Diario de Sesiones 82/2013, de fecha 11/6/2013 - Punto 25

· 8L/C-1047 Comparecencia del Gobierno -consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre contratación para el asesoramiento en materia profesional de veterinario a tiempo completo a través de Gestión del Medio Rural.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Y pasamos a la 2.4: del Gobierno -consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, instada por el Grupo Popular, sobre contratación para el asesoramiento en materia profesional de veterinario a tiempo completo a través de Gestión del Medio Rural.

Tiene la palabra doña Maite, señora Maite, señora diputada.

La señora Pulido García: Gracias, presidente.

Señor consejero, he solicitado en nombre de mi grupo parlamentario esta comparecencia a raíz de la serie de informaciones que se han ido publicando en diferentes medios de comunicación sobre el denominado caso Marín y que afecta de lleno a su consejería.

En cualquier caso, estamos ante cuestiones todas ellas que, al margen de la investigación que realice la Fiscalía, ponen de manifiesto, en el mejor de los casos, una serie de irregularidades de procedimiento que merecen ser aclaradas por el máximo responsable de la empresa pública.

Este Parlamento y los ciudadanos a los que representamos todos tienen el derecho de conocer lo que sucedió y que usted como consejero de Agricultura y presidente de la empresa pública GMR aclare una serie de cuestiones.

Señor consejero, si no tiene nada que ocultar, no se escude en que el caso está en la Fiscalía y lidere el ejercicio de transparencia que ante hechos como estos está reclamando la ciudadanía. El Grupo Parlamentario Popular por lo menos así lo espera y confía en que en su próxima intervención despeje las sospechas que se han levantado sobre su gestión al frente de la empresa GMR.

A mi grupo parlamentario, señor consejero, le gustaría que nos explicara las siguientes cuestiones. El director general de Ganadería ha manifestado que desconocía la existencia de este concurso. ¿Cómo es posible que el director general de Ganadería no estuviera informado de que había contratado a un técnico para estas labores tan importantes? ¿Cómo es posible, señor consejero, que el director general no encargara o encomendase a GMR este estudio? ¿Tiene usted conocimiento de si el caso Marín es un caso aislado o se ha aplicado el mismo procedimiento de contratación en otras islas?

Usted, en declaraciones a un medio de comunicación, manifestó que no era capaz de acertar dónde está el fallo en la elaboración del expediente, pero que reconocía que advierte algunas cosas que desde luego no le gustaban. Lo que, corríjame, si me equivoco, señor consejero, es un reconocimiento explícito de que sí hubo fallos o por lo menos de que algo olía mal en la tramitación de este concurso.

Por lo tanto, aproveche, señor Hernández Gómez, esta oportunidad y aclárenos a qué se refería, señor consejero, qué cosas no le gustaban. ¿No le gusta el que los veterinarios digan que nunca recibieron la invitación para participar y, por lo tanto, que no es su firma? ¿No le gusta que el jefe de Correos haya dicho que estas invitaciones no fueron enviadas por correo? ¿Sabe usted ya cómo se enviaron y, si es así, cómo se hizo? ¿No le resulta a usted extraño que las tres cartas de invitación lleven el mismo número de registro de salida?

Señor consejero, tiene usted la oportunidad con sus respuestas de despejar las dudas que ha sembrado esta sospechosa actuación sobre su gestión. No la desaproveche.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra el señor consejero, Juan Ramón.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

La empresa Gestión del Medio Rural ha formalizado en los últimos cuatro años un total de 32 contratos de prestación de servicios a otros tantos veterinarios para el asesoramiento profesional: 20 en el año 2010, 7 contratos en el año 2011, 3 contratos en el año 2012 y 2 contratos en el año 2013.

En el año 2004, la Unión Europea aprobó el Reglamento 853/2004, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal. Normativa que obligaba al saneamiento y registro de la cabaña ganadera, acción imprescindible para recibir las ayudas comunitarias correspondientes a este sector.

Gracias a los trabajos realizados en el año 2012, los tres registros que ha creado -el Registro de explotaciones ganaderas, el Registro de identificación individual de animales y el REMO, el Registro de movimientos- permitieron la depuración del censo ganadero de Canarias, estableciéndose una diferencia entre los animales que tuvieron derechos para pago en el año 2011 y respecto del 2012 de -31.786 cabezas de ganado.

Hoy podemos decir que los registros ganaderos cumplen plenamente con la normativa europea y que superarían sin problemas las inspecciones de la comunidad. La Dirección General de Ganadería, para dar cumplimiento a las exigencias normativas de Canarias... -y aprovecho y abro este paréntesis para decirle que el director general de Ganadería nunca dijo que no sabía de ese contrato; todo lo contrario: siempre dijo que no sabía el nombre del contratado; lo aclaro porque así lo hizo y lo hizo muy claramente, en el medio de comunicación en el que intervino-; como digo, la Dirección General de Ganadería, para dar cumplimiento a las exigencias normativas de Canarias, de España y de Europa, se apoya habitualmente en personal habilitado para determinadas funciones a través de contratos de encomienda de gestión suscritos con distintas empresas públicas. Por ejemplo, le mencionaré que para la realización de los estudios previos para la legalización de explotaciones ganaderas, en el marco de la Ley de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, cuenta con Gesplan; para la erradicación de enfermedades pecuarias y la identificación y registro individual de distintas especies ganaderas, con Gestión del Medio Rural.

Durante el periodo comprendido entre los años 2007 y 2010, el Gobierno de Canarias invirtió un total de 1,4 millones de euros para la realización de labores de identificación de ganado caprino y ovino; sin embargo, a pesar de esa importante inversión, el trabajo de campo realizado no fue rentabilizado suficientemente debido fundamentalmente a que no se contaba con los aplicativos informáticos necesarios ni se volcaban los datos obtenidos. Europa nos exigía establecer elementos de control de los movimientos de ganado entre explotaciones, de las muertes en las explotaciones o del traslado de estas a los respectivos mataderos insulares para basar la concesión de ayudas en el establecimiento de un censo fiable.

Cuando llegué a la consejería, este fue el panorama que me encontré. Era una situación realmente complicada, principalmente en lo que se refiere a los registros de ganado ovino y caprino y a las ayudas previstas en el Reglamento 247/2006, Posei. La prima de caprino y ovino que abona Europa corría peligro. Además tuvimos constancia de una visita que se realizaría en el año 2012 y que vendría a completar las que se realizaron en el año 2010 y 2011, visitas de inspección hechas por la Comisión Europea y por el Tribunal de Cuentas Europeo, que a buen seguro evidenciaría la deficiencia en los registros y pondría, con toda seguridad, en riesgo la propia prima ganadera.

En casi todas las islas el panorama en cuanto a la identificación no era el más adecuado, pero en Fuerteventura y La Palma la situación del ganado ovino y caprino era bastante delicada y el riesgo de que los ganaderos sufrieran graves sanciones por no cumplir con el requisito de tener los animales correctamente identificados hizo necesario tomar medidas concretas e inmediatas para el desarrollo de las funciones citadas.

Todo esto se materializó a través de la contratación directa por la Dirección General de Ganadería de un equipo veterinario en la isla de Fuerteventura y, a través de GMR, de los profesionales necesarios para poner al día la situación de la isla de La Palma, pudiendo contar así con personal técnico cualificado al objeto de minimizar las posibles consecuencias de una visita de inspección que claramente complicaría el panorama.

El trabajo de saneamiento e identificación consistió en selección de granjas y realización de los trabajos de identificación de los pequeños rumiantes presentes en las explotaciones; recogida y volcado de los datos del censo de las explotaciones visitadas, señalando, en su caso, los cambios de titularidad, domicilio y especies explotadas nuevas, así como los que han causado baja o están en alta inactiva; asesoramiento por parte del personal técnico a los productores ganaderos, informando sobre las medidas de prevención y lucha contra las diferentes enfermedades y sobre las normas vigentes en materia de identificación y registro de las especies ovina y caprina.

Con motivo de la encomienda de gestión a GMR, se ejecutaron los siguientes trabajos: apoyo a la realización de los programas de erradicación de enfermedades de los animales, campañas de saneamiento ganadero, prueba diagnóstica de tuberculosis, brucelosis, leucosis enzoótica, perineumonía contagiosa, con el fin de garantizar el estado sanitario de la cabaña ganadera de la Comunidad Autónoma de Canarias.

La campaña de saneamiento ganadero desarrolla los siguientes planes nacionales de erradicación de enfermedades de los animales: programa de erradicación de brucelosis bovina, programa de erradicación de brucelosis ovina y caprina -le puedo decir que aquí, las actuaciones en estos programas fueron de 3.848 actuaciones sanitarias y de 38.091, respectivamente-, programa de tuberculosis bovina. Que además tengo que decirle que la erradicación de la tuberculosis constituye una prioridad tanto por la protección de la salud pública frente a esta enfermedad como por el aumento de la productividad ganadera y, por consiguiente, del nivel de renta de los ganaderos, y el objetivo de este programa ha sido mantener la prevalencia cero, conseguida en los años 2009, 2010, 2011, 2012, y declararnos oficialmente indemnes en el año 2014. Las actuaciones sanitarias fueron 16.826, como digo, actuaciones.

Control de las EET -el programa de vigilancia de las encefalopatías espongiformes-, que también, como usted sabe, tiene por objeto la detección de esta enfermedad, así como el establecimiento de medidas de erradicación que, en su caso, debieran adoptarse, puesto que puede llegar a ser endémica en determinadas zonas.

Por otro lado, también se trabajó en el programa de erradicación de la enfermedad de Aujeszky y lucha contra otras patologías porcinas. Respecto de la enfermedad de Aujeszky, también conocida como pseudorrabia, es una enfermedad infecciosa que se encuentra ampliamente distribuida a nivel mundial, produciendo enormes pérdidas económicas en el sector. El objetivo de este programa es mantener el estatus sanitario. En La Palma tengo que decirles que el trabajo realizado por los veterinarios en el 2012 permitirá la declaración de oficialmente indemne de esta enfermedad a esta isla y a todo el archipiélago.

En fin, se desarrollaron más actuaciones: plan de vigilancia de la lengua azul, control de la influenza aviar.

Como se deriva de este relato, el trabajo realizado por los veterinarios contratados ha sido muy intenso, ha permitido sanear la cabaña ganadera y además en estos momentos podemos asegurar que todos los animales están perfectamente registrados. El cumplimiento de este objetivo es fundamental, porque hasta el año pasado había un claro riesgo de pérdida de las ayudas europeas a la ganadería, fundamentalmente después de las visitas de inspección, como antes dije, tanto de la Comisión como del Tribunal de Cuentas europeo, y que permitió la depuración de 31.000, más de 31.700 cabezas de ganado.

Ustedes en este momento se preocupan por insistir en este tema y creo que es una pérdida de tiempo. Lo trascendental es que la cabaña ganadera esté perfectamente sana y convenientemente registrada, asegurar las ayudas y, para conseguirlo, hemos puesto los medios necesarios.

Creo que es importante el fondo y la forma, sin duda. En este caso lo fundamental está claro. El fondo no creo que nadie lo discuta. Con respecto a la forma, ustedes insisten una y otra vez en temas que no arreglaremos aquí, en asuntos que solo podrán ser arreglados por la justicia, porque, como usted sabe, este tema, y yo creo que por primera vez desde una institución o desde un órgano de la Administración, ha sido remitido al Ministerio Fiscal, el problema que usted plantea.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente segundo (Fernández González): Muchas gracias, don Juan Ramón.

Tienen la palabra ahora los grupos no proponentes. ¿Grupo Mixto?

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Señor presidente. Señorías.

Yo prefiero discutir del cambio climático, de la crisis financiera, de las listas de espera, del fracaso escolar o del tomate que de esto, pero toca. Yo diría que, primero, no hemos entrado en el expediente. Sinceramente, me parece legítima la aspiración de la Oposición de controlar cualquier cosa y cualquier acción del Gobierno, desde las formas al fondo, desde lo administrativo a lo político, eso forma parte de las reglas. Y yo lo que espero y deseo es que el objetivo que persigue la Administración con esa contratación se haya cumplido, que el procedimiento haya seguido las reglas y que si se derivaran responsabilidades administrativas, políticas o judiciales se depuren (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández, y pasa a ocupar la Presidencia).

Tengo la impresión, me puedo equivocar, todos nos podemos equivocar, que las cosas se podrían haber hecho mejor, pero tengo la convicción de que en el consejero -al que conozco hace años- no me genera a mí dudas sobre la parte más importante que yo creo que está en el fondo de la cuestión, que es la honorabilidad. En cualquier caso, si esto estuviera en discusión, hay un procedimiento judicial de investigación que pudiera delimitar esas responsabilidades.

Yo lo que espero y deseo es que esto se resuelva, se aclare y que prevalezca la acción del consejero, su acción política, su gestión, sus respuestas a los problemas del sector delicado que gestiona, que yo diría que debiera ocuparnos más tiempo esto que lo de hoy. Por lo tanto, deseo que se aclare el asunto y deseo que se aclare preservando lo más importante de la acción política, que es el cumplimiento de las funciones que ese departamento tiene.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, doña Belinda Ramírez, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora Ramírez Espinosa: Buenas tardes. Gracias, señor presidente.

Señorías, volvemos a tratar una vez más en esta Cámara una cuestión relativa a supuestas irregularidades cometidas en un procedimiento de contratación administrativa. En este caso, ese procedimiento negociado por el que fue contratado un veterinario por la empresa pública GMR, y además para poder dar efectividad a esa inversión de dinero y poner al día la instalación del registro de animales para que Europa no retirara así esas ayudas.

Y digo supuestas irregularidades porque habrá que esperar a que se pronuncie la justicia, como acaba de informar el señor consejero y como todos sabemos. El expediente ha sido puesto en manos de la Fiscalía y habrá que esperar, por tanto, a que se pronuncie. Y desde luego esto es algo que valoramos positivamente, el hecho de que haya sido el señor consejero el que haya tomado la decisión de remitir ese expediente a la Fiscalía en cuanto tuvo conocimiento de los hechos.

Y desde luego también porque desde el Grupo Parlamentario Socialista defenderemos siempre que en todo procedimiento de contratación administrativa se ha de garantizar el máximo cumplimiento de los principios que inspiran la Ley de Contratos del Sector Público y en los que en general se debe basar cualquier acto dictado en el marco de cualquier procedimiento administrativo. Por ello confiamos en que se depuren, en su caso, las responsabilidades que se tengan que depurar por incumplir con ello -si ello fuera así- y por permitir, en caso de que así lo determinase la justicia, que esta contratación se haya tramitado sin las máximas garantías de un procedimiento objetivo y transparente.

Dejando esto claro, señorías, la verdad es que escuchar en estos momentos al Partido Popular exigiendo transparencia, exigiendo que se aplique la ley en esta contratación, exigiendo claridad, pues, miren... Por supuesto que es totalmente lícito, pero a mí me gustaría, y seguramente a los ciudadanos también les gustaría porque es lo que nos exigen a todos, que se predique con el ejemplo, porque precisamente el Partido Popular no es el partido que más lecciones pueda dar de transparencia y de neutralidad y menos en procedimientos de contratación pública. Y es que no me va a dar tiempo en el minuto que me queda de nombrar la larga lista de casos de corrupción en los que está inmerso el Partido Popular en Canarias y precisamente muchos de ellos, como digo, por contrataciones irregulares. Y, ojo, ojo, que con esto no quiero decir que las irregularidades cometidas por unos justifiquen las que se puedan cometer por otros. Ojo, todo lo contrario, lo que quiero decir es que el mejor argumento que hay contra estos casos es siempre ajustar nuestras palabras a nuestros hechos. No se puede exigir lo contrario de lo que practicamos, porque sería como cuando recomendamos hacer deporte tumbados en la poltrona, ¿no?

Por todo eso, señorías, termino pidiendo que tengamos todos más responsabilidad política y pública, que los poderes públicos deben mantenerse alejados y neutrales en los procedimientos de contratación administrativa, que la tramitación de estos procedimientos se trata de un trabajo siempre técnico, que no político, y que han de ser siempre los técnicos, profesionales, los que se encarguen de la tramitación de cualquier procedimiento administrativo, ajustándose siempre a la ley, así como a la valoración de...

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista, don José Miguel Ruano.

El señor Ruano León: Muchas gracias, señor presidente.

Señor consejero, su comparecencia nos ha permitido conocer, un poco al hilo de lo que expresaba don Román Rodríguez, conocer la política de control de la cabaña ganadera, ovina y caprina básicamente en las islas de Fuerteventura y La Palma, según su propia exposición, y fundamentalmente cuál es el vínculo, la razón que motiva y que sustenta al final que una empresa pública -GMR- haga un trabajo de esta naturaleza para la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Señor consejero, señorías, hay un contrato-programa que sustenta la relación entre la consejería y la empresa pública, esa encomienda vinculada al control de la cabaña ganadera, y se ha expresado por el consejero todo lo que se refiere al registro y a la necesidad de ordenar el registro, y a su vez al control de las enfermedades, y específicamente en esas dos cabañas, en la cabaña caprina y ovina.

De todo eso al final la preocupación del Grupo Parlamentario Popular o de la señora diputada es la contratación de una persona, un veterinario. No debe haber muchos veterinarios en La Palma, supongo, en fin, creo que es una isla mediana de las del archipiélago, 10-12 afortunadamente. Y, por tanto, en fin, con esa situación digamos que la selección que le preocupa a la señora portavoz del Grupo Popular es la selección de una determinada persona, a la sazón un miembro de Coalición Canaria que fue alcalde de Los Llanos de Aridane. Al parecer esa es la preocupación.

Miren, yo creo que este es un asunto que puede tener una doble naturaleza: una naturaleza penal o una naturaleza política. La penal se tiene que dilucidar fuera de esta Cámara, evidentemente, sobre todo cuando alguien ha tomado la iniciativa de trasladarlo a quien tiene que, en su caso, ejercer las acciones pertinentes tras unas diligencias de investigación, que es el Ministerio Fiscal. Y la política se depura en función de cómo ha actuado el responsable público, y el responsable ha hecho lo que tenía que hacer, es que ante la posibilidad remota de que existan responsabilidades en el proceso de contratación que puedan derivarse de cualquier anomalía sea el Ministerio Fiscal quien lo investigue y en su caso lo depure.

Por tanto, señor consejero, desde nuestro grupo parlamentario queremos felicitarle su iniciativa y sobre todo emplazarle a que siga usted dedicándose al objeto concreto de esa encomienda, que es controlar la cabaña ganadera en la isla de La Palma.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

¿Por el grupo solicitante de la comparecencia? (Pausa.) ¿El Grupo Parlamentario Popular no quiere comparecer, no quiere segunda intervención?

La señora Pulido García: Gracias, presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Por diez minutos tiene usted la palabra.

La señora Pulido García: Señor consejero, a mí y a mi grupo nos ha decepcionado. Se ha vuelto a escudar en que el expediente está en la Fiscalía. Es cierto que usted mandó el expediente a la Fiscalía el lunes. Cómo no lo iba a hacer si el expediente, el viernes, fue presentado en la Fiscalía Anticorrupción por tres abogados que se personaron, qué iba a hacer usted si ya el expediente estaba en la Fiscalía.

Mire, a la diputada socialista le voy a decir que a mí la política del ventilador no me gusta. Yo estoy en Canarias y a mí ni me interesa hablar aquí de los ERE de Andalucía ni del caso Campeón ni de ninguna historia que no sea la de esta comunidad autónoma, y quiero que se depuren responsabilidades en todos y cada uno de los casos de posible corrupción.

Ha perdido usted, señor Hernández Gómez, una magnífica oportunidad para eliminar las sombras de sospecha que se ciernen sobre la empresa pública que usted dirige. Tras su intervención hoy aquí aún es mayor si cabe la sensación de que algo huele mal en GMR. No ha aclarado usted si los dos veterinarios que supuestamente iban a ser invitados a participar en el concurso recibieron o no la carta de invitación. Según ellos -y confío en su palabra-, nunca recibieron esa invitación y, por tanto, apuntaron los veterinarios que la firma que aparece en la misma se ha falsificado. De ser así, estamos ante un hecho extremadamente grave. ¿Qué tiene que decirnos al respecto, señor Hernández Gómez?

Si con este procedimiento de negociado sin publicidad tan peculiar se contrataron los servicios del exalcalde de Los Llanos y compañero suyo de formación política, ¿es usted capaz de garantizar que no hay más personas de su formación política, y más en concreto de su municipio de Los Llanos, contratadas de una manera bastante similar? ¿Qué lío hay montado en GMR cuando el propio director general de Ganadería pronto ha manifestado que él desconocía la existencia de este concurso? Le vuelvo a repetir, señor consejero: ¿cómo es posible que el director general no estuviera informado de que se había contratado un técnico para estas labores? ¿No es el director general, previo informe de la jefa de servicio, quien le solicita a usted la orden de encomienda de GMR para una necesidad detectada? ¿Por qué nadie tenía la constancia ni de su contratación ni de su trabajo? Nadie sabía que existía Marín: lo desconocía el director general, lo desconocía el consejero del cabildo insular. Ese consejero, que yo le he oído decir a usted que estaba tan preocupado por el problema de salud pública de las queserías palmeras, dice que desconocía la contratación del señor Marín. Lo desconocían hasta los propios trabajadores de la empresa pública Gestión del Medio Rural, de la que usted es presidente. No sabían que el señor Marín estaba de coordinador de la función de ellos en la isla de La Palma.

Mucho nos tememos, señor consejero, que entre tanta encomienda nos tengamos que encomendar hoy a un milagro para lograr que usted nos explique y aclare si el contrato del señor Marín ha sido digital o virtual, porque desde luego presencial nos consta que no lo ha sido.

Me alegro de que haya, a pesar de todo, decidido enviar el expediente a la Fiscalía, pero, mire, yo creo que esta Cámara, que representa a los ciudadanos de Canarias, tiene derecho a que usted nos informe. ¿Por qué?, ¿por qué envió ese expediente a la Fiscalía? ¿Qué encontró usted?, ¿qué encontró en esa investigación interna que anunció a bombo y platillo y que luego usted no ha dado los resultados y que simplemente lo que le ha hecho es llevar el expediente a la Fiscalía? ¿Tan grave es el asunto, señor Hernández Gómez? Y de ser así, que al parecer lo es, ¿cómo es que usted no ha depurado responsabilidades en su departamento?

La verdad es que es difícilmente entendible que usted abra una investigación, una investigación interna, que lo anuncie y que las conclusiones de esa investigación interna, que solo usted conoce porque desde luego los parlamentarios del Grupo Popular no las conocemos, son tan graves que le llevan a usted a enviar el caso a la Fiscalía. Pero de momento nadie ha dimitido en la empresa pública Gestión del Medio Rural ni usted ha cesado a nadie. Comprenda que para los que no conocemos los resultados de dicha investigación nos resulta difícil entender que usted no haya depurado responsabilidades.

¿A quién protege? Le hemos oído a usted hablar de evidencias falsas, de confabulaciones y conspiraciones dentro incluso de su propia formación política, e incluso de que a veces las cosas se arman bien para dar la impresión de veracidad.

También le hemos oído hablar de contaminación política y de situación relativamente degradada de los que nos dedicamos a la actividad pública, incluso que no es justo arrastrar y meter a todo el mundo en la cochinera -y perdón por la expresión pero es que cito textualmente sus palabras, señor consejero-. Estoy totalmente de acuerdo con usted, pero ¿no cree que si usted aclara los hechos hoy en este Parlamento ese ejercicio de transparencia evitaría la opinión generalizada que hay en la calle de que no se exigen responsabilidades? ¿No comprende que con declaraciones como la de "es posible que me hayan colado un gol" no contribuye usted precisamente a despejar las dudas?

¿Quién ordenó e hizo esta contratación presuntamente irregular? ¿Quién es el responsable de tan rudimentario contrato? ¿Quién metió la mano en el expediente, señor consejero?

Es probable que usted no supiera nada de este posible amaño. Estoy convencida de que usted jamás hubiera propiciado un trato de favor a su compañero y exalcalde de Los Llanos, pero entienda usted que no contribuye a despejar la sospecha si no la aclara y depura responsabilidades cuanto antes.

Dejando a un lado las posibles irregularidades en la tramitación del contrato, es fundamental que clarifique si el señor Marín ha entregado una memoria a su consejería basada en su visita a 93 instalaciones, cuando el objeto del contrato ponía que el señor Marín debía visitar todas y cada una de las instalaciones ganaderas de la isla de La Palma. ¿Sabe usted por qué, si en La Palma hay unas 200, solo ha visitado 93?

Ya termino, señor consejero. Después de su intervención estoy aún mucho más preocupada, porque usted no ha respondido a las cuestiones. Mi grupo le ha planteado unas cuestiones y usted ha dado la callada por respuesta. Puede ser por dos motivos: porque prefiere guardar silencio o porque este tema le ha sobrepasado.

Mi grupo y los ciudadanos tienen derecho a conocer la verdad del caso Marín: la verdad sobre el procedimiento del concurso, la verdad sobre el cumplimiento del contrato y la verdad sobre los trabajos realizados. Lamentablemente este no es el caso que nos ocupa y por eso le exijo que por el bien de todos deje zanjado este tema hoy con la máxima rotundidad y explique qué responsabilidades políticas va a pedir.

La política del ventilador no va a correr el velo de la sospecha en la que usted y su consejería están envueltos.

Y, señor consejero, señor Hernández Gómez, permítame que le dé un consejo de verdad de buena voluntad: o usted acaba con el caso Marín o el caso Marín acaba con usted.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, señor consejero, don Juan Ramón, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas (Hernández Gómez): Muchas gracias, señor presidente.

En principio agradecer las palabras del señor don Román Rodríguez por su confianza. Yo le puedo garantizar que estoy más interesado que nadie en que se aclare, pero de una manera inmediata, dónde ha estado, si ha habido, un fallo en el trámite de esa contratación.

Por un lado, tengo que decir que estoy muy contento, porque se ha conseguido el objetivo. El objetivo, como he manifestado, de tranquilizar un poco, poco bastante, al sector ganadero canario, porque pendía sobre él en estos momentos una seria, a mi juicio, y preocupante espada respecto del pago de los derechos del ovino-caprino por parte de Europa. Ese trabajo se hizo a lo largo del territorio de Canarias, fundamentalmente en la isla de La Palma y Fuerteventura, donde había singularidades. En el caso de La Palma las puedo ampliar, y conecto con alguna intervención de la señora portavoz del Partido Popular. Peticiones hechas sistemáticamente y prácticamente desde que llegué a la consejería por parte del consejero de Agricultura del Cabildo Insular de La Palma y por parte del director general de Ganadería. La Palma tenía unas circunstancias específicas, en tanto que no se había hecho saneamiento ganadero respecto de la tuberculosis, y que, por tanto, sanidad, en este caso Sanidad Pública, incluso amenazaba con el cierre de las queserías en La Palma. Una grave situación, como digo, en el año 2011, mediados del 2011, que es cuando llego a la consejería.

Dice usted y repite y yo le vuelvo a decir y repito que el director general de Ganadería se pronunció diciendo que no sabía el nombre de la persona contratada. El director general de Ganadería me pidió reiteradamente que procediera cuanto antes a dar la orden para la contratación de un veterinario en la isla de La Palma. Esto en el seno del ámbito de la consejería y fundamentalmente en los consejillos de dirección que realizamos por aquella época.

Dice usted que, bueno, que yo depure responsabilidades. Me parece que cuando el responsable...; y quiero matizarle este aspecto: yo soy el presidente de GMR, yo no soy el responsable de la gestión de GMR desde el punto de vista del día a día. GMR tiene un consejero delegado que es el que se responsabiliza de toda esa gestión. Yo formo parte del consejo de administración y soy presidente, pero evidentemente no puedo llevar día a día lo que acontece y lo que sucede en esa empresa. Sí le puedo decir que el consejero delegado sigue diciendo y sigue manteniendo que su acción fue correcta. Por tanto, ese fue uno de los digamos que elementos que contribuyeron, sin duda alguna, a trasladar el expediente a la Fiscalía, en tanto que teníamos que darle el beneficio de la duda a una persona que intenta defenderse, por lo menos en ese caso, diciendo que efectivamente había hecho las cosas bien. Ante lo que acontecía en los medios de comunicación con la presión ejercida, evidentemente lo mandamos a la Fiscalía.

Yo no tengo constancia de que haya entrado otra denuncia en el Ministerio Fiscal que no sea la llevada por nosotros y le puedo asegurar que no creo que se haya procedido con tanta rapidez, prácticamente en cuatro días, en cuatro días se decidió la remisión al Ministerio Fiscal.

Yo espero que todas las administraciones funcionen aquí. Como habrá visto, yo nunca, ni lo estoy haciendo ahora ni lo he hecho nunca, no estoy denunciando otro tipo de acciones. Esa no es mi forma de hacer política; yo creo que las responsabilidades cada cual las tiene que pagar. Tengo 23 años de vida política, 23 años de responsabilidades en las distintas administraciones. Este es uno de los casos que por primera vez y de alguna forma tienen que ver y que distrae un poco mi atención respecto de lo que habitualmente hago, que es trabajar, ¿no? Esto desde luego, evidentemente, después de verse uno en un medio de comunicación, en una portada, pues, usted entenderá que distrae a alguien que no está acostumbrado a ser excesivamente mediático, sino que lo que le preocupa, como digo, es el trabajo.

Yo espero que se depuren esas responsabilidades. El tiempo entiendo que irá poniendo a cada uno en su sitio y yo les recomiendo a todos, a aquellos que han tenido responsabilidades en ámbitos de la Administración y a aquellos que las puedan tener en el futuro, que actúen como yo, que remitan al fiscal cuando tengan dudas dentro de la Administración, independientemente de otras acciones, que seguramente se podrán realizar, con el objeto, sin duda alguna, de tranquilizar las apetencias de excesivo protagonismo político de algunas personas que a veces quizás, no teniendo un conocimiento exacto de las circunstancias, incluso trasladan, entiendo yo, el ámbito normal de una relación política y que, como ya anuncié en un momento determinado aquí, en esta misma Cámara, todo aquello que se extralimite y que atente contra el honor de las personas lo voy a anexar a ese expediente. Y, por tanto, a efectos también de depuración, yo, por tanto, pido que se objetiven los términos de las palabras que se emiten para evitar adjuntar todavía más al expediente enviado a la Fiscalía.

Creo, señorías, agradecerle al resto de los compañeros que... El trabajo realizado, repito, ha sido, el trabajo que en aquel momento se exigía por parte del sector, del sector ganadero de Canarias, y espero que en breve plazo se puedan depurar esas responsabilidades, que desde luego sitúe a cada uno en el ámbito de la que tiene por su acción específica.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Acabada esta comparecencia, se suspende la sesión hasta mañana a las nueve y media, recordándoles a sus señorías que comenzaremos con el Informe del Diputado del Común.

Se levanta la sesión.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y cinco minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1047 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas-, sobre contratación para el asesoramiento en materia profesional de veterinario a tiempo completo a través de Gestión del Medio Rural.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico