Diario de Sesiones 11/2011, de fecha 11/10/2011 - Punto 1

· 8L/I-0008 Interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre política general en materia de impulso a las pequeñas y medianas empresas, dirigida al Gobierno.

El señor presidente: Interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre política en materia de impulso a las pequeñas y medianas empresas.

Don Jorge Rodríguez tiene la palabra.

(Rumores en la sala.)

Sí, por favor, señorías, guarden silencio, por favor.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señoras y señores diputados. Señor consejero de Economía y Hacienda.

Se cumplen ahora 100 días desde la toma de posesión de este Gobierno. Casi hemos traspasado ya la barrera de los 100 días y en este momento muchos ciudadanos de Canarias, muchas pequeñas y medianas empresas, también el Grupo Parlamentario Popular, esperábamos dejar atrás el Gobierno de los deseos y encontrarnos con el Gobierno de las decisiones, el Gobierno de las medidas para salir de la crisis. Podemos estar de acuerdo, señorías, en que una parte importante de lo que nos está pasando ahora y en estos momentos no es responsabilidad de este Gobierno, pero lo que sí es responsabilidad del mismo es que después de 100 días no haya adoptado aún ni una sola decisión, ni una sola medida, en relación con la tan necesitada dinamización de la economía para el fomento del empleo. Ni tan solo se ha adoptado una sola medida en favor de quienes tienen que tirar del carro de la economía y del empleo, que son las empresas. Después de 100 días la hora y el tiempo de la autocomplacencia y de las propuestas ya ha pasado. Ahora es hora de medidas, es hora de conocer las medidas que el Gobierno tiene al respecto.

Hasta ahora, señor consejero, sus prioridades y las del Gobierno han sido fijarse casi precisamente y de forma exclusiva en los problemas económicos de la Administración autonómica, más que en los problemas que afectan a las pequeñas y medianas empresas de Canarias. Y, mire, se lo vamos a recordar continuamente en esta sede parlamentaria: la única forma de salir de la situación en que vivimos es a través de la generación de riqueza, a través de la creación de empresas que tiren hacia adelante y que puedan generar empleo para sacar a Canarias de la situación en la que nos encontramos.

Los empresarios, señorías, son un ingrediente esencial de la solución a los profundos males que la economía canaria tiene como padecimiento. Necesitamos de las empresas, como necesitamos también de la aparición de un buen número de nuevos empresarios que dinamicen la economía, que den vida a la creatividad empresarial, además de dejar desarrollar con plenitud el derecho a la libertad de empresa.

El empleo no lo crean los políticos, tampoco lo crean las administraciones públicas, sino las pequeñas y medianas empresas y los autónomos. Y pequeñas y medianas empresas, autónomos y familias que sufren quieren saber que el Gobierno de Canarias está dispuesto a enfrentarse a la crisis con medidas concretas, como, por ejemplo, que ayuden a que aparezca crédito, que aparezca crédito, así de sencillo, para que aparezca actividad económica y que esta ayude a crear empleo.

Señor consejero, los canarios otorgaron al Partido Popular el pasado 22 de mayo un apoyo muy superior al que usted representa. ¿Y sabe por qué?, porque confían en las políticas liberales que defiende el Partido Popular. Políticas que han demostrado allí donde se han practicado ser las más eficaces para paliar los efectos de la crisis o de las crisis económicas. Y es nuestra responsabilidad ahora, desde la Oposición, postularlas y desde luego proponerlas. Políticas liberales cuyos valores y principios se pueden resumir en una sola y muy precisa idea: nuestra convicción del valor de la libertad de los ciudadanos... (Rumores en la sala.)

El señor presidente: Sí. ¡Por favor!

El señor Rodríguez Pérez: ...el valor de la libertad de...

El señor presidente: Sí, don Jorge, un segundo. No, que me piden de la tribuna de oradores un poco de silencio, porque es que además la Cámara, cuando está menos concurrida, tiene más eco también.

Disculpe, don Jorge, puede usted continuar.

El señor Rodríguez Pérez: Gracias, señor presidente.

Nuestra convicción, decía, del valor de la libertad de los ciudadanos a la hora de promover la prosperidad de todos. Esta ha sido, es y será siempre el mejor modelo productivo posible. Es la mejor respuesta a la crisis a la hora de promover el crecimiento de la economía, la creación de empleo y la mejora de los servicios públicos que reciben todos los ciudadanos.

Haremos valer, señor consejero, y propondremos de forma continuada lo que yo llamo nuestra ecuación de la prosperidad: austeridad en el gasto público, creación de un marco de estabilidad y confianza que fomente la inversión y la actividad emprendedora, rebaja selectiva de impuestos y apoyo a las empresas como protagonistas de la creación de empleo y riqueza. Le aseguro que esta ecuación es el mejor camino para conservar y mantener los pilares de nuestro bienestar y la calidad de los servicios públicos.

De forma inmediata, señor consejero, hay que trabajar en facilitar el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas, los emprendedores y los autónomos de Canarias, a través de las sociedades de garantías recíprocas, Sogapyme, Sogarte. Entre otras medidas debería contemplar que nuestro ordenamiento jurídico recoja la capacidad de la Comunidad Autónoma de Canarias para reafianzar las operaciones que lleven a cabo las SGR.

Señor consejero, las Pymes sufren una crisis de crédito, una crisis de crédito, y la única forma de resolverla es generando actividad que cree dinero, recursos que, en definitiva, engrasen la economía canaria. Crear crédito en la economía requiere mejorar la demanda y crear presiones e incentivos que obliguen a las entidades financieras a nuevos comportamientos. Crear crédito supone, señor consejero, mejorar las garantías recíprocas para compensar el maltrato de las entidades financieras a las pequeñas y medianas empresas.

A pesar de las cifras generales que ofrecen los informes anuales de las SGR, nos siguen pareciendo difíciles las condiciones de acceso al crédito. Las entidades financieras están recrudeciendo las exigencias que realizan a las empresas que acuden a Sogarte y Sogapyme, en materia de garantías, de condiciones, tipos de interés. Mire, al 80% de las solicitudes o de los solicitantes se les exige que añadan garantías personales e hipotecarias. Es importante que, ante la reducción de líneas de crédito de las entidades financieras, que los avales para tesorería sean una parte mínima, apenas un tercio, de los que se conceden revela que estamos realmente lejos de atender la situación del tejido empresarial canario.

En esa línea, señor consejero, hacen falta más recursos, mejores condiciones y mejor orientación, pero especialmente mayor atención, mayor agilidad y eficacia en el funcionamiento y en la resolución de los expedientes. Interésese por esto, señor consejero, no se contente con engrosar los recursos de las SGR, acuda a sus consejos y mejore su funcionamiento, porque ahora mismo muy poco se diferencian de una entidad financiera, en la tramitación y en la resolución de un expediente, que va cargado, por cierto, de esperanzas para seguir en la actividad económica o para iniciarla, y que en la mayoría de los casos es rechazado.

Señor consejero, hábleles a las pequeñas y medianas empresas. Diga qué medidas está tomando o tomará de forma inmediata, porque ahora mismo ni encuentran agilización administrativa ni encuentran créditos ni encuentran incentivos. Por no encontrar, señor consejero, no encuentran ni el respeto de la sociedad canaria.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías. Buenos días a todos.

Señor Rodríguez, afirma usted en los fundamentos de su interpelación que el desarrollo de políticas destinadas a la modernización, a la innovación y al desarrollo tecnológico, así como al impulso de la sociedad de la información y las nuevas tecnologías, son, entre otras, imprescindibles para la mejora de la competitividad de nuestras Pymes. Es así, estoy de acuerdo: ¿quién no lo estaría? Sin embargo, otra cosa bien distinta es diseñar, ejecutar y gestionar medidas concretas y eficaces para que estos valores sean realmente implementados en las empresas. Ahora, señor Rodríguez, estoy seguro de que usted estará de acuerdo conmigo.

Y una vez fijados estos dos puntos iniciales, no me extenderé demasiado en describirle las medidas de apoyo a las Pymes que están en vigor, ya que obviamente son conocidas, además algunas de ellas fueron incluso participadas por su grupo; sin embargo, intentaré explicarle el giro que el Gobierno de Canarias pretende darle a una parte sustancial de esta política de impulso a las empresas. Una necesaria readaptación que se justifica porque, como le decía, lo importante reside en que realmente las medidas de apoyo sean cada vez más efectivas y que las empresas ganen competitividad, eficiencia y eficacia. Como también es necesario profundizar en las acciones que mejoren el impulso a nuevos proyectos, incentivando aún más la emprendeduría.

No le quepa duda de que para la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad y para la totalidad de este Gobierno es prioridad máxima la urgente creación de puestos de trabajo, y aquí las Pymes son las protagonistas. Sabemos, sabemos todos, que conforman casi la totalidad del tejido empresarial de las islas, con lo que todos nuestros esfuerzos se dirigirán a desarrollar actuaciones en este camino. La meta final es, por tanto, reactivar la economía, la generación de empleo y lograr un sistema productivo mucho más sólido.

La política de apoyo a las empresas que diseña y ejecuta el Gobierno de Canarias ya tiene un carácter transversal, siendo varios los departamentos que dan respuesta a esta necesidad. Ahora este Gobierno va a profundizar y avanzar en esta visión de conjunto, con el diseño de un paquete de medidas que aplicaremos en distintos ámbitos, y que será, como no podía ser de otra forma, de distinta naturaleza. Es decir, estamos trabajando en acciones específicas y concretas que incidan no solo en la promoción económica, sino en el ámbito fiscal, institucional, territorial, urbanístico, en el empleo, en el campo educativo o en el energético.

La naturaleza de estas medidas también será de diversa índole. Planteamos mejoras regulatorias, procedimentales, promocionales, de apoyo, organizativas o que incidan en el desarrollo de infraestructuras. Se trata, en definitiva, de establecer un conjunto de propuestas concretas y específicas que mejoren las condiciones para el desarrollo de las actividades empresariales. Estas acciones deben favorecer a corto y a medio plazo el aumento de la productividad y el empleo.

Les puedo avanzar algunas concreciones: algunas eliminaciones de trabas administrativas, la simplificación de algunos procedimientos para llevar a cabo los proyectos empresariales y el aumento del esfuerzo en su financiación mediante avales, como usted bien decía, ayudas a la liquidez y los préstamos participativos. La participación, por tanto, de las SGR es fundamental. Este último aspecto a destacar, que, siguiendo la tendencia internacional, incluso comunitaria, no creemos tanto en las subvenciones a fondo perdido como en el desarrollo de nuevos instrumentos de financiación. Dado que los recursos públicos son escasos y también lo son para el apoyo a las Pymes, debemos dirigirlos de una manera acertada. Por eso creemos que debemos potenciar aquellos sectores productivos que presentan un alto valor añadido, un sólido futuro y una perspectiva amplia de creación de empleo.

En cuanto a las acciones generales de las políticas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas canarias, responden a una serie de ejes: el incremento de la capacidad innovadora y el desarrollo tecnológico, la mejora en el acceso a la financiación, la emprendeduría, la planificación, gestión y promoción de las políticas europeas e incentivos regionales, la simplificación de los trámites administrativos, la regionalización de nuestras empresas, la internacionalización, con especial incidencia en los proyectos hacia el continente africano, la promoción de las ventajas canarias como base de negocios y operaciones y la adopción, como les acabo de anunciar, de nuevas medidas que respondan a esta visión de conjunto.

En estos momentos una de las principales líneas de apoyo a las Pymes reside en un aspecto fundamental, y ahí coincidimos: en la ayuda para acceder al crédito. Para ello el Gobierno de Canarias dispone de líneas de acceso a la liquidez, bonificando intereses de préstamos y comisiones de apertura, ofrece avales para obtenerla y los subvenciona para poder reducir su coste. En este apartado dedicamos una especial atención a los sectores emergentes, a los jóvenes, a las mujeres empresarias y a las Pymes ubicadas en las islas no capitalinas.

La siguiente política es la relativa a los incentivos económicos regionales, unos incentivos que concede el Estado para fomentar la actividad empresarial y cuya gestión y seguimiento realiza nuestra consejería. La necesaria cooperación institucional se pone de reflejo en la siguiente línea: la implantación de las ventanillas únicas empresariales, que ofrecen asesoramiento y gestión de trámites sobre la puesta en marcha de iniciativas empresariales. En el año 2010, solo un dato, las ventanillas únicas empresariales de Canarias tramitaron la creación de 2.242 empresas. Además hemos firmado recientemente un convenio para eliminar una traba administrativa a los empresarios canarios. No tienen la obligación de presentar la misma declaración censal en las dos haciendas tributarias: la estatal y la autonómica.

Otra medida de impulso a las Pymes canarias es el Centro Europeo de Información e Innovación Empresarial de Canarias, integrado en la red EEN. Esta red es una iniciativa de la Comisión Europea que gestiona el Gobierno de Canarias y que permite desarrollar a las empresas su potencial innovador. Entre sus tareas destacan los servicios de cooperación empresarial, los de fomento a la internacionalización de la empresa canaria y los de innovación y de transferencia de tecnología y conocimientos. Destacables son además las funciones en este ámbito de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, que gestiona varios proyectos destinados a la financiación de proyectos, cuya dotación supera los 17 millones de euros. Entre ellos destaca la convocatoria de préstamos cuyo importe se eleva a 11,5 millones de euros. También está en marcha la convocatoria de subvención para proyectos de innovación empresarial, con una dotación inicial de 2,3 millones de euros, a la que se sumaron 1,2 millones adicionales.

A estas acciones se unen subvenciones para la incorporación de personal al tejido productivo, convocatoria que se resolverá en las próximas semanas. El importe de esta línea asciende a 1,5 millones de euros.

Además está en marcha una convocatoria del programa de creación y consolidación de empresas innovadoras. La agencia dispone también del programa de bonos tecnológicos, dotado con 1,6 millones de euros, y destinado a impulsar la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación.

Y en estos momentos está en diseño para el presupuesto del año que viene un programa para facilitar la capitalización de empresas innovadoras y para fomentar proyectos de innovación empresarial, con una dotación de unos 20 millones de euros.

Además de estas líneas específicas, les decía antes que este Gobierno les dará un giro a las políticas de apoyo a las empresas, no sin antes destacarles un elemento que nos parece más que fundamental: la necesidad de recuperar la confianza vital para incentivar el consumo y generar actividad.

Señor Rodríguez, debemos transmitir un moderado optimismo, no ficticio ni autocomplaciente. Canarias, al contrario que otros territorios, presenta indicadores que nos muestran, desde la cautela, ciertas diferencias: descenso ligero en el desempleo, mayor crecimiento de autónomos y afiliados a la Seguridad Social, repunte de la inversión extranjera o el aumento de las exportaciones de las empresas canarias. Pequeños indicadores que nos alumbran una ligera esperanza.

También quiero destacarles, al margen de las líneas concretas de promoción, otras acciones que inciden plenamente en las empresas, como, por ejemplo, la bajada y las deducciones en impuestos de nuestra competencia para dinamizar sectores especialmente castigados por la crisis. A este Parlamento llegará en breve una ley que autorizará la reducción del IGIC para la compra de viviendas y que ya está en vigor la reducción de un 10% en el IRPF para fomentar la rehabilitación de las mismas.

En esta línea, atacando el sector de la construcción, uno de los más castigados por la crisis, intensificaremos la lucha contra la economía sumergida, entendida también como apoyo a las empresas que sí cumplen y que tienen que soportar esta competencia desleal.

El sostenimiento de las cuentas públicas también es vital para el apoyo a las empresas y no solo para disponer de los mayores recursos posibles en su ayuda, sino también para poder abonar las facturas de la Administración en tiempo y forma. Estamos cumpliendo, señor Rodríguez.

A esto añadamos las decisiones tomadas en el sector turístico, además de primar, por tanto, a nuestro principal sector, mejoramos su competitividad y estamos empeñados en revitalizar la construcción a través de los necesarios programas de rehabilitación de la planta alojativa y de las infraestructuras públicas.

Otras políticas, como las diseñadas en el Servicio Canario de Empleo o el programa de apoyo a las zonas comerciales abiertas, forman parte de esta visión transversal para el apoyo a las Pymes. Y de capital importancia resultará la renovación del REF y sus estímulos a la inversión y al empleo, así como la renegociación de las ayudas europeas en el nuevo marco comunitario; o la mejora de la financiación del Gobierno estatal para Canarias y la mayor dotación para inversiones productivas que puedan generar más puestos de trabajo y ayudarnos en la mejora de la competitividad.

Aquí, señor Rodríguez, voy a enlazar el final con el principio. Estamos de acuerdo. El Gobierno de Canarias, en esta Cámara, espera las propuestas de todos los grupos y espero también contar con el apoyo de los mismos para cumplir nuestro compromiso con las empresas canarias, con el empleo y con un futuro mucho más sólido y sostenido en el tiempo.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Don Jorge Rodríguez, turno de réplica.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente, señorías.

Señor consejero, para activar nuestra economía solo hay un camino, que es el de aplicar políticas ortodoxas, esto es, aplicar políticas de austeridad, de recortes de gasto público, liberalizar todo lo que se pueda en todos los sectores de la actividad económica y respetar siempre la estabilidad presupuestaria.

Y aunque sea una obviedad quiero reiterarle que el empleo solo lo crean los empresarios y por eso tiene que hacer todo lo posible para conseguir que Canarias sea un lugar amigable para ellos, business friendly, como dicen los ingleses. Un lugar en el que los empresarios se sientan a gusto, se sientan a gusto para invertir, para desarrollar sus actividades económicas y puedan crear puestos de trabajo.

Señor consejero, diseñe una estrategia financiera global que, en colaboración con las principales entidades financieras, bancarias, permita ofrecer algunos millones de euros a los empresarios, a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos canarios. Será, de verdad, la mejor manera de apoyarlos y de ayudarlos en tiempos de crisis. Y ofrecerlo como préstamo, no estoy hablando de subvenciones.

Para favorecer la implantación, por ejemplo, de empresas saque a subasta todo el suelo público que la comunidad autónoma tenga como propiedad, ya sea en propiedad directa o a través de consorcios. Creemos que es el mejor camino que un suelo esté ocupado por una industria, por una actividad económica, por una empresa que paga sus impuestos, que genera empleo, a tenerlo depositado, la comunidad autónoma, esperando a que suba el precio o esperando a ver qué se decide hacer en el mismo.

La prioridad, señor consejero, lo hemos repetido, es combatir el paro. No olvide que la mejor política social es el empleo, y lo es por varios motivos. El primero porque al final una persona que trabaja es una persona que produce, es una persona que está produciendo, una persona que está trabajando a favor del crecimiento económico, que está trabajando a favor del incremento de los ingresos vía renta; y, segundo, fíjese usted, hace menos necesarios determinados gastos, que son precisamente los que más han crecido en estos tiempos.

Señor consejero, señorías, por muchas infraestructuras que coloquemos sobre nuestro territorio, no servirán de nada si falla la capacidad de encauzar proyectos, si falla el espíritu de empresa, si fallan los empresarios. No se olvide, señor consejero, de que fueron las pequeñas y medianas empresas, que fueron los autónomos y los inversores, quienes crearon casi 5 millones de empleos, mientras el Partido Popular controlaba las cuentas públicas, controlaba el déficit y controlaba la inflación.

Estos tiempos, señor consejero, y ahora más que nunca, son de protagonismo del mercado y de las empresas. De hecho yo creo que los principales protagonistas de la vida económica tienen que ser los empresarios y sus responsables, claro está, y la responsabilidad de su desarrollo descansará más sobre sí mismos que en las autoridades públicas. Pero, mire, si usted quiere pasar a la historia con una buena obra, con una obra bien hecha, plantéese la necesidad de revolucionar el actual marco legislativo canario -fiscal, financiero, administrativo- para reforzar ese sector tan importante de la economía canaria, de nuestra economía productiva, que son las pequeñas y medianas empresas, que son los autónomos y que son los emprendedores.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Por el Gobierno, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor Rodríguez, la aplicación de políticas de austeridad conlleva, por tanto, reducción del gasto, del gasto corriente, y, por tanto, reducción del dinero que se inyecta en la economía canaria en estos momentos. Estamos de acuerdo en que en una situación como la actual hay que hacer políticas de austeridad, pero no es menos cierto que esas políticas de austeridad de reducción del gasto están incidiendo de forma importante en la demanda interna; por tanto, en la economía canaria. La necesidad de equilibrar esas dos acciones es una máxima de este Gobierno. Hemos hablado en innumerables ocasiones sobre medidas a llevar a cabo por parte del Gobierno en la reducción de gastos, pero, vuelvo a repetir, cuando estamos reduciendo determinados desplazamientos, estamos afectando al sector productivo local canario; cuando estamos reduciendo el consumo de papel, estamos afectando al sector productivo canario; cuando estamos reduciendo los gastos en limpieza y seguridad, estamos reduciendo el empleo en esas materias. Simplemente tengamos en cuenta eso, porque no todo es el control del gasto público.

Decía usted que la mejor política social es el empleo, y en eso estamos al 100% de acuerdo, señor Rodríguez. La mejor política social es el empleo. En ese creemos y para eso trabajamos. Trabajamos para crear las condiciones, trabajamos para crear las condiciones.

Y decía usted que durante el Gobierno del Partido Popular se crearon 5 millones de empleos, pero también decía que los políticos no crean empleo, y en eso estamos de acuerdo; es decir, los políticos no creamos empleo, creamos las condiciones necesarias para que se produzca. Pero las acciones también tienen sus efectos, a veces algunas en el corto, en el medio y otras en el largo plazo. A lo mejor la política expansiva basada en el crecimiento exclusivamente de un sector como el de la construcción, de esa creación de empleo, lo que hizo fue crecer de forma desorbitada la población en el ámbito de España y cuando se paró la bola, estamos en la situación en la que estamos. Lo digo porque a lo mejor tendrá la tentación en el futuro de aplicar las mismas medidas o la misma medicina que aplicaron en el año 96, y la enfermedad es distinta, señor Rodríguez, la enfermedad es distinta.

Por lo tanto, sí coincidimos en la necesidad de implementar políticas de ayuda a las Pymes, de ayudas a la liquidez, en la capacidad que tenemos. Tenemos posibilidad de ayudarlas a través de las sociedades de garantía recíproca, a través del establecimiento de los bonos tecnológicos, de los préstamos para empresas innovadoras, a través de esos programas que le dije antes que estaban en marcha, y sobre los que creemos que debemos incidir, algunos mejorar y corregir.

La posibilidad de dar préstamos se la conté antes. Le dije: cambiamos el concepto de subvenciones por el de los préstamos participativos. Eso es algo que afortunadamente va calando cada vez más en el ámbito de la sociedad.

Y decía usted que necesitamos crear un entorno amigable, y en eso trabajamos. Hablaba incluso de rebajas selectivas de impuestos. Le comenté las rebajas selectivas que traeremos en la ley próximamente a esta Cámara.

En cuanto a las condiciones, a las condiciones con la aprobación del reglamento de actividades clasificadas, producto de una ley que aprobó este Parlamento para eliminar trabas administrativas y cambiar el concepto de la licencia por la comunicación previa, eso es política regulatoria que facilite no solo la creación de empresas sino también la generación de actividad, la traslación de la responsabilidad hacia el promotor del proyecto mediante la comunicación del inicio de la actividad. Eso lleva un concepto, un cambio conceptual, en nuestras administraciones, pero sobre ese aspecto, sobre el reglamento de actividades clasificadas, que facilitará de forma notable la creación de empresas, estamos trabajando y próximamente se verá aprobado ese reglamento.

Señor Rodríguez, en cuanto a la capacidad de intermediación financiera de la comunidad autónoma, hablamos con las entidades financieras para intentar mejorar las condiciones del crédito. Pero, mire, las condiciones de la limitación del crédito no son una situación de esta comunidad autónoma, son una cuestión de ámbito internacional.

Luego, solo le pido que con las propuestas concretas trabajemos en la solución de los problemas que tenemos, en función de las capacidades que tiene esta comunidad autónoma. No creo que nos pida que estemos, digo, que entremos en la intermediación financiera internacional, porque, de lo contrario, estaríamos hablando de otras circunstancias.

Señor Rodríguez, tenemos un trabajo ilusionante por delante, tenemos las líneas maestras puestas sobre la mesa, tenemos proyectos, tenemos programas, pero necesitamos generar confianza, y la generación de confianza también se logra desde la colaboración mutua y no desde la tensión. Lamentablemente, el proceso electoral no nos ayuda en estos momentos. Espero que después de él podamos ir en ese sentido.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Pasamos al siguiente punto del orden del día, que son las mociones. Primera, del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación sobre cumplimiento de la financiación e inversiones previstas en la Estrategia Integral para Canarias... (Comentarios en la sala.)

Sí.

Señor presidente del Gobierno, señor presidente del Gobierno, ¿podemos empezar con las preguntas? Pues entonces, antes de entrar en las mociones, vemos las preguntas pendientes en el día de ayer. Que les recuerdo que eran tres al señor presidente del Gobierno y dos a la consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/I-0008 Sobre política general en materia de impulso a las pequeñas y medianas empresas, dirigida al Gobierno.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales