eso hay que ponerlo, en Madrid, en el estatal, y hay que ponerlo en Canarias también, porque lo que no puede ser es que sigamos aprobando innumerables proposiciones no de ley con textos maravillosos que es imposible no votar y no apoyar, porque es que son de sentido común, son necesarios, es algo que cuando el trabajo se hace bien es imprescindible, pero, de verdad, a estas alturas preocupa mucho y uno lo hace con esa decisión. Recuerdo la primera vez que votamos una proposición no de ley en materia de género, que la presentó creo que fue la señora Beato, sobre precisamente la constitución de una mesa de trabajo técnico a fin de modificar el Protocolo de coordinación interinstitucional para la atención a las víctimas de violencia de género. Fue el 6 del 8 de 2015 cuando se creó y se defendió en ese primer otoño. Muy interesante, pero ¿qué es lo que pasa? Coordinación institucional en Canarias, tenemos nuestras leyes en la proposición de recursos de alternativa habitacional para las mujeres maltratadas, que tampoco se está cumpliendo; tenemos una serie de propuestas que se han ido aprobando a lo largo de estos meses que ninguna está llegando a funcionar realmente... Y nos preocupa porque al final la clave está en el mismo. Es decir, da igual que tengamos muy claro que es una lucha importantísima, da igual que tengamos muy claro que la policía es necesaria, da igual que tengamos aún más claro que la policía está para proteger a las mujeres ya maltratadas, pero lo que tenemos que tener, y tenemos de hecho en esta Cámara muy claro, es que hay que hacer una prevención para que no exista el maltrato y que eso se trabaja desde la igualdad, se trabaja desde las escuelas, desde los colegios. Después hablaremos de los libros de texto. De todas estas cosas que son tan importantes. De nuestra Ley de Igualdad del 2010, que no la ponemos en marcha y no la cumplimos tampoco. Pero es que tampoco cumplimos la ley del 2004 y todavía tampoco, usted habla del Convenio del Estambul pero tampoco lo hemos adaptado. Es que todavía no reconocemos todos los feminicidios, que van cinco ya en este año, cinco feminicidios, que, como no son todos violencia de género porque no hemos cambiado el concepto, porque todos no son en manos de parejas o exparejas, no están en la contabilidad, pero que son tan importantes. ¿De qué nos sirven todas las leyes? El pacto de Estado, ¿dónde están los recursos?: ni un céntimo ha llegado a ningún sitio para poner en marcha un pacto de Estado. Un pacto de Estado en el que, con mucho dolor, tuvimos que abstenernos porque, decíamos, falta ficha financiera, queremos un pacto que se cumpla. Claro que aceptamos todas las cosas buenas que tiene pero nos faltan más cosas.

Y, bueno, lo siento, lo hablaremos en otro momento.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias, señora presidenta.

Mientras una parte del Homo sapiens se siga comportando como un "homo bestia", todos los instrumentos legales y operativos para luchar contra la violencia de género son pocos, ¿no?

Vamos a apoyar esta proposición no de ley pero nos sorprende un poco que se apele a la policía autonómica por fuerzas estatales que nunca creyeron en la policía autonómica como un instrumento de seguridad complementario de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y además me complace que lo haga una exdelegada del Gobierno de España en la isla de La Gomera, que conoce perfectamente el funcionamiento de todas nuestras policías: de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de las policías locales y de la policía autonómica.

Así que, doña Luz Reverón, le agradezco que usted crea en la policía autonómica, porque nosotros creemos desde el principio, desde la creación en 2008 de este cuerpo general de la policía autonómica, que puso en funcionamiento además nuestro portavoz, que ahora no está aquí presente, y que está desarrollando una gran labor, porque además tienen grupos de respuesta en menores y familia, a pesar de la corta plantilla, en respuesta operativa, en grupo de medio ambiente, grupo de custodia de seguridad, grupo de información, grupo de custodia y protección de personalidades y grupo operativo fiscal. Es decir, yo creo que echar mano de esta parte de la policía me parece un acierto.

Lo único que quisiera decirle es que usted quizá se ha olvidado, se lo dije el otro día y podría haberle presentado una enmienda, pero tampoco se trata de estar enmendando por enmendar, pero en 2009 esta comunidad autónoma ya creó también un protocolo, el 18 de marzo de 2009, un protocolo que, en el apartado 3.1, ya preveía precisamente esta colaboración de nuestra policía con el resto de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y con las policías locales; es decir, esta anticipación que usted ha dado de las policías autonómicas de Granada y de Navarra ya se estaba previendo también aquí, en Canarias.

Por lo tanto, me parece que es una PNL muy oportuna. Como dije al principio, todos los instrumentos legales y operativos contra lo que puede ser este desaforado tiempo en el que, como dije al principio, parte del Homo sapiens se ha convertido en el "homo bestia"...; y, por lo tanto, me parece que es oportuno que todos estemos de acuerdo en incrementar lo que puede ser el círculo de seguridad de las mujeres que hoy están amenazadas por sus compañeros sentimentales.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor García Ramos.

Señorías, una vez fijada la posición y en los términos acordados, voy a llamar a votación. (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Ocupen sus escaños, señorías, por favor. Comienza la votación, señorías. (Pausa).

47 votos emitidos: 47, sí, ninguna abstención y ningún no.

Queda aprobada por mayoría de los presentes, señorías.

(Aplausos)

Unanimidad, unanimidad de los presentes.

(La señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0472 Sobre incorporación del Cuerpo General de la Policía Canaria al Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400