Diario de Sesiones 11/2015, de fecha 14/10/2015 - Punto 5

9L/PNL-0035 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE LOS SOBRECOSTES DE LA DOBLE INSULARIDAD.

La señora PRESIDENTA: Comenzamos, por tanto, con el Grupo Mixto, tiene la palabra el señor Curbelo.

Señorías, ruego -perdone un momento-, ruego silencio, señorías.

El señor CURBELO CURBELO: Señora presidenta. Señorías.

Gracias a los distintos portavoces por haber hecho un esfuerzo para este cambio que al final...

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Un momento, señor Curbelo.

Ruego silencio, señorías, porque es imposible escucharnos.

Muchas gracias.

Continúe.

El señor CURBELO CURBELO: Decía que gracias a los portavoces de los grupos políticos por haber propiciado este cambio que nos ayuda un poco a las prioridades de cada cual.

Hoy vamos a hablar de un hecho que afecta a las islas menores indudablemente, y es un hecho que los más ricos tienden a ser más ricos y los más pobres se ven abocados a ser más pobres, sobre todo cuando los resortes del poder y la influencia se encuentran en manos de los más poderosos. Y vengo hoy a esta tribuna para pedirles que defiendan a los más necesitados de Canarias, que son indudablemente los más olvidados de Canarias, los doblemente marginados porque tienen menos recursos poblacionales y económicos, y menos influencia política. Los que padecen la doble insularidad somos apenas el 20 % de la población de este archipiélago y cinco islas. Tuvimos la suerte de que en la transición a la democracia y la autonomía quienes quisieron crear una España más justa nos dieron una influencia política que sobrevaloraba nuestra capacidad de representación. Los más pobres, los que menos teníamos, los que vivíamos más lejos, tuvimos un plus de representación política para estar en esta Cámara dando voz a nuestros territorios y a nuestros ciudadanos.

Hoy soplan nuevos vientos, las islas más habitadas quieren más poder legislativo y más poder político. Hay una reforma en marcha, una reforma que todavía se está gestando de forma subterránea en la política de las islas, pero de la que ya se sienten los primeros temblores. Se quieren cambiar las reglas de juego, y se habla de que las dos grandes islas necesitan más representación. Los dos grandes discuten de sus puertos y aeropuertos, de sus carreteras y sus futuros trenes. Discuten sobre cómo repartirse entre los dos el escaso dinero de los presupuestos públicos, y de la doble insularidad nadie habla y nadie se ocupa ni preocupa. Canarias no son solo dos islas, dos capitales, señorías. Hay algunos que creen que sí, pero Canarias es mucho más, y es más importante que la eterna división que nos debilita. Sin embargo hay esperanza. Existen personas que son conscientes de la realidad de estas islas. Escuché al señor consejero de Economía hablar del REF para las llamadas islas menores.

Esta PNL que nuestro grupo trae a esta Cámara viene de alguna manera a incidir sobre esta cuestión. Existen costes de ultraperiferia, costes privados y públicos, y existen costes invisibles que no se pueden observar, los que actúan como barreras a la aparición de nuevas empresas o actividades. Y cito en esta tribuna datos del año 2000 de un estudio realizado por una prestigiosa fundación española, los costes unitarios, decía, de los servicios prestados en Canarias eran superiores en un 62 % a los registrados en la media de la economía española. Los sobrecostes en Canarias afectan no solo al transporte de mercancías y de pasajeros, afectan al almacenamiento, a los recursos humanos, a los costos laborales, a las infraestructuras, a los servicios públicos. En el año 2000 esos sobrecostes representaban más del 16 del PIB de Canarias, pero no se puede hablar de una sola realidad canaria, ese sobrecosto no es el mismo para Tenerife o para El Hierro, ni para Gran Canaria que para La Gomera, ni son los mismos para las pocas grandes empresas de las islas que para las 128 000 pequeñas y medianas empresas que sobreviven en la actualidad. Canarias no puede practicar el mismo centralismo que denuncia ante Madrid. Hay quienes protestan ante la ceguera peninsular para entender al archipiélago, pero hay también una ceguera interior en Canarias. El inolvidable José Saramago había escrito un segundo ensayo sobre la incapacidad de los canarios para ver a los otros canarios, para entenderse a sí mismos y a su tierra. Madrid no es el único ombligo administrativo y político, lo hemos visto todos estos días en los debates en materia de carreteras. No es -insisto- el único ombligo administrativo y político que sufrimos los que vivimos más lejos en la lejanía. A veces tenemos que soportar los ombligos más cercanos, pero tan ciegos y egoístas como si estuviéramos a más de miles de kilómetros. Las dos capitales canarias tienen la cesta de la compra entre las cinco más caras de España, como aparece en uno de los últimos informes de la organización de consumidores y usuarios, que cifra el gasto promedio de una familia en 7200 euros al año. Esa misma cesta de la compra de productos de primera necesidad para una familia son aún más caros en las islas periféricas, así que no salimos en la lista, pero es fácil comprender que si nuestra vida es más cara que la de los más caros, debemos ser el lugar más y más costoso y caro de la vida en el país. Este hecho a menudo no se entiende, se ignora que ese costo de la vida, las limitaciones al transporte, a los servicios educativos, sanitarios, son distintos y peores en las islas llamadas menores. El escaso tamaño de los mercados de las islas menores. El escaso tamaño de los mercados de las islas menores hace que vivamos aún peores condiciones y mayores limitaciones que las islas más pobladas.

Canarias quiere escribir en piedra un código legal que proteja sus singularidades ante el Estado español. Pues bien, nosotros queremos que ese marco figure en las medidas estructurales de carácter permanente que se adopten para corregir los desequilibrios en las islas menores y compensar el doble coste de la insularidad. No pedimos, señorías, nada que no pida Canarias para sí misma; no hacemos más que explicar y aplicar la misma vara de medir con la que se compara Canarias con la España peninsular.

Solicitamos, por tanto, a este Parlamento que se inste al Gobierno de Canarias para que se cuantifiquen de forma objetiva los costes de la insularidad y la doble insularidad. Nos consta que la Consejería de Economía baraje este proyecto, pero creemos que de forma específica han de ponerse negro sobre blanco las verdaderas cifras de la marginalidad en cada una de las islas menores. Hace falta menos literatura, más exactitud sobre la cuestión de la lejanía y la insularidad y sobre los costes que cada una de las islas conlleva, y queremos que en esa radiografía objetiva de los sobrecostes de la insularidad se contemple la situación excepcional de las islas menos pobladas, menos comunicadas, menos desarrolladas y menos favorecidas por los servicios y los recursos públicos.

También queremos, señorías, que por este Parlamento se considere la oportunidad de adoptar dos opciones: la primera que esta Cámara tome el acuerdo de dirigirse al Gobierno de Canarias para que dentro de la definitiva propuesta del Régimen Económico se traiga a este Parlamento y se incluya, de forma específica y diferenciada, un paquete de medidas estructurales destinadas a la compensación de la doble insularidad. Y, como es el Gobierno de Canarias el que está negociando a través de las comisiones mixtas con el Gobierno de España, que lo tenga presente a la hora de establecer las diferencias y los acuerdos.

Y proponemos asimismo que este Parlamento proceda a crear una comisión específica que aborde el estudio del tratamiento presupuestario de las islas menores en Canarias, los efectos de la doble insularidad y la elaboración de una propuesta que coordine políticas transversales autonómicas, estatales y europeas destinadas a las islas ultraperiféricas de Canarias.

Nos amparamos, señorías, para estas nuevas políticas que estamos solicitando en el artículo 57 del Estatuto de Autonomía, y apelamos también al espíritu que se respiraba en la Cámara y que aprobó una propuesta de reforma estatutaria presentada por el Grupo Nacionalista Canario y el Grupo Socialista en su artículo 180, que establece un fondo de solidaridad canario que deberá atender, entre otros principios, a los costes de la doble insularidad.

¿Le van a negar, señorías, a las islas menores lo que están pidiendo y estamos pidiendo a Madrid para Canarias? ¿Le vamos a negar establecer unas medidas estructurales que compensen su lejanía y sus sobrecostes? Sería bien triste que no se actuara con criterios de justicia y solidaridad, los mismos criterios que el señor Presidente del Gobierno aceptaría de la Federación de Cabildos para el reparto de los nuevos fondos provenientes del ITE, que se distribuirán de acuerdo con el criterio de la triple paridad que yo mismo tuve la oportunidad de proponer.

Pero no podemos estar al albur de cada político, de cada decisión y de cada Gobierno, los sobrecostes de las islas menores, de las más pobladas, son estructurales: existían ayer, se sufren hoy y se sufrirán mañana. Por eso, las medidas destinadas a paliar deben ser igualmente estructurales y deben estar ahí, sea cual sea el Gobierno, sea cual sea la política.

Espero que consideren ustedes esta proposición como lo que es, un intento de que se hagan políticas de compensación para los menos favorecidos en Canarias; un intento para que el hecho de la doble insularidad, que esta Cámara ya ha reconocido en la propuesta del nuevo Estatuto para Canarias, tenga su traslación jurídica en leyes fundamentales para las islas como es el REF.

Canarias, como ya les dije antes, no son solo las dos grandes islas capitalinas, y todos las queremos, a Tenerife y a sus ciudadanos, a Gran Canaria y a los ciudadanos de Gran Canaria, pero eso no está reñido con que exijamos de una vez para siempre lo que corresponde a La Gomera, a El Hierro, a La Palma, a Lanzarote y a Fuerteventura. Hay más gente aquí que lo está pasando mal y que tiene menos recursos todavía que los que tienen las dos grandes...

La señora PRESIDENTA: Don Casimiro se le ha acabado el tiempo.

Le doy 30 segundos ¿Un minuto más? 30 segundos.

El señor CURBELO CURBELO: 30 segundos.

Insisto: hay más gente en Canarias que lo está pasando mal y que tiene menos recursos todavía que las dos grandes islas, pero lo que pedimos es que las compensaciones a los costes de la doble insularidad no estén al albur de ningún partido político sino que sean derechos reconocidos para los ciudadanos que viven en estas islas mal llamadas menores.

Por tanto, concluyo, gracias señorías, y espero contar con el apoyo en una iniciativa dirigida a ayudar a los menos favorecidos de Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Curbelo.

Grupos enmendantes: Partido Socialista, señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL: Presidenta. Señorías.

Mi grupo comparte la iniciativa del Grupo Mixto desde la exposición de motivos hasta la proposición no de ley con la salvedad de la enmienda presentada al punto tercero, que luego justificaré.

Quisiera comenzar recordando que esta Cámara ya tuvo la ocasión de debatir una propuesta del Partido Socialista, presentada por mi compañero Manolo Marcos, en la que se pedía al Gobierno la remisión de un proyecto de ley de supresión de la doble insularidad.

Decía en su intervención el que fuera presidente de mi grupo que no valían medidas aisladas. Decía Manolo Marcos, y lo decía en el año 2009, que, más allá de las medidas que se han ido aplicando en beneficio de las islas no capitalinas, estas siguen soportando mayores costes en los productos, menores ofertas comerciales y más dificultades del desarrollo empresarial, y obviamente peores condiciones en el acceso a servicios públicos como la sanidad. Decía el presidente del Grupo Socialista, y lo decía en el 2009, que desde Canarias se pide al Gobierno español y a la Comisión Europea que apliquen medidas que compensen la lejanía, la insularidad del archipiélago, y, por tanto, es justo que el Ejecutivo regional aplique esos mismos principios en su ámbito competencial a la hora de abordar los problemas de la doble insularidad.

Me permitirán, señorías, que comparta con ustedes mi desazón, al pensar que tras seis años el diagnóstico sigue siendo el mismo. Por eso me parece especialmente oportuna la iniciativa del Grupo Mixto, porque entronca perfectamente con una vieja demanda de mi grupo, y porque llega en un momento también especialmente oportuno.

Efectivamente, si en estos momentos se está debatiendo sobre los hechos singulares de las islas, que requieren un tratamiento específico, y sobre el sistema de compensaciones que debería paliar o atenuar los efectos de la ultraperiferia, parece adecuado que se debatan también los efectos que provoca un segundo barco o ese segundo avión de las islas menos pobladas de Canarias.

Sin embargo, en lo referido al punto tercero -como les decía- de la proposición no de ley, hemos presentado una enmienda que trato de justificar.

Si antes les hablaba de esa desazón que provocan esos seis años perdidos desde la propuesta del Grupo Socialista a la que me he referido, pareciera ahora casi una medida dilatoria acordar una comisión para procurar la inclusión de determinadas medidas en un futuro Estatuto de Autonomía.

Por ello, hemos propuesto que el tercer punto de la PNL se convierta en un mandato de esta Cámara al Gobierno, instándole a asumir como principio rector de su política la solidaridad consagrada en el artículo 138 de la Constitución, velando por la efectividad de la atención particular a las específicas circunstancias de Canarias, de la ultraperificidad y de la doble insularidad, para las que se deben llevar a cabo políticas destinadas a los territorios más desfavorecidos dentro de la RUP de Canarias.

Gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Corujo.

Por el Grupo Nueva Canarias, también enmendante, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías.

Señor Curbelo.

Nosotros estamos absolutamente de acuerdo en que no hemos definido todavía de manera adecuada lo que nosotros llamamos la construcción nacional de Canarias. Y estamos totalmente de acuerdo en que nuestro espacio de integración en el Estado español y europeo está insuficientemente definido, y, por lo tanto, hay asignaturas pendientes de todo orden en esta materia en nuestro estatuto político en el contexto de España, y ya veremos en el marco de la reforma constitucional y entre nosotros.

El tema de la doble insularidad está insuficientemente encauzado. Hicimos un intento, en la etapa en la que yo presidí el Gobierno, con un informe, el informe Tomillo, que trataba de evaluar los costes de Canarias en relación al continente y de las islas entre sí, y se sacaron algunas conclusiones. Se decía, por ejemplo, que en la actividad empresarial, en la actividad privada, había un 4,5 % de costes asociados en el caso de las islas más pobladas, y un 7 % en los casos de las islas menos pobladas. Se ponía en evidencia que el estocaje de mercancías comprometía los precios y la actividad empresarial en las islas menores, que la formación del personal y su adecuación a la actividad económica se hacían más complejas en territorios pequeños que en territorios amplios, de manera que hay un conjunto de análisis y mediciones que posibilitan propuestas y respuestas a la hora de buscar las mayores compensaciones posibles.

Y en eso siempre estaremos de acuerdo, y estamos convencidos de que eso está todavía poco definido.

De manera que la cohesión territorial tiene que ser una tarea permanente, sin olvidar -y esto también es importante- la cohesión social, porque la cohesión territorial es muy importante, pero la cohesión entre nosotros también, y no está claro en el ámbito socioeconómico que determinados sectores de población de las llamadas islas más pobladas no lo pasen peor y tengan más dificultades que las islas menos pobladas. Los problemas de exclusión, pobreza, miseria se expresan con más crudeza en los barrios de las grandes ciudades que los que se producen en las llamadas islas menores porque tienen elementos compensatorios que no tienen las grandes ciudades como es la cohesión social, la solidaridad, la familia o el papel del sector primario.

De manera que nosotros sobre el primer punto sostenemos que el estudio no solamente se tiene que referir a los llamados costes estructurales de la doble insularidad y, por tanto, mediable, sino la dimensión socioeconómica, porque no es lo mismo Lanzarote y Fuerteventura que están en un nivel de desarrollo interesantísimo y que yo visualizo que en veinte o treinta años serán las islas más productivas, con más renta, y si no al tiempo, que aquí vamos a vivir todos esa cantidad de años, ¿eh?, que la isla de El Hierro, no es lo mismo la isla de El Hierro que Lanzarote y no es lo mismo La Gomera que Fuerteventura. Lo que planteo, por lo tanto, es que los análisis se tienen que hacer en torno a los problemas medibles de la doble insularidad pero también a la dimensión socioeconómica, y, por ello, responder.

Esto luego tiene que tener una traslación normativa para que las cosas se comprometan y el proponente hace aquí una propuesta arriesgada que es un estatuto específico en el marco del REF económico, que a nosotros nos parece que debiera ser alimentada con los contenidos del análisis, porque si no va a ser muy difícil, y también advierto a los gobernantes que están negociando este tema, que han cerrado la negociación técnica de la Ley del REF a ver cómo se arreglan para encauzar este asunto. Luego a nosotros nos parecería, por lo tanto, que eso debiera ser lo razonable: reconocer que tenemos un problema de costes estructurales en la doble insularidad, que hay problemas socioeconómicos diferenciados, y que producto de ese análisis se tomen las medidas normativas pertinentes. Pero hemos hablado en los pasillos durante ayer y hoy y hay un amplio consenso en mantener una propuesta conjunta.

Nosotros, por lo tanto, hacemos una enmienda de adición al punto uno y una de sustitución al punto dos y tres que no va aceptar el proponente pero nos sumaríamos a una propuesta de consenso a sabiendas de que aprobar las cosas con buena voluntad está muy bien, pero luego hay que comprometerse a sacarlas adelante y no va a ser sencillo sacar adelante este tema porque nos falta el elemento determinante que es la documentación, el soporte, las propuestas que en cada ámbito institucional... (Corte producido por el sistema automático del cómputo del tiempo).

Yo sería más partidario, se lo he dicho al señor Curbelo antes que se le ocurriera esta PNL, yo sería más partidario, se lo digo como expresión del debate, de que con todos los análisis pertinentes, que los tiene que dirigir el Gobierno, hiciéramos una norma nuestra para las cosas nuestras. Y yo le he dicho al señor Curbelo en alguna ocasión que este Parlamento si algún día cumple el deber que tiene debiera gestionar los asuntos internos de Canarias desde aquí y que debiéramos hacer una ley canaria para esto. Digamos que, así como el Régimen Económico y Fiscal es del Estado español y la Unión Europea para Canarias, nosotros lo hiciéramos para los territorios menos poblados en un solo texto, en una estrategia común y que eso sí pudiera ser enriquecedor.

En cualquier caso, nosotros aceptamos el consenso y apoyamos la filosofía y los contenidos que apuntan, digamos, las transacciones que se van hacer esta mañana.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

El grupo proponente de la iniciativa para que fije posición respecto a las enmiendas y, en cualquier caso, llegue lo más claro y nítido posible a sus señorías y también a los servicios de la Cámara para saber lo que vamos a votar.

El señor CURBELO CURBELO: Vamos a ver, gracias, presidenta.

Tengo cinco minutos.

La señora PRESIDENTA: No, no, no.

El señor CURBELO CURBELO: ¡Ah!, no.

La señora PRESIDENTA: Solo fijar posición.

El señor CURBELO CURBELO: Solo fijar posición. Voy a fijar posición pero es un poquitito larguita, presidenta (Risas en la sala).

La señora PRESIDENTA: Señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Sí, no...

La señora PRESIDENTA: Señor Curbelo, le ruego no se me salga del plato, fije posición.

El señor CURBELO CURBELO: Voy a fijar posición pero indudablemente tengo que hacer referencia a cada una de las adicionales y transaccionales planteadas porque, en definitiva, el objetivo que planteamos es que las islas menores tengan un trato contemplado al menos después de realizar, señor Román, los estudios correspondientes, pero es que estudios estamos haciendo todos los días, todos los días, y lo que queremos es que en las islas menores se evalúen los costes y sobrecostes de la doble insularidad. Y, por tanto, en ese sentido, el primer punto se trata de hacer ese estudio, y no hay ningún inconveniente en admitir la enmienda de adición del Grupo Nueva Canarias.

La segunda parte de la proposición no de ley se trata de elaborar un estatuto jurídico, algo que nos comprometa ante el Régimen Económico y Fiscal, es decir, para que esto no sea una cosa que el Gobierno la maneje a su libre albedrío sino en función de una realidad que ya conocemos previamente, porque, miren, los efectos estructurales de la doble insularidad no van a desaparecer, ni hoy con este Gobierno ni con los próximos que vengan. Por tanto, se mantiene el texto tal y como se plantea en la proposición no de ley, el segundo apartado; y en el tercero admitimos la transaccional, y le pido a Nueva Canarias que comparta también la que plantean los dos grupos que apoyan al Gobierno, y en la misma, en el texto propuesto de la transaccional quitar lo de "regiones ultraperiféricas en el marco de Canarias" porque no existen.

Yo les adelanto, señor Román, porque creo que...

La señora PRESIDENTA: Señor Curbelo, fíjeme posición, por favor.

El señor CURBELO CURBELO: Termino, termino la posición.

La señora PRESIDENTA: Termine de fijar la posición.

El señor CURBELO CURBELO: Y concreto de forma definitiva.

Les anuncio una iniciativa legislativa del Cabildo Insular de La Gomera para la que les pediré a todos los cabildos canarios...

La señora PRESIDENTA: Eso no es fijar posición. Señor Curbelo, me está anticipando otra iniciativa, por favor.

El señor CURBELO CURBELO: Y termino. Termino fijando la posición de aceptar la adicional y la transaccional en los términos planteados.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Dicho lo cual voy a ver si he sido capaz de interpretar lo que usted ha dicho, por defecto mío no suyo.

Entiendo que la proposición quedaría: el punto primero tal cual está en su redacción con la adición de Nueva Canarias, correcto. El punto segundo quedaría tal cual...

El señor CURBELO CURBELO: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: ...tal cual está planteado en la PNL; y el punto tercero es el texto que ha introducido de sustitución el Grupo Socialista.

El señor CURBELO CURBELO: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Con la supresión de "RUP". O sea, finalizaría en "más desfavorecidos". Perfecto. ¿Ha quedado claro? ¿Podemos proceder a la votación?

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación).

Pido disculpas. Casimiro me dejó KO, lo reconozco. Pido disculpas.

Los grupos no enmendantes para fijar posición. Por el Grupo Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías, de nuevo.

La verdad que es complicado, a mí no me queda claro todavía cómo ha quedado todo esto, esperemos irnos aclarando cómo queda al final la propuesta.

De todas maneras, sí quisiera hacer una serie de consideraciones sobre lo que hemos oído aquí. Nosotros estamos de acuerdo en el primer punto, fundamentalmente en el primer punto, pensamos que hay que hacer un estudio en los términos en los que usted está planteando, señor Curbelo, pero también nosotros entendemos que hay que hacer una evaluación de por qué, a pesar de que han existido compensaciones, porque compensaciones a la doble insularidad existen y han existido siempre, no repercute eso en el bolsillo de la gente; por qué la cesta de la compra, por ejemplo, en la isla de La Gomera es la más cara de toda Canarias; por qué no repercuten las compensaciones económicas, al transporte, etcétera, etcétera. Entonces, para nosotros lo que es fundamental analizar es esa cuestión. Por ejemplo, lo que más encarece la cesta de la compra son los productos frescos, por qué no se insiste más en la producción de productos frescos en la isla de La Gomera. En la isla de La Gomera, por ejemplo, se importan hasta las lechugas, por qué no se apoya la producción de productos frescos para abaratar un poco la cesta de la compra en la isla de La Gomera o en otras islas.

Nosotros queremos que en ese estudio se contemple a dónde van las subvenciones, quién se beneficia de ellas, porque compensaciones hay. En ese sentido, nos parece que emplear el concepto marginalidad es excesivo. Las bolsas de exclusión mayores y la mayor bolsa de marginalidad en Canarias no están en las islas no capitalinas, están en las islas centrales, curiosamente, y son sectores sociales que se sienten verdaderamente marginados, desprotegidos, que no tienen ningún tipo de compensación. Entonces, cuidado con el concepto de marginalidad. Usted ayer mismo decía "la isla de La Gomera es una de las más perjudicadas, marginadas...", lo dijo en la cuestión de las carreteras. Eso no es verdad. Decir eso aquí no es exactamente la verdad, no es exacto que en la isla de La Gomera, por ejemplo, o en la isla de Fuerteventura, las carreteras sean de pésima o de menor calidad que las que estamos viviendo todos los días en Tenerife o en Las Palmas o en otra isla. Eso no es cierto. Entonces, a nosotros lo que nos parece interesante de ese estudio es evaluar, analizar, el itinerario de las subvenciones, a dónde llegan y quién, fundamentalmente, se beneficia de ellas. Porque a lo mejor resulta que hay una cuádruple insularidad, y a veces muchas subvenciones que van para las islas no capitalinas -no me gusta emplear "menores" como usted hace-, se quedan a lo mejor en la capital de esas islas y no van a otro tipo de caseríos, pueblos y demás. Entonces, me parece que en ese estudio tiene que contemplarse un estudio y una evaluación de cuál es el itinerario de esas compensaciones.

Y luego, respecto a nuestro apoyo, el primer punto nos parecería, y vamos a ver cómo quedan definitivamente las transaccionales que se han aprobado.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Por el Grupo Popular, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidenta. Señorías. Buenos días a todos.

Es la doble insularidad un asunto de relevante importancia para los canarios de las islas no capitalinas, y es responsabilidad de este Parlamento tramitar y llevar a cabo todas las medidas necesarias para que esa diferencia se reduzca lo máximo posible.

El Partido Popular está de acuerdo con esta proposición no de ley del Grupo Mixto, con el propósito de atenuar los efectos de la doble insularidad y buscar todas las herramientas necesarias para llevarlo a cabo. Es imprescindible realizar un estudio por islas exhaustivo y particular de los principales factores que afectan a esta doble insularidad, y entendemos que esa comisión de trabajo, de estudio, sea una comisión que recoja las propuestas de los grupos y atienda a todos los factores que afecten y perjudiquen a los canarios de las islas no capitalinas.

Las diferencias son conocidas por todos: transporte, universidad, muchas pruebas médicas que no podemos hacernos en las islas menores, son muchos los agravantes que encontramos los canarios que vivimos en ellas. Es importante saber exactamente qué supone vivir en las islas menos pobladas, y a partir de ahí trabajar para que la doble insularidad se estudie desde todos los puntos en los que se ve afectada.

Nuestro grupo, independientemente de las enmiendas, está de acuerdo con el fin de la proposición no de ley, y votaremos a favor.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández Labrador.

Grupo Nacionalista, señor De la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Señor Curbelo, conceptualmente el que le habla y mi grupo, el Grupo Nacionalista Canario, están totalmente de acuerdo con la filosofía que presenta usted en esta PNL. Y no solo la doble insularidad, sino la triple insularidad. Habría que estudiar la que sufren, por ejemplo, los residentes de la isla de La Graciosa. Estamos de acuerdo en que la doble o la triple insularidad es una realidad que se suma a las dificultades marcadas por nuestra condición de RUP, por nuestra lejanía o por nuestros mercados reducidos y fragmentados.

Dicho esto, creo que la doble y triple insularidad hay que escribirla, hay que visibilizarla, hay que cuantificarla, cuantificar los costes que son cambiantes en el tiempo y en el espacio, cuantificar lo que le cuesta a una familia de Lanzarote o Fuerteventura mandar un hijo o una hija a estudiar a una de las universidades; cuantificar lo que le cuesta a un palmero o una palmera tener acceso a la cultura variada y de calidad; cuantificar lo que le cuesta a un gomero la cesta de la compra, claro que sí; cuantificar lo que supone una explotación agrícola o ganadera de la isla de El Hierro para que su actividad sea viable y compita en igualdad de condiciones que otra explotación de Tenerife o Gran Canaria; o lo que le supone a una vecina o vecino de La Graciosa una consulta médica o un acto administrativo que tenga que desarrollar.

Dicho esto, señor Curbelo, lo que pide usted en el punto 1, es lo que yo acabo de decirle, hacer un estudio, tenemos un estudio, el informe Tomillo, creo que del año 2002, que hay que revisar y hay que actualizar. Por lo tanto, totalmente de acuerdo.

Yo le pediría que me aceptara una enmienda in voce, en el primer punto, que es incluir, donde finaliza su punto "las islas no capitalinas", incluir "y la isla de La Graciosa", para que quede constancia de la triple insularidad que sufren los vecinos y vecinas de esta isla.

En el segundo punto, es verdad, señor Román, que hay una enorme dificultad en escribir la doble insularidad en un texto. De hecho, no existe ningún texto legal donde se incluya la doble insularidad. Es cierto que en el borrador del estatuto mandado a las Cortes ya aparece la doble insularidad. Eso debe ser una batalla presente y constante.

Al señor portavoz del Grupo Podemos: no es del todo cierto. En Arrecife tenemos la mayor tasa de paro de toda Canarias, o sea, que es relativo la pobreza o las dificultades que se pasan en cada territorio.

Sin más, me estoy quedando sin tiempo, desear que efectivamente salga esta iniciativa adelante, y va a tener el apoyo de nuestro grupo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor De la Hoz.

Solo dígame, desde su escaño, si acepta o no la in voce que acaba de hacer el señor De la Hoz.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Eso pensaba hacer. Lo que pasa que ya usted... En fin.

En la enmienda de adición, no hay absolutamente ningún inconveniente, por la omisión de no haber incluido a La Graciosa, que también tiene habitantes y es una isla a considerar. Por tanto, no hay ningún inconveniente en incluirla.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Curbelo. Y gracias por la comprensión también a esta presidenta.

Muchas gracias.

Si les parece vamos a proceder a votar. Voy a leer cómo ha quedado, antes de tocar el timbre, ahora sí.

Quedaría el texto de la PNL de la siguiente manera: "El Parlamento de Canarias..." El primer punto (ante comentarios efectuados desde los escaños). Lo voy a leer todo, para aclarar, porque han sido varias las modificaciones, si les parece, señorías.

"El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias para que la Consejería de Economía, y dentro de la cuantificación de los sobrecostes derivados de la insularidad en las islas Canarias, realice un estudio específico por el que se determinen los sobrecostes de la doble insularidad y sus efectos sobre las islas no capitalinas y la isla de La Graciosa".

Añadiríamos: "Este estudio debe contemplar específicamente los sobrecostes del transporte marítimo y aéreo, así como la situación socioeconómica de cada isla para poder valorar los diferentes problemas que aquejan a cada una de ellas".

Punto segundo: queda tal cual está en la PNL.

Punto tercero, sería el siguiente: "El Parlamento insta al Gobierno de Canarias a asumir como principio rector de toda su política la solidaridad consagrada en el artículo 138 de la Constitución, velando por la efectividad de la atención particular a las específicas circunstancias en Canarias de la ultraperificidad y de la doble insularidad, para lo que se deben llevar a cabo políticas destinadas a los territorios más desfavorecidos". ¿De acuerdo? ¿Correcto?

Llamo a votar (La señora presidenta acciona el timbre de llamada a votación. Pausa).

Lanzo la votación (Pausa).

Trascurrida la votación, 54 votos a favor, ninguno voto en contra, ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad de los presentes.

Les recuerdo que seguimos pendientes del texto de la anterior PNL, para cuando nos llegue votarla.

¿Tienen los servicios ya el texto, cómo quedó, de la anterior? (El señor letrado-secretario general se aproxima a la Presidencia. Pausa).

Si no le importa, seguimos avanzando hasta que me lo pongan más claramente.

(El señor secretario segundo, Gómez Hernández, ocupa un escaño en la sala).


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico