Diario de Sesiones 71/2013, de fecha 13/3/2013 - Punto 8

· 8L/PNL-0190 Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre financiación de proyectos desarrollados por Cáritas.

El señor presidente: Siguiente proposición no de ley: del Grupo Parlamentario Popular, sobre financiación de los proyectos desarrollados por Cáritas.

Doña Milagros Bethencourt.

La señora Bethencourt Aguilar: Gracias, señor presidente. Señorías (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Esta proposición no de ley, para la que pido el voto unánime de todas las fuerzas políticas como gesto de que todos debemos remar en la misma dirección, fue presentada a raíz de que a finales de enero Cáritas Diocesana de Tenerife denunciaba con gran preocupación el recorte brutal al que los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2013 la sometían. Nada más y nada menos que un 63,12% de reducción con respecto a 2012 y un 75% en relación a 2011. Así, de un millón de euros en el 2012 han pasado a 269.000 euros en 2013. Hablamos de disponer de 700.000 euros menos para atender a los colectivos más vulnerables, en este caso de la sociedad tinerfeña.

No solo el Grupo Popular compartía esta preocupación con Cáritas y pedía al Gobierno que recapacitara de manera inmediata. Muchas fueron las instituciones que denunciaron esta insensibilidad demostrada por el Gobierno de Canarias, como fue el Cabildo Insular de Tenerife con el apoyo de todos sus grupos políticos. No podemos olvidar que Cáritas Diocesana es una entidad que desarrolla una tarea encomiable y da servicios específicos, incluso únicos, como el proyecto Lázaro o Atacayte, que no contempla el Gobierno de Canarias ni ninguna otra institución gubernamental, avalada además por una experiencia de muchos años.

Por eso a todos sorprendieron las palabras del presidente Rivero al intentar justificar lo injustificable: "el recorte viene determinado por la austeridad" -remarcó Rivero-. El ajuste presupuestario en Canarias lo sufren solo los ciudadanos y, mientras, la estructura burocrática sigue intacta, apenas se ha reducido para estos presupuestos en un 1%. Hay margen, señorías, pues claro que hay margen, hablamos de 700.000 euros para atender a colectivos vulnerables. ¿Qué ahorro es ese -nos preguntamos en el Grupo Parlamentario Popular- que blinda embajaditas, la ONU canaria, que nos cuesta más de 2 millones de euros anuales a los canarios, que mantiene una Policía Canaria por 4.500.000 y, más escandaloso aún, que dilapida 13 millones de euros en programas televisivos autonómicos de cuestionable valor cultural y recorta en lo social y deja a los vulnerables en la calle? Seamos serios, señores del Gobierno, la situación lo requiere. ¡Más pan para los canarios y menos circo!

En fin, señorías, recordemos los proyectos afectados por este excesivo y sorpresivo recorte: el proyecto BEN, una casa de acogida para inmigrantes jóvenes pero mayores de edad, abierta desde el año 95, que atiende cada año a más de 40 personas; el centro de día materno-infantil Chaxiraxi, servicio abierto en el año 95 y destinado a madres solteras de entre 14 y 30 años y a mujeres embarazadas, no solo inmigrantes, también muchísimas jóvenes canarias; los dos centros de Atacayte, para mujeres e hijos en situación más vulnerable, que lleva 20 años funcionando y que atendió el pasado año a más de 40 casos. Merece la pena destacar aquí la importancia del piso puente Atacayte, como paso previo a la incorporación a la sociedad. Las mujeres adquieren seguridad y consolidan una formación para incorporarse de manera efectiva a la sociedad y no sufrir recaídas en la exclusión. Este proyecto estaba teniendo unos resultados magníficos de inclusión social en estas mujeres. El proyecto Lázaro, centro de acogida para personas sin hogar, enfermos de VIH, para que puedan tener un techo. Son personas sin recursos o abandonadas por su propia familia, a los que solo les queda este lazo de protección. Su otra y única alternativa es la calle.

Señorías, son colectivos muy vulnerables que por sí mismos no puedan encauzar su vida y que necesitan un apoyo mínimo, básico, y ese apoyo se lo dispensa hoy Cáritas Diocesana. Esos apoyos deben ser garantizados por los gobiernos. Miren, el Gobierno del Estado ha aprobado recientemente en Consejo de Ministros sendas subvenciones a Cruz Roja y a Cáritas, por un importe total de 56 millones de euros, para que puedan desarrollar sus proyectos de primer orden, como la incorporación social de personas sin hogar y sin alojamiento digno, acceso al empleo para personas en situación o riesgo de exclusión social, familias en situación de especial dificultad, acogida integral para inmigrantes.

Y es eso lo que persigue esta proposición no de ley presentada por mi grupo parlamentario: garantizar una dotación económica suficiente para la supervivencia de los proyectos de Cáritas, no millonaria sino suficiente, como gesto de nuestra preocupación y ocupación en estos colectivos.

Canarias lidera el ranking de pobreza, 33,8%, dato ya conocido por todos, una brecha del 12% con el Estado. Pero, señorías, la pobreza en Canarias no es algo coyuntural por la crisis sobrevenida, la pobreza en Canarias es lamentablemente estructural. Algo falla en esta sociedad, algo falla en este Gobierno regional, cuando ni en época de bonanza hemos sido capaces de reducir los indicadores de la pobreza. En pleno crecimiento económico no se redujo la pobreza ni se consolidó la protección social.

Y yo insisto con la valoración que hace el Índice DEC de desarrollo de las políticas sociales en nuestra región. Señorías, otorga a Canarias 1,8 puntos sobre 10 posibles. La mayoría de las comunidades autónomas aprueban -Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia, etcétera- y otras son ejemplos a imitar -Castilla y León, País Vasco, La Rioja y Navarra-. Canarias aparece en la cola en política social. Esa dejación del Gobierno de sus responsabilidades hace que sean las organizaciones no gubernamentales los auténticos muros de contención ante la pobreza y exclusión social que vive nuestra sociedad, que, según el informe del Observatorio de la Realidad Social, publicado por Cáritas recientemente, la pobreza es cada vez más extensa, más intensa y más crónica.

Para ir finalizando la intervención, señorías, a través de esta proposición no de ley instamos al Gobierno de Canarias a:

Punto primero, incrementar los fondos destinados a la financiación de los proyectos desarrollados por Cáritas, que permita el sostenimiento de las acciones que desempeña en beneficio de colectivos de las islas. Con "incrementar" hacemos referencia a que al menos se respeten las cuantías del anterior ejercicio presupuestario.

En el punto 2, garantizar la permanencia y estabilidad en el tiempo de estos fondos, con el fin de preservar esta ingente labor, encaminada a que los colectivos a los que se dirigen los programas puedan integrarse de forma real en la sociedad. Este punto persigue acabar con la incertidumbre del sostenimiento económico de estos proyectos en el futuro, instando al Gobierno a que tutele con garantías su continuidad.

El punto 3, potenciar la incorporación de fondos procedentes de la iniciativa privada o empresarial, a través de programas de mecenazgo y/o responsabilidad social corporativa, con el fin de profundizar en la implicación de la sociedad civil en estas actuaciones.

Señorías, sensibilidad, no podemos permitir que se siga diciendo que este Parlamento vive ajeno a lo que pasa en la calle. Vamos por lo menos a pedir al Gobierno de Canarias que facilite las cosas a quienes más lo necesitan.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

A esta proposición no de ley se han presentado tres enmiendas, que han sido admitidas por la Mesa.

Para la defensa de la primera enmienda, por el Grupo Parlamentario Mixto doña Carmen Hernández, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Hernández Jorge: Gracias, señor presidente. Buenos días a todas y a todos, señoras y señores diputados.

Volvemos hoy a hablar en este Salón de Plenos sobre la situación en la que viven inmersos cientos de canarios y canarias y de las posibilidades que nosotros tenemos como Parlamento y de las posibilidades que tiene el Gobierno de poder paliar, paliar, aunque el objetivo fundamental debería ser avanzar hacia la erradicación, pero por lo menos poder paliar esta situación dramática.

Los años 2011 y 2012 han demostrado ser años muy negativos para el conjunto de la ciudadanía, con una crisis económica cada vez más larga que no ha hecho más que agudizarse y con desastrosas consecuencias sociales que conocemos. A aquellas personas que durante años, durante los años anteriores a la crisis, de un marcado crecimiento económico, habían vivido en situación de pobreza y exclusión social se han agregado nuevos colectivos que tradicionalmente habían estado fuera del ámbito de la vulnerabilidad, es decir, crecen y se diversifican las demandas y, por tanto, la necesidad de mayor cobertura social.

Y a la vez que las necesidades sociales crecen, hemos escuchado en este Parlamento, escuchamos en el parlamento del Estado, un discurso político, una idea dominante e insistente, una llamada a la austeridad en el gasto, que en la práctica se traduce en fuertes recortes, que han afectado especialmente a los servicios públicos y a las políticas sociales, a pesar de que es precisamente cuando más se requiere aumentar el gasto social para proteger los niveles mínimos de subsistencia y bienestar de la población más vulnerable.

Y si los últimos años, 2011 y 2012, han sido años críticos, este que comenzamos no deja motivos sino para la preocupación, con unos indicadores socioeconómicos muy negativos. La fuente que todos manejamos y que mejor nos permite hacer un retrato sistemático de la evolución del riesgo de la pobreza en el Estado y en Canarias es la Encuesta de Condiciones de Vida, que realiza anualmente el Instituto Nacional de Estadística, y cuando vamos a esa fuente -yo no voy a insistir en las estadísticas-, la fuente es muy clara y apunta hacia este año y el próximo, pues, años que apuntan a no ser esperanzadores. La razón principal -lo hemos comentado aquí en varias ocasiones- del incremento de la pobreza en Canarias es el número de desempleados; el hecho de que el 53% de los parados sean de larga duración, que van progresivamente perdiendo las ayudas al desempleo, y también que progresivamente se van extendiendo los hogares con todos sus miembros activos en paro. Y también progresivamente en Canarias vemos, con los datos del propio CES, que se reduce el número de hogares. Eso solo tiene una explicación, o una doble explicación, una parte de la población canaria que emigra y otra parte que se está concentrando en hogares de familiares. Esto tiene luego toda una serie de consecuencias, sociales, psicológicas, que tampoco debemos desestimar, como lo que significa el hacinamiento en un mismo hogar de varias familias, porque los hijos con menores vuelven a la familia, al hogar de los padres.

Las manifestaciones más extremas de la pobreza las conocemos: los desahucios de la vivienda, los cortes de luz, los cortes de agua, por el impago en los hogares, el incremento de la asistencia a los comedores gratuitos o la cantidad de personas que se abastecen día tras día en los bancos de alimentos.

En este contexto, nosotros, el Grupo Parlamentario Mixto, Nueva Canarias, ha denunciado de manera sistemática que los recortes son injustificables. Por sentido común, por responsabilidad pública, incluso por algo que para nosotros es importante, por justicia social, la respuesta de las instituciones a esta situación no debe ser la de recortar sino la de aumentar los recursos y los medios para mitigar la pobreza y la exclusión. Y esos recortes y ese desmantelamiento de los servicios públicos, que inciden en la población más vulnerable, no solo los recortes en políticas sociales inciden en la población más vulnerable, los recortes en sanidad; no es lo mismo afrontar un problema sanitario desde una condición de pobreza y exclusión que afrontarlo desde una situación económica solvente, a la hora de afrontar algo tan básico como el pago de los medicamentos, por ejemplo. Influye en las políticas educativas; no es lo mismo afrontar el pago de los libros de texto, el pago del comedor escolar, como hemos visto, o el pago de un refuerzo educativo por una familia con una situación económica estable que una familia sin recursos.

Pero si nos centramos en el desmantelamiento de los servicios sociales, tenemos que decir que aquí, tanto desde el Estado como desde el Gobierno de Canarias, ha habido una política coincidente. En el Estado, el desmantelamiento del Plan concertado de prestaciones básicas es un claro ejemplo de esto que quiero dibujar. Es decir, el recorte en el plan concertado, más de un 40% en los dos últimos años; todo apunta a que se camina hacia un desmantelamiento de los servicios sociales comunitarios. Esos, los que están cercanos a esta gente que lo pasa mal. Las personas que están en esta situación donde primero tocan es a la unidad de trabajo social de su barrio, a la UTS, y esa UTS se sostiene y se mantiene gracias al plan concertado. Pero Canarias también se ha sumado al recorte, lo hemos denunciado, no solo recortando la Prestación Canaria de Inserción -algo inaceptable, esos 4,7 millones de euros-, sino también lo que significa el recorte global de 16,6 millones en las políticas sociales.

Nosotros insistimos en la urgencia, ante una situación extraordinaria y urgente, de poner en marcha medidas extraordinarias y urgentes encaminadas a proteger a estos sectores. Hacen falta, hacen falta medidas para garantizar la cohesión social y, por tanto, el Plan contra la pobreza y la exclusión entendemos que sigue siendo necesario. Nosotros no vamos a desistir, nosotros no vamos a cejar en el intento de que el Gobierno entienda la necesidad de activar medidas urgentes y extraordinarias, y en ese sentido presentamos con ánimo constructivo, de verdad creyendo que ahí podía haber unanimidad parlamentaria, un plan de choque el Pleno pasado, y entre las medidas que planteaba ese plan de choque había una específica, eran ocho medidas, había una específica que tenía que ver con incrementar la financiación de las políticas sociales, competencia del Gobierno de Canarias, dirigidas a la población más frágil, aumentando las ayudas de emergencia social a los municipios y también incrementando las ayudas a las ONG que hacen frente, pues, a estos temas fundamentales que he descrito, como son los alquileres, el pago de la luz, del agua, los alimentos, etcétera.

Y entre otras ONG, por supuesto, el reconocimiento y el apoyo a la labor que desarrolla Cáritas Tenerife y Cáritas Canarias en general, y en ese sentido nosotros entendemos que la proposición no de ley que plantea hoy el Partido Popular, dicho todo lo que he expuesto, pues, es absolutamente oportuna, necesaria y, por tanto, la vamos a apoyar. La labor que hace Cáritas la ha descrito la diputada portavoz del Partido Popular, la importancia de esos programas, como es el programa BEN o como es el programa, el centro de día materno-infantil Chaxiraxi para madres jóvenes entre 14 y 30 años o la Casa de Acogida Atacayte. Por tanto, son proyectos muy importantes, sobre todo porque no hay alternativa desde el Gobierno y desde las instituciones públicas a este trabajo que hace Cáritas. Nosotros, nuestro grupo parlamentario, defiende que deben ser las administraciones públicas, el Gobierno, con las redes sociales de apoyo, con las redes civiles, con las ONG, quien dé respuesta a esta realidad. Nosotros, como principio ideológico, defendemos el Estado social y, por tanto, defendemos que deben ser los poderes públicos quienes garanticen las condiciones de vida dignas a la sociedad. Pero si nos parece grave que exista una dejación de los poderes públicos hacia las redes sociales, hacia el apoyo a través de las ONG, más grave aún nos parece que no se apoye económicamente ese trabajo que ya se hace de manera desinteresada, y en ese sentido nuestro reconocimiento a todas y cada una de las personas voluntarias, a los trabajadores y trabajadoras que hacen un trabajo encomiable, como aquí se ha dicho, a través de Cáritas o a través de otras ONG.

Y, para ir finalizando, hemos presentado, por tanto, en el sentido de la exposición que he hecho, una enmienda que pretende dar respuesta a las dificultades de Cáritas, pero también a las de otras organizaciones sin ánimo de lucro que se han visto afectadas por los recortes, como por ejemplo Proyecto Hombre. En ese sentido, instamos al Gobierno de Canarias a incrementar las partidas presupuestarias destinadas a combatir las manifestaciones de la pobreza y la exclusión social y a aumentar las ayudas al conjunto de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

La señora Hernández Jorge: Incrementar, decía, las partidas presupuestarias destinadas a combatir las manifestaciones de la pobreza y de la exclusión y aumentar las ayudas al conjunto de ONG que participan en los programas de prevención e intervención dirigidos a las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

A continuación está la enmienda del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario. Para su defensa, don José Miguel Ruano, por tiempo de diez minutos tiene la palabra.

El señor Ruano León: Señor presidente. Señorías.

Permítanme que empiece mi intervención, aprovechando la intervención de la portavoz del Grupo Mixto en relación a esa posición y a esa defensa, como señala, de su formación política en relación a las políticas sociales, para decirle -a ella y a todas sus señorías- que justamente ese es el compromiso de los grupos que apoyan al Gobierno: establecer un suelo en esta política inducida de cumplimiento de objetivos de déficit, como fin en lugar de como medio, para producir con posterioridad el crecimiento económico.

Estamos realmente acostumbrados en el discurso habitual del Grupo Popular a que, en función de las responsabilidades sectoriales de uno u otro portavoz, se ignoren justamente las propias palabras de algunos de los que, de forma previa, intervienen en relación con las políticas, primero económicas, que son las que conducen finalmente a cuál es la capacidad real de nuestro autogobierno, cuál es la capacidad, en este caso financiera, para fortalecer los servicios públicos autonómicos. Hablamos de la sanidad, y lo hemos hablado en reiteradas ocasiones, hablamos de la educación, hablamos de las políticas de bienestar social.

Y lo más importante, y creo que se ha dicho ya, pues, en la intervención, en la interpelación precedente por parte de la consejera, es que para luchar contra la pobreza lo más importante es tener empleo, y en eso, señora portavoz del Grupo Popular, desgraciadamente las responsabilidades que tiene esta comunidad no son directas. Digo desgraciadamente porque ojalá tuviéramos capacidad real de autogobierno para desligarnos de algunas decisiones que se toman en otros niveles de la Administración, para desligarnos de decisiones que tienen que ver con un modo del cumplimiento del déficit y con una legislación laboral en la que poco hemos tenido que ver. Lo cierto, señorías, es que, a pesar del compromiso adoptado por el Gobierno, una vez tomada posesión, el Gobierno de España, una vez toma posesión, en el último año el paro en España ha aumentado nada menos que en un millón de personas en relación con las cifras, pues, de salida del partido que gobernaba entonces España. Quiero decir que estas cosas son, y no quiero responsabilizar más allá a unos o a otros, tan solo decir que estas cosas se conducen por un conjunto de decisiones globales y nuestra capacidad real llega a ser siempre mínima.

Pero no es cierto lo que se está diciendo por parte de muchas de las intervenciones en relación con cuáles son las políticas que estamos haciendo, porque lo que sí -y eso se ha visto y se ha reiterado en innumerables ocasiones en esta Cámara- es que tenemos un compromiso con las políticas sociales. ¿Es posible hacer ese compromiso con las políticas sociales con 800 millones menos de financiación? Miren, hay una cosa que quiero, yo, portavoz del Grupo Parlamentario en este momento Nacionalista Canario, censurar al Gobierno, a algunos miembros del Gobierno, cuando dicen que podemos hacer lo mismo con menos, cuando se dice que es posible, que es posible financiar los servicios públicos de la misma manera que podíamos hacerlo hace dos años, por ejemplo. Es un error en el discurso, un error en el discurso, que tenemos que denunciar, naturalmente, porque no es posible, porque no es posible.

Y en ese conjunto, en esta situación global, dramática, de depresión económica, en donde las grandes políticas se deciden en la eurozona de la que formamos parte -y podríamos dedicar a eso también muchísimos minutos-, tenemos que tomar decisiones. Y para la primera toma de las decisiones, señora portavoz del Grupo Popular, decirle que no son ciertos los datos que expone en su parte expositiva, en la proposición no de ley, ni siquiera los utilizados aquí, porque, mire, esta es la ficha, la ficha del Presupuesto 2013, correspondiente a las transferencias corrientes, concretamente al servicio de la Dirección General de Políticas Sociales, para las ayudas a la integración social, 18 millones de euros, y le voy a dar los datos concretos de Cáritas. Cáritas Diocesana de Canarias, convenio para programas de exclusión social, 482.096; Cáritas Diocesana de Tenerife, casas de acogida para personas sin hogar, 109.604; total, nominadas, para Cáritas, nominadas, para Cáritas, 591.700 euros, 600.000 euros redondeando. Esta es la realidad. Cuestión diferente es que también, con arreglo a las ayudas de integración social, Cáritas concurría a las convocatorias para esas ayudas y tenía determinados proyectos.

Ante la situación producida en relación con determinados proyectos, con el funcionamiento de determinados proyectos, porque la crisis nos produce la necesidad de planificar, de responder a la situación actual, puedo decir -y lo ha hecho ya público la consejera- que se ha llegado al acuerdo con Cáritas en su momento, cuando salió esa polémica, que posiblemente motiva la presentación de la proposición no de ley por parte de su grupo, que el proyecto Lázaro, que es un proyecto de atención a personas con sida, va a continuar financiándose por parte del Gobierno y el proyecto Atacayte, para mujeres jóvenes con hijos, va a continuar financiándose por parte del Gobierno, además de las subvenciones nominadas.

Por tanto, en el marco de cómo se ejecutan las políticas sociales, de forma directa por las administraciones públicas o de forma indirecta a través de ONG, ya se ha referido la consejera a las que realizamos y hay que fortalecer en relación con los municipios, ha hablado del fondo, ha hablado de muchas cuestiones, y yo sobre eso lo que quiero decir es que vamos a tener la necesidad de planificar un conjunto de objetivos y darles carácter plurianual para sostener el suelo. Es decir, nuestra enmienda a lo que va, reconociendo, por tanto, su iniciativa, valorándola, digamos, prescindiendo de la parte expositiva y yéndonos a la parte que propone, coincidimos en la parte que propone, vamos a apoyar esa parte que propone, y lo que hacemos es decir que tenemos que agruparlas en una programación plurianual de objetivos y una evaluación de resultados para la mejor inserción de las personas. Porque la evaluación de políticas públicas, ya sean las que realizan las ONG, ya sean las que realiza la propia Administración pública, requiere la evaluación; requiere saber con cuánto personal ejecuta, si está sobredimensionado ese personal, cuáles son sus salarios, cuál es la inserción social real de las personas a las que atiende o cuál es la atención paliativa que se da, básicamente porque en un momento determinado a personas que no tienen que comer, pues, se les da de comer. Obras que tiene Cáritas en funcionamiento, como el programa Café y Calor, en fin, cuestiones que son básicas, el comedor social en Escaleritas, en Las Palmas, en fin, son prioritarias para la política del Gobierno.

Y no me gustaría abandonar la tribuna... En relación con este asunto, la enmienda está planteada. Creemos que mejora el texto, complementa el texto, aporta al texto y nosotros valoramos en ese sentido la iniciativa, digamos, desprendiéndonos de la parte expositiva.

Y lo más importante, y lo digo respecto de la posición del Grupo Mixto, mire, tener la responsabilidad de ejercer el gobierno tiene siempre aciertos, errores, en fin, pero es siempre una responsabilidad, porque al final tienes unos ingresos y tienes unos gastos. Nosotros valoramos que ustedes tomaran una iniciativa, pero esa iniciativa no tenía una buena orientación, lo dijimos en aquel Pleno, en el Pleno de hace 15 días, y le quiero anunciar que los grupos que apoyan al Gobierno vamos a tener una iniciativa con dotación concreta y no con cantidades al vuelo, como en algún momento se puede haber realizado por algún portavoz.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Para la defensa de la tercera enmienda del Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Jerez Padilla: Buenos días... (Rumores en la sala.)

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señorías, por favor, señorías, de escaño a escaño es difícil hablar y que se entienda y que no se oiga en la Cámara. Por lo tanto, ruego silencio, por favor.

Señora diputada.

La señora Jerez Padilla: Señor presidente. Señorías, muy buenos días.

Señoría, portavoz del Grupo Popular, que ha presentado esta proposición no de ley, estoy de acuerdo con usted en una cosa de lo que ha dicho hoy aquí: más pan para los canarios y menos circo. Eso, señoría, tiene que decírselo usted a su Gobierno del Partido Popular, que nos está dejando muy mal, señoría, muy mal. Mire, señoría, el desmantelamiento del Estado del bienestar es ya un hecho y sus consecuencias tienen rostro. Las reformas sociales y sanitarias puestas en marcha por el Gobierno del Partido Popular están agravando la situación de las personas más pobres. La paralización de la Ley de Dependencia, en un país donde hay 275.000 personas esperando las ayudas; o la modificación de la asistencia sanitaria pública, que va a afectar a las personas en situación de más vulnerabilidad, y los cambios introducidos -que no nos tenemos que olvidar, señoría- el 20 de febrero, que lo hicieron ustedes de manera nocturna y con alevosía, que eliminan la retroactividad en las ayudas, que afecta significativamente a las personas en situación de más vulnerabilidad. Pero además les afectan los recortes presupuestarios que se han hecho a programas dirigidos a la infancia y a la familia o al plan concertado del que hemos hablado hoy aquí. O todos estos recortes que hacen al sistema de servicios sociales de las comunidades autónomas: ¿usted cree que no van a afectar? Van a afectar, tal es el caso, por ejemplo, de Canarias. Es por ello que muchos proyectos se vieron afectados a la hora de elaborar los presupuestos canarios, este es el caso de las ONG, donde hay proyectos que se vieron afectados debido a la escasez de presupuesto o de dinero que venía del Estado.

Muchos son los que acuden -hay que decirlo, por supuesto- en busca de ayuda a las distintas ONG que hay en Canarias, para solicitar sean ayudas para alimentación, para vivienda, incluso muchos para la compra de medicinas y farmacia, causadas en gran parte por el paro que sufren muchas familias canarias, con lo cual creemos que el empleo es fundamental. Su activación es la mejor medida en política social. Cáritas, al igual que el resto de las ONG en Canarias, está realizando una gran labor, sobre todo -hay que decirlo- los voluntarios que trabajan con ella. Hay que valorar en estos momentos su trabajo, es muy positivo, porque la situación es de precariedad, se ha agravado cada vez más, entre el año pasado y el actual y seguramente el que viene.

La pobreza, señorías, es cada vez más crónica, más extensa y más intensa. Frente a este empobrecimiento de la sociedad y el descenso de los niveles de renta, Cáritas, en sus informes, denuncia, al igual que otras ONG, la debilidad y el desmantelamiento del sistema público de servicios sociales, lo que hace que haya un aumento progresivo del número de personas que acudan a sus servicios.

Pero además, si leemos los informes de las distintas ONG que trabajan en Canarias, vemos que reclaman una financiación pública de los sistemas sociales y sobre todo todas salen en defensa del cuarto pilar del Estado del bienestar, todas. No queda una que no salga en defensa del cuarto pilar del Estado del bienestar, cuestión esta que el Gobierno del Partito Popular -no nos podemos olvidar- se ha ido cargando de una manera visceral y poco a poco, sin tener en cuenta a las personas.

Canarias, señorías, es la segunda región más pobre y es de las que menos ha recibido del Estado para poder mantener sus políticas sociales, lo cual ha llevado a la consejería y al Gobierno a priorizar, motivo por el cual en estos Presupuestos no se recogen todas las ayudas que recibían las ONG, que no tenían como objetivo las competencias de esta consejería, por lo cual es el sentido de nuestra enmienda de adición el poder aclarar de quién es cada competencia.

El Gobierno de Canarias y todos aquí entienden la labor social que realiza Cáritas, como es de esperar, y el resto de ONG, pero en el caso de Cáritas se mantienen subvenciones nominadas, incluso se ve la predisposición de la consejería manteniendo un continuo diálogo... (Rumores en la sala.)

Perdón, señor presidente, yo es que...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada.

¡Señorías, por favor!, en los escaños cercanos a la tribuna se oye muchísimo el hablar. Pueden hablar en los pasillos. No está prohibido salir del hemiciclo y hablar por fuera, pero sí dentro.

Prosiga, señora diputada.

La señora Jerez Padilla: Gracias, señor presidente.

Decía que el Gobierno de Canarias y todos los parlamentarios hoy aquí entienden la labor social que realiza Cáritas y el resto de ONG de Canarias, pero en el caso de Cáritas se mantienen las subvenciones nominadas, incluso se ve la predisposición de la consejería manteniendo un continuo diálogo entre esta y Cáritas, con la finalidad de reorganizar aquellos servicios que pudieran estar duplicados, así como buscar financiación, porque tenemos que tener en cuenta que hay muchos servicios duplicados y que a veces no tiene sentido el mantenerlos, para poder mantener proyectos, como es el proyecto -ya lo han dicho muchos intervinientes aquí-, el de Lázaro, incluso el de la atención a madres con hijos, teniendo previsto, pues, concederles nuevas subvenciones, por lo que tengo entendido, más para que les permitan salvar tanto un proyecto como otro.

Todo esto a pesar, como decía en un principio, de los recortes que se han realizado por el Estado. Canarias ha dejado de recibir, señoría, 3 millones de euros menos para políticas sociales y casi el 90% del presupuesto de la consejería se ha destinado al plan concertado, que ha contado con un recorte del 68% -no nos olvidemos- del Estado. Se ha dedicado también a la Prestación Canaria de Inserción, así como para la dependencia. Con lo cual el Gobierno de Canarias, señorías, creo que se ha visto obligado a tomar estas decisiones difíciles, muy difíciles, y muchas veces dolorosas. Pero, así y todo, el Gobierno, con un presupuesto que no deja mucha maniobra, un presupuesto difícil, intenta mantener los servicios esenciales y potenciar algunos programas de atención a la infancia y a las familias en riesgo de pobreza.

Dicho todo esto, nuestro grupo está totalmente de acuerdo en el punto 1 de su propuesta, señoría, habla de incrementar los fondos destinados a Cáritas en el presente ejercicio presupuestario. Otra cosa es lo que propone en el apartado 2, cuestión que creemos que hay que tratar con más cautela. Ustedes hablan de garantizar la permanencia y la estabilidad de esta financiación. Desde mi grupo entendemos que para poder dar estabilidad en el tiempo a las prestaciones que desarrollan Cáritas y el resto de ONG tenemos que tener claras las administraciones a través de las cuales vamos a canalizar esta financiación. Desde el Gobierno de Canarias y desde el Gobierno de España se han puesto en marcha sendos procesos de redistribución competencial, que van a afectar al actual modelo de prestación de servicios y si lo que queremos es dar estabilidad a estas ayudas, habrá que hacerlo de acuerdo al nuevo sistema que se apruebe.

En este sentido, si bien el anteproyecto de Ley de Reforma de la Administración Local, aprobado por el Gobierno de España, parece residir la competencia de atención inmediata a las personas en situación de riesgo de exclusión social en los ayuntamientos, lo cierto es que lo hace condicionándolo a la conveniencia de su implantación en términos de sostenibilidad financiera y dejando esta cuestión a posterior desarrollo legislativo. Por lo tanto, señoría, siendo una competencia propia de los ayuntamientos, no tenemos claro que la vayan a poder desarrollar en todos sus términos. Esto a su vez dificultaría saber si la financiación de estos proyectos debe canalizarse a través de subvenciones directas a las ONG o aumentando las ya previstas para cabildos y ayuntamientos.

Y todo ello, señorías, sin perjudicar el carácter de la prestación que se vaya a prestar con los fondos, pues en unos casos se canalizarán a través del Servicio Canario de Salud, como las partidas para drogodependencia que en la actualidad están consignadas, otros a través del Servicio Canario de Empleo, cuando se trate de proyectos de inserción laboral, o en la mayoría de los casos, a través de la Consejería de Política Social.

Por todo esto es por lo que creemos que cualquier iniciativa que pretendamos sugerir al Gobierno que se extienda en el tiempo y afecte a un marco competencial local, que ahora está en entredicho, pues, debe tener en cuenta estos elementos.

De ahí que creemos, señoría, más correcto incorporar al contenido de su iniciativa la enmienda que proponemos -el Grupo Parlamentario Socialista-, que es donde dice, a partir de donde dice "estos fondos y con el fin", pues, el siguiente texto: "dentro del nuevo marco de distribución competencial que emane de los procesos iniciados por el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias con este objeto".

En cuanto al tercer punto, el apartado que usted ha puesto en su proposición...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Señora diputada, tiene usted un minuto para concluir.

La señora Jerez Padilla: ...decirle que, bueno, relativo a potenciar la incorporación de fondos privados a través de programas de mecenazgo, pues, también estamos completamente de acuerdo.

En definitiva, señoría, esperamos que nuestra enmienda sea aceptada, ya que viene a afianzar con más seguridad lo que solicita su proposición no de ley, pero además esperamos que acepte las enmiendas del resto de los grupos parlamentarios, porque creemos y creo que esta es una iniciativa que debe ser aprobada por unanimidad por todos los grupos, además de que enriquece el texto de la misma y sobre todo potencia su contenido.

Nada más y muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo proponente de la proposición no de ley, doña Milagros Bethencourt, para fijar posición sobre las tres enmiendas tiene usted la palabra.

La señora Bethencourt Aguilar (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Agradecer, en primer lugar, las aportaciones de todos los grupos parlamentarios.

Acepto las enmiendas, como no puede ser de otra manera, del Grupo Nacionalista, del Grupo Socialista y también del Grupo Mixto, siempre y cuando el Grupo Socialista y el Grupo Nacionalista acepten la del Grupo Mixto, porque considero, efectivamente, que esta proposición no de ley debe ser aprobada por unanimidad. Yo acepto la enmienda del Grupo Nacionalista, del Grupo Socialista y del Grupo Mixto.

Muchísimas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, señora diputada, le quiero decir que la aceptación de las enmiendas corresponde al grupo proponente. Pero, en todo caso, a efectos del consenso solicitado, por parte del Grupo Nacionalista, don José Miguel Ruano.

El señor Ruano León (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Bueno, valoramos la actitud del Grupo Popular en este asunto.

Y desde el punto de vista del orden, simplemente, comoquiera que la enmienda planteada por el Grupo Mixto es de adición de un punto 4 y la nuestra, también de adición de un punto 4, le sugiero que la nuestra, aceptando la del Grupo Mixto sea el punto 4 y la nuestra, un punto 5. Exclusivamente eso.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Sí, es evidente que habrá que alterar.

Bien. Ha sido aceptado por la señora diputada y, por lo tanto, procedemos a la votación.

Bueno, señorías, vamos a votar la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre financiación de proyectos desarrollados por Cáritas, que queda tal como está en la proposición no de ley, más la modificación de la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista, de la modificación en el punto; un nuevo apartado 4, que sería el de la enmienda del Grupo Nacionalista Canario, y un nuevo punto 5, que es la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto. O al revés, la número 4, la del Grupo Mixto y la número 5, la del Grupo Nacionalista Canario.

Esa es la proposición no de ley tal como está. Se inicia la votación.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente.)

El señor presidente: Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 51 presentes; 51 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

(Ocupan sendos escaños en la sala los señores vicepresidentes primero, Cruz Hernández, y segundo, Fernández González.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0190 Sobre financiación de proyectos desarrollados por Cáritas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico