Diario de Sesiones 105/2018, de fecha 7/2/2018 - Punto 3

9L/C-1484 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE EL COLAPSO DE LOS SERVICIOS DE URGENCIAS SANITARIAS EN EL ÚLTIMO PERIODO DE NAVIDAD.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la siguiente, la 1484, al consejero de Sanidad, por parte del Grupo Socialista Canario, sobre el colapso de los servicios de urgencias sanitarias en el último periodo de navidad.

Para la defensa de la misma, el señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Muy buenos días. Buenos días, señor consejero.

Ayer tarde usted no tuvo la ocasión de escuchar al presidente del Gobierno pero yo sí tuve, y los que estuvimos presentes, la oportunidad de escuchar algunas de sus palabras en relación con la materia que en esta comparecencia nos ocupa hoy por la mañana, y llegó a advertir o dijo algo así como que el asunto de la sanidad es un asunto de más recursos. Tan solo hace unos meses, un año, advertía que el problema era de gestión. Ahora es de recursos. Y yo me planteo cómo ha cambiado el cuento, Caperucita en este caso. Pero está bien que lo diga el presidente del Gobierno. Lo digo para tener en consideración todo aquello que se ha lanzado, que se ha vertido sobre etapas anteriores, y donde el problema era la gestión, no los recursos. También es verdad que habló muy bien de usted, señor Baltar, dijo que usted es un gran gestor y es un profesional, como si los que le han precedido no supiesen absolutamente nada de medicina ni nada del sistema canario de salud, lo cual no creo que le honre en exceso. Pero bueno.

Entremos en materia. Por cierto, usted sí que tiene más recursos, señor Baltar: 220 millones más de euros en recursos sanitarios.

Señor Baltar, unas navidades para olvidar. Pudiera perfectamente ser el título de una película, pero no es el caso, sobre todo para aquellos pacientes que en estas fechas precisaron hacer uso de los servicios de urgencias. La saturación del servicio de urgencias de los centros hospitalarios del archipiélago se convirtió en noticia, pero no en una noticia de un día, señor Baltar, se mantuvo en el tiempo durante muchos días y muchas semanas. Por tanto, primera clave, señor Baltar, no nos hemos encontrado con un tema puntual, como se ha querido afirmar desde la Administración pública. Segunda consideración: las denuncias ante esta situación parten de los propios profesionales. No es un invento de la oposición, no es un invento de este diputado. Denuncias públicas referidas a la situación en la que varios hospitales canarios se encuentran, donde los pacientes se ven obligados a pasar la noche en camilla, sin un mínimo de condiciones de intimidad, acompañados en algunos casos de sus familiares.

Desde la Gerencia del Hospital Doctor Negrín, desde la Gerencia del Hospital Doctor Negrín, se justificaba el colapso en una situación multifactorial -entrecomillo-, multifactorial. Uno de esos factores lo achacaba a factores externos, como la mayor afluencia de personas, y otros, internos, como la falta de espacio. Palabras extraídas, pronunciadas por el señor gerente del Hospital Doctor Negrín. Y a renglón seguido el propio gerente admitía la necesidad de un incremento en la plantilla médica durante la temporada de invierno. La pregunta consecuente, por tanto, es, ¿se refuerzan las plantillas médicas en los momentos puntuales?, ¿el colapso de las urgencias hospitalarias en las islas que deben soportar los enfermos canarios tiene causas estructurales?

Yo apuntaría también a otra dirección en el afán de buscar respuestas satisfactorias. ¿Qué acontece, señor Baltar, en la época estival? Pues que se cierran camas, aduciendo que en esas fechas se produce una bajada de la demanda asistencial, y de esos polvos, estos lodos. Son los propios trabajadores del sector y los sindicatos quienes afirman que la medida aplicada por la consejería solo persigue ahorrar en personal, que debería ser contratado para cubrir las vacaciones estivales, y eso se va concatenando, finaliza la época estival, llega la época invernal y ocurre lo que ocurre. Por tanto, todo tiene y trae causa, todo tiene efecto, señor Baltar.

Esa afirmación, repito, no la hace este diputado ni la hace el Grupo Parlamentario Socialista, señor Baltar; la hacen los trabajadores y sus representantes sindicales. Y también expresan que ese colapso del servicio de urgencias, lejos de producirse de forma puntual, ha llegado a convertirse en un fenómeno recurrente.

Tampoco ha sido este grupo parlamentario quien anunciara un aviso de huelga en el Hospital Molina Orosa, de Lanzarote. Han sido los trabajadores de urgencias, quienes han argumentado el colapso del servicio por la falta de personal para atender la demanda.

Señor Baltar, tiene hoy la oportunidad de expresar aquí...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Señor Marcos, señor Hernández.

Hombre, me sorprende el comienzo, porque yo venía esta mañana dispuesto a trabajar y veo que venimos dispuestos a hablar de otros temas colaterales. No necesita el presidente que yo defienda sus palabras. No creo que el presidente piense que quien me antecedió en el cargo no fuese un profesional de primera línea y no creo que usted pueda decir -y menos de mí- que haya vertido jamás la más mínima duda sobre mis antecesores.

Respecto de los temas puntuales, si le parece, como que hay denuncias profesionales, como que se contrate a más gente o sobre la huelga del Molina Orosa, si le parece, los dejamos para la segunda vuelta, porque ahora nos ponemos a trabajar y vamos a ver qué pasó con las urgencias y qué pasó en esos dos meses. Le digo porque, en primer lugar, tenemos que analizar diciembre del 2017 y enero del 2018 conjuntamente con lo que pasó en el 2016 y 2017 para tener una idea de si realmente los planes funcionan.

Pero, miren, antes de empezar, permítanme que les haga a todos el mismo ruego que le hago sistemáticamente a nuestros periodistas y créanme que mayoritariamente han empezado a respetarlo. Olvidemos la palabra "colapso", olvidemos la palabra "colapso" porque "colapso" significa que 'algo se paraliza, que algo se destruye o que algo se arruina', y lo que pasa en las urgencias cuando hay un pico asistencial es que se duplica la actividad y los recursos. Luego, es lo contrario a un colapso.

Tenemos, efectivamente, una crisis y tenemos un importante pico de demanda que desde luego les puedo garantizar que, desde el punto de vista asistencial, está siempre totalmente garantizado, pero que evidentemente genera importantes carencias desde el punto de vista del confort en la acogida que debemos dar a esos pacientes, como bien describía ayer el señor Márquez respecto de las situaciones que se viven cuando los pacientes tienen que permanecer en un pasillo del Servicio de Urgencias.

Le digo por eso que lo que estamos tratando, antes de nada, es tratar de hacer cada vez más previsible lo que realmente ya sabemos que es inevitable. Porque, mire, señor Hernández, parece que usted acaba de descubrir las crisis de urgencias esta mañana. Yo descubrí las crisis de urgencias en el año 1982. Entonces los pasillos estaban en las plantas, no solo en las puertas de urgencias, y esto ha sido un fenómeno recurrente ¡en todos los territorios nacionales!, y luego si quieren lo repasamos con la hemeroteca, en todos los territorios nacionales. Cuestión que a esta comunidad autónoma no le da satisfacción, pero le puedo garantizar que nosotros salimos fuera para tratar de copiar los modelos que mejor funcionan y en este año, y en los planteamientos de crisis de urgencias, créanme que la dirección que tomó en su día el doctor Morera, a través del Pluscan, fue una dirección correcta, está dando resultados.

Le decía que vamos a abordar el análisis desde tres grandes apartados: primero un apartado en cuanto a los números, luego un apartado en cuanto al perfil de las personas que atendemos y, por último, un apartado en cuanto a los tiempos que esperan nuestros pacientes.

Respecto de los números, mire usted, en diciembre del 2017, en las urgencias hospitalarias, fueron atendidos 55 334 pacientes, 1300 más que en noviembre del año 2017, pero un 5 % menos, 2728 menos, que en diciembre del 2016. Pero es que en diciembre del 2016, cuando el doctor Morera toma las primeras medidas con el Pluscan y empiezan en el diseño del Pluscan, las urgencias habían crecido, las hospitalarias, un 10 % respecto del año 2015. Eso llevó a ese proceso de trabajo.

Sin embargo, cuando analizamos las urgencias en atención primaria, en los puntos de atención extrahospitalaria, este año se han visto 149 508 urgencias, 27 794 más que en noviembre; en diciembre del 2017, 27 000 más que en noviembre. Pero, lo que es más importante, un 8 % más que las que se vieron en diciembre del año 2016. En su conjunto, al final se atendió a casi un 9,2 % más respecto del año anterior. ¿Qué es lo especialmente importante en cuanto a este número?: que claramente manifiesta una tendencia de nuestra población de comenzar a utilizar los servicios de atención primaria en tanto en cuanto los mismos se van haciendo más resolutivos. Incorporamos unidades de radiología, como luego veremos, y espero que a principios de este año incorporemos definitivamente las unidades de determinación analítica.

Les decía -continuemos con el análisis-, segundo perfil, el perfil de nuestros pacientes. Aunque los servicios de urgencias lógicamente atienden a pacientes de cualquier edad y patología grave, más del veinticinco por ciento son mayores de 65 años y más de un veinte por ciento, mayores de 74. En ambos casos lógicamente presentan enfermedades respiratorias agudizadas, descompensaciones, procesos víricos propios de la etapa en la que estamos y procesos de cronicidad. Esto supone, lógicamente, una mayor complejidad en cuanto a la urgencia atendida y un mayor requerimiento de estudios diagnósticos y de ingresos hospitalarios.

Un dato más. Solo el 2017 sobre el 2016 este referente de los mayores de edad ha crecido un 1 %. Esto les da una idea, si entramos en los índices de vejez, de juventud y de dependencia que manejan también con mi compañera Cristina Valido, pueden ir viendo la velocidad a la que este problema se agudiza en nuestra comunidad autónoma. Luego, cambio demográfico y social, con lo cual estamos teniendo un aumento en la frecuentación de urgencias a nivel general, aumento en la frecuentación de urgencias que supone que en este año, el 2017, se hizo un 7 % más respecto del 2015, pero que el mayor crecimiento fue del 2015 sobre el 2016, con un 5 %, y un 2 % este año. Pero algo especialmente importante: nuestros profesionales solo han ingresado un 11,5 %, mantenido siempre, es decir, mantenemos los niveles de ingreso.

Yo aquí quiero hacer un inciso porque hay algo especialmente relevante respecto a las urgencias. Las urgencias de nuestros hospitales y de nuestros centros de salud soportan en estos momentos... En el 2015 se valoró en 330 000 ciudadanos extranjeros que vienen a esta tierra, de media diaria; en este momento se valora que casi cuatrocientos mil, y esto tiene un problema grave de financiación adecuada, pues los servicios a estos pacientes requieren los servicios de urgencias que utilizan nuestros ciudadanos.

Por último, respecto del tema de los tiempos. Mire, los tiempos de permanencia en urgencias siguen siendo duros, muy difíciles, pero están mejorando, en la línea de lo que se planteó. Conviene resaltar que en esta comunidad autónoma las consultas de triaje permiten clasificar a los pacientes en tres minutos desde su llegada. Eso hace que el 100 % de las urgencias vitales son atendidas de forma inmediata y que por supuesto todos los pacientes graves, una vez clasificados, pasan directamente a atención. Dicho esto, si analizamos los tiempos de permanencia en urgencias, con datos de 2017 y de 2016, la permanencia media en urgencias bajó en cuarenta y siete minutos y, nos obstante, sigue siendo de siete horas y trece minutos. La demora desde el momento de la atención hasta el alta de cada paciente disminuyó en treinta y siete minutos y aun así sigue siendo de tres horas y media. Pero es importante resaltar que ya el 47 %, es decir, casi el cincuenta por ciento de los usuarios atendidos en las urgencias hospitalarias permanecen menos de tres horas en los servicios.

Si analizamos los tiempos de permanencia de forma más específica, ha descendido quince minutos la permanencia de los pacientes que se van de alta a domicilio, aun así permanecen cuatro y media; doscientos siete minutos -tres horas y media-, la permanencia de pacientes cuyo destino es el ingreso; cuatro horas con cuarenta y seis descienden los pacientes que tienen destino final en un centro sociosanitario y aun así permanecen veintiuna horas de media en urgencias; y dieciséis horas los que requieren otro centro sanitario, que aun así permanecen treinta y dos horas.

Luego, el abordaje, que si luego me da tiempo podemos hacer, les explicaremos cómo lo abordamos con las distintas cuatro líneas que contemplan los planes de contingencia y el Pluscan: extrahospitalaria, hospitalaria, infraestructuras y transporte sanitario.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Turno ahora para la fijación de posición de los grupos.

Empezamos por el Grupo Mixto. La señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

En este pleno, sobre la situación de los servicios de urgencias sanitarias en este último periodo ha dado ya explicaciones el señor presidente del Gobierno y también ha dado explicaciones el señor consejero, y ya se ha reconocido, por otra parte, lo que era evidente, y es que las previsiones han sido insuficientes. Y por supuesto que nadie quiere que se repita la situación que todos los que hemos tenido que ir a urgencias hemos padecido.

La incidencia de la epidemia de la gripe está siendo mayor que otros años y, por desgracia, la pasada semana conocíamos la cifra de los quince fallecidos hasta el momento. Son muchos los ciudadanos y los sindicatos que se han quejado de la respuesta de nuestro sistema sanitario ante este fenómeno, además de la alteración del normal funcionamiento de los centros hospitalarios y, sobre todo, de las urgencias.

Tenemos que apostar decididamente por poner más medios en la atención primaria para que los ciudadanos no se vean obligados a usar los servicios de urgencias cuando quizás no necesitan un ingreso hospitalario. Mientras no haya más medios suficientes y adecuados en nuestros centros de salud, mientras no haya plazas sociosanitarias suficientes, todos estos pacientes, que podrían obtener una respuesta sanitaria sin tener que ir a un hospital, seguirán yendo a los grandes hospitales y seguiremos encontrándonos con la misma o parecida situación.

También hay que poner solución y que no se repita que varios centros hospitalarios se han visto obligados a no poder atender a otros pacientes que tenían otras operaciones o intervenciones programadas por falta de camas.

Nos ha dicho que se ha contratado personal extra para rebajar la carga de trabajo de urgencias hospitalarias y poder así atender adecuadamente a las personas que llegan a los hospitales canarios. Nosotros avalamos esta decisión, pero, señor consejero, tenemos que gestionar y optimizar los recursos con los que ya contamos, porque nos siguen llegando reiteradas quejas de la gestión interna existente. Si no establecemos una estrategia clara, aunque se haya destinado este año mucho más dinero, pero si la gestión no mejora, en las urgencias de Canarias vamos a seguir viendo a los pacientes en las camillas, en los pasillos, para poder ser atendidos, y con ello la pérdida de dignidad humana, peor calidad en los servicios de urgencias y una carga desorbitada para los trabajadores empleados públicos.

Señor consejero, ya sabemos que el próximo año va a volver la gripe. Esperamos que se haya aprendido de las deficiencias detectadas, que corrijamos los errores y que por lo menos no volvamos a vivir la situación que hemos vivido en este último...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. El señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señorías.

Ayer comentábamos este tema y seguramente lo repetiremos en próximos plenos. Las urgencias hospitalarias son una parte esencial del dispositivo sanitario. Es muy sentido, es muy frecuentado y los niveles de insatisfacción son evidentes, no solo por los problemas de demanda, a veces también por el dimensionamiento, por los equipamientos o por el personal. Y no pasa solo en este sistema sanitario, que no sirva de consuelo pero tampoco dramaticemos, en el sentido de que esta es una problemática consustancial a los sistemas sanitarios. Siempre hay cuellos de botella en relación con el exceso de demanda, en el caso de la actividad programada o la de urgencias. De lo que se trata es de generar las condiciones organizativas, de medios humanos y materiales para dar una respuesta razonable a una necesidad ineludible, que es atender las urgencias, y allí los planes, la organización de los servicios es fundamental.

Y luego hay asuntos estratégicos que contribuirán a poner las cosas razonablemente en sus términos, que es la potenciación de la atención primaria y su capacidad de resolución diagnóstica, no solo en las áreas de urgencias sino en las áreas programadas, porque si no termina rebotando todo a los hospitales. El dimensionamiento, el papel de la atención primaria es fundamental. Es muy importante la atención sociosanitaria, sea en centros o sea en domicilios, porque si no los desajustes terminan rebotando a las áreas de urgencias de los hospitales.

Y el consejero ha apuntado un tema que hemos discutido en este Parlamento en muchas ocasiones pero que hacía tiempo que no se hablaba de él, y es el impacto del turismo sobre el sistema sanitario. Vamos cuantificando millones de turistas con una alegría inusitada, a veces sin importar el impacto que tiene en el bienestar, en el empleo, en la calidad, sin tener en cuenta el impacto que tiene en la movilidad, sin tener en cuenta el impacto que tiene en el consumo de agua, de alimentos, en la producción energética, en la eliminación de residuos, en las carreteras, etcétera, y también en el sistema sanitario. Es decir, lo que no se puede es promover un modelo de desarrollo insostenible y luego quejarse de las consecuencias del modelo insostenible que ustedes promueven. Y en el tema del turismo esto está pasando en algunas islas turísticas. En el caso de Fuerteventura y Lanzarote, de manera notable, porque la gente que viene viene a disfrutar pero se enferma, porque es una condición humana que no excluye a nadie, seas alemán o británico, te pones malo. Y además te sueles poner malo de manera sobrevenida y entonces vas a los servicios de urgencias. Y esto también hay evaluarlo y ponerlo en el marco de eso que algunos insistimos, que es la sostenibilidad, que aquí también tiene su impacto.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Podemos. Señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidenta.

Vamos a ver, señor Baltar, cuando alguien hace una apreciación subjetiva, cuando alguien me suele decir mucho eso de "créanme, créanselo", yo lo pongo en duda. Pero en su caso no lo digo por esto, no lo digo por eso, porque no tengo por qué poner en duda sus datos; lo digo porque yo lo vi, porque yo estaba en ese servicio de urgencias por cuestiones familiares, personales, y vi lo que estaba pasando y le aseguro que era dantesco, señor Baltar. No es propio de un territorio como el nuestro. Tenemos nuestras deficiencias en Canarias, por supuesto que sí, pero la sanidad es algo de lo que debemos estar orgullosos, nuestra sanidad pública, y por eso estamos hoy aquí defendiendo que el servicio de urgencias esté a la altura de lo que merece un territorio como Canarias.

Ayer hacía usted referencia al Pluscan. Claro que nosotros participamos en ese proceso y agradecía al señor Morera el interés que puso en las aportaciones que hicimos desde los distintos grupos parlamentarios. Pero el Grupo Podemos propuso una cosa muy clara, y era trasladar el eje de actuación de las urgencias hospitalarias, donde está enfocado el Pluscan, prácticamente, exclusivamente, a la atención primaria, y esto es algo que tenemos que poner de manifiesto. Lo que está pasando en las urgencias se podría evitar con unos puntos de atención continuada bien dotados, con los recursos suficientes. Y eso no va a cambiar mañana, aunque pongamos todos los recursos, porque habrá otro paso que hacer, y es recuperar la confianza de la ciudadanía en las atenciones, en la atención urgente cercana, porque está muy degradada y evidentemente la gente, cuando ya tiene un problema, acude directamente al hospital, con lo cual saturamos las urgencias de manera innecesaria.

Cuestiones que podemos aportar, señor Baltar:

La prevención, ayer se lo decía, no podemos ir a rebufo, tenemos que planificar con suficiente antelación. Dar altas los fines de semana. No hay médicos los fines de semana para dar altas en los servicios de urgencias. Tenemos que esperar al lunes y tener todo el fin de semana saturadas las urgencias.

Debemos reforzar las unidades de tránsito, que solo abren de ocho a nueve de la noche entre semana, y nos preguntamos: ¿y también los fines de semana por qué no tenemos unidades de tránsito?

Control, fiscalización y mejor gestión del transporte sanitario. Se lo decíamos ayer, si tenemos un paciente que ya está dado de alta pero es viernes y tiene que esperar al lunes para que lo lleven a su casa, el fin de semana estamos ocupando una cama, mientras tenemos pacientes en los pasillos. Es algo de cajón. Por tanto, necesitamos optimizar todos los recursos los siete días de la semana.

La atención domiciliaria. Se ha demostrado que es un éxito, es un éxito. Por tanto, tenemos que reforzarla, tenemos que potenciarla.

Y lo que hablábamos ayer: con el envejecimiento de nuestra población se hace necesario una atención geriátrica especializada, también para el servicio de urgencias.

En definitiva, podemos hablar de muchas propuestas pero necesitamos una buena gestión, señor Baltar.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez Fandiño.

Turno ahora para el Grupo Popular. El señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Gracias, señora presidenta.

Lo hemos vuelto a ver una vez más, una vez más: los servicios de urgencias de Canarias han estado saturados y colapsados, aunque a usted no le guste la palabra, señor Baltar.

Mire, a mí como canario me da mucha vergüenza y mucha pena ver que la Comunidad Autónoma de Canarias protagoniza las entradillas de los telediarios a nivel nacional. Me da mucha pena, mucha pena porque los impuestos de todos los canarios están depositados y un 30 % de los impuestos que tenemos los canarios van a la sanidad. Y me da mucha pena que seamos noticia por ver, una vez más, a los ancianos hacinados en camillas en los pasillos de los hospitales.

Mire, no se trata ya de un pico estacional por la gripe. Básicamente por una cosa: cuando hablamos de picos estacionales de gripe queremos decir que hay un pico, efectivamente, grande de personas que acuden a los centros de urgencias. Pero es que ya en el mes de septiembre había ancianos hacinados en los pasillos de los hospitales de Canarias, y eso es algo que no es tolerable ahora mismo con la cantidad de recursos que estamos poniendo en nuestro sistema sanitario.

Le voy a poner un ejemplo: la tasa de personas que se encontraban afectadas por la gripe o que se encuentran afectadas por la gripe ahora mismo en Canarias es de 198,4 casos por cada 100 000 habitantes y hemos protagonizado los telediarios. ¿Pero sabe usted que esto no es una cosa ajena a otras comunidades autónomas? ¿Sabe usted cuál es la tasa de afectación en otras comunidades autónomas? Se lo digo yo: La Rioja, 509; Navarra, 489; País Vasco, 458. No he visto a ninguno de estos servicios sanitarios protagonizar ningún telediario. En Canarias, con 198, estamos en las entradillas de los telediarios.

Mire, no hay excusas, señor Baltar: no es el pico de la gripe, es mala gestión. Parece que en algunas ocasiones ustedes se abstraen de la realidad. Les va a pasar exactamente igual que con las microalgas, que cuando todo el mundo veía microalgas en las playas ustedes miraban hacia otro lado. Pues con el colapso de urgencias va a ocurrir exactamente lo mismo, tienen que despabilar. Todos estamos viendo los colapsos de urgencias y no pueden abstraerse de esta realidad. ¿O es que usted no ha visto cómo hay quince ambulancias a la espera de poder salir del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria porque no hay equipos de inmovilización que salgan del servicio de urgencias y hay pacientes estando tres horas en La Laguna por una ambulancia? Yo creo que no nos podemos abstraer de la realidad. Los árboles no les están dejando ver el bosque. Creo que el Pluscan, aparte de ser un buen instrumento desarrollado por un montón de profesionales, debe dejar de ser un elemento decorativo en su despacho. Vamos a empezar a aplicarlo ya si queremos realmente tener unas urgencias de calidad, que nos merecemos todos los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

El Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenos días, señorías.

Bueno, aunque a algunos o a algunas no les guste, lo que debatimos hoy aquí es cómo atendió el sistema sanitario el pico de gripe y no otra cosa. Los datos los dio el consejero y no los voy a repetir, evidentemente, pero desde luego lo importante es si los pacientes estuvieron bien atendidos y si los planes de contingencia fueron aplicados por los hospitales, como así fue.

Por tanto, nosotros vamos a hablar sobre qué planteamos desde el Grupo Nacionalista para que las urgencias en Canarias respondan a las líneas marcadas como objetivo, que obedecen básicamente a la descentralización de la gestión a fin de que atención primaria pueda resolver muchos de los casos que llegan a hospitales y ganemos en eficiencia, y lo que vamos a analizar es si el planteamiento se va cumpliendo o no. Y nosotros entendemos que se va cumpliendo. Miren, en el 2017 se invirtieron 6,4 millones de euros en más de veinte acciones, que incluyen muchos centros de salud que ya cuentan con servicios de radiología o ampliación del servicio a veinticuatro horas. Realidades concretas para no hablar en genérico: un punto de atención urgente en Tenerife, en San Isidro; se amplió la atención las veinticuatro horas en Maspalomas, Vecindario, Gran Tarajal, San Benito y Los Llanos de Aridane; se amplió el horario de radiología en Maspalomas, Vecindario, Gáldar, Barrio Atlántico, Gran Tarajal, San Benito y Puerto de la Cruz; se dotó de ambulancias medicalizadas a las áreas de salud de El Hierro, La Gomera y Lanzarote; se amplió el horario del vehículo de Morro Jable hasta veinticuatro horas; se puso en servicio la ambulancia de soporte vital básico de Santa Cruz de La Palma; se implementó la analítica en todos los servicios de urgencias extrahospitalarias veinticuatro horas... Bueno, perdón, acciones para el 2018, cómo están continuando esas acciones, como decía, analítica en todos los centros de urgencias extrahospitalarias, veinticuatro horas, incluidas La Aldea y La Graciosa, dotar de ecógrafo a la mayoría de los centros de salud, previstas las obras de urgencias hospitalarias en La Candelaria, remodelación en Los Llanos de Aridane, ampliaciones horarias en El Calero, Gáldar, Los Realejos, Puerto de la Cruz, Corralejo, radiología, veinticuatro horas, en Arucas, Morro Jable o Güímar. Y a ello, por supuesto, añadirle la contratación de más de doscientos profesionales. Ampliar la telemedicina, los servicios de atención domiciliaria, también esto ayudará a aliviar los servicios de urgencias.

Por tanto, nosotros vamos a unirnos a la línea de no hablar de forma catastrófica de la sanidad canaria y por eso hemos venido a decir cuál es el plan que se está aplicando y qué es lo que se va hacer en el 2018.

Y, sobre todo, en primer lugar agradecer a todo el equipo sanitario de toda Canarias cómo ha respondido a este momento de pico de la gripe y, en segundo lugar, como siempre, señor consejero, vamos a seguir planteándole desde nuestro grupo mejoras, tanto a su equipo como a todos los profesionales sanitarios, seguir trabajando en mejoras para que podamos prevenir y actuar antes y que, por tanto, podamos ir superando estos momentos que se producen de vez en cuando y...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Grupo proponente, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias de nuevo, presidenta.

Señor Baltar, solamente una aclaración: efectivamente, yo no he dicho que usted haya hablado mal de su predecesor, ya de eso se encarga el señor presidente del Gobierno, ya lo ha hecho en varias ocasiones. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Retomo donde había dejado el asunto. Señora González Taño, yo no hago un discurso catastrofista, intento ceñirme a lo que los profesionales, los sindicatos nos han expresado, y además con un único afán, que es intentar mejorar, que esta situación de conflictividad no se vuelva a dar.

Hablaba antes y finalizaba en el Doctor Molina Orosa. Le decía que hay una serie de reivindicaciones. Que, por cierto, nada tienen que ver con subidas salariales, hablan de dotación de personal para atender con más eficacia a los pacientes, que tengan médicos, auxiliar, enfermería y celador. A su vez expresan, la intención de esta... es el buen funcionamiento del servicio, organizar mejor los cuidados y en la calidad asistencial de los canarios. Por tanto, objetivos loables que plantean los profesionales.

Señor consejero, yo me pregunto si coinciden sus anhelos, los anhelos de estos profesionales coinciden con sus propios anhelos, si considera usted que para esos profesionales esto se ha... (ininteligible) plantear una convocatoria de huelga. Seguro que no, desde luego además desconvocada posteriormente.

Señor consejero, esta situación que afecta al conjunto del archipiélago donde los hospitales de referencia se encuentran saturados por una demanda cuya satisfacción se muestra absolutamente insuficiente, insuficiente por los menguantes recursos destinados para la Consejería de Sanidad...

Señor consejero, sobre todo, quiero que me pueda aclarar la siguiente contradicción: mientras que para los profesionales se trata de un colapso, aunque usted ese término no quiera aceptarlo, por falta de planificación, de personal y de cambios estructurales a nivel de hospital, en la Gerencia Hospitalaria lo ven como una labor asistencial dentro de la normalidad. Y es una cosa o la otra, las dos a la vez no pueden ser, las dos no pueden ser, señor Baltar.

Pero no solo es una apreciación mía. Si nos vamos a lo que dice el señor presidente del Colegio de Médicos de Las Palmas, pues, nos instruía diciendo, en unas declaraciones donde apuntaba, de forma acertada bajo mi punto de vista, que el problema de la saturación de la urgencias está en la atención primaria, también antes el señor Márquez Fandiño y ayer incluso se decía esta situación, porque los médicos solo hacen medicina familiar pero no hacen medicina comunitaria. Y, efectivamente, esa es otra losa importante que debemos superar, que es la parte de la educación sanitaria del paciente, esa educación que evitaría la afluencia a los servicios de urgencias. Y la educación sanitaria no es una campaña que dura diez días o unos pósteres que colocamos en un centro de salud o en un servicio de urgencias, es mucho más que todo eso, y sé que usted lo sabe.

Por otra parte, la señora Carmen Nuez, presidenta del Sindicato Profesional de Médicos de Las Palmas, también se pronunciaba, advirtiendo que entiende que los enfermos busquen la salida que crean más rápida y completa a su problema en las urgencias hospitalarias, porque el Plan de Urgencias de Canarias no camina, y esto hace que los médicos de urgencias soporten mucha presión.

Señor Baltar, son opiniones de los profesionales, son opiniones de los representantes sindicales.

Ahora, es verdad, usted me ha dicho que no le gustan los titulares. Yo no sé si los titulares han jugado con eufemismos, pero le puedo decir algunos de ellos. La Provincia, de fecha 13 de diciembre: "SOS desde las urgencias del Negrín. 'Señores, aquí no cabe una cama más"; 13 del 12 del 2017, en este caso a través de Canarias-Semanal: "El colapso de las urgencias, un síntoma del desmantelamiento de la sanidad canaria"; Mírame Televisión lo expresaba: "Colapso histórico en las urgencias del Hospital Universitario de Canarias"; Canarias7, el 13 del 1, lo expresaba como "Noche de urgencia en el Negrín"; La Voz de Lanzarote, el 29 del 12, denuncia colapso en las urgencias del Hospital Molina Orosa por falta de profesionales; Canarias7, fecha de 10 de enero de 2018: "La plantilla de Urgencias va a la huelga por el colapso". Aumento de técnicos en Enfermería, el Hospital Doctor José Molina..., bueno, esto era del Satse, del sindicato de técnicos de enfermería, solicitando mayor presencia profesional. Antena 3 lo titulaba: "Colapso en las urgencias del Hospital Doctor Negrín". Ha visto que la palabra "colapso" se repite con demasiada frecuencia. No seré yo quien exprese qué tipo de titulares debe realizar la prensa a la hora de anunciar su información. El Día, el periódico El Día, el día 11 de enero de 2018: "Crece la demanda en las urgencias hospitalarias debido a la gripe"; El Ilustrador dice: "El colapso de urgencias en Canarias podría haberse evitado", 17 del 1. Ahora, este sí es fantástico, 12 del 1 de 2018: "Coalición Canaria asocia el colapso de urgencias con la mala gestión del Cabildo de Gran Canaria". Y aquí permítanme que haga un paréntesis.

Señor consejero, asocia, en esta última información, asocia la mala aplicación de los fondos provenientes de la Consejería de Política Social del Cabildo de Gran Canaria al colapso en materia sanitaria. Yo preguntaría si el programa de atención al paciente crónico complejo, por qué no está funcionando en Canarias, si la explicación tiene que ver con los profesionales que están destinando para tal fin. Por cierto, me gustaría saber cuántos profesionales se están dedicando a este programa de paciente crónico complejo. Señor consejero, aquí hay muchas dudas, hay muchos interrogantes, y, repito, no será yo quien juzgue las intervenciones o la comunicación que cada medio de comunicación pueda hacer.

Pero hay otra cosa que sí que sería importante hoy aclarar. Voy a hablar del Molina Orosa, es mi hospital de referencia en la isla de Lanzarote. Dimisiones de mandos intermedios, señor Baltar, desde febrero de 2017: en primer lugar la directora médica de Atención Primaria, en segundo lugar el jefe de sección de Traumatología, el jefe del Servicio de Urgencias y, por último, el director médico de Atención Especializada. Seguramente habrá alguna razón, yo no la sé pero usted como consejero está en la obligación de saber por dónde está caminando este tipo de circunstancias, este tipo de situaciones para que esto se produzca. Y le repito: no está en el ánimo mío ni de este grupo parlamentario plantear aquí una situación de catástrofe en los servicios de urgencias, pero es cierto que se producen esos picos asistenciales y, cuando se producen, y se están produciendo porque no se está teniendo una previsión y es necesario un plan de medidas y una planificación previa ante un problema previsible, señor Baltar... Creo que nos corresponde a todos, pero a usted como máximo responsable y titular de la cartera en esta consejería, hacer aquí una exposición clara de esa previsión para que esto no vuelva a repetirse.

Yo no voy a negar que se haya contratado más personal; se ha contratado más personal, efectivamente, pero, según los profesionales, no ha sido suficiente para desde luego hacer frente a una situación que se repite con demasiada frecuencia.

Señor Baltar, el colapso yo creo que sí se ha producido. El colapso es evitable. Tenemos mayores recursos, creo que tenemos asimilados cuáles son los problemas que han venido derivando para que esto se produzca. Si tenemos los síntomas y sabemos cuál puede ser la respuesta, solo falta ahora ser ágiles en la gestión, y eso es lo que estamos pidiendo. Así que esa fama que a usted algunos le plantean o le presumen de buen gestor es un momento oportuno de ponerla en práctica.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista tenga por seguro que, en la medida en que podamos coadyuvar, podamos facilitar y podamos aportar soluciones, lo vamos a hacer, no tenga la menor duda, pero como estamos en el ámbito parlamentario y nuestra obligación política es controlar al Gobierno y plantearle posibles soluciones y alternativas, por eso le planteamos esta situación.

A lo mejor la prensa se ha convertido en una prensa muy sensacionalista, pero yo me quedo más con las opiniones de los profesionales, y la opinión de los profesionales en esta materia en concreto, en los servicios de urgencias de Canarias, no ha sido satisfactoria.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández.

Turno del señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente. Señorías. Disculpen, me acabo de dejar los papeles por el camino y no quisiera yo perderme nada.

En primer lugar, señor Marcos Hernández, discrepo absolutamente de lo que dice. Las declaraciones de Carmen Nuez hay que leerlas en su conjunto, no solo la frase que a uno le conviene, porque nosotros sí seguimos a Carmen Nuez y trabajamos con ella todos los días. La huelga del hospital de Lanzarote fue desconvocada en menos de veinticuatro horas y sí responde a los intereses que usted y yo sabemos, y ya está, gracias a Dios, a camino en las relaciones con estos señores.

Y a mí no me molestan los titulares. Cada uno está en el libre ejercicio de su profesión. Pero, señor Zacarías, le remiendo que vea los telediarios de todas las televisiones, porque la noticia bomba de este año es la sanidad de Madrid y de Galicia por el triaje que se hace en los hospitales de Madrid, la mayor dotación en camas y en presupuesto que tienen los ciudadanos de este país. Entonces le he dicho que hemos tratado de ir a buscar los modelos, porque nosotros sí tratamos de copiar a los que lo hacen bien. Y no saquemos modelos que pueden quedársenos fuera del marco por la praxis y lo que reciben los ciudadanos respecto de lo que aportan impositivamente.

Les decía que nosotros sí venimos a trabajar, y por eso agradezco las intervenciones del resto de los grupos, porque los planes de contingencia han sido fundamentales. Sí monitorizamos los picos de la gripe y tuvimos 248, señor Zacarías, se tiene que informar usted o tiene que decirle a quien le informa desde Salud Pública que no está en lo correcto, y no quiero quedarme yo atrás sin mostrar una hoja, porque parece que en sanidad no manejamos gráficos ni colores (mientras muestra un documento a la Cámara). Pero, mire usted, los planes de contingencia se activan cuando este sistema, que es diario, que es un sistema numérico, semafórico, que tienen las urgencias de primaria, marca estos colorcitos que veía usted, rojos y negros, durante un periodo de tiempo determinado, que es más de cinco días, porque entonces la presión asistencial ha superado el 20 %. Y entonces, con este sistema de control, se ve que en las urgencias de los hospitales... Y así se activan los planes de contingencia. Y los planes de contingencia, como bien han dicho los demás, consisten en dotar de más recursos, en ampliar áreas de transición y, si quieren, vamos a bajar a los detalles de lo que supuso la activación de los planes de contingencia, que sí dieron los resultados que antes le manifestaba respecto del año anterior. En concreto, en los cuatro grandes hospitales... Y, por supuesto, activando cuestiones como la atención domiciliaria en primaria, la hospitalización a domicilio, como bien decían el doctor Rodríguez y el señor Márquez, que son vitales para el nuevo perfil de pacientes que empezamos a tener en urgencias, porque son pacientes ancianos que debemos estabilizar para poder devolverlos a su medio. Pues, mire, solo en hospitales el esfuerzo supuso ocho millones, estas fueron las medidas y el esfuerzo supuso 8 103 915 euros. Pero es que lo mismo se hizo en atención primaria y solo en refuerzos de personal y dotación para el plan de contingencia fueron casi doscientos mil y en su conjunto, con las dotaciones de refuerzo del Pluscan, fueron 630 013 euros.

Miren, señorías, realmente, realmente, el sistema, el Pluscan, empieza a dar resultados. Efectivamente, como todos ustedes han dicho, debemos seguir profundizando. Y estoy totalmente de acuerdo con lo que usted, señor Márquez, decía, y con lo que dijo el doctor Rodríguez, de que hay que hacer, probablemente -y yo se lo oí ya en Comisión de Sanidad, y le di la razón, y en esa línea hemos empezado a trabajar-, una mayor derivación de recursos hacia primaria, porque es ahí donde nuestros ciudadanos deben remitirse en la mayoría de estos procesos. Porque vamos a quedarnos con lo que sí dijo el gerente del Negrín el día en que describía la crisis, la famosa crisis multifactorial. La crisis multifactorial, el gerente hizo constar que solo un 20 % de aquellas urgencias hubiesen precisado de un dispositivo como la urgencia del Hospital Doctor Negrín. Luego, sigamos trabajando en el desarrollo de nuestras urgencias en atención primaria.

Y por eso, ¿qué es lo que está previsto? Y yo quiero agradecer a la señora Guadalupe, a doña Guadalupe, que ella se haya adelantado anunciando diversas cuestiones, que ustedes conocen porque ya están incorporadas en los presupuestos y porque forman parte de la ficha financiera del Pluscan para este año. Pero puntos especialmente importantes: dotar en las grandes islas de 8 puntos de radiología, veinticuatro horas, próximos a la población; dotar en las islas no capitalinas de los correspondientes puntos de radiología durante veinticuatro horas en las áreas estratégicas, en las zonas básicas que se han decidido como estratégicas; crear 34 puntos de resolución analítica, que a día de hoy no tenemos, en la proximidad de nuestros ciudadanos, con el famoso sistema de point of care que se quiere implantar. 34 puntos que serán 12 en Gran Canaria, 12 en Tenerife, 3 en Lanzarote y en Fuerteventura, 2 en La Palma, 1 en La Gomera y 1 en El Hierro, que llevarán la solución del problema del análisis cuando llega a urgencias, que acaba en el hospital, lo llevarán a la inmediatez de los ciudadanos.

Pero, miren, ustedes saben que nosotros, prácticamente cuando entramos aquí, recibimos la apertura de la famosa Unidad de Corta Estancia del Hospital Universitario de Canarias, complementada con algunas habilitaciones nuevas que se han hecho este año de áreas de sillones y otras áreas de camas. Pero es que se ha abierto la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria en el mes de diciembre, siguiendo el plan, y se abre la semana próxima la Unidad de Observación, la ampliación de la Unidad de Observación, con 16 nuevos puestos en el Hospital Insular, 26 camas en el HUC, 23 en la Candelaria y 16 nuevos puestos en el Hospital Insular. Esto sin hablar, por supuesto, de la inversión de las nuevas urgencias de la Candelaria, que lógicamente conllevarán una esperemos que mejor resolución de los problemas de acogida y confort que tenemos con nuestros pacientes cuando llegan al área hospitalaria.

Decirles que se sigue con toda intensidad, que nosotros somos conscientes de que en sanidad es una combinación de recursos y gestión.

Y simplemente por recuperar algo que dijo don Román Rodríguez: yo soy un convencido de que, en ese crecimiento de la resolución de los problemas de urgencias, no podemos entender lo que es ahora mismo nuestra principal industria como una agresión. Debemos entenderlo como algo que debe buscar una financiación complementaria que nos permita, no solo resolverles el problema de salud, sino darles una solución de calidad. Probablemente eso convierta ese turismo que tanto se critica en un turismo de mayor nivel, ¿no? Pero la solución que se le da desde urgencias es una magnífica solución. El problema es que detraemos recursos de nuestros ciudadanos para otros que no están contemplados en nuestro presupuesto inicial.

Por último, decirles que, a pesar de los movimientos realizados, efectivamente, señor Gómez, seguimos teniendo un problema gravísimo, y ese es el último dato que le puedo facilitar. A día de hoy el 67,8 % de nuestros pacientes siguen accediendo directamente al servicio de urgencias hospitalarias, tan solo un 31,6 % va previa indicación del médico. El día en que logremos invertir estos porcentajes los famosos colapsos que usted ha dado en llamar, las crisis de demanda de las urgencias hospitalarias habrán desaparecido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Continuamos con el orden del día.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1484 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre el colapso de los servicios de urgencias sanitarias en el último periodo de Navidad.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400