Diario de Sesiones 11/2011, de fecha 11/10/2011 - Punto 7

· 8L/M-0001 Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre cumplimiento de la financiación e inversiones previstas en la Estrategia Integral para Canarias, dirigida al Gobierno.

El señor presidente: Y como decíamos en la época de muchachos, a las tres, validera es. Vamos con las mociones, llevamos tres veces intentando debatirlas.

Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre el cumplimiento de la financiación e inversiones previstas en la Estrategia Integral de Empleo para Canarias, dirigida al Gobierno.

Doña Águeda Montelongo González, en nombre del Grupo Parlamentario Popular.

Las mociones tienen enmiendas, del Grupo Mixto, que yo sepa aquí, y de los nacionalistas canarios. Señor Barragán, estoy preguntando, por favor. Hay enmiendas del Grupo Mixto y del Grupo Nacionalista Canario, a efectos de la moción, sí.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.

Señorías, hace unas semanas el Partido Popular presentó una interpelación en esta Cámara, donde se puso de manifiesto que el Plan Canarias es un cuento, es un engaño, es puro humo, es una moto sin ruedas, un cuento inventado por el Partido Socialista y Coalición Canaria, pero un cuento que permanece vivo en el recuerdo de todos los canarios y también en el recuerdo del Partido Popular.

Por eso hoy, consecuencia de esa interpelación, hemos presentado esta moción, que queremos que sea una oportunidad para debatir, pero sobre todo para certificar el engaño y empezar una nueva etapa.

Hay que recordar las razones que apuntó el Partido Popular y que apunta el Partido Popular para justificar la misma, y tenemos que remitirnos a aquel 9 de octubre de 2009, hace ahora dos años, después de la reunión extraordinaria de todo el Consejo de Ministros con el señor Zapatero a la cabeza, en Las Palmas de Gran Canaria, donde al término de la misma comparecieron juntos el presidente de España, el señor Zapatero, y el presidente de Canarias, el señor Paulino Rivero, para presentarle a todo el pueblo canario un plan de actuación del Gobierno de España en la Comunidad Autónoma de Canarias, con una ficha financiera de 25.000 millones de euros, a invertir en el plazo de diez años, a razón de 2.500 millones de euros cada año. Aquel mismo día Zapatero, en rueda de prensa, acompañado del señor Rivero, garantizó: "Canarias va a conocer la mayor inversión histórica del Gobierno central". Los socialistas al mismo tiempo se apresuraron a decir en todos los lugares y en todos los rincones que esta era la inversión histórica, la mayor inversión histórica del Gobierno central. De la misma manera contó con el aplauso de Coalición Canaria y, si bien hemos de reconocer que también al principio el plan deslumbró al Partido Popular, dado que Zapatero anunció nada más y nada menos que 25.000 millones de euros para Canarias, el análisis básico y pormenorizado ponía de manifiesto que las cifras no coincidían. Para que hubiese sido creíble, el Gobierno debería haber procedido a fijar las cantidades que iba a ir dotando durante lo que quedaba de legislatura, es decir, hasta el 2012, no como horizonte de diez años, tal y como establece el artículo 47 de la Ley General de Presupuestos.

Sin embargo, la elaboración de los Presupuestos Generales del 2011 confirmó los peores presagios: el Plan Canarias no tenía reflejo alguno en el proyecto socialista. Un proyecto que no solo no recogía la financiación del Plan Canarias sino que castigaba una vez más a Canarias en su acceso a la inversión estatal. En efecto, los Presupuestos Generales del Estado de 2011 han representado una caída de más de 200 millones de euros en la inversión estatal en Canarias. Más del 37% de la inversión estatal que recibimos en el 2010 la hemos perdido en el 2011. Todo eso sin la menor explicación y, lo más preocupante, con el silencio cómplice de Coalición Canaria.

¿Qué decir de la inversión media estatal por habitante? Canarias acentúa este año aún más el alejamiento con la media nacional, con 242 millones de euros por debajo de la inversión media por habitante, incumpliéndose un ejercicio más lo dispuesto en el Régimen Económico y Fiscal sobre la necesaria convergencia de la inversión en las islas a la media española. Este escenario, para asombro de propios y extraños, Coalición Canaria ofreció en las Cortes Generales su apoyo incondicional a la aprobación de unos Presupuestos que objetivamente son perjudiciales para Canarias y que ya, dos años después, se desentienden por completo de los compromisos del Plan Canarias. Este apoyo, por supuesto, fue adornado con la presidenta nacional de Coalición Canaria allí, en Madrid, apostando por unos Presupuestos que suponían la congelación de las pensiones a los mayores de Canarias, la bajada de los sueldos a los funcionarios o el aumento del desempleo y la bajada de los recursos a Canarias. ¿Quién es el partido domesticable, señoría?, ¿quién es el partido que dice una cosa aquí y la contraria al mismo tiempo?

En poco tiempo hemos podido comprobar que en el primer ejercicio presupuestario el fraude se iba haciendo patente, ya que lejos de reflejar los 2.500 millones de euros apenas alcanzaba el 10%, solo menos de 250 millones de euros. El propio presidente del Gobierno de Canarias, en un quiero y no puedo, la pasada semana calificaba, bueno, que el Plan Canarias, pues, tiene claros y nubarrones, es decir, quiero criticarlo pero no puedo, por aquello de ser un partido domesticable de verdad. Y hemos asistido, en esta Cámara, en un intento por parte del señor Rivero de justificar la semana pasada, con una autocomplacencia inapropiada e impropia de lo que debe ser para un presidente que defienda a una comunidad autónoma como la canaria, aún hoy sigue diciendo que el Plan Canarias ha servido para mejorar el comportamiento de la tasa de desempleo. ¡Menuda broma, señor Rivero!: dígaselo a las más de 300.000 familias canarias, a las más de 300.000 parados que cada mañana se levantan a buscar empleo y no encuentran; dígaselo también a los miles de emprendedores que han tenido que cerrar su negocio o que sobreviven a duras penas, con enormes dificultades; o dígaselo a sus socios socialistas, que cuando en Canarias había 99.000 parados, en el intento más ridículo que se recuerda en esta Cámara, intentaron reprobar en aquel momento a la que era consejera de Empleo y Asuntos Sociales. Hoy gestionan la Consejería de Empleo con más de 300.000 parados y aquí de reprobación no se oye nada.

Además nos contentábamos y decía el presidente, "bueno, nos dieron 30 millones para obras turísticas, 23 para el Posei, algo para los parques tecnológicos...". Menos de 250 millones, cuando lo que correspondían eran 2.500. ¿Dónde está lo que prometieron? A todo esto le tenemos que sumar los incumplimientos reiterados del REF en su artículo 96.

Y pueden justificar, "bueno, es que la crisis ha hecho que se recorte". Pero voy a utilizar la intervención hecha aquí por el portavoz de Nueva Canarias, donde eso no justifica el incumplimiento de Canarias, porque sí que se está cumpliendo y se ha cumplido con un plan de convergencia interior que había para Castilla y León, donde se comprometía una inversión de 1.755 millones de euros y se están pagando. El 10,5% de la inversión estatal regionalizada, como decía el señor Rodríguez, el doble de su población, que es el 5,5% de su PIB, que es el 5,3, que se suma a los 2.422 millones de los planes generales del Estado. Eso es un plan con financiación, eso sí es un plan, y no el Plan Canarias, que es puro humo. Estoy totalmente de acuerdo con usted, señor Rodríguez.

Señorías, yo les apelo hoy a la seriedad. Hay que ser serios, hay que hacer un ejercicio de honestidad política y reconocer, en primer lugar, el incumplimiento flagrante del Plan Canarias. Y es serio plantear a este Parlamento la voluntad compartida de todos para abrir una nueva etapa, una nueva etapa para Canarias. Y una nueva etapa para Canarias en la agenda política nacional, con el Gobierno que surja de las elecciones generales el próximo noviembre.

Señorías, hoy, ante el fracaso clamoroso del Plan Canarias, tenemos la oportunidad, en el día de hoy, de certificar ese engaño, decir la verdad, "oye, no hay plan, no ha venido lo que prometimos". Decir la verdad, dar por clausurado este plan y, ante el escenario de un nuevo gobierno de España tras las elecciones generales del 20 de noviembre, nos sumemos todos, y digo todos los de esta Cámara, señorías, a abrir una etapa de relaciones entre Canarias y el Gobierno de España, basado en el compromiso y la seriedad del Partido Popular, dejando atrás los incumplimientos y los engaños del Partido Socialista. Señorías, a nadie se le puede pedir, nadie puede pedir a un gobierno nuevo que cumpla con un engaño, con un fraude, que es lo que es el Plan Canarias. Eso no va a funcionar; lo que sí funciona es estar en disposición de abrir una nueva etapa política con el nuevo gobierno que elijan los ciudadanos en las urnas.

Por lo tanto, les emplazo a que entre todos certifiquemos una verdad: el Plan Canarias ha supuesto un incumplimiento, por lo tanto, acreditemos el incumplimiento del Plan Canarias; y en segundo lugar, como establece la moción que presenta el Partido Popular, instemos al Gobierno de Canarias, juntos, a promover una etapa de relaciones con el Gobierno de la nación que se constituya tras las elecciones legislativas del próximo 20 de noviembre, al efecto de establecer una verdadera política de Estado para Canarias. Creo que merece la pena. No estamos en un momento en el que podamos decir, "sí, pero no, hay luces y hay sombras, hay claros y hay nubes...". No es momento de eso, es momento de hacer balance, de llegar a la realidad, de certificar la verdad y de abrir una nueva etapa de entendimiento con el nuevo gobierno que salga de las urnas a partir del 20 de noviembre.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Águeda.

Para una enmienda de sustitución, Grupo Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Muy buenos días, señorías.

Nada nuevo en relación al diagnóstico de lo que representó este compromiso. Nosotros, el que les habla, a los cuatro días de publicado el documento del Plan Canarias, constatamos que, además de un diagnóstico descarnado de nuestra realidad, que además de un conjunto de estrategias razonablemente correctas para intervenir sobre la situación de la economía y de la sociedad canaria, no había lo más importante, que eran compromisos financieros.

Por lo tanto, pocas organizaciones políticas nos pueden enseñar a la interpretación que se hizo de aquel documento, porque nadie antes que nosotros lo dijo más claro, de forma más contundente y de manera más documentada, que el Plan Canarias, desgraciadamente, se podía quedar en un fiasco. Por lo tanto, en la primera parte, de acuerdo, de acuerdo.

Pero, dicho esto, también he de decirle, a la proponente y a su partido, que lo que sí que es indiscutible es la necesidad de una actuación del Gobierno de España en base a sus competencias en el territorio que más dificultades económicas tiene y además es de justicia que así sea. A mí me pareció un acierto la iniciativa. Un acierto porque era reconocer que este es el territorio con más problemas: 10 puntos más de desempleo que la media española. Hemos ido perdiendo renta per cápita media en relación al resto del Estado y estamos en el 85,6%. Estamos en un proceso de desconvergencia en la riqueza, en el bienestar, con el resto del territorio español. Tenemos parámetros y perfiles de la situación socioeconómica graves, desde el fracaso escolar a los problemas de morosidad, siguiendo por perfiles graves de los colectivos más desfavorecidos, desde la pobreza a la exclusión social.

Por lo tanto, si estamos de acuerdo con que el problema de Canarias es un problema serio y estamos de acuerdo con que la Administración del Estado tiene responsabilidad en intervenir cuando en un territorio las circunstancias son especialmente adversas, podríamos concluir, la interpelante y yo mismo, con que en lo que no hay ninguna duda es en la necesidad de un plan de choque, de un plan de actuaciones de los poderes del Estado con el territorio que más dificultades tiene.

Yo no tengo ningún problema en constatar el incumplimiento del Plan Canarias, porque lo he dicho por activa y por pasiva, desgraciadamente, pero en lo que sí puedo tener algún problema con la interpelante es en si no se compromete aquí, ella y su partido, a lo importante, a lo decisivo, y es que esta tierra necesita de una actuación del Gobierno de España y nadie mejor que este Parlamento para reclamarla. Y eso también se podía hacer.

Yo estoy dispuesto a suscribir el primer punto de su moción si usted acepta mi enmienda como segundo punto de la moción, y es que reclamemos al Gobierno de España, sea quien sea, que le pongan el nombre que quieran, que modifiquen el diagnóstico si les parece oportuno, pero que se intervenga desde los poderes del Estado de forma adicional para corregir la grave situación socioeconómica me parece elemental y además es una oportunidad para comprometerse ahora, que estamos en un proceso preelectoral y que influye en la orientación de las decisiones de los partidos. Es de justicia que el Gobierno de España, del color que sea, atienda la grave realidad socioeconómica del archipiélago. Hemos constatado, y cada vez más, que no hay condiciones en la economía local para romper el círculo de empobrecimiento en el que nos encontramos. Se constata que la parálisis económica es severa, que nos lleva a más desempleo, a desempleados cada vez en situación más precaria, porque llamo la atención sobre que no es lo mismo tener el 14% de desempleo que tener el 30. Analizando los datos de la situación de los desempleados, si nos referimos a la encuesta de población activa, el 50% de las 330.000 personas que están desempleadas no tiene ningún tipo de ayuda. ¡Ningún tipo de ayuda! Estarían sin ningún tipo de ingresos. Por eso Canarias necesita una respuesta diferenciada también en materia de ayudas a los desempleados, porque aquí el porcentaje de población es más alto y el porcentaje de población, de desempleo de larga duración y sin ningún tipo de prestación, es casi del 50%.

Por lo tanto, yo le reclamaría a la interpelante, a la propuesta de moción del Partido Popular... Yo no tengo problema en reconocer que se ha incumplido el Plan Canarias, porque sencillamente hay que ir a los Presupuestos para constatarlo, no se han inyectado ni en inversiones ni en gasto 2.500 millones adicionales. Eso se sabe. Sumaron lo que ya teníamos. Y además, añado más: lo que vino de más no vino solo para Canarias. Por ejemplo, los parques tecnológicos, ese es un programa del Gobierno de España para todos los territorios, y nos tocaron 150 millones. ¡Solo faltaba que se promuevan parques tecnológicos en el conjunto del Estado español y se excluyera a Canarias! Esos 150 millones, que son préstamos, nos tocan. Como nos tocan los cuartos para las infraestructuras turísticas, porque también hay planes para las infraestructuras turísticas en el levante español o en las islas Baleares.

Por lo tanto, yo no tengo problemas en reconocer que hay un incumplimiento del Plan Canarias, porque eso es constatable, pero sí creo que el Partido Popular debe decir y comprometerse aquí en la necesidad de un plan de choque, de un Plan Canarias, de un plan Rajoy, de un plan como ustedes quieran llamarlo, pero que ponga el acento en la necesidad de una política para Canarias que ayude a revertir la situación de parálisis, que nos ayude a recuperar el crecimiento, el bienestar y, por tanto, el empleo. Y en ese sentido va mi enmienda, una enmienda destinada a reconocer que el plan es una necesidad y que precisamos un añadido. Y como sabemos la situación de los problemas económicos con el Estado español, pues, yo no me aventuro a hablar de miles de millones alegremente, porque sé que 2.500 millones de euros, que son casi 6 puntos de nuestro Producto Interior Bruto, ¿eh?, son muchos recursos. Yo me conformaría con 2,5, con aproximadamente 1.000 millones adicionales de inversión y gasto, dirigido, controlado, que inyecten a la economía canaria lo que necesita, recursos económicos, savia, sangre, actividad, porque, si no, no saldremos de esta.

Y por eso mi propuesta está en que reconozcamos, si ustedes quieren, que esto no funcionó, pero reconozcamos que esto es imprescindible, reconozcamos que es necesario un plan de actuación y reconozcamos también que no es la primera vez que esto ocurre en el Estado español, que tratan mal a esta tierra. Nunca -y lo hemos aprobado aquí y eso por unanimidad- se invirtió aquí la media en infraestructuras de interés general. ¡Nunca!, a pesar de lo que dicen las leyes y la lógica y la justicia de las cosas; y nunca se cumplió por ningún gobierno de ningún color en los 32 años de democracia. Se está cumpliendo con las cinco comunidades autónomas que modificaron sus estatutos para requerir lo que nosotros teníamos en nuestras leyes del REF.

Y usted reiteraba una denuncia que yo hice en su momento, no porque estuviera en contra de un plan de convergencia en otro territorio de España, sino porque era comparablemente inaceptable que un territorio con la mitad de paro que Canarias, con 11 puntos más de renta per cápita, con mejores condiciones para abordar la crisis, se hiciera un plan de inversiones, financiado, en esta etapa de crisis, como ha sido Castilla y León.

Y le digo más: los datos de la contabilidad nacional en el 2010 dicen que nosotros perdimos 8 décimas de nuestro Producto Interior Bruto. Por cierto, la media española, una décima. Sí, retrocedimos en el crecimiento ocho veces más que la media de España. ¿Pues saben qué pasó en Castilla y León en ese periodo del 2010? Pues que aumentó casi un punto el Producto Interior Bruto. ¿Y saben qué dicen los analistas? Que han sido las inversiones públicas las que han posibilitado ese crecimiento.

Por eso, señora Montelongo, le reclamo que se comprometa usted y su partido con la constatación del incumplimiento, si usted quiere, en un plan de choque de recursos adicionales. Por supuesto que el Gobierno de Canarias, esté quien esté, tiene la obligación de relacionarse bien con el Gobierno de turno de España y buscar el entendimiento, pero yo creo que no pasa nada, sino todo lo contrario, que aquí exijamos a quien vaya a gobernar España, dadas las circunstancias, dado el diagnóstico que usted nos ha deferido, pues, que se comprometa el Gobierno de España en un plan de inversiones, de choque, de ayuda, de economía, para romper la parálisis de la economía canaria.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román.

Hay otra enmienda, también de sustitución, del Grupo Nacionalista Canario.

Don José Miguel Ruano.

El señor Ruano León: Señor presidente, señorías: buenos días.

Señora Montelongo, yo creo que lo primero que tenemos que precisar en el día de hoy, si sus señorías lo entienden así, es que estamos en una especie de oferta, o de juicio, por parte del Grupo Popular, en relación con el denominado Plan Canarias y a su vez con una especie de oferta futura en relación con la hipótesis de que el Partido Popular gane las elecciones generales, porque parece más esto un escenario previo a esa contienda electoral que tendremos el 20 de noviembre que un escenario de decisión de los canarios, cual es el Parlamento de Canarias. Y digo esto a la señora Montelongo y también al señor Rodríguez, porque la capacidad de comprometerse de alguien está en función después de la capacidad que tenga de hacer cumplir esos compromisos. Y, por tanto, dudo mucho que el Partido Popular de Canarias tenga alguna capacidad de hacer cumplir al Gobierno de España, si finalmente es del Partido Popular, los compromisos que pueda adquirir con Canarias.

Dicho eso, creo que es importante que valoremos que el contenido de la moción que nos trae la señora Montelongo es en relación con acreditar el incumplimiento de los compromisos de inversión del Plan Canarias y mandatar al Gobierno de Canarias para que, en su caso, alcance con el Gobierno de España que se constituya tras las elecciones generales acuerdos en relación con lo que denomina "una auténtica política de Estado".

En la intervención de la persona que me ha precedido, el señor Rodríguez, en relación con su enmienda, creo que también hay cuestiones que son muy importantes desde el punto de vista de la orientación y ya desde el punto de vista del contenido. Creo que la exposición, su exposición, señor Rodríguez, ha estado bien dirigida a buscar una hoja de ruta, un compromiso del Grupo Popular, del Partido Popular, en relación con el futuro de lo que pueda denominarse Estrategia Integral, Plan Canarias o como lo quieran llamar, y, por otra parte, sin embargo, lo hemos concretado a determinadas cifras, y yo creo que ahí está justamente el error. Porque, mire, vamos a ver, el plan, la Estrategia Integral para Canarias no contiene unas cifras concretas, determinadas. Hubo después del acuerdo del Consejo de Ministros unos compromisos públicos del presidente del Gobierno de España en relación con la financiación, que manifestó, en octubre del 2009, en relación con la realidad económica, política y social de octubre del 2009 y en relación con los compromisos que a nivel de su propio Gobierno y de su partido asumía.

¿Cómo vemos nosotros desde Coalición Canaria...?, y usted habla de ceder, bueno, utiliza una serie de calificativos que yo no voy a repetir, porque entre otras cosas, obviamente, no los reconozco. Pero lo más importante es que, en ese sentido, señora Montelongo, no se puede hablar, no se puede utilizar, y no lo puede hacer usted ni lo puede hacer ni siquiera el presidente y candidato del Partido Popular en las elecciones generales, el señor Soria, en relación con hablar de la congelación de las pensiones, hablar del tema de la bajada de la masa salarial pública, porque eso es falso. En este momento la situación económica de España en la zona euro, de toda la zona euro en su conjunto, y de los compromisos ante la Unión Europea, son compromisos de lucha contra el déficit público, que afecta mucho más allá, mucho más allá, de que ahora hablemos de cómo ha sido administrada la crisis. Y podemos hablar de eso, si usted quiere, traiga usted ese debate y hablaremos de eso, pero nosotros aquí estamos para posicionar al Parlamento de Canarias en relación con unos compromisos de gasto público estatal en relación con Canarias en el futuro. Y si ahora algunos están anunciando el término de una etapa, porque es evidente que están convocadas unas elecciones generales y los sondeos apuntan a que el Partido Popular puede ganar las próximas elecciones generales, tendrán ustedes que tener capacidad de establecer la hoja de ruta o por lo menos dejar que los que sí sabemos hacerla propongamos la hoja de ruta.

Mire, la estrategia de inversión, la estrategia integral, fue una estrategia que se definió en el Congreso de los Diputados, concretamente por acuerdo de 3 de abril de 2009, en el cual el Congreso de los Diputados aprobaba un conjunto de medidas específicas, dinamizadoras, contra los más intensos efectos de la crisis económica en Canarias, y desarrollaba eso en nada menos que 18 puntos distintos, algunos de los cuales, muchos de los cuales, fueron contenidos en lo que se denominaba la Estrategia Integral para Canarias. Desde el punto de vista de la financiación, desde el punto de vista de la cuantificación de la financiación... Que no es lo más importante, lo más importante, como en su enmienda relató el señor Rodríguez, es establecer una hoja de ruta específica de nuestra relación con España, porque esa es la cuestión, porque quienquiera que gobierne el Gobierno de España, Canarias tiene una situación específica que requiere de políticas singulares. Y esa, esa es la base de cualquier documento. Le pueden llamar estrategia, pueden tirar ese a la basura... hagan lo que quieran, pero convengan con nosotros, convengamos aquí en el Parlamento de Canarias, que se requiere un documento como ese, como ese, que puede ser un punto de base, un punto de partida suficiente para propiciar que Canarias pueda, digamos, afrontar la crisis económica con mayor solvencia, siendo como es una región ultraperiférica de la Unión Europea. No podemos estar continuamente haciendo el discurso de que somos RUP, somos región ultraperiférica de la Unión Europea, y después en España no tener un tratamiento singular. Este es un asunto clave de la relación entre el Gobierno de Canarias o los representantes de Canarias en este Parlamento con el Gobierno de España, y esa es la cuestión.

El tema está en que nos pongamos de acuerdo aquí. Ya veremos quién es el Gobierno de España y ya veremos si ustedes tienen o no capacidad, en caso de que sea el Partido Popular, para influir y determinar decisiones allí. Yo entiendo que eso no es así, no va a ser así, pero esa es otra cuestión. Es una cuestión que se dilucidará en la batalla electoral que estamos en este momento abriendo todos los partidos políticos que concurren, que concurrimos a las próximas elecciones generales. Pero lo cierto, y por eso es la enmienda...; la enmienda lo que pretende decir es que el documento es un documento válido, el documento es un documento válido para la programación de las políticas de gasto público estatal en el archipiélago. El documento además pretende, en el mandato segundo, en relación con la propia propuesta que usted realiza en su moción, es proseguir una política específica del Estado para Canarias, proseguir una política específica del Estado para Canarias, que respete, que cumpla las previsiones de la inversión media estatal del REF, que no está estatuida, es decir, que no está protegida en el Estatuto de Canarias. Y esto es fundamental desde el punto de vista de los eventuales recursos contra las leyes de Presupuestos del Estado, porque la Ley del REF, aunque para nosotros sea muy importante, no forma parte del bloque de la constitucionalidad y, consecuentemente, cuando cada una de las leyes de Presupuestos incumple las previsiones de gasto público estatal en Canarias, nuestra capacidad de recursos es limitada. Así, otras comunidades autónomas, como se ha señalado, han establecido medias en sus respectivos estatutos de autonomía, ya reformados, y, por tanto, han conseguido compromisos firmes, compromisos vinculados jurídicamente del Gobierno de España con la inversión media estatal en sus respectivas comunidades autónomas. Más allá de planes específicos que poco tienen que ver con el nuestro, como es el de Castilla y León, que está más motivado por razón del despoblamiento de esa extensa comunidad autónoma castellana, que pocas similitudes, desde luego, puede tener con el archipiélago canario.

Señorías, yo creo que en esta mañana el Parlamento de Canarias tiene el deber de posicionarse sobre el momento que estamos viviendo ahora y más allá de hacer evaluación de si se cumplieron determinados compromisos públicos en materia de inversión, lo cierto es que, en un momento en el cual la inversión pública estatal ha disminuido, hemos conservado las líneas básicas de los compromisos financieros de los Convenios de Obras Hidráulicas, de Carreteras, de Costas y también el del Plan Integral de Empleo para Canarias, además de algunas otras inversiones adicionales, que ahora no voy a repetir porque lo hizo el consejero de Economía en la interpelación precedente. Lo importante hoy, señorías, es que tengamos capacidad para decir: ¿es buena la hoja de ruta?, es buena; ¿es bueno comprometer, que este Parlamento se comprometa a exigir al Gobierno de España un compromiso específico para Canarias, una diferenciación en relación con lo que es un archipiélago atlántico alejado?: lo es. Y eso, señorías -para terminar-, lo teníamos, lo teníamos en la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias que enviamos a Madrid, que se tomó en consideración en el Congreso de los Diputados en el 2007, cuando en el artículo 2 hablamos de la lejanía, la insularidad y la ultraperiferia, y establecíamos cómo esa condición requería una adaptación de las políticas en materia de transportes y telecomunicaciones e infraestructuras en el mercado interior, en la energía, en el medio ambiente, en los puertos, en los aeropuertos, en la inmigración, en la fiscalidad, en el comercio exterior y en especial...

El señor presidente: Tiene un minuto para ir concluyendo, don José Miguel.

El señor Ruano León: Sí, muchas gracias, presidente. Termino.

...y en especial el abastecimiento de materias primas, líneas de consumo esenciales y la cooperación al desarrollo con los países vecinos.

Señorías, Canarias está donde está y va a estar siempre aquí. Este es un archipiélago atlántico, a 100 kilómetros de las costas africanas, a más de 1.500 de la costa peninsular española. El compromiso de bilateralidad de Canarias con España precisa una hoja de ruta específica. Llámele usted Plan Canarias, Estrategia, lo que quieran. Comprométanse ustedes en una política específica para Canarias, demandemos que lo realizado hasta ahora, por lo menos desde el punto de vista de los objetivos y la identificación de una política singular, ha sido bueno y, por tanto, tengamos capacidad para demandar eso mismo al Gobierno de España en el futuro.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Águeda Montelongo, a efectos de fijar posiciones respecto a las enmiendas.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente.

Señor Ruano, si usted lo permite y si no también, nosotros como grupo vamos a utilizar los argumentos que consideremos necesarios para defender nuestras iniciativas. Y al margen de la falta de humildad que usted ha presentado hoy aquí, los que sí sabemos también hacer hojas de ruta, de manera distinta a como las hacen ustedes, vamos a seguir adelante explicándole por qué no podemos aceptar lo que usted propone.

Hoy aquí de lo que se trata no es de que ustedes busquen una salida. Yo lo entiendo: ustedes han dado la cara ante algo que es una evidencia -y agradezco que el señor Rodríguez lo haya constatado y que esté de acuerdo con nosotros- de que esto ha sido un incumplimiento. El problema es que el Partido Socialista llegó levantando la ceja y ustedes hoy agachan la cabeza, porque saben que esto no es una realidad y porque saben que esto ha sido un incumplimiento. "No, bueno, es que hace falta"; sí, hace falta y el compromiso lo tiene. El Partido Popular se comprometerá con Canarias como lo hizo en los años en que gobernaba. Y, por supuesto, con un diagnóstico, pero creo que no sea el momento hoy aquí, al margen de que efectivamente hay unas elecciones generales y usted convendrá conmigo en que aquí esas elecciones generales o las va a ganar el Partido Socialista o el Partido Popular. En eso creo que estaremos de acuerdo. Y es importante que no le hagamos la letra de la partitura que va a defender cada gobierno. Ahora, eso sí, los objetivos claros, como dice nuestra moción, "una verdadera política de Estado con Canarias", y eso implica todo lo que usted ha dicho. Ahora, no creo que haya que ponerle cantidades, porque, ¿sabe lo que puede pasar?: lo mismo que ha pasado con este plan. Que usted dice que es una iniciativa del Congreso de los Diputados. Bueno, pues, ayer el candidato socialista, el señor Segura, en un medio de comunicación, decía y señalaba que la paternidad del Plan Canarias es del Partido Socialista. Concretamente decía: "la paternidad del Plan Canarias se nos puede atribuir a los parlamentarios socialistas". Mire, desde el Partido Popular no vamos a discutir si el PSOE es el padre y Coalición Canaria es la madre. Lo que está claro es que los dos hicieron la criatura y lo que no nos pueden pedir -al Partido Popular- es que seamos los padrinos del bautizo y encima paguemos ese banquete. ¡Eso es lo que no se nos puede pedir! Y no hay otra intención más que esa, señor Ruano, porque sabemos, sabemos, que el 21 de noviembre no habrá quien se salte ni un solo día para exigir al Partido Popular un documento que nunca hemos apoyado ni nunca hemos considerado que pueda ser una realidad por la cantidad que se comprometía y que -usted que bien conoce la técnica presupuestaria y bien conoce lo que ahí se ponía- era imposible de cumplir.

Por lo tanto, nosotros este plan, lo queremos decir y que conste en el acta de sesiones en cada una de las intervenciones, en modo alguno vincula este plan a un gobierno futuro del señor Rajoy si gana el Partido Popular. Y esto tiene que quedar bien claro en el Diario de Sesiones, y lo sacaremos y lo tendremos que sacar el día 21, el día 22, porque no faltará quien presto se apresure a pedírnoslo.

Señorías, los tiempos que vivimos requieren eficacia, pero también requieren honestidad, y la honestidad de todos para reconocer la verdad. Yo les propongo que hoy hagamos aquí, en el Parlamento de Canarias, la primera reforma política necesaria en España, en Canarias, y la primera reforma que necesita nuestra sociedad es la reforma de la normalidad. Hay que hacer una verdadera revolución de la normalidad, y lo normal es que cuando alguien se compromete y no cumple lo diga: "pues, mira, no cumplí". Lo normal es cumplir con los compromisos y, si no se cumple, no buscar rodeos o ambages sino decir, "pues, mira, no cumplí". Lo normal es que el Gobierno de Canarias defienda los intereses de los canarios; lo normal es tener un Estado que funcione con lealtad institucional, cooperación y austeridad. Y volver a la normalidad es volver a la sensatez, a la credibilidad, a ser reconocidos como una región canaria que tiene unas especificidades y unas necesidades distintas. ¡Solo faltaba eso, solo faltaba eso! Algo que tenemos recogido en nuestro Estatuto de Autonomía de Canarias, que tenemos recogido en el REF y que lo tienen que cumplir, al margen de que haya un diputado, dos, cinco, un gobierno u otro. Y no es normal justificar un incumplimiento del Gobierno de España con esta tierra solo porque políticamente le vaya bien. Eso no es normal. Y la revolución de esa normalidad significa cumplir con todos y cada uno de los compromisos, que ya le digo...

El señor presidente: Sí. Doña Águeda, este turno no está -lo digo por todos- para reabrir los debates. Yo la he dejado porque es verdad que no es la primera ocasión que sucede esto, pero estamos entrando en una dinámica de los plenos con mucha actividad, con muchas iniciativas, con enmiendas, y, en fin, no es lo mismo, digamos, la flexibilidad que se pueda tener en un momento que en otro.

En cualquier caso, señorías, les pongo un ejemplo. En este momento su intervención era exclusivamente para entrar en el texto y decir: este párrafo lo acepto, este no lo acepto, de una enmienda y de otra, pero no para reabrir el debate político. Ese es el formato de lo que establece el Reglamento para este tipo de iniciativas y para las proposiciones no de ley. Por lo tanto, yo le pido que interrumpa, en fin, la intervención que estaba haciendo y se atenga exclusivamente, de los dos textos de las enmiendas, a decir lo que acepta o no acepta y luego cierra el debate el grupo que no ha intervenido para ver qué posición, una especie de fijación de posiciones, en base al criterio que usted haya establecido.

Entonces yo le agradezco que lo dejemos y se centre, texto en mano, de las dos enmiendas, qué admite y qué no admite. Y esto que sirva en el futuro para todos.

Muchísimas gracias, doña Águeda, se lo agradezco.

La señora Montelongo González: Sigo defendiendo que en mi intervención he hecho justo lo que dice el Reglamento y lo que usted ha expuesto, señor presidente.

Pero para ceñirme...

El señor presidente: Doña Águeda, no, no, por favor. Somos aquí compañeros de Mesa... No, no, el Reglamento es muy claro, que es para fijar la posición sobre el texto de las enmiendas. ¿De acuerdo? El debate político viene antes. Las mociones y las PNL tienen el formato que tienen. No, es exclusivamente para decir "este párrafo lo admito, este no lo admito, este...". Exclusivamente. Si usted no tiene el texto a mano, yo se lo doy porque lo tengo aquí...

La señora Montelongo González: No, no, los tengo.

El señor presidente: Los tiene. Pues yo le agradezco que entremos en el texto.

Y no lo digo por doña Águeda Montelongo; para el futuro, para todo el mundo. Yo la he dejado que tenga usted su intervención, pero vamos a llevar las cosas al Reglamento, porque es necesario que, bueno, como digo, somos más grupos, son más iniciativas y la flexibilidad, pues, no puede ser. Tiene usted el tiempo. Yo le voy a dar tres minutos, fíjese, para que usted aclare el texto de las enmiendas y, si es posible, pues, que concluya en ese tiempo.

La señora Montelongo González: Gracias, señor presidente, y disculpas, si no he entendido, pero creía que estaba fijando posiciones.

Pero me voy a centrar, efectivamente, como dice el presidente, acabando ya mi intervención. Señor Ruano, no podemos aceptarle, bueno, que "este plan, este documento es válido para la aprobación de las políticas del gasto público". Sé que es una salida para Coalición Canaria, y es una salida que usted está pidiendo, para decir, "¡hombre!, ya que nos metimos aquí, vamos a salir del atolladero". Pero yo no puedo hacerlo por lo que le decía antes. Yo estaba justificándole antes que lo normal, la normalidad es que digamos, no podemos hacer eso porque no nos vincula ese documento. Y lo hemos dicho y queremos que conste en el orden del día.

En segundo lugar, señor Rodríguez, creo que estamos totalmente de acuerdo. Fíjese, es que decimos lo mismo. Simplemente yo lo que pido es que digamos, "oye, el compromiso...". Porque sería por mi parte muy vanidoso decir: "nos comprometemos porque vamos a ganar". ¡No sabemos si vamos a ganar! A lo mejor gana el Partido Socialista o el Partido Popular. Por lo tanto, lo que yo planteo es un escenario amplio, libre, diáfano, donde se diga que el próximo 20 de noviembre, o sea, a partir del próximo 20 de noviembre, el Gobierno que esté en el Gobierno de España haga una verdadera política de Estado para Canarias; y una verdadera política de Estado para Canarias es cumplir con el REF, con el artículo 96, con todas nuestras especificidades y por supuesto con lo que dice usted. Oye, es que aquí parece que nos regalan 30 millones para hacer obras turísticas. ¡Oye, faltaría más! Que nos den lo que nos corresponde. Es que yo creo que este es el debate. O sea, eliminar del debate de Canarias esa especie de sumisión: "es que nos dieron". ¿Cómo que nos dieron?, ¡es que nos corresponde! Y eso es lo que plantea mi moción.

Por lo tanto, señor presidente, agradeciéndole su benevolencia, termino ya diciendo que no puedo aceptar las enmiendas, porque creo que la enmienda del Partido Popular es la que más concreta, y dice: reconozcamos una evidencia, el plan es un incumplimiento; segundo, pongámonos todos de acuerdo, si gana el Partido Socialista o si gana el Partido Popular, pongámonos todos de acuerdo y exijamos aquí, unánimemente, a través del Gobierno de Canarias, una verdadera política de Estado para Canarias, donde entren nuestras peculiaridades, nuestras especificidades y sobre todo donde entre la deuda histórica que Canarias tiene con respecto al Estado español.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, doña Águeda Montelongo, muchísimas gracias.

Y de los grupos no enmendantes, Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Julio Cruz, a efectos de fijar posiciones.

El señor Cruz Hernández: Señor presidente. Señorías. Muy buenos días.

La verdad, doña Águeda, es que, cuando la oía, le pregunté a mi compañero en el escaño si se presentaba usted a las elecciones, pero me han dicho que no, que no es candidata al Congreso. Pero lo que sí hemos constatado hoy y en esta mañana, señorías, es que el PP no se compromete con Canarias. No se compromete, porque ni siquiera respeta ya los acuerdos del Consejo de Ministros. Es decir, aquí hay un acuerdo del Consejo de Ministros, por primera vez en España, en 32 años de democracia, que se preocupa, ocupa y establece una Estrategia Integral para Canarias y ahora el Partido Popular dice que no, que esa estrategia no existe, que no se compromete, que no quiere defenderla, que si gana las elecciones aquí no ha pasado nada y, claro, que los compromisos no son buenos para Canarias.

Yo lo entiendo, cuando usted habla... Tengo la duda, señoría, sinceramente, de si se han leído el Plan Canarias o no en el Partido Popular, porque siempre se quedan en el titular, pero en el contenido, en la estrategia, porque es una estrategia integral... Ya se lo recordaba el señor Ruano: no establece cuantificación para cada asunto concreto, establece una línea de actuación. Pero ustedes de eso no se han enterado. Es que no quieren enterarse, porque no quieren comprometerse con esta tierra.

Y además viven, señorías, en una burbuja. Parece que la crisis económica del año 2009 hasta ahora, lo que ha pasado en España, lo que ha pasado en Europa, a ustedes no les afecta y hablan y dicen cosas, "oiga, es que se ha reducido el sueldo a los funcionarios", llegan a decir. ¡Claro que se redujo el sueldo de los funcionarios!, pero, miren, con el Partido Socialista se redujo, pero con ustedes en Baleares van a echar a 800 trabajadores a la calle, 800 funcionarios a la calle. ¿Qué dice de eso el Partido Popular? De eso no dice nada, de eso cuando, veamos si ganan... Decía algún compañero: "si gana el PP, Dios nos coja confesados", y es posible, señorías, y es posible, porque con esta tierra, con la situación de Canarias, ustedes no se han comprometido ni se comprometen nunca.

Y además dicen: "no se ha empleado, no se ha ejecutado el Plan Canarias". Al 100% evidentemente no, es una estrategia a diez años. Se ha iniciado su ejecución. Le dije el otro día: se ha hecho un montón de inversión, está cuantificada, 3.228,99 millones de euros, eso es lo que se ha ejecutado 2010 y 2011. ¿Que ustedes dicen, "oiga, es que a mí no me gusta que lo del impuesto del ITE, los 200 millones que dejan en Canarias, yo no estaba de acuerdo en dejarlo en Canarias"?, bueno, es una opción del Partido Popular. ¿Que el PP no está de acuerdo con el Programa de Reindustrialización de Canarias?, es posible que no esté de acuerdo. ¿Que no está de acuerdo en la bajada de las tasas aéreas?, evidentemente no está de acuerdo. Pero, miren, el Partido Socialista sí está de acuerdo. En Coalición Canaria también están de acuerdo, el Gobierno de Canarias. Porque ustedes, mientras estaban en el Gobierno de Canarias, cuando redujeron las tasas sí estaban de acuerdo, pero ahora no, ahora no: ese millón y medio más de turistas no es bueno para Canarias. ¡Claro que es bueno para Canarias!

Por lo tanto, señorías, seamos serios y, aunque las elecciones estén ahí, las elecciones son el día 20 de noviembre, pero hay un día después del 20 de noviembre. El mundo sigue, Canarias sigue y las necesidades canarias, las necesidades de Canarias también siguen, y hay una buena Estrategia Integral para Canarias. Una estrategia que define claramente cuáles son los problemas, que define claramente por dónde pueden ir las soluciones y que además establece esas líneas de actuación. Además, las líneas de actuación no se han hecho directamente y exclusivamente por el Gobierno de España, se han hecho por el Gobierno de España con el Gobierno de Canarias, con los interlocutores sociales. Y además es revisable, se puede adaptar al momento concreto y a la situación concreta, porque evidentemente en diez años el mundo no es igual, cambia, gira, y en Canarias igual, señoría.

Por ello yo la animo a que por una vez el Partido Popular deje de hacer demagogia, que el Partido Popular deje de hacer campaña electoral con el Plan Canarias y se comprometa de una vez y le diga al señor Rajoy que si él no quiere ningún compromiso con Canarias... Porque ustedes aquí, el objetivo es, "no queremos, si ganamos las elecciones, no queremos cumplir en absoluto con el plan de Canarias". Eso no es bueno para el Partido Popular en Canarias, pero, señorías, lo bueno o no para el Partido Popular de Canarias lo definen ustedes; no es bueno para Canarias, porque nosotros necesitamos una estrategia, necesitamos esa estrategia, y les pido, señorías, que el Partido Popular, ya que en ocho años de gobierno no se comprometió ni una sola vez con Canarias, ahora tiene la oportunidad de comprometerse con Canarias, retirando, retirando esta moción o apoyando la propuesta de Coalición Canaria, que hace una enmienda que es la adecuada a los intereses y a las necesidades de esta comunidad autónoma en este momento.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Julio Cruz.

Doña Águeda, por favor, desde el escaño, un minuto, porque le ha dicho que retire usted su iniciativa. Tiene derecho a explicar, pero un minuto, por favor, desde el escaño.

La señora Montelongo González (Desde su escaño): Sí, gracias, señor presidente.

Si antes decía que el señor Ruano buscaba una salida, que lo entiendo, lo del señor Julio Cruz es decir, "por favor, sálvenme". "Retírala y vamos...", señor Julio Cruz, mire, esto no es ninguna broma. Este Plan Canarias, mira no solamente nos lo hemos leído sino que lo tenemos y lo conocemos bien.

Entienda que nosotros no vamos a poder aceptar estos deberes que ustedes se han marcado y que no han cumplido. ¿Pero dónde está escrito que un Gobierno tenga que aceptar los deberes de otro que, a su vez, no pudo cumplir? Tendremos que hacer nuestra hoja de ruta, que sí sabemos, por cierto, nuestra propia hoja de ruta, que sí sabemos, y la haremos con Canarias, porque ustedes saben que si hoy estamos hablando de carreteras, de obras hidráulicas, de paseos marítimos, pues, fue porque sí que hubo un compromiso de un Gobierno del Partido Popular.

Pero, al margen de eso, yo les pido, señores del Grupo Socialista y de Coalición Canaria, si de verdad necesitamos darle normalidad a esta Cámara, aprobemos la moción del Partido Popular. No solo no les compromete sino que les salva, les lava la cara, sinceramente, ante todos los ciudadanos de Canarias. Reconozcamos un incumplimiento y...

(El señor Barragán Cabrera solicita intervenir.)

El señor presidente: Dígame, don José Miguel Barragán, dígame.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Por una cuestión de orden con respecto a cómo se ha desarrollado esta proposición no de ley, esta moción, perdón, que se tramita como una proposición no de ley.

El presidente ha hecho benevolencia dándole cinco minutos, más los tres minutos para explicar la moción, y ahora ha dado también la benevolencia, cuando toca cerrar al grupo que no ha presentado enmiendas, le ha dado un minuto de nuevo a la proponente de la moción. Yo le pido, señor presidente, que le dé un minuto al resto de los grupos de la Cámara para cerrar el debate, porque, si no, no estaría esto equilibrado.

El señor presidente: Pues me temo, don José Miguel Barragán, que no va a ser posible, porque don Julio Cruz, en su intervención, le dijo "retírela" y el Reglamento dice que tiene derecho. Al final, la Presidencia... No es sino por eso; sencillamente doña Águeda Montelongo ha tenido la palabra, porque don Julio Cruz en su intervención le dijo: "retire usted su moción". Es una combinación y el Reglamento establece, por lo menos las notas que yo tengo aquí, que, a criterio del presidente, para precisar la admisión de la enmienda y en este caso si la retira o no. Esa es la interpretación que ha hecho la Mesa (El señor Barragán Cabrera solicita la palabra).

Don José Miguel Barragán. Sí.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí. Gracias, acepto su última observación con respecto a la intervención, pero eso no justifica los cinco minutos que, abusando de la benevolencia de la Presidencia, se le dio al Partido Popular.

Gracias.

El señor presidente: Eso es cierto, absolutamente cierto, pero también le digo que ya lo expliqué aquí para sentar precedentes y hacer pedagogía, don José Miguel Barragán, que también hay que estar... Quiero decirle que también valore usted lo que ha hecho la Presidencia. Una cosa es estar en los escaños y otra cosa es estar aquí. Esa práctica ha sido usada por todos los grupos, lo que yo dije hoy que se había acabado, porque ha habido siempre flexibilidad en las enmiendas a la hora de intervenir, y doña Águeda Montelongo hoy estaba aquí pidiendo diez minutos porque eran dos enmiendas. Le di solo cinco, eso sería discutible, y además ella efectivamente, en lo que usted tiene razón, es que reabrió el debate, pero eso también había pasado, sinceramente, en otras ocasiones. Lo que sí está claro es que la Presidencia, se acabó la flexibilidad con estos asuntos y yo le ruego, don José Miguel Barragán, que usted sea comprensivo también con la Presidencia en el día de hoy, tratando de llevar las cosas a su cauce.

Bueno, muchísimas gracias a todos y vamos a votar. Señorías, vamos a votar la moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de su propia interpelación, sobre cumplimiento de la financiación e inversiones previstas en la Estrategia Integral para Canarias. Se vota el texto de la moción, toda vez que no han sido admitidas las enmiendas. Cierren las puertas. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 20 votos a favor, 31 en contra y 3 abstenciones.

Queda rechazada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0001 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre cumplimiento de la financiación e inversiones previstas en la Estrategia Integral para Canarias, dirigida al Gobierno (I-1).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico