Diario de Sesiones 41/2012, de fecha 12/6/2012 - Punto 29

· 8L/C-0459 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el plan de equilibrio financiero.

El señor presidente: Siguiente comparecencia, del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el plan de equilibrio financiero.

Don Manuel Marcos Pérez Hernández tiene la palabra.

El señor Pérez Hernández: Gracias, señor presidente. Señorías.

Señor consejero, la Comunidad Autónoma de Canarias es la que mejor resultado presupuestario obtuvo en el año 2011, frente a otras comunidades autónomas que provocaron que creciera el desequilibrio presupuestario originando un desfase no contemplado de más de 3.000 millones de euros. Y el Gobierno de Canarias sigue cumpliendo la línea que ha emprendido de ajuste y ya los datos que manejamos del año 2012 nos indican que en el primer trimestre el déficit es de un 0,30% de nuestro Producto Interior Bruto y que si seguimos en esta línea, sin duda, vamos a finalizar el año por debajo del límite fijado.

El plan de equilibrio financiero de Canarias para el año 2012-2014 fue aprobado por unanimidad en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera. Este plan, que ha sido considerado viable por el ministerio correspondiente, pues, contempla un duro y drástico ajuste para poder hacer frente, señorías, al brutal recorte de 800 millones de euros que ha sufrido Canarias en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2012. Su ejecución, por tanto, como saben sus señorías, tendrá que llevarse a cabo en un periodo de seis meses con la adopción de medidas tanto en los ingresos como en los gastos de esta comunidad autónoma.

Señor presidente, señorías, a pesar de haber conseguido los objetivos marcados por el Gobierno de España tanto en la contención del déficit como en la deuda y el control de gasto público, se castiga a Canarias incumpliendo los compromisos con esta comunidad autónoma y disminuyendo en 453 millones de euros la financiación destinada a los servicios públicos esenciales, a la sanidad, a la educación, a los servicios sociales, que, como sus señorías saben, pues, significan el 70% del gasto de una comunidad autónoma. La inversión global per cápita en Canarias, señorías, es de 134,80 euros, mientras que la media está establecida en 269,67 euros. Y, por si fuera poco, Canarias es la comunidad autónoma que tiene la segunda tasa de paro mayor del Estado, con un porcentaje de paro de un 50% entre los jóvenes menores de 25 años. Y ante esta realidad el Gobierno de España del Partido Popular mira para otro lado.

Dadas las exigencias, por lo tanto, del cumplimiento del déficit -como saben sus señorías, en caso de incumplimiento la comunidad se enfrentaría a graves sanciones y a dificultades, sin duda, en su financiación-, pues, no queda otra alternativa que aplicar las duras medidas que contempla este plan de equilibrio financiero, aprobado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Como saben sus señorías, igualmente, al no tener alcance normativo, el Gobierno ha tenido que presentar un proyecto de Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, que se encuentra en trámite parlamentario, que será visto, por lo tanto, en esta Cámara.

Pero voy a ir concluyendo esta primera parte dejando claro que el Gobierno ha demostrado en todo momento su objetivo de cumplir con los compromisos, al tiempo que ha mantenido su prioridad, y queda reflejado en este plan, para garantizar la calidad de los servicios públicos esenciales. Ese recorte de 800 millones de euros tenemos que compensarlo, señorías, con las medidas que se contemplan en el plan de equilibrio financiero, donde la compensación -ya se ha dicho también pero es bueno reiterarlo-, la compensación por subida impositiva está en 250 millones de euros y 550 millones proceden del ahorro en los gastos de la comunidad autónoma. Por lo tanto, son las cifras que tenemos que manejar si de verdad queremos mantener ese criterio de defender los servicios públicos esenciales, frente a una tropelía que no tiene ninguna justificación.

Por eso, señor consejero, nuestro grupo ha pedido esta comparecencia: para que usted hoy, en sede parlamentaria, pues, nos detalle el alcance de esos ajustes, imprescindibles sin duda para mantener esos servicios sociales, lo que son las políticas del bienestar, frente al ataque de quienes quieren acabar de un plumazo con el Estado del bienestar; y que nos diga también, sin duda, cómo se encuentra nuestra comunidad autónoma con respecto a nuestro sistema de financiación; cómo se encuentra nuestra comunidad autónoma con respecto a otras comunidades autónomas del Estado español en cuanto al cumplimiento de las políticas de austeridad y eficiencia en la gestión de los recursos públicos. En definitiva, señor consejero, que dé usted cuenta a esta Cámara de los ejes fundamentales que contempla este plan, que sin duda es el único plan posible para conseguir los objetivos que este Gobierno y este grupo parlamentario que le apoya se han trazado.

Gracias, presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente, señorías: buenas tardes de nuevo.

El Gobierno de Canarias, una vez más, ha cumplido de forma responsable con sus compromisos. Durante el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, el plan de ajuste presentado por esta comunidad autónoma para el periodo 2012-2014 obtuvo la aprobación del Estado, considerándolo, por tanto, viable y solvente.

Este plan tiene tres grandes objetivos: garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit, afrontar el recorte de más de 800 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado y sostener el núcleo de los servicios públicos esenciales en Canarias. Incluye medidas en el ámbito de los ingresos y en el de los gastos que, aun siendo duras, son ineludibles y forzosas. Y lo son, señorías, porque están originadas por la imposición de unas exigencias que no han tenido en cuenta los ahorros realizados por esta comunidad autónoma, no han contemplado el descenso en la financiación del Estado para los servicios básicos y no han considerado la ventajosa posición de las islas en el cumplimiento del déficit y la contención de la deuda.

Son las cifras oficiales las que avalan estas referencias, reconocidas por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, quien elogió públicamente en la última reunión del consejo la ortodoxia de nuestras cuentas y el esfuerzo realizado por Canarias en la austeridad y el control del gasto público. Repito para algunos que no han oído bien: el señor ministro, el señor Montoro, elogió la ortodoxia de las cuentas y el esfuerzo realizado por Canarias en la austeridad y el control del gasto público. No pudo hacer lo mismo con otras autonomías que durante ese consejo admitieron como resultado para 2011 un déficit superior al que habían comunicado previamente. Fue el caso de la Comunidad de Madrid, supuestamente la única cumplidora de este año. Aquí, en esta sede parlamentaria, por determinados diputados del Partido Popular se nombró a Madrid como el adalid de los ejercicios responsables en el ámbito de España -supongo que ya habrán pedido disculpas los responsables de Madrid por el error que han llevado a cometer a determinadas señorías-. Digo que fue el caso de la Comunidad de Madrid, supuestamente la única cumplidora de ese año, pero que duplicó su cifra inicial, aun siendo -no nos olvidemos- la comunidad autónoma mejor financiada de España; o el caso de la Comunidad de Valencia o el de Castilla y León.

Por el contrario, y en línea con la transparencia y rigor que preside la acción de este Gobierno, Canarias continuó con su compromiso de déficit durante el primer trimestre de 2012, al registrar un 0,30% del PIB -el resultado presupuestario-, lo que supondría finalizar el año por debajo del límite fijado. Y este dato -y eso es importante que lo tengamos todos en cuenta- se alcanza a pesar de que Canarias es la única comunidad autónoma de régimen común que no recibió anticipos a cuenta del Estado para la liquidación positiva del año 2010, la única que no recibió anticipos a cuenta para la liquidación positiva del 2010. Pero además no solo no tuvo esos ingresos adicionales, cifrados en torno a los 4.500 o 5.000 millones de euros para el conjunto de las comunidades autónomas, sino que además tendrá que devolver 115 millones de euros como consecuencia de la desviación del sistema. Es decir, cumpliendo en este tiempo los objetivos de estabilidad mediante el ejercicio responsable del control del gasto público y no recibiendo anticipos a cuenta y además teniendo que devolver una parte importante de los mismos: 115 millones de euros.

Por lo tanto, durante la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera también fue reveladora la información facilitada por otras comunidades autónomas, referida a las medidas contenidas en sus correspondientes planes económico-financieros. La mayoría de ellas -y lo pueden hacer sus señorías de la lectura de los mismos- presentó acciones en los planes de equilibrio financiero de las comunidades autónomas que ya han sido adoptadas por el Gobierno de Canarias a lo largo de los últimos años desde que se inició la crisis y tomamos medidas. Unos ahorros que -les recuerdo, señorías- han supuesto 2.300 millones de euros en el gasto de la comunidad autónoma. Cifra idéntica, por ejemplo, a la registrada por la Comunidad de Madrid en este mismo periodo, aunque con un presupuesto que casi cuadriplica al de las islas.

A pesar de estas circunstancias y con el radical descenso en los ingresos procedentes del Estado, cumpliremos nuestros compromisos, adoptando unas medidas que debemos aplicar en solo seis meses para lograr así el efecto de todo un año.

El plan económico-financiero supone un ajuste de 800 millones de euros que afectará al ámbito de los ingresos y al de los gastos mediante -eso sí, señorías- una subida impositiva cuya recaudación en su total se estima en unos 250 millones de euros y una reducción de los gastos estimada en unos 550 millones. Y siendo conscientes de la afección que el incremento de los tributos tiene en la economía canaria, el ajuste, por tanto, por esta vía, por la vía de la subida impositiva, es solo del 30% del ajuste. Es decir, la subida impositiva representa el 30% del ajuste.

Pero, miren, para comparar cómo actuamos todos y observar cuál es la distinta forma de hacer las cosas -y he oído a dos diputados hoy referirse aquí a la mayor subida impositiva-, pues, miren, el Gobierno de España, en su ajuste de 27.000 millones de euros, ¿saben lo que hizo?, pues, 12.000 millones lo hizo mediante unas subidas impositivas, mayor recaudación, y 15.000 con reducción del gasto. Es decir, un 44% en el ajuste impositivo y un 55% en el ajuste del gasto. Lo digo por comparar las formas de actuar de un gobierno y de otro y llegar aquí y decir "la mayor subida impositiva de la historia". Hombre, yo creo que es verdad que no se trata de mirar para otro lado, pero sí de comparar cómo está actuando el Gobierno central o cómo está actuando el Gobierno de Canarias.

Y el área de los ingresos, por tanto, conlleva, además de la subida impositiva, acciones importantes que ponen el acento en la lucha contra el fraude, identificando las actuaciones de los insolidarios comportamientos de quienes están al margen de la legalidad por no pagar los impuestos.

En cuanto a los gastos, el plan económico-financiero establece a grandes rasgos un descenso del gasto corriente, la supresión de partidas presupuestarias y la disminución de los gastos de personal. En este último capítulo, en los gastos de personal, se realizará un importante ajuste con la optimización y la organización de los recursos, junto a la rebaja salarial para los empleados públicos de un 5% de los salarios en el ámbito anual. La reducción de los gastos afecta, por tanto, al conjunto de los departamentos; sin embargo, la prioridad absoluta del Gobierno será el mantenimiento del núcleo fundamental de los servicios públicos esenciales.

En el 2012, quiero recordarles, señorías, que la Comunidad Autónoma de Canarias recibirá 453 millones de euros menos para sufragar las políticas esenciales, 453 millones de euros menos. Solo con subida impositiva pretendemos recaudar 250. Repito, la rebaja en la transferencia del Estado en cuanto a la prestación de los servicios públicos esenciales se reduce en 453 millones de euros.

Pues bien -y esto contesta algunas preguntas que se han hecho a lo largo de la tarde-, miren, el coste que tiene para Canarias en cuanto a la prestación de los servicios públicos esenciales, la inversión que se realiza en la sanidad, la educación y los servicios sociales, asciende a unos 4.600 millones de euros, lo que representa, por tanto, el 70% del presupuesto no financiero. Bien. ¿Cuánto recibimos del sistema de financiación para la sanidad, la educación y los servicios sociales? Pues recibimos 3.200 millones de euros. En definitiva, hay 1.400 millones de euros menos entre lo que nos gastamos, lo que invertimos en la sanidad, la educación y los servicios sociales, y lo que recibimos por el sistema de financiación. Es decir, que tenemos que estar detrayendo recursos de otras políticas para destinarlos a los servicios públicos esenciales. Y estamos contentos con tener que hacerlo, porque nos parece fundamental defender los servicios públicos esenciales. Nos gustaría también tener dinero para utilizarlo en otros fondos.

En conclusión, teniendo en cuenta estas cifras, el Gobierno de España ingresa fondos que solo alcanzarían a sufragar las prestaciones básicas del 70% de los canarios, dejando sin cobertura financiera, por lo tanto, al otro 30%, es decir, a 600.000 canarios fuera de la prestación. Ante esta realidad, el Gobierno de Canarias tiene la prioridad absoluta de garantizar los servicios públicos esenciales y, por tanto, asumirá esta diferencia, teniendo que aplicar una subida impositiva -sí, señorías-, una subida impositiva, y detrayendo recursos de todas las partidas del Presupuesto. Es decir, unas medidas incluidas en el plan económico-financiero que de no aplicarse, y junto a la exigencia del cumplimiento del déficit, abocarían a Canarias a la intervención, como ya ha sido intervenida la economía española desde el pasado sábado.

Nada más. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia. Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez tiene la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenas tardes.

Solo algunas consideraciones de orden general en relación al debate de hoy, porque tendremos oportunidad de hablar de lo mismo en relación a la llamada Ley de Medidas Administrativas y Fiscales que tramita este Parlamento, eso sí, por un procedimiento abreviado y de urgencia que hace complicado el fondo de la cuestión. Para decir lo que ya hemos dicho en otras ocasiones y reafirmamos: el plan económico-financiero de esta comunidad no es sino respuesta a los planes de estabilidad que el Gobierno de España anterior y el actual suscribieron en el marco de las políticas de la Unión y que, por lo tanto, comprometen, encorsetan, la política presupuestaria. De manera que lo que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera se decide no es sino una consecuencia de los planes de estabilidad, de los acuerdos vinculados al llamado ajuste fiscal. Para decir las cosas como son y sin eufemismos, recortes. Allá y aquí, antes y después: recortes. Detracción de la economía de decenas de miles de millones de euros que lo que van a hacer es a deprimir más la economía, generar más paro y meternos en el círculo infernal del empobrecimiento, que nos está llevando a donde nos encontramos. Este año se detraen de la economía española 46.000 millones de euros, entre impuestos para el ajuste y reducción de gastos. Más del 4% del PIB español, y eso es igual a más depresión, a más paro, a peores servicios públicos y, lo que es más grave, a mayor empobrecimiento y parálisis y vuelta a empezar. Y eso lo hizo el Partido Socialista en Madrid y lo hace el Partido Popular, y lo hace el Partido Socialista aquí y lo hace Coalición Canaria, y si estuviera el Partido Popular, también lo haría.

Nosotros nos rebelamos contra esta manera de abordar la crisis, porque es un fracaso, un fracaso rotundo. Esta política de ajustes nos lleva al desastre de la economía, a la generación de paro, a la deslegitimación de la política, al deterioro, en definitiva, de las condiciones de vida de nuestros conciudadanos. Hay que cambiar la política de fondo, desde la Unión Europea hasta aquí, y eso pasa por políticas, primero, de retrasar el ajuste salvaje al que se somete a las economías de la Unión Europea; en segundo lugar, porque el Banco Central Europeo, de una dichosa vez, funcione como lo que debe ser, un banco central; y, por supuesto, por reactivar políticas de estímulo que vuelvan a alimentar el crecimiento económico, la generación de empleo, porque será la única manera de que paguemos nuestra deuda. Lo demás: fracaso, fracaso y fracaso.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, don José Miguel González Hernández.

El señor González Hernández: Buenas tardes. Gracias, señor presidente.

Voy a aprovechar los pocos minutos que tengo.

Yo no quisiera entrar en la dinámica planteada por don Román Rodríguez, porque habría que ver dónde están los culpables, porque, claro, el problema de España es el endeudamiento privado. Todos hemos sido muy valientes al endeudarnos y no queremos pagar. Entonces, cuando hay que pagar, de alguna manera hay que buscarlo para poder pagar y, si no, quiebra la banca y quiebra la estructura.

Pero, centrándome en el tema que hemos planteado, lo que ha planteado el Gobierno, evidentemente, es una respuesta a las políticas que establece el Gobierno de acuerdo con su compromiso con Europa. Se ha flexibilizado un poco al 1,5% y entonces Canarias se encuentra ante un problema, y es que hace las cuentas y le faltan 800 millones. Y entonces hay que buscar soluciones.

A mí, cuando he oído hoy que 250 millones es una especie de atraco que se hace al ciudadano... Hombre, a nadie le gusta pagar impuestos pero 250 millones respecto al PIB canario no parece que sea precisamente un atraco. Yo creo que es un esfuerzo importante de contención del gasto cuando 550 salen de reducción de los gastos.

Que nos afectan a todos, pero, claro, si ustedes siguen las cifras que dio el consejero y ven que el dinero que nos transfieren para los servicios esenciales, resulta que nos faltan 1.400 millones... O sea, no solamente tenemos que hacer frente sino que tenemos que detraer 1.400 millones que tendríamos para otras cosas para atender los servicios esenciales por una infrafinanciación de la comunidad autónoma. El sistema de financiación de la comunidad autónoma es un desastre y si el Partido Popular no lo entiende, lo acabará entendiendo. Canarias no puede seguir con ese sistema de financiación que obliga a tener este problema. Porque, claro, ha dicho el consejero, "bueno, es que ya van dos y tres años reduciendo gastos", pero es que llega el momento y le aplican el sistema de financiación y todavía hay que reducir más. Y eso no conduce a ninguna solución.

Señorías, yo no voy a entrar ahora en la discusión de las medidas, puesto que efectivamente esto va a ser objeto de la ley, pero me gustaría saber por qué el Gobierno del Estado sube los impuestos y a ustedes les parece bien y cuando el Gobierno de Canarias hace un ajuste pequeño -porque es pequeño, no llega al 1% del PIB, el 0,6- para poder hacer frente a una imposición que establece el Gobierno del Estado, a ustedes les parece mal. ¿Qué pretenden ustedes, que Canarias diga que no?, ¿que Canarias no haga frente a ese tema?, ¿que Canarias se convierta en rebelde financiero para que luego nos corten la financiación? Sean coherentes, sean coherentes. Son ustedes los que están imponiendo a toda España esa política restrictiva y no intenten cargar la culpa a los que lo están haciendo, porque están obligados por ustedes, ustedes son los responsables. ¿Pueden cambiar la política? Creo que ni siquiera pueden cambiarla, pero por lo menos debían ser sinceros y sostener y no atribuir a los demás lo que ustedes están haciendo porque no tienen más remedio que hacerlo.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel González Hernández.

Don Jorge Rodríguez, por el Grupo Parlamentario Popular, también.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señorías.

Valoramos la aprobación del Plan económico-financiero de reequilibrio 2012-2014 por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, porque representa el compromiso del Gobierno de Canarias del cumplimiento a final de año del 1,5% de déficit público, y cumplir con el déficit es lógicamente esencial, pero es enormemente injusto, señorías, señor consejero, que solo sea a costa de más impuestos y de bajar nuevamente los salarios. Es injusto que el Gobierno de Canarias imponga a los ciudadanos y a la economía la mayor subida fiscal de la historia de la autonomía de Canarias y que la Administración autonómica canaria y el Gobierno de Canarias se vayan de rositas sin un solo ajuste en el aparato político de la comunidad autónoma.

Señorías, el Gobierno, claro está, debe ser riguroso, debe ser riguroso en las cuentas públicas para tener, obviamente, credibilidad, pero le pido al Gobierno de Canarias que cambie el rumbo de la política económica, señorías, señor consejero, la política económica y la política presupuestaria. Sean responsables y traigan de una vez un nuevo Presupuesto a esta Cámara que sea austero, eliminando derroches públicos, gastos innecesarios, que incentive sobre todo la actividad económica productiva, sobre todo, obviamente, para la creación de empleo, que reforme la Administración pública, se apoye en los funcionarios públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias, que preserve y garantice la sostenibilidad de nuestro Estado de bienestar.

Canarias, señorías, señor consejero, es hoy falta de confianza, es hoy paro escandaloso, es hoy economía sin aliento, evidente desprestigio para los inversores y ausencia de esperanzas. Desgraciadamente, este bipartito Gobierno de Canarias, señor consejero -y se lo digo a usted como representante en el Gobierno de Coalición Canaria-, ha abrazado el dogma socialista de más impuestos equivale a más bienestar sobre todo para los que menos tienen. Sin embargo, la realidad, señorías, es que más impuestos equivalen a menos inversión productiva, menos consumo, menos empleo y, por tanto, menos recaudación y menos bienestar para todos. A ver si se enteran, cada euro que se les ahorre a los canarios en impuestos es un euro más que tienen ellos para gastar y para invertir. La Comunidad Autónoma de Canarias, señorías, debe estar al servicio de los ciudadanos, al servicio de los canarios, y no los canarios al servicio de la Comunidad Autónoma de Canarias. No olviden, señorías, que los impuestos son, por definición, más restricción de la libertad individual y ustedes se van a apropiar coactivamente de recursos que son...

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

El grupo solicitante de la comparecen cia, don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor Pérez Hernández: Gracias, señor presidente.

Sin duda se asombra uno cuando sube a este tribuna y hablan de desconfianza, de desnorte, de descrédito, cuando el descrédito está instalado donde está instalado. Los que llegaron y dijeron que nada más entrar, con la sola presencia esto se resuelve, la situación es la que es. Por lo tanto, seamos un poquito serios y responsables a la hora de encuadrar a cada quien en su sitio.

Este Gobierno ha hecho un trabajo, y lo ha hecho y lo ha explicado el consejero aquí. Frente a un recorte brutal de 800 millones de euros, el Gobierno hace un trabajo y es un planteamiento político. ¿Y cómo lo hace? Diciendo "ante esto, ¿qué hago?: o mantengo los servicios públicos, mantengo la educación pública, la sanidad, los servicios sociales o echo funcionarios a la calle, cierro hospitales...". El Gobierno opta por una posición, que es la de buscar la fórmula para hacer viable el mantenimiento de los servicios públicos, en el objetivo de alcanzar el déficit y la estabilidad presupuestaria. Eso es lo que hace un Gobierno serio y responsable, que lo ha demostrado aquí hoy su consejero de Economía y Hacienda. Porque, mire, señor consejero, aquí no decimos, en Canarias no decimos que hemos cumplido con el objetivo de déficit y luego ocultamos 3.000 millones de euros, el último recorte que le aplicaron a la educación pública. No lo decimos. Aquí hemos cumplido con lo que se nos ha...; lo que hemos firmado lo hemos cumplido.

Aquí tampoco llamamos reajuste y ahorro a los recortes. No, los llamamos recortes y los llamamos simplemente sacrificios que tenemos que hacer en una situación complicada como en la que estamos. Aquí no decimos que los rescates son líneas de crédito a tipos reducidos para las entidades financieras. Aquí los llamamos rescates, porque las ayudas están estrechamente ligadas, sin duda ninguna, y vinculadas al cumplimiento del pacto fiscal y porque habrá, por tanto, condiciones, señorías, condiciones para la economía y consecuencias, por tanto, para la subida del endeudamiento y para el déficit público. Está claro, además lo ha dicho, lo ha dicho hoy la señora Merkel, lo ha dicho el comisario Almunia, cuando dice que quien da dinero nunca lo hace gratis; y la señora Merkel dice que hay que, lógicamente, controlar y ver cómo se va a gastar el dinero que se nos da de forma solidaria para el rescate de la banca española.

Por lo tanto, somos conscientes, señorías, de que el cumplimiento, somos conscientes de que, sin duda, el correcto funcionamiento del sistema financiero, señorías del Partido Popular, es clave para nuestra economía y para la creación de empleo. Por eso es preciso, señorías, actuar para que este rescate de la Unión Europea no lo acaben pagando quienes nada han tenido que ver con la situación por la que atraviesan nuestros bancos y cajas. Y digo esto, señor consejero, porque los rumores que llegan de Bruselas, esos rumores y porque no conocemos la letra menuda, hablan de que habrá consecuencias y nos gustaría saber su opinión, si efectivamente este plan de equilibrio financiero va a sufrir consecuencias a raíz del rescate que se ha producido a la banca española. Porque, señorías del Partido Popular, primero negaron tres veces -igual que Pedro-, no acudirían al rescate, no se acudiría al rescate de la banca, negaron tres veces, y luego ahora, últimamente, nos recurren al milagro de las Bodas de Caná para decirnos que el rescate se ha convertido en una línea de crédito a muy bajo interés: ¡la conversión del agua en vino en las Bodas de Caná!

Por lo tanto, esto sí que transmite, eso sí que trae desconfianza, eso sí que transmite inseguridad, porque están intentando decir lo que no es. Digan claramente lo que hay y digamos si efectivamente eso va a traer condiciones y está condicionado a la salida actual de la situación de nuestro país.

Por lo tanto, señor consejero, creo que en este momento nuestro grupo, el Grupo Socialista, que apoya lógicamente las medidas del Gobierno, le transmite que, efectivamente, hace falta que se trabaje en esa línea que usted ha planteado hoy, con seriedad y con rigor y marcando la política que cada uno cree conveniente marcar en función de los objetivos que se ha trazado. Nos gustaría también que el Partido Popular, pues, entrase en una línea de corresponsabilidad, de seriedad, en una situación en la que estamos todos inmersos, de dificultad económica, y que requiere, por lo tanto, el consenso y el acuerdo entre todas las fuerzas políticas.

Miren, yo es que recuerdo ahora mismo cosas que se han dicho en esta tribuna. La alternativa que proponían ustedes en los Presupuestos del año 2012 era que los devolvieran, que el Gobierno devolviera los Presupuestos, que se prorrogaran los actuales, sabiendo que si se hacía eso se iba a imposibilitar al Gobierno de Canarias para afrontar las medidas imprescindibles para reestructurar el gasto y los ingresos que hemos llevado a cabo. Dijeron eso aquí, lo recuerdan sus señorías. Ahora, ahora, cuando el Gobierno de España presenta los Presupuestos para el año 2012, nos dicen que eran unos Presupuestos que se comprometían con Canarias y quisieron vendernos lo que no era cierto, y lo que hemos comprobado es un hachazo de 800 millones de euros. ¿Y para afrontar esto qué hace el Gobierno?: pues elabora un plan de estabilidad fiscal, que es aprobado, como ha dicho usted, señor consejero, por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, porque es la única solución que tenemos. Porque nosotros no hemos hecho -y lo tengo que reiterar aquí, en esta tribuna-, no hemos hecho lo que hicieron comunidades autónomas gobernadas históricamente por el Partido Popular, que dieron unas cifras y luego nos dieron otras. Nosotros hemos cumplido con los objetivos del déficit del año 2011, incluso es la comunidad autónoma que más ha incrementado su PIB, el triple que el conjunto de España. Por lo tanto, eso demuestra que se ha llevado a cabo una gestión seria y rigurosa por parte de quien tiene la responsabilidad de gobernar en el archipiélago.

La puesta en marcha de este plan de equilibrio financiero exige, lógicamente, la aprobación del proyecto de Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, que veremos aquí. Que ya el consejero ha dicho que contempla acciones importantes como la lucha contra el fraude, frente a la amnistía fiscal que han puesto en marcha otros.

Por lo tanto, nosotros, sin duda, lo que tenemos claro es que en estos momentos, si un grupo político dice que esto no sirve, que esto no funciona, presente una alternativa, presente una alternativa, y ustedes presentan una alternativa, que se debatirá aquí, de 15 líneas para que se devuelva, para que se devuelva el proyecto de ley sin más, sin decir cómo lo harían ustedes, cómo encajarían ustedes las cuentas frente al recorte que tenemos, cómo lo harían ustedes.

Y luego no tiene sentido, lo decía, lo decía don José Miguel aquí, cómo se puede venir a decir aquí que hay que denunciar una subida impositiva cuando resulta que los mismos que dijeron que iban a bajar el IVA no lo han bajado. Ahora los runrunes que nos llegan de Bruselas dicen que uno de los condicionantes que hay para el rescate de la banca es el incremento del IVA. Veremos cuando llegue la letra menuda. Y después llevan a cabo un incremento del IRPF. Por lo tanto, ¿a qué estamos jugando, señorías? Hay que ser serios y responsables. Ante esta situación lo que se pide es la suma, la suma para salir adelante. El Gobierno está haciendo, en el marco de sus posibilidades, lo que cree conveniente hacer, porque le viene además marcado por las directrices del Gobierno de España y del de Europa. Lo que no podemos decir aquí es, "hacemos nosotros el ajuste donde hay que hacerlo y aquí en Canarias ustedes no lo hagan", "ustedes van a cometer aquí una tropelía a la ciudadanía canaria con un incremento impositivo jamás visto en la historia", cuando saben que eso viene como consecuencia del hachazo que el Gobierno del PP le ha dado a esta comunidad autónoma.

Gracias, presidente. Gracias, señorías.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, para concluir la comparecencia.

Si me lo permiten, señorías, decirles que veremos otra comparecencia esta tarde, mañana comenzaremos... Bueno, estamos viendo, una más veremos. Por favor, no me distraigan porque si no... Una comparecencia más, mañana a las nueve y media comenzaremos con una comparecencia y, acabada la comparecencia, se procederá a la votación, sobre las diez lógicamente, para la elección de los miembros de la Audiencia de Cuentas.

Muchas gracias.

Disculpe, señor consejero. Tiene la palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Don Román Rodríguez, pues, sí, el PEF es una respuesta a los planes de estabilidad. Estamos obligados, por tanto, a hacerlo. No nos queda otro remedio. Tenemos, por tanto, que cumplir con los compromisos a los que han llegado otros pero que nos obligan a todos. Recuerdo que hubo una modificación incluso de la Constitución sobre el cumplimiento del objetivo del déficit y hay una Ley de Estabilidad Presupuestaria que no se trata de que nos guste o no nos guste sino que estamos obligados, por tanto, a cumplirla. Y como no tenemos otra capacidad y necesitamos habilitación legal, pues, tenemos que elaborar una ley que está en el trámite parlamentario, pero no es una ley ni improvisada ni una ley que no ha llevado su discusión en el ámbito del seno del propio Gobierno (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Y habla usted de un círculo infernal. Sí, sobre ese debate no es la primera ni la segunda sino muchas, es un círculo infernal al que estamos llevados.

Y llega a decir que sea quien esté aquí... que lo ha hecho el PSOE, que lo ha hecho el Partido Popular y que lo ha hecho Coalición Canaria, y, mire, don Román, señor Rodríguez, si usted estuviera aquí, dado que, como usted bien dice, controla y lee mucho sobre estos asuntos, ¿sabe lo que le digo?, haría lo mismo, porque no tendría otra obligación, más allá que el cumplimiento de la ley. Hay cosas que le hemos manifestado, incluso, que son dolorosas, con las que en ocasiones uno no puede ni siquiera estar feliz pero que tiene que cumplir con las obligaciones. De lo contrario, estaríamos declarándonos bajo el incumplimiento de una obligación legal, que es lo que algunos otros quieren, para que lo que no han conseguido mediante los acuerdos parlamentarios, gobernar desde el Ministerio de Hacienda, debe ser, porque les gustaría que Canarias incumpliese para tomar las decisiones desde otro prisma político en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias. Por lo tanto, sobre el debate del círculo infernal podemos seguir haciéndolo, pero yo le pediría que debatiésemos en su caso, como haremos -usted ya dijo en la ley-, sobre las alternativas. Otros no han querido siquiera plantear.

Y don José Miguel González hacía referencia a lo que creo que es el núcleo central de esta discusión y por qué se produce la necesidad de establecer un PEF -un plan de equilibrio financiero-, que no es otro que un plan que se presenta a requerimiento del Consejo de Política Fiscal y Financiera ante la disminución de ingresos que tiene la comunidad autónoma para equilibrar sus ingresos y sus gastos. ¿Y por qué tiene y necesita reequilibrar sus Presupuestos?: pues porque tiene menos ingresos. ¿Y por qué tiene menos ingresos?: pues por derivados de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Es tan sencillo que no cabe otra.

Y evidentemente llamó, don José Miguel pidió coherencia. Lamento decirle, don José Miguel, que, vista la intervención del representante del Partido Popular, no espere usted tanto porque se fue al otro extremo, ¿no?, es decir, olvidó dónde estábamos unos, dónde estábamos otros.

¡Hombre!, señor Rodríguez, por favor, que usted se suba a esta tribuna y hable del mayor hachazo, repito, y hable incluso de ortodoxia fiscal, de la detracción de recursos de los ciudadanos para el gasto, habla incluso de la innecesidad de determinadas medidas... ¿Dónde estaba usted cuando los viernes aparece Soraya Sáenz de Santamaría, la señora vicepresidenta del Gobierno, y el señor Montoro anunciando los Viernes de Dolores, a los que usted hace referencia?, ¿se los pierde los viernes o...? No lo entiendo. Es decir, de verdad no entiendo cómo se puede subir a esta tribuna un representante del Partido Popular y decir lo que usted ha llegado a decir.

Y además pedía don José Miguel González coherencia y yo lo lamento. Mira que hacen reuniones, y llegan a hacer reuniones antes de los consejos de política fiscal y financiera en la sede del Partido Popular, donde invitan a los representantes del Partido Popular de las comunidades autónomas donde no gobiernan para coordinar las políticas. A mí me gustaría que en esas reuniones el ministro Montoro y quienes acuden a la misma en la sede del Partido Popular le transmitiesen o sus propios compañeros aquellas acciones que llevan a cabo. Mire, es que acabamos recientemente de oír las medidas llevadas a cabo, por ejemplo, en la Comunidad Autónoma de Madrid, porque... Mire, la defensa del cuerpo funcionarial la hace este consejero por encima de todo y hemos calificado las medidas de dolorosas, porque a ningún gobierno, como usted comprenderá, le gusta tomar medidas de subida de impuestos y de rebajas salariales, pero estamos obligados por las circunstancias, obligados por decisiones que ustedes mismos, que ustedes mismos, podían haber evitado o mitigado y no han hecho lo mismo.

Mire usted, hacía usted referencia a la subida impositiva. Pues bien, el Gobierno de España, al subir el IRPF, le quitó esa posibilidad, por ejemplo, a las comunidades autónomas, les quitó esa posibilidad a las comunidades autónomas, que es donde tienen las comunidades autónomas por ejemplo una capacidad de actuación, se la quitó. ¿Por qué? Pregúntele usted al señor Montoro.

Pero es que no se puede llegar aquí, siendo un representante del Partido Popular, hablando de subida de impuestos y de bajadas salariales. No se puede, señor Rodríguez, no se puede llegar aquí con esa -permítame usted la expresión- desfachatez y criticar a un Gobierno que ha presentado unas medidas que ha reconocido que son duras, que son difíciles, para afrontar el momento, que han sido valoradas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera como idóneas para hacer frente a un compromiso de una Ley de Estabilidad Presupuestaria que ustedes aprobaron sin tener en cuenta ni una sola de las aportaciones que se les hicieron desde la Oposición.

Y, mire, habla usted, llega aquí a hablar de incentivar la política económica y destinar recursos a generar actividad económica. ¡Hombre, ya nos gustaría! Con los pocos recursos que tenemos ya nos gustaría, pero es que, mire, 1.400 millones de euros de los otros recursos destinados a la financiación de los servicios públicos esenciales, 1.400 millones. Las cuentas están ahí, esto no es discutible, salen los números. Es decir, que si ustedes tuviesen la más mínima capacidad de actuación o ejerciesen en defensa del conjunto de los intereses de Canarias, tienen la posibilidad o tenían la posibilidad de efectuar determinadas correcciones en los Presupuestos Generales del Estado, modificando algunas partidas y atendiendo, por ejemplo, al tema de la competitividad turística, al que hizo referencia antes la señora Montelongo, y corrigiendo la eliminación del convenio de infraestructuras turísticas, y así podía seguir con el resto.

Porque ha hablado usted de desempleo y ha hablado usted de inversión y, mire, de inversión, la comparativa entre la inversión per cápita de la Comunidad Autónoma de Canarias o la del conjunto del Estado llama mucho la atención. O hablábamos antes de las diferencias entre unas regiones y otras y, por tanto, de las diferencias de la financiación que tiene la Comunidad Autónoma de Madrid y la Comunidad Autónoma de Canarias. Mire, en el año 2009, si los canarios recibiésemos el mismo dinero per cápita que reciben los ciudadanos de Madrid, 1.000 millones de euros. Tendríamos para no subir los impuestos, no bajar los gastos actuales y todavía, y todavía, destinar 200 millones de euros a políticas activas que dinamizasen el ámbito de la economía.

Entiendo, señor Rodríguez, que haga usted referencia a traer otro presupuesto que ajuste el aparato de la Comunidad Autónoma de Canarias. Digo que entiendo que haga esa afirmación después de leer la enmienda a la totalidad de la ley presentada por este Gobierno, que en tres líneas se despacha el conjunto de la crítica al mismo. Digo que lo entiendo porque en el proyecto de ley contiene modificaciones en la estructura de Gobierno. Seguramente que todavía se puede incidir sobre ella pero, digo, entiendo que usted pida más porque debe ser que no se ha leído todavía ni siquiera el conjunto de la ley.

Y el señor Manuel Marcos hacía referencia a algunas cuestiones que parece fundamental aclarar. Y hablaba, criticaba en este caso una cuestión fundamental, que era el desprestigio, el desprestigio que tenía el Estado español; lo hacía también el señor Jorge, don Jorge, referido a la comunidad autónoma canaria. Hombre, si hablamos de desprestigio de los inversores, hablaremos de la prima de riesgo de noviembre y de la actual o de la diferencia del interés que paga, el bono a diez años, España que había en noviembre y del actual. ¿Es eso generación de confianza?

¿Creen ustedes que pueden ayudar a la confianza con la situación siguiente? El sábado el ministro de Industria decía a mediodía que no iba a solicitarse un rescate; el señor De Guindos, ministro de Economía, solicitaba la ayuda del rescate a las cuatro y media de la tarde en la reunión del eurogrupo. El sábado el señor De Guindos decía que no afectaba al déficit; el domingo el señor Rajoy decía que sí...; al revés, digo, que no afectaba al déficit dijo Rajoy y el señor De Guindos dijo que sí afectaba al déficit. El lunes, el lunes, la Comisión dijo, desmintió al señor Rajoy diciendo que había contrapartidas; el señor Rajoy dijo el domingo que no había contrapartidas. Y hoy martes nos hemos encontrado con que el señor Rajoy dijo el domingo que lo había solicitado él y hoy el señor Durão Barroso dijo que había obligado a que lo solicitase. Mire...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señor consejero, perdone un segundo, tiene usted un minuto para concluir.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Con estas actuaciones del Gobierno de España erráticas, falta de transparencia, falta de coherencia, no vamos a generar algo que es fundamental, y es conseguir la confianza de los mercados internacionales para que de una vez dejen de apostar contra la economía española. Yo lo que les pediría es reflexión pero sobre todo coherencia, entre lo que dicen en un lado, dicen en el otro, y, por favor, pónganse de acuerdo en cuál es la solución a estos problemas.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0459 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre el Plan de Equilibrio Financiero.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico