Diario de Sesiones 79/2013, de fecha 15/5/2013 - Punto 1

· 8L/C-0761 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre negociaciones y trabajos con el Gobierno de España para la actualización del REF.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Comparecencia del Gobierno, consejero de Economía y Hacienda, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre negociaciones y trabajos con el Gobierno de España para la actualización del Régimen Económico y Fiscal.

Para la primera intervención, por parte del grupo solicitante, el Grupo Nacionalista, don José Miguel Ruano, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

El señor Ruano León: Señor presidente. Señorías. Señor consejero.

Abordamos hoy esta comparecencia que, como he tenido ocasión de señalar en algunos debates previos, constituye uno de los asuntos de medio y largo alcance en el futuro de Canarias. Constituye, por tanto, siempre el debate, por más que ocasionalmente no tenga la repercusión mediática de otros debates más inmediatos, constituye, digo, uno de los asuntos más importantes que competen a este Parlamento, desde la iniciativa, desde el acuerdo adoptado en el mes de julio pasado, y el trabajo que el Gobierno viene haciendo con el Gobierno de España y que ha de consumarse ante la Comisión Europea para hacer posible que en el periodo 2014-2020 tengamos herramientas de desarrollo económico, de crecimiento, para propiciar lo que hoy constituye el principal problema del archipiélago, para propiciar una lucha eficaz contra el paro.

Señorías, por más que ocasionalmente se formulen preguntas al Gobierno, establezcamos referencias a políticas de empleo o a planes de empleo especial y demás, lo singular, lo sustantivo, es que el empleo lo genera la economía y, por tanto, es nuestra responsabilidad mejorar nuestra situación económica para propiciar justamente que haya oportunidades de empleo en Canarias. En los diferentes sectores productivos del archipiélago, afortunadamente el turismo sigue funcionando a unos niveles muy elevados de satisfacción, con independencia de políticas necesarias que se vienen proyectando y que en este momento se están trabajando en la Cámara, como es el proyecto de Ley de Renovación y Modernización Turística.

Pero más allá de eso hemos adoptado en este Parlamento una resolución muy importante, uno de los acuerdos más importantes de esta legislatura, que fue el de julio del año pasado, relativo a la necesaria modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias. En aquel acuerdo fijamos unos objetivos, unos ejes y unos principios de la reforma, tratamos ámbitos especiales, como el sector primario y secundario, la necesidad de propuestas en materia de energía, la referencia a la economía del conocimiento, a la economía de servicios y establecimos algunos principios consagrados en la Ley 19/94, que hoy constituye, además, un referente necesario de cara incluso a algunas decisiones que tomamos en aquel momento, en julio del año pasado, sobre la necesidad de fortalecer la base institucional del Régimen Económico y Fiscal de Canarias. Y decíamos entonces, en aquella resolución, que el contenido básico del Régimen Económico y Fiscal de Canarias tendría que figurar en el Estatuto mucho más allá que lo que figura hoy. Hoy solo hay referencias al procedimiento para su modificación, pero no hay referencia alguna al contenido.

Podemos hablar de eso más tarde, en mi segunda intervención intentaré precisarlo, pero ahora lo que interesa, señorías, señor consejero, es saber cómo va el asunto. Es nuestra responsabilidad pero, digamos, por desgracia o por la razón que sea, porque estamos ante una competencia compartida, es necesario alcanzar acuerdos con el Gobierno de España, porque son ámbitos que afectan a la fiscalidad, ámbitos que afectan a una economía diferente, ámbitos que encuentran su encarte en el Derecho primario comunitario, es decir, en nuestro propio estatus de región ultraperiférica, el que nos permite que muchas de las ayudas de Estado que se contemplan en el propio Régimen Económico y Fiscal vayan a ser convalidadas gracias a ese estatus singular del que gozamos en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Y, por otra parte, en ocasiones, y eso es histórico, ha pasado con todos los gobiernos de España, cualquiera que sea su signo político, tenemos que estar, digamos, peleando, abriendo camino, para que, en primer lugar, se identifique por qué Canarias tiene un estatus singular desde el momento mismo de la conquista de las islas por el Reino de Castilla.

Señor consejero, nuestro interés en la mañana de hoy es conocer aquellas propuestas cómo van, cómo va esa negociación.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía y Hacienda, don Javier González Ortiz, por tiempo de diez minutos tiene usted palabra.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías. Buenos días a todos y a todas.

El estado actual de las negociaciones con el Gobierno de España para la renovación del REF precisa que reitere ahora algunos de los aspectos centrales de la resolución que este Parlamento aprobó por unanimidad el pasado mes de julio. En esta resolución todos los grupos de la Cámara mandataron al Gobierno de Canarias a una negociación bajo dos principios fundamentales, esto es, que la reforma contenga un sistema de incentivos que responda a las desventajas estructurales de Canarias y, por otro lado, la inclusión de nuevas, de nuevas medidas que, teniendo como objetivo central la creación de empleo, causen efectos reales sobre el mercado de trabajo. Pero estas dos premisas no solo lograron la unanimidad política, la propuesta de renovación del REF también viene respaldada por un amplio consenso alcanzado entre los agentes sociales y económicos de las islas. No es intrascendente, por tanto, este último aspecto.

Tenemos instalado en nuestra conciencia colectiva que el REF, partiendo de nuestro acervo histórico, es el principal instrumento que tiene Canarias para su desarrollo. No es una declaración de intenciones ni un conjunto de estrategias sin contenido, se trata de una herramienta clave para la economía real que incide diariamente en todos los ciudadanos en general y en las empresas, que son las que generan crecimiento y empleo en particular. Y es en ese amplio respaldo donde se sustenta una mayor legitimidad de este Gobierno en la defensa de esta propuesta de renovación conjunta y unánime.

Una reforma cuyo texto base fue trasladado al Estado el pasado mes de noviembre y que espera a ser consensuado para su remisión a Bruselas, con el fin de su entrada en vigor el próximo 1 de enero de 2014. Tras cinco meses para obtener una primera respuesta por parte del Gobierno de España, en abril se inició un proceso de aclaraciones y de intercambio de documentos a requerimiento del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La consecuencia de este proceso ha sido un pronunciamiento inicial nada satisfactorio en lo que respecta a los principales aspectos de la propuesta de renovación. En términos generales, el ministerio plantea un REF eminentemente continuista, prorrogando el hasta ahora vigente, introduciendo ciertas mejoras técnicas en los actuales instrumentos y medidas.

Según esta primera valoración, el Gobierno central muestra serias reticencias a los aspectos novedosos incluidos en la reforma, por lo que en este momento, en este momento de la negociación, no parece dispuesto a asumir una parte sustancial del contenido de la resolución emitida por este Parlamento.

En principio, la renovación pretendida por el ministerio es del todo conservadora, limitándose a ligeros retoques en los instrumentos vigentes y descartando la mayoría de los incentivos adicionales propuestos. De especial relevancia son estas reticencias sobre los elementos de mayor calado en relación a la regulación actual y que tienen que ver con el principal objetivo de nuestro REF: la creación y el mantenimiento de puestos de trabajo. Los reparos iniciales, que se centran en la reducción de las cotizaciones de las empresas canarias a la Seguridad Social, en las deducciones fiscales para aquellas que generen empleo o que destinen inversiones en el exterior con el fin de lograr su internacionalización.

Desde el Gobierno de Canarias, y en consonancia con el sentir unánime de esta Cámara, entendemos que el nuevo REF no debe limitarse a los instrumentos vigentes. El próximo régimen no puede considerarse un elemento estático sino que, por el contrario, debe adaptarse a todos los ciclos durante su vigencia hasta el año 2020.

Tal y como se manifestaba en la resolución del pasado mes de julio, las herramientas actuales han cumplido genéricamente con el objetivo, pero algunos de los incentivos vinculados al beneficio empresarial se han mostrado ineficaces en una coyuntura como la actual recesión económica. Por ello, si bien entendemos como adecuado el mantenimiento y mejora de los presentes mecanismos, también son necesarias nuevas propuestas selectivas, especialmente dedicadas a estimular el mercado de trabajo, que es la prioridad absoluta de esta reforma. El establecimiento de estos incentivos específicos, dirigidos al desarrollo económico de Canarias y distintos al resto de las comunidades autónomas, no solo viene justificado por unos indicadores divergentes con el resto del Estado, sino que se sustenta en la condición de región ultraperiférica, plenamente anclada en el Derecho comunitario.

Tal y como plasmamos en la resolución parlamentaria sobre la reforma del REF, la situación económica de las islas, que tradicionalmente ha estado condicionada y agravada por sus desventajas estructurales, está suficientemente acreditada por diferenciales como la tasa de paro o la renta por habitante, ambos indicadores lamentablemente a una considerable distancia de la media del resto de las comunidades autónomas. Se trata, por tanto, de circunstancias que justifican plenamente acciones singulares, como es la ampliación de los actuales incentivos fiscales en aras de revertir esta situación.

Señorías, el desempleo, objetivo central a combatir con el nuevo REF, ha ampliado la brecha en el periodo de crisis con el resto del Estado, a lo que se une que Canarias es una de las comunidades autónomas que han retrocedido en sus niveles de renta y en su proceso de convergencia con la Unión Europea. Razones, por tanto, más que avaladas para justificar las medidas propuestas en la reforma del REF. Unas medidas que, por una parte, diseñan un sistema fiscal con incentivos dinamizadores que potencien nuestro tejido productivo y, por otra, acciones que conducen a paliar las desventajas que suponen los sobrecostes respecto al territorio continental. Ambas premisas son principios básicos del nuevo régimen y en las que se han basado todas y cada una de las herramientas propuestas.

El Gobierno de Canarias se muestra de acuerdo en mejorar, por tanto, y optimizar los actuales instrumentos, introduciendo las modificaciones necesarias al haberse demostrado que siguen siendo válidos, pero en lo que no podemos convenir es en una visión conservadora, continuista y limitada del principal instrumento que tenemos para la reactivación y el crecimiento económico y social de las islas.

Es ahora cuando se precisa una mayor altura de miras. No olvidemos que el nuevo régimen estará vigente durante los próximos siete años, hasta el 2020, periodo que, seguro, registrará cambios en relación al actual ciclo económico. Todos convenimos, y es, por tanto, opinión generalizada, en que los incentivos fiscales propuestos tienen un largo recorrido, más allá de que hoy, en una óptica cortoplacista, se puedan interpretar como simplemente una minoración de los ingresos del Estado. Por el contrario, el nuevo REF está diseñado para convertirse en un revulsivo del crecimiento y del empleo, basado en un modelo que combina distintos objetivos en el tiempo. De un lado, ofreciendo respuestas a los principales problemas inmediatos, sí, a los inmediatos, también; y, de otro, con el impulso a nuevos sectores tecnológicos e innovadores y con una clara apuesta por la internacionalización, como principales elementos que nos encaminen a la necesaria diversificación económica.

Por tanto, nada distinto, señorías, a lo expresado por el Consejo Económico y Social y también -recuerdo-, de forma unánime, por todos los grupos de esta Cámara. Nada contradictorio con el reconocimiento singular de Canarias, anclado en la normativa comunitaria, y nada irrazonable dados los indicadores que nos sitúan hoy en desigualdad de condiciones con el resto de España.

Confío, por tanto, y espero que finalmente argumentos tan sólidos como estos puedan ser interpretados y asumidos íntegramente por el Gobierno central y podamos finalmente concluir con una negociación que permita, como así lo establecimos en la resolución parlamentaria -y cito, por tanto, textualmente-, "una reforma que debe ir más allá de la coyuntura actual, sentando las bases del modelo de crecimiento que queremos para Canarias a medio y largo plazo".

Esos, señorías, son los elementos fundamentales de la resolución unánime de este Parlamento: pensar más allá del próximo año, pensar en qué instrumentos necesitamos para reactivar nuestra economía, con el objetivo fundamental de generar empleo, pensar, en definitiva, en el futuro de los canarios y de las canarias.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los grupos no solicitantes de la comparecencia. En primer lugar el Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías: muy buenos días.

En tres minutos sobre asunto de tal contenido, pues, no hay demasiado tiempo.

Tres ideas. Ya las dijimos aquí. El REF es fuero, son derechos económicos y fiscales, escasamente socializados. El debate sobre este asunto siempre se queda entre minorías y a la gente le suena como asunto lejano y extraño. Hemos vuelto a perder la oportunidad de debatir esto, de abrirlo a la sociedad, de que la gente participe sobre las oportunidades, sobre el futuro que representa el Régimen Económico y Fiscal. Además hemos perdido la oportunidad de hacer un buen balance de lo acontecido. Yo siempre digo que es muy difícil solicitar cambios cuando uno no conoce cómo se ha comportado la realidad.

Y además digo siempre que la mejor noticia sobre el REF es que se cumpla lo que tenemos, ¿no? Y después de la sentencia del Tribunal Constitucional en relación al recurso de los Presupuestos del 2008, pues, panorama sombrío, ¿no?, porque unas consideraciones que siguen siendo justas y reclamables han sido, digamos, discutidas no, invalidadas por una sentencia, en el sentido siguiente: que las leyes de presupuesto no se someten a otras leyes. Pero como los antecedentes políticos son de la discriminación permanente no hay nada en el horizonte que nos haga pensar que esto se va a modificar.

En cualquier caso, aquí, aunque tarde, vimos la oportunidad de debatir sobre esta nueva etapa del REF y conciliamos posiciones hasta llegar al consenso, a la unanimidad. De manera que debe servir ese documento como guía para defender nuestros intereses económicos y fiscales en el contexto del Gobierno de España y este ante la Comisión Europea.

Dicho esto, me han surgido dudas después de la comunicación sobre la internacionalización y algunas cosas remitidas a los medios o recogidas por los medios sobre el documento final que el Gobierno remitió a Madrid. Lo hemos pedido, porque recuerdo un dato: la deducción por inversiones y la aplicación de los beneficios fiscales de la deducción fuera del territorio de la comunidad canaria. Y se deduce del documento de internacionalización y de alguna otra información que pudiera haberse solicitado algo que aquí dejamos de lado. No es de recibo y es muy difícil de comprender que los beneficios fiscales se apliquen en actividades fuera del territorio de la comunidad.

En cualquier caso, señor consejero, ya sabe que apoyamos de forma clara y contundente este proceso negociador, que esperamos que llegue a buen puerto. Y me gustaría, porque no le escuché los primeros minutos, que nos diga en qué estado se encuentra exactamente la negociación, porque llegué tres minutos tarde, porque no oímos el pito.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Socialista Canario, don Manuel Marcos, por el mismo tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Pérez Hernández: Gracias, presidente. Señorías, señor consejero.

Subo con preocupación a la tribuna después de haberle escuchado. En el mes de abril tuvimos un debate aquí acerca de la propuesta de renovación del estatuto económico especial que es nuestro REF y que es la columna vertebral, como se ha dicho, para dar un impulso y desarrollo económico al archipiélago. Y decíamos en aquel momento que el REF, su objetivo principal era dar impulso a la economía para estimular, por lo tanto, el crecimiento y la creación de empleo. Y decíamos que la situación en la que nos encontramos deriva, lógicamente, de unas cifras alarmantes de desempleo que afectaban de forma dramática a los jóvenes y que están abocando a miles de familias en el archipiélago a la exclusión. Y decíamos, y reitero hoy, señor consejero, que el REF no puede despacharse como un asunto de mero trámite enmarcado en una determinada coyuntura económica. Y lo que usted nos viene a decir hoy aquí es que ya, después de cinco meses de que se le transmitió al Gobierno la resolución, la propuesta aprobada por este Parlamento, se han iniciado unos contactos y que a priori el Gobierno está más que nada por una renovación así, de pasada, del REF, no teniendo en cuenta que esa herramienta tiene que aprovecharse en estos momentos para incorporar las modificaciones, las actualizaciones, que después de una evaluación de su funcionamiento en Canarias hemos hecho y ha aprobado este Parlamento.

Por lo tanto, el resultado de esta negociación tiene que garantizar el fortalecimiento y la modernización de nuestra estructura productiva, dirigida fundamentalmente, como he señalado, a estimular el mercado de trabajo regional. Ese es el objetivo del REF y para conseguir ese objetivo el Gobierno tiene que adaptar y defender, por lo tanto, en Bruselas lo que hemos aprobado en este Parlamento, que lo hemos aprobado todas las fuerzas políticas.

Y, por último, señalar también que, más que nunca, ahora es necesario que trabajemos en el anclaje de nuestro REF en el bloque constitucional. Ha habido varios pronunciamientos, el Consejo Económico y Social se ha pronunciado al respecto y cuando aprobamos la reforma de nuestro Estatuto de Autonomía en el año 2006 ya incorporábamos al REF y recogíamos, por lo tanto, ahí dentro la necesidad de que la inversión media del Estado en Canarias no esté por debajo de la media nacional. Todo eso lo recogíamos y le dábamos, por lo tanto, un mayor blindaje al REF. No pudo ser en la reforma estatutaria y nuestro grupo mantiene con claridad una propuesta, y es que, en un marco de renovación constitucional, hay que darle anclaje al REF, porque es el estatuto económico especial y porque además es la columna vertebral que en estos momentos servirá para diversificar la economía y crear empleo en una sociedad como la canaria.

Gracias, presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, doña María Australia, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Navarro de Paz: Gracias, presidente. Señorías, señor consejero.

Como usted bien sabe, el Ministerio de Hacienda abrió el proceso negociador en octubre del 2012 y desde entonces hasta ahora se han celebrado seis reuniones por este motivo, tanto en Madrid como en Bruselas. En este tiempo yo quiero reconocer que ambos gobiernos han intercambiado documentación sobre el REF, han expresado puntos de vista comunes y distintos en el marco lógico de un proceso de reforma de esta naturaleza. La última reunión se celebró el pasado día 8 de mayo, el miércoles pasado, y el Ministerio de Hacienda examinó de nuevo con el Gobierno de Canarias la propuesta de reforma del REF. ¿Y cuáles fueron las conclusiones de esta última reunión? Pues por un lado que hay un acuerdo casi unánime en aspectos bastante generales y que en algunos aspectos, como bien sabe, aún no ha sido posible el acuerdo y que se reservan para una nueva reunión.

Usted sabe, señor consejero, usted sabe y conoce muy bien, que la negociación sigue abierta, y si sigue abierta es con ánimo de consensuar y que estamos tratando y dialogando sobre aspectos referidos a la Reserva de Inversiones y a la Zona Especial Canaria. Y a usted tampoco se le esconde, como a ninguno de nosotros, que existe una gran dificultad a la hora de aumentar los incentivos fiscales o de generalizar las actividades permitidas y los límites de base imponible en la aplicación del tipo reducido del impuesto sobre sociedades. Pero lo cierto es que se sigue, por parte de ambos gobiernos, empleándose a fondo con el ánimo de conseguir un texto, el mejor posible, y que obtenga el beneplácito de Bruselas.

Dicho esto, yo quiero aprovechar también esta intervención, señor González, para que me haga el favor, en nombre de mi grupo, de explicarle al señor presidente del Gobierno de Canarias que el REF canario no es papel mojado, ni antes ni después de la sentencia del Tribunal Constitucional. Mire, señor González Ortiz, yo le ruego que coja la Constitución, que se la entregue al presidente del Gobierno, que vuelva a releer la disposición adicional tercera, para que vea que nuestra Constitución reconoce y protege el REF canario, como lo hace con los regímenes forales del País Vasco y de Navarra. Claro, distinto es que el señor Rivero, desgraciadamente, pues, no lo sepa. Ahora bien, también voy a aprovechar, porque veo que quienes me han precedido en el uso de la palabra hacen una interpretación, pues, muy especial del Tribunal Constitucional. Mire, lo que ha venido a decir esta sentencia es que la competencia plena en la elaboración y distribución de recursos presupuestarios del Estado corresponde al Gobierno de la nación, de acuerdo a la disponibilidad, y su aprobación, como es lógico, a una ley en las Cortes Generales. Es una pésima estrategia devaluar el REF, como ha hecho el señor Rivero en esta Cámara en el día de ayer.

Y, por otro lado, también, señor González Ortiz, decirle a usted y al presidente del Gobierno que, por favor, que no reinventen la historia. Vamos a hablar con propiedad. No existe...

El señor presidente: Gracias, señora diputada. Sabe los segundos que tiene y no es posible un minuto.

Gracias.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, el Grupo Nacionalista Canario, por tiempo de diez minutos, don José Miguel Ruano, tiene usted la palabra.

El señor Ruano León: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, constituye siempre motivo de agrado que, cuando se introduce algún factor de controversia, se eleve la atención en la Cámara, porque resultó realmente muy difícil para mí en mi primera intervención suscitar precisamente esta atención, justamente en un asunto que a todos nos corresponde defender, porque es precisamente, como muchas veces hemos dicho, algo que abarca mucho más que el ámbito de una legislatura. Por tanto, las responsabilidades de gobierno que se tengan o se dejen de tener van a estar siempre conferidas a un periodo muy largo y con la responsabilidad de que las decisiones que adoptemos ahora van a ser decisiones muy importantes en ese futuro que establecemos inicialmente en el periodo de financiación comunitaria, en el periodo 14-20, pero que desde el punto de vista del fuero -y todos los portavoces en eso han coincidido-, pues, representa la actualización de un acervo propio que, de distintas maneras, como dice la propia resolución aprobada el año pasado, se ha constituido en Canarias desde la misma conquista de las islas por el Reino de Castilla.

Por tanto, esa es la responsabilidad y a mí me parece bien -bien, de verdad, lo digo en serio- que al final el Grupo Parlamentario Popular, cuando ha intervenido su portavoz, haya prestado la atención, aunque se haya centrado especialmente en el tema de la controversia teórica manifestada. Yo no creo que haya tal controversia. Supongo que será una cuestión de difícil afirmación o de modos distintos de expresarlo. Del presidente solo he escuchado, en el día de ayer, que ante la eventualidad de una posible modificación constitucional, en unas eventuales negociaciones que pudieran estarse celebrando en un ámbito reservado para la modificación de los hechos históricos de las comunidades del País Vasco y de Cataluña, Canarias no puede quedar al margen. Esto es lo que yo he escuchado, con el tono que ustedes quieran darle.

Y desde el punto de vista, desde el punto de vista de la protección institucional del REF, estuvimos de acuerdo el año pasado en lo que leo: "resulta imprescindible fortalecer institucionalmente el REF. Se trata de un objetivo para su permanencia y vertebración, consolidando sus principios inspiradores dentro del bloque constitucional a través de la modificación parcial del Título IV del Estatuto de Autonomía de Canarias, incorporando, de conformidad con los principios y normas derivados del reconocimiento de Canarias como región ultraperiférica de la Unión Europea en el Tratado, el principio de modulación de las políticas y actuaciones legislativas, reglamentarias y financieras de los poderes públicos del Estado. Así, la legislación estatal habría de dar tratamiento específico a aquellas materias que lo requieran, en atención a la lejanía e insularidad de Canarias y en particular en materia de transportes, telecomunicaciones, mercado interior, energía, medio ambiente, inversiones estatales, puertos, aeropuertos, fiscalidad, comercio exterior y cooperación al desarrollo con países vecinos". Esto lo acordamos, en fin, creo que esto va a fortalecer, ¡claro que sí!, porque la única garantía que tenemos en este momento, desde el punto de vista de la disposición adicional tercera y el Estatuto, es la del procedimiento, pero la del contenido está en leyes ordinarias: la Ley de Aspectos Fiscales del 91, la Ley de Aspectos Económicos del 94, y estando en un momento tan importante como es la proyección futura, la actualización, es la necesidad de vertebrar desde el punto de vista institucional el Régimen Económico y Fiscal de Canarias, que nos inserta en el Estado de una manera distinta.

En cuanto a la sentencia, no quisiera dedicar todo el tiempo a eso, en fin, porque además, como alguna vez he dicho, los juristas tenemos una tendencia a perdernos en el debate, y este es un asunto de naturaleza estrictamente política y obviamente tiene consecuencias o se conforma en el ordenamiento, y lo que ha venido a decir el Tribunal Constitucional, en su reciente sentencia, que ya se ha citado por alguno de los portavoces, de 23 de abril, respecto del recurso presentado a los Presupuestos Generales del Estado del 2008, del 2008, es decir, recurrimos, en aquel momento, señora Navarro, conjuntamente, era... No cuestiono nada, tan solo estoy tratando de llevar este asunto al acuerdo, al acuerdo que adoptamos, y lo que es cierto es que en sentencia del 2003, que reitera el Tribunal Constitucional en esta sentencia, dice que no...; exactamente: "hemos subrayado en la Sentencia 16/2003, de 30 de enero, que aunque se entendiera que el Régimen Económico y Fiscal de Canarias está cubierto por una garantía institucional -dice-, no cabría estimarla vulnerada. En efecto, conforme a la reiterada doctrina de este tribunal, esta no asegura un contenido concreto o ámbito competencial determinado", etcétera. ¿Qué estamos diciendo? Pues que el tribunal primero duda de que haya garantía institucional, porque no está en el bloque de la constitucionalidad. La Ley de Aspectos Fiscales es una ley ordinaria, la Ley de Aspectos Económicos es una ley ordinaria, y lo que pretendemos es hacer lo que dijimos en la resolución. En fin, y si se produce una eventual modificación constitucional, por la razón política que se ha dicho, entonces no estar ajenos a ella. Es lo que se ha dicho, con el tono que se quiera, pero, en fin, esto es un asunto que para nosotros es el futuro, y va a ser el futuro para cuando ninguno de nosotros, ninguno, se siente en este Parlamento (Se incorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

En fin, señorías, creo que esto es fundamental. Después -no está en este momento el señor don Román Rodríguez en la sala-, pero, en fin, quería comentar respecto de sus afirmaciones, respecto a la deducción de la Reserva para Inversiones, que está perfectamente recogido el modo en el que queremos materializar esa deducción, justamente para fomentar la exportación, para fomentar la internacionalización de la empresa canaria. Lo hicimos en el acuerdo de julio pasado y lo hicimos también en el acuerdo de la comunicación de la internacionalización de la economía. En fin, creo que eso no está en discusión ahora. Lo que sí que está en discusión es que haya herramientas nuevas y momentos distintos.

¿Saben lo que ocurre? Yo comprendo cuál es, digamos, a veces... Se lo digo muchas veces al consejero de Hacienda, le digo de broma, digo, "intenta ser más consejero de Economía que de Hacienda", porque la Hacienda hoy, a este consejero o al ministro de Hacienda, a los consejeros de Hacienda de todas las comunidades autónomas, es la prioridad; se ha fijado como prioridad política el cumplimiento de determinados objetivos, porque somos parte de la eurozona, España tiene que cumplir unos compromisos, esos compromisos se imponen a las comunidades autónomas en un contexto determinado... En fin, todo lo que ya tantas veces hemos reiterado. Si eso es así, muchas veces nos ocurre que perdemos la perspectiva del crecimiento, de la economía, de la generación de empleo, que es la razón para la que estamos gobernando o haciendo políticas de gobierno o para lo que un grupo parlamentario que está en la oposición también insta al Gobierno a que cumpla sus compromisos. Y, por tanto, en este momento Hacienda de España, del Gobierno de España, está preocupada justamente por cumplir determinados objetivos de déficit para los que está comprometida con la Unión Europea. Por tanto, las deducciones fiscales ya ponen en una posición defensiva, defensiva, frente a una posición que no tiene otro carácter que un anclaje diferente. Es que parece que estamos siempre en la casilla de salida. Cada vez que tenemos un interlocutor en la Administración del Estado estamos en la casilla de salida para explicarle lo que es el Régimen Económico y Fiscal desde el mismo momento de la expansión atlántica del Reino de Castilla. Asunto que, por otra parte, ya está incluido desde hace algunos años en los programas de la Educación Secundaria Obligatoria, porque antes sabíamos que alguien lloró por el Reino de Granada, pero nunca supimos, nunca supieron los escolares españoles qué era Canarias en el contexto de esa expansión atlántica del Reino de Castilla.

Eso es de lo que hablamos. ¿Cómo lo actualizamos? Y hay que actualizarlo, no basta con lo que tenemos, lo hemos dicho en la resolución aprobada el año pasado. Hemos hecho un conjunto de propuestas que yo podría leer pero intento no hacerlo justamente para no agotar mi tiempo, y son muchísimas. Hay un conjunto de propuestas muy trabajadas por los que fueron los ponentes de los diferentes grupos parlamentarios, entre los cuales estaba el señor don Jorge Rodríguez por parte del Grupo Parlamentario Popular: la reducción de la carga fiscal soportada por las pymes, la reducción de costes sociales, en fin, ayudas estatales referentes a Francia que están en funcionamiento para sus regiones ultraperiféricas... Es decir, tenemos anclaje, tenemos posibilidades. Lo que tenemos que hacer ver a la parte con la que negociamos, en este caso al Gobierno de España, es que eso forma parte de un régimen singular y que no va a alterar para nada la política fiscal que el Estado tenga en relación con su balanza fiscal para poder cumplir los objetivos de déficit.

Esta es la cuestión, señorías, y no nos podemos conformar con lo que hay. Tenemos el deber de pensar más allá, de trascender de lo inmediato, de intentar vincular, conseguir el compromiso del Gobierno de España para a su vez hacer un compromiso firme ante la Unión Europea...

El señor presidente: Tiene un minuto, don José Miguel.

El señor Ruano León: Muchas gracias, presidente.

Digo, terminando, que para lograr ese compromiso firme ante la Unión Europea y para que realmente, cuando salgamos de esta fuerte depresión económica en donde estamos inmersos, junto con el conjunto del Estado español y dentro de la eurozona, cuando salgamos de esta crisis, tengamos herramientas reales para poder crecer, para poder generar empleo.

Tenemos un problema estructural grave, un problema estructural grave, porque cuando hablamos de porcentajes de desempleo como los que se manejan en esta región ultraperiférica europea, estamos hablando de problemas que tienen difícil solución, que han analizado expertos como el señor Solbes, las propias comunicaciones de la Comisión Europea, etcétera. Por tanto, son elementos que forman parte de nuestra idiosincrasia, de nuestro acervo. Y no estamos criticando en estos momentos a un Gobierno de España por ser de un signo u otro, estamos intentando defender nuestra identidad, nuestra singularidad, hacerlo ver, y en ello pensamos que debemos seguir concurriendo todos los grupos parlamentarios.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente.

Señor Rodríguez, preguntaba usted por el estado de la negociación. Pues en el intercambio de la documentación. Le he dado algunos datos de las reticencias actuales planteadas por parte del ministerio en el proceso de negociación. Combino, por supuesto, con la señora Navarro, porque se me solicita que comparezca aquí para hablar de cómo está el estado actual de las negociaciones. Las negociaciones están plenamente abiertas. También manifiesto que hay planteadas por parte del ministerio en este momento serias dificultades y yo confío, deseo y espero, porque tengo un mandato de esta Cámara de negociar, una resolución unánime de todos los grupos, ser capaz de convencer al Gobierno central de la necesidad de adecuar el nuevo régimen en dos aspectos que convinimos en esta Cámara: la mejora de los instrumentos actuales y el planteamiento de nuevas medidas. Y, por tanto, siguiendo el mandato de esta Cámara, siguiendo un trabajo importante, el trabajo que hicieron los grupos parlamentarios para aprobar finalmente una resolución unánime que contiene un montón de los aspectos fundamentales en este proceso.

Señor Rodríguez, creo que es verdad, todos somos responsables y todos tendríamos que hacer una mayor explicación, cuando hablamos del REF, de a qué nos referimos; y nos referimos a cuestiones que nos afectan en el día a día de nuestras vidas. Nos referimos a las subvenciones al transporte, nos referimos a las subvenciones a las potabilizadoras, nos referimos a la energía; nos referimos a un montón de cosas que nos afectan en el día a día del conjunto de los ciudadanos. Y quizás se ha hablado mucho más del aspecto fiscal y mucho menos del aspecto económico, y yo creo que ahí es donde tenemos que entonar todos el mea culpa y tener muy claro que tenemos que hacer pedagogía diaria de que esa es la forma en la que hemos definido en su momento, a mí me parece de forma magistral, quienes participaron en la redacción de esa norma, identificando cuáles eran las desventajas, las dificultades que tenía, desde el punto de vista no solo empresarial sino social, el desarrollo de Canarias e identificar, por tanto, una serie de medidas que hay que corregir diariamente.

¿Pero cuál es el problema? Y ahí, señora Navarro, interpreto, y utilizando sus palabras, que decía que lo que dice la sentencia constitucional es que es el Gobierno central quien distribuye los recursos. Y ahí es donde entramos en discusión, señora Navarro, precisamente por eso, porque no se está aplicando aquello que contiene en la decisión de la distribución de los recursos una ley estatal, una ley como es el REF, donde el Estado ha decidido que para compensar una serie de desventajas sociales y de desarrollo productivo en Canarias hay que establecer una serie de medidas, y esa serie de medidas las define anualmente en la Ley de Presupuestos. Y por eso entendemos que, ligando una cosa con la otra, ligando la capacidad de la distribución de los recursos por parte de las decisiones del Gobierno central, ligando la necesidad de, identificadas cuáles son las dificultades que tiene el desarrollo de Canarias, anclar el Régimen Económico y Fiscal para que, cuando el Gobierno central tome las decisiones anuales en sus Presupuestos, lo tenga en cuenta, exactamente igual que tiene en cuenta otra serie de cosas.

Yo creo que en eso convenimos todos, convenimos todos en que no se está desarrollando en ese ámbito. Convenimos todos en que, leyendo, por tanto, la sentencia constitucional, requiere llevar a cabo algo que aprobamos aquí, en esta Cámara, como una resolución parlamentaria, mediante la modificación del Estatuto. Y además lo que ha dicho el presidente claramente es, "oiga, se está produciendo, se puede producir, se puede abrir un debate en el seno de España de la necesidad de modificar la Constitución para dar respuesta a determinados hechos diferenciales en España". Bueno, los canarios en ese momento tenemos que reclamar que, si eso se produce, hay que asegurar por todos los ámbitos que cuando el Gobierno central ejerza su competencia constitucional de distribución de recursos, también tenga en cuenta otro aspecto constitucional, que es que existe una ley en la que se regulan las necesidades de los canarios y las canarias. Y en eso creo que convenimos todos. Trabajemos en ese ámbito que creo que me parece fundamental.

Evidentemente la situación, digo, actual de las negociaciones es esa: hay reticencias. Creo que sería ocultar información a esta Cámara no informarles, por tanto, de cómo va la situación. Pero por eso, por eso lo que he dicho en esta Cámara es que necesitamos dar un pasito más. Por eso le hemos pedido y pedimos, no solo el Gobierno sino esta Cámara, al Gobierno central, que es el que toma las decisiones -porque esto son ayudas de Estado, de legislación estatal, que después tiene que convalidar o no en Bruselas, pero eso es un aspecto secundario, es una decisión del Gobierno central para atender las especiales circunstancias de Canarias-, por eso lo que he dicho aquí es que se requiere una mayor altura de miras, se requiere no tener una visión cortoplacista. Y ahí coincido en lo que dice el señor Ruano al cien por cien, evidentemente los consejeros de Economía y Hacienda, los responsables de Economía y Hacienda, pues, tenemos en estos momentos una seria dicotomía: los consejeros de Hacienda en estos momentos vivimos más en el corto plazo y como consejeros de Economía o responsables de Economía necesitamos pensar en el largo plazo.

Bueno, que no se le escape que siguen siendo prioridad de este consejero y de este Gobierno los aspectos económicos. Usted habló -fundamental- de que estamos hablando de cuestiones de futuro, de cuestiones esenciales, para lograr revertir la situación económica. ¿Y qué hemos hecho? -y hemos hecho de forma positiva-: establecer en esta Cámara una serie de acciones, planteadas, por tanto, en la negociación del REF, que nos ayuden a eso, a revertir la situación económica, con el objetivo fundamental de luchar con algo, que entendemos todos que es la preocupación fundamental que tenemos todos, que es la lucha contra el desempleo, y yo creo que en eso hay una conciencia total. Por eso reclamaba que hay que tener una visión no solo cortoplacista, desde el punto de vista de Hacienda, sino... Y esto entiendo que no es una cuestión de Hacienda, no es una cuestión de Economía, es una cuestión del Gobierno central en términos generales, una cuestión del conjunto de las fuerzas políticas de esta Cámara y del conjunto, espero que sea una cuestión del conjunto de las fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados, pensando, por tanto, en el futuro. Por eso referí que esta aplicación del nuevo REF tendrá sus efectos en los años 2014-2020, cuando espero que se hayan superado las dificultades económicas en el conjunto del Estado español. Y, por tanto, reclamé una visión no cortoplacista sino una visión de futuro. Por eso utilicé palabras del Gobierno central, del presidente del Gobierno central, del señor Rajoy, cuando hace poco, y por otros motivos, reclamaba mayor altura de miras. Y yo en este momento utilizo las expresiones del señor Rajoy para reclamar una mayor altura de miras, para pensar no solo en el momento, para pensar no solo como administradores de las dificultades económicas, sino para pensar en cómo logramos desarrollar el futuro.

Permítanme, por tanto, que yo lo que le reclame en este momento, no solo a esta Cámara, que creo que ha demostrado, por tanto, en este aspecto, una mayoría suficiente, logrando esa unanimidad, sino que se le reclame al Gobierno central, que le reclame al señor Rajoy, que le reclame al conjunto de los miembros del Gobierno de España, esa mayor altura de miras para entender, más allá de la cuestión actual económica, de las dificultades, que tenemos que pensar en el futuro y que para pensar en el futuro tenemos que sentar las bases necesarias en una legislación estatal para situarnos en una mejor posición.

Miren, utilizando los mismos argumentos que ha utilizado hoy en día el Gobierno central, y es que para poder crecer necesitamos hacer las reformas necesarias, reformas duras, hoy, y estar en mejor posición en el futuro, con esos mismos argumentos, estamos planteándole, por tanto, al Gobierno central que pensemos más allá del mañana. Que pensemos que la aplicación efectiva del conjunto de estas medidas tendrá su efecto en el año 2015, 2016, cuando, esperemos, estemos en otra situación económica, en una situación económica distinta a la que hoy en día nos enfrentamos. En definitiva, que estemos en una situación que nos permita, estableciendo los mecanismos adecuados, que creo que hemos identificado en la resolución parlamentaria que aprobamos en el pasado mes de julio, estableciendo los mecanismos adecuados, nos permita, por tanto, afrontar una mejor posición de futuro.

Tenemos los argumentos sólidos que sustentan que la crisis ha tenido una especial afección en Canarias, tenemos argumentos sólidos que sustentan los diferenciales, no solo en la tasa de desempleo sino en la divergencia de la renta económica en Canarias y, por tanto, hemos establecido que esas mejoras, esas modificaciones de la situación actual, que les recuerdo, brevemente, afectan a todos y cada uno de los sectores productivos en la Comunidad Autónoma de Canarias... Tenemos establecimiento de medidas especiales para el sector primario, para el sector secundario, para el sector terciario, pero además hemos establecido -y ahí entronco en una parte con lo que dice el señor Román Rodríguez-, establecemos la necesidad de aprovechar nuestras especiales circunstancias geográficas para dar el salto hacia el futuro, para internacionalizar nuestra economía. Tenemos infraestructuras mejorables, pero infraestructuras imprescindibles para poder dar los pasos necesarios.

Por eso en este momento, creo, informando de la situación actual, de las dificultades planteadas en este momento por el ministerio, informando de que la negociación no está agotada, informándoles de algunas cuestiones que, si quieren, de la pura aplicación a mí me preocupan, y me preocupa que las directrices de ayudas de Estado con finalidad regional, que tenían que aprobarse en este mes, puede retrasarse su aprobación al mes de junio; que hay noticias que corren por Bruselas de que la entrada en vigor de esas directrices no sea el 1 de enero de 2014 sino sea ya a mediados del 2014 y que, por tanto, eso, necesitamos trabajar conjuntamente el Gobierno de Canarias y el Gobierno central para correr nosotros en la aprobación del texto definitivo. Un texto que responda no ya a la aprobación unánime de esta Cámara sino que responda a las necesidades reales que tiene Canarias, para pensar, no en pasado mañana, sino para pensar en el futuro, en el futuro de los chicos y chicas que hoy en día están haciendo un esfuerzo importante, para pensar, para darle un hálito de esperanza a la gente que hoy en día lo está pasando mal, para decirle que es posible, con un conjunto de medidas... -(Se produce el corte del sonido por el sistema automático y el señor presidente le concede un tiempo adicional.) Gracias, presidente- que estamos planteando, que hemos planteado, que hemos acordado de forma unánime las fuerzas políticas de esta Cámara, digo, para poderle lanzar un mensaje de que con esos instrumentos, con esas medidas, tenemos un futuro mejor. Tenemos esperanza de que podemos revertir la situación.

Eso es lo que yo le reclamo, por tanto, no a esta Cámara, que ya ha demostrado suficientemente altura de miras en la posición que le hemos planteado al Gobierno central, sino le reclamo en este momento al Gobierno central para ayudarnos a revertir la situación.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, señor consejero, señor González Ortiz.

(La señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupa un escaño en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0761 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre negociaciones y trabajos con el Gobierno de España para la actualización del REF.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico