Diario de Sesiones 109/2018, de fecha 7/3/2018 - Punto 3

9L/C-1495 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL PACTO POR LA MEJORA DE LA SANIDAD PÚBLICA.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la siguiente comparecencia en el orden del día, en el día de hoy: del Grupo Parlamentario Popular, al señor consejero de Sanidad igualmente, sobre el pacto por la mejora de la sanidad en Canarias.

Y damos la bienvenida en nombre de la Mesa y de los miembros del Parlamento a los firmantes del pacto por la sanidad en Canarias.

Muchas gracias.

Señor Gómez Hernández, tiene la palabra.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta.

Bienvenidos a los firmantes del pacto o compromiso por la sanidad canaria a esta Cámara.

Quería agradecer a sus señorías la...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe un momento, señor Gómez Hernández. Señor Gómez Hernández, disculpe. En la ocasión anterior no quise interrumpir a su señoría pero, dada la presencia de público en la sala, hay, desgraciadamente, un murmullo que no permite escucharnos. Les agradecería a sus señorías y a todos los entrantes y salientes de la sala que, por favor, extremen, extremen el silencio, porque, repito, desde aquí no se oye absolutamente nada.

Muchas gracias.

Disculpe, señor Gómez Hernández. Continúe.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta. Es lo que tiene tener un salón de plenos en el que hay una acústica fantástica.

Como les decía, muchas gracias, darles la bienvenida a todos los firmantes del compromiso por la sanidad y manifestarles a sus señorías la paciencia que han tenido con este tema, puesto que, como veremos seguramente a lo largo de las intervenciones de los diputados portavoces de sanidad de todos los grupos parlamentarios, hay un hilo conductor en este tema que nos preocupa soberanamente a todos.

Miren ustedes, la semana pasada tuvimos la oportunidad en sede parlamentaria, en Comisión de Sanidad, de manifestarle al consejero un tema que nos parecía fundamental y que nos preocupa muchísimo a todos los grupos parlamentarios. Se trata del Plan de Salud de Canarias. Es el documento fundamental sobre el que tienen que regirse las políticas sanitarias de esta comunidad autónoma desde el año 2018 al 2022. Un documento que tenía que estar en vigor el 1 de enero de 2018 y que el consejero nos manifestó que no iba a poder estar dado que tenía que llevar a cabo una auditoría para la evaluación del Plan de Salud anterior e implementación de medidas para mejorar el siguiente, que tendremos en fecha de diciembre del 2018.

Antes de entrar en materia, quería hacer una serie de consideraciones de nuestro grupo parlamentario sobre el documento.

Este pacto por la sanidad o compromiso por la sanidad pública que ha firmado el Gobierno nos parece un avance, efectivamente es un pequeño avance, pero de ningún modo supone la solución a las caóticas políticas sanitarias llevadas a cabo por este Ejecutivo. Este pacto nace estéril, vacío de poder y sin ánimo de continuidad. Yo más que un pacto o compromiso por la sanidad pública lo llamaría "el pacto del señor Baltar".

Felicitamos a todos los grupos de trabajo que se han involucrado en la realización de dicho compromiso: los colegios profesionales, los sindicatos, los trabajadores, que han puesto toda la voluntad del mundo en llevar a cabo este compromiso para resolver la situación sanitaria que tiene nuestra comunidad autónoma.

Miren, les voy a manifestar lo que pienso que ha ocurrido o que va a ocurrir a lo largo de esta legislatura. Les confieso mi perplejidad ante este tema. Este compromiso por la sanidad responde únicamente a la imperiosa necesidad que tiene el Ejecutivo de paz social; paz social con los sindicatos sanitarios, paz social con los colegios profesionales, paz social con las asociaciones de pacientes. Es decir, tenemos un pacto que han firmado todos estos actores, muy necesario por cierto, pero que no arregla para nada los verdaderos problemas de la sanidad canaria. Es una auténtica vergüenza, escúcheme, una auténtica vergüenza cómo sistemáticamente se nos da la larga cambiada con el tema del Plan de Salud de Canarias. Hemos visto, no ahora mediante comparecencia, como los grupos parlamentarios nos hemos visto en la necesidad de estar interpelando al consejero sobre las acciones prioritarias que debe realizar la sanidad canaria, cuando todo eso debe estar recogido en el Plan de Salud de Canarias, que no tenemos vigente aún y que no esperamos hasta diciembre de este año.

Entiendo, señor consejero, que a órdenes del señor presidente, el señor Clavijo, usted se ha visto obligado, deprisa y corriendo, a plantear un pequeño plan para tapar bocas y tener contento al sector momentáneamente.

Mire, respecto a la anterior comparecencia, en la que la portavoz nos decía, la portavoz del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria nos hablaba del modelo sanitario del Reino Unido y el modelo sanitario de Noruega, mire, nos parece muy bien que hablemos de modelos, podemos hablar de diversos modelos, pero tenemos una cuestión que no debemos obviar. Nos gusta compararnos con el Reino Unido, con Noruega, en muchos ámbitos, ¿pero por qué no bajamos a la tierra?, ¿por qué no nos comparamos con otras comunidades autónomas? ¿Qué mejor ejercicio de autocrítica que ese? Claro, no nos interesa; no nos interesa porque salimos comparativamente muy mal.

Mire, señor Baltar, le quiero felicitar, y le quiero felicitar por ese noble arte que tiene usted de convocar a todos los agentes sociales y a todos los actores, a espaldas del Parlamento, a espaldas de todos los grupos de la oposición, para firmar un pacto, un compromiso sanitario del que no nos ha hecho partícipes. Le quiero felicitar porque no es menos cierto que el sector, estando en pie de guerra, está en paz contenida, pero, mire, le aseguro que los representantes aquí presentes están cansados, cansados de la situación. Y no solo los representantes que están aquí presentes hoy sino los pacientes y no solo los pacientes sino los trabajadores del Servicio Canario de Salud. Los 26 000 trabajadores del Servicio Canario de Salud están cansados de la política errática que tiene esta consejería y están cansados de la falta de soluciones y de liderazgo para liderar un cambio para esta comunidad autónoma.

En la segunda intervención tendremos tiempo para debatir.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra el señor consejero de Sanidad, don José Manuel Baltar Trabazo.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Muchas gracias, señores, y les pido disculpas por las palabras que se hayan podido malinterpretar de mi predecesor, porque de media tinta que definió este compromiso en la Comisión de Sanidad hemos pasado ya a pequeño plan. Parece que vamos mejorando, señor Zacarías. Créame que sería para mí un orgullo poder decir que yo había pensado o he pensado y escrito todo esto (mostrando un documento a la Cámara), pero no lo he hecho yo, lo han hecho ellos. Lo ha hecho el conjunto de profesionales de nuestra consejería con asociaciones de pacientes, con sindicatos, con colegios profesionales, y es gracias a todos ellos que nos hemos dado un marco de trabajo.

Pero, mire, como veo que lo desconoce, permítame que dedique unos cuantos minutos para leérselo, porque es bueno repasar. Luego, si le parece, entraremos en detalles, como la metodología necesaria para hacer un plan de salud, que lo veo a usted pertinaz en el tema de que el 1 de enero de 2018 tendríamos que tener un plan de salud, cuando su consejera invirtió ocho años en sacar uno adelante, que, por cierto, no fue aprobado.

El Compromiso para la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias comienza a iniciativa de esta consejería y con el acuerdo del Consejo de Gobierno de marzo de 2017, y se inicia así un proceso de reflexión colectiva con ciudadanos, asociaciones de pacientes, colegios profesionales, profesionales, sindicatos, representantes de trabajadores y, por supuesto, abierto a todo el que quisiera participar. Reflexión colectiva, les decía, sobre nuestra sanidad en la búsqueda de líneas estratégicas. Líneas de acción que, compartidas por todos, nos permitieran empujar este barco, todos a una, en una dirección, la dirección que nuestros ciudadanos demandan, la dirección que nuestros pacientes necesitan y la dirección que recupere las condiciones laborales de nuestros profesionales para poder responder a las necesidades de aquellos a quienes deben atender, de aquellos a quienes deben curar.

Y, mire, señor Zacarías, no fue un pequeño plan ni fue una media tinta, porque hubo más de quinientas intervenciones. Quinientas intervenciones. Por supuesto había una página web abierta en la que todo el mundo, y es una pena que usted no nos hiciese llegar sus sugerencias, porque, seguro, seguro... -fue público, señor Zacarías, fue público-.

Ese compromiso abarcaba cinco grandes ejes estratégicos. Dos de compromiso para la gestión de las personas. El primero, de compromiso con los ciudadanos y los pacientes, que se vertebra en dos líneas fundamentales: hacer a los pacientes y los ciudadanos copartícipes de las decisiones que se toman dentro de la consejería y hacerles corresponsables de su salud, hacerles dueños, hacerles conscientes de que son realmente los administradores de su salud.

Respecto de líneas de trabajo al respecto, pues, mire usted, como copartícipes de las decisiones, se ha creado una web de escucha activa, se pone en marcha este año -que, por cierto, usted también lo criticó en Comisión de Sanidad- un presupuesto de 2 millones para hacer presupuestos participativos en nuestro entorno, se incorporó a las asociaciones de pacientes al proceso de definición de los pliegos de concursos que tengan que ver con ellos. Y, en lo que tiene que ver con corresponsabilizarse de su salud, se crea la escuela de pacientes de Canarias, que había funcionado ya en hospitales de forma independiente y suelta, se crea una mesa de asociación de pacientes y se crea un plan de humanización, que tiene dos vertientes fundamentales. Una, para los ciudadanos, porque tiene que ver con nuestros pacientes, pero otra con las personas, porque, mire, en un trabajo artesanal como el que hacen los sanitarios es necesario que el profesional esté también tratado en el proceso de humanización para que lo que reciban nuestros pacientes esté correctamente entregado. Si no pensamos en la humanización de los nuestros, es difícil que podamos pensar en la humanización de los que tenemos que cuidar.

La segunda línea de compromiso para la gestión de las personas era el compromiso con los profesionales del sector sanitario, y tiene dos líneas básicas de trabajo. Una es la estabilización, lógicamente. Pasar todos estos elementos singulares de contratación que tenemos en este momento y eventualidades y sustituciones a una línea de estabilización mínima, como es la línea del interinaje, y buscar el mayor número de plazas posible a través de las OPE. Y la segunda es el desarrollo profesional versus la formación, en donde adquirimos además un doble compromiso. Primero con nuestros profesionales, la recuperación de la carrera profesional, pero luego con nuestros gestores, hacer concursos transparentes de convocatoria de las plazas de gestión. Y ahí está contemplado. Hay más de veinte puntos al respecto. Pero si le parece que esto es de poco interés le doy dos referencias: el 26 % de nuestros trabajadores son entre eventuales y sustitutos; el 60 %, si incorporamos a los interinos. El objetivo es alcanzar que no más de dos mil trabajadores, al final de este compromiso, se queden fuera de posiciones fijas, bien sea su plaza en propiedad o un interinaje.

Respecto de la tercera línea estratégica, accesibilidad y sostenibilidad del sistema. Mire, la accesibilidad territorial -de lo que hemos dado en hablar antes-, buscar, llevar la asistencia a los pacientes, Movernos en Lugar de Moverlos, y ya no solo lo habla la consejería, son los profesionales los que están bajando a las islas no capitalinas desde los hospitales terciarios de las islas capitalinas para explicar cómo piensan dar su asistencia sanitaria. Me remito al caso de Lanzarote recientemente, me remito al caso de La Palma. El segundo nivel, lógicamente, es la accesibilidad en tiempo, que son las esperas, y aquí nadie cuestionará, la semana pasada tuvimos una comparecencia, el esfuerzo que están haciendo todos los profesionales por avanzar en esa línea.

El siguiente apartado está directamente asociado a la sostenibilidad. Antes de olvidar la accesibilidad, recuperar un discurso que teníamos antes que estaba directamente vinculado con la estricta necesidad de la potenciación de la atención primaria. Algo que, como ya les dije antes, nos hicieron llegar en todas sus comunicaciones los colegios de médicos, los colegios de enfermería, los colegios de profesionales sanitarios, los sindicatos del sector, como algo crucial en el futuro del sistema.

Las dos últimas líneas estratégicas, una, compromiso con la gestión del conocimiento, en la que nos comprometemos a crear -y usted ya lo sabía-, impulsar un instituto de investigación sanitaria de Canarias. Lo cual consideramos que, conjuntamente... Es un instituto que, señores, solo puede sumar esfuerzos y no restar protagonismos, y nos permitirá acceder a niveles a los que ahora mismo por separado no podemos llegar. Y ese instituto, como un mapa del conocimiento del Servicio Canario de la Salud, nos permitirá hacer un plan para la captación y la retención del talento en Canarias, uno de nuestros problemas cuando hablamos de que nuestros especialistas se marchan.

Por último -y esto sí tiene mucho que ver con usted, señor Zacarías-, un compromiso con el entorno, porque tendría que regular nuestras relaciones a nivel del Estado. Y a mí sí me gusta compararme con otras comunidades autónomas; le recomiendo que alguna de sus comunidades autónomas le recomiende lo mismo. Aquí el punto fundamental para nosotros será instar al ministerio para que de una vez desarrolle, en el marco del Consejo Interterritorial, la disposición adicional octava de la Ley 16/2003, sobre cohesión y calidad del sistema sanitario, que reconocía las singularidades, por ejemplo, de Canarias y Baleares, y que el año pasado no se nos aceptó respecto de la financiación de los centros de referencia, entre otros pequeños detalles, así como los problemas que tenemos respecto del entorno turístico, que tampoco se nos financia al 100 %, etcétera.

Mire, que no es media tinta lo dice esta ficha, que es la ficha financiera que va acompañada de 190 449 578 euros.

Y, por último, le digo, señoría, que esos señores y nosotros hemos decidido que solo lograremos continuar una senda de resultados implementando grandes estrategias y prestando gran atención a los pequeños detalles, manteniendo una visión común, una responsabilidad compartida y siempre con diálogo, diálogo, diálogo, porque muchas de las veces la razón puede ser del otro.

La sanidad no es un gasto, señor Zacarías: la mayor riqueza de una tierra y de su población es su salud. E interiorizar esta idea nos permitirá comprender el esfuerzo que toda nuestra sociedad hace y debe hacer para mantener y desarrollar nuestro sistema sanitario.

Si quiere entramos en más detalles en la segunda vuelta.

Muchas gracias.

(Aplausos en la tribuna destinada al público).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señorías, señorías... Ruego, ruego a las personas de la tribuna, que desconocen el Reglamento pero entiendo que han sido advertidos de que desde la tribuna no se pueden hacer signos de conformidad o no con lo que está ocurriendo aquí. Les ruego que lo tengan en cuenta y que guarden el silencio debido en esa tribuna. Disculpen, así lo establece el Reglamento.

Muchas gracias.

Continuamos con la intervención de los grupos políticos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Bienvenidos a los firmantes de este pacto por la sanidad canaria.

Señor consejero, no hay que ser adivino para, una vez escuchada su intervención, ver que estaba molesto con los comentarios del Grupo Popular. Y lo entendemos perfectamente, porque sabemos lo que ha costado llevar a cabo este pacto. Creemos que en cierta manera, pues, a veces estos comentarios menosprecian el trabajo de muchos trabajadores, de muchas asociaciones e incluso de su propia consejería, que me imagino que usted solo no habrá sido el que habrá estado involucrado sino que tiene a un equipo detrás de profesionales que habrá trabajado duro buscando un consenso. Lo que sí tengo que decirle es que también nosotros hubiésemos echado de menos que se hubiese adherido a este pacto el resto de grupos parlamentarios que aquí estamos.

Nosotros le vamos a decir que nos vamos a adherir, que lo vamos a apoyar plenamente, porque hemos tenido, concretamente el año pasado, reuniones con sindicatos representativos del sector sanitario y precisamente era esto lo que nos pedían: un pacto por la sanidad pública canaria. Por lo tanto, debo felicitarle a usted y a los firmantes por sacar adelante este pacto, cuyo objetivo debe ser, obviamente, mejorar la sanidad pública canaria.

Teníamos antes una comparecencia de nuestro grupo, recordará, señor consejero, y es que nosotros seguimos creyendo firmemente en que hay que cambiar el modelo sanitario. Creemos que hay que potenciar y hay que invertir más en la atención primaria y descentralizar un poco esa atención hospitalaria.

No podemos todos los recursos basarlos en viabilidad, porque ¿sabe usted lo que ocurre si los basamos en viabilidad? Que lo que estamos haciendo es poniéndole precio a la vida de los canarios, y eso no es justo, eso no es justo. Los habitantes de las islas no capitalinas, al igual que de las islas capitalinas, somos todos canarios; por lo tanto, deberíamos ser atendidos igual.

Como ya le dije, los objetivos de este plan deben cumplirse, me imagino que debe haber un calendario y unas fechas de cumplimiento. Nos gustaría si nos pudiese informar de ellas.

Y me gustaría preguntarle sobre la dotación financiera. Hemos visto que para este 2018 es de ciento noventa millones casi quinientos mil euros y quiero preguntar también si están recogidos ya en los presupuestos de este 2018 o si habrá que hacer, pues, un crédito extraordinario. Ya con su asentimiento me ratifica (ante el gesto afirmativo del señor consejero de Sanidad desde su escaño).

Pero no podemos dejar simplemente esto en una declaración de intenciones. Como ya le dije, debemos sumarnos el resto de fuerzas de este Parlamento, los diferentes grupos parlamentarios, y ahí sí tiene que llegar el Gobierno a un consenso con el resto.

Y, una vez más, felicitarlos, tanto a todos los firmantes como a usted por este pacto por la salud canaria.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, tiene la palabra su portavoz, el señor don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Muy buenos días.

Un saludo especial a la representación, nutrida, variada, del sector sanitario de Canarias, desde los colegios profesionales a los sindicatos, a las organizaciones de pacientes y de usuarios. Esta es la mejor noticia del día, no les quepa duda, su presencia hoy aquí.

Me preguntaba la portavoz del Grupo Popular si yo tenía el documento compromiso para la sanidad pública. Está en la página web del departamento desde hace varios meses y los que estamos atentos a los problemas sanitarios y tenemos interés en ello accedemos, porque es muy fácil y además tenemos tecnologías en esta casa para estas cuestiones. Tenemos un iPad y un móvil que nos da el Parlamento entre otras cuestiones para estas cosas.

Segunda consideración, yo me he leído el documento tres o cuatro veces. No hay nada novedoso. Es un conjunto de reclamaciones legítimas, persistentes en el tiempo, abras por la página que abras, desde la carrera profesional a la centralización de las compras, a la gestión clínica, a los problemas de urgencias, de la salud mental, de la planificación, de la financiación, de la atención primaria. Por cierto, no está el señor Casimiro, sobre la atención primaria yo le recomendaría que se fuera al año 78, año 78. Se procede a una conferencia internacional con 150 países, organizada por Naciones Unidas, en Alma Ata, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Año 78, Conferencia Internacional sobre la Atención Primaria, se la leen y a ver si se les ocurre alguna cosa que añadir. La atención primaria es determinante en los sistemas de salud y está perfectamente identificada su importancia, su valor estratégico. El problema es que se subordina siempre a otras estrategias.

De manera que a mí me parece una muy buena noticia que el Gobierno se siente con las organizaciones ciudadanas de pacientes, con los sindicatos, con las organizaciones profesionales, a discutir sobre la sanidad, sobre sus problemas y la necesidad de dar respuesta a ellos. Y, además, este documento tiene que servir para que ustedes exijan al Gobierno su cumplimiento, porque esta va a ser la espada de Damocles, este documento, porque aquí hay cosas que se dicen siempre y no se cumplen casi nunca. De manera que el Gobierno hace bien generando nuevos compromisos, porque ustedes y nosotros le vamos a exigir que los cumplan, con tiempos, con fechas.

De manera que enhorabuena a ustedes por la participación, por los aportes y por la exigencia y al Gobierno porque estos compromisos ahora hay que cumplirlos, y van a ser ustedes fieles testigos de este nivel de cumplimiento y nosotros aquí también. Sería deseable que lo discutiéramos un día con más tiempo, porque no hemos tenido esa oportunidad, y el consejero que haga alguna propuesta para debatir...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra don Juan José Márquez Fandiño.

Recuerdo a la tribuna, les pido disculpas, pero el Reglamento tengo que cumplirlo y, por lo tanto, les ruego encarecidamente que no muestren señales de... Se lo agradezco.

Muchas gracias.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: ¿Qué tal? Muy buenas tardes a todos los colectivos. Encantados de recibirlos aquí, pero lo que voy a decir hoy creo que no les va a gustar.

Ya de entrada, que ustedes lo llamen "compromiso por la sanidad pública", a mí me sorprende que tengan ustedes que hacer un compromiso. ¿Para qué gobiernan ustedes si no están comprometidos con lo que hacen, señorías del Gobierno? Deberían hacer entonces un compromiso por el empleo digno, por la igualdad, por la educación pública, por una fiscalidad progresiva... Un compromiso por Canarias deberían hacer ustedes en todo caso.

Miren, el otro día el señor Clavijo nos decía y nos instaba al resto de grupos parlamentarios a remar en la misma dirección y yo le digo a usted, señor consejero, dónde remamos, si usted hace ese tipo de documentos al margen de este Parlamento. Cuando ha tenido usted una oposición constructiva siempre, hemos intentado aportar y se ha visto reflejado en el Plan de Salud de Canarias.

¿Qué es lo que ustedes están buscando con este documento? Ustedes están buscando una cosa muy clara: neutralizar, neutralizar el potencial crítico que pueda haber en la ciudadanía organizada. Ténganlo ustedes claro: las cosas en sanidad no se van a cambiar en esta Cámara. La situación de la sanidad se va a cambiar en la calle, con las movilizaciones sociales, con los sindicatos, con los profesionales, con los pacientes reivindicando que nuestra sanidad pública no esté en manos de gente que quiera hacer negocio con ella. ¿Ha cambiado algo nuestra sanidad en este tiempo? Lo vamos a ver durante los próximos años, lo vamos a ver. Tenemos un Plan de Salud de Canarias, en el cual, hay que decir, este documento aporta cosas interesantes que no están en el plan; otras están en el epígrafe, por ejemplo, 7.2 del Plan de Salud; otras deberían estar incorporadas al Plan de Salud, que debería haber presentado este consejero en enero de 2018 en esta Cámara, y no lo ha hecho.

Por tanto, ¿qué busca esta operación de marketing, si me permiten? Precisamente eso: la paz social que decía el portavoz popular. Miren ustedes, Podemos y Partido Popular de acuerdo en una cosa: están intentando neutralizar la movilización social, señorías, señorías e invitados que están hoy aquí. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, se reincorpora a su lugar en la Mesa y pasa a ocupar la Presidencia).

Por tanto, hay cuestiones dentro de ese documento que nos parecen positivas, evidentemente. Es que lo saben hacer muy bien, lo saben hacer muy bien. Son ustedes unos expertos en marketing, pero nuestra sanidad pública sigue en una situación inaceptable, sigue en una situación inaceptable, y eso no se va a cambiar con este documento, no se va a cambiar, y mucho menos neutralizando a la sociedad civil, que es la que impulsa siempre los cambios políticos y los cambios sociales, en Canarias y en todo el mundo. Es así, señorías.

Por tanto, nosotros realmente estamos sorprendidos, señor consejero, de la falta de respeto que tiene usted a este Parlamento. Y le digo una cosa: no pida usted disculpas por los diputados, no pida usted disculpas por los diputados; los diputados decimos aquí lo que tenemos que decir.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez Fandiño.

Turno del Grupo Socialista Canario. El señor Hernández Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Buenos días. Gracias, presidente. Buenos días a quienes nos acompañan, a las asociaciones, a los colegios profesionales, en fin, a todos los que han trabajado en este compromiso.

Flaco favor, flaco favor ha hecho el consejero al trabajo que yo creo que hay que agradecer, por el conjunto de aportaciones que han ido haciendo cada uno de esos colectivos, ocultando esto a la Cámara. ¡Porque aquí es el elemento, este es el espacio físico, señor Baltar! Y el Grupo Parlamentario Socialista quiere debatir este documento. Efectivamente, claro que está en la página web, pero es que este debate es un debate sincero, porque no será la primera vez que hablamos de sanidad, hablamos en todas las sesiones plenarias, es un debate que desde luego se trae, y no se trae para doblegar al Gobierno, se trae para fortalecer las políticas públicas sanitarias. Y eso a veces no se termina de entender y queremos de verdad que se asuma por todos.

¿Tenemos fortalezas en este sistema? ¡Sí tenemos fortalezas en este sistema! Mire, hay una prueba evidente; efectivamente, hay colectivos sociales, agentes sindicales y colegios profesionales que aportan, tenemos un gran capital humano en nuestros centros sanitarios y nuestros hospitales, tenemos un gran servicio sanitario a través del esfuerzo de muchísimos años. Sí. Pero, señor Baltar, hemos debatido en esta Cámara, no hoy porque están presentes, pero afortunadamente hoy están presentes para hablarlo, y nos vamos a dirigir a cada uno de ellos; hemos debatido aquí, señor Baltar, sobre listas de espera, que aparece aquí y no hemos tenido respuesta en esta Cámara; hemos hablado de un gobierno que no prioriza, y lo hemos hecho esta mañana aquí, hace tan solo una hora; hemos hablado de incorporar más recursos económicos, se han incorporado más recursos económicos pero ello no lleva aparejado mejor gestión política, no lleva mejor gestión política, señor Baltar. Esa es la realidad. Hemos hablado de los servicios de urgencias sanitarias, del colapso sanitario de la sanidad. Lo hemos hablado aquí, en esta Cámara, y estamos sin respuesta sanitaria frente a ese problema. Hemos hablando de cómo ha disminuido en este presupuesto el capítulo destinado a salud pública, un tema tan importante como ese; no tenemos plan de urgencias sanitarias de Canarias, que también se reivindica, señor Baltar.

Consejos de salud. Está hablando usted de la participación, pero ¡si es que no convoca a los consejos de salud! ¡Si tenemos las herramientas necesarias para hacerlo y no se ha puesto en marcha, no se ha puesto en marcha!

No creamos que con este compromiso va a callar las voces de los que aquí también tenemos cosas que aportar, y lo vamos a hacer conjuntamente porque nos hemos reunido con los colectivos, lo hemos hecho con las asociaciones y vamos a seguir haciéndolo, defendiendo la sanidad pública.

Hemos hablado aquí de los conciertos sanitarios y de aquello que está establecido desde la época predemocrática, y hemos dicho para mejorarlo, para cambiarlo y actualizarlo y no se ha hecho absolutamente nada.

Este compromiso se convertirá en pacto cuando haya un compromiso real por la sanidad pública en Canarias.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández Guillén.

Turno del Grupo Nacionalista Canario. La señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Gracias, señor presidente.

Sumarnos, por supuesto, desde el Grupo Parlamentario Nacionalista a la bienvenida a todas las personas que físicamente hoy aquí o a través de los medios telemáticos nos acompañan en este importante debate.

Hoy hemos asistido a la recuperación de algunos conceptos políticos que yo consideraba denostados. Por ejemplo, aquel concepto de "todo para el pueblo pero sin el pueblo", que es un concepto del despotismo, del despotismo ilustrado, que ya deberíamos haber abandonado en el siglo XXI. Hemos asistido a ese planteamiento de hacer políticas para la gente pero sin la gente. Nosotros no compartimos ese objetivo bajo ningún concepto, en un mundo en el que los pacientes -y así se lo hemos planteado al consejero desde nuestro grupo-, los pacientes deben ser el centro del sistema sanitario y alrededor de ellos deben girar todas las medidas.

No tengo tiempo para entrar en todo lo que se ha dicho aquí, pero sí voy a hacer algunas cuestiones.

Por supuesto que se minimiza, que se infravalora este compromiso, este pacto, porque en el fondo se infravalora y se minimiza, y es una falta de respeto a los colectivos, a los profesionales, a las personas que han creído posible, en Canarias, una sanidad compartida y participada. Una sanidad en la que contemos todos, en la que cuenten, por supuesto, los profesionales del sector sanitario, en la que cuenten los pacientes, las asociaciones que los atienden, pero también todo aquel que quiera contribuir, y ya lo decía el señor consejero, más de quinientas aportaciones de cualquiera que ha querido entrar en una web abierta a tal efecto.

En el tema del Plan de Salud, simplemente una cosa. ¿Evaluar, señor Gómez, evaluar antes de hacer un nuevo plan? ¿Cómo lo vamos a evaluar, un plan, antes de hacer otro? Es que eso sería absurdo y además papel mojado.

Y, mire, les voy a decir una cosa. Aquí hemos tenido dos posicionamientos: ese del despotismo ilustrado, de no contar con la gente, que entendemos que alguna formación política no esté acostumbrada a contar con los colectivos, no esté acostumbrada a la búsqueda de la paz social. Claro, yo lo entiendo, hay formaciones políticas que esto no lo tienen dentro de su ADN político. Nosotros sí, sí lo tenemos. Y claro que queremos paz social, ¡faltaría más! Les recomendamos que hagan lo mismo allí donde gobiernen. Y luego están los de la pancarta, los que prefieren y las que prefieren estar detrás de una pancarta en vez de estar trabajando a favor de la salud de los canarios y las canarias.

Nosotros no estamos ni en un grupo... (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¡Señorías! ¡Señorías, guarden...! Señor Márquez Fandiño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Señorías, no estamos ni en un grupo ni en el otro. Y tenemos derecho, como cualquiera, a una cosa: a expresar nuestra opinión, a plantear las propuestas de solución y sobre todo a que esas propuestas de solución sean compartidas, porque eso se llama participación. ¡Porque cuando lo hacen los demás es participación, cuando lo hacemos nosotros es marketing!

Queremos una sanidad pública, profundamente participada...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González Taño.

Turno del grupo proponente, del Grupo Popular. El señor Zacarías Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidente.

Bueno, conocidos los hechos y escuchados los grupos parlamentarios, casi prácticamente por unanimidad hemos llegado a la misma conclusión: todo esto del compromiso por la sanidad no es otra cosa que un pacto por la paz sanitaria. No dejo de reconocer al mismo tiempo que tengo que manifestar que quizás todos los grupos parlamentarios hemos querido interpelarle por lo mismo.

Muy bien por el compromiso por la sanidad, fantásticas aportaciones de todos los actores invitados. A mi grupo parlamentario le gustaría ahora que el señor Baltar nos explicara qué idea tiene respecto a este compromiso por la sanidad, cuál es su finalidad, qué se persigue con este plan, señor Baltar, de quién surgió la idea de este pacto, ¿fue idea suya o fue una idea del señor Clavijo?

Y nos gustaría también incluir una serie de cosas que nos preocupan. Aparece en diversos medios de comunicación, al día siguiente de la firma del compromiso, que hay una ficha financiera de 190 millones de euros comprometida para la consecución de este compromiso. Me gustaría saber, señor Baltar, de dónde van a salir esas partidas.

Me preocupa enormemente una cosa: me preocupa enormemente el ninguneo permanente que tiene el Gobierno con esta Cámara. No puede ser que esta Cámara se entere por la página web del compromiso por la sanidad pública. No puede ser, señor Baltar. No puede ser que algunos diputados de esta Cámara se enteren tomando un café por la mañana del compromiso por la sanidad pública, porque si es tan importante, y evidentemente es tan importante, que usted así lo ha dicho, debería haberlo traído a esta Cámara. Se lo digo una vez más: no me parece de recibo, me parece una falta de respeto institucional para estos diputados que están aquí.

En la anterior Comisión de Sanidad, como hemos dicho, hemos tratado el tema del Plan de Salud 2018-2022. ¡Ese es el verdadero trabajo que tiene que hacer usted! Ese es el trabajo que tiene que hacer y del que nos tiene que hacer partícipes a todos los grupos parlamentarios, y es el trabajo que usted no ha hecho.

Nos ha dado la fecha de diciembre, tendremos un plan que entrará en vigor en diciembre del 2018, teniendo suerte, o a principios de 2019. ¿Qué creemos?, pues que va a preparar usted un plan para tener paz social de nuevo en los meses previos a las elecciones.

Señor consejero, nuestro grupo parlamentario cree firmemente que usted ha ninguneado a este Parlamento, ha tratado de obviar la soberanía popular. Es que la soberanía popular está aquí, representada por todos estos diputados. ¿Usted qué se cree que somos nosotros?, ¿a quién representamos nosotros sino a los ciudadanos? ¿Dónde están?, ¿dónde están los ciudadanos?, ¿aquí? ¿Le parecería a usted lógico que llenara las tribunas de los pacientes que están en lista de espera hoy para hablarles del compromiso por la sanidad pública?, ¿le parecería lógico? Me parece que es una falta de respeto lo que ha dicho usted aquí, a esta Cámara.

Señor consejero, nuestro grupo parlamentario quiere mostrar la manera en que nos hemos enterado, aparte de la propia web. Hemos tenido que presentar una solicitud de documentación a este Parlamento para enterarnos, por esta SD (mostrando un documento a la Cámara), en qué consiste este compromiso por la sanidad pública. ¿Le parece a usted eso normal? Está ocultando sistemáticamente la información. Y, si tan importante es, ¿por qué no le dio el traslado a la Cámara?, ¿por qué no nos convocó en la Comisión de Sanidad para tratar este tema? Porque obviamente quería ocultarlo.

Mire, señor Baltar, señores del Gobierno, la paz social no se va a obtener con este tipo de actuaciones. Hoy aquí espero que usted despeje las dudas de cómo va a ampliar, con qué ficha financiera, si son partidas innominadas, va a implementar este compromiso por la sanidad.

Mire, si entramos al detalle del documento, página 5: Se trata de un documento que nace fruto del trabajo conjunto y consensuado en el que han participado el colegio canario de médicos, la Asociación de Colegios Profesionales de Canarias, las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial de la Sanidad, el colegio de enfermería, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas, las asociaciones de pacientes, la Sociedad Canaria del Dolor, la ciudadanía en general, pacientes y profesionales de centros sanitarios, que han hecho sus aportaciones de manera individual o a través de la citada web. Igualmente, a través de las redes sociales Facebook y Twitter se han ido comunicando las acciones desarrolladas durante este periodo de participación y diálogo. Y ahora le pregunto yo, señor Baltar: ¿no falta alguien?, ¿no le falta nadie? ¿En tan poca estima tiene a este Parlamento? ¿Tan poco confía en esta Cámara y en estos diputados, que representan la soberanía popular? Ha preguntado usted por Facebook, por Twitter, por Tinder, por Instagram y todas las redes sociales existentes, pero, ¿no se le ha ocurrido preguntar en este Parlamento? ¿Por qué no ha preguntado en este Parlamento? Ni por un momento ni usted ni su Gobierno han tenido un atisbo, ni un atisbo de sentido común. ¿Por qué no trasladar este plan a la Cámara? ¿O es que pretendía que estos diputados hicieran aportaciones por Facebook y Twitter?, ¿le parece eso lógico?

¿Piensa usted eternamente perpetuarse en el cargo? Este plan nace sin ánimo de continuidad. Es un plan suyo, únicamente suyo. ¿Qué hará el próximo consejero de Sanidad cuando entre con su plan, con su compromiso? Mire, la mejor garantía de que este plan y este compromiso siga adelante es traerlo a esta Cámara, donde está representada la soberanía popular. Es lograr el acuerdo de todos los grupos parlamentarios y aprobarlo por unanimidad por todos los grupos parlamentarios. Los consejeros van y vienen, señor Baltar. Las urgencias sanitarias, las listas de espera mayores de todo el país, la demora media mayor de todo el país, los servicios colapsados, las camillas en urgencias colapsando los pasillos, los pacientes sociosanitarios colapsando camas de agudos... Escuche, ¿nosotros sabe dónde vamos a estar?: del lado de los pacientes, como usted ha dicho, del lado de los pacientes, de todos los que están en la lista de espera, pero también del lado de los profesionales, que sufren sus políticas. Hay 26 000 trabajadores del Servicio Canario de Salud recibiendo presiones y aguantando estoicamente.

Mire, el documento que usted ha presentado a bombo y platillo, el que marca que la puesta en marcha de servicios participativos mediante mecanismos de participación que permitan a la ciudadanía presentar proyectos viables técnica y económicamente, es una quimera. Usted no tiene voluntad de llegar al acuerdo con nadie, ni con los grupos parlamentarios. ¿No quiere usted que sea participativo?, ¿qué mejor participación que traerlo a la Comisión de Sanidad o traerlo a este Parlamento?

Ha secuestrado usted el compromiso por la sanidad pública, y lo ha secuestrado ocultándolo a este Parlamento, omitiéndolo deliberadamente de cualquier tipo de negociación a cualquier grupo parlamentario.

Mire, en la página 10: "Plan de humanización [...] respeto a la dignidad humana, dotando al sistema hospitalario y de urgencias de las herramientas necesarias para dar una atención individual y de calidad, con estructuras físicas que permitan el alojamiento y la intimidad en la atención". ¡Aplíquese ya!, ¿a qué están esperando? Todo el apoyo del Grupo Parlamentario Popular para poder implementar el plan de urgencias sanitarias canarias.

Respecto al compromiso de los profesionales, esto parece un decálogo de lo que se debe hacer y el Gobierno no ha hecho. Obviamente, todos los grupos que están aquí representados piensan lo mismo, y los grupos parlamentarios también, por supuesto que sí.

Adecuar las plantillas orgánicas a las necesidades de la prestación: ¿se lo decimos a los enfermos del norte de Tenerife que aún están esperando por el pediatra?, ¿se lo decimos a los que están esperando quinientos días por la Unidad de Raquis en el Doctor Negrín? ¿A esos tenemos que decírselo?

Estabilización del personal con la aceleración de las OPE. Nos prometió la resolución de la OPE en diciembre del año pasado. Todavía estamos esperando. Otro incumplimiento más, señor Baltar.

Homogeneizar las actuaciones en diferentes centros directivos de atención primaria y especializada. Esto es de justicia. No puede ser que en cada una de las islas tengamos una norma diferente para el Servicio Canario de Salud. Trabajadores del mismo Servicio Canario de Salud con normas diferentes.

Establecer fórmulas de contratación de personal más estables. Mire, en esto también somos campeones, ¡en esto también somos campeones! 26 000 trabajadores del Servicio Canario de Salud y el 25,9 % del total, cerca de seis mil trabajadores, eventuales. También somos campeones, además de en demora media, además de en listas de espera.

¿Qué piensa hacer el próximo año, señor Baltar?, ¿sacarse otro conejo de la chistera para obtener más meses de tranquilidad? Mire, yo le manifiesto lo que va a pasar. Usted puede haber obtenido la paz social; lo que no va a obtener es la paz parlamentaria mientras la sanidad canaria siga siendo igual de caótica.

Respecto al compromiso de accesibilidad y sostenibilidad en esta sección, "aprobar y desarrollar el Plan de Urgencias de Canarias". ¿Cuántas veces lo hemos traído a este Parlamento, señor Baltar? Evaluar el Plan de Salud 2017: ¿qué es lo que hemos hecho la semana pasada, señor Baltar? Un plan de salud mental, plan de atención temprana, plan de atención a la cronicidad, plan de atención a la diabetes, plan de hospitalización, todos estos planes durmiendo el sueño de los justos. Pero, señor Baltar, no se trata de hacer planes, se trata de cumplirlos. Ahí está la clave. Los planes no solo es hacerlos, hay que cumplirlos.

Por último, y para no extenderme mucho -es que el papel lo aguanta todo-, el capítulo de instar al Gobierno que a usted tanto le gusta. Esta es su medida estrella, instar al Gobierno, instar a las 35 horas, instar a recuperar la financiación. Mire, mi grupo parlamentario hoy va a ser benevolente, solo le va a instar a una cosa, le va a instar a hacer su trabajo. ¿Por qué?, porque entendemos que, si lo está haciendo, no lo está haciendo bien. Todo esto ha sido un auténtico despropósito, una patada hacia adelante, una política de parcheos, que es a lo que nos tiene acostumbrados este Gobierno.

Usted les ha pedido hoy a todos los actores sanitarios que vengan aquí y que le acompañen de la mano. Nosotros también estamos de la mano de los actores sanitarios.

Mire, señor Baltar, queda un atisbo de esperanza -esta es la última página-, si usted quiere llegar a algún acuerdo haga como la ministra, su homóloga, que ha llevado esto al Senado, ha llevado a una comparecencia junto con otros grupos parlamentarios. Eso es lo que debe hacer: tráigalo aquí con otros grupos parlamentarios.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Turno del señor consejero de Sanidad, el señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente. Señorías.

Veo que no nos equivocamos haciendo un compromiso por la sanidad pública de Canarias, porque si hubiésemos intentado traerlo aquí por adelantado, como hizo una predecesora mía, ustedes lo hubiesen mordisqueado ahí, en el medio, antes de que empezásemos a trabajar.

Señor Zacarías, no es así como se construye, con no, no, no, no, no. No es así. Y el pacto por la sanidad está solicitado a nivel nacional en un consejo interterritorial. Y mi ministra no ha llevado un pacto por la sanidad, porque yo estaría detrás de él, para empezar a hablar.

Decirle que -como le dije el otro día- en el Plan de Salud de Canarias estará incorporado el compromiso por la sanidad pública de Canarias, porque por supuesto, y siguiendo directrices de algún elemento destacado de Podemos, entendemos que es una línea básica para que esté dentro del Plan de Salud.

Pero esto es un plan de trabajo y nadie lo secuestró a este Parlamento. Nosotros nos pusimos a trabajar en algo que fue público, transparente, tuvo imágenes, periódicos, páginas web. Pudieron ustedes participar cuando quisieran. Es usted el que lo trae hoy aquí, no lo traigo yo, señoría. Y el plan, el compromiso por la mejora, contempla que es un paso previo para alcanzar un pacto por la sanidad. Pacto que volvemos a ver que no les interesa, porque sustraería el arma arrojadiza tradicional que ustedes han hecho con el sistema sanitario.

Y, mire, señor Zacarías, me duele especialmente de usted, que ocupó un puesto directivo en el sistema sanitario durante muchos años en la isla de La Palma.

Creo que es estrictamente necesario alcanzar unas líneas estratégicas consensuadas de trabajo entre todos, porque la ficha financiera está y si usted se hubiese fijado en la Comisión de Presupuestos, donde este consejero dio pormenorizado detalle de las partidas, habría visto que se habló de los ciento noventa millones cuarenta y no sé cuántos, en un programa especial para recursos humanos, no sé cuántos para la recuperación de la carrera profesional... Y estaba escrito allí. Luego, nadie sustrajo el compromiso del debate de nadie. El que no quiso debatir fue porque no se apuntó. Primer elemento básico para mí.

Segundo -y es especialmente importante-, esto está abierto. Esto es un documento, es un documento que marca líneas de trabajo, pero el señor Rodríguez lo decía antes, el doctor Rodríguez, nosotros no hemos venido a descubrir la pólvora con esto. Esos señores no han pretendido descubrir la pólvora, han pretendido hacer un marco básico de trabajo y ponernos unos retos. Que por supuesto este consejero, dure lo que dure, porque tengo claro que igual que vengo me voy, ¿de acuerdo?, tengo claro que soy el que se puede cambiar, pero el compromiso quedará en la mesa del siguiente, cosa que yo no encontré cuando llegué, señor Marcos, yo no encontré esta hoja de ruta cuando llegué a mi despacho.

Luego, para acabar, porque creo que es absurdo, les tiendo la mano, estamos completamente dispuestos a hablar de lo que a ustedes les parezca conveniente, siempre que no sea para discutir los elementos básicos del compromiso. Por una cuestión sencilla: aquí están los objetivos de trabajo de todo un colectivo profesional, que, como bien decía usted, ya no son 26 000, son casi treinta y un mil. Y, por supuesto, tenemos como primer objetivo responder a la población de Canarias en sus necesidades de salud. Sabemos que hay cosas a las que todavía no llegamos, pero le garantizo, señor Zacarías, que si permanezco yo y conmigo permanece el equipo que me sustenta, y todos esos señores que trabajan en el día a día de esta sanidad, el día que yo me marche de aquí estará un poquito mejor de lo que me la he encontrado.

Muchas gracias.

(Aplausos en la sala y en la tribuna destinada al público).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Baltar. Gracias, señor Baltar.

Les pido a los asistentes que no muestren manifestación.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1495 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre el Pacto por la mejora de la Sanidad Pública.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400