Diario de Sesiones 7/2011, de fecha 21/9/2011
Punto 7

· 8L/C-0046 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre fomento del empleo en mujeres mayores de 45 años con cargas familiares.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia del orden del día, la número 46: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre fomento de empleo en mujeres mayores de 45 años con cargas familiares.

Para la primera intervención, por tiempo de cinco minutos, doña Dolores Padrón tiene la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Buenos días... Buenas tardes ya.

Empezaba la pregunta al presidente con una preocupación, y era evidentemente que el problema real y el enemigo de este Gobierno no está enfrente de estos... esperemos, que en el tema de empleo, sino es el tema exclusivamente del empleo y del paro en Canarias. Pero hoy además hemos querido presentar una comparecencia que incide en un sector muy sensible a la época de paro que está viviendo la sociedad canaria, y este es el tramo de mujeres mayores de 45 años.

Quiero decir y quiero expresarles que muchos de nuestros compañeros diputados, cuando hablan de progreso y cuando hablan de cambios, y cambios de la era tecnológica, la era de la innovación, no nos referimos al cambio social que para mí ha tenido mucho más efecto en todas las sociedades occidentales, y es la incorporación de la mujer a los centros de poder, todavía ya formalmente, pero no realmente, no realmente. La progresiva y paulatina incorporación al ámbito de lo público, que es necesaria para que la sociedad realmente camine en igualdad de condiciones. Ninguna política que se diga o que tenga vocación de igualdad puede dejar a un lado lo que haya que hacer, lo que haya que plantear, como medidas de acción positiva, para que una parte de la población no se quede por el camino en cualquier proyecto y evolución social que se plantee para Canarias. Y en el ámbito laboral creo que hay determinados referentes, como es la Ley Orgánica 3/2007, para la Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres, y que ha supuesto un avance claro en el tema formal. Luego también hay que plantear como importante la transposición de determinadas directivas, la 2002/73, de reforma de otra directiva ya antigua, 76/2007, de aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación, a la promoción profesional y a las condiciones de trabajo.

Yo, señora consejera, a mí me gustaría, primero, que nos aclarara qué número de mujeres en estos tramos de edad se encuentran en este momento paradas; si ha aumentado y si la crisis esta que estamos viviendo, qué efectos ha tenido en este sector de población, sobre todo porque muchas de ellas, que habían, pues, dejado su empleo en determinados momentos para dedicarse a aquellas labores que ahora se llaman empleos blancos y que nunca tuvieron repercusión en el Producto Interior Bruto ni español ni en Europa ni nadie lo había tenido en cuenta y ahora es un yacimiento nuevo de empleo; si esas mujeres quieren volver y reincorporarse al mundo del trabajo, ¿qué opciones da nuestro Gobierno? ¿Y qué nivel de formación? Ayer usted daba un dato de estudios en los jóvenes parados de Canarias y daba una opción para esos jóvenes que no habían terminado la Secundaria. Sí me gustaría, si tiene algún dato que reflejara cuál es el patrón, pues, de formación que esas mujeres paradas en Canarias tienen para reorientar su formación y reincorporarlas al mundo de lo público.

Las mujeres canarias hoy mayores de 45 años, unas quieren salir del espacio privado a las que viene relegándolas esta sociedad desde hace muchísimos años y otras queremos seguir avanzando en igualdad de condiciones. Y para seguir avanzando hacen falta políticas de acción positiva, esas que se recogen en el artículo 11 de la ley antes nombrada, y desde luego queremos que usted, señora consejera, ponga sobre la mesa cuáles son esas medidas por parte de su Gobierno para conseguir realmente la igualdad real en el progreso de nuestra comunidad autónoma.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, doña Margarita, tiene la palabra, por tiempo de diez minutos.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Señor presidente, señorías: buenos días.

En este momento inicial de mi presentación ante esta Cámara quiero saludarles muy cordialmente.

Es la primera vez que intervengo y particularmente esta es mi primera intervención a título de comparecencia, en la cual, gustosamente, voy a responder a esta cuestión planteada por el Partido Socialista, por el Grupo Socialista, mejor dicho, a instancias y a solicitud de la diputada señora Padrón, la cuestión relativa a qué políticas activas de empleo para el colectivo específico de mujeres de edad madura, mayores de 45 años, con cargas familiares.

Si me lo permiten, voy a realizar mi intervención en un doble plano. En un primer momento haré un diagnóstico de la situación que me encuentro al asumir el cargo de responsabilidad de consejera de Empleo del Gobierno de Canarias y en la segunda parte expondré cuáles son las principales líneas de actuación, cuáles serán los principios rectores que impulsen la política de empleo en esta VIII Legislatura y en especial, o de manera particular y específica, políticas de empleo para mujeres, y de manera ya mucho más concreta para mujeres de edad madura, mujeres de edad igual o superior a 45 años.

Veamos el diagnóstico. Los datos que arroja el Servicio Canario de Empleo, a través del Observatorio de Empleo de Canarias, señalan que en la actualidad, en las listas, en el ranking del desempleo de Canarias las mujeres alcanzan una cifra de 150.000, por hablar en términos redondos, algo más de 150.000. Es decir, que del volumen de 250.000 desempleados registrados que tenemos en este momento 150.000 está constituido por población femenina, por mujeres. Y de este número, de esta cifra de 150.000, 35.000, algo más de 35.000, son mujeres de edad igual o superior a 45 años. Es decir, que casi la cuarta parte de la población desempleada femenina es población constituida por mujeres mayores de 45 años.

Y ahora un dato que no está del todo colegido ni bien desagregado pero que con una simple operación lógico-deductiva podemos extraer. Es razonable considerar que del 33% de las demandantes, de las mujeres demandantes de empleo que aseguran no haber terminado la Educación Primaria, los estudios correspondientes a Educación Primaria, el mayor índice de ese porcentaje, la porción cuantitativa de este porcentaje, mayoritariamente se encuentra en mujeres mayores de 45 años, porque hemos de concluir que las cohortes de población pertenecientes a generaciones más jóvenes de mujeres se han ido incorporando ya en estos últimos años al sistema educativo con toda normalidad, desde el plano de la educación en los niveles básico, medio y superior hasta llegar a la universidad.

Ahora bien, tampoco cabe deducir de esta operación que tiene en cuenta las variaciones poblacionales en el tiempo que toda la población femenina desempleada mayor de 45 años es población no cualificada. Ahí también hay un importante sector de mujeres con cualificación, sea de nivel medio sea de nivel superior, con Formación Profesional específica, que abandonaron el mercado de trabajo o que nunca ingresaron en el mercado de trabajo por pertenecer a un momento histórico y a un periodo histórico de nuestro país en el cual a la mujer se le relegaba como papel de honor el ámbito del cuidado del hogar familiar y de los miembros de la unidad familiar. Por consiguiente, ahí también nos queda todavía un importante grupo de población femenina que no accedió al mercado de trabajo en ningún momento porque estaba atendiendo las necesidades familiares o porque, habiendo ingresado en el mercado de trabajo, abandonó, especialmente en el momento de la tenencia de sus hijos.

¿Qué políticas activas se han desarrollado hasta ahora? Básicamente, resumidamente, políticas de formación; políticas de orientación, con itinerarios especializados para este tipo de mujeres; políticas de experiencia laboral a través de talleres de empleo y de actividades, fundamentalmente realizadas por ayuntamientos y corporaciones públicas, donde, a través de los talleres de empleo, este tipo de mujeres podía ir integrándose en entornos de trabajo concretos, acompañados de procesos de formación. También han participado, se han beneficiado de algunos programas experimentales específicos, como programas para colectivos sin formación y próximos a la exclusión social y a la pobreza, programas para discapacitados algún programa experimental, donde han entrado de manera específica las mujeres víctimas de violencia de género, que se mueven en edades superiores e inferiores a los 45 años.

En definitiva, este conjunto de acciones emprendidas hasta ahora a lo largo de los años 2009, 2010 y lo que va del año 2011 refleja que se ha llevado a cabo un conjunto de 22.300 acciones. No me atrevo a señalar que hayan sido 22.300 las mujeres beneficiadas, porque es muy probable que haya habido rotación y duplicidad entre las políticas activas de formación, las de inserción y las de experiencia laboral.

Señora Padrón, respondo a su pregunta en concreto: no tenemos desagregados en el Servicio Canario de Empleo datos que pongan de manifiesto qué mujeres, con edad igual o superior a 45 años, tienen o no cargas familiares y cómo esta situación familiar repercute, a), en su formación; b), en su grado de inserción; c), en el itinerario profesional que se les ofrece, y, en definitiva, números, cuantificados, acerca de cómo la asunción mayoritaria por parte de las mujeres de las cargas familiares dificulta la entrada en el mercado de trabajo o la permanencia y la promoción de las mujeres en el mercado de trabajo.

En cuanto a las líneas de actuación, anunciaré brevemente lo que van a ser, digamos, principios rectores de actuación a lo largo de la legislatura que acaba de comenzar por parte de esta consejería y por parte de la acción del Gobierno. En primer lugar, una idea básica, transmitir confianza. Confianza a la ciudadanía en que podemos hacerlo, en que vamos a saber hacerlo y en que todos vamos a colaborar, porque el empleo no puede ser un instrumento de demagogia política. El empleo es un problema estructural de nuestra comunidad autónoma, del resto de comunidades autónomas de nuestro país, que es, en definitiva, resultado de un sistema de producción económico, centrado, entre otros, en un sector productivo específico, como fue el sector inmobiliario y todas las actividades próximas a la construcción, auxiliares a la construcción, y el efecto dominó que sobre el empleo produjo la caída de este sector productivo.

Principios de actuación: fomentar la formación. Formación en todas las políticas activas. Aunque se trate de políticas para facilitar la contratación, con formación, en itinerarios profesionales especializados, individualizados, donde siempre entre la formación, y con políticas para la inserción y la contratación efectiva, siempre y en la medida en que sea posible acompañadas de procesos de formación.

Una idea vertebral de mi acción de gobierno es que la formación profesional es permanente y continua a lo largo de la vida laboral activa. Con las mujeres mayores de 45 años tenemos que trabajar en formación, en recualificación, en identificar la experiencia laboral que ya tienen e integrarla en el sistema de cualificaciones y fortalecer la emprendeduría; es decir, el trabajo autónomo y las formas de economía social, porque las mujeres son grandes emprendedoras. Todo ello sobre el soporte de acciones positivas. Pero no acciones positivas soft, no acciones positivas blandas, acciones de discriminación favorable. En mi próxima...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

Como mismo usted ha señalado, tiene una segunda oportunidad de diez minutos.

Gracias.

Por los grupos no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señora consejera, en primer lugar, pues, darle la bienvenida a esta importante actividad, que es la acción en el compromiso político efectivo.

Yo celebro que gente del mundo de la intelectualidad y de la academia, que está muy bien y que nos ayudan a interpretar la realidad de esta sociedad compleja, pues, se comprometan y den un paso a la política. Me parece muy positivo eso. Que gente que tiene la vida absolutamente resuelta, que tiene un estatus social, intelectual y laboral muy resuelto, se comprometan y ahora que las cosas van mal, pues, más valor tiene. Así que sea bienvenida a esta parte de la política.

Yo tengo una consideración intelectual y personal de la consejera muy favorable, en lo poco en que nos conocemos -aunque hemos tenido alguna colaboración en los últimos años-, y tiene una tarea muy importante, seguramente la básica, la que más inquieta y preocupa a la sociedad canaria, y es el futuro del empleo en nuestra comunidad. Cierto es, cierto es, que es muy importante lo que se puede hacer desde los programas de políticas activas de empleo, en materia de intermediación, en materia de formación, en materia de ayudas estrictas para facilitar la contratación. Aunque yo siempre digo y me oirá decir muchas veces que la clave está en que el sistema económico tire, crezca y a partir de ahí ofrezcamos al sistema económico los profesionales que ese sistema, esa estructura productiva, tiene o necesita. De manera que esto será lo esencial.

Es verdad que sobre la estructura de desempleados que tenemos ahora hay que hacer un especial esfuerzo en los colectivos más desfavorecidos y que más dificultades objetivas van a tener para salir de esta, y este colectivo de mujeres de 45 años o más precisa de un plus de atención y de respuesta específica, porque sabemos ya de las propias dificultades. Y en este sentido me parece muy positivo lo que acaba de decir: la formación es el elemento clave para este y para cualquier colectivo para insertarse en el mercado de trabajo cuando este demanda empleo, porque la primera condición se tiene que dar. De manera que me parecen fundamentales las estrategias de formación.

Por supuesto, creo que habrá que hacer -y seguro que lo dirá- programas estrictos de ayudas para facilitar la contratación de este específico colectivo que, por su edad y por su formación, tendrá más dificultades.

Lo que pregunto y acabo es, sobre las políticas activas referidas a los incentivos, a las ayudas a la contratación, ¿qué tiene previsto el Gobierno en materia del colectivo de mujeres desempleadas de más de 45 años?

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo de Coalición Canaria, doña Flora Marrero, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

La señora Marrero Ramos: Muchas gracias, señor presidente.

Señora consejera, bienvenida a esta, a la que va a ser su casa en los próximos años.

Venimos a hablar de esta comparecencia de las mujeres mayores de 45 años con cargas familiares. A mí me ha parecido, desde luego, una comparecencia muy oportuna. Y mirando un poco, porque usted ha hecho referencia a las políticas activas de empleo de los últimos años, en la Estrategia de Empleo de Canarias, que se vio en el Consejo de Gobierno el 26 de febrero de 2008, a mí me llamó la atención lo que eran las debilidades entonces, ¿no? Se decía que la tasa de actividad de las mujeres seguía estando por debajo de la de los hombres y después se veía como una serie de amenazas: la necesidad de avanzar en las políticas de conciliación, la tradicional asignación de los roles de género y, sobre todo, los estereotipos de género en la sociedad, que está aplicado tanto a la empresa, a la universidad, a la familia, en la Administración y en la política, porque, seguramente, a muchas de las compañeras de todas las formaciones políticas siempre nos ponen de secretarias de actas, por poner un ejemplo.

Entonces, usted ha hablado de las políticas activas de empleo de igualdad de oportunidades y yo quiero añadir "igualdad de resultados". A mí me parece que las líneas activas del Gobierno tienen que ser igualdad de oportunidades, totalmente de acuerdo, pero también de resultados.

En este plan estratégico de empleo, cuando se hablaba de la mejora de la empleabilidad de las mujeres y del incremento de la tasa de empleo femenino, se hablaba de ocho medidas. Y yo quiero hacer una pequeña reflexión con la comparecencia que usted hizo en comisión de los empleos blancos. Totalmente de acuerdo con los empleos blancos, pero con una salvedad: que el trabajo no productivo que se convierta en productivo no sea exclusivamente de las mujeres, y le voy a decir por qué. Porque a las mujeres siempre nos han invisibilizado en nuestro papel de cuidadoras. En esta situación de crisis económica una de las mayores amenazas que tenemos es que a la mujer la vuelvan otra vez a devolver a lo que es el hogar en el papel de cuidadoras. Totalmente de acuerdo con esa apuesta, pero que no sea exclusivamente para las mujeres.

En esas subvenciones que ha dado el Servicio Canario de Empleo le voy a hacer una petición: que se posibilite el acceso a las mujeres de todas las profesiones, de todas las profesiones. ¿Y sabe por qué? Porque sabe que una de las mayores dificultades que tienen las mujeres de 45 años, usted lo ha dicho ahora, que están formadas, son mujeres muy formadas, algunas de ellas, es romper el techo de cristal. Y en este propio estudio se decía que una de las fortalezas era la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, la formación, pero después el poder seguir avanzando en el escalafón. Y esto al final es trabajar por el empoderamiento de las mujeres, que es lo que decía la compañera Padrón, que es la incorporación de las mujeres al ámbito público, es empoderar a las mujeres. Nosotras queremos estar en los puestos de administración, queremos ser presidentas de sociedades, de los consejos de administración. ¿Y por qué?, porque tenemos siempre ese problema.

Y le voy a hacer una petición, es que cuente con las asociaciones...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo del Partido Popular, doña María Rosa de Haro, por tiempo de tres minutos, tiene la palabra.

La señora De Haro Brito: Gracias, presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, consejeros.

Yo también le voy a dar la bienvenida, señora consejera, a esta sede parlamentaria.

Señalaba y comenzó su intervención señalando que nada más y nada menos que 150.000 mujeres existen desempleadas en esta Comunidad Autónoma de Canarias, 35.000 mujeres aproximadamente mayores de 45 años, pero que desconocía los datos de las personas que, siendo mujeres y mayores de 45 años, estaban afectadas por cargas familiares.

Tengo que decirle que todo ello, este resultado, que a día de hoy, en el que nos encontramos, es tras varios planes, varios programas, varias actuaciones, que reiteradamente, bueno, se han venido repitiendo aquí, en sede parlamentaria, por el Gobierno de Canarias. Hemos tenido el III Plan Integral de Empleo de Canarias, un plan que se terminó en diciembre y con retraso; ya anunció usted en la comisión que se iba a renovar, ya se ha anunciado en prensa la renovación del IV Plan o la firma, mejor dicho, del IV Plan Integral de Empleo de Canarias; tras una Estrategia Canaria de Empleo 2008-2013, que se aprobó en Consejo de Gobierno el 28 de febrero del año 2008; tras un convenio que su compañera, bueno, hoy ya directora general de Trabajo, Gloria Gutiérrez, aproximadamente, a finales del año pasado, 2010, siendo diputada, señaló que el Gobierno de España, que el Ministerio de Igualdad, iba a darnos a la comunidad canaria 400.000 euros, en un plan para la empleabilidad de las mujeres canarias... ¿Y este es el resultado que hemos tenido? Ya digo, hoy por hoy, usted ha señalado, más de un 51% de la población desempleada canaria se trata de mujeres, y muchas de ellas, ya digo, un alto porcentaje, 1 de 4 mujeres canarias, mayores de 45 años.

Me alegra mucho oír en su intervención, usted ha repetido la importancia de la formación, la importancia de la educación, la importancia de la cualificación; y me alegro porque el Grupo Parlamentario Popular, sinceramente, coincide con usted en la importancia de la cualificación, a diferencia de otros y otras personas, que señalan que no es necesaria la educación, que no es necesario formarse y que basta simplemente con la lógica y con las ganas de trabajar. Sinceramente, señora consejera, desde el Grupo Parlamentario Popular entendemos la importancia de la formación.

Tengo que decirle, señora consejera, para que no se diga que el Grupo Parlamentario Popular actúa con acritud, mis compañeros, en las numerosas intervenciones ayer, en el día de ayer, y también hoy, hemos dicho que vamos a realizar una colaboración constructiva. Nosotros vamos a hacer la máxima de que no vamos a quedarnos con el lado malo de los argumentos, precisamente porque el contrincante o la oposición haya utilizado el lado bueno, y parafraseo a Baltasar Gracián. Le digo, vamos a hacer una oposición constructiva pero una oposición siempre que estén del lado y tomando medidas reales, no simplemente para buscar titulares. Estamos cansados, y la sociedad canaria, las más de 250.000 personas desempleadas están cansadas de demagogia, y siempre que sea un trabajo serio, realista, constructivo y, por supuesto, teniendo en cuenta la conciliación laboral y familiar. Ese término que he echado de menos, señoría, tratándose de personas con hijos, personas dependientes...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por el grupo parlamentario solicitante de la comparecencia, el Grupo Socialista, doña Dolores Padrón, por tiempo de diez minutos, tiene la palabra.

La señora Padrón Rodríguez: Señora consejera, yo creo que su intervención ha sido bastante ilustrativa. Y sí quiero decir, a la pregunta, que usted me respondía que no hay datos, efectivamente, hemos estado buscando en el servicio de empleo nacional, en el Obecan, y no están desagregados, de tal forma que sepamos cómo inciden para luego, para luego, plantear las medidas de acción positiva en conciliación familiar y laboral. No para las mujeres, los hombres también tienen que conciliar su vida familiar y laboral. Pero primero, señora consejera, nos hace falta desagregar esos datos. Y por eso le pido y mi grupo hará una proposición no de ley, que esperamos sea apoyada por este Parlamento, para que usted, dentro de esos... (Rumores en la sala.)

Perdón, es que no puedo intervenir si tengo al lado gente que me habla a la vez, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señorías, ruego guarden silencio.

Señora diputada.

La señora Padrón Rodríguez: Bien. Muchas gracias, señor presidente.

Retomo la cuestión y le decía que creo que todos consideraremos interesante el desagregar este tipo de datos para ver cómo, en los tramos de edad, aquellas mujeres no eligen formarse o no. Algún diputado ha planteado lo de la formación y la cualificación, que puede convertirse en algo que siempre lleve al mismo sitio, porque evidentemente si una mujer tiene que elegir o una familia entre la maternidad y la cualificación, siempre estaremos en desventaja (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente). Por lo tanto, me parece muy interesante plantear, a nivel de datos estadísticos, cómo influyen las cargas familiares en la incorporación, tanto a la formación como al mundo laboral; y es más, cómo influyen a la hora de que esta mujer asuma la formación durante toda la vida y un itinerario profesional que le permita situarse al mismo nivel que los varones.

En otro orden de cosas, sí quiero decir que las mujeres nos hemos ido incorporando a lo largo del tiempo al mercado laboral. Y yo quiero destacar un dato positivo, además extraído de los datos del Obecan, y es que en el 2005 el 60,1% de la población activa era masculina y el 39% era femenina y en este momento está más equilibrado y estamos en un 54-44. Pero le quería preguntar: ¿cuánto nos ha costado a las mujeres mayores de 45 años insertarnos en el mercado laboral, incluso aquellas que tenemos la formación adecuada? Por eso no estamos en igualdad de condiciones. Por eso hay que coordinarse con consejerías como la de Educación para plantear un marco legal de cero a tres años, que nos permita que las familias realmente puedan redistribuir el espacio privado en igualdad de condiciones y el espacio público en el mismo sentido.

Por eso, señora consejera, yo creo que tenemos los elementos. El Instituto de la Mujer, hay determinados planes e iniciativas europeas, la iniciativa Equal, que ha detectado que este problema no es exclusivamente de la comunidad canaria. Este es un problema cultural que vamos superando las sociedades occidentales y que tendremos que dar la mano a otro tipo de sociedades que, culturalmente, todavía van por detrás de nosotros y que todavía la división de roles y división sexual del trabajo permanece y prevalece en sus estratos más socioculturales, y eso es lo más peligroso.

Y, por lo tanto, también creo plantearle que este tipo de iniciativas, la Equal, plantea... Cuando usted plantea la opción de los itinerarios formativos, que habrá que mirar además con Educación y con la Dirección General de Juventud y con la dirección general... Digo Juventud, porque también a las mujeres jóvenes hay que comenzar a trabajarlas en este sentido y orientarlas en este sentido. Y esta iniciativa pretende, pretende, formar orientadoras y orientadores laborales para que tutoricen ese proceso de itinerario personal para la reconducción de su formación, aquellas que la tuvieron que dejar en su momento por dedicarse al cuidado de la familia y otras que quieren seguir formándose. Por eso la orientación laboral es tan importante, los recursos están ahí y sería bueno que hiciéramos uso de ellos.

Pero no tendría ningún sentido buscar orientadores laborales si realmente la conciliación, dentro de lo que es el ámbito privado, no está resuelta. Por eso creemos que es necesaria una regulación mucho más... bueno, no existe regulación de cero a tres años en nuestra comunidad autónoma. Es una de las cuestiones que se han planteado también en distintos programas y en el programa de gobierno y nos parece fundamental que habría que reorientar todo este sector, de manera que dé cabida a aquellas mujeres que tengan trabajo y puedan pagarlo, porque hay personas donde se trabaja, en el seno de la familia, y otras que no puedan, y deben ser la prioridad, que no puedan acceder a este tipo de servicio. Por lo tanto, contar con aquellos... Yo no voy a hablar de guarderías, porque eso de guardar niños... y me parece que este lenguaje lo deberíamos desechar del ámbito parlamentario. Estoy hablando de Educación Infantil, de Educación Infantil.

Y, por lo tanto, reorientar hacia la Educación Infantil, una ley que reorganice todo el sistema en el futuro, pero que además tendría dos aspectos beneficiosos. Primero, para aquellas familias, porque mujer con cargas familiares e hijos dependientes, pues, doble discriminación a la hora del acceso a la formación y al mercado laboral. Tendría, por un lado, la cuestión de prevenir y la atención temprana para aquellos niños y niñas que están en familia y tienen determinados problemas y, además, el poder facilitar el acceso a las mujeres y a los hombres, y a los hombres, al mundo laboral, porque la familia es cosa de dos. Y, por lo tanto, el proceso... De dos o de una, si quiere ser madre sola, o de uno, si quiere ser él solo. Pero, por lo tanto, me niego a hablar de familia planteando un rol tradicional.

Señora consejera, aquí usted tiene un reto apasionante. Por su exposición, creo que tiene los pilares bien asentados; por su trayectoria personal, creo que tiene la experiencia de cualquier mujer que decide asentarse en un ámbito profesional y que habrá podido observar esas barreras invisibles que algunos no quieren ver e incluso nos... Yo hablo y se habla en los foros feministas del espejismo de la igualdad, cuando se dice, "pues, yo no he tenido problemas con mis compañeros; pues, yo no he tenido problemas a la hora de evolucionar en el trabajo". Y usted supere, y este Gobierno supere, los espejismos de igualdad, que yo confío en que así lo va a hacer y que en esta segunda intervención nos pueda explicar en qué sentido, porque confiamos, todos nosotros ya confiamos en usted, genera confianza. Por lo tanto, solo le deseo que en esa línea vaya ahondando para hacerlo más fácil a aquellas que vienen detrás de nosotros y para aquellas que quieren incorporarse, 60, 65 o 67, también lo puedan hacer.

Muchísimas gracias, señora consejera, y a todos los parlamentarios.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Dolores Padrón.

Por parte del Gobierno, la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Margarita Ramos.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio (Ramos Quintana): Muchas gracias, señor presidente.

Bien. Se han planteado aspectos muy importantes, se han hecho contribuciones muy interesantes, todas ellas en la línea de contribuir a facilitar el ingreso, la incorporación y la permanencia de mujeres de edad igual o superior a 45 años en el mercado de trabajo.

En primer lugar, el señor Rodríguez habla o me pregunta acerca de programas específicos, ayudas específicas. Estoy de acuerdo en el enfoque que hace con respecto al tema del empleo. Vamos a ver, nosotros, desde el ámbito de las políticas activas de empleo, solo podemos trabajar en un área: preparar a nuestra población trabajadora para que se encuentre en las mejores condiciones de empleabilidad cuando el mercado de trabajo lo demanda. ¿Cuándo lo demandará el mercado de trabajo? Cuando seamos capaces, trabajando transversalmente -porque el empleo es un asunto de todos, es transversal-, cuando trabajemos transversalmente dinamizando la economía. Canarias tiene importantes potenciales de crecimiento económico si da el salto a la modernidad, si abandona la mirada hacia atrás y hacia el pasado y si tenemos la osadía de trabajar en innovación, en investigación y en desarrollo tecnológico. Como consejera de Industria, ya lo he adelantado al Parlamento en la comisión correspondiente: si damos el salto a las renovables, solo con dar el salto al cambio de modelo energético que está acuñado en el Pecan y que no hemos sabido cumplir, tenemos un gran yacimiento de empleo estable y cualificado y empleos de futuro y proyectos empresariales de futuro.

Bien. En cuanto a las medidas específicas, ya ha salido una, la primera, y va con el sello personal de la consejera; va con una medida de discriminación favorable. Va con una cuota de reserva, de los 1.300 puestos de trabajo, 40% para mujeres. En esta primera convocatoria, que va dirigida fundamentalmente a los municipios de las islas para desarrollar actividades de interés social y de interés general, en unos casos la subvención la tramitan los propios ayuntamientos y en otros casos a través del cabildo pero va dirigida a los municipios, esas actividades están orientadas a jóvenes menores de 30 años, que tienen que seguir obligadamente un proceso de formación, y a empleados mayores de 45 años, que tienen que seguir obligadamente un proceso de formación. Si va con una cuota de reserva para mujeres, podemos deducir que las mayores beneficiadas serán las mayores de 45 años, porque entre la población de jóvenes menores de 30 años hay más varones que mujeres sin haber terminado la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

En cuanto a la importante reflexión de la señora Marrero, la igualdad de oportunidades, no en el inicio, sino en los resultados... ¡Y en el recorrido, y en el recorrido! Porque si nosotros no ganamos, si las mujeres no ganan el espacio del recorrido, no puede haber resultados. ¿Y qué hay en el recorrido?: medidas de acción positiva. Porque si planteamos un escenario de igualdad de oportunidades, pero las mujeres continúan teniendo estas dificultades de déficit de cualificación de las mayores, estas dificultades de la asunción mayoritaria por parte de las mujeres de las responsabilidades familiares, del cuidado de los hijos, de los enfermos, de los ancianos, de los discapacitados, de los hospitalizados, entonces las mujeres no entran al mercado de trabajo y si entran, entran en condiciones precarias, con contratos temporales, y son las que piden reducción de jornada, permisos y licencias para cuidar a los hijos o para cuidar a los parientes, sea por consanguinidad o por afinidad, que este es un tema muy interesante a observar.

Bien. En cuanto a los empleos blancos, también ese planteamiento lo vamos a defender. Todos los nuevos yacimientos de empleo que genera la dependencia, si nosotros logramos construir una configuración de los ámbitos de la dependencia vertebrados con el mercado de trabajo, introduciendo los elementos de laboralización y de empresarialidad que es preciso poner en marcha, lograremos convertir el tradicionalmente denominado "trabajo no productivo" en trabajo productivo. Y hay para los varones, y hay formación para los varones. Son ámbitos de formación sociosanitaria, y ahí -por qué no- tenemos que ganar en el recorrido, tenemos que ganar esta carrera para que entren los varones. Tengan en cuenta que hay comunidades autónomas que están promoviendo medidas de acción positiva inversa para los varones, para que entren en la corresponsabilidad. Hasta ese punto hemos llegado.

Y bien, la utilización de este término, corresponsabilidad, es que ya no estamos en el discurso de la conciliación, ya estamos en el de la corresponsabilidad, porque la Ley de Conciliación del año 1999 estableció un marco de conciliación, entendiendo que la conciliación era un asunto de la unidad familiar y que eran medidas para las mujeres, para que ellas conciliaran. Eran los vientos que corrían en Europa en ese momento, pero en el momento actual el derecho antidiscriminatorio de la Unión Europea ya no va por esa línea, va por la corresponsabilidad, y la Ley Orgánica 3/2007 habla de corresponsabilidad, y señala que son antidiscriminatorias todas las actuaciones, actos y conductas que en el ejercicio de los derechos de conciliación de la vida laboral y familiar tengan lugar en el ámbito de las realidades empresariales. Luego, el atentado a este tipo de actuaciones va arropado de toda la tutela jurídica antidiscriminatoria.

Bien. En cuanto a la intervención de la señora De Haro, hablamos de temas de financiación. Efectivamente, el viernes pasado se ha sellado formalmente el compromiso del Gobierno del Estado con la Comunidad Autónoma de Canarias de los IV acuerdos del Plan Integral de Empleo para Canarias. Ha habido que hacer grandes esfuerzos para conservar, en los tiempos que corren de control y de recortes presupuestarios, garantizar este convenio, que nos permite asegurar que en los próximos cuatro años, 2011, incluido 2011, 2014, Canarias dispondrá de una partida adicional, extraordinaria, de la que carece cualquier comunidad autónoma, porque el PIEC no lo tiene nadie, solo lo tiene Canarias. Es una partida específica, extraordinaria y adicional a las partidas presupuestarias de los Presupuestos Generales del Estado para Canarias. Por eso para nosotros era vital conservar ese convenio y suscribirlo en los momentos que corren.

También el Estado ha incrementado en los últimos cuatro años un 10% la partida para Canarias en materia de financiación, vía sectorial, y yo espero que los recortes presupuestarios que se anuncian para el año 2012 no logren acabar con esta voluntad de atender las circunstancias específicas de nuestro mercado de trabajo, que nos coloca a la cabeza en la tabla relativa a la tasa de paro registrada a nivel nacional, la primera comunidad autónoma.

En cuanto al concepto de cargas familiares, una cosa aquí importante. La Ley General de Seguridad Social establece como concepto de responsabilidad familiar el cónyuge y los hijos, los hijos menores de edad o los hijos mayores de edad, pero que aún conviven con los padres y están a su cargo. Nosotros no vamos a emplear, la Consejería de Empleo no va a utilizar el concepto de responsabilidad familiar que acuña la Ley General de Seguridad Social para dar prestaciones por desempleo. Vamos a utilizar la noción del Estatuto de los Trabajadores, que dice que son familiares los parientes por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado, hasta el segundo grado, porque sabemos que estas mujeres que asumen cargas familiares, con 45 o más años, son mujeres que atienden responsabilidades de hijos, pero a veces de nietos, a veces de padres, a veces de abuelos. Por consiguiente, en las políticas activas de empleo nosotros vamos a trabajar con un concepto amplio de cargas familiares.

Y termino anunciado la definición y la presentación, que lo haremos en su debido momento, de la Estrategia Integral de Formación y Empleo de Canarias. Para nosotros es fundamental cruzar formación y empleo y abriremos los procesos de negociación, donde incluiremos las asociaciones de mujeres, como entiendo que correctamente se ha solicitado.

Nada más. Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, señora consejera, doña Margarita.