Diario de Sesiones 136/2014, de fecha 23/9/2014 - Punto 22

8L/C-1598 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE LA EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS DE I+D+I.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Pasamos a la siguiente comparecencia. Del Gobierno, instada por el Grupo Parlamentario Mixto, sobre la evaluación de las políticas de I+D+i.

Para la primera intervención, en relación con la comparecencia por el Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez. Por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, señor consejero.

Es habitual, forma parte del guion obligado, que, cuando se habla del presente y del futuro de cualquier sistema económico, hay un componente que siempre está, que siempre se considera relevante y estratégico, que son la investigación, el desarrollo y la innovación. Y eso no es tampoco casual. Es evidente que, si se pretende añadir valor a la economía, si se pretende generar una economía más diversa y competitiva, es evidente que la investigación, el desarrollo y la innovación tienen que estar sobrevolando el futuro de los sistemas económicos.

El caso de Canarias no es una excepción, digamos. En los discursos, suele ser habitual que aparezca esta referencia. Va uno a los discursos de investidura, a los programas de Gobierno, y encuentra esto siempre como un referente, igual que lo de la tricontinentalidad, ¿no?, que se convierte en otro mito que aparece en todos los ámbitos, aparece en los titulares, aparece en los compromisos, y luego tiene poco que ver la realidad con esto.

Somos plenamente conscientes de que la estructura productiva del archipiélago tiene el componente que tiene, y el sector servicios tiene el peso relativo, determinante, que tiene; y de que, por lo tanto, la investigación, el desarrollo y la innovación, en el ámbito de lo privado, tienen un peso menor, por la naturaleza de los componentes de la economía canaria. Razón de más para que el sector público, que siempre tiene que tener un peso importante en esta área estratégica, pues, redoble el esfuerzo, si cabe.

Entonces, yo hoy tendría especial interés en conocer qué balance hace su Gobierno de este parámetro, siempre llamativo y siempre presente cuando uno habla del presente y del futuro de esta comunidad; y qué valoración hace de la acción gubernamental durante estos años. La legislatura está acabando, este es un elemento -insisto- referente, y quisiera conocer el balance del Gobierno de Canarias sobre tan importante parámetro, porque sabemos que de este parámetro puede depender una de las claves de tener un modelo económico más diverso, con mayor valor añadido. Y, por lo tanto, sabemos que una parte de nuestro futuro depende de este esfuerzo.

Insisto, somos conscientes de la estructura económica del archipiélago y del peso relativo que tiene el sector turismo o el sector servicios y, por lo tanto, de su escasa aportación al porcentaje del PIB que se dedica a este asunto. Insisto: razón que nos obliga, en el sector público, a hacer un esfuerzo adicional para que la investigación y la innovación formen parte del futuro de Canarias. Por lo tanto, me gustaría conocer, porque es una manera de evaluar a los gobiernos, qué balance hace de este parámetro en esta legislatura que ya prácticamente acaba.

Somos conscientes -insisto- de que este es un parámetro siempre presente, casi nadie lo cumple, casi nadie lo cumple; tampoco el Gobierno de España, tampoco otras comunidades, pero sería muy interesante escuchar de usted, como coordinador responsable más directo -no exclusivo, porque Educación tiene un peso, Sanidad tiene un peso, pero digamos que sí es cierto que en su departamento se podía establecer el núcleo duro de lo que debiera ser la política de I+D+i-, que nos hiciera hoy aquí una valoración. Y luego le diré yo la nuestra, que ya le adelanto que no será muy positiva.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Gobierno, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías, señor diputado.

Pues, es verdad. Evidentemente, las políticas de I+D+i desarrolladas por el Gobierno de Canarias en esta legislatura han tenido un condicionante insalvable, y es la reducción de los recursos públicos y la imperiosa necesidad de restar fondos del conjunto de las partidas del presupuesto para sostener los servicios esenciales.

Y mire, señor Rodríguez, ante la tesitura de garantizar uno la prestación de la sanidad, la educación y los servicios sociales a costa de otras políticas, este Gobierno no ha dudado ni un solo segundo en lo que debía y tenía que hacer. No vamos a practicar el doble discurso, según sea lo que abordamos. Por tanto, y por razones de peso que usted suele comentar conmigo, nos hemos visto obligados a tener reducciones presupuestarias, tanto en esta materia como en el resto, en el transcurso de esta legislatura. Pero, evidentemente, no es un comportamiento exclusivo de Canarias: desde el 2009, el gasto en conjunto del Estado, en este ámbito, se ha reducido un 36%, situando a España en torno a más de veinte puntos de diferencia de la media europea, línea seguida por el conjunto de las comunidades autónomas. Ni tampoco el sector privado, la parte del sector privado que tiene, digamos, actuaciones en materia de I+D+i, se ha quedado exento de esta reducción, ni mucho menos. Se han rebajado sustancialmente sus aportaciones a lo largo de este periodo de crisis.

No obstante, y a pesar de las graves dificultades económicas, el Gobierno de Canarias ha realizado un gran esfuerzo, a través de entes como la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, en este periodo; o a través del Instituto Tecnológico de Canarias. Hemos desarrollado un gran número de actuaciones para impulsar el desarrollo científico, para implantar la innovación en el tejido empresarial canario y para extender la sociedad de la información a lo largo de las islas.

Entre las prioridades fijadas, se encuentra la transferencia de conocimiento a las empresas, con la finalidad de que estas asuman pautas innovadoras y favorezcan la diversificación de la economía canaria. La red canaria de Centros de Innovación y Desarrollo Empresarial, los CIDE, formada por más de veinte centros repartidos por todas las islas, es un ejemplo de ello. Este es un entramado que ha contribuido de forma decidida a que nuestras empresas se actualicen e innoven, brindándoles asesoramiento integral gratuito para la ejecución de nuevas ideas.

A través de esta actuación, se ha atendido a más de seis mil pymes canarias, ayudando a presentarse a convocatorias públicas a cerca de dos mil proyectos innovadores, y favoreciendo y facilitando la incorporación de más de cuatrocientos profesionales al tejido productivo.

Así mismo, hemos desarrollado un esfuerzo en apoyar a los jóvenes científicos. Durante la legislatura, el Gobierno ha llevado a cabo el programa de ayudas para la elaboración de las tesis doctorales y movilidad de investigadores, manteniendo el apoyo a la formación de doctores y las estancias en otros centros de investigación.

También, como base para incrementar la competitividad de las empresas, se ha continuado con el fomento de la red de Parques Tecnológicos de Canarias; principalmente, en las islas de Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife, con un importe de 150 millones de euros en convenio con el Estado, un préstamo que nos ha hecho el Estado. Estas nuevas infraestructuras, culminadas en su totalidad, y en función de los proyectos presentados por cada uno de los tres gestores de los parques, directa o indirectamente, se prevé que den trabajo en torno a unas diez mil personas, alojarán a unas trescientas empresas de base tecnológica, con un volumen de facturación estimado en torno a los mil doscientos millones de euros en plenitud de funcionamiento. En estos momentos, se están desarrollando las obras de infraestructura, que esperamos que estén a pleno rendimiento en el año 2017.

Están a punto de finalizar las obras del Parque Tecnológico de Fuerteventura, con una inversión de 20 millones de euros, que se suman a los 10 millones de euros conseguidos, por ejemplo, para la urbanización del espacio físico denominado Cuevas Blancas, en el parque de Tenerife.

Además, estamos financiando con 2 millones de euros las obras del Polivalente III, en Tafira, Gran Canaria. Y la puesta en marcha del Parque Científico Tecnológico Marino de Taliarte. A lo que se une el proyecto de investigación del Banco Español de Algas, con un importe de 2,6 millones de euros. También, en Gran Canaria, destinamos 9,5 millones de euros al Parque Científico Tecnológico. Mientras que, por ejemplo, la pasada semana se firmó el convenio de colaboración con su universidad para la financiación del Polivalente IV de Tafira, con más de 4,6 millones de euros. Completan la aportación del Gobierno a la red de parques las obras de edificación y equipamiento en el Hogar Gomero, con unos 14 millones de euros.

Paralelamente a estas actuaciones, contribuimos de forma decisiva para que las grandes instalaciones científicas del archipiélago, piezas fundamentales para conseguir una economía basada en el conocimiento, puedan desarrollar sus investigaciones. En este sentido, el Gobierno de Canarias ha dado y sigue ofreciendo apoyo económico para cofinanciar las actividades del Instituto de Astrofísica de Canarias, el Gran Telescopio Canarias y la Plataforma Oceánica de Canarias, en colaboración con la Administración General del Estado.

Muestra de esta continua implicación es el acuerdo adoptado en el último Consejo de Gobierno, por el que se autorizó un préstamo a la sociedad pública Gran Telescopio de Canarias, S.A., por importe de 5,5 millones de euros para la ampliación del equipamiento de esta infraestructura, dotándolo, por tanto, de nueva instrumentación científica.

Y, por otro lado, con el fin de favorecer las políticas de innovación, se han destinado 40 millones de euros a instrumentos financieros, con el fin de impulsar la creación y el fortalecimiento de empresas innovadoras. En esta línea de apoyo, otra de las actuaciones materializadas a lo largo de esta legislatura se refiere a las convocatorias de préstamos reembolsables, para la puesta en marcha y consolidación de sociedades de base tecnológica. Unas ayudas dotadas con un millón de euros, del 2013, de las que se beneficiaron 17 iniciativas canarias y a las que seguirá otra convocatoria en el 2014 con similares características.

Pero el balance, por ejemplo, también, que pide usted, hay que ampliarlo a las subvenciones concedidas, en este caso, para la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad, por la Dirección General de Promoción Económica, donde se han beneficiado 1.253 pymes de más de veinte millones de euros, a través del programa de apoyo a la innovación, durante el último periodo de programación europea. Estas ayudas permitieron una inversión empresarial cercana a los cincuenta millones de euros, con el fin de incrementar la capacidad innovadora, mejorar su productividad, fortalecer el tejido empresarial e impulsar el empleo estable.

Por último, además de lo realizado y de lo que está en desarrollo, la I+D+i en Canarias tiene un importante reto por delante: el comienzo de la nueva promoción presupuestaria europea para el periodo 2014-2020 hizo que, en el año 2012, iniciásemos un proceso de elaboración de la Estrategia de Especialización Inteligente que hemos tratado aquí en numerosas ocasiones, siendo las islas una de las primeras regiones europeas, de las regiones europeas, de las primeras en presentar sus propuestas, ¿no?

Este recuerdo que es un documento exigido para la Comisión Europea para poder acceder a los fondos comunitarios de I+D+i en el próximo periodo, y cuyo fin último es garantizar un uso más eficaz de los fondos públicos y, por supuesto, estimular la inversión privada, ¿no? La previsión, les recuerdo, señorías, que, en todos los periodos, las cantidades que se pueden movilizar son en torno a cuatro mil millones de euros, de los cuales el 50% corresponde a inversión de fondos privados, y de ahí dependerá o no el éxito de la iniciativa, ¿no?

Recuerdo que, en este documento, identificamos las actividades con alto valor añadido que ofrecen la mejor oportunidad para incrementar la competitividad canaria, centrándose en prioridades concretas de especialización. Les recuerdo que supuso un cambio fundamental en lo llevado a cabo hasta el momento, en cuanto a que, primero en negociaciones y conversaciones con la comisión, intentamos demostrarle que, dada cuál era nuestra estructura productiva, dadas cuáles eran nuestras potencialidades y nuestras capacidades, necesitábamos poder desarrollar una parte importante de las políticas destinadas al I+D+i en el ámbito del servicio, no tanto en el ámbito industrial.

Esa política ha cambiado y, por lo tanto, las propuestas contenidas en la Estrategia de Especialización Inteligente que presentamos a la Comisión Europea van encaminadas en este sentido. Y todo este proceso fue de consulta. Y, por supuesto, el documento final es fruto del consenso y la participación mediante un amplio y largo largo proceso de consulta que nos ha permitido, finalmente, programar acciones a medio y a largo plazo que nos permitan avanzar en el conocimiento y la investigación. En ese proceso estamos.

Por supuesto, es necesario reestructurar las estructuras que tenemos en materia de I+D+i y, con el próximo periodo de programación, tendremos esa posibilidad para poder llevar a cabo el conjunto de acciones que ahí están contenidas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Para las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios no solicitantes de la comparecencia, el Grupo Parlamentario Socialista, don Ignacio Álvaro Lavandera. Por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Instituto Tecnológico de Canarias; Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información; red canaria de Centros de Innovación y Desarrollo Empresarial; bonos tecnológicos; ayudas a tesis doctorales y movilidad de investigadores; Parque Tecnológico de Fuerteventura; Parque Tecnológico de Gran Canaria; Parque Tecnológico de Tenerife; Banco Español de Algas; Instituto de Astrofísica de Canarias; el Gran Telescopio Canarias; Plataforma Oceánica de Canarias; préstamos reembolsables para la puesta en marcha y consolidación de sociedades de base tecnológica; subvenciones de apoyo a la innovación. Estas son las distintas acciones e infraestructuras que, creo, ha mencionado en su intervención. Actuaciones que, junto con la capacidad investigadora e innovadora de entidades como las universidades o el propio tejido empresarial, conforman un ecosistema innovador que no podemos decir que no exista.

Sin embargo, señorías, cuando se habla de I+D+i, siempre se habla de gasto y financiación, gasto y financiación de sus actividades y sus infraestructuras; y esta asignatura, la del gasto en I+D+i, sigue teniendo un suspenso, tanto en España como en Canarias, y tanto en el sector público como también en el sector privado, independientemente de cuál sea la estructura de la economía canaria, como decía el portavoz del Grupo Mixto.

Señor consejero, en el actual contexto de recortes presupuestarios, aunque en I+D+i no todo debe ser rentabilidad, tiene que existir la lógica responsabilidad que se supone a la priorización del gasto público. Y, en este sentido, siempre hemos echado en falta datos sobre los resultados de la I+D y la transferencia de conocimiento a la sociedad. Evidentemente, son datos de más difícil monitorización, pero patentes, modelos de utilidad, diseños industriales, signos distintivos, número de empresas de base tecnológica, exportación o empleo vinculado a la I+D+i son elementos que, creemos, deben ser evaluados como resultado de las políticas que se desarrollan, y no solo el manido discurso del gasto en la inversión.

Permítame, señor consejero, que en tres minutos tampoco pueda ser muy exhaustivo y concluya siendo escéptico y a la vez optimista. Escéptico porque los socialistas somos muy exigentes con este tema. Y, por ejemplo, se anuncia la finalización de obras como el Parque Tecnológico de Fuerteventura, y no se anuncia la instalación de empresas catalizadoras de dichas inversiones. Sin embargo, también optimistas, porque hay espacio para ello.

El objetivo de la mejora de la competitividad de la economía canaria a través de la Estrategia de Especialización Inteligente debe ser -y confiamos en que sea- el marco catalizador y potenciador de la I+D+i en Canarias. Y, en ese aspecto, podemos decir que el Gobierno de Canarias ha hecho sus deberes con nota.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Muchas gracias, señor diputado.

Por el Grupo Nacionalista, don José Miguel, por tiempo de tres minutos, tiene usted la palabra.

El señor RUANO LEÓN: Señor presidente, señorías, buenas tardes.

Efectivamente, en tres minutos, creo que lo que procede es, en relación con la comparecencia planteada por el Grupo Mixto, digamos, completar la intervención que ha tenido el portavoz del Grupo Socialista. Precisamente, porque lo que ha hecho es relatar el conjunto de actuaciones y acciones que el Gobierno ha realizado en este periodo difícil.

Yo creo que el consejero intervenía en primer lugar señalando la dificultad de aplicar el gasto público durante este periodo de crisis. Yo he formulado concretamente al Gobierno una pregunta escrita para saber cómo se ha comportado el gasto público en I+D durante todo el periodo de crisis, a partir de 2009, que es donde empezamos a notar los efectos desde el punto de vista del presupuesto de la comunidad autónoma, y sabe usted, sabe el señor Rodríguez, que -en su planteamiento inicial, lo ha hecho, cuando se refirió al modelo económico- uno de los grandes problemas de la economía canaria en la política de I+D+i es el gasto empresarial. Es verdad que esto sucede también en el comportamiento de otras economías -por ejemplo, la de Baleares-, y que España está como está, muy por detrás de los Estados principales de la Unión Europea. Solo las comunidades Navarra, Madrid, País Vasco y Cataluña destinan más del 1% del PIB autonómico a I+D.

El tema más preocupante en Canarias es la ejecución de la I+D en el sector empresarial, solo se ejecuta el 20,3% del gasto total. Si la comparamos con las comunidades autónomas de no convergencia, que ejecutan el 55%, es decir, esas cuatro comunidades que están delante, la diferencia es muy muy grande; y si la comparamos con comunidades que están en convergencia, la diferencia para nosotros sigue siendo de casi un 40% de gasto.

Es cierto que los dos planes de I+D no han tenido los efectos deseados, pero yo creo que lo más importante en este contexto, además de las acciones que ha señalado el consejero -terminaba la intervención del consejero refiriéndose a la estrategia de desarrollo inteligente-, es saber si en la tormenta económica que representa la crisis hemos sabido o ha sabido el Gobierno mantener el rumbo. Y, en este sentido, esto es fundamental para saber, cuando salgamos, si estamos bien orientados de cara a que las políticas de I+D+i funcionen correctamente. Y, en ese sentido, la Estrategia de Especialización Inteligente 2014-2020 marca la valorización socioeconómica de la I+D, especializándonos en astrofísica y espacio, ciencias marinas y marítimas, biotecnología y biomedicina, una agenda digital y el crecimiento verde y la sostenibilidad.

Creemos, señorías, que esa definición servirá para elevar el esfuerzo en I+D hasta el 1,1%, teniendo en cuenta que, en 2012, partimos del 0,51% sobre el PIB. Por tanto, las políticas del Gobierno en este marco, en esta situación, han sido acertadas, y lo más importante: el rumbo definido es el correcto.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Popular, doña Victoria, desde el escaño, tiene usted la palabra.

La señora PONCE PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señorías.

El Gobierno de Canarias no ha apostado de forma firme y decidida por la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación, sino todo lo contrario: el Gobierno de Canarias ha dado un escaso apoyo a la I+D+i.

Ejercicio tras ejercicio presupuestario, el Ejecutivo autonómico ha ido reduciendo las partidas económicas destinadas a investigación, desarrollo e innovación. Por contra, el Gobierno de España sí que ha decidido apostar firmemente por la I+D+i. Para 2013, la inversión del Gobierno de España en política de investigación, desarrollo e innovación se mantuvo en los mismos parámetros que en el año anterior, al destinar 5.562 millones de euros. Y, para este año 2014, ha aumentado con respecto a 2013 en un 3,6%.

Aparte de esas reducciones presupuestarias, el Gobierno de Canarias también ha desviado partidas presupuestarias destinadas a esa política a la Radiotelevisión Canaria. Si a la reducción del presupuesto de políticas de investigación, desarrollo e innovación le sumamos el desvío continuado de cuantías económicas que en un principio figuraban en el presupuesto de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, las partidas económicas destinadas a I+D+i son, evidentemente, insuficientes. Podemos calificarlas, incluso, de testimoniales. En los últimos tres años, han sido al menos 11 millones de euros los que, en un principio, formaban parte del presupuesto de las políticas de I+D+i que se han desviado finalmente a la Radiotelevisión Canaria. Y, en el último ejercicio, fueron alrededor de 3,5 millones de euros los que figuraban en la Aciisi y los que se desviaron, como he dicho, al ente público.

El PP de Canarias, a diferencia de otros grupos parlamentarios, siempre hemos mantenido la misma posición en lo que respecta a la política de I+D+i en nuestras islas; el PSOE, por contra, sí que ha cambiado de posición, al pasar de la Oposición al Gobierno; y los nacionalistas, especialmente el presidente del Gobierno, han querido asfixiar económicamente al ITC, y el PSOE, a través de la consejera de Industria, trató de ser el brazo ejecutor.

La política del Gobierno de Canarias en el área de investigación, desarrollo e innovación no ha podido ser más nefasta. Es más, la podemos resumir en tres puntos: primero, reducción, ejercicio tras ejercicio presupuestario, de la asignación dedicada a I+D+i; segundo, desvío de cuantías económicas del presupuesto de la Aciisi a la Radiotelevisión Canaria; y tercero, tratar de desmantelar el ITC.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del grupo solicitante de la comparecencia, Grupo Mixto, don Román Rodríguez, por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Va a convertirse con seguridad la referencia de la crisis en el elemento justificativo de todo lo que va mal, y lo veremos de forma permanente y continuada por este y por otros gobiernos, ¿no? Y es evidente que la crisis ha afectado a los presupuestos, ¡y tanto!, algunos la hemos denunciado, de forma reiterada, la política que sustenta lo que nos ha llevado hasta aquí. Pero, claro, no vale escudarse siempre en la crisis para justificar que las cosas van mal, aunque esto tenga importancia e impacto en el presupuesto, que es importante para las políticas.

Las políticas públicas se sustentan en recursos económicos, pero también en planes, en estrategias, en organizaciones y en recursos humanos. Y en la I+D de Canarias no solo falla el presupuesto: falla la estrategia, porque no existe; aquí no hay un plan de investigación, desarrollo e innovación; aquí no hay un rumbo trazado; aquí se dan bandazos en función de las circunstancias económicas y políticas, por razones de oportunidad. La falta de coherencia, la falta de referencia en materia de I+D+i, es clamorosa en nuestra comunidad, y pasa esto en otros ámbitos de los servicios públicos: la sanidad tiene pocos recursos, es evidente; pero la sanidad no tiene tampoco una estrategia, un plan, una lógica, un camino; y cuando no se tienen recursos y no se tiene camino, las posibilidades de fracaso son totales.

Y, en el tema de la I+D+i, fallan los recursos, pero falla la política, falla el plan, falla la estrategia, y los datos son terribles. Miren, datos del Gobierno: año 2009, 204 millones de inversión pública en I+D+i; ejecución, 140 millones. Año 2010, 204; ejecución, 102, la mitad. Es decir, se gasta la mitad del ridículo presupuesto que destinamos. Escuchen el año 2011, 193 millones; ejecución, 37. El año 2012, 167 de presupuestación; de ejecución, 50. El año 2013, 132, y no conocemos la ejecución porque todavía no nos ha dado los datos el Gobierno. De manera que aquí no solamente fallan las cantidades, sino la capacidad de gestionar. Y no solamente falla el presupuesto, sino la orientación.

Miren, ustedes suscribieron un pacto por Canarias que decía lo que decía, no han cumplido nada de lo que decían aquí: ni agencia ni plan ni evaluación ni nada. Lo único que han hecho en relación con este tema es armar un lío con el ITC que, afortunadamente, entre todos, aprovechando también las contradicciones del Gobierno, también, y hay que agradecerlo, hemos logrado mantener una estructura que, por lo menos, tiene como objeto sentido y práctica la I+D+i; y, además, sin complejos, porque eso de que el sector privado se va a hacer cargo de la investigación, el desarrollo y la innovación en esta tierra es un deseo y por él hay que pelear, pero lo sustancial de la I+D+i recaerá sobre las espaldas del sector público. Y así debe ser, y no pasa nada.

Una parte del conocimiento que transforma la humanidad en todos los lugares del planeta se hace desde los gobiernos, una parte sustancial. Hay otra, en sociedades más desarrolladas, donde el sector privado está aportando mucho, pero una parte sustancial, desde luego, de las investigaciones biomédicas y tecnológicas de todo orden y condición, son esos presupuestos públicos de países ultraliberales. Por cierto, léase los Estados Unidos de Norteamérica. Si ustedes conocieran la evolución y la aportación, el conocimiento de los procesos de investigación financiados públicamente, aunque tienen, afortunadamente para ellos -y de ello también, en ocasiones, nos aprovechamos- una potente industria privada que produce transformación, que produce conocimiento. De manera que aquí lo que ha fallado, insisto, no es solamente el presupuesto, sino la ejecución del presupuesto, y una apuesta por lo más importante.

Yo les voy a hacer una afirmación que puede parecer aventurada, pero verán que, si seguimos en política -y yo lo voy a intentar-, desgraciadamente, lo vamos a comprobar. Los parques tecnológicos que se están prodigando en el archipiélago van a tener dificultades no, van a tener casi imposible que se instalen empresas innovadoras; y si no, al tiempo. Dice: "oye, esto es fácil", porque, ¿saben cuál es nuestro problema?, nuestro problema no es de cemento, es de conocimiento, es de investigadores, de recursos humanos; y eso es lo que estamos perdiendo, eso es lo que hemos perdido en esta comunidad en los años de crisis.

Hemos puesto en la calle a gente competente, preparada, que se tiene que ir a otras latitudes a investigar y a formarse, y es ahí donde hay que hacer la apuesta. Logramos salvar, también a través de un proceso de enmiendas -y agradezco la sensibilidad del Gobierno-, a los investigadores universitarios, porque se iban a la calle de golpe, en las previsiones de la Ley de Presupuestos del año 2013; se iban a la calle ciento y pico investigadores, gente joven e hiperpreparada que, por unas cantidades pequeñas, se iba a la calle.

En el ITC se han ido a la calle investigadores; y se ha ido, seguramente, gente que no hacía lo debido. Seguramente. Pero el planteamiento, en estos momentos, no puede ser escudarse en la crisis para no asumir responsabilidades. En este parámetro, somos un fracaso. Dedicamos pocos recursos y no los gastamos, y estamos estableciendo estrategias porque nos vienen razonablemente impuestas. Yo me alegro de la RIS3. Nosotros hemos presentado un plan rápido, ya veremos si el mejor y el más ejecutivo, porque si no, no accedemos a una parte de los fondos europeos, porque la Estrategia 2020 establece priorización en los planes y programas de la Unión sobre un conjunto de parámetros, y la I+D+i es uno de ellos.

De manera que es positivo que tengamos esa estrategia sobre la mesa, pero ahora hay que gestionarla y evaluarla, y mucho me temo que la tendencia de estos años no se va a cambiar si no se cambia la política. No solamente en los presupuestos, que por supuesto. Y unas de las claves para captar recursos en la RIS3 van a ser las propuestas, las ofertas, los proyectos; y para eso necesitamos, esencialmente, investigadores, gente con conocimiento. Y eso es lo que en ocasiones no se ha priorizado. No, no se ha priorizado por parte del Gobierno.

Los datos son malos aquí y son malos en España; no son mejores en España que aquí. La evolución del presupuesto estatal ha tenido menos recortes que este, y ahí están los datos incontestables. Y un dato terrorífico del Instituto Nacional de Estadística, midiendo la situación de las empresas innovadoras: año 2008, en Canarias, según el INE, 1.248 -escuchen bien-; año 2012, 397, retroceso del 67%. La fuente supongo que tendrá algún rigor. De manera que los resultados no son buenos. La crisis tiene una parte de responsabilidad, pero otra parte importante de responsabilidad es que aquí no ha habido política de I+D+i, no hay un plan de I+D+i, no hay una estructura, no hay un camino; hay un proceso de improvisación muy importante en esta materia, y así nos va.

Y ahora se abre una oportunidad con la RIS3. Estamos de acuerdo. Va a haber fondos europeos destinados a promover la investigación, la innovación, el desarrollo, las tecnologías de la información, de la comunicación; y si no, no captaremos el recurso. Pero la clave para captar esos recursos y que esos recursos se pongan al servicio del progreso, del crecimiento de la economía, de la diversificación de la economía, es que tengamos científicos, que tengamos gente que presente propuestas y proyectos.

En definitiva, señor consejero, se trataría de reconocer que esto no se ha hecho bien por parte del Gobierno. Porque, cuando uno no reconoce los problemas, no corrige el rumbo; cuando uno se cree en la posesión de la verdad y que esto va bien y que, en todo caso, la culpa es de otros, pues, no cambia, y así les va. Hay que reconocer que en esto no hemos hecho las cosas bien. Y, de las pocas cosas que teníamos presentables, casi nos las cargamos o casi se las cargan ustedes.

El Instituto Tecnológico de Canarias. Hice una visita tranquila, en verano, al ITC. Tranquila, de muchas horas, acompañado con el resto de las fuerzas políticas que operan en el Cabildo de Gran Canaria. Recomiendo esa visita. Recomiendo esa visita para, digamos, quitar el prejuicio que parece tener, si no todo el Gobierno, una parte del Gobierno, sobre lo que allí se hace y sobre lo que allí se puede hacer si lo aprovechamos de forma adecuada.

En definitiva, sinceramente, ni ley ni estructura ni política ni rumbo ni presupuesto ni ejecución presupuestaria. Esto es así. Y, en este terreno, para detrás, como en otros; para detrás, como los cangrejos. Y, si en este asunto de la I+D+i nosotros no apostamos desde el sector público, porque es inevitable y hay que hacerlo sin complejos, en este parámetro decisivo para modernizar la economía, para diversificarla, para añadirle valor, nos quedaremos a la cola, como estamos en estos momentos en el contexto español. Porque, cuando vemos los datos, públicos y privados, no de lo presupuestado, sino de ejecución, bueno, nos comparamos con países muy del sur -y sin ninguna carga peyorativa-, muy del sur.

En este tema, señor consejero, ustedes no han estado a la altura de las circunstancias, y los datos son incontestables.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Para contestar, señor consejero, los distintos interrogantes de los distintos grupos parlamentarios, tiene usted la palabra, por tiempo de diez minutos.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Señor Rodríguez. Mire, afortunadamente, afortunadamente, el sistema de I+D+i en Canarias es mucho más que el ITC. (El señor Rodríguez Rodríguez hace comentarios desde su escaño.) Sí, claro que sí, pero el problema son las obsesiones.

Le dije antes que reconocía y que no íbamos a tener un discurso distinto, que no lo habíamos hecho todo bien, que eran decisiones que habíamos tenido que tomar. Lo digo porque dice: "no, aquí hay quien no reconoce los problemas". Sí, claro, sí le he reconocido los problemas, es que se los he apuntado. No sé qué otra cosa... Es que no se quieren oír -ni siquiera reconocer- los problemas, y hablaremos de algunas cosas de esas.

Por eso digo que, mire, pues, sí, hay muchas cosas que mejorar. En este momento, con ese plan que hemos trazado, que aprobó esta Cámara, en que hay algunos que no se quisieron sumar -recuerdo- por visiones mucho más sectoriales en cuanto a una estrategia general, yo lo único que sí le pediría es que, mire, el ITC, la agencia, las universidades, todas son piezas fundamentales de nuestro sistema. Pero sí le pediría que, por una visión cortoplacista, no azuzase los conflictos laborales para atacar al Gobierno, porque esas cosas ayudan muy poco. Y, por tanto, le digo eso que usted decía: trabajemos todos juntos con un plan. ¿El plan existe?, sí. Existe, está trazado. Dependerá en el futuro.

Porque la comparecencia que usted pedía aquí era para saber la evaluación de las políticas. Hombre, difícilmente. Mire, los datos que se conocen, los datos que tenemos, son datos del año 2012. Por lo tanto, no podremos evaluar los últimos datos. Algunos no podemos evaluar la actuación del Gobierno en esta legislatura, porque será dentro de dos, tres años. Y, por lo menos eso que usted apunta de "vamos a evaluar la actuación de este Gobierno en materia de I+D+i", lo podremos hacer dentro de dos años, cuando tengamos los datos. Pero no por que lo diga yo, sino porque lo dicen.

Mire, usted lo reconoció, pero no le interesa. Reconoció que la estructura productiva implica una serie de cuestiones. Pero ¿por qué no hablamos de la realidad, de los datos, de los que conocemos? Pues, mire, del total del gasto, del total del gasto, en I+D+i, la Administración pública en el conjunto del Estado español tiene un 19%; en Canarias, un 29%. Es decir, el total del gasto en Canarias es diez puntos por encima del conjunto del Estado en la Administración pública. ¿Será porque hacemos un esfuerzo en esa materia?, ¿sí o no? ¿Estamos compensando, por lo tanto, la menor implicación del ámbito del sector privado?, ¿sí o no? Este es un dato objetivo. Como mira los datos del INE, mírelos todos, los que refuercen su posicionamiento y los que no lo refuerzan.

Pero es que, en el ámbito de la enseñanza superior, a la que usted ha hecho referencia, en el ámbito del conjunto español, es un 27%; y en el ámbito de Canarias, un 50%. Y, en el ámbito de las empresas, ahí es donde está el problema, señor Rodríguez: es un 52% en el conjunto del Estado español, y un 20,59% en Canarias. Ahí es donde está el problema. Ahí es donde está el problema. ¿Que una parte se justifica de forma fundamental por la estructura productiva?, sí. Primero, por el sector y, segundo, por el tamaño de nuestras empresas. No cabe duda. Pero no por que lo diga yo. Lo digo por contestarle a algunas de las afirmaciones que se han hecho por parte del Partido Popular que obvian lo que dice, por ejemplo, la secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación y presidenta del CDTI: que España debe duplicar la inversión privada en I+D+i para alcanzar el nivel de la Unión Europea. El problema está en el sector privado. No lo digo yo, lo dice la presidenta del CDTI. Dice, tan solo, que el problema es que las empresas en España invierten una cifra equivalente al 0,68% de la Unión Europea, y duplicando esta cantidad estaríamos en niveles similares a los del Reino Unido. Claro que lo que dice la presidenta del CDTI vale para el conjunto de las dificultades de la economía española, pero no para lo que pasa en Canarias.

Porque, si bien la excusa que se da para que España tenga menor implicación en el ámbito del gasto en I+D+i es A, estructura productiva, y B, tamaño empresarial, resulta que, en Canarias, A, se produce una mayor especialización en el sector productivo de servicios, y B, menor tamaño de las empresas en Canarias. Con lo cual, los argumentos que se dan valen para unos, pero por lo que se ve, no valen para otros. Ahí está el principal problema.

Tercero, y se lo dije antes, es: ¿qué hemos hecho para corregir esa circunstancia? Pues, mire, primero, trasladarle a la Comisión Europea que, en el ámbito de la innovación, es fundamental atacar el sector servicios; que, en una economía como la europea, que va perdiendo peso en el ámbito de la industrialización y ganando peso en el ámbito de los servicios, debe hacer un giro importante en sus políticas de I+D+i -sobre todo, en la i pequeña- para poder destinar fondos al sector servicios; que hay innovación y posibilidad de innovación en el sector servicios y, por lo tanto, hay que fomentarlo. Y, por eso, lo que nosotros hemos dicho es, de la lectura de ese plan, de ese camino que tenemos trazado, que se ha trazado no por el Gobierno, sino que se ha aprobado de forma mayoritaria en este Parlamento, con la consulta de los demás sectores, es donde debemos insistir. ¿En el ámbito de qué materias? En aquellas donde tenemos ventajas competitivas.

Y hemos introducido un elemento nuevo, que es -miren, señores- fundamental, fundamental: que aprovechemos nuestras potencialidades. Somos potencia mundial en el ámbito del turismo; vamos a incidir, por tanto, en el ámbito de la innovación en el sector turístico. De lo contrario, estaríamos peleándonos nuevamente. Porque ¿por qué no le pregunta a los investigadores cuáles son sus problemas cuando compiten en los proyectos de excelencia en el exterior?, pues, las dificultades de encontrar las asociaciones, por ejemplo. Y, por tanto, cuando los proyectos están pensados para las grandes estructuras de innovación de los grandes centros de investigación europeos, nuestros investigadores tienen dificultades. Esa es la dificultad. Esa es la realidad. Y ¿qué hemos hecho nosotros? Pues, poner en marcha una serie de proyectos destinados a favorecer el crédito, para ayudar a estos ámbitos empresariales o a esos ámbitos innovadores.

En cuanto al presupuesto del Estado. Mire, no lo digo yo, pero lo dice el COSCE, es decir, la Conferencia de Sociedades Científicas de España, que no se dejen engañar. Los incrementos en I+D+i son simplemente incrementos de dotaciones destinadas en el capítulo VIII, de préstamos, no incrementos reales de dotaciones para sufragar esta investigación. Es decir, que lo que están haciendo es inflando las partidas a través de préstamos con los que después tienen dificultades. La Conferencia de Sociedades le ha pedido: "oiga, por lo menos, establezca usted medidas para poder gastarnos el dinero". Porque infla usted el presupuesto, pero después no se ejecuta, porque solo el 40% de esas partidas se ejecuta en créditos.

Señor Rodríguez, ¿usted sabe, cuando hace referencia, por poner un ejemplo, a las infraestructuras en los parques tecnológicos?, ¿participó usted en la definición de esas infraestructuras de parques tecnológicos en alguna ocasión?, ¿estaba usted en el Cabildo de Gran Canaria?, ¿tuvo usted alguna implicación en ese sentido y esa distribución? Lo digo porque, claro, el reconocimiento... ¡sí, claro, claro, que se coma el Gobierno lo suyo, que nos comemos lo suyo también! ¡No, no, esa es la diferencia! Lo digo por reconocer los errores, señor Rodríguez (El señor Rodríguez Rodríguez hace comentarios desde su escaño.). Sí, sí, muy bien. Nosotros reconocemos los errores nuestros, pero los demás, los demás que no reconozcan los suyos.

Mire, señoría, evidentemente, una sociedad que no invierte en I+D+i tiene dificultades en el futuro. Siendo conscientes de la realidad de la estructura productiva; siendo conscientes de las dificultades que tiene nuestro sector productivo para acceder a los grandes proyectos de investigación; siendo conscientes de la necesidad, por tanto, de que exista un sector público, un sector público que fomente, que ayude en esa materia, es por lo que las diferencias de inversión en Canarias, con respecto a lo que ocurra en el conjunto del Estado español, se producen. Cuando les di antes el dato de que el 20% del gasto de I+D+i en Canarias es en empresas, obvié una información que creo que es importante. En ese 20% se incluyen las actuaciones llevadas a cabo por las empresas públicas dedicadas al I+D+i; por eso, conscientes de cuáles son las dificultades, de dónde están los problemas, hemos puesto en marcha una serie de medidas para corregirlos. Lo digo porque, como parece que dice usted que no tenemos plan, que no tenemos ninguna actuación de futuro... Pues sí, la tenemos.

Mire, ¿estamos todos de acuerdo en que hay un problema de participación del sector privado en el ámbito de la I+D+i?, sí. ¿Estamos de acuerdo y los datos de línea a los que hace referencia el señor Rodríguez reflejan, por tanto, que ya en el ámbito público la comunidad autónoma debería hacer un esfuerzo por encima de lo que ocurre en el conjunto del Estado español, ante esa necesidad de acometer esas circunstancias?, cosa que no se produce, señor Rodríguez, por ejemplo, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Baleares, la otra comunidad autónoma insular prioritaria en el sector servicios, y no se produce esa diferencia.

Digo, conscientes todos de estas dificultades, ¿qué hemos puesto en marcha?, lo dije antes y lo pongo ahora. Pues una serie de actuaciones en materia de fomento de la actividad para ayudar a las empresas con base tecnológica: 5,6 millones de euros a emprendedores tecnológicos; 5 millones de euros puestos para un fondo de coinversión; 20 millones de euros destinados a los proyectos de innovación o a los de autoconsumo y eficiencia eléctrica. Y un proyecto, un montante en torno a diez millones de euros, para fomentar la instalación de grandes proyectos de I+D en Canarias.

Evidentemente, todo es mejorable; evidentemente, la crisis económica ha tenido sus efectos en esta y en otras políticas; el Gobierno y -lo más importante- la Comunidad Autónoma de Canarias tienen un plan, que es la estrategia de crecimiento inteligente, y el Gobierno está poniendo en marcha las medidas para conseguir esos objetivos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1598 Sobre -Gobierno-, sobre la evaluación de las políticas de I+D+i.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico