Diario de Sesiones 11/2015, de fecha 14/10/2015 - Punto 8

9L/PNL-0019 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LAS NEGOCIACIONES DE LA ASOCIACIÓN TRANSATLÁNTICA DE COMERCIO E INVERSIÓN.

La señora PRESIDENTA: Pasaríamos a continuación a la del Grupo Parlamentario Podemos, sobre las negociaciones de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión.

Tiene la palabra para intervenir, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Señoras y señores diputados, a nadie se le escapa el alto grado de desconocimiento y desinformación que sufre la ciudadanía, también algunos de los cargos públicos que estamos en algunas instituciones, sobre este asunto tan relevante que vamos a tratar en esta proposición no de ley, el TTIP, así que permítanme en mi exposición hacer uso de un sentido más didáctico que político en mi discurso.

¿Qué es el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión, TTIP? Pues se trata de un acuerdo comercial que establecen la Unión Europea y los Estados Unidos, en el cual se trata de equiparar las normativas existentes a ambos lados del Océano.

¿Y qué va a implicar este tratado de libre comercio? Pues lo que va a implicar es una rebaja aún mayor de nuestros derechos. Más privatizaciones para la ciudadanía de Europa. Quieren eliminar las barreras del comercio para generar un gran mercado que favorezca a las grandes multinacionales, a las grandes empresas. Pero estas barreras que quieren eliminar son las mismas barreras que regulan nuestros derechos, nuestros derechos laborales, nuestros derechos medioambientales, nuestros derechos, en general, sociales.

¿Quién y cómo lo está negociando? Pues, por parte de la Unión Europea se está encargando formalmente, claro, la Comisión Europea, y por parte de los Estados Unidos es el propio Gobierno de los Estados Unidos, sin embargo, desde el inicio de las negociaciones han estado presentes los grandes lobbies empresariales tanto estadounidenses como europeos, la industria farmacéutica, la industria automovilística, la industria agroalimentaria.

Ya por todos es sabido, pues por la demanda, que están siendo muy visible las convocatorias y movilizaciones sociales, de que todo este tratado se está negociando a espaldas de la ciudadanía, son negociaciones en las cuales muchos gobiernos se dice que están desinformados, es tal el secretismo y el ocultismo que ya lo denunciaba uno de nuestros eurodiputados, no de Podemos, pero sí un eurodiputado español, el señor Ernest Urtasun, que los propios eurodiputados a la hora de acceder a la documentación referente a las negociaciones que se están llevando a cabo deben hacerlo en una cámara que está restringida, una habitación a la que llaman riding room, en la cual no les dejan entrar ni bolígrafo ni papel ni teléfono móvil porque no quieren que se reproduzca ninguna documentación que allí lean los eurodiputados. Tratan a los representantes legítimamente elegidos por la ciudadanía como si fueran delincuentes. Las negociaciones se están llevando a puerta cerrada, ya lo vemos, y esto cuanto menos es poco democrático.

Una de las cosas más sangrantes de este tratado transatlántico de comercio e inversión es que quiere poner en marcha un tribunal de arbitraje privado conocido como ISDS, por sus siglas en inglés. En este tribunal de comercio lo que se trataría es de resolver los desencuentros entre las empresas y los Estados, un tribunal económico que estaría por encima de la decisión de parlamentos, de parlamentos autonómicos y estatales, de los sistemas judiciales que legítimamente tienen los países; permitiría que un Estado tuviera que pagar grandes indemnizaciones a las empresas, y de esto ya tenemos casos reales, por ejemplo, ya ha tenido que indemnizar el Gobierno legítimo de Egipto por querer aumentar en su país los salarios mínimos; también en Canadá por intentar prohibir el fracking se tuvo que indemnizar a las empresas; y no menos significativo es el ejemplo de Australia donde el Estado tuvo que indemnizar a las empresas tabaqueras al denunciarlas por el daño perjudicial hacia la salud de sus ciudadanos.

El objetivo de este acuerdo no es otro que establecer un marco legal supranacional que defienda los intereses de los inversores frente a las normativas estatales. ¿Y qué va a suponer esto, señoras y señores diputados? Pues va a suponer recortes, por ejemplo, laborales. No olvidemos que, por ejemplo, en los Estados Unidos solo hay reconocidos 14 de los convenios de la Organización Internacional de Trabajo, comparémoslo con España donde se han aprobado 130 de estos convenios. Imagínense que se aprueba el TTIP y una empresa hotelera decide establecerse en las islas Canarias, pues si estuviera aprobado el TTIP, esta empresa estadounidense podría aplicar las leyes de Estados Unidos en el suelo canario, por lo tanto, habría una pérdida de derechos laborales, como, por ejemplo, el derecho a sindicarse, podría haber despidos colectivos, una nula protección laboral, o sea, más precariedad laboral incluso de la que existe hoy por hoy.

Por otro lado, la amenaza de privatización de los servicios públicos, que irá más allá no solo por las grandes facilidades que se le ponen, sino porque, incluso, podría haber un imperativo legal para que se privaticen servicios públicos: nuestra sanidad, nuestra educación, los suministros de agua, de energía eléctrica. Nuestro Estado de bienestar corre peligro, este Estado de bienestar que tanto costó levantar a nuestros padres y a nuestros abuelos.

Por otro lado, las grandes empresas contarían con más privilegios, ya se los he dicho, existe ese tribunal de arbitraje, ese ISDS en el cual las empresas podrían denunciar a los Estados, por ejemplo, porque no están obteniendo la rentabilidad que ellos esperaban. ¿Y de dónde saldrían esas indemnizaciones, señoras y señores diputados? Pues sí, de la ciudadanía, de los bolsillos de los contribuyentes.

¿Cómo va afectar el TTIP a Canarias? Pues el TTIP va a proporcionar un marco legislativo y jurídico por encima de cualquier legislación local, municipal, estatal o comunitaria, o sea, de nada serviría lo aprobado en nuestros ayuntamientos, en nuestros cabildos, en el propio Parlamento de Canarias, incluso en el Congreso de los Diputados a nivel español.

Por lo tanto, lo que supone es un grave ataque a la soberanía de los pueblos, a las instituciones autonómicas, a nuestros cabildos y a Canarias en general. ¿Pero lo más peligroso de todo esto saben qué es, señorías? Que este Régimen Económico y Fiscal por el que tanto ha luchado este pueblo canario, por el que tanto han peleado los canarios y las canarias, quedaría en un absoluto papel mojado, aunque de esta Cámara consiguiéramos -como lo estamos intentando- que fuera blindado a través de la Constitución española, de nada serviría, de nada serviría porque la Constitución española sería una fuente del derecho por debajo del derecho internacional.

Por todo ello, hemos intentado llegar a un consenso, a un acuerdo con las distintas fuerzas, hemos intentado que nuestro texto de proposición no de ley recoja todas aquellas iniciativas, enmiendas que han presentado todos los grupos de esta Cámara, porque entendemos que en la cuestión del interés de Canarias no existen los colores políticos, las luchas políticas ni intereses electoralistas, y, por tanto, entendemos que debemos llegar a un acuerdo en un tema tan fundamental y que ataca la soberanía de nuestro pueblo y más en una región con unas características tan especiales como es la Comunidad Autónoma de Canarias.

Lo que sí les pedimos es que seamos valientes, y que intentemos entre todas y todos que salga de hoy de aquí de esta Cámara el declarar a Canarias como una comunidad autónoma opuesta al actual mandato del TTIP. ¿Por qué? Porque amenaza el Estado de Derecho, porque amenaza los principios democráticos y porque amenaza la soberanía e independencia nacional.

Señoras y señores diputados, muchas gracias por escucharme.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Los grupos enmendantes. Por el Grupo Socialista, señor Marcos Pérez.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

No creo que sea este el lugar para hacer un debate sobre el comercio internacional, llevaría mucho tiempo y no es mi grupo el que se va a pronunciar en contra del mismo.

No es este un debate en el que haya que plantearse si queremos tener un modelo de sociedades abiertas, dinámicas, que comercian y que crean prosperidad para poder sostener sociedades justas, con modelos de bienestar, en los que se garantiza, pues, la igualdad de oportunidades.

Pero sí creo oportuno recordar un dato que quizá aclare algunas nociones sobre el comercio internacional. En los diez primeros años de adhesión de España a las Comunidades Europeas nuestro PIB aumentó un 56 % y redujimos nuestra convergencia real con Europa en 20 puntos. Estos fueron efectos provocados por el comercio internacional en el que la regulación de estándares de calidad, medioambientales y laborales estuvieron y están presentes, resultando un ejemplo para la comunidad internacional, que ha llegado a premiar este proceso de convergencia con el premio Nobel de la Paz del año 2012. Un proceso en el que el Partido Socialista y su familia socialdemócrata ha tenido un papel central.

Ahora lo que se plantea es un nuevo acuerdo con los Estados Unidos, que puede generar, señorías, prosperidad, riqueza y empleo a ambos lados del Atlántico. Pero esto no tiene por qué suponer una desregulación del comercio. El Partido Socialista no va a permitir, no va a dar ni un paso atrás en materia de protección medioambiental, laboral, social, en la Unión Europea, con motivo de la negociación de este tratado, ni un paso atrás. Por lo tanto, hemos marcado unas líneas rojas que no estamos dispuestos a cruzar y que se enmarcan en la enmienda que hemos presentado.

Queremos que se garanticen estándares laborales y sociales, medioambientales, que haya un capítulo específico sobre legislación laboral, queremos también que se incorpore un mecanismo de resolución de disputas en materia laboral, que no haya dumping social, y queremos que se excluya el mecanismo de resolución extrajudicial de conflictos, porque ambos ámbitos tienen un sistema judicial lo suficientemente maduro para poderlo hacer por la vía judicial.

Queremos transparencia en la negociación, luz y taquígrafos, una transparencia que no ha existido en los primeros compases, y en la que se ha avanzado gracias a la presión, entre otros, de nuestro grupo en el Parlamento europeo.

En el ámbito regional lo que pedimos al Gobierno de Canarias es que esté preparado, que esté informado de la negociación, que calcule con el Gobierno de...

La señora PRESIDENTA: Señor proponente, tiene una enmienda más, tiene usted razón.

Un minuto más.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Decía que el Gobierno esté informado de la negociación, que calcule con el Gobierno de España el impacto de un posible acuerdo en nuestra economía, en nuestro estatus RUP. Y si el impacto es negativo, que no es lo mismo que el posible acuerdo tenga una lectura global negativa, tenemos que liderar una propuesta en el seno de la Unión Europea para que se fije un mecanismo de compensación.

Ha dicho la proponente que hemos trabajado una enmienda transaccional, creo que luego usted debería, pues, esbozarla aquí en los términos acordados, a esa enmienda transaccional se han sumado otros grupos, mi grupo también se ha sumado. Hay dos puntos sobre los que nosotros no estamos de acuerdo y vamos a pedir votación separada porque, sin duda, pues prejuzgan el fondo de un tratado que desconocemos, y por lo que ya he expuesto en mi intervención entendemos, señorías, que no estamos de acuerdo con la suspensión de las negociaciones. Pero al margen de esos dos puntos creo que se ha hecho un trabajo de consenso que se...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Pérez.

Grupo Popular, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señorías.

Bienvenido el Parlamento de Canarias a la globalización, bienvenidos, yo creo que por lo que estamos viviendo de filtraciones de los grandes acuerdos multilaterales, al envite mundial sobre las barreras aduaneras arancelarias.

A día de hoy, a nuestro modo de ver, hay una especie de intento de repartirse la venta de productos a Estados Unidos en el próximo milenio y está claro que tanto los países de la cuenca del Pacífico como los países del área de libre comercio Trasatlántica tienen que tener o están pretendiendo tener un mayor protagonismo.

El Grupo Parlamentario Popular entiende que este es un debate de calado. Entendemos que este Parlamento tendría que retrasar la toma en consideración y la toma de decisión respecto de este acuerdo para tener más debates y tener más estudios en profundidad y más informes, de ahí el sentido de la enmienda que presenta el Grupo Popular en el día de hoy.

Fíjense que decía precisamente el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que ese acuerdo transpacífico es la forma de contraponer o de hacer contrapeso al poder que está teniendo China en el mundo, pero al mismo tiempo afirma que no tiene ningún inconveniente para que tanto China, como India o Corea del Sur se incorporen a ese acuerdo, es lo mismo que ocurre en la Unión Europea, está todo abierto y, desde luego, el objetivo, lo que es eliminar las barreras arancelarias y no arancelarias entre la Unión Europea y Estados Unidos para amplios sectores económicos, para que sea más fácil comprar y vender productos y servicios entre las dos zonas, es algo que mi grupo político cree que sería positivo. Pero está claro que marcamos líneas rojas. Hay unas líneas que marca el propio derecho internacional, hay asuntos en los que los tratados de la Unión Europea no pueden entrar, todo lo que tiene que ver con la contratación nacional que aquí se ha dicho que está en cuestión, pues, eso es imposible porque el derecho internacional propiamente dicho lo prohíbe. Y, desde luego, que estamos totalmente en contra de restricciones que signifiquen que la Unión Europea vaya a renunciar a ese nivel de protección medioambiental que tenemos.

Dicho esto, es importante hablar de que cuando se han filtrado esos documentos por parte de la Unión Europea en estas negociaciones, esa filtración ha producido la queja de la eurodiputada que hoy el grupo político Podemos nos trae aquí.

Yo creo que es importante que se sepa que, a raíz de esa queja precisamente, la Comisión Europea cambió las normas de transparencia en relación a los acuerdos internacionales, y eso es algo muy positivo, y eso nos ha permitido a todos los grupos políticos presentes en este Parlamento, me imagino que otros lo habrán hecho, me imagino que don Manuel Marcos, quien me ha precedido en el uso de la palabra, lo ha hecho, informarnos.

Señora Santana, gracias por traer un acuerdo de este calado. Desde luego, el sector público está expresamente excluido, es imposible adoptar normas que eliminen la protección que tiene la Unión Europea a día de hoy. Y, desde luego, ayer hablábamos en esta tribuna de la internacionalización de Canarias, ¿cómo pretendemos desde este Parlamento prohibirle a la Unión Europea que renuncie a su estrategia de exportación? Ese es el punto, vamos, el punto que a mí me han pasado, que se ha transado por parte de Coalición Canaria y por parte del Partido Socialista y con el que están de acuerdo el resto de los grupos.

Yo decirles que, desde luego, esa no es la posición de mi grupo político. El sentido de nuestra enmienda es solicitar todos los informes y, por supuesto, solicitar un informe específico a nuestro régimen de ultraperiferia, a nuestra situación singular y, en su caso, estaremos a favor de, en el caso de que haya impacto o de que haya afecciones o perjuicios para Canarias, solicitar compensaciones.

Por lo tanto, estaríamos dispuestos a apoyar tres puntos de ese acuerdo transnacional. El resto insisto en que este Parlamento lo debería de meditar más porque, bueno, pues yo creo que no debemos chotear las proposiciones no de ley que emita este Parlamento, que lleguen al Ministerio de Asuntos Exteriores y...

La señora PRESIDENTA: Grupo Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señora presidenta. Señorías.

El Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión ha suscitado un gran interés, pero también ha mantenido y ha tenido malentendidos de muy diversa naturaleza; y todo entiendo que, fundamentalmente, primero, por la tremenda opacidad que ha habido en toda la negociación, y, segundo, por la ausencia de pluralidad política de los negociadores europeos.

Existen diversas posturas en pro y en contra del acuerdo que se está negociando. Representantes de sindicatos, de asociaciones sanitarias, ecológicas, profesores universitarios han alertado insistentemente sobre la posible pérdida en cuanto a derechos laborales y protección social y medioambiental; han criticado, entre otros asuntos, la presión ejercida por Estados Unidos para introducir en Europa alimentos transgénicos; han asegurado que se ha roto el diálogo social y que se puede incrementar los precios, entre otros, de los medicamentos. Sin embargo, por otra parte, los representantes de las instituciones comunitarias han insistido en todo lo contrario, en que el TTIP aportaría al mercado laboral unos 2 millones de puestos de trabajo y que beneficiaría no solo a empresas sino también al mercado laboral, incluyendo mejoras de salarios tanto para los trabajadores no cualificados como para los trabajadores cualificados. En definitiva, y según los defensores del TTIP, la firma del tratado supondría el impulso necesario para que la economía europea vuelva al camino del crecimiento y, por tanto, posibilitaría dejar a un lado las políticas de ajuste provocadas por la crisis del 2008. La pregunta de todo esto es, con esas posiciones a favor y esas posiciones en contra, a quién creer.

El planteamiento que desde Nueva Canarias tenemos es que los estudios en los que se han basado los defensores del TTIP -el Coris del año 2009, el del Centro para el seguimiento de las políticas económicas y el de la Fundación Bertelsmann, publicado en el 2013- manifiestan, entendemos que una debilidad evidente, y es que todas sus proyecciones están hechas en un escenario ideal donde no existen contracciones económicas ni problemas geopolíticos, se desarrollan en un escenario esterilizado, en un escenario que, en definitiva, entendemos que es ficticio; y no solo esto sino que además manipula, o entendemos que manipula, la forma en que se presentan las conclusiones de esos estudios.

El estudio de la Fundación Bertelsmann afirma -y cito textualmente- que para España el acuerdo podría significar 133 000 nuevos puestos de trabajo y un incremento de su PIB per cápita de un 6,5 %. Los datos, tal como están planteados, pueden no ser descabellados pero hay un pequeño matiz, y es que estos datos están planteados no anualmente sino para quince años, habría que distribuirlos en quince años. Eso, al final, anualmente, los 133 000 puestos de trabajo serían 8866 y el crecimiento del PIB quedaría-del seis y medio- en un avance anual del 0,43 %. Está claro, como puede comprobarse, que en función de cómo se presenten los datos pues los resultados pueden variar mucho. En definitiva, aquí el tema está en función del cristal con que se mire.

Nosotros entendemos que aquí hay riesgos para los Estados, entendemos que hay riesgos, muchos riesgos, para la ciudadanía europea, y lo que sí tenemos claro desde Nueva Canarias es que mientras no se trasparente de forma real la información, mientras no se permita un debate amplio y riguroso del texto y mientras no se conozca la realidad del marco negociador, de sus máximos y de sus mínimos, de la situación de los aranceles, del impacto del acuerdo de crecimiento del PIB y de la renta per cápita personal, de los efectos sobre el empleo, de las condiciones de la protección al inversor, del impacto ambiental y de la propiedad intelectual, desde Nueva Canarias seguiremos oponiéndonos a las suscripciones del tratado de asociación.

Es en este ámbito en el que apoyamos el texto de la proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Podemos, pero con los matices que establecimos en las enmiendas y que en la transaccional que hemos planteado pues hemos aprobado, ¿no?

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

El grupo proponente para fijar posición, que no va a ser fácil porque esta está un poco complicada.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Sí.

Como ya he dicho en mi intervención, hemos hecho un texto transaccional que recoge pues las enmiendas presentadas por los distintos grupos. Del Partido Popular solo hemos recogido la primera enmienda que nos presentan, aunque entendemos que debe ser el Gobierno de Canarias quien elija el ministerio que debe ocuparse de esto y que no sea el Ministerio del Exterior sino que sea el propio Gobierno quien decida a qué ministerio encomendar este asunto.

Por otro lado, quería decirle a la señora Tavío que los informes últimos de la Corporación europea para la observación y la Federación europea de sindicatos dicen todo lo contrario a lo que ha expuesto la señora diputada.

Y en cuanto a las enmiendas del Partido Socialista y de Nueva Canarias, las vamos a recoger. Y tal y como ha expuesto el diputado del Partido Socialista, nos gustaría que se votaran los puntos 11 y 12 de la transaccional aparte, que serían de nuestra PNL el punto 11 y el punto 2.

La señora PRESIDENTA: A ver si he sido capaz de seguirla, señora Santana. Entiendo que con respecto a las enmiendas presentadas, de los tres grupos, permanecería el texto transaccional tal cual han acordado.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Exacto.

La señora PRESIDENTA: Y ya veríamos al final votación separada de todo el texto transaccional, salvo el 11 y el 12 que se votarían aparte.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Exactamente.

La señora PRESIDENTA: Y entiendo, por tanto, que solo admitiría las transaccionales que están contenidas en este.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Exacto.

La señora PRESIDENTA: Sí, señor Marcos.

Señora Santana, apague usted, para que...

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Una aclaración, que ya lo habíamos hablado, pero se ha despistado la portavoz.

En el punto nueve, dice: "Instar al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno de España, con ocasión de la elaboración de la 'Nueva Estrategia de Comercio Internacional de la Unión Europea' a demandar de la comisión que abandone el modelo de crecimiento orientado hacia la exportación".

Y debe decir: "orientado exclusivamente a la exportación".

La señora PRESIDENTA: Muy bien, muchas gracias, señor Marcos Pérez.

Los grupos no enmendantes. Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Señora presidenta. Señorías.

Cuando nuestro grupo parlamentario estudiaba esta proposición no de ley acerca de las negociaciones de la Asociación Transatlántica entre Europa y los Estados Unidos, no podía dejar de coincidir en mucho de lo expuesto. Hay puntos en los que todos los grupos de esta Cámara coincidimos, pues es imposible no hacerlo. La transparencia en la actuación de lo público es una noción básica de un Estado social de derecho, y la defensa de los intereses canarios, un mínimo de lo que nuestros electores nos solicitan para que trabajemos por la ciudadanía.

Cuando hablamos de este acuerdo, Estados Unidos-Unión Europea, se abren muchas incógnitas. No dudamos de la importancia geopolítica para el sector económico que tiene un tratado de este calado, en un mundo cada vez más globalizado. Pero las formas en las que se realizan las negociaciones, con tanto secretismo, nos preocupan, porque dicho tratado puede tener un gran impacto en la vida de las personas e instituciones, como en la concepción europea de los servicios sociales, que tanto difiere del modelo americano.

En un tratado como este, del que no sabemos su hoja de ruta, ¿cómo quedaría nuestro REF o las ayudas por la ultraperiferia que tenemos reconocidas en Europa?

Señorías, todos sabemos que el sistema europeo de desarrollo de las regiones y de ayudas públicas no tendría el papel que se merece, ni la importancia tan necesaria que cumple actualmente, en un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Desde la Agrupación Socialista Gomera vamos a votar a favor de la mayoría de la proposición, con la firme convicción de trabajar para tener una voz canaria más unida y fuerte de cara al exterior.

Deseo incidir al final de esta intervención, señorías, para recordarles que el problema de no conocer lo que se está pactando es muy grave. Y no podemos demorar mucho más nuestra respuesta por respeto a la ciudadanía y a la autonomía que defendemos. No se puede construir una mejor Europa a espaldas de sus ciudadanos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Quedaría el Grupo Nacionalista Canario. Señora Machín.

La señora MACHÍN TAVÍO: Presidenta. Señorías.

La Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversión es un documento que, sin ser aprobado, está generando muchísimas controversias entre los que están a favor de una Europa unida comercialmente a Estados Unidos y los que están rotundamente en contra. Hay una batalla establecida entre los que están a favor y los que están en contra.

Dicha lucha no es para menos, porque no se está hablando simplemente de la firma de un nuevo documento, esto va mucho más allá. Estamos hablando de un nuevo orden mundial, que de firmarse dicho documento estamos hablando del 60 % del producto interior bruto a nivel global. La firma de este tratado es una vieja idea que tiene Estados Unidos y la Unión Europea, y que vuelve con fuerza con la crisis del 2008. Es una negociación al más alto nivel, donde se debaten las políticas sociales, económicas, laborales, sanitarias, alimentarias y agrícolas. Todos los niveles de la sociedad quedarán fijados en ese documento.

Y la pregunta que debemos hacer es la siguiente: ¿qué busca Estados Unidos y la Unión Europea con la firma de este tratado? Estados Unidos tiene dos razones fundamentales: una, parar el avance comercial que tiene China, y dos, firmar un documento parecido al que hace poco, hace unas semanas atrás, veíamos en la prensa que firmaban los países del Pacífico.

Por otra parte, la Unión Europea quiere sellar un acuerdo comercial donde se eliminen los obstáculos reglamentarios y las barreras arancelarias, buscando liberar el mercado y argumentado que esto supondrá un impulso para fomentar el empleo, el crecimiento económico y la mejora de la competitividad. Aquí me surge una duda, ¿qué busca la Unión Europea?, ¿una mejora de las transacciones comerciales o una mejora de los ciudadanos europeos? Esto es lo que debemos preguntarnos. Si la respuesta es una mejora de los ciudadanos europeos, pues nos quedan muchas dudas que despejar: ¿qué va a suceder con el control en la materia laboral?, ¿qué va a suceder con la seguridad alimentaria?, sobre todo con el tema de los transgénicos, prohibidos en Europa y permitidos en Estados Unidos, ¿qué va a suceder con la seguridad sanitaria, la protección del medioambiente y el sector agrícola? Desde el Grupo Nacionalista Canario vemos con mucho recelo la firma de este documento al no tener claro cómo van a quedar las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea, al no esclarecer cómo va a quedar nuestro sector agrícola, donde no hay que olvidar que la base exportadora es el plátano y el tomate.

Sin más, queremos decir que es una firma comercial este documento, y que el Grupo Nacionalista Canario va a aprobarla en esta PNL.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Machín.

Concluidas las intervenciones de los grupos, vamos a votar, no sin antes recordarles... (La señora Tavío Ascanio solicita la palabra).

Sí, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Le pediría a la proponente que nos dejaran votar por separado no solo el texto transaccional, sino dentro del texto transaccional cada uno de los puntos.

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Nosotros hemos llegado a un acuerdo con las otras fuerzas, y lo vamos a votar tal como dijimos: primero los diez primeros puntos y los otros dos por separado.

La señora PRESIDENTA: Tengo una duda, señora Santana. ¿Los puntos que han pedido por separado serían el 11 independiente del 12, o en bloque el 11 y el 12?

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): 11 y 12 juntos.

La señora PRESIDENTA: 11 y 12 juntos.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Sí.

La señora PRESIDENTA: Entonces, vamos a votar del 1 al 9, en su integridad, con la modificación en el punto 9 que antes se dijo, sustituir "hacia" por "exclusivamente a", y después votaríamos el 11 y el 12 juntos, ¿de acuerdo? (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación).

Votamos del punto 1 al punto 9.

Perdón, votamos del punto 1 al punto 10, en su integridad. Lanzo la votación (Pausa).

Disculpen, repetimos la votación, porque la vicepresidenta segunda no estaba en su escaño, aquí en la Mesa y no pudo votar. Disculpen. Yo tampoco me di cuenta.

Votamos de nuevo.

Lanzo la votación (Pausa).

Concluida. Votos afirmativos 40, ningún no y 10 abstenciones.

Pasamos a continuación a votar los puntos 11 y 12, los dos juntos, en su integridad.

Lanzo la votación (Pausa).

Votos emitidos: votos sí, 9; no, 31; 3 abstenciones.

Por tanto, quedan rechazados los puntos 11 y 12.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0019 Sobre las negociaciones de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico