Diario de Sesiones 33/2012, de fecha 11/4/2012 - Punto 5

· 8L/PNL-0056 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre simplificación administrativa a favor de la recuperación económica.

El señor presidente: Siguiente proposición no de ley, presentada por el Grupo Socialista... No, perdón, tiene dos enmiendas, estaba yo confundido. Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre simplificación administrativa a favor de la recuperación económica, con dos enmiendas, que se debaten por el orden de presentación: una del Grupo Socialista Canario y otra del Grupo Mixto.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Jorge Rodríguez tiene la palabra para defensa de la proposición no de ley.

(Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González.)

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señorías.

Vivimos en una situación de crisis sin precedentes y que comporta gravísimos problemas para todos los ciudadanos, para las familias y, por supuesto, también para las empresas. Y en esta situación de bloqueo, en esta situación de parálisis, lo que se requiere es que las administraciones hagan, en fin, verdaderos equilibrios entre la necesidad de no estrangular la economía y a la vez poder afrontar los gastos más básicos, más importantes.

Ciertamente los recursos económicos son importantes, muy importantes para luchar contra la crisis, pero no son en absoluto la única arma para combatirla. Hay toda una serie de medidas que también son, a nuestro juicio, de la máxima utilidad para redirigir o para enderezar la situación económica que en estos momentos tenemos tan crítica. Me refiero, lógicamente, a todo aquello que puede hacerse desde las administraciones para simplificar la actividad administrativa, para agilizarla y a la vez promover o promocionar, como ustedes lo prefieran, la economía, haciendo que las normas y las regulaciones no sean precisamente un obstáculo para la actividad económica sino todo lo contrario: una ayuda para impulsar proyectos, una ayuda para crear empleo, para crear empresas y, por tanto, en definitiva, para crear ocupación, que es lo que nos importa.

No nos engañemos, una Administración ágil, una Administración eficaz es un activo muy importante para resituar en términos positivos nuestra economía. Cada uno desde su posición política puede considerar si es mejor o no que haya más o menos Administración, que haya más o menos leyes, más o menos regulación o más o menos normas que lo regulen absolutamente todo, pero a buen seguro todos creo que los que estamos aquí estaremos de acuerdo en que lo que se precisa es que, si se hacen normas, que se hagan buenas normas, que se hagan normas de calidad, que las cosas que se hayan de regular se regulen bien, unas leyes que se puedan cumplir y que sobre todo no sean precisamente un freno innecesario para el desarrollo económico, para la recuperación cuanto antes de la senda de crecimiento económico que tanto necesitamos y, por consiguiente, para la creación inmediata de empleo.

Aquí lo importante es, ¿es necesario o no abordar un proceso inmediato, en breve, de simplificación administrativa? ¿Hemos de favorecer la actividad económica a nuestras empresas, a nuestros autónomos, que crean empleo o hemos de mantener una legislación que obstaculiza y estrangula precisamente el desarrollo de las actividades económicas? Bien. Nuestra respuesta, al menos desde el Grupo Parlamentario Popular, es absolutamente clara: hay que eliminar toda aquella normativa que solo aporta trabas, que solo aporta obstáculos, burocracia, y desde luego también nos pronunciamos a favor de mantener o modificar aquella que nos permita garantizar una actividad económica ordenada y desde luego una actividad económica segura, cómo no.

La obsesión del Grupo Parlamentario Popular, tantas veces así materializada en cuantas iniciativas hemos traído a esta Cámara, a este Parlamento, es desde luego contribuir a fomentar la actividad económica y el empleo, y debería ser, a nuestro juicio, la del Gobierno y la de todos los grupos representados en esta Cámara. Por tanto, menos burocracia, menos intervencionismo innecesario y sobre todo menos costes para nuestras empresas para que puedan desarrollar su proyecto empresarial y desde luego crear empleo.

Y la burocracia, señorías, comporta -ustedes lo saben bien-, comporta más costes para nuestras empresas. Unos recursos que no se pueden dedicar a lo que se deberían dedicar, que es precisamente a crear actividad, a la mejora de la competitividad y a la creación de empleo. Esta es nuestra intención y esta es la intención que el Grupo Parlamentario Popular ha puesto en esta proposición no de ley que todas sus señorías ya conocen: no permitir que la burocracia y el exceso de intervencionismo estrangulen la actividad económica, que impida la creación de empleo y provoque, por tanto, la destrucción de nuestro futuro, además de conseguir -cómo no- una Administración segura, una Administración con buena capacidad de respuesta, de trámites más sencillos y sin duda alguna de menos burocracia.

Señor presidente, nada más. Señorías, espero contar con el apoyo de todas sus señorías.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Por parte de los grupos enmendantes, el Partido Socialista.

El señor Fajardo Palarea: Buenos días, señor presidente. Buenos días, señorías.

Efectivamente, señor Rodríguez, yo creo que es pacífica la teoría, y en la práctica lo hemos demostrado en este Parlamento, de que todos estamos, a buen seguro, de acuerdo en que el régimen jurídico y las decisiones ejecutivas en materia de administraciones públicas deben basarse en la buena gobernanza.

Además también creo que estamos de acuerdo, aunque es evidente, en que en una coyuntura de crisis económica, de la que usted ha hablado, los poderes públicos han de llevar a cabo políticas, primero, que eviten las duplicidades en la gestión de las competencias; segundo, que promuevan la aprobación en Canarias de una nueva ley de administraciones públicas canarias que defina con criterios de racionalidad y eficacia el marco competencial de cada una de las administraciones locales canarias, elaborando la consiguiente carta de servicios a prestar por ellas, y para que la financiación de las haciendas territoriales sea la adecuada al nuevo modelo organizativo que resulte de la distribución competencial Gobierno, cabildos, ayuntamientos, mediante las modificaciones legales oportunas. Ya hemos discutido esto en esta Cámara.

Señorías, debe ser también, entendemos desde el Partido Socialista, que es teoría pacífica entre todas las fuerzas políticas el que los fines a perseguir por los poderes públicos deben ser la mejora en la atención al ciudadano a través de la modernización y la simplificación administrativa, como principios a considerar para asegurar el objetivo de sostenibilidad de las administraciones públicas, y la prestación de servicios de calidad a los ciudadanos, eliminado las trabas burocráticas, propiciando nuevas fórmulas facilitadoras de la iniciativa y la innovación empresarial, a la que usted, señor Jorge Rodríguez, se ha referido.

Por tanto, señorías, no se trata únicamente de proponer las necesarias medidas de recorte del gasto sino de medidas también destinadas a disponer de unas administraciones más eficaces y eficientes a través de la adecuada organización y la gestión óptima de los recursos. Se trata de implantar acciones a corto plazo que contribuyan a tener administraciones sostenibles y de calidad a largo plazo, con garantías en la prestación de los servicios públicos.

Se trata, señorías, de acercar la Administración de la manera más eficiente, reduciendo plazos, costes y cargas administrativas a las empresas, autónomos y a la ciudadanía en general, con una estrategia de simplificación y reducción de cargas administrativas, de actuaciones de respuesta inmediata, con control financiero permanente, utilizando la sede electrónica y el censo de procedimientos de la Administración autonómica, que son pasos ya avanzados en la legislatura pasada y que requieren su asentamiento y profundización. En definitiva, señorías, la simplificación de cada uno de los procedimientos censados, acortando plazos, estableciendo la preferencia del silencio positivo como principio general y soportando dichos procedimientos sobre la administración electrónica para facilitar su tramitación y resolución, para que el ciudadano tenga conocimiento del estado de tramitación de los expedientes en los que tenga la condición de interesado.

En todo esto seguro que estamos de acuerdo y esto es lo que sostenemos los partidos que damos apoyo al Gobierno de Canarias y que aparece reseñado -lo que acabo de leer- en el pacto de gobernabilidad y, en consecuencia, y por coherencia, es lo que proponemos a través de nuestra enmienda de sustitución para que el Gobierno canario lleve a cabo, siga con la senda de los cambios emprendidos a tal fin. Y por eso proponemos que se potencien las actuaciones de respuesta inmediata, se desarrolle el censo de procedimientos administrativos, se acorten los plazos, se establezca la preferencia del silencio positivo como principio general y se potencie el uso de la administración electrónica para facilitar la tramitación y resolución de los procedimientos administrativos.

¿Por qué lo es de sustitución, señor Rodríguez? Porque resulta que lo que ustedes traen al Parlamento hoy ya ha sido objeto de debate e incluso... Yo no pude agradecerle públicamente al Partido Popular su apoyo a las propuestas de resolución que debatimos en el debate de la nacionalidad, al final del mismo, pero tengo el resultado de las votaciones de las propuestas de resolución números 11, 12 y 13 presentadas por el Partido Socialista, que tenían que ver, la 11, con la clarificación competencial; la 12, con la transparencia, buen gobierno y participación ciudadana; y la 13, con la modernización y simplificación, en definitiva, lo que usted nos viene a traer hoy aquí a la Cámara. Y los resultados fueron, la número 11 fue votada por 53 votos presentes, 50 a favor -los del PP a favor-, 3 abstenciones; la número 12, sobre transparencia, buen gobierno y participación ciudadana, por unanimidad, con el voto del Partido Popular, y se lo agradezco; y la número 13, relativa a la modernización y simplificación, también por 52 presentes, 52 a favor, o sea, por unanimidad. De hecho, que lo sea, como le expliqué antes, en el inicio de este debate, lo sea de sustitución, lo podría haber sido también -y lo puede ser, todo depende de ustedes- de adición, porque, en definitiva, todos estamos de acuerdo con realizar y aprobar en esta Cámara buenas normas. Yo no conozco ningún diputado que vote a favor de una norma si tiene conciencia de que es mala. Yo no soy nuevo en el Parlamento, es mi segunda legislatura, usted tampoco y estoy seguro de que cuando usted votó determinadas normas seguro que era consciente de que serían buenas normas. Cuestión diferente es que en la práctica y con la aplicación posterior de esa norma se puedan revelar determinados efectos no queridos por la propia norma, dando lugar a algunos cuellos de botella y, efectivamente, al estrangulamiento de algunas actividades como consecuencia de una norma aprobada de buena fe -yo esa se la presupongo a todos los parlamentarios-. Y me niego a demonizar, no en este caso a mi persona, sino a todos los parlamentarios, que llevan mucho tiempo en este Parlamento haciendo del ejercicio de la política una función de vocación pública y en beneficio de los administrados.

Por eso, señor Rodríguez, le adelanto, si usted admite la enmienda de sustitución -le he justificado por qué es de sustitución: porque lo suyo ya está aprobado y lo nuestro es especificar aún más lo suyo, lo que propone su grupo-, nosotros, lógicamente, admitiríamos la proposición no de ley que traen ustedes, que ya ha sido discutida con anterioridad en esta Cámara. De lo contrario, quedo a la espera de las posibles observaciones que haga usted a la enmienda que hemos presentado.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Hay una enmienda del Grupo Mixto. Don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señorías, es un debate recurrente siempre y ahora con la crisis más. Hemos tenido ya la oportunidad de poner aquí en evidencia, yo creo que todos, la necesidad de que el funcionamiento de la Administración pública tiene que adaptarse y mejorarse a las nuevas circunstancias y que, por lo tanto, es fácil concluir la necesidad de la mejora de lo público en el desempeño de sus funciones, muy relevante, por otra parte, en el funcionamiento de una sociedad democrática y moderna como la que tenemos, ¿no?

Yo he presentado una enmienda, aun a sabiendas de que ya hemos debatido este tema, de que lo que se dice son aspectos generales que podríamos suscribir; que nos parece que faltan elementos para completar, digamos, el compromiso, ya discutido en el debate del estado de la nacionalidad, en relación a la transparencia o en relación a la distribución competencial, que son los elementos que añadimos a la propuesta que hace el Grupo Popular.

Pero yo quiero aprovechar el debate para hablar del fondo, del fondo y de la política, porque es que es eso lo que subyace en este y en otros asuntos. Como sigamos a este ritmo de destrucción de conquistas y de servicios y de instituciones, a lo mejor no habrá nada que simplificar, porque la última deriva del proceso de debate político consiste en cuestionar, sin datos, la estructura territorial del Estado consagrada en la Constitución de manera clara, aunque la Constitución se puede reformar, evidentemente, y no es para siempre. Se ha puesto sobre la mesa como el mal que hace que en nuestro entorno económico se desconfíe de España la existencia de las comunidades autónomas. Y digo que este debate es relevante porque forma parte del núcleo central de la discusión que se está teniendo en estos días sobre la famosa confianza en España, y se ha abierto el debate, yo creo que de forma irresponsable e injusta, de que el problema de la economía española es la deuda pública, es el déficit público y que el problema, dentro del sector público español, está en las comunidades autónomas. Y es sencillamente falso. Si este fuera la solución a los problemas que vivimos, pues, a lo mejor, pero es que, además de no ser el problema, no es verdad. El sector público español tiene una deuda acumulada en los últimos años, a 31 de diciembre, del 68,5% del Producto Interior Bruto. 730.000 millones de euros es la deuda pública española, sumando ayuntamientos, cabildos, diputaciones, comunidades autónomas, Administración General del Estado y un pequeño desfase de la Seguridad Social. 730.000 millones de euros es la deuda pública española, que se distribuye -y se lo voy a repetir hasta que aquí todo el mundo se lo aprenda- de la siguiente manera: 560.000 millones es deuda pública de la Administración General del Estado, ¡deuda pública de la Administración General del Estado, 560.000 millones! Eso que estamos viendo en la Ley de Presupuestos tramitándose estos días en las Cortes Generales de 28.000 millones de dinero para deudas e intereses es de la deuda que ha generado la Administración General del Estado, porque la deuda de los ayuntamientos, de las comunidades autónomas, está en sus propios Presupuestos. Si el problema es de la deuda pública, que yo discuto la mayor, 560.000 millones, casi el 84% de la deuda pública, la ha generado la Administración General del Estado; el 13% la han generado las comunidades autónomas, 140.000 millones las comunidades autónomas y el 3%, los ayuntamientos, 35.000 millones.

Y la estructura de competencias, de gastos, de responsabilidad, es la siguiente -nos tenemos que aprender esto, frente a este debate irresponsable que se está imponiendo-. La Administración General del Estado tiene en su estructura competencial en torno al 22% del gasto público y el 84% de la deuda; 22 -no llega-, 22% de gasto público asociado a toda la estructura competencial de la Administración General del Estado y se endosa el 84% de la deuda; las comunidades autónomas, con gastos inevitables, donde el crecimiento de la población te obliga a dar respuesta a ello -educación, sanidad, servicios sociales-, 37% de gasto, solo tienen el 13% de la deuda pública, solo el 13% con el 37% del gasto; y los ayuntamientos, que son el 11,8% del gasto público, solo tienen el 3% de la deuda. Esta tarde, porque no tengo tiempo, les contaré lo del déficit.

De manera que es profundamente falso, injusto, es una manipulación, primero, colocar como el problema de España la deuda pública, que lo es, junto con otros parámetros de la deuda, y endosar los muertos, los males y los problemas a las administraciones territoriales, porque es que no es verdad. De manera que yo he aprovechado su iniciativa, ya reiterada en este Pleno, para poner en evidencia que, como sigamos así, esto va a sobrar, porque si dependiera de los decretos-leyes desaparecen los ayuntamientos, desaparecen las comunidades autónomas y volvemos a lo de la España una. Me paro: ¡una!

De manera que nosotros aprovechamos este debate para cuestionar el intento organizado de endosar los males del sector público a las comunidades autónomas y el intento de recentralización del Estado que se ha abierto estos días y que es profundamente injusto. Y para si tuviéramos fuerza, llegara a los comisarios de turno, que se estudien bien las finanzas españolas y el sector público español y no digan tonterías. El comisario de economía de la Comisión Europea no sabe de qué habla, no sabe de qué habla, no sabe de qué habla, porque a lo mejor no está diciendo lo que piensa, ni siquiera lo que quiere, sino lo que le dicen que tiene que decir.

¡Este no es el problema de la economía española! Si el problema de la economía española fuera la deuda pública, es de la Administración General del Estado. Pero el problema de la economía española es la deuda privada. Esa sí que es campeona mundial, esa representa 2,2 billones de euros. De ellos, 1,7 de deuda exterior, a la banca internacional. Y esos sí que no van a cobrar, fíjense los que les digo. ¡Como se siga deprimiendo la economía, no van a cobrar! Porque todavía en el sector público se pueden tomar medidas, recortes, esto que está haciendo el Gobierno de España y que yo no comparto, pero va a representar que España pagará intereses y capital, injustos pero los pagará. La que no van a cobrar es la deuda privada, de familias y empresas, si se sigue hundiendo lo único que puede garantizar que se pague, que es que crezca la economía. Y estas medidas deprimen la economía, deprimen la demanda, impiden el crecimiento, generan más paro, generan más depresión y este círculo infernal nos lleva a la desconfianza masiva. Por eso no responden los mercados, a pesar del Presupuesto, y se lo han leído. Esta tarde lo discutiremos. Primero, dice cosas que no se van a cumplir, y ya lo pondremos en evidencia esta tarde. Pero no se pueden creer que una economía deprimida, con un presupuesto restrictivo, vaya a cumplir con sus compromisos de pago a nivel internacional. Es que no es creíble. Es que si yo fuera un banquero de esos que prestaron los 1,7 billones de euros a la sociedad española en la década del ladrillo diría: "estos no me pagan". ¿Saben qué están haciendo los banqueros?: quitándose deuda pública y privada de España rápidamente. Desde que llegó el Partido Popular al Gobierno, 53.000 millones, 53.000 millones de euros se han quitado de encima los inversores extranjeros y se los han endosado a la banca española, gracias a la barra libre del crédito del Banco Central Europeo.

De manera que, señor Rodríguez, me va a perdonar, ya sabe que nos tenemos cariño mutuo, yo he aprovechado su PNL, primero, creo que para mejorarla con los dos puntos, el punto 3 y 4, y para poner en evidencia que, como sigamos así, no hay nada que coordinar ni nada que mejorar, porque aquí hay una estrategia de cargárselo todo.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señor Rodríguez.

Tiene la palabra don Jorge.

El señor Rodríguez Pérez: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, señor Rodríguez, es que el Estado financia las comunidades autónomas. Por eso tiene el déficit que tiene y las comunidades autónomas tienen el que tienen. Es que si no las comunidades autónomas tendríamos que estar financiando al Estado. Es que no es el planteamiento que usted ha hecho, usted ha vuelto la oración por pasiva, al revés. Así que me disculpará, pero es el Estado quien financia a las comunidades autónomas. Por eso estamos en la situación en la que estamos.

En cualquier caso, nos atenemos a la proposición no de ley y supongo que esta tarde tendremos mayor amplitud de tiempo para contrastar, debatir y hacer una auténtica dialéctica de confrontación, esta tarde, con los números y datos y estadísticas que usted ha facilitado.

Me va a permitir, señor Fajardo, que responda a su ofrecimiento y me pronuncie sobre su enmienda. He hecho un esfuerzo por intentar sintetizarlas e intentar casar ambos textos, sabiendo que el objetivo, el destino final de ambas posiciones partidarias, la del Grupo Parlamentario Popular y la que usted representa, son idénticas en su objetivo. Yo estaría autorizado por mi grupo parlamentario a ofertarle que su enmienda, en lugar de ser -usted ya lo avanzó- de sustitución pueda ser de adición, pero, si me permite, de adición selectiva. Me voy a explicar. Yo no puedo admitir que comencemos su propuesta de resolución: "el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a continuar". Yo es que no sé si está en el proceso de simplificación administrativa, yo no lo sé. Lo único que sabemos es que se ha creado una comisión, un comisionado, que está trabajando en ello, pero yo de simplificación todavía no sé nada.

Por tanto, si me permite, yo daría por defendida y, por tanto, por mantenida la posición de la propuesta de resolución que el Grupo Parlamentario Popular propone en su texto, de manera que podamos añadir al punto número 2 de nuestra propuesta de resolución, al final, que el punto y aparte de "actividad económica" se convierta en una coma, y se diga, señor presidente, "de manera que:", y a partir de ahí incluyamos los cinco puntos que usted hace en su propuesta; es decir, potencie las actuaciones de respuesta, desarrolle el censo de procedimientos, acorte los plazos, establezca la preferencia del silencio administrativo positivo y, en la e), en lugar de "potencie", por ejemplo, "promueva" el uso de la administración electrónica (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Y esta es la propuesta que yo le hago. Creo que, finalmente, el grueso de su propuesta es ese precisamente y nosotros lo acogeríamos, si en estas condiciones y en estos términos usted la acepta.

Y en relación con las que aporta el señor Román Rodríguez, tan solo una de las propuestas tiene más que ver con nuestra proposición no de ley y, por tanto, creo que está ya recogida en el texto que tanto la del Grupo Parlamentario Popular como la del Grupo Socialista hacen y que ahora intento fundir de esa manera selectiva.

Y si ambos grupos están de acuerdo en aceptar estos términos que acabo de relatar y describir, el Grupo Parlamentario Popular se sentiría honrado y agradecido por la aportación de un talante y de un sentido que tiene que ver precisamente con lo que nuestras empresas ahí afuera están esperando. No solo con recursos económicos prospera la actividad económica, también la capacidad de respuesta de la Administración, y eso lo saben ustedes bien.

Señor presidente, muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, doña Flora Marrero. Fijación de posiciones de su grupo.

La señora Marrero Ramos: Muchas gracias, señor presidente.

Señor don Jorge Rodríguez, le aclaro una pregunta que usted ha formulado... Se me acaba de quedar el código (Refiriéndose al libro editado por el Parlamento de Canarias en el que se contiene la Constitución española, el Estatuto de Autonomía de Canarias y el Reglamento del Parlamento de Canarias). ¿Lo puedo coger? Que lo necesitaba, el código, que me acabo de dar cuenta... (Dirigiéndose al señor presidente.)

El señor presidente: Sí, sí, por supuesto.

(La señora diputada se dirige a su escaño para recoger el citado libro.)

La señora Marrero Ramos: Quiero contestarle a una pregunta que usted ha planteado, que lo tenía en la documentación que estaba preparando para esta proposición no de ley, y usted ha dicho la palabra "continuar", que tenía esa duda. Yo se lo voy a responder. Mire, en el Boletín Oficial del Parlamento de Canarias, del 30 de noviembre de 2010 -2010 le digo-, a una pregunta escrita de una diputada, una compañera de la anterior legislatura, doña Dulce Xerach, donde preguntaba por la simplificación de los procedimientos, pues, hablaba de las medidas anticrisis y hace referencia esta pregunta escrita a una serie de medidas, ¿no?, que vienen a raíz de un decreto, 48, del 2009, por el que se establecen en la Administración pública de Canarias medidas ante la crisis económica y de simplificación administrativa. Después un acuerdo del Consejo de Gobierno, de junio del 2009, donde se adoptan también medidas para aprobar y simplificar los procedimientos administrativos. Y después otra serie de decretos donde también el objetivo es la simplificación administrativa. Por eso ya se ha hecho y además se ha hecho cuando éramos socios de gobierno. Y le digo, puede consultar el Boletín del 30 de noviembre.

Y usted ha dicho, ha hablado de las armas para combatir la crisis y en la exposición de motivos usted ha hecho referencia al Estatuto de Autonomía, al artículo 5.2, y que me ha parecido interesante, y yo lo que he hecho -y usted seguro que también-... Usted hace referencia a los puntos, al a) y el c), y yo lo quiero completar, porque me parece importante, con el d), porque dice: "los poderes públicos canarios, en el marco de sus competencias, asumen como principios rectores de su política la solidaridad consagrada en el artículo 138 de la Constitución". Vamos al artículo 138 de la Constitución, y me parece que es importante decirlo en este momento, y dice que "el Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad", y al final, para no leer el artículo entero, dice: "atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular"; y en el punto 2: "la diferencia entre los estatutos de las distintas comunidades autónomas no podrán implicar en ningún caso privilegios económicos y sociales". ¿Por qué le digo esto? Porque lo quiero relacionar con la intervención del señor Román Rodríguez, que es importante, ahora que va a empezar el procedimiento de enmiendas de los Presupuestos en el Congreso, que se tenga en cuenta la solidaridad entre todas las comunidades autónomas y el hecho insular, porque lo recoge el Estatuto de Autonomía de Canarias y porque lo recoge la Constitución española. Lo digo por este recorte, por este sablazo y por esta situación tan difícil que estamos viviendo en este momento, y es importante recordar el texto de la Constitución en estos momentos.

Y también nosotros, cuando hemos visto la PNL, desde luego estamos totalmente de acuerdo con esta proposición no de ley, por varios motivos. Primero, porque la tenemos en nuestro programa electoral, que estamos orgullosos y podemos traerlo aquí y leerlo, porque lo que está escrito es lo que está haciendo el Gobierno en este momento. Tenemos ese orgullo, es decir, lo que escribimos lo cumplimos. Yo sé que hay otros partidos que no lo pueden hacer en este momento, pero nosotros sí. Y además también porque está recogido en el pacto de gobierno. Y después además está recogido en lo que es el discurso de investidura del propio presidente del Gobierno. Entonces nos parece importantísima la simplificación administrativa, el facilitar, como usted ha dicho, a los autónomos, pues, a todas las personas que sean emprendedoras, el poder iniciar su actividad económica de manera rápida, entre otras cosas porque la Administración tiene que dar facilidades, ya que los bancos tienen esas dificultades. Por eso nosotros apoyamos lógicamente esta proposición no de ley, igual que estamos de acuerdo con la enmienda del Partido Socialista.

Pero lo que quiero que usted tenga claro es que esta proposición no de ley recoge, recoge, lo que es el programa electoral de Coalición Canaria, recoge lo que es el pacto de gobierno y lo que son las propias políticas del Gobierno. Hay otra pregunta escrita por el señor Ruano donde pregunta también por la simplificación de los procedimientos administrativos y recoge lo que es esta proposición no de ley, está recogida en el propio Boletín del Parlamento, y se dice que es una línea de actuación prioritaria la simplificación de los procedimientos y la reducción de las cargas administrativas. Y después recoge lo de la revisión del sentido del silencio administrativo, el control previo, la tramitación electrónica, que es importante, que yo creo que podía haberla recogido en esta proposición no de ley. Y después simplemente usted trata lo que es la simplificación...

El señor presidente: Tiene para...

La señora Marrero Ramos: Rápido. Termino en 30 segundos.

Usted trata lo que es la... El Gobierno de Canarias aborde el fenómeno de la simplificación administrativa. A mí quizás me gusta más la palabra el "proceso de la simplificación administrativa", porque "fenómeno", con la Real Academia, significa 'toda manifestación que se hace presente a la consciencia de un sujeto y aparece como objeto de su percepción'. No tiene mucho que ver. 'Cosa extraordinaria y sorprendente', tampoco; y 'persona y animal monstruoso', desde luego que no.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, doña Flora Marrero.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación.)

(El señor Fajardo Palarea solicita la palabra.)

Señor Fajardo, sí, dígame.

El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Por deferencia al señor Rodríguez, estoy en la obligación de contestarle a la propuesta que me ha hecho.

El señor presidente: Lógicamente.

El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Con el permiso de la Presidencia.

El señor presidente: Sí. Y a la Presidencia le gusta que los que van a votar sepan al final claramente lo que votan. Por eso llamo primero para que lo escuchen y después sepamos todos lo que vamos a votar.

Adelante.

El señor Fajardo Palarea (Desde su escaño): Señor Rodríguez, yo acepto su propuesta. No voy a discutir por la utilización del verbo "continuar", porque, según usted, no le consta que el Gobierno esté trabajando en la simplificación administrativa, en el nuevo proyecto. Le constará, ya ayer el consejero de la Presidencia adelantó algo sobre los trabajos del comité de expertos y además adelantó que va a dar cuenta de los trabajos en la comisión correspondiente de este Parlamento.

Por tanto, acepto su propuesta. Acepto incluso que el verbo a utilizar en el apartado d) sea "promover" y no el que se utiliza.

Y yo, abusando, seguro, de su magnanimidad, también le rogaría que en el punto segundo, una cuestión técnica, cuando habla usted de los principios que deben regir esta simplificación, introdujera usted el principio de "seguridad jurídica", que es un principio que tiene protección constitucional, como usted bien sabe, y es un principio... el principal.

Nada más.

El señor presidente: Don Jorge, me parece que tiene usted que, por deferencia también, contestarle a Manuel Fajardo sobre cómo queda la proposición no de ley y saber lo que tenemos que votar, claro.

Sí, adelante.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Señor presidente.

No hay contradicción alguna entre lo que ya fue objeto con anterioridad de propuesta por parte del Grupo Socialista y la respuesta que este grupo parlamentario, a través de este portavoz, hiciera. De modo que, a efectos de tener muy clara la llamada a votación, el texto sería, el texto base sería el del Grupo Parlamentario Popular, incluyendo, a partir del último punto, en lugar de cerrado en un punto y aparte después de "actividad económica", sería una coma "(,)" y añadiríamos "de manera que:" -dos puntos-, y ahí se incorporarían los puntos desde la a) a la e) del texto de la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista.

En el caso de la letra e) -disculpe-, modificaríamos la expresión de inicio, "potencie el uso", por "promueva". Más que nada porque ya está mencionada en el apartado a) y es simplemente para evitar la cacofonía. "Promueva el uso de la administración electrónica".

Y sin duda añadir, sería, en fin, redundante. Yo creo que, lógicamente, la inspiración de la seguridad jurídica en cuanto está dicho en esta proposi ción no de ley está más que garantizada y acreditada. Yo la doy hasta por supuesta, como cuando en el cuartel nos licencian diciendo que, en fin...

El señor presidente: Sí, don Jorge, usted, la incorporación de la letra a) a la e) dice "inclusive". Lógicamente, entiendo...

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Sí, claro, claro.

El señor presidente: Porque después me di cuenta con el cambio de verbo inicial...

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Sí. No sé si a efectos de acta...

El señor presidente: Entonces lo que votaríamos es el texto del Grupo Parlamentario Popular, incorporando los apartados del Grupo Parlamentario Socialista.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): El texto del grupo parlamentario a partir de la expresión "actividad económica," -coma-, "de manera que"...

El señor presidente: Sí, sí, sí, no, eso está clarísimo, pero que eso es lo que se vota.

Pues muy bien. Como habíamos llamado a votar, vamos a votar la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre simplificación administrativa a favor de la recuperación económica, con la incorporación de los apartados propuestos por el Grupo Parlamentario Socialista Canario y con el cambio del verbo "potenciar" por "promover" en el apartado e). Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 52 votos presentes, 52 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0056 Sobre simplificación administrativa a favor de la recuperación económica.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico