Diario de Sesiones 6/2011, de fecha 20/9/2011 - Punto 22

· 8L/C-0021 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre medidas para liquidar la deuda que el Gobierno de Canarias mantiene con los autónomos y pequeños empresarios.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia del orden del día: la comparecencia número 21, del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre medidas para liquidar la deuda que el Gobierno de Canarias mantiene con los autónomos y pequeños empresarios.

Para hacer la primera intervención por el grupo solicitante, don Jorge Rodríguez tiene la palabra, por tiempo máximo de cinco minutos.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente, señorías, señor consejero de Economía y Hacienda y Seguridad.

Si bien en el imaginario popular se identifica la actividad de las empresas, o la actividad de las grandes empresas, con la creación de riqueza, la creación de empleo, bienestar, es mucho más cierto que el tejido productivo en una región, en un espacio económico, en un país, está mayormente representado por las pequeñas y medianas empresas y acaso resultan ser en cuantía, en cantidad, mucho más importantes que las grandes empresas.

Desde nuestro total compromiso con el libre mercado y la libertad de empresa, queremos subrayar que estas empresas, señor consejero, han de ser el alma de la regeneración económica del tejido productivo de Canarias, de la economía de Canarias. No en vano son el 99% del tejido productivo canario; el 99% está integrado por pequeñas y medianas empresas y por autónomos y el 82% del empleo que mantenemos en Canarias lo mantienen, precisamente, las pequeñas y medianas empresas y los autónomos.

Nos ha parecido conveniente hacer protagonistas en los próximos minutos, en esta sede parlamentaria, a los miles de autónomos, a las miles de pequeñas y medianas empresas que tenemos en Canarias, que además están sufriendo sobremanera, especialmente, la crisis que sufrimos, que sufrimos todos y que a todos nos golpea, y que están sufriendo además con evidencia y con notoriedad. ¿Por qué causas? Yo creo que estaremos absolutamente de acuerdo en cuáles son las causas que mayormente les afectan: las restricciones crediticias, el aumento de la morosidad -no solamente de sus clientes privados sino también de las propias administraciones públicas-, el descenso del consumo, el propio incremento del paro, la pérdida de confianza... Son elementos que influyen sobremanera también en un menor consumo. El hundimiento del sector de la construcción, muy importante en Canarias, bien lo sabe, aunque criminalizado por algunos partidos políticos; la gran caída de la licitación de obra pública, etcétera, etcétera.

Pues bien, en este panorama complejo que tenemos delante, que el conjunto de las administraciones públicas canarias deba dinero a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos en cuantía equivalente a 500 millones de euros, esto es realmente una palabra con mayúsculas. 500 millones de euros, en concreto 507 millones de euros, si he de referir la cantidad que ha hecho pública la Federación Española de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, de cuya cantidad, es evidente, una cuotaparte importante debe estar representada por la Comunidad Autónoma de Canarias.

Señor consejero, mire, más de 252.000, más de 252.000 personas en Canarias no tienen empleo. Muchos de ellos, muchas de ellas, seguramente lo han perdido por la mala situación de las empresas en las que prestaban sus servicios. En poco tiempo, señor consejero, hemos pasado de una Canarias imparable a una Canarias parada y, si no tomamos decisiones urgentes, nos podemos convertir de forma desgraciada en una gran fábrica de parados, en una gran fábrica de destrucción de empleo. Es una pena que la destrucción de una empresa, que la desaparición de una pequeña y mediana empresa, de un autónomo, no sea una noticia tan mediática como lo es una romería, pero ciertamente le aseguro que la destrucción de trabajadores autónomos y de empresas en Canarias es continua.

La economía española pasa por momentos muy difíciles, lo sabemos. La economía financiera aumenta la crisis de la economía real y la agrava. Bien lo saben los millones de familias españolas y canarias hipotecadas y las miles de empresas pequeñas y autónomos en Canarias.

Termino esta primera intervención, señor consejero, rogándole nos informe de la cantidad que realmente se adeuda a los autónomos, pequeñas y medianas empresas, por trabajos prestados, servidos a la Administración autonómica, a cuántas empresas afecta y si se ha emprendido alguna medida para liquidar en corto plazo...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos, para informar a sus señorías tiene usted la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías, buenas tardes a todos y a todas.

El Gobierno de Canarias es una de las administraciones de España que más pronto paga y que menos debe a las Pymes y autónomos. Nos encontramos, por tanto, entre los buenos pagadores del conjunto del país. Y son los datos los que avalan esta afirmación que estoy haciendo hoy aquí. Por un lado, los que provienen del Sefcan, que, como ustedes bien saben, es un moderno sistema, fiable, de información para la gestión económica y financiera que tiene implantada esta nuestra comunidad autónoma; y, por otro, así lo afirman las cifras que sobre periodos de pago, en las distintas administraciones, ha hecho pública recientemente la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, a la que usted se acaba de referir.

Es precisamente la federación, la representación de los autónomos de España, quien sitúa al archipiélago en la sexta comunidad autónoma que tiene contraída una menor deuda con los autónomos y Pymes, solo por detrás de La Rioja, Navarra, Cantabria, Principado de Asturias y Baleares. Según los datos ofrecidos por los autónomos españoles, el periodo medio de pago de la Comunidad Autónoma de Canarias se sitúa muy por debajo de la media del conjunto de administraciones públicas españolas, que es de 178 días, mientras que en el archipiélago, la información que extraemos del referido Sefcan, el sistema económico-financiero de la Comunidad Autónoma de Canarias, digo, el periodo medio de pago está entre 40 y 50 días. Y aclaro aquí que el intervalo de 40 y 50 días se fija porque la Dirección General del Tesoro efectúa sus pagos dos veces al mes; es decir, si se abona una factura en la primera quincena, el plazo es de 40 días y si se hace en la siguiente, estará siempre por debajo de los 50 días.

Les recuerdo, señorías, además, que la ley de morosidad establece que el plazo máximo establecido para el pago de las facturas de las administraciones públicas a los proveedores en el año 2011 es de 50 días. En consecuencia, en Canarias estamos en esa media y, por tanto, estamos cumpliendo con la normativa.

Y volviendo a nuestra situación general de pagos y con el objetivo de que sus señorías puedan ponderar la situación de nuestra comunidad autónoma, les añado algunos aspectos recogidos por la citada federación de autónomos, en un informe fechado el 31 de julio pasado, que dice que la Administración General del Estado tiene un plazo medio de pago de 87 días; un periodo superior al que hemos comentado. El plazo medio de pago de las comunidades autónomas es de 151 días, el triple del que hoy se da en Canarias; y los ayuntamientos, que son los que más tardan en pagar, una media que se sitúa en los 296 días, siendo, por tanto, este plazo seis veces superior al que se da por parte del Gobierno de Canarias.

Y es más, vayamos por comunidades autónomas, las comunidades autónomas de Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid acumulan el 58% del total de la deuda con los proveedores, el 58% solo esas comunidades autónomas.

Vayamos ahora... -estoy utilizando nuevamente el Sefcan, sistema que ustedes bien conocen, que es la segunda fuente de información de las que les hablé al principio-, el periodo medio de pago a proveedores en la Comunidad Autónoma de Canarias en los seis primeros meses del año 2011 fue de 40 días. En estos seis meses ha llegado a la Intervención General un volumen total de 28.883 facturas, de las cuales se abonó el 72,5% en ese periodo medio de 40 días; es decir, un total de 20.934 facturas, que equivalen a 424 millones de euros. De las restantes, 7.949 facturas, que están registradas y pendientes de pago, de ellas, de esas 7.949, el 65% tiene un periodo medio de pago de 45 días. Se trata de facturas, por tanto, de las que estamos hablando, que tienen asociado un documento contable; es decir, esto implica que están en la fase de abono al proveedor, por lo que están próximos a pagarse en estos momentos alrededor de 67 millones de euros. Las facturas restantes, que suponen aproximadamente un 9,5% del total de las registradas, no disponen de documento contable vinculado y en un gran número de casos, porque no tienen documento contable, porque no están en ese periodo, y es que no todas las facturas que se presentan a la Administración están en disposición de ser pagadas, porque pueden contener algunos defectos de forma o el expediente está paralizado. Eso es importante reseñarlo.

Por tanto, en este sentido les aclaro que la mayoría de las facturas que esta comunidad autónoma tiene pendientes de pago -y de eso somos conscientes, tenemos que ser conscientes todos- corresponden hoy por hoy al ámbito sanitario. Pero también es importante, en referencia a lo que usted hacía referencia, señor diputado, ese volumen importante de deuda del sistema sanitario corresponde a las grandes empresas de la industria farmacéutica; no, por tanto, a las pequeñas y medianas empresas y autónomos de Canarias.

Es decir, la comparecencia que nos trae hoy aquí, por tanto, cuáles son las medidas que estamos tomando para liquidar por parte del Gobierno la deuda que mantiene con los autónomos y pequeños empresarios... es lo que está llevando a cabo la acción del Gobierno. La mejor medida que podemos tomar, la mejor medida que podemos poner en marcha, es la que estamos haciendo en estos momentos, y es hacer bien el trabajo, con rigor, con control, tal y como lo venimos haciendo desde el pasado mes de noviembre. Esta es la práctica que nos lleva a haber cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria marcado por el Ministerio de Economía y Hacienda para el primer semestre de este año, convirtiéndonos en una de las cinco comunidades autónomas que han logrado cumplir ese objetivo. Y, además, hemos conseguido maximizar los ingresos, a pesar del deterioro importante que están sufriendo las administraciones en sus ingresos fiscales. He de señalar que hemos tenido un incremento del IGIC, de la recaudación del IGIC, en los primeros seis meses, en torno al 14%. Medidas de control, maximizar los ingresos. Es lo que nos permite, por tanto, afortunadamente y de momento, no tener graves problemas de liquidez. Ajustes de forma pausada que hemos ido tomando, incrementando, maximizando los ingresos para no generar problemas de liquidez que impidieran o retrasasen el pago a los autónomos, que pudiésemos pagarles a las pequeñas y medianas empresas de Canarias en tiempo más que razonable. Y hemos tenido que tomar medidas duras, medidas como las del pasado mes de noviembre, donde tuvimos que hacer un cierre presupuestario anticipado. Eso, esa medida, es la que nos permite hoy, más otras más, nos permite hoy estar en esta situación. Es decir, el firme y decidido ejercicio de contención de las políticas de gasto es lo que nos está, nos pone hoy en disposición de no tener grandes dificultades.

Señor diputado, creo que podemos decir con orgullo que la Comunidad Autónoma de Canarias es una comunidad autónoma solvente, y lo somos porque no tenemos, hoy por hoy -y espero que así sea en el futuro-, no tenemos, digo, problemas de liquidez. Lo que se traduce en que podemos garantizar los pagos comprometidos y podemos garantizar también que seguiremos prestando los servicios esenciales con garantías. Sin embargo, no nos confundamos, es decir, no pensemos que nuestra situación actual, que es verdad que ya quisieran para sí otras comunidades autónomas, debe llevarnos al triunfalismo. Debe, lo que debe hacer es animarnos a continuar en la misma senda. Hemos oído hoy llamadas incluso a incrementar el gasto público, cuando hablamos todos de que necesitamos maximizar nuestros gastos, de pensar el destino de cada uno de los euros que estamos teniendo hoy en el seno de la comunidad autónoma. Y digo la comunidad autónoma para referirme no solo al Gobierno de Canarias, sino para referirme también a cabildos y ayuntamientos, es decir, la acción conjunta de las administraciones, la acción liderada por el Gobierno, decidida, de maximizar los ingresos, de garantizar los servicios públicos y de, como usted bien pedía, tener en cuenta al gran motor de empleo de nuestra comunidad autónoma.

Por tanto, el apoyo a las empresas y autónomos de Canarias es uno de los ejes estratégicos de la política de esta legislatura, porque -como usted bien decía y ahí coincidimos al cien por cien- son ellos los mayores generadores de empleo. Es, por tanto -digo-, el Gobierno de Canarias el más interesado en mantener unos periodos razonables de pago, especialmente a nuestros pequeños y medianos empresarios, especialmente a los autónomos, que se dejan día a día la piel por sacar adelante sus empresas.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios.

En primer lugar, el Grupo Parlamentario Mixto. Don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor consejero, yo creo que no hay ninguna duda de que esta comunidad, en los grandes parámetros de las finanzas públicas, aguanta la comparación. Tenemos una deuda que se ha duplicado en los últimos tres años, como lo han hecho todas las administraciones públicas, también la española, en virtud de que, frente a la crisis, hay que reaccionar con el presupuesto y con el endeudamiento, pero estamos en un nivel de endeudamiento absolutamente comparable. Se ha controlado el déficit, este año las previsiones del plan de estabilidad se han cumplido; en el primer semestre estamos a la mitad de lo que nos autoriza la Administración General del Estado. Esto no lo pueden decir muchas comunidades autónomas de signo diverso, de manera que estos dos parámetros son indiscutibles, y creo que mientras estas condiciones se den, el pronto pago parece también una respuesta razonable.

Es evidente que la razón de la comparecencia es este último parámetro, pero hemos de decir que sin más endeudamiento, sin más déficit, con menos ingresos... Menos ingresos porque el IGIC aporta a las finanzas de esta comunidad, como usted bien sabe, una parte pequeña de los recursos para el desarrollo de sus competencias, porque una parte sustancial depende de las corporaciones locales y el peso relativo del IGIC en los ingresos de esta comunidad es el que es, y además sabemos que el IGIC ha aumentado porque el volumen de llegadas ha hecho que elementos del consumo incrementen. No nos engañemos, que los ingresos fiscales del Estado español y de Canarias van en picado. Si los ingresos fiscales van mal, las posibilidades de endeudamiento se restringen, el déficit no es posible con las normas, desgraciadamente lo que hoy es un logro, que es el pronto pago, a ver cuánto nos dura. Si no se da la primera condición básica para lo fundamental, que crezca la economía, y a partir de ahí que crezcan los ingresos de esta comunidad, que se pueda permitir recuperar el papel del déficit público de la deuda como instrumento de política económica y no como estamos viviendo en los últimos tiempos, que la restricción, yo digo que salvaje, de estos parámetros como elemento claro de la política económica a lo que nos está llevando es a la parálisis económica en Europa, a más recesión, a más desempleo; por tanto, a más dificultades para la recuperación en los próximos años.

Yo soy de los que creo que hay condiciones objetivas para pensar que las autoridades de la Unión Europea -financieras, económicas y políticas- van a tener que rectificar. El camino del ajuste fiscal duro no es la solución para responder a esta crisis terrible que estamos viviendo y, desgraciadamente, es lo que domina, pero también hay que decir que hay otras latitudes en el planeta, otros bloques económicos, que están planteando alternativas distintas, y es que el papel del déficit y de la deuda como instrumentos de política económica se debe recuperar si queremos salir de la parálisis en la que nos encontramos y que hará subir ingresos y estas cosas positivas que usted comentaba.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral tiene la palabra, por tiempo máximo de tres minutos.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente. Señorías.

El Grupo Socialista evidentemente comparte, seguro que como el resto de la Cámara y junto con el Gobierno, la preocupación en el retraso en que incurre el conjunto de las administraciones públicas para hacer frente a las obligaciones derivadas de los suministros, de las obras, de los servicios y de otras prestaciones realizadas por nuestras empresas, y comparte esta preocupación todavía en mayor cuantía cuando estos se refieren a pequeños empresarios, a medianos empresarios y autónomos, porque, efectivamente, suponen el tejido empresarial más importante y el mayor generador de empleo.

Por ello, en una crisis económica como en la que estamos, con la retracción de la demanda, que además se ve agravada por la falta de liquidez en las concesiones de los créditos bancarios, por esas dificultades que todos sabemos que tenemos a la hora de obtener cualquier crédito y las empresas están pasando por ello, si a eso añadimos el retraso en el cobro o en el pago por parte de las administraciones públicas a las empresas, la situación para muchas de estas empresas se torna insostenible cuando a veces también se corre el riesgo de la propia existencia de la empresa, producto de eso, de la falta de liquidez, de la falta de los cobros de las administraciones.

El señor consejero ha afirmado que Canarias es una de las comunidades autónomas mejores pagadoras del conjunto del país y que el periodo medio de pago está entre 40 y 50 días, muy por debajo de la media española, que, como se ha dicho, es de 178. Y nos dice además que está cumpliendo escrupulosamente con lo dispuesto en la ley de morosidad, que fija el plazo de demora para el año 2011 en 50 días. Por lo tanto, está cumpliendo para este año los objetivos previstos en la ley.

Por ello, nosotros, nuestro grupo, felicitamos al Gobierno y coincidimos con él en que la mejor medida es seguir cumpliendo con esos plazos y seguir garantizando los pagos en el futuro en los términos previstos en la ley para los años siguientes, hasta alcanzar el objetivo último de los 30 días previstos. Sin embargo, el hecho de que sean los ayuntamientos los que más tardan en pagar, con una media de 296 días, seis veces superior al que se da en la comunidad autónoma, y que además acumulen el 80% de la deuda con los proveedores, deja como resultado que solo el 20% de las facturas se encuentran, digamos -entre comillas-, en situación de normalidad. Aunque este 20% sea producto de la buena gestión del Gobierno. Nos preocupa ese 80% de facturas pendientes de cobro, en manos principalmente de los ayuntamientos. Esperamos que las medidas previstas en el Real Decreto-Ley 8/2011, de 1 de julio, en el que se aprueba la...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señor diputado, ha acabado su tiempo.

Por parte del Grupo Parlamentario de Coalición Canaria, doña María del Mar Julios, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

La señora Julios Reyes: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, yo creo que es importante trasladar la información que usted ha trasladado esta tarde, puesto que creo que un elemento importante en estos momentos es crear confianza y trasladar a la opinión pública que la comunidad autónoma es solvente. Me parece importante la información de que tenemos aproximadamente 130 días por debajo de la media de los días que tarda en pagar el resto del conjunto de administraciones públicas en España; y también me parece importante porque traslada credibilidad el que coincidan los datos del Sefcan con los datos de la Federación de Trabajadores Autónomos a nivel nacional.

Es triste, pero esta crisis injusta creada por los más poderosos a quien se está llevando por delante es a los más débiles socialmente o a los más pequeños económicamente: pequeños empresarios, trabajadores autónomos... Por eso me parece que también traslada confianza el hecho de que estemos dentro de las cinco comunidades autónomas que han conseguido superar los objetivos de estabilidad.

Yo le pediría, señor consejero, que se sigan tomando medidas para el pronto pago, puesto que, además, la mayor parte de las deudas de estas empresas la tienen los ayuntamientos, y estos son los que tienen más dificultad para generar nuevos contratos. También que se siga trabajando en priorizar, porque es preferible pagar primero al pequeño que a las grandes multinacionales, que tienen un colchón para hacer frente a esta crisis mucho mayor.

Pero también le pediría, señor consejero, que se siga trabajando en algo en que sé que el Gobierno está trabajando. Difícil es resolver el problema cuando se te tarda en pagar un contrato, un concurso ganado, una licitación, pero más difícil es cuando no se tiene ni tan siquiera el acceso en las licitaciones, a acceder a ser contratado, que es lo que le está pasando a gran parte de la pequeña empresa canaria. Lo decía amargamente hace poco la presidenta de la asociación de constructores en Canarias. Es importante por la capacidad de empleo seguir trabajando para que se priorice, dentro de la igualdad de oportunidades, la contratación de la empresa pequeña canaria por las administraciones públicas canarias y por la Administración del Estado, que mayoritariamente las licitaciones del Estado se van siempre en esta tierra a las grandes empresas sin dar participación a las pequeñas empresas que están en estos momentos pasando importantes dificultades, puesto que, como digo, son pocas las administraciones que están teniendo capacidad de contratar a las que anteriormente, por volumen de contratación, precisamente eran contratadas en la Administración local, y esa Administración ahora tiene un margen de maniobra menor...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para turno de réplica, por parte del grupo solicitante de la comparecencia, don Jorge Rodríguez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente.

Señor consejero, es evidente que usted vive instalado en una realidad que no es la realidad de Canarias en estos momentos, desgraciadamente, de crisis. Está usted instalado en una Canarias oficial, que nada tiene que ver con la Canarias real, y luego le diré por qué.

Mire, las empresas en Canarias, especialmente las pequeñas y medianas empresas, los autónomos, necesitan de acciones rápidas, de acciones eficaces y de acciones, sin duda, acertadas. Se necesitan medidas en materia de financiación, se necesitan medidas de lucha contra la morosidad, se necesitan medidas de simplificación administrativa, de reducción del intervencionismo y de apoyo a la competitividad.

El otro día el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios solicitaba, de forma pública, la mediación del Gobierno ante las entidades financieras, ante los bancos, para paliar esta sequía crediticia, que solo beneficia a estas pero perjudica a la entera sociedad canaria. Yo añado que, además de apoyo financiero, los empresarios, las pequeñas y medianas empresas, lo que de verdad necesitan es cobertura política, cobertura política. Señor consejero, hace falta más capital físico, más capital humano, más capital tecnológico, pero más capital social. Menos Administración pero más ágil y más competitiva. Menos carga burocrática, en fin.

A esta sede, señoría -señor consejero, disculpe-, traeremos críticas, pero también traeremos propuestas en este ámbito de la economía, especialmente porque queremos dar una batalla a muerte a la crisis y al paro. Nuestra obsesión es la creación de empleo; por tanto, diseñaremos y propondremos todas las estrategias que sean precisas y necesarias para conseguir el crecimiento económico y reducir, si usted me lo permite, a límites tolerables el desempleo que padecemos. Y en este campo encontrará nuestra colaboración, no le quepa ninguna duda. Yo creo que estos tiempos difíciles que todavía quedan por venir nos obligan a estar juntos y nos obligan, claro está, a todos, creo, a arrimar el hombro, a encontrar más que nunca espacios comunes para ganar la batalla a nuestros dos únicos y comunes adversarios: la crisis y el paro.

Decía usted antes que estamos, como comunidad autónoma, por debajo de muchas comunidades autónomas en el plazo medio de pago. Es verdad, a 50 días ha quedado reducido el plazo en este año 2011, como consecuencia de la aplicación de la Ley de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. No son esos mis datos; por eso le digo que quizá usted vive en la Canarias oficial, su fuente es la informática y mi fuente son los propios empresarios, que padecen de forma contumaz y persistente ese golpe de la crisis y la mala situación y, por tanto, el retraso en los pagos. En cualquier caso, me corresponde demandarle aquí el cumplimiento estricto de la legalidad vigente, pero, eso sí, le pido que no sea haciendo recaer sobre aquellos acreedores que demandan o denuncian los impagos o las deudas que tienen, pues, en forma de represalias, quitándoles la oportunidad de acceder a nuevos contratos públicos.

Piense además -le proponemos-, piense además en medidas alternativas de compensación. Piense por ejemplo en algún mecanismo de compensación automática en las obligaciones tributarias, por ejemplo en el IGIC, mediante el que una empresa acreedora de la Administración canaria, pues, pudiera estar exenta del pago de las mismas, de las obligaciones tributarias, en la cuantía que la propia Administración autonómica le adeude.

Para terminar, señor consejero, respóndanos a la pregunta de si el compromiso que se adquirió, que se recogió en el acuerdo marco para la sostenibilidad de las finanzas públicas para el periodo 2010-2013, y que fue aprobado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera el pasado 22 de marzo de 2010, de remitir todas las comunidades autónomas información sobre el cumplimiento de los plazos de pago en operaciones comerciales realizadas por parte de la Administración pública frente al conjunto de empresas que devienen como proveedoras y, por lo tanto, acreedoras de la Administración, se ha materializado o no y qué actuaciones posteriores se han continuado a partir de ese momento.

Por último, señor consejero, mire, la crisis, la situación de crisis económica que actualmente padece la Comunidad Autónoma de Canarias en modo alguno puede afrontarse guardando el dinero en los bancos, guardando el dinero en las entidades financieras. Esperamos su respuesta y, además, que sea una respuesta mirando a los ojos a los canarios, mirando a los ojos de los pequeños y medianos empresarios, de los autónomos; respondiéndoles de cómo es posible que en una situación de crisis como la que tenemos, ustedes, el Gobierno, se dedique a rentabilizar los fondos en los bancos y no ayudar a las familias, a las pequeñas y medianas empresas y a los que necesitan de verdad un empleo.

Señor consejero, si no se cuenta con los empresarios, no se saldrá de la crisis y no se creará empleo.

Nada más. Muchas gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, turno de réplica, por tiempo de diez minutos, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González, tiene la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Lamento, señor diputado, que usted no se crea la información que nos proporciona el Sistema Económico-Financiero de la Comunidad Autónoma de Canarias. Un sistema que su partido bien conoce, porque implantó cuando estaba en responsabilidades de gobierno en la consejería. A mí no me queda más remedio que creérmelo, creo en las bondades de ese sistema con todas sus dificultades. Por lo tanto, yo empiezo esta contestación lamentando, digo, que usted ni siquiera se crea aquellas cosas que hacen.

Estamos de acuerdo en que uno de los elementos fundamentales en esta crisis es incrementar las medidas de liquidez. El Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas. Ha llegado a acuerdos con las sociedades de garantía recíproca para intentar inyectar liquidez.

En cuanto a la intermediación con el sistema financiero, ahí lo veo más difícil. Ha hablado usted del sistema de libre mercado y, por lo tanto, cuál es la posición que puede tener un gobierno. Salvo que pretenda usted que utilicemos acciones fuera de la legalidad para presionar a las entidades financieras para conceder un crédito, que seguro que usted no está pretendiendo eso, ¿no? Por lo tanto, digo, medidas para inyectar liquidez al sistema. Una de las medidas fundamentales para inyectar liquidez a la economía canaria es hacer sus pagos, los pagos, de una forma rápida, intentando no retrasar.

No quiero creer que usted haya dicho o que haya querido decir que el Gobierno de Canarias retiene dinero en los bancos, frente a acelerar los pagos. No quiero creer que usted haya dicho eso. Mire usted, el Gobierno de Canarias no retiene el dinero de los pagos. Es más, mire, el Gobierno de Canarias lo que hace es maximizar, intentar maximizar su tesorería. Dije antes que no teníamos problemas de liquidez, y eso es cierto, pero eso es producto de un ejercicio continuado controlando los ingresos y los gastos que tiene el Gobierno de Canarias. Por eso prioriza los pagos a los proveedores y por eso retiene los pagos a las empresas públicas, fundaciones y organismos autónomos, y los retiene para que no haya liquidez en esos organismos autónomos frente a los problemas que podía tener la comunidad autónoma para hacer frente a sus pagos. Esa es una acción conjunta de la Dirección General del Tesoro que va encaminada a ese objetivo que usted pedía.

Mire, hablamos de medidas. Bueno, la medida probablemente tiene que ver, como usted bien decía, con el cambio de cultura, tiene que ver con la agilidad administrativa. Eso tendrá que ver no en lo que nos lleva hoy la comparecencia, y es qué medidas podemos llevar a cabo o necesitamos llevar a cabo para agilizar el pago a los pequeños y medianos autónomos. Ha hablado usted, por lo tanto, de medidas de generación económica. Ahí estamos de acuerdo. Evidentemente tenemos un problema de crisis económica internacional, agravado de forma importante en España, pero el Gobierno de Canarias lo que está haciendo es poniendo la parte que le corresponde para incrementar de forma significativa, de forma significativa, la actividad económica en Canarias. Y en eso creo que podemos mirar, por lo menos, con cierto optimismo el futuro. Somos una comunidad solvente, como dije antes, tenemos enormes dificultades y tenemos que seguir tomando decisiones importantes para controlar cada euro que nos gastamos; tenemos que seguir apoyando a nuestros autónomos, apoyando a nuestros autónomos, como usted bien decía, mediante las medidas para pagarles rápido. Lo estamos haciendo. No vivo, por tanto, fuera de la realidad y conozco la problemática que se tiene en los retrasos de pagos, pero, mire, centrémonos en donde está el problema. Porque yo también hablo con muchos autónomos, con muchas pequeñas empresas, y hay un problema enorme también en el sector privado, con pagos a 270 días, con pagos a 270 días. No son problemas de las empresas canarias las dificultades de acceso al crédito; es decir, eso es producto de la crisis internacional. Tendremos tiempo a lo largo de esta legislatura, seguro, en los próximos días, de hablar de esta situación y de las medidas que podemos llevar a cabo desde la comunidad autónoma para corregir, corregir esa situación.

Señor Rodríguez, evidentemente de la economía española y sobre teorías económicas de qué hacer con el déficit para generar o cambiar la tendencia de la actual crisis, seguro que hay mucho de qué hablar. Hay dos tendencias clarísimas en ese sentido, pero estoy seguro de que coincidiremos usted y yo en que lo que no podemos hacer es que la crisis nos lleve al desmantelamiento de los servicios públicos, y lo que tenemos que hacer, como dije al principio, es ver cómo coordinamos una cosa y otra: cómo conseguimos generar actividad económica sin olvidarnos de aquellos que menos tienen y, por lo tanto, del papel que tienen en este caso las administraciones públicas como garantes de los servicios públicos.

Hice referencia a los indicadores, porque no todo es negativo. Porque la economía, señor Rodríguez, también se basa mucho en la confianza, en la confianza de los operadores. Y, por lo tanto, creo que si esta Cámara da dosis de realidad, pero también dosis de esperanza en el futuro, probablemente algunos de los inversores que hoy en día están planteándose llevar a cabo sus inversiones en Canarias así lo decidan.

Por tanto, creo que, como usted bien decía, espero que la colaboración entre los grupos del Parlamento, el Gobierno, en materia económica sea lo que lleve nuestra acción en los próximos años. Estoy seguro de que habrá que esperar a después del 20-N, porque hoy en día está todo contaminado con el proceso electoral, pero le tomo su palabra, señor Rodríguez: espero que podamos hablar largo y tendido de medidas económicas para mejorar la vida de los canarios, que es a quienes, en definitiva, nos debemos.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0021 Sobre medidas para liquidar la deuda que el Gobierno de Canarias mantiene con los autónomos y pequeños empresarios.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico