Diario de Sesiones 52/2012, de fecha 26/9/2012 - Punto 5

· 8L/PNL-0107 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal necesaria para que las Pymes puedan pagar el IGIC conforme al criterio de caja.

El señor presidente: Pues siguiente proposición no de ley -posponemos la votación-, proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal necesaria para que las pymes puedan pagar el IGIC conforme al criterio de caja. Tiene enmienda del Grupo Parlamentario Socialista Canario.

Don Jorge Rodríguez, por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra.

(El señor secretario primero, González Hernández, ocupa un escaño en la sala).

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señorías.

La crisis económica está afectando de manera muy grave a la mayoría de los empresarios, especialmente a las Pymes -a las pequeñas y medianas empresas- y a los autónomos, que se enfrentan nada menos y nada más que cada día a serios problemas de liquidez. Esta circunstancia está poniendo, a nuestro juicio, en grave peligro, grave riesgo, multitud de empleos, así como la misma supervivencia de estas pequeñas y medianas empresas.

Los problemas que tienen se derivan principalmente de dos cosas: una, el problema del acceso al crédito y, dos, el retraso en los pagos de los clientes, que están estrangulando de forma constante el tejido empresarial canario.

Las medianas y pequeñas empresas, los autónomos, son el corazón y el músculo de nuestra economía, pero en este momento de grave crisis económica el duro ajuste económico se ceba principalmente sobre ellas. Más de 8.000 empresas y autónomos en Canarias en los dos últimos años han cesado en su actividad o simplemente han desaparecido.

Por dar algunos datos más: el 80% de las pequeñas y medianas empresas que acudieron en este último año a una entidad de crédito a solicitar un préstamo les fue denegado o tuvieron problemas. Es decir, 4 de cada 5 empresas sufrieron ese problema o simplemente la negativa a conseguirlo y el 17% tendrá dificultades para mantener al día de hoy, en el presente y en el futuro, la actividad económica. Así, 9 de cada 10 autónomos no han visto, por ejemplo, ni un euro de las ayudas que en la línea de crédito ICO en su momento se pusieron en marcha por el Gobierno de Zapatero. Por tanto, señorías, miles de empresas están en estos momentos viendo cómo su actividad está impregnada de muchísimos problemas para subsistir y también están viendo retrasados los cobros de sus clientes, sean empresas privadas o sean también las administraciones públicas, afectando seriamente a su liquidez y, por tanto, poniendo en grave peligro el empleo del presente y del futuro.

Así, pues, yo creo, señorías, que debemos atajar cuanto antes esta sangría, que es la crisis del paro. Las pymes -las pequeñas y medianas empresas- y los autónomos nos están pidiendo responsabilidad y nos están pidiendo medidas eficaces para salir de esta crisis sin precedentes.

En esta Cámara, señorías, hemos sido capaces de sacar adelante algunas iniciativas entre todos, algunas iniciativas económicas, independientemente del ADN de la misma. El Grupo Parlamentario Popular les presenta hoy esta iniciativa con ganas de ese mismo consenso y de construir en positivo la salida de la crisis para los que más la están sufriendo, que son las pequeñas y medianas empresas y los autónomos. Queremos dar liquidez a las pymes, dar liquidez a los autónomos, cambiando la tributación del IGIC, cambiando el principio del devengo por el principio de caja, por el principio del cobro efectivo, que las pymes y los autónomos no paguen el IGIC, no paguen el impuesto por aquellas facturas que no han cobrado. Y eso es, señorías, lo que piden a gritos, repito, los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, además -claro está- de poder cobrar en plazo razonable y no a los 150 días en que, por ejemplo, viene el Gobierno, la Administración autonómica, pagando a los mismos.

Se trata, señorías, de una modificación, lo entendemos, una modificación fiscal muy relevante. Una revolución fiscal que permitiría a las empresas y a los autónomos tributar por el IGIC solamente de aquellas facturas que realmente hayan cobrado. Una medida, les aseguro, que aliviaría los costes en los que están incurriendo y que inyectaría liquidez inmediata a sus negocios. Así de sencillo: que no se tribute por el IGIC de la factura pendiente de cobro, modificando lo que tenga que modificarse, señorías, de la normativa tributaria, dentro de los límites autorizados por la legislación comunitaria; es decir, cambiando el criterio del devengo por el criterio de caja. Se trata nada menos que de llevar liquidez a los que arriesgan en lugar de pedirles exclusivamente esfuerzos fiscales, como recientemente en este Parlamento adoptamos una ley -que contó con el voto en contra del Partido Popular- que nos resulta ineficaz como subida de impuestos, como mayor esfuerzo fiscal, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos.

