Diario de Sesiones 99/2013, de fecha 13/11/2013 - Punto 6

· 8L/PNL-0291 Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre rechazo a la subida de impuestos en Canarias.

El señor presidente: Proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre rechazo a la subida de impuestos en Canarias.

Tiene una enmienda, conjunta, de los Grupos Nacionalista y Socialista.

Para la defensa de la proposición no de ley, don Jorge Rodríguez.

Señorías, comenzamos, por favor.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente.

Con una mermada audiencia en esta Cámara -a estas horas-, pero llena de calidad, sin duda.

El Grupo Parlamentario Popular trae a debate una proposición no de ley que le hubiese gustado haberla sustanciado con anterioridad a la enmienda a la totalidad, pero el orden es el orden.

Señorías, una sociedad avanzada como la canaria, a pesar de la crisis, no puede permitir que haya personas que no tengan lo mínimo necesario para vivir dignamente. Pero, igualmente, una sociedad como la canaria no debe permitir que quienes conforman el Gobierno de Canarias derrochen, y el Gobierno de Canarias en muchas ocasiones tira con una mano los impuestos que cobra con la otra. Necesitamos un sistema tributario progresivo para mantener los servicios públicos y el Estado de bienestar que la sociedad ha querido darse a sí misma. Y necesitamos también una gestión pública eficiente en el gasto, dando, sin duda alguna, el mejor servicio público al menor coste posible para los ciudadanos.

Pero un sistema tributario progresivo -me gustaría que la señoría, don Román Rodríguez, estuviera presente-, un sistema tributario progresivo no consiste en que quien más tiene más pague, sino en que quien más tiene más porcentaje de su renta pague. Es lo correcto. Es muy diferente, es muy diferente. Técnicamente es muy diferente. Ese es el sistema, el sistema que tenemos en Canarias y que tenemos en España.

Y el sistema tributario tiene que ser progresivo para ser equitativo y ser también justo, quien más tiene que más porcentaje de su renta pague, lo que no puede ser el sistema tributario es confiscatorio y discriminatorio respecto a otras comunidades, de esa forma expulsaría a las personas más dinámicas y más productivas de la sociedad.

El sector público no debe ser, señorías, un lastre para el desarrollo, sino un factor de competitividad y de equidad social. Los canarios somos, junto con los catalanes, los españoles que más impuestos pagamos, y esos impuestos no han sido bien gestionados por el Gobierno de Canarias para un mayor desarrollo económico y social de Canarias. De hecho, Canarias es o está en el segundo puesto con mayor tasa de desempleo de España, que sobrepasa, como hemos ya dicho hasta la saciedad, el 35 %, el Gobierno de Canarias se ha resistido desde el inicio de la crisis a realizar las reformas estructurales, las reformas necesarias, que urgen en nuestra comunidad, y adecuar el gasto público a la caída de los ingresos tributarios. Esta falta de voluntad ha acabado por colapsar las finanzas autonómicas y ha puesto en riesgo la prestación de los servicios públicos esenciales, cuestión que está siendo solventada gracias al apoyo financiero del Gobierno de España.

La estrategia utilizada por el Gobierno de Canarias para intentar corregir el desequilibrio de las cuentas públicas ha recaído, por el lado del gasto, principalmente en recortes de servicios públicos y del personal al servicio de la administración pública, mientras que, por la parte de los ingresos, las medidas se han centrado en la subida de impuestos.

La política fiscal desarrollada por el Gobierno de Canarias en estos últimos años ha llevado a los canarios a soportar un esfuerzo fiscal superior al que tiene la mayoría de los españoles en sus respectivas comunidades autónomas. Esta divergencia en la tributación soportada supone un trato discriminatorio respecto al resto de los españoles, circunstancia, lógicamente, que dificulta la salida de la crisis, el desarrollo de nuestros sectores productivos y la creación de empleo en nuestra comunidad. ¿Y por qué?, pues, porque se penaliza de esta manera, en mayor medida que en otros territorios, la capacidad de consumo de las familias, y al mantenerse una importante brecha tributaria, especialmente lesiva para profesionales y trabajadores autónomos de Canarias, como también esta mañana hemos tenido ocasión de oír y de debatir...

La elevada fiscalidad autonómica en Canarias, en comparación con otras comunidades autónomas, también genera insuficiencias recaudatorias, puesto que, implícitamente, estimula la huida de contribuyentes que prefieren tributar en otros territorios, o incluso el fraude, a la vez que desincentivan la generación de riqueza y empleo, resultando finalmente una pérdida de recursos con los que financiar los servicios públicos esenciales. Por eso en nuestra proposición no de ley queremos instar, instamos al Gobierno de Canarias a decir rotundamente no a que se aumenten los impuestos sobre los que la Comunidad Autónoma de Canarias tiene competencias, de forma que no se incremente con el presupuesto de 2014 el actual esfuerzo fiscal que viene soportando cada uno de los contribuyentes canarios.

Tampoco deben aumentar las tasas públicas, competencia de la comunidad autónoma, y modular la fijación de las existentes a la capacidad económica de las personas que deben satisfacerlas siempre que lo permitan, claro, las características del tributo. Es posible también, y por eso lo solicitamos, aumentar la eficiencia en la prestación de servicios públicos susceptibles de ser retribuidos mediante precios públicos, de forma que, al reducir el coste sin afectar a su calidad, sean accesibles a un menor precio para los ciudadanos, estableciendo además bonificaciones con dotación presupuestaria en función de la situación económica del beneficiario.

Y, para evitar un aumento del esfuerzo fiscal de los canarios, solo es necesario elaborar y ejecutar un verdadero plan de ahorro y contención del gasto público que no afecte a la calidad de los servicios públicos sanitarios, educativos y sociales ni a las condiciones laborales de los empleados públicos al servicio de la administración autonómica, con la finalidad de evaluar y optimizar el gasto del sector público autonómico, especialmente la reducción de pagos al servicio de la deuda.

Si efectivamente -lo decimos por enésima vez- volvemos a exigir que se elimine la grasa del sector público empresarial canario, y para evitar efectos contractivos nocivos en la economía canaria, también instamos al Gobierno de Canarias a que cualquier medida en materia de acceso a beneficios públicos y fiscalidad autonómica se acompañe por un estudio de impacto sobre la renta disponible de los hogares canarios, en particular, y sobre la economía canaria en general, no hay mayor injusticia contra la sociedad que la elusión fiscal. Por eso, solicitamos intensificar la lucha contra el fraude fiscal en Canarias, en línea con lo que ya está haciendo la Agencia Tributaria Estatal, y realizar una evaluación de la eficiencia y la eficacia en la gestión y recaudación de los impuestos cedidos y de los impuestos propios.

Señorías, los canarios no tenemos por qué estar discriminados por vivir en Canarias pagando más impuestos que el resto de los españoles, por eso instamos al Gobierno de Canarias a promover desde ya la convergencia de las cargas tributarias de competencia autonómica que soportan los canarios con aquellas más ventajosas que tenga el resto de los españoles en sus comunidades autónomas, especialmente en aquellos aspectos que interfieran en la actividad de los sectores productivos, en el empleo y en la tributación de los autónomos canarios, con la finalidad de no penalizar la capacidad de consumo, la capacidad de ahorro, competitividad y crecimiento de la economía canaria respecto de los demás territorios, así como mejorar la recaudación en nuestra comunidad y evitar la fuga de contribuyentes y la elusión fiscal.

El Gobierno de Canarias tiene que establecer mejoras en los beneficios fiscales de los tributos de competencia autonómica para aquellos sectores más vulnerables de la sociedad canaria, especialmente para personas dependientes y con discapacidad, jóvenes, familias, así como a los sectores emprendedores de la economía canaria.

Los canarios, señorías, nos han confiado la gestión de lo público, están dispuestos a pagar parte de sus rentas, los impuestos, para que la gestionemos de forma eficiente, para que prestemos el mejor servicio posible al menor coste posible, todos queremos que nadie que viva en Canarias carezca del mínimo necesario para una vida digna, pero también queremos que no se derroche nuestro dinero.

El señor presidente: Un minuto, don Jorge.

El señor Rodríguez Pérez: Hay mucho... (Sin micrófono.) ...ahorros en la Administración, con una gestión eficiente de los más de 6.000 millones de euros de presupuesto es suficiente para no tener que exigir nuevos sacrificios a los canarios.

Los canarios no pueden pagar la mala gestión del Gobierno de Canarias, por tanto, vayamos por el camino correcto, apoyen, señorías, esta proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, empecemos un nuevo camino de sensatez, de racionalidad, de justicia y de eficiencia, y estén seguros de que los canarios nos lo agradecerán.

Nada más, señorías. Señor presidente.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Jorge Rodríguez.

Para la defensa de la enmienda, don José Miguel González Hernández, del Grupo Nacionalista Canario.

El señor González Hernández: Buenas tardes, señor presidente.

Señorías, no sé si es la hora más oportuna para discutir sobre Derecho Fiscal y Tributario y sobre los impuestos, pero tampoco sé si ahora se sigue diciendo que bajar los impuestos es de derechas o de izquierdas, y no se sabe que los tributos y los impuestos son necesarios en un país donde el criterio fundamental de la acción política debe ser equilibrar las rentas entre las personas más desfavorecidas y las que más tienen, por lo tanto, los impuestos son necesarios.

Lo que me sorprende enormemente es que el Partido Popular venga aquí a hablar de mantenimiento de los impuestos, cosa que a mí me parece bien, fíjese, pero claro, es incoherente, porque ¿qué partido ha subido los impuestos en este país sino el Partido Popular? El Partido Popular, que en su programa decía que iba a bajar los impuestos, ha subido el IRPF, el impuesto de sociedades, ha subido los impuestos especiales, ha subido los IBI municipales, ha subido las tasas, ha subido todo, y claro, cuando eso es lo que es la realidad, esa distancia entre lo que se dice y lo que se hace es absolutamente incongruente.

Luego le he oído a usted una manifestación que es falsa, que los canarios pagan más impuestos que el resto del territorio nacional. ¿Pero de dónde se ha sacado usted eso?, fíjese usted, es imposible. El impuesto de combustibles canario, que tiene su equivalente en Península, es mucho más bajo en Canarias; el impuesto de sociedades en Canarias, a través de los mecanismos del REF, es casi nulo; el impuesto indirecto básico del Estado, que es el IVA, aquí tenemos el IGIC, que tiene unos tipos muchísimo más bajos, con muchas exenciones, muchos punto cero y muchos tal. Luego, ¿de dónde se puede sacar usted esa afirmación, que la ha hecho reiteradamente, que la carga fiscal en Canarias es superior al resto del territorio nacional?

Mire, haga usted una cosa, como usted sabe la recaudación de tributos, divídala, divídala por el producto interior bruto, y le sale un porcentaje. Hágalo al resto de España y verá que Canarias es el sitio de toda España donde los impuestos son los menores de toda España. ¡Como debe ser! ¡Como debe ser! Porque, precisamente, ese es el núcleo de nuestro REF, que es la característica de la fiscalidad canaria, que tendrá que ser inferior al resto de España, porque eso compensa las dificultades del alejamiento, de todo lo que tantas veces hemos dicho aquí y no quisiera reiterar, luego, rechazo totalmente la afirmación de que en Canarias pagamos más impuestos que en el resto del territorio nacional, eso no es cierto, y, claro, sobre este tema no hay opiniones, son números, y fáciles de calcular.

Pero vamos a hablar de lo que se plantea, que usted plantea. Hombre, yo, cuando vi esta proposición no de ley me fui a la fecha, dice presentado el 11 de octubre, bueno, pues todavía no se conocía el presupuesto de la comunidad autónoma, y, por lo tanto, usted podría suponer, podría suponer, que el presupuesto iba a pretender subir los impuestos, pero yo... usted, después de haber visto que el presupuesto que usted conoce no ha subido los impuestos, lo lógico es que hubiera retirado usted esta proposición no de ley, pues decir que no suban los impuestos cuando ya no se han subido es, como mínimo, innecesario.

Pero es que, además, usted ha hecho aquí un mensaje, y a los impuestos los pone como algo maligno, algo que parece que acaba con la economía. Bueno, si alguien ha estrangulado a la economía de este país, ha sido la política presupuestaria del Partido Popular, que ha puesto muchos más impuestos y ha disminuido el gasto. Hombre, ahí tiene usted los millones de parados, tiene usted la desaparición de miles de empresas, la situación de los ...(Ininteligible.), de todo el mundo, es decir, lo que está realmente estrangulando la economía de este país son las medidas restrictivas que ha tomado el Gobierno de España, desde luego de acuerdo con la Unión Europea, y que lo diga la señora Merkel, yo eso no lo puedo dudar, pero no venga usted a decir que es la política fiscal canaria que es inferior al resto de España la que está estrangulando la actividad en Canarias, sea coherente, plantéelo en la realidad, esa es la realidad. ¿Y podemos decir cuál va a ser el futuro?, yo creo que esta mañana se planteó un dilema interesante, se hablaba del tema... y le contestó el portavoz de mi grupo diciendo: "oiga, ustedes han anunciado una gran reforma tributaria", a ver si no se queda en nada, para marzo, esperemos a ver en marzo a ver cómo lo plantean y qué sistema fiscal. Desde luego, a lo que nosotros no vamos a renunciar es, dentro de lo razonable, a buscar recursos para la ejecución pública, porque nosotros no somos aquellos de dejar hacer, laissez faire, laissez passer, nosotros pensamos que es importante la intervención de las administraciones públicas para corregir las desigualdades, para transferir de los que más tienen a los que menos tienen en sus rentas.

Por otro lado, plantea usted, bueno, pero es que lo que hay que tramitar es, hay que recurrir sobre las rentas, pero bueno, ¿y por qué han revivido el impuesto de patrimonio?, porque el impuesto de patrimonio de renta no tiene nada, eso lo hicieron ustedes. Es decir, es incoherente todo su mensaje, es incoherente en afirmaciones que no se tienen de pie porque no son reales, es incoherente porque habla de los impuestos y parece que son una cosa maligna, y los impuestos son buenos o malos dependiendo, no que los haga el de la izquierda o la derecha o los ponga o los baje y los suba, si están acomodados a la realidad, si son adecuados a las necesidades de clara defensa de los más desfavorecidos de un país, y eso, si usted no lo plantea, está cayendo usted en el liberalismo decimonónico, ni siquiera de los partidos liberales del momento.

Nosotros hemos presentado una enmienda. ¿Y por dónde va la enmienda? En primer lugar, hombre, está claro que los dos primeros párrafos de usted son absolutamente anacrónicos en el sentido de que pide que no se suban los impuestos. Nosotros le decimos: valore positivamente que en el actual marco de crisis económica el Gobierno de Canarias ha presentado los presupuestos sin incremento de los impuestos, porque esa es la realidad, lo otro de usted era una hipótesis probablemente fallida, pero bueno, por eso la había retirado.

¿Continuar con el plan de ahorro y contención de gasto público?, en eso estamos de acuerdo, hay que intentar reducir el gasto público, todo el gasto ...(Ininteligible.) que no esté asociado a los servicios fundamentale s porque nosotros no renunciamos al gasto corriente que sirve para mantener la sanidad, la educación y los servicios sociales, no vamos a renunciar a eso porque esa es nuestra manera de entender a la sociedad.

¿Que se evalúen las medidas de beneficio fiscal?, me parece bien, en vigor, en relación a ese impuesto de la ciudadanía y en el desarrollo económico del archipiélago, presentado por el conocimiento y debate en el Parlamento de Canarias. En eso estoy totalmente de acuerdo, creo que estamos todos de acuerdo, es decir, los movimientos fiscales... y esta mañana se dijo también por el portavoz de mi grupo, hay que tener mucho cuidado con los bandazos del sistema fiscal, los sistemas fiscales no pueden solo tener un criterio puramente recaudatorio, tienen que tener mucho cuidado sobre las repercusiones económicas. Y lo que no puede pasar tampoco es que, a base de un sistema impositivo excesivo, se paralice la actividad privada, y al final se produzca, crea un ...(Ininteligible.) en la Curva de Laffer por el que se recauda menos poniendo un tipo más alto que si se pusiera un tipo más bajo. Por lo tanto, los beneficios si están justificados y a quién van, y si realmente van a quien deben ir, porque ese es otro tema, a veces se toman medidas de desgravación fiscal y no repercuten donde se pretende, sino que se quedan para algún intermediario bien aprovechado.

¿Mejorar las medidas contra el fraude?, supongo que usted estará de acuerdo también en que se lo pongamos, todos, esta mañana se habló de los ciento y pico millones de euros que se han recaudado de más y creo que todos tenemos que estar en esa línea, lo lógico es que todo el mundo pague lo que debe pagar, no que haya unos que paguen, y otros que se escapen y les toquen los beneficios de lo que se recaude.

¿Mejorar los beneficios fiscales de los tributos de competencia autonómica para los sectores más vulnerables de la sociedad canaria, para personas dependientes, con discapacidad, joven y familia? Ya lo hemos hecho en alguna serie de mejoras que tiene el impuesto de la renta de las personas físicas, pero todo esto, incluso, señorías, cuidado, hasta nuestros problemas del REF... puede quedar tocado y tiene que estar entreverado con esa reforma tributaria que plantea el Estado, no vayamos a llevarnos la sorpresa con ese modelo de homologación al que tienden todos los que son centralistas, los que se creen que el poder, el cerebro y la decisión están en el centro, que no miran hacia el interior, no conocen las singularidades y luego dictan normas que se hacen inviables o enormemente injustas.

Y, por último, que instemos al Gobierno a colaborar con las comunidades autónomas en la búsqueda de líneas de financiación que busquen ahorro. Nosotros aún seguimos sin entender por qué el Estado ha dado la callada, y, por lo tanto, un silencio negativo, a la solicitud de poder hacer un endeudamiento con el exterior cuando significaba una importantísima... 6 o 7 millones menos de euros de intereses. Nosotros creemos que deben recuperar la sensatez, es decir, todos sabemos que para poderte endeudar tienes que tener permiso del Ministerio de Hacienda y demás, pero lo que no tiene sentido ninguno es que, cuando se hace una propuesta razonable, hay una propuesta sobre la mesa, hay un tipo de interés más bajo, no se nos conteste y se nos niegue, y se nos obligue a pedir los préstamos a las entidades financieras españolas a tipos más altos. Eso no tiene sentido en absoluto, eso no forma parte de la lealtad institucional.

Yo creo que nuestra propuesta es actual, no como la suya que es anacrónica, y le ruego, por favor, que revise sus datos sobre la fiscalidad para que compruebe realmente que Canarias tiene una fiscalidad muy inferior al resto del territorio nacional.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel González.

Don Jorge, tiene que fijar posición respecto a la enmienda, si usted lo desea, claro.

El señor Rodríguez Pérez (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Ciertamente la proposición no de ley fue presentada con anterioridad al conocimiento de este grupo del proyecto de Presupuestos Generales de la comunidad autónoma, pero, pese a esa circunstancia nos pareció que era interesante entrar en el debate sobre el fondo que la proposición no de ley tenía consigo, y es, precisamente, conseguir un pronunciamiento de esta Cámara, de estas fuerzas políticas, presentes en la Cámara, en relación con lo que los canarios esperan de nosotros, que es tener la seguridad de que no existe ni la intención ni la voluntad de subir la fiscalidad de aquí en adelante o como mínimo en el Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Nosotros todavía a estas alturas no tenemos absolutamente asegurado que eso no pueda suceder. Y como no lo tenemos claro, las enmiendas que están contenidas en el documento que ambos grupos han formulado a la proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, no podemos aceptarlas porque, en cualquier caso, lo que están haciendo es, efectivamente, aplaudiendo el actual estado del proyecto de Presupuestos Generales de la comunidad, algo que nosotros hemos rechazado esta mañana con la sustanciación de la enmienda a la totalidad.

Consecuentemente, señor presidente, pese a poder estar, de forma individualizada, de acuerdo con algunas de las formulaciones que usted hace en su enmienda, en el conjunto de enmiendas que usted presenta a la proposición no de ley, como hemos de considerarla en su conjunto, la proposición no de ley frente a las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Nacionalista y Socialista, tenemos que negarnos, desestimarlas, como es obvio, señor presidente, de modo que las rechazamos.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Fijación de posiciones. Por el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Nosotros, como no podía ser de otra manera, señor presidente, estamos radicalmente en contra de la PNL del Partido Popular.

No compartimos nada de lo que plantea. Porque, además, lo que plantea no es verdad, las cosas no funcionan de esa manera, nos lo demuestran los hechos. Eso es pura ideología, que es respetable, pero eso no es economía, eso no es fiscalidad, eso es otra cosa. Eso es una filosofía de vida de minorías, que se impone, por las circunstancias de la vida y de la democracia, a la mayoría social.

Es radicalmente falso que aquí se paguen más impuestos que en el resto del Estado. Si hay un hecho constatable y que debemos defender a capa y espada, es lo que hemos dado en llamar el diferencial fiscal canario, porque está destinado... otra cuestión es cómo se distribuya en cada momento, esos son otros cantares, pero en los momentos buenos, como una parte de nuestros incentivos fiscales estaban pensados para época de crecimiento, en los buenos momentos de la economía canaria de los últimos años -2004, 2003, 2006 y 2007- el diferencia fiscal alcanzaba 11 puntos, 11 puntos, calculados técnicamente, sumando... ¿Qué ha ocurrido ahora?, que ese diferencial fiscal se ha reducido; ¿por qué?, porque algunos de los incentivos solo tienen sentido cuando crece la economía -léase reserva de inversiones, y, en gran medida, la deducción por inversiones-.

Por lo tanto, en la fiscalidad directa a las actividades empresariales la reserva, la deducción, la zona especial y un largo etcétera hacen que aquí se pague menos, bastante menos. La imposición indirecta, que es el otro elemento sustancial de los ingresos fiscales, hace que nuestro IGIC sea menos de la mitad del IVA peninsular; y donde único estamos equiparados, y habría que plantearlo, es en el tema del IRPF, porque en los impuestos especiales también estamos por debajo.

Otra cuestión es que ese diferencial fiscal, que es parte de nuestra historia económica y esencialmente fiscal, lo debemos conservar, y distribuirlo de una manera más inteligente en función del ciclo económico. Por ejemplo, hay gente de su partido que planteó en un momento determinado que una parte del diferencial fiscal debiera ir a una reducción del IRPF para todos los que residimos en el archipiélago, tipo de lo que ocurre en Ceuta y Melilla, por ejemplo. Esa es otra cuestión: cómo distribuimos el diferencial fiscal para que sea más justo o para que ese diferencial fiscal se convierta en más economía.

Yo hasta ahora he defendido que las ventajas fiscales de las empresas en Canarias tenían más sentido que la rebaja fiscal del IRPF para todo, porque creíamos que poner un poco más de capacidad de compra a los ciudadanos generaba menos actividad que lo que las empresas pueden hacer cuando tienen una fiscalidad más competitiva.

Por lo tanto, señor Rodríguez, no hay quien sustente esa afirmación. Es una afirmación gratuita. Usted podría decir que el diferencial fiscal se ha reducido por esto que yo he dicho, pero aquí hay un diferencial fiscal que hay que defender y distribuir en función del ciclo económico de una manera justa.

Y con respecto a que los impuestos son perversos, lo que es perverso es que paguen siempre los mismos, esto sí que es perverso -que paguen los trabajadores, las rentas salariales, las rentas del trabajo, los consumidores-, esto es lo que es perverso; y se escapen de la fiscalidad los evasores, el gran capital, las grandes empresas, las grandes multinacionales que no pagan ni aquí ni en Estados Unidos, ni en Irlanda, ni en Francia. Léase usted las conclusiones del G20 para que vea que hasta a estos les preocupa en estos momentos la evasión fiscal masiva organizada y mafiosa de determinadas entidades multinacionales.

De manera que nosotros estamos totalmente en contra de esa filosofía, inconsistente, insustancial, que niega los intereses a la mayoría de que no pagar impuestos es bueno para la economía, es bueno para la economía de los poderosos, es falso que sea bueno para la economía de la mayoría. Y es rigurosamente falso que la fiscalidad se dedique solo a compensar desigualdades, que es una cuestión básica de las sociedades modernas. Es que la fiscalidad se dedica también a intervenir en la economía. ¿Quién hace los puertos, los aeropuertos, las telecomunicaciones? ¿Quién hace eso? El sector público. ¿O aquí los aeropuertos y las carreteras que utiliza el sector privado con qué se hacen? Con el dinero de todos, con el dinero de la fiscalidad. La fiscalidad es determinante para la convivencia, para la justicia y para el progreso económico. Y hablar en el otro sentido es defender los intereses de las minorías.

Y nosotros defendemos una fiscalidad nueva. Pero no menos fiscalidad, una fiscalidad nueva y más progresiva. Que paguen los que más tienen. Porque aquí...

El señor presidente: Un minuto, don Román.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): Aquí, insisto, se reparten los ingresos del Estado, de las administraciones públicas para entendernos, y asociará usted el 80 % de los ingresos fiscales, del conjunto de las administraciones, desde las corporaciones locales a la Administración General del Estado, el 80 % recae sobre las rentas del trabajo, sobre los asalariados, sobre los consumidores. Y menos del 20 % sobre esa otra parte que se supone que son los salvadores del mundo, los que crean empleo. El empleo lo crea la dinámica del mercado, el consumo, la demanda. Y se producen bienes y servicios cuando uno... cuando alguien está dispuesto a promoverlo. No conozco a nadie que fabrique coches para almacenar. No conozco a nadie. En fin, fabrican coches si hay trabajadores que los compran, si hay ciudadanos que los compran.

De manera que totalmente en contra de ese tema, voto radical en contra. Pero también de la enmienda. Porque la enmienda, aunque tiene algunas cosas positivas, tiene el tufillo liberal de que pagar impuestos es malo para la economía, y eso depende de cómo se distribuyan. Y, en cualquier caso, hace un apoyo explícito a una ley de presupuestos que nosotros acabamos de enmendar con poco...

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Permítame recordarle...

Don Román, permítame aclararle que la enmienda ya no es objeto de debate, toda vez que no fue admitida.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ... (Sin micrófono.)

El señor presidente: No, no, no. No fue admitida. Si no es admitida, no está en debate. No...

Don Emilio Mayoral, Grupo Parlamentario Socialista. Fijación de posición.

El señor Mayoral Fernández (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Yo creo que, señor Rodríguez, usted se puso la venda antes que la herida, porque, efectivamente, presentó esta PNL antes de conocer cuál era la política de los ingresos del Gobierno, y le hubiera gustado emplearlo como principal argumento en su enmienda a la totalidad. Por desgracia no ha podido hacerlo, porque en este caso los presupuestos no han contemplado esa subida de impuestos.

Yo estoy de acuerdo en que quizás debía haberla usted retirado porque... y ser objeto de un debate posterior en alguna otra ocasión, pero bueno la ha mantenido. La ha mantenido. Y usted hace unas afirmaciones que a mí, sinceramente, me han chocado, se lo he dicho esta mañana, el hacer ese tipo de afirmaciones, juntas, con el mismo tiempo, con media hora de diferencia, las del señor Román, que decían todo lo contrario. Es decir, el señor Román decía: "los canarios son los que menos impuestos pagan en España". Y usted acaba de decir: los canarios son los que más impuestos pagan en España. Y los ciudadanos que nos están viendo dicen "estos tíos están locos, no se ponen de acuerdo". Y esto son números, como le ha dicho el portavoz nacionalista. Oiga, es que esto no es objeto de una opinión. Esto es un objeto, yo creo que se lo ha demostrado, de saber exactamente las cuantías de lo que se recauda y lo que se paga, lo que pagamos en Canarias, lo que se paga en Valladolid o lo que se paga en Cataluña, teniendo en cuenta todo, los impuestos autonómicos y específicos. Pero creo que le estamos haciendo un flaco favor a los ciudadanos mostrándoles nuestro gran desconocimiento con estas enormes diferencias, que en este caso son opuestas, opuestas totalmente a lo que se ha dicho el mismo día, no un año y otro, el mismo día.

Mire, subir o bajar impuestos, subir o bajar impuestos, yo no creo que sea ni bueno ni malo per se, subir o bajarlos. Supongo que en algunos momentos, a todos no nos gusta pagar impuestos, yo creo que es un tema general, y si hacemos un referéndum o hacemos un estudio sociológico dirá la gente "oiga, a mí cuanto menos impuestos pague, mejor". Eso es verdad. Pero, un momento, el tema no, pero, personalmente sí, la gente dirá "yo prefiero no pagarlo", pero es que ese no es el tema. ¿Pero usted prefiere no pagarlos, pero prefiere luego pagarse la educación? ¡Ah!, eso es distinto. No, no. Claro. No. ¿Y prefiere pagarse la sanidad? ¡Ah!, no. Entonces... ¿Entonces qué? Habrá que pagar impuestos para poder redistribuir luego esa renta.

Pero en un momento determinado los impuestos tienen que cumplir una función social, que es la distribución precisamente de esa renta. ¿Cómo hacerlo? Ahí sí que están las políticas fiscales y decir cómo conseguimos ese objetivo.

El señor Román insiste mucho en el tema de bueno, aquí pagan... es verdad, son datos también, si se ve la contribución al esfuerzo fiscal de los trabajadores españoles, estos se mantienen en el 90, noventa y tanto por ciento, de todo el sistema. Por lo tanto, ahí sobre el conjunto de la renta, hay una mala distribución. Eso está sujeto al sistema fiscal o a la reforma fiscal que lleva ya muchos años, aquella de Fuentes Quintana, que fue precursor de lo que era una reforma fiscal, en ese momento potente, importante, que probablemente esté obsoleta y que tengamos que ir a una nueva reforma fiscal. El otro día, efectivamente, el señor Rubalcaba en una manifestación o en una conferencia política nuestra, en la clausura, ya manifestaba por dónde el Partido Socialista pretende que se produzca esa reforma fiscal. El Partido Popular va a plantearlo próximamente. Yo creo que es un debate muy importante e interesante, y que, además, debe ser objeto del máximo consenso y acuerdo, puesto que es de los elementos que no pueden estar continuamente modificándose. No podemos hacer una Ley de Medidas Administrativas y Fiscales -y se lo decía yo al señor Román el otro día-, no podemos hacer eso y al año siguiente hacer otra modificación fiscal. Las políticas fiscales tienen que tener un tiempo de desarrollo, un tiempo de madurez y de mantenimiento, pero yo creo que estamos en estos momentos en unos momentos oportunos para acometer, como debe ser, esa reforma fiscal en el conjunto del país, incluyendo la territorial y las competencias territoriales que podamos hacer en cada una de las comunidades autónomas.

Por lo tanto, que son necesarios los impuestos no lo niega nadie; yo creo que no debemos negarlo nadie. ¿Son necesarios?, por supuesto. Cómo recaudar eso para cumplir esos fines sociales y mantener ese Estado del bienestar que es lo que nosotros planteamos como elemento fundamental de las políticas esenciales, yo creo que no lo niega nadie, ya no existen ni siquiera entre la derecha y la izquierda esas grandes diferencias sobre que debemos estar de acuerdo en mantener esto, yo creo que es algo de consenso que debemos mantener. Y cómo conseguir esos recursos es lo que tenemos que ponernos a asentar, darle una asentada importante, y llegar al máximo acuerdo para que se cumplan estas premisas y estas condiciones. Y yo creo que en ese sentido nos podremos encontrar en el futuro, quizá no sea aquí el debate, porque la reforma fiscal es más amplia, es de todo el Estado y se tendrá que producir a otros niveles, pero en la parte en que nosotros podamos colaborar, y en la parte territorial, desde luego, me gustaría mucho que pudiéramos encontrarnos en unos futuros debates sobre este tema.

Gracias.

El señor presidente: Muchísimas gracias, don Emilio Mayoral.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación.) (Pausa.)

Vengan con calma, que no quiero que se me caiga ninguna de sus señorías por el camino. Esperamos, esperamos a que estén todos. Normalmente esperamos, como, por cortesía.

Señorías: proposición no de ley número 291, del Grupo Parlamentario Popular, sobre rechazo a la subida de impuestos en Canarias. Como dijo su portavoz, no ha sido admitida la enmienda de los Grupos Nacionalista y Socialista Canario. Entonces, se vota el texto de la proposición no de ley.

Comienza la votación (Pausa.)

Resultado: 47 presentes, 20 a favor, 27 en contra, ninguna abstención.

Queda rechazada la proposición no de ley.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0291 Sobre rechazo a la subida de impuestos en Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico