Diario de Sesiones 151/2014, de fecha 16/12/2014 - Punto 23

8L/C-1760 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE CONSECUENCIAS DEL INCUMPLIMIENTO DEL GOBIERNO DE ESPAÑA DE REFORMAR EL MODELO DE FINANCIACIÓN AUTONÓMICA.

El señor PRESIDENTE: Comparecencia del señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre consecuencias del incumplimiento del Gobierno de España de reformar el modelo de financiación autonómica.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano León.

El señor RUANO LEÓN: Señor presidente, señorías, buenas tardes.

Empiezo, señor consejero, explicando la motivación de esta solicitud de comparecencia por nuestro grupo, básicamente por recordarle a usted y al conjunto de la Cámara que, obviamente, este no es un asunto nuevo, es un asunto casi constante a lo largo de toda la legislatura. Cada debate que afecta, lógicamente, a nuestra capacidad financiera, a nuestras posibilidades de financiación de los servicios públicos, se ve de forma natural afectado por el debate general que debemos tener y que seguimos teniendo sobre financiación autonómica. Y puedo recordar a todas sus señorías que hemos mantenido catorce iniciativas de diferente entidad sobre la financiación autonómica, desde una comunicación del Gobierno sobre la afectación a los propios presupuestos de la comunidad autónoma, producida a finales del año 2012, hasta diferentes comparecencias -cuento hasta seis comparecencias-, interpelación, una proposición no de ley, diferentes preguntas orales en pleno, entre ellas algunas al propio presidente del Gobierno.

Representa, por tanto, una constante a lo largo de esta VIII Legislatura autonómica hablar, presentar, requerir al Gobierno un posicionamiento y requerir al conjunto de la Cámara un posicionamiento frente a la actuación también del Estado en esta materia.

Habría que simplemente invocar, recordar, el artículo 138.1 de la Constitución para recordar que es el Estado el que debe garantizar el principio de solidaridad entre todos los territorios que integran el Estado, es, a su vez, responsabilidad estatal garantizar el artículo 149.1 de la propia Constitución española, el relativo a la igualdad de todos los españoles y españolas, y, consecuentemente, el modelo de financiación tiene que ver con ello. La autonomía financiera está condicionada por la capacidad estatal de hacer visible, hacer material el principio de solidaridad que consagra la Constitución española.

El modelo de financiación que se previno inicialmente en la Lofca del año 1980 ha tenido regímenes distintos: en los periodos 1987-1991, en el periodo 1992-1996 y en el periodo 1997-2001. Entre 1987 y 1991, 1992-1996 y 1997-2001 la financiación media de las comunidades autónomas era favorable a Canarias. Hasta aquel momento la media de financiación autonómica estaba en índices que nos eran favorables, y después intentaremos explicar por qué. En el periodo 2002-2008, es decir, con la financiación que se acuerda, se aprueba en 2001, el distanciamiento de la media estatal empieza a ser notorio y, desde luego, en este periodo, 2009-2013, con la liquidación del 2013, ya se constata una diferencia próxima a los 800 millones de euros en la financiación, en la financiación como comunidad, lo que representa en torno a unos 350 euros -en función de los años que se liquidan-, entre 350-400 euros por cada canario en relación con una media de financiación de cualquier otro español de otra comunidad autónoma.

Me gustaría, señor consejero, por tanto, hacer ver en este momento, intentar que la comparecencia sirva para hablar, en primer lugar, de las consecuencias del incumplimiento de la palabra dada por el presidente del Gobierno en la Conferencia de Presidentes, cuando se celebró, y por el ministro de Hacienda; y, en segundo lugar, y lo intentaré centrar más en mi segunda intervención, de cómo hacemos posible para el futuro garantizar, de forma expresa, que Canarias pueda tener un régimen de financiación suficiente respecto a los servicios públicos fundamentales.

Es muy probable que cuantas iniciativas adoptemos sobre este asunto, a la vista de como se están comportando los acontecimientos a nivel estatal, no sea posible afrontarlas con este Gobierno del Estado, pero sí es deseable que, fruto de lo que ha ocurrido y de lo que está ocurriendo, podamos llegar a un punto de encuentro, los grupos parlamentarios que hoy tenemos representación en el Parlamento de Canarias, para que al menos en el futuro podamos tener un marco estable y sin diferencias sustantivas con el resto de los territorios del Estado.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Señor presidente, señorías, buenas tardes a todos y a todas.

Señor Ruano, el Gobierno del Partido Popular en estos años de legislatura ha conseguido hacerse con una marca propia: la del incumplimiento continuo de sus compromisos. Le recuerdo que el Gobierno del Partido Popular afirmaba que su santo y seña era bajar los impuestos y se convirtieron en los campeones de las subidas; el Gobierno se comprometió con el objetivo de déficit y lo incumple reiteradamente; el Gobierno, que abogaba por una reforma fiscal estructural, la sustituyó por una rebaja electoralista; y el Gobierno, que garantizó una modificación del sistema de financiación, la ha dejado y la deja ahora en el cajón. Los mismos que se suben aquí, a esta tribuna, a exigir en Canarias más rebajas impositivas, a darnos lecciones de austeridad y control del gasto público y los mismos que reclaman que se aumenten los recursos para sufragar los servicios públicos esenciales.

Por lo tanto, ya tenemos una segunda marca del Gobierno del Partido Popular, el cinismo político, ese que los lleva, por un lado, a hacer todo lo contrario de lo que dicen y, por otro, a pedir con una mano lo que nos quitan con la otra.

Reflejo y definición exacta de lo que está sucediendo con el sistema de financiación, un modelo que el Gobierno del Partido Popular prometió modificar y no lo ha hecho ni lo hará, y un ejemplo de cómo perjudicar, de forma perversa, el gasto social que luego en Canarias no dudan en tomar como bandera.

800 millones de euros anuales es lo que pierde Canarias con respecto a la media de lo que reciben otras comunidades autónomas. Cifra que, si la comparamos con la que mejor financiación tiene, se eleva hasta 1.700 millones de euros. Esta mañana hablábamos de qué se podía hacer con 100 millones de euros; pues imagínense ustedes qué se podría hacer con 1.700 millones de euros cada año, qué podríamos hacer en Canarias con 800 millones de euros cada año, qué podríamos hacer siquiera con la mitad de corregir esa desviación.

En definitiva, Canarias está y sigue estando a la cola en los recursos para financiar, procedentes del Estado, los recursos para financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales como consecuencia del sistema y como consecuencia derivada del incumplimiento del Gobierno central a tratar de modificar el mismo. Recuerdo que este cambio del sistema lo reclaman todas las comunidades autónomas, una modificación que también el mismo ministro de Hacienda, el señor Montoro, llegó a calificar como una de las grandes reformas pendientes de España, ¿no? Una expresión que dio, finalmente, paso a una realidad bien distinta, porque la realidad ha sido el calendario electoral. Esa es la causa que ha logrado anular, primero el interés partidista sobre el interés general, las propias críticas hacia un modelo que ellos mismos calificaron de injusto y discriminatorio. Ahora no, se han convertido en estos momentos en mutantes y expertos en reconvertir sus antiguas tesis. Como el ministro Montoro dice, el cambio del sistema no es una prioridad, porque -cito textualmente, lo ha dicho- no vamos a promover un debate de agravios entre las comunidades autónomas. Unos agravios que habrá que recordarle al señor ministro, con sus propias cifras, que no solo existen sino que se incrementan con el paso del tiempo, penalizando cada vez más a unos ciudadanos del territorio español frente a otros.

De la misma manera que habrá que recordarle que sigue quebrantando un principio constitucional que en otros tiempos tanto se esgrimió y que obliga al Estado a velar, por tanto, por la equidad en el reparto de los recursos, sean estos pocos o muchos, simplemente por el reparto equitativo.

Como también habrá que invocar, a los que aquí defienden los cambios del ministro, que expliquen a los canarios y a las canarias que lo que antes era una necesidad ahora ya ha dejado de serla, que donde antes había una crítica feroz ahora no hay respuesta. Y, sobre todo, un especial recordatorio para que no olviden enviar una copia a España de las reclamaciones presupuestarias que presentan, de forma continuada, al Gobierno de Canarias.

Y es que, señorías, los datos son contundentes: 3.400 millones de euros. Esa es la cifra que las islas han dejado de percibir, por debajo de la media del conjunto de las comunidades autónomas, solo en relación con los cuatro años liquidados del sistema, el 2009, 2010, 2011 y 2012; o lo que es lo mismo: entre 350 y 400 euros, según sea el año de referencia, que es lo que el Gobierno del Partido Popular resta a cada canario en estos momentos, para estar en igualdad de condiciones al resto de servicios que se prestan en España.

Pero, no siendo para algunos motivo suficiente para reformar el sistema de financiación, vamos con los números del próximo año 2015, ese de que discutíamos esta mañana. La entrega del Estado del Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales, es decir, las dotaciones destinadas al sostenimiento de la sanidad, la educación y las políticas sociales, en definitiva, como ya pudimos ver esta mañana, baja en 122 millones de euros en relación con el año anterior. Es decir, las entregas a cuenta del Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales para el próximo año 2015 bajan en 122 millones de euros con respecto al ejercicio anterior. A pesar de esa rebaja del 5%, que supone, por tanto, esa pérdida de 122 millones de euros, les recuerdo que en Canarias el proyecto de presupuestos, que espero se apruebe mañana, contempla un incremento del gasto social en un 1,2% del total, es decir, que es el Gobierno de Canarias, somos los canarios y las canarias, quienes estamos hoy en día supliendo las carencias del sistema, eso sí, restando partidas de otras políticas, porque eso es lo que está ocurriendo hoy en día. Hablábamos esta mañana, por tanto, de la diferencia entre lo que invertimos y gastamos en sanidad, educación y políticas sociales, 4.334 millones de euros, y el sistema de financiación, el Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales, aportado por el Estado, se cifra en 2.322 millones de euros. En definitiva, 2.000 millones de euros menos para el sostenimiento del gasto social que tiene Canarias en el año 2015, 2.000 millones de euros menos.

Si contabilizamos los cuatro últimos años, 2015, 2014, 2013 y 2012, es decir, aquellos en los que se cifra la legislatura del Partido Popular, estaremos en 7.700 millones de euros menos. 7.700 millones de euros menos los que recibe Canarias en cuatro años para las políticas sociales y educativas.

Y a esto le sumamos las restricciones en cuanto a los límites del déficit, que hemos calificado, y se califican por sí solos, de arbitrarios y desproporcionados, guardándose el Estado el mayor margen, porque se guarda el mayor margen. Nos intentan dar lecciones de austeridad -digo, lecciones intentan dar porque después, finalmente, no las cumplen y obligan a las comunidades autónomas a forzar unos objetivos de estabilidad que finalmente ellos no cumplen-... Porque, añadido a todo esto, una vez más fijándose en el calendario electoral y no en la importancia de la situación, plantean una rebaja fiscal puramente electoralista, que la Comisión Europea la critica y le dice que va a afectar de forma importante al cumplimiento del objetivo de déficit. Pone en duda, por tanto, las cuentas del Reino de España y afecta a la credibilidad del conjunto de las instituciones españolas.

Y nuevamente, en una actuación que podemos calificar de curiosa, decir que el Gobierno del Partido Popular se sube, de forma continua, por ejemplo, a esta tribuna instando a tomar medidas en las comunidades autónomas, en este caso la Comunidad Autónoma de Canarias, para reducir el gasto, por ejemplo, de las empresas públicas. Por contra, para demostrar esa actuación del Gobierno del Partido Popular, ellos suben un 30% el coste de las empresas públicas en lo que va de legislatura, incrementan los salarios y el número de altos cargos de forma importante. Ya hemos visto estos días el listado de los altos cargos del Gobierno central que cobran mucho más que el presidente del Gobierno.

Pues bien, en Canarias hemos tenido que hacer todo lo contrario, hemos tenido que reducir en un 40% las aportaciones al sector público empresarial, hemos eliminado altos cargos, hemos eliminado asesores, hemos hecho reducciones salariales... ¿Para qué?, para poder cuadrar esa diferencia de esos 2.000 millones de euros de lo que gastamos o invertimos en sanidad, educación y políticas sociales y poder destinarlo, por tanto, a estas políticas. Y hemos tenido que disminuir, por tanto, nuestras aportaciones a esas otras políticas, reduciendo de forma importante las aportaciones que hemos hecho en inversión. Y por eso le hemos dicho al Gobierno central que tiene otras posibilidades: que si el sistema de financiación no se puede modificar, que tiene los presupuestos generales del Estado en su mano y que puede compensar, que el Gobierno de Canarias está destinando o drenando recursos de otras políticas para destinarlas a las políticas esenciales, que tiene una posibilidad, y es aportar más recursos, invertir de forma importante, el Gobierno central, en Canarias. La respuesta ha sido toda la contraria, ha sido reducir las inversiones en Canarias, y reducirlas de forma notable, incrementando aun así las diferencias de inversión media entre el conjunto de lo que invierte en Canarias y lo que invierte en las comunidades autónomas.

En definitiva, nos castigan con el sistema de financiación, nos castigan con el objetivo de estabilidad y nos castigan, una y otra vez, con las inversiones, y después, señorías, pretenden que cumplamos. Aun así, con el esfuerzo de todos los canarios y las canarias, Canarias está cumpliendo con sus objetivos, eso sí, con muchas dificultades.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Javier González Ortiz, señor consejero.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia.

Don Román Rodríguez, Grupo Parlamentario Mixto.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, señor consejero.

No hay tiempo en tres minutos para hablar de tan importante asunto, lo hemos hecho en otras ocasiones.

Se constata, como algunos advertimos en su momento, que el acuerdo del 2009 fue un desastre para esta comunidad, que hemos acumulado miles de millones de euros de infrafinanciación a esta comunidad, y esto ha puesto en quiebra la sostenibilidad de servicios esenciales; se constata -algunos lo habíamos advertido- que el PP no iba a cumplir con la financiación autonómica, no iba a revisarla antes de las elecciones, conociendo las tensiones territoriales que hay en el Estado español. Yo creo que era fácil, conociendo los niveles de incumplimiento del Partido Popular en esta legislatura, que este sería un incumplimiento más. Se constata -y en eso sí estoy de acuerdo con el consejero- que el Gobierno central a ustedes no les da lecciones de austeridad, ustedes son mejores que el Gobierno central en esto de la autoridad, en eso estoy totalmente de acuerdo.

Y, finalmente, para rematar la jugada, por si esto fuera poco, ahora el Gobierno de España, en relación con la estabilidad, el control del déficit y la deuda, anuncia -y también lo hemos dicho algunos aquí- que los que incumplen en déficit y en deuda, no solamente no son represaliados, castigados, se les exigen responsabilidades, sino que se está verbalizando lo que alguna fuerza política y de moda ha dicho últimamente: se va a reestructurar la deuda de las comunidades autónomas. Y se va a reestructurar la deuda de las comunidades autónomas para resolverles el problema a los que más deuda tienen, que son los que más incumplen, que a su vez son los más poderosos políticamente, de manera que es altamente probable que, a una financiación injusta, no reformada, a unos presupuestos que nos maltratan, a un comportamiento extremadamente austero por parte del Gobierno en el déficit y en la deuda en estos años, sea respondido con otra vuelta de tuerca buscando soluciones, perdón... Se habla hasta de quita dentro de la reestructuración de la deuda de las comunidades autónomas en el marco español, se habla de eliminar intereses, redefinir plazos, etcétera.

Al final, lo que hemos dicho aquí de forma reiterada, no ha sido un acierto por parte del Gobierno de Canarias ser más austero que nadie, ser más cumplidor del déficit que nadie, porque aquí ha sobrado déficit, tener menos deuda que nadie, porque tenemos más problemas que nadie, y al final -ya empieza a anunciarse, y cuando esto se anuncia algo pasará- se terminará condonando, perdonando, reestructurando, facilitando, mancomunando la deuda de los que han incumplido y nosotros nos quedaremos de nuevo en la orilla, sin ninguna posibilidad de responder a las graves necesidades.

En fin, habrá más oportunidades para discutir esto en profundidad, pero quería hacer constar esta apreciación.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Manuel Marcos Pérez Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidente. Señorías, señor consejero.

Las cifras, sin duda, hablan por sí solas. Estamos entre 350 y 400 euros menos, como señalaba usted, que reciben los canarios con respecto a la media de los ciudadanos de otras comunidades autónomas y, si nos comparamos con las que más reciben, la diferencia es mucho mayor. Unos números que, si se integran en la economía de escala y se aplican en la gestión de los servicios públicos, como la educación, la sanidad, los servicios sociales, dan una idea del grado en que afecta el sistema de financiación a las políticas esenciales.

Usted lo ha calificado muy bien, ha hablado de cinismo político y cálculo electoralista. Es lo menos que se puede decir de un Gobierno de España y de un Partido Popular cuyo afán por recortar solo es comparable con la intensidad de sus críticas por los efectos de los recortes.

Y, como siempre, aquí escucharemos ahora echar balones fuera. Cuando se suban a esta tribuna los representantes del Partido Popular, señalarán que el modelo lo aprobó Zapatero. Lo que es seguro es que no van a decir, y por eso lo vamos a recordar a sus señorías, es que, mientras gobernó el Partido Socialista, se cumplieron escrupulosamente los compromisos del Gobierno de España para compensar los déficits de financiación en la medida de las posibilidades, de un sistema que todos hemos reconocido que tiene una serie de déficits y que, por lo tanto, era preciso cambiarlo, y así lo estableció la propia ley, que había que revisarlo, y el propio presidente del Gobierno, en la Conferencia de Presidentes, se comprometió a cambiarlo.

Decía que en la época del Partido Socialista se abonaron todas las anualidades del Convenio de Carreteras, se pagaron todos los convenios educativos suscritos, así como el convenio de obras hidráulicas y el de infraestructuras turísticas; nunca estuvo en nuestra mente suprimir el PIEC, mantuvimos las subvenciones al transporte de residentes y mercancías. Y cuando existía alguna dificultad, señorías, acudimos al diálogo institucional.

Estamos ante un sistema, señorías, que nos sitúa a 800 millones de la media de financiación de las necesidades de la comunidad autónoma y, cuando eso ocurre, se está tardando en cambiar, cuando además la propia ley, como acabo de señalar, preveía su revisión y modificación para este año. La propia Audiencia de Cuentas, en el informe sobre fuentes de financiación y adecuación a las políticas de gasto del año 2011, señala que la comunidad autónoma ha tenido que destinar parte de su endeudamiento a financiar lo que el sistema de financiación no cubre de las políticas públicas, de las políticas básicas, de las políticas esenciales. Un mecanismo como este, que computa nuestros ingresos derivados del REF como ingresos del sistema de financiación, es además un sistema injusto y, por lo tanto, tiene que cambiarse. Por eso, nuestro compromiso estaba en que había que modificarlo, una vez que se estudiara el funcionamiento del mismo, pero por motivos claramente electoralistas vemos que el Partido Popular ahora niega algo a lo que se comprometió y que está ocasionando un daño tremendo a las arcas de esta comunidad autónoma.

Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Manuel Marcos.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso El Jaber.

El señor AFONSO EL JABER: Señor presidente, señorías.

Me da la impresión de que ustedes vienen a este debate como el que va a una terapia colectiva. Con sus votos exclusivos -no solamente el del señor Zapatero, como ha dicho el portavoz socialista, que ahora todo es culpa de Zapatero, ¿no?-, con los votos exclusivos de los diputados socialistas y nacionalistas, hicieron posible un sistema de financiación que todo el mundo sabe que perjudica a Canarias, y lo hicieron con sus votos, y no con firmas, porque las leyes se aprueban en el Parlamento con votos. Llenando las urnas es como se aprueban las leyes en el Parlamento, cosa de la que ustedes al parecer quieren renegar. Y dijeron, y dijeron, lo ha dicho muchas veces, que ha sido culpa de usted, la última vez el portavoz nacionalista aquí reconoció que había sido culpa del Grupo Nacionalista. Un día el señor Rivero dijo que había sido un error de cálculo, un error de 800 millones -así nos va en Matemáticas en el informe PISA-, un error de 800 millones. Pero digo que viene aquí como el que va a una terapia: puro psicoanálisis, mitad para liberarse de un sentido de culpa, mitad para automentalizarse de que la culpa es de otro; pero dudo de que, por mucha terapia política que se haga, puedan liberarse de la responsabilidad de costarles cada día a los canarios 2 millones de euros. Cada día, cada vez que se vayan a levantar de la cama, piense: "hoy les cuesto a los canarios 2 millones de euros gracias a mis votos o por culpa de mi voto". Eso es lo que tienen que pensar. Son ustedes los responsables y los canarios somos las víctimas. A lo que, obviamente, luego se ha sumado una crisis económica, la peor crisis económica de la era moderna de España, el mayor derrumbe económico de su historia y que, desde luego, no es culpa de los que vienen a recuperarla.

Hay tres tipos de comunidades: las que quieren pagar menos al sistema común, la que quieren cobrar más del sistema común y las que quieren pagar menos y cobrar más. Esto, en estos momentos de crisis económica, es imposible de cuadrar, y eso lo sabían aquellos que, en el año 2009, aprobaron este sistema. Sabían que dentro de cinco años las administraciones no podrían reformarlo porque estarían en medio de una restricción económica.

Y, mire, yo les reto a una cosa: si ustedes tienen una manera de cuadrar el sistema, si tienen una manera de hacerlo sin poner más dinero, propónganlo, llévenlo al Congreso de los Diputados. El señor Sánchez se apunta a todo. Propongo que si ustedes conocen un sistema donde se puedan cuadrar todos los números lo lleven al Congreso de los Diputados. Mientras tanto, rompan su voto, rompan el voto del 2009, renieguen del voto del 2009. Lo que va a resolver el problema de la financiación de las comunidades autónomas es la recuperación económica, esa que ya ha creado 500.000 empleos, esa que ya ha conseguido que durante dos años los pensionistas recuperen poder adquisitivo. Ahí es donde está la refinanciación de...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Felipe.

El señor solicitante de la comparecencia, del Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, créanme que, encarando como estamos ya encarando la recta final de la legislatura, el propósito de la solicitud de comparecencia es, en primer lugar, conectar la base de todo, del conjunto de los debates que, en materia de gasto público, mantenemos, tenemos en esta Cámara, cuando hablamos de gasto en servicios sociales, cuando hablamos de gasto sanitario, cuando mañana debatamos los presupuestos generales de 2015; cuando hacemos todo eso, estamos hablando de cuál es el marco de ingresos de la comunidad autónoma y de cuáles son los principales ingresos que recibe Canarias.

El consejero nos ha expuesto, en su primera intervención, lo más importante hoy respecto a 2015, y es la diferencia entre la financiación de los servicios públicos fundamentales, que está en torno a dos mil trescientos millones de euros, y la que nosotros estamos poniendo en los presupuestos de 2015 para los servicios públicos fundamentales, que son 2.000 millones más.

El portavoz del Grupo Socialista, el señor don Manuel Marcos, expuso una cosa importante: para hacerlo posible, estamos realizando endeudamiento, y el endeudamiento da básicamente para el mantenimiento de los servicios públicos. Eso significa que gran parte de nuestra deuda pública la estamos destinando a gasto corriente, porque tenemos que hacerlo así, porque ahora mismo, para garantizar el funcionamiento de los servicios, ha sido esto imprescindible.

Me gustaría intentar contestar al portavoz popular, sin entrar demasiado en debates, para decirle que, mire, no se trata de quién fue el culpable, yo he repasado, incluso, las intervenciones de otros portavoces, porque eso ahora ya no tiene sentido. Yo, como miembro de aquel Gobierno en el que mi vicepresidente firmó el sistema de financiación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, y mi vicepresidente en aquel Gobierno era don José Manuel Soria, como miembro de aquel Gobierno, asumo aquella responsabilidad. Espero que la asuma también el que lo firmó, que fue don José Manuel Soria. (Rumores en la sala).

Digo con eso lo suficiente, lo suficiente para decir, lo suficiente para decir que hubo un error y que el error se debe al modelo que estamos siguiendo. Lo que he intentado trasladar en la primera intervención en relación con esta segunda intervención es cómo está evolucionando el modelo desde 2001 hasta 2009 y desde 2009 hasta ahora y, si no somos capaces de identificar por qué se produce esa evolución, no estaremos en condiciones cuando llegue el nuevo modelo de financiación... Y ya se ve que no hay una decisión por parte del ministro de Hacienda de hacerlo ahora, y creemos, cree el Grupo Nacionalista y el Gobierno también lo ha manifestado, que no es responsable hacerlo así, que se ha eludido un problema, a pesar de que se toman dos decisiones respecto de este asunto por parte del presidente del Gobierno de España: una, hacer una reforma fiscal, y otra, comprometerse respecto a cambiar el modelo de financiación autonómica. No se cumple la segunda a pesar de que se toma una decisión respecto de la primera, y esto va a afectar, sin duda también, al régimen de ingresos de las comunidades autónomas y al régimen, por tanto, de financiación de los servicios públicos fundamentales. Y lo que trato de traer ahora, más allá de la responsabilidad del 2009, es cómo afrontamos la responsabilidad del 2015 o 2016, cuando se tenga que afrontar, y como lo hacemos es en relación con cómo está funcionando el sistema, y el sistema está funcionando en la medida en que ha progresado trasladando capacidad fiscal a las comunidades autónomas y restando transferencias del Estado, y eso representa un perjuicio a una comunidad autónoma que por sí tiene un modelo de diferencial fiscal menor. ¿Por qué?, pues porque nuestro Régimen Económico y Fiscal garantiza, como modo de compensación a nuestra lejanía e insularidad, ese diferencial fiscal menor. Si resulta que el modelo de financiación, tanto en 2001 como en 2009, se basa principalmente en que la cesta de impuestos que se traslada a las comunidades autónomas se incrementa y nosotros en ese marco no tenemos más capacidad, porque o ya la teníamos, o ya teníamos un impuesto, por ejemplo sobre los combustibles, y por tanto no establecemos nuevos recargos ni nada por el estilo, o ya la teníamos, o no tenemos IVA, como es el caso, pues porque el IGIC se dedica básicamente a financiar las corporaciones locales canarias... Y en ese escenario el modelo de financiación que pivota sobre la mayor capacidad fiscal de las comunidades autónomas no es un modelo conveniente a Canarias, y este es el asunto importante que hay que resolver. Por eso el consejero, muy recientemente, pidió una especie de fondo transitorio o de sistema de compensación transitoria hasta tanto se adopta un modelo a nivel de Estado que sea válido, un siguiente modelo.

Pero, fíjense -y lo decía don Román Rodríguez en un debate de otra comparecencia con un tenor parecido a esta-, decía: es que leo en los medios estatales que se debate si Madrid está peor financiada, Andalucía, Cataluña y no se habla de Canarias; y no se habla de Canarias porque no se está midiendo precisamente que nuestro diferencial fiscal, exigible por el REF, no puede medirse con el conjunto de las comunidades autónomas del régimen común, con las otras, con las catorce comunidades autónomas del régimen común, junto con Canarias. Por tanto, tendríamos que hacer un esfuerzo hoy, en vez de estarnos lamentando y diciendo que si ustedes firmaron, ustedes votaron... En fin, seamos serios en todo el proceso, reconozcamos las responsabilidades que todos hemos tenido. Nosotros las hemos tenido y es evidente y las reconocemos, pero eso no es suficiente hoy para resolver un problema que es importante que encaminemos, que encaucemos, que enfoquemos. Y eso, señor Afonso, solo se hace reconociendo que tenemos un mal punto de partida, que tenemos una grave dificultad y que estamos en condiciones de intentar orientarla para el futuro.

Si el modelo de financiación autonómica que existe en España para las comunidades de régimen común sigue basándose en la transferencia de capacidad financiera, ese no es un modelo que convenga a Canarias, y tenemos que ser serios en ese planteamiento porque posiblemente tengamos que empezar a demandar salirnos del sistema de financiación común para hacerlo. Tenemos que empezar a plantear cuál es la solución. No sé si es esa, el señor consejero parece no estar de acuerdo, pero ¿empezamos a estudiar o no empezamos a estudiar cómo vamos a hacer corrección?

Miren, en la Ley 22/2009 se produce una cesión de un conjunto de decisiones tributarias muy importantes: pasa a ser el 50% del IRPF lo que se cede a las comunidades autónomas, el 50% del IVA -obviamente no es el caso de Canarias-, el 58% de los impuestos sobre hidrocarburos, tabaco, alcohol, bebidas derivadas, productos intermedios y cerveza, el 100% del impuesto especial sobre medios de transporte, el 100% del impuesto sobre ventas minoristas de hidrocarburos, el 100% del impuesto sobre la electricidad. Todo eso, que es aumento de capacidad financiera de las comunidades autónomas, por tanto, es aumento de su propia capacidad de financiarse, no es válido para nosotros y se exige que recibamos más vía transferencias, y si vía transferencias caen, caen los impuestos, caen los ingresos estatales, como cayeron a partir del 2009 por razón de la crisis, es imposible que remontemos. Y esto es así.

¿Cuál es la solución? La solución puede estar en empezar a hablar. O se establece algún sistema de compensación real a que nuestra capacidad financiera, tributaria, es menor, y se establece en el modelo de esa manera, o nos tenemos que salir del modelo común. Una de las dos cosas tiene que ser la solución futura. Este es el asunto.

Creo que el consejero ha sido serio en su planteamiento respecto a la afectación. El reparto de responsabilidades, este asunto creo que ya es un asunto pasado y creo que el Partido Popular de Canarias debería empezar a asumir también la responsabilidad en la decisión, que la tuvo, como la tuvimos todos los que formamos parte de aquel Gobierno.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel Ruano.

Para concluir la comparecencia, el señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, tiene la palabra.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Señor Ruano, hacía usted referencia en su primera intervención a que este es un asunto que hemos tratado aquí en numerosas ocasiones, pero también coincidimos en que es necesario hablarlo una y mil veces dada la afectación que tiene en el devenir del día a día de los canarios y las canarias y la importancia, por tanto, de la situación actual y de las posibles soluciones futuras para corregir una situación que hemos coincidido todos en que es perjudicial. Incidiré, lo siento, después también en algunas de esas responsabilidades, porque creo que es un elemento sustancial, sustancial a la realidad que estamos viviendo, al momento que estamos padeciendo y sustancial, sobre todo, a aquellos instrumentos que tenemos las comunidades autónomas o que tienen las administraciones públicas para corregir esta situación.

Cuando empezamos a hablar de que los números o las grandes cifras macroeconómicas cambian la tendencia, pero nos preocupamos de cuándo va a llegar, de forma real, ese cambio de las grandes cifras a la economía real, poco a poco y de una forma muy lenta, hablamos de que hay soluciones, soluciones como incrementar la inversión de las comunidades autónomas para hacernos más competitivos. La dificultad está en una comunidad autónoma que, como les decía antes, tiene que drenar recursos del conjunto de las otras políticas y, por tanto, disminuir su inversión o disminuir el apoyo a los sectores productivos de forma importante, o limitarlo, porque tiene que compensar los servicios públicos esenciales, porque, en un momento como el actual de crisis económica, este Gobierno ha hecho una apuesta importante para dar respuesta a los que menos tienen, a los que en más dificultades están, y por eso hemos reforzado, en la medida de nuestras posibilidades, los servicios públicos esenciales. Las dos cosas no podemos hacerlas. Por eso sí entendemos que es pertinente, porque lo que se está limitando no es solo la situación actual sino se está limitando la capacidad de crecimiento futuro de los canarios y las canarias, y por eso creo que debemos hablar una y mil veces sobre este aspecto.

Hay posibilidades. Evidentemente, el sistema de financiación del 2001 al 2009 nos perjudicó, y nos perjudicó porque no se aplicó de forma fundamental el dinamismo que en teoría estaba contenido en el sistema sobre las variaciones de población. Por eso digo que no solo son los sistemas sino la aplicación de los sistemas. Al no aplicarse en el sistema de financiación del 2001-2008 las correcciones necesarias por las variaciones de población, Canarias se vio perjudicada, durante ese periodo, de forma importante, porque los altos crecimientos de población que tuvo no fueron corregidos en la financiación del sistema, y ahí es el elemento fundamental. A partir del nuevo sistema, del 2009 al 2014, inclusive -que a nuestro juicio está vencido y, por tanto, hay que modificarlo-, se produce una segunda circunstancia. Miren, nos equivocamos todos, se equivocaron los que tomaron la decisión, pero yo vuelvo a solicitar que todo el mundo se relea los informes del BBVA, donde hacen referencia a qué pasó con el sistema. Luego, el sistema tampoco era tan malo sino la aplicación del mismo, y se deriva del siguiente elemento, y es que el cálculo del sistema se toma con los datos del 2007 y la aplicación del sistema se hace con los datos del 2009. En el año 2009, se produce un descenso más que notable de los ingresos del Estado, muy muy por debajo de los previstos. Tal es así que Canarias está devolviendo hoy en día en torno a mil millones de euros de las cantidades que recibió del sistema de financiación del año 2009. Esa aplicación del sistema, tomar como base el 2009 y no el 2007, como estaban los cálculos del sistema, es la que finalmente ha producido la mayor parte de los efectos negativos y perversos del mismo. No lo digo yo, lo dicen los propios, digo, estudios del BBVA.

Por lo tanto, hay unos principios que no podemos olvidar. Usted ha hecho referencia a uno, lo hemos comentado aquí y nosotros hemos dicho... El REF dice que el diferencial fiscal que existe, y que debe existir, entre Canarias y el conjunto de la economía española lo que no puede hacer es perjudicar la prestación de los servicios públicos esenciales; es decir, los canarios no nos podemos perjudicar dos veces, tener limitaciones y dificultades en el desarrollo de la actividad productiva y, por tanto, más dificultades y tasas de desempleo mucho más altas y, por tanto, perjudicarnos después en la prestación de los servicios públicos esenciales. Y para eso hay sistemas. Mire, cuando hemos hablado aquí de cómo establecer un nuevo mecanismo de financiación, hemos dicho que hay uno muy claro. Mire, euros por habitante para todos en el conjunto de España y, a partir de ahí, establecer una serie de criterios fácilmente identificables. Que el sistema sea predecible, que el sistema sea ejecutable por la mayoría de las personas para saber cuántos ingresos vamos a tener. Y, por tanto, que no haya diferencias entre lo que recibe un canario y un cántabro o un asturiano para la prestación de la sanidad y la educación, en términos generales. Establézcanse los sistemas de corrección por la insularidad, etcétera, etcétera. Y a partir de ahí esas las diferencias deben quedar muy claras. Incluso, si quieren -lo hemos dicho más de una vez-, miren, el REF para compensar, los ingresos de la comunidad autónoma por el REF para compensar los sobrecostes de la prestación de los servicios públicos esenciales, pero la nivelación de todos, todos recibimos por igual. Pero después para eso el Estado tiene una obligación, que es generar economía en el conjunto de los territorios y, por lo tanto, de nivelar la realidad económica de los mismos, y por eso están los presupuestos generales del Estado, y por eso tiene que actuar. Por eso el señor Manuel Marcos Pérez decía: es que en su momento había otros fondos; es decir, Canarias recibía una serie de dineros para compensar esas dificultades -el plan de infraestructuras turísticas, el plan de infraestructuras educativas, el Plan Integral de Empleo de Canarias-, y le recuerdo que llegamos aquí a firmar acuerdos con el Gobierno central por importe de 200 millones de euros para destinarlo a políticas de empleo.

Es decir, ¿hay otra forma de corregir esta situación?, sí; ¿temporalmente?, sí; ¿cómo?, estableciendo una serie de medidas que compensen transitoriamente el que el sistema de financiación perjudica a los canarios y las canarias. Es sencillo, lo que hace falta es voluntad política. A partir de ahí se puede hacer cualquier cosa. O sea, que sí se puede hacer, se pueden establecer esos criterios sobre un sistema... Siendo conscientes de que, respetando los principios que decía anteriormente, de que el REF no puede perjudicar la prestación de los servicios públicos esenciales en Canarias, ese diferencial fiscal... Podemos tener un sistema de financiación en el que se iguale el conjunto de los ciudadanos del reino español y que el Estado, por tanto, cumpla con su obligación constitucional.

Señor Rodríguez, mire, más o menos acierto en el ejercicio de las políticas y qué va a pasar con las comunidades autónomas. Mire, afortunadamente, tenemos en este momento la autoridad fiscal independiente, la autoridad fiscal independiente -a la que le tenemos que pagar, es decir, la Comunidad Autónoma de Canarias le tiene que pagar a la autoridad fiscal independiente para que ejerza su función-, le acaba de mandar una carta al secretario de Estado diciéndole lo siguiente: de acuerdo con lo indicado en los párrafos anteriores, es decir, los incumplimientos de las comunidades autónomas, y en aplicación de lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley Orgánica 6/2013, de Creación de la Airef, en el informe que remito, se recomienda activar las medidas preventivas previstas en el artículo 19 de la ley orgánica citada, tal como se establece en la Orgánica 6/2013; en el caso de que no se activasen las medidas, se deberán motivar las razones que aconsejan no seguir esta recomendación. Les dice, "señores, miren, estas comunidades están incumpliendo, usted no está haciendo nada, hágalo o si no justifíquese políticamente por qué no lo está haciendo". Vamos a ver qué efecto tiene el envío del presidente de la Airef, de la carta, al secretario de Estado.

Señor Rodríguez, usted acertó en que el sistema de financiación del 2009 era malo, acertó en que cometíamos un error, todos, en cumplir el objetivo de estabilidad, acertó, por tanto, en que el Gobierno del Partido Popular iba a hacer la reforma fiscal sin beneficiarnos, etcétera, etcétera. Si me permite la broma, señor Rodríguez, dígame usted el número de la lotería del día 22 y así avanzamos todos, dado que usted acierta continuamente en sus previsiones.

Y no, no somos, no somos los campeones de la austeridad; lo que sí hacemos es hacer el control del gasto necesario en aquellas cuestiones, en aquellas partidas, en las que consideramos que no es necesario incurrir.

Señor El Jaber, mire, el sistema de financiación funciona de la siguiente forma: hay una ley que se aprueba en el Congreso de los Diputados con unos votos, pero, ¿sabe una cosa?, no tiene aplicación ninguna si no se firma el sistema, ninguna. Puede haber tantas leyes como se quiera que no opera en la comunidad autónoma si no se firma el sistema. ¿Sabía usted eso? Es decir, que sin la firma del señor Soria en su momento el sistema de financiación para la comunidad autónoma no se podía aplicar hoy en día. Para que le quede claro, para que le quede claro cómo opera el sistema. Pero, ¿sabe usted por qué y qué dijo el señor Soria en su momento?: el sistema es malo pero nosotros no podíamos renunciar a un solo euro. ¡Ah, claro, no podían renunciar!

Mire, ¿sabe por qué le digo, señor El Jaber, que el Gobierno del Partido Popular está teniendo actuaciones sectarias una y otra vez perjudicando a Canarias?, porque nos han venido aquí a decir, una y otra vez, que no hay dinero. Usted hacía referencia a la crisis y que, por tanto, en la crisis no podían compensar a Canarias como lo hacían antes. ¿Sabe usted qué aprobó el Consejo de Ministro el pasado viernes día 12? Pues, mire, el Consejo de Ministros del pasado viernes día 12 aprueba cuatro acuerdos por los que se autoriza la suscripción de otras tantas adendas por las que se modifican los convenios de colaboración entre el Ministerio de Fomento y los consejos insulares de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera en materia de carreteras; asimismo, se ratifican las respectivas autorizaciones provisionales de la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local para la suscripción de las mencionadas adendas. Las adendas...

El señor PRESIDENTE: Don Javier, un minuto. Por favor, sí.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Termino, presidente, para decirle lo que aprobó el Consejo de Ministros ante esas dificultades de dinero. Decía que las adendas hoy aprobadas sustituyen los convenios y las adendas firmadas en su día y recogen un reajuste de anualidades, permitiendo la ejecución total de las obras, además de mantener el importe de la financiación total del Ministerio de Fomento. Eso, señor El Jaber, es lo que ustedes hacen, venir aquí y exigir que por qué no terminamos esta otra carretera, que por qué no hacemos esta y otra cosa y ustedes firmaron un convenio nuevo en su momento con las islas Baleares para la financiación de las carreteras. ¿Eso es o no sectarismo político, señor El Jaber?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Javier, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1760 Sobre -Consejero de Economía, Hacienda y Seguridad-, sobre consecuencias del incumplimiento del Gobierno de España de reformar el modelo de financiación autonómica.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico