Diario de Sesiones 126/2014, de fecha 9/6/2014 - Punto 2

8L/CG-0016 COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO SOBRE LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN AGUAS CANARIAS (CONTINUACIÓN).

El señor PRESIDENTE: Señorías, reanudamos la sesión, muchas gracias. Vamos a continuar.

Previamente, me gustaría que atendieran medio minuto, por favor, para una cuestión de orden. Una cuestión de orden, señorías. Anunciarles que el pleno... Señorías, por favor, que les interesa a todos y a todas. El pleno convocado para mañana a las doce horas se adelanta una hora por acuerdo unánime de la Junta de Portavoces y la conformidad, que tenía que darla, lógicamente, el Gobierno. Por lo tanto, el pleno de mañana, el pleno convocado para mañana, comienza a las once de la mañana, ya recibirán un correo electrónico, pero queda constancia en el acta y en el Diario de Sesiones de esta sesión de la modificación de la convocatoria por acuerdo unánime.

Continuando con el orden del día de hoy, en el plazo establecido se han presentado dos propuestas de resolución. En primer lugar, del Grupo Parlamentario Popular y, en segundo lugar, la de los grupos Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto.

De conformidad con el acuerdo de la Junta de Portavoces cada grupo tendrá un turno de diez minutos en el que podrá hablar de la defensa de sus propuestas y la fijación de posiciones con respecto a las de los demás grupos. Corresponde comenzar al Grupo Parlamentario Popular.

Don Fernando Figuereo Force, por el Grupo Parlamentario Popular.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas noches ya.

Las propuestas de resolución del Grupo Parlamentario Popular tienen dos objetivos fundamentales. El primero es trasladar a la opinión pública un mensaje tranquilizador, de tranquilidad; y, el segundo, ofrecerle al presidente, el señor Rivero, y a los grupos que todavía le apoyan la posibilidad de reconducir este desatino en el que nos ha metido a todos y que estamos sufriendo. En este sentido van nuestras propuestas de resolución 1, 4, 5, 6, 7 y 8 donde se recogen los fundamentos básicos de la declaración de impacto ambiental y la auténtica realidad sobre las condiciones en las que se desarrollarían las prospecciones.

Señorías, hay una cifra importante, hay una cifra que todos debemos saber: 267. Ese es el número de prospecciones que se han realizado en España sin que ninguna de ellas haya dado un solo problema. No son ni una ni dos, reitero, 267 proyectos exploratorios marinos, 267 catas realizadas sin el menor incidente; esa es la realidad y no otra cosa.

Cuando hablamos de prospecciones hablamos de hacer un agujero de 90 cm de diámetro en el fondo marino y a 60 km de nuestra comunidad, de nuestras islas. Lamento ser tan simplista y llamar agujero a un agujero, pero no hay otra forma de poner fin al engaño, a la manipulación y a la confusión que sobrevive con el señor Rivero y con este gobierno. Estamos, digo, hablando de extraer muestras de roca y lodo para analizar su composición, estamos hablando de averiguar posteriormente en un laboratorio si existe un yacimiento que pueda reducir nuestra dependencia energética y aumentar nuestra riqueza; eso es todo y nada más, el resto es pura demagogia, y de ahí la necesidad de reconducir este debate tal y como planteamos en nuestras propuestas de resolución. Lo demás es mentira, señorías, y ustedes lo saben muy bien, partidos que apoyan al Gobierno, porque son quienes han inventado estas mentiras.

Realizar una cata para tomar muestras en el fondo del océano tiene un riesgo cero, y así deben saberlo todos los canarios. -Sí, cero, no se escandalice, señor diputado, le voy a explicar por qué-. Porque mire, mire, para ser más exactos, voy a ser más escrupuloso todavía. Ya lo decía antes la portadora de nuestro grupo, la portavoz, para ser exactamente más estricto, el riesgo de accidente solo oscila entre el 0,003% y el 0,0001%, dicho de otra manera para que ustedes lo entiendan, entre el 0,3% y el 0,01 %, ni se acerca al 1 %. Y esto no es una opinión controvertible, son datos reales, matemáticas puras, el resultado de un cálculo científico que no admite discusión alguna. Lo demás, señorías, son falsedades de un presidente a quien los ciudadanos han dado la espalda durante muchos años, un presidente acorralado por los suyos que utiliza el petróleo como el calamar utiliza su tinta, para esconderse y salir huyendo. El triste balance de la gestión del Gobierno es hoy una mancha de petróleo que solo existe en su imaginario, en la que chapotean como niños en un charco ajenos a la realidad que les rodea.

No hay que ser un experto en seguridad para entender que, de producirse esa remota posibilidad del azar, están previstas y ensayadas todas las medidas de control necesarias, como explicamos en nuestras propuestas de resolución. Para eso sirve un estudio de impacto ambiental, para calcular y evaluar los riesgos, y para eso la legislación exige un programa de vigilancia ambiental que tendrá que aplicarse antes, durante y después de la actividad exploratoria.

Yo sé, y digo yo sé, que a ustedes no les interesa esto, yo sé que su estrategia no cabe en la realidad; pero esa es la realidad y este Parlamento tiene la obligación de trasladar esta realidad a todos y cada uno de los ciudadanos de nuestras islas. Por eso planteamos en nuestra propuesta número 9 la necesidad de que el Gobierno cese cualquier iniciativa o campaña que tienda a confundir o alarmar de forma innecesaria a la opinión pública.

Señorías, por eso no podemos respaldar esta comunicación que el Gobierno nos trae hoy, en este precipitado pleno, ni las propuestas de los demás grupos que lo apoyan. Un pleno únicamente y exclusivamente al servicio de los intereses particulares del presidente, ni siquiera los de su partido porque lo que preocupa en estos momentos a Coalición Canaria no es precisamente el petróleo, sino cómo deshacerse del señor Rivero. Y esto es lo que ha convertido al señor Rivero en un lastre para los suyos, y el petróleo -ya le advierto, señor Rivero- no lo va a salvar.

A quien sí puede salvar el petróleo, y estoy convencido de ello, si existe en nuestras islas, es a nuestras islas, diversificando nuestra economía, generando riqueza y creando nuevas oportunidades de empleo. De ahí que propongamos en nuestras propuestas de resolución 2 y 10 la necesidad de reconocer esta oportunidad para el desarrollo de las islas y de iniciar cuanto antes una línea de colaboración y negociación con el Gobierno de la nación para establecer de antemano los beneficios económicos que esta nueva fuente de riqueza podría generar en un futuro para nuestro archipiélago, siempre y cuando lo hubiera. Incluso dejando al margen el turbio aspecto de las intenciones del señor Rivero, no podemos respaldar las propuestas de los grupos que todavía apoyan al Gobierno porque parten, primero, de unos hechos que no son ciertos, porque niegan la realidad científica, porque eluden el rigor y la objetividad necesarios para abordar un tema tan sensible como este y porque prolongan la macabra perversión de un presidente dispuesto a jugar con la conciencia de los canarios para no bajarse del machito y salir una vez más airoso con la suya.

Nuestras propuestas de resolución son muy clarificadoras y no creo necesario, ya lo digo, ser más exhaustivo para centrar el debate que en lo que realmente nos importa. Sin embargo, hay cosas en las que debemos insistir, porque no es cierto que las prospecciones estén situadas en aguas canarias, ya que estas no existen, porque no es cierto que estén a 10 km de nuestras costas, y porque no es cierto que los sondeos se encuentren situados en espacios protegidos por sus valores medioambientales o cuya protección esté prevista. Decir simplemente lo contrario es mentir. Y para oponerse a las prospecciones, señores diputados, no es necesario mentir como hacen ustedes; para oponerse a las prospecciones no es necesario alarmar, no es necesario amenazar, ni meter miedo en el cuerpo a los canarios de buena fe que desearíamos ver en el Gobierno un comportamiento mínimo de responsabilidad y sensatez.

A partir de aquí comprenderán sus señorías que resulta muy complicado creerse esta farsa y estamos -entiende nuestro grupo- a tiempo de reconducir. Los grupos que todavía apoyan al Gobierno en esta Cámara tienen hoy una oportunidad de terminar con este disparate y recuperar la senda de la responsabilidad y la sensatez, reconociendo, como ponemos de manifiesto en las propuestas de resolución 2 y 3, que el desarrollo económico de Canarias y la protección del medio ambiente son bienes jurídicos perfectamente compatibles y que la colaboración institucional del Gobierno autonómico es fundamental para obtener el mayor beneficio para las islas si de verdad existe el petróleo y si se autoriza finalmente su extracción.

Termino -voy terminando- señalando que, en definitiva, el respaldo a nuestras propuestas sería el primer paso en el camino acertado que todavía podemos, entendemos, debemos recorrer juntos. Señorías, por mucho que se empeñen, Canarias no tiene solo una sola voz. Canarias es un pueblo plural, es un pueblo diverso, es un pueblo maduro, en el que hay tantas voces como ciudadanos y así debe reconocerlo hoy esta Cámara en su pronunciamiento. Un pronunciamiento que no puede dar la espalda a las demandas reales de los canarios. Por eso, pedimos que rectifiquen, que aprovechen la oportunidad y apoyen estas propuestas de resolución.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fernando Figuereo.

Bueno, por el orden de firmas los debo llamar, pero es igual si hay un acuerdo... El orden de firmas es Grupo Nacionalista, Grupo Socialista, Grupo Mixto.

Sí.

De acuerdo, de acuerdo. Cinco minutos cada grupo.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

En primer lugar, voy a dar cuenta a sus señorías y al público de cuál es el alcance de nuestras propuestas de resolución. Creo que son todas congruentes con el debate de esta tarde, con un debate en el cual se ha firmado una cosa sustancial, y es que este expediente, tal cual se ha tramitado, representa un despropósito desde todos los puntos de vista, pero el más importante es desde el punto de vista político. La ignorancia hacia el pronunciamiento de todas las instituciones canarias, empezando por este Parlamento, por el propio Gobierno, por los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, por los demás cabildos, por decenas de municipios. La ignorancia respecto de la manifestación popular, libremente expresada el pasado sábado, esos miles y miles de canarios y canarias que salieron a la calle para protestar por este modo de hacer las cosas, por esta decisión arbitraria, representa para nosotros la necesidad de plasmarla en una propuesta de resolución. Por ello, en la propuesta que se ha presentado incluye lo siguiente:

El Parlamento, en relación con la solicitud de prospecciones petrolíferas frente a las costas canarias por el consorcio empresarial multinacional Repsol, RWE y Woodside, y habida cuenta de los distintos pronunciamientos de esta cámara representativa del pueblo canario, las diferentes iniciativas del Gobierno de Canarias y de los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, desde otros cabildos y municipios de las islas y de organizaciones diversas de la sociedad civil, acuerda:

1. Valorar de forma especialmente significativa las multitudinarias manifestaciones ciudadanas que expresaron su rotundo rechazo a las referidas prospecciones y a favor de las energías renovables, al igual que ha hecho este Parlamento en diferentes ocasiones.

2. Declarar que el trato recibido por este archipiélago atlántico por parte del Gobierno de España en este asunto es un trato que aleja aún más a Canarias del Estado, pues se han despreciado todos los pronunciamientos de Canarias, actitud que este Parlamento reprueba.

3. Instar al Gobierno de Canarias a que exija un pronunciamiento expreso y favorable del Gobierno de España sobre la solicitud de referéndum que este Parlamento autorizó el pasado 27 de febrero de 2014, solicitud que fue realizada siguiendo todos los procedimientos establecidos en la legalidad vigente y cuya falta de respuesta por parte del Gobierno de España supone una deslealtad institucional y un agravio a las instituciones y a los ciudadanos y ciudadanas de las islas.

4. El Parlamento de Canarias insta al Gobierno canario a que, en caso de persistir el silencio del Gobierno de España sobre la petición de un referéndum, o si se negara la autorización del mismo, busque mecanismos legales que permitan recabar la opinión de la ciudadanía canaria a través de una consulta coordinada con instituciones públicas, partidos políticos, organizaciones sociales y grupos ecologistas sobre la realización de prospecciones petrolíferas, asunto que, sin duda, afecta al interés general de las islas.

Señorías, creemos los tres grupos firmantes de esta propuesta que damos cumplida cuenta del deber que como diputados y diputadas de Canarias tenemos, de la responsabilidad que afrontamos cuando nos sentamos en este Parlamento y de priorizar, por encima de todo, los intereses de Canarias. Creemos -lo reiteramos una vez más- que estamos ante un tema que afecta significativamente a la relación entre la Comunidad Autónoma de Canarias y España. Por tanto, es una responsabilidad enorme la que contrae el Gobierno de España al utilizar este modo de hacer las cosas. La soberbia, la dirección única, el modo de articular la propia decisión, el procedimiento, la rapidez, la no publicación de la declaración de impacto ambiental... Tantas y tantas cosas son aspectos que hoy tenemos, como representantes del pueblo de Canarias, que reprobar, agradeciendo, una vez más, como hicieron otros portavoces anteriormente, esas manifestaciones populares que han representado un punto de inflexión en este despropósito de expediente.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Por el Grupo Socialista Canario, don Ignacio Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas tardes, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Señorías, este debate, esta sesión plenaria está marcada por el precedente de las manifestaciones más importantes de la reciente historia de Canarias. Nunca antes se había oído tan alto y claro, con una sola voz, en todas y cada una de las calles de las islas Canarias, al pueblo canario. Un mensaje unánime: el clamor mayoritario de la ciudadanía canaria contra la imposición por parte del Gobierno de España del establecimiento de la industria petrolera frente a nuestras costas y a favor del desarrollo de un nuevo modelo energético mediante el impulso de las energías renovables. Por ello, nuestra primera propuesta de resolución, y así se ha dicho, es valorar significativamente las manifestaciones multitudinarias del pasado sábado; un posicionamiento, el de la ciudadanía, que debe ser escuchado por el Gobierno de España, por la mayoría absoluta y absolutista del Partido Popular en las Cortes Generales.

"La opinión de la multitud siempre es más creíble que la de una minoría", decía Miguel de Unamuno. En esta ocasión, señorías, la minoría, una vez más, se sitúa en el Partido Popular. Una minoría instalada en la prepotencia, anclada en la descalificación de la voluntad popular, no se entendería de otra forma el intento de minimizar la presencia de la ciudadanía en las calles por parte de la Delegación del Gobierno de España en Canarias, afirmando que solo participó el 2,5 % de la población de Canarias.

Señorías, en las pasadas elecciones del Parlamento Europeo, en Fuerteventura votaron 18.000 personas, tantas como se manifestaron en las calles el pasado sábado; y, por mucho que quieran pervertir el debate de fondo con una guerra de cifras, no podrán negar la evidencia. La evidencia de un rechazo a las decisiones del Partido Popular que no pertenece en exclusiva a ninguno de nosotros, un rechazo colectivo, plural y mayoritario de la ciudadanía canaria, un rechazo que reclama la mayor reforma que necesita este país, que es cambiar la forma que tiene de decidir y gobernar el Partido Popular. Un rechazo al desarrollo de una industria petrolera que supone un riesgo gratuito al bienestar y progreso de las islas Canarias, a su modo de vida y a la verdadera industria que tiene Canarias, que son el turismo, nuestra pesca, nuestros valores naturales, y la posibilidad de seguir viviendo aquí. Un rechazo a un futuro donde se posibilita una marea negra que llegue a las costas de Fuerteventura en menos de 48 horas y posteriormente al resto de las islas, una marea negra que dejaría sin abastecimiento de agua potable a las islas de Fuerteventura y Lanzarote, una marea negra que destruiría lo que tantos años nos ha costado construir como pueblo.

Un doble rechazo que condena la errática política energética del Gobierno de España, que pasará a la historia como el mayor enemigo de las energías renovables en nuestro país, eliminando derechos previos, aprobando la regulación más regresiva jamás adoptada en España para ellas, impidiendo, entre otras fórmulas, su desarrollo descentralizado mediante el autoconsumo, entre otros. Un modelo energético que nos condena, eso sí, a la máxima dependencia de los combustibles fósiles, impidiendo la generación de empleo, exportación de tecnología y beneficios medioambientales que, entre otras muchas ventajas, tienen para Canarias y para España las energías renovables.

Como segunda propuesta de resolución, queremos denunciar el desprecio obtenido desde el Gobierno de España ante este asunto de vital importancia. Ha practicado con nuestra región una política de imposición no solo en este tema, también en políticas de empleo, industriales, turísticas, de infraestructuras, financiación de la sanidad, educación y servicios sociales se han visto perjudicadas por una extremista y errónea concepción territorial de los presupuestos generales del Estado por parte del Gobierno popular en función del color político de los gobiernos autonómicos bajo el eterno discurso de la irremediable austeridad presupuestaria.

En tercer lugar, exigimos que el Gobierno de España se pronuncie de una vez por todas acerca de la legítima y ajustada a derecho solicitud de celebración de referéndum sobre si se está de acuerdo o no con las prospecciones petrolíferas que desea autorizar el Partido Popular frente a las costas canarias. Que se pronuncie a favor de la democracia, que se pronuncie a favor de escuchar al pueblo canario y que sea la mayoría legítima de los que vivimos en Canarias la que, libre y voluntariamente, pueda decidir sobre nuestro futuro. Algunas de sus señorías del Partido Popular ya se han manifestado abiertamente a favor de esto, tienen una nueva oportunidad, tienen la oportunidad de reflexionar, abandonar la prepotencia, el inmovilismo y abrazar la humildad.

Por último, instamos al Gobierno de Canarias a posibilitar el pronunciamiento de la ciudadanía canaria como garantía de la constatación de la voluntad popular acerca de la realización de las prospecciones petrolíferas como asunto de máximo interés general para nuestras islas.

Con respecto a las propuestas de resolución del Partido Popular, no podemos aprobarlas porque ha abandonado desde hace tiempo el principio de lealtad institucional, porque la industria petrolera no es compatible y solo las energías renovables son el futuro para reducir nuestra dependencia energética; porque ninguna norma garantiza absolutamente que no pueda ocurrir un derrame, ya sea un hilillo de plastilina o un boquete de 90 cm; porque no podemos siquiera valorar una declaración de impacto ambiental que parece que solo ustedes conocen; porque Canarias no está en venta; porque, señorías del Partido Popular, ningún negocio petrolero podrá romper el vínculo de Canarias con el mar, el vínculo de todos y todas los que vivimos...

El señor PRESIDENTE: Un minuto...

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Bueno, pues muchas gracias. Muchas gracias, don Ignacio Álvaro.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, muy buenas tardes-noches ya.

Yo creo que no voy a consumir el tiempo, cosa extraordinaria, ¿no? Decir dos cuestiones. Yo creo que estamos en un momento del debate donde las posiciones están razonablemente claras, ¿no? El Partido Popular, por las circunstancias que sean, se ha colocado en una parte, en una interpretación de este importante y relevante debate, muy contradictoria con lo que dicen en otras partes del Estado español, y estas propuestas de resolución, de aprobarse en parlamentos como el de Baleares o el de Valencia, pues tendrían bastante más crédito después de lo que hemos conocido que han decidido los parlamentos de Baleares y Valencia por unanimidad. Pero, en cualquier caso, es legítima la posición del Partido Popular, yo creo que es equivocada, yo creo que va a tener consecuencias políticas, pero son ustedes los que deben tomar la decisión en base a la conciencia y a la forma de funcionar que tiene su partido.

Nosotros no tenemos dudas sobre el momento en el que estamos viviendo. Creemos que lo que ocurrió el sábado, como ha ocurrido en otros momentos de la historia de Canarias, es que la ciudadanía ha expresado su opinión de manera pacífica, de manera tranquila, en movilizaciones ciudadanas, que es una parte de la forma de expresarse de los pueblos que alcanzan un alto nivel de democracia, y yo creo que fue un ejemplo de civismo lo que vivimos el pasado fin de semana.

Y las propuestas de resolución que al final hemos pactado conjuntas lo primero que hacen es reconocer lo que pasó el sábado. Reconocer a la ciudadanía que vale la pena participar, que lo que ocurrió el sábado no va a ser neutral, que tendrá influencia, que tendrá impacto en la opinión de los que no participaron y tendrá impacto en todas las organizaciones políticas, las que estamos a favor o las que estamos en contra de esa manifestación.

Hay una segunda propuesta de resolución que a mí me parece relevante porque está en el centro de la democracia. Este Parlamento representa a este pueblo, con deficiencias, seguro, en materia electoral, pero este es el Parlamento legítimo con el que, en el marco de la legalidad actual, nos hemos dotado, y este Parlamento hizo una solicitud formal al Gobierno de España y no ha sido respondida, y es inaceptable que esto se mantenga. Por lo tanto, en una de las propuestas de resolución instamos al Gobierno a que reitere esa solicitud, porque es inaceptable desde el punto de vista institucional, democrático, es no comprender la complejidad del Estado, es no entender lo que significa Canarias, es no entender lo que representamos los que aquí estamos, de diversas opciones, representando al pueblo de Canarias. La tercera... y, por lo tanto, reprobamos este planteamiento, no es asunto menor la no respuesta, no es asunto menor, es un asunto relevante e inaceptable.

La tercera propuesta de resolución, volvemos a insistir en la necesidad de la consulta y su petición.

Y la última, que me parece a mí que va a ser el único camino que nos queda, si no responde el Gobierno de España o si responde negativamente, tenemos que arbitrar, la sociedad canaria, y hay instrumentos, hay resquicios, hay mecanismos para que la ciudadanía siga movilizándose, para que la conciencia ciudadana siga siendo protagonista de esta historia nuestra, para que eso que vimos en las calles el último día no lo patrimonialice nadie, no lo utilice nadie, no lo instrumentalice, porque sería una torpeza, porque yo creo que fue un ejercicio de civismo, de democracia y de madurez de nuestro pueblo. Y, por lo tanto, buscaremos entre todos los mecanismos que la legislación nos permite para seguir con las movilizaciones hasta conquistar el objetivo de que, sin la decisión mayoritaria de este pueblo, esta decisión no se puede consolidar. Hay que ganar tiempo, hay que ganar tiempo hasta el año que viene porque yo creo que los ciudadanos, con este y otros comportamientos -ya lo hemos visto el 25 de mayo- van a poner a cada cual en su sitio.

Y yo les pediría, modestamente, que todo el mundo reflexione por las consecuencias políticas de este tipo de comportamientos. Esto se paga en democracia, afortunadamente, lo grave sería que no pasara nada, y yo creo que el 25 de mayo han pasado cosas y en mayo del próximo año, si no rectificamos en esto y en otros comportamientos, pasarán cosas.

Por lo tanto, hemos coincidido con los grupos que sustentan al Gobierno en este debate de hoy -lo hemos hecho en anteriores ocasiones- y hemos compartido las cuatro propuestas de resolución que creo que son elementales y, lamentablemente, ninguna de las propuestas por el Partido Popular es apoyable porque no tienen crédito, si ustedes las aprueban en Baleares y en Valencia a lo mejor hasta hablamos.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez, muchas gracias. Le faltaron muy poquitos segundos para ser el de siempre (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación).

Bien, señorías, vamos a proceder a la votación de las dos propuestas de resolución presentadas a la comunicación del Gobierno sobre las prospecciones petrolíferas en aguas canarias.

Entonces, creo que, como vamos a empezar la votación por orden de presentación, de las del Grupo Parlamentario Popular, yo preguntaría, en primer lugar, al Grupo Parlamentario Popular si quiere votarlas en bloque (Asentimiento desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular).

Bien, entonces hay que preguntar a los demás grupos si quieren votar alguna por separado (Los grupos restantes no se manifiestan).

Nada, bien. Tanto una cosa como la otra cabrían, por eso se los pregunto, ¿no?

Entonces vamos a votar en bloque, todas juntas, las propuestas de resolución del Grupo Parlamentario Popular, que son diez. Comienza la votación (Pausa).

Resultado de la votación: 55 presentes, 19 a favor, 36 en contra, ninguna abstención.

Quedan rechazadas.

Votamos ahora las propuestas de resolución, que son cuatro, de los grupos Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto. Les pregunto si alguien solicita alguna votación separada.

Nadie, muy bien. Entonces, igualmente, se procede a votar conjuntamente las cuatro propuestas de resolución. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 55 presentes, 36 a favor, 19 en contra, ninguna abstención.

Quedan aprobadas.

(Los diputados de los grupos parlamentarios Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), Socialista Canario y Mixto aplauden puestos en pie.)

Señorías, muchísimas gracias, buenas tardes, se levanta la sesión. Y recuerden que el pleno de mañana se ha adelantado una hora.

(Se levanta la sesión a las veintiuna horas y dieciocho minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/CG-0016 Sobre las prospecciones petrolíferas en aguas canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico