Diario de Sesiones 24/2012, de fecha 15/2/2012 - Punto 1

· 8L/CG-0002 Comunicación del Gobierno, sobre los objetivos de Canarias en la Unión Europea para el periodo 2014-2020.

El señor presidente: Y como habíamos anunciado, vamos a tratar la comunicación del Gobierno sobre los objetivos de Canarias en la Unión Europea para el periodo 2014-2020.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente, señorías. Buenos días a todos y a todas.

Quiero comenzar mi intervención realizando un llamamiento al consenso, un nuevo llamamiento al consenso. Vamos a iniciar unas duras negociaciones en torno al encaje de Canarias en la Unión Europea para los próximos años y este no es un asunto menor, porque, señorías, nos jugamos el futuro desarrollo económico y social de las islas. Por tanto, es de vital importancia que todos los grupos presentes en este Parlamento logremos una sola voz para que podamos defender el estatus canario con unidad. Una unidad que hasta el momento ha sido el gran valor que ha permitido el importante avance que Canarias ha obtenido en el marco comunitario.

De nuevo nos acercamos a un proceso negociador para consolidar y mejorar nuestra posición en un contexto de debilidad derivado de la actual crisis económica y financiera y de fuertes restricciones presupuestarias. Canarias se juega mucho en un proceso que definirá nuestro estatus comunitario para el periodo 2014-2020. Por esta razón, este Gobierno pretende alcanzar propuestas unánimes que puedan ser elevadas al Estado y a la Unión Europea como una sola voz. Este pasado de consenso interno, unido al decidido apoyo de los sucesivos gobiernos de España y a una exitosa apuesta por una acción conjunta con el resto de regiones ultraperiféricas, nos ha permitido sensibilizar a las instituciones europeas. Con ello hemos podido consolidar un estatus específico que está anclado en el Derecho primario de la Unión. Con estos antecedentes, Europa establecerá su programa presupuestario a partir del 1 de enero de 2014, extendiéndose hasta el año 2020. Un periodo de siete años que Canarias debe aprovechar muy bien.

Conscientes de su importancia, a lo largo de los últimos cuatro años hemos tenido voz propia, completando una hoja de ruta, con una intensidad activa, de análisis, reflexión y sensibilización. Como resultado de este proceso, Canarias se enfrenta ahora a esta nueva etapa con unos objetivos sobre los que ya ha tenido avances, que son los siguientes: se han establecido con claridad las orientaciones y propuestas para una estrategia a favor de las RUP, han sido suscritas por los Estados de España, Francia y Portugal y la totalidad de las ocho regiones y han sido asumidas por las instituciones europeas como base para elaborar sus propuestas. Por su parte, el comisario Pedro Solbes elaboró el pasado año un informe cuyas conclusiones coinciden con las propuestas presentadas por las propias RUP y sus Estados respectivos. No obstante, será necesaria una intensa labor de negociación ante las instituciones europeas y los gobiernos de los restantes Estados miembro para acercarnos a los objetivos perseguidos. En esta negociación será fundamental el papel que desempeñen los tres Estados implicados: España, Francia y Portugal.

Aunque la coyuntura en la que se están desarrollando las negociaciones es complicada y es escenario de múltiples tensiones, existen varios aspectos que juegan a favor de nuestros objetivos.

En primer lugar, la convicción generalizada y asumida por las propias instituciones comunitarias de que las regiones ultraperiféricas constituyen una realidad singular y distinta que exige un tratamiento específico.

En segundo lugar, está el hecho de que esta convicción tiene una base jurídica sólida al disponer de un estatuto jurídico diferente, reconocido por el tratado.

En tercer lugar, la certeza de que las medidas específicas puestas en marcha a lo largo de los últimos 25 años han sido decisivas para favorecer su crecimiento económico y, en particular, el de Canarias.

En cuarto lugar, ha jugado a nuestro favor la inexistencia de conflictos entre esta política específica y los intereses de otras regiones europeas.

Y, por último, la necesaria constatación de que muchas de las medidas a favor de las RUP no suponen coste económico alguno, sino una simple adaptación de la normativa europea y que incluso aquellas que tienen un contenido financiero representan un esfuerzo mínimo dentro del presupuesto global comunitario.

Sentadas estas bases, la prioridad es que toda estrategia comunitaria a favor de la RUP ha de tener como objetivo general la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos y, en particular, la creación de empleo; es decir, reforzar la dimensión social de las políticas europeas. Esto se traduce para Canarias en una solicitud de fondos específicos para luchar contra el desempleo. Defenderemos una línea de ayudas para rebajar una insostenible tasa de paro, cifrada en el 31%, la segunda más alta de las regiones ultraperiféricas.

En esta estrategia comunitaria hemos establecido tres grandes objetivos añadidos: mantener las compensa­ciones para poder impulsar el crecimiento económico y la competitividad, desarrollar plenamente la inserción regional y la aprobación de fondos estructurales y ayudas de Estado.

En el primer grupo, relativo a las compensaciones, debemos consolidar medidas encaminadas a la dinamización de la economía canaria. La base fundamental para ello es la renovación de los incentivos fiscales y económicos del REF. Como les informé en la sesión de ayer, hemos iniciado los trabajos para esta renovación, que supone una parte vital de nuestro modelo de desarrollo económico. En este contexto, es importante tener en cuenta que gran parte del REF, y significativamente los incentivos fiscales, viene marcado por la necesaria utilización de la Comisión Europea al tratarse de ayudas de Estado.

Otro de los aspectos a consolidar es la prórroga de las ayudas al transporte de mercancías. En aplicación del mandato constitucional español de atender al hecho insular, se viene aplicando un régimen de compensación al transporte marítimo y aéreo de mercancías con origen o destino en Canarias, cuya finalidad es compensar los sobrecostes que experimenta. Desde la óptica europea tales compensaciones constituyen también ayudas de Estado.

En este ámbito, también se encuentra la compensación por los perjuicios derivados de la inclusión de la aviación en el comercio de emisiones de CO2. A pesar de que resulta evidente que las regiones ultraperiféricas dependen casi exclusivamente del transporte aéreo, una directiva que entró en vigor en enero de este año no estableció ninguna excepción para los vuelos entre las RUP y sus respectivos Estados. Tal situación es una grave discriminación para los ciudadanos de estas regiones, que no disponen de alternativas al uso de este medio de transporte, por lo que Canarias pretende que se establezcan con urgencia las medidas necesarias para que las islas resulten compensadas.

Otro bloque fundamental en materia de compensaciones se refiere al sector primario. Canarias aspira a incrementar la dotación financiera del Posei, sobre todo después de los efectos negativos que está teniendo la congelación del presupuesto agrario. Como consecuencia de esta congelación, en los últimos años se ha tenido que complementar con ayudas de Estado para poder seguir con el apoyo a la producción canaria. El objetivo en la nueva negociación será, por tanto, el mantenimiento de estas ayudas. A esto se une la imperiosa necesidad de reforzar el apoyo a la producción de plátanos, cuya competitividad se ha visto mermada debido a los acuerdos firmados con los países latinoamericanos en favor de la banana. El mantenimiento de las disposiciones específicas que se aplican en el marco general de la PAC y la renovación de los dispositivos en materia de pesca son otros de los objetivos.

También, en el ámbito de las compensaciones, debemos centrar los esfuerzos en proteger a los sectores tradicionales de los perjuicios derivados de la suscripción de acuerdos internacionales. Además del plátano, es el caso del tomate.

Igualmente, se tratará de compensar los perjuicios para la flota pesquera canaria, derivados de las negociaciones de acuerdos, en particular con Marruecos y a los que se puedan derivar del acuerdo con Mauritania, principales caladeros en los que faena la flota canaria.

Por su parte, el sector industrial será objeto de una especial atención para lograr compensaciones. Un sector que está particularmente afectado por los aspectos negativos derivados de la lejanía, debido a los sobrecostes que soporta y que lo sitúan en desventaja con respecto al resto del territorio europeo. Se trata de una actividad que genera valor añadido y empleo, siendo fundamental reservar y aumentar su participación en el PIB para garantizar una cierta diversificación de la economía canaria.

En este sentido, muchas de las medidas que forman parte del régimen específico de integración de Canarias en la Unión Europea responden al objetivo de apoyar su sostenibilidad. Estas medidas han demostrado ser eficaces y necesarias, razón por la que Canarias aspira a mantenerlas y a reforzarlas. Entre las que tienen una particular incidencia en el sector industrial destacan la prórroga de los incentivos fiscales del REF y las subvenciones al transporte de mercancías, la consolidación presupuestaria destinada al REA y las que favorecen la internacionalización de la empresa canaria, impulsando el establecimiento de una red de transportes entre Canarias y los países vecinos.

A estos objetivos generales se añaden otros dirigidos de forma específica. En diciembre del 2011 se prorrogó hasta el año 21 la suspensión del arancel comunitario aduanero común a las importaciones de determinadas materias primas, piezas y componentes, así como para determinados bienes de equipo para uso comercial o industrial. De cara al próximo periodo, resulta, asimismo, necesario renovar las derogaciones y exceptuaciones del AIEM a favor de determinadas producciones locales. La autorización europea para aplicar reducciones y exenciones del AIEM a favor de determinadas producciones locales ha sido recientemente prorrogada hasta el 31 de diciembre de 2013. De cara al periodo 2014-2020, Canarias pretende renovar esta autorización, planteando las adaptaciones derivadas de la experiencia de estos años de aplicación y los eventuales cambios que la situación económica aconseje.

Por último, otro de los ámbitos sobre los que tenemos objetivos claros se refiere al apoyo de la I+D+i en sectores estratégicos en los que Canarias tiene un potencial de interés europeo. La participación de las islas en el actual programa marco ha sido bastante reducida. Muchos proyectos presentados por entidades canarias o participadas se han quedado fuera de la financiación, a pesar de tener puntuaciones elevadas, por no alcanzar el nivel de excelencia europea. Los criterios a cumplir han resultado más gravosos que para aquellas situadas en el continente. Dado que el Consejo Europeo ha identificado este ámbito como un eje prioritario en la estrategia europea a favor de las RUP, es necesario que el programa próximo favorezca de manera efectiva la participación de estas regiones, introduciendo criterios que eliminen estas discriminaciones.

El segundo de los tres grandes objetivos en esta nueva negociación que les describí al principio de mi intervención es el relativo al desarrollo de la inserción regional y la estrategia de Gran Vecindad entre Canarias y los países vecinos. Defenderemos que esta estrategia reciba un impulso ambicioso y efectivo a través de la articulación de diferentes medidas. Su desarrollo ha estado muy por debajo de las expectativas creadas, a pesar de ser un eje prioritario para la Unión. Entre las medidas a proponer destaca el reforzamiento de los programas de cooperación territorial entre Canarias y los países vecinos, sobre todo Cabo Verde, Marruecos, Mauritania y Senegal. Para ello es necesario que la propuesta de reglamento que regule esta cooperación durante el próximo periodo incorpore disposiciones específicas para las RUP. Entre ellas se sitúan los fondos adicionales y la aplicación de un criterio específico de asignación, independientemente de la distancia; la necesidad de unas tasas de cofinanciación que sean más elevadas que las de otras regiones; y, por último, una excepción expresa que permita a Canarias recuperar el Feder, transferido al instrumento europeo de Vecindad, para destinarlo a otros programas de cooperación territorial, para el caso de que este no prospere.

El apoyo al establecimiento de una red de conexiones de transporte adecuadas entre Canarias y nuestros vecinos es otra de las vertientes sobre la que estamos trabajando. El principal obstáculo para alcanzar el objetivo de una mayor integración regional de las RUP ha sido y sigue siendo el déficit en el transporte. Canarias necesita una red adecuada que dé respuesta al potencial de intercambios económicos, comerciales, culturales o educativos. Su establecimiento requerirá temporalmente de un estímulo con fondos públicos, con el objeto de compensar el déficit de explotación inicial y favorecer así la inversión privada. Para ello será necesario permitir esta dotación específica, para lo que se deberán introducir en las directrices disposiciones concretas que permitan este tipo de incentivos de carácter público.

Como factor esencial, también planteamos como objetivo favorecer la movilidad entre Canarias y estos países, con las garantías de seguridad necesarias. No se puede obviar que el archipiélago y el resto de las RUP son fronteras externas de la Unión Europea. Se encuentran en zonas expuestas a movimientos migratorios ilegales, a tráficos ilícitos o a la delincuencia organizada. Las llegadas masivas de inmigrantes ilegales ocurridas en Canarias durante los años 2005 y 2006 demostraron la necesidad de una respuesta a nivel europeo. Por ello intentaremos buscar un equilibrio adecuado entre la necesaria seguridad y la movilidad de personas y mercancías.

En otro orden de cosas, la internacionalización de nuestras Pymes canarias debe ser también un asunto clave, ya que su expansión hacia el área de influencia vecina representa una oportunidad. El tejido económico de las regiones está constituido mayoritariamente por Pymes y micropymes, que tienen muchas dificultades para abrir mercados en otros países si no cuentan con un apoyo y estímulo público inicial. En esta línea, Canarias pretende que las normas europeas de competencia autoricen ayudas a la inversión en el exterior para este tipo de sociedades. Además, pretendemos que la Unión impulse el papel que el archipiélago puede jugar como plataforma de la acción europea en África Occidental. Las instituciones comunitarias han reconocido expresamente el valor de las RUP como plataformas y territorios de referencia en sus respectivos entornos geográficos. Este reconocimiento, sin embargo, no ha tenido aún reflejo en el desarrollo de la acción exterior europea.

El tercer y último punto sobre el que fundamentamos la estrategia europea 2014-2020 se centra en los instrumentos financieros y reglamentarios, comenzando por el mantenimiento de los fondos estructurales. En el actual periodo 2007-2013 Canarias ha recibido 1.100 millones de euros de fondos estructurales europeos, incluida la dotación adicional específica para las RUP. Para el nuevo periodo 2014-2020 pretendemos mantener un volumen elevado de fondos, equivalente, al menos, al recibido en el periodo actual.

A la vista de las propuestas presentadas por la Comisión Europea, tanto en lo respectivo a las respectivas perspectivas financieras como en los reglamentos sobre fondos, nos fijamos los siguientes objetivos. En primer lugar, la aplicación de un criterio específico de clasificación que incluya a las RUP en la categoría de regiones menos desarrolladas, con independencia de su nivel de renta. En segundo lugar, el aumento de la dotación adicional específica del Feder para las regiones ultraperiféricas, de manera que se puedan mantener los 35 euros por habitante del periodo actual. Además, defenderemos ligar esa dotación a las dificultades señaladas en el artículo 349 del tratado y a los objetivos específicos de la estrategia europea a favor de las regiones para poder destinar su aplicación tanto a gastos de inversión como a gastos de funcionamiento. Otro objetivo es mantener con carácter general una tasa de cofinanciación superior, tal y como existe en el periodo actual, tanto en el régimen general como en la dotación adicional específica. Y, por último, incrementar la asignación del Fondo Social Europeo, al situarse Canarias entre las regiones con mayores tasas de desempleo.

El otro instrumento financiero es el relativo a las ayudas de Estado. La mayor parte de las medidas de fomento dirigidas a mantener la competitividad de las empresas canarias está condicionada por las ayudas de Estado. Desde los incentivos fiscales del REF, las medidas relacionadas con el transporte de mercancías o de viajeros o el apoyo a los sectores agrícolas, pesqueros o industriales. De cara a las nuevas directrices de ayudas de Estado con finalidad regional para el periodo 2014-2020, Canarias quiere consolidar las disposiciones específicas a favor de las regiones ultraperiféricas y, en particular, las relativas a las ayudas a la inversión. En este contexto, se defenderá la creación de una categoría denominada "ayudas de funcionamiento para las RUP", destinadas a compensar los costes adicionales de la ultraperiferia, lo que evitaría la necesidad de la notificación previa.

Además de consolidar las ayudas de Estado en el sector agrícola, defenderemos la introducción de incentivos públicos temporales para la creación de nuevas rutas aéreas y marítimas entre Canarias y los países vecinos, como ya les indiqué anteriormente. Si bien las directrices actuales prevén un trato específico en este ámbito, su redacción es confusa y los criterios de compatibilidad son prácticamente los mismos que se aplican a las rutas intracomunitarias, lo cual las hace casi inviables.

En resumen, y para concluir, estamos planteando un programa ambicioso que Canarias debe lograr para consolidar y reforzar su posición en el marco europeo. Será la base fundamental para el desarrollo de nuestro modelo y crecimiento económico. Una vez más, el consenso, la voz unánime, será una cuestión clave para lograrlo. Espero y confío en que esto volverá a ser así, como ha sido siempre.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Intervención de los grupos. Cada grupo tiene un turno de quince minutos. Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez tiene la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

Me parece oportuna y adecuada la comunicación del Gobierno de Canarias sobre este asunto a este Parlamento, porque estamos hablando de una de las vertientes de la política canaria importantes. Nuestra relación, nuestra manera de integración en la Unión Europea produjo los antecedentes que sus señorías conocen, pero es evidente que el proceso, trabajado, intenso, de adaptación de las circunstancias de un territorio como el nuestro en la Unión se ha ido perfeccionando y hemos logrado abrir brechas, comprensión, reglas que posibilitan, pues, una adecuada adaptación de nuestras singularidades a un proceso supranacional, complejo, difícil, como es la Unión Europea. De manera que me parece importante que este Parlamento esté en ello, esté informado, haga un seguimiento, promueva aportaciones, para que en este periodo presupuestario 2014-2020 nuestros intereses estén adecuadamente colocados en esta etapa.

Cierto es que hemos conseguido regulación que reconoce nuestros problemas estructurales de manera permanente. Nuestra condición de región ultraperiférica está reconocida en el tratado y debiéramos tener muchas de las figuras que periódicamente se rediscuten de forma estable, pero hay que comprender también que un proceso institucional de la complejidad de la Unión Europea precise de adaptaciones periódicas. Pero, insisto, aquí hay elementos que son para siempre y que debieran fijar respuestas definitivas y no periódicas, pero estamos sometidos a esta lógica y, por lo tanto, el proceso negociador, que ya se abrió y que concluirá el próximo año, nos debe llevar a que en este periodo 2014-2020 Canarias coloque de la mejor manera posible sus intereses.

Creo que hay pocas dudas de las condiciones que se han generado, en el ámbito jurídico, político, en el trabajo realizado por las regiones ultraperiféricas: la relación con los Estados, la unidad de acción, a través de los documentos que se han ido aprobando, e incluso la sensibilidad que parece impregnar ya a distintos ámbitos de la estructura comunitaria, y un buen ejemplo fue ese informe que aquí comentamos hace unos meses del señor Solbes, a instancias de determinados miembros de la Comisión, que caracterizaba bastante bien, o de manera muy ajustada, los intereses de las regiones ultraperiféricas en el proceso este, siempre inacabado, de construcción europea.

Pero hay dos asuntos previos que a mí me interesaría destacar, porque creo que ayer tuvimos un episodio, en la tarde, en relación al aspecto esencial de las relaciones de Canarias con la Unión Europea, que es la convalidación de las ayudas de Estado, de los incentivos fiscales del REF, que discutíamos ayer por la tarde en una comunicación del Gobierno, después de que mi grupo hubiera interesado al Parlamento de la necesidad de participar en ese proceso, importante, relevante, significativo para nuestro futuro. Y me generó una enorme duda la posición del Partido Popular. Yo entiendo casi todo en este ámbito de la política, y lo respeto, porque el tiempo va generando, pues, elementos de juicio que le hacen a uno ver las cosas en perspectiva, pero me parece que ayer se sentó un precedente, un discurso, que de consolidarse rompe con una tradición, y se lo digo al señor Pérez-Camacho, al que le tengo consideración intelectual y personal. Creo que estamos en un Estado que tiene una conformación, una estructura de responsabilidades, un reparto de poderes, de competencias, que consagró la Constitución del 78 y que sería bueno, a no ser que se esté por cambiarlo, respetarlo en todos sus términos. Este Parlamento, esta comunidad autónoma, el Gobierno que surge de él -que no lo he votado yo- es un Gobierno legítimo, democrático y con una estructura competencial y una función de defensa de los intereses de Canarias que tiene que cumplir, con acierto o con errores, pero que tiene que cumplir, y no me parecen razonables algunas de las afirmaciones que, de confirmarse, pues, rompen con las reglas, con la tradición y con el respeto a las instituciones. Este Parlamento tiene derecho, está obligado a opinar, está obligado a defender los intereses de esta tierra. Y el gobierno que surge de él, que es el que en cada momento deciden sus señorías, está obligado a defender nuestros intereses ante la Administración General del Estado, ante la Unión Europea y ante cualquier poder que se interpongan, en lo que aquí se consideren intereses de la mayoría.

Y además debemos saber y precisar que esto del poder es efímero en democracia. Hay algunos poderes que se perpetúan, pero en democracia no. En democracia en cada periodo los ciudadanos tienen la oportunidad de sustituir a los gobernantes, y lo digo para que todos nos apliquemos el cuento de que disponer de una mayoría en un momento determinado, disponer de un gobierno en un momento determinado, no es eterno, dura lo que dura, y que sería bueno colocar, siempre que podamos, los intereses generales, los intereses suprapartidistas, y este yo creo que lo es.

Me parece, me parece, también entiendo yo que en un parlamento ocurran estas cosas, pero si la posición del Partido Popular es la que ayer expresó aquí su portavoz en la discusión del REF yo creo que estamos ante un cambio de tercio que a mí me generó inquietud. Y no soy yo de los que se alarmen por nada, me generó inquietud, preocupación, porque creo que los procedimientos están reglados y creo que el respeto entre las instituciones y el papel de cada cual está perfectamente definido. Este es un Estado complejo, compuesto, de las autonomías, como ustedes lo quieran llamar, existen competencias que son de titularidad estatal y competencias que son de titularidad de las comunidades autónomas. Ni siquiera existe subordinación de unos niveles a otros, existe entendimiento, cooperación y relaciones. Y creo que en materia del REF es muy importante que el Gobierno de España, con las aportaciones que considere oportunas, tenga muy en cuenta lo que la mayoría -espero que todos- apunte sobre esa reforma aquí. Parece razonable que si logramos nosotros, como hemos hecho siempre, un consenso en esta Cámara, ese consenso lo defendamos todos ante los poderes del Estado, porque no siempre...; es más, habitualmente los poderes centrales del Estado español han entendido mal, poco, los intereses de esta tierra; mal y poco.

De manera que yo abogo, porque ayer no tuve oportunidad, por que restituyamos la senda del diálogo, del consenso, del encuentro, para la búsqueda de la defensa de los intereses generales de esta tierra en el peor momento que hayamos vivido al menos en los últimos 30-35 años y que las reglas y los procedimientos que hasta ahora han funcionado los mantengamos, los perfeccionemos, les busquemos el mayor enriquecimiento posible. Lo digo sin acritud, sin ánimo de polemizar, porque ayer yo creo que hubo aquí dos o tres frases que, de confirmarse como estrategia política, romperían lo que hasta ahora ha sido una lógica, y me refiero a la del consenso.

Somos plenamente conscientes los aquí presentes de que estamos en un marco de una crisis muy seria, una crisis económica de orden estructural, que hemos debatido, apuntado y reflexionado sobre ella en multitud de ocasiones en estos dos periodos de sesiones que llevamos de esta legislatura, pero también apunto que estamos en un momento delicado del proceso de institucionalización de la Unión Europea, de un debilitamiento de sus estructuras, y estamos en un espacio crucial para si este proceso económico, político, si ustedes me apuran cultural, que representa la Unión se consolida o no. Estamos en un momento difícil, de forma que las singularidades, las particularidades de los territorios, las cosas distintas van a ser más difíciles de colocar. Vamos hacia un proceso de uniformidad, de globalización, que hace difícil que lo diferente se tenga en cuenta. Cierto es que los antecedentes que hemos construido en la última década y media nos han permitido, insisto, en términos jurídicos, políticos, institucionales, colocarnos razonablemente bien en el contexto de la compleja construcción de la Unión Europa y ahora toca, pues, organizarnos para que en este periodo 2014-2020 coloquemos de forma adecuada los intereses de Canarias, porque una parte de estos intereses determinarán nuestro futuro, y nuestro futuro está comprometido, de forma que esta parte de nuestro futuro tenemos que hacerla bien, porque de ahí dependerán algunas de las respuestas que la sociedad canaria necesita.

Yo estoy esencialmente de acuerdo con la comunicación del Gobierno. Haría algunas matizaciones pero no creo que fueran relevantes, como estuve de acuerdo esencialmente en el Informe Solbes o en los memorandos que han ido elaborando las regiones ultraperiféricas con los Estados a los que pertenecemos. De manera que me remitiría ahora a citar lo que yo creo que son los cuatro bloques de asuntos más relevantes, de más impacto, en el funcionamiento de la economía y de la sociedad canaria. Primero, las perspectivas presupuestarias. Los dineritos son muy importantes siempre, ahora más que nunca, de forma que es muy importante que reclamemos, peleemos y consigamos estar en el Presupuesto 2014-2020 como mínimo como la etapa anterior. Y eso no será sencillo pero es posible. Sabemos que cuesta, pero también sabemos que lo que representamos en términos cuantitativos es poco, aunque lo que de ahí recibimos puede ser muy significativo y yo creo que reclamar al menos los mismos fondos europeos para el periodo 2014-2020 es posible, porque el trabajo realizado, los objetivos, los datos y las condiciones jurídicas y políticas nos lo pueden facilitar, entre ellos el fondo para las regiones ultraperiféricas, donde Canarias capta prácticamente el 50% de ese fondo.

Segundo bloque: mantener y renovar los programas e instrumentos específicos. Ahí es fundamental el Poseican, en su vertiente agrícola, industrial y pesquera. Ese es fundamental. Ahora que retrocede la política agraria, mantener el Poseican y su ficha financiera es decisivo para los intereses de Canarias. Y de manera expresa apunto el Régimen Especial de Abastecimiento, que se tiene que mantener y nosotros debemos perfeccionar, porque aquí lo hemos comentado también en esta Cámara, que el REA tiene que adaptarse de forma precisa, primero para no perjudicar las producciones locales y, en segundo lugar, para que de verdad su objeto principal, que es el abaratamiento de la cesta de la compra, se produzca. Y ahí tenemos que mejorar el funcionamiento y la gestión de este instrumento. Por supuesto habrá que mantener las especificidades fiscales para el sector industrial, las excepciones arancelarias o el arbitrio, el AIEM, que también lo tenemos que perfeccionar. Yo creo que ahí hay elementos mejorables, tipos y productos que debemos mejorar, pero creo que mantener y renovar los programas y los instrumentos específicos es fundamental para el futuro económico de Canarias. E insisto, cobertura jurídica tenemos para ello.

Me parece también, y este es central -ayer lo discutíamos-, el aspecto más relevante del REF y la Unión Europea son justamente las ayudas de Estado con finalidad regional para el próximo periodo, que entendemos existe cobertura jurídica en el artículo 107.3 a) para reclamar la máxima intensidad de las ayudas de Estado por nuestra condición de región ultraperiférica, al margen de las condiciones de renta y de las variables económicas. Y, por lo tanto, ahí tendremos que ir al máximo.

Ayer decíamos y apuntábamos que, en relación a este tema, al tema de las ayudas de Estado o los incentivos fiscales del REF, aquí, 25, 26, 27 son muy importantes, la Zona Especial, la Zona Franca, la deducción por inversiones, en fin, el conjunto de elementos fiscales del REF, habría que repensar si una parte de este esfuerzo, de estas bonificaciones, de estos incentivos, habría que redirigirlo para la situación económica en la que estamos viviendo, que es la de crisis. Es decir, los incentivos han tenido una gran utilidad, o por lo menos una utilidad suficiente, en momentos de crecimiento, porque había resultados y, por lo tanto, se podían aplicar algunos de ellos, el más potente el de la reserva, pero yo creo que en esta situación en la que nos desangramos en materia de empleo todo lo que podamos dirigir para proteger a las empresas, proteger el empleo y generar empleo es poco y a lo mejor caben, y en esa oportunidad que ayer abríamos en este Parlamento para discutir los elementos de contenido de algunas de las modificaciones del REF para el próximo periodo... Debiéramos dirigirlos al empleo. Yo apuntaba como elemento teórico, discutible, pero que no es el primero que lo dice, que el abaratamiento de los costes sociales de las empresas pudiera ser un instrumento que facilitara la protección del empleo actual y del empleo futuro.

Y, por último, el cuarto bloque, que me parece estratégico, que siempre hablamos de él, que está en nuestra mente, en nuestro discurso desde hace una veintena de años, que es el papel que Canarias puede jugar en esta zona del mundo, en este territorio y en esta región, donde el papel decisivo tiene que estar relacionando a Canarias con el continente. Y ya hemos reiterado aquí, y tenemos experiencia como región insular y alejada, que la conectividad es la base...

El señor presidente: Sí, tiene un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: ...la conectividad es un elemento básico para la actividad económica y para las otras actividades propias que relacionan a los pueblos. Y en ese sentido nos pareció muy interesante la referencia que el Informe Solbes hacía a la posibilidad de que determinados fondos europeos pudieran aplicarse fuera de la frontera de los territorios y, sobre todo, que se establecieran ayudas públicas para facilitar la conectividad marítima y aérea, condición imprescindible para generar posibilidades de relaciones económicas y de otro tipo con los pueblos vecinos. Me parece que esta es una oportunidad, una de las pocas referencias estratégicas que generan esperanza en el futuro de Canarias, y que este instrumento, bien desarrollado, nos puede posibilitar.

Por tanto, acabo reiterando que nuestro grupo va a apoyar el proceso de contenido para que nuestra posición en la Unión Europea sea lo más solvente posible y especialmente la modificación de los aspectos del REF vinculados a la convalidación con Europa, y van a contar ustedes con nuestro apoyo y con nuestra crítica...

(El señor Cabrera Pérez-Camacho solicita intervenir.)

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Sí. Dígame, don Miguel.

El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Señor presidente, me veo obligado a pedir la palabra, porque he visto que don Román Rodríguez, seguramente con su mejor intención, me ha atribuido intenciones en cuanto a mi intervención de ayer, y yo...

El señor presidente: Don Miguel, tiene un minuto pero, por favor, aténgase...

El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Sí, sí. No, no. Por supuesto, no quiero crear problemas ni nada...

El señor presidente: Aténgase. Sí, sí, aténgase... Efectivamente, se han hecho juicios de valor sobre la intervención de un diputado presente...

El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Si pueden ser dos minutos, yo se lo agradecería.

El señor presidente: Pueden ser dos minutos. El Reglamento...

El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Vamos a ver, yo no dije algo que pudiera concitarle temores sobre mi idea del esquema constitucional; es decir, mientras que el Estatuto de Autonomía es una ley paccionada, en la cual tanto la Constitución como el Estatuto otorgan importantísimas funciones, no solamente al Congreso de los Diputados, sino al Parlamento de Canarias, no ocurre así con el REF. En el REF la función constitucional del Parlamento está simplemente centrada en la garantía institucional que implica el informe favorable del Parlamento de Canarias, y no tiene otra función. El resto del protagonismo sobre el REF es del Estado.

Por lo tanto, yo no quise en modo alguno ni desvirtuar las potestades de este Parlamento ni atribuir más potestades al Estado de las que constitucionalmente tiene. Ahora bien, yo le puedo decir también lo siguiente: si ese protagonismo siempre ha sido del Estado, y siempre lo ha sido, y es el Estado el que tiene que defender ese protagonismo en Bruselas, también tiene que dar ejemplo la mayoría en esta Cámara para que el consenso sea posible en todo, no invadiendo las instituciones y los órganos mediante una modificación...

El señor presidente: ...(Sin micrófono.) la alusión no, la referencia que hizo a una intervención de su señoría.

¿Dígame? (Ante un comentario que se efectúa en la sala.) Sí.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Francisco Manuel Fajardo.

El señor Fajardo Palarea: Buenos días, señor presidente. Buenos días, señorías.

Señorías, la comunicación del Gobierno que hoy debatimos versa sobre una cuestión fundamental para el encaje de Canarias en el futuro de la Unión Europea. Haciendo un ejercicio de síntesis, podríamos decir que esta comunicación trata sobre cuál va a ser el posicionamiento del Gobierno de Canarias respecto a la definición de en qué va a consistir la aplicación del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Como sus señorías saben, este precepto del Derecho primario europeo es el que da cobertura jurídica a la adaptación de la acción normativa comunitaria a las singularidades de las regiones ultraperiféricas, entre las que se encuentra Canarias.

Como también conocen sus señorías, este tratado está vigente desde el 2009 y, aunque ya ha tenido algunas ocasiones de manifestar su alcance, es ahora, en la negociación del marco presupuestario europeo 2014-2020, cuando va a pasar su prueba de fuego. Y decimos que es ahora, desde el Grupo Socialista, cuando pasará su prueba de fuego porque hasta ahora Europa se encontraba en una dinámica económica expansiva, donde los distintos proyectos comunitarios que tenían como objeto las regiones ultraperiféricas estaban sujetos, en mayor o en menor medida, a una negociación inter partes. Es decir -y permítanme la expresión-, cuando había muchos recursos era más fácil quedar bien con todo el mundo. Ahora que los recursos globales son escasos es cuando podremos ver qué parte de esos recursos que se recibían eran coyunturales, debidos a la situación de expansión, y cuáles estructurales, es decir, en base a nuestra situación de singularidad reconocida.

Por eso, cuando el señor consejero hablaba de consolidar nuestro estatus comunitario, no estaba tratando una cuestión baladí, estaba yendo al nudo de lo que se juega Canarias en esta negociación. Y lo que se jugará Canarias en esta negociación no va a ser obtener un millón más de euros o un millón menos de euros en el presupuesto, que también; lo que está detrás de todo este asunto es establecer en el seno de la Unión Europea unos criterios claros que recojan todas las singularidades de las regiones ultraperiféricas. Unos criterios que, en función de las disponibilidades presupuestarias, nos garanticen a los canarios, a Canarias, un porcentaje de recursos y unos instrumentos normativos suficientes para superar las barreras de la lejanía y, en nuestro caso, de la insularidad.

Por todo ello, resulta fundamental, fundamental, la unidad de las fuerzas políticas, de los agentes sociales y de los agentes económicos. Y a pesar de algunas voces -aunque Miguel se ha ausentado- que se oyeron en el día de ayer en esta Cámara, que ha aclarado hoy y que hay que interpretar dentro del contexto en el que se hicieron -y de hecho si quieres consenso aquí tienes que tener... si quieres consenso allá, tienes que tener consenso aquí, en definitiva, lo que quería decir Miguel-, yo estoy seguro -además estoy contento por lo que vendrá después, en la propuesta de resolución- de que en esto vamos a estar unidos, que todos vamos a estar en la labor de colocar a Canarias lo mejor posible dentro de la Unión Europea -Partido Popular, Coalición Canaria, Centro Canario Nacionalista, Partido Nacionalista Canario, Partido de Independientes de Lanzarote, Nueva Canarias y Partido Socialista Canario-PSOE-.

Como ya adelanté antes, esta comunicación versa sobre cuál va a ser el posicionamiento del Gobierno de Canarias sobre esta cuestión, para que el Parlamento de Canarias emita su opinión, a través de las propuestas de resolución, y proponga al Ejecutivo las acciones que estime oportunas.

Entrando ya en lo que es la propuesta, la comunicación del Gobierno, su estrategia se marca tres objetivos fundamentales. En primer lugar, mantener las compensaciones para impulsar el crecimiento económico y la competitividad; en segundo lugar, desarrollar plenamente la inserción regional; y, en tercer lugar, la aprobación de fondos estructurales y de ayudas de Estado.

Compensaciones. En primer lugar, el Gobierno se marca como objetivo la renovación de los incentivos fiscales y económicos del REF. Señor consejero, ¡completamente de acuerdo! Tenemos que trabajar por consolidar, por convertir en estructurales las compensaciones, derivadas de nuestra situación estructural, básicamente -saben, señorías- porque esta situación va a continuar siendo estructural. Y lo tenemos que conseguir tanto en el ámbito europeo como en el nacional.

Un único matiz -quería hacerlo el señor, el profesor Rodríguez, como le digo cariñosamente; no lo hizo, yo sí le voy a hacer un matiz al respecto-. Quizás porque no podemos perder de vista que el REF no solo es un instrumento compensatorio; también es un instrumento dinamizador y ordenador de la economía. Tenemos que trabajar, señor consejero, para que en la aplicación del REF tengan cada vez más peso los instrumentos dinamizadores y menos los compensadores, porque es evidente que, a medida que se materialice la dinamización económica, será menos necesaria la compensación presupuestaria. No obstante, como le expuse, es un matiz sobre cómo tenemos que entender el REF, más allá de cómo tenemos que trabajar para modificarlo.

Por otro lado, señorías, el Gobierno expone la necesidad de consolidar las ayudas al transporte de mercancías para compensar los sobrecostes obvios de las empresas canarias. Cuando estamos diciendo que tenemos que mejorar el nivel de exportaciones de nuestras industrias y fomentar el consumo en el archipiélago, esta medida resulta fundamental.

También cita la necesidad de compensar los perjuicios derivados de la inclusión de la aviación en el comercio de las emisiones de CO2. Este sistema de mercado de emisiones ha demostrado su utilidad desde sus primeras experiencias en Estados Unidos, pero nuestra situación de dependencia aérea nos sitúa en una clara desventaja con respecto a la mayoría de las regiones de la Unión Europea y distorsiona este mercado. Por ello entendemos que es necesaria una compensación, por la vía económica o por la vía normativa, pero compensación al fin y al cabo.

En lo referente al sector primario -se han referido las personas que me han antecedido en el uso de la palabra-, de lo primero que hay que hablar es de la reforma de la PAC. El Gobierno se marca como eje la exclusión de la agricultura del ámbito de aplicación del desacoplamiento y del sistema de reducción progresivo de ayudas. En cuanto al incremento, o cuando menos el mantenimiento de la ficha financiera del Posei, se convierte nuevamente en un elemento fundamental de la negociación, que va a contar -se lo digo desde ahora, señor consejero, a usted y a este Gobierno- con el total apoyo del Partido Socialista, en Canarias, en España y en Europa. También el apoyo a la producción de plátanos. En este asunto, el Partido Socialista también tiene una postura clara: hay que trabajar para mejorar su partida comunitaria pero también para que el sector mejore ostensiblemente su competitividad. Una medida sin la otra, señor consejero, no conseguirá el objetivo fundamental de la pervivencia del cultivo en las islas. Y también habrá que perfilar los acuerdos comunitarios sobre el tomate y sobre los caladeros de pesca, cuestiones muy sensibles a nuestros sectores tradicionales. En ese sentido -lo citaba aquí el señor Rodríguez-, el Informe Solbes -que aquí debatimos- plantea la instauración de un sistema de evaluación previa del impacto de los acuerdos internacionales de la Unión Europea, para introducir excepciones y, en su defecto, compensaciones para las regiones ultraperiféricas. Nos congratulamos, señor consejero, de que el Gobierno asuma esta iniciativa.

En cuanto al sector industrial, ya hemos hablado de los incentivos del REF, de las ayudas al transporte. Ahora introducimos la consolidación del REA, sin perjuicio de algunas actualizaciones necesarias para no perjudicar los principios de soberanía alimentaria.

Por otro lado, como plantea la comunicación, resulta necesario renovar las derogaciones y exceptuaciones del AIEM a favor de determinadas producciones locales que se encuentran prorrogadas hasta el 2013, pero que es preciso consolidar en el periodo 2014-2020.

El segundo gran eje de actuación del Gobierno de Canarias viene referido al desarrollo de la inserción regional y la estrategia de Gran Vecindad entre Canarias y los países terceros vecinos, por la que siempre ha apostado el Partido Socialista. Por un lado, es necesario el reforzamiento de los programas de cooperación territorial, principalmente con Marruecos, Mauritania, Cabo Verde y Senegal. Para ello el Gobierno plantea la necesidad de introducir en la propuesta de reglamento disposiciones específicas para las regiones ultraperiféricas, entre ellas las relativas a fondos adicionales y la aplicación de un criterio específico de asignación. Y además es evidente la necesidad de unas tasas de financiación más elevadas que las de otras regiones, así como la recuperación del Feder en caso de que el instrumento europeo de Gran Vecindad no prospere. Medidas todas ellas que no hacen más que reforzar nuestra convicción de que lo que se juega Canarias en esta negociación es mucho más que un simple reparto de fondos. Todo lo contrario: Canarias se juega la consolidación de un estatus específico.

Por otro lado, se tratará de potenciar -se nos dice- desde la Unión Europea el establecimiento de una red adecuada de conexiones de transporte con nuestros vecinos. Queremos, por tanto, que la Unión Europea se implique en nuestro problema de conectividad, con una estrategia basada en el estímulo con fondos públicos, hasta que se alcance un nivel adecuado de inversión privada que la supla.

En este orden de cosas, la comunicación también plantea el impulso del papel que puede jugar Canarias como plataforma de la acción europea en el África occidental. La potencialidad de este papel de influencia de Canarias en su entorno ya ha sido reconocida por Europa. Ahora resulta necesario, señor consejero, señores del Gobierno, que ese impulso se materialice con alguna medida específica.

Por último, como tercer eje de su estrategia, el Gobierno se centra en unos instrumentos financieros y reglamentarios adaptados. En primer lugar, el Ejecutivo pretende mantener los fondos estructurales asignados a Canarias -recordemos que desde el 2007 al 2013 supondrán en torno a 1.100 millones de euros- y para ello se marcan los tres objetivos siguientes: la aplicación de un criterio específico de clasificación que incluya las regiones ultraperiféricas en la categoría de regiones menos desarrolladas, con independencia o minimizando su nivel de PIB como criterio determinante; el incremento de la dotación específica para las RUP, manteniendo los 35 euros por habitante, y que esta, en aplicación de los condicionantes expresados en el artículo 349 del tratado, pueda destinarse a gastos de funcionamiento, además de a gastos de inversión. Como no podría ser de otra manera, estamos de acuerdo con estos tres objetivos; es más, nos parecen prioritarios. No obstante, habría que hacer una observación respecto al último, porque realmente, señor consejero, de lo que se trata es de obtener una habilitación normativa que nos permita destinar los fondos de la mayor dotación específica a gasto corriente para dar mayor margen de maniobra a la acción del Gobierno, si bien creemos -y matizo- que en la actuación del Ejecutivo el uso de esa habilitación debería estar constreñido a situaciones excepcionales.

Por su parte, cuando hablamos de ayudas de Estado, nos estamos refiriendo a incentivos fiscales del REF, ayudas al transporte de mercancías, de viajeros, Posei, etcétera. Todas estas ayudas se encuentran reguladas en diversa normativa comunitaria que ya contempla especificidades para las regiones ultraperiféricas. Normativa que será actualizada en las nuevas directrices de ayudas para el periodo 2014-2020 que se vayan a dictar. De lo que se trata, en definitiva, señorías, es de que estas nuevas directrices contemplen, como mínimo, lo que ya está regulado con la introducción de algunas actualizaciones que flexibilicen procedimientos.

Además se propone la introducción de incentivos públicos temporales a la creación de nuevas rutas aéreas y marítimas. Se trata de consolidar, como ya he dicho, lo que se ha demostrado en este último año que funciona, ni más ni menos, y hacerlo a escala comunitaria.

Ya para terminar, me gustaría hacer hincapié nuevamente en la necesidad de consenso y unidad en la defensa de una estrategia de Canarias en la Unión Europea. Para este consenso y unidad, vamos a necesitar a todas las fuerzas políticas. Consenso y unidad que vamos a necesitar en Canarias, en España, en Francia y en Portugal. Canarias y las RUP en general no pueden permitirse el lujo de presentarse en una negociación como la que se avecina divididas y con actuaciones aisladas. Todo debe responder a una estrategia común, porque cualquier intento de imposición o de actuación particular, con el escenario presupuestario actual, señorías, estará abocada al fracaso.

Yo no tengo dudas, estoy seguro, segurísimo, de que estaremos a la altura de las circunstancias, por Canarias, por los canarios y por las canarias. Unidad de acción, porque eso es lo que nos demandan los ciudadanos de Canarias, eso es lo que nos piden los ciudadanos de Canarias; dejar los intereses partidistas a un lado y defender el interés general de esta comunidad, y a esto es a lo que vamos a dar hoy una respuesta segura, unida y contundente.

Muchas gracias por su atención.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano tiene la palabra.

El señor Ruano León: Señor presidente, señorías, señor presidente del Gobierno: buenos días.

Quisiera empezar, señorías, con las últimas palabras del portavoz socialista, porque resulta ya habitual en la Cámara y en la política en general que sea el disenso, la disconformidad, la expresión específica de una alusión concreta lo que motiva al final el contenido de la información pública que trasladamos a la ciudadanía y no ocurre con frecuencia que ese traslado a la ciudadanía del acuerdo se produzca en la misma dimensión en la que se producen las disconformidades, los disensos o incluso los enfrentamientos o la adversidad.

Y me gustaría que centráramos hoy este debate en la naturaleza política de una relación específica que tiene Canarias en el seno de la Unión Europea, que tiene reconocida por un trabajo que se ha venido haciendo a lo largo de muchos años y que ha sido y es el producto del concurso de las fuerzas políticas canarias, que han convenido su posición, han sido capaces de negociar y promover ante el Gobierno de España la posición y este a su vez de identificar los intereses del archipiélago en el conjunto de la Unión Europea.

Y digo que no ha sido y no es un trabajo fácil, porque cuando hablamos de especificidades, cuando hablamos de REF, cuando hablamos del sistema de adhesión, del modo de adhesión, tenemos que remontarnos a una historia reciente, a una historia donde existía ya este Parlamento. Cuando se decide la integración de España en el seno de las comunidades europeas entonces, Canarias se adhiere con un modelo diferente al conjunto del Estado español, con un Protocolo II. Hay un trabajo en el seno de este Parlamento en 1989, que a través de una reso lución conviene con el Estado español un cambio de modelo hacia el modelo que después ha conformado la posición actual de Canarias en el seno de la Unión, con una política aduanera común o con un sistema de Posei, que en su momento se denominaba Poseican, etcétera. Quiero decir que eso tiene un valor político incalculable, con independencia de que obviamente produce efectos necesarios sobre la economía de las islas, sobre la ciudadanía de las islas.

En el debate reciente que tuvimos aquí, en esta Cámara, sobre la proposición no de ley que convinimos entre todos los grupos acerca del Informe Solbes, comentábamos, comentaba yo desde esta tribuna, que en el Informe Solbes se recoge un concepto que es el de la "paridad social". Creo, no sé, creo haberlo leído en otra ocasión, pero es de la paridad social. Es decir, nosotros somos ciudadanos europeos y como tales tenemos que tener un proyecto, un proyecto de sociedad, que sea conciliable con esos intereses europeos. Y en ese marco, en ese marco, hacemos esfuerzos por, por ejemplo, concurrir en los objetivos de déficit con el Estado español y a su vez que este cumpla sus compromisos en el seno de la Unión y también tenemos identificada una situación específica que requiere la atención especial por parte de las autoridades europeas y también por parte del propio Estado español. Es verdad que en este segundo término, en relación con nuestro Estatuto, el fracaso de nuestra propuesta remitida en su momento a las Cortes y tantas cosas, habrá que seguir trabajando.

Pero en el ámbito de la Unión Europea el concurso de las fuerzas políticas no es un concurso que pueda ignorar la trayectoria política de un modo de relación distinta. Igual que cuando hablamos del REF parece que nos olvidamos de cómo se produjo la incorporación de estas islas al Reino de Castilla o de cómo se produjo el primer decreto, conocido como Decreto del Régimen Económico y Fiscal de 1852, tras una reforma uniforme del sistema fiscal español, que fue la reforma Mon-Santillán de 1845, y parece que Canarias, que no existía, pues, miren, sin autonomía, sin autogobierno, sin nada de eso en términos políticos, fue posible que Canarias identificara una posición y que el Estado, a través del régimen que en ese entonces imperaba, estableciera un régimen diferenciado para el archipiélago en el conjunto del Estado español.

Pues estas cosas, señorías, son el fundamento, el fundamento de nuestra relación especial en el seno de España, en el seno de Europa. Por tanto, cuando las olvidamos, cuando nos vamos exclusivamente a si obtenemos tal o cual proporción en la relación de fondos que esperamos de la Unión Europea, nos olvidamos de la esencia de nuestra relación.

Por tanto, señorías, valgan estos minutos de entrada a mi intervención para destacar que estamos en un escenario político, político, de identidad de Canarias, en el seno de España, en el seno de la Unión Europea y, por supuesto, gracias a haber alcanzado, primero en la declaración adicional al Tratado de Maastricht de 1992 y más tarde como tratado, como Derecho primario, en el Tratado de Ámsterdam en 1997, estamos hoy hablando del artículo 349 como una sólida base jurídica en el Tratado de Funcionamiento de la Unión. Sólida base jurídica que nos permite, como señala la comunicación del Gobierno -ya ha indicado el consejero-, tener una buena posición de partida de cara a defender nuestros intereses para el próximo periodo de financiación comunitaria 2014-2020.

No podemos perderlo de vista, es como si pretendiéramos hablar idiomas sin saber primero el alfabeto. Y, por tanto, no podemos perder de vista que eso significa una identidad, un hecho diferencial, una idiosincrasia, que se construye después con base a unas políticas concretas, con base a la adecuación al momento concreto. Porque cuando hablamos, por ejemplo en el REF, de la libertad comercial de importación y exportación o las franquicias aduaneras sobre el consumo, ¿pero qué significa eso hoy en relación con nuestra posición en la Unión Europea? O lo actualizamos o no significa nada, significa una declaración sin más que está hoy en nuestro Estatuto de Autonomía y si no se le da contenido no tiene ningún alcance. Por eso es tan importante concurrir, por eso es tan importante que las fuerzas políticas presentes en la Cámara tengan capacidad para presentar una posición conjunta apoyando el trabajo realizado por el Gobierno.

Y en este sentido, señorías, creo que el Gobierno ha definido perfectamente en la comunicación las cuatro fortalezas de la posición canaria para su renovada estrategia RUP para el periodo 2014-2020. Se trata del reconocimiento de la singularidad de la ultraperiferia con esa base jurídica, el 349. Pero no solo el 349, también el reconocimiento del 114 de ese mismo tratado de la garantía de las ayudas de Estado por ser región ultraperiférica. Hace años debatíamos que si superamos determinado nivel de renta podíamos perder nuestra posición. Hoy en día las ayudas de Estado se obtienen solo por ser RUP, con independencia del nivel de renta, y nos estamos jugando algunas otras cosas hoy en la Unión Europea, por ejemplo en la política de fondos, justamente vinculadas, concretamente en relación con el Fondo de Cohesión, justamente vinculadas con que podemos superar determinado nivel de renta y, por tanto, perder algunos fondos que hoy sí recibimos. Tenemos, por tanto, que fijar la posición en relación a esa condición de RUP y seguir liderando, como se ha venido haciendo desde la comunidad canaria, a todas las regiones ultraperiféricas, lo cual nos da una fortaleza enorme como líderes, entre otras cuestiones porque gran parte de esas regiones ultraperiféricas forma parte del Estado francés. El Estado francés es un Estado fundador de la Unión Europea y colidera, junto a Alemania, el proceso europeo. Por tanto, esto, que en términos económicos está muy bien definido como estrategia en la comunicación del Gobierno, constituye una base fundamental para la negociación. Que ya se empezó, naturalmente, desde el mismo momento en que fue capaz el Gobierno de Canarias de fijar posición común, primero con las regiones ultraperiféricas en su primer memorando y después con los Estados, las ocho regiones ultraperiféricas con el Estado francés, con Portugal y con España, en una posición común con los Estados. Eso nos da una fortaleza enorme, una posición de partida sin duda importantísima de cara a la negociación con la Unión Europea. Es, por tanto, el segundo nivel, el respaldo político de los tres Estados.

El tercero, el esfuerzo financiero reducido y proporcionado. Es decir, ¿realmente qué representan las regiones ultraperiféricas para el presupuesto comunitario? Algo muy pequeño. Por tanto, eso nos pone en buena posición de partida.

Y, finalmente, lo más importante -y eso sí que es lo que hace la comunicación- es fijar propuestas claras y bien argumentadas. La comunicación en eso, diría, señor consejero, señor presidente del Gobierno, es excelente. Y no quiere decir que no se puedan añadir cosas y creo que en ese sentido -después tendremos un debate sobre la propuesta de resolución- los grupos han hecho un esfuerzo que es merecedor también de la posición común que podamos alcanzar, pero específicamente porque algunos aspectos son mejorados en relación a una comunicación que ya de por sí es un texto excelente.

Bien. Dicho eso, señorías, yo quisiera que identificáramos cuál es, cuál es, el recorrido que afrontamos ahora, que afronta Canarias ahora. Lo primero, una comunicación de la Comisión Europea, una comunicación que va a sustituir a la de noviembre del año 2008. La precedente fue la de mayo del año 2004 y ahora habrá una nueva comunicación. La comunicación es determinante justamente por la posición en la que está en este momento. Más allá de los grandes problemas que se salen de nuestro alcance, como los temas del déficit, la convergencia y la crisis europea en la zona euro, más allá de esos temas, lo cierto es que en este momento están abiertos los periodos relativos a la modificación de los reglamentos, de una gran parte de los reglamentos que rigen en este momento la Unión, y, por otra parte, también el sistema, los recursos, el proyecto de financiación, el marco financiero, para el periodo 2014-2020.

Por tanto, si somos capaces, si somos capaces, de situar nuestra posición, la comunicación puede ser una herramienta muy favorable a nuestros intereses. Y la comunicación la Comisión está obligada a emitirla en este primer semestre del 2012, y esto es muy importante. Los reglamentos tienen que estar culminados antes del término del año 2013 y la ficha financiera que defina el marco 14-20, obviamente, también habrá de estar terminada antes de que termine el año 2013.

Hay un contenido muy, muy importante en la comunicación remitida por el Gobierno, alguno de un detalle singular que a veces resulta, digamos, poco comprensible a un lector no común, pero que es clave de cara a nuestra posición, de cara a la fijación. Porque se habla, en muchísimas ocasiones se habla de dar contenido a temas como la Gran Vecindad y demás y los problemas que nos encontramos cuando vamos a ejercerlos tienen una entidad importante que, aunque parecen temas de naturaleza técnica, acaban convirtiéndose en temas de naturaleza política. Cuando se definen los problemas de la notificación de las nuevas rutas aéreas, por ejemplo, con países terceros vecinos, que es como está ahora en la propuesta de reglamento, y lo dice la comunicación... En el final de la comunicación hay una referencia a que tenemos que distinguirnos. Es porque la Comisión lo que pide ahí es una notificación previa. Con lo cual hace, una declaración que hace en relación con que no se va a meter en estos temas, sin embargo, al final la corrige, pues porque exige previamente una notificación de control previo. Quiero decir, hay pequeñas cosas de naturaleza técnica que impiden, finalmente, el propósito político de tener una distinción, de que sea posible lo que el Gobierno ha definido perfectamente en los tres ejes de la comunicación: el mantener las compensaciones a las desventajas permanentes derivadas de la ultraperiferia, el desarrollo del objetivo de inserción regional -al que me estoy refiriendo- y la estrategia de Gran Vecindad o unos instrumentos financieros y reglamentos adaptados.

Solo un apunte -después tendré ocasión en la propuesta de resolución de fijarme en algún asunto-, solo un apunte. Por ejemplo, en el instrumento de Vecindad, el instrumento europeo de Vecindad, que no es el de Gran Vecindad, que es el que afecta a la relación con Marruecos, de España con Marruecos y nosotros en España con Marruecos, hay hoy en el proyecto de reglamento una previsión que puede afectar, que afecta, a la capacidad real de que los fondos se materialicen por parte de Canarias. Por ejemplo, dice que los fondos Feder afectados a esa política, al instrumento de Vecindad, con Marruecos... -estoy hablando exclusivamente de esa relación, porque con los otros países, a los que se refería el señor Fajardo Palarea, estamos hablando de los instrumentos de Gran Vecindad, Mauritania, Cabo Verde y Senegal-. Por tanto, en esa referencia que se hace en la comunicación lo que se pide es que los recursos que no se acuerden con el Estado, en este caso con Marruecos, se destinen a otras políticas de Gran Vecindad, en este caso de Gran Vecindad, o sea, de nuestra relación con los otros vecinos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde. ¿Por qué? Porque si no lo que establece la propuesta es que se van a cooperación transfronteriza dentro de las fronteras. El Feder se aplica a políticas interiores de la Unión, y eso significa que España los aplicaría a su relación ibérica con Portugal o a la relación con Francia en la frontera de Francia y España. Esto es importante, son pequeñas cosas que definen una relación política sustantiva.

Señorías, creo que el Gobierno ha hecho un gran trabajo. Creo que algunas cosas también pueden decirse y mejorarse y en la propuesta de resolución tendremos condiciones para fijar con más precisión lo que hemos indicado.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Cristina Tavío tiene la palabra.

La señora Tavío Ascanio: Muchas gracias, señor presidente.

Como portavoz del Grupo Parlamentario Popular, quiero comenzar mi intervención con una alusión al refranero español: más vale tarde que nunca, señorías. El 12 de octubre, precisamente el día de la Hispanidad, se aprobaba en Bruselas el Informe Barnier-Barroso y cuatro meses hemos esperado a que el Gobierno de Canarias presente sus líneas de actuación respecto de nuestros objetivos en la agenda europea.

Líneas de actuación -lo han dicho quienes me han precedido en el uso de la palabra- que no están mal, pero, señorías, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, es más de lo mismo. Son unas líneas de actuación mejorables, y quiero decirlo claro desde el principio, que el Grupo Parlamentario Popular aspira a mejorar con el consenso, con el acuerdo de todos los grupos políticos. Es más necesario que nunca, justamente ahora que enfilamos el final del actual periodo de actuación y que empiezan a terminarse fondos que durante estos siete años se han reprogramado, y reprogramar significa que te dan los mismos fondos para un mayor periodo de aplicación y, por lo tanto, los fondos son menos.

Pero en este Horizonte 2020, desde luego, Canarias tiene que agudizar el ingenio, tiene que hacer un esfuerzo por argumentar de forma sólida y rigurosa ante la Unión Europea cuáles son nuestras propuestas y cuáles son nuestros objetivos. Precisamente, desde nuestro punto de vista, con lo que hemos hecho, señorías, y con lo que no hemos hecho, porque habrá más fondos en un futuro si demostramos que hemos invertido bien lo anterior. Estoy repitiendo lo que se aprobó por parte del Gobierno de España precisamente en el Tratado de Lisboa, en el año 2004, cuando precisamente se dejó -y es mi humilde opinión- de negociar en la Unión Europea. Fue entonces cuando Bruselas empezó a hablar de competitividad, de la necesidad de que no íbamos a recibir fondos por igual las regiones de la Unión Europea, sino de que se iban a invertir muchos más fondos allí donde fuéramos eficaces a la hora de aplicar precisamente esos fondos. Y lo comentaba ayer con quien tuvo estas competencias en el Gobierno de Canarias, que hoy es presidente del Grupo Nacionalista en este Parlamento.

El último de los proyectos elegibles en el Estado español fueron en un número de 134. Canarias, señor consejero, presentó 19; 19, de los cuales solo fue elegido un número de 3: el cabildo de esta isla y 2 ayuntamientos. De esos 3 hemos tenido que renunciar a la financiación de uno de ellos, porque ese ayuntamiento no tenía presupuesto, no tenía liquidez, para poder conseguir la inversión de los fondos europeos en su municipio.

Este, señorías, es también el balance de nuestra gestión europea e insisto en que ese es un hándicap, que hoy ha reconocido, hoy aquí -y desde luego eso le honra, señor consejero-, que de alguna manera el nivel de exigencia en la Unión Europea es de excelencia y desgraciadamente Canarias tiene mucho que decir.

Para decirlo de otra manera, ya en el debate anterior apunté en esta misma tribuna y hablé de un personaje en la historia, Benito Pérez Galdós, un personaje avanzado para aquella época en el reconocimiento de Canarias en Europa y en el Estado español, y hoy permítanme, señorías, que traiga a este Parlamento los versos de Pedro García Cabrera, a quien se dedica este año, precisamente, el Día de las Letras Canarias. Este insigne poeta gomero escribió: "Un día habrá una isla que no sea silencio amordazado". Mi grupo político lo que procura desde esta tribuna -lo hizo ayer mi compañero Miguel Cabrera Pérez-Camacho y lo hago yo en el día de hoy- es solicitar al Gobierno de Canarias, a los grupos políticos que apoyan al Gobierno, algo de autocrítica, al menos dentro de este Parlamento, y no seguir en materia europea con políticas de autobombo y de no reconocer que hay cuestiones que mejor planteadas nos llevarían a un éxito más grande y desde luego a nuestra excelencia en el seno de la Unión Europea. Porque, señorías, escuchando hoy las explicaciones del Gobierno de Canarias, siento, o siente mi grupo, que hemos recibido explicaciones, pero hablo otra vez en nombre de mi grupo cuando digo que ustedes están poniendo una mordaza y, para que se me entienda correctamente, un pañuelo en la boca de los canarios.

Tal vez interesa que no digamos, precisamente porque no se nos explica, lo que se debe hacer con los fondos que recibimos de la Unión Europea, y me explico. Señor consejero, lo sabe usted y lo sé yo y lo sabe nuestro sector empresarial: el dinero europeo no llega a nuestro tejido empresarial, a nuestros emprendedores, a nuestras pequeñas y medianas empresas. Se queda, señor consejero, en el sector público y se utiliza precisamente para hacerles la competencia desleal a nuestros pequeños y medianos empresarios, a nuestros autónomos.

Claro que compartimos, señor consejero, que hay que superar nuestras limitaciones, es decir, reducir el déficit de conectividad y facilitar -insisto, facilitar- el acceso a los recursos, no solo al sector público; que hay que garantizar los incentivos fiscales y reglamentarios a nuestra competitividad, para crear empleo, para reforzar y afianzar nuestra economía y nuestra industria y también para integrarnos en nuestro espacio geográfico más próximo, pero, señorías, decimos, de estos tres pilares que comparte ampliamente el grupo político en nombre del cual intervengo en esta tribuna, hablamos mucho, viajamos mucho y conseguimos poco, señorías. Al menos a los canarios les da la impresión de que les llega poco.

Señorías, Coalición Canaria, con el apoyo del Partido Socialista, que están ustedes, señorías, entregados a la causa de este Gobierno sin rumbo, no cumplen ni de lejos con los objetivos. El paro que sufre Canarias es real, está en las siete islas de nuestro archipiélago y el déficit público está en cada uno de nuestros ayuntamientos, está en cada uno de nuestros cabildos y está también, desgraciadamente, en el seno del Gobierno de Canarias. Les pedimos, por lo tanto, señorías, concreción y desde luego que las ayudas europeas lleguen a los canarios o las sientan los canarios.

De sobra sabemos que somos región ultraperiférica. Lo somos desde siempre -desde luego lo decía muy bien, remontándose a antes incluso de la autonomía, quien ha intervenido en nombre del Grupo Nacionalista- y desde luego se nos reconoce desde 1999. Por cierto, también Maastricht, también cuando había en España un Gobierno del Partido Popular, al igual que cuando se negoció el Tratado de Lisboa y, por lo tanto, esa percha tan fundamental en el Derecho primario de la Unión Europea.

Hay que reforzar y mi grupo se siente orgulloso de haber reforzado en esta comunicación la parte del sector industrial. Era precisamente una de las carencias que habíamos argumentado en nuestra intervención anterior, allá por el mes de noviembre, y creo que hoy lo hemos dejado de manifiesto en las propuestas de resolución que hemos presentado y que hemos conseguido, y agradezco, desde luego, la posición del Gobierno en asumir estas propuestas de resolución, como de todo este Parlamento.

Y desde luego, señorías, creo que si repasamos esos siete ejes fundamentales de los que hablaban el Informe Solbes y el Informe Barnier de la Unión Europea, mejorar el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas -señor consejero, ¡cuánto queda por hacer, cuánto queda por hacer!-; mejorar la movilidad de los ciudadanos, especialmente de nuestros jóvenes, 52% de paro, somos la segunda región europea campeona del paro -cuánto queda por hacer y por concretar-; mejorar nuestras relaciones de vecindad -además de viajar y de sacarnos fotos en chilaba, desde luego yo creo que son nuestros empresarios, nuestros emprendedores, nuestros autónomos, los que tienen que realmente viajar, instalarse, realizar proyectos, inversiones, promover inversión en nuestro continente próximo-; infraestructuras del transporte; autosuficiencia energética, algo en lo que mi grupo político no puede estar más de acuerdo...

En definitiva, señor consejero, mi grupo político le propone sacarle partido a los instrumentos comunitarios existentes, tanto el Fondo Europeo de Desarrollo Regional -Feder- como el Fondo Social Europeo, como el Feader, como el Fondo Europeo para la Pesca, como el Posei. Gran parte de ellos, desde luego, o por lo menos yo creo que tiene la percepción la sociedad canaria -váyase usted a preguntar a la isla que quiera-, es que no han llegado realmente y que no le estamos sacando el máximo rendimiento. Proyectos como el Urbact, que precisamente lo han aprovechado otras zonas de Europa para poner en valor nuestras costas, son proyectos e instrumentos que no han sido o que no hemos sabido al menos aprovechar. Programas comunitarios en materia de investigación, transporte, innovación, tecnologías, educación. Muchos de ellos se han quedado, y lo sabe usted bien, en nuestros institutos de investigación pública, en nuestras universidades y no han llegado a nuestro entramado empresarial.

Energía. Le vamos a decir a Europa que desde luego vamos a renunciar a investigar la existencia o no de una fuente de energía en las aguas internacionales próximas a nuestro archipiélago y al mismo tiempo vamos a pedir reducciones y sensibilidad a la hora de invertir fondos en materia de energías alternativas o renovables. Desde luego a mí me parece que ese no debe ser un buen camino y yo creo que estamos a tiempo de corregirlo.

Favorecer, en definitiva, la inversión productiva, porque favoreciendo la inversión productiva privada estamos favoreciendo, señorías, el empleo.

Desde luego el Fondo Social Europeo es una cuestión para este grupo parlamentario básica. Lo apuntaba quien ha intervenido en nombre del Grupo Mixto, concretamente de Nueva Canarias, que sería una buena práctica llegar a solicitar el subvencionar la Seguridad Social de nuestros trabajadores. Todo menos seguir haciendo lo que estamos haciendo en Canarias con el Fondo Social Europeo, señor consejero, porque sigue, sigue sin llegar a las empresas, a nuestros emprendedores y desde luego para lo único que sirve es para seguir reforzando, seguir reforzando una red clientelar que nunca llega a cumplir el fin para el que se fue creando. Es decir, de alguna manera estamos utilizando este fondo social para sacar a canarios del paro, cuando si ese mismo dinero se les diera a nuestras empresas y se les obligara a fidelizar, a mantener ese empleo en el tiempo, desde luego estaríamos haciéndole un favor a nuestra economía y a su consolidación.

Para ir concluyendo, desde luego entendemos que es básico incluir la cuestión que hemos introducido y que afortunadamente hemos convencido a los grupos representantes del Gobierno y entiendo que...

El señor presidente: Sí, un minuto, doña Cristina.

La señora Tavío Ascanio: Concluyo, señor presidente.

Sin perjuicio de que con posterioridad tenemos un turno para las proposiciones de resolución, para las propuestas de resolución.

Concluyo simplemente haciendo, de alguna forma, pues, confirmando la posición de nuestro grupo político en una materia tan importante en la que Canarias, efectivamente, y compartimos, se juega tanto. Consenso sí pero con argumentos, con propuestas, con rigor. Y desde luego sí recordarles lo que les dije en mi intervención anterior: en materia europea tampoco debemos seguir siendo sectarios, existe codecisión en la Unión Europea. Entonces le recomendé al presidente del Gobierno que se sentara con los eurodiputados que tenemos en Bruselas. Ha cambiado el escenario, usted hablaba de que seguimos teniendo voz, voz propia en Bruselas, pero desgraciadamente se les ha visto poco hablando con don Gabriel Mato, que precisamente mañana tendrá una intervención en un tema fundamental, como es el acuerdo de pesca con Marruecos. Se les ha visto...

El señor presidente: Gracias, doña Cristina.

¿Los portavoces, por favor, se pueden acercar un momentito, antes de que intervenga el Gobierno, sí? (Los señores portavoces y el representante del Gobierno atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa.)

Bien. Con este turno, el Gobierno cierra el debate y luego ya abriremos un plazo de propuestas de resolución.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente, gracias, señor Rodríguez, gracias, señor Fajardo, gracias, señor Ruano, y gracias, señora Tavío. Gracias por el esfuerzo que han hecho, no solo en el día de hoy sino en los trabajos previos para acordar esa propuesta de resolución que se someterá a votación posteriormente.

Inicié y concluí mi intervención anterior hablando del consenso y seguiré haciéndolo una y otra vez, porque, señorías, estamos hablando de futuro, de futuro con mayúsculas; del futuro que trasciende incluso a esta legislatura. De las decisiones que tomemos, de las acciones que hagamos, de lo que realicemos en los próximos meses, digo, trascenderá incluso a la legislatura de este Parlamento e incluso a la legislatura del Parlamento estatal. Por lo tanto, cuestiones fundamentales.

Agradezco las aportaciones hechas en el ámbito, ya de sobra conocido, sobre las necesidades de reformular, de potenciar acciones, como pueden ser en el ámbito del Poseican, adaptaciones requeridas a lo largo de la experiencia en cuanto...; se puede hacer, por ejemplo, lo del REA. Es fundamental que poco a poco sigamos pasando o se pase en el seno de la Unión de las palabras a los hechos.

Hacía el señor Ruano referencia a la comunicación de la Comisión. Creo que es importantísimo que en el seno...; posteriormente esa comunicación dé paso a que la plasmación definitiva de esas realidades se concrete en cada uno de los reglamentos. Si no, podemos encontrarnos con circunstancias como a las que usted hacía referencia anteriormente, en cuanto al establecimiento de ayudas al transporte aéreo, y que, por un lado, en la filosofía estamos todos de acuerdo pero la reglamentación nos impide realizarlo.

Simplemente resaltar algunas de las cosas a las que hemos hecho referencia y ser conscientes de las dificultades de la negociación en cuanto a los fondos derivados de los condicionamientos financieros en los que se encuentra la Comisión.

Va a ser fundamental el aspecto al que hacía referencia el señor Fajardo: la diferenciación de los elementos dinamizadores de los compensadores. Los elementos dinamizadores deben ir pasando a tener un mayor protagonismo, pero también es cierto -y de hecho por eso el 349 del tratado- que habrá cuestiones que permanecerán inalterables en el tiempo. Seguiremos estando a la distancia del continente europeo en la que estamos, seguiremos teniendo las dificultades de acceso, seguiremos teniendo los mayores costes para la producción industrial, seguiremos teniendo las mayores dificultades en nuestras producciones tradicionales. Luego, habrá cuestiones que se mantendrán en el tiempo, precisamente porque son estructurales y porque no variarán. Por tanto, las cuestiones como la energía, el agua, el transporte, algunas cuestiones a las que quizás hayamos prestado poca atención, como la problemática de los residuos, que en regiones como Canarias tiene una problemática especial, las novedades sobre el comercio de CO2... En definitiva, un gran papel sobre el que trabajar de cara al futuro y, por tanto, la definición exacta de las políticas comunitarias que tienen que ver con Europa.

Le agradezco enormemente al señor Ruano la reflexión inicial que nos centró un poco más y nos llevó a un debate mucho más sosegado sobre la importancia que tiene el momento actual y las negociaciones futuras en el seno de la Unión.

Y quiero hacer además una referencia explícita a que debemos trabajar todos juntos para intentar convencer cada día más de que Canarias no solo exige tratamiento en la Unión Europea diferenciado sino que además ofrece una enorme posibilidad: si de verdad Europa cree en el desarrollo de una política exterior, tiene un territorio situado en el continente africano con capacidad de influencia en el mismo, pero para eso tiene que verdaderamente la Comisión, en su política exterior, utilizar la plataforma que tiene Canarias.

Y hacía referencia la señora Tavío al déficit de reconocimiento que tienen los ciudadanos sobre la inversión o no o el efecto que han tenido los fondos europeos. Me permito hacer una reflexión: los hospitales, los puertos, los aeropuertos, las carreteras, algunas cuestiones del Urban, las ayudas a las producciones tradicionales, las compensaciones... Es decir, lo habremos hecho mal en cuanto a la información, pero, mire, ahí está una parte importantísima de la acción de los fondos comunitarios, de los fondos con los que Canarias ha tenido un enorme proceso de desarrollo.

Tendremos que trabajar, y pedía la señora Tavío que debemos argumentar de forma sólida nuestras capacidades y, por tanto... Hemos hecho aquí reconocimiento en la comunicación de algunos de los déficits que tiene la propia normativa y las dificultades de aplicación de determinadas cuestiones, como puede ser el marco de apoyo a la investigación en Canarias, que tiene dificultades de aplicación por la propia normativa. No podemos competir en los marcos de cooperación de la misma forma que puedan competir en el ámbito de la excelencia nuestras empresas, nuestras instituciones, nuestras universidades, que tienen la capacidad incluso de asociación con otras o de cooperación, de centros de investigación en el seno de la Unión Europea, y de ahí uno de los planteamientos que se ha hecho es la necesidad de mejorar esos mecanismos.

En definitiva, señorías, y para concluir, algunos de los aspectos sobre los que creo que debemos trabajar -ya han hecho referencia, incluso la señora Tavío volvió a hacerlo-. En mi intervención inicial dije que necesitamos plantear en el seno de la Unión la necesidad de fundamentos específicos para combatir el desempleo y, por tanto, ahí hay un gran trabajo que recorrer. La señora Tavío hizo una aportación, igual que el señor Rodríguez. Puede ser esa una línea de trabajo.

Para concluir, señorías, gracias por el esfuerzo realizado. Los animo a seguir en esa línea, porque, repito, estamos hablando de algo que trasciende a nosotros mismos. Los ciudadanos nos han puesto en el lugar en el que nos han puesto con el objetivo fundamental de que intentemos mejorar sus condiciones de vida. Este es un aspecto fundamental para lograr ese objetivo.

Nada más. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

A partir de este momento se abre un plazo de 30 minutos para que los grupos parlamentarios presenten propuestas de resolución, de manera que por la hora que es, pues, acabaría a las doce menos cuarto, es decir, a las once cuarenta y cinco.

La idea es, señorías, ahora se continuará con las comparecencias pendientes de ayer, que son dos, e inmediatamente luego se debatiría este asunto, las propuestas de resolución. Y creo... vamos, creo, con toda seguridad, por la mañana se verá la interpelación y probablemente la moción. Quedarían las proposiciones no de ley muy probablemente para por la tarde.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/CG-0002 Sobre los objetivos de Canarias en la Unión Europea para el periodo 2014-2020.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico