Diario de Sesiones 113/2018, de fecha 10/4/2018 - Punto 32

9L/C-0997 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA ACTUALIZACIÓN DE LA LEY DE COORDINACIÓN DE POLICÍAS LOCALES DE CANARIAS Y ADAPTACIÓN A LAS LEYES ESTATALES.

La señora PRESIDENTA: Bien, pues, entonces vamos a ver la comparecencia 997. Y ruego también que intenten comunicar esto antes para intentar organizarlo, pero no ha sido posible. Gracias.

Vamos, por tanto, al proponente, el Grupo Socialista, la 997.

Señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes. Buenas tardes a los representantes de los diferentes sindicatos que, a su vez, representan a las policías locales en Canarias.

De un año a esta parte, mi grupo parlamentario se ha comprometido, o nos hemos comprometido, tanto en pleno como en comisión, a hablar de seguridad. Cada vez que hemos tenido oportunidad, hemos podido incluir una iniciativa sobre seguridad, lo hemos hecho. Hemos preguntado por la Academia Canaria de Seguridad, nos hemos interesado, entre otras cosas, por la galería de tiro de Gran Canaria y, cómo no, también hemos preguntado, al menos dos veces, por la ya famosa Ley de Coordinación de las Policías Locales. Y en cada una de estas iniciativas, señora consejera, mi grupo le ha tendido la mano porque entendemos que la seguridad es y ha de seguir siendo nuestra principal fuerza y, por supuesto, nuestro atractivo.

La Ley, actual, de Coordinación de las Policías Locales se publicó en el BOC en julio del año 97. Es cierto que ha tenido modificaciones puntuales, pero a esta ley ya no le caben más parches. Es una ley caduca, una ley antigua y que no está ajustada a la realidad social y de seguridad que se merece Canarias. Hace veinte años, no recibíamos a tanto turistas, ni había tantos coches de alquiler, ni teníamos la oferta cultural actual, ni un sinfín de circunstancias que marcan una diferencia con respecto a la realidad de hace dos décadas. Todo esto es un ejemplo de cómo la sociedad ha ido cambiando desde aquella ley y nadie tiene duda de que la Ley de Coordinación de las Policías Locales requiere una actualización urgente.

El desarrollo de las policías locales en Canarias se ha paralizado en los últimos años, donde ya no solo no se crean plazas, sino que las que se pierden no se reponen porque existe cierta inseguridad jurídica para que los ayuntamientos de nuestras islas repongan estas vacantes. Existen estudios en los que se cifra un déficit de más de 1100 agentes de policías locales, más del cincuenta por ciento de las jefaturas de policías locales permanecen cerradas por las noches; así, difícilmente podemos ser competentes en materia de seguridad.

Con independencia de la mayor o menor agilidad que puedan tener los ayuntamientos a la hora de seleccionar policías, la actual normativa canaria de policías locales no se ha adaptado a normas estatales como, por ejemplo, el Estatuto Básico del Empleado Público, que, inclusive en estos diez años de vigencia, ya se ha realizado un texto refundido, cuyo articulado era básico también para todas las policías locales de España. Pero es que tampoco se ha actualizado la ley de policías locales de Canarias para ajustarla a normativas que afectan a estos funcionarios, tales como Ley de Bases de Régimen Local, y tampoco se han introducido modificaciones para adaptarlas a directivas europeas...

La señora PRESIDENTA: Disculpe que la interrumpa, señora Alemán. Paro el tiempo.

Señorías, por favor, ruego silencio, porque esta Cámara, como bien saben, tiene una buena acústica y molesta a la persona que está interviniendo. Gracias.

Continúe, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta.

Decía que ni siquiera se han adaptado a directrices europeas sobre prevención de riesgos laborales o sobre el trabajo nocturno.

Señora consejera, nos consta -además, así nos lo han trasladado los sindicatos- que desde la legislatura anterior se viene trabajando un texto con los integrantes de la comisión de coordinación, con múltiples propuestas de los sindicatos y de la Fecam. Sabemos, y ya se lo he dicho en otras ocasiones, la dificultad que entraña una negociación de este tipo, con tantos actores sentados a una mesa. Y siendo conscientes de esta complejidad y después de muchas reuniones con diversos representantes de las policías en Canarias, solicitamos al Gobierno que ese borrador que se ha elaborado sea entregado a los distintos grupos parlamentarios a la mayor brevedad posible para poder presentarlo como proposición de ley de todos los grupos que quieran sumarse, para debatirlo de una vez en ponencia y poder aprobarlo antes de final de año. Una ley que dote de garantías el ejercicio de la función policial en cuanto a sus derechos como profesionales, tanto personales como para el ejercicio de su actividad, avanzar en el desarrollo de la segunda actividad, desarrollo de la carrera profesional, favorecer la incorporación de la mujer, su permanencia y la promoción de estas en su carrera profesional, etcétera.

Esperamos, señora consejera, que en breve llegue un texto sobre el que podamos trabajar.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Alemán.

Turno ahora para el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Gracias, señora presidenta.

Quiero comenzar agradeciendo la petición de comparecencia que hace la diputada del Partido Socialista doña Nayra Alemán, porque creo que es importante traer a esta Cámara, aunque hemos hablado en alguna intervención parlamentaria, la necesidad de actualizar la Ley de Coordinación a la que hacía referencia, del año 97, pero también explicar cuáles son las principales novedades, en el tiempo que tenemos, que hemos planteado en esta modificación. Es importante dejar claro que hablamos de una modificación de la ley del año 97.

Esa ley del 97, que nace como un gran logro en materia de coordinación en el ámbito de las policías locales y que mantiene desde el primer momento el principio de autonomía municipal, que es fundamental, no solo lo fue en ese momento, sino que lo ha sido para nosotros también en este proceso y en este camino que emprendimos al principio de legislatura, pero que traía causa también de finales de la legislatura pasada.

Y es de reconocer también y permítanme que reconozca, en esa ley del 97, la labor de nuestro portavoz del grupo parlamentario, don José Miguel Ruano, que conoce estos temas perfectamente, quien fue el gran precursor en aquel momento.

Esa búsqueda de coordinación responde a la necesidad primaria de mantener criterios uniformes que permitieran establecer unos cauces de actuación general para la protección de los derechos y las libertades y el mantenimiento de la seguridad ciudadana. Por eso, ese motivo, igual que lo fue en el 97, también lo es hoy y nos lo planteamos hoy en esta modificación como objetivo principal. Desde la Comisión de Coordinación de Policías Locales, en la que se integran Gobierno, Fecam, representantes de policías locales a través de sus sindicatos y personal de la propia Dirección General de Seguridad y Emergencias, hemos trabajado y elaborado un texto -el que nos ocupa hoy- construyendo un marco que respete los principios de la ley que sustituye y actualizando la regulación para acercar la labor de los policías locales a esa sociedad cambiante que tenemos hoy.

Permítanme abordar algunos de sus aspectos principales. Fundamentalmente, y el primero de todos que nos planteábamos, era adecuarlo a los principios básicos de la legislación básica, tal y como usted decía, señora Alemán. Pero también abordar la carrera profesional de la Policía Local como un gran reto que ya no es solo vertical sino horizontal. Establecer un modelo que permita el acceso a la promoción, la movilidad entre los policías de diferentes municipios, que sea ágil y dinámico, de manera que no genere vacantes o puestos sin cubrir en unos municipios por traslados a otros y perjudicando siempre, en estos casos, a los municipios más pequeños; en el que la comunidad autónoma participará allí cuando se nos solicite, colaborando no solo en los procesos de promoción, sino de convocatorias, cuando así se demande, decía, y propiciando el asociacionismo de municipios para la creación de cuerpos conjuntos. Una iniciativa que algunos municipios ya han intentado, pero que la legislación actual dificulta mucho llevarla a cabo, y ahora tendrán un sistema mucho más sencillo para poder hacerlo y ello sin que suponga una carga para los municipios que quieran asociarse. Concretar, además, qué personal formará parte e integrará el cuerpo de la Policía Local -siendo cinco más un mando- y prever criterios de uniformidad y de medios técnicos de los que debe dotarse. Homogeneizar los criterios retributivos sin inmiscuirnos en la autonomía local, pero que nos permita dar una homogeneización a una base para los salarios de todos los policías locales. Avanzar el desarrollo de la segunda actividad dentro de la propia actividad de seguridad y desarrollar, como decía, carrera profesional no solo a través de los ascensos, sino carrera profesional y formación profesional. Y todo ello, y desde el primer momento así nos lo planteamos, sin dejar de lado y sin dejar de buscar fórmulas para favorecer la incorporación, como usted decía, de la mujer en los cuerpos de Policía, pero también facilitar su permanencia, promoción y carrera profesional.

Son aspectos a destacar dentro del texto. Son muchos más, pero queremos centrarlos quizás en esos porque creo que es muy importante también explicar cómo hemos llegado hasta aquí, no solo las novedades que incorpora el texto, que podrán conocerlas, sino también cómo ha sido el proceso y cómo hemos llegado.

Este texto, que resulta de la modificación de la ley, es un texto mucho más amplio que el de la propia ley del 97, no solo porque regula otros contenidos sino porque regula como cuestiones básicas aspectos que en la actualidad quedan a desarrollo reglamentario. Es decir, que una vez que entre en vigor el texto que proponemos, son pocas las cuestiones que quedarán a la hora de tener que desarrollar vía reglamentaria. Es fundamental, por tanto, que tengan aplicación básica todos aquellos aspectos que son fundamentales para los policías, en este caso, para los cuerpos de policías locales, pero también para los propios ayuntamientos.

Y el Gobierno quiere que la ley se apruebe. Lo quiere el Gobierno, lo quieren sindicatos, lo quiere la Fecam, con las diferencias que tengamos, con un texto en el que nos hemos puesto en común y con algunas cosas que podrán ser mejoradas a través de la Fecam, de sindicatos, de los propios grupos parlamentarios, incluso del propio Gobierno, si así nos lo permiten.

Es cierto que desde finales de la legislatura pasada, y es justo reconocerlo, se comenzó a trabajar, Gobierno, Fecam y representantes sindicales, para conseguir llegar a un único texto. No fue posible, fue muy poco tiempo el que se le dedicó, pero ya se planteaba la necesidad de modificar la ley actual.

Comenzamos, por tanto, con esta inquietud el camino en esta legislatura, dentro siempre del seno de la Comisión de Coordinación de Policías Locales, a fin de conciliar las propuestas que se hicieran y llegar a un único texto. Para ello no solo utilizamos las sesiones de trabajo de la Comisión de Coordinación de Policías Locales, sino que también logramos constituir un grupo de trabajo que nos permitió finalmente llegar, el 12 de enero de 2018, en la comisión de coordinación, a aprobar por unanimidad el inicio de la tramitación de ese borrador que teníamos por el procedimiento reglamentario de elaboración de los textos normativos. Se inicia, así, el trámite de consulta pública entre el 1 y el 19 de febrero, que recibe 162 aportaciones. Es el primer trámite que, como conocen y hemos explicado en algunas otras ocasiones, no es el trámite de participación ciudadana, ese se hará cuando haya un anteproyecto, que es lo que tenemos ya hoy, es el primer trámite y, en base a esas sugerencias, incorporando algunas y otras no podían incorporarse porque contradecían la voluntad de la comisión de coordinación, se elabora un anteproyecto.

Además de esas comisiones de coordinación, a las que les hemos dedicado exclusivamente sobre este texto ocho reuniones, se han celebrado nueve del grupo de trabajo, seis subcomisiones de Gobierno-Fecam para tratar, en este caso, el borrador, y ya hoy anteproyecto de ley de coordinación de policías locales, así como numerosas reuniones de trabajo que nos han permitido llegar a un anteproyecto de ley que, como decía, está más ampliado que el que teníamos, pero que aborda y actualiza la labor y las funciones de las policías locales en Canarias, incorporando algunas otras y no olvidando su función principal, que es la de proximidad y seguridad y atención, en este caso, a los ciudadanos.

Una vez estudiadas y valoradas, como decía, esas aportaciones, hemos logrado tener un anteproyecto de ley, y hoy el trámite en el que nos encontramos es en el de solicitud de informes a los distintos departamentos para poder llevar a Gobierno el anteproyecto de ley, dar cuenta de él, continuar la tramitación con la participación ciudadana, así como, finalmente, poder solicitar el informe del Consejo Consultivo, pero todo ello pasando siempre por la Comisión de Coordinación de Policías Locales.

Es cierto que eso nos dificulta los tiempos, y por eso también la petición a nuestro grupo parlamentario y, asimismo, en las ocasiones que hemos tratado este asunto en sede parlamentaria de que nuestra voluntad es que se apruebe y que la tramitación se lleve por el propio Parlamento. Si eso es así, si ese ofrecimiento, el de nuestro grupo parlamentario y el de su grupo, va encaminado en este sentido, nosotros, desde el Gobierno, desde luego, lo apoyamos -sabemos que lo apoyan los representantes sindicales- y que pondremos a disposición los medios técnicos que sean necesarios para poder asesorar, si necesitan de esos medios técnicos, en todo el proceso que queda por delante. Porque, desde luego, a nosotros nos llevará meses por delante poder introducir un proyecto de ley en el Parlamento.

El poco tiempo que me queda antes de la segunda intervención quiero aprovecharlo -porque quiero hacerlo en esta primera parte- para agradecer a todos los que forman parte de la comisión de coordinación. Desde luego, a los representantes de la Fecam, a los representantes sindicales, tanto de Comisiones Obreras como de UGT, como del CSIF, todos aquellos que, bien como titulares o bien como sustitutos han acudido a las reuniones. Quiero agradecer también la labor del personal de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, que en todo momento han intentado conciliar posturas para poder llegar a un único texto.

No ha sido fácil, usted lo dijo, yo lo he dicho muchas veces en las intervenciones que he tenido a petición suya, no es fácil llegar a un consenso, en este caso, a tres partes. Pero hemos logrado tener un texto único que concita el consenso mayoritario de todo su contenido, hay aspectos en los que tenemos que seguir trabajando, eso desde luego, y quiero agradecer también la labor, en este caso, de quien emprendió este camino en esta legislatura, el director general Juan Francisco Padrón, pero también de quien ha tenido que confluir en un único texto todos los aspectos, que es la directora general de Seguridad y Emergencias.

Creo que tenemos un buen texto, lo decimos desde la Dirección General de Seguridad y Emergencias y desde esta consejería, lo decimos desde los representantes sindicales y lo decimos desde la Fecam. Es verdad que hay aspectos que tenemos que seguir consensuando, pero es el momento de actualizar la Ley de Coordinación de Policías Locales, de hacer justas algunas reivindicaciones de todas las partes y de acercar la Policía Local a la sociedad que tenemos hoy, que es muy diferente a la de 1997, pero, especialmente, seguir acercándola a los ciudadanos con mecanismos que introduce el propio anteproyecto de ley para hacer más fácil la participación de los ciudadanos en las policías locales...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno de los grupos ahora. Comenzamos con el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Buenas tardes, señora consejera. Dar también las buenas tardes, la bienvenida, a los agentes y representantes de los agentes de las policías local y autonómica de Canarias, y agradecerles, por supuesto, el trabajo que hacen diario por la seguridad de los canarios y canarias y de los visitantes que nos visitan cada año. Muchas gracias.

Es obvio, señora consejera, que se hace ya, pues, necesaria la actualización de la ley de coordinación de los policías locales y autonómicos de Canarias y la adaptación a las leyes estatales. La ley actual es de 1997, las necesidades sociales han cambiado bastante e incluso en estos veinte años hemos tenido una gran variedad de sucesos, incluso hemos atravesado una crisis económica, que nos llevó a diversas leyes estatales como la ley de racionalización, con la que se ató de manos y se precarizaron los servicios que los ayuntamientos debían prestar a la ciudadanía, entre ellos, la seguridad.

Hablamos de la seguridad de las personas, de nuestros vecinos, nuestra familia, de los canarios y canarias. Y, además, de los dieciséis millones de turistas. Cuando hablamos del turismo siempre hablamos, pues, de la carga turística que debe soportar un territorio, aquí tenemos que verlo también en criterios de seguridad y la realidad es que, con el número de turistas que nos visitan cada año, se necesitan más agentes para garantizar esa seguridad y es esencial ampliar la ratio y que pase desde el 1,4 actual al 1,8 por cada 1000 habitantes.

Otras peticiones que incluye este anteproyecto, que usted muy bien ha comentado, señora consejera, son ese aumento de la ratio, que se cubran las plazas de aquellos agentes que se jubilan, agilizar los procesos selectivos y facilitar la movilidad de los agentes para solucionar los déficits actuales y la homogeneización de los criterios retributivos en todas las plantillas, fomentar la asociación de municipios limítrofes con menos de 40 000 habitantes, la igualdad entre hombres y mujeres, facilitar el regreso de los canarios al archipiélago -ya sean policías o guardias civiles- reservando los cupos de plazas y la regulación de la segunda actividad. Pues no podemos abandonar a aquellas personas, a aquellos agentes que se juegan la vida por nuestra seguridad y un día, por cualquier circunstancia, pues, reciben una invalidez y deben jubilarse. Creemos que no es justo y se les pueden adecuar plazas en las comisarías donde poder seguir ejerciendo su labor.

Todas estas cuestiones son necesarias, y para eso se necesita esta nueva ley. Y, desde nuestro grupo, felicitarla también, señora consejera, a usted y a su grupo, a su directora general de Seguridad, y reiterar, pues, nuestro compromiso con los policías...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea, se acabó su tiempo.

Turno ahora para Nueva Canarias. Señora Acuña.

La señora ACUÑA MACHÍN: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Darles la bienvenida también a los representantes de los distintos agentes de la comunidad autónoma y decirle, señora consejera, algunos datos que usted sobradamente conoce.

Y es que, en la actualidad, nuestras calles son vigiladas por un total de 3039 agentes. En realidad, se necesitan 4210, pero lo que tenemos es un déficit de 1171 policías locales, según un estudio realizado por la propia Comisiones Obreras.

El ratio se sitúa en 1,4 policías por cada 1000 habitantes en el archipiélago, lejos del 1,8 mínimo que fija la ley y que se incrementa en 0,1 en virtud de algunos factores: como sea un municipio turístico, como tenga un alto nivel de delincuencia, industria, núcleos diseminados o una alta densidad de tráfico. Si se deja a un lado la población residente y se tienen en cuenta las 247 065 camas turísticas oficiales del año 2017, el ratio de la policía baja todavía más a un 1,3, que detalla un estudio de la propia Agrupación de la Policía de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras.

Pero, además, hay que mencionar el alto número de servicios que son atendidos por nuestra Policía Local, por la falta o la ausencia de efectivos de la Guardia Civil, por ejemplo, porque, además, la prioridad es la atención a la seguridad de la ciudadanía, con independencia de quien deba prestarla. Mensaje que a ver si reciben también los compañeros del PP y se ponen en serio, porque tenemos un grave déficit de la Guardia Civil y de la Policía Local.

La ley está obsoleta y, además, debe adaptarse a situaciones tales como los agentes de tráfico que sufren, como consecuencia de un accidente laboral, una discapacidad y, en algunos casos, lejos de ser reubicados, han sido despedidos. Eso ocurrió en la isla de Lanzarote, en el Ayuntamiento de Arrecife, y se debatió recientemente en la Comisión de Discapacidad. Creo que hay ciertos asuntos con los que hay que ser sensible y, si tenemos la posibilidad de incluirlos dentro de esta ley, que se incluyan.

Son importantes, cómo no, y sobre todo para ustedes, datos tipo salarios, pero, también, no podemos olvidar que la profesión de policía local es una profesión de alto riesgo, que se pueden tener graves accidentes y que no se pueden quedar desprotegidos. Necesitamos la ley rápido, tan rápido como la Ley del Suelo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Acuña.

Turno para Podemos, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Saludar desde el Grupo Podemos a las organizaciones sindicales, a sus representantes, presentes aquí, de Comisiones, UGT y CSIF.

Y plantear que, desde el Grupo Podemos, trasladamos a todos los grupos de esta Cámara también nuestra propuesta de unirnos a la propuesta que ya la propia consejera había hecho y anteriores comparecientes, de hacer nuestro este texto que está consensuado en una parte importante entre trabajadores, la Fecam, la consejería, los representantes de la Policía, etcétera, para que se agilice su trámite y que, después de veinte años, termine de ver la luz a lo largo de esta legislatura y no lo dejemos para la próxima. Por tanto, nuestro compromiso, cuente con ello la señora consejera, que ya tendremos tiempo de mejorarlo a lo largo del proceso parlamentario con las enmiendas correspondientes.

Yo aún conservo en la memoria de la infancia aquella imagen de los policías locales del momento donde en un pueblo como Arico -que hoy está sujeto a las llamas también, esperemos que se apague pronto- el guarda Chico y Modesto eran los dos únicos policías de todo un municipio y nos perseguían a los chicos y le pegaban los carteles en las calles al alcalde, que era el dueño del cine. Es decir, afortunadamente, hemos avanzado mucho en esta sociedad y ya la Policía Local no tiene una dependencia de los intereses particulares de quienes estén en los municipios, porque son profesionales y tienen sus regímenes de trabajo aprobados y sus convenios, etcétera, y, por tanto, contamos con profesionales suficientemente preparados.

No obstante, se continúan sufriendo todavía, pues, deficiencias. Deficiencias en cuanto lo que signifique la cuestión de materiales con los que tengan que funcionar, la cuestión de coordinación, de eficacia, etcétera. El hecho de que la seguridad esté compartida por varios cuerpos entre policías nacionales, guardias civiles, autonómicas, incluso, bueno, en Santa Cruz ya le sumamos, además, la Unipol, pues, encima eso trae problemas de coordinación. Pensamos que es necesario que la ley se actualice, que se mejore y que avancemos en la dirección.

Yo creo que otro tema a mejorar son las fórmulas de acceso. Las fórmulas de acceso son importantes, no puede quedar lugar a que no se cumplan los criterios constitucionales de mérito, capacidad y publicidad. A veces, surgen algunas informaciones cuando se accede a puestos en municipios más o menos pequeños donde algunos han seguido considerando que es una finca privada. Por tanto, ese asunto hay que superarlo y la ley tiene que dejarlo claro.

Y, finalmente, plantear que para la propia Policía, para la propia ciudadanía es importante que la funciones estén delimitadas, que se apruebe esta ley, así no hay equívocos, y necesitamos mejorar, pues, los planes de estudio...

La señora PRESIDENTA: Señor Marrero, muchísimas gracias. Se acabó su tiempo, muy amable.

Turno ahora para el Grupo Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, señora presidente.

Bueno, primero sí quería darles la bienvenida a todos los representantes sindicales que hoy se encuentran aquí: UGT, CSIF y Comisiones Obreras. Y también, muy especialmente, a todos aquellos que me han ayudado a entender este borrador de proyecto de ley, porque sin ellos yo no hubiese entendido muchas cosas, y, como me acaban de recordar, "todavía te queda mucho". Efectivamente, todavía me queda mucho.

Señorías, también me han dicho los policías una cosa muy importante. Aquí, en el Parlamento, se habla mucho de las infraestructuras, de los servicios sociales, de la sanidad, de la educación, pero sin tener una seguridad ciudadana, esto no existiría, esto sería un auténtico caos. Por ello, tenemos que agradecer la labor que hacen, de manera callada, todos los policías locales de todos los municipios de Canarias.

Miren, la seguridad ciudadana es un derecho, hay que tenerlo muy claro, y es un bien común que se articula mediante la acción integrada que desarrolla, por un lado, la Administración pública en colaboración con la ciudadanía. Busca, como todos hemos dicho y las personas que me han precedido en la palabra, asegurar la convivencia pacífica, la erradicación de la violencia, la utilización también de los espacios públicos. En definitiva, intentan evitar los delitos y las faltas contra las personas y contra sus bienes.

Y he empezado hablando de la seguridad ciudadana porque todos tenemos que ser conscientes de la importancia que los policías locales ejercen en nuestra sociedad, y por eso quiero traer a colación una sentencia que habla de las funciones de la Policía Local y la verdad es que me llamó la atención y, como me gustó, quiero leerla aquí. Una sentencia del año 2004, que dice: "El cuerpo de la Policía Local desarrolla funciones singulares y de una delicadeza extrema, al estar directamente relacionado con la seguridad ciudadana, de tal suerte que todas las características predicables a los integrantes de la Policía Local se configuran como requisitos para el ejercicio de unas funciones que, por su entidad y trascendencia, se hace necesario garantizar su prestación con la máxima objetividad, imparcialidad e independencia". Y yo creo que ustedes lo hacen así.

Por tanto, es verdad que nos encontramos ante una ley totalmente obsoleta, una ley del año 97. Se ha trabajado mucho en la pasada legislatura con la Fecam y con los representantes sindicales y, bueno, con la propia consejería, y yo creo que es el momento de aprobar el proyecto. Sí quiero decirle que cuente con el Partido Popular, que utilice las herramientas y los mecanismos que le da el Parlamento de Canarias para poder aprobar este proyecto, este borrador de proyecto, pues, antes de que termine esta legislatura.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora diputada. Muchas gracias.

Por el Grupo Nacionalista. Señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias, presidenta.

Decía, me parece que Dolores Ibárruri, que un buen orador se caracterizaba porque sabía terminar bien sus discursos, y la portavocía de mi grupo me había dicho: "cuando termines de intervenir, invita al resto de los grupos a que el anteproyecto de ley de la consejería correspondiente lo convirtamos en una proposición de ley..." ¿No se oye?, sí, una proposición no de ley...

La señora PRESIDENTA: Señor García Ramos, disculpe que le interrumpa.

El señor GARCÍA RAMOS: ...y yo pensaba que lo iba a hacer...

La señora PRESIDENTA: Señor García Ramos, disculpe. No es por usted, el tiempo está funcionando adecuadamente, señorías, ¿de acuerdo? Gracias.

Turno del señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Se oyó lo de Ibárruri, ¿no?

O sea, se trata de terminar bien los discursos. Y la portavocía de mi grupo me había dicho "termina invitando al resto de los grupos a que el anteproyecto de ley que tiene en sus manos la consejería -y de lo que son realmente también muy responsables los insistentes representantes de la Policía Local, pues lo hemos sufrido en muchas reuniones, sufrido para el gusto- se convierta en una proposición de ley". Pero es que todos los grupos, señor Ruano y compañero Ruano, ya todos los grupos nos han invitado a lo mismo, ¿no? Lo que sí está claro es que da gusto hablar cuando el consenso gravita sobre esta Cámara. No fue siempre así, los nacionalistas siempre hemos defendido la seguridad como un pilar fundamental para garantizar la convivencia de cualquier sociedad, pero sobre todo sabiendo la sociedad en la que estamos viviendo, de dos millones cien mil habitantes y nada más y nada menos que dieciséis millones de visitantes.

Cuando el señor Ruano defendió la Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria los partidos con, vamos, estatalistas, como yo los llamo con mucho respeto, casi se burlaban de los nacionalistas. Parece que ahora no es el momento porque, además, hay demasiados déficits. La señora Alemán ha hablado de que hay un déficit de 1500 policías locales, pero es que, si vamos al catálogo -y eso lo sabe también la portavoz del Grupo Popular, que ha estado en cargos que le garantizan ese conocimiento- los déficits están en los catálogos de las policías nacionales, de la Guardia Civil, y no podemos permitirnos esto si sabemos, además, que la seguridad es un pilar fundamental para garantizar la convivencia de una sociedad.

Por lo tanto, esta ley que hoy presentamos yo creo que tampoco es una ley caduca, porque ha permitido dentro de su articulado que haya una condición de coordinación, donde sé que han trabajado con mucha seriedad y con mucho rigor, no solo la consejería y la dirección general correspondiente sino los representantes, sobre todos sindicales y otros actores, a los que se ha referido también la portavoz del Grupo Socialista, que han intervenido en 162 aportaciones, como ha reconocido también la consejera.

Yo creo que esta ley ha sido ya modificada por otras posteriores, como la Ley del Sistema de Seguridad y Emergencias o la modificación de la Ley del Cuerpo General de la Policía Canaria, y que además ha sido esta...

La señora PRESIDENTA: Señor García Ramos, lo lamento mucho, pero sabe que cuando hay tres minutos no hay más tiempo.

Se quedó mirando al tendido, pero, lamentablemente, no le puedo dar más para ser igual con todos los diputados o diputadas.

Grupo proponente, para finalizar la intervención en esta comparecencia.

Señora Alemán, Grupo Socialista.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señora presidenta.

Y rápidamente. Sabemos que la seguridad en Canarias es un pilar básico de la sociedad. A nadie se le oculta que esa cantidad de turistas que nos visitan no solo vienen por el sol, por nuestras playas, por los magníficos servicios que prestan nuestros servicios hoteleros, nuestros servicios turísticos, sino también por su seguridad; y tampoco se nos escapa que lo que está sucediendo en el norte de África, esa falta de seguridad, hace también que nosotros recojamos esos turistas en nuestra tierra.

Los más de 3100 policías locales actuales de todos los municipios de Canarias están en las playas, en las plazas, en los parques y en las calles de nuestro archipiélago prestando un servicio de seguridad encomiable y sustituyendo en muchísimas ocasiones a la Policía Nacional y a la Guardia Civil en servicios de su competencia, dado el déficit de esas plantillas en Canarias, que es público y notorio y que, además, nosotros, que mi grupo ha denunciado también aquí.

Numerosas comunidades autónomas en España no solo ya han adaptado sus leyes de coordinación a la normativa básica estatal, sino que incluso han reconducido el papel de las policías locales en sus comunidades. Incluso el propio Ministerio del Interior, a la vista del potencial de esta Policía Local y de la realidad social y profesional de estos funcionarios, ha venido otorgándoles un papel preponderante en la seguridad en todo el territorio a la vista de amenazas globales y del escaso número de fuerzas y cuerpos de seguridad.

El PSOE es consciente de esta preocupación en este sector, de la necesidad social de mejorar las cuotas de seguridad de los canarios. El informe del Ministerio del Interior reconoce que en Canarias los delitos han sufrido un incremento de casi el 3 % entre el 2016 y el 2017, y por ello estudiaremos el texto con los sectores y presentaremos las alternativas necesarias para que de inmediato se apruebe un texto consensuado con todos los grupos de esta Cámara, parece ser, o por lo menos la mayoría.

Insisto, señora consejera, Canarias precisa de una normativa específica para que, desde las competencias de coordinación de policías locales que determina la Constitución española y nuestro Estatuto de Autonomía, desarrollemos todos los criterios en esta nueva ley, que vaya desde unas normas marco para los reglamentos de cada cuerpo de policía local, su homogeneización de medios técnicos, uniformidad, criterios de selección, de formación, de promoción, de movilidad y coordinación de su formación profesional.

No perdamos más tiempo, parece ser que estamos todos de acuerdo y eso no es muy común en este Parlamento y menos con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Así que yo, como hace el portavoz del Grupo Nacionalista, invito a todos -es lo que tiene hablar primero o hablar al final-, invito a todos a sumarnos a este proyecto e intentar, pues, sobre todo, ser amigos del consenso, del diálogo y apoyar un texto que al final emana del trabajo de los sindicatos, del Gobierno de Canarias y de la dirección general.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Alemán.

Turno ahora, para cerrar, el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Gracias, señora presidenta.

Si me permiten, contestaré a todos de manera conjunta.

Creo que lo primero es agradecer la intervención de todas sus señorías, quienes han hablado en esta comparecencia, por el ánimo, las palabras y la búsqueda de consenso en un texto que, como decía, no solo es necesario sino que tramitamos ya como anteproyecto de ley como texto que resuelve y actualiza esa normativa del año 97. Pero, además, que nace, y quiero decirlo, de un trabajo serio, responsable de la comisión de coordinación, de todos aquellos que se sientan allí. Que, muchas veces, tratando asuntos en los que había posturas absolutamente contrapuestas entre las tres partes que nos sentábamos -Fecam, representantes sindicales y Gobierno-, siempre se antepuso la necesidad de actualizar la normativa a la necesidad de ganar siempre cualquier batalla. Y eso hay que reconocérselo y se lo tenemos que reconocer a los representantes sindicales, que en muchas ocasiones, les decíamos, alguna hay que perder para poder sacar esto adelante, igual que se lo decíamos a los representantes de la Fecam. Pero creo que todos, las tres partes, teníamos claro que la necesidad de aprobar esta ley tenía que estar por encima de todo, y, desde luego, en el Parlamento tocaba mejorarla en todo lo que se pueda mejorar, que seguramente será mucho. Mejorarla manteniendo el diálogo, porque así lo solicitarán todas las partes, y el consenso desde luego que ha habido hasta ahora y lo va a haber porque agradezco, como decía, las intervenciones que se han hecho.

Ha sido un trabajo muchas veces difícil. Ha habido muchas veces en las que lo hemos parado más tiempo del que teníamos previsto para poder seguir buscando consensos. Pero hoy podemos decir que tenemos ese anteproyecto de ley veinte años después listo para traerlo al Parlamento y para que siga la tramitación que tiene que seguir, en este caso, como una proposición del propio Parlamento.

Por nuestra parte así lo queremos, porque el Gobierno -lo decía al principio, lo vuelvo a repetir- lo que quiere es que este texto se apruebe. Es necesario para desarrollar la labor de coordinación, pero es necesario, fundamentalmente, para ayuntamientos y para los propios policías locales. Creo que el mérito de traerlo aquí no es del Gobierno, es de quienes se sientan en la comisión de coordinación, más por parte de los propios ayuntamientos y de los representantes sindicales. Y creo que es justo también reconocerlo.

Es cierto que la Policía que entendemos hoy, y los que venimos de ayuntamientos o hemos tenido la suerte de estar al frente de un ayuntamiento sabemos que son parte fundamental de la actividad diaria, pero también es verdad que la Policía necesita formarse permanentemente, tener formación previa y actualizarse a la sociedad que tenemos hoy, y eso se lo tenemos que dar quienes tenemos representación pública, tanto en el Gobierno como en esta sede parlamentaria.

Quiero finalizar agradeciendo, como decía, todas las intervenciones. Por nuestra parte, el texto estará a disposición de todos los grupos parlamentarios a partir de mañana mismo. Ya, a partir de ese momento, serán sus señorías los que marquen los tiempos y el procedimiento a seguir. Nuestra intención es ponernos a disposición, a partir de mañana, de este Pleno para que el texto se apruebe. Y, desde luego, estoy segura de que también los representantes sindicales y la propia Fecam está dispuesta a ponerse a disposición de este Pleno para todo aquello que soliciten.

Vuelvo a ofrecer al equipo técnico que ha desarrollado esto. Tenemos aquí a Carlos Esquivel, que ha sido quien, desde la Dirección General de Seguridad y Emergencias fundamentalmente, con Maite Borges y con Ibrahim Paz han sacado adelante el texto y la parte técnica, están a disposición para lo que quieran si estiman que lo necesitan. Y espero y deseo que, a partir de mañana, que esta ley inicia una tramitación distinta a la que teníamos prevista, podamos decir que en unos meses -y ojalá antes de que acabe este año- podamos tener aprobada la modificación de la Ley de Coordinación de Policías Locales.

Muchas gracias. Agradezco la predisposición.

Y voy a concluir simplemente con una cosa que creo que es de justicia como mujer decir. Luchamos muchas veces por conseguir reflejar algunas cosas en las leyes, aunque la igualdad, decía la señora Alemán, es trasladar la igualdad a esta ley. La igualdad existe ya, afortunadamente, pero yo creo que también hay que predicar con el ejemplo. Y llevo pleno tras pleno escuchando decir cosas como "señora presidente" y, sinceramente, hay cosas que no puedo comprender porque, aunque sea un simple gesto, reivindicaciones como las del 8 de marzo no podemos dejarlas perder de vista, y creo que lo justo es decir y reconocer que si a una alcaldesa no se le dice "señora alcaldesa" o "señora alcalde", ni a una consejera del cabildo no se le dice "señora consejero", a la señora presidenta del Parlamento habrá que decirle "señora presidenta del Parlamento". Por lo menos eso es lo que a mí me gustaría que se le dijera, como mujer.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señora consejera.

Los consensos siempre son necesarios y las reflexiones en voz alta, también. Le agradezco personalmente su gesto y sus palabras. Muchas gracias.

Continuamos, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0997 Sobre -Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, sobre la actualización de la Ley de Coordinación de Policías Locales de Canarias y adaptación a las leyes estatales.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400