Educar y formar en igualdad, claves contra la violencia vicaria

El Parlamento de Canarias fue sede este jueves de la celebración de la jornada ‘Violencia vicaria, otra forma de violencia de género’, organizada con la Diputación del Común y en la que representantes del ámbito judicial, institucional y académico hicieron una amplia reflexión en torno a tres mesas redondas

11/11/2021 Presidencia

Canarias, 11 de noviembre de 2021.- El Parlamento de Canarias fue sede este jueves de la celebración de la jornada ‘Violencia vicaria, otra forma de violencia de género’, organizada con la Diputación del Común y que fue inaugurada por la ministra de Justicia, Pilar Llop, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, la vicepresidenta primera del Parlamento, Esther González, el titular de la Diputación del Común, Rafael Yanes, y la adjunta especial de Igualdad y contra la Violencia de Género, Beatriz Barrera.

En su intervención, Esther González remarcó la necesidad de educar en valores desde los primeros años de vida, de hacerlo en la escuela, en la calle, en la familia, en todos los ámbitos. “Eduquemos y formemos contra el machismo; eduquemos y formemos en emociones y eduquemos y formemos en igualdad para lograr una verdadera convivencia. Hagamos niños y niñas conscientes de lo que significa el respeto para que el día de mañana sean ‘personas buenas, personas de gran corazón’, como recientemente expresaba Beatriz Zimmermann, madre de Anna y Olivia”.

González recordó que la violencia vicaria consiste en hacer el máximo daño posible a las mujeres a través de sus seres queridos, especialmente de sus hijos e hijas. “Se utiliza a los niños y niñas como instrumentos; se les deshumaniza hasta rebajarlos a la categoría de objeto, de esa herramienta mediante la que llevar el sufrimiento de su madre hasta el límite”.

La vicepresidenta indicó que en estos últimos dos años, según datos del Ministerio de Interior, ha habido más de 2.000 casos de niños y niñas en situación de riesgo por violencia de género. Solo en junio de este año, el Sistema VioGen contabilizó 500 casos de menores en situación de riesgo, casi 3.500 en situación de vulnerabilidad y más de 4.500 casos con menores de especial relevancia.

“Es una responsabilidad institucional que estas mujeres se sientan protegidas y atendidas en las muchas necesidades especiales que presentan, que se les den facilidades para rehacer su vida en la medida de lo posible. Deben recordar que no están solas y que tienen a su lado administraciones y colectivos que trabajan por y para ellas”, dijo. Para concluir, la vicepresidenta hizo hincapié en que el machismo “mata, y mata también a la sociedad”.

TOLERANCIA CERO A LA PRIMERA FALTA DE RESPETO

En el acto de apertura de la jornada, el presidente de Sos Desaparecidos y portavoz de Beatriz Zimmermann, Joaquín Amills, leyó un testimonio escrito por la madre de Anna y Olivia: “Hay que ser menos tolerantes, más radicales a la primera falta de respeto, porque el respeto lo es todo. Los niños ni siquiera pueden pedir ayuda porque están bajo supervisión de sus padres. Para ellos, sus padres son sus ejemplos y tienen que obedecer. Se encuentran totalmente indefensos y vulnerables. Tomás no me respetaba en absoluto. Pensé que era buen padre y que a ellas las trataría bien, pero me equivoqué. Nadie pensó que podría hacerles algo. Eso es lo preocupante: nadie lo veía capaz. Hay que vigilar mucho más de cerca a los niños que sufren en sus casas y que los padres sepan que son vigilados. Los niños, igual que los adultos, deberían tener más derechos y estar más protegidos. Que no vean como algo normal el maltrato. Todo esto requiere más profesionales en este ámbito, pero vale la pena”.

Por su parte, la ministra de Justicia afirmó que es objetivo prioritario del Gobierno de España erradicar la violencia de género, “un grave ataque a la integridad y una amenaza para la propia sociedad”, y garantizar la protección de las mujeres y de sus hijos. Sostuvo que la violencia vicaria “es el fenómeno más cruel de esta violencia” y defendió la necesidad de que los niños y niñas, “desde edades tempranas, reciban educación en igualdad”.

Llop señaló que desde la política “se debe hacer lo posible para ofrecer recursos para esta lucha: prevención, protección y presupuestos, una tarea coordinada entre todos los factores implicados". “Sabemos que hay mucho trabajo por hacer y nos vamos a dejar la piel en esta lucha”.

También el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó que combatir el machismo y promover la igualdad “es la única vía” y valoró que estas jornadas contribuyan a “seguir por el camino correcto” para combatir violencia machista y vicaria en Canarias. “El machismo mata, no solo a las mujeres, sino a sus hijos e hijas para dañarlas a ellas. Se debe abordar esta cuestión de extrema gravedad”, expresó.

En este sentido, el Diputado del Común, Rafael Yanes, advirtió de la gravedad del resultado de una preocupante encuesta donde la mitad de jóvenes niega la violencia de género a pesar de las 1.118 víctimas en estos últimos 18 años. “Espero que esta jornada sirva de reflexión sobre qué están haciendo las administraciones, la influencia de las redes sociales, el papel de los medios informativos y los recursos de atención”.

Al respecto, la adjunta de Igualdad de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, defendió que no solo se debe garantizar la protección de las mujeres víctimas de violencia, sino también de los niños y niñas. "Quiero expresar mi respeto y admiración infinita hacia Beatriz Zimmermann por su bondad, resiliencia y por hacer de su eterno dolor una causa para ayudar", expresó durante la jornada.

Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada


Un momento durante la jornada

Un momento durante la jornada