Diario de Sesiones 114/2018, de fecha 11/4/2018 - Punto 2

9L/C-1739 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE ACUERDOS MARCO PARA LA CONTRATACIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES A PACIENTES DERIVADOS DEL SERVICIO CANARIO DE LA SALUD.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia, al Gobierno, también al consejero de Sanidad, sobre acuerdos marco para la contratación de servicios asistenciales a pacientes derivados del Servicio Canario de Salud.

El proponente, el Grupo Socialista Canario. Para su primera intervención, la señora Patricia Hernández.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Señor Baltar, decía usted en el día de ayer que iba a seguir los pasos de Jesús Morera, en la tarde de ayer, y sorprendentemente hablaba de conciertos, concursos y rescates. Mire, si quiere seguir la labor del señor Morera, empiece rescatando el servicio de medicina nuclear del Negrín de la empresa que usted dirigía y devolverla a manos públicas, que, como usted sabe y sabe todo el mundo en esta Cámara, ahorraríamos de los impuestos de los ciudadanos 800 000 euros al año. ¡Empiece rescatando el servicio de medicina nuclear que usted paralizó!

¿De qué seguir ese trabajo estamos hablando, señor Baltar?, ¿de ir reduciendo el dinero que se dedicaba a la privada con impuestos públicos, dinero público destinado a la privada e ir poniéndolo en la pública? ¿Se acuerda?, ¿no? ¿Se acuerda de cuando usted iba por las radios metiéndose con el consejero porque, según usted, no trataba bien los intereses que usted defendía en ese momento, que eran los intereses de la sanidad privada y especialmente de la empresa a la que usted representaba? Le recuerdo en declaraciones y preocupados por que había que preservar su ficha financiera, refiriéndose a la de su empresa, hablando como si eso fuera de pertenencia de las empresas privadas y no el dinero de la sanidad pública que se dedica o no, en función de los intereses de la sanidad pública y de los ciudadanos, a una empresa. Las palabras de usted, textual, eran preservar nuestra ficha financiera, hablando usted en nombre de su empresa o de la alianza privada a la que usted representaba.

Morera no sacaría un concurso como este, que responde más a las necesidades de quienes van a concursar que a las necesidades del Servicio Canario de Salud; no hubiera retrasado el expediente prácticamente un año, no hubiera hecho cambios con respecto a los trabajos técnicos y luego tramitado ese expediente deprisa y corriendo para que no le pille la ley de contratos públicos, que es lo que ha pasado en esta ocasión. No lo digo yo, señor Baltar, lo dijo usted el 11 de julio de 2017 en esta misma Cámara, dijo que los equipos técnicos habían terminado los trabajos del pliego de contratación, ante la comparecencia del diputado Hernández de mi grupo parlamentario.

Mire, lo primero que debe aclarar es por qué la orden la firma el consejero de Agricultura, por suplencia. No se ha publicado ese decreto, cuando los decretos deberían ser públicos y estar publicados. Lo segundo que debe aclarar es por qué se negó a responder en comisión, a mí, cuando le preguntaba por este concurso, porque decía que usted no solo es que se ausentaba del proceso sino que además no se interesaba, y hoy, cuando hemos pedido la comparecencia del Gobierno, no sabíamos si iba a venir el consejero de Agricultura, de ordenación del territorio, el vicepresidente, viene usted, porque hemos pedido del Gobierno. Por lo tanto, usted en comisión se negó a responder a la pregunta directa a la que le obliga el Reglamento.

Nos debe contestar también por qué se licitan en el lote dos, señor Baltar, 390 plazas para Gran Canaria y solo 27 para Tenerife. Y aquí no estoy planteando una cuestión insularista sino el problema es que se ha hecho en función de la sanidad privada, de las necesidades de la sanidad privada, y no en función de las necesidades de la población de las islas Canarias. Si no, explíqueme usted por qué hay más convalecientes en Gran Canaria que en Tenerife; si no, explíqueme usted por qué los convalecientes de la isla de Tenerife van a quedar fuera de ese concurso o las empresas, lo va a hacer usted por detrás y va a seguir concertando fuera del concurso. Explíqueme, además, por qué está sacando de ese concurso la diálisis, la fibrinolisis, las cirugías, las resonancias magnéticas... ¿Por qué saca del concurso lo difícil?, ¿por qué saca del concurso lo caro? Para después poder decir usted y el presidente del Gobierno que es más cara la sanidad pública que la privada y, sin embargo, usted está derivando las cosas más fáciles, las menos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿Quiere un minuto más, señora Hernández?

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ: Gracias, señor presidente.

...las más baratas a la privada. Explíquenos por qué va a subir el 60 % el coste del lote dos, el 60 % el coste del lote dos de media, y explíquenos por qué es compatible y no se abstiene modificando la orden que da derecho a participar en este concurso. Es decir, que el de Agricultura firma el concurso pero en medio del concurso usted, que se decía incompatible, firma, firma, las condiciones, modifica las condiciones, por las cuales se puede presentar a ese concurso la sanidad privada, trece años después, señor Baltar.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Hernández.

Turno del señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente. Buenos días, doña Patricia.

Bueno, yo primero quiero aclararle: ni nunca he hablado mal en un medio de comunicación del doctor Morera, en el pasado ni en el presente, ni en el pluscuamperfecto hablaré de él. Nunca lo he hecho y nunca lo haré. Merece todo mi reconocimiento profesional y le agradezco que busque esa cita de forma concreta, porque me extrañaría.

El segundo elemento que quiero aclararle es que nunca me he negado a contestarle. Le he dicho lo mismo que voy a decirle ahora, que por razones éticas de mi procedencia profesional, como usted bien decía, la empresa privada Hospital de San Roque, yo me abstengo de intervenir en este tipo de expedientes. Y lógicamente asumo como consejero de Sanidad toda la responsabilidad de los trabajos que los equipos técnicos y funcionariales de la consejería realizan al respecto. Porque sí tengo que aclararle una cosa: el equipo que ha acabado estos pliegos es el mismo que tenía el doctor Morera.

Y si me permite, yo no saco del concurso nada de lo que estaba. Yo firmo lo que puedo firmar, porque lo dicen los responsables del área jurídica, y no firmo lo que no puedo firmar. Yo no intervengo en un pliego de un concurso en donde una empresa de la que procedo puede participar y sí regulo las condiciones de calidad mínimas que deben tener los centros homologados de este archipiélago. Porque, mire, no solo los pacientes públicos asisten a las clínicas privadas, y ahí está la Oddus para acreditar las quejas, las felicitaciones y lo que haga falta en todos los ámbitos.

Luego, yo, si a usted le parece correcto, y si luego quiere entramos en el detalle de por qué el número de camas, por qué el número de camas, según escriben los técnicos, en lo que yo venía o vengo a hacer hoy, que es informarle, textualmente, sobre los acuerdos marco para la contratación de servicios sanitarios, porque créame, señoría, yo hay cosas que a veces me pregunto, me pregunto para qué formula usted esta comparecencia si ya les va a decir a los periodistas de dos medios de comunicación escritos, con veinticuatro, cuarenta y ocho o setenta y dos horas de antelación, todo aquello que usted ya concluyó de lo que yo aún no he informado. Entonces para qué me pide que le informe. Yo le informo encantado, encantado, porque créame que ni me he negado ni me voy a negar ahora.

Mire, señoría, se convoca -y le cito textualmente-, es la actualización que se inició en el año 2016 por mi predecesor en el cargo con la creación de un grupo de trabajo. Esto se recitó aquí en la fecha en la que usted dijo, 2017. No se dijo que estuvieran acabados los pliegos, no se dijo que estuvieran acabados los pliegos. Puede ser que lo dijera, no lo sé, lo mismo me volví loco, puede ser que lo dijera, pero no estaban acabados los pliegos. Se decía: con la creación de un grupo de trabajo formado por técnicos del Servicio Canario de Salud, de la Dirección del Servicio Canario de Salud, de las direcciones generales de competencia en la materia y que, entre otras... (ininteligible), iniciaron las tareas para la elaboración de los pliegos de contratación. Cita textual.

Mire, el objeto: contratación de media y larga estancia en centros concertados; perfiles de pacientes: pacientes afectos de procesos patológicos consistentes en padecimiento de enfermedades, reagudización o complicación de procesos. Eso para los del lote uno; para los del lote dos: pacientes afectos de procesos patológicos que precisen de atención sanitaria en régimen de hospitalización, con el fin de continuar con las posibilidades de recuperación o rehabilitación.

Y, mire, le digo una cosa que es especialmente importante. Yo no quité nada de la orden. La fibrinolisis siempre ha estado fuera -veo que gracias a Dios el doctor Rodríguez asiente-, porque son tratamientos de infartos de miocardio. La fibrinolisis siempre ha estado fuera; la resonancia magnética.

Es decir, en los lotes uno siempre se dejan fuera tres cuestiones, que aquí se dejan: la resonancia magnética, que se paga según el concurso en vigor, la fibrinolisis y la hemodiálisis, que tienen concursos específicos, líneas específicas de financiación y se pagan en vías paralelas. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

En los del grupo dos es donde determinados niveles de exigencia no se podían hacer. Pero, bien, ¿por qué se subieron esos precios? Y créame, señoría, yo no soy quién para que entre en valoración absoluta de los precios que se le dan a nadie, puesto que eso lo calcula un equipo técnico de la consejería, que es interservicios, que tiene gente del área económica, gente de la asesoría jurídica y gente del servicio de conciertos e inspección. Y esto, señores, en un informe detallado, que, si usted quiere... Y, por favor, señorías, una vez más, esta consejería, como todos ustedes saben, es una institución completamente abierta. Como les dije en los temas de listas de espera y les reitero en estos de concertación, tienen a su disposición toda la consejería, todos sus técnicos, empezando por el director del Servicio Canario de Salud, don Conrado Domínguez, para clarificarles, mostrarles, lo que ustedes necesiten ver. Les decía que yo no bajo, ni yo ni el director del servicio bajamos a niveles de precios. Esto es una estimación que hace un equipo de técnicos, un equipo multiservicios, en los que la valoración fundamental la hace una serie de económicos, y esos económicos, técnicos economistas, la hacen en función de las exigencias que nosotros ponemos. ¿Por qué el lote uno no crece y el dos sí? Pues porque, evidentemente, el nivel de exigencias, que tradicionalmente eran nimias, que se ponen a los hospitales del grupo dos, si usted rescata el histórico, verá que ahí hay cuatro tipos de precios distintos en los que se pagaba históricamente... Pues, ahora mismo se les exigen unas condiciones mínimas de médicos, de enfermeros, de auxiliares y de dotaciones de equipos de apoyo y no sanitarios.

No es necesario decir "no" así con la cabeza. Yo le leo el apartado que usted considere de interés. Mire, en el lote dos, en el lote dos, por poner un ejemplo, se ha pasado de no exigir prácticamente nada, o no está registrado... Bueno, yo me remito a la orden del año 1980, del Insalud, que es la que regulaba la acreditación de este tipo de centros. Usted recupérela y la repasamos conjuntamente, que veo que le gusta trabajar los temas sanitarios. Estaré encantado de que nos sentemos un rato y repasemos con detalle este tema, con el equipo, además, que lo elaboró, porque yo no tengo mucho que decir al respecto. Pero, mire, se les pide que tengan la capacidad de realización de pruebas diagnósticas y exámenes, radiología básica, ecografía y aplicación de tratamientos, pautas o procedimientos terapéuticos exigidos de este nivel al paciente, el tratamiento de posibles complicaciones que puedan presentarse a lo largo de todo el proceso, rehabilitación y fisioterapia -está en el boletín oficial-, rehabilitación y fisioterapia, tratamiento farmacológico, gases medicinales -por cierto, que en el histórico había entornos en los que no los había-, sangre y hemoderivados, material fungible, productos sanitarios que sean precisos, anatomía patológica, curas, alimentación según dieta prescrita, parenteral o enteral, asistencia por equipo médico especializado, de enfermería y personal auxiliar y hospitalización incluida en habitación compartida, máximo de dos.

Yo, créame, señoría, que traía pormenorizadamente una explicación que me habían preparado en la consejería para explicarle en qué consistía la licitación. Veo que sus intereses son otros. Hablemos de lo que a usted le parezca, pero, créame, en las condiciones yo no he firmado lo que no me correspondía firmar, yo no me he inmiscuido en lo que no tenía que inmiscuirme, asumo absolutamente la responsabilidad de los trabajos presentados por parte de los técnicos y avalaré el resultado que la mesa correspondiente de adjudicación tenga a bien tomar.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto.

Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Señor consejero, la verdad es que al comienzo de marzo, cuando publicaron la convocatoria de la licitación pública para la contratación de la prestación de servicios asistenciales de hospitalización de media estancia a pacientes derivados del Servicio Canario de Salud, en ese momento nos pareció una buena noticia. Era lógico que se adaptaran los conciertos a la nueva Ley de Contratos del Sector Público y nos pareció una medida más que acertada que se resolvieran de forma parcial o total los antiguos convenios que llevaban subrogándose desde tiempos del Insalud, porque esto se debía hacer muchos años atrás, por múltiples causas, entre ellas por la necesaria revisión de estos conciertos, para ver si se cumple con la racionalidad del gasto público y, si no era el caso, pues, revertir los servicios a la sanidad pública.

Además tenemos la imperiosa necesidad de que muchos de estos centros concertados se adaptasen a los estándares de calidad, de confort y seguridad del paciente que se exigen en la normativa de los hospitales públicos. Así también quedó claro en esta Cámara a través de una PNL que fue aprobada por todos los grupos. Una medida que hemos aprobado en esta Cámara hace ya más de un año y que debemos exigir a estos centros, porque, si no cumplen estos mínimos y derivamos un solo paciente a estos centros, estamos dando un mal servicio público y dejando sin las adecuadas garantías a nuestros ciudadanos.

Señor Baltar, tuvimos la sensación de que poco caso se había hecho a esta iniciativa aprobada por parte del Parlamento, pues cuando se publicó la convocatoria se puso en las bases que los requisitos específicos del contratista, que deben cumplir, se ajustaran a una Orden del 28 de noviembre de 2006, una orden algo obsoleta. Pero luego vemos que se procede a la modificación de dicha orden, este mismo 5 de abril, que se publicaba en el BOC. Modificaciones que podríamos entrar a debatir si no tuviese solo tres minutos para poder hablar. Por ello le pregunto: ¿de verdad que son las modificaciones que usted entiende necesarias e importantes para cumplir con el servicio que los ciudadanos demandan? Me gustaría saber o que nos explicara en qué se han basado o qué han tenido en cuenta para entender que estas son las modificaciones necesarias para cumplir con los estándares de los que hemos hablado.

Nosotros apostamos por una sanidad pública, pero nunca hemos negado que en los casos en que nuestra sanidad no llegue se puedan hacer conciertos sanitarios. No estamos en contra de los conciertos sanitarios cuando se trata de dar cobertura a la población. Hay que priorizar y lo entendemos perfectamente. Pero acciones como esta evidencian que la sanidad concertada ha vivido en una foto fija y que las mejoras que se les exigían son leves, y tenemos la sensación de que las que se les exigen actualmente siguen siendo muy leves, teniendo en cuenta que estos requisitos ya tenían que haber contado o ya debían haberlos tenido desde hace más de una década.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para Nueva Canarias. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señor consejero, señorías.

Voy a pedir una comparecencia del consejero para discutir esto con más tranquilidad, porque desde luego yo en tres minutos, que tengo alguna experiencia en el sistema sanitario, no tengo capacidad para expresar con garantías, yo diría con precisión, este debate.

Primera consideración. Se privatiza la sanidad cuando se traslada el aseguramiento público al ámbito de lo privado, cuando en vez de ser el presupuesto estatal quien garantice la sanidad pública y universal lo tienes que garantizar tú con tu poder adquisitivo. Otra cosa distinta es que una parte de la provisión de los servicios públicos del Sistema Nacional de Salud se pueda prestar con medios ajenos al sector público, pero con base en sus normas y en los derechos de los usuarios. Son dos conceptos distintos, se tienden a confundir demasiado, producto de la falta de estudios o de la mala fe. Son cosas distintas. El aseguramiento público, la sanidad gratuita y universal es, afortunadamente, en el caso español, un derecho consolidado. Mejorable, pero consolidado.

Por lo tanto, trataríamos hoy aquí de actualizar la contratación de determinados servicios públicos prestados con medios ajenos, determinados servicios públicos prestados con medios ajenos, en este caso hospitalización de media y larga estancia, de bajo requerimiento y de alto requerimiento, después de cuarenta y pico años de obsolescencia del modelo de contratación, porque no es del Insalud, es del INP -Instituto Nacional de Previsión-, antes, y eso es positivo.

Es cierto que esto es discutible. Hay gente que discute que los servicios públicos se deben prestar en todos los casos, en todas las circunstancias, por trabajadores públicos, y es legítimo aspirar a eso. Esto es un asunto que yo respeto pero que es distinto a privatizar la sanidad. Privatizar la sanidad significa que yo me pague el dentista, como pasa ahora; significa que me tengo que hacer una póliza de seguro para que a los niños los vea el pediatra rápido. Eso es privatizar la sanidad. Prestar servicios por terceros, si se hace en condiciones reguladas, controladas y garantistas, no es privatizar la sanidad, es prestar servicios fuera, y aquí lo que se hace es regular ese tema.

Cierto es que hay dudas sobre este planteamiento, por ejemplo la distribución territorial de los recursos. Esa es una duda que yo no entiendo bien: 390 camas en el lote dos, que serían de requerimientos bajos, en una isla y 27 camas en el otro. Teniendo en cuenta la estructura demográfica y la demanda, habrá una explicación, supongo, pero la tendrá que dar el consejero. Y el tema de la evolución de los precios. Es verdad que en las de larga estancia se prestaban servicios como se prestaban y ahora hay más exigencias, pero sorprende que se dupliquen los costes. Estas son las cuestiones de las que yo pediré aclaración, porque hoy no me da tiempo en tres minutos.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Continuamos. El Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Señor Rodríguez, registre usted esa...

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señor Márquez, que es que... Disculpe. Ahora. Es que el reloj no iba a su sitio.

Cuando quiera.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): No creo que tenga que ver con el lazo amarillo, espero.

Señor Rodríguez, registre usted...

La señora PRESIDENTA: Ya que me interpela, yo creo que el reloj no entiende de lazos, pero en cualquier caso entiende de la mano mía, que no le da bien.

Continúe.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Sabe usted, presidenta, que no se lo decía con ruindad.

Señor Rodríguez, registre usted esa comparecencia porque tengo ganas de debatir con usted sobre este asunto.

Evidentemente que degradar la sanidad pública, evidentemente que en Tenerife no hayan crecido las infraestructuras hospitalarias en la isla para beneficiar a la privada es privatizar la sanidad pública, señor Rodríguez. Evidentemente que, cuando subes a la planta del Hospital Doctor Negrín, a medicina nuclear, y te encuentras a los trabajadores de la Clínica San Roque, la empresa donde trabajaba el señor consejero, eso es privatizar la sanidad pública, señor Rodríguez. ¡Claro que es privatizar la sanidad pública!, la degradación de los servicios públicos para beneficiar con márgenes de beneficio, márgenes de beneficio que tienen las empresas privadas gracias a los conciertos.

¿Por qué en Canarias es donde más ha crecido el negocio de las clínicas privadas? ¡Gracias a la privatización, gracias a la concertación y gracias a la degradación de los servicios públicos! A la desconfianza que ha generado esa degradación en la ciudadanía, que en muchos casos se hace seguros privados. Eso es privatizar la sanidad, eso es privatizar la sanidad.

O el transporte sanitario. El 80 % del transporte sanitario está en manos privadas, señor Rodríguez. Por tanto, ahora tenemos un conflicto laboral, los trabajadores han tenido una pérdida salarial enorme. ¿Y la consejería qué hace? Se desentiende, "esos son trabajadores de las empresas privadas". No, señor, son trabajadores que deberían estar en el sistema público y que ustedes han privatizado y ahora se desentienden completamente.

Yo lo que quiero decir con todo esto es que esto no va a cambiar, señores del Partido Socialista. Estos señores de Coalición Canaria son unos neoliberales, lo sabemos perfectamente. Y una pregunta que les hago a ustedes es, ¿en 2019 qué pasa? Esto no va a cambiar. ¿Por qué han puesto al señor Baltar de consejero de Sanidad? Sabemos perfectamente lo que hay. Yo lo que les pregunto a ustedes es que si en el año 2019, si las cuentas les salen otra vez con Coalición Canaria, si van a volver al redil y se van a olvidar de todos estos discursos que están haciendo ustedes aquí, que yo comparto. Eso es lo que yo les pregunto a ustedes. Porque, cuando ustedes estaban en el Gobierno, nosotros traíamos aquí auditorías de la concertación, traíamos aquí propuestas de desprivatización de la sanidad pública paulatinas y ustedes se negaban, y nos decían: "ay, señores de Podemos, están ustedes obsesionados con la concertación". ¿Ahora qué les digo yo a ustedes, señores del Partido Socialista? Díganme sí o no: ¿volverán al redil de Coalición Canaria y se olvidarán de lo que están diciendo hoy? Porque sería una pena que, ante la oportunidad de revertir las políticas neoliberales que están privatizando los servicios públicos de nuestra tierra, perdamos la oportunidad de generar un proyecto de progreso para Canarias, y en eso es muy importante que nos comprometamos con la ciudadanía. Tenemos que ser coherentes entre el discurso y las acciones.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular. El señor Gómez.

(Rumores en la sala).

Señorías, silencio, por favor. Señorías, silencio.

Cuando quiera, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías): Muchas gracias, presidenta.

Está claro que hemos ido en este debate a un lugar que quizás no era el que quería inicialmente la compareciente, hemos ido hacia el lugar de la lucha ideológica. Creo que esto es lo más alejado que podemos ir acerca de lo que están pidiendo los ciudadanos. Y nuestro grupo, el Grupo Parlamentario Popular, siempre ha dicho que está del lado de los ciudadanos y de los pacientes y aquí hoy estamos haciendo todo lo contrario de lo que piden los pacientes y los ciudadanos, que es una lucha ideológica sin cuartel. Nosotros vamos a estar del lado de los ciudadanos, que es donde hemos estado siempre, y vamos a estar del lado de los ciudadanos que reciben su tratamiento tanto en la clínica pública como en la concertada, y estamos de acuerdo con que los tratamientos deben hacerse con calidad, tanto en la pública como en la privada.

A mí sí me preocupa una parte de la intervención de la compareciente, que es el conflicto de intereses y la posible incompatibilidad del consejero. Creo que el consejero debe disipar cualquier tipo de duda acerca de su incompatibilidad para según qué tareas y una buena fórmula sería aportando cualquier tipo de informe jurídico por parte de los servicios de la consejería o del propio Gobierno para disipar cualquier tipo de duda. Yo, créame, no estoy en contra de que los trabajadores de empresas privadas desempeñen su labor en el ámbito político y público y también entiendo que la política no debe estar circunscrita únicamente a los funcionarios. Entiendo que es igual de legítimo que un empresario o un trabajador de la empresa privada desempeñe su cargo público y, por tanto, no voy a ser yo quién le legitime o no, pero sí debemos tener cuidado porque hay una delgada línea roja en la que se traspasa, se va desde el ámbito público y privado a la concertación, al conflicto de intereses y a la incompatibilidad.

Por tanto, entendemos que es una buena oportunidad para que el consejero manifieste cómo ha redactado esta orden, si ha sido él el que la ha firmado, si ha sido por un tema de incompatibilidad o simplemente ha sido para cubrirse las espaldas conforme a la legalidad vigente.

Nada más. Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista. La señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenos días, señorías.

Bueno, señor Gómez, tiene razón: es que hoy no veníamos aquí a hablar de sanidad, es que veníamos a hablar de otras cosas.

Nosotros también nos alegramos de que el señor Rodríguez presente otra comparecencia, a ver si en esa comparecencia podemos hablar de verdad de sanidad y no de los intentos o de los logros de hacer en este Parlamento demagogia, demagogia, de la peor, jugando con la sanidad, y me temo que en este año vamos a ver mucho de esto. Y así nos va en los debates de este Parlamento. Y coincido con usted en que eso nos aleja de los ciudadanos. Porque, fíjese, se trata, primero, de que todo lo que se hizo mientras estuvo el señor Morera, el doctor Morera, al frente de la Consejería de Sanidad estaba bien y ahora todo va mal porque está el señor Baltar al frente, pero qué curioso, qué curioso que, por ejemplo, en el caso de las listas de espera ocurra todo lo contrario. Yo creo que eso es un efecto que tiene que ver con cierta envidia política de lo que es una buena gestión en materia sanitaria, de tener objetivos claros y de sacar adelante las cosas.

Y, permítame, señor Gómez, que además me parezca terrible que aquí se intente constantemente generar dudas y así se hace también en los medios de comunicación.

Antes hablábamos del talento. Qué pena, qué pena que no queramos el talento en política, qué pena que no queramos en política buenos gestores, que no permitamos que hagan su trabajo de forma correcta sin generar constantemente dudas a su gestión, qué pena que enturbiemos el trabajo de los profesionales simplemente para obtener un rédito político. ¡Qué pena!, porque muchos de los que estamos aquí sentados vienen, venimos, o no, de empresas privadas y tenemos todo el derecho del mundo a volver a nuestros puestos de trabajo, y usted lo sabe, y, sin embargo, generamos constantemente dudas sobre la labor de aquellas personas -y me acompaña también el señor Ortega y también ocurría ayer- que vienen a poner su talento al servicio de todos los canarios desde una empresa privada. Qué pena que los machaquemos diariamente en los periódicos, como hacemos. Porque me imagino que el señor Morera habrá vuelto a su puesto de trabajo, ¿o está dos años en su casa esperando para ocupar su puesto de trabajo?, ¿no volvió a su puesto de trabajo en un hospital o dondequiera que estuviera? Allí está trabajando, como debe ser, y, sin embargo, cómo tratamos a la gente que viene aquí a aportar su talento político con datos.

Nosotros nos alegraremos de que en esa comparecencia que pedirá el señor Rodríguez podamos hablar de verdad del concierto.

Y, efectivamente, coincidimos en una cosa: nosotros creemos que la sanidad en Canarias debe ponerse al servicio de los ciudadanos y el ciudadano y la persona deben estar en el centro del servicio, y que todos los recursos que se pongan al servicio de los ciudadanos, mientras tengan la calidad adecuada, bienvenidos sean, porque yo no le voy a decir a una persona que tiene al lado de su casa la posibilidad de operarse que no se opere porque los profesionales o las personas que están allí no le pueden...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Turno ahora para el grupo proponente, el Grupo Socialista. La señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Estoy un poco... En fin...

Dice: no, es que no ha hablado, voy a pedir una comparecencia... Sin embargo, don Román coincidía en dos preguntas claras que yo he hecho, dos preguntas claras, que he tenido cinco minutos, y, sin embargo, el señor consejero en diez, que dice: otro día vengo, otro día vengo, otro día vengo... Balón para aquí, balón para allá, parecía Redondo repartiendo juego, el 5 perfecto, pero no me contestó.

Así que, si son para estas dos preguntas, yo también las hice. ¿Por qué se sube un 60 % el precio, en algunos casos el 100 %? Vamos a pagar el doble a empresas privadas con dinero público, concierto. Dos, si usted le va a dar el alta celestial a los convalecientes de Tenerife, si los va a curar a todos, si los va a poner a correr la media maratón y en Gran Canaria van a seguir siendo convalecientes y teniendo convalecientes. Con la complicación, señor Rodríguez, de que en Gran Canaria, que son 400 plazas, está excluida San Roque Maspalomas, porque tiene un concurso prorrogado hasta diciembre del 2018. Nada impediría, en voluntad política, que el pliego hubiera incluido esas plazas a partir de diciembre de 2018. Por tanto, que serían en torno a quinientas plazas y en Tenerife 27, del lote dos; 27 frente, son 400, excluyendo, excluyendo, el sur de Gran Canaria, San Roque Maspalomas.

Estas dos dudas, que son fundamentales, por qué se les va a pagar el 100 % más, en el lote dos, y por qué en Tenerife 27 plazas. Nada tiene que ver, y he insistido, con una cuestión insularista -yo así lo creo-, sino con los intereses de la sanidad privada, ¡los intereses de la sanidad privada! Si no, tendrá que explicarlo aquí. Insisto, a ver si los va a curar a todos y van a dejar de ser convalecientes, ¿verdad?, u otra cosa que nos la explique.

Porque resulta que en Gran Canaria coincide, yo he pedido los datos y coincide exactamente en las estancias contratadas, de forma aproximada, con las que saca el concurso; sin embargo, en Tenerife es evidente que no. Porque, ¿sabe qué?, es que en Tenerife hay más, hay más conciertos, como en todo -el señor Márquez apuntaba por ahí-, hay más conciertos en todo en Tenerife, y hay más conciertos también en convalecientes, hay más plazas en convalecientes y más estancias en convalecientes, y, sin embargo, las ha dejado fuera del concurso. Eso yo se lo pregunté en la primera intervención, señor Baltar, pero, claro, usted, "como yo no hablé de esto, como yo no hablé de esto"... 5, ta, ta, repartiendo juego.

Nosotros nunca hubiéramos cambiado la orden, la orden, y nos lo habían pedido, nos lo habían pedido los empresarios de la sanidad privada en esas reuniones, y usted sabe, que tiene el acta, nos lo habían pedido prorrogar, prorrogar... Bueno, si quieres, te la paso yo, porque es que yo sí la tengo. No sé si usted la tiene, si quiere se la paso yo, señor Baltar. Los empresarios de la sanidad privada nos habían pedido amnistía y que hubiera más de dos camas por habitación en este concierto. Nos lo habían pedido, consta en acta; y, sin embargo, se les dijo que no. Y usted una orden del 2006, del 2006... Que no es verdad, como usted ha dicho aquí, que es para la sanidad privada, es para los conciertos, es la homologación de los conciertos, señor Baltar. Usted ha mentido a esta Cámara. Es para la homologación de los conciertos lo que usted modifica y, por tanto, se abstiene en la convocatoria del concierto y no se abstiene y firma usted la homologación, no de la sanidad privada, no nos confunda, sino la homologación de los conciertos. Y le da después de doce años un plazo para que haya cuatro personas en una habitación o para el aire acondicionado. Y eso se le negó en los trabajos; por lo tanto, no es continuista. No hubiéramos permitido alargar sine die la media estancia, que usted puede convertir en dos años, en tres años... Es más, nosotros hubiéramos puesto más de dos tramos, tres o más.

Nosotros hubiéramos puesto la calidad en el propio pliego y no remitida la orden que usted modifica. Que modifica, señora Mendoza, para menos, no para más. ¡No ha hecho ninguna modificación para más, a pesar de lo que dice! La orden del 2006, otra vez, no la modifica para mejorar las condiciones de salud, calidad y confort, las empeora. No hay ninguna para bien.

Nosotros en la comisión de seguimiento no hubiéramos puesto solo un funcionario, que se han puesto ustedes y la privada. Hubiéramos puesto a una persona que delegara el Diputado del Común.

Nosotros hubiéramos hecho un plan de inspección en ese pliego. Hombre, ¡es que esto es una cosa muy seria!: salen del hospital público, ingresados en dos camas, pasan a una de cuatro camas, con una concesión, también de la red pública, ¿verdad?, pagado con dinero público pero de la privada, a cuatro camas por habitación, sin climatización, y le indultan, le indultan; le dice: "a usted lo vamos a homologar con cuatro camas en una habitación". Y no ponen un plan de inspección. Es que no está puesto un plan de inspección.

Mire, usted ha modificado el decreto de homologación en la orden de homologación que afecta al concurso. El concurso lo firma el señor Narvay. Por supuesto yo no me creo que el señor Narvay lo haya hecho. Lo ha hecho la gente a la que usted nombró y lo ha hecho usted, y lo ha hecho usted; sin embargo, se ha abstenido, por cuestiones de legalidad, y lo ha firmado el señor Narvay; sin embargo, usted firma la orden.

No le creo que no... se abstenía del proceso, porque usted lo explicó aquí, con las palabras textuales, en julio, que los pliegos estaban terminados, en esta Cámara. Por lo tanto, usted ha trabajado el pliego y no lo ha firmado por una cuestión de incompatibilidad legal. Y yo le insisto, como bien decía el portavoz del PP, en que nos aclare si para modificar las condiciones es compatible o no es compatible.

Y me gustaría saber si usted se abstiene para subir las intervenciones quirúrgicas en San Roque un 51 %. Si usted se abstiene y no tiene conflicto de intereses, porque el señor Clavijo... -no, no es muy sucio, señora diputada-, el señor Clavijo dijo, cuando nombraron al señor Baltar consejero, que no había ninguna cuestión de incompatibilidad. El señor Baltar se ha abstenido de firmar un concurso porque dice que sí es incompatible. Y mi pregunta es, cuando se han multiplicado las operaciones quirúrgicas en Canarias, que casi la mitad pertenecen a la clínica en la que trabajaba el señor Baltar, se ha abstenido, ¿sí o no? 5847 intervenciones quirúrgicas en la privada más, casi la mitad de ese incremento se lo come la anterior empresa donde trabajaba el consejero de Sanidad.

Y el señor portavoz del Partido Popular apuntaba una cosa que yo creo que es muy seria. Claro que el señor Morera, que no tiene ninguna incompatibilidad, está ahora mismo de jefe de Neurocirugía del Doctor Negrín. En la pública, claro que sí. Pero tanto el consejero de Economía como el señor Baltar accedieron a sus puestos con una ley, con una ley, que decía que no podían volver a sus puestos de trabajo, a sus puestos de trabajo, en empresas en las que sus decisiones afectaban y ahora el Gobierno va a cambiar esa ley, que decía eso desde el 97, para que el señor Baltar pueda volver a San Roque al día siguiente de dejar de ser consejero. ¿Y saben lo que ha pasado?, ¿saben lo que ha pasado?: que se ha multiplicado, ha subido el dinero que se dedica a la privada en quirúrgica 8,5 millones de euros. ¡8,5 millones de euros en 2017!, millones más. La mitad de con lo que el señor Baltar decía que iba a arreglar las listas de espera, la mitad, con 16 usted iba a arreglar las listas de espera. En 2017 se ha gastado 8,5 millones de euros más y los tiempos de espera, señor Baltar, han subido, los tiempos de espera han subido con 8,5 millones de euros más.

Y de la actividad, y de la actividad derivada a la privada casi la mitad, casi la mitad, es de la empresa donde trabajaba el señor consejero, de San Roque. ¿Y usted me está diciendo que va a cambiar la ley para que el señor Baltar pueda volver al día siguiente donde le ha incrementado casi la mitad de la actividad quirúrgica con dinero público? ¿Y me quiere decir que eso no tiene nada que ver con la defensa de los intereses particulares de los señores consejeros y no con la defensa de los intereses públicos, que accedieron a ese puesto sabiendo esas condiciones, que accedieron a ese puesto sabiendo esas condiciones?

Se le está pagando ahora más, casi el doble o el doble, en el lote dos, van a subir más plazas en Gran Canaria y disminuyen en Tenerife, por intereses, nosotros sostenemos y no se nos ha aclarado, de quien oferta y no de los ciudadanos, han subido más las intervenciones en la privada...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más y concluya, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ: ...han subido más las intervenciones quirúrgicas en la privada que en la pública, rompiendo la tendencia de 2015 a 2016, cuando -y estaba muy preocupado el señor Baltar- el señor Morera bajó el dinero a la privada y las operaciones con la privada. Y a mí me parece que este es un tema muy serio en el que debe haber transparencia y las normas claras, y las normas eran así, señor Baltar. Si usted era incompatible para acceder al cargo, no tenía que haber accedido. Está muy bien que se abstenga, pero nadie cree que no haya participado usted en ese pliego. Y ahora, beneficiando a su empresa, quiere volver al día siguiente y le van a hacer palmas en San Roque, porque usted no ha parado de beneficiarles a ellos y a sus compañeros durante todo este año, año ya, casi y medio.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Hernández.

Turno para cerrar esta comparecencia del consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señor Márquez, vamos a ir empezando y espero que... y créame que yo no es por el lazo. Confunde usted mi origen laboral con mi ideología. Yo procedo de la empresa privada, pero usted no sabe cómo pienso yo respecto de si la provisión... Y en eso creo que hay que rescatar, porque la precisión del doctor Rodríguez es fundamental. En sanidad hay tres funciones básicas: la financiación, el aseguramiento y la provisión. Lo que garantiza que todos los ciudadanos tengan un acceso universal a todas las prestaciones sin costes que les discriminen es la financiación y el aseguramiento. La provisión, lógicamente, en este país, aunque es mayoritariamente pública -usted sabe que supera el 95 %-, no tiene por qué ser definitoria del aseguramiento, como decía el doctor Rodríguez.

Pero insisto en lo que le decía: confunde usted mi origen laboral con mi ideología. Y yo me fui a trabajar a donde me dieron trabajo. Yo trabajé dieciséis años en la función pública y se acabó mi estancia en la función pública, porque no podía seguir, porque venía un cambio, porque había otras plazas, porque unas transferencias, y me fui a trabajar donde me dieron trabajo. Pero créanme que he trabajado con la misma honestidad, señora Patricia, en el entorno privado que con la estoy trabajando en el entorno público y sugerir otras cosas no me parecen correctas ni propias de este ámbito, ni propias de este ámbito. (Aplausos).

Porque, mire, yo vengo aquí a hablar de una comparecencia que era un concurso, no a hablar de lo que usted sacó, que si quiere lo hablamos también. Y, recuperando su estilo, porque no hay forma de no entrar en él, obras son amores: ustedes tuvieron un año y seis meses y no hicieron nada y nosotros en un año y dos.... Está publicado en el Boletín Oficial de Canarias. ¡Obras son amores! ¡A ver quién colaboró más con la medicina privada, si ustedes o yo!

Sigamos repasando los temas. Aprovechando lo que ustedes me planteaban, no solo estaré encantado de que presente usted una comparecencia, señor Rodríguez, que me parece del máximo interés bajar a esos detalles. Y aprovecho para contestar las dos preguntas, que se refieren al tema, que me planteaba la doctora Hernández y usted. Se suben los precios. Reitero que es el único informe que exigí, que está hecho por el área económica de la consejería, por técnicos, por cierto, que proceden de la etapa de las transferencias, de probada solvencia, y los mismos que hicieron los informes para el señor Jesús Morera. Que no juzgaré, en mi vida, doña Patricia, su trabajo, en mi vida lo he hecho. Luego, encantado. Las diferencias de precios en ese informe se acreditan en el lote dos, puesto que el lote uno permanece congelado, que es el de los enfermos agudos. Y, por cierto, doña Patricia, el que más afecta a la empresa de la que yo procedo, mire usted qué casualidad. Es una pena que no se fije usted en esos matices, ¿vale? En el lote dos se revisan los precios porque se les cuadruplican las exigencias. Entonces eso, nos sentamos con los técnicos, pongo la consejería entera a su disposición y vengo a la comparecencia, lógicamente, acompañado de quien hizo los trabajos y se lo explica con detalle.

Respecto de la estructura de camas, otra de las preguntas que usted insistía en hacer. La estructura de camas responde a una realidad histórica y a día de hoy -aquí está la consejera de Políticas Sociales- habría que hacer una valoración integral, porque desde la consejería de Sanidad se pagan una serie de compensaciones a módulos de alto requerimiento, de medio requerimiento, porque han ido creciendo otras infraestructuras. Lógicamente, esos pacientes de media y larga estancia, que muchos de ellos son pacientes de alto requerimiento que no tienen salida hacia el mundo sanitario, pues, había, puesto que les exigimos prestaciones sanitarias, que compensarlos económicamente. Entiendo yo, es lo que pone el informe.

Por último, doña Patricia, mire, cuando uno quiere hacerlo todo público, lo primero que hace es hacer un plan de infraestructuras públicas, cosa que ustedes tampoco hicieron. El último que recuerdo lo dejó hecho el doctor Rodríguez. Y ustedes en un año y seis meses no hicieron un plan de infraestructuras públicas. Nosotros tenemos el compromiso de traerles uno, porque si uno quiere dar prestaciones públicas, señor Márquez, lo primero es hacer la infraestructura capaz de dar las prestaciones. Luego traeremos el correspondiente informe de infraestructuras de crecimiento.

Y, miren, no se puede estar manteniendo cada vez un discurso distinto. Cuando hablamos de las crisis de urgencias, ustedes nos dicen: saquen inmediatamente a los pacientes de urgencias, mueva usted los conciertos. Me remito a las mismas hemerotecas a las que usted se remite hoy, y a su persona. Usted nos exige, nos pide, sacar a los pacientes de las urgencias, llevarlos fuera, llevarlos a los centros concertados. ¿Cómo lo hacemos?, dígamelo usted.

Mire, me va a perdonar pero yo solo tengo una conclusión en este planteamiento: le explico con detalle lo que usted quiera, nos ponemos la consejería, este consejero, el director del servicio y todos sus servicios, que son los que lo elaboraron, totalmente a su disposición. Pero me temo que, por su discurso, me recuerda a aquel conocido adagio de "ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio".

Buenos días, doña Patricia.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Baltar, señor consejero.

Continuamos, vamos a la comparecencia ahora. Está la consejera de Empleo aquí, señorías, ¿entiendo que podemos ir a las comparecencias de empleo, señorías? ¿Por asentimiento? ¿No?

Recuerdan que ayer, señorías, recuerdan que ayer dijimos, en la Junta de Portavoces, que las comparecencias de empleo se retrasarían por cuanto tenía un compromiso en Presidencia con la recepción o el encuentro bilateral entre los gobiernos de Canarias y las islas Baleares. Por tanto, la consejera de Empleo está aquí y la pregunta es ¿podemos...? (La señora Santana Perera solicita la palabra).

Dígame, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): El acuerdo de la Junta de Portavoces fue que sería tras finalizar las proposiciones no de ley y hay colectivos que van a venir a las proposiciones no de ley.

La señora PRESIDENTA: Yo he hecho una pregunta, señora Santana, he hecho una pregunta, "¿se pueden ver ahora?", porque al final no quedó claro, dijimos que hoy convocaría junta para ver cuándo la hacíamos. No tengo ningún inconveniente en que sea después, no tengo ningún inconveniente, pero si hay un inconveniente siguiente... No, ninguno. Podemos ir a las PNL.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1739 Sobre -Gobierno-, sobre acuerdos marco para la contratación de servicios asistenciales a pacientes derivados del Servicio Canario de la Salud.

Facebook Twitter Youtube Google Plus Flickr

Aviso jurídico · Parlamento de Canarias C/Teobaldo Power, 7
38002 S/C de Tenerife
Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400