Señorías, es posible, y más que posible es absolutamente seguro, que el Gobierno de Canarias no tenga entre sus prioridades el apoyo claro, el apoyo decidido, a las empresas y a los autónomos; que siga instalado en ese manejo, en ese mensaje de vaguedades, de ocurrencias, de declaraciones de guerra contra el Gobierno de la nación y en las que brillan por su ausencia las reformas concretas y precisas que necesita la economía canaria.

Desde el Grupo Parlamentario Popular no vamos a dejar de presentar reformas, no vamos a dejar de presentar propuestas cada día. Estamos con las empresas, señorías, estamos con los autónomos y estamos con los canarios, con la sociedad canaria, presentando cada día propuestas, medidas de reforma, que alivien las cargas económicas que soportan y sobre todo para conseguir mejor bienestar para ellos.

Insisto, la crisis nos afecta a todos, pero a las pymes y a los autónomos en mayor medida. Su atomización y su escasa capacidad organizativa, frente a la situación de crisis económica que estamos viviendo, los hace más vulnerables. Cuando una gran empresa plantea un ERE o una reducción de plantilla, todos nos enteramos; sin embargo, cuando miles de empresas pequeñas y medianas o autónomos desaparecen no nos enteramos, desgraciadamente.

Mejorar la liquidez y la financiación de las pymes y los autónomos, este es el objetivo de la iniciativa: que no tengan que ingresar en la Administración tributaria el IGIC de aquellas operaciones o servicios que aún no han cobrado. Si lo hacen tal y como está sucediendo en la actualidad, resulta que las pymes y los autónomos están financiando a las administraciones públicas. Y, qué casualidad, en un contexto de crisis como el que estamos viviendo son las administraciones públicas las que tendrían que preocuparse por la liquidez de las pequeñas y medianas empresas y de los autónomos. Si a los impagos y retrasos en los abonos de las facturas que sufren las pymes y autónomos por parte de las administraciones de todos los niveles les añadimos que han de pagar, que han de pagar por sus operaciones sin haber antes cobrado la factura, pues, mire usted, la faena es doble.

Señorías, la crisis, desgraciadamente, nos va a acompañar durante algún tiempo más. Reconozcámoslo y seamos valientes tomando decisiones. Esta sin duda es pequeña pero les aseguro muy importante para los afectados, para las pymes y los autónomos. Y yo creo, señorías, que como diputados regionales y como grupos parlamentarios estamos no solamente a favor de que se acabe la crisis, sino también de poder dotar a las pequeñas y medianas empresas de instrumentos para que puedan sobrevivir. Difícilmente lo van a seguir haciendo si no es con nuestra ayuda, si no es con la ayuda de medidas tan sencillas como estas.

Señorías, les pido a todos coherencia en su voto, les pido responsabilidad, con la única intención -les aseguro- de beneficiar a la economía canaria, al empleo y al futuro de nuestras empresas y de las familias canarias, y sobre todo de frenar la sangría de parados que en estos momentos tenemos en Canarias.

Canarias está sufriendo una crisis de nivel nacional que resulta cada vez más insoportable. Porque, señorías, de esta crisis, de esta crisis de empleo que vive Canarias solo saldremos con los empresarios, solo saldremos a través de los emprendedores, de la mano de estos miles de autónomos y de pymes, que son el verdadero motor económico de Canarias. Esos que cada mañana ponen a Canarias a funcionar.

Nada más, señorías. Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Para la defensa de la enmienda del Grupo Socialista Canario, don Manuel Fajardo.

El señor Fajardo Palarea: Buenos días, señorías. Buenos días, señor presidente.

Señor Rodríguez, usted ha calificado la medida que solicita que se adopte por parte de este Parlamento, a través de una proposición no de ley a adoptar por el Gobierno de Canarias, como una medida relevante, la ha calificado como una revolución desde el punto de vista de la reforma que se pretende. Es cierto que cuando un grupo aborda una cuestión tan compleja como esta en sede parlamentaria, señor Rodríguez, corre el riesgo de simplificar en exceso el objeto de la misma, y creo que eso es lo que ha sucedido con esta propuesta formulada por el Partido Popular, que no dejando de ser una propuesta justa presenta múltiples implicaciones, de las que usted no ha hablado -me imagino que hablará al discutir la enmienda que hemos presentado-, y que exceden con creces el tenor de la proposición no de ley en sí. Por eso el Grupo Socialista ha presentado con ánimo constructivo, reconociendo la justicia de lo que usted está pidiendo, una enmienda al grupo proponente que esperamos que sea admitida.

No obstante, antes de abordar el contenido de nuestra enmienda, señor Rodríguez, quisiera hacer una pequeña observación sobre la oportunidad política de esta iniciativa. Usted, después de haber calificado esta iniciativa como una revolución y como una modificación relevante, es cierto que después habla de que podía ser una medida sencilla, pero lo cierto es que usted habló de la anteriormente aquí aprobada Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, en la que ustedes tuvieron a bien no participar ni incluso enmendándola y dejando pasar una oportunidad si querían haber hablado de este tema.

Recordarle, en cuanto a la oportunidad política, que, según se nos dijo aquí en la anterior legislatura, los grupos que sostenían al Gobierno se dieron cuenta de la existencia de la crisis desde el 2007. Hacer una reflexión que desde el 2007 al 2011 esta propuesta nunca fue traída a esta Cámara; por tanto, el Gobierno no adoptó lo que usted nos pide que adopte ahora.

Y también decirle que si esa sensibilidad que usted nos pide a nosotros para que apoyemos esta proposición no de ley para que instemos al Gobierno de Canarias es una prioridad también para el Gobierno nacional -luego lo argumentaré-, pero hemos visto cómo ha pasado un año, prácticamente un año desde que tomó posesión el señor Rajoy y, sin embargo, no ha llevado a cabo, al igual que usted nos pide con respecto al IGIC, igual medida con respecto al IVA en España.

Usted nos habló de esta Ley de Medidas Administrativas y Fiscales que aprobamos aquí, diciendo que habíamos subido considerablemente los impuestos en Canarias. Yo no voy a entrar en guerra aquí y decirles que ustedes, poquito tiempo después, unos 15 días después, subieron el IVA, pero, bueno, cada uno va regulando y va normando con arreglo a las necesidades que tiene.

Pero, volviendo al objeto de la propuesta, en primer lugar hay que tener en cuenta que la regulación del IGIC -y usted lo sabe perfectamente- siempre ha mantenido un cierto grado de armonización con la normativa del IVA, aunque sean impuestos diferentes. Por ello, salvo contadas excepciones, la diferencia entre uno y otro impuesto consiste solamente en la menor carga impositiva de nuestro tributo. De ahí que la primera parte de nuestra enmienda, señor Rodríguez, se limite a decir que las modificaciones legales que opere el Gobierno de Canarias para incorporar el criterio de caja en el cobro del IGIC se hagan coordinadamente con la propuesta que a efectos de IVA haga el Gobierno de España o las Cortes Generales. Porque ustedes lo llevan en el programa electoral pero, sin embargo, hay una moción, que usted seguramente conocerá al igual que yo, aprobada en el Senado en marzo de este año, donde el Partido Popular, con el apoyo del Grupo Socialista, de CiU, de Entesa de Progrés, nacionalistas vascos y Grupo Mixto, habla de exactamente lo mismo que usted, con una diferencia: usted nos ha hablado de pequeñas y medianas empresas pero, sin embargo, no ha hablado de autónomos, no habla de autónomos en la proposición no de ley. Hoy sí en su intervención. Bueno, decirle que esto es una cuestión para nosotros vital, la coordinación, y esto es una cuestión de lógica y de lealtad institucional. En un momento en que el Gobierno de España les pide a todas las comunidades autónomas que rememos todas en el mismo sentido sería un contrasentido que nosotros rememos de forma diferente que el resto de comunidades autónomas que están afectadas por el IVA.

El matiz de que lo proponga el Gobierno de España o las Cortes Generales obedece a que el Gobierno de España no ha incluido esta reforma en su programa de reformas para el segundo semestre. Mire, el señor Rajoy, a través de su página web de La Moncloa, nos hace llegar a todos los españoles el programa de reformas del Gobierno del segundo semestre del año 2012. Esa prioridad que usted nos pide a nosotros no está contemplada por el Gobierno de España. La reforma que usted pide que se haga en Canarias con respecto al IVA, en el Gobierno de España -yo le dejo el documento, usted puede leerlo-, no aparece. O sea, no es una prioridad para el Gobierno de Rajoy, pese a que hay aprobada una moción en el Senado en ese sentido.

Y además nosotros queremos y esperamos ver qué es lo que se hace a nivel estatal, porque cuando ustedes estaban en la oposición nos pedían eso al Partido Socialista, pero es cierto que ustedes llevan un año, como he dicho, y ustedes no han hecho lo que tenían que hacer o lo que ustedes prometieron en campaña. El problema es que su puesta en marcha -y usted lo sabe- implica una serie de efectos que no estoy seguro de que el Gobierno de España -y por eso no lo ha hecho- y el Gobierno de Canarias puedan asumir en este momento.

Usted nos habla de la crisis pero se olvida de que ustedes... Ayer mismo nos preguntábamos si íbamos a cumplir el objetivo del déficit y, curiosamente, minutos después salió una noticia de que ya España incumple en dos décimas el objetivo de déficit que tiene con respecto a la obligación adquirida con la Unión Europea. Pero, por ejemplo, no sabemos qué criterio de caja pretende aprobar el Gobierno de España, por ejemplo, con respecto al IVA, que nos podría servir de guía, como el IGIC, que tiene una doble naturaleza. Por un lado, es un tributo a ingresar por el sujeto pasivo del impuesto y, por otro, opera como una deducción para el empresario cuando previamente ha sido pagado por su proveedor. Usted conoce la normativa igual que yo. El artículo 66 de la directiva del IVA establece dos formas, es optativa, excepto que el Reino Unido, Alemania y Francia ya lo aplican: el régimen de caja simple puro o mixto. Y luego el artículo 167-bis de la Directiva 2010/45, de 13 de julio de 2010 -por cierto, cuya transposición vence el 31 de diciembre-, establece el sistema de caja doble. Por eso es muy importante la enmienda que le solicitamos, y yo espero que con ánimo constructivo usted la acepte.

Por otro lado -y lo que me parece mucho más importante-, introducir una modificación de forma drástica en esta materia puede producir tensiones de tesorería y de liquidez en las administraciones. Es que usted mismo lo reconoce en la exposición de motivos de su PNL. Dice usted: "Se hace imprescindible que la Administración esté al lado de las empresas -completamente de acuerdo- y de la creación de empleo -completamente de acuerdo- impulsando medidas como la aplicación del criterio de caja para el pago del IGIC a pymes y autónomos a fin de aliviar tensiones de tesorería". Pero, bueno, el problema que tenemos, señor Rodríguez, es que usted quiere trasladar las tensiones, evitar las tensiones de liquidez y de tesorería de las empresas en este caso al Gobierno de Canarias, porque nosotros para poder prestar los servicios tenemos que recaudar, para poder recaudar tenemos que recaudar IGIC y, si no, sería la pescadilla que se muerde la cola. Y a lo mejor si hacemos lo que usted nos dice, resulta que dentro de poco nos estarían ustedes pidiendo explicaciones de por qué no cumplimos el objetivo del déficit. Tengamos en cuenta, como usted sabe, que este es un impuesto que se devenga trimestralmente y si diferimos el devengo del tributo al momento del cobro, podemos encontrarnos con que el Gobierno de Canarias, en el mejor de los casos, tarda en cobrar seis meses lo que tardaría en recaudar en tres. Y en esos tres meses de desfase hay que seguir pagando y hay que seguir prestando servicios, señor Rodríguez. Por eso le pedimos, le aportamos la enmienda que le aportamos.

Además hay que recordar que una parte importante del IGIC, como usted bien sabe, se destina a cabildos y ayuntamientos, con lo que se corre el peligro de agravar aún más las tensiones de liquidez interadministrativa de los ayuntamientos y cabildos que vivimos en estos momentos, como usted reconocía en su intervención.

No hay que olvidar tampoco que el sistema de financiación, que computa como ingresos el tributo del IVA, ¿eh?, nuevamente supondría, la aplicación drástica supondría una aminoración del sistema de financiación que también nos perjudicaría a nosotros. Por eso le pedimos que en la segunda parte de nuestra enmienda se haga de la forma que explicitamos.

Por todo ello, mediante nuestra enmienda hemos incorporado la necesidad de que la aplicación de este criterio en el cobro de la imposición indirecta cuente con un régimen transitorio que regule estas cuestiones y module su puesta en práctica. Pero no lo digo yo, fíjese usted, lo dice hasta el propio ministro De Guindos, como le voy a leer ahora: podríamos estar hablando de un sistema de adelanto por parte del Estado o de establecer un calendario de aplicación gradual del sistema de caja; en cualquier caso, parece lógico huir de una aplicación drástica de la medida.

Por último -y termino-, una cuestión que también creemos fundamental es un posible incremento del fraude fiscal y de la economía sumergida. Así lo han apuntado organizaciones como la Asociación Española de Asesores Fiscales.

Y le leo lo que decía De Guindos. El señor De Guindos decía: uno de los inconvenientes que el Gobierno reconoce, entre otros, y por eso el Gobierno no lo ha hecho con el IVA, a este cambio de criterio es el riesgo de la posibilidad de incremento en el fraude fiscal. Debido a este motivo, parece ser que este cambio se aplicará -decía él-, primero, en principio a la venta con las administraciones públicas y posteriormente al resto de las empresas. Este es el marco que hay a nivel nacional. Yo creo que...

El señor presidente: Don Manuel, un minuto, para que vaya concluyendo.

El señor Fajardo Palarea: Lo digo con el máximo respeto, creo que no se nos puede exigir a nosotros lo que ustedes no se exigen a sí mismos en la Península, porque, bueno, ya con lo que estamos sufriendo en Canarias nos están pidiendo algo que, sin dejar de ser justo, usted sabe que es prácticamente inviable en el día en que estamos.

Por último, decir que relajar criterios de cobro de impuestos siempre lleva aparejado este tipo de efectos y por ello consideramos importante que, paralelamente a la modificación legal que se propone, debe ponerse en marcha un conjunto de medidas tendentes a paliar los mismos. A paliar los mismos tal como hace...; mire, aquí sí trae el Gobierno de Rajoy una serie de medidas a adoptar, entre ellas una modificación del IVA -ya sabemos lo que ha hecho-, una modificación de la lucha contra el fraude, fraude fiscal, ligado con la reforma del Código Penal. Esas son las medidas que había que adoptar; nosotros esperaremos, le proponemos esperar a lo que hace el Gobierno central para ir de forma coordinada con el mismo y ayudar, como usted bien dice, a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos, aunque usted no los cite en la proposición no de ley.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel

Pues fijación de posición con respecto a la enmienda. Sí, claro, porque los demás grupos, para fijar posiciones, tendrán que saber cuál es la posición de su grupo con respecto a la enmienda. Tiene cinco minutos. ¿Lo va a hacer desde el escaño? De acuerdo.

Don Jorge Rodríguez tiene la palabra.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Primera cuestión. Tiene usted razón en algo que debo asumir como un error absolutamente tipográfico, estoy seguro, en la redacción del texto de la proposición no de ley, que si obviamente me referí tanto en mi discurso en relación con los autónomos, obviamente debe estar inserto, integrado, en el mismo texto. Por lo tanto, cuando hablamos de pymes en el texto hablamos también de autónomos. Por tanto, convierto esta matización en una, si me permite, una enmienda in voce: donde dice "pymes" siempre debe decir a continuación "autónomos".

En cualquier caso, en relación con la enmienda presentada por el Grupo Socialista, desde que en el minuto cero el Gobierno de la nación, presidido por el señor Rajoy, comenzara su andadura, en este Parlamento de Canarias no se habla de otra cosa que del Gobierno de la nación, de lo que hace y de lo que no hace. Cualquier propuesta que salga del Grupo Parlamentario Popular tiene inmediatamente la confrontación del Gobierno de Canarias, Coalición Canaria y Partido Socialista, en relación con lo que está haciendo el Gobierno de Rajoy. Yo no sé si más valdrá la pena cerrar este Parlamento mientras gobierne el Partido Popular en Madrid, porque si todo va a tener que consistir, si todo va a tener que consistir en que, según lo que diga el Gobierno de Rajoy y "en todo caso tú más", mire, yo creo que estamos aquí perdiendo el tiempo.

En cualquier caso, no podemos aceptar la enmienda porque entendemos lo siguiente. El IGIC tiene una aplicación muy delimitada geográficamente, que es el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias. Por tanto, la propuesta de resolución que nosotros planteamos es suficientemente genérica como para que el Gobierno de Canarias realice las modificaciones que tenga por conveniente para llevar a efecto tal medida que estamos proponiendo. Por tanto, lo puede hacer sin ningún tipo de problema.

Y, en cualquier caso, en relación con la legislación comunitaria que le sea de afectación, he de decir que tiene perfecta cabida en el apartado 2 del artículo 10 de la sexta directiva del Consejo, que regula el sistema común del IVA. Por tanto, no hay ningún problema porque la excepcionalidad está perfectamente recogida.

Yo creo que estar comentando, como se ha oído por parte del portavoz del Grupo Socialista, que las administraciones públicas que tienen que repartirse el IGIC no van a poder disponer de recursos para desarrollar las actuaciones, las actividades que tengan que realizar, esto no es más que un golpe bajo a las empresas. Se les está diciendo: "ustedes sigan como estamos, que es que si no las administraciones tendrían que cerrar". Mire usted, las empresas, si no funcionan, aquí se cierra todo, absolutamente todo, y lo que estamos intentando hacer es que las empresas tengan el suficiente oxígeno, la suficiente liquidez, como para que el empleo pueda mantenerse y, además de mantenerse, pueda lógicamente incrementarse y hacer desaparecer del Servicio Canario de Empleo la lista de desempleados que en estos momentos pueden cruzar varios kilómetros.

Señor presidente, el Grupo Parlamentario Popular no puede hacer, lógicamente, dar acogida a la enmienda, porque desnaturaliza absolutamente y traslada en el tiempo una propuesta que perfectamente el Gobierno de Canarias puede modificar, puede estudiar, puede realizar los estudios que tenga por conveniente, para darle al sector empresarial, al tejido empresarial, a los pequeños y medianos empresarios y a los autónomos, que hacen funcionar a Canarias cada día, para que su liquidez permita, efectivamente, que el consumo pueda recuperarse, que el empleo pueda recuperarse y, en definitiva, que todos podamos tener mucho mayor bienestar en el futuro que en el presente.

El señor presidente: Gracias, don Jorge Rodríguez.

Fijación de posiciones, Grupo Parlamentario Mixto.

Don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Vamos a ver, estamos generando unas condiciones de promover propuestas aparentemente atractivas a sabiendas de que no van a salir porque no hay mayoría o a sabiendas de que no van a salir porque técnicamente tienen su complejidad y su contra. Yo comprendo también que este es el Parlamento de Canarias y que aquí debiéramos discutir esencialmente los asuntos de Canarias. Es verdad que el contexto de la política española es muy condicionante, yo diría que absolutamente condicionante, y a veces es difícil evitar la correlación de lo que pase aquí con lo que pasa en el conjunto del Estado.

Sobre la propuesta concreta. Aparentemente es razonable que, en este momento no, en cualquier momento, se pagara el impuesto cuando cobren la factura. Es aparentemente razonable, aquí, en Francia, en Madrid y en cualquier lugar. El problema es que la imposición indirecta es la que es y tiene los mecanismos que tiene, y sustituir el criterio del devengo por el de caja tiene inconvenientes técnicos severos y tiene riesgos potenciales de fraude. Este debate no lo ha inventado el señor Rodríguez del Partido Popular sino que es un debate viejo, que es reclamación de las pequeñas y medianas empresas, de las medianas y de las grandes. De manera que estamos hablando de un asunto complicado, difícil de instrumentar y que tiene riesgos, y que además pone a las administraciones púb licas también en una situación comprometida. Lo razonable sería que la Administración General del Estado y la Administración canaria, que tienen esta imposición, buscaran mecanismos de aproximación en la búsqueda de esa ayuda paliativa a las empresas.

Pero mucho más relevante, porque ese sí que es esencial y ese sí que es vital, es el del crédito. Mire usted, yo no sé cuánto apoyo tendría aquí una moción reclamando a quien puede regular el sistema financiero que el esfuerzo que estamos haciendo todos los ciudadanos, endeudando a este país, comprometiendo su futuro, para salvar al sistema financiero, se traduzca también en que los créditos lleguen a las pequeñas y medianas empresas. Si todo va como está planeado, dedicaremos 130.000 millones de euros, entre lo ya comprometido y lo pendiente de comprometer, para salvar un sistema financiero que no acaba de resolver el problema esencial, y es que el crédito circule. Me parece que esa sí que es la mayor. Este asunto, aunque lo consiguiéramos, tiene impacto limitado. No se salvan las empresas ni se salva el empleo ni se salva la crisis con cambiar este criterio en la imposición indirecta. Yo creo que es una simplificación con un ribete demagógico que no se corresponde con el momento dramático en el que vivimos. Yo puedo entender la iniciativa aquí y la iniciativa en Madrid, en el conjunto de España, porque es un factor positivo si se lograra controlar, pero no depende el futuro de las empresas de esto. Esto no es verdad, esto es una simplificación.

De manera que, como aquí se está generando este espacio de confrontación sistemática, aun reconociendo el tema, va a ser difícil apoyar esto y también la enmienda, porque la enmienda dice "y tú más". Pero introduce otra cosa que no tiene nada que ver con esto, que es el párrafo 2 este. El párrafo 2 dice lo siguiente, que no se ha referido ni usted ni usted y que tiene tela; dice que la recaudación del IVA, de los incrementos que ha hecho el Gobierno de España -de la parte estatal, porque el 50% está cedido a las comunidades autónomas y forma parte de la financiación autónoma-, la destine el Gobierno de España, que subió, como saben ustedes, porque le gusta, los impuestos, para distribuirla entre las comunidades que están por debajo de la media de la financiación autonómica. Bueno, esto sí que es un brindis al sol; bueno, esto, bueno, esto es... En fin, yo creo que no se pueden mezclar las cosas.

La verdad es que se queda uno atónito con la propuesta, que la entiendo, con la respuesta, que entiendo el primer párrafo, pero que tiene la lógica esta de "y tú más", que tampoco parece muy razonable, ¿no? A mí lo que me pide el cuerpo es abstenerme en una cosa que no va a salir aquí y seguramente no va a salir en España. Sin embargo, creo que sería razonable estudiar y evaluar para ver el impacto que tiene en las empresas, que será positivo, pero no es revolucionario ni transformador ni salvador, y cuidando siempre el problema de liquidez de las administraciones públicas, que también es un deber, que también está en las leyes, y evitando uno de los riesgos más grandes que tiene el sistema fiscal español, que es el fraude. En este país es donde más fraude fiscal se hace. El 24% del PIB está sin control, según todas las estimaciones. De manera que una medida de estas características, si se tomara, hay que hacerla con todas las cautelas para no aumentar uno de los peores parámetros, que ahora el Gobierno de España tiene en su agenda y me alegro y, por fin, perseguir el fraude fiscal, que pague todo el mundo. A mí me gustaría además que en el sistema fiscal pagaran los que más tienen, cosa que tampoco pasa en España.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel González Hernández.

El señor González Hernández: Buenos días, señores diputados. Señor presidente.

Intervenir al final tiene el inconveniente de que muchas de las cosas que iba a decir han sido dichas, porque, definitivamente, todos estamos preocupados por la posición de las pymes y de los autónomos, pero es que el problema de las pymes y de los autónomos no es el pago del IGIC, es precisamente la imposibilidad de acceso al crédito. Y esa es la verdad, digámoslo con absoluta claridad, y mientras no se resuelva el problema de la banca española, problema al que se le han dado 17 soluciones, bueno, 17 no, pero 5 soluciones o no sé cuántas, 10 soluciones, todas incompletas y estamos esperando a ver qué pasa hoy o mañana con lo que necesitan los bancos para sanearse. Mientras no resolvamos ese problema, no se podrá resolver el problema de la economía canaria ni de la española, porque las empresas funcionan con el crédito. Yo cuando compro algo, pido un crédito, cojo las materias primas, las transformo y las vendo, y pago el crédito y el beneficio. Si no funciona eso, está todo parado.

El tema a priori parece, hombre, una medida, eso de que se pague cuando se ha cobrado parece una buena medida, pero, cuidado, ¿cuáles son las consecuencias? Es decir, en primer lugar el fraude se incrementa totalmente, porque el régimen del IVA o el régimen del IGIC tienen la ventaja de que hay que pagarlo automáticamente y, como hay que pagarlo automáticamente, tiene que descargárselo al otro y, si no se descarga, se detecta el fraude. Cuando usted diga, "no, usted deja la factura y ya la cobrará... cuando la cobre lo paga", a ver con qué seguimiento, qué estructura burocrática hay que montar para ver que las facturas emitidas realmente se han pagado o no se han pagado y cuándo se han pagado. Eso es un tema.

Por otro lado, se ha dicho así, es decir, si se hace eso, habrá tres meses para pagar, otros tres meses para el IVA, habrá uno o dos trimestres donde no se va a recaudar nada y, claro, dígales usted a los cabildos y a los ayuntamientos que están diciendo que están prácticamente imposibles porque les está disminuyendo la recaudación actual, que además de eso se les va a dejar tres o seis meses que no cobren nada.

Entonces las medidas, a veces las medidas que parecen buenas, eso de que el infierno está lleno de buenas intenciones -lo dice el dicho popular-, es verdad.

Yo creo, sinceramente, que lo que se proponía en la enmienda del Partido Socialista, pues, bueno, nosotros la hubiéramos aceptado, es decir, usted haga esto pero hágalo de acuerdo con los demás. Lo primero de todo, quién tiene la competencia, porque una cosa es que lo diga la directiva y otra quién tiene la competencia, porque parece olvidarse que el IGIC no es un impuesto canario, es un impuesto estatal que se aplica en Canarias. Y eso tiene unos enormes condicionantes. Ya quisiera yo que mañana el Partido Popular dijera: "el IGIC para Canarias, que hagan todo lo que quieran, la regulación, es un impuesto canario, no es un impuesto estatal que se aplica en Canarias", y entonces podríamos tomar esas medidas pero hay que hacerlo... Y a mí no me gusta hablar del Gobierno de Rajoy, como no me gustaba hablar del Gobierno de Zapatero, pero está claro que el que tiene la competencia en el Estado es el Gobierno del señor Rajoy. Lo lógico es que fuéramos en paralelo, que buscáramos las soluciones comunes, que se buscaran unas disposiciones de tipo transitorio para poder permitir ese paso del pago automático a un pago retrasado.

Y por eso digo que, aunque las medidas pueden ser buenas, hombre, yo creo, si usted hubiera planteado aquí mejoremos, porque hay que hacerlo, los procesos burocráticos, simplifiquemos los procesos administrativos, que son un impuesto indirecto que está gravando a las empresas en Canarias -lo digo claramente porque lo pienso-, pues, mejoremos quizás algún apoyo de tipo estructural, impulsemos la innovación y sobre todo veamos cómo podemos aumentar el crédito a las empresas... Nosotros poquito, podemos quizás hacer las sociedades de garantía recíproca. Hemos perdido la oportunidad de tener alguna entidad financiera canaria de verdad, pero eso es historia. Las historias se cuentan pero no se rescriben. Pero, sencillamente, sinceramente, no confundamos este tema con la solución para los empresarios ni para nada. Esto es un parche chiquitito, pero que además tiene unos efectos negativos y, por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con lo que se hace. Hay que analizar todas las repercusiones, de qué manera se podía hacer, qué periodo transitorio, cómo se puede compensar, qué piensan los receptores de la recaudación, porque no somos nosotros, nosotros tenemos una cierta capacidad, y si eso, hasta qué punto el Estado está dispuesto a hacerlo, porque lo ha dicho, usted lo sabe, está en el programa electoral, hay un acuerdo del Senado, pero no está en las iniciativas del Estado. Algo está pasando.

Y no diga usted que es que somos aislados. Los sistemas fiscales nunca están aislados, los procesos se comunican. Nosotros no homologamos el IGIC con el IVA por un capricho, porque no tendríamos por qué, porque en realidad no existe, el IGIC no está... Canarias, como usted sabe, la sexta directiva excluye a Canarias de la aplicación del IVA, pero es que hay un constante proceso de comercialización y de transferencias de medios y de servicios, y por eso vamos en paralelo, para evitar que alguien se aproveche de eso. Por ejemplo, alguien que coja una empresa, que la vende a otra, no paga el impuesto y la otra se declara en quiebra o en suspensión de pagos, como se dice ahora. Y entonces, ¿quién se traga el impuesto?

Señor representante del Partido Popular, yo creo que es una buena intención, pero esto habría que meditarlo mucho y desde luego, si usted no acepta las enmiendas, nosotros vamos a votar en contra porque crea usted un problema y no busca solución alguna.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel González.

Señorías, primero vamos a votar esta proposición no de ley y luego trataremos la anterior, que quedó pendiente.

Vayan ocupando sus escaños, por favor. Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre modificación legal necesaria para que las pymes puedan pagar el IGIC conforme al criterio de caja. Había una enmienda del Grupo Parlamentario Socialista que no fue aceptada; por lo tanto, se vota la proposición no de ley tal como estaba presentada. ¿De acuerdo? Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 49 presentes; 18 a favor, 29 en contra y 2 abstenciones.

Queda rechazada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0107 Sobre modificación legal necesaria para que las Pymes puedan pagar el IGIC conforme al criterio de caja.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico