Diario de Sesiones 36/2012, de fecha 25/4/2012 - Punto 3

· 8L/M-0011 Moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpe­lación del Grupo Parlamentario Popular, sobre política general en materia de creación de empleo, dirigida al Gobierno.

El señor presidente: Moción -punto tercero del orden del día y luego retomaremos el punto 2-, del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación sobre política general en materia de creación de empleo.

Don Jorge Rodríguez, por el Grupo Parlamentario Popular.

Tengo que anunciarles que hay enmiendas del Grupo Mixto -se debatirán por el orden de presentación-, del Nacionalista Canario y el Socialista Canario. Hay tres enmiendas, tres enmiendas. Muy bien.

Gracias, don Jorge.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente, señorías.

Con casi 350.000 parados, nuestra comunidad comparte, junto con Andalucía, el triste récord de las comunidades autónomas con la tasa de paro más alta de España y, aún peor, de Europa. El empleo, o debería decir el desempleo, es el primer problema que aqueja a los canarios, que preocupa a los canarios. Argumentar como excusa los recortes que pueda presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año 2012 no es válido, señorías, y no es válido cuando no se toman las medidas adecuadas, las medidas necesarias, para paliar esta agobiante escalada de falta de ocupación de miles de canarios.

A los 350.000 canarios no les consuela, señorías, ni les sirve de nada, como excusa, cualquier cosa que digan ustedes sino, muy al contrario, quieren un Gobierno de Canarias comprometido con el empleo y no conformista ni inmóvil ante la situación que estamos pasando, ante la situación actual.

Los datos de desempleo en nuestra comunidad, señorías, nos dicen que no se están llevando a cabo las políticas de empleo capaces de paliar la situación en la que nos encontramos. Las políticas que desde este Gobierno se están llevando a cabo, y desde la Consejería de Empleo, son ineficaces, o debería decir inexistentes, y ello está avalado por los datos que, con carácter objetivo, cada mes nos anuncian las estadísticas que se publican respecto del paro, respecto del desempleo. Miren, 2,7 de cada 10 parados que se registran en España son canarios. En un año, señorías, el paro se ha incrementado el 7%. Los planes o acciones puestos en marcha y las políticas activas y económicas que desde la Consejería de Empleo y desde el Gobierno se están llevando a cabo no son capaces en estos momentos de paliar los efectos y conseguir que el desempleo al menos se frene y que no se pierdan más puestos de trabajo.

Nos llevan, desde el Gobierno, anunciando desde hace meses planes, acciones, más planes de empleo, pero lo cierto es que el desempleo juvenil ya alcanza el 51% del total de paro que se registra en Canarias y no menos grave es la tasa que afecta a los parados de larga duración, a los mayores de 45 años y especialmente a las mujeres.

Canarias, junto con Extremadura y con Andalucía, es la comunidad autónoma que menos mujeres tiene ocupadas. Por eso insistimos en nuestra moción y en las medidas propuestas que se recogen planes específicos para la ocupación de la mujer.

En más de una ocasión habíamos oído a la consejera de Empleo decir que la formación debe ser uno de los principales agentes de lucha contra el desempleo, pero si tan importante entiende la consejera que es la formación para el empleo, ¿cuál es el motivo del retraso de la convocatoria de la formación?, ¿se articularán mecanismos de evaluación sobre la inserción laboral de los futuros cursos de formación?

En resumen, señorías, es necesario impulsar una reforma integral de la gestión de las políticas de empleo, de las políticas activas de empleo, que contemple, entre otras medidas -y así se recoge en la moción que todas sus señorías conocen-, la modernización y optimización de los recursos, eliminando estructuras burocráticas paralelas, duplicidades en programas, el incremento de programas que inciden en la formación, en la mejora de la ocupabilidad y el fomento del empleo estable. Es necesaria, por tanto, una política nueva de empleo en nuestra comunidad autónoma, o, mejor dicho, una política de empleo, porque es que no hay ninguna, que cuente además con los autónomos, que es el sector, por cierto, que supone el 80% del tejido productivo canario, y que esté apoyado además por un Gobierno de manera real y no virtual. Una política de empleo para los autónomos pero con los autónomos y no sin ellos. Hay que hacerlos, sin embargo, más protagonistas de la sociedad canaria. No olviden, señorías, que un mejor derecho del trabajo es aquel que no solo garantiza la protección de los derechos de los trabajadores sino que permite mejorar los niveles de productividad y competitividad de nuestras empresas. Una concepción del derecho del trabajo que olvide la competencia, que olvide la competencia global de nuestras empresas, que olvide la presión a la que están sometidas nuestras empresas, señorías, será un derecho del trabajo absolutamente equivocado.

Miren, la libertad, el progreso, la creación de riqueza, la creación de empleo, la incorporación del mayor número de personas al bienestar y a la prosperidad son logros de la derecha, a ver si se enteran sus señorías. Son logros de la derecha y son logros de la economía de mercado, señorías, a pesar, a pesar de que por la izquierda se intenten robar esas banderas a quienes somos los auténticos protagonistas del bienestar de la sociedad (Aplausos).

Déjenme, señorías, por último, compartir con ustedes una reflexión. Miren, en la víspera de la huelga general hubo que oír, nada menos que en boca del secretario general de Comisiones Obreras, lo siguiente: "prima el derecho del trabajo por encima de cualquier otro derecho". Miren, la barbarie de la expresión yo creo que alcanzó rango histórico. O sea, fíjense, que el derecho de huelga, es decir, un negocio de los sindicatos, también de los partidos de la izquierda, para mantener el inmovilismo de los privilegios, resulta que está por encima del derecho a la vida, por encima del derecho al honor -por cierto, algo que practica mucho la izquierda, vituperando a cualquiera que se le pone delante y que piense de forma contraria a esos partidos de la izquierda-, resulta que está por encima del derecho de propiedad y del derecho a la libertad de empresa. Y viniendo al caso más sangrante: está por encima del derecho al trabajo, el derecho de huelga está por encima del derecho al trabajo. Claro, por eso no hay que preocuparse por los parados. Es más, estos, los parados, son una oportunidad de beneficio para los sindicatos. No se olviden el porcentaje de beneficio que se llevan en las negociaciones de los expedientes de regulación de empleo, las subvenciones a los cursos de formación, que a veces no se dan, por lo que, señorías, a más parados obviamente más beneficios (Aplausos).

Quizá lo único bueno que tenga la crisis económica, señorías, es que nos va a obligar a enfrentarnos a una realidad con la que nos teníamos que haber enfrentado hace ya bastante tiempo, cuando la situación era mejor económicamente hablando. Nos ha tocado y lo tenemos que hacer ahora.

Por tanto, exigimos al Gobierno, ausente, al Gobierno de Canarias, ausente, que lo lidere porque, miren, mi grupo parlamentario cree que es obligación de los políticos resolver los problemas de la gente y no esperar a que los problemas se resuelvan por sí solos, porque, por cierto, no se resuelven nunca.

Muchas gracias, señorías. Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Mixto, enmienda, la defensa de su enmienda, doña Carmen Hernández.

La señora Hernández Jorge: Buenos días, señoras y señores diputados. Señor presidente.

Efectivamente, el paro, el desempleo, es la mayor preocupación de los canarios y de las canarias y hay razones suficientes para que esa preocupación sea así. La magnitud de la crisis económica, que llega ya a su cuarto año, ha provocado un profundo deterioro en diversos sectores de la vida social y económica con la destrucción masiva de empleo e incremento del paro. En el conjunto del Estado ya se han alcanzado los más de 5 millones de desempleados, según los datos de la EPA del cuarto trimestre, y Canarias supera la media estatal de parados, como todos sabemos, en 8 puntos, con una tasa de desempleo del 30,9%. Una cifra de 341.900 desempleados. Por tanto, hemos perdido, en los últimos cuatro años de crisis, la friolera de 137.907 empleos netos. Cifras alarmantes a las que hay que añadir el hecho de que el 38% de los parados registrados ya no reciben ninguna prestación -más de 100.000 personas- y que el nivel de cobertura va a seguir cayendo a medida que se alarga el tiempo en el que se está en situación de desempleo.

Pero no son estas cifras, señorías, las que nos deben producir alarma sino la realidad, la realidad de cada uno de estos números. Detrás miles de familias que viven en situaciones desesperantes, que están al borde de la pobreza y de la exclusión y que esperan de las instituciones públicas y de sus gobernantes que se tomen las medidas económicas y sociales pertinentes para paliar esta situación.

Ante este contexto de desempleo, ante este paro generalizado, generado -no olvidemos- por una crisis económica, financiera y especulativa, se imponen las políticas conservadoras de la Unión Europea. En los últimos años se han puesto en marcha políticas erróneas impuestas por la Unión Europea y los mercados -por cierto, causantes de la crisis-, centradas en los recortes presupuestarios y en el control del déficit público. Medidas que solo han generado una mayor contracción de la economía y, en consecuencia, más paro y pobreza. Estamos en una recesión en la zona euro y en la Unión Europea fruto de la persistencia de una política conservadora fracasada: solo austeridad en el gasto, mucho apoyo a los bancos y nada de estímulo de crecimiento. La consecuencia de todo esto, la Unión Europea en recesión, España en depresión, como dicen algunos expertos, y Estados Unidos en crecimiento. La causa de la crisis no es el déficit, esa es su consecuencia, ni la supuesta rigidez del mercado laboral.

Al margen del origen financiero-especulativo de la crisis, su duración se debe a la contracción de la demanda, a la falta de crédito, a la caída de la inversión y a la reducción del consumo. La política de acelerada reducción del déficit ahogando la actividad económica ha conducido a la caída o a la recaída económica de la zona euro y, por tanto, la crisis que comenzó en el 2008 ha demostrado palpablemente la debilidad del sistema democrático en los países del primer mundo. Los gobiernos han sido forzados por los poderes económicos a tomar decisiones no solo impopulares sino en contra de lo prometido a sus votantes. La situación es tan grave que en dos países de la zona euro -Grecia e Italia- esos poderes económicos han impuesto gobiernos no elegidos por la ciudadanía, que están obedeciendo en contra de la voluntad de la ciudadanía, lo que se ha venido en llamar la "soberanía de los mercados".

En mayo del 2010, el Gobierno de Rodríguez Zapatero tomó varias decisiones y, entre otras, rebajar el sueldo de los funcionarios públicos, congelar pensiones y una reforma laboral que provocó la huelga general del 29 de septiembre de 2010. Con la llegada del nuevo Gobierno del Partido Popular, se ha dado una vuelta de tuerca más a estas políticas impuestas y erróneas, como la regulada por el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero, de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral. Los poderes económicos, a cuyo servicio parecen estar los gobiernos europeos, saben que estas reformas laborales no van a crear empleo, pero intentan que en la futura salida de la crisis los derechos laborales sean menores para que en el reparto de las plusvalías futuras los empresarios consigan más parte del pastel, la tarta, como diríamos.

Saben también los poderes económicos que rebajar el poder de compra de la mayoría de la población va a disminuir el consumo y, por tanto, habrá más paro.

Ese no es el camino, como indican varios premios Nobel de Economía. Aumento del paro, más despidos, menos salarios, recortes en derechos, empleo basura y cargar la crisis exclusivamente sobre las espaldas de los sectores más débiles de los trabajadores. ¡Esta es la crónica apretada de la reforma laboral impuesta por el Gobierno de Rajoy! Todo esto con una clara estrategia de que la factura de la recesión económica la paguen los de abajo, caminando peligrosamente hacia los 6 millones de parados y cerca de 400.000 en Canarias.

Hoy estamos aquí debatiendo una moción para mejorar la situación de desempleo que vivimos en Canarias. Una moción que lo que pretende es, en líneas generales, objetivos que yo creo que todos podemos compartir. Y, por tanto, compartiendo la mayoría de las propuestas en líneas generales, como decía, con algunos matices, como pueden ser que no son los planes de empleo ni las reformas de las políticas activas de empleo los instrumentos para crear empleo, la creación de empleo en los niveles de paro, como decíamos en la exposición, dependen fundamentalmente del grado de actividad económica que exista en una sociedad. La función de las políticas activas de empleo es mejorar, es adaptar, la formación de los desempleados y también de los ocupados para adecuarla a las ofertas de un mercado laboral cambiante y que está en continua renovación, facilitar la intermediación y también bonificar determinadas contrataciones que se pretendan incentivar. Una incentivación muy importante para favorecer la contratación de personas con especiales dificultades de inserción, como pueden ser los jóvenes, los parados de larga duración, las mujeres, las personas con alguna discapacidad o la población en situación de pobreza y exclusión.

Por tanto, repetimos que las causas de la crisis que vivimos y el desempleo que genera no es otro que el desplome de la actividad económica, la falta de crédito, la caída de la inversión y la reducción del consumo. Y esto solo se resuelve con políticas económicas de estímulo del crecimiento y no solo con políticas de austeridad o abaratando el despido.

Por todo lo expuesto, presentamos un apartado de enmienda de adición, compuesta por tres puntos. Un primer punto que dice que se mantenga en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 al menos el mismo importe que los Presupuestos para el año 2011 para políticas activas de empleo, que el actual proyecto de ley disminuye en torno a 100 millones y que no contempla la transferencia de los 70 millones como compensación del extinto IGTE.

Un segundo punto, que las inversiones estatales para Canarias contempladas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado no sean inferiores al promedio que corresponda para el conjunto de las comunidades, excluidas de este cómputo las inversiones que compensen el hecho insular, en cumplimiento de los artículos 95 y 96 de la Ley 20/1991, del REF.

Y, por último, que se ponga en marcha, que se implemente, un plan extraordinario de estímulo económico para Canarias que permita hacer frente a las alarmantes cifras de desempleo que padece el archipiélago y que debe contemplar recursos económicos adicionales a los que habitualmente reciben nuestras islas en los Presupuestos Generales del Estado.

Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, doña Carmen Hernández.

Vamos a ver la enmienda siguiente, que es del Grupo Nacionalista Canario.

Don Isaac Castellano, para la defensa de la enmienda.

El señor Castellano San Ginés: Señor presidente. Señorías.

Veo, señor Jorge Rodríguez, que después de tanto tiempo vendiéndose como partido de centro moderado hoy se nos destapa abiertamente como el partido que representa a la derecha más recalcitrante. Pero comparto con usted una afirmación: no nos puede caber la menor duda de los motivos por los que el paro, el desempleo, existente en nuestro archipiélago es la principal preocupación de los canarios. También lo es en el conjunto del Estado y para Mariano Rajoy antes de las elecciones.

Las consecuencias de una tasa de paro superior al 30%, con la mitad de los jóvenes en paro también, son sencillamente dramáticas, y esto se acentúa si se tiene en cuenta la ingente cantidad de hogares en los que ninguno de sus miembros cuenta con empleo. Tampoco me cabe la menor duda de que la preocupación es creciente a medida que el Estado va anunciado sus medidas estrella.

Pero también le tengo que decir una cosa: después de lo llovido, después de los recortes drásticos que sufre esta comunidad autónoma para llevar a cabo políticas activas de empleo, después de los recortes en la financiación básica, después de los recortes en la inversión, algunas de las propuestas que usted plantea en su moción sencillamente parecen una broma de mal gusto. En la moción nos habla de nuevos planes de choque para luchar contra el desempleo, nos habla de nuevas subvenciones, nos habla de ayudas a los empresarios, nos habla de implementar o reforzar ciertas políticas activas de empleo. Definitivamente el papel lo aguanta todo. El Partido Popular se empeña en ahogarnos con una mano mientras con la otra nos exige que respiremos a pleno rendimiento. Debe ser que aplican esa máxima bíblica -por cierto, mal interpretada- de que uno no debe permitir que su mano izquierda sepa lo que hace la mano derecha.

Pero le tengo que decir también una serie de cosas. Muchas de las cuestiones que plantea en su moción ya son reflejadas en la Estrategia Canaria de Formación y Empleo. En ella se establecen como objetivos la inserción laboral de aquellos colectivos que tienen dificultades para el acceso al empleo, se establece la modernización del Servicio Canario de Empleo, se establecen medidas específicas con respecto a los colectivos antes mencionados y además una batería de medidas.

Lo que tenemos que hacer, sin duda, es desarrollar esta estrategia canaria y aquí es donde le tengo que señalar una cosa. Nos hablaba del desempleo juvenil; esta estrategia que le mencionaba señala la obligación de adoptar dos planes específicos: uno general de la lucha contra el desempleo y otro concreto para la lucha contra el desempleo juvenil. El motivo por el que estos planes no se han implementado es porque el Gobierno del Estado no ha hecho sus deberes en la Estrategia Española de Empleo... Ustedes ríanse, pero les voy a decir una cosa: lo que a ustedes les causa risa a los canarios les causa llanto, y ustedes se ríen a costa del llanto de los canarios. ¡Eso es lo que les tengo que decir! (Aplausos.)

La Estrategia, la Estrategia Española de Empleo refleja la obligación, la obligación... (Rumores en la sala.)

El señor presidente: Sí, señorías, señorías, no se puede interrumpir a quien está en uso de la palabra. Léanse el Reglamento, por favor. Independientemente de que puedan tener cada uno sus criterios y sus argumentos, no interrumpan a quien está en uso de la palabra, ¡por favor!

Gracias.

Continúe, don Isaac.

El señor Castellano San Ginés: Muchas gracias, señor presidente.

La Estrategia Española de Empleo refleja la obligación de que el Gobierno apruebe anualmente en el primer trimestre el Plan Anual de Empleo, tarea que el Gobierno del Estado no ha llevado a cabo, mostrando, una vez más, que el empleo no es su principal preocupación.

Antes nos decían que era el empleo, ahora sencillamente parece que es el ajuste y el control del déficit.

Pero sí tengo que decir también una cosa, dándole la razón a lo que decía la señora Hernández y a lo que ustedes decían también antes de las elecciones: no habrá creación de empleo si no contamos con crecimiento económico. Esto es especialmente cierto en una economía como la canaria, especialmente intensa en trabajo, en factor trabajo. De hecho, la historia nos refleja que incrementos en nuestro PIB, incrementos en nuestro PIB, tienen una repercusión inmediata sobre la creación de empleo.

Y aquí vamos a señalar dos cosas: una con respecto a la receta económica que se está aplicando y otra con respecto a la forma en la que el Gobierno del Estado cocina esta receta y reparte los platos.

La política económica basada en los recortes y en el adelgazamiento de la Administración no está teniendo los efectos que algunos anunciaron. Algunos decían que, recortando, poníamos más dinero en manos de los consumidores, se incrementaría su confianza y estos se dedicarían a consumir, y, por lo tanto, la economía crecería. Desgraciadamente esto no es lo que está sucediendo. Los recortes están contribuyendo a que nuestra economía se contraiga, a que la confianza de los inversores, motivada en gran medida porque la relación entre deuda y PIB es creciente, la confianza de los inversores no crece. La población no consume, el que tiene no consume porque sencillamente no observa un futuro esperanzador. En definitiva, las políticas de recortes lo único que están haciendo es conducirnos a una situación de empobrecimiento y crecimiento del desempleo.

El marco laboral que ustedes han establecido, otro factor clave en la generación de empleo, tampoco es nada halagüeño. No hay nadie, nadie, que se atreva a decir que en un escenario de recesión esta reforma laboral va a crear empleo a corto plazo. Ni siquiera el Gobierno se atreve a hacer esta afirmación.

Por eso en nuestra enmienda nosotros planteamos que el Gobierno del Estado, a través de una negociación con los agentes sociales implicados, reformule esta reforma laboral. También proponemos que se cumplan los preceptos establecidos en nuestro Régimen Económico y Fiscal. Repito, no habrá recuperación del empleo si no hay crecimiento económico. Y las repercusiones de las reducciones dramáticas en la inversión a las que nos somete el Gobierno del Estado son sencillamente inaceptables. Concretamente, atacan al sector económico que en estos momentos está tirando de nuestra economía. Nos hablan de competitividad en el sector turístico pero nos retiran los 50 millones que estaban establecidos para la creación de infraestructura turística. ¡Tanta incoherencia no se puede soportar!

También planteamos que se mantengan los convenios firmados entre Canarias, entre el Gobierno de Canarias y el Gobierno del Estado. Ustedes mismos decían antes que lo que se había firmado había que respetarlo, pero, evidentemente, pasaron las elecciones y llegó el momento de decir lo que verdaderamente pensábamos.

También planteamos una serie de cuestiones que se mencionan en la propia estrategia que antes mencionaba, como es la adaptación de las políticas activas de empleo a cada uno de los territorios. Nos parece que es la mejor forma de hacer que estas sean efectivas.

Veo que el tiempo se me agota. Señor Rodríguez, le invito a que en el futuro exista cierta coherencia entre lo que dicen en nuestro archipiélago y lo que dicen en el conjunto del Estado. Si quiere asumir un verdadero compromiso con Canarias, acepte las enmiendas que le propone mi grupo parlamentario. No le pedimos ser más que los ciudadanos del resto del Estado: les pedimos estar a un mismo nivel, poder contemplar el futuro con cierto optimismo. Y, como le dije anteriormente, no pueden ahogarnos si de verdad quieren que respiremos. Otro planteamiento sería pura superchería.

Muchas gracias.

El señor presidente: Gracias, don Isaac Castellano.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Dolores Padrón.

La señora Padrón Rodríguez: Buenos días, buenos días, señor presidente.

Bien. Es evidente que nosotros también hemos presentado una enmienda a esta moción, entre otras cosas porque yo lo primero que haría es, pues, felicitarlos, a los compañeros del Partido Popular, felicitarlos, porque la moción es tan completa y, evidentemente refleja, pues, toda una teoría que hemos avalado muchísimas veces en el Parlamento de Canarias que no sé cómo no se la envían por correo electrónico rápidamente a la ministra de Empleo para que estas mismas recetas las aplique en el territorio nacional. Es que no sé cómo la creatividad la usan exclusivamente para el Parlamento de Canarias y no hacen llegar al Gobierno de Mariano Rajoy todo lo que ustedes plantean en esta moción. Y es por eso por lo que me parece que se desdicen.

Y, miren, yo -y es una cuestión política que se excede de la enmienda que presentamos a esta moción- he oído muchas veces a la hora de atacarnos, porque se trata, no de defender determinadas posiciones, sino que siempre se termina haciendo un pequeño relato de cómo la derecha ha defendido los intereses de los trabajadores y demás y diciendo que el Partido Socialista llevamos en los genes, y vuelta a los genes... Mire, yo no leo a Nietzsche, lo leí porque me obligaron en COU -que era COU- a leer en Filosofía alguna teoría, desde luego totalmente opuesta a lo que yo opino. Yo creo que las personas pueden cambiar y me decanto por las teorías ambientalistas. O sea, que si ustedes realmente creen que pueden cambiar sus posiciones con respecto a la reforma laboral, que pueden cambiar y venir al terreno de la izquierda, de los derechos de los trabajadores y de los derechos fundamentales, bienvenidos sean. O sea, que quédense ustedes con los genes que nosotros, si podemos, cambiaremos las cuestiones que nos vienen predeterminadas, porque el ambiente y la educación son muy importantes para realmente llegar, llevar a los terrenos. Por lo tanto, las teorías genetistas se las dejamos a la derecha, que sabe emplearlas bien.

En este sentido, señoría -y vuelvo a la moción-, su moción es tan correcta que contradice todas las actuaciones en materia de políticas activas de empleo que está llevando a cabo el Gobierno de España. ¡Todas! El problema es que es una iniciativa completamente descontextualizada, que desconoce la realidad que la rodea o que quiere desconocerla. Desde mi punto de vista, creo que incluso quiere desconocerla. Que desconoce que el Gobierno del Partido Popular acaba de recortar más de 170 millones de euros de financiación del Servicio Canario de Empleo, recorte donde va incluido el tijeretazo de más de 2.458 millones de euros al Servicio Público de Empleo Estatal. Por lo tanto, grave contradicción. O el ajuste de más de 1.557 millones de euros en políticas activas de empleo con las comunidades autónomas. Por cierto, unas más que otras y en esta, Canarias, que tenemos el mayor número de desempleados, somos más castigados que otras comunidades autónomas que tienen un número inferior. Y no solo se desconoce, se desconoce y no casualmente, sino se desconoce interesadamente para hacer un discurso impostado en materia de empleo, sino que tratan de esconder el trabajo del Gobierno de Canarias, planteando que ponga en marcha medidas que llevan tiempo aplicándose, el tiempo que lleva la consejera en este Gobierno de Canarias.

En el primer punto de la moción plantean la puesta en marcha de un plan de choque de empleo para Canarias. Señorías, ¿es que no saben que el Gobierno de Canarias ya ha consensuado con sindicatos y empresarios una Estrategia Canaria de Formación y Empleo 2012-2014? ¿Es que no saben que el Gobierno de Canarias ya ha puesto en marcha un Plan de choque para la emergencia social del desempleo y un plan que supone una movilización de más de 75 millones de euros y que beneficiará a 12.000 desempleados, al margen del Gobierno del Estado, que ha quitado las subvenciones? El plan además ya ha sido traído a este Parlamento. Pero, miren, si todavía ustedes desconocen el plan, pregúntenle al subdelegado del Gobierno, que él lo conoce perfectamente porque ha enviado a determinados ayuntamientos de esta isla de Tenerife algunas matizaciones para que este plan no pudiera ponerse en práctica. Por lo tanto, obras son amores y no buenas razones.

Por eso no podemos aprobar el primer punto de esta moción y hemos planteado una enmienda instando al Gobierno de Canarias a que extienda la aplicación del plan, si las disponibilidades presupuestarias, derivadas de la financiación estatal, estatal, así lo permiten. Ustedes, a los que les gusta someter cualquier reclamación al Gobierno de España a las disponibilidades presupuestarias, pues, evidentemente espero que admitan esta enmienda, que también, pues, la limita a la disponibilidad presupuestaria.

Ya con los puntos 2 y 3 de la moción, desde luego, yo no salgo de mi asombro. Y me sorprende porque los mismos que han aprobado una reforma laboral que limita y condiciona la disminución de jornada por el cuidado de hijos e hijas, que limita el permiso de lactancia, que termina con las bonificaciones a las empresas por el pago de las cuotas a la Seguridad Social de las trabajadoras que piden una excedencia para el cuidado de hijos, termina con esas bonificaciones a la Seguridad Social y que termina con los convenios colectivos, que incluían la aplicación de los planes de igualdad, los mismos que han aprobado la reforma laboral ahora le piden al Gobierno de Canarias que trabaje por la igualdad de mujeres y por la conciliación entre la vida familiar y laboral. Como decía mi antecesor, esto no es para reírse, esto es para echarse a llorar, porque mantener una posición totalmente impostada, disfrazada, se nota y se desvela cuando uno acude a los papeles. Y este es un disfraz que el Partido Popular de Canarias se está poniendo, porque la reforma laboral los deja, desde luego, pues, con las vergüenzas a la vista, por no emplear una expresión altisonante.

La única manera gratuita de exigir a las empresas que cumplan con la conciliación familiar, que integren esas acciones en su proceso productivo, es regulándolo. Si el Gobierno de España termina con la reforma, con la regulación, con una reforma laboral ineficaz e injusta con las trabajadoras, al Gobierno de Canarias solo le queda subvencionar a las empresas para que cumplan, cumplan con lo que se plantea en materia de igualdad y conciliación. Y si le recortan 170 millones de euros al Servicio Canario de Empleo, no le quedan más recursos para subvencionar estas políticas. Es la pescadilla que se muerde la cola, una pescadilla que ha creado el Partido Popular con una reforma y unos recortes que hasta ahora pretenden endosar al Gobierno de Canarias, creando una cortina de humo y culpabilizando al Gobierno de Canarias.

El problema sigue siendo el mismo con los apartados 4 y 5. No podemos hacer milagros de panes y peces. Si se recortan 170 millones, si la compensación por la supresión del IGTE, que recortaban a 70 millones a Canarias para planes específicos de formación, lucha contra el desempleo juvenil, los bajan a 11 millones de euros, no queda dinero para implementar más políticas que las programadas por la Consejería de Empleo. Y evidentemente no se le puede exigir a la consejera de Empleo, que ya tiene un plan diseñado, que lo ponga en funcionamiento si el Gobierno del Estado no ha presentado ni ha puesto en marcha el Plan de Empleo estatal.

Nuestra enmienda plantea que el Parlamento inste al Gobierno de Canarias a extender, de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias derivadas de los recortes en la financiación estatal del Servicio Canario de Empleo, el Plan de choque contra la emergencia social del desempleo, aprobado por el Ejecutivo el 1 de marzo de 2012.

Pero además insta al Gobierno de Canarias, para que a su vez inste al Gobierno de España -a ver si nos apoya en esto-, a mantener la financiación del Servicio Canario de Empleo, mermada por los Presupuestos Generales del Estado; a fijar unas nuevas normas en la Conferencia Sectorial de Empleo que establezcan como determinantes la tasa de paro regional, el número de desempleados y desempleadas y la dispersión territorial, que no tiene ninguna otra comunidad autónoma, y que incluya las compensaciones a Canarias por la movilidad, que tampoco tienen otras comunidades autónomas; a acceder además a la petición formaliz ada por el Servicio Canario de Empleo en el sentido de que el PIEC no solo sea utilizado para generar empleo sino para mantener el existente, porque en este momento se está destruyendo empleo; y a propiciar las modificaciones normativas necesarias para eliminar de la reforma laboral las limitaciones y condicionantes que tiene en lo que ya me he referido con respecto a la conciliación. Pero además a seguir con el proceso de modernización del Servicio Canario de Empleo; a seguir y a priorizar, dentro de las políticas de mejora -al Gobierno de Canarias- de la empleabilidad de las empresas canarias, las que incidan en la reducción del paro juvenil, no solo como un eje de lucha contra el desempleo sino como una apuesta estratégica para dotar al tejido empresarial canario de personal con alta cualificación.

Ahí los queremos ver, señores del Partido Popular, apoyando lo...

El señor presidente: Muchas gracias, doña Dolores Padrón.

Bueno, para fijar la posición sobre las enmiendas, el Grupo Parlamentario Popular, don Jorge Rodríguez.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente.

Sus señorías del Grupo Socialista, del Grupo Nacionalista, son ustedes unos maestros del vodevil. El travestismo político que hemos visto en esta mañana en esta Cámara es realmente de verdad sorprendente.

Mire, señor Castellano, no es ninguna deshonra sentirnos y afirmarnos representantes de la derecha. Posición ideológica, posición ideológica, desde la que hemos traído los mejores niveles de bienestar, de progreso y de mejoras económicas para España y los españoles, frente a la política, frente a la política de estirar más el brazo que la manga, del despilfarro, del derroche que España ha vivido en los últimos años a consecuencia del cual estamos en quiebra financiera y tenemos 5.500.000 españoles en el paro. Yo le recomendaría que le dijera a su grupo y su grupo al presidente del Gobierno que lleve a los tribunales al señor Zapatero y al señor Rubalcaba por haber llevado a España a la quiebra financiera.

Y no somos recalcitrantes, pero, si me permite, hay una acepción en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española respecto de "recalcitrante", que es 'terco", y lo que somos, somos tercos en la búsqueda de las soluciones para que los canarios tengan empleo. Y resulta que un partido como el que usted representa, como el que usted representa, tan celoso de las competencias propias de la Comunidad Autónoma de Canarias y resulta que ahora todos los problemas los ocasiona España, todo lo que hay que pedir hay que pedírselo al Gobierno de España. Canarias no tiene competencias, Canarias no puede aplicar políticas de empleo, Canarias no puede hacer nada por los parados. No puede hacer nada, qué casualidad, qué casualidad.

Miren, nosotros somos representantes de la derecha. Yo lo que no sé es de lo que son ustedes representantes. A lo mejor, a lo mejor, qué le parece a usted de la algarabía callejera y de la deriva independentista. De eso son ustedes representantes, de eso sí, de eso sí (Aplausos).

Iba a contestarle, señor portavoz, pero prefiero no contestarle (Dirigiéndose al portavoz del Grupo Nacionalista Canario-CC-PNC-CCN).

Miren, entrando en materia, señor presidente, si me lo permite, las enmiendas que han presentado los distintos grupos, que han hecho uso de la palabra para defenderlas, precisamente las vamos a rechazar; y las vamos a rechazar porque resulta que pretenden ustedes sustituir el texto de nuestra moción, que es para que el Gobierno de Canarias haga una propia política de empleo, ustedes la sustituyen por aquello de que el Gobierno de España nos dé lo que nos corresponde para hacer políticas de empleo. Como si nosotros... ¿eh?, aquello en el colegio, "profe, seño, mire, yo no fui, yo no fui, yo no soy culpable de nada". No, mire, no, que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de España para que nos dé o no nos deje de dar para poder hacer o no hacer, mire, no es responsable. Me lo va a permitir que se lo diga de esta manera, no es responsable.

Si me permiten, señores del Grupo Mixto, de la misma manera: todos son... el Gobierno de España es el responsable y si usted nos da lo que nos corresponde, entonces podemos hacer aquí lo que nos corresponde.

Y, señores del Grupo Socialista, por supuesto el no también a la mayoría de sus propuestas. Acaso podríamos, no como sustitución pero sí como adición a la del Grupo Parlamentario Popular, incluir los puntos 3 y 4 de su propuesta o de su enmienda. Se trataría de dos incorporaciones que, al ser una adición, no solo mejorarían sino completarían el cuadro de medidas que nosotros estamos proponiendo en nuestra moción.

Por consiguiente, señor presidente, y en resumidas cuentas, desestimamos las aportaciones que en forma de enmienda el Grupo Nacionalista y el Grupo Mixto han dado a conocer esta mañana y proponemos, a modo de fórmula transaccional, incorporar los puntos 3 y 4 de la enmienda del Grupo Socialista a la propuesta que el Grupo Parlamentario Popular ha hecho en su defensa o con su defensa de la moción esta mañana.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Quiero aclararles la interpretación, quiero aclarar la interpretación, y lo hago desde aquí: el derecho a admitir una enmienda o rechazarla es del grupo que propone la moción. Salvo que la retire, se votaría el punto 3 y 4 aparte. Clarísimo. Es un derecho que le asiste al grupo que presenta la moción a decir qué admite y qué no admite. Entonces, si dice que la admite, el grupo que la propone puede retirarla. La propuesta que ha hecho es votarla por separado, que por eso estoy diciendo lo que estoy diciendo. Si no, no se entendería que estuviera diciendo lo que estoy diciendo. Al votarla por separado, pues, o la retiran o el grupo proponente propone votarla por separado. Que quede claro.

Entonces doña Dolores Padrón, efectivamente, tiene usted... No, no, esto es un minuto ahí para que diga si propone que la vote o la retira. Tiene usted derecho a retirarla o ellos a que...

La señora Padrón Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente, yo creo que por deferencia tengo que explicar la posición y para que la gente entienda cuál es la posición. Si usted me deja un minuto, pues, es evidente que...

Vamos a ver una cosa, la enmienda que se presenta al texto del Partido Popular tiene una parte sustancial y definitiva, que es que si no se cambia la reforma laboral todo lo que plantea en su exposición de motivos no tiene ningún sentido. Y como esta parte la recoge la enmienda de Coalición Canaria, nosotros retiramos la nuestra.

El señor presidente: En consecuencia se votan en bloque todas las enmiendas... No, no, las enmiendas no se votan, una vez retiradas no se vota ninguna. O sea, que ya no se vota ninguna, puesto que el Grupo Parlamentario Popular lo único que dijo es que aceptaba el punto 3 y 4 de la de ustedes. Ustedes la retiran y no tiene nada que ver lo de los nacionalistas ni lo del Grupo Mixto. No tiene nada que ver, esas no están admitidas. Se vota la moción del Grupo Parlamentario Popular.

Muy bien, señorías, moción del Grupo Parlamentario Popular, consecuencia de la interpelación sobre política general en materia de creación de empleo, dirigida al Gobierno. Comienza la votación (Pausa.)

Resultado de la votación: 54 presentes, 20 votos a favor, 34 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/M-0011 Sobre consecuencia de la Interpelación del G.P. Popular, sobre política general en materia de creación de empleo, dirigida al Gobierno. (I-11).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico