Diario de Sesiones 109/2018, de fecha 7/3/2018 - Punto 9

9L/PNL-0540 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LA PROSTITUCIÓN.

La señora PRESIDENTA: Continuamos. Siguiente proposición no de ley, la 540, a instancia del Grupo Nacionalista Canario, sobre la prostitución.

Para la defensa de la misma, la señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidente. Señorías, buenas tardes.

También saludar a todas las personas que nos acompañan.

La iniciativa de esta proposición no de ley no es exclusiva nuestra, responde más bien a una línea de trabajo que se viene manteniendo por distintas formaciones políticas y en diferentes instituciones. Realmente lo que pretendemos es muy sencillo: hacer una llamada de atención sobre la convivencia en espacios publicitarios e informativos de campañas públicas en defensa de la igualdad y contra la prostitución y la cosificación de la mujer. Con publicidad cubierta o encubierta, que seguro que puede ser legal pero que al fin y al cabo está promoviendo permanentemente la cosificación de la mujer como objeto sexual que puede comprarse y venderse.

Y no nos engañemos: todo lo que hay detrás de esta cosificación, de esta prostitución, malos tratos, violencia, amenazas, drogas, extorsión, chantaje, trata de mujeres, trata de blancas... Eso pasa hoy. Probablemente incluso en algunos medios de comunicación que tenemos sobre la mesa de nuestras oficinas o en canales de televisión que tenemos al alcance del mando y en la calle, en cientos de locales, en anuncios de todo tipo. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Es verdad que en el Parlamento de Canarias hemos venido tratando en distintas ocasiones sobre la incidencia que la publicidad sexista y la cosificación de la mujer en determinadas actividades de ocio, deportivas e incluso con contenido cultural tienen sobre la pervivencia de actitudes y comportamientos machistas. Estos debates nos han llevado a plantear al Gobierno de Canarias y, en general, a todas las administraciones públicas a que adopten medidas para no contribuir al mantenimiento de este tipo de mensajes, bien sea no contribuyendo económicamente en la organización de eventos o actividades en los que se difunda o aliente este tipo de comportamientos sexistas e incluso recurriendo directamente a la denuncia ante las instancias competentes en aquellos casos en los que se considere necesario. Sin embargo, de forma cotidiana, seguimos viendo como en distintos medios de comunicación de Canarias se mantienen no ya mensajes o anuncios sino incluso secciones enteras o contenidos de claro contenido sexista, relacionado directa o indirectamente con el fomento de la prostitución. Se dedican, de hecho, importantes espacios a difundir anuncios con distintos tipos de publicidad en los que, bajo consigna tales como "XXX", "línea erótica", "masajes relax", "guías sex" u otras por el estilo, probablemente se encubren ofertas de prostitución.

En relación con ello, una reciente campaña de sensibilización social nos traslada un mensaje muy claro -y cito textualmente-: "hola, putero, no te preocupes, porque no estás solo: cuatro de cada diez hombres que nos rodean van contigo al puticlub y otros seis no hacen nada. Te entiendo, putero, la mercancía está a tu alcance, llamándote en los parabrisas de los coches, en internet, en los periódicos, por el suelo, en las calles, en los polígonos, en los parabrisas. Todo te dice que consumas mujeres. ¡Es tan sencillo y tan barato...! 20 euros por un completo, menos que una camisa, menos que una pizza".

Esta campaña contra la prostitución lo que persigue es llamar la atención de forma contundente y clara sobre esta esclavitud sexual, que, con la pasividad de las instituciones y en general de nuestra sociedad, se ha convertido en un negocio perfectamente organizado. De hecho, un estudio de la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituta indica que España está a la cabeza de la Unión Europea en consumo de prostitución: un 39 % de ciudadanos han demandado estos servicios, y se trata principalmente de hombres de entre 35 y 55 años.

Desde hace casi una década, el Gobierno del Estado ha anunciado diversas iniciativas para contribuir a esta lucha, comenzando por eliminar la publicidad en contactos sexuales, que, si bien no es ninguna solución definitiva, al menos sí contribuiría a luchar contra la normalización social de este tipo de esclavitud.

En 2010, el por entonces presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, anunció las primeras de estas medidas en este tipo, aludiendo a que, mientras sigan existiendo anuncios de contactos se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad, la prostitución, por lo que estos anuncios debe eliminarse. Sin embargo, poco acabó concretándose en medidas prácticas, ante la oposición de las asociaciones y colectivos de medios de comunicación que reclamaban que antes se debería prohibir la prostitución. No obstante, es de justicia reconocer que desde el 2011 hasta la actualidad diversos medios de comunicación han ido retirando de sus contenidos este tipo de publicidad, renunciando expresamente a una fuente de negocio que, hace siete años, se calculaba que representaba el 60 % de los denominados anuncios clasificados de prensa escrita y que generaba anualmente unos 40 millones de euros.

En esta misma línea, la Junta de Andalucía y la comunidad de Valencia han anunciado recientemente que dejarán de contratar publicidad y todo tipo de colaboraciones promocionales e, incluso, de conceder subvenciones a los medios de comunicación que mantengan en su oferta contenidos o publicidad relacionados con la prostitución.

El objetivo de esta proposición no de ley es que, en la misma línea que Andalucía y Valencia, la Comunidad Autónoma de Canarias adopte también medidas para suspender cualquier tipo de publicidad, patrocinio o subvención en medios de comunicación que acojan contenidos o publicidad relacionados con ofertas de prostitución.

En definitiva, la propuesta de acuerdo que planteamos, no la voy a leer toda, son los cuatro puntos. Sí presento a la Mesa que en el punto 4 hicimos una transaccional con el Partido Socialista y que todo el mundo está de acuerdo y que paso a dejar a la Mesa.

Y muchas gracias.

(La señora diputada hace entrega a la Presidencia del texto de la enmienda transaccional).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora García.

Esta proposición no de ley tiene una enmienda del Grupo Socialista. Para su defensa, la señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

Dicen que la prostitución siempre ha existido, también las guerras, la tortura, la esclavitud infantil, la muerte de miles de personas por hambre, pero esto no es prueba de legitimidad ni de validez.

La violencia de género extrema, como es el uso y violación de mujeres por dinero, está en contra de los derechos humanos y no debe ser considerada un trabajo que justifique su continuidad y que quienes lo promueven y se benefician de ella sean considerados empresarios del sexo, convirtiendo en negocio legal la violencia de mujeres y niñas.

Aquellas personas a quienes importe la integridad, la salud, la seguridad y los derechos humanos de quienes son prostituidas deben apoyar las iniciativas tendentes a acabar con esta violencia de género extrema, como ha hecho Suecia o como ha hecho Francia.

La prostitución no es, como se han inventado algunos hombres para justificarla, la profesión más antigua del mundo sino la forma de explotación y de violencia de género más antigua del mundo. Lo que las mujeres prostituidas tienen que soportar equivale a lo que en otros contextos es abuso o acoso sexual.

¿El hecho de que se pague una cantidad de dinero puede transformar ese abuso en un empleo al que se le quiere dar el nombre de trabajo sexual comercial? Si regulamos la prostitución como una profesión, integrándola en la economía de mercado, estamos diciendo que esto es una alternativa aceptable para las mujeres y, por tanto, si es aceptable, no es necesario remover las causas ni las condiciones sociales que posibilitan y determinan a las mujeres a ser prostituidas. A través de este proceso, se refuerza la normalización de la prostitución como una opción para las pobres.

Podríamos preguntarnos por qué los hombres acuden a la prostitución actualmente. En una época de libertad sexual como en la actual todos los estudios y resultados coinciden en que los hombres usan la prostitución como un ejercicio de poder y de sumisión con otra persona, con la que no deben tener ninguna consideración porque, como le pagan, debe estar a su servicio, convirtiéndola en un objeto de consumo. Muchos hombres en las relaciones sociales y personales experimentan una pérdida de poder y de masculinidad y no consiguen crear relaciones de reciprocidad y respeto. Son estos los hombres que acuden a la prostitución, porque lo que buscan en realidad es una experiencia de dominio y de sumisión.

Por eso, desde este enfoque, tenemos que afirmar categóricamente que el denominado eufemísticamente "intercambio consentido de sexo por dinero entre adultos" ni es intercambio ni es consentido ni es sexo ni, desgraciadamente, es entre adultos: cada vez, más frecuentemente, es entre menores.

Tenemos el deber de imaginar un mundo sin prostitución, lo mismo que hemos aprendido a imaginar un mundo sin esclavitud, sin apartheid, sin violencia de género, sin infanticidio ni mutilación de órganos genitales femeninos.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Alemán.

No le pido al grupo proponente, porque ya ha dicho que acepta la enmienda, y además hay una transaccional pactada por todos los grupos.

Siguiente grupo no enmendante, el Grupo Mixto. La señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

"Hola, putero": así comienza el vídeo que ha revolucionado las redes, una incómoda campaña que nadie se atrevía a hacer y que pone sobre la mesa, y muy gráficamente, un tema tabú.

El tema de la prostitución es complejo y no todos están de acuerdo con su existencia, pero existe y, por lo tanto, hay que sacar a las mujeres que la ejercen de la espiral de maltrato, proxenetismo, abusos, drogas y trata de blancas que muchas de ellas padecen.

La actual actividad que se hace en nuestras islas no se acerca a una prostitución voluntaria, libremente escogida y ejercida por quien decide qué quiere hacer con su cuerpo. Muy al contrario. Lo cierto, señorías, es que, tal y como se desprende del diagnóstico de la prostitución de las mujeres en Canarias 2016, la cartografía de la prostitución en Canarias refleja un fenómeno generalizado, complejo y normalizado socialmente. Son las mujeres las que están en la prostitución y son los hombres la que la demandan. Y esto así es debido a las desigualdades económicas, la irrupción de migraciones irregulares, con aparición de nuevas rutas y redes de tráfico y trata de seres humanos, así como el incremento del turismo de masas, de sol y playa. A lo que se añade que Canarias es un territorio con gran riesgo de exclusión social y la pobreza aumenta la vulnerabilidad, desprotección y muchas mujeres, como única opción de supervivencia, usan la prostitución como su única salida. Y, lo que es peor, la trata con fines de explotación sexual: esclavitud, humillación, agresiones, despojo de la más mínima libertad, dignidad y autoestima. La mujer como cosa, instrumentalizada para conseguir dinero, engañada y obligada. Desde luego, señorías, esto no puede permitirse.

Y lo que no podemos permitir tampoco es que se admita y se normalice la publicidad de este tipo de servicios para que se ponga a las mujeres, como están actualmente, en pisos patera, sufriendo una prostitución involuntaria, muchas veces esclavizadas por mafias o por tramas de trata de blancas. Como tampoco podemos promocionar y favorecer una publicidad que cosifique a la mujer, una publicidad que sea denigrante y que venda a las mujeres como objetos.

Por todo esto, Agrupación Socialista Gomera está firmemente convencida de que debemos luchar por los derechos de todos y de todas. Apoyaremos la presente proposición no de ley para que se erradique esta publicidad de nuestras calles y medios y que ojalá que quien ejerza la prostitución en un futuro lo haga, el 100 % de las mujeres, voluntariamente.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo de Nueva Canarias. La señora Acuña.

La señora ACUÑA MACHÍN: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

La prostitución es un fenómeno muy complejo pero que habitualmente pasa muy desapercibido en nuestro archipiélago. Un estudio elaborado por la red interinstitucional Enred.con(tigo), formada por las principales ONG y asociaciones que trabajan con estos colectivos en el archipiélago, dice que el perfil de la mujer que ejerce la prostitución actualmente en Canarias es mujer de entre 25 y 35 años de edad, extranjera, con formación académica media y con hijos a su cargo. Según dicho estudio, se calcula que el 90 % de las cerca de 2500 prostitutas en las islas son inmigrantes, procedentes fundamentalmente de Sudamérica y del norte de África. Ello, sin embargo, no impide que más del cincuenta por ciento tenga formación básica o media, incluso hay cerca del diez por ciento que cursa estudios universitarios.

La prostitución, que es ejercida sobre todo por mujeres, es una realidad compleja, que al entenderse muchas veces como un mal necesario no se aborda debidamente y coloca a quienes la ejercen en una situación de vulnerabilidad y riesgo extremo.

Pero hoy no toca hablar de eso, hoy toca hablar de la proposición no de ley que ha presentado la compañera y con la que todas y todos estamos de acuerdo. Desde luego desde Nueva Canarias decimos ya por adelantado que la vamos a apoyar.

Estamos totalmente de acuerdo en que las administraciones públicas, sean ayuntamientos, cabildos, etc., prohíban, suspendan inmediatamente las subvenciones a aquellos medios de comunicación que promocionan o promueven este tipo de publicidad. El Gobierno de España lógicamente debe hacer lo mismo.

Pero también debe el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España dotar a las calles de seguridad para todas las que ejercen esta situación y esta prostitución, voluntaria o involuntariamente. Necesitamos más Policía Canaria, necesitamos más Guardia Civil, necesitamos más Policía Nacional, que no la tenemos. Porque todo aquí ha sido una declaración de buenas intenciones de todas las que hemos intervenido, ¿pero cómo lo solucionamos?, ¿cómo lo solucionamos? ¿Aquí dentro? No. ¡Tienen que traer guardias civiles! Le pido, por favor, que, a doña Mercedes Roldós, se lo traslade a quien toca, porque no tenemos seguridad en nuestras calles. Y no tenemos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Acuña.

Turno del Grupo Podemos. Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes.

Lo primero que quiero hacer es darle la bienvenida aquí al colectivo de Las Kellys, que las tenemos ahí, como colectivo de mujeres también precarizado pero empoderado, como vamos a seguir haciendo con el resto de los colectivos.

Desde nuestra mirada feminista, nuestra posición es la de no validar y legalizar la mercantilización patriarcal de los cuerpos de las mujeres, sino de transformar la realidad y fundamentalmente las relaciones de poder entre hombres y mujeres que se dan, entre otros muchos ámbitos, en el de la prostitución.

Aspiramos a una sociedad libre e igualitaria, donde los derechos humanos y las necesidades básicas para todas las personas estén garantizados, en la que el sexo sea un placer que se decide libre y voluntariamente por las dos partes.

Una institución como la prostitución no tiene cabida en nuestra sociedad, porque es fruto de la desigualdad, del poder de una parte de la población sobre otra, de la población privilegiada, que se considera legitimada para convertir sus deseos en derechos a cualquier precio, aunque sea a costa de violentar y avasallar los derechos de las personas más vulnerables: mujeres, niñas y en muchos casos niños también.

Se habla de las dos principales formas de prostitución que se distinguen, entre la prostitución forzosa, la trata, y la prostitución voluntaria. Nosotros no creemos nunca que sea tan voluntaria. Creemos y estamos convencidas de que aquí, en esta Cámara, no habrá nadie que esté de acuerdo con la trata; donde parece que el debate está abierto es en la cuestión de si regular, si regularizar o no la prostitución voluntaria. Pues queremos, en primer lugar, decir lo que pensamos al respecto.

Que las leyes contra la trata sean efectivas y funcionen y nuestra postura es contundente contra la figura de la explotación sexual, no solo cuando se trata de trata de esclavitud sino cuando hay un enriquecimiento con el trabajo sexual de terceros. Para nosotras no hay diferencias legales entre proxenetismo y negocio del sexo, como algunos quieren hacer, declarándolo legal y que contribuya al producto interior bruto. Para nosotras, en nuestro caso, en ambos casos, nuestra posición es abolicionista. Esto implica que toda la política que aborde la prostitución debe acompañar, ineludiblemente, políticas de empleo, eliminación de la brecha salarial, lucha contra la discriminación laboral, lucha contra todos los tipos de violencia machista. En ningún caso apoyaríamos una propuesta que sancionara a las mujeres. Por tanto, pedimos despenalización de las mujeres, siempre; penalización a los clientes, a los puteros, vía multa, a los que acuden a la prostitución; penalización a los clientes, vía penal, o con sanciones mucho mayores, cuando contraten prostitución femenina a través de proxenetas; derogación de la ley mostaza y otras ordenanzas municipales; persecución de la trata con una ley integral; cierre de todos los negocios del sexo -clubes, hoteles, etcétera- y programas de reinserción laboral para mujeres prostitutas; planes de integración laboral de las personas transexuales, cuotas de empleo, planes de choque contra la discriminación laboral de las mujeres; y planes de reinserción laboral de mujeres que quieran abandonar la prostitución; y una política migratoria responsable, porque son precisamente...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Del Río.

Turno del Grupo Popular. La señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Señorías, me niego a seguir cogiendo el periódico cada día y encontrar una página que menosprecie el papel de la mujer, me niego a compatibilizar en una misma página una noticia deportiva, generalmente de hombres, con el papel denigrante que se da de la mujer, me niego a llevar mi coche al taller y encontrar un calendario colgado en las paredes menospreciando a la mujer, y para todo eso también está este Parlamento, y otros, y para eso también está el Congreso de los Diputados, donde estamos representados todos los partidos políticos que estamos hoy aquí, porque esto es un tema de calado. Y así lo decía ayer mismo la consejera portavoz del Gobierno. No es un tema local ni insular ni regional, pero sí es verdad que desde aquí podemos dar pequeñas muestras que cambien las cosas, desde la ley de igualdad, desde los cambios en la Ley de Contratos del Sector Público, desde cambios en la ley general de la publicidad... Me preocupa el beneplácito con el que convive la sociedad con este tipo de acciones, la normalización de lo que no es normal. Va en contradicción diaria con lo que hablamos y con lo que promulgamos aquí, y lo consumimos y aceptamos, y no puede ni debe ser una opción.

El Partido Popular aprueba y apoya cualquier medida que vaya en contra de la cosificación de la mujer, del papel de la mujer como una mercancía. La primera parte de los acuerdos de la PNL, tremendamente complejos por el entramado normativo que conllevan, suponen un paso firme más hacia una sociedad más libre y más igualitaria.

Coalición Canaria ha querido en el punto 4 ir más allá y acometer en este Parlamento un debate tremendamente complejo y de complicada solución y amplia controversia, del que estamos dispuestos a hablar aquí y allá. Me he apoyado estos días en numerosos artículos, posturas e incluso programas electorales, y quiero hacer mención a una reflexión que hacían jueces, fiscales, letrados y policías en unas jornadas hechas recientemente en Canarias, sobre prostitución y sus fenómenos, y concluyen que la detección y la defensa de las víctimas de trata con fines de explotación sexual constituyen el epicentro del debate.

La prostitución en Canarias no para de crecer, situándose en el 80% en mujeres extranjeras, dependientes de otros, pero el rol político pasa de puntillas frente a este fenómeno. Hacen falta más recursos, más apoyo a los profesionales, más apoyo a colectivos y ONG, y también a plataformas que luchan por erradicar la prostitución y la trata de mujeres y niñas.

El Partido Socialista mejora mucho para nosotros el apartado cuarto y concreta medidas, pero, insisto, Coalición Canaria sé que solo tiene una diputada en Madrid, pero creo que también debe ser en Madrid donde se lleve a cabo este debate, porque esto es un tema que afecta a todo nuestro país y me atrevería a decir, a toda Europa.

No sé si está PNL servirá para algo. Para mi partido la prostitución y el mal que la acompaña, la trata de personas para fines de prostitución, son incompatibles con la dignidad y el valor de la persona humana, y hay que lograr transmitir una imagen positiva de la mujer. La prostitución no es una opción. Esa tarea no corresponde solo a hombres o a mujeres sino a toda la sociedad y es necesario que todos los partidos digamos alto y claro cuál es nuestro criterio con respecto a este tema.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Hernández.

Procedo a llamar a votación. (Suena el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, lanzamos votación. (Pausa).

50 votos presentes: por unanimidad, 50, sí.

Por unanimidad queda aprobada. (Aplausos).

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400