Diario de Sesiones 77/2013, de fecha 24/4/2013 - Punto 5

· 8L/CG-0011 Comunicación del Gobierno, sobre una acción integral de impulso a la internacionalización de la economía canaria.

El señor presidente: Comunicaciones del Gobierno: sobre una acción integral de impulso a la internacionalización de la economía canaria.

Para la presentación de la comunicación, tiene la palabra el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Presidente, señorías. Buenos días a todos y a todas.

Comenzaré mi intervención con una conclusión: Canarias cuenta con ventajas comparativas suficientes para convertirse en una de las economías más internacionalizadas de España. Todas las conocemos, han sido identificas y avaladas por diversos estudios, instituciones y empresas ajenas a las islas sobre la base de un análisis exhaustivo y objetivo. Sin embargo, y más allá del sector turístico, estamos aún muy lejos de aprovechar plenamente nuestro potencial; un potencial derivado de la situación geográfica, las excepcionales condiciones climáticas y ambientales, la proximidad a mercados emergentes, la pertenencia al mercado único europeo o de los vínculos históricos y culturales.

Recientemente hemos presentado a la Comisión Europea una estrategia para el crecimiento y el empleo que contiene una agenda integrada y específica para la transformación económica de las islas.

En este marco, y con objeto de que Canarias se convierta y se mantenga competitiva en la economía global, pretendemos desarrollar activos y capacidades únicas basadas en nuestros elementos distintivos, y la internacionalización está muy presente en todo su planteamiento.

La comunicación que presenta hoy el Gobierno a este Parlamento trata de aportar una reflexión sobre tres grandes retos para el impulso de la internacionalización de la economía canaria. El primero se refiere a la necesidad de mejorar la presencia de nuestras empresas en los mercados exteriores, ya sea exportando bienes y servicios o implantándose en dichos mercados.

El segundo gran reto es atraer más inversión extranjera, explotando mejor la condición de las islas como plataforma atlántica. El mayor atractivo que puede tener Canarias para la inversión extranjera lo constituye su proximidad al continente africano, unido al hecho de ser el territorio con el nivel de desarrollo más elevado de la zona. Además dispone de unas excelentes infraestructuras de transporte, logísticas o de telecomunicaciones, unas condiciones plenas de seguridad jurídica y un favorable régimen fiscal y aduanero.

Canarias puede ser plataforma para distintos tipos de actividades. Puede ser plataforma empresarial para compañías que operan en los países africanos y que desean tener una oficina regional en las islas. También como plataforma humanitaria para instituciones que desarrollan parte de su actividad en ese continente y que tienen un gran valor las excelentes condiciones de transporte y logística que ofrecen los puertos y aeropuertos canarios. Puede constituirse también en plataforma como centro de consumo de bienes y servicios para las empresas y residentes de los países africanos vecinos. En muchos de ellos las clases medias están experimentando un auge espectacular. Para sus residentes las antiguas metrópolis siguen siendo la principal referencia, pero Canarias está en disposición de ofrecer la misma calidad de esos servicios.

Y, por último, puede ser el referente para el conocimiento y la excelencia al contar con instituciones de reconocido prestigio en áreas de especial relevancia, como las ciencias marinas, la astrofísica o la biomedicina, por poner algunos ejemplos.

Contamos además con otras ventajas y potencialidades que resultan muy atractivas para captar inversión. Las condiciones climáticas y ambientales y la riqueza biológica son un reclamo para empresas que desean desarrollar aquí sus investigaciones y probar prototipos.

El clima y el paisaje, nuestro principal atractivo turístico, son también un estímulo para otras actividades, principalmente para la industria audiovisual, que ya ha mostrado su interés por el archipiélago.

En cuanto al tercer gran reto, este se centra en lograr que la internacionalización llegue a toda la sociedad, por lo que es necesario contar con las cualificaciones y aptitudes necesarias. Las empresas deben impregnarse de esa cultura y los jóvenes deben percibirlo como una oportunidad a su alcance. La formación en idiomas y la específica internacionalización constituyen, por tanto, herramientas básicas. Es indudable que en los últimos años se han registrado algunos avances significativos. Cada vez son más las empresas canarias que comercian sus productos fuera de las islas y las conexiones aéreas y marítimas con los países africanos vecinos han mejorado sustancialmente. Algunas multinacionales ya han establecido sus oficinas regionales para África occidental en Canarias y otras se encuentran actualmente evaluando seriamente dicha posibilidad. Esta atracción es ya una realidad para instituciones internacionales, que nos consideran el emplazamiento ideal para canalizar sus operaciones de ayuda humanitaria hacia el continente vecino. Así, Cruz Roja Internacional tiene en el puerto de Las Palmas su centro logístico y más recientemente el Programa Mundial de Alimentos de la ONU ha instalado también en ese recinto su base logística.

En el ámbito de la excelencia y del conocimiento, están muy presentes las dos universidades canarias, que integran el Campus Atlántico Tricontinental. Su interrelación con Europa, América y África, a través de los convenios que tienen establecidos con más de 200 universidades de 19 países, lo convierten en el eje universitario de Canarias como plataforma atlántica.

Los avances se extienden también a la consideración de las islas como laboratorio mundial. Un ejemplo de esta posibilidad es la reciente implantación de empresas noruegas del sector de las energías renovables, que han elegido las condiciones naturales del archipiélago para el desarrollo y testeo de nuevos prototipos. La inversión prevista asciende en torno a 58 millones de euros.

Además en el ámbito de la formación también se han dado pasos importantes. Las becas en negocios internacionales, establecidas desde el año 2005, han permitido formar a más de 300 especialistas en comercio exterior. Asimismo, resulta evidente el cambio experimentado en nuestro entorno económico y social. La conciencia colectiva de pertenencia a un mundo globalizado y la percepción de este hecho como una oportunidad se han abierto camino con gran fuerza y con particular énfasis desde el inicio de la crisis económica.

El proceso de internacionalización de nuestra economía es una realidad palpable, sin embargo, señorías, queda aún mucho camino por recorrer para aprovechar plenamente el potencial económico de nuestras ventajas comparativas y de nuestra renta de situación. Deberíamos empezar preguntándonos la razón de la hasta ahora limitada apertura al exterior de nuestras empresas y la respuesta está claramente en la falta de competitividad. Por tanto, no es posible acometer un proceso de internacionalización si una empresa no es competitiva. Debemos huir del patrón oportunista, es decir, de aquel que la empresa percibe como una solución temporal ante una coyuntura interna desfavorable, por lo que la internacionalización debe ser la consecuencia lógica de la mejora de su competitividad. Es por ello que este primer reto debemos enmarcarlo en otro aún mayor, que es la mejora de este importante aspecto de las empresas del archipiélago.

En lo que respecta a la atracción de inversiones, en los últimos años desde las distintas instituciones públicas y privadas se han multiplicado las iniciativas para promocionar Canarias como base atlántica de operaciones y servicios para África. Estas iniciativas son, sin duda, el reflejo del potencial que existe en esta área, aunque es necesario lograr una mejor coordinación para generar sinergias y optimizar resultados. Venderemos un producto que será más atractivo en la medida en que seamos capaces de promocionar una marca global que integre y ponga en valor todos los elementos que la conforman. Estamos convencidos de que es posible crear ese sello identificativo que, eso sí, sin necesidad de suprimir lo que ya existe, nos permita aunar esfuerzos y lograr mejores frutos. En este sentido, el Gobierno de Canarias tiene la firme intención de lanzar esta marca única e invitar a quienes quieran sumarse a construir una gran imagen y un producto de ámbito canario.

Por último, a pesar de los avances, nos queda todavía un amplio camino por recorrer en el ámbito de la capacitación. Actualmente el bajo nivel de conocimiento de idiomas de la población canaria reduce sus posibilidades de acceso al mercado laboral.

Además de los idiomas, la internacionalización requiere contar con recursos humanos cualificados y especializados que den apoyo a las empresas o instituciones canarias que pretenden operar fuera de las islas o aquellas que deseen instalarse aquí. En esta línea, el Gobierno está ejecutando algunas políticas para propiciar ese salto cualitativo. En primer lugar, debemos fortalecer los actuales instrumentos para apoyar la salida al exterior de las empresas. Actualmente coexisten programas de apoyo a la internacionalización empresarial a nivel estatal, autonómico y local. La participación de empresas canarias en los programas de ámbito estatal es aún limitada, por lo que es necesario buscar fórmulas para incrementar esa participación y al mismo tiempo establecer programas en el ámbito autonómico que cubran aquellas sociedades que no encuentran su acomodo en los instrumentos puestos por el Estado. Es lo que hemos pretendido con el programa Canarias Aporta, una línea que está dando excelentes resultados y que nos proponemos renovar para una segunda edición. Como acción complementaria, otros instrumentos, como los programas de cooperación territorial europea para el periodo 2014-2020, se orientarán en mayor medida a apoyar la salida de la empresa canaria al exterior.

Pero sin duda el escenario para que las relaciones empresariales se desarrollen adecuadamente exige previamente un marco de diálogo institucional fluido y una relación de confianza recíproca con esos países. La labor que se realiza desde las instituciones, las visitas oficiales, los foros y demás vías de encuentro generan un clima favorable a la inversión. Estas tareas deben fortalecerse y continuar centrándose en aquellos estados potencialmente más interesantes, con especial atención a los países africanos vecinos.

Por otra parte, la promoción económica exterior de Canarias como plataforma atlántica también debe dar un salto cualitativo en varios aspectos. En primer lugar, debe ser una promoción mucho más estratégica y focalizada dirigida a captar inversiones o proyectos que sirvan de ejemplo para otros potenciales clientes. Asimismo, en el ámbito de la ayuda humanitaria internacional, la experiencia de Canarias ha suscitado el interés de otras instituciones y programas, como la Agencia americana para la Cooperación al Desarrollo o el programa de Unicef. En este contexto, el Gobierno ha reforzado los contactos con estas empresas e instituciones, particularmente en este último caso con las agencias dependientes de Naciones Unidas, poniendo en marcha una estrategia promocional especializada.

Además es particularmente importante que contemos con una red fluida de conexiones aéreas y marítimas directas. La situación actual de esas conexiones es notablemente mejor que hace años y la próxima reanudación de la línea marítima con Tarfaya generará nuevas rutas regulares de pasajeros y mercancías. En la medida en que el tráfico entre ambas orillas crezca estos enlaces serán más rentables y motivarán el establecimiento de otros, por lo que las campañas en los países vecinos para promocionar Canarias y las nuevas rutas son particularmente importantes. Por esa razón, desde el Gobierno se intensificarán las iniciativas destinadas a atraer nuevos trayectos, como la creación de un fondo de desarrollo de vuelos o el impulso del Salón Atlántico de Logística y Transporte.

En lo que se refiere a la formación y la cultura, seguiremos impulsando un programa integrado de aprendizaje de una segunda lengua en los centros educativos de enseñanza no universitaria, cuya acción más destacada es el proyecto de secciones bilingües. Además los jóvenes canarios que deseen tener una experiencia en el extranjero seguirán contando con el apoyo público a través de distintos programas, que incluyen cursos de idiomas o una primera experiencia profesional en otros países.

Se seguirán manteniendo y reforzando las becas de estudios de postgrado y de prácticas en asuntos europeos, así como las becas en negocios internacionales, ya que los resultados han sido excelentes. Muchos de los jóvenes que se han acogido a ellas ocupan puestos relevantes en instituciones y en empresas de ámbito internacional, lo que además de beneficioso para ellos ha supuesto retornos muy positivos para Canarias, que cuenta así con una amplia y estratégica presencia en diversas partes del mundo.

Con ello desde el Gobierno de Canarias queremos apoyar el proceso de internacionalización de nuestra economía con recursos humanos preparados para explorar nuevos mercados y nuevas posibilidades. Pretendemos formar equipos de trabajo, con apoyo técnico y especializado, y favorecer las sinergias y cooperación institucionales y empresariales. Para seguir con ese apoyo debemos ahondar en la búsqueda de fondos adicionales que contribuyan a fortalecer estrategias de internacionalización.

Como decía antes, el reto imprescindible para que la internacionalización de la economía canaria dé un salto cualitativo es la coordinación de todos los actores, tanto de las administraciones públicas como de otras instituciones que contribuyen a este objetivo. La fórmula de actuar conjuntamente es ahora más necesaria que nunca, ya que los recursos con los que contamos son limitados y es necesario sumar para rentabilizar esfuerzos. Contamos con instituciones que aportan un grandísimo valor a estos objetivos, como Casa África o el propio Campus Atlántico Tricontinental, dos de los puertos principales del Atlántico medio y nuestros aeropuertos internacionales. Además disponemos de unos poderosos instrumentos fiscales y aduaneros, dos zonas francas y la Zona Especial Canaria.

Combinemos todos estos elementos para vender Canarias. Las islas aportan un gran valor añadido a la marca España. Su singularidad dentro del Estado se traduce en un producto distinto del que ofrecen otras comunidades autónomas. Nuestra condición de archipiélago atlántico nos convierte en un importante activo de la política exterior española y particularmente de la política comercial en el exterior.

También en este ámbito estamos aunando esfuerzos. La colaboración con la red de oficinas comerciales de España y en el exterior está siendo muy positiva, particularmente, por ejemplo, en Estados Unidos, donde se han realizado ya diversas iniciativas para promocionar Canarias.

Precisamente el mercado americano, junto con el canadiense, son los más prometedores para atraer la inversión como plataforma, dado su interés en el vecino continente africano. Fundamental es, por tanto, obtener una mayor coordinación entre las instituciones canarias y las del Estado, tanto para apoyar la salida al exterior de las empresas como para impulsar la atracción de inversiones. El Gobierno tiene la intención de avanzar en esa coordinación, de incentivar la complementariedad entre los distintos actores e instrumentos existentes y de identificar acciones conjuntas y selectivas de promoción.

El Parlamento de Canarias, señorías, ha alcanzado importantes acuerdos sobre las grandes pautas de actuación que han de regir la vida de Canarias en los próximos decenios. Es el caso de las recientes resoluciones sobre los objetivos en la Unión Europea para el periodo 2014-2020 y sobre la renovación del REF. Se trata de asuntos de gran trascendencia para nuestro futuro, en los que hemos sabido responsablemente superar el terreno partidista y la controversia política.

Con estos antecedentes, señorías, les invito a retomar ese espíritu de consenso con un único fin: estimular el desarrollo económico y favorecer la creación de empleo y la cohesión social. Es incuestionable que aún nos queda un largo camino por recorrer, pero la internacionalización como factor de diversificación debe seguir siendo un elemento prioritario en una estrategia de desarrollo del archipiélago a medio y largo plazo. Este es el empeño al que debemos aspirar desde todas las instituciones e instancias de la comunidad autónoma. Espero que así pueda ser.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Javier González, señor consejero.

Señorías, serían tan amables los portavoces y la portavoz de acercarse un momentito (Los señores portavoces atienden el requerimiento de la Presidencia). (Pausa.)

Una vez habida la presentación del Gobierno de la comunicación sobre una acción integral para el impulso a la internacionalización de la economía canaria, viene la intervención de los grupos parlamentarios de menor a mayor.

Don Fabián Martín, por el Grupo Parlamentario Mixto.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Es justo señalar que con esta comparecencia se reabre una discusión en la Cámara que ha tenido una serie de precedentes a lo largo de estos últimos meses. La internacionalización de la economía canaria y más concretamente esta acción integral para impulsarla comparte planteamientos no solamente con la comunicación del año 2005, precursora de la actual, sino también con dos acciones parlamentarias: una de 18 de diciembre, a instancias de don José Miguel González Hernández, sobre potencialidades y debilidades de las empresas canarias para la exportación, y la otra, a instancias de este diputado que les habla, del pasado 12 de marzo, sobre potencialidades y debilidades de la economía canaria en la coyuntura económica mundial y factores para la recuperación económica.

Antes de entrar a valorar la comunicación objeto de debate, que lo dejaré para la segunda intervención, me gustaría recordar algunas cuestiones que fueron de interés en las dos acciones parlamentarias anteriores. En la primera, el señor González Hernández recordaba acertadamente que en algunos foros no se tiene una verdadera conciencia de la gravedad de la crisis actual y que nos limitamos a pensar que se trata de algo coyuntural que hay que campear. Por ello apuntaba en ese momento la necesidad de reorientar la economía española y la economía canaria, por supuesto, para lo cual hay que -y cito literalmente- hacer un buen diagnóstico de lo que tenemos e ir pensando qué es lo que vamos a hacer para resolverlo. Ese mismo día el consejero Ortiz señaló algunas ventajas e inconvenientes que se encuentran en la sociedad canaria en el desarrollo de su actividad. A su favor se cuenta con cierto conocimiento en actividades y segmentos tales como energías renovables, abastecimiento de agua, turismo. Respecto a los contras, señalaba el consejero de Economía lo siguiente: costes derivados de la insularidad, lejanía respecto a los mercados tradicionales, desconocimiento de los mercados potenciales, barreras arancelarias, falta de acceso al crédito, falta de personal cualificado para emprender la actividad exportadora, entre otros. En este encuadre de ventajas e inconvenientes estaremos, sin ningún lugar a dudas, prácticamente de acuerdo todas las formaciones políticas.

Durante ese mismo debate, este diputado tuvo la oportunidad de hacer referencia a un estudio amparado por el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Industria, Comercio y Consumo, que data del año 2008 y que fue revisado en el 2009, donde se detallan las características comunes a las empresas exportadoras, en concreto a África. Lo vuelvo a citar porque entiendo que debe ser el punto de análisis, de partida, para configurar un escenario de qué sociedades canarias son las que se desenvuelven mejor en el ámbito internacional. Pues bien, estas empresas se caracterizan por contar con los siguientes atributos. Primero, son estructuras jurídicas mercantiles con grandes dotaciones y cobertura financiera; segundo, son sociedades con recursos humanos con grandes niveles de exigencia en especialización y capacitación, con elevado nivel de personal fijo y con niveles de formación impartidos en ejercicios precedentes; tercero, son empresas radicadas mayoritariamente en Gran Canaria y en Tenerife; cuarto, un 65% de estas entidades cuentan con un recorrido vital de más de 20 años; quinto, son estructuras con mayor cobertura y dotaciones en material de sistemas y protocolos de calidad; sexto -una característica importantísima, a mi entender-, son empresas que reflejan un mejor comportamiento en innovaciones técnicas, organizativas y comerciales.

A modo de resumen, podríamos señalar que son las empresas más grandes, con mayor implicación en la formación y capacitación y con mejores innovaciones técnicas las que se perfilan como las de fácil acceso a los mercados internacionales. Pero, claro, el sector productivo de Canarias está constituido en un alto porcentaje -más del 95%- por pequeñas y medianas empresas. La cuestión es, ¿podría dificultar esta constitución empresarial canaria a priori la internacionalización de la misma? Para decidir sobre este extremo veamos como contrapartida las debilidades a las que se enfrentan nuestras empresas, grandes y pequeñas, para emprender ese reto.

Los principales inconvenientes son, primero, carencia sobre el conocimiento estratégico. Lógicamente, una empresa no podrá expandir su área de negocio aun estando capacitada para ello si no tiene a su alcance herramientas que le permitan saber hacia dónde y de qué manera puede invertir.

La segunda característica es una falta de sistemas de cobertura, en el sentido de que tanto a nivel administrativo como económico no se cuenta en destino con una red necesaria para garantizar un buen establecimiento de la sociedad.

El tercer aspecto es un sistema de conectividad y contacto irregular en algunos de los casos. Hay que garantizar no tanto la ampliación sino en estos momentos el mantenimiento en el tiempo de la cobertura aérea y posiblemente marítima con el destino.

Y, cuarto, calidad de los interlocutores en misiones comerciales. En este capítulo tiene un cometido especial sin duda el Gobierno de Canarias. Es una crítica que se le hacía en ese estudio del 2009 y que todavía sigue estando presente, sigue estando vigente y que debería aún hoy plantearse cuatro años después.

Señores diputados, de las 131.117 empresas de la Comunidad Autónoma de Canarias el 99,91% son pymes, es decir, tienen entre 0 y 249 asalariados. El 95,54% son microempresas, de 0 a 9 asalariados, y de las que el 54,49% son empresas sin asalariados. Este es un dato clave sin ningún lugar a dudas. Pero además el 58,47% de las empresas canarias se enmarcan en el sector servicios; el 25,40, en el del comercio; el 11,99, en el de la construcción; y el 4,15%, en el industrial.

Pero además un análisis más detallado de los sectores de producción muestra que la composición del sector servicios, es decir, prácticamente el 50% de nuestras empresas, el mayor porcentaje, recae en la hostelería, en los servicios empresariales y en las actividades inmobiliarias.

La cuestión ahora es, ¿con este escenario es posible, es fácil, es viable la internacionalización? Variar la constitución del entramado empresarial de Canarias no es fácil, promover el aumento del número de grandes empresas tampoco es una cuestión baladí. Probablemente haya que definir el trabajo y la apuesta desde la Administración por facilitar la creación y la implantación de un tipo de empresas más implicadas en la prestación de servicios no tradicionales, esto es, tecnológicas, telemáticas o vinculadas a las tecnologías de la información o comunicación, más susceptibles actualmente de un proceso de internacionalización, pero para lo cual también se hace necesario un esfuerzo importantísimo en materia de educación y de formación.

Esta primera valoración que he hecho permite reflexionar sobre con qué estructuras de empresas contamos para pensar en las posibilidades de las sociedades canarias ante la externalización de su acción. Pero esto es solamente una de las ramas de este proceso, es decir, la internacionalización se tiene que pensar no solamente desde el punto de vista de la capacitación de nuestras empresas para dar el salto al exterior sino en nuestras bondades para ser capaces de atraer inversión extranjera. Y este fue el motivo central de la segunda acción parlamentaria a la que me refería al inicio de mi intervención, en concreto a la que este diputado presentó para debatir sobre las potencialidades y las debilidades de la economía canaria en la coyuntura mundial y factores para la recuperación.

Volveré a este texto para replantear un marco, que espero sea común a todas las formaciones, sobre los pros y los contras con los que cuenta Canarias para la atracción de capital extranjero.

¿A qué fortalezas puede hacer referencia Canarias al intentar promocionar esta tierra como lugar de negocio? Podíamos hablar primero, y clásico factor, de la renta de situación. El clima del archipiélago es, sin ningún lugar a dudas, un atractivo para la residencia, bien sea permanente o bien sea temporal, y para la inversión, vinculada fundamentalmente al sector turístico. Luego, genera a priori un escaparate de atracción a este capítulo productivo, por el que hay que seguir apostando pero que no puede seguir siendo el único hacia el que se dirijan tanto los esfuerzos públicos como los privados.

La segunda fortaleza es la ubicación geoestratégica, que es a su vez una debilidad, en el sentido de que muchos de los eslóganes de cualquier gobierno de Canarias que han pasado por esta tribuna o por este Parlamento se dirigen precisamente a fortalecer o a hacer famosa la cuestión de la ubicación estratégica.

África ha sido -ya lo dije en su momento- una oportunidad y lo sigue siendo, pero después de tantos años y tantas reuniones bilaterales con los países del entorno los efectos, los productos, son más que discutibles.

Una tercera fortaleza es la de las infraestructuras portuarias y aeroportuarias. Nuestros puertos, nuestros aeropuertos, pueden situarse al nivel de otros puertos y aeropuertos internacionales, especialmente a nivel de África.

Por supuesto que también son una fortaleza de Canarias los recursos naturales estratégicos. Es decir, Canarias podría haber sido un lugar referente en el estudio y la explotación de las energías renovables, pero no lo ha sido y hay que reconocer, en ese caso, un fracaso manifiesto.

El quinto punto, la fiscalidad ventajosa dentro de la Unión Europea. Este es, sin duda, como marqué y dije en su momento, como reconocí, un capítulo esencial en el futuro político del Gobierno de Canarias, que deberá incluir como eje prioritario en las negociaciones con el Estado a la hora de revisar el modelo del REF.

Pero hay nuevas propuestas que han llegado del seno de otras formaciones políticas, algunas nacionalistas y no precisamente la mía, que hablan de la posibilidad de establecer regímenes que autoricen actividades financieras off-shore. Eso por supuesto podría ser una cuestión a plantear, a discutir, en el seno de este Parlamento.

Y un sexto punto, al que siempre me gusta referirme, es la profesionalización canaria de alta cualificación. Minoritaria, mejor que hace tiempo, pero que todavía está soslayada por unas ratios de excelencia profesional, de excelencia formativa, que están distantes de ser los mejores.

Esas son las fortalezas. Hay debilidades, consejero, y hay que hacer frente a las debilidades de la economía canaria. ¿Cuáles son? Pues lógicamente la ultraperificidad. Lo decíamos, su ubicación o la ubicación estratégica de Canarias es una fortaleza, pero el hecho de estar a kilómetros de los centros de toma de decisión nos hace situarnos lejos precisamente de los canales comerciales y de los canales políticos más importantes.

El segundo punto es el de la eficiencia de las administraciones públicas, y precisamente en este marco es donde deberíamos reflexionar. Y no es una reivindicación producto de las últimas circunstancias actuales. La duplicidad institucional, la excesiva discrecionalidad, el exceso de regulación en determinados aspectos han sido señalados tradicionalmente como un obstáculo a la hora de atraer capital extranjero.

El tercer punto, una economía con debilidad, poco diversificada y con muy alto índice de desempleo. La polarización económica de Canarias es causa y efecto. Es causa de la falta de apuesta y de la consolidación de otros sectores y es efecto también de una recurrente agudización en la atracción hacia los sectores que aparentemente han resultado más rentables.

La cuarta debilidad, a la que hice referencia y que quiero recordar, es una falta de interacción vertical de las cadenas de valor de diferentes sectores estratégicos.

Y, por último -y ayer se habló de ello-, como última debilidad, una carencia de un sector financiero propio. Situación agravada, como decía, con la desaparición de las dos cajas canarias y la falta a su vez, que se me criticó en su momento pero que vuelvo a incidir en ello, de una verdadera burguesía local financiera e industrial. Porque además es un hecho comprobado que en otras zonas del Estado español, zonas más evolucionadas desde el punto de vista económico, esa burguesía es la que ha funcionado precisamente como acicate, como soporte, no solamente en la exportación sino también en el atractivo de nuevos valores económicos.

Me gustaría, por último, confirmar algunas cuestiones, consejero, que creo que deberían formar parte del acervo cultural, del acervo económico y político de todas las formaciones. Todos los territorios están apostando por desarrollar las tecnologías de la información, apostar por la I+D+i como alternativa pero también como estructura económica. Las economías que han mejorado su competitividad son aquellas en las que la proporción de exportación ha crecido más gracias a la inversión en la imagen del territorio y apoyo a sus empresas.

Hay que disponer de un capital humano cualificado en idiomas, pero también en conocimientos suficientes y alineado con las necesidades empresariales.

Pero también se hace imprescindible la definición de un modelo competitivo del territorio, del modelo que quiere Canarias, a través de la especialización en sectores y subsectores que, sin olvidar los tradicionales, afronten de veras una apuesta por otros decisivos. También las políticas deben estar alineadas con el posicionamiento competitivo del territorio, tanto las de educación como las económicas, como las de transporte, etcétera, etcétera, etcétera.

Consejero, lo que he criticado en más de una ocasión es que ningún territorio apuesta por un modelo a corto plazo. Todos realizan planes de competitividad con continuidad en el tiempo. La consolidación de un posicionamiento competitivo, sea intramuros o sea con visión internacional, requiere del alineamiento de todas las políticas, lo cual es un proceso lento y costoso. Pero también, como he dicho en más de una ocasión, ello requiere tener un buen gobierno al frente de ese territorio.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fabián Atamán Martín.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor Pérez Hernández: Gracias, presidente.

Sin duda nuestro grupo, señor consejero, valora de forma positiva que el Gobierno de Canarias haya puesto en marcha esta iniciativa y sobre todo su enfoque trasversal como eje de acción de todo el Gobierno.

En primer lugar, como ya recoge el propio documento, partimos de la base de que la internacionalización de la economía no es objeto que deben lograr las empresas para ser competitivas sino que es un resultado que deriva de tal condición. Por lo tanto, las empresas competitivas a nivel local, las empresas podrán abordar los mercados exteriores con mucha mayor seguridad y con grandes probabilidades de éxito. Por lo tanto, cuanto más competitiva sea una empresa de un territorio o región mayores serán sus posibilidades para que vendan o se instalen en el exterior.

Además el impulso a la internacionalización, el trabajo para abrir nuevos nichos de mercado, no puede tampoco, señor consejero, alejarnos de otro objetivo prioritario, como es el sostenimiento de la actividad exportadora de las empresas canarias, que ya se han incorporado a los flujos comerciales.

No obstante, el enfoque que damos hoy, que da hoy el Partido Socialista Canario, en nuestro enfoque no conviene que diseñemos una estrategia de internacionalización solo calculando exclusivamente los beneficios que puedan recibir sus agentes y que nuestra región experimente una mejora en cuanto a potencialidad y atractividad como RUP. Preferimos apostar por una proyección de coparticipación, de codesarrollo, de propiciar alianzas y redes cooperantes con los agentes e instituciones de los países en los que desarrollan las inversiones nuestros operadores privados o públicos y canalizar también las de otros territorios.

En este sentido, expresamos nuestra propuesta de impulsar una internacionalización bajo el compromiso de involucrar a los socios de los otros países. Canarias, señor consejero, señorías, ha de explicar que actuará con protocolos que están presididos por los códigos de responsabilidad solidaria al modo de lo recomendado por las Naciones Unidas sobre los proyectos de inversión responsable. Nuestros agentes deberán, por tanto, estar informados sobre las ventajas que nos acarrea atenernos a ese estilo de relaciones que valoran nuestros socios. Naciones Unidas ya, en el año 2005, ha aconsejado abarcar formas y prácticas guiadas por los principios de inversión responsable, donde hay que tener en cuenta, valorar los efectos ambientales, los efectos sociales y la gobernanza empresarial de las inversiones, intercambios y acuerdos entre operadores del país interviniente y del receptor.

Y la motivación fundamental de optar por esta estrategia, señor consejero, señorías, como modelo es acreditar a nuestro archipiélago como plataforma de interés económico altamente sensible a las iniciativas promotoras de paz en las eventuales tensiones conflictivas, así como contribuir a buscar soluciones y facilitar cauces cooperativos en las importantes problemáticas que padecen países del oeste africano. Canarias tiene aquí una oportunidad de demostrar que su proclamada condición de territorio puente para la paz y el desarrollo no es un mero eslogan retórico, sino que responde a una decisiva vocación de pueblo proactivo.

Compartimos también, señor consejero, otro eje estratégico, que apunta además la comunicación parcialmente en diversos epígrafes de la misma, relacionado con lo cultural, con el conocimiento y la organización de actos presenciales de los operadores en otros países. Este eje estratégico, que ya se dibuja en la comunicación, de cultura, de arte, de formación, de transferencia de conocimientos y de ideas, lo es por la transversalidad del mismo y porque la dinámica de las relaciones internacionales y por su papel facilitador en los contactos con los agentes, por la familiarización en las opiniones públicas de aspectos que definen los rasgos de un país. Las distintas actividades y proyectos enmarcables en este eje precisan ser planificados y actuar con programas plurianuales.

Está demostrado, señorías, que las relaciones económicas entre zonas, máxime si son relativamente próximas en lo geográfico, serán más duraderas y, por lo tanto, más ampliables cuanto mayor sea el sustrato de la que se conoce del otro, en sus aspectos idiosincráticos, maneras y estilos de crear y funcionar. No hay que olvidar a este respecto que las relaciones económicas no se limitan únicamente al apartado comercial. Hay que incluir los flujos personales de motivación, los de capitales, inversiones en el exterior o los llamados intercambios simbólicos, esos de información, de productos culturales, artísticos, de ocio.

Igualmente, comparte nuestro grupo el interés expresado en la comunicación sobre la necesidad de coordinar entre los distintos actores proyectos e iniciativas que se promuevan en estas esferas. Por eso mismo nuestro grupo cree que se debe adoptar, se debe adoptar, señor consejero, un formato adecuado para volcar esa coordinación entre lo que se hace públicamente y privadamente en una gran red de conexiones. Nuestro grupo, por tanto, valora que tal coordinación en red debe ser gestionada por una agencia de internacionalización. Y hago una puntualización: no estamos planteando aquí, en este momento, que se cree un nuevo organismo ni una nueva instancia. Las circunstancias en las que nos movemos no nos permiten eso, pero sí dibujamos una fórmula a medio o largo plazo, porque entendemos que en estos momentos, y en sintonía con lo que señala la comunicación, hay que llevar a cabo, el Gobierno tiene que reestructurar los actuales dispositivos del organigrama encargado de tareas internacionalizadoras y desde luego dirigirlos a que puedan hacer efectivos los acuerdos que se sustancien de esta comunicación y los ejes que contempla la misma.

Y esta agencia, sin duda, si llegara a crearse en su momento, cuando se creyera oportuno, nosotros entendemos que debería aprovecharse para estructurar infraestructuras y puntos de participación de las distintas islas, lo que supondría una estrategia de internacionalización activa, por tanto, una nueva manera de hacer partícipe a los agentes de todas las islas en esta proyección más fuerte de las islas hacia el exterior.

Por otro lado, también nuestro grupo está de acuerdo con el interés expresado en la comunicación por dotar de capacidades idiomáticas a nuestros agentes que participan en estos circuitos de la internacionalización. Ahora bien, queremos ser más ambiciosos en este campo y no reducir el objetivo comunicacional a dominar el inglés. Los países de la zona africana, los países de la zona africana occidental, son mayormente francófonos. Además aspiramos también a engancharnos a la cadena de proyección que ha ido formulando la propia Unión Europea de cara a los países africanos en sus estrategias de cooperación.

Por lo tanto, son razones más que suficientes y condicionantes, por lo tanto, de primer orden para que nuestro grupo considere que la lengua francesa está obligada a tener líneas de apoyo especial, junto con la lengua inglesa, lógicamente, tanto en su vertiente del dominio general como en su vertiente específica del lenguaje económico comercial.

Por ello proponemos que se diseñe un plan programático que recoja colaboraciones, acuerdos e inserciones de ambos idiomas en una oferta que sea accesible y evidencie resultados tangibles a medio y largo plazo.

Desde nuestra comunidad autónoma los responsables han de explorar, sin duda, las posibilidades que tenemos de involucrar a los más altos organismos culturales en su presencia o en un acuerdo institucional de cooperación en este tipo de objetivos.

Vamos a ir concluyendo, señalando un punto delicado en este proceso de internacionalización de la economía que estamos debatiendo. Un proceso donde son relevantes los gestos, la comunicación mediática y el cuidado de la marca país como símbolo de seriedad y calidad de prestigio. Para los gobiernos y las opiniones públicas de los países uno de los supuestos con mayor valoración de lo que implica el grado de empatía y aceptación del otro país es cómo son tratados sus ciudadanos en ese lugar. Los colectivos de inmigrantes, en concreto, son los informantes con mayor influencia en su opinión pública de lo que significa y alberga potencialmente el país donde residen. De ahí que sea muy importante actualizar las acciones y los tratamientos que nuestras políticas sociales están teniendo con esos colectivos.

Hemos ido desgranando algunas ideas, consideraciones, dentro de un análisis de una estrategia que hoy, de una comunicación que hoy ha presentado el Gobierno, que compartimos lógicamente en su conjunto y que luego será objeto también de presentación de propuestas de resolución. Pero voy a finalizar, señor presidente, señorías, señalando que las denominadas estrategias de codesarrollo, centradas en la participación y en la cooperación, en el partenariado y en la seguridad del estatus, de estatus no discriminatorios, configuran sin duda el dispositivo esencial para articular esta cadena de piezas que comprende un plan esperanzador de internacionalización de nuestra economía. Esos son para nosotros ejes básicos que conforman y que deben estar presentes en el diseño que hoy ha presentado el Gobierno. Estamos además convencidos de que esta estrategia, de que esta comunicación, va a servir sin duda para relanzar la internacionalización de la economía canaria y que, por lo tanto, se sustenta en bases sólidas y en compromisos del Gobierno. Usted y su Gobierno van a tener el respaldo del Grupo Socialista para trabajar en esta línea, en la línea, como decía, de emprender un plan esperanzador de la internacionalización de la economía canaria.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor presidente: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano León.

El señor Ruano León: Señor presidente. Señorías, buenos días.

Señorías, quizás en el orden de prioridades desde el punto de vista de la comunicación social este no sea el asunto más importante en el Pleno del día de hoy y de ayer; sin embargo, con seguridad estamos hablando del tema más importante que está incluido en el orden del día del Pleno que celebramos ayer y que seguimos celebrando hoy. Muy posiblemente -señor consejero, señorías-, con seguridad estamos inmersos en decisiones que nos implican en el corto plazo, que nos exigen en el corto plazo un posicionamiento, una respuesta, y que en la depresión económica se agravan mucho más. Es decir, en la situación de emergencia económica y social en la que estamos inmersos su tarea, por ejemplo, consejero, en relación con la hacienda pública canaria es algo inmediato. Las reflexiones que se hacían ayer, por ejemplo, en el cumplimiento de objetivos de déficit, de cuál es nuestro nivel de deuda pública y en qué medida insertamos nuestros compromisos con los acuerdos del Consejo de Política Fiscal y Financiera, cómo responde España a sus obligaciones ante la eurozona... En fin, todo un conjunto de decisiones políticas inmediatas, de emergencia, que son las que requieren normalmente nuestra máxima atención. Sin embargo, hoy, ahora, estamos tratando el asunto más importante de los incluidos en el orden del día de esta sesión plenaria, porque estamos tratando algo que cuando pase este huracán, cuando pase esta tormenta de intensidad desconocida, va a requerir que el estado de confinamiento en el que nos encontramos, salgamos a la calle y tengamos un proyecto de desarrollo para Canarias.

Ese es el marco en el que nos estamos moviendo, señor consejero, señorías, con la comunicación del Gobierno, con las resoluciones que esta Cámara adopte en el día de hoy en relación a nuestra política futura. ¿Cuál va a ser, cuál es la orientación, cuál es el destino, cuál es el rumbo que Canarias toma en relación con su crecimiento, con su economía, en definitiva, con el funcionamiento de su sistema económico y con la responsabilidad social que asumimos ante los ciudadanos para que haya empleo, en primer lugar, y se produzca riqueza que nos permita dar ese empleo?

Esto creo que es fundamental, fundamental, señorías. Cuando tenemos la responsabilidad los portavoces parlamentarios habitualmente de repartir los asuntos entre cada uno de los diputados y diputadas que conforman este hemiciclo, pensemos que ocasionalmente podemos dejar de ver la importancia de algún asunto de los que no nos tocan porque no lo tenemos que preparar de forma específica, y ayer hacía yo, a los miembros de mi grupo parlamentario, a los diputados y diputadas de mi grupo, la advertencia de que esta comunicación había que leérsela íntegramente, teníamos que conocerla todos y todas íntegramente y que teníamos que hacer un esfuerzo especial por después saber cuáles son las resoluciones que podemos adoptar en la Cámara en el día de hoy.

Creo que esta presentación, esta introducción, señor consejero, nos sirve para hablar de que estamos, ante su comunicación, ante la comunicación del Gobierno, en un asunto en donde yo le voy a hacer también algunos requerimientos, aunque, como es obvio, somos uno de los dos grupos que apoyan al Gobierno.

Mire, las políticas del medio y largo plazo no suelen ser noticia. Con seguridad, mire, las cámaras han abandonado ya esta sede parlamentaria y mañana no sabemos cuál es la incidencia que en los medios escritos va a tener la tramitación de esta comunicación, pero ciertamente, ciertamente, tenemos que tener un proyecto futuro para este archipiélago y el contenido, la dirección, el rumbo, que marquemos en relación con la comunicación presentada van a ser determinantes. Lo fueron ya en dos asuntos muy importantes tratados en esta legislatura, cual fue la estrategia renovada para las regiones ultraperiféricas que vimos en febrero del año 2012, también lo fue y lo sigue siendo cuál sea el resultado final de la negociación iniciada en torno al Régimen Económico y Fiscal de Canarias. Y, obviamente, el Régimen Económico y Fiscal de Canarias tiene que ver justamente con qué es Canarias en el Estado español, cómo Canarias se inserta en el Estado español, fruto de la expansión atlántica del Reino de Castilla, y eso genera un acervo que se inicia en el siglo XV, se reforma en el siglo XIX, se refuerza en el siglo XX y estamos en el siglo XXI actualizándolo en función de nuestro estatus singular en la Unión Europea como región ultraperiférica.

El texto de la comunicación, señor consejero, que acababa usted su intervención apelando a la importancia del asunto y a la necesidad de que en asuntos de esta naturaleza pudiéramos contar con un consenso general de la Cámara... Por tanto, mi referencia a la estrategia renovada RUP o a la reforma del Régimen Económico y Fiscal no es una referencia, digamos, que esté evitando esa decisión. Justamente las he insertado para llamar a todas sus señorías a la importancia de la posición común.

El texto de la comunicación, señor consejero -me lo permite-, para nuestro grupo es excelente. No sé si la acción del Gobierno, la comunicación es excelente. Y ahora vamos a hablar de ello, porque justamente lo que primero le voy a decir es que la comunicación compromete al Gobierno. Y eso es muy importante porque estoy seguro de que usted está comprometido, o sea, usted tiene la responsabilidad inicial, la principal relación, el responsable de Economía tiene una estructura orgánica que depende de usted y que justamente tiene como principal tarea el propiciar, promocionar, promover, que el contenido de esa comunicación se haga efectivo. Pero lo más importante es que es una comunicación del Gobierno, y el Gobierno todo, de forma colegiada, tiene que aplicarse a los objetivos que el propio Gobierno ha proyectado en la comunicación y sobre los cuales esta Cámara se pronunciará a través de resoluciones con posterioridad.

Decía que la comunicación es excelente porque basa la estrategia en tres retos. La estrategia de internacionalización de la empresa canaria en una estrategia más amplia de mejora de la competitividad. Se ha referido con mucha precisión el diputado del Grupo Mixto, el señor Martín, a este asunto y yo no me voy a extender porque ya lo ha hecho él, insisto, con mucha precisión, y además reiterando el debate habido en la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior en torno a dos comparecencias, yo sumaría una tercera, donde hablamos también de la política con África, ccreo que fue en el mes de febrero. En ese contexto, por tanto, la competitividad es un requisito fundamental para poder tener capacidad y, por tanto, tener posibilidades de estar en el exterior. Y en el exterior hay empresas que están, digamos, exportando a mercados diferentes, pero nosotros hablamos principalmente del mercado de proximidad, y ahí sí se relaciona con el régimen RUP cuando hablamos de que Canarias es, pues, una sociedad integrada por ciudadanos y ciudadanas europeos, europeos y europeas, de un territorio geográficamente no europeo. Y eso sí que es un valor absoluto: la geografía. Jamás vamos a movernos de este sitio. La geografía canaria determina, ha determinado y determinará nuestro futuro.

Señorías, el señor Martín se refería a la evolución desde el 2008. En fin, quizás por edad, por antigüedad, por madurez, yo me remontaría mucho antes, y antes incluso tuve la ocasión de hablar con el que fue mi presidente en un momento determinado, el señor Rodríguez, en torno a qué hemos hecho en tantos años. Algunas cosas pueden formar parte de un balance positivo, muchas otras podrán formar parte de cosas que hemos dejado de hacer o que no se han hecho bien o que no han contado con el impulso suficiente o con la continuidad del impulso, porque esto es muy importante, continuar en el empuje en esa dirección.

Tiene esto naturaleza política. Afortunadamente, en el último decenio la colaboración con el Gobierno de España ha sido absoluta, de uno y otro signo. Hemos encontrado, en África sobre todo, embajadores más o menos colaboradores, pero en general la posición del Gobierno, de uno y otro signo, los que han gobernado en España, ha sido favorable a que podamos producir esa expansión, a que podamos tener, en ese territorio de proximidad, oportunidades.

No obstante, yo le quiero decir que ha habido, que somos también cautivos de una política exterior errónea de España como Estado -no hablo del último decenio sino de Estado en general-, básicamente basada en la historia del siglo XX y en ese final del siglo XX, en el cual la descolonización del Sáhara se produjo de la forma en la que se produjo y ahí estableció un muro en la comunicación y una serie de valores, digamos, de los cuales, afortunadamente, desde el año 2000 venimos apartándonos. Recordemos que el primer acuerdo marco firmado con un país extranjero de proximidad, caso de Cabo Verde, el primer acuerdo se firma en el año 99 y fue el presidente Hermoso el que lo hizo en aquel momento, a finales de su mandato.

En fin, señorías, segundo estadio -y a eso no se refirió con esa precisión el señor Martín, aunque sí lo hizo el señor Marcos, señor Pérez, don Manuel Marcos Pérez-, tenemos que aprovechar la oportunidad -y usted lo decía- de Canarias como plataforma. Eso sí lo hemos visto, hemos dicho que tenemos la capacidad de hacerlo internacionalizando la empresa y que en la capacidad que podamos tener para generar servicios tenemos que ser un punto de referencia. Es decir, ¿para qué nos sirve la geografía si eso está en un planisferio o en un globo y al final no existen comunicaciones, no existe tránsito, no existe intercambio comercial, económico? En fin, eso no es aprovechar la potencialidad, y ha faltado continuidad en ese tema, y es cierto, por distintas razones.

Algunas cosas que tienen mucho que ver con la situación actual de depresión económica, donde lo inmediato es cuadrar el presupuesto. Por ejemplo, hemos cuadrado el presupuesto cargándonos 23.000 euros que utilizábamos para el Centro Atlántico de Estudios Judiciales, que era un acuerdo con el Consejo General de España, la Corte Suprema de Marruecos, la Corte Suprema de Mauritania, la Corte Suprema de Senegal, la Corte Suprema de Cabo Verde y la Corte Suprema de Guinea Ecuatorial. El objetivo era generar seguridad jurídica y poner de acuerdo a todos esos agentes costó mucho tiempo. El dinero eran 23.000 euros y, como tenemos que cuadrar el presupuesto, hemos perdido esa oportunidad.

Por tanto, tengamos siempre el rumbo, los objetivos claros, para intentar no perder, digamos, el sentido de lo que hacemos, incluso cuando tenemos que hacer operaciones de emergencia como es cuadrar un presupuesto y hacerlo con arreglo a un déficit autorizado.

Termino esta primera intervención, señorías, diciendo lo que dice ya la comunicación y que es muy importante. Al final de lo que se trata, señorías, es de globalizar los beneficios de la internacionalización a través de la capacitación de la empresa y de la sociedad. Es decir, que al final los canarios, las canarias, perciban que la internacionalización de la empresa es buena, que la condición de Canarias como plataforma es buena para nuestro desarrollo. Y es imprescindible que sea así, porque el marco de nuestra fuente principal de ingresos, que es el turismo -y de este tema hablábamos ayer-, va a seguir siendo así, y tendremos que ser competitivos en turismo, porque tenemos el clima que tenemos, las condiciones naturales que tenemos, tenemos que hacer viables temas como el proyecto de ley que tramitamos en este momento en la Cámara... En fin, tenemos retos para conservar esa posición, pero es que más allá de esa posición tenemos que generar economía, nueva economía, para que podamos tener oportunidades, para que una población de nada menos, casi 2.200.000 habitantes tenga oportunidades después de un ciclo económico que ha cambiado por completo, porque estamos en una auténtica crisis sistémica. Y en esa crisis sistémica tenemos que tener proyecto para cuando termine, para cuando España toque fondo, Canarias toque fondo y la eurozona esté en condiciones de producir crecimiento.

Señorías, la globalización de los beneficios es, por tanto, el objetivo final de una política de internacionalización de la empresa y de creación de Canarias como plataforma. Obviamente el contenido de la comunicación en torno a estos extremos... por ejemplo la creación de una marca única, el poder converger, pues, con el Cabildo de Tenerife, con la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, con todas las iniciativas, con Casa África, con las iniciativas diversas que hay sobre este asunto, igual que lo hemos hecho en turismo, igual que tenemos una marca de islas Canarias para todo el turismo de Canarias, después existen unos destinos insulares con su propia promoción, incluso unos destinos locales, igual, puede funcionar igual, pero Canarias como destino, en este caso como plataforma de negocios, tiene que tener un nombre propio. Y, por tanto, señorías, nosotros compartimos con la comunicación del Gobierno esa idea de Canarias business hub, como vía para agrupar a las otras marcas y ofertas, que tienen a su vez que seguir desarrollándose en un modelo de competencia para hacer posible que nuestro espacio, el espacio físico del que formamos parte, seamos en él un espacio realmente competitivo y con futuro.

Señorías, creo que concretaremos mucho más después en las propuestas de resolución.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

¿Por el Grupo Parlamentario Popular? (Pausa.)

Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso El Jaber.

El señor Afonso El Jaber: Señor presidente. Señorías.

Me gustaría tener la capacidad de poder centrar la atención de esta Cámara. Difícilmente este Parlamento puede tener un debate más importante que el que estamos teniendo hoy. Hablar de la internacionalización de nuestra economía es todo para el futuro de Canarias; es hablar de nuestro modelo económico, del modelo económico que nos saque de la crisis; es hablar de nuestro modelo social. Y creo que debe estar presidido por tres grandes verdades, por lo menos en opinión de mi grupo. Primero, que hoy por hoy es un gran fracaso colectivo de Canarias, un grandísimo fracaso colectivo de Canarias; segundo, que es necesario cambiar ese rumbo para que esta región tenga futuro; y, tercero, que es posible si se tiene la mentalidad ganadora para ello, la ambición necesaria, la convicción, y si todas las políticas de este Gobierno y de esta comunidad autónoma están basadas en esa prioridad.

Debatimos hoy una comunicación denominada "una acción integral de impulso a la internacionalización de la economía canaria" y, a pesar de lo largo y rimbombante del título de la comunicación, es una obviedad que la propuesta recoge pocas, poquitas novedades, y hace mención en su mayoría a programas, planes y acciones que ya están implantados o, lo que es peor, programas, planes y acciones que fueron anunciados en el pasado con grandes titulares y que a la hora de la verdad quedaron en poco o en nada. Y esta, además, es la opinión de todos aquellos sectores que tienen que ver con estos asuntos a quienes yo les he trasladado este documento. El único titular nuevo es Canarias Business Hub, pero no explica ni cuándo pretende ponerlo en marcha ni con quién ni quién lo va a pagar ni cuánto va a pagar, y será algo útil o un chiringuito más de este Gobierno. Mire, déjese de nuevos entes con nuevos costes si esa es su intención, optimice los recursos disponibles y coordínese con las cámaras de comercio, con las confederaciones de empresarios y las otras instituciones que realizan ya algunas de las propuestas que aquí se proponen.

En enero del 2005, se aprobó en esta Cámara otra resolución: "estrategia canaria como archipiélago atlántico". Estamos hablando prácticamente de lo mismo. Lo primero que debería traer aquí hoy el Gobierno es el balance, es la evaluación de aquello que se aprobó en el 2005, si estamos haciendo bien los deberes o no y si estamos cumpliendo o no la expectativa que se generó en la aprobación de aquella comunicación. Dice el Gobierno que hay significativos avances y, si tenemos en cuenta que en el párrafo anterior dice que el único fin de todo ello es estimular el desarrollo económico, favorecer la creación de empleo y la cohesión social, lo de significativo avance es una tomadura de pelo en relación a la realidad social. Vivimos en un mundo globalizado, es la inercia de los tiempos, exista o no exista comunidad autónoma. Esa es la inercia de los tiempos, pero hablar de significativos avances en nuestra economía, en su internacionalización, es una tomadura de pelo. Y reducir a un par de frases la evaluación del balance realizado en los últimos ocho años demuestra el carácter simplista y lo poco que le gusta a este Gobierno analizar con rigor los asuntos. Aunque hay que reconocer que en un par de páginas más adelante se reconoce que nuestro posicionamiento es frágil -debe ser que lo escribieron personas distintas-.

Exactamente: somos la comunidad número 14 en el ranking exportador de España; nuestra tasa de cobertura de la balanza comercial, o sea, lo que vendemos en relación a lo que compramos, es la 17 en 17 comunidades autónomas; representamos el 1,1 del comercio exterior español, con una evolución muy desigual entre las dos provincias.

Y en Canarias la vocación cosmopolita no es nueva ni de ayer, es algo consustancial con el canario y con nuestra ubicación geográfica.

Pero de lo que hoy tenemos que hablar es de si estamos haciendo bien o no los asuntos, más allá de discursos simples y de titulares de siempre. Tenemos una región con una altísima tasa de paro, con mucha gente que llega a los 40 años prácticamente sin haber cotizado. Hemos de concluir que hemos de reinventar la política en Canarias, que hemos de reinventar la política económica, que hemos de reinventar nuestro modelo económico, alejándonos de la frivolidad y de los experimentos y acercándonos a lo que funciona en el mundo, a los valores sólidos y al sentido común.

Y no tendremos una significativa fortaleza exterior si no tenemos una significativa fortaleza interior, sin empresas y sociedades convenientemente dimensionadas, sin capacidad para el crecimiento y la competitividad, sin un sistema educativo que potencie la excelencia, la calidad, la exigencia, el esfuerzo, la emprendeduría, el conocimiento de idiomas en el conjunto de la pirámide del sistema educativo, no con un plan especial sino como parte de la normalidad del sistema educativo, sin una sociedad cuya iniciativa económica no esté presidida por el no permanente, la inseguridad jurídica o la arbitrariedad. ¿Qué fue de aquello, señorías, de la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos? Canarias necesita la ambición del crecimiento y de la autosuficiencia. Necesita creérselo y eso no lo da un gobierno de perdedores, sin rumbo y sin proyecto que no sea controlar los titulares mediáticos del día siguiente.

Hay que reinventar, pues, y sustituir la cansina y repetitiva política canaria. Solamente así sacaremos provecho a nuestras fortalezas y ser un potencial comercial, porque, señorías, podemos serlo. La vocación de tener una economía potente, diversificada e internacionalizada debe bajar de los discursos típicos y tópicos a la realidad del trabajo diario de cada día de esta comunidad autónoma.

Canarias tiene, como he dicho, la necesidad de desarrollar una fuerte internacionalización y para ello tenemos una importante renta de situación. Tenemos una importante red de puertos y aeropuertos, que mejor que ustedes no los toquen demasiado. Debemos acrecentar la capacidad de prestación de servicios, algo que en este documento queda absolutamente en segundo lugar, frente a la exportación de bienes, lo que es bastante absurdo, porque no se puede crecer en un periodo corto de tiempo en la venta de bienes de manera sustancial, en términos absolutos, con nuestra debilidad industrial actual.

La internacionalización de Canarias comienza por la industria del turismo, en nuestra propia tierra. Turismo cuyo crecimiento y actualización de oferta ustedes frenan desde un intervencionismo fracasado, fracaso que es la bandera de este Gobierno y sus líderes. Tenemos buenos puertos y buenos aeropuertos y los de titularidad nacional están recibiendo importantes inversiones, una auténtica prioridad para el Gobierno de la nación, que el Ejecutivo canario no sigue en los puertos de competencia autonómica. Este año, apenas 4 millones para dos puertos.

Por cierto, basta de bromas, como reconoce esta comunicación, tenemos magníficos aeropuertos, seguros, de calidad y competitivos, reconocidos como tal en el mundo. Basta de bromas, no se puede ir por el mundo diciendo lo contrario sobre nuestros aeropuertos, es falso y una deslealtad con Canarias, como dijo el señor Rivero en Fitur cegado por sus obsesiones personales. En marzo del 2013, tenemos cuatro aeropuertos entre los diez primeros de España por número de operaciones, incluyendo el primero después de Barajas y El Prat; cuatro entre los nueve primeros por número de pasajeros y tres entre los nueve primeros en movimiento de mercancías. Si algo sí ha hecho daño a nuestro sector turístico es la subida del 40% del IGIC, eso sí que ustedes tienen que rectificar.

Este documento dice -esto es importante- de estos aeropuertos una cosa y la contraria. Cuando habla bien, supongo que lo redacta un técnico y cuando lo hace mal, lo dice un político. Pero, miren, este documento que ustedes presentan dice que nuestros aeropuertos deben gestionarse de manera indirecta, bajo la tutela pública, que es justo todo lo contrario de lo que dice este Gobierno todos los días, cada día, y o algunos consejeros de este Gobierno no forman parte de este Gobierno o quien redactó este documento no forma parte del mismo y es un tercero o cuarto nivel a quien le han encargado que redacte un documento como reacción a lo que ha hecho el Cabildo de Tenerife, el Cabildo de Gran Canaria o el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y no una prioridad, una actitud proactiva. Donde sí hay que mejorar el ejercicio de las competencias es allí, en los vuelos interinsulares, que se tarda más en ir de Lanzarote a El Hierro que algunos aviones de Tenerife a Venezuela. O en las rutas marítimas interinsulares, que han movilizado a muchos canarios contra la política de este Gobierno. Y este documento se olvida de la quinta libertad, la libertad de los cielos.

Y este Gobierno amenaza tanto, por ejemplo, en el tema de los aeropuertos, está en la permanente amenaza, que empieza a recordarme a aquel señor de Corea del Norte, a Kim Jong-un, o algo así se llama, que aparece en la foto que parece miembro de otro planeta, y no es una indirecta esto, pero parece que un día de estos le vamos a pedir unos misiles prestados para ocupar los aeropuertos.

Miren, este documento dice exactamente: "debemos ir hacia un modelo de gestión mixta que funcione con criterios de eficiencia económica pero bajo el control y supervisión del sector público, mediante concesiones o fórmulas de participación público-privada".

Voy recortando, porque la verdad son tantas cosas pero el tiempo veo que va avanzando.

En Canarias, en sanidad, seguridad, infraestructuras, equipamiento, medios tecnológicos, universidades, cultura, aventajamos en años luz a África occidental. Podemos ser y debemos ser la gran plataforma prestadora de servicios en un tiempo relativamente corto, pero debemos ser coherentes con ello. No es posible, señorías, no es posible, que estemos hablando de ser una capital prestadora de servicios sanitarios y cuando aquí se propone en algunas PNL firmar convenios con África o cumplir algunos convenios, por ejemplo en cardiopatía infantil, esta Cámara luego vote que no.

Hay siete comunidades autónomas, siete, que exportan a África más que Canarias. Nuestra renta de situación ahí pinta poco. Hasta Galicia exporta a África más que nosotros. La realidad es que solo exportamos 180 millones de euros y la mitad en combustible, y además el año pasado tuvimos un descenso importante. Somos la capital europea del Atlántico medio, un trozo de Europa en África, pero, señorías, no se nota.

También, como dice es te documento, Canarias aporta valor a la marca España. Me alegra que se diga, es un buen reconocimiento a tal valor.

A finales de la pasada legislatura se aprobó una PNL en el Congreso de los Diputados que decía que había que reforzar la evaluación sistemática del impacto del instrumento que promociona la marca España, y estoy de acuerdo. También decía que había que potenciar la coordinación entre el Gobierno de España, a través -decía en la legislatura pasada- del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, con comunidades autónomas, cámaras de comercio, para fortalecer la marca España. Sigue siendo actual.

Este documento ni menciona a Proexca ni menciona a las fundaciones canarias en el exterior ni menciona a las embajadas ni a las embajaditas. El que lo escribió es consciente de que están fracasando y de que están sirviendo para bien poco.

Este documento habla de la política de cooperación y lo hace bien, los principios en que se basa y que se basaría y que se debe basar. Está bien redactado, lástima que el que lo redactó no sabe que Canarias ha abandonado la cooperación exterior.

Los sectores prioritarios, las prioridades geográficas, la política de retorno, la cooperación público-privada, diseñada para la política de cooperación, creo que es la que debe ser.

Dejo para el final algunos documentos, algunas partes, porque ya se ha debatido en otro documento, como el tema de la Gran Vecindad o las relaciones con Europa, pero sí quiero decir tres cosas: Europa es nuestro principal mercado, aunque con importantes descensos; la europeización y españolidad de Canarias es nuestra primera fortaleza ante África y ante el mundo como plataforma internacional, por lo que significa de cultura europea y española; y un encaje inteligente de nuestra ultraperificidad, con sus debilidades pero también con sus muchas fortalezas, es esencial -con mayúsculas- para Canarias.

Externacionalizar nuestra economía es externacionalizar nuestra empresa. Canalizar ese ímpetu de manera eficaz, ampliar la información de que se dispone en distintos organismos, colaborar con las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación, colaborar con las confederaciones de empresarios y organizaciones más representativas. Es un camino de ida y vuelta, pero hace falta, como dije al principio, ambición y mentalidad ganadora, que es lo contrario de lo que tenemos en el banco azul: la mentalidad de un gobierno débil, de un gobierno de perdedores.

Muchas gracias, señorías.

El señor presidente: Gracias, don Felipe Afonso.

Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías.

Señor Ruano, coincido con usted en que este es un debate importante. Un debate muy importante porque estamos hablando de futuro y, cuando hablamos de futuro, hablamos, por tanto, de liderazgo, frente a -si me lo permiten- la lamentable intervención del responsable del Partido Popular, que prefirió hablar de sus cosas antes que hablar del futuro, de lo que preocupa y ocupa y debe ocupar a quienes tenemos la responsabilidad en este momento en el Gobierno o en la Oposición de pensar en los ciudadanos y no en uno mismo.

Y es verdad, usted hablaba de las dificultades que tienen los gobiernos de pensar en la situación actual, en el corto plazo y en el largo plazo, pero las prisas, las urgencias, no nos pueden olvidar que tenemos que pensar en el futuro y, por tanto, trabajar para sentar las bases para tener una mejor situación.

Y si estamos discutiendo hoy aquí sobre este tema es porque el Gobierno ha presentado una comunicación. Si tanto le preocupaba a la bancada popular este asunto, podía haber hecho algo, cosa que no ha hecho, y no lo ha hecho ni siquiera en el ámbito estatal, digamos, como un objetivo más en todas esas reformas continuas que día tras día decide o quiere impulsar, sino ha basado el conjunto de la competitividad de la economía española en la bajada de salarios. Bueno, es una opción con la que este Gobierno no está de acuerdo. Creemos que es necesario establecer acciones.

Y, por lo tanto, ayer estábamos hablando aquí, le recuerdo, de las perspectivas de crecimiento y en las perspectivas de crecimiento lo que estábamos diciendo era, necesitamos trabajar para sentar las bases de tener una mejor posición para poder crecer en el futuro. Eso es algo de lo que yo me alegro, que prácticamente todos los portavoces hayan trabajado en ese sentido, hayan aportado en este sentido. Creo que alguien ni siquiera se ha leído la comunicación, a lo mejor se la leyó pero fue incapaz de entenderla.

Porque hablaba usted, señor Ruano, también de trazar el rumbo. Un rumbo de trabajo conjunto, continuado. Un rumbo que el Gobierno lo pone sobre la mesa, aquí, para que, en la discusión política de los distintos grupos, se hagan las aportaciones necesarias, precisamente porque no es una cuestión del corto plazo sino es una cuestión pensando en el largo plazo. Estamos hablando de sentar las bases del futuro económico de la Comunidad Autónoma de Canarias, y ese fue el objetivo de esta comunicación, más o menos acertada.

En cuanto a la excelencia o no de la comunicación, pues, yo le diría que la excelencia del equipo que ha trabajado y trabaja en este sentido.

Y sí estoy con usted, esta es una acción que compromete al Gobierno. En la lectura de la comunicación se basan, se analizan, se estudian, no una acción de la Consejería de Economía exclusivamente o de la parte de Economía, se habla de cuestiones que tienen que ver con la acción integral de un gobierno y por eso hablamos de temas fundamentales como es la educación, por poner un ejemplo, precisamente porque estamos hablando de futuro.

Pero para hablar de futuro necesitamos tener no solo la voluntad, la decisión... No solo la ambición, como decía el señor El Jaber, la decisión del Gobierno de traer aquí esta comunicación, sino también necesitamos de los instrumentos y la colaboración necesaria; colaboración necesaria que se espera y se desea en este caso por parte del Estado español.

Mire, no nos olvidemos que usted hablaba de algunas dificultades en el pasado, y una de las grandes dificultades en el pasado de la acción exterior de la Comunidad Autónoma de Canarias, como donde tiene centrada su acción fundamental es en la costa africana más cercana, y es que no nos olvidemos que la política española en este territorio es muy, muy, muy reciente. Podemos observar el despliegue de embajadas, oficinas comerciales en este territorio y veamos desde cuándo se produce y, por tanto, cuándo se apuesta por apoyar y, por tanto, dotar a una comunidad autónoma de los instrumentos necesarios para poder trabajar en esa línea.

Evidentemente tenemos una plataforma geográfica, y hablaba usted de la necesidad de la continuidad. Y eso es verdad, es decir, las acciones continuadas, pero no nos olvidemos que este documento lo que pretende es definir el rumbo y por eso debe ser una acción continuada. Es decir, por eso, como usted bien decía, debe impregnarse, pero no solo, no solo del Gobierno, del conjunto de la sociedad, y por eso aporta, aporta y plantea, cuestiones que deben afectar al conjunto de la sociedad y pone soluciones. El señor Marcos hablaba de un tema fundamental: en la medida en que una sociedad tenga un mayor conocimiento de la sociedad de la otra orilla se incrementarán las relaciones, pero no solo se incrementarán sino serán mucho más sólidas y perdurables. Y, por tanto, este documento habla de esa situación, de la necesidad de trasladar al conjunto de la sociedad los beneficios. Y reconociendo algunos de los problemas que tenemos para poder trasladar el conjunto de los beneficios de la internacionalización de la economía de Canarias a la sociedad, digo, trasladar ese conjunto, apuntamos algunas cuestiones que hay que llevar a cabo. Es decir, no nos olvidamos, no es ni mucho menos un documento autocomplaciente. Es un documento que identifica potencialidades, pero que identifica también los errores. El señor Martín hizo referencia a algunas de ellas, evidentemente que tenemos enormes debilidades. Es que si no somos conscientes de cuáles son nuestras debilidades, difícilmente podemos corregirlas para mejorar nuestra situación.

Fundamental un aspecto que se ha puesto sobre la mesa, y es, necesitamos generar nueva economía, sobre todo para dotar a la sociedad canaria de esperanza. Es decir, es posible que trabajando en ese ámbito generaremos la actividad económica suficiente para poder dar respuesta al principal problema que tiene la comunidad autónoma, que son las altas tasas de desempleo.

Y sí, sobre este aspecto trabajamos, trabajamos en una cuestión que creemos fundamental, que es una marca única. Es decir, debemos situarlo. Se hicieron referencias aquí a una comunicación anterior del 2005. Este que está aquí hablándoles hoy participó en esa comunicación, porque en el 2003 era viceconsejero de Economía y Relaciones con la Unión Europea, y trabajamos mucho en ese sentido. ¿Y sabe lo que hicimos en ese momento?: trabajar y definir materiales promocionales desde el punto de vista económico primero con una marca única. Porque cometimos muchos errores en ese pasado de intentar entender, de dar por entendido que todo el mundo sabía dónde estaba Canarias y que, por tanto, debía conocernos. Y para poder situar a los posibles inversores es necesario transmitirles primero una marca única, sin olvidar algo que es fundamental: después habrá, como se ha dicho aquí, acciones específicas en islas, en ciudades, en puertos, en los aeropuertos, pero sin olvidarnos de centrar ese aspecto. En eso se ha dado un avance continuo. Miren, que ustedes sepan que muchas, prácticamente todas las instituciones que trabajan en promoción exterior, en captación de inversiones en el exterior -cámaras, confederaciones de empresarios, puertos, aeropuertos-, cuando salen fuera, proyectan un vídeo que se realizó en ese momento, actualizado posteriormente, para situar a los posibles inversores dónde está Canarias y cuáles son sus potencialidades. Esos avances se han dado y debemos ser conscientes de ello.

Señor Martín, nosotros hemos intentado en esta comunicación plantear, por tanto, generar en los foros suficientes la conciencia de la gravedad actual, pero sí hemos dicho y usted hizo referencia a que la competitividad de la empresa no sea una salida coyuntural. Es una salida que creemos que debe ser estructural, que mejoremos primero la competitividad empresarial en Canarias y que la salida, es decir, que la salida al exterior sea consecuencia de la mejora de la competitividad.

Simplemente decirle que esta comunicación no olvida un aspecto fundamental, que es el ámbito de los servicios -lo dijo el señor El Jaber también-. No, no, lo que pasa es que no existen datos referentes a los servicios, es decir, no existen datos referentes a la exportación de servicios en términos generales, se miden mucho más las exportaciones en bienes, es decir, dado que traspasan las aduanas. Luego le daré algunos datos sobre cómo han mejorado. Es decir, observemos cómo estaban las exportaciones en el 2000 y cómo están las exportaciones en el 2011, y evidentemente hemos pasado de 6.700 empresas exportando en el 2011 de las 1.400 que exportaban en el 2000. Luego, se han multiplicado. Ahora, sí, sí, coincido con usted, no lo suficiente, no lo suficiente ni mucho menos.

Y evidentemente para trazar una estrategia de internacionalización debemos ser conscientes de cuál es nuestro tejido empresarial. Pero no se olvide usted de que en este momento, por ejemplo, nuestro tejido empresarial, siendo ciertos todos los datos que usted dio, también resulta que muchas de esas pequeñas empresas están dando el salto al exterior. Desgraciadamente no solo por convicción sino muchas de ellas por necesidad. En la medida en que seamos capaces de cambiar ese chip e introducir esa cultura, esa necesidad de esa cultura de la internacionalización, no sea por necesidad sino sea realmente por convicción, a pesar de algunas de las dificultades del tejido empresarial al que usted hace referencia. Pero no pensemos que incluso esas micropymes no estén dando el salto al exterior; lo están dando, lo están dando de forma continuada. Un ejemplo fundamental de esas empresas que están dando el salto al exterior es el programa que ha puesto en marcha el Gobierno de Canarias a través de la empresa pública, Canarias Aporta, seleccionando a 34 empresas de las 86 que se presentaron, no cabían más, con un proyecto que lo que viene es a ayudar a esas empresas, empresas que lo que quieren es dar el salto, porque quieren acudir a licitaciones internacionales. El otro día tuvimos una reunión con todas esas empresas en Las Palmas y había un grupo de arquitectos que estaba yendo a licitaciones internacionales en toda África, por ejemplo. Es decir, ante la convicción de la necesidad.

Porque no nos olvidemos que hay un elemento fundamental, y hablaba usted antes de la profesionalidad. Mire, la profesionalidad -valga la redundancia- de nuestros profesionales es muy alta, tenemos profesionales altísimamente cualificados. El problema es que nunca se han planteado o no se habían planteado hasta hoy dar ese salto al exterior, y hoy se lo están dando, y el Gobierno lo que ha puesto en marcha es una serie de aspectos para ayudar a esas empresas a que den el salto al exterior. Empresas que digo que acuden a licitaciones internacionales o empresas que quieren dar el salto porque quieren instalarse en el exterior o empresas que simplemente quieren realizar exportaciones. 620 empresas exportan regularmente en el año 2011. Muy bajo en relación con el volumen de las empresas. Son datos bajos el volumen de exportaciones de esta comunidad autónoma, pero, vuelvo a repetir, porque se miden exclusivamente, exclusivamente, los bienes. Pero es que cualquier análisis económico que se realice de una economía excesivamente terciarizada como la de Canarias, vale, llegará a la misma conclusión. Pero es que es más: el análisis del BBVA, por ejemplo, del que hablamos ayer, hace referencia a que para estudiar la economía canaria uno de los datos de exportación es el sector turístico, porque es una potencialidad. No nos olvidemos de eso. Es decir, tenemos la fortaleza donde la tenemos y tenemos que trabajar sobre ella.

Y ya hemos hablado algo, mucho, aquí sobre cuáles son nuestras ventajas y cuáles son las patas en las que basar nuestra estrategia promocional. Una empresa no se instala en una comunidad autónoma, en una región, en un país, por los beneficios fiscales. No solo por eso. Ese es el tercer aspecto que mide y tiene en cuenta una empresa. Una empresa se instala en un territorio si tiene las condiciones suficientes para producir los productos o los servicios a los que se dedica. El segundo análisis es si es capaz, digo, de producir, de vender esos productos, de venderlos allí o trasladarlos. Por tanto, si tiene las líneas de transporte de bienes físicos o de bienes intangibles a través de comunicaciones. Y la tercera son los beneficios fiscales. Es la tercera. Por lo tanto, hay que dar todo ese número de condiciones. Y en esta comunicación hemos hablado de eso, hemos hablado de la capacidad de nuestros centros logísticos, hemos hablado de la capacidad y profesionalidad que tenemos en Canarias, con las limitaciones que tenemos, y hemos hablado de nuestros beneficios, no solo de nuestra renta de situación sino de los beneficios fiscales y el marco idóneo para llevar a cabo este aspecto.

Hablaba el señor Manuel Marcos Pérez sobre algo que me parece fundamental, y es trazar un elemento fundamental en la definición de nuestro sistema de cooperación y con los respetos a los ámbitos culturales, sociales y medioambientales. Contamos con ciertos hándicaps en ese sentido. No se olvide, Manuel Marcos, uno de los grandes retos, preocupaciones, que existen hoy en día en el continente africano es la entrada, por ejemplo, de China y las implicaciones que está teniendo en el desarrollo de las infraestructuras futuras. Hay quien dice que se ha abandonado un sistema de colonización por otro distinto, sistema de colonización territorial por un sistema de colonización económica. Hay que tener mucho cuidado con eso. Y, por tanto, coincido con usted en que, amparado en la forma europea de llevar a cabo la cooperación al desarrollo, debemos trabajar en las potencialidades, debemos trabajar en los partenariados, debemos, como dice la Comisión, aprovecharnos de su estrategia de desarrollo y no intentar imponer una estrategia de desarrollo, de cooperación, sino ser conscientes de cuáles son sus necesidades y trabajar en el territorio, en este caso la Comunidad Autónoma de Canarias, para prestarlos. Hemos hablado aquí sobre el desarrollo que necesitamos hacer en el aspecto de la gobernanza y ayudar a esos países a mejorar en ese aspecto, porque eso dará una mejor cualificación, dará una mejor gobernanza de esos territorios y será mucho más fácil el desarrollo económico y social de los mismos.

En definitiva, yo lamento enormemente que el señor El Jaber haya obviado, digo, la realidad de la comunicación. Realizó una expresión que dice "alejémonos de la frivolidad". Eso mismo le pido yo, señor El Jaber, alejémonos de la frivolidad, hablemos de aspectos importantes, de futuro, y no de la frivolidad de nuevamente hacer la crítica fácil. Porque, señor El Jaber, usted habló aquí de estimular; dice, "oiga, pero vamos a ver, cómo ponen ustedes una acción integrada para la internacionalización de la economía canaria cuando no han sido capaces de desarrollar el pasado". Señor El Jaber, estimular es animar o incitar a hacer algo más rápido o mejor, más rápido o mejor. Desde el conocimiento de las dificultades, el conocimiento de los errores, desde el conocimiento de los avances y las potencialidades, estamos trabajando precisamente para eso, para estimular, para incitar a hacer algo más rápido y mejor, en la creencia de que si trabajamos todos juntos, si Europa de verdad, en su comunicación, como dice en su comunicación, aprovecha a sus regiones ultraperiféricas en el desarrollo de sus políticas hacia el exterior...-(Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo y el señor presidente le concede un tiempo adicional.) Gracias-. Pero también, por ejemplo, si España, el Estado español, ve de verdad en Canarias una oportunidad y cuando sale al exterior, y no solo en el exterior, le pone pegas, por ejemplo, al desarrollo de la Zona Especial Canaria, porque tiene miedo de que en un momento determinado se puedan deslocalizar empresas, cosa absolutamente falsa; si el Estado español, cuando sale al exterior, dice, en su atracción de inversiones, que tiene un territorio, como la comunidad autónoma canaria, situado geográficamente en África, con capacidad y potencialidad de crecimiento y lo vende, y lo vende, entonces Canarias será, tendrá mucha más capacidad de potenciar la marca España, pero para eso el Estado español tiene que trabajar.

Le he contado cómo estamos trabajando de forma integrada y, mire, por eso le digo que lamento enormemente que usted haya subido a esta tribuna en un aspecto fundamental del futuro de Canarias y no haya sido capaz de dejar el ámbito partidista para pensar en el futuro de los canarios. En contraposición con algo que ustedes están diciendo, "el Gobierno de Canarias está siempre crispando", mire usted, le voy a decir lo que ha hecho el Gobierno de Canarias: cuando el Estado español le ha puesto sobre la mesa la firma de convenios para utilizar las infraestructuras comunes en la promoción empresarial o en lo que llama usted las embajadas, para mejorar nuestra actuación y prestar un mejor servicio, lo ha hecho, porque ha dejado de lado las posiciones partidistas. Yo les animo, señor El Jaber, a que ustedes hagan lo mismo y que piensen mucho más en el futuro de los canarios.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero.

Segundo turno, Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Atamán Martín.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente.

Coincido totalmente con el señor Ruano en que este es uno de los debates no solamente más importantes sino más apasionantes, concretamente para aquellos a los que la economía canaria y las posibilidades internacionales de este archipiélago suponen un motivo de preocupación, además con lo que implica de mirada hacia el interior, de mirada crítica, de replanteamiento de muchas cuestiones que se dan por sentadas y no siempre son del todo rentables.

Estoy con usted de acuerdo en una cosa, en que este documento es excelente. Pero es excelente desde el punto de vista sintáctico, se lee bien, se comprende bien, está bien redactado. Pero además yo diría que analíticamente es modesto, es decir, la capacidad de autocrítica que hay en este documento cuando menos es cuestionable. A mí me habría gustado que el Gobierno hubiera realizado esa supervisión, esa revisión del documento del 2006, y en función de eso también, pues, hubiera planteado otra serie de cuestiones. Y digo también que, a pesar de ser excelente sintácticamente, modesto analíticamente, propositivamente me ha de reconocer que es un tanto indefinido. Se plantean cuestiones de interés para Canarias a largo plazo, más o menos discutibles, pero sí es verdad que se echa en falta un tanto más de concreción en algunos de los aspectos.

Yo he querido hoy, en la primera intervención, hacer una serie de reflexiones sobre debilidades y potencialidades. He querido también, en esta segunda, hacer un análisis crítico del documento y también, como decía anteriormente, al inicio de esta intervención, echar una mirada hacia el interior de Canarias. Pero, mire, voy a reproducir literalmente una expresión que se utiliza en este documento para que sirva de premisa de esta alocución. Se dice que hay que tener muy presente que la internacionalización no es el objetivo que deben lograr las empresas para ser competitivas sino un resultado que se deriva de tal condición; es decir, si estamos pensando en promover, en facilitar, en acelerar la internacionalización de las empresas, cuando menos habrá que plantearse qué capacidad tienen nuestras empresas para pensar en el exterior. Y eso es lo que he hecho en mi primera intervención, plantear aquellas debilidades, aquellas fortalezas que nos encontramos, con las que se encuentran las empresas para pensar en la capacidad que tienen. No sin ello desdeñar, no sin ello soslayar, la importancia que desde una Administración pública, en este caso desde el Gobierno de Canarias, se tiene que hacer para promover los contactos con el exterior.

Este documento parte de una serie de supuestos que al menos deben ser evaluados para no llamarnos a autoengaño y sobre todo para no definir políticas sobre unas bases no contrastables pero sí imbricadas en el imaginario colectivo, especialmente en el de los políticos.

En la introducción se habla de resultados tangibles de Canarias como plataforma atlántica hacia el África occidental. Miren, según datos oficiales del Gobierno de Canarias, en Cabo Verde hay asentadas 64 sociedades, 59 en Marruecos, 10 en Mauritania, 16 en Senegal y, aunque bien es cierto que no aparecen datos oficiales sobre la cantidad instalada en Sudamérica o en Estados Unidos, donde hay representación oficial de esta comunidad, que yo no critico, apenas superan, según fuentes extraoficiales, la veintena. Es decir, eso nos tiene que situar en un escenario cuando menos replanteado.

Pero este documento habla de tres claves principales: primero, internacionalización del tejido empresarial; segundo, Canarias, plataforma atlántica; y, tercero, capacitación para la internacionalización.

Respecto al primero, la internacionalización del tejido empresarial, se reconoce en este documento que Canarias es una de las comunidades con menor número de empresas con intercambios en el exterior. Decía antes el representante del Partido Popular que Galicia tiene más que Canarias. Pues le reconozco ese dato, pero además es que Cataluña se sitúa dentro del Estado español como la comunidad con más intercambios en África, seguida de Galicia y, tercero, Canarias.

Es verdad que el montante de exportaciones en el 2012 no está muy distante del de 2011. Podemos valorar ese más-menos, pues, dentro de ámbitos más o menos correctos, pero es cierto que si empezamos a analizar algunos de los subapartados de esta comunicación, hay otras cuestiones que cuando menos sugieren dudas.

Mire, salto al exterior de las empresas canarias. Hay que referirse a que la conciencia de las posibilidades exteriores para muchos canarios se basa, promovida en la actualidad por una necesidad, necesidad que viene a su vez dada por la disminución alarmante en el consumo interno. Y eso de que la externalización, como también reconocí en mi primera intervención, está imbricada en el acervo empresarial, a mí cuando menos me parece un tanto ambicioso, sinceramente. Programas como Canarias Aporta, Adecot, Adecot Plus, los programas MAC, han ayudado al proceso de internacionalización. Es verdad, pero no se hace referencia a ello en este documento y en muchos casos se da una circunstancia de padrinazgo por parte del Gobierno de Canarias, por parte de la institución, como es lógico, pero un padrinazgo que tiene que dar paso a una interlocución entre sociedades, entre particulares.

Punto importante dentro de este apartado es el apoyo logístico. Fue motivo de crítica en mi primera intervención y lo va a ser también en esta. No porque tenga tampoco un afán gratuito de menoscabar la labor del Gobierno sino porque a ella se referían los propios interesados, los propios empresarios en muchas de las cuestiones: falta de apoyo en esa interlocución.

Mire, la cooperación estratégica para el desarrollo. Este capítulo viene a incidir en la capacidad del liderazgo de la Administración, que es lo que tienen que emprender para poner en contacto a los empresarios.

Este aspecto hace también referencia a una cuestión fundamental, que es la de la formación. A mí me gustaría que nos planteáramos hoy aquí, de todos nuestros egresados universitarios qué porcentaje de jóvenes entre 20-25 años salen con capacidad de hablar fluidamente inglés o francés y, por lo tanto, de liderar un proceso de externalización, de internacionalización, cuando estén al frente de las empresas canarias. Eso es un dato que aporto y es un dato que tampoco es baladí.

Refuerzo de las relaciones institucionales. ¿Dónde se suscita el problema? Mire, yo fui uno de los diputados que sin ningún problema reconocí la bondad del encuentro entre el presidente del Gobierno de Canarias y su majestad Mohamed VI, lo dije a poco de venir el presidente de este Gobierno, pero también seré el primero en ser fieramente crítico con el hecho de que cuando se anunciaba una serie de relaciones bilaterales, de encuentros, de mesas, se haya olvidado y se haya dejado todo eso en baldío. No se pueden fomentar encuentros entre dos naciones, entre Canarias, entre África, entre Canarias y Marruecos, entre Canarias y Mauritania, solamente a base de necesidad, especialmente si esta está vinculada, como fue el caso de ese encuentro, a la cuestión del petróleo.

Pero, mire, hay muchas cuestiones que se suscitan cuando hablamos de la internacionalización que arrastran un cierto deje colonial o tufillo colonial, dicho de alguna manera. Se dan por supuestas determinadas ventajas comparativas con Canarias sin que nos hayamos acercado primero a cuál es la realidad de esos países. Porque, mire, en el apartado segundo, el que hace referencia a Canarias como plataforma atlántica, hay unos servicios... Se habla, por ejemplo, de instalaciones portuarias y aeroportuarias de excelente calidad. No voy a ser yo quien ponga en duda, por supuesto, la calidad de estas instalaciones en Canarias, pero hay determinados centros de conectividad aérea y marítima en África que están sirviendo de enlace, precisamente, de esa población subafricana o magrebí para llegar directamente a América. Hay que plantearse las posibilidades certeras, sin engaños, de Canarias dentro de ese eje, y lo digo con total sinceridad.

Pero es más, nos atrevemos a decir en este documento que existe una clase media en África que ve a Canarias como un eje o como un lugar donde se puedan instalar, un lugar atractivo para determinados servicios empresariales, sanitarios, educativos. Y a mí, por supuesto, me gustaría saber, por parte del Gobierno de Canarias, cómo es capaz de medir, cómo es capaz de evaluar el atractivo que Canarias suscita sobre clases africanas, clases medias africanas, con mayor capacidad adquisitiva y además que cuentan en algunos de los casos con excelentes servicios sanitarios, educativos, de conexión y comerciales. Eso sucede.

Pero, mire, nos estamos centrando, desgraciadamente, el debate, en África y no es la única vía de internacionalización -así parece- de la política o de la economía canaria. Existen posibilidades en el continente sudamericano, del que no se ha hablado, y que parece estar abocado única y exclusivamente a la búsqueda de votos electorales. Precisamente en una de las últimas comisiones de acción exterior critiqué que, frente a determinadas situaciones políticas, no solamente en África sino también en el continente sudamericano, y en concreto Venezuela, nos reservemos, no solamente los gobiernos sino los partidos políticos, la única capacidad de hablar, de decidir, de decir, en momento electoral. A mí me habría encantado que alguna formación política canaria, incluso alguna Administración canaria, frente a determinadas situaciones políticas que se dan a día de hoy en esas latitudes, fuéramos valientes para definir nuestra postura. No lo hemos sido con Sudamérica, no lo hemos sido en algunos conflictos con África, y eso, sin ningún lugar a dudas, cercena en muchos casos la capacidad, el vínculo, las posibilidades de negociación.

Quedan cuatro segundos, este es un tema apasionante, daría para más y espero que...

El señor presidente: Un minuto, sí, tiene para terminar, sí.

El señor Martín Martín: Muchas gracias, señor presidente.

Acabo y espero que en próximas convocatorias pero también en el cierre de esta comunicación al menos las fuerzas políticas lleguemos a un acuerdo.

He sido crítico, lo reconozco. Pertenecer a la Oposición y a un partido político minoritario en esta Cámara al menos me otorga la libertad, la capacidad, para decir sin ningún tipo de ataduras, para resultar crítico y para hablar sin ningún tipo de menoscabo, pero es bien cierto que, a pesar de ese tono crítico, hemos consensuado desde el Grupo Mixto las ponencias, la evaluación final que de esta comunicación se va a sacar, porque entendemos que, muy a pesar de lo que decía el portavoz del Partido Popular, también crítico en algunos aspectos, no siempre justificadamente, hay que tener en el horizonte el interés de los canarios, en el horizonte la viabilidad económica de los emprendedores canarios, cuestión que ha resultado fundamental para que lleguemos a un acuerdo.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Fabián Atamán Martín.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor Pérez Hernández: Gracias, señor presidente.

Nuestro grupo ya ha dejado claros en esta tribuna los principios sobre los que nos basamos para apoyar esta comunicación del Gobierno en lo que hace referencia a la internacionalización de nuestra economía. Han quedado muy claros. Hemos dicho y además le agradecemos que usted también haya reforzado una de nuestras propuestas, en tanto en cuanto apostamos por una proyección de coparticipación, de codesarrollo, que entró en caliente en lo que es nuestra filosofía y cómo entiende el Partido Socialista Canario que tenemos que actuar en esta línea de trabajo que hoy el Gobierno nos presenta. Que coincidido además con sus señorías en que es un momento importante y es una comunicación que se podrá estar más o menos de acuerdo con ella, pero es una comunicación bien vertebrada; que se podrá estar más o menos de acuerdo con cómo haya llevado a cabo el Gobierno y los gobiernos anteriores la estrategia de internacionalización, se podrá estar más o menos de acuerdo, pero de lo que no cabe duda es de que estamos ante un compromiso claro de un gobierno, que comparece ante una Cámara, plantea una estrategia, plantea una comunicación, sobre la que habrá unas propuestas de resolución que incidirán lógicamente en las bases que fundamentan esta comunicación y que luego van a servir, como ya se ha señalado también, para el seguimiento de este Parlamento a la acción que el Gobierno despliegue en función de los compromisos que hoy adquiere en esta Cámara.

Hemos dejado claro que en este proceso para el Grupo Socialista es fundamental que todos los protocolos estén presididos por los códigos de responsabilidad solidaria. No admitimos que por mucho que se lleve a cabo un proceso de internacionalización las empresas que lleven a cabo este proceso no cumplan con esos códigos, en línea con lo que han establecido las Naciones Unidas de cara a esos proyectos de inversión responsable. Y les voy a leer a sus señorías algo, porque tenemos un tiempo que me permite señalar el compromiso claro en la defensa de esos principios, y así lo reflejaba el expresidente de las Naciones Unidas, Kofi Annan, cuando, dirigiéndose a los que habían intervenido en ese proceso, deja claro que la iniciativa, la iniciativa de poner en marcha las mejores prácticas para la inversión responsable, tiene sus raíces en el cada vez mayor entendimiento de que, mientras que las finanzas impulsan la economía global, las prácticas de toma de decisiones y políticas de identificación de las inversiones no reflejan lo suficiente las consideraciones sociales y ambientales. Por lo tanto, para nosotros es fundamental que cualquier estrategia de esta naturaleza cumpla con esos protocolos.

Por otro lado, también hemos señalado y hemos dejado claro que esto trae como base que Canarias, lógicamente, el cumplir con estos protocolos, Canarias se tiene que convertir y tiene que estar acreditada -y lo vuelvo a reiterar- como plataforma de interés económico altamente sensible a todas aquellas iniciativas promotoras de la paz. Nosotros somos una plataforma económica que está en el Atlántico y que tiene que trabajar en un proceso de internacionalización por defender lo que siempre hemos dicho que queremos que sea esta tierra: una plataforma para la paz. Y, por lo tanto, es otra de las consideraciones que dejamos clara en nuestra intervención.

Hemos hablado también, sin duda, del eje que aparece en la comunicación, el eje estratégico, que nosotros entendemos que conforma la cultura, el arte, la formación y la transferencia, y lo hemos desarrollado en la primera intervención.

Hemos hablado, señor consejero, de la necesidad de una mayor coordinación. Nadie estaba planteando aquí que se cree un nuevo instrumento o un nuevo chiringuito, como dicen algunos. No, estamos planteando que hay que mejorar la estrategia de coordinación y he dicho que en un futuro, para mejorar esa estrategia, sin duda será preciso contar con una agencia. Con una agencia que no suponga en ningún caso mayor gasto sino que sirva para la coordinación y para desarrollar, lógicamente, esa estrategia.

Y hemos hablado también de la necesidad del apoyo al bilingüismo. Es fundamental. El Gobierno ya lo marca en la estrategia, por eso se habla de una estrategia que tiene carácter transversal, porque inciden varios departamentos del Gobierno en el desarrollo de la misma.

Y, por último, también hemos señalado -y lo reitero- la importancia que tiene el trato, el trato que demos a los inmigrantes como factor de apoyo al prestigio de esta comunidad autónoma y como mejores embajadores que son para el desarrollo de cualquier actividad empresarial en esos países.

Gracias, presidente.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Manuel Marcos Pérez Hernández.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano León.

El señor Ruano León: Gracias, señor presidente.

Señorías, en esta segunda intervención creo que lo más importante quizá es haber podido llegar entre todos, en todas las intervenciones, obviamente en la del consejero también, a la conclusión de que este es un tema de futuro, que es expresión de una política del medio y largo plazo y que en ese sentido -y apelaba el consejero en su intervención a ello- requeriría, debería sustentarse sobre amplios acuerdos en términos parlamentarios, porque la ejecución de las decisiones que hoy se adopten, por ejemplo, en internacionalización de la economía o en la constitución de Canarias como plataforma de servicios, no son decisiones cuyos resultados vayan a producirse de forma inmediata o vayamos a verlos o a materializarlos con capacidad de evaluarlos de forma suficiente en los dos próximos años, a sabiendas de que ya, en mayo del 2015, acaba esta legislatura. Consecuentemente, la posición que se adopta ahora sirve para propiciar que los resultados de esta política podamos verlos en el medio y largo plazo, y eso requería, requiere, precisa, que se logren acuerdos de máximo alcance en el ámbito parlamentario.

Por desgracia, hoy nuevamente el Grupo Popular ha decidido otra salida, otro modo de encarar un asunto. Yo, obviamente, no le voy a decir al Grupo Popular cómo tiene que hacer o dejar de hacer oposición, que eso es legítimo y obviamente consustancial a un sistema de funcionamiento parlamentario, pero sí es preciso que, cuando se habla de alcanzar compromisos en el medio y en el largo plazo en favor de Canarias, podamos tener la disposición a hablar de ello. Cuando llegue el momento de defender las propuestas de resolución que habremos de presentar al término de este debate, tendré ocasión de exponer cuáles han sido los intentos de mi grupo, mis intentos como portavoz de mi grupo en esta materia, para alcanzar ese acuerdo que inicialmente pretendíamos unánime.

Pero es que el problema es el problema que ya dije en su momento con motivo del debate de las propuestas de resolución que sosteníamos en el debate de la nacionalidad, y es que el consenso, señorías, es básicamente un método. Es decir, normalmente uno no espeta al de enfrente llamándole de cualquier manera y después pretende un acuerdo en torno a un asunto que quiere plantear. Porque imaginen ustedes, yo lo imaginaba en relación con el consenso logrado en su momento, hace años, en esa gran conquista del Estado español, de España, que fue la Constitución española vigente, la Constitución del 78, y pensaba en los ponentes y pensaba cómo se sentaban en aquel momento -año 76-77-, cómo se sentaban en la misma mesa el señor Fraga o el señor... Bueno, en fin, vamos a pensar desde el punto de vista político en personas... el señor Pérez-Llorca, por el Grupo Parlamentario Socialista había también ponentes, estaba intentando recordar quién era el ponente, el catedrático de Derecho constitucional, el señor Solé Tura, era el catedrático, representante del Partido Comunista. Por eso estaba intentando polarizar. Intentaba polarizar aquella mesa y yo imaginaba si era posible que el señor Fraga pretendiera lograr algún acuerdo sobre el tema de la Constitución que se debatía, sobre aquel proyecto, llamándole, insultándolo por comunista o por rojo al señor Solé Tura o si el señor Solé Tura pretendiera alcanzar algún acuerdo con el señor Fraga llamándole franquista, facha o cualquier cosa. En fin, eso, que no se hizo así, que no se hizo de esa manera, se hizo de otra manera, y aquella manera en la que se hizo se llamaba "consenso", y eso significa un modo de hacer que tiene difícil descripción en el lenguaje oral, porque es un modo de comportamiento, una actitud, un cierto alcance. Y es difícil decirle al consejero, insultarle reiteradamente a este consejero concretamente o al Gobierno en su conjunto y después decirle, "bueno, vamos a ver si llegamos después a un acuerdo, porque esto es un tema importante para Canarias y es un tema de futuro". Entonces, claro, esto no casa muy bien. No casa sino en quienes han definido, con un conjunto de chascarrillos, una posición ajena a los intereses de Canarias, que está muy mediatizada por un modo, equivocado, de hacer la oposición en torno a. Porque evidentemente el Gobierno se equivoca, pero en dos mil cosas, y si yo estuviera en la Oposición, y si yo estuviera en la Oposición, tendría muchísimas cosas que censurar, que criticar al Gobierno, pero, mire, lo que se puede hacer es, cuando las cosas no son así, es reconocer que se hacen bien, racionalmente bien, o incluso cuando tampoco son lo suficientemente bien concurrir, converger, compartir, a empujar para cambiar. Y eso es lo que pretendemos hacer hoy en el acuerdo que hemos alcanzado tres grupos parlamentarios en esta Cámara en las propuestas de resolución. Y apuntaba en muy buena dirección el señor Martín, a pesar de que siendo Oposición ha hecho la crítica, ha censurado cosas, ha dicho cosas categóricamente con contenido y, no obstante, se ha comprometido a intentar cambiar la situación. Estas son dos maneras de hacer las cosas.

Y yo tenía la esperanza de que, como quien me había tocado de interlocutor por el Grupo Parlamentario Popular es un amigo, compañero de clase de la Facultad de Derecho, pues, incluso eso me daría alguna facilidad para alcanzar acuerdos. No ha sido así, obviamente no creo que esté en su mano, pero, en fin, espero, espero que finalmente podamos entre todos por lo menos llegar a la convicción de que el asunto, más allá de los chascarrillos y esas cositas que dicen, eso que tienen en los argumentarios, esas embajaditas y esas cositas, pues, más allá de esas boberías, pues, nos pongamos con lo que nos trae ahora, que es realmente ver en qué medida podemos cambiar la situación si no estamos de acuerdo con ella, que al parecer no estamos de acuerdo. Porque ni siquiera yo, ni siquiera yo, he dicho al Gobierno que estamos 100%, he dicho al Gobierno, la comunicación es excelente y el Gobierno en su conjunto tiene que ponerse a ello. Y el consejero me ha respondido: "es una comunicación del Gobierno"; y yo le contesto al consejero: "muy bien, consejero, ahí tiene usted la responsabilidad, si es una comunicación del Gobierno, haga que el Gobierno cumpla la comunicación". Y esa responsabilidad va a ser la suya, la del presidente del Gobierno naturalmente en primer lugar, y la suya en segundo lugar porque es el responsable de la coordinación de todos los departamentos en esta actividad. Busquen, por tanto, el modo de hacerlo, porque hay cosas que son muy complejas y de muy medio y largo alcance. Por ejemplo, se hablaba del tema de los idiomas y entonces el señor Afonso, en uno de los chascarrillos habituales, hablaba del fracaso del tema de los idiomas... En fin, ¿pero es que acaso hay éxito en España en la enseñanza de aprendizaje de idiomas? ¿En España hay acaso éxito en eso? Tenemos un problema grave en el Estado español, en el conjunto de España, en este asunto. Si quieren podíamos hablar, aquí se ha hablado en alguna ocasión de ello, creo, sobre el tema de por qué las películas en España se doblan y no se doblan en Portugal. En Portugal no se doblan y la capacidad de los portugueses de hablar inglés es muy superior a la de los españoles, muy superior. Y aquí el esfuerzo al final de poder aprender idiomas está muy basado al final en la capacidad que tiene la familia de poder empujar a que los niños tengan una formación complementaria en esta materia, más allá de los esfuerzos que se han hecho desde el sistema educativo público, desde que en su momento se implantó en el caso de Canarias la enseñanza de aprendizaje del idioma inglés desde los tres años, que todavía es insuficiente, porque solo se pueden dar dos horas. En fin, muchas cosas que podrían dar para mucho tiempo de debate.

Señorías, se me acaba el tiempo en esta intervención, vendrá más tarde el tema de las propuestas de resolución, pero quiero terminar hablando de la movilidad de los aeropuertos, un minuto, para decir que la competencia, señor Martín, señor consejero, la tenemos efectivamente muy próximamente, está... Cuando hablamos de la inversión de las comunidades autónomas o de la exportación, de la capacidad de exportación de Cataluña, hablamos también del tejido, que lo decía el señor consejero cuando hablaba del modelo económico, del modelo de la sociedad de servicios o de un modelo industrial, y los catalanes tienen una estructura industrial mucho más potente que la nuestra. Y capacidad para exportar, ¿a dónde exportan los catalanes?: a Marruecos. Otra cosa es el África subsahariana y otra cosa es qué capacidad real podemos tener nosotros para exportar bienes, que es escasa, porque, como decía el consejero, es escasa, y, sin embargo, tenemos muchísima más capacidad para exportar servicios, porque nuestro know-how en un montón de asuntos en relación con países al sur de Marruecos es superior.

En fin, este es un debate, señorías, que se inicia hoy. El acuerdo, el acuerdo que podamos alcanzar, eventualmente, y las disensiones que se puedan producir tienen que constatarse de forma sucesiva en muchos debates que podamos tener con el Gobierno en cómo implementa las políticas que a partir de hoy está obligado a realizar en base a su propia comunicación y a las resoluciones que adoptemos.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso.

El señor Afonso El Jaber: Señor presidente. Señor consejero...

El señor presidente: Don Felipe, Felipe, sí, señor diputado (Pausa).

El señor Afonso El Jaber: Estaba diciendo, señor consejero, que usted había dicho que lamentaba que yo hubiese subido a esta tribuna. Pues, mire, estoy de vuelta dispuesto a subir cuantas veces sea necesario para intentar convencerlo a usted de la necesidad de realizar un cambio en las políticas en Canarias, y no se enfade usted conmigo por eso.

Mi amigo el señor Ruano implora el consenso, implora viejas amistades y luego dice que digo boberías y chascarrillos. Es una manera un poco rara de implorar el consenso y las viejas amistades, pero, en fin, sé que forma parte de la dialéctica parlamentaria y que cuando uno sube aquí, pues, a veces dice cosas que en el fondo no piensa en su corazón.

Mire usted, decía también el consejero... Hace continuas referencias al Estado español en tercera persona, que jurídica y políticamente es incorrecto, puesto que en un Estado descentralizado Estado somos todos, incluso las comunidades autónomas. Por lo tanto, yo empiezo a implorar también la corrección política. Pero, mire usted, la tasa de cobertura del conjunto de España en su balanza comercial es del 88%, 87,9; la de Canarias, 53, 52,8. Hay una gran diferencia. Y podemos echarles la culpa a los demás de no saber hacer en Canarias lo que sí se sabe hacer en todos lados, pero algo tendremos que ver desde nuestra responsabilidad, desde nuestra responsabilidad de autogobierno. Eso de que tanto hablamos pero que algunos no se lo creen, todavía no tienen el suficiente cariño y aprecio y valor a nuestro autogobierno, que está continuamente descalificando nuestras posibilidades.

Y, mire, la clave de esa diferencia de nuestra balanza comercial es la factura energética. Canarias gasta 2.800 millones de euros en importar energía, en importar combustible, 7 puntos de nuestro PIB. Analizar bien sus causas y la manera de combatir ese diferencial, ese déficit, es importante para el futuro de Canarias. Canarias está a la cola de las renovables, no ahora, no hace ocho meses, no a raíz de no sé qué decreto del 2012; no, también entonces, Canarias a la cola de las renovables. Y hay otras muchas fuentes de energía eléctrica de las que ustedes no quieren hablar pero que son importantes para nuestra balanza comercial. Nosotros somos partidarios de explorar todas las posibilidades energéticas sin excepción alguna, porque 7 puntos de nuestro PIB, 2.800 millones de euros, son un buen motivo para ello.

Y cuando nosotros hablamos de ello ustedes siempre dicen aquello de "defiende intereses de una empresa". No, miren, no, quien defiende el interés, de lo que cree legítimamente, nadie es infalible, pero de lo que cree legítimamente el interés de su tierra, el interés de su país, no tiene que dar muchas explicaciones sobre las motivaciones. La motivación es esa en sí misma. Quien defiende los intereses de Marruecos, del dominio de la exploración de petróleo de Marruecos y su interés general, ese sí tiene que dar algunas explicaciones, porque ese no es su interés general, su interés general es el interés general de Canarias.

Mire, lo que más rápidamente podemos, lo que es el segundo dato del estudio de nuestra balanza comercial que debemos tener en cuenta es el potencial de nuestros puertos. Su gran potencial es el papel, su centralidad en mitad del Atlántico, es lo que más rápidamente podemos desarrollar, pero también lo que debemos conservar. Y, miren, los diputados y senadores que representan a Canarias no van a permitir que a la sombra de negocios de los hidrocarburos a 100 km de Canarias surjan nuevas centralidades portuarias que sustituyan a la nuestra. No porque no tengan derechos, que tienen el mismo derecho que nosotros, sino porque nosotros vamos a defender a la nuestra, a su actividad industrial, logística, auxiliares, de avituallamiento, que forma parte de la centralidad y que debe crecer, que debe crecer a la sombra de los hidrocarburos. No vamos a renunciar a toda esa actividad y la vamos a regalar a 100 km de Canarias, porque haríamos un gran daño a nuestra comunidad autónoma, y eso es defender el interés general.

Y menos lo vamos a hacer porque exista un gobierno débil, pendiente de mantenerse en su poltrona. Que trae un documento aquí y dice que el gran consenso de Canarias es firmar ese documento, pero no vienen sino dos consejeros a escuchar el debate, y esa es la importancia que le dan ustedes a este documento, esa es la importancia que le dan ustedes a ese documento menor que por desgracia, aunque el debate es mayor, el documento es menor.

Y hay que dejarse de titulares grandilocuentes y empezar a hablar de fichas financieras, de las que no se habla aquí, por lo menos de unas posibilidades financieras, de unos estudios básicos, que no vienen. Miren, los empresarios, los emprendedores, dicen que ustedes no se combinan con nadie, que no hay censos fiables -me refiero a los censos de las empresas exportadoras, no a otro tipo de censo-, que no hay estadísticas actualizadas. Dicen que la Fundación Puertos es un ejemplo del apoyo a la licitación internacional que no hace este Gobierno. Dicen que se han quedado, sin contar con las cámaras de comercio, prácticamente con todos los fondos MAC, más allá del Áfricainfomarket. Dicen que ustedes ni optimizan ni intentan solventar los problemas de las ventas electrónicas y pequeñas importaciones, en diálogo, obviamente, con el Gobierno de la nación, que creo que es una cosa importante. Dicen que no reúnen al Consejo Asesor de Cooperación. Dicen que las instituciones privadas han tenido que sustituir al Gobierno en la formación de comercio exterior y que ustedes ignoran a esos centros, más allá de una bequita que acaba de salir ahora para trabajar en Bruselas; que desaparece el programa PIPE y ustedes lo sustituyen por el Canarias Aporta a la baja, absolutamente a la baja. Mire usted, con 243.000 euros del año pasado, que no sé si habrán pagado, a 36 empresas, una media de 6.000 euros por empresa, 500 euros/mes empresa, dicen ustedes que han creado o conservado cerca de 700 empleos, con 234.000 euros, la mitad de lo que cuestan los directivos de Gestur. O las empresas públicas son muy ineficientes o el sector privado es muy eficiente o ustedes fanfarronean demasiado, o todo a la vez.

Dicen que ustedes no apoyan a las cámaras de comercio en cuanto al apoyo a la Corte de Arbitraje, que dote de seguridad jurídica; que no apoyan algo que parece menor pero que es muy importante para nuestros exportadores, como son los almacenes reguladores centralizados en los principales destinos; que no existe guía actualizada de frecuencias marítimas y aéreas de Canarias con África occidental; que falta un catálogo de ofertas exportables usando potentemente las nuevas tecnologías; que no hay una ventanilla única que gestione todas las inversiones extranjeras y que reciba al inversor extranjero; que no se generan listas de empresarios afincados, de actividades reconocidas, para intentar negociar con el Estado y con el Gobierno de España y que puedan tener más facilidades para recibir los visados; que faltan líneas de financiación y de cooperación interempresarial que amortigüen los riesgos/país de cada zona; que hay que fomentar los consorcios de exportaciones e impulsar las exportaciones bajo sistemas de carga agrupada. Y dicen los empresarios que de todo esto ustedes no quieren escuchar nada. Obviamente estoy resumiendo parte de lo que luego será nuestra propuesta.

Canarias necesita innovarse. Los destinos y prioridades de nuestra política, inventarse, lo dije antes, pero es que es una gran verdad. La realidad social es la que es, encabezamos todas las ratios negativos de pobreza y empleo, y eso, y eso obliga moralmente a comenzar una nueva etapa. Con un Gobierno de perdedores difícilmente será así. Podrá decir que otros también forman un Gobierno de perdedores, pero este es un Gobierno de perdedores reincidentes, lo cual es todo un agravante. Sin un proyecto propio, lo cual se nota mucho, que no tiene un proyecto ni que está muy interesado en ello. Recibe 500.000 euros extraordinarios del Estado de cooperación educativa y dice, pues, 300.000 euros y se inventa un plan de inmersión lingüística con 300.000 euros. Seamos, seamos serios. La gente lo está pasando mal y ustedes tienen que empezar a tomarse esto en serio.

Las contradicciones entre este documento y sus políticas son palpables. Este es un documento además atemporal. Prácticamente, más allá de algún calificativo y de algún concepto prácticamente este documento se pudo haber hecho exactamente igual hace doce años. Es un documento que no parte de una realidad concreta, es un documento absolutamente atemporal.

Tenemos que corregir los problemas de nuestra economía interna. No existe fortaleza exterior sin fortaleza interior. Reducir los intervencionismos no deseados. Queremos que ustedes nos traigan en el plazo de tres meses un documento para reducir burocracia, para reducir intervencionismo, para dar seguridad jurídica. Es algo necesario si queremos cambiar la realidad. Ustedes forman parte del problema, puesto que no creen en ello, no tienen ese impulso necesario.

No hablan en este documento de la quinta libertad, algo tan importante para Canarias.

Miren, para cambiar la realidad estamos aquí, para reinventar la política, puesto que es necesario, la realidad social es la que es y moralmente estamos...

El señor presidente: Un minuto, don Felipe.

El señor Afonso El Jaber: Termino ya, señor presidente.

Aprovechar nuestras fortalezas, para eso estoy aquí, para eso subo a esta tribuna, aunque a usted no le guste. Tenemos que hacer muchos cambios en la política canaria.

Y termino como empecé antes, como empecé mi primera intervención, es una obviedad que esto es el futuro de Canarias, es el futuro de nuestro modelo económico. Es una obviedad que lo estamos haciendo mal, muy mal. Los datos son los que son, pero también es una obviedad que podemos hacerlo mejor, que tenemos que hacerlo mejor, que el futuro de los jóvenes, de ese 70% de jóvenes en desempleo, depende de que seamos capaces de tener un modelo económico con una región internacionalizada y una verdadera plataforma en el océano Atlántico medio.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Felipe Afonso.

Para concluir este asunto del orden del día, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente.

Señor El Jaber, yo no lamento que usted suba a esta tribuna, lamento la actitud con la que usted sube a esta tribuna. Quizás es culpa mía, ¿eh? Uno dicen que se lleva decepciones cuando espera algo más y, claro, uno esperaba que, tomando sus palabras y reconociendo la importancia del tema, quizás esperaba que usted y su grupo tuviesen un grado de madurez superior para poner por delante los intereses de los canarios y no sus cuestiones particulares, pero es culpa mía porque me equivoqué en esperar demasiado de quienes no están en esa labor.

Mire, habló usted antes de los aeropuertos y habló de que era una de las debilidades, de las fortalezas, como así apunta el documento sobre el tema de los aeropuertos. Y dice usted que es una prioridad para el Gobierno, ¿pero quién ha hecho menos competitivos los aeropuertos canarios?: las decisiones del Gobierno central, porque ahí no tenemos las competencias. Digo, para dejarlo claro, porque usted hizo mucha incidencia sobre eso y las decisiones del Gobierno central son las que han hecho menos competitivos nuestros aeropuertos. Cambien de política para poderlos hacer mucho más competitivos.

Mire, señor El Jaber, ha hecho usted referencia en su intervención a que este documento ni siquiera hacía mención a Proexca, a Fucaex. ¿Sabe por qué?, porque este documento a lo que tendía era a intentar... Partía de esa posición errónea que le dije al principio, partía de que, en la esperanza de la importancia del tema que estamos tratando, les hiciese a ustedes poner sobre la mesa este asunto frente a los intereses particulares o personales de ustedes, pero veo que no. Y por eso no hace referencia a cómo aplicar las políticas y las medidas que se ponen sobre la mesa en este documento, porque tiene vocación de pervivencia de futuro, pero nuevamente no lo han entendido o no lo han querido entender.

Señor Martín, volvemos sobre lo mismo, a ver si soy capaz de explicarlo: la mejora de la competitividad empresarial es la que nos va a dar el salto al futuro y en la medida en que nuestras empresas sean mucho más competitivas nuestra economía será mucho más competitiva y podremos dar el salto al futuro. Y, por tanto, ese es el resultado.

Y, mire, yo creo que sí hay resultados tangibles. Porque criticó usted, por ejemplo, que no se ha hecho un análisis sobre los resultados de la estrategia planteada en el 2005 y criticó usted el que se dijese, que se utilizase la expresión de resultados tangibles. Mire, en ese documento del 2005 se apunta la necesidad de incrementar el número de conexiones aéreas. Hay resultados tangibles que dicen que se han incrementado. Se apunta la necesidad de mejorar las exportaciones y hay resultados tangibles que dicen que se ha mejorado. Ahora bien, ¿la crítica es que no lo suficiente? Si quiere, volvemos a leer la expresión de "impulsar", para intentar llegar a un consenso, pero le agradezco, sobre todo, el sentido positivo de llegar a un acuerdo. Le agradezco, en comparación con el representante del Partido Popular, su voluntad de poner por encima de todo la importancia de esta situación, dado que estamos hablando de cuestiones de futuro.

Y el documento sí hizo referencia a América. Lo primero, la primera página, hace referencia a América, porque no podemos olvidarnos de que existe una potencialidad. Hay muchas más empresas trabajando en América. Ayer teníamos unas empresas, por ejemplo, de Brasil y creo que no es la primera vez que hablo en esta tribuna sobre las oportunidades, potencialidades que hay de futuro, pero, eso sí, son menos tangibles, menos reales, de que Canarias ocupe un espacio fundamental en el comercio sur-sur. Tiene esas condiciones fundamentales pero para eso tiene que desarrollarse el comercio sur-sur.

Miren, no pensemos que Canarias tiene la capacidad suficiente para liderar las relaciones comerciales en este espacio del Atlántico, no la tiene. Tiene la capacidad que tiene y lo que tiene es que aprovechar sus potencialidades y cuenta con unos hándicaps, y hablamos de algunos de ellos antes, y por eso necesita la colaboración fundamental del Estado, pero, lo más importante también, necesita la colaboración fundamental de todas las instituciones que en Canarias trabajamos en ese sentido. Se va avanzando mucho en esa materia. Hay quienes se descuelgan, lamentablemente, pero allá cada cual.

Simplemente decirle, hablaba usted de, bueno, no había información sobre la capacidad o no de nuestros egresados universitarios en cuanto a la formación de idiomas. Déjeme ponerle un caso, que hablé hace un año con una vicerrectora de la Universidad de Las Palmas, que me dijo que tenía un proyecto determinado para una serie de becas y que en los años anteriores una de las condiciones fundamentales para acceder a las becas era el conocimiento de los idiomas y que, bueno, en un momento determinado, dada la crisis económica, pues, habían optado por no incluir como un requisito fundamental el conocimiento de idiomas para optar a las becas. Los cuatro chicos y chicas seleccionados, independientemente, sin tener en cuenta eso, hablaban perfectamente idiomas. Nos sorprenderíamos muchas veces de cuál es la capacidad de nuestros chicos y nuestras chicas hoy en día en la formación de idiomas. De los egresados universitarios, como usted ha hecho referencia; otra cosa muy distinta es el conjunto de la población, donde tenemos muchos elementos fundamentales.

Y simplemente, para terminar, un apunte que creo que no puedo dejar de comentarlo, y es el deje colonial. Hombre, vamos a ver, no es un deje colonial la constatación de un hecho real, y es que los servicios educativos y sanitarios en Canarias, pues, están por encima en el conjunto de la media de los que tenemos en los países vecinos, porque creo que eso no será ni discutible.

Por intentar ser mucho más breve en la última intervención, reforzar con el señor Marcos Pérez el concepto de la coparticipación en las pol íticas de desarrollo, coparticipación en las políticas de desarrollo económico y desarrollo social, y hablamos antes de que es una política intrínseca en el ámbito de la Comisión Europea y, por tanto, de la relación de la Comisión Europea con los países vecinos. De ahí las políticas de Vecindad y de cómo se estructuran los programas de Vecindad y de Gran Vecindad. No nos podemos olvidar de ellos ni mucho menos, porque son una base fundamental.

Estamos haciendo un esfuerzo que tendrá sus frutos y por eso estamos hablando hoy para las cuestiones del futuro. Una cuestión de la que hemos hablado, sobre la necesidad de reforzar nuestro aprendizaje en idiomas; por eso hay 400 centros de Primaria y Secundaria con secciones bilingües. Es decir, debemos seguir trabajando en esa línea, en esa línea estamos trabajando y veremos sus frutos en el futuro.

Señor Ruano, creo que hemos coincidido, por tanto, y coincido con usted, en la mayor obligación que tiene, por tanto, este Gobierno al traer esta comunicación, pero con la vocación de liderazgo de esa política, con la creencia de la necesidad de establecer cuestiones de futuro, con la necesidad de apoyar y sentar las bases del crecimiento de Canarias que nos ayuden a solventar nuestros problemas, no solo económicos, por tanto, de la generación de empleo, es, por tanto, el Gobierno... Esta comunicación corresponderá a este consejero en la materia de la coordinación, pero le puedo asegurar que el Gobierno está íntimamente implicado en ese sentido y de ahí muchas de las acciones transversales que están planteadas.

Y ha hablado usted de algo que yo he intentado evitar en todos y cada uno de los aspectos fundamentales. Son cuestiones que en este tipo entendía que reclamaban el consenso. Y, mire, en la última intervención, o en una de las últimas intervenciones que tuve en la última sesión de plenos -no la de ayer sino la de hace quince días-, en un aspecto que me parecía fundamental, como era el Régimen Económico y Fiscal, ante las descalificaciones de un diputado del Partido Popular obvié nuevamente ese sentido. Mire, el Gobierno, y este consejero que les habla, va a poner siempre por encima los intereses generales de la defensa incluso de las descalificaciones personales que se pueden hacer. De eso se trata, de poner como voluntad el consenso, poner por encima los intereses generales o poner por encima los intereses particulares. Esa es la voluntad del Gobierno y es la filosofía de este consejero y no la va a variar, por mucho que alguien intente hacerlo.

Y cerrado este paréntesis en el ámbito personal, que no quería ni hacer pero creo que me he visto obligado a hacerlo, hablaba usted, y hemos hablado aquí sobre todo de cuáles son las diferencias en las capacidades de exportación de la industria española, porque volvemos a lo mismo, nos limitamos exclusivamente al ámbito de los bienes. Hombre, ¿dónde está nuestra industria?, pero no dónde está sino dónde puede estar, preferentemente en la industria agroalimentaria. Hablemos con nuestros industriales y hablemos de qué capacidad de exportación tienen nuestros industriales en bienes. Y veamos un aspecto fundamental, que es, existen hoy en día determinadas barreras no comerciales que dificultan la exportación de los productos que producen en Canarias, porque son ligados a la agroindustria. Si desconocemos eso, es que desconocemos la realidad de Canarias y desconocemos la realidad del comercio internacional. Sobre esos aspectos necesitamos trabajar, pero necesitamos trabajar con quien tiene el elemento fundamental de las competencias en materia de comercio exterior. Porque es que el señor El Jaber ha subido aquí y ha hablado incluso de que el Gobierno de Canarias no trabajaba en la resolución de los visados para los empresarios, poco menos, es decir, las dificultades... No, mire usted, pero ¿de quién son las competencias en materia de comercio exterior?: del Gobierno central, de la Administración General del Estado, para evitar esas referencias que usted hizo antes, jurídicas. Pues, mire usted, de la Administración General del Estado, competencias. ¿Quién resuelve en ese tema? ¿A raíz de quién se han ido resolviendo los problemas, mire, por ejemplo, de los visados en materia turística con Rusia? ¿Pues sabe cómo?: a raíz de las intervenciones de Cataluña, como comunidad autónoma, y Canarias, dada la importancia que tenía el mercado ruso en el futuro desarrollo del turismo en Canarias. Luego, es la Administración General del Estado la que tiene que resolver esa serie de problemas. Es que usted ha llegado aquí a hacer unas afirmaciones: "los empresarios dicen", pero ¿dónde lo dicen? Porque es que este documento se ha sentado con los empresarios, con las cámaras de comercio, para discutirlo. Sí, ríase usted, ríase usted (Dirigiéndose al señor Afonso El Jaber), lo cual no es más que producto de su absoluto desconocimiento de la realidad. Porque, repito, la gran decepción es que una vez más se pongan por encima intereses partidistas de los intereses generales.

Y llevo una hora aquí preguntándome cuál era el motivo -o una hora y pico-, preguntándome cuál era el motivo de que el Partido Popular no se sumase a algo que creo que el conjunto de la Cámara y el conjunto de la sociedad canaria lo tiene tan claro. Y no llegué a comprenderlo y pregunté a mis compañeros, "es que no me creo que no sean capaces de hacer un esfuerzo en este sentido". Pero, claro, en su última intervención ya entendí por qué. Nuevamente el petróleo, una vez más el petróleo. Ese el argumento. Una vez más han puesto por encima sus intereses particulares de los intereses generales; una vez más el corto plazo frente al largo plazo; una vez más, preocupados por obedecer que por proponer. Esa es la triste realidad.

Mire, habla usted de un Gobierno de perdedores. No, mire, un Gobierno que, trayendo esta comunicación aquí, ha presentado un liderazgo, ha presentado un liderazgo en una política. Por lo tanto, es un Gobierno que ejerce su función. Y, en cambio, nos encontramos con una Oposición plegada y subordinada a otros intereses.

Señor El Jaber, señor Afonso, como usted quiera, usted me llama señor Ortiz, como usted quiera. A partir de ahí, a partir de ahí, ¿vale?, ¿de acuerdo? Es decir... (Ante los gestos del señor Afonso El Jaber desde su escaño.) No discutamos, ¿eh?, ¿eh?, no discutamos sobre eso, porque usted ha utilizado lo mismo. ¿Vale? Es decir, por el respeto. ¿De acuerdo?

A partir de ahí, digo, simplemente una última aportación. Creo que ustedes han perdido hoy una oportunidad maravillosa de demostrar qué quieren para el futuro y lo que han utilizado es simplemente a quién quieren defender frente al interés de los canarios.

Muchas gracias.

El señor presidente: Señorías, permanezcan en sus escaños, que no ha acabado la sesión, por favor. Hay cosas reglamentarias que...

Muchísimas gracias, don Javier González, señor consejero.

Saben que hay que abrir un plazo para la presentación de propuestas de resolución a la comunicación. Ese plazo se abre a partir de ahora y acaba a las cuatro menos cuarto, a las quince cuarenta y cinco acaba el plazo para presentar las propuestas de resolución. Y la sesión plenaria se reanudará a las cinco menos cuarto, porque a las cuatro y media hay Mesa para ver las propuestas de resolución. O sea, hasta las cinco menos cuarto, el Pleno, a efectos de ustedes.

(Se suspende la sesión a las quince horas y nueve minutos.)

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y cuarenta y ocho minutos.)

El señor presidente: Muy buenas tardes. Continuamos la sesión.

Les anuncio que la Mesa ha calificado todas las propuestas de resolución presentadas a la comunicación del Gobierno y que se debatirán inmediatamente después de la primera proposición no de ley. Dar un tiempo para que sus señorías las puedan ver.

Y entonces entramos en las proposiciones no de ley. La primera, del Grupo Nacionalista Canario y Socialista Canario, de solicitud al Ministerio de Fomento y a AENA en relación con el horario del aeropuerto Tenerife Norte. Hay una enmienda del Grupo Parlamentario Popular. ¿Quién la lleva?

¿Tienen inconveniente, don Emilio Moreno, tienen inconveniente en ver la siguiente, la de don Emilio Moreno? (Comentarios en la sala.)

Deben conocerlas todas sus señorías. No están todas sus señorías...

Señorías, yo creo que lo mejor es... Estamos muy mal de tiempo.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Pues por eso estaba diciendo que estamos muy mal de tiempo. Por eso. Yo se lo agradezco un montón.

El señor Ruano León (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: También es verdad. Al César lo que es del César.

¿Quién va a intervenir por los nacionalistas canarios en la proposición no de ley 206? Flora. No está. No, que no está la gente... (Comentarios desde los escaños.)

Correcto. Señorías, por favor, ocupen sus escaños y vamos a comenzar la sesión por el orden del día tal como está establecido.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/CG-0011 Sobre una acción integral de impulso a la internacionalización de la economía canaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico