Diario de Sesiones 107/2018, de fecha 21/2/2018 - Punto 9

9L/PNL-0526 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE EL FOMENTO DE LA INVESTIGACIÓN, LA EVALUACIÓN Y LA INTERVENCIÓN EN EL CÁNCER PEDIÁTRICO.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la PNL-526, proponente, Grupo Podemos, sobre el fomento de la investigación, la evaluación y la intervención en el cáncer pediátrico.

Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías: buenos días... Buenas tardes.

La propuesta que traemos hoy aquí, a esta Cámara, espero que sea además una propuesta que signifique un cambio de percepción en el problema de los pacientes oncológicos, el problema del cáncer pediátrico, porque es un cambio de percepción necesaria, un cambio de percepción necesaria dadas algunas evidencias que se han constatado en los últimos tiempos.

En primer lugar, quería agradecer la presencia del profesor neuropsicólogo de la Universidad de La Laguna, don Sergio Hernández Expósito, también del hematólogo del hospital, especialista en oncología pediátrica, del Hospital Juan Negrín, de Las Palmas, Antonio Molinés Honrubia, porque ellos, cada uno por separado, han estado investigando desde que se encontraron y han visto la posibilidad de empezar a tratar las secuelas y la huella, lo que se llama la huella del cáncer pediátrico y las secuelas. Porque hasta ahora es verdad, señorías, que nos hemos, en general, entendido que un niño o una niña, un paciente con cáncer, con que se salve ya nos dábamos por satisfechos y algunas evidencias científicas, la mejora de los avances médicos, de la metodología de diagnóstico y demás han determinado, y así también lo estipulan algunas organizaciones internacionales, algunas organizaciones oncológicas internacionales, que es necesario tratar las secuelas y la huella del cáncer pediátrico.

Actualmente estamos en un 80 % de supervivencia para pacientes de cinco años, lo cual es un gran avance, y toda esa mejoría en el diagnóstico y en el tratamiento, en la supervivencia, ha significado que ahora también muchos profesionales se dediquen a la mejora, al tratamiento de las secuelas y la huella, porque es evidente que es importante garantizar la vida de estos individuos, de nuestros hijos y de nuestras hijas, es fundamental, pero ahora, a partir de ahora, evidencias científicas, mejoras en el tratamiento, investigaciones en neuropsicología, en cirugía, han determinado que hay que poner el foco también en el tratamiento de las secuelas; por lo tanto, en mejorar la calidad de vida de estos pacientes. En eso están trabajando los profesionales que he dicho y también organizaciones de padres, como la Asociación Pequeño Valiente, están trabajando en esta cuestión. Además es una cuestión, señorías, de justicia social: procurar que las personas que han padecido y que tienen estas secuelas ganen en la autonomía personal.

Los cánceres más habituales de la población pediátrica son las leucemias, también los tumores sólidos que afectan al cerebro, y tienen tres líneas básicas de tratamiento: en primer lugar la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Son cuestiones en las que se ha avanzado, ya digo, bastante, pero ahora es verdad que es necesario ir un paso más allá, es decir, necesitamos -y eso es lo que nosotros solicitamos hoy a esta Cámara- dar un salto cualitativo, no solamente en la percepción sino en la dedicación que tanto Sanidad como Educación destinan a esta cuestión. Porque, evidentemente, después del drama de cuando a unos padres les comunican que su hijo tiene cáncer, con todo lo que eso significa, que es difícil ponerse en el lugar de estas familias, a partir de ahí son importantes las mejoras, todas las mejoras, y la perspectiva que se le dé de vida, de calidad de vida, a estos pacientes.

Tenemos que decir que el cáncer pediátrico debuta en torno a los tres años de vida. Durante este periodo, el cerebro del niño está en una fase de formación, es decir, se están realizando todas las conexiones que genéticamente tenemos programadas para formar el cerebro. Un cáncer a esta edad supone una ruptura brusca en este proceso de formación de las conexiones. Y luego, además, el tratamiento, que es agresivo, ya digo -y eso lo sabe todo el mundo-, significa una merma también en las funciones cognitivas, en las funciones complejas como la memoria, el lenguaje, la inteligencia, la emoción, la psicomotricidad. En definitiva, en fin, estamos hablando de afecciones que van mucho más allá de la propia operación, de la propia supervivencia. Y todo eso después repercute no solamente en el rendimiento escolar sino también en la vida futura: en los estudios universitarios, la búsqueda de empleo y demás.

Afortunadamente, tenemos esperanza, hay esperanza, los avances en la metodología diagnóstica, avances médicos, son necesarios y están haciendo que no solo los profesionales y las familias nos resignemos a que estas personas simplemente sobrevivan. No solamente de pan y agua viven las personas, es decir, es necesario establecer mejoras en las condiciones de vida. Afortunadamente se están dando sinergias en el ámbito de los profesionales y están estableciendo tratamientos de esta patología, básicamente oncólogos, neurocirugía pero también la incorporación de neuropsicólogos, y, en fin, nos hace albergar bastantes esperanzas en el tratamiento de este tipo de patologías.

Por lo tanto, todo esto está contribuyendo a un mejor abordaje de esta problemática y creo que es de lo que nosotros tenemos que preocuparnos actualmente: cómo a partir de la supervivencia podemos nosotros mejorar la calidad de vida de estas personas.

En Canarias estamos entre 35 y 50 niños y niñas diagnosticados de cáncer al año, 35 es la cifra que manejan las autoridades sanitarias, 50 la que manejan los profesionales y también las asociaciones familiares. Una horquilla entre 35 y 50 diagnósticos anuales.

Hay demandas sobre el aumento de personal en la plantilla de hematología de nuestros hospitales. Yo como paciente hematólogo que soy lo puedo decir, necesitamos más personal para el tratamiento de este tipo de enfermedades. Es necesario un acuerdo político que posibilite la creación en la provincia de Santa de Tenerife de un único centro que trate la oncohematología pediátrica y además que facilite que las personas que se dedican al tratamiento de estas enfermedades puedan acceder a las investigaciones mundiales, europeas como mínimo.

En definitiva, la propuesta que nosotros traemos aquí es, en fin, una propuesta que tiene que ver con el trabajo desarrollado por los profesionales y también por la preocupación de las familias, que se han puesto a trabajar en un proyecto muy interesante que se titula, lleva por nombre: "Proyecto de evaluación e intervención de las secuelas neurocognitivas de las neoplasias pediátricas". Es un proyecto que está además avalado, avalado positivamente, por la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica y cuenta con el aval de otras instancias a nivel de todo el Estado.

Hasta ahora nosotros hemos trabajado en las aulas hospitalarias, esto se ha trasladado a este Parlamento, de maestros y de maestras que van a tratar a los chicos, incluso también cuando se integran en la vida escolar, pero no solamente se trata de esto sino solamente se trata de dificultades en el aprendizaje e insistirle, como dije esta mañana, insistirle en que estudien más o estudien menos, o hacer un seguimiento de sus tareas. Se trata de que hay secuelas que están impidiendo un desarrollo lo más normalizado posible de estas personas una vez se integran en su vida fuera del hospital, en la escuela y en su familia.

Nosotros llamamos la atención con esta proposición no de ley, llamamos la atención de sus señorías y del Gobierno de Canarias para que sepan que hay profesionales que están trabajando esta actividad, tanto en la provincia, en toda Canarias, tanto en la provincia de Santa Cruz de Tenerife como en la de Las Palmas. Estas personas necesitan apoyo, necesitan que esta cuestión sea visible y necesitan que se implemente una serie de medidas. Una serie de medidas que tienen que pasar necesariamente, como no puede ser de otra manera, por contratar personas y equipos, formar equipos también, de neuropsicólogos, logopedas, psicomotricistas, oncólogos pediátricos... Se trata de que no solamente se contemplen simplemente como un TDAH más estas afecciones a los individuos sino que digamos que los pacientes con oncología pediátrica tienen todas estas complicaciones y un poco más. Se trata de montar equipos específicos, como digo, y se trata de lograr el objetivo de mejorar el servicio que tiene la Consejería de Educación, que es la que se dedica fundamentalmente al tratamiento de la posoperación, digamos. En definitiva, se trata de contar con equipos altamente especializados, itinerantes por todo el archipiélago, que traten y que se haga un seguimiento de estas personas.

Por ello la propuesta que hacemos, y que espero que tenga la aprobación de todos los grupos políticos representados, es que el Gobierno de Canarias, nuestra comunidad autónoma, necesita un estado de la situación, necesita un diagnóstico. Necesitamos saber qué es lo que tenemos delante. Necesitamos convenios de colaboración entre las diferentes consejerías, de universidades, sanitarios, pero también de empleo y vivienda, porque esto es una cuestión que va a más. Estamos hablando de una vida larga de las personas que logran sobrevivir al cáncer pediátrico. Estamos hablando de promover una atención integral a pacientes con neoplasia pediátrica hasta los 18 años, esta medida también fue aprobada por el Congreso de los Diputados. En definitiva, estamos hablando de que se forme al personal de la consejería, ustedes tienen ahí la propuesta, de crear mesas técnicas donde los profesionales digan lo que estamos planteando, cuál es la necesidad y, digamos, cuáles son las carencias, y a partir de ahí... Si me permite un minuto más...

La señora PRESIDENTA: Siga, señor Déniz, sí.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: ... y a partir de ahí... (corte del sonido) y elaborar diagnósticos lo suficientemente rigurosos, elaborar protocolos de actuación en los centros educativos. No se trata solamente de que haya una hoja divulgativa, que la pueda coger cualquier profesor o profesora buenamente, de las clases, se trata de que haya un personal, un equipo específico, que trate esta cuestión y haga un seguimiento. Tenemos profesionales en Canarias suficientemente formados para ello y ahora necesitamos que la consejería tome conciencia del problema. Yo creo que en esta cuestión deberíamos ser nosotros pioneros, deberíamos ser pioneros en esto porque es un padecimiento tan grande. El presidente de la Asociación Pequeño Valiente, que tenía que venir hoy y no pudo precisamente por un problema con su hijo, que sufre cáncer... De aquí le mandamos un saludo también y la próxima recuperación.

En definitiva, yo creo que estamos hablando de que no se trata solamente de tener supervivientes, se trata de mejorar la calidad de vida de las personas, de ampliar la perspectiva y la calidad de vida de nuestra infancia.

Muchas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Esta PNL no tiene enmiendas. Por tanto, intervención de todos los grupos.

Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Bienvenidos a esta Cámara.

Según el Registro Español de Tumores Infantiles, casi el setenta y seis por ciento de los niños con cáncer en España se curan. En la página web de la Asociación Pequeño Valiente se afirma que a cinco años de diagnóstico la supervivencia de todos los tumores infantiles detectados en España se ha incrementado en un 43 % en los últimos veinte años, al mismo tiempo que se ha reducido en un 50 % el fracaso. Estos datos esperanzadores son fruto de las nuevas técnicas de diagnóstico, de las mejoras en los tratamientos, del trabajo investigador y asistencial de los pediatras dedicados al área oncológica, así como de la proliferación de nuevas técnicas incorporadas al diagnóstico y de las mejoras en el tratamiento asistencial de estos niños. Pero además este desarrollo se vincula a un mayor control de los casos y a una mejor captación de datos.

Son cifras sin duda positivas que dan cuenta de una muy buena necesaria evolución en la lucha contra esta enfermedad terrible, que muestra su peor cara cuando afecta a los más pequeños. Tal y como refleja la Asociación Pequeño Valiente, pese a esta esperanzadora evolución, se sitúa España en la media de la Unión Europea en índices de cáncer infantil, que el cáncer sigue siendo la primera causa de muerte por enfermedad en niños menores de 18 años. A lo que debe añadirse que cada año se diagnostican cerca de 1400 nuevos casos de niños con cáncer en España entre 0 y 18 años. En el último año esta terrible enfermedad afectó a 45 menores en Canarias. Señorías, no debemos descansar hasta que la cifra de supervivientes alcance al 100 %, hasta que por fin libremos la lucha contra el cáncer.

Señorías, la semana pasada, concretamente el 15 de febrero, conmemorábamos el Día Internacional del Cáncer Infantil. ¿Qué mejor modo que hacerlo que comprometiéndonos todos con los más pequeños, con los más valientes? En esta Cámara debe haber un compromiso firme contra el cáncer infantil.

Por supuesto, desde nuestro grupo parlamentario vamos a apoyar la presente PNL.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. El señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señorías.

Nosotros vamos a apoyar esta iniciativa. Queremos felicitar al proponente y de manera especial a los profesionales que cada día hacen posible una mejor respuesta, una respuesta de más calidad y más humana a una terrible enfermedad, en cualquier etapa de la vida pero de manera especial en esos primeros años, porque los que hemos conocido casos próximos sabemos lo que eso representa, de impacto, en el entorno del niño y de su familia. Yo creo que los avances tecnológicos están ahí, los datos son cada día mejores, en esto y en otros ámbitos de las respuestas sanitarias a los problemas de salud.

Pero la PNL hace un esfuerzo para ir más allá. Digamos, reconoce los avances tecnológicos, el compromiso de los profesionales, el nivel del sistema sanitario para responder a ello, pero aquí de lo que se trata es de generar un compromiso para evaluar el día después: cómo podemos, desde las administraciones públicas, desde los servicios públicos, dar una respuesta integral a estas personas para que ese pos sea lo más igualitario posible. Y es aquí donde yo creo que la PNL despliega su contenido: la necesidad de tener un informe, una evaluación, de la situación de esta problemática en nuestra comunidad y la necesidad de desplegar un programa de actuación que permita intervenir de forma coordinada e integral sobre estos chicos y su familia. Y para ello hace propuestas concretas que van desde la formación profesional a la investigación, a la necesidad de más recursos, a la coordinación; en definitiva, a protocolizar las respuestas para que estas puedan ser integrales y eficaces.

De manera que me parece una iniciativa que prestigia a esta institución, porque es aquí donde debemos actuar, en dar respuesta a problemas reales y que si somos capaces de implementarlos harán esta sociedad más justa. Y, por lo tanto, me parece un acierto.

Soy consciente, debemos ser todos conscientes, de que no siempre las PNL luego tienen el compromiso y la seguridad de salir adelante. Es uno de los problemas que tienen estas iniciativas, cargadas de buena voluntad, bien hechas, porque se nota la presencia de los profesionales en la exposición de motivos, pero luego hay que comprometer al Gobierno para que ponga en marcha esos informes y esas estrategias de respuesta, ¿no? Ahí tendremos que ser diligentes, aquí también, para exigir control. Pero me parece oportuna, necesaria y bueno que este Parlamento se haga eco de situaciones como esta, porque para eso estamos. Así que enhorabuena y, sin duda, el apoyo de Nueva Canarias a esta interesante, humana y necesaria proposición no de ley.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Popular. La señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Agradecer la propuesta y también a los que han colaborado para su elaboración.

Nos encontramos, me atrevería a decir, ante uno de los temas que más sensibilidad despiertan entre los seres humanos: el cáncer pediátrico, y agradezco a mi grupo la posibilidad de defender esta PNL desde la tribuna, con la que además tengo una especial debilidad.

Quiere mi grupo empezar agradeciendo a los excelentes profesionales que trabajan en las tres unidades de oncología pediátrica de Canarias: en el Materno Infantil de Gran Canaria, que atiende también a niños y niñas de Lanzarote y Fuerteventura, en la unidad del HUC -Hospital Universitario de Canarias- y Nuestra Señora de la Candelaria en Tenerife, que atiende también a los niños de La Palma, La Gomera y El Hierro. En estas unidades se da atención a una media de treinta y tres casos por año en nuestra comunidad autónoma.

El cáncer pediátrico tiene diferentes incidencias, que son las leucemias, las neoplasias del sistema nervioso central, los linfomas, los que abarcan la mayor parte de los casos, un 77 %. Los datos coinciden con el resto de España y Europa. En España hay una media de 1400 casos al año de niños con cáncer de 0 a 18 años y, a pesar de ser la primera causa de muerte por enfermedad, hasta los 14 años la tasa de supervivencia es del 80%. Un dato esperanzador que aspira a ser del 100%, porque solo una muerte por cáncer pediátrico es demasiado. En Europa el dato es de 15 000, y también la primera causa por enfermedad hasta los 18 años.

Dicho todo esto, la PNL es tremendamente ambiciosa, y lo es porque no puede ser de otra manera. Tenemos que ser exigentes y ambiciosos con el cáncer infantil, con su evaluación, con su diagnóstico, su tratamiento e intervención y con los procesos de curación. Hay que entender la intervención desde un carácter multidisciplinar, porque lo que está en juego es la vida de los niños, y el trabajo además debe ser coordinado.

La PNL toca todos los aspectos. Es un estudio sobre su incidencia hasta las consecuencias que tienen los niños después de un proceso de enfermedad. Promover los profesionales necesarios, claro que sí; importantísimo, psicólogos clínicos: no tenemos en Canarias. Pero no basta con comprometernos, hay que activar los mecanismos y hay que trabajar en la formación. Es que a veces no es solo contratar profesionales, es propiciar desde las comunidades autónomas la formación del personal necesario para estos casos.

Las mesas técnicas están muy bien, muy bien en el papel, pero yo añadiría algo más: mesas técnicas y eficaces, que no se sienten cincuenta personas y que no se saquen conclusiones claras.

Y habla también de la atención integral hasta la adolescencia. Afortunadamente, estamos en marcha, anunció la ministra el 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil, que ha acordado con las comunidades autónomas que las unidades de oncología pediátrica atiendan a los niños hasta los 18 años. Una excelente noticia, porque es importante que los adolescentes sean tratados en esas unidades pediátricas. El ministerio de empleo ha aumentado su partida un 35 % para la prestación de excedencias. Y muchas cosas más que no me da tiempo de decir. Solamente decir y quedarnos con un mensaje positivo de esperanza para todos esos pequeños valientes, que son los niños, y esos grandes valientes, que son sus familias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

Grupo Socialista, señor Hernández, también.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Yo no sé, señor Déniz, con el apoyo con el que va a contar, pero tenga por seguro que con el nuestro, del Grupo Parlamentario Socialista, va a contar plenamente.

Yo creo que ha expresado con claridad, en su exposición de motivos, lo que fundamenta esta proposición no de ley. No voy a entrar sino en tres, cuatro, consideraciones que aportan o sobre todo apoyan esta proposición no de ley, su aprobación definitiva.

Primero, congratularnos, efectivamente, porque hay datos esperanzadores. Cada día mejoramos, y mejoramos sustancialmente, avanzamos en este trabajo de las neoplasias pediátricas, otorgando más esperanza de vida a la población infantil afectada por distintos tipos de cáncer. En algunos grupos o subgrupos, como se ha comentado, incluso hemos superado el 90 % de supervivencia. Pero lo que nos ocupa en el día de hoy no solo es poder constatar que la medicina avanza y aumenta la supervivencia sino que esta enfermedad y su tratamiento acarrean efectos secundarios. El mundo científico está ante un nuevo escenario que es el de la identificación e intervención de las secuelas neurocognitivas, tanto a corto como a largo plazo. Básicamente -también usted hacía referencia- las leucemias linfoblásticas y los tumores cerebrales son los dos tipos de cáncer que más incidencia tienen sobre algunos aspectos cognitivos como el aprendizaje o la memoria o también sobre el propio funcionamiento ejecutivo. Este tipo de tumores no solo afectan a la estructura del sistema nervioso central por el propio desarrollo de la enfermedad sino que además los tratamientos agresivos, pero también imprescindibles, generan consecuencias.

No puedo estar más de acuerdo, señor Déniz, con que, a sabiendas de las consecuencias que acarrean estas neoplasias pediátricas, se imponga la necesidad que tienen los niños y adolescentes afectados de establecer las evaluaciones e intervenciones neuropsicológicas rigurosas y tempranas que mitiguen estas patologías infantiles.

Y, por supuesto, ese enfoque interdisciplinar que hace en su propuesta aporta una gran fortaleza para alcanzar los objetivos de esta intervención integral, contando con diversos profesionales de diversas áreas del conocimiento, que permita una mejora para incorporar a estos niños en la vida cotidiana.

Y, por supuesto, los aspectos relacionados con la parte dispositiva, la relacionada con la mejor formación de profesionales, como bien usted advertía; mayor contratación, por supuesto, de los mismos, es parte fundamental del proceso.

Hablaba usted de los convenios de colaboración entre distintas consejerías del propio Gobierno de Canarias, junto con las universidades canarias. Me parece una apuesta también fundamental.

En fin, todo un conjunto de medidas, pero, señor Déniz, el señor Rodríguez también advertía que, ante propuestas tan ambiciosas, lo que más le podemos solicitar -no me quedan sino diez segundos- es que usted, junto con el resto de los grupos parlamentarios, hagamos a partir de ahora un seguimiento continuo para que esto no se quede en saco roto. Esa es la invitación que le hago a partir de ahora.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Hernández.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. Señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenos días de nuevo, señorías.

Pues, en primer lugar, por supuesto dar la bienvenida a las personas que nos acompañan hoy aquí y darles las gracias, no solo por estar aquí hoy, sino por el trabajo que desarrollan ellos y el resto de profesionales que a lo largo y ancho de toda Canarias trabajan atendiendo a los niños y niñas que se ven afectados por esta terrible enfermedad, tanto las unidades de oncología con las que contamos en Canarias como el resto de hospitales que a lo largo y ancho de una geografía tan compleja como la nuestra en algún momento intervienen en un caso de este tipo.

Ya se han dado aquí los datos: tenemos un promedio anual de treinta y tres nuevos casos en Canarias. Yo decía en estos días, con motivo del Día del Cáncer Infantil, que se celebró el 15 de febrero, que a todos nos cuesta decir cáncer y niño en la misma palabra, en la misma frase, porque además el cáncer todos sabemos que tiene un componente de ocultamiento en las familias. Hay muchas personas mayores que no hablan nunca con la palabra, nunca dicen cáncer, ¿no? Es una enfermedad que todavía tiene, desgraciadamente, ese tratamiento en nuestra sociedad, ¿no?

Bueno, desde luego felicitar al proponente porque es una muy buena iniciativa, que yo creo que, como se ha dicho aquí, es compleja y que es difícil que podamos alcanzar todos los objetivos a corto plazo, pero a veces en este Parlamento también -y yo en eso quiero ser positiva- se plantean líneas de trabajo no solo para los equipos sino para el futuro y por dónde tenemos que caminar, y yo creo que esta iniciativa está muy bien encaminada en ese sentido.

No voy a dar los datos, que los tenía aquí -por no repetirme, los han dado todos-, sí me gustaría decir varias cosas. Claro, un hospital es un sitio difícil para cualquiera, pero mucho más lo es para un niño o una niña. Por tanto, a lo largo de una enfermedad que normalmente es compleja y muy traumática, y yo me atrevería a decir que muchas veces más para las familias que para los propios niños y niñas, que afortunadamente tienen una capacidad de adaptación -por lo menos en los casos que yo conozco- admirable, pero, bueno, a todas esas asociaciones que los apoyan a lo largo de ese trayecto, ya se ha dicho aquí, a la Asociación Pequeño Valiente, pero al resto de asociaciones también que colaboran, a todas las asociaciones del cáncer que trabajan en Canarias y a todos los voluntarios que trabajan para que todo esto pueda salir adelante...

Y decir algunas cosas más. Bueno, desde la Consejería de Sanidad se está trabajando para que esto se aplique en toda España, no necesariamente en unas comunidades autónomas y en otras sí, sino en toda España, y el planteamiento que se está haciendo de que se alcance a los chicos y chicas hasta los 17-18 años. Esto es complejo porque -lo hablaba con algunos profesionales- la estructura física no es la misma y, por tanto, se tiene que incorporar otro tipo de profesionales, pero debería ser así. Bueno, pues, al final que todos, ojalá, logremos que...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González Taño, muy amable.

Vamos a votar, señorías. (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Ruego, señorías, ocupen los escaños para comenzar la votación. Comienza la votación, señorías. (Pausa).

Señorías, 50 votos emitidos: 50, sí, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad de todos los presentes.

Muchas gracias.

(Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0526 Sobre el fomento de la investigación, la evaluación y la intervención en el cáncer pediátrico.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400