Diario de Sesiones 100/2013, de fecha 26/11/2013 - Punto 26

'· 8L/C-1089 Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre política de recursos ante el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo.'

'El señor presidente: Comparecencia del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre política de recursos ante el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo.'

'Don Miguel Cabrera Pérez-Camacho, tiene la palabra.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Un momentito, señor presidente.'

'El señor presidente: Sí, sí, dígame.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Es que tengo que poner de manifiesto...'

'El señor presidente: Perdón, perdón, don Miguel, déjeme parar esto.'

'Sí, dígame.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): La anomalía consiste en que el título que figura en el orden del día es "política de recursos ante el Tribunal Constitucional y ante el Tribunal Supremo" y no es así la comparecencia que yo solicité. El título que está escrito aquí y firmado por la portavoz del grupo dice: "política de recursos fallidos". No es lo mismo "política de recursos" que "de recursos fallidos", señor presidente.'

'¿Está claro, no?'

'El señor presidente: Evidentemente, si es así, de los servicios de transcripción de la Cámara y de los letrados, no pasar no pasa nada, pero hay que aclararlo, efectivamente. Si es así pues que se corrija, letrado, y se introduzca en el título la palabra "fallido".'

'Tiene la palabra don Miguel Cabrera Pérez-Camacho para la exposición de la comparecencia.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: Señor presidente.'

'Señorías, toca hoy hablar de la confrontación judicial. De todos es sabido que los partidos nacionalistas usan como arma política la confrontación permanente con el Estado, si no fuera así perderían gran parte de su razón de ser y peligraría incluso su propia existencia como formaciones políticas. En algunas ocasiones, hemos visto que esa confrontación es la única arma que pueden dar a su electorado, lo único que pueden ofrecer. Piensen ustedes, si no es la confrontación, ¿qué ofrecería Coalición Canaria a su gente? Nunca van a reconocer el desgaste, nunca van a reconocer la ineptitud política en muchas circunstancias, no van a asumir nunca que llevan gobernando desde 1987 -1987- y que, en consecuencia, gran parte de los males que nos aquejan son, de forma principal, el resultado de su gestión. Por ello se ocupan de marear la perdiz con enfrentamientos, intentando que la gente no se dé cuenta de los pésimos gobernantes que tenemos, no se den cuenta lo que han hecho con Canarias en los veintiséis años que llevan comiendo en el dornajo regional.'

'En unas ocasiones, esta política de enfrentamientos, esta política de confrontación o estrategia clásica de confrontación, la manifiestan mediante amenazas y declaraciones formales o informales de la Presidencia del Gobierno -don Paulino Rivero- a las cuales nadie, en Madrid ni aquí, le da la más pequeña importancia ni credibilidad. En otras ocasiones, dan licencia a un pringado para que haga el machango llamando traidores a los parlamentarios del Grupo Popular. Nosotros, nosotros, ni caso, pero tomamos buena nota del insulto. Siguiendo el consejo de JFK, el presidente Kennedy decía siempre "perdona a tus enemigos, pero nunca te olvides de sus nombres".'

'Y, por último, está la confrontación judicial, la que se sustancia ante los tribunales de justicia. Quiero dejar claro antes que nada un sentimiento: que nadie piense que a mí me hace feliz el desprestigio forense de la comunidad autónoma ante los más altos tribunales del Estado. No me hace feliz. Muy al contrario, cuando un letrado del Tribunal Constitucional me dice "es que los canarios están pidiendo cosas que nos hacen alucinar", yo me pongo colorado. La política de recursos fallidos diseñada por don Paulino Rivero y su equipo, la política de recurrir todo lo recurrible tiene un altísimo coste económico, político y moral, porque el dicho "ya están los canarios con sus batallitas" acaba pasando factura ante los ojos de los más competentes magistrados de la nación. Por eso no puedo decir que me agrade. Otra cosa distinta, para ser sinceros, es que sí me agrade que los tribunales de vez en cuando pongan al Gobierno de Canarias en su sitio cuando hace y dice boberías, lo que viene ocurriendo casi a diario, al Gobierno de Canarias y al grupo de iluminados jurídico-políticos que rodean en el palacete de la Presidencia a don Paulino y que en derecho nunca han sabido hacer la "o" con un canuto.'

'La política de recurrir todo es un desastre. No existe por parte del Gobierno de Canarias el deber de recurrir todo, conduce esa política al abismo. Se debe recurrir cuando hay argumentos razonables y defendibles en los que fundamentar los recursos. Por ejemplo, omisión de informes preceptivos de este Parlamento, ahí hicieron perfectamente; pero cuando hay argumentos de peso, no recurrir todo por recurrir. No se pueden dar órdenes a los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias que sean irresponsables, porque los letrados de los servicios jurídicos muchas veces a regañadientes tienen que obedecer las órdenes, sabiendo que dedican su tiempo y su esfuerzo en preparar recursos que nunca van a prosperar.'

'El señor presidente: Don Miguel, un minuto para que vaya terminando.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: No sé quién comparecerá hoy por el Gobierno, debería hacerlo don Paulino Rivero, que es el director de los servicios jurídicos. Él es el responsable, el que los dirige, el que los dirige, el que da instrucciones, el que dice contra qué leyes se recurre y contra cuáles no; pero últimamente don Paulino le dedica más tiempo a Rubalcaba que a este Parlamento.'

'En todo caso, el que represente al Gobierno me gustaría que me respondiera las siguientes preguntas. Primera: en los últimos cuatro años, señor consejero, ¿cuántos recursos se han ganado y cuántos se han perdido en el Tribunal Supremo? Igual en el Tribunal Constitucional. Tercero: ¿cuál es el coste de la política de recursos fallidos? Cuarto: ¿cuánto nos ha salido o nos va a salir a los canarios el aplastamiento que ha hecho Lidel Supermercados de todos los recursos planteados por el Gobierno de Canarias, incluso en el Tribunal Supremo? Y, por último, el chanchullo de Tindaya: ¿cuánto nos va a salir al final el chanchullo de Tindaya, que ya han perdido también en el Tribunal Supremo?'

'El señor presidente: Muchísimas gracias, señoría.'

'Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.'

'El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente, señorías, buenos días a todos y a todas.'

'Señor Cabrera, pues solicita usted una comparecencia al Gobierno para que explique -y cito textualmente, lo digo por su corrección, lo habíamos entendido perfectamente- la política de recursos fallidos ante el Tribunal Constitucional; también es verdad que mezcla en las partes el Supremo, pero, bueno, como si pudiese haber una política en el tal sentido, una política de recursos fallidos, ¿no?'

'Mire, para aclararle la desafortunada frase, este Gobierno lo que hace es utilizar los mecanismos que nos ofrece el Estado de derecho, esos que usted muy bien conoce y que forman parte esencial de nuestra democracia, y que, por su condición de jurista, no creo realmente que los esté poniendo en cuestión. Eso entiendo. En consecuencia, y con independencia de que las sentencias sean favorables o no, el Gobierno de Canarias no dejará de acudir al Tribunal Constitucional, ni a ninguna otra instancia, cuando considere que determinadas normas o actos lesionen su ámbito de autonomía o vulneren el ordenamiento jurídico, para que le quede claro.'

'Se trata tanto ciudadanos como instituciones, y a la que no renunciaremos a ejercer. Es más, de hacerlo, estaríamos incurriendo en una dejación y una grave omisión, incompatible con la defensa de los intereses generales a los que debemos servir.'

'Usted debe saber que es una obligación de este Gobierno garantizar y velar por el pleno respeto al sistema constitucional y a nuestro Estatuto de Autonomía. Por tanto, señor Cabrera, no debe quedarle duda de que seguiremos realizando un estrecho seguimiento de toda la actuación normativa y administrativa del Estado. Y, allí donde detectemos una invasión competencial, una extralimitación, una actuación arbitraria o contraria a principios y preceptos constitucionales o estatutarios, reaccionaremos con los instrumentos que el sistema constitucional, el sistema constitucional, pone a nuestra disposición. Es decir, si, señor Cabrera, si, con esta comparecencia, lo que pretende usted es provocar algún desaliento en la línea de actuación del Gobierno en la defensa de los intereses generales, la respuesta que va a obtener, señor diputado, es rotundamente negativa. Porque, además, es la propia Constitución la que, como usted bien sabe, prevé estos mecanismos de reacción y la que concede legitimación a las comunidades autónomas para que, por tanto, sean utilizados.'

'Aclarada la primera importante cuestión, la cuestión fundamental que sustentaba esta comparecencia, permítame hacer referencia a los recursos que usted hacía referencia en su solicitud de comparecencia, a los que no ha hecho referencia en este momento.'

'Mire, había recursos contra la Ley Estatal de Patrimonio Natural y contra la Ley de Espacios Naturales Protegidos, que, a pesar de ser desestimados, hay que recordarles a sus señorías que el alto tribunal sí abre la puerta a que las islas puedan asumir las competencias de las aguas, una reclamación objeto de otro litigio, por lo que se presentó el recurso; y, a pesar de que el tribunal en su momento no pudo valorar la Ley de Aguas Canarias, porque fue aprobada en el 2010 -sí, le recuerdo que hemos discutido aquí sobre esa sentencia, señor Cabrera-, digo que no pudo ser valorada porque ese recurso a la ley era del 2007, la ley como usted bien sabe es del 2010. Sí hay que reconocer que, de la lectura de la misma, se tuvo en cuenta en los fundamentos jurídicos de ambas sentencias los dos recursos que se presentaron. Y la tuvo en cuenta para decir que una ley ordinaria, por un evidente rango normativo, no podía fijar el ámbito territorial de una comunidad autónoma, al ser materia reservada al estatuto de autonomía. Esto es, el Tribunal Constitucional no se opone, señor Cabrera, a que las aguas jurisdiccionales adyacentes de Canarias puedan formar parte de nuestro territorio, lo que afirma es que deben incluirse de forma expresa en el estatuto, y ese es el camino que pretendemos todos recorrer.'

'Por otra parte, el pasado mes de abril se desestimó el recurso de inconstitucionalidad impuesto por el Gobierno de Canarias contra determinados artículos de la ley de presupuestos del Estado para el año 2008. Un pronunciamiento que también ha fundamentado una posterior sentencia referente a las cuentas estatales de 2012. Y este Gobierno, por supuesto, acata y respeta la sentencia, aunque hay cuestiones que no puede compartir en su interpretación, dadas que en ambas sentencias sí es verdad que resalta las peculiaridades de financiación que merece nuestra comunidad autónoma. Por tanto, digo, la aceptamos pero no la compartimos, como creo que podemos hacer todos.'

'Mire, el Tribunal Constitucional en esa sentencia principalmente vuelve a sustentar toda su discusión al rango normativo. Es decir, que una ley ordinaria como la que regula el REF, y en la que se establece que el Estado debe invertir en Canarias al menos la media de lo que invierte en el conjunto de las comunidades autónomas, es modificada por una ley de presupuestos. Por lo tanto, nuestro REF, coincidimos todos que ha quedado debilitado. Por tanto, esta sentencia lo que se deriva es la necesidad de fortalecer institucionalmente nuestro REF, y yo creo que en eso hemos coincidido todos, todas las fuerzas políticas de este Parlamento. Tal es así, que hemos acordado, en la resolución parlamentaria de julio del 2012, incidir en esta protección institucional referente al REF en una modificación parcial del título IV del Estatuto de Autonomía. Eso está en la resolución. Por lo tanto, ahí estamos por lo menos todos de acuerdo. Es más, en otro reciente pronunciamiento, al que usted ha hecho referencia también-, el Constitucional ha dejado en suspenso determinados aspectos de la RIC, precisamente por cuestiones formales de no solicitar los informes preceptivos de este Parlamento. Sin embargo, por tanto, y, a pesar de reconocer, cito textualmente, que Canarias, digo la sentencia del Tribunal Constitucional cita textualmente dice que Canarias tiene "un plus de participación en el proceso legislativo" y debe tener "la garantía de ser oída en las reformas que atañen [...] a su régimen especial".'

'Bueno, pues, eso es lo que dice, pero eso no es lo más relevante de todo este proceso, ¿no?, porque, como usted bien ha dicho, lo más trascendental es que esos informes vinculantes no son preceptivos. Por lo tanto, aunque se requiera formalmente esa opinión para que el Estado pueda modificar el REF, no existe obligación de tenerlo en cuenta. Sobre esto hemos discutido ya mucho. Y esto es lo que me parece que reviste especial gravedad, tal es así que hemos acordado una resolución para proteger institucionalmente la defensa de nuestro REF.'

'Por tanto, después de todo este periodo, debemos concluir que los derechos históricos y nuestras peculiaridades deben salvaguardarse en una reforma del estatuto. Porque entiendo que esos principios -y ahí coincidimos nuevamente todos- son indiscutibles, deben estar al margen de gobiernos, de rangos normativos o incluso de interpretaciones jurídicas. Repito: ahí coincidimos todos. Por lo tanto, hemos acordado incluso esta modificación estatutaria.'

'Y mire, señor Cabrera, por tanto, con estas premisas, estudiando esa situación, los Servicios Jurídicos de la comunidad autónoma elaboraron, por ejemplo, las alegaciones a los recursos presentados contra las leyes de presupuestos estatales, las del 12, las del 8 y las del 12, porque esas leyes de presupuestos no contemplaron, en nuestra opinión, determinados aspectos fundamentales, señor Cabrera, yo creo que ahí debemos coincidir. Pues, no podemos aceptar que la compensación para la supresión del antiguo y extinto ITE, no podemos aceptar que se incumpla la ley de financiación de las comunidades autónomas. No podemos ni debemos aceptar la insuficiencia en la dotación del Fondo de Compensación Interterritorial, o lo que hemos discutido aquí muchas veces: que la inversión en Canarias sea mucho menor que la media de lo que se invierte en el conjunto de comunidades autónomas.'

'Por lo tanto, no podemos observar esa realidad y quedarnos impasibles; y, por tanto, la presentación de los recursos, ¿no? Es decir, basándonos en todos estos aspectos, en los aspectos observados en las leyes de presupuestos, entendemos necesario, y así lo entendimos, que debíamos presentar los recursos ante las leyes de presupuestos. Porque entendemos, creemos, seguimos creyendo, en nuestra concepción de lo que son los fueros canarios, que, en esas leyes de presupuestos, no se respetan los principios del REF y, por tanto, se incumplen esa obligación. Por lo tanto, dado que se incumple la obligación de la inversión media en el REF, fijada en nuestras leyes del REF; que se sigue exigiendo a Canarias una compensación por el extinto ITE; entendemos que así, por lo tanto, se modifica el modelo fijado en la ley de financiación de las comunidades autónomas, y entendemos que esos aspectos también forman parte del bloque constitucional, la ley orgánica de financiación de las comunidades autónomas. Lo entendemos así, y por eso se presentaron los recursos, porque no nos olvidemos que, de esta forma, entre otras cosas con las compensaciones, se detraen a la Comunidad Autónoma de Canarias unos ingresos para alterar de esa forma el sistema de financiación.'

'La consecuencia, señor Cabrera, es que se está privando a las islas Canarias, a la comunidad autónoma, se está privando a los canarios de unos recursos que fueron, no nos olvidemos, calculados en la ley de financiación de las comunidades autónomas para el cumplimiento de las competencias que tiene asignadas. Por lo tanto, esa disminución de esos recursos por esa compensación del extinto ITE deriva en la conculcación del principio de autonomía financiera y el de insuficiencia financiera, principios que entendemos que están consagrados en la Constitución, y por eso la presentación de los recursos.'

'En definitiva, todo esto son argumentos jurídicos, que, independientemente de que no hayan sido considerados por parte del Tribunal Constitucional, sí entendemos que están respaldados por las leyes vigentes y que son, sobre todo, fruto del reconocimiento histórico de las singularidades canarias, ¿no? Es decir, por eso la presentación de los recursos, señor Cabrera.'

'Y, para finalizar, y aun sabiendo que usted lo conoce a la perfección y ha hecho la pregunta, pues mire, usted sabe perfectamente que no existe coste económico por nuestras impugnaciones al Tribunal Constitucional, porque no hay imposición de costas y porque todo el trabajo procesal se realiza a cargo de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Canarias. Sin embargo, señor Cabrera, y lo más relevante de todas estas actuaciones reside en un aspecto fundamental que me gustaría volverle a dejar meridianamente claro. Mire, este Gobierno ha utilizado...'

'El señor presidente: Sí, sí, un minuto, sí, sí. Un minuto, un minuto.'

'El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Le decía, señor Cabrera, que este Gobierno ha utilizado y utilizará todos los mecanismos que nos ofrece el Estado de derecho, y que lo hará siempre que considere que las normas dictadas por el Estado lesionen el interés general de los canarios. Como bien sabe, además, la primera opción que se trabaja cuando, previo a la presentación de los recursos, es la solicitud al Estado del establecimiento de las negociaciones bilaterales para corregir una situación. Habitualmente, la respuesta del Estado suele ser ni siquiera sentarse a negociar, y por tanto la presentación de los recursos.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González.'

'Los grupos no solicitantes de la comparecencia, don Román Rodríguez.'

'El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente.'

'Vamos a ver, es legítimo y es razonablemente habitual que en un Estado compuesto, como el nuestro, los distintos poderes, pues rocen, tengan dificultades y se produzcan requerimientos en relación a las normas de cada nivel, y de hecho yo diría que hay etapas en las que se recrudecen los conflictos entre los territorios y los poderes centrales del Estado en función de la sensibilidad del gobernante de turno, ¿no? A mí me parece que lo sustancial de estas discrepancias debiera resolverse por la vía política. Primero porque lo que sustenta casi todo lo que hacemos es justamente esto, ¿no?, y solo debiera recurrirse a la vía judicial cuando hay fundamento y cuando se han agotado todas las demás vías. Esto sería lo razonable. Cierto es que, insisto, que excesos en este sentido los podemos ver en ambas direcciones. Ahora tenemos una comparecencia pedida por mi grupo -no sé si es esta tarde o mañana- en relación a una pretensión de la Administración General del Estado en relación a la ley turística, que ha convocado la Comisión Bilateral justamente porque considera que hay preceptos de la ley que pudieran vulnerar la Constitución en relación a la libre competencia, y a mí me parece que es legítimo que el Estado pueda requerir a la Comisión Bilateral, pero me parece poco razonable que se resuelva esto en el ámbito del Tribunal Constitucional porque esta es una competencia esencialmente de la comunidad, me refiero a la competencia turística.'

'En cualquier caso, lo que digo es: hay que recurrir a los tribunales de manera excepcional y con argumentos, y en ocasiones, aun teniendo argumentos, uno no debe arriesgarse. Yo he dicho aquí en esta tribuna, en esta etapa, que alguno de los recursos ante el Tribunal Constitucional nos podía salir el tiro por la culata, el tiro por la culata; y el tema del REF es uno de ellos. Es evidente que el REF es una ley ordinaria y que las leyes de presupuestos son difíciles de condicionar. Pero, digan lo que digan las leyes, lo que es indiscutible es que es de justicia que a esta tierra se le trate como mínimo como a la media. Digan lo que digan las leyes, las cosas políticas pueden ser reprobables y discutibles al margen de lo que digan las leyes, y se arriesgó con ese recurso y algunos advertimos que ese riesgo se corría, y ha ocurrido.'

'En relación al tema de las aguas, digo lo mismo, yo sostengo que aquella ley es una ley sin contenido jurídico, lo dijimos entonces y lo dijeron sin ninguna eficacia jurídica. Es un paripé, y desgraciadamente el tiempo ha dado la razón. Eso no quiere decir que el Gobierno no esté legitimado -este y el de Madrid- para, cuando considere que una norma vulnera las reglas, después de agotar el diálogo, ir a los tribunales, que debiera ser -insisto- lo excepcional.'

'El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.'

'Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Manuel Fajardo.'

'El señor Fajardo Palarea: Sí, buenos días, señorías. Buenos días, señor presidente.'

'Hombre, lo ideal efectivamente es que antes de llegar a un recurso se agoten todas las vías amistosas y de diálogo entre los diferentes estamentos del Estado, ¿no?'

'Yo creo que el motivo y el propósito de cualquier recurso judicial es colegible de la fundamentación y motivación del mismo, y que la gran mayoría de los supuestos, como saben los juristas presentes en la Cámara, lo que se pretende es combatir algún pronunciamiento que se entienda desfavorable, o incluso en algunos casos un pronunciamiento sobre cualquier cuestión que omisivamente no se haya contemplado en el fallo de una sentencia o de una disposición, en un acto en el que se intente impugnar. De ahí que aseverar, aun bajo la fórmula de comparecencia, la existencia de una política de recursos fallida para mí es cuanto menos extraño, ¿no? Porque yo creo que todos convendremos en que nadie lleva a un consejo de gobierno una propuesta de recurrir a sabiendas del resultado negativo del recurso, por lo menos eso es lo que piensa mi grupo, porque sería una auténtica locura. Nosotros presuponemos a cualquier gobierno, al Gobierno del Estado también, y de hecho hemos apoyado en este Parlamento recursos con independencia de quién gobierne en Madrid, y con independencia también de las cuestiones que se estén discutiendo jurídicamente. Es más, pensamos que un gobierno que no defienda los intereses generales de una comunidad autónoma estaría haciendo una grave dejación de sus funciones y, por tanto, quedaría inhabilitado para poder seguir gobernando una comunidad.'

'Y todo es discutible en derecho, conoce perfectamente el solicitante de la comparecencia, que tiene una vasta formación jurídica, que hay un viejo dicho, adagio en derecho, de que para ganar un pleito tienes que tener la razón, saber exponerla y que te la den, a veces ganas los pleitos sin tener la razón, sin saber exponerla y te la dan, y a veces, teniendo la razón y sabiéndola exponer, no te la dan. Por tanto, un pleito se puede ganar o se puede perder.'

'Mi grupo, desde luego, va a mostrar el absoluto respeto por los Servicios Jurídicos de este Gobierno, de la comunidad autónoma. Y recuerdo pleitos como el de Tebeto, que se ganaron gracias a un recurso interpuesto ante el Tribunal Supremo, o recuerdo pleitos, muchos pleitos ante el Tribunal Supremo donde se nos reclamaban, había reclamaciones millonarias como consecuencia de la ley, de la aprobación de la ley de medidas urgentes, ¿recuerda el señor compareciente?, y se han ganado. Aquí se ha preguntado por los que se han ganado, por los que se han perdido, bueno, yo creo que habría que hacer un recordatorio de todos en una comparecencia mucho más amplia.'

'Pero sí me llama la atención, y termino, en dos cosas, y le voy a hacer una pregunta. Aquí se ha hablado de confrontación y batallitas, volvemos a la historia de que aquí solamente ha gobernado Coalición Canaria durante estos veintipico últimos años, parece ser que alguien se olvida que ha gobernado también con Coalición Canaria. Le voy a preguntar, entre esas batallitas y esa confrontación, en los acuerdos que se adoptaron en los consejos de gobierno, ¿había sentado algún consejero del Partido Popular? ¿Y algún consejero del Partido Popular, por las fechas que tengo aquí, fue el que propuso recurrir alguno de estos asuntos?'

'El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.'

'Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano.'

'El señor Ruano León: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.'

'Podíamos empezar, señor Cabrera, pues, básicamente porque usted empezaba en relación con la redacción, aunque lo más probable es que los servicios de la Cámara lo hayan adaptado, porque los recursos no son fallidos, en su caso el fallo es de las sentencias, y por lo tanto la sentencia es favorable o desfavorable, y atribuir el carácter fallido es un modo coloquial de entenderse, si quiere usted, en el foro que es más un lenguaje ajeno a esta Cámara, que es una Cámara política. Y esta es la primera cuestión, este es el Parlamento de Canarias, los debates en esta casa son debates políticos, y a veces los que de profesión tenemos el derecho, tendemos a producir debates que son más propios de un tribunal de justicia.'

'Entiendo que, si, como decía el consejero, no hay una política del Gobierno en torno a decir o a establecer controversias desde el punto de vista jurídico, sí existen acuerdos en el ámbito político, y, por lo tanto, yo creo que esta es una primera cuestión, debemos siempre, siempre, afirmar que la política es un ámbito y el derecho es otro. Intentemos, por tanto, en algunas cuestiones que son políticas y que pueden, en las que podemos concurrir, como, por ejemplo, en la defensa de nuestro Régimen Económico y Fiscal, y ya hemos aprobado de forma unánime una resolución el pasado año. Intentemos, por tanto, dar salida a esa protección institucional que el Tribunal Constitucional nos exige y que nosotros, todos, incluyéndole a usted, señor Cabrera Pérez-Camacho, y todo su grupo, acordó en julio del pasado año y era proteger institucionalmente el REF mediante una modificación puntual del Estatuto de Autonomía de Canarias respecto de este tema. Y, ahora, con recientes sentencias del Constitucional, se hace muchísimo más urgente afrontar esos asuntos.'

'La verdad es que polemizar en torno a cuestiones pasadas tiene el defecto que nos plantea el señor Fajardo, que, además, puede decir que está libre de toda culpa en tanto que su grupo parlamentario, su partido, no ha estado conformando hasta muy recientemente el Gobierno de Canarias, y volver al pasado siempre nos produce un análisis deformado de la realidad, porque se trata de decisiones que se tomaron en un tiempo diferente.'

'Por tanto, señor Cabrera Pérez-Camacho, yo creo que lo más importante, en lo que deberíamos concluir, después de su comparecencia, es básicamente, y a eso y le pido un compromiso público, si está de acuerdo su grupo parlamentario en dar cumplimiento a la resolución aprobada por todos del Régimen Económico y Fiscal y específicamente a que modifiquemos el Estatuto de Autonomía de Canarias en lo relativo a fortalecer el régimen institucional del Régimen Económico y Fiscal del Archipiélago.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.'

'Don Miguel Cabrera Pérez-Camacho, su segundo turno, de réplica.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: Gracias, señor presidente.'

'Don Javier, el que le hizo el discurso lo engañó y le ha obligado a decir mentiras en la Cámara, ahora le explico por qué. Vamos a ver, sentencias del Tribunal Constitucional, vamos a distinguir dos grupos: uno primero, las sentencias de 8 de enero, de 11 de abril y de 23 de mayo de 2013, referidas precisamente a, una, hidrocarburos; otra, patrimonio natural; y, otra, red de parques naturales. Bien, las tres son contundentes, el mar territorial no puede nunca, en ningún caso, formar parte del territorio de la comunidad autónoma, usted ha dicho lo contrario. Y son contundentes, las tengo ahí, si quiere las podemos comentarlas después, pero el jurista, si es que es jurista, que le redactó el discurso lo ha engañado, las tres machacan cualquier posibilidad y solamente en un caso concreto, en el caso de continuidad ecológica se prevé que, con previsión estatutaria, puedan extenderse algunas competencias ejecutivas en la expropiación de parques y nada más, y nada más. Es que no ofrecen ninguna duda. Es más, mire, la sentencia -tampoco podría ser otra cosa, de acuerdo con el artículo 132.2 y 149 de la Constitución, no nos llevamos ninguna sorpresa por eso-, pero, le digo, en cualquier caso, la sentencia de 23 de mayo de 2013 llega a ser cruel con la ley de aguas. Usted ha dicho también que no se pronuncia sobre la ley de aguas porque es anterior, no, no, se pronuncia expresamente, expresamente, se la puedo enseñar, la tengo yo ahí. Dice expresamente, refiriéndose a la Ley de Aguas Canarias, "es obvio que una ley ordinaria del Estado no puede ni modificar una regulación estatutaria -lo dice así- ni puede afectar al espacio de competencias de la comunidad autónoma ni a la delimitación del territorio". Es decir, está diciendo en dos palabras: ley de aguas a la papelera, no sirve para nada, pero, claro, eso es por tozudez de ustedes y ganas de hacer el ridículo, ganas de ir al Tribunal Constitucional en tres ocasiones para hacer el ridículo. Porque esa advertencia nosotros desde esta Cámara, desde esta tribuna se la habíamos hecho veinte veces y ustedes, sin embargo, plantean tres recursos ante el TC para llevarse tres palos consecutivos.'

'Vamos al siguiente grupo de sentencias, las referidas a los recursos contra las leyes de presupuestos para 2008 y 2012, sentencias de 23 de abril y 10 de octubre de 2013. Efectivamente, los servicios jurídicos fueron a esa sentencia sabiendo que lo iban a perder y alegaron lo que usted ha dicho que iban a alegar, y el Tribunal Constitucional desestimó los argumentos y desestimó los recursos. Otra vez, ganas de ir a perder, ir otra vez a que le pongan a uno la cara colorada. Le recuerdo, seis meses antes de la primera sentencia, el 6 de noviembre de 2012, este diputado, en nombre del grupo del PP, advirtió a esta Cámara que esos recursos se perderían, y lo advirtió, porque dije claramente, y está en el Diario de Sesiones, que las leyes de presupuestos no pueden ser condicionadas por normas de una ley de igual rango. Y yo dije también que mientras que no se incluyesen en el bloque de constitucionalidad junto a las leyes orgánicas y a la Constitución tales preceptos del REF, precisamente el más importante el artículo 96, ocurriría así. Ha ocurrido dos veces, a pesar de que se lo habíamos advertido, pero va a ocurrir en varios de los recursos pendientes, porque es muy simple. No solamente repito lo que dije el 6 de noviembre, sino que, además, ahora voy a dar un paso más en la argumentación y, de alguna manera, ya contesto con ello a don José Miguel Ruano. El paso más va a consistir en responder, un poco, a algo que alguien le escribió a Paulino Rivero en su Twitter y que él ha repetido en la conferencia con Rubalcaba. Habló de la reforma de la Constitución para hacer constar determinadas prebendas, entre comillas, o derecho, según otras, en la Carta Magna.'

'Mire, vamos a ver, la ley de presupuestos es la expresión más terminante de la soberanía en el Estado. Es la ley que determina cuáles son las disponibilidades y cuáles son las necesidades del ejercicio, y, en consecuencia, cuando poco hay poco se puede repartir, pero no puede haber una norma que condicione a la ley de presupuestos porque en la ley de presupuestos está el origen de la soberanía del Estado prácticamente, es la ley más importante en la que se muestra la soberanía del Estado, y no va a haber posibilidad alguna de que en la Constitución se vaya a hipotecar mediante hipoteca en el estado de gastos de los presupuestos privilegios en favor de sectores concretos. Si eso se sueña con ponerlo en la Constitución yo les digo desde ahora que eso es tiempo perdido, ni esta Constitución ni la que la sustituya en el futuro podrá establecer hipotecas de ese tipo. La única hipoteca en favor de los estados de gastos del presupuesto es la que hoy se contiene en el artículo 135 de la Constitución, es decir, la hipoteca en favor de la regla de oro del equilibrio y en favor del pago de amortizaciones e intereses de la deuda pública. Y no habrá nunca más, no hay hipotecas en la Constitución sobre los estados de gastos de los presupuestos. Fuera de ellos, le digo: nuestro grupo va a apoyar cualquier mecanismo -lo dijimos y lo reiteramos- que implique que, de alguna manera, salga reforzado el fuero económico. Pues por supuesto que vamos a apoyarlo, pero sin soñar, don Javier, sin plantear el ridículo en recursos fallidos ante el Tribunal Constitucional, sin pedir algo que nadie nunca va a aceptar, sin pedir que la doctrina de don Paulino y del rancionalismo rampante impere en la Constitución. En cuestiones sensatas, estaremos al lado de todo el Parlamento de Canarias y junto con él, pero no nos pidan que apoyemos disparates.'

'Segundo, o tercer punto, ya dejando a un lado el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo. No me ha respondido a nada de lo que he dicho y, además, la mención al Tribunal Supremo sí estaba en el escrito de la solicitud de comparecencia. Vamos a ver, el Tribunal Supremo lo que ha venido a decir es que una consejería del Gobierno de Canarias y el propio Gobierno de Canarias aplastó los derechos de una empresa que se llamaba Lidel Supermercados, una empresa, la aplastó con abuso de derecho, la aplastó con potestades absolutamente arbitrarias, y eso lo dijo tanto el TSJ en nueve sentencias, como el Tribunal Supremo en otras tantas.'

'Mi pregunta es muy clara: ¿cuánto nos va a costar ese disparate? ¿Qué indemnización habrá que pagarle a la empresa que ganó todas las sentencias en el Tribunal Superior de Justicia y en el Supremo? ¿Cuál va a ser la indemnización y quiénes -aunque ya lo intuyo- vamos a tener que costearla? También le pregunto: ¿qué intereses intentaba beneficiar la consejería de Coalición Canaria, señor Ortiz? ¿Cui prodest? ¿A quién se intentaba beneficiar? Me gustaría que me lo dijera.'

'Y, por último, Tindaya. La sentencia del Tribunal Supremo le dice que no a las pretensiones del Gobierno de Canarias de recuperar 22 millones de euros; y no solamente le dice que no, sino le dice que los que ustedes demandaron como responsables no son los responsables, le dice que los responsables son el Gobierno de Canarias. Es evidente que las preguntas ya se puede usted imaginar por dónde van a ir. ¿Nos puede decir, de una vez por todas, quién se hizo rico con Tindaya a costa nuestra? ¿Nos puede decir, señor González Ortiz, dónde fue a parar el dinero de Tindaya, ese dinero que reclama el Gobierno ahora? ¿Nos puede decir quién es, pues, el responsable de ese desaguisado? No me vale que usted me diga que aquel era otro gobierno, señor González Ortiz. No, no me vale en absoluto. Aquel gobierno era a este como a la bandera de vuestros padres, era Coalición Canaria, el caso Tindaya se cocinó en los hornos de Coalición Canaria. No, no, no... Yo sé lo que digo, yo sé lo que digo. Le ruego que conteste esas preguntas sobre Tindaya, ¿vale?, ¿de acuerdo?'

'El señor presidente: Muchas gracias, don Miguel Cabrera Pérez-Camacho.'

'El Gobierno. Su turno, para concluir la comparecencia, don Javier González Ortiz, señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad.'

'El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, señor presidente.'

'Supo el señor Rodríguez -y a lo que ha hecho referencia alguno de los intervinientes-, pues evidentemente lo fundamental es intentar llegar a un acuerdo previamente; pero es difícil llegar a un acuerdo cuando, repito, se solicitan los mecanismos habilitados al efecto -usted los conoce perfectamente- y ni siquiera se establecen las mesas de negociación. Bueno, cuando uno recibe la callada por respuesta, me parece una grave irresponsabilidad por parte del Gobierno no ejercer esa función. Que no le quepa la menor duda de que la función del Gobierno y la acción del Gobierno estará siempre primero en el diálogo frente a la presentación de los recursos y, por tanto, esa será la actuación derivada del mismo. Así lo hacemos de forma habitual. Digo, de forma habitual esa es la forma de actuar, intentando llegar primero a un acuerdo antes que entrar a los tribunales.'

'Preguntaba el señor Fajardo cómo se operan los recursos, ¿no? Mire, y hemos hablado, en la primera sentencia, de los Presupuestos Generales del Estado del 2008, que fue la primera sentencia o incluso la solicitud de comparecencia que efectuó el señor Cabrera. Pues bien, ese recurso se presentó en marzo del año 2008 y se presentó en su momento mediante un acuerdo de Gobierno, a iniciativa del consejero de Economía de esa época, del señor Soria. Es decir, los presupuestos generales del Estado del 2008, se recurrieron en marzo del 2008, el acuerdo del Consejo de Gobierno de 2008 se tomó a iniciativa del consejero de Economía y Hacienda de ese momento. Es decir, que la iniciativa de la política de recursos fallidos corresponde, en parte, en un tercio -por lo menos según la comparecencia- a la iniciativa del señor Soria en su momento. Lo digo por dejar claro cuál es el instrumento. Es más, gran parte de los argumentos o la mayoría de los argumentos que se introdujeron en el recurso a los presupuestos generales del Estado de 2012 son exactamente los mismos que los que se introdujeron con referencia al recurso del 2008. Luego, repito, la política de recursos fallidos tiene algunos responsables también, responsables que parecen evitarse por tanto en este momento.'

'Señor Ruano, usted lo ha fijado claramente. Esto entiendo que es un debate político, no es un debate jurídico, por lo menos creo que no es el ámbito siquiera sobre el que discutir, digo, en esta tribuna, sino si el Gobierno tiene o no la obligación de, cada vez que observe que se vulneran los principios constitucionales, que se vulnera mediante una norma de rango estatal aquellas competencias recogidas en nuestro estatuto, debe denunciarlo. ¿Que el ejercicio de la prudencia llama primero intentar llegar a un acuerdo? Sí, esa es la acción de este Gobierno, pero no siempre, repito, se puede llevar a cabo.'

'Porque la ineptitud política, señor Cabrera, hace usted referencia desde 1987, la cifra no la habrá tomado al azar, ¿no?, lo de 1987. Lo digo por su pasado, porque, claro, es que aquí todos tenemos pasado, señor Cabrera, pues aquí todos tenemos pasado, señor Cabrera. Efectivamente (Ante las manifestaciones del señor Cabrera Pérez-Camacho desde su escaño). Pues como está orgulloso de su pasado, haciendo referencia a la ineptitud política a la que usted ha hecho referencia, señor Cabrera. Porque, mire, esto no es un tema de amenazas, ni declaraciones, es un tema repito de cómo entendemos el ejercicio de la política. Y, repito, cuando un Gobierno lo que tiene es la obligación de cuando observe que se conculcan los principios fundamentales del derecho al que él está obligado a recurrir, por tanto que los recurra. Eso entiendo que es la obligación. Porque, como ya dije, señor Cabrera, yo creo que esto no es un debate jurídico, o no debe ser un debate jurídico, por lo menos este no es el foro, ¿no?, es decir, sobre el que desarrollar un debate, un debate jurídico. En definitiva, señor Cabrera, el problema de todo esto, aquí, es que hay una serie de problemas, y unos se dedican a resolverlos y otros generalmente se dedican a crearlos. Ese es el problema, señor Cabrera.'

'Porque incluso le traicionó el subconsciente, señor Cabrera. Llegó usted a decir "no, no me alegro, pero me alegro". Es decir, en cuanto a la política de recursos fallidos. Yo estoy seguro, señor Cabrera, lo dijo aquí, vayamos al Diario de Sesiones, estoy seguro, señor Cabrera, de que usted no se alegre que se pierdan esos recursos en Constitucional, y que, por tanto, haya menos recursos para sanidad, para educación, para justicia. Estoy seguro de que usted no se alegra de eso, pero lo digo, como le traicionó ese subconsciente referente a se alegraba, no se alegraba, por dejar claro en la defensa de su actuación, señor Cabrera, que también algunos nos preocupamos por defender ese aspecto. Porque en su intervención ha hecho referencia a advertencias, "es que ya advertimos". Hombre, es verdad, usted ha hecho muchas advertencias en esta tribuna sobre la política de recursos, sobre qué acción debía llevar a cabo o no el Gobierno, sobre cómo debíamos movernos y qué cuestiones podíamos hacer, es decir, ha dado usted determinados consejos jurídicos, y, mire, le voy a recordar algunos, algunos de los consejos jurídicos de los que usted ha dado en esta misma tribuna haciendo referencia... Sí. Sí. En casi todos. (Ante un comentario en la sala.) Mire, le recuerdo sus consejos referentes al impuesto sobre grandes establecimientos comerciales, un sabio consejo que... ¡Ah!, un disparate, ¡ah, es un disparate ese impuesto, pero es un disparate ratificado por el Tribunal Constitucional! Muy bien. Claro, es decir el problema de toda esta percepción, señor Cabrera, es que es un disparate cuando no le dan la razón y, cuando le dan la razón, hay una política de recursos fallidos; pero, mire, señor Cabrera, esto es tan sencillo... Es que, afortunadamente, usted hace referencia al Diario de Sesiones, se olvida cuando le interesa del Diario de Sesiones, porque mire, en la discusión que mantuvimos en esta Cámara cuando hacíamos referencia, por ejemplo, al debate de la ley de medidas fiscales, hizo usted algunas afirmaciones y aseveraciones, por ejemplo, en referencia al impuesto sobre los depósitos bancarios. Aquí, en esta misma tribuna, salió usted, y, mire, voy a hacer una serie de observaciones para que usted vea esa política de recursos fallidos a la que usted hace referencia, dijo usted textualmente: "les pone usted un recurso servido a las entidades financieras. [...] No va a recaudar un duro de las entidades por ese impuesto. Todas van a recurrir, ninguna va a pagar. No espere, pues, por ese concepto recaudación. E irán al Constitucional..." Palabras textuales. Diario de Sesiones, señor Cabrera. Pues mire, le voy a demostrar que no acertó usted ¡ni una! Le digo porque la experiencia nos ha demostrado que sus advertencias, generalmente, no suelen ser acertadas. Porque mire, señor Cabrera, recurso servido a las entidades financieras, Tribunal Constitucional, ¿la realidad objetiva sabe cuál es, señor Cabrera? Que ni la presentaron ni se le espera. Dijo usted: "No va a recaudar un duro de las entidades por ese impuesto". ¿Sabe cuál es la realidad objetiva, señor Cabrera? 70 millones de euros a final de 2013 por la recaudación de ese impuesto, mire usted. Luego nuestra experiencia nos dice que de sus advertencias lo que tenemos que hacer, generalmente, es oírlas e ignorarlas; si no, 70 millones de euros menos que hubiésemos recaudado en este ejercicio, señor Cabrera. Esa es la pura realidad. Por eso, señor Cabrera, le agradecemos enormemente sus recomendaciones, pero preferimos generalmente no tenerlas en cuenta. Esa es la realidad. Pero mire, es más, usted llegó a criticar el establecimiento de ese impuesto, dijo que ese impuesto era una aberración. Usted no le dirá eso mismo al señor Montoro, que ha establecido ese mismo impuesto con carácter estatal en términos generales, y, es más, que está pensando introducirlo en la modificación del sistema fis''cal español para el próximo ejercicio. ¿Verdad que no? Entienda, señor Cabrera, por ese y por otros motivos por los cuales este Gobierno escucha sus advertencias, escucha sus consejos, sus sabios consejos jurídicos, pero generalmente suele no tenerlos en cuenta.'

'Mire, y hace usted referencia, y pregunta a... Gracias, señor Cabrera, gracias (Ante las manifestaciones del señor Cabrera Pérez-Camacho desde su escaño). Yo lamento que a usted no le guste esto; yo lamento que, si le hubiésemos hecho caso, la comunidad autónoma no hubiese recaudado 70 millones de euros; pero, mire, lo siento, con determinación lo ha hecho, con determinación lo ha hecho.'

'Pero, mire, recursos, habla usted de los recursos al Supremo. Pues mire usted, gracias a los recursos al Supremo, gracias a la actuación del presidente Rivero que usted critica aquí una y otra vez, porque tiene una absoluta obsesión con ese tema, pues gracias a la actuación del presidente Rivero, ¿sabe lo que pasó? Que este Gobierno, que los ciudadanos canarios se negaron a pagar 100 millones de euros por la sentencia de Tebeto, por la actuación decidida del presidente del Gobierno que usted critica, este Gobierno, el Gobierno de Canarias y los ciudadanos no pagaron 100 millones de euros en una sentencia. Esa es la diferencia, señor Cabrera, esa es la diferencia entre escuchar sus advertencias, tomar en cuenta lo que usted propone y lo contrario.'

'(Manifestaciones del señor Cabrera Pérez-Camacho desde su escaño.)'

'El señor presidente: Don Miguel, don Miguel, por favor, deje que termine el turno de intervención del Gobierno. Por favor. Claro...'

'El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Es que, de verdad, es una falta continua de respeto.'

'Mire, señor Cabrera, le recomiendo, pa la próxima, que repase usted el Diario de Sesiones, que repase usted todas aquellas cosas que ha llegado a decir, que dijo hoy, pero sobre todo las que dijo en la discusión del debate de la ley de medidas fiscales, de lo que le ocurría en La Salle a los que decían una estupidez cuando se acercaba un profesor y lo llamaba "capullo". Señor Cabrera, yo estudié en La Salle, afortunadamente, ni una sola ocasión se acercaron a decirme eso.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Muchas gracias, muchas gracias.'

'Sí, dígame, don Miguel, don Miguel Cabrera Pérez-Camacho, dígame.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): (Sin micrófono.)'

'El señor presidente: Sí, espere, espere, espere. Espere.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Ha dicho algo que no es verdad...'

'El señor presidente: Sí. O sea, que...'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho: ...y que me afecta directamente.'

'El señor presidente: ...ha sido usted...'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): Porque este diputado, este diputado...'

'El señor presidente: Espere, espere, espere, espere, espere... Sí, usted ha sido contradicho en un aspecto, no es cuestión de verdad o no. Ha sido contradicho, tiene un minuto, don Miguel.'

'El señor Cabrera Pérez-Camacho (Desde su escaño): A ver, este diputado, ustedes no pueden encontrar en un solo Diario de Sesiones un discurso no animando al Gobierno a que fuese al Tribunal Supremo en el caso de Tebeto. Al contrario, siempre dije en esta Cámara que este recurso se ganaría y, en consecuencia, usted ha mentido, señor González Ortiz. Y, además, le digo, y además le digo, en cuanto a la última referencia que ha hecho, del Colegio de La Salle, le digo: mire, ser necio de nacimiento es una enfermedad incurable.'

'El señor presidente: Para el derecho de rectificar también, don Javier González Ortiz.'

'El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): Señor Cabrera, repase usted lo que dije yo en la tribuna. Y, sobre su última referencia, ¿sabe usted una cosa? Esa necedad a la que usted hace referencia se suele acrecentar con la edad.'

'Muchas gracias.'

'El señor presidente: Gracias.'

'Señorías, se suspende la sesión hasta las cinco de la tarde. Muchas gracias.'

'(Se suspende la sesión a las quince horas y un minuto.)'

'(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y dos minutos.)'

'El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Buenas tardes, señorías, ruego guarden silencio, por favor.'

'Se reanuda el pleno.'

'(La señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupa un escaño en la sala.)'

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1089 Sobre -Gobierno-, sobre política de recursos ante el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico