Diario de Sesiones 22/2008, de fecha 30/1/2008 - Punto 8

'· 7L/PNL-0016 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre nominación del Hospital General de Lanzarote como Hospital Doctor José Molina Orosa.'

'El señor presidente: Siguiendo con el orden del día, pasamos a las proposiciones no de ley. La proposición no de ley 16, la primera del orden del día, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre nominación del Hospital General de Lanzarote como Hospital Doctor José Molina Orosa.'

'Tiene la palabra el señor Fajardo Palarea.'

'El señor Fajardo Palarea: Señor presidente.'

'Yo espero que esta proposición no de ley calme un poquito los ánimos después del encendido y constructivo debate al que hemos asistido en el punto anterior del orden del día del Pleno.'

'Para mí empezar diciendo que es un honor para mí intervenir en la defensa de esta proposición no de ley, que nada tiene que ver con inversiones, que nada tiene que ver con modificaciones de ley, con controles de evaluación de planes en vigor (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Alemán Santana.) ni con fotos de reuniones en las que algunos se reían porque la economía iba mal ni con malversaciones de caudales públicos ni con compra de votos -que, por cierto, la compra de voto es un delito, y algunos lo han sufrido y otros lo han pretendido, aunque les han ...(Ininteligible.) la voz, al parecer, según los tribunales-, sino que simple y llanamente tiene esta PNL como motivo instar al Gobierno a que, si este Parlamento lo tiene a bien aprobarlo, a que haga lo que desde Lanzarote entendemos un acto de justicia con un español, canario y conejero, el doctor José Molina Orosa. Y digo que es un honor para mí, no por el hecho de que estas mis palabras queden reflejadas en el Diario de Sesiones de este Parlamento, al igual que la de aquellos que luego me seguirán en el uso de la palabra, que espero que sean compañeros de Lanzarote, sino el honor consiste en que se va a dar el hecho de que sea el nombre de don José Molina Orosa el que quede así impreso en este Diario de Sesiones.'

'Nosotros traemos esta PNL y me veo en la obligación de explicarle a la Cámara, porque muchos no lo sabrán, quién era don José Molina Orosa y por qué la presentación de esta proposición no de ley. Miren, con fecha 28 de julio de 2006, el Pleno del Excelentísimo Cabildo Insular de Lanzarote aprobó, por unanimidad de los 22 consejeros presentes en ese acto -de los cuales hay algunos diputados en esta Cámara-, una declaración institucional -que luego leeré- y se lo comunicó el día 30 de agosto de 2006 a la Consejería de Sanidad para que obrara en consecuencia.'

'Dicho acuerdo, que revistió la fórmula de declaración institucional, devino de uno anterior, también adoptado por unanimidad en fecha 24 de julio de 2006, por la mesa de Sanidad del Excelentísimo Cabildo Insular de Lanzarote. Órgano en el que yo creo que es importante que ustedes sepan que no solamente están representados los partidos políticos, a saber Coalición Canaria, Partido Popular, Partido Socialista Obrero Español-Partido Socialista Canario, el Partido de Independientes de Lanzarote, el apeles -que no sé si en aquella fecha era apeles, era PIL o era Coalición Canaria, no lo sé, porque no lo logro ubicar realmente en el tiempo-, Alternativa Ciudadana, sino también está representado el personal sanitario de la isla, las diferentes ONG de las islas, el personal facultativo del hospital insular y los ayuntamientos de la isla.'

'Y la declaración institucional decía, con respecto a don José Molina, que había sido un personaje excepcional, de este tipo de personas que no abundan. José Molina Orosa, el médico de los pobres, el médico de Lanzarote, el más claro exponente de que una persona puede marcar la historia de un pueblo. José Molina Orosa, don José, contribuyó a mejorar notablemente la vida de toda una isla.'

'A sus indiscutibles dotes como profesional de la medicina, don José unía dedicación, paciencia, afecto y entrega hacia sus pacientes. Cuentan que, más de una vez, finalizadas sus tareas, se sentaba a los pies de la cama de cualquiera de sus enfermos para ayudarle a combatir la inmensa soledad que acompaña siempre a un convaleciente.'

'Seguíamos diciendo los representantes de la isla de Lanzarote que Molina Orosa perteneció a ese género de personas, desgraciadamente en extinción, que se entrega sin pedir ni esperar nada a cambio. En vida curó, sanó, acompañó y devolvió la esperanza a miles de lanzaroteños. En su muerte, su recuerdo sigue siendo referencia para todos aquellos que creen que la vida, hecha sacrificio al servicio del bien común, merece entrar en la memoria de la historia.'

'Nació en 1883, en Arrecife. Superó, gracias a su fuerza de voluntad, una acentuada atrofia muscular en las extremidades inferiores, que le sobrevino a los dos años pero que le dejó secuelas para el resto de su vida.'

'No hay referencias exactas sobre el momento ni el motivo que le llevaron a dedicarse a la medicina, porque no tuvo, siquiera, referentes próximos en la familia. Lo que sí es cierto es que Molina se dedicó a la medicina porque no hubiera podido ser otra cosa. Tal era su amor por la vida y por la vida de los suyos que don José se entregó en cuerpo y alma en estudiar la forma de mitigar el dolor humano como expresión del sufrimiento que hace despertar el amor entre los hombres.'

'Don José, además de excelente médico, fue amigo, confesor y confidente. Confesor en el más amplio sentido de la palabra, aquel que le confiere solemnidad a la muerte. Pero también confidente, en cuanto que representa el aspecto contrario de la profesión, aquel que requiere de una grandeza de alma extraordinaria para pronunciar la palabra amable, el útil consejo y el gesto familiar y cariñoso.'

'Sin duda -y aquí espero que me escuche la consejera de Sanidad- el gran anhelo de su vida fue conseguir poner en marcha el Hospital Insular de Lanzarote. Un espacio en el que pudiera dar cobertura a todos sus pacientes. Logró su sueño en 1950, cuando fue inaugurado el centro sanitario, su viejo hospital, que dirigió hasta su jubilación. Toda su vida estuvo enlazada a la del centro, pues desde que se edificó fue dejando huella de sus pasos, su ternura, su amor y sus conocimientos entre sus paredes. En él dejó lo mejor de su vida para la medicina y sus pacientes.'

'Conocedor y cumplidor de su deber, don José sacrificó su tiempo y su vida acudiendo, cuantas veces fuera necesario, al hospital o a las casas de sus enfermos, sin mirar la hora ni el tiempo que dedicaba a esas visitas. Molina Orosa tuvo la fama de no cobrar -y de esto saben muchos de los que ya peinamos canas- a muchos por sus servicios o hacerlo en cantidad moderada. Si lo hacía -decía-, era porque tenía una familia a la que alimentar e hijos a quienes educar.'

'En 1957 fue elegido miembro de honor del Colegio Oficial de Médicos de la provincia, al año siguiente, la unidad de larga estancia del Hospital Insular se rotula con su nombre y en 1960 la Sociedad Democracia le impone el título de socio de honor. Ese mismo año, por su ingente labor profesional y humana, llena de prestigiosos lauros, mereció el público y justo homenaje del Colegio Médico de España, haciéndose figurar su nombre en el cuadro de honor de los médicos españoles. En 1963 recibe la Orden Civil de Sanidad y la Medalla de Mérito al Trabajo y ya en 1967 el Cabildo de Lanzarote lo nombró hijo predilecto de la isla, en un expediente que contó con el apoyo de más de 14.000 firmas. Yo me atrevería a decir que, extrapolando a la población de hoy, más de la mitad de la población que tenemos hoy en Lanzarote.'

'Poeta, político, pero sobre todo médico de los pobres, este hombre sencillo dejó en su muerte el llanto y el recuerdo en todo su pueblo. Los pobres de Lanzarote lloraron amargamente en torno al recuerdo del médico entrañable, aquel que devolvió a sus hijos a la vida, restableció su salud y templó los nervios, porque, en el momento justo, como una bendición de Dios y una caricia del cielo, pasó a su lado un ángel -así decíamos-, que se llamó José Molina Orosa. Más que un genio de la inteligencia y de la medicina, un genio del corazón.'

'Por todo ello, nosotros solicitamos la aprobación de esta PNL, que es nominar al actual Hospital General de Lanzarote -instando al Gobierno de Canarias a que así lo haga-, dependiente de la Consejería de Sanidad, como "Hospital Doctor José Molina Orosa".'

'Señorías, quiero terminar diciendo que este reconocimiento a título póstumo, que espero sea votado por esta Cámara y luego ejecutado por el Gobierno, me hubiera gustado que se hubiera hecho en presencia de alguno de los dos hijos vivos del doctor don José Molina Orosa, al que conocemos todos los diputados de Lanzarote, pero por causas de fuerza mayor no han podido asistir en el día de hoy a esta sesión plenaria. Pero entiendo también que es un homenaje -y todos los parlamentarios del resto de las islas-, que no solo es a él sino que lo es también a todos aquellos galenos, médicos, que con pocos medios, en el siglo pasado, atendieron a tantos y tantas canarias, cobrando la mayoría de las veces en especies: ahora un queso, otras papas, otras veces batatas. Y otras veces teniendo que ir a visitar, no en vehículos, como ahora, para llegar a sus enfermos, sino en tartanas, en burro, a caballo o a pie, guiados por una vocación inquebrantable y un amor inconmensurable hacia, sobre todo, los que menos tenían. Vocación por lo público y no por lo privado. Visión del ejercicio de la medicina como un ejercicio de sacrificio en pos de los demás y no como una actividad mercantil para obtener pingües beneficios.'

'Sé que si don José viviera -y de esto estoy seguro-, renunciaría a este reconocimiento solamente a cambio de ver su vetusto Hospital Insular -y es una lástima que haya abandonado en este acto el Pleno la consejera de Sanidad-, el vetusto Hospital Insular de Lanzarote fuera remodelado y adaptado a las necesidades actuales de los ciudadanos de Lanzarote, en especial de nuestros mayores. Aspiración que ya se ha trasladado a ella, a la responsable de la sanidad canaria.'

'Pero, a sus señorías, en definitiva, lo que les pido es un acto de justicia, de reconocer los méritos de un conejero y la aspiración del Cabildo Insular de Lanzarote, su mesa de Sanidad, en definitiva, del pueblo de Lanzarote, porque así se hace historia. Así se evita que aquellos de nosotros que han destacado en cualquier ámbito caigan en el olvido y, por tanto, parte de nuestra historia también. Señorías, les pido el voto a favor de esta proposición no de ley y al Gobierno, que lleve a cabo la misma con la solemnidad que merece. Porque, señores del Gobierno -no hay ninguno, se lo hacen llegar los de los grupos que lo apoyan, se lo pido así-, señores del Gobierno, si así lo hacen, harán honor a su palabra de ser un Gobierno por y para las personas, puesto que estarán ustedes haciendo y honrando a un hombre, a un médico con mayúsculas, que precisamente vivió todos los días y las horas de su vida por y para las personas.'

'Muchas gracias.'

'El señor vicepresidente segundo (Alemán Santana): Gracias, señor Fajardo.'

'Por el Grupo Parlamentario Popular, don Fernando Figuereo.'

'El señor Figuereo Force: Gracias, señor presidente. Señores, señorías.'

'La verdad es que la intervención del Grupo Socialista por un lado me ha dado pena y, por otro, me ha alegrado. Pena porque, una vez más, dentro de su afán de protagonismo, de su actuación partidista, no se ha dirigido con anterioridad a los otros dos grupos que conformamos este Parlamento para haber presentado esta proposición no de ley de forma conjunta, máxime, como usted ya ha señalado, cuando en el Cabildo Insular de Lanzarote la aprobamos por unanimidad. Por ello yo creo que, al margen del interés general y de las consideraciones e intereses políticos que mueven nuestra actividad en esta Cámara, hay momentos en los que hay que dejar esos intereses de partido aparcados y actuar conjuntamente con quien de justicia se lo merece.'

'Y decía que por un lado me daba pena, pero por otra parte me alegra ver que el Grupo Socialista ve que la sanidad en Lanzarote va bien. Su única preocupación es cambiar el nombre al Hospital General de Lanzarote. Me alegra que reconozca que la actuación de la consejera de Sanidad y del Gobierno se está haciendo bien.'

'Nuestro grupo, como no puede ser de otra forma, va a apoyar y está en total acuerdo con el cambio de la denominación solicitada. El doctor José Molina Orosa, hombre sencillo, servidor desinteresado donde los hubiere, no solo tuvo una especial sensibilidad con los lanzaroteños, sino que se dedicó, por igual en cuerpo y alma, a la salud del prójimo, fuere cual fuere su origen. Es imposible encontrar entre los que le conocieron y viven, así como en las hemerotecas, alguien que hable mal de él. Todo lo contrario, son todo no solo elogios a su labor como médico sino como hombre, como persona, cuya única preocupación era la salud de todos aquellos que le rodeaban, incluso despreocupándose de la suya misma. Recordar que, fruto de su labor como médico, en varias ocasiones contrajo fiebres tifoideas.'

'No voy a hacer una extensa intervención de la figura de don José, cuyas cualidades como ser humano y dedicado al pueblo de Lanzarote todos conocemos, y además ya las expuso mi compañero don Manuel Fajardo, pero sí voy a complementar un poco lo dicho por él.'

'Terminó su carrera de Medicina en el año 1909, a los 26 años de edad, trasladándose posteriormente a Lanzarote después de hacer algunos cursos. En 1910 es nombrado director del Hospital de los Dolores. Hospital que contaba con dos salitas, con escasos facultativos, por no decir ninguno, no había ni siquiera un practicante ni un enfermero, y solo contaba con la ayuda de las monjas de la Orden Siervas de María, pero las mismas abandonaron la isla y se quedó solo al frente del hospital. Practicó innumerables intervenciones quirúrgicas solo y esa soledad en el quirófano le engrandecía su labor día a día. Tenía un sexto sentido curativo, un ojo clínico tremendo, hasta el punto de que el doctor Marañón ratificaba siempre el diagnóstico del doctor Molina Orosa, en los casos encomendados de éste a aquél.'

'Su labor sanitaria abarcó a todos los afligidos y necesitados. Trabajaba al enfermo como un todo, atendiendo a su cuerpo y a su alma, como así señaló Agustín de la Hoz en su libro La figura humana y el recuerdo del doctor José Molina.'

'Luchó como nadie en el proyecto de la construcción del hospital insular, como antes señaló el señor Fajardo, y en su inauguración contó con un busto de él en la entrada del mismo.'

'No voy a hablar de los innumerables reconocimientos que ya expuso el señor Fajardo. Complementar lo dicho por él en cuanto a la Encomienda Sencilla de la Orden Civil de Sanidad, recibida en el año 63, y académico de honor, a título póstumo, por la Academia de Ciencias e Ingeniería de Lanzarote, en el año 2005.'

'Para terminar, evidentemente falta algo: esta vida consagrada al pueblo de Lanzarote, esta cualidad como ser humano, esa preocupación por aliviar el sufrimiento de los enfermos, necesita ser reconocida una vez más y la mejor forma es denominar al Hospital General de Lanzarote como Hospital José Molina Orosa.'

'Muchas gracias.'

'El señor vicepresidente segundo (Alemán Santana): Muchas gracias, don Fernando.'

'Por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, el señor Fajardo Feo.'

'El señor Fajardo Feo: Señor presidente. Señorías.'

'Le comentaba al presidente en funciones... -al presidente de verdad- que me dejaron poco que decir, me dejaron poco que decir de una de las personas más relevantes que ha tenido Lanzarote, y creo que Canarias, porque Canarias le debe mucho a su gente, y yo creo que también le debe mucho a Lanzarote, pero los conejeros nos debemos mucho a nosotros mismos. Creo que con este reconocimiento se hace hon or a una persona con mucho talante, pero con algo más, también con mucho talento, porque hay mucha gente con talante que no tiene tanto talento.'

'Nosotros, desde Coalición Canaria, expresamos ya nuestro apoyo a la denominación del Hospital General de Lanzarote como Hospital José Molina Orosa, y creemos que con esto nunca, nunca, alguien muere del todo si se le recuerda. Y entiendo que esto va a posibilitar que don José Molina nunca muera del todo, porque algunos se interesarán por el nombre del hospital y sabrán mucho de su calidad humana y de su calidad como médico. Entendemos, además, que esto debe ser el inicio del reconocimiento para un montón de prohombres que ha dado Lanzarote y que ha dado Canarias.'

'Querido primo y estimado amigo, aplaudir y compartir el homenaje que se le hace hoy a don José Molina y espero que lo compartamos todos en esta Cámara. Sin más, trasladar mi reconocimiento a sus dos hijos vivos, a Lina y a Pepe, de forma especial a los dos, y lamentar que el resto no lo haya podido, no haya podido percibir o recibir este reconocimiento.'

'Muchas gracias, presidente. Muchas gracias, señorías.'

'El señor vicepresidente segundo (Alemán Santana): Gracias, señor Fajardo.'

'No se han presentado enmiendas; vamos a proceder a la votación de la proposición no de ley. Comienza la votación (Pausa).'

'El resultado de la votación es 47 votos a favor y 1 en contra.'

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 7L/PNL-0016 Sobre nominación del Hospital General de Lanzarote como Hospital Doctor José Molina Orosa.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales