Diario de Sesiones 82/2013, de fecha 11/6/2013 - Punto 23

· 8L/C-0911 Comparecencia del Gobierno -consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, instada por el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), sobre apoyo a las pymes.

El señor presidente: Siguiente comparecencia: del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre apoyos a pymes.

Don José Miguel Ruano.

El señor Ruano León: Señor presidente. Señorías. Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad.

Voy a intentar hacer un planteamiento de esta solicitud de comparecencia que pueda servirnos a todos, a todas, para aunar criterios en torno a lo que consideramos una prioridad desde el punto de vista de la mejora de la situación económica de Canarias. Muchas veces, en muchos debates, posiblemente si adecuáramos el tono a la pretensión que buscamos el resultado, desde el punto de vista del interés de la ciudadanía, sería mucho mejor. Yo voy a intentar hacerlo en esta tarde.

Creo que estamos, en relación con las políticas sobre la pequeña y la mediana empresa, en unas circunstancias que necesariamente nos imponen ponernos de acuerdo. ¿Por qué? Pues básicamente porque la economía, la planificación económica general, no depende de una comunidad autónoma, depende del Estado - artículo 149.1.13.º-. No depende de la comunidad autónoma la legislación mercantil, depende del Estado -artículo 149.1.6.º-; no depende la legislación laboral -apartado 7.º de ese mismo artículo 149.1-; no depende tampoco el comercio exterior -el apartado 10.º de ese artículo 149.1- y no depende tampoco el régimen económico de la Seguridad Social -17.º apartado del artículo 149.1 de la Constitución española-.

Por tanto, señorías, en un escenario donde la responsabilidad sobre la planificación económica general, el impulso sobre las políticas de bonificaciones a la Seguridad Social, la legislación mercantil que establezca prioridades ante el concurso, el propio acceso al sistema de crédito por las entidades bancarias, que constituye hoy uno de los ejes principales de las políticas que el Estado debe poner en marcha para hacer factible la circulación del crédito y, por tanto, la generación de economía; en ese contexto global, queremos, sin embargo, pedir al Gobierno de Canarias cuál es su hoja de ruta, cuál es su escenario, cuáles son sus propuestas, sus proyectos, sus actividades, en torno al fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa.

Desde los grupos que apoyamos al Gobierno está planteado -se ha planteado, y creo que es una resolución del debate de la nacionalidad- el impulso de un proyecto o de una proposición de ley sobre la pequeña y la mediana empresa, en general sobre la economía social. Creo que esta fue una resolución aprobada y, por tanto, esperamos materializarla en breve.

En fin, no siendo esto una cuestión que ahora mismo deba provocar que el Gobierno haga un pronunciamiento, sí queremos saber qué políticas está haciendo el Gobierno en torno al fortalecimiento de las pymes en sus programas económicos, qué políticas está haciendo de apoyo financiero, en la medida de sus posibilidades, en el marco restrictivo actual y siendo de los mejores alumnos en el cumplimiento de esa balanza fiscal, de ese equilibrio en la balanza fiscal, que, como he reiterado en muchísimas ocasiones, no es responsabilidad, no es responsabilidad, del Gobierno el producir el equilibrio sino responsabilidad de todas las administraciones públicas.

En fin, son debates que son siempre difíciles, porque cuando los hacemos intentamos centrarnos exclusivamente en la cuestión y resulta que cuando hablamos de economía hablamos naturalmente de vasos comunicantes. Algunas veces lo hemos hecho sobre el empleo. Algunos pretenden que la programación de políticas activas de empleo sea la respuesta al desempleo y desgraciadamente es la economía la que marca cuál es la capacidad de empleabilidad de una sociedad, y ese es el escenario donde nos movemos.

Por último, señor consejero, me gustaría saber, amén de todo ese apoyo financiero, cuáles son las políticas que tiene el Gobierno, qué escenario se presenta para nosotros en esa negociación del Régimen Económico-Fiscal, especialmente en lo que se refiere a las pequeñas y medianas empresas, especialmente en el pronunciamiento que hizo este Parlamento en torno a las bonificaciones a la seguridad social que acordamos, como sabe el señor consejero, en la resolución de julio del año pasado.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Señor presidente. Señorías. Buenas tardes a todos.

Pues después de un largo y tortuoso periodo donde el foco de la política estatal se ha centrado exclusivamente en el recorte indiscriminado, el ajuste severo y la contención impuesta y extrema del gasto público, asistimos ahora a un rotundo resultado, y ese no es otro que un completo fracaso. Una vuelta atrás que viene avalada por la contundencia de los hechos y de las cifras: más recesión, más paro y más dificultades para los ciudadanos. La consolidación fiscal no puede ser el fin último de las administraciones públicas. Si bien es necesaria la reducción del déficit público, adaptando los gastos a los recursos disponibles, también lo es que esta condición no puede convertirse en un impedimento insalvable para el crecimiento y la reactivación.

Aun así, el Gobierno de Canarias ha cumplido con los compromisos impuestos. De no hacerlo no les quepa la menor duda de que ya habría caído sobre nosotros todo el peso de la Ley de Estabilidad Presupuestaria: sanciones, minoración aún más de los ingresos de los convenios estatales y hasta quién sabe incluso si la intervención de las cuentas autonómicas.

Al contrario de estas políticas, cuyos efectos ya han quedado sobradamente demostrados, no queda otra ruta que la del crecimiento. Ya es la hora de girar ese foco hacia medidas que dinamicen la economía y que logren revertir esta difícil y prolongada situación, en especial aquellas medidas dirigidas a las empresas y de forma particular a nuestras pymes. La trituradora del recorte, por tanto, debe dar paso al impulso público y al desarrollo de acciones capaces de generar actividad y, en consecuencia, empleo.

Canarias no lo tiene fácil. Los dos últimos Presupuestos han estado severamente condicionados por los recortes del Estado, teniendo que detraer recursos prácticamente de todas las partidas para apuntalar los servicios públicos esenciales. Una prioridad absoluta de este Gobierno.

Sin embargo, ante las carencias de esta necesaria financiación, haremos un esfuerzo más a través del déficit y de la deuda, una vez que se clarifique de nuevo el reparto objetivo de este año entre el Estado y las comunidades autónomas y entre las comunidades autónomas. Por tanto, como ya hemos anunciado, el nuevo margen lo destinaremos de forma prioritaria a medidas de reactivación económica. Un margen adicional que reglamentariamente no termina de definirse a la espera de que se resuelvan algunos acuerdos políticos y de partido entre las distintas autonomías y el Estado. Mientras todo esto sucede, las empresas, los emprendedores, los demandantes de empleo, ven cómo se va limitando, por tanto, la eficacia de estas nuevas medidas y cómo se agota el tiempo para su aplicación.

No obstante, y teniendo en cuenta que, como usted acaba de decir, las grandes herramientas para la Administración están en manos de la legislación básica del Estado, con la reducida capacidad de la que disponemos, tanto en el ámbito competencial como en el económico, este Gobierno ha venido desarrollando varias líneas de apoyo a las pymes, principal motor de nuestro tejido productivo y del empleo, por tanto. Entre ellas, apuntaré algunas, se encuentra el plan Canarias Aporta. Un programa que comenzó en el 2012, con continuidad en este ejercicio económico, y cuyo objetivo fundamental es apoyar la internacionalización de nuestras empresas.

Desde el ámbito del Servicio Canario de Empleo, además de subvenciones a las pymes para la creación de puestos de trabajo, con especial incidencia en el ámbito de los autónomos, actualmente, digo, existen programas específicos para la dinamización. Entre ellos, los dirigidos a mejorar la competitividad de las cooperativas y las sociedades laborales, la unificación de intereses de préstamos destinados a financiar la inversión, el apoyo a la creación de empresas a través del asesoramiento y la formación, etcétera.

Esta tarea se completa, la coordinación de medios y recursos del Gobierno con otras entidades, como en este caso pueden ser las cámaras de comercio, con las que se llevan a cabo varias actuaciones, como pueden ser las ventanillas únicas, donde participan todas las administraciones, incluida la Administración General del Estado; o por ejemplo los programas de tutorización y apoyo a empresas de reciente creación, como un elemento sustancial para ayudar a que en el proceso inicial esa empresa no se vea con los problemas de supervivencia de las empresas de reciente creación.

Por lo tanto, con el fin de incrementar la competitividad y la capacidad innovadora también del conjunto de las empresas se creó en su momento el denominado Programa Innoempresa, una dotación de 2,3 millones de euros en los ejercicios 2012 y 2013, y hasta el momento, por ejemplo, ese programa ha beneficiado a un centenar de sociedades.

Para fomentar la actividad empresarial y reducir las diferencias con el resto del territorio estatal, el Gobierno gestionó, por ejemplo, durante el pasado año, toda la línea específica de incentivos regionales, por importe de 23 millones de euros, logrando una inversión final en torno a los 110 millones de euros.

Pero donde el Gobierno de Canarias está centrando principalmente todos sus esfuerzos es en atajar el principal problema de las pymes, que no es otro que la dificultad de acceso al crédito. Las entidades financieras continúan con importantes restricciones que asfixian a las empresas existentes e impiden el nacimiento de nuevos proyectos emprendedores. Intentar romper en la medida de lo posible el círculo vicioso es uno de nuestros principales objetivos. Para ello nos basamos en nuevos instrumentos financieros que sustituyen a las tradicionales subvenciones o las ayudas a fondo perdido. Se trata de herramientas recomendadas por la Comisión Europea y que Canarias pone en marcha de forma pionera, junto a un reducido número de comunidades autónomas. Es aquí donde, por ejemplo, se enmarca el programa Jeremie, con participación de fondos comunitarios, dotado con 23 millones de euros para el periodo 2013-2015, pero que alcanzará, por tanto, un volumen total de 60 millones de euros en créditos, debido a la aportación complementaria que en cada una de estas actuaciones ponen los intermediarios financieros. Destinado al apoyo de emprendedores, autónomos y pymes, cuenta con las siguientes líneas de actuación: 25 millones de euros de microcréditos -es decir, hasta 50.000 euros que estarán disponibles en este mismo mes-, una línea de avales destinada a aminorar los costes financieros para proyectos en expansión, que pondrá en circulación otros 25 millones de euros; un programa destinado a la coinversión de proyectos innovadores, por 5 millones de euros; y, por último, una cantidad similar para fondos de capital riesgo, es decir, aquellos que tienen como meta alcanzar mercados globales en este ámbito (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Además del programa Jeremie, está disponible un segundo fondo, con un presupuesto en torno a 20 millones de euros adicionales, específicamente destinado para préstamos blandos que impulsen la creación y el crecimiento de empresas innovadoras.

En esta línea de mejorar la financiación de las empresas canarias se encuentran también los recursos dispuestos para reducir el coste de los avales exigidos a la banca a través de las sociedades de garantía recíproca, unas sociedades que, por ejemplo, durante el año 2012 formalizaron 128 operaciones, con un importe de casi 8 millones de euros.

Pero, sin embargo, por su volumen destaca el préstamo que está ultimando el Gobierno de Canarias con el Banco Central Europeo de Inversiones, una línea de la que ya se habló esta mañana en la sede parlamentaria, que está dirigida a pequeñas y medianas empresas. 100 millones de euros que le presta el Banco Central Europeo a la Comunidad Autónoma de Canarias, que subirá a los 100 millones de euros que está obligado a poner en este caso la entidad financiera o, perdón, las entidades financieras que se adhieren. Y, por lo tanto, 200 millones de euros que se ponen sobre la mesa. Una de las condiciones del Banco Europeo de Inversiones es que una parte importante de la ventaja financiera que reciben los bancos que se adhieren a esta línea de crédito debe ser trasladada, por tanto, a las empresas como un elemento sustancial para resolver el problema del que estamos hablando. Estos préstamos, que están abiertos a cualquier sector productivo, estamos en las últimas conversaciones ya para cerrar el proceso con el Banco Europeo de Inversiones en cuanto a que la priorización de las iniciativas que se destinen a favorecer y mejorar la puesta en valor de nuestro principal sector, el sector turístico.

Esta acción, junto con el resto de instrumentos financieros, permitirá, por tanto, que se pongan en circulación en las islas alrededor de unos 300 millones de euros destinados a la financiación de nuestras pymes; por tanto, una gran apuesta para reactivar la economía y la generación de empleo.

Además de estos necesarios recursos para el corto plazo, paralelamente estamos sentando las bases de nuestro próximo modelo económico, es decir, estamos intentando resolver cosas a corto plazo y cosas a medio y largo plazo. Les decía, resolver los problemas a medio y largo plazo con el ámbito de la modificación de nuestro REF, con la estrategia de internacionalización que hemos aprobado en este Parlamento, como elementos sustanciales para mejorar la competitividad de nuestras empresas y, por tanto, la mejora de la actividad económica.

En el sentido del REF, preguntaba usted cómo va el ámbito de la Seguridad Social. Con muchas dificultades por parte del Gobierno central. Estamos en conversaciones para intentar sustanciar elementos que lo que hagan es sobre todo, estén destinados a mejorar la empleabilidad en la Comunidad Autónoma de Canarias, por lo tanto, hacer más baratos en ese ámbito los costes que tienen que ver con el ámbito del empleo y, por lo tanto, igualarnos en parte a la competitividad.

Asimismo, tenemos el próximo programa operativo del periodo 2014 a 2020. Como usted bien sabe, el Gobierno ha presentado una estrategia de crecimiento que está siendo discutida en este ámbito con la Comisión.

En definitiva, por lo tanto, unas estrategias e instrumentos que giran en torno a un mismo fin: volver cuanto antes a la senda de crecimiento, abandonar las restricciones como única vía para cuadrar las cifras; en definitiva, ayudar a que la actividad económica siga generando empleo.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia.

El Grupo Mixto, don Román Rodríguez, desde el escaño, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente. Señorías, buenas tardes. A ver si no nos dormimos.

Las pymes constituyen una parte sustancial de la estructura productiva de Canarias y del Estado español. No hay grandes empresas que sustenten el sistema productivo canario o español, de manera que estamos hablando de un sector de las empresas muy importante. Yo sé que el Gobierno aquí hace intentos de buscar ayudas, salidas, en materia de formación, de organización e incluso financieras, aunque sean modestas. Sé que lo propio hace el Gobierno de España.

Pero aquí tenemos un problema importante en relación a las pymes que es común al conjunto del sector productivo. Aquí falta crédito y, sin crédito, ni las chicas ni las grandes, no funciona la economía. Y aunque existan algunos loables intentos testimoniales aquí o se consigue que la banca profesional se ocupe del crédito o nosotros no recuperaremos el ritmo del crecimiento.

Si queremos ayudar a las pequeñas y medianas empresas, que son las que más dificultades tienen, hay una estructura de costes que debemos abaratar, aunque sea de manera provisional, y me refiero a los costes de la Seguridad Social. De ahí la importancia de la resolución de este Parlamento de julio del pasado año, donde hacemos un llamamiento a las autoridades españolas y europeas para que sobre estos sectores se haga un esfuerzo de abaratamiento de los costes de la Seguridad Social, sin que sufra la caja única y sin que sufran los derechos de los trabajadores.

Y a partir de ahí lo poco que nos queda, además de lo habitual, tiene que ser ajustar la fiscalidad de una manera racional, racional, justa, progresiva, y lo otro es facilitar los trámites administrativos.

Y no hay mucho más, y no hay mucho más. Está todo razonablemente inventado, identificado, diagnosticado y en lo que fallamos es en las respuestas, y las respuestas son esencialmente estas. Es evidente que la formación de los profesionales, es evidente que la tecnificación, es evidente que hay un conjunto de programas públicos que ayudan a la dinamización y a la organización de las pequeñas y medianas empresas, pero cuando uno habla con los que les representan nos vuelven a lo esencial, no hay crédito, la fiscalidad es dura, más para los chicos que para los grandes, tenemos a veces dificultades en las administraciones para responder en tiempo y forma y los costes de la Seguridad Social en este momento son muy elevados para hacer competitivas empresas de este tamaño.

Yo creo que sobre esa base hay identificada la salida y se trata, desde la cooperación del Gobierno de Canarias y español, pues, de echar una mano a esa estructura empresarial, que es clave en la generación de empleo y en el mantenimiento de lo que tenemos.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Emilio Mayoral.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente. Señorías.

En España, igual que en el resto del mundo occidental, la pequeña y mediana empresa supone el 99% del número total de empresas existente. Dan empleo al 70% y suponen también aproximadamente un 70% del PIB. Por lo tanto, es el tejido económico básico sobre el que se sustenta el empleo.

El desempleo en España se disparó en el 2009 y 2010 por la debacle de la construcción y a partir de ahí el desempleo se fue disparando por la destrucción del tejido de las pymes, fruto de la irresponsabilidad de la pasada conducta de bancos y de cajas. Los bancos y cajas prestaron más de 400.000 millones de euros a promotores y a constructores, de los que se han perdido más de la mitad. Las consecuencias fueron que las pérdidas generadas pusieron de rodillas a la banca, tanto en su solvencia como en su liquidez, y para intentar salvar al moribundo se cancelaron y se siguen cancelando líneas de crédito a las pymes, para así mejorar el desequilibrio entre préstamos y depósitos y aumentar los coeficientes de solvencia.

Desde que comenzó la crisis los bancos y cajas españoles han reducido el volumen de crédito en unos 160.000 millones de euros para así mejorar su nivel de solvencia. Este desapalancamiento ha supuesto que se han cancelado en torno a 50.000 millones de préstamos, básicamente a las pymes. El efecto es que pequeñas empresas solventes pero ilíquidas han caído y siguen cayendo como moscas, y ahí reside la génesis del terrible incremento del desempleo. Sin embargo, esta situación no se ha superado. La Unión Europea sigue oficiosamente obligando a la banca a ratios de préstamos sobre depósitos que siguen produciendo nuevos recortes en las líneas de crédito a las pymes, lo que puede empeorar aún más la crítica situación del desempleo actual.

¿Qué hacer ante esta situación?, eso es lo que le pedimos en esta comparecencia o le piden en esta comparecencia al Gobierno. Las soluciones que el Gobierno de Canarias ha centrado en su exposición inicial tienen que ver con el mayor esfuerzo en atajar el principal problema de las pymes, es decir, la dificultad para acceder a los créditos. Las entidades financieras, como dije antes, continúan con importantes restricciones que impiden el poder resolver esta situación. Romper este círculo, nos ha dicho el consejero, a partir de los programas Jeremie, a partir de los fondos adicionales de préstamos blandos o hacia un abaratamiento de los avales y también con la incorporación de los créditos del Banco Europeo de Inversiones de 100 millones de euros, con otros 100 millones más, podrá ser una de las fórmulas de lograr romper este círculo de la falta de crédito de las pymes.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Popular, el señor Figuereo.

El señor Figuereo Force: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Señor Ortiz, una vez más su intervención es para meros titulares nada más.

Mire, la última Encuesta de Población Activa certifica una vez más que el drama del paro en Canarias alcanza ya el 34% de la población. Más de 385.600 canarios están en desempleo. El desempleo juvenil creció 15 puntos en Canarias en el último año frente al aumento de solo 5 en el resto de la media nacional. El paro alcanza el 70% de los jóvenes canarios, 12 puntos de diferencia con el resto del país. 2 de cada 3 jóvenes canarios están en este momento en paro. El paro sigue creciendo en Canarias, señor Ortiz, no así en el resto de nuestro país. En el último año el cierre de empresas en el archipiélago se incrementó un 18%, lo que ha supuesto la desaparición de 1.023 empresas. Igualmente, en lo que va de año, de este año, casi 600 autónomos de las islas han echado el cierre a su negocio.

Este, señorías, es el escenario económico al que nos enfrentamos y del cual el Gobierno de Canarias ha permanecido impasible. No solo no ha sido capaz de poner en marcha políticas incentivadoras de la actividad económica y del empleo sino que en el colmo del despropósito disminuyó en los Presupuestos del año 2013 casi un 44% la partida destinada a promover la actividad económica y empresarial en Canarias, especialmente a través del apoyo a las pymes. Esta es la realidad del Gobierno de Canarias, lo demás son meros anuncios para meros titulares.

¿Qué sabemos del plan de 130 millones para facilitar la puesta en marcha de iniciativas empresariales anunciado por el presidente en esta misma Cámara en el debate de la nacionalidad? ¿Qué sabemos sobre esa estrategia de crecimiento dotada de 3.700 millones que nos ha vendido el presidente una y otra vez? Nada, señor Ortiz, no sabemos nada. Eso sí, solo hay una pyme que recibe todo el apoyo y todo el esfuerzo del Gobierno y de toda su Administración: la pyme de Coalición Canaria, que en este momento ya intenta ser una multinacional. Basta ya, señor Ortiz, Canarias no puede esperar más. Es urgente, es inapelable impulsar la creación de empleo y la mejor forma de lograrlo es apoyar a los emprendedores y estimular la competitividad de las empresas.

Mire, le recuerdo que todas las iniciativas que ha presentado nuestro grupo han sido rechazadas por los partidos que sustentan al Gobierno. La situación de nuestra comunidad autónoma y de cientos de miles de canarios pide a gritos más hechos y menos titulares. Señorías, todos, menos al parecer el Gobierno de Canarias, sabemos que las pymes son el motor de la economía y que son las únicas capaces de generar empleo. Como también sabemos que la mejor forma de combatir la lacra del desempleo, de ayudar a los sectores más desfavorecidos desde la lealtad institucional es un compromiso de todas las fuerzas políticas. En el Grupo Parlamentario Popular desde luego lo hemos entendido así y tendrá nuestro total apoyo y esfuerzo desde el momento en que realmente su Gobierno se olvide de las políticas obsoletas para crear empleo, cuando quiera hacer una política realmente creíble a favor de las pymes y se olvide de los titulares a los que nos tiene acostumbrados y que luego no se concretan en nada.

Muchas gracias. Gracias, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Nacionalista, señor Ruano, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor Ruano León: Muchas gracias, señor presidente.

Intentaré, señor consejero, señorías, referirme a las intervenciones de los diferentes grupos parlamentarios y a la del propio consejero en la información que nos ha facilitado.

Permítanme que lo haga empezando por esa voluntad, digamos, expresada en términos meramente retóricos en su alocución por parte del portavoz del Grupo Popular, el señor Figuereo, porque hablar, terminar sus tres minutos de intervención con referencia al compromiso de todas las fuerzas políticas, pues, mire, celebro, si realmente eso se expresa en un modo efectivo de propiciar el acuerdo, desde luego desde el Grupo Parlamentario Nacionalista encontrará usted la mano tendida.

Si en los dos minutos cincuenta y cinco segundos anteriores usted habla de "la pyme de Coalición Canaria", habla, en fin, de que si el Gobierno incumple y no concreta, habla usted, se refiere usted al paro, a la EPA, en fin, a los autónomos, sin responsabilidad alguna del Gobierno de España en el proceso, y yo no digo que sea solo del Gobierno de España... Es decir, ese no es ni ha sido el propósito de esta comparecencia. Si usted le añade, por tanto, seriedad a la línea argumental, quizás podamos hablar, en un momento determinado, de que haremos un compromiso todas las fuerzas políticas en este caso para el impulso de la economía canaria de forma global y para el propósito de fortalecer la estructura empresarial, que en Canarias está fundamentalmente basada en las pequeñas y medianas empresas. Acuerdos como el que alcanzamos en julio del pasado año en relación con el Régimen Económico y Fiscal son acuerdos que merecerían el impulso por parte de su grupo parlamentario también, como lo hace nuestro grupo en relación con el Gobierno, para alcanzar con el Gobierno de España acuerdos, por ejemplo, en las bonificaciones a las costes de la Seguridad Social. Esto se expresa en términos concretos.

Mire, no sé qué ha querido usted decir con "la pyme de Coalición Canaria". Yo no sé si, en fin... Tengo la oportunidad de hablar en la tribuna y, por tanto, no tengo que pedir alusiones a mi grupo parlamentario, pero sí le pediría que por lo menos vamos a considerar que no tiene carácter peyorativo su alusión, vamos a considerar que no lo tiene, porque si habláramos de empresas y de valoración y de conexiones empresariales y de gastos y de tesorería y de tesoreros, pues, lo mismo hablamos de otra cosa.

Pero, bueno, señorías, estamos en lo que estamos. Estamos en el deber de dar respuesta en este caso, en la medida de nuestras posibilidades, al fortalecimiento de la estructura empresarial pequeña y mediana que tenemos en el archipiélago. Y en esto hay cuestiones en donde yo le voy a dar al señor Figuereo, en todos sus tres minutos, señor consejero, si quieren, una ventaja, es decir, repetir su pregunta en relación con lo único a lo que se ha referido de contenido en relación con la pequeña y mediana empresa, y es el tema del préstamo del Banco Europeo de Inversiones, del acceso a su vez que se tiene a través de las entidades bancarias que han de concurrir para cofinanciar los proyectos que en su caso se materialicen. Y, por tanto, ahí que nos aclare cómo está el proceso, en qué medida, cuáles son los plazos, qué previsiones tiene el Gobierno en torno a la ejecución real, en torno a cerrar el compromiso con el BEI, en torno al concurso que el Gobierno está celebrando para que concurran entidades financieras españolas a su provisión. En fin, creo que ese asunto es el único en este caso que el señor Figuereo decía con cierto fundamento y yo aprovecho para formularle la pregunta.

Creo que el señor Mayoral expuso bien, bien, con expresión de datos -en tres minutos es imposible hacerlo con mayor precisión-, en torno a las dificultades que en España, en el Estado español, hay hoy en el acceso al crédito. La capitalización bancaria a la que todos los ciudadanos, todos los ciudadanos de España, han contribuido de alguna manera, pues, por el préstamo que ha recibido el Estado español, aunque a efectos de Bruselas se computa aparte en el déficit, son 3,6 puntos, aproximadamente, sobre el 7%, que es el déficit reconocido al Estado español... Significa eso que de esos cuarenta y pico mil millones de euros recibidos por la banca española para lo que pueden estar sirviendo es para la capitalización, que sirve a su vez para que los bancos españoles devuelvan a la banca internacional, especialmente alguna banca europea, pues, los préstamos recibidos cuando se infló la burbuja inmobiliaria. Esta es la situación. Y la situación en España y en Canarias es que el crédito, sin embargo, no está fluyendo al tejido, como también manifestaba no solo el señor Mayoral sino también el señor Rodríguez en su intervención.

Señor consejero, nosotros no somos un Estado -iba a decir que me gustaría serlo- pero sí que tenemos creo que un compromiso de corresponsabilidad con una estructura fiscal y económica diferenciada en el seno del Estado español. En fin, que cada vez que estamos discutiendo el REF parece que nos tocó jugar a la oca y caer en el pozo y volver a la casilla de salida, porque tenemos que explicarlo todo desde el principio, y es cada vez que estamos con una Administración central tener que volver a explicar por qué existen ayudas al transporte, por qué existen ayudas a la producción industrial de agua, por qué existen ayudas a las telecomunicaciones... En fin, estamos continuamente en la casilla de salida.

Pero, mire, en relación con las ayudas a los costes de la Seguridad Social, en lo cual el Partido Popular, el Grupo Popular, concurrió en esta Cámara -el portavoz era el señor Rodríguez por parte del Grupo Popular-, hablábamos de las posibles ayudas de Estado a la Seguridad Social, partiendo de que ya hay un Estado que tiene reconocidas ayudas en este sentido, concretamente Francia, la ayuda estatal 439, de 2008, de Francia a sus regiones de ultramar. En fin, señor consejero, es importante que empecemos a hablar de que no vamos a poder salir de esta situación de marasmo económico si no se establecen políticas específicas.

Y es verdad, hablaba el señor Figuereo sobre el dato de la población, del paro juvenil en España, en Canarias, entre otras cuestiones, señor Figuereo, porque la población canaria es población más joven que la media de la población española. En fin, esta es una de las razones. Después podíamos hablar de la estructura del sistema productivo, de por qué una región ultraperiférica... En fin, pero es que parece que estamos siempre, como dije antes, en la casilla de salida.

Señor consejero, en lo que al Gobierno de Canarias se refiere, las preguntas están basadas básicamente en torno a lo que usted ha anunciado, en relación con la política de apoyo financiero, básicamente el tema de los 100 millones del Banco Europeo de Inversiones, la materialización en proyectos de renovación y modernización turística. Dice usted que no solo en eso sino que pueden ser, tener otro alcance. En fin, que nos explique, en la medida de sus posibilidades, cómo está este asunto y que a su vez nos permita pedirle, aun cuando ya tuvimos una comparecencia específica, pedirle que sitúe el tema de los costes de la Seguridad Social en un entorno específico. Es decir, si pedimos la bonificación a la Seguridad Social tan solo por los índices de desempleo, vamos a estar en competencia con Andalucía y con Extremadura y la situación no es esa. La situación es ubicarnos dentro del régimen específico que la Unión Europea tiene reconocido a las regiones ultraperiféricas, con los precedentes que he citado, el precedente francés que he citado, y que serviría para añadir, digamos, gasolina a este difícil vehículo que es el del desempleo en las islas.

Saldremos de esta, con seguridad lo haremos, pero tenemos que orientarnos de verdad en un pacto real, en un compromiso total de las fuerzas políticas, señor Figuereo. Yo creo que todos los grupos estaríamos dispuestos a tomar la última frase de su intervención si usted renuncia a los dos minutos cincuenta y cinco segundos anteriores.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, señor consejero de Economía y Hacienda, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

(Abandona su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González.)

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz): Gracias, presidente.

Planteaba el señor Rodríguez una cuestión curiosa, y es vamos a ver cómo las empresas pagan menos de Seguridad Social sin que afecte a la caja. Muy bien, en ese círculo estamos trabajando. Es decir, porque, claro, la única fórmula de que no afecte a la caja es que los menores costes de aportación de la Seguridad Social se aporten desde otro origen hacia la caja. Bueno, pues, en ese proceso es en el que estamos.

Pero, mire, todos los intervinientes, creo, han remarcado un problema. El problema está derivado de la falta de acceso a la financiación por parte de las pymes. Si no hay financiación, no hay posibilidades de poner en marcha nuevas iniciativas. Y es más, no solo poner en marcha nuevas iniciativas sino que en un sistema acostumbrado a trabajar con líneas de financiación en el ámbito del circulante se dificulta enormemente la supervivencia de empresas perfectamente viables pero que por una cuestión puntual pueden tener dificultades. Hablábamos esta mañana aquí del cambio del IGIC en el criterio del devengo, del de caja frente al del devengo, porque, bueno, hay retrasos en los pagos, retrasos en los pagos que existen no solo en el ámbito público sino en el ámbito privado de forma importante. Por tanto, se hace necesaria esa liquidez.

Coincido con el señor Rodríguez en que necesitamos acelerar y facilitar los trámites administrativos por parte de las administraciones para ayudar en el ámbito empresarial, pero concluíamos finalmente todos en que el problema es el acceso al crédito. Y por eso en mi intervención lo que he intentado reseñar es cuáles son aquellas acciones que estamos llevando a cabo para resolver uno de los elementos fundamentales. Evidentemente tienen unas mayores facilidades, señor Mayoral, las medianas y grandes empresas, en su caso, de acceso al crédito y unas mayores dificultades las pequeñas empresas en este momento.

Y, mire, hablábamos esta mañana también de algo curioso, y es cómo el Estado estaba negándole a la comunidad autónoma a acudir a bancos internacionales para financiar la parte de deuda autorizada y, por tanto, tenía que negociar con los bancos españoles. Muy bien, pues, esa negativa lo que hace es que haya 500 millones de euros menos que un banco español presta a las administraciones públicas en lugar de prestarlo a las empresas. Es decir, que si la autorización del Gobierno central a la Comunidad Autónoma de Canarias nos hubiese permitido no solo ahorrarnos dinero sino atender a la oferta que han hecho las propias entidades financieras, pues, miren, señorías, tendríamos 500 millones de euros más que las entidades financieras en el ámbito español podrían prestar a familias y empresas. Lo digo como un elemento sustancial para tenerlo en cuenta en todo este proceso, de dónde están las enormes dificultades. El origen de las dificultades del sistema financiero español lo hemos hablado de forma notable, por qué se produjo y dónde estamos, y en este momento en la devolución de los créditos de la banca española a la banca internacional, porque España llegó a ser el segundo país, en términos absolutos, importadores de fondos durante los periodos de auge de la economía española. Así nos ha ido en este momento.

Por tanto, evidentemente resolver el problema de acceso al crédito es un elemento fundamental para introducir medidas que dinamicen la economía, en este caso la economía canaria, y nos ayuden en la generación de empleo. Por eso hemos puesto en marcha una serie de acciones que son las que yo les he comentado. Por ejemplo, hay dificultades para que emprendedores lleven a cabo una iniciativa por, entre otras cosas, los avales que se les piden para pedir un préstamo. Por eso los créditos de hasta 50.000 euros para poner en marcha iniciativas que ayuden en este proceso. Ahí no se les exigen garantías. Es verdad que el interés será algo más alto, pero evidentemente no tendrán garantías que aportar. Y, por tanto, podrán poner en marcha iniciativas empresariales que de otra forma no sería absolutamente posible. Sobre esto se ha inventado muchísimo, la capitalización del desempleo, etcétera, etcétera. Estos microcréditos ayudan, por tanto, en ese proceso y sobre ese es el que estamos trabajando, señor Ruano, como un elemento sustancial.

Preguntaba usted por cómo está el crédito del BEI. Vamos a ver, esto es un crédito que pide la Comunidad Autónoma de Canarias. Es decir, quien se compromete a la devolución, en este caso, al BEI es la Comunidad Autónoma de Canarias, para dejarlo claro. El BEI, para cantidades de este tenor, de en torno a los 100 millones de euros, lo que hace es, no tiene capacidad de oficinas para analizar cada uno de los proyectos, lo que hace es solicitar a los bancos que se adhieran a este proceso, todos los bancos que quieran se pueden adherir a este proceso, por lo tanto, evaluar en el seno de la entidad financiera el préstamo con cargo a estos fondos del BEI que pone la Comunidad Autónoma de Canarias. La entidad financiera, no hace falta hacer un concurso, simplemente bancos que se adhieran a este proceso. Los bancos que están, por así decirlo, ya autorizados en el ámbito del Banco Central Europeo, que firma créditos, por ejemplo, con el ICO, por poner un ejemplo en términos generales.

Bien, en la página web del BEI podemos acceder al estado. Está en este momento en el proceso último de evaluación. Esperamos que en el comité de este mes se pueda aprobar definitivamente y a partir de ahí ponerlo en marcha.

Que eso obliga a las entidades financieras que se adhieren a poner la mitad, la misma cantidad que pone, en este caso, el Banco Central Europeo; es decir, si una entidad financiera adherida a este proceso pone 10 millones de euros, se compromete a poner otros 10 millones de euros y además, en virtud de la normativa del Banco Europeo de Inversiones, está obligada a trasladar una parte de la ventaja financiera, por lo tanto, los créditos mucho más favorables de acceso al mercado internacional, trasladarlos al ámbito del solicitante del empleo. Luego, creemos posible que a finales, a finales de este verano, podamos tener en marcha ya todo este proceso con el dinero en los bancos. A partir de ahí vendrá el proceso de solicitud de las entidades privadas, el análisis de cada una de las operaciones y, en su caso, la concesión de los mismos.

¿Por qué se ha retrasado este proceso? Porque hemos intentado introducir un elemento también sustancial, y no solo para las pequeñas empresas sino también para las medianas. ¿Por qué para las medianas? Porque si estamos hablando de intentar incentivar la renovación turística en el ámbito de Canarias, hay empresas turísticas nuestras que pueden pasar del criterio de pymes, en este caso, de lo que son pymes europeas -50 trabajadores, 10 millones de euros de facturación-, y, por tanto, intentar introducir el elemento de las empresas que puedan sobrepasar este aspecto, lo que se llaman los mid-caps, para que nos permitan, por tanto, acometer proyectos, digo, de remodelación turística.

Pero, mire, la actividad económica evidentemente es la que finalmente genera empleo. Hacía el señor Figuereo relación exclusiva a los elementos sustanciales de la tasa de desempleo y las cifras de desempleo no son, ni mucho menos, para estar contentos, sino todo lo contrario, para estar enormemente preocupados. Siempre hay datos a lo largo de la semana que alumbran un poco de luz; el último, por ejemplo, el de las sociedades mercantiles creadas, donde Canarias sigue creando empresas a lo largo del mes y del año, es decir, empieza a haber mucha más actividad económica, actividad que finalmente nos ayude en la resolución del principal problema que tenemos, que es el tema del desempleo.

Pero, mire, usted preguntaba antes por la diferencia de la situación del empleo en la Comunidad Autónoma de Canarias y la situación del empleo en el conjunto de la comunidad española, y ya de eso hemos hablado mucho.

Y hacía usted, por último, referencia a la EPA. ¿Por qué no hace referencia a la EPA por sectores? ¿Dónde se ha disminuido notablemente el empleo, en qué sectores en Canarias, en los últimos años? Mire usted, ¿qué sector es el que más ha sufrido el desempleo en Canarias? La construcción. Mire usted, en estos dos últimos años ha sufrido también enormemente el sector de la construcción, el sector de las pequeñas y medianas empresas, de una forma muy importante, y también los trabajadores del ámbito de la construcción. Hombre, claro, cuando el Estado, en solo dos años, en solo dos años -perdón, en dos Presupuestos, realmente en 18 meses-, reduce en 43%, 43%, las aportaciones que hace el Estado a Canarias, hombre, algún efecto tendrá sobre el empleo en la Comunidad Autónoma de Canarias, algún efecto tendrá o, de lo contrario, pensaremos que es que las inversiones no generan empleo. Quizá ustedes sean capaces de concluir en todo este proceso.

Mire, hablábamos esta mañana sobre la ley que el Gobierno central ha puesto sobre la mesa, el proyecto de ley, hablamos con el señor Jorge Rodríguez, de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, donde se mezcla una serie de actuaciones que en nada tienen que ver con el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, sobre todo a los emprendedores, entre otras cosas porque ya dice el Consejo Económico y Social que qué tiene que ver el apoyo a los emprendedores, es decir, aquellas personas que inicien un proceso empresarial, con las actuaciones que tienen que ver con las empresas que ya están en marcha. Probablemente esa confusión es lo que les lleva a los continuos errores que cometen en el ámbito de la política económica en el seno del Gobierno. Algo tendrán que ver también las dificultades de entendimiento entre el Ministerio de Economía y el Ministerio de Hacienda.

Señor Figuereo, mi compañero el señor Ruano no ha querido entrar, simplemente decirle que prefiero ser una pequeña y mediana empresa que una multinacional con fondos fuera de España.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, señor consejero.

Con esta intervención termina la comparecencia.

(El señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y la señora secretaria segunda, Montelongo González, ocupan sendos escaños en la sala.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-0911 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre apoyo a las PYMES.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico