Diario de Sesiones 109/2018, de fecha 7/3/2018 - Punto 8

9L/PNL-0538 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA IGUALDAD RETRIBUTIVA Y ELIMINACIÓN DE LA BRECHA SALARIAL.

La señora PRESIDENTA: Corresponde ahora a la PNL-538, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la igualdad retributiva y eliminación de la brecha salarial.

Para la defensa de la misma, tiene la palabra la señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas tardes, compañeras.

En el ámbito de la igualdad entre hombres y mujeres, no solo podemos decir que tenemos una asignatura pendiente, yo creo que más bien deberíamos decir que en esta materia hemos suspendido el curso entero. Y es triste pero es la realidad, es lo cierto.

La Constitución española, en su artículo 14, habla no solo del principio de igualdad sino también de la prohibición de discriminación en materia de sexo o por razones de sexo. También la Ley Orgánica 3/2007 nos habla, y de forma clara y contundente, sobre el principio de igualdad retributiva, que es de lo que consta esta proposición no de ley. Sin embargo, a pesar de tener todas estas leyes que nos avalan vemos que todavía tenemos mucho camino por andar. ¿Y por qué digo esto? Pues por declaraciones, por ejemplo, como las que hizo el señor Rajoy, el señor presidente del Gobierno, diciendo aquello de "no nos metamos en eso", cuando se refería a hablar de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Bueno, parece que el señor Rajoy estos días se ha redimido un poco de estas palabras y, por ejemplo, se desvincula de aquellas portavoces de su partido que han dicho aquello de hacer la huelga a la japonesa. Ya bastante trabajamos las mujeres todos los días del año, todas las horas, como para encima decirnos que tenemos que hacer huelga a la japonesa.

Bueno, pues, en este sentido nosotros vamos a desoír las palabras del señor Rajoy con aquello de "no nos metamos en eso". Nosotros entendemos que sí hay que meterse en eso y yo creo que hay muchísimas diputadas del Partido Popular que también piensan igual, del Partido Popular y de todas las fuerzas políticas, porque en el ámbito de la igualdad yo creo que todas estamos unidas, sean del partido que sean. Por lo tanto, nosotros vamos a gritar alto y claro que no nos vamos a callar y que nadie nos va a silenciar. En este sentido me gustaría citar a Audre Lorde, ella es una mujer de esas que son ejemplo -si no la conocen, búsquenla en internet, pueden encontrar su trayectoria, no solo en la lucha por la igualdad de la mujer sino también en la lucha por cuestiones de raza, de diferenciación en cuanto a la raza, a la cultura o al género-. Decía Audre Lorde que mi silencio no me protegió y tu silencio tampoco te va a proteger. Y eso es lo que nosotros entendemos, que el silencio lo que hace es un flaco favor a la lucha por la igualdad, el silencio es cómplice del machismo. Por eso las diputadas que estamos aquí presentes no vamos a permanecer mudas, no vamos a permanecer mudas mientras en este país, en España, las mujeres cobran un 15 % menos de media que los hombres. ¿Y esto qué significa?, pues significa que las mujeres trabajamos aproximadamente cincuenta y cuatro días al año de manera gratuita. Es como si cogiéramos un calendario y desde el día 8 de noviembre hasta final de año nosotras no cobráramos nada mientras que los hombres sí siguieran siendo retribuidos por su trabajo.

También hay un informe, que es el informe general de la brecha salarial, en el cual se puede visibilizar cuánto va a costar a la mujer poder romper esa brecha salarial, y lo que dice el informe no es nada alentador; dice que a las mujeres nos va a costar 170 años para poder alcanzar la igualdad retributiva entre hombres y mujeres. Esto quiere decir que hasta el año 2186 las mujeres no vamos a estar igual de pagadas que los hombres. Por lo tanto, y yo que soy una de las diputadas más jóvenes, no lo voy a ver, no lo vamos a ver la mayoría de mujeres que estamos aquí en la Cámara, pero es que lo más triste de todo esto es que ni siquiera lo van a ver nuestras hijas y, con suerte, lo verían nuestras nietas. Por lo tanto, esto no lo podemos permitir.

Tenemos que hacer uso de una palabra muy bonita, que se llama "sororidad", y les voy a leer lo que significa, para aquellos que no lo sepan -probablemente las mujeres conozcamos mucho mejor esta palabra que los hombres-; y significa 'agrupación que se forma por amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo'. Pues eso es lo que queremos nosotras hoy aquí: que trabajemos con sororidad por alcanzar nuestro objetivo, que es la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Esta mañana la compañera Lola, en su discurso, decía -y muy acertadamente-, que en mi artículo me había olvidado de mencionar a las compañeras de dos grupos, a las de Coalición Canaria y a las de la Agrupación Socialista Gomera. Yo por mi parte les pido disculpas a las compañeras y quiero nombrar a todas las diputadas que formamos parte de este Parlamento para que no se me quede ninguna atrás, como un pequeño homenaje las quiero nombrar a todas: Nayra, Patricia, Loli, Rosa, María Teresa, Ana, Ventura, María Victoria, Carolina, Lorena, Australia, Águeda, Pepa, Astrid, Luz, Cristina, Conchi, Nati, María, Melodie, Esther, Gladis, Belén, Socorro, Nereida, Lola, Migdalia, Guadalupe y Elena. Afortunadamente, cada vez somos más, este Parlamento es paritario. (Aplausos). Y me gustaría que así siguiera siendo, incluso no estaría de más que algún día haya muchas más mujeres que hombres.

En este sentido, pues, va esta proposición no de ley, en un sentido de justicia social. Hay mucha gente que dice que el 2018 es el año de las mujeres; de hecho, empezamos el año con ese discurso maravilloso de Oprah Winfrey en los Globos de Oro, con el movimiento Me Too, que se está extendiendo a lo largo y ancho de todo el planeta. Y creo que debemos ir más allá: no solo nos tenemos que quedar con que 2018 sea nuestro año ni con que el siglo XXI sea nuestro siglo. Yo creo que es una cuestión de dignidad y es una cuestión de vivir coherente, nuestra manera de pensar a nuestra vida cotidiana, y eso es por lo que debemos luchar.

Así que solo les pido el apoyo a esta proposición no de ley y decirles que, con nuestros más y nuestros menos y las diferencias que podamos tener ideológicas, yo estoy muy orgullosa de compartir escaño con mujeres tan valientes que se han atrevido a dar ese paso adelante y a romper techos de cristal.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Disculpe. No es habitual que la Mesa intervenga ni aplauda pero nos permitirán esta licencia en estos momentos, supongo que sí.

Gracias, señorías.

Turno ahora para los diferentes grupos.

Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Gracias por el reconocimiento, Noemí.

A ver, "no nos metamos en eso" creo que es una frase que nos suena a todos y me atrevería a afirmar que todos los que nos encontramos en esta sala, incluidos los que nos siguen a través de las redes sociales, ponen cara a esta frase; y sin duda saben que con esta frase de "no nos metamos en eso" se dio la espalda a la igualdad de derechos consagrada en el artículo 14 de nuestra Constitución. Igualdad regulada con mayor detalle en lo que respecta al derecho, deber de trabajar. En su artículo 35, en su apartado primero expresamente se establece: "Todos los españoles tienen el derecho de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo". Con esta frase, señorías, se dio la espalda a muchas mujeres. Esta es una cuestión que va más allá de idealismos, de políticas de izquierdas o de derechas o de utopías. Debemos hacer lucha por la igualdad retributiva y la eliminación de la brecha salarial, porque es justo, porque es justo que luchemos contra esta brecha salarial. Así lo impone nuestra Constitución, nuestra norma jurídica suprema, y así también se impone desde el derecho comunitario.

Señorías, según el informe de los técnicos del Ministerio de Hacienda, la brecha salarial en España aumenta. Las mujeres cobran un 30 % y soportan más precariedad. En todos los sectores. Los puestos de gestión y control siguen copados en su inmensa mayoría por hombres, el llamado techo de cristal, menos de un 6 % de mujeres en los puestos de direcciones generales. A lo que se añade que las mujeres son las que mayormente se encargan del sector de los cuidados y de las tareas domésticas. Un panorama que desde luego no contribuye a eliminar una desigualdad que por supuesto nos atañe a todos, a hombres y a mujeres.

Es por todo esto que, sin duda alguna, Agrupación Socialista Gomera va a apoyar la presente PNL. Debemos acabar entre todos, no solo es una lucha de mujer sino que en esta lucha nos tenemos que acompañar las mujeres y los hombres, para terminar con la tan injusta brecha salarial.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Señora Santana, como no podía ser de otra manera, Nueva Canarias va a apoyar esta proposición no de ley.

Es cierto que en España y en Canarias tenemos buenas leyes reguladoras de igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Es posible que a lo mejor haya que hacer alguna modificación, alguna matización, pero, en definitiva, son buenas leyes, buenas normas, buenas declaraciones de intenciones, ¿pero hechos? El problema es que los hechos tendentes a alcanzar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, de esos, de los hechos, hay muy muy pocos.

¿Y cuáles son las causas que propician esa desigualdad de salarios entre hombres y mujeres? Pues básicamente la perpetuación de los roles y de los estereotipos sexistas. Somos las mujeres las que nos vemos obligadas a conciliar la vida familiar con la vida laboral. Como ya había dicho esta mañana, cuando se incorpora la mujer al mercado laboral, al mercado de trabajo, correlativamente no se produjo la incorporación de los hombres al espacio doméstico y al cuidado y, por tanto, fuimos las mujeres o somos las mujeres las que estamos asumiendo esa multiplicidad de roles y las que nos vemos obligadas a hacer dobles o triples jornadas laborales. Eso lleva a que posiblemente muchas, en la jornada laboral, en su trabajo, tengan que optar por trabajos de media jornada para poder cuidar, para poder llevar a cabo también ese rol de cuidadoras.

Y todo esto ha tenido como consecuencia la falta de igualdad efectiva, ha tenido como consecuencia que en los últimos cuatro años el paro entre las mujeres o en las mujeres haya subido en 7 puntos, que además coincide con la puntuación en la que ha bajado el desempleo en los hombres, y, asimismo, también ha aumentado la brecha salarial entre las mujeres y los hombres. Tal como dijo la portavoz del Grupo Mixto, según el estudio Brecha salarial y techo de cristal, elaborado por los técnicos de Hacienda, las trabajadoras españolas cobraron, en el 2016, 4745 euros menos que los hombres, es decir, un 30 % menos, lo que supuso que la brecha salarial se incrementara, del 2015 al 2016, en medio punto. Cierto es que, en el caso de Canarias, como la diferencia, la brecha salarial se acentúa a medida que aumentan los salarios, en Canarias esa brecha salarial es menor. Pero no es menor porque los contratadores sean más sensibles o estén más sensibilizados con la igualdad; la realidad es que, como en Canarias tenemos los menores salarios de toda España, pues, en términos absolutos, lógicamente la brecha salarial es menor. En términos absolutos pero no en términos porcentuales.

Desde luego lo que sí está claro es que por lo que tenemos que luchar hombres y mujeres, pero las mujeres porque en ello va nuestro futuro, es por garantizar no solo la brecha salarial sino por que se elimine cualquier tipo de desigualdad, fundamentalmente por razones de género.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Popular. El señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO: Señora presidente. Señorías.

Una PNL, propuesta por el Grupo Parlamentario Podemos, a nuestro juicio, a mi juicio, acertada y necesaria, precisamente el día antes del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

A nuestro juicio, es una proposición no de ley técnicamente buena y es una proposición ideológicamente neutra. Nos gusta mucho por eso, y se lo agradecemos expresamente a usted, señora Santana. Solicita determinadas cuestiones o acciones a realizar por los poderes públicos para evitar y suprimir la brecha salarial existente en nuestro país, en nuestro archipiélago, por razón de género.

Me gustaría hacer una serie de reflexiones rápidas en relación con este tema. Tenemos el marco legal adecuado para que no exista brecha salarial: Constitución española, artículo 14, ley orgánica para la igualdad entre hombres y mujeres, artículo 5, Estatuto de los Trabajadores e incluso el Tratado de la Unión Europea. Por lo que las causas no están desde el punto de vista legal, no existen argumentos legales para impedir que... no se produzca brecha salarial. Habrá que buscar otras causas subyacentes en ese tema y, a nuestro juicio, son segregación horizontal en el mercado de trabajo, con ocupación de las mujeres en reducidos sectores, fundamentalmente, además, sectores donde los salarios son más pequeños; segregación vertical en el mercado de trabajo, donde la presencia en puestos de dirección son mucho menores en las mujeres que en los hombres, a pesar incluso de que la propia ley te pide que al menos el 40 % de los consejos de administración sean mujeres; dificultad de conciliación y escaso uso de la corresponsabilidad por parte de los hombres en las tareas de la familia; falta de transparencia en las retribuciones, que permitiría conocer los niveles salariales de las personas; y, finalmente, el impacto de los estereotipos y de los roles de género, en los que se asumen tareas en el trabajo de la misma manera que se asumen en la familia. O sea, estos son a nuestro juicio, en términos generales, los factores.

Dicho esto, me gustaría hacer algunas reflexiones también de carácter esperanzador. En el 2017 hemos recuperado niveles de empleo femenino de antes de la crisis, más de 8,5 millones de mujeres trabajando y muchas más afiliadas a la Seguridad Social que nunca, y se ha corregido la brecha de las pensiones gracias al complemento de maternidad, mediante el cual el sistema de pensiones reconoce la aportación demográfica de las madres, entre un 15 y un 15 % más.

Miren, la brecha salarial, de acuerdo con Eurostat, unos dirán una cosa, otros, otra, pero de acuerdo con Eurostat se ha reducido en España. De hecho, el 14,9 es inferior al 16,8 de media de la Unión Europea, y vamos avanzando, porque en el 2011 era del diecisiete coma...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor diputado. Acabó su tiempo.

Grupo Socialista, señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, presidenta. Señorías, buenas tardes.

Gracias, Noemí Santana, por esa mención a todas las diputadas.

Desde luego que nosotros vamos a votar a favor de esta PNL también y además, aprovechando esa mención, recordar que nos toca hacer el relevo a muchas mujeres que han estado luchando en distintas etapas por distintos motivos y que gracias a eso estamos hoy aquí hablando de brecha salarial. No estamos hablando ya ni siquiera de derecho al voto, derecho al acceso a muchísimas cuestiones que ya hemos ganado.

Pero nos queda mucho trabajo por hacer. Por tanto, nosotros, desde el Partido Socialista, apoyamos esta PNL, pero también, bueno, pues, sí aprovecho para comentarlo porque prácticamente todas las medidas que se plantean en esta propuesta se recogen en algunas iniciativas que el Partido Socialista ha presentado en el Congreso de los Diputados, en el pasado mes de febrero; una proposición de ley de igualdad salarial para cumplir con la legalidad constitucional y responder a la mitad de la población. Medidas concretas para la eliminación de la brecha salarial. Y además instamos al Gobierno de España...; no instamos al Gobierno de España, instamos a los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados y esperamos que la apoyen, tanto esta que acabo de mencionar como la que se ha presentado hoy también, porque parece que al Gobierno de España no le interesa o al menos esas han sido algunas manifestaciones que se han hecho por parte del presidente; y además también hemos visto que no se ha avanzado, de ninguna manera, ni en la legislación ni en las medidas que ha aportado o que ha podido, ha debido promover el Partido Popular en el Gobierno en los últimos años.

Como digo, esta propuesta de ley que ya se llevó intenta ordenar, revisar, cambiar y derogar además algunas normas que no se cumplen o que obstaculizan llegar a este objetivo último. El diputado del Partido Popular planteaba que las normas prácticamente las tenemos, tenemos la Constitución, la ley de igualdad, la normativa europea, que permitirían llegar a tener esa igualdad real entre hombres y mujeres y que hay razones que no lo permiten. Pero yo creo que, además de lo que él planteaba, que es cierto, lo que también es cierto es que no hay un régimen sancionador por parte de estas leyes y, por tanto, muchas de las empresas o de las entidades e instituciones que deben cumplir con esta ley, pues, no ven la obligación o no ven esa sanción detrás. Por tanto, va a ser complicadísimo.

Nosotros, como digo, planteamos, esperamos el apoyo de los grupos parlamentarios a otra ley que hoy se ha presentado también, o proposición de ley, para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. Vamos un poco más allá de la brecha salarial haciendo un análisis completo del acceso al empleo, las medidas de conciliación, por qué no se cumplen, las inspecciones de trabajo, el cumplimiento por parte de las empresas de la aplicación de la ley de igualdad, que tienen que tener los planes de igualdad, etcétera, etcétera, etcétera.

Por tanto, esperamos al apoyo de estas dos proposiciones de ley en el Congreso de los Diputados, que cambiarán en los próximos años la gestión y la reducción de la diferencia entre hombres y mujeres, y apoyamos esta PNL esta tarde.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Rodríguez.

Turno ahora, para finalizar esta PNL, del Grupo Nacionalista. La señora Machín.

La señora MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidenta.

Señorías, esta es una iniciativa que tiene una necesidad histórica que vive en el presente y que esta sociedad no ha sido capaz de resolver. Fechas indicativas de avances que ha conseguido la lucha de mujeres hay varias, pero quizás hay que destacar una a nivel estatal: principios de los años 90 del siglo pasado, cuando el Tribunal Constitucional dio amparo a 137 limpiadoras de un hospital de Madrid, que denunciaron que sus compañeros, con funciones similares, cobraban más por estar en otra categoría. La sentencia fue contundente dando la razón a las limpiadoras y creando jurisprudencia. Han pasado casi treinta años y a día de hoy la brecha salarial sigue existiendo. Los datos son demoledores y la sociedad no ha sido capaz de igualar a hombres y mujeres.

Es curioso porque vivimos un momento donde en la sociedad, donde se habla más de nosotras, donde parece que hemos subido un peldaño en reconocimiento de una realidad, y eso lo estamos viendo con grandes actos a nivel global, pero estamos sumergidas en un momento de cambio donde se les pone voz a las injusticias pero los cambios siguen siendo muy lentos. Nuestra falta de presencia en puestos de dirección, la desigualdad en la representación política, el desequilibrio entre hombres y mujeres en la conciliación familiar, todo esto, de ahí la importancia de una ley que venga a favorecer la justa remuneración y promover políticas que ayuden a romper la línea salarial divisoria entre hombres y mujeres.

La igualdad va mucho más allá de partidos políticos, va mucho más allá de ideologías; la igualdad tiene que superar y encontrar los mecanismos y herramientas para concienciar de un cambio en las mentalidades que lleve a un cambio de modelo social que nos implica a todos.

Señorías, aprendamos de lo que hemos hecho y marquemos ruta hacia dónde queremos ir; reflexionemos qué valores tenemos que inculcar a nuestros pequeños para que dentro de unos años este sea un tema superado. Es una cuestión transversal que nos afecta a todos los sectores de la sociedad.

La brecha salarial no es algo que afecte solo a España, también es algo común, lamentablemente, en otros países de Europa y a nivel mundial. Muchos lugares ya han empezado a andar este camino, como puede ser el caso de Alemania, Finlandia, entre otros. Abordar la modificación de la legislación laboral nos abre la posibilidad de mejorar la sociedad en conjunto. Recorramos este camino juntos y juntas y ofrecer la mejor versión de nuestra sociedad.

Sin más, desde el Grupo Nacionalista Canario vamos a apoyar esta proposición no de ley.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Machín.

Han intervenido todos los diputados, diputadas y diputados, todos los grupos en cualquier caso. Vamos a llamar a votación, señorías. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, ahora comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 51 votos emitidos: 51, sí, ningún no y ninguna abstención.

Por tanto, queda aprobada por unanimidad de los presentes.

Gracias, señorías. (Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0538 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la igualdad retributiva y eliminación de la brecha salarial.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400