Diario de Sesiones 18/2011, de fecha 21/12/2011 - Punto 15

· 8L/C-0181 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las oficinas del Gobierno en el exterior.

El señor presidente: Comparecencia instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre las oficinas del Gobierno en el exterior.

Señor Antona Gómez, don Asier.

El señor Antona Gómez: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Señor consejero.

Estamos poniendo ya, como bien saben sus señorías, fin a este año y, por tanto, también a este periodo de legislatura. Que si algo está claro -estoy convencido- en la mente de todas sus señorías es que el Grupo Parlamentario Popular ha contribuido enormemente, no solo a la labor de control y fiscalización de la acción de gobierno, sino también, lo que es más importante, al impulso de la acción de gobierno.

Voy a darles un dato a sus señorías, que todos lo sabrán, es decir, de cada 10 iniciativas que se han debatido en esta Cámara 7 han sido iniciativas del Grupo Parlamentario Popular, y además centradas en los temas que son fundamentales para los ciudadanos de Canarias, para Canarias, que son la austeridad y la transparencia, la economía y la creación de empleo y garantizar las políticas sociales. Lástima que, a pesar de haber contribuido al impulso a la acción de gobierno con esas iniciativas, la mayoría de Coalición Canaria y del PSOE haya rechazado en su mayoría todas estas iniciativas, pero seguiremos, señores y señoras diputados, en el trabajo responsable en la labor de oposición.

Hemos pedido la comparecencia del Gobierno para que nos explique las oficinas, las delegaciones del Gobierno de Canarias en el exterior. Y pedimos, señor consejero, esta comparecencia para esclarecer la situación real de las oficinas. Mi grupo parlamentario entiende que la presencia institucional de Canarias fuera del archipiélago se caracteriza por una falta total y absoluta de transparencia respecto a la estructura, al funcionamiento, a las funciones y al personal adscrito.

Hablaba ayer y hoy con algunos diputados y senadores, y también con eurodiputados, por las tres sedes que tienen tanto en Bruselas, en Madrid, como en Caracas, y ellos mismos no sabían muy bien para qué existían esas oficinas del Gobierno de Canarias y qué función tenían y cuál era la estructura que tenían. Nadie sabe, nadie sabe, a ciencia cierta, qué representación existe, quiénes se emplean en la misma y, lo que es más importante, para qué sirve realmente la estructura del Gobierno, la estructura del Gobierno en el exterior.

Por tanto, mis preguntas, señor consejero, son ¿qué representación existe en cada una de esas oficinas, delegaciones del Gobierno de Canarias, en Bruselas, Madrid y Caracas?, ¿quiénes se emplean en ellas?, ¿para qué sirven? No se les esconde a sus señorías la voluntad de mi grupo de ajustar, también en este campo, el volumen y el gasto público de la representación en el exterior. Miren, si uno coge el Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias... (Rumores en la sala.)

El señor presidente: Sí, por favor, don Asier.

Señorías, les agradezco que bajen el tono de las conversaciones, que se oye un barullo muy desagradable en la sala.

Continúe, don Asier.

El señor Antona Gómez: Decía que mi grupo va a seguir defendiendo el ajuste de la Administración y si uno coge el proyecto de Presupuestos del 2012, que aprobaremos mañana -o que aprobarán mañana-, y vemos en el ámbito de la política exterior, en el ámbito de la política exterior, vemos, por ejemplo, que tienen para la acción de la Comunidad Autónoma de Canarias en el exterior una partida en la sección de Economía y Hacienda; si vemos, por ejemplo, en Presidencia, tiene la misma partida pero con otra cantidad presupuestaria; si vemos, por ejemplo, también que hay entidades de Canarias en el exterior y política exterior, cerca de 7 millones de euros. Todo eso también es bueno que se esclarezca y por ello también es motivo de esta comparecencia.

Pero vayamos por orden. En primer lugar, señor consejero, queremos saber muy bien con respecto a la oficina del Gobierno de Canarias en Madrid. Señor consejero, ¿dispone ya de director la oficina del Gobierno en Madrid o permanece, como ha ocurrido durante meses, con la plaza vacante? Con independencia de si esa oficina es útil o no, convendrán conmigo en que es fundamental que haya alguien responsable que dirija la política y la acción de esa oficina en Madrid. Porque, señores consejeros, mi pregunta es clara: ¿a quién sirve la oficina del Gobierno en Madrid? Evidentemente sé que usted me va a responder: "a Paulino Rivero", pero, más allá del presidente del Gobierno, ¿sirve a alguien más la oficina del Gobierno de Canarias en Madrid? Con frecuencia se ha argumentado que la oficina presta servicio a los diputados y senadores canarios en las Cortes Generales, pero cualquiera que haya tenido la oportunidad de conocer su funcionamiento sabe que la oficina en realidad sirve casi exclusivamente al Gobierno de Canarias y a unos pocos, cada vez más pocos, que es a los diputados y senadores entonces de Coalición Canaria, ahora a la diputada posiblemente de Coalición Canaria. Por tanto, nosotros entendemos que para este fin de nada sirve, no es necesario disponer de una oficina en Madrid. Por ello el Grupo Parlamentario Popular invita hoy al Gobierno, invita al consejero, a proceder al cierre de la oficina del Gobierno en Madrid. El personal adscrito, evidentemente, se asignaría dentro del ámbito de la comunidad y nos ahorraríamos además miles de euros.

En cualquier caso, le ruego al señor consejero que nos informe con detalle. Y atienda bien y apunte bien las preguntas, porque es el motivo de esta comparecencia: ¿cuántas personas trabajan en la oficina?, ¿cuánto cuesta el alquiler mensual de la oficina? ¿Y qué servicios concretos realiza a favor de nuestra comunidad autónoma?

Por cierto, en el Decreto 161/2008, de 15 de julio, por el que se regulan las delegaciones y oficinas sectoriales del Gobierno de Canarias en el exterior, en su artículo 5, apartado 3, dice: "dentro del primer trimestre de cada año, se elaborará una memoria anual de gestión de cada delegación". ¿Existe esa memoria? ¿Se ha dado a conocer esa memoria? ¿A quién se ha entregado esa memoria? Y si no existe, ¿cuáles son las causas de por qué no se ha elaborado la memoria que el propio decreto tiene?

En mi segunda intervención, por el tiempo, vamos a profundizar aún más en las oficinas del Gobierno de Canarias en Bruselas y en Caracas, que esto sí que es para nota.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier Antona.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente. Señorías, buenas tardes.

Miren, nadie cuestiona a día de hoy que en una economía globalizada, interconectada, el hecho de que toda actividad, tanto pública como privada, tiene un alcance que trasciende sobradamente las fronteras territoriales, ya sea la comunidad autónoma o del Estado. Yo creo que eso hoy en día no es discutible. En este sentido, por lo tanto, es difícil de encontrar un solo caso de organismo o entidad, público o privado que no incorpore a su actividad una dimensión internacional. Desde las universidades, pasando por comunidades autónomas, entidades locales, organizaciones sin ánimo de lucro o empresas. Todos intentan desarrollar una acción exterior.

En el caso del Gobierno de Canarias esta acción exterior puede definirse como el conjunto de actuaciones mediante las que se garantiza la adecuada defensa y ejercicio fuera de nuestras fronteras de las competencias asumidas en el Estatuto de Autonomía y demás leyes autonómicas.

El caso de las islas es además paradigmático y seguramente el ejemplo más relevante de que existe en el conjunto de autonomías de España. Canarias es la única comunidad autónoma que tiene un régimen de integración especial dentro de la Unión Europea, que pertenece a un doble espacio, siendo políticamente española y europea y geográficamente africana. Y además Canarias mantiene vivos los lazos con una importantísima comunidad de emigrantes residentes en distintos países de América Latina.

Conscientes de esa realidad, el Gobierno de Canarias ha desarrollado en los últimos años una creciente acción exterior, que nos ha permitido, con éxito, defender y consolidar nuestras singularidades como región ultraperiférica, acercarnos a los países africanos vecinos, reforzando los vínculos económicos, comerciales, culturales y de toda índole, y asegurar a los canarios que residen en el exterior unas condiciones sociales y sanitarias dignas.

Para ello, para conseguir estos objetivos, ha sido necesario irse dotando de los medios humanos y materiales necesarios y establecer en aquellos países donde la acción exterior es prioritaria, o más o menos intensa, un conjunto de recursos suficientes para garantizar el desarrollo de esta labor de una forma coordinada y eficaz. Esta presencia física en el exterior mediante delegaciones y oficinas del Gobierno cuenta con el fundamento jurídico necesario, plenamente confirmado por reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional, además del reconocimiento expreso realizado en este sentido por la normativa estatal.

Convencidos, por tanto, de la necesidad de garantizar el adecuado desarrollo de la acción exterior del Gobierno y sabiendo que existe una total cobertura jurídica y constitucional, el Gobierno de Canarias ha ido estableciendo desde el año 87, desde el año 87, una red de oficinas en aquellos países donde existían razones sobradas para mantener una presencia estable.

Durante la pasada legislatura el programa de Gobierno incluía unos objetivos ambiciosos en materia de acción exterior. Entre ellos se citaba expresamente la creación de oficinas de relaciones institucionales del Gobierno en países como Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde, en colaboración con las embajadas de España correspondientes. Con vistas a consolidar la presencia exterior y dar un tratamiento sistemático y coherente a esas oficinas, el Gobierno adoptó durante la pasada legislatura dos medidas que creo que son importantes. La primera, la aprobación de un decreto, al que usted ha hecho referencia, en el 2008, que regula el establecimiento y funcionamiento de las delegaciones del Gobierno y oficinas sectoriales en el exterior, estableciendo la coordinación y optimización de los recursos como principios organizativos. Este decreto, además, distingue entre delegaciones y oficinas sectoriales. Y, segundo, la creación de la Fundación Canaria para la Acción Exterior, como un instrumento jurídico que da soporte a dicha acción.

Miren, dado que los gobiernos de las comunidades autónomas, a diferencia del Estado, no tienen personalidad jurídica internacional, no es posible realizar determinadas actuaciones, como por ejemplo celebrar contratos o abrir una cuenta corriente. Hay dificultades operativas para ello, ¿no?, y por eso esta circunstancia ha obligado a la mayoría de las comunidades autónomas a la articulación de sociedades mercantiles o fundaciones para desarrollar esta labor. Es muy simple.

De acuerdo con esto, la red exterior se estructura actualmente en dos delegaciones del Gobierno, con las que contamos actualmente: Bruselas, cuya función principal es la defensa de los intereses de Canarias ante las instituciones europeas, y Caracas, con la finalidad de atender a los emigrantes canarios residentes en Venezuela.

En cuanto a las oficinas sectoriales, en la actualidad solo la empresa pública Proexca y la Fundación Canaria para la Acción Exterior cuentan con sucursales fuera del territorio español. En aras del principio de optimización de recursos, estas sucursales se integran en los mismos espacios físicos. Si existe delegación del Gobierno de Canarias, deben también integrarse ambas en el mismo sitio.

Por tanto, la red de oficinas en el exterior de Proexca pretende ser un instrumento al servicio de las empresas canarias en su acercamiento a los mercados en los que se cuenta con algún tipo de representación. Hemos hablado aquí reiteradas veces sobre la necesidad de la internacionalización de la economía canaria. Para ello necesitamos tener instrumentos como las oficinas en el exterior. La misión de estas oficinas consiste en facilitar la comercialización e implantación en los respectivos mercados. Su actividad abarca, entre otras cuestiones, la creación de informes de mercado, atención a consultas, apoyo a administraciones locales, creación de agendas individualizadas, puesta en contacto con socios, proveedores, clientes. También se incluyen entre las acciones de las delegaciones, o de las oficinas en este caso, la colaboración en las misiones comerciales directas e inversas, así como la difusión entre el empresariado canario de cualquier oportunidad o negocio que pueda resultar de interés.

En este contexto, los países de nuestro entorno representan un destino clave en las estrategias desarrolladas por el Gobierno de Canarias. Este protagonismo surge no tan solo por aspectos puramente económicos sino además como respuesta a las políticas regionales, nacionales y europeas que persiguen la integración económica con las regiones vecinas, mandato de la Comisión Europea hacia Canarias, que debe integrarse en su espacio geográfico más cercano. Proexca, por tanto, tiene esa misión actualmente. La estructura de la red exterior de Proexca está presente en Agadir, Dakar, Nuakchot, Bruselas y Caracas.

Y, por último, la Fundación Canaria para la Acción Exterior se creó para dar soporte jurídico a las actuaciones del Gobierno en el exterior, en función -de algo que lo comenté ya antes- de las dificultades para operar en el extranjero.

Valoradas en su momento las distintas opciones, se consideró que una fundación era la forma más adecuada, al ser una entidad sin ánimo de lucro que goza de personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de los fines para los cuales fue creada y que ya le estoy comentando. Además, esta figura jurídica está reconocida ampliamente para los ordenamientos jurídicos extranjeros y, desde el punto de vista fiscal, goza de determinados beneficios, que no son aplicables en el caso de una sociedad mercantil, aunque fuese pública, ¿no? Esta fundación fue creada en el 2008 y entre sus fines está el establecer sucursales fuera del territorio de la comunidad autónoma como soporte para la consecución de sus objetivos, coordinadamente con la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias; prestar el apoyo material y técnico a la asistencia necesaria para el funcionamiento de las delegaciones del Gobierno de Canarias en el exterior.

Para el cumplimiento de estos fines, la Fundación ha constituido tres sucursales: Fucaex Bélgica, Fucaex Venezuela -por las que se gestiona el funcionamiento corriente de las dos delegaciones del Gobierno- y Fucaex Cabo Verde, a la espera de la creación de la Delegación del Gobierno de Praia, que ya hemos comentado en la Comisión de Asuntos Europeos.

Con estas sucursales, queda completado el organigrama exterior, establecido en su momento por el Gobierno de Canarias.

He hablado poco de la oficina de Madrid, de la Delegación del Gobierno en Madrid, del Gobierno de Canarias en Madrid, porque, como usted pedía las oficinas de Canarias en el exterior, me pareció entender que se refería al exterior del conjunto del Estado español. Pero, mire, en primer lugar, no tiene director, la oficina. Parece muy poco coherente el discurso de reducir el gasto público el nombramiento de un director, en un momento dado genera mayor gasto público, con la segunda afirmación de usted, pero, bueno, sobre incoherencias ya hemos hablado considerablemente. Que la oficina presta labor al presidente del Gobierno; mire, al presidente del Gobierno, a los miembros del Gobierno, de forma reiterada, a todo aquel que ha tenido responsabilidades de gobierno, pero no solo eso, sino incluso de los cabildos, acuerdos con universidades canarias, para desarrollar su labor en el ámbito de las dependencias, de la oficina, para dar soporte a todos ellos. Es más, mire, para dar soporte a los diputados y senadores de Canarias en Madrid. La propia ubicación de la oficina, junto al Congreso de los Diputados, propicia una de esas ventajas.

Y para terminar, señor Antona, mire, tal es el servicio que hace pocas semanas un diputado recientemente nombrado por Canarias utilizó las dependencias de la oficina de Madrid para tener una reunión en la misma. Precisamente por eso mismo hace usted a lo mejor la comparecencia. ¿Sabe quién es ese diputado?: el señor Soria. Luego, seamos conscientes con aquellas cosas que decimos.

Gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Mixto, don Fabián Martín.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente.

Antes de empezar a hablar del asunto que nos trae, pues -o que me trae a mí-, a defender la postura del Grupo Mixto, me gustaría recordarle al señor Antona, sin quitarle ningún mérito a su trabajo personal o al de su grupo, que no siempre las proposiciones o la presencia responde a una voluntad de querer sino a la posibilidad de estar, y en este caso el Grupo Mixto, representado con tres parlamentarios, yo creo que no puede aspirar al nivel de presencia de ustedes, pero sin ningún lugar a dudas quería dejar delante de todos los compañeros, de todos los diputados, el más fiel testimonio de que las cosas se han hecho, sin ningún lugar a duda, si no al nivel, probablemente mejor.

Entrando en materia, el Gobierno de Canarias cuenta con una red de oficinas en el exterior, articuladas, en este caso en lo que quiero incidir, a través de la Sociedad Canaria de Fomento Económico, de Proexca. No quiero hablar en concreto -porque para eso el señor Antona dice que lo va a hacer con posterioridad-, no voy a hablar de la delegación del Gobierno en Caracas, en Bruselas o en Madrid, sino de seis oficinas: la de Agadir, la de Dakar, la de Caracas, Nuakchot, Bruselas y Praia, todas ellas asociadas a esa Sociedad Canaria de Fomento Económico, Proexca, además de dos sedes -que no debemos olvidarlas- que están en Las Palmas y en Santa Cruz de Tenerife.

Los cometidos principales son, por una parte, promocionar en el exterior nuestra economía, es decir, promover la exportación de nuestros productos canarios en el exterior, y la implantación de nuestras empresas fuera del archipiélago; y un segundo gran objetivo que tiene es difundir las ventajas económicas y fiscales de Canarias, para que, a la inversa, para que vengan, para que entren, para que se implanten empresas y, por tanto, inversiones de determinados sectores estratégicos. Parece a priori interesante contar con este potencial que el Gobierno de Canarias puede tener para fortalecer el tejido empresarial exterior en las islas y el canario en el exterior.

Yo, por supuesto, como representante del Grupo Mixto no voy a apostar por el cierre de estas oficinas, porque creo que expresan la voluntad del Gobierno y la voluntad de este Parlamento de hacer un esfuerzo y de permitir al tejido empresarial canario su fortalecimiento. Ahora bien, la pregunta surge si son rentables, en términos cualitativos y en términos cuantitativos, después de determinados años de servicio, estas empresas. Usted mismo lo decía, señor consejero, llevamos desde el año 87 haciendo este esfuerzo.

Y a mí me gustaría dar tres datos: plantilla laboral de Proexca, 72 empleados, 71 fijos, un laboral eventual; gasto de personal, 2.874.000 euros; resultado del ejercicio: 2.000.000 en negativo del último ejercicio.

Otra cuestión que parece -y que no se puede olvidar-, que parece importante. Después de años de trabajo, hoy veíamos, a colación de una pregunta mía, que de las 3.000 empresas españolas que hay en Marruecos, con el esfuerzo de Proexca en Agadir, en Marruecos, solamente se han conseguido implantar 50 empresas canarias en Marruecos. Esa es la realidad.

Como le decía, no vamos a apostar por el cierre sino por transparentar tres cosas: dotación económica, llenarlo de contenido y, por supuesto, un control escrupuloso de la gestión.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fabián.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Manuel Fajardo Palarea.

El señor Fajardo Palarea: Buenas tardes, señorías.

La verdad, señor Antona, que me acaba de romper todos los esquemas con respecto a la comparecencia que acaba de solicitar, porque, claro, acabo de entender, según su comparecencia, su primera intervención, que resulta que el exterior es Madrid, bien, y el exterior también es Venezuela.

Mire, la oficina de Madrid lleva desde el año 92 en pleno funcionamiento. Ustedes han estado dieciocho años en el Gobierno y cuatro meses y no han discutido la oficina de Madrid. ¡Pero, hombre, señor Antona, tenga un poquito, sinceramente, un poquito -y no quiero romper el espíritu navideño-, un poquito de rigor a la hora de discutir el tema de las oficinas!

¿Y el tema de Caracas y el tema de Venezuela? ¡Por Dios!

Yo había hecho una intervención, como dijo el señor Fabián Martín, referida fundamentalmente a la comparecencia 1013, que pidió el señor Moreno en su día, para hablar de las oficinas exteriores del Gobierno de Canarias y sobre todo en los países africanos, y de las que el señor Soria llegó a decir... Soria dice: "Marruecos es una prioridad en la política comercial canaria" -Diario de Avisos, 19 de noviembre de 2009-. En Europa Press dice el vicepresidente del Gobierno de Canarias, que lo fue, y ahora presidente del Partido Popular, dice: "el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, considera que el tejido empresarial del archipiélago, salir al exterior es una auténtica necesidad y especialmente hacia Marruecos, ya que, en su opinión, es una de las economías más prósperas de África, porque cuenta con una economía en transformación y por las importantes relaciones bilaterales que mantiene con España". Y además decía el señor Soria: "otra de las fortalezas de las empresas canarias de cara a invertir en Marruecos -según el consejero, señor Soria, posible ministro- son la red de oficinas comerciales que existen en el Magreb, en África occidental, con información al día sobre las oportunidades de negocio en el portal canario africainformarket, así como la visión de la empresa pública Proexca sobre las oportunidades empresariales en el continente africano. Vamos a ver, ¿el señor Soria hace esta alabanza de las oficinas exteriores del Gobierno de Canarias en toda África, también en Venezuela, y usted pone en duda hoy, después de casi 20 años de existencia de la Oficina Canaria en Madrid, la propia existencia y fundamentación de la oficina canaria en Madrid? Miren, les va a pasar lo mismo que les dije que les iba a pasar con el tema de la dación en pago, el otro día que discutíamos aquí.

Usted hablaba al principio de su intervención del rodillo del Gobierno con respecto a las iniciativas. Mire, yo alabo que ustedes como Oposición presenten todo tipo de iniciativas y, además, que el número de iniciativas sea cuantitativamente superior al de los grupos que apoyamos al Gobierno. En cuanto a la calidad de las iniciativas, el señor Rajoy les dio un repaso el otro día a ustedes en el tema de la dación en pago que pasará a los anales del parlamentarismo de este Parlamento canario, porque vino a decir lo que yo les dije. ¿Saben lo que les dijo el señor Soria a lo que ustedes proponían, en definitiva?: que la subcomisión... que es lo que les dije yo, señor Antona. Señor Antona, mire, me parece muy bien, yo respeto todo tipo de iniciativas por parte de los grupos parlamentarios, pero lo que exijo es un poquito de rigor; no venga a discutir usted de la oficina de Madrid o de la oficina de Caracas después de estar 18 años y cuatro meses apoyando...

El señor presidente: Muchas gracias, señor Fajardo.

Por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, don José Miguel Ruano León.

El señor Ruano León: Señor presidente. Señorías, buenas tardes.

No quisiera invertir demasiado tiempo más, señor Antona, señoras y señores del Grupo Popular, en la consideración del exterior como Madrid, porque por lo menos nos ha inducido -no creo que usted crea que Madrid es el exterior-, pero sí creo que nos ha inducido a error en la conformación de una comparecencia en la cual usted pide al miembro del Gobierno responsable que informe sobre el funcionamiento de esas oficinas.

Más allá del tema, ya lo ha señalado el señor Fajardo Palarea, la utilidad de esa oficina es indiscutible, básicamente como centro logístico para el Gobierno de Canarias, por supuesto, por supuesto que para el Gobierno de Canarias, además de para los parlamentarios que quieren hacer uso de ella, que no son muchos porque evidentemente en las Cámaras también cuentan con la logística necesaria para realizar su trabajo.

Partiendo de eso, señor Antona, quisiera, de verdad, centrarme más en el interés que me ha suscitado desde el punto de vista del planteamiento del señor Martín en relación con las oficinas, cómo funcionan las oficinas, y eso forma parte de una política. No se puede aprobar, hace unos días, una resolución de la Cámara de forma unánime sobre el Informe Solbes, con la cual, pues, tuve la fortuna de negociar con su compañera de partido, la señora Tavío, acerca de un contenido, muy útil por cierto, respecto de la presencia de Canarias en el exterior y con ello el papel que pueden jugar, pues, esos establecimientos, esas oficinas, de cara a realizar la política.

Por tanto, lo importante es medir, como intentaba señalar el señor Martín, cuál es la eficiencia de esas oficinas en relación a la voluntad del Gobierno de realizar política o acción exterior. Y lo hace básicamente en las tres delegaciones que tiene, son solo tres las delegaciones: la de Bruselas, la de Caracas y, bueno, esta próxima a abrirse la de Cabo Verde, que es producto, por cierto, de una obra que se ejecutó siendo el consejero de Economía y Hacienda el señor Soria, que fue el que hizo, financió la obra, tras una cesión de un inmueble que realizó el Gobierno de Cabo Verde. Lo importante, digo, es realizar esa tarea. La oficina de Caracas básicamente es una oficina que presta hoy unos servicios sociales muy importantes de cara a la población canaria que se desplazó allí y que hoy vive en situación mucho más complicada que en aquellos momentos del auge económico en el cual enviaban remesas para Canarias.

Yo creo que la estructura, lo que nos debe llevar a discutir esto, y creo que es importante la cita que hizo el señor Martín, para decir que la de Dakar está en un centro de negocios, la de Nuakchot está en la embajada española, la de Bruselas está en la delegación que tenemos en Bruselas, la de Caracas está en la delegación que tenemos en Caracas. Es decir, que no son sobrecostos.

Por tanto, señorías, hablemos de la eficiencia de cara a las políticas que de forma común, unánime, hemos definido -y esas las hicimos muy recientemente en el Informe Solbes- y dejémonos de fuegos de artificio en una tarde como esta, donde las noticias que ustedes están esperando son otras.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Popular, don Asier Antona Gómez.

El señor Antona Gómez: Gracias, señor presidente. Señorías.

La verdad es que el espíritu navideño al que hacía referencia el señor Fajardo, que lamento mucho que no esté ahora mismo aquí escuchando la réplica que voy a hacer por parte de mi grupo parlamentario, aunque se incorpore ahora... (El señor Fajardo Palarea regresa a su escaño.)

Me ha sorprendido, la verdad -y lo digo con total y absoluta claridad-, porque creo, o no hemos cogido el espíritu de esta comparecencia, a qué me refería yo, o me he explicado extremadamente mal, que puede ser, o ustedes han ignorado lo que yo en sí quiero decir, porque no me ha respondido, señor González Ortiz, a ninguna, a ninguna... Eso sí, lo único que hemos conocido es que sigue sin existir un director de la oficina del Gobierno de Canarias en Madrid. Pero a ninguna de las preguntas y planteamientos que yo le he hecho. Hoy, lo que estamos debatiendo hoy en este Parlamento, en esta Cámara, es si sirven o no sirven, y eso lo apuntaba al final de la intervención el señor Ruano, si son o no son eficientes las oficinas del Gobierno de Canarias que tiene en Madrid, Caracas y Bruselas. Ese es hoy el debate. ¿Alguien ha puesto un planteamiento hoy, o por lo menos mi grupo, en este caso yo como portavoz en esta comparecencia, de las relaciones comerciales, las relaciones económicas, que tiene el Gobierno de Canarias? Para nada, en absoluto, he hecho referencia a las relaciones comerciales y económicas que tiene el Gobierno de Canarias y usted, señor Ortiz, de lo único que se ha limitado a hablar es de eso. Yo le he dicho: "¿cuánto personal tiene la oficina del Gobierno de Canarias en Madrid y en Bruselas y en Caracas?, ¿cuánto les cuesta a todos los canarios la oficina de Madrid y en Bruselas y en Caracas?, ¿para qué sirve la oficina de Madrid, de Bruselas, de Caracas?, ¿qué servicio prestan, a los canarios y a esta comunidad, la oficina de Madrid, de Bruselas, de Caracas?". Ese es el debate. Si queremos hacer otro, créame que no es el motivo ni el espíritu de esta comparecencia.

Porque, mire, decía el señor Fajardo que si me refería yo a la oficina exterior del Gobierno. No, no me refiero yo, es que el propio decreto que ha firmado el Gobierno de Canarias dice: "Decreto 161/2008, por el que se regulan las delegaciones y oficinas sectoriales del Gobierno de Canarias en el extranjero", y también incluyen en este decreto la oficina que tiene el Gobierno de Canarias en Madrid. Por eso he querido ser... ¡Está aquí, señor Ruano, está aquí el decreto, señor Ruano! Por eso he querido ser extremadamente riguroso. Ahora, bien, muy bien, mire, le dejo que gane esta partida. Evidentemente, me he equivocado, vamos a hablar de las oficinas ahora de Canarias en el exterior, y voy a empezar por la que tenemos o la que tienen o la que tenemos todos los canarios en Bruselas.

Miren, la oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas es sin duda, desde nuestro punto de vista, la que mejores servicios puede ofrecer, y digo puede ofrecer por la relación y lo que nos estamos jugando Canarias, como región ultraperiférica, en el seno de la Unión Europea. Pero, miren, si para algo tiene que servir una oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas es para estar muy atentos a los debates que se están debatiendo en Bruselas, en la Unión Europea, en el Parlamento Europeo y que tienen que ver con esta comunidad y con el futuro de esta comunidad. Y le puedo poner, señor consejero, señorías, muchos ejemplos recientes de cómo esta oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas está, como se dice popularmente, a por uvas. ¿Dónde ha estado la oficina del Gobierno de Canarias y su personal cuando se llegaba a un acuerdo entre la Unión Europea y Mauritania para renovar el tratado de pesca? ¿Dónde está la oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas para las negociaciones y la planificación de la reforma del Posei?, ¿dónde está? ¿Dónde está la oficina canaria en Bruselas para los proyectos que el Banco Europeo de Inversiones -sí, y escuchen bien-, que el Banco Europeo de Inversiones tiene para esta comunidad autónoma y que nada ha hecho ni el Gobierno de Canarias, ni el Gobierno de Canarias ni la oficina canaria de Bruselas?, ¿dónde está? Eso es lo que tenemos que debatir hoy aquí. Y si efectivamente ustedes me dicen que está en esos deberes y en esas tareas, le digo, "¡oye, pues, pueden servir para algo estas oficinas!"; ahora, si usted me dice que para lo único que sirve es para dar apoyo a Paulino Rivero cuando se traslada -perdón, al presidente del Gobierno-, cuando se traslada a Madrid o a Bruselas o a Caracas, pues, sin lugar a dudas, visto el presupuesto y lo que hay presupuestado para esto, creo que tenemos otras prioridades, y por lo menos el Grupo Parlamentario Popular créanme que tiene otras prioridades en este tema.

Miren, decía también el decreto que establece o que regula estas oficinas, dice lo siguiente -que se lo quiero leer-, dice que, entre las funciones que tienen las oficinas canarias en el exterior, tienen el análisis y seguimiento de las políticas europeas, sectoriales y generales. ¿Está habiendo un análisis, un seguimiento, de las políticas sectoriales que se están debatiendo en la Unión Europea por parte de la oficina del Gobierno de Canarias en Bruselas? Dice: "b), el seguimiento de los proyectos canarios ante las instituciones comunitarias". Usted cree que está desempeñando esa labor que tiene recogida en el decreto que se aprobó en el año 2008 o no? Dice en el apartado c): "la organización, apoyo y asistencia a reuniones informativas, seminarios, conferencias", etcétera, etcétera, etcétera. Por tanto, es analizar si ese decreto y esas funciones que ustedes recogen en el decreto siguen hoy estando en vigor o no y si están dando cuenta y funciones a lo que ese decreto fue aprobado, porque desde nuestro punto de vista creemos que no.

Mire, y ahora vamos a entrar en la oficina canaria en Caracas. Eso ya es para nota, porque si ha habido una falta de transparencia, y usted no me ha aclarado nada ni el grupo parlamentario sobre la oficina de Canarias en Madrid y sobre la oficina de Canarias en Bruselas... La oficina canaria que tiene el Gobierno en Caracas es para nota, porque ahí sí que es verdad que lo que nosotros observamos es una total y absoluta falta de transparencia de lo que allí, en esa oficina, se hace. Posiblemente usted me diga que usted lo conoce muy bien, lo que allí se hace, pero no estamos hablando de réditos electorales, estamos hablando de réditos y de gestión política en esa oficina en Caracas. Y no, señor Barragán, no se ría, que usted sabe muy bien de lo que estoy hablando y usted sabe muy bien para qué en muchas ocasiones son utilizadas esas oficinas del Gobierno en época electoral. Y, por tanto, le digo que no estamos para sacar rédito electoral sino para sacar rédito político.

Por tanto, en esta oficina de Caracas, le pregunto, señor González Ortiz -me gustaría que me respondiera-, ¿quién trabaja allí?, ¿cuáles son sus cometidos? ¿Qué resultados son? Y ya le digo que no me refiero a resultados electorales sino a resultados de gestión política. No lo sabemos, nadie lo sabe en Canarias. Como tampoco sabemos si es imprescindible nuestra presencia en Caracas con cargo a los presupuestos públicos, cuando, a nuestro juicio, bien podríamos coordinar esa función a través del servicio exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores o del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. ¿No sería más acertado, señor consejero, e igualmente eficaz eso que le estamos planteando desde el Grupo Parlamentario Popular?

Yo entiendo que ustedes se embobecen -permítame la expresión- con la idea de abrir embajadas, delegaciones y oficinas de Canarias en el exterior, pero no estamos en esa época. La fiesta ha tocado a su fin.

Y decía el señor Fajardo: "es que llevamos desde el año 87". Pero ya me hubiera gustado, señor Fajardo, decirle que es que las circunstancias hoy, en el 2011, no son las mismas que en el año 87. Por eso el Grupo Parlamentario Popular ha traído a esta Cámara muchísimas iniciativas que van enfocadas a reajustar el volumen de la Administración y reajustar el gasto público. Y cuando nosotros hemos traído una proposición de ley para debatir la sostenibilidad del sistema financiero en Canarias, ustedes la han rechazado. Es verdad que ya ha anunciado el presidente del Gobierno, el señor Rajoy, que en enero del 2012 va a traer una ley de estabilidad y a la que ustedes también se tienen que acoger.

Por tanto, hoy, señor Ortiz, lo que el grupo parlamentario quiere plantear no es que usted me hable de las relaciones comerciales y económicas que tenemos en el norte de África ni las que tenemos con Hispanoamérica. Lo que le estamos diciendo es si efectivamente esas oficinas, Madrid, Bruselas y Caracas, están cumpliendo con los objetivos para los que fueron creadas, con los objetivos y las funciones que se recogen en el decreto o no lo son; si sirven para algo, si son eficientes, si no lo son, si se puede ajustar ahí el verdadero ajuste del gasto público también en esas oficinas. Porque, desde nuestro punto de vista, yo creo que hoy Canarias y los canarios, lo fundamental, señor Fajardo, no es efectivamente esas oficinas que usted defiende, a propósito de apoyar al Gobierno de Canarias. A mí me gustaría que usted le preguntara al señor Segura, diputado nacional, o a su compañero Juan Fernando López Aguilar, si efectivamente esas oficinas están cumpliendo con los objetivos para los que fueron acometidas, porque posiblemente el señor Segura y el señor Juan Fernando López Aguilar estarán muy de acuerdo con lo que hoy estamos plasmando. Pero, como decía yo, o digo muchas veces, cómo cambian los tiempos, señor Fajardo. Es verdad que no estamos en la misma situación del año 87 a la de hoy y lo que vamos a seguir defendiendo, con esta y otras iniciativas, es ajustar el gasto público. La fiesta ha acabado y, por tanto, seamos responsables.

Nada más y muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Asier Antona.

Para concluir la comparecencia, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías.

Señor diputado, a su última pregunta, ¿es posible ajustar más el gasto?, sí. Claro que es posible. En eso estamos, en eso estamos. Mire, en el proyecto de Presupuestos para el año 2012 ya las aportaciones que se realizan por parte del Gobierno tanto hacia Fucaex como Proexca se reducen en un 15%.

Simplemente permítame hacer una consideración al señor Martín, referente -un segundo-, referente a su concepción de la imputación como pérdidas. Ya lo he explicado en más de una ocasión: todas las aportaciones que hace el Gobierno de Canarias o los gobiernos autonómicos a sus empresas públicas, que tienen que ver con la estructura de su funcionamiento, por una interpretación de la Intervención General del Estado, se computan como pérdidas, a raíz de hace tres años. Por lo tanto, las pérdidas a que usted hace referencia son pérdidas meramente contables.

Mire, si el Gobierno en vez de tener una oficina tuviese solo la Dirección General de Asuntos Exteriores, y le he explicado por qué tiene que tener una empresa pública para poder operar en el exterior, no habría pérdidas. Habría simplemente un gasto. Simplemente para tener y clarificar esa circunstancia.

Mire, señor Antona, ya se está haciendo toda ese serie de medidas para reducir de forma notable el gasto de funcionamiento de las delegaciones y oficinas de Canarias en el exterior, en la creencia absoluta de que es necesario ajustar el gasto público. Mire, el año 2009 se suprimió la delegación que tenía Canarias en Miami, en la creencia de que no estaba teniendo los frutos deseados esa delegación o esa oficina en su caso en Miami. Había dos empleados que se eliminaron en su momento para reducir esos gastos.

Mire, en Senegal se pasó de una oficina exclusiva en Proexca a ocupar un despacho de negocios para... y sustituirlo por otro servicio externo, precisamente para seguir controlando el gasto. Lo digo porque es que traen aquí, literalmente, y dicen sobre la reducción del gasto, pero ya lo estamos haciendo; lo que pasa es que no lo hacemos con el bombo y platillo de subirnos aquí, a la tribuna, a decir lo que hay que hacer. Lo estamos haciendo continuamente.

Voy a seguir diciéndole cosas que se están haciendo en ese sentido. Mire, en Mauritania hemos llegado a un acuerdo entre Proexca y la embajada para no tener que tener gastos y utilizar las dependencias de la embajada para no incrementar, por lo tanto, no hacer gastos.

Sigo diciéndole cosas que estamos haciendo en ese sentido para reducir. Mire, en Cabo Verde hemos puesto fin al convenio que teníamos entre Proexca y la cámara de comercio, donde compartíamos la representación, con el objetivo siguiente de seguir reduciendo gastos para eliminar esa... Mire, tal es así que hemos reducido de 1.400.000 a 520.000 el coste. Más de un 64%, 900.000 euros. Lo hemos hecho en la creencia de que se puede hacer esa disminución de ese gasto.

Mire, preguntaba usted sobre el personal que tienen las delegaciones, qué personas hay en cada una de esas oficinas. Mire, aunque sea tedioso, se lo voy a listar, para que usted se entere. Podía haberlo resuelto de otra forma. Mire, en Bruselas, una oficina que ha cumplido con creces y que sigue cumpliendo su misión, hay un delegado de la oficina, que es personal eventual, una administrativa funcionaria en RPT -en la plaza de Presidencia del Gobierno-, tres técnicos laborales del Grupo I -en la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad-, un técnico laboral, Grupo I -en la Consejería de Agricultura-, dos administrativos contratados por Fucaex Bélgica, dos técnicos superiores contratados por Proexca.

En Caracas existe un delegado, personal eventual, una secretaría de dirección, personal eventual, una titulada de grado medio, tres administrativos y un auxiliar, en este caso contratados por Fucaex Venezuela, y una titulada superior contratada por Proexca.

No sé si usted quiere que siga contándole en ese sentido, pero, mire, señor Antona, vamos a ver, su pregunta, o algunas preguntas que ha hecho en esta tribuna, es si las oficinas del Gobierno de Canarias estaban cumpliendo con su función. Usted tiene compañeros y compañeras en el Grupo Popular que han sido miembros del Gobierno y que, por tanto, han utilizado esas oficinas. Que todos aquellos que han tenido esa responsabilidad conocen la importancia, en Madrid, de esa oficina que usted quiere cerrar; tener un sitio, unas dependencias, donde establecer la coordinación, las reuniones necesarias en el ejercicio de la labor de gobierno. Si quiere usted, pueril, no es lo mismo tener una reunión y solicitar siempre, cada vez que tenemos una reunión con cualquier miembro del Gobierno del Estado, tener que desplazarnos hacia sus dependencias, que recibirlos en la casa de uno y, por tanto, en la delegación del Gobierno de Canarias. Una oficina que ha cumplido con creces su función, que presta servicios a los diputados, que presta servicios, en definitiva, al Gobierno. Repito, no al presidente del Gobierno: a los consejeros, directores generales, los miembros del Gobierno, que en un momento determinado tienen que desplazarse a Madrid para hacer una serie de funciones. ¿Que es mejorable?, pues claro que es mejorable, como todo, como todo. Pero no volvamos atrás, no digamos que es que hay mucho gasto y después me diga que nombre al delegado. Estamos consiguiendo ahorrar considerablemente.

Mire, me habla usted de Bruselas y me habla de estar atentos. Pues, mire, le digo que sí, que hay... De forma limitada le he contado cuál es el personal que tiene desplazado el Gobierno de Canarias o que tiene residencia en Bruselas, y dirección general, la dirección general, de la Comisión Europea, no le cuento cuántas son, y le he contado que hay solo tres técnicos, más el de Agricultura, tres técnicos de la Consejería de Economía y Hacienda más el técnico de Agricultura, por su especificidad, siguiendo las políticas sectoriales. Es más, llegaba usted a decir que es que no se enteraron del acuerdo de pesca entre la Comisión y Mauritania. ¡Pero si ya le hemos explicado aquí que no hay acuerdo de pesca todavía, que están todavía en las negociaciones! ¿Pero por qué quiere confundir una vez más? No se ha llegado al acuerdo y estamos en ese proceso.

Mire, ha hecho usted referencia a la reforma del Posei y, mire, en la delegación del Gobierno de Canarias en Bruselas se siguen de forma notable las negociaciones del Posei. Yo mismo he estado negociando en Bruselas, con el soporte del personal de Bruselas, de forma notable y considerable las cuestiones que tenían que ver con Agricultura. Ahora bien, si me está usted haciendo referencia a una negociación o a una discusión de un informe en el Parlamento Europeo exclusivamente, pues, está en el circuito en el Parlamento Europeo, pero pregúntele usted a su diputado si ha tenido algún problema alguna vez de requerir información o asesoramiento, apoyo, de la oficina de Bruselas, y no lo ha tenido. Yo creo que no es discutible la necesidad que tiene un territorio como Canarias, que tiene, como ya dije antes, una interacción específica en el ámbito de la Unión Europea, tener una delegación en Bruselas. Delegación que ha servido a empresarios, a profesionales, a sindicatos, a las universidades, y que tiene incluso hasta gente desplazada allí. Es decir, cuando uno tiene que seguir un expediente en Bruselas, es mucho más sencillo poder tener los técnicos responsables en el ámbito de Bruselas a tener que desplazarse uno, salvo que a otros les gusta viajar.

Y hace usted referencia a Caracas, ¿no?, a cuáles son los objetivos. Le he contado cuál es, le he listado cuál es el poco personal que existe en Caracas y a qué se dedica.

Miren, hasta hay un técnico de Proexca, porque en la anterior legislatura el que fue consejero de Economía y Hacienda decía que era una oficina, una delegación, exclusivamente centrada en temas sociales, y entonces propuso la contratación de una persona en Bruselas. Todavía sigue esa persona a través de Proexca. Seguro que el señor Soria le puede contestar con mayor claridad sobre las funciones de algunas de las personas que desarrollan su función en las delegaciones tanto de Bruselas como de Caracas.

Mire, que el lunes pasado la Comisión Europea aprobase, pues, la prórroga del AIEM al 2013 o la suspensión de las cuestiones arancelarias hasta el 2021, y aprovecho esta tribuna para agradecerle al personal de la oficina de Bruselas su especial significación, trabajo, en el desarrollo de los expedientes y la consecución del objetivo que se consiguió el pasado lunes, porque para eso está el personal de Bruselas, para eso está el personal de Caracas, para eso está el personal de Madrid. Y además le he contado cómo hemos ajustado las necesidades en las oficinas para no seguir incrementando el gasto.

Señor Antona, lecciones de austeridad ya le he dicho que ninguna; coherencia en las actuaciones, continua. No se puede, por enésima vez, decir una cosa y hacer otra, pero es que, además, hay que ser coherente con lo que se ha hecho.

Ahora bien, también le digo: seguiremos ajustando el gasto en esas oficinas. Lamentablemente, estamos en una situación económica que nos lleva a seguir reduciendo esos costes. Tendremos que tomar algunas decisiones no tan deseadas, pero en la necesidad del control del gasto tomaremos esa serie de decisiones.

Nada más. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Javier González Ortiz.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0181 Sobre las oficinas del Gobierno en el exterior.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico