Diario de Sesiones 129/2014, de fecha 17/6/2014
Punto 26

8L/C-1568 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LAS ARTES ESCÉNICAS.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Pasamos a la siguiente: del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre las artes escénicas.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Buenas tardes, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

En el pleno anterior tuvimos ocasión de analizar de una manera muy sucinta, por cuestión de tiempo, los efectos que en Canarias ha tenido el Plan Estatal de Artes Escénicas, el Platea 2014. En aquella pregunta tratamos de poner en valor los efectos positivos de este proyecto. Valoramos que 67 obras teatrales van a ser representadas en los espacios escénicos de las islas que se han adherido al plan: los correspondientes a dos cabildos -los Cabildos de Lanzarote y de Gran Canaria- y cinco ayuntamientos de Canarias -los de Agüimes, Teror, Los Realejos, Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife-. Estas 67 obras van a ser, o ya lo están siendo, interpretadas por otras tantas compañías escénicas procedentes de 12 comunidades autónomas.

Es positivo -decíamos- porque significa la oportunidad para el público canario... -(Rumores en la sala.) (Pausa.) Gracias-. Es positivo, decíamos, porque significa la oportunidad para el público canario de poder acceder a obras que circulan por los escenarios peninsulares y poder hacerlo además a unos precios asequibles. Ofrece, por lo tanto, a los canarios la oportunidad de disfrutar de teatro diverso, de calidad, y de una manera económica.

Pero, por contra, ninguna compañía canaria va a poder llevar su quehacer escénico a otros espacios peninsulares. Decíamos en nuestra pregunta que solo dos compañías de teatro canarias y una de danza fueron incluidas en el catálogo que elaboró el Inaem para ofertar obras a los distintos teatros de los municipios de toda España y ninguna de ellas fue solicitada por teatro alguno en ninguna otra comunidad autónoma. Decíamos, por tanto, que Canarias ha conseguido importar teatro a través del Platea, pero no ha logrado exportar nada al exterior.

Esta situación creo que nos lleva a plantearnos una reflexión, que entiendo debe ser profunda y a la vez serena, sobre la situación de las artes escénicas en Canarias. Creo que es el momento, puede ser la oportunidad para analizar la situación de este sector en nuestras islas y también cuáles son las causas que han llevado a esta situación que ha puesto de manifiesto el Platea.

Algunas de las causas ya las apuntaba usted el otro día en su respuesta a nuestra pregunta y están en los propios requisitos que plantea el propio Plan Estatal de Artes Escénicas, como la de tener que adelantar el dinero de los desplazamientos y el límite que establece a los precios de los billetes, y algunas otras. Pero debemos pensar, entonces, y junto con los representantes del sector, la posibilidad de plantear al Inaem posibles modificaciones en estos criterios para la convocatoria del próximo año, puesto que entendemos que el Platea va a ser un programa que también vaya a desarrollarse en siguientes años.

Pero otras causas también pueden estar en nuestro propio sistema. Creo que puede resultar positivo también tratar de identificarlas sin temor y sin caer en la tentación de culpabilizarnos ni de buscar terceros culpables. Entiendo que no es el momento de eso, que ni siquiera es la ocasión ni es ese el objetivo que pretendemos con esta comparecencia.

Ni siquiera, señora consejera, planteamos con la comparecencia, como suele ser habitual, que el Gobierno nos informe sobre determinadas actuaciones que está llevando a cabo desde su consejería y nos las exponga con datos. Lo que pretendemos es plantear una reflexión, plantear un análisis que probablemente deberemos hacer extensivo fuera de aquí, de este ámbito parlamentario, con los afectados y con los profesionales del sector, sobre cuáles son nuestras debilidades y cuáles pueden ser nuestras oportunidades para mejorar, los cambios que puedan impulsarse desde el Gobierno de Canarias y cuya realización -yo quiero dejarlo ya claro en esta primera intervención- no es algo que pueda llevarse a cabo inmediatamente. Es solo esbozarlo como una propuesta de futuro, por varias razones. La situación económica, hartamente conocida, y nos hemos referido a ella en muchas ocasiones, no es factible, no es fácil, para provocar cambios profundos. Y, por otra, pues, porque quizá se trate de establecer medidas de mejora en determinados proyectos que ya vienen funcionando durante años y que, por lo tanto, tienen una cierta inercia en su funcionamiento. Por otra parte, estamos ya, pues, casi al final de esta legislatura y es el momento de ir pensando en el futuro, no tanto ya en cuestiones actuales.

Por todas estas razones, señora consejera, le planteamos esta comparecencia para compartir con usted nuestras reflexiones y escuchar su opinión sobre la situación actual de las artes escénicas en nuestro archipiélago.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias. Muchas gracias, señora diputada, doña Encarna.

Tiene la palabra doña Inés Rojas, consejera.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Comparece el Gobierno a petición del Grupo Parlamentario Socialista para informar sobre la situación de las artes escénicas en Canarias.

El 27 de marzo se celebraba el Día Mundial del Teatro. Por ese motivo, desde el Teatro Guiniguada se programó un conjunto de actuaciones en colaboración con los artistas, entre las que se encontraba la representación de Las criadas, de Jean Genet, por parte de la compañía Profetas de Mueble Bar, Premio Réplica al mejor espectáculo y mejor vestuario 2013.

También se aprovechó este Día Mundial del Teatro para la lectura de un manifiesto en el que se ponía en valor la necesidad de la representación allí dondequiera que haya sociedad humana. El manifiesto señalaba que las sociedades nos reunimos para llorar, para recordar, para reír y contemplar; para aprender, afirmar e imaginar; para maravillarnos ante la destreza técnica y para encarnar dioses; para dejarnos sin respiración ante nuestra capacidad de belleza, compasión y monstruosidad; vamos, para llenarnos de energía y poder.

Desde el Gobierno de Canarias se ha realizado un esfuerzo importante para que las artes escénicas, a través del circuito de música, danza y teatro, puedan llegar a cualquier parte, a cualquier rincón, de nuestro archipiélago. Con todas las dificultades. Entendíamos que entre las prioridades del Gobierno debía estar y debía incluirse la necesidad de que toda la ciudadanía tuviese la misma oportunidad, el mismo derecho, como dice el propio manifiesto del teatro, a la riqueza de nuestras diferentes culturas y para hacer desaparecer las barreras que nos dividen.

Ya, en la feria del libro, el escritor, uno de los escritores invitados este año, el escritor Javier Reverte, rememoraba a Churchill cuando en el inicio de la II Guerra Mundial le insistían en que había de desviar fondos de los presupuestos de cultura a los del Ministerio de Defensa, a lo que Churchill contestaba: ¿entonces para qué luchamos?

En estos tiempos difíciles hemos insistido en la necesidad de potenciar los circuitos y hemos incrementado el presupuesto este año en un 11%. Hemos considerado que debíamos apuntalar la cultura de base, la cultura en todos los lugares del archipiélago y dejar los grandes eventos más para la iniciativa mixta público-privada, más bien en estos tiempos exclusivamente casi privada.

El circuito de música, teatro y danza, que se organiza en colaboración con los cabildos y ayuntamientos, movilizó en el año 2013, entre todas las islas, a más de un millar de profesionales, integrantes de las compañías de artes escénicas y grupos de música que fueron contratadas durante ese periodo.

De la totalidad de desplazamientos contabilizados 54 eran compañías de teatro, que ofrecieron un total de 139 funciones en 32 municipios. Estas representaciones contaron, señorías, con algo más de 17.000 espectadores. Con estos datos, vemos como se ha producido un incremento con respecto al año 2012, que las compañías fueron 39; las funciones, 132, y los espectáculos, 52.

Cabe recordar que el operativo del circuito canario funciona de la siguiente manera: el Gobierno dispone de una base de datos con todos los espectáculos, que pone a disposición de los cabildos y ayuntamientos para que seleccionen aquellos que mejor se adaptan a su público o también a las infraestructuras de que disponen. Una vez seleccionadas, el Gobierno asume los gastos de las compañías a cada isla, además del 100% del caché para todas las islas, a excepción de para Gran Canaria y Tenerife, que asumen el 50%. El Gobierno dispone a su vez también de otro programa de movilidad, al que se suma también lo que acabo de comentarle con el circuito, y es el Canarias Crea Canarias, que, como saben, se hace en colaboración con la compañía Binter. En el 2013, a través de este programa, 27 compañías de teatro se movilizaban en toda Canarias, con 43 funciones ofrecidas en este periodo.

Además de respaldar a las artes escénicas canarias en el ámbito del archipiélago, el Gobierno también dispone de un programa destinado a la promoción fuera de las islas, el conocido programa Canarias Crea. En el año 2013 fueron 17 compañías las que ofrecieron representaciones en cinco ciudades españolas o en festivales y en encuentros de artes escénicas en ocho países distintos del mundo.

Aquí he de recordar, señorías, que en el año 2011, y desde el 2005, teníamos firmado un convenio con el Ministerio de Educación que nos permitía que nos estaban facilitando alrededor de 700.000 euros cada año para ayudar a saltar, a salvar precisamente el obstáculo de la insularidad y la lejanía que supone para el arte de Canarias trasladarlo al Estado, a territorio peninsular. Eso desde el año 2012 el Estado lo ha borrado, digámoslo así, del mapa y eso desde luego ha sido un varapalo importante para que nuestras compañías, en este caso de las que hablamos, de artes escénicas, puedan salir del archipiélago canario y, por lo tanto, exponer también allá en el territorio peninsular. Sin embargo, el Gobierno de Canarias sigue manteniendo, en la pequeña proporción que nosotros podemos, parte de ese acuerdo, de ese convenio, la parte que a nosotros un poco podría correspondernos. Con lo cual serán menos los que puedan viajar, porque no tenemos cantidad económica suficiente, pero sí seguimos teniendo, digámoslo así, ese mercado o esa puerta abierta a que compañías de artes escénicas puedan salir de Canarias. Recordar que fueron más de 7.700 los artistas que pudieron acogerse a ese convenio que teníamos entre el ministerio y el Gobierno de Canarias y que fueron más de 2.000 las actividades que se hicieron en territorio peninsular.

Ahora el ministerio, como bien usted dice, ha llevado a cabo y está llevando a cabo el programa Platea. En un primer momento, sin ninguna duda, el programa Platea es un programa beneficioso, interesante. Interesante para España, para la España peninsular, pero desde luego una vez más se olvidan de las circunstancias especiales y singulares de la comunidad canaria. De un territorio fragmentado, pero además de un territorio tan alejado del territorio peninsular. Y se olvidan, señorías, porque establecen una serie de condiciones que hacen que desde luego... El programa Platea permite que compañías de artes escénicas puedan venir a Canarias y representar en teatros canarios, aquellos que han decidido acogerse a este programa. Como usted muy bien decía, el Circo, el Teatro Circo de La Palma, el Teatro Insular de Lanzarote, el Cuyás en Gran Canaria y el Guimerá en Tenerife. Y además se han puesto de acuerdo también las instituciones canarias aquí, propietarias o gestoras de estos teatros, para optimizar mejor y compartir programación, pero hete aquí que, si a Canarias llegara una compañía de teatro y actuara por ejemplo en el Guimerá de Tenerife, si quisiera ir a La Palma, como quiere La Palma que vaya, Lanzarote y Gran Canaria, pues, tendría que hacerlo con cargo a coste propio, de la propia compañía de teatro o de la propia entidad que gestiona el teatro, es decir, a cargo de capital canario, porque no permite que venga una compañía a más de una isla y además solo puede venir una sola vez. Y, además, lo más grave de todo es que las compañías, tanto para venir y -especialmente las nuestras- para ir han de hacer todo el gasto por adelantado. Eso lo hemos sabido a lo largo del mes de enero, que ha comunicado el ministerio que ha de ser así, con lo cual aquellas compañías que no tengan capacidad económica para adelantar todo ese gasto no podrán participar en el programa Platea, y en ellas se encuentra la inmensa mayoría de las compañía de teatro de Canarias, que han dicho: "no puedo permitirme ese gasto, de traslado, de caché, de técnicos, de montaje, de carga, de todo lo que eso significa". Porque además también se ha puesto otra traba, y es que no pagarán más de 200 euros. Como máximo, serán 200 euros los que paguen por billete, que es tener un desconocimiento de lo que cuesta el traslado desde la Península a aquí o de aquí a la Península.

Por eso es muy importante e interesante que entre todos, pues, propongamos a lo mejor una proposición no de ley en la que instemos al ministerio a que corrija un programa que es muy interesante, que es muy positivo, que ayuda de forma importante, pero que tenga en cuenta la singularidad de nuestro territorio y permita que, si una compañía viene a Canarias, a una isla, que la podamos aprovechar en el máximo de las islas. Yo creo que es lo mínimo que se podría despachar en estos momentos.

Y, por lo tanto, pues, reconociendo la importancia de ese programa, sí la pena de que, una vez más, pues, Canarias vuelva a quedarse en una situación de desventaja.

Por lo tanto, solicitar que se rectifique en el programa Platea y solicitar, tal como hice al ministro, que también, de cara al próximo presupuesto, volvamos a restablecer el convenio que permitía que todos los artistas -sin distinción, no las artes escénicas, sino todo el arte canario- pueda...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Tiene un minuto... ¿Ha concluido? Vale, pues, nada. Gracias, señora consejera.

Los grupos. Grupo Mixto.

Doña Carmen Rosa.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Yo creo que la reflexión a la que nos invita la proponente de esta comparecencia creo que es oportuna, pero nos obliga, evidentemente, a hablar de un tema fundamental, a hablar de la situación de las artes escénicas en Canarias. Hablar de la cultura en Canarias nos obliga a revisar cuál ha sido la apuesta real, cuál ha sido la política cultural de Canarias en los últimos años.

Y revisando los presupuestos, que es obvio pensar que una apuesta verdadera por la cultura, una apuesta por la producción cultural, por la difusión de la cultura canaria, una apuesta verdadera por que lo que se produce en Canarias, el arte, la cultura, que se produce en Canarias, tenga oportunidades en el resto del territorio estatal -se pueda mover, por las condiciones que todos conocemos, por ese plus de dificultad que tiene la cultura en Canarias, que no tiene la cultura en un territorio continental, por nuestra lejanía, por nuestra condición de territorio fragmentado-, nos obliga a revisar nuestra inversión en materia cultural. Y tenemos que decir, señora consejera -se lo hemos dicho muchas veces-, que valoramos muy negativamente la escasísima apuesta de este Gobierno en política cultural. En cuatro años, en Canarias se han perdido casi 27 millones de euros; es decir, se ha recortado el 55% en política cultural. Por eso ustedes, el Gobierno de Canarias -Coalición Canaria y el Partido Socialista-, tienen ciertas dificultades en defender o en acusar al Estado en políticas de recorte, porque ustedes luego han aplicado también la tijera. A lo mejor la tijera más pequeña, pero al final el resultado real en materia cultural es que ustedes también han aplicado recortes en cultura, demostrando con ello que no creen de verdad que la cultura es una prioridad, que la cultura ayuda a cohesionar un territorio, que la cultura nos ayuda a construir un país, ese país canario que muchos anhelamos. No se lo creen, porque, si se lo creyeran, eso se vería plasmado en los presupuestos.

Y a nosotros no nos vale -se lo hemos dicho muchas veces- la excusa de que no hay recursos, porque hemos visto como el Gobierno de Canarias ha desistido de utilizar su capacidad de endeudamiento, esos más de 200 millones, 240 millones, para invertir en muchas cosas, pero también en cultura, porque nosotros creemos que, además de contribuir a cohesionarnos como sociedad, la apuesta cultural es dinamismo económico; genera economía, genera riqueza, genera empleo (Abandona la Presidencia el señor vicepresidente segundo, Fernández González, y pasa a ocupar su lugar el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

Por tanto, nuestro apoyo, nuestra solidaridad, a aquellos hombres y mujeres que se esfuerzan por producir cultura en Canarias y nuestra crítica rotunda y sincera también a un Gobierno que dice unas cosas pero luego, cuando pinta prioridades, cuando pinta políticas en el papel, en los presupuestos, que es al final lo que materializa la voluntad política, solo se plasma luego a través de presupuestos para poder hacer cosas, para poder actuar sobre la realidad, sin embargo, hace justamente lo contrario. Y, por tanto, pues, nuestra crítica en ese sentido.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista, don Isaac Castellano, desde el propio escaño. Por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señora consejera. Señorías.

No puedo dedicar mucho tiempo de mi breve intervención para detallar el importante papel que juegan las diversas expresiones artísticas, también las artes escénicas que nos ocupan en este momento, en la evolución y desarrollo de las personas y sociedades, contribuyendo tanto a la conformación de su identidad como al desarrollo de la expresión creativa, diversa y crítica, que constituye un motor de cambio social. Estas expresiones artísticas, como parte de nuestro patrimonio cultural, constituyen un valor a proteger y el papel de las políticas públicas resulta determinante para este fin.

El artículo 9 de la Declaración Universal de la Unesco sobre la Diversidad Cultural señala que "las políticas culturales, en tanto que garantizan la libre circulación de las ideas y de las obras, deben crear condiciones propicias para la producción y difusión de bienes y servicios culturales diversificados, gracias a industrias culturales que dispongan de medios para desarrollarse en los planos local y mundial".

Asimismo, esta declaración, ante los desequilibrios que se producen en los flujos de intercambio de bienes culturales en el ámbito mundial y el riesgo de que ciertas culturas no encuentren su espacio, menciona la importancia de que todos los países puedan crear industrias culturales viables.

A nadie se le escapan las dificultades que tenemos en Canarias para alcanzar este objetivo. La producción y distribución de bienes y servicios culturales se ve afectada por la lejanía de los grandes mercados y circuitos continentales, la pequeña dimensión de nuestra población y la fragmentación de nuestro territorio. Por ello, desde el ámbito público, tal y como hace el Gobierno de Canarias, debemos mostrar una clara determinación para potenciar el sector de las artes escénicas, compensando los sobrecostes derivados de la insularidad. Determinación que se pone de manifiesto con los datos que nos acaba de aportar la propia consejera. Más allá del montante global creo que hay que ver a qué se destinan los fondos que se tienen y la realidad es que, en el escenario de restricción presupuestaria actual, se ha decidido incrementar el presupuesto destinado a la producción, promoción y difusión de las artes escénicas a través del desarrollo del circuito canario. Sin esta participación del Gobierno, difícilmente se podría desarrollar la producción cultural con la que contamos en la actualidad. Una actividad que también quiero destacar representa más del 1 % de nuestro producto interior bruto y la generación de 22 00 puestos de trabajo.

En cuanto al papel del Estado -aunque ya cuento con muy poco tiempo-, sí tenemos que denunciar que, un ejemplo más, el Gobierno del Estado ha incumplido con Canarias sus compromisos anulando de forma unilateral el convenio que ya mencionó la consejera.

En otras ocasiones he señalado la necesidad de salvaguardar la herencia cultural que nos define como pueblo singular. Hoy también quiero...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Muchas gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Popular, doña María del Carmen, por tiempo de tres minutos tiene usted la palabra.

La señora MORALES HERNÁNDEZ: Gracias, presidente, y buenas tardes, señorías.

El Grupo Popular reconoce que, a pesar de las dificultades que existen y los recortes que comentaba antes la compañera del Grupo Mixto, hay que ser realistas y decir que es uno de los sectores de la producción artística que en estos momentos funciona mejor, junto con la producción cinematográfica. Es uno de los ejemplos de cómo podría funcionar el conglomerado de empresas públicas que tiene este Gobierno y ponerse a disposición de los ciudadanos de Canarias, a disposición del mundo en realidad.

La web de Canarias Cultura en Red funciona en ese sentido y se ha puesto a disposición de los colectivos, que pueden volcar su información actualizada, de manera que quienes los quieran contratar tienen cómo hacerlo. Toda la información, desde luego, no está actualizada y sería interesante mejorar en ese sentido.

Sí tenemos que recordar, señora consejera, que hay un problema muy importante derivado de los espacios del Gobierno para acercar estas artes escénicas a la población canaria. Tenemos en Las Palmas de Gran Canaria el teatro Guiniguada, cuyo funcionamiento es ejemplar y da respaldo a los artistas locales, pero en Santa Cruz de Tenerife hay un espacio de titularidad del Gobierno, como es el teatro Pérez Minik, situado en el parque Viera y Clavijo, y que no es utilizable.

En este Parlamento, el pasado 20 de marzo, propuso usted demoler lo que queda en pie del antiguo teatro Pérez Minik y construir un nuevo teatro en otro punto más adecuado del parque. Sus informes señalan que la categoría de bien de interés cultural solo incluye al edificio principal del parque cultural Viera y Clavijo, pero no al teatro, y los técnicos aconsejan demolerlo y buscar una nueva ubicación del parque.

15 millones de euros es el coste de una obra, señora consejera, para la que no hay dinero. Usted habló de concursos de ideas, ahora que ya no es posible, que en el 2015 dice que va a poner en el presupuesto la redacción del proyecto. Lo único cierto es que el Ayuntamiento de Santa Cruz llegó a denunciar al Gobierno de Canarias por incumplir el convenio en materia de infraestructuras culturales. Su socio de gobierno en Santa Cruz, el concejal de Urbanismo socialista, dice que nunca aceptarán la demolición del Pérez Minik, y además es que hay gente viviendo en lo que un día fue un teatro.

Mientras tanto esto se resuelve, nosotros le proponemos que convenie con otros teatros de la ciudad o de los cercanos para dar respuesta a este colectivo, para poder ensayar, trabajar y demás. Lleva tres años con este problema, señora consejera, y los artistas de esta provincia y su oferta cultural siguen sin soluciones. Esperamos que consiga que en este tiempo que le queda de legislatura pueda dar solución a estos problemas que le he señalado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Socialista, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Muchas gracias también, señora consejera, por la información que nos ha facilitado, incluso llegando a profundizar en datos y también por haber accedido a compartir con el Parlamento su parecer sobre esta realidad que afecta, como ya se ha dicho, a uno de los principales sectores de la cultura en Canarias, como es el de las artes escénicas.

Por nuestra parte, en esta segunda intervención, pues, hemos tratado de estructurarla de una manera muy esquemática, tratando de poner, en primer lugar, pues, aquellos aspectos positivos, las potencialidades con las que cuentan las artes escénicas en Canarias, para a continuación, pues, también considerar sus debilidades y en el aspecto siempre positivo que queremos plantear aquí, pues, esbozar algunas aportaciones de cara al futuro, algunas posibles propuestas que, desde luego, no dejan de ser apreciaciones puramente personales, incluso teóricas, que precisarán de una confrontación directa con los principales agentes, así como su correspondiente valoración de viabilidad en aquellos casos en que puedan suponer aportaciones económicas.

En el aspecto positivo y como potencialidades del sector de las artes escénicas, pues, tenemos que poner en valor lo que usted acaba de citar: la existencia en Canarias de una política cultural que tiene por objetivo garantizar el derecho de acceso a las manifestaciones culturales de toda la ciudadanía canaria, independientemente de la isla o del municipio en que se resida. Son esos circuitos regionales de cultura una de las primeras políticas adoptadas por el Gobierno de Canarias y que, nos atrevemos a decir, supone la razón de ser de esta consejería.

Este circuito regional es una medida, es un proyecto de largo recorrido que, al tiempo que permite acceder al público a las obras de teatro y danza, pues, también ofrece a las compañías la oportunidad de llevar sus producciones a todo el archipiélago, de realizar sus representaciones y, por lo tanto, pues, fomenta también la capacidad de producir.

Como punto fuerte también de este circuito regional, pues, queremos también citar que cuenta con una dotación económica que nos parece importante en el presupuesto de nuestra comunidad autónoma. Una dotación que en este año 2014 se acerca a los 900.000 euros, creo que usted incluso mencionó la cifra, y de la que también creo que debemos valorar su estabilidad. Es verdad que, por el efecto de la crisis, en el 2012 el circuito tuvo una menor aportación, alrededor de los 700.000 euros, pero hay que poner en valor que, a pesar de estas dificultades, en este ejercicio se han recuperado las cantidades de que se disponía antes de que estallara la crisis. En el 2008, el circuito contaba con unos 914.000 euros; por lo tanto, se puede decir que se mantiene una dotación económica muy estable.

Me voy a tener que referir a la intervención de la diputada portavoz del Grupo Mixto, la señora Hernández -aunque no está ahora mismo-, porque no me ha gustado la referencia que ha hecho, al decir que los grupos que apoyamos al Gobierno no creemos en la cultura. Me parece una afirmación demasiado grave y que, desde luego, no se corresponde con la realidad, como ella estoy convencida también de que sabe, ¿no? La distribución del presupuesto que el Gobierno de Canarias ha hecho cada año, en estos años de crisis, no ha dejado de responder al propio mandato que se le ha trasladado de este Parlamento, y es el de priorizar en aquellos servicios esenciales para la vida en el archipiélago, como son la educación, la sanidad y los servicios sociales, y, de hecho, pues, también el propio Grupo Mixto ha demostrado que esas son las prioridades, puesto que a la hora de presentar anualmente las enmiendas a ese presupuesto también han ido orientadas, las del Grupo Mixto, hacia esas secciones y no hacia las secciones de Cultura. Y es que el dinero es como la energía, ni se crea ni se destruye, solo se transforma, y entonces para poder aportar en un lado hay que quitar de otro y en esta situación es bastante complicado poder quitar dinero de esos servicios esenciales.

Volviendo a esos efectos positivos de la balanza, también tenemos que citar la abundancia de compañías profesionales de teatro y danza, así también como el gusto del público canario por las representaciones teatrales, algo que tiene incluso profundas raíces históricas en nuestra sociedad insular.

Según el Anuario de Estadísticas Culturales que publica el ministerio en el 2012, Canarias registraba 1.012 empresas en actividades de diseño, creación, artísticas y de espectáculos y fue la séptima comunidad de España en gasto en espectáculos culturales. Aun a riesgo de que estas cifras puedan ser matizadas -y seguro que así será por el informe que sobre la situación de la cultura va a realizar el Consejo Canario de la Cultura, lo cierto -y lo demuestra más la experiencia que los propios datos- es que en Canarias existe demanda por parte del público de las producciones escénicas y fundamentalmente teatrales. Asimismo, las islas cuentan con abundantes espacios para llevar a cabo estas representaciones. Podemos citar como ejemplo el informe elaborado por el Cabildo de Tenerife sobre el diagnóstico del sector de las artes escénicas en esta isla en el año 2012, que concluye que en Tenerife existen suficientes salas, públicas y privadas, aunque quizás lo que cabría mejorar es la gestión de los espacios y su adaptación a este tipo de representaciones, más que apostar por proliferación de nuevas infraestructuras.

Por otro lado, también, como punto positivo, es la calidad de las producciones escénicas. Debemos felicitarnos y felicitar al sector por la calidad de las producciones que se hacen en Canarias, por la capacidad creativa y las cualidades profesionales de este sector en Canarias. Creo que también a ello contribuye la existencia en las islas de una oferta formativa superior, como es la Escuela de Actores de Canarias.

Podemos ahora, pues, pasar también a citar las debilidades o quizás aquellos puntos débiles con los que tiene que convivir el sector. Están motivados fundamentalmente por las dificultades para la movilidad exterior -ya se mencionaba la pérdida a partir del año 2012 de ese convenio con el ministerio para facilitar la movilidad- y las derivadas de la propia situación económica: las dificultades de la compañía para poder acceder al crédito, la pérdida también de las ayudas a la producción de nuevas obras escénicas, que se mantenía en el presupuesto del Gobierno de Canarias hasta el año 2008.

Y también podíamos citar las propias dificultades para poder, las propias compañías, llevar a cabo campañas de divulgación de sus obras.

También, el circuito regional, podría estudiarse una mejora en cuanto a su organización; hacer una programación por temporadas, previa al inicio de este, de modo que las compañías puedan disponer de una programación a medio plazo; establecer también objetivos dentro de este circuito, de manera que puedan diferenciarse con claridad las producciones profesionales de las amateurs; y también dotarlo de una imagen de marca, porque el Gobierno paga pero debería ser más visible su imagen de marca en este circuito.

También el desconocimiento que existe de las producciones canarias en el exterior de las islas, que es algo que ha puesto de manifiesto la no contratación a través del Platea de estas producciones.

De cara al futuro, pues, las propuestas parece que se desgranan de todo lo que hemos venido exponiendo. Por una parte, es necesario solventar y facilitar la movilidad de las compañías canarias sobre todo con el exterior, porque a nivel del archipiélago -ya usted lo citaba- se mantiene el circuito y se mantiene el programa Canarias Crea Canarias, pero es fundamental recuperar esas ayudas a la movilidad y en esto, pues, también creo que deberíamos plantear, usted planteaba una proposición no de ley respecto al Platea -que el guante ya se lo recojo de antemano-, pero también deberíamos plantear una para recuperar estas ayudas a la movilidad para el año 2015. Y también, y junto a ello, pues, sería quizás positivo tratar de fomentar la circulación de las producciones canarias mediante redes de teatro con otras comunidades autónomas, no solo ya circuitos regionales sino circuitos entre las propias comunidades autónomas; la mejora en el funcionamiento del circuito, que antes les exponía; y también procurar medidas que faciliten la divulgación de la producción que se hace en Canarias; procurar la presencia de las compañías canarias, de las producciones de teatro y danza, en las ferias nacionales, al efecto de que puedan ser también conocidas por los teatros de la Península. Quizás ese ha sido uno de los puntos débiles también para la no contratación de las compañías, que fueron incluidas en el catálogo del Platea. El Plantea, tenemos que plantearlo con un triple objetivo: primero, que se incluyan más compañías en el catálogo, que tenemos muchas y buenas; segundo, también fomentar el conocimiento de estas compañías y de sus producciones entre los teatros peninsulares, y de ahí, pues, quizás el apoyo que pueda recibir para el acceso a las ferias; y, por otro lado, pues, también obtener ayudas a la producción en esos circuitos.

Por último, pues, ya simplemente tratar de esbozar que quizás recuperar las ayudas a la producción en el presupuesto de la comunidad autónoma pueda ser también un estímulo para estas producciones profesionales que se ponen en marcha en nuestra comunidad y...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí. Señora diputada, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente.

Voy rapidito, pero era muy amplio el tema y he tratado de sintetizarlo mucho.

Y le decía que no solo como una línea de subvención, puesto que hemos venido y venimos tratando de desplazar la política de las subvenciones hacia otro tipo de políticas, pero quizá deberíamos contemplar la posibilidad de que existieran ayudas reintegrables, ayudas con carácter reintegrable, de manera que, una vez que el producto que ha ido a taquilla reciba sus beneficios de explotación, esas ayudas puedan reintegrarse de nuevo al Gobierno y continuar funcionando como ayudas a las producciones siguientes.

Y, por último, las campañas también de divulgación entre el público local a través del convenio con la propia Televisión Canaria. Es algo que además está recogido en la ley que estamos tramitando en este Parlamento sobre la Radiotelevisión Canaria.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, para concluir esta comparecencia, la señora consejera, doña Inés Rojas, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Señorías, voy a ir comentando un poco la reflexión que han ido haciendo todos los grupos, cosas que comparto y cosas que no comparto, y voy a exponer por qué no comparto, y las que comparto ya lo saben, porque vienen a estar prácticamente en lo que comentamos en la primera intervención.

Bien. Pero quiero hacer mayor hincapié en el grupo proponente de la comparecencia, precisamente por todas las sugerencias que hace y para que sepa un poco cómo... Nos da la oportunidad, cosa que agradezco sinceramente, de hablar de las artes escénicas en Canarias.

Como bien plantea usted, tienen sus fortalezas importantes, también tienen sus debilidades, los circuitos de artes escénicas de Canarias. Estamos continuamente retroalimentándonos de las propuestas que nos hacen las propias compañías y artistas participantes en este circuito para que realmente vayamos absolutamente mejorando. Hemos compartido en más de una oportunidad esto último que dice usted en la última intervención, que es una programación para que ellos, las compañías, puedan saber en qué momento del año, para cuándo tienen prevista una actuación. Y no siempre es fácil, porque, como dependemos de que cada ayuntamiento o cada cabildo, en base al listado de propuestas que tenemos, considere que le es interesante, no te lo dicen a lo mejor, casi nunca nadie, a principios de año, porque ni siquiera a lo mejor ellos lo saben, sino que en muchos casos son cosas que les van surgiendo a lo largo... sobre todo planteándolo con las fiestas locales. Y entonces, tirando del programa de las fiestas locales, miran el circuito de Canarias, de música, teatro, danza, y entonces ahí dicen, "oye, esto me interesa"; llaman al Gobierno, "oye, me interesa esto", y el Gobierno envía. Por lo tanto, sí sería interesante un mínimo, y en eso estamos trabajando, como en tantísimas otras cosas, como en la difusión.

También se habla de la marca Gobierno de Canarias cuando estamos en cada una de las islas con este circuito. Y sinceramente que sí, que yo también comparto que habría que hacerlo, pero también en general soy bastante reacia -y esto que el Gobierno no me escuche- a que en temas culturales muchas veces vayamos con la marca Gobierno. Creo que todos lo sabemos, es decir, siempre que se programa una actividad, y sobre todo en los programas a su vez de los cabildos y de los ayuntamientos, se pone. Es verdad que casi siempre se pone CCR -Canarias Cultura en Red- y probablemente le recojo el que deba ser más el Gobierno de Canarias que no la propia empresa.

Al Grupo Mixto sí quiero decirle una cosa que no comparto absolutamente, y que es lo siguiente. Es cierto que ha habido una bajada importante en los presupuestos de cultura, pero -me lo ha escuchado en más de una oportunidad y quiero que se fije además- los presupuestos que han bajado de forma tan importante ha sido en los grandes eventos, y en los grandes eventos incluso externos, digámoslo así, en los que hemos acordado, incluso en esa mesa que constituimos, canaria de la cultura, previa a constituir el Consejo Canario de la Cultura, en la que dijimos: "no va el Gobierno en estos años de crisis a participar en ningún macroevento con una cantidad económica". Tenemos derecho a esos macroeventos, pero que se haga un estudio de mercado. Si les es rentable, que lo traigan y, si no, para mejor ocasión y nos arreglamos, de alguna manera, con lo que tenemos en casa. Porque lo que sí que no hemos hecho es precisamente, bajar no, sino que hemos subido cada año. Yo recuerdo el circuito, sí, en los años atrás que usted citaba, de casi esos 900.000 euros, pero yo también lo recuerdo con casi 500.000 euros y hoy está rondando de nuevo el millón de euros. ¿Eso por qué? Porque entendemos que, desde luego en otra cosa habremos recortado como en esa, pero en los circuitos de artes escénicas, como es el caso que nos ocupa en estos momentos, no. Y además hemos puesto en marcha el plan canario de... -¡tenemos tantos planes!- el Plan Canario de la Cultura, con una estrategia diseñada, de tal manera que hemos creado la Oficina de Apoyo al Sector Cultural, que hemos constituido además la Agenda Digital Cultural canaria, que además se ha creado el Consejo Canario de la Cultura. Es decir, creo que para un momento de crisis tan importante como el que hemos tenido y estamos teniendo no es precisamente en cultura donde podemos decir, "no, el Gobierno...". No, es todo lo contrario. Y es verdad que no ha sido solo de la mano del Gobierno, sino de la mano de todos.

Y al Grupo Nacionalista, que hacía una mención especial, que quiero además poner también mucho en valor, como hacía también usted, el Grupo Socialista, también el Grupo Mixto lo hablaba... Todos estamos de acuerdo: la cultura no solo no es un gasto sino que es una inversión. Además la cultura supone, como todos sabemos, crear empleo, empleo además cualificado, no solo ya de actores y actrices sino empleo técnico, como el de iluminación, sonido, en todos los aspectos. Con lo cual estamos hablando ahí de un porcentaje y un nicho de trabajo absolutamente importante, y también de dinamización económica. Por eso poner en valor ese uno y pico por ciento que es el PIB, la cultura en el PIB canario, absolutamente importante. Por lo tanto, también reconocerlo.

Y al Grupo Popular yo le agradezco de forma especial también el reconocimiento de que, efectivamente, con sus debilidades y con sus mejoras, que debemos irlas teniendo siempre y que el propio sector nos va comentando, que funciona, que funciona; que además esta agenda cultural online y además la información en la web, que se da a través de Canarias Cultura en Red, pues, siempre habrá que ir actualizándola, que además estamos continuamente pendientes. Pues sí, pero hay que reconocer que, efectivamente, funciona y que además es un programa... Como bien les decía, están los circuitos pero también está el Canarias Crea Canarias, que al final prácticamente es un complemento de lo otro. Y démonos cuenta -lo digo ya también para el Grupo Mixto- de que no solo estamos manteniendo ya ese casi millón de euros en los circuitos sino que además, roto el convenio con el Estado para el traslado al exterior de nuestro arte, nosotros este año hemos puesto una partida de 300.000 euros precisamente para ese desplazamiento, por nuestra cuenta, solo dinero canario, porque desde el ministerio no se ha podido conseguir. Que podría ser más, con toda seguridad, pero también comparto con el Grupo Parlamentario Socialista, con la proponente, su señoría la señora Galván, cuando les decía que, "oye, si exigimos que en vivienda, que en políticas sociales, que en esto y que en lo otro tenemos que, desde luego, no bajar, si los recursos son los que son, tenemos que distribuirlos de forma equitativa, por prioridades". Y usted sabe que para este Gobierno es una prioridad la cultura, es una absoluta prioridad. Hemos recortado en millones de euros los macroeventos y hemos ajustado que desde luego estos dineros fueran a lo que podemos llamar la cultura más de base y el acceso de toda la producción canaria, que pueda trasladarse a todo el archipiélago.

Después sí que quiero comentarle a la diputada del Grupo Popular... Seguramente el Pérez Minik nos llevaría, no sé si hasta una comparecencia, pero casi. Seguro, una comparecencia nos llevaría. Efectivamente, usted conoce que se ha hecho, se ha declarado en un primer momento la urgencia del derribo del Pérez Minik, en las circunstancias en las que está; luego, un informe técnico habla de la emergencia. Y, por lo tanto, sí, es verdad que la ciudad de Santa Cruz cuenta con el Guimerá, que la isla de Tenerife tiene también algún otro teatro, como conocemos, como el Leal, pero sí es cierto que sería necesario, y es en lo que estamos, no para el 2015... El proyecto pretendemos que podamos tenerlo este mismo año, con ese concurso a través del propio Colegio de Arquitectos, queremos sacar ese concurso de ideas y que el premio, de alguna forma, sea -de alguna forma, no, sea- elaborar el proyecto este año. ¿Qué es lo que pretendemos y pretende el propio ayuntamiento, al margen de alguna discrepancia con Urbanismo? Que construyamos en el entorno del Viera y Clavijo, no como el que tenemos ahora, cubriendo el parque de cipreses, sino aprovechar la coyuntura para incluso dejar el patio de cipreses disponible y poder llevar a cabo una infraestructura más... cómo les diría, más multidisciplinar, más una sala polivalente, que permita, entre otras cosas, pues, que el circuito también cuente con otra infraestructura, además del Guimerá, en la ciudad de Santa Cruz.

Nada más. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora consejera.

(Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente segundo, Fernández González.)

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1568 Sobre -Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre las artes escénicas.