Diario de Sesiones 108/2018, de fecha 6/3/2018 - Punto 25

9L/C-1604 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LA LEY 1/2017, DE 17 DE MARZO, DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 16/2003, DE 8 DE ABRIL, DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN INTEGRAL DE LAS MUJERES CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): También al consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, sobre la Ley 1/2017 de 17 de marzo, de modificación de la ley 16/2003, de 8 de abril, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género.

Tiene la palabra, en nombre del grupo solicitante de esta comparecencia, su señoría la señora diputada doña María del Río Sánchez.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias. Buenas tardes, señorías.

Bueno, el título de la comparecencia es bastante largo, pero vamos a intentar ir simplificando un poco, porque lo que nos interesa realmente son los contenidos.

Hace aproximadamente un año, en esta Cámara, aprobamos precisamente esa modificación legislativa. Fue una proposición de ley que el antiguo consejero tuvo a bien aceptar justo un 8 de marzo, y que en menos de un año pudimos desarrollar y presentarla aprobada por unanimidad, trabajada de forma conjunta por todos los partidos, en una buena muestra de lo que de verdad es la voluntad de construir y de hacer un trabajo conjunto.

Lo hicimos, y lo quiero recordar aquí porque fue bonito, el trámite fue realmente rápido, no hubo demasiadas complicaciones, teníamos las ideas muy claras de lo que se quería hacer, de lo que se quería adaptar. Era adaptar los convenios internacionales que son de obligado cumplimiento tanto para las legislaciones autonómicas como para la estatal, por cierto, pendiente aún de adaptar en este sentido. Y recuerdo que estaba entonces Emilio Moreno por el Partido Popular y le agradezco mucho cómo nos planteó, dijo "¿hacemos las enmiendas por separado, o las hacemos de forma conjunta?" y dijimos "hagámoslas de forma conjunta, porque sobre todo las personas que somos novatas en la materia así aprendemos". Y aprendimos, y enriqueció el texto, y lo mejoramos yo creo que entre todas. Siempre tuvimos que ajustar algunas cositas, limar alguna cosa que podía resultar un poco incómoda, pero en cuanto a los contenidos, lo sacamos para adelante, lo sacamos bien, lo sacamos por unanimidad.

Pero estos días estoy oyendo cosas que a mí, personalmente, me están rayando un poco, porque dicen "no se puede hacer política con la igualdad". ¡¿Cómo que no se puede hacer política con la igualdad?! A ver, una cosa es que no se haga un uso partidista, que es diferente. Política tenemos que hacer, política con mayúsculas tenemos que hacer por la igualdad y en defensa de las mujeres y en contra de las violencias machistas. ¿Política?, ¡es para lo que vinimos aquí, para hacer política, precisamente! Y creo que no debemos confundir, política hicimos cuando hicimos este cambio de ley, eso es hacer política.

Ahora bien, una cosa importante es hacer leyes y otra cosa más importante aun es cumplirlas. Y ahí es donde tenemos un gran déficit democrático, en esta Cámara y en este Gobierno. Yo, de verdad, me pregunto por qué cuando nos planteamos hacer una proposición no de ley, las PNL que la gente después no sabe ni lo que son, y estamos ahí por una coma aquí, una coma allá, una transaccional, una no sé qué, pero, ¿para qué, para qué? ¿Cumplimos nuestras proposiciones no de ley? Tenemos unas cuantas muy importantes en materia contra las violencias machistas y por la igualdad. Poco resultado he visto.

Yo ahora espero que usted nos conteste con respecto a la ley, porque sí que es verdad que, si las proposiciones no de ley no son de obligado cumplimiento, las leyes sí que lo son, y en este caso aprobamos, y es por lo que estamos aquí, la disposición adicional cuarta, que ponía: "Informe anual al Parlamento. El Gobierno de Canarias remitirá al Parlamento un informe con carácter anual sobre la situación de la violencia de género en la Comunidad Autónoma de Canarias, así como una evaluación del impacto de los planes, programas y servicios dependientes de la comunidad autónoma en materia de igualdad y prevención de la violencia machista". Esta es la causa por la que hoy estamos aquí: ha pasado un año, la ley se publicó el 17 de marzo, supongo que el Gobierno, si no la tiene culminada, algo tendrá avanzado, y eso es lo que esperamos que nos cuente aquí ahora.

El elevado número de casos de denuncias y de muertes así nos lo aconseja. El año pasado fueron cinco las asesinadas que tuvimos en Canarias. Por cierto, cinco y tenemos que contabilizar bien, porque, de nuevo, tenemos un problema con las cifras, con las cifras oficiales, que no incluyen todos los feminicidios que nuestra ley sí incluye, y que es importante. No hablamos solo de la violencia de género en términos estrechos, de cuando se dan los asesinatos en el ámbito de la pareja o de la expareja. Hablamos de cada asesinato que se comete contra una mujer por el hecho de ser mujer, y que incluye nuestra nueva ley, afortunadamente, en Canarias, pero que esperemos que también se actualice en la ley estatal.

Bueno, llevamos casi tres años ya aquí, en esta Cámara, y es verdad que cuando empezamos a trabajar, toda la gente que veníamos absolutamente nueva, que no habíamos militado en partidos políticos, que teníamos trayectoria nada más que de asociaciones y de colectivos, veníamos con mucha ilusión, sinceramente, porque veníamos a eso, a hacer política, a cambiar cosas, a llegar un poco más lejos. Y yo, de verdad, les pido, y espero que en esta, en la segunda intervención, o sea, en su primera intervención y en la segunda nuestra, podamos concretar un poco más, que no defraudemos la confianza que la gente puso en nosotros cuando nos votó para hacer política y para resolver los problemas importantes por los cuales nos votaron.

Después seguiremos hablando, muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Empezaré por el concepto teórico sobre política, partidismo y demás.

Sus señorías pueden hacer el uso que crean conveniente, desde el punto de vista legítimo de quien les ha dado los votos para representarnos, de lo que crean conveniente y hacer las intervenciones que crean convenientes en la Cámara. Pero también es verdad que se puede hacer política partidaria y política común; es decir, lo que se consiguió en el ámbito de la discusión de la ley aquí es una política común, todo el mundo tenía una posición de partida, estoy convencido de que todos tendrían una visión de partida, pero fueron capaces de ponerse de acuerdo en algo. Y yo creo que de lo que estamos hablando aquí es de que políticas se pueden hacen muchas clases de política, pero también podemos hacer política en la que haya consenso, haya acuerdo y, por lo tanto, política común para la ciudadanía.

Abordamos, señorías, la repercusión de la aprobación de la norma, la modificación puntual de la Ley canaria de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género. La ley canaria del 2003 ya era la más avanzada del Estado en su momento, o una de las más avanzadas, al considerar como violencia de género no únicamente la ejercida por parejas o exparejas, como ocurre con la ley estatal. No obstante, se afrontó su modificación para incorporar a la normativa autonómica las disposiciones previstas en el Convenio de Estambul y las resoluciones de los organismos internacionales de los que España es parte, en el sentido de ampliar el ámbito de aplicación de la misma a todas las formas de violencia contra la mujer. Un acuerdo alcanzado por unanimidad de los grupos parlamentarios y que simbolizó, aquí sí, política de unidad de todas las formaciones frente a la violencia machista, contra la que hay que luchar dejando al margen intereses personales y partidistas.

Usted solicitó el nivel de aplicación e impacto de esta ley, pero, como sabe, cuando se habla de violencia de género es difícil concretar los posibles resultados de medidas, sobre todo en tan corto espacio de tiempo, dado que no serán eficaces mientras una sola mujer sea víctima de esta lacra.

Le indicaré las acciones en este tiempo desarrolladas por el Gobierno de Canarias para seguir dando cumplimiento a la legislación en esta materia, y que se han centrado en cuestiones concretas relacionadas con la mejora y especialización para la atención a menores, sensibilización y concienciación a jóvenes, potenciación de la coordinación institucional, así como la formación de profesionales para optimizar recursos y atender a las víctimas; así como el estudio de otras formas de violencia machista como la mutilación genital femenina o la trata de mujeres y niñas, entre otras acciones.

Si me lo permiten, comenzaré con informarles sobre la actuación que se ha concretado más recientemente y que está relacionada con la coordinación. Hoy mismo, 6 de marzo, se ha rubricado la actualización del Protocolo de coordinación interinstitucional para la asistencia a las víctimas, un trabajo que, ha de recordar, fue impulsado por el anterior equipo de la consejería. Este nuevo documento adapta el protocolo anterior, suscrito en 2009, a los cambios legislativos producidos desde entonces como los relacionados con las menores víctimas directas de la violencia machista. También se centra en fortalecer e incrementar la colaboración y coordinación de los diversos órganos e instituciones que intervienen en el control de la violencia de género en la Comunidad Autónoma de Canarias, con la finalidad de mejorar la eficacia de la respuesta que deben dar los distintos agentes intervinientes, operadores jurídicos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, tanto locales como autonómicos, servicios de atención y protección a las víctimas que se prestan la red canaria de servicios y centros públicos especializados del Instituto Canario de Igualdad y los cabildos y servicios sociales especializados, que se prestan desde los ayuntamientos, así como la Delegación del Gobierno en Canarias y el Gobierno autonómico.

En el Gobierno somos conscientes también de que Canarias no es ajena a la práctica de la mutilación genital femenina, otra de las manifestaciones de la violencia contra las mujeres, aunque es cierto que no conocemos con exactitud su incidencia en las islas. Por ello, el Instituto Canario de Igualdad tiene previsto realizar un diagnóstico al respecto para poder implementar líneas de actuación, prevención y educación que garanticen derechos sexuales y de decisión y sobre la salud de todas las mujeres. Respecto a esta práctica, a finales de enero de este año se celebraron jornadas especializadas por el instituto, con financiación estatal en algunos casos, con el título "Derechos sexuales para todas. Identidades sin daños", para generar un espacio formativo de reflexión y de puesta en común con agentes sociales. En dichas jornadas, se abordó la realidad de la escisión o mutilación genital femenina desde el enfoque de los derechos humanos. Se han desarrollo proyectos encaminados a garantizar programas de apoyo a las víctimas de agresiones y abusos sexuales con financiación también, en este caso, compartida, y se han otorgado subvenciones directas a asociaciones que trabajan con víctimas de explotación sexual. Asimismo, además de las partidas acordadas por el Ejecutivo y los cabildos para el mantenimiento de la red de centros y recursos para las víctimas, se ha destinado algo más del cincuenta por ciento de los 2 millones de euros incluidos en los Presupuestos Generales del Estado para la lucha contra la violencia de género en Canarias. Quiero recordar que estos fondos llegaron a mediados de diciembre del año 2017, y hemos conseguido en un acuerdo con el Estado que se pudieran justificar hasta el 30 de junio del año 2018. En concreto, se han destino 1 094 000 euros para, entre otras actuaciones, reforzar el personal especializado para la intervención con menores víctimas de género, así como para potenciar la atención a las mujeres víctimas de violencia sexual y para aquellas que se encuentren en especial situación de vulnerabilidad.

En los presupuestos de Canarias para el año 2018 se ha previsto el incremento de la financiación de la red de recursos para que se creen en las islas, las que se estime necesario, como comentaba esta mañana, recursos específicos para la atención a la víctima de agresiones sexuales vinculados a la red través de la firma de una adenda con los cabildos insulares.

Sabedores de la importancia de la prevención, en estos últimos años hemos continuado con las campañas de prevención, sensibilización y concienciación dirigidas especialmente a la juventud canaria y hemos puesto en marcha el marco de actuación para la prevención temprana de la violencia de género en parejas jóvenes. Y, asimismo, se está trabajando para la realización de un estudio sobre nuevas masculinidades. Se trata de que, a través de la comunicación y el esfuerzo coordinado de diferentes agentes, se defina una estrategia consensuada de actuación que se oriente a lograr la instauración de modelos de masculinidades no hegemónicos.

El abordaje de la violencia machista en el colectivo de jóvenes y adolescentes, con especial énfasis en la utilización de entornos digitales y redes sociales para ejercer esta violencia, fue el eje central del encuentro anual de profesionales de la red canaria de servicios y centros de atención a mujeres víctimas de violencia de género, que se celebró el pasado mes de noviembre. Y ese mismo mes se celebraron unas jornadas, organizadas también por el instituto, para conocer las implicaciones de tipo normativo y social con motivo del pacto estatal contra la violencia de género. Reforzar la formación de aquellos profesionales que trabajan en el ámbito de juzgado de violencia contra la mujer, de quienes ejercen la abogacía, del personal de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de las entidades vinculadas al trabajo con menores víctimas de violencia de género también fueron otros de los objetivos de la jornada, dado que estas personas son un recurso fundamental para asistir a las víctimas y cooperar para que puedan salir de la situación de violencia machista.

Y también, en este último año, se ha estado elaborando la segunda fase del estudio sobre la realidad en Canarias, en este caso, sobre la prostitución. Como recordarán, del primer informe del estudio se desprendía que la prostitución y la trata son fenómenos interconectados en el archipiélago y que las mujeres reclutadas son o han sido víctimas de violencia machista por parte de sus parejas o exparejas demandantes, proxenetas o algún familiar, padre o hermano. El objetivo de este estudio es conocer la realidad de la prostitución en las islas para poder fijar actuaciones y medidas concretas de actuación.

¿Acciones que han venido respaldadas con los presupuestos? Pues, bueno, en las partidas iniciales consignada en los presupuestos generales de Canarias para el 2017, el Gobierno de Canarias incrementó las partidas en casi un millón de euros a través de la ley de crédito extraordinario: 865 000 euros más los 100 000 euros que se incorporaron vía enmienda en este Parlamento. Y a estas partidas hay que sumar los procedentes de los presupuestos generales del Estado, los dos millones que logró en la negociación, en este caso, Nueva Canarias en el Congreso de los Diputados, si bien no dispusimos de estos fondos hasta mediados de diciembre, como ya he explicado en alguna ocasión. El ICI logró ejecutar en apenas un mes más del 63 % de estas partidas, cuya fecha de justificación, como indiqué anteriormente, finaliza el 30 de este año, el 30 de junio de este año. También, a finales del pasado año, Canarias recibió 109 000 euros para atención a las víctimas de... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un minuto adicional). Y se logró ejecutar prácticamente la totalidad de esos fondos -105 000 de los 109 000-, mientras que en algunas comunidades, como ustedes saben, hubo dificultades para gastar las cantidades asignadas.

Y termino ya esta primera intervención asegurando nuestro compromiso y nuestra obligación con el cumplimiento de esta ley y con todas aquellas acciones que redunden en la eliminación de la violencia de género. Me consta que en este anhelo también hay coincidencia y es voluntad unánime de las fuerzas políticas que aquí están representadas.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Y buenas tardes de nuevo, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Todos estamos de acuerdo en que la violencia de género es la más brutal y desgarradora manifestación de desigualdad entre mujeres y hombres. Se basa en la discriminación de la mujer por el mero hecho de serlo y entierra sus profundas raíces en el desequilibrio histórico entre mujer y hombre, dando paso a una denominación que hoy en día se enmascara, pero que sigue presente: agazapada en cada libro de texto escolar, en cada juguete infantil, en la publicidad, en la educación que se recibe en casa... Es una desigualdad peligrosa, llegando incluso a tener la sensación irreal de igualdad mientras que la cifra de la brecha salarial y la población desempleada dicen lo contrario.

Como no puede ser de otra manera, ante este panorama, las instituciones europeas se hicieron eco de la triste realidad de violencia y discriminación, fruto de lo cual nació la Ley 1/2017, en relación con la que hoy nos preguntamos cuál ha sido su repercusión tras haber transcurrido un año de su aprobación. Señor consejero, le queremos preguntar ¿se han conseguido las aspiraciones europeas?, ¿ha tenido repercusión constatable el hecho de recoger todas y cada una de las formas de violencia establecidas en el Convenio de Estambul?

En este sentido, tampoco debemos olvidar que, aunque la más visible y reconocida sea la violencia física, junto a esta o incluso sin que esta llegue a manifestarse, existen otro tipo de violencias de género con las que se ataca, se minusvalora y se humilla a la mujer. Nos referimos a la violencia psicológica, la violencia sexual y los delitos sexuales, así como la económica, la cual no solo afecta a la mujer, sino que llega a perjudicar y muy gravemente al bienestar físico y psicológico de los hijos y de las hijas. En este sentido, también, señor consejero, ¿tenemos datos que avalen la repercusión de la inclusión de las distintas formas de violencia?

También, por último, queremos preguntarle: su reconocimiento legal ¿ha llegado a reflejarse en las medidas adoptadas para frenar la más brutal de las manifestaciones de desigualdad, en este caso, la violencia de género?

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña María Esther González González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Consejero, con respecto a las primeras frases de su intervención, refiriéndose al hacer política o el uso político o partidista de las actividades o de las actuaciones o de las intervenciones que se hagan en esta Cámara, es que el presidente, la del señor Clavijo esta mañana, recriminó a la portavoz del Grupo Podemos el que estuviera haciendo un uso partidista de la desigualdad entre hombres y mujeres. Y yo entiendo que lo que ha querido plantear la señora Del Río al respecto es en referencia a eso que dijo el presidente. Yo, con lo que ha dicho usted, lo que entiendo es que hay disparidad de opiniones al respecto en el Gobierno de Canarias.

En cualquier caso, como se refirió la solicitante de la comparecencia, hace dos años que iniciamos esta andadura con la modificación de la Ley del 2003 con una proposición de ley que presentó el Grupo Podemos. Un año más tarde, la aprobábamos y, además, en ese momento ya manifestábamos, el 8 de marzo del 2017, que la modificación de la Ley de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género respondía a la necesidad del reconocimiento de una realidad y a nuestra obligación de cumplir con los compromisos internacionales adquiridos en la materia; que la modificación de la ley respondía a la urgente necesidad de combatir los múltiples tipos de violencia detectados, no solo con la mujer sino también con los hijos; que no se trataba, por tanto, de afrontar una modificación caprichosa, sino de mejorar la legislación recogiendo los avances en materia de lucha contra la discriminación de la mujer y la violencia de género.

Y entendimos también que teníamos que trabajar con una mayor coordinación, además de que había que mejorar la información disponible, porque teníamos un grave problema y es que, lejos de ir recortando los incidentes de violencia, de que fueran disminuyendo los números de asesinatos, estos han ido creciendo, y un elemento fundamental era la necesidad de que se hiciera un buen diagnóstico. Porque tenemos que saber qué es lo que está pasando, tenemos que saber por qué hay más violencia machista, por qué hay más desigualdad en una sociedad cuando creíamos que habíamos conseguido una serie de cosas y la realidad está demostrando lo contrario. Unas de las razones fueron estas por las que se incluyó en la nueva ley la disposición adicional en la que se determinaba que el Gobierno tendría que presentar anualmente un informe sobre la situación anual y donde se recogiera el impacto de los planes, programas y servicios dependientes de la comunidad autónoma. Hoy, 6 de marzo, un año después de que se aprobara la ley, pero que, además, entiendo que el informe no era al año de aprobarse la ley, sino a año vencido, o sea, a diciembre del 2017, han pasado dos meses y seis días y seguimos sin tener esa información. Entonces, yo lo que quiero saber es por qué y para cuándo la vamos a obtener.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña Lorena Hernández Labrador.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

Esta modificación nace con un objeto claro de continuar en el camino de conseguir la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, su bienestar e integridad, así como adaptar nuestra legislación a las recomendaciones de convenios internacionales que ha llevado a cabo el Gobierno de España. Tenemos un compromiso con la lucha contra la violencia hacia las mujeres y esta modificación es otro ejemplo de ello.

Uno de esos convenios internacionales, el Convenio de Estambul, insta a poner en práctica políticas globales y coordinadas con los organismos públicos, con el sistema judicial, los parlamentos, los poderes de todas las administraciones, organizaciones no gubernamentales y las fuerzas del orden para prevenir y combatir todas las formas de violencia.

Por esta modificación actualizamos la definición de violencia de género, su ámbito de aplicación, las diferentes formas de violencia sobre las mujeres y, en la disposición adicional, como han dicho mis otras compañeras, que el Gobierno de Canarias remitirá al Parlamento un informe anual sobre la situación de la violencia de género en la Comunidad Autónoma de Canarias, así como una evolución del impacto de los planes, programas y servicios dependientes de la comunidad autónoma en materia de igualdad y prevención de violencia sobre las mujeres.

Nunca es mucho el tiempo que dedicamos a hablar de violencia de género, pero hablando poco conseguiremos, porque contra la violencia de género hay que actuar. Por tanto, señor consejero, sería bueno que hoy, como ha hecho en su primera intervención, nos pudiera dar debida cuenta de las actuaciones o programas llevados a cabo en el último año. Y, sobre todo, hay unos aspectos a los que hemos dedicado quizás menos tiempo y no por eso son menos importantes, como pueden ser manifestaciones de la violencia contra las mujeres, desde la trata de mujeres y niñas, o desde la explotación sexual.

Nos gustaría saber si desde su consejería se ha puesto en marcha un plan de lucha contra la erradicación de la trata de mujeres y niñas. Como sabe, el ministerio tiene su plan nacional integral contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual 2015-2018, y ya trabaja en el segundo. ¿Usted, señor consejero, lo tiene entre sus objetivos para este año?, porque cuando hablamos de violencia sobre las mujeres también hablamos de esto, señor consejero. ¿Tiene datos de cuántas mujeres y niñas se ven afectadas en Canarias por este tipo de violencia? La Comunidad de Madrid, en esa estrategia contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual 2016-2021, da buena cuenta de su compromiso contra la violencia sobre las mujeres. La trata de mujeres para su explotación sexual supone una auténtica lacra social que hay que erradicar porque atenta gravemente contra los derechos humanos.

Estamos ante un momento histórico, con el pacto nacional de violencia de género, en el que todos los partidos han aportado en el Congreso de los Diputados, con dotación económica y propuestas de todo tipo de expertos y grupos. Pero no podemos quedarnos en un solo pacto, sino que tienen que estar todas las partes implicadas y comprometerse, pues tendrá también usted, señor consejero, 100 millones más al año para el desarrollo de ampliación de esas medidas recogidas en este pacto.

Nos gustaría conocer esas actuaciones más profundamente. Han anunciado los proyectos de integración laboral para mujeres víctimas: ¿a cuántas víctimas ha llegado?, ¿qué actividades de prevención ha llevado en los colegios, en qué islas y a cuántos escolares? Y las actividades sobre mutilación genital femenina que anunciaba... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo.)

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Socialista. En su nombre, tiene la palabra la señora diputada doña Ventura del Carmen Rodríguez Herrera.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes.

Hablamos de la modificación de la Ley 16/2003 de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género. Prácticamente, modificamos dos artículos y se añadió una disposición adicional. En esos dos artículos, se viene a reescribir la definición de violencia de género y el ámbito de aplicación, haciéndolo bastante más amplio y dándole cobertura a una casuística mayor. Y, además, también se establece una definición más amplia de lo que son las formas de violencia de género.

En esto estuvimos de acuerdo, claro que sí. Cómo no íbamos a estar de acuerdo. Y además, se trataba simplemente, simplemente, y todo lo importante que es, de aplicar un convenio, un convenio europeo, el convenio de Estambul, adaptar la normativa de la comunidad autónoma, en este caso, a este convenio. Por tanto, en algunos casos, o en algunos supuestos, podemos estar de acuerdo y hacer política, mucha, señor consejero, mucha política. Estamos aquí, nuestro trabajo ahora es político y con nuestros planteamientos políticos, que, además, también lo dije esta mañana, no todos los partidos políticos tenemos los mismos planteamientos, no tenemos las mismas prioridades, ni los mismos objetivos. Y en ese aspecto el Partido Socialista sí lo ha tenido claro siempre en la lucha contra la violencia de género y la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Por tanto, se han producido avances importantes cuando el Partido Socialista ha estado gobernando y donde ha estado gobernando, siempre, la prioridad es la promoción de la igualdad. En este caso, la ley, que se aprobó hace un año, establecía la necesidad de una evaluación de impacto, y de una memoria: ni una cosa ni la otra. Yo creo, señor consejero, que usted nos ha hecho un repaso, es decir, que no ha traído ni tiene una cosa ni la otra. Nos ha hecho un repaso de las acciones del instituto, de las que aprueba cada año, de la memoria del instituto. El protocolo interadministrativo, desde luego que sí, ya tendremos ocasión, habrá alguna pregunta concreta que le trasladaremos, pero esto ya venía prácticamente trabajado, lo tenía sobre la mesa. Y estupendo, vamos, absolutamente necesario que ya se haya concluido y se esté poniendo en funcionamiento. Pero la red de recursos con los cabildos, esa red le sirve para todo, le sirve igual para las mujeres víctimas de violencia, para las mujeres con menores a cargo víctimas de violencia, para las mujeres menores víctimas de violencia... Esta mañana ya nos lo contestó, evidentemente, sabemos que el Gobierno no lo va a contratar directamente, o es a través de la red de recursos o a través de algunas entidades colaboradoras o empresas que hagan los servicios de atención a las víctimas de agresiones sexuales.

Pero la pregunta, señor consejero, es el impacto de la ley en las políticas que ya viene desarrollando el instituto, ¿se han mejorado, se han ampliado? ¿Cuáles son los programas que tiene...?

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Gracias, señora Del Carmen.

En nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra su señoría la señora diputada doña Socorro Beato Castellano.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Hace unos días, un compañero de mi grupo parlamentario compartía una reflexión de un profesional, de uno de los mejores profesionales de la comunicación en España, que se preguntaba: "¿Por qué, salvo contadísimas excepciones, no hay mujeres que ataquen a hombres? ¿Por qué no hay grupos de mujeres que asaltan y abusan de hombres? ¿Por qué no hay bandas de delincuentes juveniles compuestas por chicas? ¿Por qué no hay acciones de violencia en estos grupos constituidos por mujeres acciones que asalten mendigos, o que les prendan fuego o que destrocen cajeros automáticos? ¿Por qué?". Y añadía: "¿Es que acaso no hay mujeres abandonadas, no hay mujeres desesperadas? ¿Es que acaso no hay no hay mujeres celosas? ¿Es que acaso no hay mujeres desarraigadas? ¿Es que acaso no hay mujeres que están atrapadas por las drogas y el alcohol? ¿Es que acaso no hay mujeres que viven en guetos infestados de violencia? ¿Entonces? -se preguntaba el profesional-. Entonces, ¿qué nos pasa que a ellas no les pasa? ¿Qué problema o telaraña mental sigue existiendo en nuestra mente? -En la mente masculina, se refería-. ¿Por qué el Día Internacional de la Mujer parece un día para las mujeres? ¿Por qué a los actos convocados sobre la violencia de género contra las mujeres solo asisten mujeres? ¿Por qué los hombres nunca nos sentimos interpelados, aludidos como género por estas cuestiones?". Y concluía: "Revisaremos las leyes y avanzaremos. Revisaremos los hábitos y avanzaremos aun más. Pero si no aceptamos que tenemos que revisar, que quedan asignaturas pendientes en nuestras mentes, avanzaremos como tortugas".

La ley que hoy analizamos se aprobó por unanimidad, precisamente, el día 8 de marzo del año pasado. Este año se ha roto el consenso. Nuestro grupo lo lamenta profundamente. Nada, absolutamente nada, puede justificar que se rompa el diálogo. Por encima de todo está la causa de las mujeres, luchar por la igualdad y luchar por la tolerancia.

En los últimos días, la postura de algunos grupos no ha sido un ejemplo de diálogo ni de resolución de conflictos de forma pacífica y, viendo el panorama, no me extraña que algunas mujeres puedan decir "no en mi nombre, no en el nombre de las mujeres". Nosotros pedimos que luchemos juntos para cambiar culturas, para abrir mentes, por ser reconocidas como iguales en un mundo diferente. Pero de verdad, desde la unidad de todos los grupos, no utilizando la igualdad como bandera para los reproches o para echarnos los trastos a la cabeza. Solo es posible avanzar desde la unidad y desde la colaboración mutua; se lo pedimos a la sociedad, lo ha conseguido el Congreso de los Diputados y lo tenemos que conseguir también en Canarias.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, tiene la palabra la solicitante de esta comparecencia, la señora diputada doña María del Río Sánchez, en nombre del Grupo Parlamentario Podemos.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Bueno, pues, vamos a seguir hablando de política y vamos a seguir hablando de que la unidad, efectivamente, es algo que se trabaja. Yo no dudo de que aquí haya muchas personas, porque lo creo, porque a algunas ya las voy conociendo y nos vamos conociendo, y sé que en los distintos partidos hay gente que tiene firmeza, voluntad y que se cree lo que está haciendo. Pero perdonen que ponga en cuestión que eso sea así por parte de todo el mundo y perdonen que seamos nosotros, nosotras, en este caso, las que levantemos la liebre de algo que se llama incoherencia.

Miren, en política, hay dos cosas que son superimportantes: transparencia y coherencia. Transparencia para decir lo que hacemos y coherencia para hacer lo que decimos. Y acabamos de vivir un episodio lamentable, que tenía que ver con la voluntad política, no tenía que ver con presupuestos, no tenía que ver con dinero, que es otro de los problemas, porque para llevar las leyes, para ejecutarlas, hacen falta presupuestos. Y el pacto de Estado -aprovecho para decirlo- no lo aprobamos por unanimidad, nosotras nos abstuvimos porque no había una claridad y una dotación presupuestaria para justificarlo y porque no queremos ser cómplices en bailes, en quedabienes y en cositas que se venden de cara hacia afuera y después no se cumplen. Queremos compromisos serios y pedimos... Y ahora me voy a ir..., porque de memoria no me sé, no puedo citarles todas las leyes, pero vamos a hablar en concreto de nuestra Ley Canaria de Igualdad, que creo que es una ley superbuena, que podríamos estar muy orgullosos y sacar pecho. Una ley del 2010, eh, no es nueva, no la hizo Podemos, pero nosotras, fíjense, ya lo hemos dicho varias veces y lo volvemos a repetir, fíjense si con el paso del tiempo nos hemos vuelto radicales la gente de Podemos que ahora ya lo que le pedimos es que cumplan las leyes, sus propias leyes, directamente. Lo hemos repetido y lo vamos..., yo creo que acabará la legislatura diciendo eso. Yo, personalmente, creo que en mi partido nos conformaríamos con que cumpliesen sus leyes.

Bien, les cito textualmente la exposición de motivos de la Ley 1/2010: "El Gobierno de Canarias tiene la obligación de adoptar las medidas necesarias para promover la igualdad de derechos de las mujeres y de los hombres. Para ello debe formular y desarrollar políticas integrales de protección de los derechos de las mujeres. Tiene que incluir en esas políticas integrales de género la consideración de los derechos de las mujeres como derechos humanos, dignos por tanto, de la máxima protección. Todos los esfuerzos deben ir encaminados a la consecución de la igualdad de forma real y efectiva, concienciando y conminando a todos los poderes públicos con competencias en Canarias y a toda la sociedad, de forma general e individual, para que hagan el esfuerzo necesario con resultados eficaces de protección, impulso y consolidación de la igualdad como principio fundamental en el desarrollo integral de cada persona y también de las mujeres. Todo esto dentro del marco jurídico que nos determina dentro de un Estado social y democrático de derecho".

Artículo 2, "Ámbito de aplicación": "La presente ley será de aplicación en el ámbito territorial del archipiélago canario, así como a quien tenga la condición política de canario o canaria y resida en el exterior". Punto 2: "En particular, en los términos establecidos en la propia ley -ya lo contamos el otro día en la pregunta, pero lo volvemos a repetir-, será de aplicación: a) A la Administración autonómica de Canarias: a sus organismos autónomos, a sus entidades públicas empresariales, a las empresas públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias, a los consorcios, fundaciones y demás entidades con personalidad jurídica propia en los que sea mayoritaria la representación directa del Gobierno de Canarias". Y en el capítulo II, pone: "Promoción de la igualdad de género por parte del Gobierno de Canarias", artículo 12, "Representación equilibrada de los órganos directivos y colegiados", apartado 1: "Se atenderá a la representación equilibrada de hombres y mujeres en el nombramiento de titulares de órganos directivos de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias cuya designación corresponda al Gobierno de Canarias". "En la composición de los órganos colegiados de la Administración canaria deberá respetarse la representación equilibrada de mujeres y hombres. Este mismo criterio de representación se observará en la modificación o renovación de dichos órganos". A tal efecto, se tendrá en cuenta que las propuestas sean también paritarias...

Vamos a ver, acabamos..., no pone Parlamento de Canarias, pero, por favor, no me digan que tienen que cambiar la ley para cumplir lo que está de sobra clarísimo aquí. O sea, tendríamos que modificar esta ley si pusiese: se prohíbe que en el Parlamento de Canarias los órganos sean paritarios... ¡No pone Parlamento, pone Gobierno, pone órganos autónomos! Por favor, de verdad, una cosa es que podamos tener matices de comprensión y otra cosa es que nos quieran hacer pasar a nosotras y a la ciudadanía en general por idiotas, sinceramente. No han cumplido en esta propuesta con la Audiencia de Cuentas, con el Consejo Consultivo y con el Diputado del Común la proporcionalidad ni el equilibrio porque no han querido. Esa es la única razón, porque ustedes no están cumpliendo sus leyes, porque no le están poniendo voluntad, y lo hablamos y el Gobierno está obligado. Y que digan que tienen que reformar la ley..., ¿de verdad?, ¿de verdad les parece serio?, ¿de verdad que el espíritu no está claro?, ¿de verdad que necesitan que el matiz también se lo pongan? Desde luego... Y ahora la van a renovar como algo..., de pronto se han dado cuenta, desde el 2010 al 2018, ¿acaban de darse cuenta de que estaban incumpliendo? ¿Pues saben qué les digo?, que yo me alegro mucho de que lleguemos aquí, que, aunque a ustedes les parezca que esto es partidismo y que estamos haciendo política desde Podemos, estamos diciéndoles que tienen que cumplir sus leyes. Insistimos, cumplir sus leyes, las que en estas tres últimas renovaciones no han sido capaces de leer ni de observar para darse cuenta de que no se estaban cumpliendo, para darse cuenta de que el Consejo Consultivo era todo de hombres, para darse cuenta de que incluso cuando hace su propio análisis pues la perspectiva de género brilla por su ausencia. Como con el dictamen que hicieron justo con esta ley que hoy estamos aquí revisando, que, en fin, algún día me gustaría poder hablar con ellos personalmente. No, necesitamos juezas y jueces, necesitamos gente en los altos niveles, necesitamos romper los techos de cristal y la igualdad no se hace (ininteligible), se hace impartiéndola cuando está en nuestras manos hacerlo. Ustedes lo saben.

Y con respecto a la tristeza que pueda producir que no haya declaración institucional este año, a nosotros nos produce más que fuimos las impulsoras de que este año hiciésemos una declaración institucional, porque el año pasado no se hizo, por cierto. Y fuimos y dijimos no lo vamos hacer como Podemos, venga, en ese espíritu..., que yo sé que algunas compartimos, lo sé y con eso no se trata de arrogar nada a nadie, ¡pero es que las cosas son como son!, nadie vino a nuestro grupo parlamentario a firmar una propuesta de declaración institucional, fueron de nuestro equipo los que fueron grupo por grupo para que se firmara si estábamos todos de acuerdo y estábamos muy ilusionadas, como tantas veces, cuando pensamos que damos pasitos hacia la igualdad porque paso a paso se va llegando lejos y porque esto es importante. Pero, de verdad, que justo al día siguiente de que pase esto, de que miren hacia otro lado, de que lleguen a un acuerdo, a un pacto de tres partidos, ¿eso no es hacer partidismo, colocar a los suyos? Nuestro grupo había hecho unas propuestas de mujeres absolutamente cualificadas, perfectamente cualificadas e independientes; no son de Podemos, están mucho más próximas a otros partidos que a Podemos, pero nos parecía que tenían un buen perfil y queremos mujeres con buenos perfiles profesionales, con capacidad, nos da igual que sean del PSOE, de Coalición Canaria o del Partido Popular, si son buenas y saben hacer su trabajo. Y de verdad que las hubiésemos votado, pero se negocia, se habla, se llega a un acuerdo, no se excluye a dos partidos de la Cámara para que lleguen a negociaciones, se habla entre todos y se propone y se intenta ser coherente en la política. Porque eso es hacer política de la que podamos sacar pecho y enorgullecernos.

Y, bueno, para no seguir con el tema, porque realmente nos duele y ustedes saben que lo que estamos diciendo es verdad, y más de una lo sabe perfectamente, que aquí no hay juegos ni hay estrategias ni hay querer quedar bien. Estamos diciendo que lo queremos hacer bien de verdad, de verdad, no paripés, no bailes, no disimulos. Hay cosas que se pueden hacer mejor.

Y, bueno, ya me queda poco tiempo, un par de propuestas, simplemente, que son importantes, que nos parece que debemos trabajar realmente en garantizar la transversalidad que esta propia ley propone. Y que, además, las violencias de género y las violencias machistas, ya sabemos y lo ha explicado también muy bien la compañera Melodie, son la punta de iceberg, el extremo mayor de las desigualdades, por eso es tan importante que trabajemos desde abajo, pero que trabajemos desde todos los ámbitos. Y que desde este Parlamento y desde este Gobierno se dé ejemplo. Se dé ejemplo de que estamos luchando por la igualdad en todos los sitios, para que, de verdad, algún día ese extremo, esa punta del iceberg desaparezca, se derrita ese bloque de hielo lleno de desigualdades desde abajo, desde la escuela, desde los medios de comunicación, desde..., ya vamos a hablar también de la prostitución, de los anuncios, de las canciones, de cómo estamos subvencionando periódicos, pero también programas de televisión, también eventos deportivos donde se cosifica a las mujeres y se cosifica su cuerpo. Y estamos vendiendo todo eso, y nuestras niñas, aunque en casa digamos la familia tiene una gran labor educativa y el colegio también, ni la familia educando sola ni el colegio educando solo podremos cambiar todo esto si no lo cambia toda la sociedad conjunta. Y toda la sociedad tiene que ver con los medios de comunicación y con toda la publicidad y con todo lo que estamos dando, porque, si no, volvemos a ser incoherentes.

Yo solamente les pido eso: transparencia, pero, por favor, coherencia. Podemos no llegar a tantos acuerdos, pero a los que lleguemos, a las leyes que aprobemos, por favor, cumplámoslas.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta comparecencia, en nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, el señor don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, presidenta.

En cuanto a las intervenciones de carácter general sobre lo que ha significado la ley y los objetivos que persigue la ley que han hecho algunas de sus señorías, completamente de acuerdo. Es una ley salida por consenso y todas esas manifestaciones de lo que pretendemos de buena voluntad no puedo decir sino que el Gobierno, hoy yo y mañana cualquier otro que esté aquí en la tribuna, seguramente coincidiría plenamente con lo que están diciendo.

Tienen ustedes, señorías, a su disposición desde noviembre o diciembre del año pasado, si no recuerdo mal, la memoria del año 2016. Cuando ustedes crean que la podemos ver, me refiero a registrada en el Parlamento de Canarias. Cuando sus señorías, hay algunas señorías que nos han preguntado dónde está el análisis, la evaluación de la memoria, de lo que se ha hecho, está registrada por parte del ICI aquí creo que noviembre o diciembre del año pasado, y cuando sus señorías quieran saben que pueden pedirme que la veamos, en la obligatoriedad de presentar esas memorias en el Parlamento. ¿Vale?, o sea, que está presentada, registrada y la tienen ustedes a su disposición, imagino que se le habrá dado curso, una vez que se registró, a todos los grupos parlamentarios. Pero, en fin, está aquí en el Parlamento desde el año pasado, ¿vale?

También les anuncio que la idea para..., aparte de las memorias que ya decía la ley, la idea que tenemos también es hacer una auditoría de gestión externa, en este caso externa, no el informe de la memoria del propio Instituto Canario de Igualdad, en concreto para evaluar una parte de lo que ustedes están diciendo ahora, es decir, hoy, las cosas nuevas que salen en la ley, pero, fundamentalmente, para analizar si estamos actuando correctamente en cuanto a los servicios y los recursos de la red, ¿no? Dense cuenta que aquí no estamos evaluando solo el trabajo del ICI, del Instituto Canario de Igualdad, sino también de toda la red que hace ese servicio. Porque, como sus señorías han dicho perfectamente, de lo que estamos hablando es de la evaluación de la calidad de los servicios que prestamos de forma conjunta en el archipiélago.

Dicho esto, desde el punto de vista de lo que me estaban planteando sobre el tema de las memorias, ya les he comentado la del 2016 y espero que la del 2017 entre un poco antes de lo que entró la del año pasado, ¿no?

Nos planteaban también sus señorías algunas referencias al tema de la explotación sexual. He comentado antes de los dos análisis que se han hecho sobre la prostitución para poder actuar. Es decir, a mí me gustaría también que fuéramos un poco consecuentes, ¿no?, es decir, ahora mismo esas actuaciones están más en el ámbito de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que son los que están actuando, y nosotros nos ocupamos de ello una vez que están detectados esos problemas y vienen al sistema de la red para atender a esas mujeres víctimas de la violencia de género. Pero coincido con sus señorías en que tenemos que tener un mejor diagnóstico para saber si podemos actuar más allá de la simple actuación policial para después nosotros poner en marcha lo que son los recursos de la red.

Ha vuelto a surgir el tema de hacer política. Hagan política. Yo, que me dedico a esto en estos momentos, cómo no les voy a decir que hagan política. Pero yo creo que estamos diciendo todos lo mismo, hacer política y tener criterios propios de los partidos no puede estar reñido, de ninguna de las maneras, con que hay determinadas cuestiones en política en las que podamos llegar a acuerdo y consenso, ¿o es que está reñido hacer política con el acuerdo y el consenso, y, en este caso, con una política tan concreta como esta? Oye, podemos hacerlo y, cuando no coincidamos, no pasa absolutamente nada, es decir, estamos en el ejercicio democrático de defender lo que representamos, ¿no?

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, se reincorpora a la Mesa y pasa a ocupar la Presidencia).

Y la señora Del Río, aparte de hacer ese análisis, yo le estoy diciendo ahora qué es lo que estamos haciendo en cuanto a la ley y la evaluación de la ley en este primer año. Antes me hacían preguntas muy concretas que estarán en la memoria, pero, hombre, una ley, en un año..., y sabiendo cómo tenemos el recurso de la red, de la implementación de los recursos, el protocolo que se acaba de actualizar, el que estaba anteriormente... Empezará a dar sus frutos, ahora, ¿no? Es decir, es muy difícil hacer un análisis, por lo menos en términos positivos o negativos en este momento, solo en la ejecución de un primer año de desarrollo de la ley. Estoy convencido de que a final de este año tendremos algún dato más de la incidencia -los datos de los que estamos hablando- sobre los recursos y los servicios de la red, y podremos tener algún dato más cierto de cómo van evolucionando, en este caso, los objetivos de la ley.

Las leyes están para cumplirlas, señora Del Río. Me alegro de que ahora descubra que le gusta que se cumplan las leyes. Porque parece que antes no le parecía bien, antes estaba en el ámbito de la reivindicación... (Comentarios sin micrófono de la señora Del Río Sánchez, desde su escaño).

Mire, yo la he escuchado correctamente. Digo que me alegro de que usted se alegre de que ahora hay que cumplir las leyes; pero las leyes hay que cumplirlas siempre, las que usted aprueba, las que aprueba por consenso y en las que tiene disenso, ¿no?, porque esas son las reglas democráticas por las que usted puede estar sentada hoy aquí, expresarse, decir, consensuar y, en las ocasiones que considere conveniente, discrepar.

Y en cuanto al tema de la representatividad. Mire, no será ese debate con el Gobierno, ¿no?, este será un debate parlamentario. Si usted tenía ganas de decirle a alguien aquí ese tema, búsquese otra oportunidad en el debate parlamentario entre los grupos parlamentarios, porque ni el Gobierno ha propuesto un cambio de la ley..., ni el Gobierno ha propuesto un cambio de la ley, ni ha intervenido como Gobierno en el debate parlamentario de las propuestas que aquí se traen. Y las propuestas que nosotros vamos a hacer, que son simplemente en el Consejo Consultivo de Canarias, espere a que las hagamos, que son las tres personas que nos tocan a nosotros en representación, en este caso, del Gobierno de Canarias y, concretamente, para el Consejo Consultivo.

Y, efectivamente, la ley dice se atenderá y, en esa línea, me parece bien que busquemos la manera no solamente de que se atienda, sino que se vaya, efectivamente, a un cumplimiento efectivo de que las leyes vayan cada vez más pareciéndose a lo que dicen, en el sentido, me refiero a las decisiones políticas desde el punto de vista de la igualdad.

En definitiva, señoría, en lo que respecta al objetivo concreto de la comparecencia, que era el grado de cumplimiento o la evolución de los preceptos aprobados o innovados en la modificación de la ley, creo que he dado cumplida cuenta. Les invito a que veamos la memoria, que ya está en el Parlamento, y la siguiente, si somos capaces de ponerla aquí rápido.

Y también, desde el punto de vista de este diagnóstico que estoy anunciando sobre la red, sobre la evaluación de los recursos de la red, que es lo que nos permitirá tener datos para saber si, efectivamente, vamos en la buena línea o tendremos que hacer alguna modificación. Y en este sentido, como siempre, esperar el trabajo de consenso y acuerdo que ha caracterizado a la Cámara, más allá de estos rifirrafes, en los temas de igualdad y de violencia contra las mujeres.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1604 Sobre -Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad-, sobre la Ley 1/2017, de 17 de marzo, de modificación de la Ley 16/2003, de 8 de abril, de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la Violencia de Género.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400