Diario de Sesiones 13/2011, de fecha 26/10/2011 - Punto 6

· 8L/M-0002 Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación del Grupo Parlamentario Popular, sobre reducción de personal de confianza, asesores y altos cargos, dirigida al señor Presidente del Gobierno.

El señor presidente: Concluido el debate de este asunto, pasamos al debate de la moción. Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación, sobre la reducción de personal de confianza, asesores y altos cargos, al presidente del Gobierno.

Don Miguel Jorge tiene la palabra.

El señor Jorge Blanco: Gracias, señor presidente.

En primer lugar, discúlpenme, porque no sé si voy a ser muy entendible con el gripazo que tengo, pero en cualquier caso lo intentaré.

En primer lugar, si me permite el señor presidente, declarar ante esta tribuna que el Partido Popular no va a hacer ningún obstáculo para que los asuntos en materia de la Unión Europea se realicen por consenso por parte de todos los grupos parlamentarios.

Señorías, cuando estamos en un periodo de crisis, de crisis económica grande y fuerte, como la que estamos en estos momentos sufriendo, hay que hacer ajustes, ajustes de todo tipo y de toda naturaleza, ajustes en las empresas, ajustes por parte de los autónomos, ajustes por parte de las familias, porque hay que cuadrar aquello que se gasta, que a veces es mucho, con los ingresos, que en un periodo de crisis suelen ser bastante inferiores a un periodo de bonanza económica. Se acabaron los lujos en definitiva y las administraciones públicas tampoco están al margen de los ajustes que hay que hacer en todos los ámbitos de la economía española o canaria en este caso. Hay que priorizar inversiones, hay que reducir el gasto corriente, hay que priorizar políticas públicas a favor, sobre todo a favor de aquellos que más lo necesitan, en detrimento de otras cosas menos necesarias. Son ajustes globales, señorías, y uno de ellos, uno de ellos, de esos ajustes, es la estructura de la Administración pública de Canarias. No es el único ajuste que hay que hacer. Probablemente tampoco sea el ajuste más importante, pero sí es un ajuste significativo porque demuestra cuál es la voluntad del Gobierno de Canarias para apretarse el cinturón, ajustarse el cinturón, en un periodo, insisto, de dificultad económica.

El pasado 27 de septiembre tuve yo personalmente un debate con el señor consejero de Presidencia -que en esta materia se ha ausentado de la Cámara, lamentablemente- de reducción de cargos institucionales y cargos de confianza del Gobierno canario. Unos ajustes que a juicio del Partido Popular es necesario realizar en épocas, como dije antes, de disminución clara de los ingresos públicos, porque, en definitiva, lo que se pretende es realizar u obtener una Administración pública más ágil y más dinámica. Y el señor consejero subió a esta tribuna y no ofreció nada nuevo a los señores diputados; más bien al contrario, lanzó balones fuera con el típico "y tú más, y tú más", propio de dirigentes políticos acomodados o dirigentes políticos que no tienen recursos para salir a la tribuna y con argumentos convincentes decir algo, en fin, que nos convenza a todos los grupos políticos. Hubo otro argumento de que otros en el pasado no hicieron lo que hoy reclaman, sin tener en cuenta un dato clave en este asunto, que es que la situación económica y los ingresos públicos no son los mismos hoy que ayer.

Veamos y analicemos algunas de las cosas que dijo el señor Hernández Spínola el otro día. El "y tú más": "¡hombre!, es que ustedes vienen a esta tribuna y resulta que en el Cabildo de Gran Canaria tienen a 19 consejeros en el Gobierno", afeándome a mí la actitud del Partido Popular en el Cabildo de Gran Canaria. Pero es que lo que se calló el señor consejero es que cuando gobernaba el Cabildo de Gran Canaria el señor vicepresidente del Gobierno eran 19 consejeros también los que estaban en el gobierno. Porque no hay cosa peor que subir a esta tribuna y ver la paja en el ojo ajeno pero la viga en el propio ni caso. Pero no contentos con eso, y además no argumentando que eso fue en el pasado, cosa que me parece, porque en el pasado las circunstancias eran diferentes, vamos a ponernos en el presente. Cabildo Insular de Tenerife, 22 consejeros en el gobierno del Cabildo Insular de Tenerife; nada más y nada menos, señorías, que 5 vicepresidentes; Cabildo Insular de La Palma, 14 consejerías en el pacto de gobierno existente entre Coalición Canaria y Partido Socialista, con el agravante además de que eso se produjo el otro día, en un periodo de crisis grande, y no solo son 14 sino que de 11 subieron a 14 consejeros, además creando consejerías con nombres y apellidos para darles sueldo a algunos consejeros.

Por tanto, quiero decirles que en este caso, particularmente en este caso, el señor Hernández Spínola aquí no tuvo ninguna credibilidad.

Segundo, que "el Partido Popular no tiene legitimidad para pedir algo que él no hizo en el pasado". P ues, mire, la situación de hoy no es la misma que la de ayer y lo que servía para ayer probablemente y con seguridad no sirve para hoy, y un ejemplo lo tenemos claro, y lo tenemos dentro del seno del Partido Socialista: si ayer Zapatero instauró los 2.500 euros para todos los nacimientos de bebés en España, hoy los quitó; si el señor Zapatero ayer dio los 400 euros para los parados de larga duración, hoy los quitó, porque no hay recursos; si el señor Zapatero les subió el sueldo a los funcionarios, hoy se lo bajó porque no hay recursos.

Por tanto, de todas estas cosas, de las que solo, por cierto, vi aplausos de los dirigentes del Partido Socialista, hoy lo que pido, humildemente lo pido, son aplausos también del Partido Socialista para reclamar una Administración de la comunidad autónoma más austera, más sencilla y más reducida, que es lo que estamos pidiendo, lo que está pidiendo el Partido Popular en estos momentos. Una estructura más lógica, con mayor cordura, con una, digamos, reestructuración más razonable de un gobierno hoy sobredimensionado, con duplicidad de funciones, con cargos evidentes y notorios que repiten unos y otros. Una propuesta que fue basada o está basada en la propuesta que ya el vicepresidente en su momento del Gobierno de Canarias, el señor Soria, planteó en el seno del Gobierno y lamentablemente fue rechazada, sencillamente no fue tenida en cuenta.

Veamos cuál es la propuesta que traigo hoy yo en la moción. ¿No parece lógico a sus señorías, o no les parece lógico, que en una materia, que encima las competencias son difusas en este Gobierno, como son las relaciones exteriores, que de acuerdo con la Constitución española son competencias del Gobierno de España, haya tres centros directivos diferentes y que la propuesta sea refundirlos en uno solo?, ¿la Viceconsejería de Acción Exterior, la Dirección General de Relaciones Exteriores y la Dirección General de Emigración refundirlas en una sola? ¿No parece de sentido común que la Viceconsejería de Medio Ambiente, que solo tiene a cargo una Dirección General de Protección del Medio Ambiente, se refunda en un solo centro directivo? ¿No es coherente y de sentido común que la Viceconsejería de Justicia, que solo tiene la Dirección General de Justicia a su cargo, se refunda en un solo organismo? ¿No es de sentido común que la Viceconsejería de Agricultura y Ganadería, la Dirección General de Agricultura y la Dirección General de Ganadería se refundan en un solo organismo, insisto, en periodos de crisis económica, donde el Gobierno tiene que ser austero? ¿No es de sentido común que se supriman direcciones generales que existen en el Gobierno de Canarias solo para la alta inspección y para la potestad reglamentaria, después de haberse producido una transferencia de competencias enorme -más de 28 competencias- a los cabildos insulares después del proceso de transferencias que se produjo en los años 90?

Señorías, no se pide nada raro, no se pide nada que ustedes puedan decir, "¡hombre!, es que eso no tiene ningún sentido". Es que son cosas tan sencillas que parece mentira que los miembros que apoyan al Gobierno de esta Cámara no sean conscientes de ello y no las apoyen.

Y yo termino ya para no reiterarme. Probablemente esta moción no va a salir adelante, pero tengo la convicción de que tarde o temprano este Gobierno va a reducir sus centros directivos de manera notoria, porque así lo va a decir esa comisión de expertos tan famosa, por ustedes o contratada o a contratar. Y yo entiendo, entiendo lógico, que le hagan más caso a esa comisión de expertos que el que le hagan caso a mí, particularmente, o a mi grupo parlamentario. Yo de antemano les digo que estoy dispuesto, y me ofrezco de manera humilde a esta comisión de expertos, para aportarle cuál es la visión del Partido Popular en este tema. Y lo grave, lo grave, y me temo que va a ser así, es que el Gobierno no le haga caso ni a la comisión de expertos ni al Grupo Parlamentario Popular.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Miguel Jorge.

Hay una enmienda del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario. ¡Ah!, perdón, no, no, perdón, me equivoqué yo, del Grupo Socialista Canario, efectivamente, es la enmienda.

Don Manuel Fajardo Palarea tiene la palabra.

El señor Fajardo Palarea: Buenos días, señorías.

Señor Jorge, en primer lugar desearle una pronta recuperación de su afección, que tiene que ver con la garganta.

Dice usted: "entendería que no nos hicieran caso al Partido Popular y que le hicieran caso a la comisión de expertos", aunque usted teme que no le hagamos caso a ninguno de los dos. Yo entiendo que usted entienda que a usted, o sea, al Partido Popular, personalizado en usted en su intervención, no hay que hacerle caso.

Empezó usted bien hablando de que no se debe practicar el "tú más" en este tipo de asuntos, pero, sin embargo, después entró en el "tú más" al hablar del cabildo de Las Palmas, anterior legislatura, Cabildo de Tenerife... (Ante un comentario que se suscita en la sala.) No, después hablaré yo también de Arrecife, ahí gobernamos ustedes y nosotros, o sea, Partido Popular y Partido Socialista. Le voy a poner un ejemplo para que lo extrapole usted al nivel de la comunidad autónoma con 2 millones de habitantes, las competencias que tiene la comunidad autónoma y los asesores que tiene el Ayuntamiento de Arrecife. Yo considero que los asesores que tiene el Ayuntamiento de Arrecife son los necesarios. Igual que serán los necesarios y son los necesarios los que tiene el Gobierno de Canarias.

Bien. De todas maneras, señorías, voy a tratar por separado los dos argumentos que ustedes esgrimen para intentar que prospere la moción que han presentado ustedes como consecuencia de la interpelación interpuesta en su día al presidente del Gobierno sobre los planes del Ejecutivo en cuanto a la regulación del personal o la reducción del personal de confianza, asesores y altos cargos, presentada el 19 de julio. Por un lado dicen ustedes, señor Jorge -y yo voy a coincidir con ustedes en esto-, dicen ustedes que la mayor o menor estructura del Gobierno de Canarias no debe establecerse en comparación con ejecutivos anteriores sino que debe adaptarse a la actual situación de crisis. Completamente de acuerdo, completamente de acuerdo. Lo que pasa es que no debemos confundir un ejercicio del "tú más" con un ejercicio recordatorio de lo que pasaba, no hace cuatro, cinco años, ustedes abandonaron el Gobierno en octubre del año 2010, o sea, hace escasamente un año. Yo sé que eso lo ha dicho... Este párrafo está puesto con mucha habilidad, lo he de reconocer, está puesto por el redactor, desde luego la moción lo redacta con habilidad, pero también podían haber dicho ustedes que tampoco se establece... la mayor o menor estructura debe venir de los propios programas de los partidos políticos, porque, si no, en su programa del partido político, que fue aquí exhibido cuando se debatió la comunicación de la estructura del Gobierno, habla de ocho consejerías, hasta un máximo de ocho consejerías, y también en su programa del Partido Popular se habla de que la estructura de los gobiernos, por tanto, de los gobiernos, y del Gobierno, altos cargos, asesores, no depende de la cantidad sino de lo que realmente se necesita.

Por tanto, estoy de acuerdo con que cada Ejecutivo debe adaptar su estructura en cada momento a las situaciones que le toca gobernar, sea de crisis o sea de expansión económica.

Yo podía terminar aquí mi intervención, volviéndole a recordar, señor Jorge, lo que le dije al señor Antona en su día, que son las palabras del señor Pérez-Camacho cuando intervino, tanto en el año 2007 como en el año 2010, cuando se presentó la estructura del Gobierno en el 2007, cuando se presentó, una vez ustedes abandonaron el Gobierno de Canarias, la estructura en octubre del 2010, que es, el Gobierno tiene la legitimidad y el Gobierno tiene la capacidad y la obligación de realizar esta... Y con eso terminaba... (Ante un comentario que efectúa desde el escaño.) No, no, hombre, no, yo estoy seguro de que usted, con su capacidad y con la formación que tiene, yo sé que no la va a discutir. Igual que ayer en un programa de televisión no discutió la legitimidad del Gobierno su jefe de filas, que, por cierto, no está el consejero, es cierto, pero tampoco está el presidente de su grupo. Bueno, lo digo porque ustedes a esta cuestión le dan... Parece que es una cuestión nuclear de la política canaria.

Ahora bien, yo le hago una pregunta, me hago una pregunta: ¿qué ha cambiado en los últimos 12 meses, cuando ustedes estaban en el Gobierno, para que ahora sea recomendable el adelgazamiento del Ejecutivo y en aquel momento no, de la forma que ustedes lo piden?, ¿qué ha cambiado? Porque, miren, los problemas siguen siendo los mismos, incluso alguno ha mejorado, y hay datos objetivos. Desde entonces se ha generado empleo en las islas, el tirón del turismo está siendo notable, se han incrementado los niveles de recaudación de los impuestos del IGIC y del AIEM, ha aumentado la recaudación de los recursos derivados del REF y la ejecución presupuestaria avanza por buen camino. Esta es la situación al día de hoy.

Bien. Y ahora, no en un ejercicio del "tú más" pero sí un ejercicio de memoria, tendré que recordarle lo siguiente, a colación de algunas de las propuestas que usted hace, perdón, que su grupo hace:

Rebajar el número de consejerías de 8 a 6; cuando ustedes estaban eran 10.

Rebajar el número de órganos dedicados a la acción exterior de 3 a 1; cuando ustedes estaban gobernando eran 5.

Reducir el número de órganos dedicados a medio ambiente de 2 a 1; cuando ustedes estaban, lo llevaban 3 órganos.

Reducir el número de órganos dedicados a agricultura, ganadería, de 3 a 1; cuando ustedes estaban, hace 12 meses, lo gestionaban 4 órganos; hoy lo quieren pasar a 1.

Reducir el número de órganos dedicados a políticas sociales e inmigración, de 2 a 1; cuando ustedes estaban las gestionaban 3.

Suprimir la Viceconsejería de Educación y que sus funciones las ejerzan las 5 direcciones generales que dependen de ella; cuando ustedes estaban no solo no la suprimieron, sino que además dependían de ella 6 direcciones generales.

Suprimir la Viceconsejería de Economía y Asuntos Económicos con la Unión Europea y de Hacienda y Planificación: ¿por qué no lo hicieron cuando estaba el señor Soria al frente de la Consejería de Economía y Hacienda?

Y lo que resulta más histriónico, porque usted no ha explicado... ¿Y por qué tienen que ser los asesores 70 y no pueden ser 65, 85...? Es que no han motivado ustedes ninguna de las medidas. Ustedes ponen: "asesores 70", "el mínimo indispensable, 70". ¿Y por qué no 65 y por qué no 85? Motivación de ningún tipo, a no ser que usted la tenga y la haya ocultado, por lo menos, en la exposición a la Cámara.

Y lo que resulta más histriónico, si me lo permite, es la de reducir el número de asesores, como estoy diciendo. Porque, mire, el número de asesores ya se ha reducido. Los 98 asesores que tenía el Gobierno cuando ustedes formaban parte de él ya no están. Ni siquiera los 13 asesores y personal de confianza con que contaba el señor Soria como vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda. Y para las inexactitudes aquí están. ¿Sabe cuánto nos costaban los 13 asesores que tenía el señor Soria?: 480.176 euros. Y mi pregunta es, si la crisis era, estaba en el 2010, ¿por qué no los quitaron? ¿Alguna legitimidad... -y retomo la pregunta, señor Jorge- qué ha cambiado en los últimos 12 meses para que esta situación que ustedes propiciaron y de la que tomaron parte ahora ya no sea la adecuada y quieran ustedes, o pidan ustedes, legítimamente, este cambio? Pues, mire, se lo dije al señor Antona: que ahora ustedes están en la Oposición y no están en el Gobierno. Eso es lo que ha cambiado. Porque, mire, ustedes podían haber tenido alguna legitimación -no la legitimación, que no la pongo en duda, jamás, para presentar esta iniciativa, pero sí legitimación para defenderla- si hubieran hecho dos cosas, que no hicieron. La pregunta es, para que lo sepan todos los canarios: ¿aprobaron ustedes la estructura del Gobierno presentada por Coalición Canaria una vez abandonaron ustedes en octubre del 2010?, ¿la apoyaron o no? La respuesta es sí. ¿La estructura de ese Gobierno es mayor o menor de la de ahora?: mayor. No tienen explicación de ningún tipo, si ustedes aprobaron esa estructura del Gobierno en octubre del 2010. ¿Y aprobaron ustedes los Presupuestos de los que se nutre esa estructura del 2011?, ¿sí o no? Sí. ¿Pero y entonces qué vienen a pedir?, ¿qué vienen a pedir? Máxime cuando -ya se ha señalado, señor Jorge- se ha reducido la estructura del Gobierno en 14 órganos; cuando se ha reducido el número de asesores; cuando los fondos para empresas públicas -y a usted le consta- se han recortado y cuando se ha avanzado en determinados aspectos relacionados con la eficiencia de la gestión de la comunidad.

Por lo tanto, señoría, como ya le dije cuando se trató este asunto -el de la comunicación del Gobierno, de su estructura, en sesión plenaria-, dejen de predicar con el discurso cuando no han sido capaces de predicar con el ejemplo.

Por otro lado, señores del Partido Popular, justifican ustedes también la moción en base a que hay algunas supresiones en el traspaso de competencias a los cabildos insulares. Y lo dicen como si fuera una cuestión ex novo, dicen: "¡y no se ha hecho nada!". ¡Pero, hombre de Dios, 18 años llevaban ustedes gobernando en la comunidad autónoma!, ¿y han venido a darse cuenta ahora? Y no le digo que no tenga usted razón, retomo sus palabras. Ya se le informó a usted en su día que el consejero de la Presidencia se ha comprometido a traer a este Parlamento un proyecto de ley, pactado con la Fecam y la Fecai, de clarificación competencial. Lo que no podemos hacer es ponernos a suprimir órganos sin tener claro el marco regulatorio, porque no está claro, y hasta que esto no se dé, tampoco podremos dejar claro el marco de financiación, que es lo más importante. Usted lo reconocía antes. Y a usted le agradezco un montón, señor Jorge, porque va en su talante, tanto como persona como político, por su capacidad intelectual y por su formación, le agradezco muchísimo el ofrecimiento que nos ha hecho de apoyo a esa comisión -y no hace falta la comisión-, poder hablar entre los grupos para poder tratar en su día... Y si hay que seguir adelgazando la Administración, si hay que seguir adelgazando los cargos públicos, lo hará. Ese es el compromiso de este Gobierno. Se hará, y no hay más, señor Jorge.

Por eso le he presentado la enmienda, por eso le he redactado la enmienda, señor Jorge, en el sentido de "el Parlamento de Canarias -de sustitución- considera apropiada la reestructuración orgánica y la distribución territorial de las sedes del Gobierno operada mediante el Decreto de 12 de julio, 170/2011", que ya se discutió aquí; y luego he puesto un segundo párrafo, que fue aprobado por ustedes como propuesta de resolución cuando se vio la comunicación del Gobierno: "el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias, dentro de la disponibilidad presupuestaria, a priorizar en las políticas públicas esenciales, como la educación, la sanidad y la dependencia". Porque eso es lo que ha hecho este Gobierno con estos Presupuestos que ya conoceremos: ha priorizado en esos tres ejes esenciales de la política, aquello que realmente agobia a los canarios y que preocupa a los canarios. En esos tres ejes fundamentales y servicios fundamentales.

Señor Jorge, lo de Arrecife ya se lo dije, no se pueden hacer comparaciones. Yo presupongo siempre que cuando se presenta una estructura es porque esa estructura deviene de lo que realmente se necesita, no del capricho de los políticos.

El señor presidente: Muchas gracias.

Don Miguel Jorge, a efectos exclusivamente de si admite la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista.

El señor Jorge Blanco (Desde su escaño): Gracias, señor presidente... (Sin micrófono.)

El señor presidente: Perdone, perdone. Pídame la palabra otra vez, porque...

Gracias.

El señor Jorge Blanco (Desde su escaño): La verdad es que la enmienda parece que es para otro asunto que no hemos tratado en el día de hoy en esta moción, ¿no? El punto segundo, en fin, francamente, poco tiene que ver con este tema de reducción de la Administración y de los cargos públicos institucionales y cargos de confianza. Y la primera, pues, lógicamente, nosotros, ya lo manifestó el señor Antona en la intervención de la comunicación del Gobierno sobre la estructura del Gobierno, que nos parecía no solo ya excesiva sino disparatada, ¿no?, porque no hemos entrado a discutir, porque tampoco era asunto de esta moción, en fin, los cambios en la estructura del Gobierno, pasando competencias de unos departamentos a otros, sin ningún tipo de hilo conductor entre unos y otros, meramente por el capricho determinado de los grupos políticos que sustentan al Gobierno y por las preferencias probablemente individuales de algunos de sus dirigentes.

Usted me critica a mí que yo diga lo del "tú más". Yo dije lo del "tú más" en el pasado. Creo que no es bueno estar, en fin, pensando en el pasado y diciendo en la tribuna, o hablando del pasado, cuando las circunstancias del presente son radicalmente diferentes a las del pasado, pero es que en su intervención se pasó todo el rato, para discutir mi propuesta, hablando del pasado. A mí lo del pasado, pasado está. Lo dije el otro día y yo creo que las cosas hay que hacerlas, o la estructura del Gobierno se tiene que hacer de acuerdo, pensando en de verdad qué competencias ejerce el Gobierno de Canarias, qué ingresos tiene el Gobierno de Canarias para poder sostener esa estructura administrativa. Y, a juicio del Partido Popular, esta estructura del Gobierno de Canarias es una estructura sobredimensionada, donde existe duplicidad de cargos, y que pensamos, lo pensamos con rotundidad, que esta estructura se ha hecho también pensando en darles el puesto político a dirigentes de las organizaciones políticas que sustentan el Gobierno, pensando en una -digamos- dispersión territorial de todos ellos y no por otras circunstancias, digamos, en fin, de pensar en el interés general del ciudadano, más que en el interés general de los partidos, que es a nuestro juicio lo que se ha hecho.

En definitiva, señor Fajardo, pues, no podemos aceptar esta enmienda y mantenemos, señor presidente, el texto de la moción de manera inicial, en fin, y le pedimos a los grupos parlamentarios que la voten si tienen sentido común.

Gracias.

El señor presidente: Sí. Grupo Parlamentario Mixto, cinco minutos tiene, sí.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías.

Sobre esta iniciativa no hemos presentado enmiendas en el Grupo Mixto de forma intencionada. Ya sabe que, como tenemos menos oportunidades porque somos menos, aprovechamos las técnicas parlamentarias para dar nuestras opiniones. En este caso ni siquiera hemos aprovechado -que sería legítimo y fácil- para hacer una enmienda a la propuesta, y lo hemos hecho de forma intencionada porque queremos zafarnos de este debate, sinceramente.

Me parece que no centra los problemas de Canarias, que no centra los problemas del sector público, la recurrencia a esto del tamaño de las administraciones públicas, porque es sencillamente una simplificación. Y además trasladamos a la ciudadanía una impresión equívoca de cuál debe ser el papel de las administraciones públicas, el papel de la política, en el desarrollo de sus intereses, y creo que se utiliza con demasiada frecuencia esta arma arrojadiza, que hace poco favor a la función que desempeñamos todos, unas veces en el Gobierno, otras en la Oposición. Unas veces en esta institución y en otras al lado, y no del pasado sino de ahora. Yo tengo elementos de juicio suficientes para sacarles los colores a los que enfatizan sobre esta línea argumental, que es enormemente peligrosa, porque nos aleja de los ciudadanos, porque confunde nuestra función, porque simplifica nuestra tarea, porque nubla la vista a la gente que ya la tiene bastante nublada con los problemas que sufre.

Este no es el problema de la economía de Canarias, este no es el problema de la economía española, aunque en este sector tengamos también que mejorar. Yo no estoy de acuerdo con la estructura del Gobierno, yo lo hubiera hecho de otra manera, pero es que le toca hacerla a los que están. Tampoco estaba de acuerdo con la estructura que tenían ustedes con Coalición Canaria la otra vez, pero tampoco dramaticemos. Entonces, y ahora, respondía a un momento, a unas circunstancias, a unas alianzas, y lo determinante de la política no puede ser la estructura, aunque sea mejorable, aunque sobre algún centro directivo, aunque hubiera que eliminar determinadas estructuras. Sinceramente, me parece que enfatizar en esto dañamos el papel de cuál es nuestra función social, y es gestionar, defender los intereses de los ciudadanos, algunas veces en el Gobierno y otras veces en la Oposición.

Porque, claro, sobre estas cuestiones es fácil decir cosas y luego entrar en contradicción absoluta, pero no con el pasado, con el presente. Yo tengo la doble condición de diputado, por la isla de Gran Canaria en este Parlamento y de consejero del Cabildo de Gran Canaria, y allí me dicen que lo diga aquí y aquí alguna vez me dicen que lo diga allí, y lo diré allí y aquí cada vez que quiera y pueda.

Y yo tuve campaña electoral, como todos, y el Partido Popular me recriminaba el tamaño del Gobierno de Gran Canaria en la etapa anterior. Pues lo han hecho igual de grande. No solamente lo han hecho igual de grande sino que han metido en el Gobierno no ya a los de los partidos propios sino a los de los partidos de la Oposición, que es el colmo de lo que no se puede hacer en política, pasándose de la raya, no solamente han metido en el Gobierno a los de los partidos que sustentan al Gobierno, en la estructura que han considerado oportuna, absolutamente contradictoria con lo dicho en la campaña electoral, sino que han metido en la estructura del Gobierno a gente de otros partidos. Sí, usted me entiende y, si no, se lo aclaro más. Usted me está entendiendo perfectamente: ¡han metido en la estructura del Gobierno a gente de otros partidos para ganar su voluntad, y esto sí que no puede ser!

Por eso le digo: me parece que estamos errando con este debate, con el debate simplificado de tratar de endosar los problemas que estamos viviendo al tamaño de la Administración pública, a tener cuatro o cinco cargos más o menos. Yo no he votado a este Gobierno, yo no comparto algunos de sus preceptos, yo no estoy de acuerdo con algunos de los centros directivos, ni en la estructura, pero yo no dramatizo sobre eso. Han hecho lo que han considerado oportuno porque tienen legitimidad para hacerlo. También el Gobierno de Gran Canaria tiene legitimidad para hacerlo. Lo que no se puede es decir una cosa aquí y hacer la contraria allí, no antes, ahora, porque entonces perdemos credibilidad, y si perdemos credibilidad los que estamos aquí de un bando y de otro, mal asunto, porque esto sí que no tiene sustitución. Lo que nosotros hacemos, la política, no tiene alternativa. La política es imprescindible y lo que hacemos lo debemos dignificar, y tenemos que poner los problemas en sus justos términos. Me parece importante debatirlo todo, discutirlo todo, que cada uno esté en las posiciones ideológicas en las que esté, pero no nos tiremos piedras sobre nuestro propio tejado, que es el de la democracia, que es el de las instituciones, que es el del buen gobierno de las cosas públicas, que es lo que todo el mundo intenta hacer yo creo que con buena voluntad.

Muchísimas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, don José Miguel Ruano León.

El señor Ruano León: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

A la vista de que no se ha admitido a trámite por el proponente, por el Grupo Parlamentario Popular, la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista, solo me cabe decir que si su propósito en la presentación de la moción, señor Jorge, era generar economía, por lo menos podíamos haber pensado también en tener economía procesal, en términos parlamentarios, porque es que hemos venido a reproducir un debate ya sustanciado, producido, por tanto, y con propuestas de resolución aprobadas por la Cámara, que usted, bueno, legítimamente porque puede presentar todas las iniciativas que quiera, pero es cierto que, mediando tan poco tiempo, el acuerdo de la Cámara se produjo el 21 de septiembre, difícilmente se va a modificar la posición en tan poco tiempo.

Mire, vamos a ver, yo coincido básicamente con lo que dice el señor Rodríguez o ha dicho el señor Rodríguez en la tribuna, porque creo que cuando hablamos del tamaño de la Administración lo que tenemos que hacer es intentar hablar de los servicios públicos que se prestan. Es decir, ¿el tamaño es el adecuado? Y cuando hablamos de adecuado, tenemos que hablar en términos de eficiencia, es decir, la eficiencia, el principio de eficiencia es la mezcla entre la economía y la eficacia y si se presta un servicio adecuado al tamaño que la Administración tiene, entonces hay, digamos, paridad, hay equilibrio, en términos que ahora son muy utilizados, de balanza fiscal, es lo correcto. Estás empleando unos ingresos, produciendo unos gastos con unos ingresos que son proporcionales al gasto que producen.

Por tanto, en el debate sobre el tamaño de la Administración yo podría decir, mire, yo, si hubiera estado en el Gobierno, ¿qué hubiera hecho en relación con tal centro directivo o con cuál otro? Bueno, a lo mejor hubiéramos tomado o hubiéramos propuesto una iniciativa diferente, algún centro directivo distinto, porque al fin y al cabo de lo que se trata es de que el ejercicio de las competencias propias, en este caso las que tiene la comunidad autónoma canaria, el Gobierno de Canarias en particular, las ejerza adecuadamente, en relación a lo que es el principio de eficiencia. Y no se puede hacer, y usted desde luego, bueno, creo que es una persona que prepara los temas, que conoce los temas más o menos en profundidad, me resulta, si quiere usted, un poco violento cuando le veo también meterse en el discurso ese facilón que, bueno, que tienen ustedes básicamente en la proximidad de la campaña electoral, que empieza, quiero recordarles, el día 3 de noviembre.

Francamente, es discutible cualquier modelo de organización. El señor Fajardo Palarea ha discutido el modelo de organización que tuvimos, que mantuvimos Coalición Canaria y el Partido Popular cuando cogobernamos en la pasada legislatura. Incluso ha cuestionado algunos aspectos de cuando gobernamos solos desde Coalición Canaria, en el lapso de tiempo que media entre noviembre del pasado año y el mes de julio, y usted ha venido a cuestionar, pues, la organización que se ha dado el Gobierno en este periodo.

Y, mire, vamos a ver, con independencia de tal o cual discusión, ¿estamos en un tamaño adecuado? Usted podrá quitar un centro directivo por aquí, un centro directivo por allá, pero, mire, lo que usted ha propuesto es un disparate, y eso es lo que no es admisible. Es decir, no se puede venir a proponer la supresión prácticamente de la totalidad de las viceconsejerías y al término... cuando el proyecto, el programa del Partido Popular de Canarias, con el que concurrió a las recientes elecciones -bueno, no tan recientes ya, a las elecciones autonómicas-, hablaba de que los viceconsejeros de cada departamento serán los verdaderos coordinadores y responsables de las áreas. Es decir, si el modelo pasa por reducir los departamentos, el papel de los viceconsejeros cobra más sentido. Porque si usted va a pasar, teníamos 10 departamentos al inicio de la legislatura del 2007, se pasó a 8; se ha mantenido una estructura de 8, con discusión, si quiere usted, hasta sectorial, que ustedes la han planteado, a pesar de que la Cámara ya tuvo un pronunciamiento. Pero lo que no se puede es romper la estructura que genera la eficiencia. Entonces, si usted rompe esa estructura, pues, lo que tiene es un discurso de ahorro y demás, pero que no responde a la realidad, a la aplicación real de las competencias.

Yo no voy a entrar, señor Jorge, en eso que usted llama el "tú más" ni nada. Pero, bueno, a fin y al cabo uno acredita, uno tiene sus cartas o el crédito que uno tiene lo tiene también en relación con su ejecutoria. No es usted, porque usted no será responsable -entiendo yo- de cómo está organizado el Cabildo Insular de Gran Canaria en este momento, que para eso hay un presidente de ese cabildo, que supongo que tomará sus decisiones, y una mayoría de gobierno que es de su partido, pero lo cierto...

El señor presidente: Sí. Tiene un minuto, sí, sí, sí.

Sí, puede continuar.

El señor Ruano León: Muchas gracias, presidente.

Termino.

...pero lo cierto, señor Jorge, es que al final el análisis, para que transmitamos a la sociedad credibilidad, es que hagamos siempre el mismo análisis, que tengamos coherencia en nuestros posicionamientos, que el final podamos decir, mirándole a la gente a la cara, pues, estamos con esta estructura, para la educación, para la sanidad, para los servicios generales. Y, bien, intentemos, y creo que habrá, si nos lo propusiéramos, condiciones en ese debate de más largo alcance que se ha propuesto por el Gobierno realizar, pues, intentemos llegar a acuerdos, que tienen que ver con la estructura de la Administración pública de la comunidad canaria y también de los distintos niveles de las administraciones públicas canarias.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Vamos a votar, señorías. Señorías, vamos a votar la moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación sobre reducción de personal de confianza, asesores y altos cargos, y que no ha admitido la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario. Por lo tanto, se vota la moción como está en su texto.

Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 19 votos a favor, 33 en contra y 3 abstenciones.

Queda rechazada.

Pasamos al debate de las proposiciones no de ley. Decirles, señorías, que todas las proposiciones no de ley tienen enmiendas, por lo menos por los datos que yo manejo aquí, y, por lo tanto, el Pleno continuará esta tarde. Vamos a ver hasta dónde podemos avanzar a lo largo de la mañana y que les recuerdo que, por acuerdo que hay de la Junta de Portavoces, tiene que terminar como muy tarde a las dos y media la sesión de por la mañana.

(El señor González Hernández y el señor Cruz Hernández, secretario primero y vicepresidente primero, respectivamente, pasan a ocupar sendos escaños en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0002 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre reducción de personal de confianza, asesores y altos cargos, dirigida al Sr. Presidente del Gobierno. (I-4).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico